Vous êtes sur la page 1sur 47

MEMORIA

del Proyecto de Protección del


Ecosistema de la Quebrada Pericos

Sumario:
Agradecimientos

I.- INTRODUCCIÓN
1.i.-Antecedentes
1.ii Justificación

2.-Análisis de Contexto
2.i.-Ubicación Geográfica
2.ii.-Aspectos Bióticos y Abióticos
2.iii.- Actores
2.iv.- Problemas, causas y consecuencias

3.- Marco Conceptual

4.- Marco Legal


4.i.-Leyes Ambientales
4.ii.-Ley 70/93

5.-Glosario
5.i.-Glosario de términos biológicos
5.ii-Glosario de términos jurídicos y sociales

II. - PROYECTO

1.i.-Objetivo General
1.ii-Objetivos Específicos
1.iii.-Metodología: Enfoque

2.-Desarrollo
2.i.- Desarrollo del Proceso Social
2.ii.- Desarrollo de la construcción participativa del Plan de
Manejo Ambiental
2.iii.- Desarrollo del Proceso de Educación Ambiental
2.iv.- Desarrollo del Proceso de Infraestructura

3.-Resultados del Proceso


3.i.-Plan de Manejo
3.ii.-Cartografía
3.iii.- Productos
3.iv.-Logros

4.-Sostenibilidad
5. Continuidad

III. BIBLIOGRAFÍA

IV. ANEXOS

No.1. Acta Declaratoria


No. 2. Plan de Manejo

2
Agradecimientos
En primera instancia, queremos agradecer a ”La Madre Selva” por habernos
abierto las puertas del hogar en que se ha convertido la Quebrada Pericos para
todos aquellos que hemos tenido la posibilidad de experimentar su abundancia, su
belleza y su cuidado.

A Alfredo Barrera, que dejó el mundanal ruido para entregarse al cuidado y


conservación de este pedacito de tierra; él nos invitó a apoyar su labor de
conservación, sin su confianza inicial difícilmente este trabajo hubiera podido
realizarse.

Al Consejo de Comunidades Negras del Alto y Medio Rio Dágua y a su junta


directiva en cabeza de Manuel y Lucila, ellos han confiado en todo momento en
nuestro trabajo y han apoyado decididamente la conservación de los ecosistemas
de este territorio, pues comprenden que el futuro y presente de los las
Comunidades Negras está en su cuidado y aprovechamiento.

A Rubén, Amparo, Julio y Adriana, guerreros del nuevo tiempo que se han
convertido en el corazón de Pericos; ellos con su sabiduría milenaria y su
desinteresada hospitalidad, nos han permitido conocer la magia que se esconde
en cada rincón de la selva.

A todos los amantes de la naturaleza que en algún momento han aportado su


voluntad y trabajo para poder tener lo que hoy disfrutamos. Alonso, Leo, Charli,
Fercha, Tana, Yami, la Serpe, Mono, el grupo de Terrón, ellos son solo la punta
del ICEBERG de la solidaridad que ha acompañado y caracterizado a Pericos en
todos sus momentos.

A la Minga, herencia cultural de nuestros abuelos indígenas y negros, que ha sido


de manera indiscutible la fuerza que ha inspirado nuestros corazones en todos
aquellos momentos cuando algo que parecía irrealizable, al unir nuestras manos,
se convierte en sencillo y divertido. Es la magia que se manifiesta con la unidad,
sin ella las piedras del río no hubieran podido conocer otro destino.

Al Fondo para la Acción Ambiental de La CVC que llegó en el momento preciso


para poder materializar lo que ya venía tejiéndose.

A todos los que trabajaron en este proyecto: Ana María Hoyos , Paola Londoño,
Marino Ramírez, Santiago Sierra, Maritza Minota, Robert Tulio González, Marino
Londoño, Herminzon e Isaías Collazos, Billet, Arnovi, Domingo Ley, Santiago
Arroyo. Ellos con su dedicación y amor al trabajo permitieron sobrepasar todas las
expectativas.

3
A Miguel Álvarez de CIPAV y Javier Espinosa de CVC - DAR Pacífico Oeste que
más que interventores fueron animadores eficaces en el desarrollo del proyecto.

4
1. INTRODUCCIÓN

1.i -Antecedentes
Hasta hace veinte años la zona de la Microcuenca de la Quebrada Pericos recibió
un fuerte impacto debido a la extracción de árboles para el aprovechamiento de la
madera, ocasionando la desaparición de numerosos individuos de especies
importantes como el Chanul, Medio Comino, Cedro, Machare y Chachajo, entre
otros; destruyendo ecosistemas y originando el desplazamiento de diversas
especies animales.

Finalizada esta época fuerte de sustracción -con la salida paulatina de colonos- se


asentaron en el lugar de manera gradual un grupo de personas interesadas en la
recuperación y conservación de la Microcuenca. A la llegada de la Fundación
Danza y Vida, se establecieron contactos con el Consejo Comunitario del Alto y
Medio Río Dágua, iniciando así un proceso para la protección y conservación del
ecosistema de la quebrada Pericos.

Esta experiencia que ha sido reconocida por la Corporación Autónoma Regional


del Valle del Cauca (CVC), fue avalada a través del establecimiento de un
convenio entre las dos instituciones, para la protección y conservación de una
extensión de más de 300 Ha.

Es así como se realiza el proyecto “Protección del Ecosistema de la Quebrada


Pericos” buscando declarar esta zona como “Área en Conservación”, e incidiendo
además en la forma como los actores del lugar se relacionan con su medio, para
cambiar las prácticas habituales que impactan negativamente el ecosistema por
otras que permitan la conservación del agua y la biodiversidad del entorno.

5
1. ii- Justificación

El Alto y Medio Río Dágua se encuentran ubicados dentro del área del Chocó
Biogeográfico, una de las zonas con mayor biodiversidad del planeta, razón por la
cual su protección y conservación se convierte en una prioridad no solo para el
departamento sino también para el mundo entero.

En el sector existe un alto riesgo de pérdida de biodiversidad por la destrucción de


hábitats, con la consecuente desaparición de numerosas especies animales y
vegetales.

Por sus características topográficas e hidrológicas la Microcuenca Pericos posee


gran cantidad de cascadas y charcos permanentes, con aguas cristalinas de gran
belleza, enmarcados por paisajes boscosos atractivos, con caudales torrenciales
que debido a la alta pluviosidad de la zona, junto con las particularidades del
suelo, requieren un manejo adecuado y sostenido para evitar desbordes y
deslizamientos.

Como se recordará, en el año 2006 se presentaron avalanchas y derrumbes que


ocasionaron la desaparición de las comunidades de Bendiciones y Km 40, con el
resultado de pérdidas de vidas humanas y destrucción de la infraestructura
existente representada en escuelas y viviendas.

A este riesgo se suma la depredación, que en gran medida se debe a las


limitaciones económicas y a la necesidad de subsistencia de las comunidades que
allí habitan, condiciones que han ayudado a incrementar el comercio ilegal de
especies silvestres, la tala y la cacería indiscriminada.

El ecosistema de la cuenca Alta y Media del Río Dágua posee una oferta de
bienes y servicios ambientales con posibilidad de ser aprovechada, siendo
necesario incentivar prácticas productivas amigables con el ambiente, que
generen ingresos económicos para las familias, con la responsabilidad de cuidar la
riqueza natural del territorio colectivo enmarcado en el Consejo Comunitario, pues
esta es una zona de interés ambiental, recreativo, turístico, hídrico y económico
para el municipio de Buenaventura y la región.

6
2.-Análisis de Contexto

2.i.- Ubicación Geográfica


El territorio colectivo del Consejo Comunitario de las Comunidades Negras del Alto
y Medio Río Dágua está ubicado en la vertiente occidental de la Cordillera
Occidental de los Andes siendo parte integral del Anden Pacífico Colombiano,
considerado uno de los pocos centros de megadiversidad en el planeta. Esta área
integra el ecotono transicional que va desde el bosque subxerofítico del Dágua
hasta el inicio de la llanura costera del Pacifico, integrando las zonas de vida
bosque húmedo y pluvial tropical. La topografía escarpada del territorio le permite
tener un gradiente altitudinal que va desde los 200 hasta los 1600 m.s.n.
propiciando la existencia de gran variedad de condiciones microclimáticas que
potencian la diversidad biológica y a la vez indican su vulnerabilidad.

El punto central de la Microcuenca de la Quebrada Pericos se encuentra en la


Cuenca del río Dágua a 76º 47´ de Longitud Oeste y 3º 56´ de Latitud Norte.
Políticamente, hace parte de la vereda El Salto del municipio de Buenaventura,
departamento del Valle del Cauca, Colombia.

El acceso a la zona se hace por la carretera que de Cali conduce a Buenaventura,


dista a 76 kilómetros de la capital del departamento y a 46 kilómetros del
municipio portuario, a partir de allí se continúa a pie, en ascenso, por una hora de
camino aproximadamente.

2.ii. – Aspectos Bióticos y Abioticos

En el presente apartado se muestran las características más relevantes de los


diferentes elementos bióticos y abióticos que componen la Microcuenca, como el
tipo de suelo, la vegetación y la fauna. Al final de la presente Memoria se incluye,
en el Anexo No.2 el documento del Plan de Manejo que contiene en forma
detallada la información aquí presentada. Este apartado recoge los aportes que
sobre este tema se fueron incluyendo durante el desarrollo del proyecto.

Clima

Según Holdridge (1967), este sector se cataloga como Bosque muy Húmedo
Tropical, con precipitaciones que oscila entre 4.000 y 10.000 mm anuales; con
temperaturas entre los 18 y 27 ºC y fluctuaciones rápidas durante el día, el nivel
de humedad se debe principalmente a las lluvias y la neblina que cubre el
ambiente. A lo largo del año, se diferencian dos estaciones climáticas una con
mayor pluviosidad que la otra.

7
Hidrología y Suelos

La Microcuenca es un sistema hídrico de tipo torrencial conformado por dos


quebradas principales Pericos y Periquito que van desde los 1400 a los 200
m.s.n.m donde entrega sus aguas al río Dágua. La parte alta pertenece a la
estrella de agua formada por una cumbre que alcanza los 1600 m.s.n.m y donde
nacen más de 20 riachuelos.

La geomorfología asociada a la zona es generalmente encañonada con fuertes


pendientes y valles profundos. En este sentido el aspecto más importante es el
control estructural denudacional y la profundización de sus corrientes, en donde se
pueden encontrar caídas de agua con caudales importantes.

Las corrientes de agua son abundantes y cristalinas, que generalmente cruzan


estratos rocosos que contienen esquistos arcillosos, esquistos silíceos y varias
especies de rocas eruptivas que son en su totalidad mas recientes que la
formación esquistosa por que la atraviesan e incluyen fragmentos de ella. En
diferentes lugares, sobre los esquistos se hallan capas conglomeradas notables
de muchos metros de grosor. En el lecho de los ríos se pueden encontrar bloques
rocosos de gran tamaño así como también gran diversidad de cantos rodados de
muchos colores y texturas que todavía no se han caracterizado por falta de un
estudio integral de la zona que defina con más detalle su estructura.

