Vous êtes sur la page 1sur 1

DANIEL GARCÍA

Heteróclito

How can you say any style is better than another? You ought to be able to be an Abstract
Expressionist next week, or a Pop artist, or a realist, without feeling that you have given up
something.

Andy Warhol
entrevista publicada por Art News, Noviembre 1963

For most artists (...), it is important that they be stylistically identifiable, as if


their style is their brand. To change styles too often inevitably would have been read as a lack of
conviction.

Arthur C. Danto
The Nation 13 de Mayo, 2002

Desde comienzos de 1991, una parte de mi tarea como artista fue la de ilustrar las
cubiertas de la mayoría de los libros de la editorial rosarina Beatriz Viterbo Editora. Esas
obras, en general pinturas sobre lienzo, de pequeño o mediano formato, fueron
constituyendo un corpus sumamente heterogéneo. Heterogéneo y no inmediatamente
identificable con las pinturas que he venido exhibiendo en galerías y museos. Algunas de
esas obras, seleccionadas de mi producción de los últimos años, componen esta muestra.

En el origen de estos trabajos está pues, la letra. La literatura en algunos, la crítica


literaria, los estudios culturales o los ensayos sobre cine en otros, pero en todos los casos
las imágenes proceden de la lectura previa de los textos.

Al pintar una obra con vistas a ilustrar una tapa, lo que me importa en cuanto al
cumplimiento de su función, es su atractivo visual, su poder de seducción al posible
lector, y su empatía con el espíritu del libro en cuestión, con el tema, o al menos, en el
peor de los casos, con su título, que podría ser así, también, el título de la pintura.

Cuando presento estas obras en otro contexto, en el ámbito de una galería de arte o un
museo, es decir, cuando las presento como arte, nada de lo enumerado anteriormente es
relevante. Las obras deben sostenerse ahora por sus propios medios, como obras
autónomas: por un lado dejar de ser funcionales como presentación de un libro, y por el
otro constituirse en cuadros, con independencia del texto que les dio origen. Y este
segundo rol adquiere para mí su sentido cuando son exhibidas en un conjunto.

En esta situación, es decir, la de esta muestra, o la de la que realicé en 2002 en la


galería Ruth Benzacar, las pinturas, desplazadas de su comunicación con lo escrito, se
tornan mucho más enigmáticas. Cuando se ve un grupo de ellas lo que se pone de relieve
es la heterogeneidad de imágenes o de estilos: la cita, la contaminación, la influencia de
las obras de otros artistas, o de otras imágenes en general. Entran en comunicación entre
sí, y con otras pinturas, generando extrañas series provisionales y asociaciones mutables.
Lo que aparece también, para quien conoce algo de ella, es el desvío con respecto a lo
que es mi obra “habitual”, por denominarla de algún modo a la que expongo en galerías y
museos.

No tengo certezas para ofrecer. Tal vez me interesa cuestionar una noción de identidad
construida (a través de mecanismos de exclusión y recorte) sobre conceptos como
originalidad y unicidad. Lo importante para mí es que estas pinturas no permiten la
clausura, el cierre temático o formal de mi obra, hacen, más bien, que ella admita
siempre nuevas incorporaciones

Centres d'intérêt liés