Vous êtes sur la page 1sur 5

Manuel García Ávila

AFECTIVIDAD.
PSICOPATOLOGÍA
La vida afectiva es el conjunto de estados y tendencias que el individuo vive de forma
propia e inmediata, que influyen en toda su personalidad y conducta, especialmente en
su expresión y que por lo general se distribuyen en términos duales que son placer-
dolor, etc.
Platón fue el primero que definió el concepto de pasión.
Con el cristianismo el afecto o la pasión era sinónimo de caos, desorden, perturbación,
etc.

AFECTIVIDAD SEGÚN LA
INTENSIDAD Y DURACIÓN

Fenomenología de la afectividad; los elementos básicos de la afectividad son:

• EMOCIÓN: respuesta afectiva interna inmediata, que es producida por
impresiones de los sentidos, ideas o recuerdos.
Se traduce en gestos, actitudes y otras formas de expresión.
Son vivencias intensas, de duración breve y aparición brusca que se acompañan
de síntomas físicos, generalmente del sistema nervioso vegetativo.
Tienen casi siempre respuesta física asociada.
Los estímulos pueden ser reales o imaginarios
Está influenciada por el componente cognitivo del sujeto, es decir, un mismo
estímulo desencadena diferentes respuestas según lo procesen distintas personas.

• SENTIMIENTOS: son la experiencia emocional de la emoción. Presentan
mayor duración y no se acompañan del conjunto de síntomas vegetativos que
ocurren en las emociones.
Son estados afectivos más complejos que las emociones.

• PASIÓN: son procesos afectivos que tienen la intensidad de las emociones pero
son de larga duración, siendo procesos complejos. Se llaman sentimientos de
estado.

• AFECTO: patrón de comportamientos observables que constituyen la
experimentación subjetiva de la realidad. Puede ser congruente o incongruente
con el humor. Hay 5 tipos de afectos:
o Aplanado: ausencia o casi ausencia de cualquier signo de expresión
afectiva. Se da mucho en pacientes esquizofrénicos. Suele derivar de la
falta de intensidad del sentimiento.
1
Manuel García Ávila
o Embotado: reducción significativa de la intensidad de la expresión
emocional, pero suele deberse a un aumento de la intensidad de los
afectos.
o Lábil: variabilidad anormal en el afecto, con cambios repentinos, bruscos
y rápidos de la expresión emocional.
o Restringido: disminución constante de la intensidad de la expresión
emocional. Se da en personalidades obsesivas.
o Inapropiado: discordancia entre la expresión afectiva y del contenido del
habla o de las ideas del paciente.

• HUMOR: estado emocional basal del sujeto (también llamado estado de
ánimo). Es la sensación o vivencia mantenida o persistente o un estado
emocional generalizado más permanente que los afectos y que puede ser
observado por los demás.
El humor se va estableciendo de forma más lenta y progresiva y en la expresión
del tono mantenido de los sentimientos que prevalece con el tiempo en un
paciente.
Puede durar horas, semanas e incluso meses.
El estado de ánimo puede presentarse porque existan estímulos concretos o sin
desencadenante aparente.
Hay varios tipos:
o Deprimido: es un estado de ánimo bajo, como la tristeza.
o Disfórico: predomina una sensación desagradable de malestar
o Elevado: sentimiento exagerado de bienestar, euforia o alegría.
o Eutímico: humor normal
o Expansivo: ausencia de control sobre la expresión de los propios
sentimientos, con tendencia a la desinhibición.
o Irritable: fácilmente enojable.



ASPECTOS DE LA RESPUESTA
AFECTIVA

• VIVENCIAL PSÍQUICO: determina la separación de determinados fenómenos
de conciencia, es decir, toda respuesta afectiva exige un procedimiento cerebral.

• FISIOLÓGICO ¿PATRÓN ÚNICO O MIXTO?: hay alteraciones biológicas
que van del nivel molecular a alteraciones más complejas. Hay una serie de
cambios que son fijos. Incluyen:
o Aumento de la secreción de saliva.
o Pilomotricidad
o Dilatación pupilar
o Se dan cambios galvanométricos de la piel
o Cambios de la motilidad intestinal
o Variaciones en la densidad de la sangre
o Alteraciones del ritmo cardiaco y respiratorio.

2
Manuel García Ávila
• CONDUCTUAL: tiene un aspecto:

o Cuantitativo, la intensidad de las respuestas conductuales dependerá de
la significación del estímulo.
o Cualitativo: la complejidad de la respuesta depende de la interpretación
subjetiva que el ser humano haga de la experiencia emocional.