El material parental de los suelos de esta región corresponden a rocas


metamórficas que tienden a generar deslizamientos tipo cuña de roca en los sitios
donde se ha deteriorado la matriz vegetal. Son suelos poco consolidados
caracterizados por una alta inestabilidad.

En la Microcuenca se encuentran regolitos fuertemente carcavados por los


senderos de extracción de madera y saprolitos altamente meteorizados por las
condiciones de humedad. Las pendientes son bastante fuertes, encontrándose
algunas zonas con más del 45%, estas condiciones pueden provocar
desprendimientos en masa. Se observaron varios deslizamientos rotacionales con
bastante peso en sus coronas lo que indica un riesgo latente∗ .

Estas características indican que la Microcuenca de la Quebrada Pericos reúne


condiciones que exigen un manejo especial para disminuir el riesgo de derrumbes
y avalanchas.

*. Esta información fue recogida por observación directa en campo por el equipo técnico
del proyecto.

8
Vegetación

Hasta hace 15 años la quebrada Pericos presentó una historia de uso y


explotación de los recursos, marcada fuertemente por la extracción de las
maderas más finas, principalmente el Chanúl, Comino, Cedro, Palma Chonta,
Chachajo, Laurel o Jígua, Gualanday, Sande o Lechero∗.

Árboles como el Costillo, Aliso, Otobo, Pantano, Mascarey, Chaquiro, Cabuyo,


Mortiño, Carbonero, Caucho, Cargadero, Carrá, Jenené, Bongo, Barcino, Tángare,
Tachuelo, Caimo y Burilico les siguen en importancia de valor comercial, y se han
sacado de manera menos intensiva para la producción de carbón y para
construcción. Pese a ello, sus poblaciones se encuentran bastante diezmadas∗.

Cerca de 15 especies vegetales que han sido explotadas de manera intensiva,


han desaparecido localmente, algunas de las cuales se encuentran en fincas
cercanas al río Dágua. Otras especies se hayan con menor frecuencia y/o en
estado no reproductivo∗.

En la Microcuenca se distinguen diferentes zonas de acuerdo a sus procesos


sucesionales y estructurales. Una es la zona de rivera caracterizada por una
vegetación dominada por especies de rápido crecimiento y dispersión por viento,
indicadores de bosque en estados tempranos de sucesión. Otra es la zona de
ladera que va hasta los 900 m.s.n.m, caracterizada por bosques mejor
conservados con buen desarrollo estructural; después de esta altura se observan
relictos de bosque primario con presencia de especies importantes como el chanul
y el comino.

De acuerdo a los estudios realizados hasta el momento en la Microcuenca, se han


reportado163 especies vegetales importantes para la medicina tradicional, como
recursos para la fauna silvestre y la protección del suelo. Dentro de éstas se
encuentran dieciocho especies endémicas, tres amenazadas y una que no ha sido
reportada para Colombia.

Fauna

Las prácticas de cacería realizadas en tiempos pasados han sido abandonadas


casi por completo, a pesar del deterioro de los bosques de la Microcuenca, en los
últimos 10 años las poblaciones de fauna silvestre -incluida macrofauna y
especies con categorías especiales de conservación- se han recuperado.

Estas Memorias incluyen un listado de 89 especies de aves silvestres que han


sido registradas en el sector, entre ellas dos especies vulnerables, una
amenazada y otra con categoría de casi amenazada, según el Libro Rojo de Aves
de Colombia, y dos mencionadas en CITES 2005**.

9
Además de 25 especies de mamíferos, entre ellos 17 están amenazados según
CITES 2005. Se resalta la presencia de especies con reducido número de reportes
para la región como el Venado, el Tigre y el Sahino.

Hasta el momento, se ha realizado un listado preliminar de la herpetofauna, que


incluye 35 especies entre anfibios y reptiles.

2.iii.-Actores

• Consejo Comunitario de Comunidades Negras del Alto y Medio Río


Dágua:

Organización que ejerce la dirección y representación de la comunidad


afrocolombiana del Alto y Medio Río Dágua, con alcance de ente territorial, se
conformó dentro del Proceso Nacional de Comunidades Negras (PNC) -derivado
de la Constitución Nacional y de la Ley 70 de 1993- mediante Resolución Nº 2455
del 4 de Diciembre de 2005, con la titulación de 7.375 Ha. como propiedad
colectiva de las comunidades asentadas desde el corregimiento de Cisneros hasta
la vereda de Zaragoza. Su administración está a cargo de una junta directiva
elegida en asamblea, instancia legítima de interlocución comunitaria.

El principal interés del Consejo Comunitario del Alto y Medio Río Dágua es
garantizar a las futuras generaciones de las comunidades negras, el disfrute y
beneficio colectivo de las riquezas naturales de la zona. Durante la realización del
presente proyecto se manifestó abierto y sensible a la necesidad y al propósito de
proteger y conservar los recursos naturales en el territorio sobre el cual tiene
jurisdicción, con el establecimiento de un área protegida.

• Habitantes Microcuenca Pericos:

En la Microcuenca de la Quebrada Pericos y su zona de influencia se encuentra


habitada por familias indígenas y negras, con sensibilidad ambiental y compromiso
para proteger y conservar el ecosistema, como también por profesionales de cali
que tienen pequeñas fincas en el área. Dado que viven a diario las consecuencias
del desequilibrio ecológico del sector, se han constituidos actores importantes
frente al propósito de protección y conservación de la misma.

• Juntas de Acción Comunal:

A lo largo de este proceso, las comunidades de El Salto, La Triana, Zaragoza y La


Delfina, se mostraron entusiasmados con el proyecto, respondiendo y respaldando

10
las diversas convocatorias, solicitando la réplica del mismo en las quebradas de
sus comunidades y acogiendo la propuesta de constitución de un “Área en
Conservación” de la Microcuenca.

• Fundación Danza y vida:

Organización ambientalista con 8 años de experiencia en proyectos comunitarios


de organización y educación, con un radio de acción en la región del sur
occidente. Radicada en la zona desde hace seis años, ha venido trabajando de
común acuerdo con la comunidad y con los representantes del Consejo, con el fin
de generar las condiciones para la conservación, protección y recuperación de la
Microcuenca de la Quebrada Pericos. La Fundación actualmente es reconocida
como integrante del Consejo Comunitario del Alto y Medio Dágua y participa
activamente en el proceso de concertación comunitaria.

• Fundación Acuarios:

Organización ambientalista recientemente constituida, radicada en el área de la


Microcuenca y conformada por varios habitantes de la zona.

• Comunidad:
Habitantes de veredas y corregimientos ubicados en la zona del Alto y Medio
Dágua, cuyas viviendas se ubican principalmente al borde de la carretera. Son
quienes realizan las actividades de tala de árboles y caza indiscriminada. quitar

• Turistas:

Personas de Buenaventura, Buga y Cali que realizan paseos o excursiones a los


balnearios del lugar y a la zona de la quebrada Pericos. Entre ellos hay diferentes
niveles de consciencia ambiental.

• Comerciantes:

Estos corresponden a los diferentes establecimientos comerciales que desarrollan


sus actividades en la parte baja de la quebrada Pericos y que dependen de los
servicios ambientales que ella ofrece (agua y belleza natural), entre estos están:
Centro Recreacional Los Tubos, Parador Los Tubos, Restaurante Las Chorreras
de Pericos, Kiosco Pericos y Balneario Las Palmas.

2. iv.-Problemas, causas y consecuencias ( árbol de causalidad)

11
En el Consejo Comunitario del Alto y Medio Río Dágua -caracterizado por poseer
CONSECUENCIA 3: Desaparición
de especies de flora y fauna.

CONSECUENCIA 2:
Desaparición de fuentes de
agua.
CONSECUENCIA 4:
Derrumbes y avalanchas.
LAS RAMAS: LAS
CONSECUENCIAS:

CONSECUENCIA 1:
Irregularidad en
CONSECUENCIA 5: Pérdida
flujos de agua,
de corredores biológicos.
tendiente a la
sequía.

EL TRONCO - EL PROBLEMA PRINCIPAL:


Pérdida de recurso bosque y de la
biodiversidad en el ecosistema de la
Microcuenca de la Quebrada Pericos, vereda
El Salto, municipio de Buenaventura . CAUSA CRÍTICA 2: Falta de un
Plan de Manejo para el
CAUSA CRÍTICA 1: ecosistema de la Microcuenca de
Falta de programas de RAÍCES: LAS CAUSAS la Quebrada Pericos.
protección del
ecosistema de la
Microcuenca de la
Quebrada Pericos. CAUSA CRÍTICA 3:
Insuficientes programas de
CAUSA 5: Las actividades educación ambiental que
CAUSA 4: Actividades turísticas en las zonas bajas generen conciencia en la
de caza, pesca y tala generan contaminación por relación y el uso de los
indiscriminada y sin basuras, excretas, ruido y recursos naturales del
control. deterioro de la flora y ecosistema de la
explotación de la fauna. Microcuenca de la Quebrada
Pericos.

ecosistemas de alta diversidad y fragilidad- se desarrollan actividades económicas no


sustentables – tala del bosque para madera o cultivos transitorios, pesca indiscriminada
de camarón de río, turismo inconciente y minería- que aumentan los riesgos de desastres
naturales, pérdida de la biodiversidad, desaparición de fuentes de agua y corredores
biológicos; esto aunado a la inexistencia de programas de conservación que involucren el
desarrollo de estrategias de educación ambiental, alternativas económicas sustentables e
investigación.

12
3.- Marco Conceptual
En Colombia la destrucción de bosque y ecosistemas como impacto del modelo de
desarrollo actual sigue siendo uno de los problemas más relevantes a solucionar.
La Región Pacifica colombiana es uno de los lugares de mayor diversidad
biológica del planeta, allí habitan comunidades ancestrales- indígenas y negras-
que han sido afectadas por la economía extractiva que ha imperado en la región
–con la extracción de madera, tagua, pieles de animales, corteza del mangle,
minerales y pesca-, vulnerando el acceso a lo recursos naturales que sustentan su
cultura y sobre los cuales poseen un saber empírico de gran valor.

Dando respuesta a esta situación y como resultado del reconocimiento


constitucional de los derechos de estas minorías étnicas se ha desarrollado una
legislación –Ley 70 de 1993- que reconoce la propiedad colectiva de los territorios
ancestralmente utilizados, salvaguardando las prácticas tradicionales de
producción y promoviendo la autonomía en su administración, siempre y cuando
respondan a las necesidades de conservación y protección de estos recursos.

Por otro lado, y acorde a las convenciones internacionales para conservación de la


naturaleza, los gobiernos están desarrollando estrategias de preservación que
involucren la implementación de sistemas de áreas protegidas que respondan a
las necesidades de resguardar ecosistemas estratégicos.

En el Valle del Cauca, la CVC viene impulsando el desarrollo de esta política a


través del SIRAP (Sistema Regional de Áreas Protegidas), en esta instancia se ha
buscado identificar y reconocer nuevas áreas de conservación, así como definir
criterios para la selección de las diferentes categorías de áreas protegidas.

