Vous êtes sur la page 1sur 3

MODELO DE PRESENTACIÓN DE ALEGATO DE CONCLUSIÓN

(EN PROCESO DE REPARACIÓN DIRECTA)

Señores Magistrados
(HONORABLE TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE.............)
(Magistrado(a) ponente: doctor(a)............).
E. S. D.

Ref. Proceso No...................


Actor.............. y Otros
Acción de reparación directa.

.................. , mayor de edad y de esta vecindad, identificado con cédula


de ciudadanía No.......... expedida en......... . abogado portador de la
Tarjeta Profesional No......... , del Consejo Superior de la Judicatura,
obrando como apoderado sustituido del accionante según memorial
adjunto, personería que solicito me sea reconocida de conformidad en el
juicio de la referencia, comedidamente llego ante el Honorable
Magistrado ponente, con el fin de descorrer el traslado para alegar,
dispuesto mediante auto de........ , en los siguientes términos:

I. Sobre los hechos de la demanda:

Está probado en autos que el señor........... , fue injustamente privado de


la libertad, conducta que se subsume en el caso contemplado por los
artículos 414 del Código de Procedimiento Penal, 68 de la ley 270 de
1996, y, de contera, en el artículo 90 de la Carta Magna.

Los hechos de índole penal que, en un comienzo, se le imputaron a mi


poderdante, jamás los cometió; y, por ello, no puede endilgársele
comportamiento alguno a titulo de dolo o culpa, como puede
observarse en las sentencias judiciales –que lo absolvieron- allegadas
como prueba, siendo procedente, desde este punto de vista, declarar la
responsabilidad de la Nación-Rama Judicial, representada legalmente
por el director ejecutivo de Administración Judicial (del Consejo Superior
de la Judicatura).

Igualmente, está demostrando que a mi representado se le ocasionaron


perjuicios materiales y morales; pues la circunstancia de haber
permanecido privado de la libertad por un lapso aproximado de..... (...)
años; el pago de honorarios a un profesional del derecho que se encargó
de su defensa penal; el no haber podido proseguir sus estudios
universitarios, ni haberse podido graduar en la debida oportunidad al
haber sido sujeto pasivo de la detención preventiva; es decir, los
anteriores daños están causalmente relacionados con la privación
injusta de la libertad. Además, los lamentables hechos sumieron en
sufrimiento y dolor al agraviado directo, a su esposa e hijos, y a sus
padres y hermanos; daños éstos indemnizables por ser susceptibles de
valoración económica.

La jurisprudencia contencioso-administrativa ha dicho que “La


reparación por el daño causado debe ser integral, esto es, se debe
indemnizar tanto el daño emergente, como el lucro cesante y el daño
moral. Ni la Constitución Política ni ley alguna han puesto limitaciones
en este particular”n (Consejo de Estado, Sección Tercera, sentencia del
15 de septiembre de 1994, expediente 9391. Consejero ponente: doctor
JULIO CESAR URIBE ACOSTA).

II. Sobre la excepción de caducidad de la acción:

La parte demandada propone la excepción de ineptitud sustantiva de la


demanda por caducidad de la acción, fundando su criterio en una
errónea interpretación de las normas procesales penales en cuanto a
sentencia definitiva y olvidando que la segunda instancia en dichos
procesos, incuestionablemente, debe surtirse, sea en apelación o
consulta.

Como la sentencia de primer grado de fecha............ , dictada por el


Juzgado........ Penal del Circuito de.......... , le fue favorable al
señor............ (demandante), pues, decretó su absolución,
procesalmente hablando no podía recurrirla en apelación, porque desde
este punto de vista no fue gravosa para mi mandante. Esto significa,
que la decisión, por no haber resultado perjudicial para el actor, no
contaba con el presupuesto legal para recurrirla en apelación; por tanto,
la segunda instancia se surtió en el grado jurisdiccional de consulta; con
esta sentencia –en consulta para mi representado- fue con la cual el
proceso penal finalizo respecto de él, y, es a partir de su ejecutoria, de
donde empiezan a contarse los términos de caducidad de la acción. Por
ello, tampoco estuve de acuerdo con el señor procurador judicial ante
esa Corporación, quien me manifestó que no valía la pena realizar la
audiencia de conciliación, por cuanto la acción contencioso-
administrativa, cuando fue impetrada, se encontraba caducada.

Las consideraciones anteriores implican como alegación que, la acción


de reparación directa instaurada por privación injusta de la libertad, se
ejerció dentro de la oportunidad legal, porque: a) La sentencia de
segunda instancia del Tribunal Superior del Distrito Judicial de......... ,
Sala Penal, causó ejecutoria el día.......... del mes de........... de............ ,
b) la demanda

se presentó a los........ días, del mes de.........de........


Esto es dentro de los dos (2) años que establece el artículo 136,
numeral 8º, del C.C.A. , para las acciones de reparación directa.

Sobre la confusión en que se sustenta la excepción de caducidad,


afortunadamente, existe jurisprudencia de la Sección Tercera del
Consejo de Estado mediante auto del 2 de junio de 1994, expediente
9357, con ponencia del Consejero, doctor JUAN DE DIOS MONTES
HERNANDEZ.

Con el referido auto y la oposición que antecede, son más que


suficientes los argumentos para no ahondar en mayores elucubraciones
jurídicas al respecto, y para que se despache desfavorablemente la
excepción propuesta.

III. .........................................................................

Con base en los planteamientos que anteceden, solicito una vez más
de esa Corporación, acceder a las pretensiones de la demanda.

Con todo comedimiento,


CC. No… expedida en....
T.P. núm. .......... de C.S. de la J.