Vous êtes sur la page 1sur 2

Quinientas mil familias ganaderas le decimos no a las minas anti persona

52 familias de soldados de origen campesino, sobrevivientes a minas antipersonal que han regresado a su lugar de origen, son beneficiarios del programa U na V aca por la P az de FUNDAGÁN.

Más de 1500 familias en condición de vulnerabilidad son beneficiarias del programa en todo el territorio nacional.

En el mes de septiembre FUNDAGÁN realizará una cena gourmet en beneficio del programa y así beneficiar a pequeños productores en co ndición de vulnerabilidad.

Bogotá, 04 de abril de 2014 – Hoy con tristeza conmemoramos el Día Internacional de Sensibilizació n contra las Minas Antipersonal, no es para menos, Colombia en el 2013 ocupó el primer lugar con el ma yor número de personas a fectadas por estos artefactos explosivos, así lo informó el director de programas del Servicio de Acción de Minas de la ONU, Paul Heslop.

La siembra de minas es la acción predilecta que realizan las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, F arc, para proteger los cultivos de coca, es una práctica terrorista que día a día victimiza a miembros de la F uerza Pública y desplaza a la población campesina. Las cifras son inquietantes, la Organización de Naciones Unidas, ONU , aseguró ayer que diariamente diez personas pisan una mina en Colombia, mientras que el Programa Presidencial para la Acción Integral contra Minas Antipersonal, Paicma, informa en sus reportes que en promedio es una persona víctima de este flagelo, al día.

Nuevamente a l Estado colombia no parece esconder la cabeza como el avestruz frente a este flagelo y sus miles de víctimas. Al menos es lo que se deduce del silencio y la actitud pasiva de los negociadores del Gobierno en el proceso de paz que se adelanta con las Farc en La Habana. Pa rece que las cifras fueran tan solo eso , cifras. Hace falta más interés por las víctimas y la ONU hace un llamado de atención a la opinión pública y a la sociedad colombiana para condenar esta práctica terrorista. Las Farc hablan de reforma agraria y de representación campesina, pero al mismo tiempo asesina n y mutilan de manera indiscriminada hombres mujeres y niños campesinos con estos artefactos, al igual que a soldados y policías en los campos de Colombia.

Para Rigoberto Les mes Rubio, un joven soldado profesional, sobrevi vien te a una mina antipersonal, la vida le cambio al pisar una mina el 9 de febrero de 2012. Afirma que no solo perdió una parte de su cuerpo, perdió todas las oportunidades laborales que hoy se cierran por estar en una condición de d iscapacidad. “Hoy no encuentro trabajo, me rechazan por tener una discapacidad, es un pie el que me hace falta, no mis ganas de trabajar” asegura con voz entrecortada. Les mes no solo tiene que afrontar el rechazo laboral, a sus 31 años , sino también el rechazo de su esposa, quien lo abandonó, dejándole 2 hijos bajo su cuidado.

Hace un año FUNDAGÁN se unió a la campaña “Remángate”, que lidera la Fundación Arcángeles e invita a los colombianos a recogerse una bota del pantalón para instar a los grupos armado s ilegales a dejar de usar estos artefactos. Reiteramos el compromiso de seguir apoyando a nuestras fuerzas militares, en especial a los soldados de origen campesino que han regresado al campo luego de sob revivir a una mina antipersonal.

"E l 4 de abril del año pasado , con FUNDAGÁN, iniciamos la vinculación de soldados víctimas de minas al programa 'Una V aca por la Paz ', como un gesto de reconocimiento, gratitud y solidaridad con estos héroes de la Patria. Hoy 52 soldados como Rigoberto Lesmes , son beneficiarios del programa ", afirmo José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de FEDEGÁN.

"La vaca es una semilla de emprendimiento para los soldados beneficiarios en áreas rurales de Antioquia, Atlántico, Bolívar, Boyacá, Córdoba, Cundinamarca, Huila, Meta, Santander, Sucre, To lima, Quindío y Valle del Cauca. Es una muestra de la solidaridad de quinientas mil familias ganaderas que le dicen a Colombia y al mundo que no sembramos minas, sembramos esperanzas en el campo colombiano ", p untualizó el dirigente gremial.

FUNDAGÁN, FEDEGÁN y los ganaderos de Colombia, creemos en la importancia de fortalecer la unión entre la fuerza pública y las personas que desarrollan su trabaj o en el campo, porque consideramos que la única forma en que se puede vivir y producir con verdadera tranquilidad y dignidad, es teniendo seguridad. En esta fecha tan importante hacemos un reconocimiento a las miles de víctimas de minas que en el campo colombiano vieron nacer y morir sus ilusiones . A esa barbarie le decimos, basta ya!