Hasta el momento no existe una normatividad que integre en la política de áreas


protegidas los territorios colectivos de comunidades indígenas y negras.

Sin embargo, en ambas políticas se incluye la construcción de planes de manejo o


de administración de recursos naturales que respondan a las necesidades de
conservación de los ecosistemas vulnerables, sumándose -para el caso de las
comunidades negras- la sostenibilidad de su cultura. Por lo que se hace necesario
realizar una caracterización integral socioambiental de los territorios, definiendo
las fuentes de presión y riesgo sobre los ecosistemas y los objetivos de
conservación, además de definir los programas necesarios a desarrollar.

Por tal motivo los inventarios de biodiversidad, la caracterización ecológica, la


cartografía técnica y social, los reglamentos internos, el ordenamiento territorial y
la planeación participativa, se convierten en herramientas necesarias para la
construcción de los planes de manejo y/o administración de recursos.

13
La identificación de los objetivos de conservación es una de las piedras angulares
en la construcción de los planes de manejo. Estos pueden ser especies biológicas
que estén en las listas rojas de especies amenazadas, y aquellas de importancia
para la sustentación de la cultura, ecosistemas, paisajes, servicios ambientales,
lugares sagrados, etc.

Hoy por hoy, las estrategias para la conservación de la biodiversidad integran


cada vez más las necesidades de las comunidades, proponiéndose alternativas
económicas que posibiliten uso sostenible de los recursos y que aseguren la
sostenibilidad sociocultural. El turismo comienza a ser una de las propuestas
dentro del comercio justo que responde a ambas necesidades. O sea, que el
mejoramiento de la infraestructura para la prestación de estos servicios es
fundamental para posibilitar esta alternativa. Por otra parte el aprovechamiento de
la biodiversidad dentro de criterios de sustentabilidad también se vislumbra como
otra opción importante a considerar.

Por otro lado, la educación ambiental igualmente sigue siendo una las áreas
dentro de las políticas de conservación que busca crear valores y/o fortalecer
saberes que transformen la relación entre las personas y su entorno, de tal
manera que disminuyan o se acaben las fuentes de presión antrópica sobre los
ecosistemas.

4.- Marco Legal


El marco legal en el cual se incluye el proyecto fue un tema que estuvo muy
debatido en todas las reuniones realizadas con los diferentes actores del proceso.
En el caso particular de las leyes ambientales se constató un vacío jurídico que
recoja las áreas con interés de conservación en territorios colectivos. A causa de
lo anterior se decidió -en consulta con todos los interesados en el proyecto-
cambiar la denominación del área a proteger y se tomaron otras iniciativas en el
ámbito del marco legal que se detallan a continuación.

4.i.-Leyes Ambientales

Según las directrices para la tipificación de Áreas Protegidas de la Uniòn


Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), en las categorías
manejadas por el sistema de Parques Nacionales, así como de las Corporaciones
Autónomas Regionales, no existe hasta el momento una que cobije jurídicamente
las áreas con interés para la conservación ubicadas en territorios de propiedad
colectiva de comunidades negras. Sin embargo, el Artículo 25 de la Ley 70/93 o
“Ley de Negritudes” trata sobre reservas especiales destinadas a la conservación
de territorios colectivos en los Consejos Comunitarios, donde su declaración es
iniciativa de estas entidades territoriales.

14
El artículo 25 de la ley 70, dispone: «que en áreas asignadas colectivamente a las
comunidades negras, en las cuales en el futuro la autoridad ambiental considere
necesaria la protección de especies, ecosistemas, o biomas para su significación
ecológica, se constituirán reservas naturales especiales, en cuya delimitación,
conservación y manejo participarán las comunidades y autoridades locales”.`Pese
a ello, este artículo no está reglamentado y no posee homologación con respecto
a las categorías estipuladas en el Sistema de Parques Nacionales. Lo anterior
podría modificarse tan pronto se reglamente el artículo en mención.

En lo que respecta al presente proyecto, la Asamblea del Consejo Comunitario del


Alto y Medio Río Dágua protocolizó mediante un acta el Área en Conservación de
la Microcuenca Pericos -dado que las instituciones idóneas para hacer una
declaratoria de “área protegida” son la CVC, Parques Nacionales o el municipio de
Buenaventura, lo cual no era procedente en este caso- pues con esta figura la
autoridad, administración y manejo de la zona quedó bajo la responsabilidad del
Consejo Comunitario. Ver Anexo No. 1 Copia del documento de Acta Declaratoria
emitido por la CVC.

4.ii.-Ley 70

Ley promulgada en 1993, que reconoce el derecho a la propiedad colectiva sobre


el territorio ocupado ancestralmente por grupos comunitarios. Estos grupos se
organizan en consejos comunales, como el Consejo Comunitario, iniciando un
proceso de titulación colectiva.

Durante el desarrollo del proyecto se realizaron numerosos talleres para explicar


esta importante ley a la comunidad del Alto y Medio Río Dágua, con el apoyo del
Consejo Comunitario. Esta iniciativa de divulgación jurídica ha tenido un efecto
muy positivo en el conocimiento de la Ley 70 por parte de la comunidad del área
de influencia del proyecto.

5. Glosario

Los conceptos básicos en los que se apoya el proyecto de Protección del


Ecosistema de la Quebrada Pericos tienen su origen en términos utilizados en
programas sociales y culturales pero la mayoría de ellos, debido al carácter
ecológico del proceso, son de etimología biológica. En la presente Memoria se
incluye un glosario de términos que facilitará la comprensión del texto, y un listado
de conceptos jurídicos, sociales y culturales con una breve definición de cada uno
de ellos.

15
5.i.- Glosario de términos biológicos:

Conservación: se refiere a la protección de los valores naturales de los diferentes


ecosistemas y de las especies que los componen, permitiendo la perdurabilidad de
las relaciones ecológicas que los sustentan.

Desarrollo Sostenible: es la propuesta de desarrollo social y económico que


contribuye al sostenimiento del bienestar de las poblaciones humanas en el
tiempo, sin detrimento de los recursos naturales.

Gradiente altitudinal: corresponde a las diferencias naturales y climáticas que se


dan en la medida que se asciende por una montaña. Por ejemplo, en la región
pacífica si ascendemos desde el nivel del mar, pasando por la llanura costera y
subiendo por la vertiente montañas, vamos a encontrar diferencias climáticas que
determinan las características de los bosques.

Especies amenazadas: son aquellas especies que por sus características


ecológicas son vulnerables a los procesos de destrucción de habitats y/o
contaminación, o que a su vez pertenecen a las lista de especies con interés
comercial. Actualmente existe listas rojas de especies amenazadas con
reconociendo mundial y que definen categorías, dependiendo del riesgo de
extinción que tienen, según las amenazas y grado de disminución en sus
poblaciones.

Especies endémicas: son aquellas especies que habitan solamente en un lugar


determinado. Se puede hablar de especies endémicas desde el ámbito local,
Biorregional y continental. Por ejemplo las especies endémicas identificadas en el
presente proyecto corresponden a endemismos para la Región Pacífica
Colombiana.

Herpetofauna: corresponde a la fauna integrada por anfibios –ranas y


salamandras- y reptiles –culebras, lagartos y cecilias-.

Restauración ecológica: Es el mecanismo a través del cuál se busca recomponer


la estructura de los ecosistemas teniendo en cuenta los procesos naturales de
sucesión. Depende de las características del ecosistema a restaurar. Una vez
establecido el estado del ecosistema y teniendo en cuenta su dinámica, se entra a
enriquecer con material vegetal, en el caso de los bosques, para promover los
procesos naturales de recuperación.

16
5.ii.- Glosario de términos jurídicos y sociales:

Participación comunitaria: Es un derecho constitucional que requiere de


mecanismos legales y metodológicos para que las comunidades participen y
tomen decisiones en torno al desarrollo social, económico y ambiental de sus
territorios.

Ecoturismo justo: Corresponde a una modalidad de turismo que busca, además de


brindar alternativas económicas a la comunidad, ofrecer oportunidades de
educación ambiental a los que utilizan este servicio y contribuir a la conservación
de los ecosistemas.

Áreas protegidas: son aquellas áreas con valores naturales, paisajísticos,


arqueológicos, culturales y ambientales de gran importancia para la conservación.
Poseen un marco legal ajustado a convenciones internacionales, que viabilizan
sus objetivos de conservación de acuerdo a diferentes categorías que definen las
responsabilidades, desde el orden nacional hasta el local, para su administración y
manejo.

Servicios Ambientales: Son aquellos servicios que prestan los ecosistemas para el
bienestar y disfrute de la población humana. Entre ellos tenemos el agua, la
biodiversidad, el oxígeno, la fertilidad de los suelos y su estabilidad y la belleza
escénica entre otros.

17
II. PROYECTO
1.i.-Objetivo General

Contribuir a la Conservación, Protección y Recuperación del ecosistema de la


Microcuenca de la Quebrada Pericos, declarando una zona de 300 Ha. como Área
en Conservación, dentro del territorio de las comunidades afrocolombianas del
Alto y Medio Dágua, vereda El Salto, municipio de Buenaventura.

1.ii.-Objetivos Específicos

Nº 1: Desarrollar un proceso de sensibilización y fortalecimiento organizativo con


la comunidad, que permita construir estrategias tendientes a declarar una zona de
300 Ha. como Área en Conservación, dentro del territorio de las comunidades
afrocolombianas del Alto y Medio Dágua, en el ecosistema de la Microcuenca de
la Quebrada Pericos, vereda El Salto/Buenaventura.

Nº 2: Formular de manera participativa el Plan de Manejo para la protección,


recuperación y conservación de las 300 Ha. de Área Protegida en el territorio de
las Comunidades Afrocolombianas del Alto y Medio Dágua, Microcuenca de la
Quebrada Pericos, vereda El Salto, B/ventura.
Nº 3: Desarrollar una estrategia de Educación Ambiental para las Comunidades
afrocolombianas y la población turística, orientada a la protección, recuperación y
conservación del ecosistema de la Microcuenca de la Quebrada Pericos, vereda El
Salto/Bventura.

1.iii.-Metodología: Enfoque

El logro de los objetivos propuestos en el presente proyecto se alcanzó mediante


el desarrollo de tres fases interrelacionadas entre sí, de avance simultáneo, y
determinadas por cada uno de los objetivos específicos.

La participación comunitaria, acompañada de dinámicas de discusión y


concertación que involucró al Consejo Comunitario, las instituciones
ambientalistas que hacen presencia en la zona, y la comunidad en general, estuvo
presente en cada una de las fases del proceso y por lo tanto este componente –
junto con el Plan Formativo- se constituyó en un eje transversal del proyecto.

Partiendo del principio de cooperación y diálogo con la comunidad, se buscó


construir los espacios y situaciones que permitieran generar las condiciones para
que la zona de la Microcuenca de la Quebrada Pericos, vereda El Salto/Bventura,

18
se convirtiera en un área protegida y conservada por la misma comunidad que la
habita.

