Vous êtes sur la page 1sur 2

Yimmy A.

Torrealba
Guía e Interprete de Eculturismo.
lagransabanaeagle@hotmail.com 0416-376.52.15

EL ECULTURISMO, Nueva filosofía de vida.

En esta nueva era de Acuario, la Madre Tierra nos exige cambios de paradigmas en
cuanto a nuestro comportamiento e interrelación con ella, en búsqueda de un equilibrio
Hombre-Tierra, que es imperioso, prioritario y de interés nacional como reza el art. 310
de la Constitución con respecto al turismo en Venezuela, y hacemos mención del
turismo, porque esta actividad que ha ido madurando desde los tiempos de Cook, se esta
convirtiendo en la herramienta mas propicia para lograr este cambio de conciencia
urgentemente necesario.

Pero hacemos la aclaratoria, no hacemos referencia al turismo masivo depredador, ni a


la evolución de éste, que fue el Ecoturismo, que a pesar, de que fue el resultado de una
tendencia de “Conciencia Verde”, genero con el tiempo un impacto ambiental, debido a
que los prestadores de servicios sólo lo observaron como un nicho comercial; en los
años 90 surge, además, una nueva tendencia exigida por la demanda turística, donde
buscaban sentirse en una interrelación con la conservación del ambiente y las culturas, y
se tiño el turismo de Sustentabilidad y Sostenibilidad, pero debo decirle una cosa mi
querido lector, la gran mayoría y me estoy refiriendo en especial, a la oferta turística, no
saben como se come esta nueva ensalada de letras, y si además, hacemos mención de
que estas palabras que encierran un noble significado, han sido subutilizadas para
conseguir los recursos estadales destinados a proyectos que garanticen una continuidad
de nuestra existencia, nos volvemos a encontrar con el fenómeno de “greenwashing”,
que fue la gran hipocresía utilizada en los años 80, donde algo se promocionaba como
ecológico para conseguir fondos.

“Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad” y es por ende, que desde
comienzo del siglo XXI, se inicio un nuevo movimiento que partió desde tierras
aztecas, pasando por las pampas argentinas y recorriendo la inmensidad carioca, hasta
finalmente, reposar en Küküi Ewan enapüe Kuadaü pai Wek Pata Sëk, es interesante la
expresión de su rostro, porque me refiero al corazón del guerrero águila de la tierra de
los cerros (La Gran Sabana). Precisamente es, en la zona más antigua del planeta, donde
se convierte esta idea, en una filosofía de vida, primero, en el corazón de un hombre, y
luego, a través de sus acciones, de un Estado y en un futuro no muy lejano de un País.

EL ECULTURISMO, ha llegado como la flecha certera Piache, lanzada desde el


Naciente a los Andes Venezolanos, donde reposa una fuente de energía que irradiará
todas las consciencias, para impulsar un cambio de actitud y aptitud. Esta filosofía
despierta nuestras raíces, fortalece nuestra cultura y promociona un equilibrio perfecto
entre la ecología y la actividad turística, todo esto, debido a un sentido de pertenecía
por parte de los habitantes lugareños de los destinos turísticos, y de igual forma, una
capacitación y formación de los mismo, para garantizar una atención de alta calidad
humana.

El calificativo dado a esta filosofía por algunas personas ha sido: “Eso es un sueño”…
pero es mi deber decretar: “Los sueños no son imposibles, sólo hay que volar alto para
alcanzarlos”, y este sueño es una realidad en los Encuentros Municipales de

1
Eculturismo realizados en el Estado Táchira desde abril 2005, los Cuerpos de Guías e
Interpretes de Eculturismo entrenados en San Simón, la Cooperativa Red de Innovación
Productiva Eculturistica del Táchira y demás proyectos relacionados con esta filosofía.

Es necesario el cambio, es innegable el daño causado a la Naturaleza y a nosotros


mismo, o como lo refiere un amigo: el “Suicidio Ecológico Contemporáneo”. Bien
proféticas y sabias fueron las palabras del Jefe Seattle de los Aborígenes Sioux: “Lo que
le pase a la Madre Tierra… le pasará a los hijos de la Tierra”. La invitación esta hecha a
todo ser consciente capaz de comprometerse, y no sólo a involucrarse; ya basta el dejar
el destino de nuestro Planeta en manos de otros, el poder de uno es suficiente motivo
para generar una reacción cósmica, que mueva los mismos cimientos existenciales del
hombre y de la mujer.

EL ECULTURISMO permite rescatar y preservar nuestras culturas ancestrales,


desarrollando una actividad social, ecológica y culturalmente responsable, protegiendo
y conservando a toda esta gama de ecosistemas que interactúan en el Universo total
llamada NATURALEZA.

Vive el Turismo
El Águila

Centres d'intérêt liés