DIFERENCIA ENTRE TRISTEZA
NORMAL Y PATOLÓGICA

La normal tiene una proporcionalidad en el estímulo-reacción. Tiene escasa aceptación
del rendimiento general.
En la normal los síntomas físicos están mitigados o ausentes.
En la patológica hay desproporción estímulo-reacción, disminución del rendimiento
general y hay síntomas físicos acusados.
La normal es un fenómeno afectivo que tiene relación con la percepción por parte del
ser humano del concepto de pérdida. Trae consigo una serie de alteraciones fisiológicas
y suele evolucionar a un estado afectivo normal que se llama Eutimia.
La diferencia con la tristeza patológica es cuantitativa, es decir, la forma de percibir la
realidad es similar pero de una intensidad desproporcionada al estímulo que lo originó,
así como de una cronificación del estado afectivo independientemente del tiempo
transcurrido o de la modificación de las condiciones ambientales.
Los sentimientos de desesperanza se definen como la imposibilidad de prever una
modificación de las circunstancias personales a corto, medio o largo plazo.
Los mecanismos que determinan la aparición de la tristeza normal o patológica pueden
ser externos o internos (sensación de incapacidad, baja autoestima, sentimientos de
inferioridad...)
Hay 3 factores que contribuyen a padecer la tristeza patológica, que se denomina Triada
Cognitiva de Beck, que se refiere a la percepción negativa y global del si mismo, del
mundo y del futuro.


ALEGRÍA NORMAL Y
PATOLÓGICA

ALEGRÍA NORMAL: estado afectivo prolongado en el que los acontecimientos
diarios del sujeto son experimentados con mayor sensación de optimismo y capacidad
para resolverlos.

ALEGRÍA PATOLÓGICA: responde a enfermedades mentales o físicas.
Cualitativamente no existe diferencia entre alegría normal y patológica.
Se puede detectar por la intensidad de la respuesta emocional y por la duración de la
misma.
3
Manuel García Ávila
Las personas con alegría patológica se sienten llenas de energía y capacidad, pero llegan
a sentimientos de omnipotencia, bloqueando los mecanismos normales que el ser
humano tiene de adaptación al medio.
Se acompaña de dificultad para fijar la atención, aceleración del pensamiento y
lenguaje, comportamiento social desinhibido, todo esto entra dentro de la hipertimia
(estado afectivo superior al normal)

RISA PATOLÓGICA

Rara vez aparece acompañada de un estado afectivo alegre. La mayor parte de las veces
se debe a causas psicopatológicas, epilepsia, a ciertos tipos de tumores de localización
preferentemente frontal, y a ciertas formas de esquizofrenia, siendo lo más frecuente las
causas físicas.

PSICOPATOLOGÍA O TRASTORNOS
DE LA AFECTIVIDAD

1. DISTIMIAS: alteraciones de la afectividad que se dan de forma transitoria pero
más prolongada que los estados afectivos normales, y expresan una sensación
cuantitativa de la afectividad. Distinguimos 2:
o Maniaca: exaltación vital de la persona con un aumento de la actividad
psicomotriz que se traduce en un aumento de la capacidad de trabajo y
resistencia a la fatiga que se traduce en una estado de bienestar de euforia
y pensamiento discretamente acelerado.
Existen 2 presentaciones:
Clásica: lo descrito antes.
Disfórica: se inicia como la maniaca clásica y comparte la
mayoría de los síntomas de la clásica pero se acompaña de
irritabilidad y episodios de heteroagresividad.

o Depresiva: se distingue por la aparición de tristeza, desesperanza y
anhedonía.

2. OTROS ESTADOS AFECTIVOS PROLONGADOS

• Moria: alteración de la afectividad caracterizada por euforia y risa fácil que
se da en sujetos con lesiones en el lóbulo frontal.

• Labilidad afectiva: el ser humano pasa rápidamente de la risa al llanto. Se
da en ancianos, personas con cuadros histéricos y personas sometidas a
gran tensión.

• Incontinencia afectiva: falta de control emocional que determina la
expresión súbita de sentimientos en el individuo.

4
Manuel García Ávila
• Ambivalencia afectiva: alteraciones y a veces la presencia simultanea de
sentimientos contrapuestos. Se da en trastornos mentales como
depresiones, neurosis obsesiva y esquizofrenias.

3. NEOTIMIAS: estados afectivos no experimentados anteriormente. Se dan en el
inicio de un cuadro esquizofrénico, consumo de determinadas sustancias (LSD),
situaciones de trances místicos, etc.

4. PARATIMIAS: alteraciones de la respuesta emocional a los estímulos externos,
en los que el contenido de la vivencia y la expresión afectiva tienen sentidos
contrapuestos (Ej.: la gente se ríe en un entierro)







http://www.iespana.es/apuntesenfermeria/








5