FASE 1: Legitimación del Área en Conservación

Articulación y participación de la Comunidad:

Aún cuando la meta del área a proteger en esta propuesta era de mínimo 300Ha. -
previamente pactadas con la Junta Directiva del Consejo Comunitario-, la cantidad
final se determinó después de realizar recorridos y levantamientos cartográficos
con el responsable del área ambiental del Consejo Comunitario y guías nativos;
teniendo en cuenta cubrir la mayor cantidad de nacimientos de agua y fronteras
naturales.

Con la definición de las dimensiones del área a proteger, se convocó ampliamente


-a través de carteleras, volantes, visitas personales y perifoneo- a instituciones
ambientalistas con presencia en la zona y a las comunidades pertenecientes al
Consejo Comunitario del Alto y Medio Río Dágua, para socializar el proyecto e
invitar a participar de él.

Para ir ganando apropiación de la comunidad sobre el área a proteger, se


realizaron dos talleres de sensibilización, para dar a conocer y describir la
importancia y ventajas socioambientales que ofrecen las Reservas Naturales o
Áreas Protegidas. A partir de este momento se abrió un espacio periódico de
participación comunitaria a través del cual se creó una dinámica de concertación
permanente mediante acuerdos, compromisos y articulación de esfuerzos,
encaminados a declarar y legitimar dentro del territorio de las comunidades
afrocolombianas del Alto y Medio Río Dágua, una superficie mínima de 300 Ha.
como Área de Conservación para ser incluidas en el Plan de Administración de
Recursos Naturales del Consejo Comunitario. Este mismo espacio permitió
consolidar un Grupo de Acompañamiento y control ciudadano que participó en la
planeación y ejecución de actividades tanto para la declaratoria como para la
construcción del Plan de Manejo.

Para contribuir a que la comunidad se involucrara cualificadamente en el manejo y


administración de los recursos naturales del área a proteger, se desarrollaron
talleres prácticos in situ –a través de una metodología participativa- de
georeferenciación, determinación de los linderos del área, zonificación de los
diferentes ecosistemas, senderos, mojones, avisos y demás elementos
estratégicos. Dichos talleres fueron facilitados por un experto en cartografía social,
mapeo y zonificación participativa de reservas naturales.

Luego de contar con el protocolo del Área de Conservación y de haber realizado


las actividades anteriormente mencionadas, se realizaron varios eventos culturales
de promoción y divulgación, con la participación de las escuelas e instituciones
del Alto y Medio Río Dágua. Esta actividad no solamente sirvió para clausurar el

19
proceso desarrollado a través del proyecto, sino que también marcó un hito para el
inicio de una nueva relación de la comunidad con el lugar, en donde se reconocen
las regulaciones del Plan de Manejo.

FASE 2: Plan de Manejo

El Plan de Manejo se constituyó en la carta de navegación que orientará los


futuros proyectos y actividades que se desarrollen en el área a proteger. Por tal
razón, era importante para su validación y apropiación que la comunidad
participara activamente en todo el proceso de formulación, comprensión y
legitimación. Por otro lado, era necesario que el desarrollo del Plan de Manejo se
ajustara a lo previamente trabajado por la Unidad Técnica -Oficina de
Biodiversidad de la CVC- en cuanto a la implementación del Sistema Regional de
Áreas Protegidas, por lo cual las etapas para la declaratoria de Área en
Conservación y elaboración del Plan de Manejo fueron las recomendadas por
dicha oficina.

Con el fin de hacer un reconocimiento participativo del área a proteger, se


realizaron recorridos junto con representantes de la comunidad y el equipo
ejecutor. Estos recorridos permitieron obtener un panorama general de la situación
actual de la Microcuenca, identificando los lugares donde presenta mayor
fragilidad y vulnerabilidad del ecosistema, los espacios mejor conservados de la
selva, las fuentes de agua, áreas de importancia ecológica para la fauna silvestre
y lugares de alto riesgo, entre otros. Estos recorridos se complementaron con un
inventario etno-botánico, florístico y de fauna –aves, mamíferos y herpetos-.

La comunidad participó de talleres donde se analizó la información obtenida en los


recorridos e inventarios. Se abrieron espacios de diálogo de saberes para la
valoración socioambiental, utilizando técnicas de cartografía social y diagnóstico
participativo, que arrojaron información acerca de los recursos naturales del
pasado y presente, así como de los aspectos ambientales y culturales locales. Lo
anterior sirvió como insumo para establecer las medidas y disposiciones del Plan
de Manejo de la Microcuenca.

En los senderos de conexión y tránsito hacia las zonas de interés, se identificaron


puntos críticos tales como derrumbes, zonas rocosas resbalosas, pasos muy
pendientes o drenaje insuficiente, y en general, puntos susceptibles a ser
adecuados con escalonamiento, acomodación de piedras y zanjeos de desagüe;
con el fin de garantizar mejores condiciones de seguridad y accesibilidad.

Siguiendo las directrices del Plan de Manejo y de acuerdo a la zonificación


realizada, se seleccionaron áreas de bosque -13 Ha. en total- iniciando un proceso
de restauración con especies nativas recomendadas. Y para garantizar una
producción vegetal estable de especies arbóreas propias de la región, que
fortalezcan los procesos de restauración en el área a proteger y provean a la
comunidad de las mismas, se construyó un vivero sencillo con los requerimientos

20
necesarios. Las actividades de restauración y de establecimiento del vivero se
realizaron con la comunidad mediante talleres prácticos facilitados por un experto
en restauración y manejo orgánico de cultivos.

Fase 3: Educación Ambiental

La estrategia de Educación Ambiental implementada tenía como propósito


sensibilizar a la población sobre la fragilidad del ecosistema de la selva húmeda
tropical, valorar su riqueza y comprometerla con la tarea de conservar y proteger
los recursos que allí se encuentran, de manera que sea un patrimonio para las
futuras generaciones.

En este sentido la propuesta pedagógica básica diseñada, se constituyó en una


guía, puesto que la metodología implementada consideró fundamental el diálogo
de saberes y la construcción conjunta de significados, a partir de las experiencias
propias de los participantes.

También se tuvo en cuenta el tipo de población hacia la cual se orientaron los


respectivos talleres, acentuando los módulos y las temáticas de acuerdo a las
necesidades y expectativas de los participantes -y al papel que dentro del
ecosistema desempeñan- de manera tal que adquirieran herramientas
conceptuales y metodológicas que les posibilitara desempeñarse como agentes
protectores de su ambiente y recursos.

2. DESARROLLO

2.i.- Desarrollo del Proceso Social


Realización de encuentros con los diversos actores comunitarios,
organizaciones e instituciones:

En total se realizaron 12 reuniones con los diferentes actores comunitarios aunque


sólo estaban previstas tres. Previo al proceso ya se habían desarrollado varios
encuentros con el Consejo Comunitario para la formulación conjunta del presente
proyecto.

Con estas reuniones y conversatorios se buscaba articular al proceso a las


diferentes organizaciones comunitarias –Juntas de Acción Comunal, Junta
Directiva del Consejo Comunitario, instituciones que trabajan en el lugar,
Fundación Acuarios, Fundación Danza y Vida, CVC y comunidad en general-. El
trabajo posibilitó consensos sobre los linderos de la zona, procedimientos a seguir
para la declaratoria de Área en Conservación, mecanismos de consulta

21
comunitaria y compromisos entre las partes para la sostenibilidad de la misma. A
continuación se presenta el resumen de las actividades desarrolladas con los
diferentes actores:

• Con el Consejo Comunitario y las comunidades del área de influencia del


proyecto.

El Primer Encuentro y Conversatorio de Concertación se llevó a cabo con


miembros de la Junta Directiva del Consejo Comunitario, en la cual se acordaron
estrategias de intervención y participación comunitaria, tanto para la población
más cercana al área a proteger –Vereda El Salto– como con las comunidades del
área de influencia.

Con el fin de garantizar la apropiación del proceso y su sostenibilidad, se


consideró la pertinencia de conformar un Grupo de Apoyo Comunitario, G.A.C, de
carácter permanente, e integrado por miembros representativos de los diferentes
actores comunitarios, tales como jóvenes, adultos mayores, maestras, líderes,
comerciantes, niños, entre otros, para que se constituyeran en interlocutores
legítimos de la comunidad y en dinamizadores del proyecto entre los diferentes
sectores.

El Segundo Encuentro presentó a la comunidad el avance de las actividades, los


resultados de la labor de delimitación de la Microcuenca y las dos propuestas de
área de amortiguamiento.

En el Tercer Encuentro de Concertación se acordó poner a consideración entre las


comunidades de influencia las dos propuestas de implementación de un área de
amortiguamiento para la zona a conservar -mediante 4 reuniones, una por vereda-
para finalmente suscribir el acta que protocolizara como Área en Conservación a
la Microcuenca de la Quebrada Pericos.

El Cuarto, Quinto, Sexto y Séptimo Encuentro y Conversatorio de Concertación


Comunitaria, se realizó en cada una de las veredas ubicadas dentro del área de
influencia. En resumen, las comunidades se mostraron entusiasmadas con el
proyecto, solicitando la réplica del mismo en las quebradas de sus comunidades y
acogiendo unánimemente la propuesta N° 2 que contem plaba la creación de 303
Ha. como área de amortiguamiento.

Por recomendación de la comunidad de Triana se efectuó una reunión con el


Cabildo Indígena de La Delfina para la comparación de linderos. Esa reunión se
constituyó en el Séptimo Encuentro, que además fue la primera reunión con sus
líderes. Tras la presentación del proyecto, expresaron que a la comunidad le
interesaba que las fronteras del área a conservar no se cruzaran con los límites
del territorio de su cabildo, para tener un manejo autónomo del territorio. Se
acordó una reunión conjunta entre los líderes de las dos comunidades.

22
Las siguientes reuniones de acuerdos y concertación entre los líderes del Cabildo
Indígena de la Delfina y del Consejo Comunitario, fueron canceladas por ambas
partes y por diferentes circunstancias. Finalmente, el Gobernador expresó que
fueron tenidos en cuenta y agradeció la deferencia, quedando a la espera de que
si a futuro se llegara a dar alguna dificultad en los límites, las inconformidades
fueran superadas cordialmente.

El Octavo Encuentro de Concertación Comunitaria evaluó la consulta comunitaria


por veredas acerca de la zona de amortiguamiento del área a conservar. En este
encuentro, la Junta Directiva del Consejo Comunitario acordó realizar la Asamblea
General Extraordinaria del Consejo Comunitario para protocolizar la Microcuenca
de la Quebrada Pericos como un “Área en Conservación”, teniendo en cuenta lo
manifestado por las comunidades.

Para finalizar el proceso de concertación, se llevó a cabo la Asamblea


Extraordinaria del Consejo Comunitario de la Comunidad del Alto y Medio Río
Dágua, en la que participaron los presidentes de las Juntas de Acción Comunal
de las veredas La Triana, El Salto, Zaragoza, Bendiciones y la Delfina, los
miembros de la Junta Directiva del Consejo, miembros de la comunidad por cada
una de las veredas, profesores, lideres comunitarios e invitados especiales.

Durante la reunión de declaratoria se presentaron las justificaciones y


consideraciones de la propuesta que desarrolló un proceso de Consulta y
Concertación con el Consejo Comunitario y las comunidades ubicadas en el área
de influencia, conducente a legalizar la Microcuenca de la Quebrada Pericos como
un Área en Conservación y su zona de amortiguamiento. Finalmente, se procedió
a la revisión y firma del acta declaratoria y su legalización.

23
• Con la Comunidad habitante de la Microcuenca.

El Primer Encuentro y Conversatorio entre los habitantes de la Microcuenca se


realizó con la participación de representantes de la fundación Acuario –
institución que hace presencia en la zona– el equipo ejecutor y habitantes del área
de influencia directa del proyecto, con el fin de acordar criterios sobre los cambios
de la infraestructura del área, tales como senderos, vivero y casetas vigía.

En esta reunión se acordó citar a todas las personas que aparecían en el censo de
familias establecidas en la Microcuenca para determinar el número real de
habitantes, su ubicación en campo y las áreas de uso privado.

Durante el Segundo Encuentro se presentaron los avances del proyecto, se


identificaron los habitantes reales de la Microcuenca así como los cultivos, fincas y
mejoras existentes, la forma de participación en el proceso y el número de
proyectos habitacionales límite a realizar a futuro.

El Tercer Encuentro de Concertación entre los habitantes, se realizó con el


propósito de definir proyecciones, aspiraciones y articulación de esfuerzos para la
protección del área en mención. Se decidió que solamente habrán nueve
viviendas pertenecientes a personas reconocidas como habitantes de la
Microcuenca por parte del Consejo Comunitario del Alto y Medio Río Dágua y los
vecinos, por haber comprado mejoras y derechos de pequeñas fincas y/o hacer
presencia y haber adelantado acciones conducentes la protección y conservación
de la zona aunque no tengan su vivienda todavía construida.

Adicionalmente se establecieron acuerdos para una nueva ubicación de la caseta


de visitantes, para la asignación de la segunda caseta vigía, para los espacios de
funcionamiento de las fundaciones Danza y Vida y Acuario, y para limitar las
zonas de cultivos.

• Con instituciones.

Se realizó una reunión de concertación y acuerdo entre el Grupo Biodiversidad


del Departamento Técnico Ambiental (DTA) de la CVC, la Fundación Danza y
Vida y un representante de la comunidad de la Microcuenca de la Quebrada
Pericos, para obtener un panorama amplio sobre las categorías de áreas
protegidas.

24
Talleres de sensibilización comunitaria sobre importancia y ventajas
socioambientales que ofrecen las Reservas Naturales o Áreas Protegidas,
normatividad ambiental y ley 70:

Se realizaron dos talleres de sensibilización con la comunidad del Alto y Medio


Dágua sobre la importancia y ventajas socioambientales que ofrecen las Reservas
Naturales o Áreas Protegidas, normatividad ambiental y ley 70. La convocatoria
fue abierta y contó con la asistencia de representantes de 20 familias de la
comunidad, además de delegados de la escuela, la Junta de Acción Comunal, el
grupo de la tercera edad y miembros de la Junta directiva del Consejo
Comunitario,

Socialización entre la comunidad, las escuelas y las instituciones del Alto y


Medio Dágua, de la declaración de Área en Conservación de la zona de la
Microcuenca Quebrada Pericos:

La socialización de la declaración del Área en Conservación se hizo de manera


integrada al desarrollo de los talleres de sensibilización y educación ambiental, a
lo largo de las diferentes dinámicas y actividades generadas en la aplicación del
Plan de Manejo con las organizaciones comunitarias de la zona de influencia de la
Microcuenca.

Una de las primeras reuniones para el cumplimiento a dicha actividad se llevó a


cabo con el equipo de profesionales de la DAR Pacifico Oeste. Además de esta
socialización, y con igual intención, se hicieron reuniones con las comunidades de
Zaragoza, Triana, El Salto, La Víbora y La Delfina; con estudiantes de los
diferentes grados y docentes de la Institución Educativa Francisco Javier Cisneros;
con las escuelas ubicadas en el sector; con jóvenes entre los 17 y 27 años de todo
el Consejo Comunitario y con los Comerciantes.

2.ii.- Desarrollo de la construcción participativa del Plan


de Manejo Ambiental
Etapas para la construcción del Plan:

1) Levantamiento Cartográfico.

Con asesoría técnica de profesionales en la materia, se desarrolló una cartografía


que informara sobre la hidrología, la topografía, cobertura vegetal, zonas
especiales, fincas y linderos.

En primera instancia se recopiló la información cartográfica existente para la zona


-fotografías aéreas, imágenes de radar y mapas digitales-. Después se procedió a

25
hacer el primer taller de cartografía social con comunidad para la identificación de
ríos, quebradas, zonas de bosque, fincas y senderos con sus respectivos nombres
comunes. Cambiar fotos

Con estas dos bases de información se hizo la integración cartográfica. La


información se imprimió en un plano para ser corroborado en campo y ajustado
con GPS a coordenadas cartográficas. Se recorrieron las fincas y se definieron
sus áreas aproximadas, se transitaron los senderos identificando zonas de
deslizamiento, lugares sagrados y de interés ecoturísticos; finalmente se hizo un
recorrido para la delimitación del área definiendo los lugares donde serían
situados los avisos mojones. Los recorridos de caracterización natural también
fueron acompañados con GPS para ubicar zonas, árboles y quebradas de interés
para la conservación.

La información cartográfica fue trabajada con software cartográfico (arcview-


mapinfo) para modelación en 3D y sobreposición de fotografías aéreas. Esto sirvió
para aproximar la cobertura vegetal y ayudar a definir el área de amortiguamiento
del Área en Conservación.

2) Caracterización Natural.

Se hicieron 9 recorridos para el reconocimiento general del área: Cuatro con la


comunidad –identificando especies de interés cultural y zonas especiales-, uno de
evaluación botánica, dos muestreos de Herpetología y dos de Ornitología. Con
estas actividades se obtuvo una zonificación y caracterización ecológica de la
Microcuenca, así como una aproximación a la diversidad local de aves, anfibios,
reptiles y flora.

Los recorridos de observación realizados fueron acompañados por miembros de la


comunidad del Consejo Comunitario -Grupo de Apoyo Comunitario, GAC, y
habitantes de la Microcuenca-, además de estudiantes, adultos mayores
dedicados a la agricultura, antiguos cazadores y aserradores. Las personas de la
comunidad que participaron de los recorridos aportaron a la identificación de la
fauna y flora local, definiendo los nombres comunes y algunos aspectos de la

26
ecología de los mismos, contrastaron el uso histórico de los recursos y su estado
actual e hicieron recomendaciones para la conservación y manejo del área. Estos
recorridos permitieron la construcción de criterios para la elaboración del Plan de
Manejo –estado de la Microcuenca, prácticas agrícolas y familias asentadas-.

Los inventarios de flora y fauna fueron llevados a cabo con la colaboración de


estudiantes de biología de la Universidad del Valle y profesionales investigadores
–con amplia trayectoria y reconocimiento- de las áreas de ecología, botánica y
zoología. Este estudio fue complementado con la cartografía en 3D satelital de la
zona para obtener la zonificación del Área en Conservación. Los inventarios se
hicieron por observación directa in situ y con fotografías digitales para su
corroboración con las respectivas guías de campo, en ningún momento se hicieron
colectas.

Para el inventario de anfibios y reptiles se realizaron recorridos diurnos y


nocturnos en transectos definidos previamente, donde se recolectó cada uno de
los especimenes encontrados para su respectivo estudio fotográfico e
identificación. Con relación a la avifauna, además de recorridos de observación se
pusieron redes de niebla en diferentes lugares. Las aves observadas y atrapadas
fueron identificadas con guía de campo y se guardó su registro fotográfico. El
inventario botánico se llevó a cabo con recorridos por las diferentes zonas de la
Microcuenca, tomando fotografías y anotando datos relevantes para la
identificación de especies y zonas interesantes desde el punto de vista de la
conservación.

27
Se llevó a cabo un recuento histórico acerca de la explotación maderera local y el
uso que se ha dado a los recursos silvestres de fauna y flora. Se realizaron
entrevistas abiertas a personas mayores en especial aserradores y cazadores de
la vereda El Salto. La información etnográfica recolectada contrastada y
complementada con los resultados obtenidos en la valoración botánica permitió
definir la disminución de las poblaciones de ciertas especies que fueron
explotadas anteriormente.

3) Planeación y diagnostico participativo para la construcción del Plan de Manejo.

Se hicieron reuniones de planeación con el Grupo de Acompañamiento para el


desarrollo de un taller de cartografía social, definiendo las estrategias a desarrollar
y los dinamizadores de cada uno de los temas. El taller de cartografía social
abordó diferentes aspectos: Mapa social, político y económico del Consejo
Comunitario; flujo de productos entre el Consejo Comunitario y Buenaventura-
Cisneros-Cali; actividades productivas; especies de flora y fauna utilizadas;
identificación de problemas sociales, ambientales y económicos e inventario de
organizaciones que trabajan en el área de influencia Consejo.

4) Concertación lineamientos del Plan de Manejo.

Se integró la información recogida anteriormente y se presentó a la comunidad


para planear las actividades y estrategias de conservación en el área, teniendo en
cuenta las recomendaciones de la mesa Sidap1.

En un taller de dos días se presentaron los resultados de las caracterizaciones


realizadas. Posteriormente y en grupos se desarrolló una encuesta2 para la
definición de objetivos de conservación según el esquema de las 5 S´s de la
WCS -World Conservation Sociaty. También en grupos se trabajó la matriz de
identificación de Debilidades, Oportunidades, Fortalezas y Amenazas –DOFA3-; la
cual sirvió para la definición de los programas, las estrategias y las acciones
necesarias a adelantar para cumplir con los objetivos de conservación. Finalmente
se construyó un reglamento interno para el Área en Conservación que recogiera la
fauna, flora, fincas y visitantes, además se integró un comité para operar con
comunidad el Plan de Manejo. Ver Anexo No.2 Plan de Manejo.

5) Socialización del plan de manejo

1
según Anexo. Procedimiento a Seguir en La Formulación de Planes De Manejo para Las Áreas
Protegidas del Valle del Cauca
2
Encuesta elaborada por el grupo Biodiversidad del SIDAP, CVC – CVC. 2006 Consulta
comunitaria para la definición de objetivos de conservación de áreas a proteger (modificado a partir
de Asoyotoco, 2006). Anexos para la puesta en marcha del Sidap. Grupo de Biodiversidad
3
Recomendada por el grupo SIDAP-CVC en el documento PROCEDIMIENTO A SEGUIR EN LA
FORMULACIÓN DE PLANES DE MANEJO PARA LAS ÁREAS PROTEGIDAS DEL VALLE DEL
CAUCA

28
2.iii.- Desarrollo del Proceso de Educación Ambiental
Conforme a lo propuesto en el Plan de Manejo, se desarrolló un Proceso de
Educación Ambiental que planteó como estrategia la constitución de un grupo
juvenil que posteriormente pudiera multiplicar los conocimientos aprendidos.

Para seleccionar los miembros del grupo juvenil, se llevó a cabo una actividad
denominada “El Factor Pericos”, invitando a jóvenes habitantes del área de
influencia del Consejo a realizar sus presentaciones artísticas. Los requerimientos
indicaban que debían tener entre 18 y 25 años de edad, con habilidades artísticas
o recreativas, y con disponibilidad de tiempo.

Previo al inicio de la audición se expuso el proyecto, socializando además la


declaratoria del Área en Conservación, las responsabilidades a asumir y el objeto
del grupo a conformar –el cual planteaba que la razón de ser era sensibilizar a la
población local, visitantes y turistas a tener mayor conciencia sobre el impacto
ejercido en el medio ambiente, en el agua y los recursos naturales de los cuales
se ven beneficiados-.

29
El estudio y evaluación de las fichas de cada uno de los aspirantes, indicó que el
50% estaba por debajo de la edad requerida, motivo por el cual se debió hacer
una nueva convocatoria. Así pues, se identificaron nuevos jóvenes mayores de 25
años que habían terminado su bachillerato y no tenían ocupación fija. Se acordó
invitarlos para que se vinculasen al proyecto, previo acuerdo entre el Comité
Operativo, la Junta Directiva del Consejo, el Equipo Ejecutor y la aprobación del
Comité Técnico. Fue así como surgió el Grupo Juvenil “Chanúl”, con quienes se
adelantó la mayor parte de los talleres del Proceso de Educación Ambiental.

En la Ecoaldea La Atlántida ubicada en el municipio de Cajibío, Cauca, los 13


jóvenes seleccionados y cuatro miembros del Comité Operativo, participaron del
seminario formativo que contempló cuatro áreas básicas: Formación Conceptual,
en Habilidades Artísticas, Formación Grupal y Construcción de Herramientas
Lúdicas para el desarrollo de actividades de Educación Ambiental.

Los siguientes cuadros resumen las temáticas desarrolladas:

Tema: La fragilidad del ecosistema de la Selva Húmeda Tropical

Fecha
Tema Lugar Nº de
participantes
Nov. 18/06 Biodiversidad, Selva Húmeda Ecomunidad La Atlántida, Cajibío 17
Tropical (1): (Flora, suelo, aire, Cauca
fauna, agua)
Nov. 22/06 Biodiversidad, Selva Húmeda Ecomunidad La Atlántida, Cajibío 17
Tropical (2): (Flora, suelo, aire, Cauca
fauna, agua)
Nov. 24/06 Biodiversidad, Selva Húmeda Ecomunidad La Atlántida, Cajibío 17
Tropical (3): (Flora, suelo, aire, Cauca
fauna, agua)
Nov. 19/06 Crisis Ambiental Moderna. (1): Ecomunidad La Atlántida, Cajibío 17
(Local, regional, nacional, y Cauca
mundial).
Nov. 21/06 Crisis Ambiental Moderna. (2) Ecomunidad La Atlántida, Cajibío 17
(Local, regional, nacional, y Cauca
mundial).
Nov. 21/06 Globalización y Medio Ambiente Ecomunidad La Atlántida, Cajibío 17
(1): Economía, cultura, política. Cauca

30
Tema: Ley 70.

Mi Consejo Comunitario (el territorio, las comunidades, la economía,


problemáticas, fortalezas, debilidades, oportunidades, amenazas).
Fecha Lugar Asistentes
Nº de
participantes
Oct. 30 /06 Caseta Comunal La Triana Comunidad de Zaragoza y 12
La Triana
Oct. 30/06 Caseta Comunal La Víbora Comunidad de La Víbora y 18
El Salto
Nov. 2/06 Caseta Comunal La Delfina Comunidad de La Delfina, 38
estudiantes de 11º y
docentes Ins. Educativa
Francisco Javier Cisneros,
y escuelas del Consejo.
Nov. 07/06 Centro Recreacional Los Comerciantes 15
Tubos
Nov. 20/06 Ecomunidad La Atlántida, Grupo Juvenil, Comité 17
Cajibío Cauca Operativo
Nov. 20/06 Ecomunidad La Atlántida, Grupo Juvenil, Comité 17
Cajibío Cauca Operativo

Temas: Manejo de residuos.


Herramientas lúdico-didácticas

Fecha Tema Lugar


Nº de
participantes
Nov. 23/06 Manejo de Residuos Ecomunidad La Atlántida, 17
Sólidos Cajibío Cauca
Nov. 24/06 Manejo de Residuos Ecomunidad La Atlántida, 17
Sólidos Cajibío Cauca
Nov. 23/06 Globalización y Medio Ecomunidad La Atlántida, 17
Ambiente (2): Economía, Cajibío Cauca
cultura, política.

Nov. 20/06 Cultura Negra y Ambiente Ecomunidad La Atlántida, 17


Cajibío Cauca
Nov. 19/06 Expresión Corporal (1): Ecomunidad La Atlántida, 17
Cajibío Cauca
Nov. 21/06 Expresión Corporal (2) Ecomunidad La Atlántida, 17
Cajibío Cauca

31
Al finalizar el seminario, el grupo juvenil contaba con la obra de teatro “Palo de
Agua” que a través de música, títeres y zanqueros desarrolla los impactos
ambientales que se viven en el Consejo Comunitario, generados por el turismo, el
lavado de mulas, la tala y la caza, pero además ofreciendo alternativas de solución

En el montaje artístico emplearon técnicas de dramatización como canto, danza,


títeres y zanquería. Rescatando valores culturales del Pacífico a través de la
música, rimas, mitos, danza y jerga. Los y las jóvenes del grupo evidenciaron un
alto grado de sensibilidad hacia su entorno, verbalizándolo con la petición de
conservar el bosque para que la fauna recupere su hogar; estableciendo la
relación de la contaminación de las quebradas con la de los mares;
promocionando su cultura e invitando a emprender acciones para proteger su
hábitat. Lo cual indica que temas relacionados con globalización y medio ambiente
y/o cultura y ambiente, fueron integrados a su referente y problemática ambiental.

La obra “Palo de Agua” fue presentada durante el concurso de tradición oral “Entre
Cuentos y Cuenteros” -actividad desarrollada en el marco del proyecto- y en los
eventos de socialización del Plan de Manejo, así como en los centros recreativos
vecinos al Área en Conservación con la presentación de 4 funciones -2 en la
institución Educativa Francisco José Cisneros dirigido a jóvenes y niños y 2 en la
zona turística de los Tubos dirigido a los visitantes-. En cada caso la obra fue
ajustada y contextualizada, teniendo en cuenta el público y el lugar de
presentación.

32
Finalizado el seminario, el Grupo Juvenil “Chanúl” y el Comité Operativo
asumieron la responsabilidad de recibir a turistas y visitantes de la Microcuenca
para guiarlos en recorridos por el área y darles a conocer el reglamento interno.

2.iv.- Desarrollo del Proceso de Infraestructura

• Centro de Información y Centro de Visitantes.

Al arribo de la Fundación Danza y Vida, en el año 2000, en la Microcuenca de la


Quebrada Pericos existían tres edificaciones: una ubicada en la parte alta y
habitada desde hace 15 años y dos más abandonadas, en avanzado estado de
deterioro.

La Fundación, en conjunto con diferentes personas amigas del proceso, decidió


iniciar la construcción de un centro para visitantes que tomó más de 6 meses para
su culminación. Esta se hizo a través de mingas –modo tradicional de trabajo de
las comunidades indígenas y negras para hacer actividades en las que colaboran
diferentes miembros de la comunidad- para adecuar el camino, acopiar y preparar
madera o llevar materiales –cemento, hierro, tablas, hojas de zinc, etc.-desde la
carretera. La edificación permitió dinamizar las actividades de educación ambiental
que hacia la Fundación en la Microcuenca, llevando principalmente grupos
juveniles ambientales con los que se venía trabajando en la ciudad de Cali.

Al tiempo en que se construía esta casa, una familia indígena emprendió la


construcción de otra vivienda -en un terreno cedido por el propietario de mayor
antigüedad- e implementando un Nasatul –modelo de trabajar la finca, propio de
los indígenas Nasa-. La edificación se apoyó con mingas donde participaron
amigos cercanos de la familia, principalmente visitantes que venían de la ciudad
de Cali.

Para fortalecer la propuesta de protección del área -en el marco del presente
proyecto- se propuso la adecuación de dos centros de información
correspondientes a la casa del propietario de mayor antigüedad y de la familia
Alape Bubú, para que pudieran desempeñar labores de vigía y control, sobre todo
en lo relacionado con la caza y la tala, en concordancia con el rol que venían
desempeñando de guardianes de la Microcuenca. Por otro lado, se propuso la
adecuación del Centro de Visitantes, para brindar mejores condiciones de estancia
a los biólogos que venían trabajando en el área y a los invitados.

En reunión con los habitantes de la zona y las fundaciones Acuarios y Danza y


Vida, una vez iniciado el proyecto, se propuso el traslado del Centro de Visitantes
a un sitio mas seguro y de fácil acceso pues se encontraba ubicado en un lugar
con riesgo de deslizamiento.

33
La labor de acondicionamiento de la vivienda de la familia Alape Bubú se inició
con una minga que cambió el techo de plástico por hojas de iraca. Terminada esta
labor se procedió a la construcción de los muros de contención de la casa -con
piedra, arena, cemento, hierro- y a la ampliación de la cocina, de acuerdo a
especificaciones técnicas recomendadas por un arquitecto asesor. Y se concluyó
con el mejoramiento de la parte hidráulica y la adecuación de una ducha.

Posteriormente, se inició el traslado y acondicionamiento del antiguo Centro de


Visitantes hacia el nuevo espacio, reutilizando los materiales existentes –como
madera, hojas de zinc, amarras, tablas, cocina- y realizando mingas entre
habitantes de la Microcuenca y miembros de la comunidad.

De acuerdo al diseño del nuevo Centro de Visitantes, se preparó y acopió la


madera, así como los materiales necesarios para su construcción. La base de la
casa se hizo en concreto -arena, piedra, hierro, cemento-para evitar su deterioro y
darle resistencia; el techo en hojas de zinc; el piso en machimbre comprado en
Buenaventura en bodegas certificadas; la chambrana puesta en el contorno se
hizo con madera de palma Chonta; todo el material fue inmunizado y se le aplicó
alquitrán. Concluida la vivienda se procedió a su dotación para dormitorios, cocina
y baño.

El Centro de Visitantes cuenta con cuatro niveles: en el primero funciona el baño,


la ducha y la zona de reciclaje; en el segundo están la cocina, el comedor y estar;
un tercero se acondicionó como mirador y el último como dormitorio.

Centro de Información o caseta vigía Casa de visitantes

34
• Senderos

Los senderos que existen a lo largo y ancho de la Microcuenca datan de los años
60 y 70´s, fueron realizados en principio por aserradores que se asentaron para
extraer madera y venderla en el mercado de Buenaventura y Cali. Actualmente,
muchos se encuentran carcavados e inhabilitados, quedando sólo en uso el de
acceso principal que conecta con las casas del lugar. Para facilitar el ingreso a la
Microcuenca el proyecto propuso la adecuación de un tramo de 1000 metros,
previo estudio en el que se acordó el manejo de escorrentías, adecuación de
escaleras de chonta y piedra en zonas muy pendientes; piedra y balastro para las
zonas pantanosas y mejoramiento de taludes.

Los materiales utilizados se compraron a personas de la zona, quienes los


acarrearon hasta los lugares indicados. En minga, con miembros de la comunidad,
se procedió a la adecuación del sendero de acuerdo a un plan de trabajo.

En la zona pantanosa de entrada a la Microcuenca –trayecto desde la carretera


Cabal-Pombo hasta el aviso de ingreso- se ubicaron piedras medianas y grandes
del río; en la pendiente se hicieron más de cien escalones de chonta inmunizada,
las cuales fueron clavadas con estacas del mismo material y se colocaron piedras
con balastro en el escalón.

En la parte media del sendero -entre el aviso de ingreso y el Centro de Visitantes-


se amplió el camino, se manejaron escorrentías con canales, tubos de gres y
desagües de capilaridad y se hicieron escaleras como las especificadas
anteriormente.

En la parte alta -entre el Centro de visitantes y el Centro de Información- se


ubicaron piedras en zonas pantanosas y escaleras en zonas de difícil acceso.

35
• Señalización

Al inicio del proyecto, la Microcuenca no tenía ningún tipo de señalización, al lugar


se accedía por indicaciones de los lugareños. El proyecto se propuso entonces
estacionar letreros y avisos informativos a lo largo del sendero en lugares claves
como entrada, ríos, quebradas, casas, zona de vivero y fincas. En algunos casos,
indicando recomendaciones para el ingreso a la zona e informando los límites del
Área en Conservación con avisos mojones que ubican el lugar donde se encuentra
cada uno.

Avisos Mojones: poste de madera plástica de 3” de ancho por 1.50m de alto y


una tabla de madera inmunizada con un letrero en vinilo sobre lámina galvanizada.
Se instalaron en los linderos del área con coordenadas geográficas, bajo la
asesoría de un ingeniero topógrafo.

Avisos Informativos: poste de madera plástica de 3” de ancho por 1.50m de alto y


una tabla de madera inmunizada grabada en bajo relieve y pintada en barniz.

36
Estos avisos fueron elaborados por un experto ebanista de la región y ubicados en
minga, de acuerdo al plan de trabajo, por los habitantes de la Microcuenca y
miembros de la comunidad.

• Vivero e Invernadero

Con el propósito de desarrollar una infraestructura que permitiera implementar un


sistema técnico de manejo de semillas, germinación, transplante y cuidado de
plántulas, para los requerimientos del proceso de restauración y conservación de
flora en la Microcuenca, se procedió a la construcción de un vivero, un centro de
abono y la adecuación de un invernadero.

El vivero se llevó a cabo según especificaciones técnicas de manejo de sombra y


espacio. La estructura se hizo en madera y chonta sobre terreno previamente
nivelado. El recubrimiento se elaboró con malla de zarán y plástico.

El centro de abono se ubicó frente al vivero, hecho en estructura de madera,


chonta y techo de zinc, con manejo de aguas y escorrentía. Este centro se dotó
con dos canecas plásticas de 55 galones, bomba fumigadora, minerales, 30 bultos
de gallinaza y 60 bultos de tierra.

El invernadero se adecuó cambiando la madera deteriorada de la estructura


anterior, colocando zarán en las paredes, plástico para invernaderos y mejorando
las camas para reproducción vegetal. Fueron diseñados buscando replicar las

37
condiciones naturales locales para así proporcionar a las semillas y plántulas,
condiciones adecuadas para su crecimiento y desarrollo.

Las especies reproducidas en el vivero e invernadero, se determinaron de acuerdo


a las especies priorizadas en el taller sobre objetivos de conservación, árboles
maderables y frutales con categorías de conservación y especies con poblaciones
diezmadas debido a la sobre explotación realizada épocas anteriores. Además se
procuró reproducir y mantener especies maderables y frutales de importancia para
la fauna silvestre y para la restauración de los bosques y mejoramiento de las
condiciones del suelo.

Las plántulas manejadas en el vivero fueron abonadas con caldos nutritivos,


bocachi y otros abonos orgánicos, los cuales fueron preparados y conservados en
la caseta de abonos. Cada una de las plántulas fue marcada con una etiqueta
hecha en lámina de aluminio que contiene el nombre común, nombre científico y
familia taxonómica; así mismo fueron registradas en una ficha de manejo de
plántulas con información detallada y su respectivo control de crecimiento para el
seguimiento y monitoreo de las especies trasplantadas.

De acuerdo a las recomendaciones descritas en el Plan de Manejo y a la


caracterización ecológica donde se describen los diferentes estados sucesionales
de las zonas de la Microcuenca, se inició el proceso de restauración forestal
introduciendo especies vegetales, -principalmente nativas- en zonas intervenidas,
fincas agroforestales, bosques en estados de sucesión temprana, zonas de ladera
y claros naturales.

La restauración boscosa abarcó un total de 13.8 Ha. donde se introdujeron más de


740 plántulas distribuidas en las diferentes zonas. Las plantas nativas introducidas

38
incluyeron frutales, palmas, árboles maderables y diversidad de guamos que
favorecen la sucesión vegetal, enriquecen el bosque, aportan elementos
nutricionales al suelo y alimentación para la fauna. En las actividades de siembra
participaron turistas y visitantes, amigos y familiares, así como personas de la
comunidad.

Las zonas de enriquecimiento y restauración fueron: Sendero al Mirador, zona El


Mirador, bosque protector y finca de Alfredo Barrera, Borojosal, Mina de Cuarzo,
parte alta del sendero principal entre las quebradas Pericos y Periquitos y bosque
de galería de la quebrada La Tunda.

3.-Resultados del Proceso


3.i.-Declaratoria

39
3. RESULTADOS DEL PROCESO

El principal resultado del presente proyecto fue el desarrollo del proceso y la


declaratoria de la Microcuenca Quebrada Pericos como Área en Conservación.
Con este trabajó se logró crear consensos sobre los linderos del área,
procedimientos a seguir para la declaratoria, mecanismos de consulta comunitaria
y compromisos entre las partes para la sostenibilidad de la misma, teniendo como
marco jurídico la Ley 70 de 1993.

3.i.-Plan de Manejo
El proceso desarrollado permitió elaborar, de manera concertada, los lineamientos
del Plan de Manejo para la Microcuenca de la Quebrada Pericos, su reglamento
interno, estrategias de conservación y sostenibilidad, programas a desarrollar y
conformación de un Comité Operativo para su implementación.

3.ii.-Cartografía

Los resultados logrados en el proceso cartográfico fueron:

Elaboración de tres mapas con componentes Topográfico, Hídrico, de


Cobertura Vegetal y Zonificación de la Microcuenca.
Integración Digital de la información geográfica -conseguida con el IGAC,
con aportes de la comunidad, con aerofotografía C2093N028. 1:49800.
Julio 20/83. Fuente CVC- con curvas de nivel, con modelo de RADAR, con
vías, casas, sistemas de drenaje, linderos de la Microcuenca y su
respectiva área.
Recorridos de sensibilización y reconocimiento de la Microcuenca con la
comunidad, para la captura de datos del sistema de posicionamiento global.
Modelo de datos para lo que tiene que ver con la delimitación.
Obtención de los sitios para el posicionamiento de los mojones.
Definición topográfica del área a conservar y su respectivo valor de
superficie: 377ha.
Obtención gráfica para la zona de amortiguamiento y sus respectivos
valores de superficie.
Cartera de campo de datos GPS.

40
III.iii.-Productos
Documento del Plan Manejo.

Reglamento interno para habitantes y visitantes del Área en Conservación.

Adecuación de un tramo de más de 1000m desde la entrada al Área en


Conservación hasta el Centro de Información pasando por el Centro de
Visitantes.

Elaboración e instalación de 25 avisos mojones.

Elaboración e instalación de 35 avisos en madera grabadas en bajo relieve


y pintadas con barniz, indicando aspectos importantes a tener en cuenta en
el Centro de Visitantes.

Construcción de un vivero con mas de 750 plántulas de especies nativas

Restauración de 13.8 Has. de bosque.

Edificación de un invernadero.

Construcción de un centro de abono.

Adecuación de un Centro de Información o Caseta Vigía.

Edificación de un Centro de Visitantes.

Un Comité Operativo formulando y gestionando proyectos de


fortalecimiento y continuidad

Un grupo juvenil conformado, que a través del arte, la lúdica y la recreación,


desarrollan acciones de educación Ambiental con turistas, niños, niñas, y
comunidad en general del Consejo Comunitario.

3.iv.-Logros
Fortalecimiento Organizativo:

La presencia de organizaciones comunitarias en el Consejo Comunitario del Alto y


Medio Río Dágua es muy baja. Las más reconocidas, son las Juntas de Acción

41
Comunal, que poco a poco han ido perdiendo protagonismo ya que las
instituciones municipales, departamentales y nacionales, reconocen y buscan
como interlocutores válidos a los miembros de la Junta Directiva del Consejo
Comunitario. Con excepción de la JAC de El Salto, las otras han tenido muy pocos
resultados en la gestión del desarrollo de sus comunidades. En la actualidad,
estas organizaciones de base están siendo consideradas dentro de la
administración del Consejo, como comités veredales en los que se apoyen para el
nombramiento de delegados a las Asambleas Generales.

Aun cuando el proceso desarrollado deja dos nuevas organizaciones comunitaria


establecidas y funcionando, el aporte principal se basa en el fortalecimiento del
tejido social y las dinámicas establecidas. Como logros del proceso en términos de
organización y fortalecimiento comunitario podemos presentar los siguientes:

1. Empoderamiento del Consejo Comunitario sobre su territorio: Las múltiples


reuniones veredales y los encuentros y asambleas a nivel de Consejo para
consultar a la comunidad sobre la asignación del carácter de “Área en
Conservación” a la Microcuenca de la Quebrada Pericos, fue un ejercicio de
participación en el cual se evidenció que la máxima autoridad sobre el territorio la
tiene la comunidad.

2. Reconocimiento de la Junta Directiva del Consejo Comunitario: durante el


proceso de concertación comunitaria se abrieron espacios para el acercamiento
de los líderes comunitarios –miembros de la Junta Directiva- con la comunidad en
general, aportando a la confianza, a la afirmación del otro y a las acciones
articuladas dentro del Consejo.

3. Encuentros entre Comerciantes: Se realizó la primera reunión entre los


comerciantes ubicados en el sector de “Los Tubos”, logrando manifestar la
voluntad de apoyar el proceso de fortalecimiento del grupo juvenil Chanul y de
contribuir con la protección y preservación del Área en Conservación.

4. Habitantes del Área en Conservación: Se desarrolló un proceso de acuerdos y


concertación entre los habitantes del área y de éstos con la Junta Directiva del
Consejo, logrando regular el número de viviendas, la identificación de fincas y sus
propietarios, establecer pautas mínimas sobre los derechos de posesión de
predios, y la condición de acogerse y acatar el reglamento interno por parte de
todos los habitantes de la Microcuenca de la Quebrada Pericos.

5. Grupo Juvenil: Se constituyó y dejó operando el Grupo Juvenil “Chanúl” con la


participación de jóvenes de cinco comunidades del Consejo. A partir de este
proceso, el grupo desarrolla temas de educación ambiental utilizando el arte y la
lúdica para llegar a población infantil, turistas, y comunidad en general, rescatando
a su vez valores tradicionales y culturales del Pacífico colombiano.

6. Comité Operativo: Surge como necesidad de una instancia que colabore con la
Junta Directiva del Consejo en la administración y manejo del Área en

42
Conservación. Conformado con la participación de dos miembros de cada
comunidad, un representante de la Junta Directiva, delegados de las fundaciones
Acuario y Danza y Vida, y un representante de los habitantes de la Microcuenca.
La función del Comité Operativo es velar por la aplicación del Plan de Manejo, y
ajustar e implementar el Reglamento Interno para habitantes y visitantes del área.

El Comité Operativo adicionalmente asumió otras tareas como la de formular y


gestionar proyectos que den continuidad a los procesos iniciados, especialmente
relacionados y contenidos en el Plan de Manejo. En su dinámica de trabajo
acordaron encuentros semanales y luego quincenales. Los siguientes son
productos y resultados del trabajo del Comité Operativo:

Formulación y gestión de proyectos de fortalecimiento y continuidad del


grupo juvenil Chanul y de la aplicación del Plan de Manejo.

Gestión y acuerdos con comerciantes para el apoyo económico mensual


del Grupo Juvenil “Chanúl”.

4. SOSTENIBILIDAD
Sostenibilidad Económica:

La iniciativa de conservación está dada a partir la intencionalidad y el accionar de


los habitantes de la Microcuenca de la Quebrada Pericos, quienes vienen
realizando diferentes actividades desde hace más de una década. El proyecto que
finaliza genera acciones que cualifican y fortalecen el proceso, lo cual abre nuevas
alternativas y posibilidades para la gestión de recursos encaminadas a la
preservación.

La sostenibilidad económica de una dinámica intensa y cualificada de


conservación es una meta que se alcanza luego de un proceso sostenido por
varios años. Aunque es el primer proyecto oficial que aporta al proceso, la
intervención que finaliza posibilita los siguientes elementos que contribuyen al
logro futuro de la sostenibilidad:

• El reglamento interno establece un Bono Ecológico para el ingreso de


visitantes y turistas al Área en Conservación, por un valor de $3.000 por
persona y cuya administración la ejerce el Comité Operativo.

• La formulación y gestión de proyectos de continuidad, las alianzas con el


Consejo Comunitario y los comerciantes ubicados en el sector Los Tubos,
representan alternativas de sostenibilidad.

43
• Los acuerdos alcanzados con los habitantes de la Microcuenca y con la
comunidad, relacionados con la implementación del reglamento interno,
garantiza que actividades como la caza, pesca, tala, asentamiento de colonos,
e ingreso masivo de visitantes, entre otras, sean completamente controladas
desde la Caseta de Información y Vigilancia establecida al interior de la
Microcuenca.

Sostenibilidad Ambiental

Para la sostenibilidad ambiental del proceso de conservación de la Microcuenca


de la Quebrada Pericos se cuenta con:

• Un acta de la asamblea del Consejo de Comunidades Negras del Alto y


Medio Río Dágua donde se de protocoliza la declaratoria de 377 Ha. de
Área en Conservación de la Microcuenca y 330 Ha. como zona de
amortiguamiento.

• Un Plan de Manejo que recoge la caracterización social, ecológica y


ambiental de la zona definiendo un reglamento interno y programas a
desarrollar para la conservación de los ecosistemas.

• Un Comité Operativo para la implementación del Plan de Manejo.

• El compromiso de las fundaciones Danza y Vida y Acuarios y de los


habitantes de la Microcuenca de acogerse a los lineamientos del Plan de
Manejo.

• El compromiso de la Junta del Consejo Comunitario para gestionar los


proyectos del Plan de Manejo.

5.- CONTINUIDAD
La continuidad del proceso de conservación de la Microcuenca de la Quebrada
Pericos se enmarca en los proyectos planteados para el desarrollo de los
programas del Plan de Manejo.

Los proyectos hasta ahora planeados se anexan dentro del Pan de Manejo y se
encuentran en gestión por parte de la junta del Consejo Comunitario del Alto y
Medio Río Dágua.

44
III. BIBLIOGRAFÍA
*RENJIFO, ,L. M., A. M., FRANCO- MAYA., J. D. AMAYA ESPINEL, G. H.
CATAN, Y B. LÓPEZ - LANÚS (eds). 2002. Libro rojo de aves de Colombia. Serie
libros rojos de especies amenazadas de Colombia. Instituto de Investigación
Recursos Biológicos Alexander von Humboldt y Ministerio de Medio Ambiente,
Bogotá, Colombia.

**Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y


flora silvestres. Apendices I, II and III to the Convention on international trade in
endangered species of wild fauna and flora.

- CITES-APENDIX-citesoma. Convención sobre el comercio internacional de


especies amenazadas de fauna y flora silvestres. Apendices l, ll y lll, 2005.

- Decreto 1745 de 1995 (octubre 12) Diario Oficial No 42.049, del 13 de octubre de
1995.

- Comunidades negras de Colombia: en defensa de biodiversidad, territorio y


cultura, Arturo Escobar, revista Biodiversidad # 22.

- Construcción colectiva de sistemas de áreas protegidas del Valle: propuestas de


categorías de áreas protegidas para el Valle del Cauca y sus directrices de
manejo, contrato CVC 178, informe final 2004.

- Ley 99 de 1993.

- Proyecto de Ley del Agua (Borrador Versión Diciembre 22/2004)

- Métodos para la valoración de productos forestales no maderables con fines de


manejo sostenible: Documento taller de capacitación 20-22 de mayo del 2004
Oaxaca, México.

- El monitoreo y la evaluación participativos de la biodiversidad. Resumen de la


conferencia por Internet del 7 al 25 de enero 2002 de la Red Europea de
Investigación Forestal Tropical.

- Acuerdo No. 03 de 2001 “por medio del cual se adopta el Plan de Ordenamiento
Territorial para el municipio de Buenaventura, Valle del Cauca”.

- Estrategias para un sistema de áreas naturales protegidas, SINAP Colombia.


Identificación de prioridades de conservación de fauna de la jurisdicción de la
CVC, Línea de investigación de especies focales, informe final- Convenio No. 080
CVC-IAVH

45
- Ley 70 del 27 de Agosto de 1993.

- Decreto 2811 del 18 de Diciembre de 1974 (Reglamentado parcialmente por los


[Decretos 2259 de 1976], [Decreto 1449 de 1977], [Decreto1415 de 1978],
[Decreto 1715 de 1978], [Decreto 1741 de 1978], [Decreto 2787 de 1980], [Decreto
2 de 1982] y [Decreto 704 de 1986)]. Por el cual se dicta el Código Nacional de
Recursos Naturales Renovables y de Protección al Medio Ambiente.

- Procedimiento a seguir en el proceso de identificación de objetivos de


conservación y declaratoria de áreas protegidas. Corporación Autónoma Regional
Del Valle Del Cauca (CVC) 2005. Grupo de Biodiversidad - Dirección Técnica
Ambiental

- Estudio Jurídico Sobre Categorías Regionales de Áreas Protegidas. Primer


borrador para debate. Por: Eugenia Ponce De León Chaux.

- (CVC) 2005. Anexo participación y clasificación de actores. Grupo de


Biodiversidad - Dirección Técnica Ambiental. (Borrador).

- Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca – CVC. 2005. Propuesta de
categorías de áreas protegidas para el Valle del Cauca y sus directrices de
manejo. Informe final contrato No. 178, presentado por la Fundación Trópico.

- (CVC) 2005. Procedimiento a seguir en el proceso de identificación de objetivos


de conservación y declaratoria de áreas protegidas. Corporación Autónoma
Regional del Valle del Cauca. Anexo 1: Explicación de los criterios de acuerdo a la
literatura. Grupo de Biodiversidad-Dirección Técnica Ambiental (Borrador).

- Anexo. Procedimiento a Seguir en la Formulación de Planes de Manejo para las


Áreas Protegidas del Valle del Cauca. Corporación Autónoma Regional del Valle
del Cauca (CVC) 2005.Grupo de Biodiversidad - Dirección Técnica Ambiental.

- DOCUMENTO UICN. Anexo lll. Listado de las especies de la lista roja final con
sinónimos, Estrategias para el uso y manejo sostenible de las especies arbóreas
sujetas a comercio internacional.

- Capacidades necesarias para el manejo de áreas protegidas América Latina y el


Caribe. Coord: Julia Carabias, Javier Mendoza y Rosaura Cadena. WCPA-UICN.
Mexico, 2003.

- Áreas Protegidas y Territorios Colectivos de Comunidades Indígenas y Negras,


por Eugenia Ponce de León Chaux.

- Directrices para las categorías de Áreas Protegidas. CPNAP con la ayuda de


WCMC. UICN, 1994.

46
- Reserva comunitaria de la vereda La Gloria Buenaventura. Un proceso
participativo para la conservación de la naturaleza y la cultura. Cartilla, Fuagepaci-
CVC, convenio110 de 2005.

- Revista: Temas de Orientación Agropecuaria # 126 Marzo - Abril 1977. Bogotá

- Colombia. Nombres científicos y vulgares de las plantas mas comunes. Director:


Rubén Ruiz Camacho. 137 paginas.

- Maecha. Gilberto. 1982. Estudios Generales del Sector Maderero en el Litoral


Pacífico Colombiano. Dendrología. Cespedecia. Cali XI (41 – 42): 1-67. Nombres
vulgares y científicos de algunos árboles de la costa Pacifica.

- Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y


flora silvestres. Appendices I, II and III to the Convention on international trade in
endangered species of wild fauna and flora.

- EMMONS, L.H. & FEER. 1990. Neotropical Rainforest Mammals, a field guide.
University of Chicago Press, Chicago.

- HILTY, S.L.& L. BROWN. 1986. Birds of Colombia. Princeton University Press,


Princeton, N.J.

- HOLDRIDGE .L.R. 1982. Ecología basada en Zonas de Vida. IICA, San José,
Costa Rica.

- RENJIFO, ,L. M., A. M., FRANCO- MAYA., J. D. AMAYA ESPINEL, G. H.


CATAN, Y B. LÓPEZ - LANÚS (eds). 2002. Libro rojo de aves de Colombia. Serie
libros rojos de especies amenazadas de Colombia. Instituto de Investigación
Recursos Biológicos Alexander Von Humboldt y Ministerio de Medio Ambiente,
Bogotá, Colombia.

- SILVERSTONE-SOPKIN, P. Guía de Metodología para el Laboratorio de


Ecología Vegetal. Universidad del Valle. Cali. 13p.

- VILLAREAL H., M. ALVAREZ, S. CÓRDOBA, F. ESCOBAR, G. FAGUA, F.


GAST, H. MENDOZA, M. OSPINA Y A.M. UMAÑA. 2004. Manual de métodos
para el desarrollo de inventarios de biodiversidad. Programa de inventarios de
biodiversidad. Instituto de investigación de recursos biológicos Alexander Von
Humboldt. Bogotá, Colombia. 236p.

47