Vous êtes sur la page 1sur 95

M.

AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ENCUENTROS EN EL CORAZÓN

ÍNDICE

POESÍAS DE M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ANTES DE


SER RELIGIOSA

AL NIÑO JESÚS ............................................................................................ 19


A MIS DOS MADRES ................................................................................... 20
JARDINCILLO (a mi Madre) ....................................................................... 21
A MI MADRE ANTES DE MORIR.............................................................. 22
DESPUÉS DE LA MUERTE DE MI MADRE ............................................. 23

HALLARTE QUIERO SEÑOR ..................................................................... 24


VIAJE A SALAMANCA ............................................................................... 24

SÓLO DIOS .................................................................................................... 25


AL DIOS HOSTIA ......................................................................................... 25
NOCHE OSCURA ......................................................................................... 26
AMOR FIEL .................................................................................................... 27
ANSIAS ........................................................................................................... 27
A CRISTO CON LA CRUZ .......................................................................... 28

DAME SEÑOR ............................................................................................... 29


ANSIAS DE DIOS .......................................................................................... 30
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA

HÁGASE TU VOLUNTAD .......................................................................... 31 LA SEMILLA .................................................................................................. 47

AL CRISTO DE LOS MILAGROS ............................................................... 32 LA NUEVA TERESA ..................................................................................... 49

MUESTRA QUE ERES MI MADRE ............................................................ 33 DÍA DE LOS DOLORES ................................................................................ 52

BUSCANDO A DIOS .................................................................................... 35 AMARÁS AL SEÑOR TU DIOS................................................................... 53

TEMOR DE AMOR ....................................................................................... 36 LAS CRIATURAS........................................................................................... 53

CAMPOS DE CASTILLA ............................................................................. 37 TEMOR DE DIOS ........................................................................................... 54

AMISTAD ....................................................................................................... 38 SUBIENDO ..................................................................................................... 54

ESTOY A LA PUERTA Y LLAMO .............................................................. 38 A NUESTRA RVDA. MADRE GENERAL ................................................. 55


DE NUESTRO VIAJE A ROMA ................................................................... 56
A Da ISABEL MESEGUER (F. de la casa de Alquerías) ............................ 57
POESÍAS ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU
FIN DEL HOMBRE ........................................................................................ 58
VIDA RELIGIOSA
LAS CRIATURAS........................................................................................... 59

EN SILENCIO HABLA DIOS AL ALMA ................................................... 41 EL PECADO.............................................................. :.................................... 60

LUCHAS DEL ALMA ................................................................................... 41 PECADO VENIAL ......................................................................................... 60

CAMINAR APOYADA EN LA FE.............................................................. 42 LES ESTABA SUJETO ................................................................................... 60

MI BARQUILLA ............................................................................................ 42 LA ESCLAVA DEL SEÑOR .......................................................................... 61

SOLEDAD ...................................................................................................... 43 NO ME IMPORTA ......................................................................................... 61

CREO SEÑOR, PERO AUMENTA MI FE .................................................. 44 SANTIDAD ..................................................................................................... 61

VELAD Y ORAD; DICE EL SEÑOR............................................................ 44 ESPERANDO A MI AMIGA ........................................................................ 62

SONETO ......................................................................................................... 45 TENGO SED DE TI ........................................................................................ 62

PAZ DEL ALMA ........................................................................................... 46 A NUESTRA QUERIDA MADRE................................................................ 63

EN EL SILENCIO SE ESCUCHA A DIOS .................................................. 46 CURSILLO PARA OBRERAS ....................................................................... 66

FLORES Y FRUTOS ....................................................................................... 47 LA LUZ DEL CANDELERO......................................................................... 67


M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA

HACIA LAS CUMBRES ................................................................................ 67 QUIERO SER................................................................................................... 84


SIEMPRE .......................................................................................................... 67 YO NO SÉ ........................................................................................................ 85
YO SOY ........................................................................................................... 68 ¡HACIA LAS ALTURAS! .............................................................................. 85
BUSCAR.......................................................................................................... 68 SERVIR A DIOS ES REINAR ......................................................................... 86
A H. LUZ MARTÍNEZ .................................................................................. 69 ALTURAS DIVINAS ...................................................................................... 86
CIRCULAR NOVIEMBRE 1967 ................................................................... 70 AÑORANZAS ................................................................................................ 87
QUISE (después del accidente) .................................................................... 71 PETICIÓN A ESE DÍA ................................................................................... 88
CASI, CASI ..................................................................................................... 71 NIÑO DE BELÉN ........................................................................................... 88
A LA MUERTE ............................................................................................... 72 AL EMPEZAR EL AÑO ................................................................................. 89
MUERTE QUE ES VIDA ............................................................................... 72 LA HUMILDAD ES ANDAR EN VERDAD ............................................... 90
SONETO ......................................................................................................... 73 MUÉSTRAME SEÑOR .................................................................................. 91
ANTES MORIR .............................................................................................. 74 A LAS HERMANAS JÚNIORAS
VOY A VOLAR .............................................................................................. 75 DESPUÉS DE LOS EJERCICIOS ............................................................... 92
EN MI VUELO A GUATEMALA................................................................. 77 AL RECUERDO DE MI QUERIDA M. MARÍA SEIQUER ........................ 94
EN NUESTRO VUELO DE REGRESO A ESPAÑA ................................... 78 MIRADA Y LLAMADA ................................................................................ 95
SILENCIOS DE MARÍA ................................................................................ 79 HUMILDAD DE MARÍA .............................................................................. 96
ORACIÓN EN EL HUERTO......................................................................... 79 LAS PERFECCIONES: AMOR A DIOS Y AMOR AL PRÓJIMO 96
SI EL GRANO DE TRIGO NO MUERE ....................................................... 80 PUREZA DE MARÍA ..................................................................................... 97
IMAGEN SUYA ............................................................................................. 81 PARA LAS NOVICIAS .................................................................................. 98
POBREZA ....................................................................................................... 82 SED DE DIOS .................................................................................................. 99
LA CENA Y EL MANDATO ........................................................................ 83 DAME SEÑOR................................................................................................ 99
ENTREGA ...................................................................................................... 83 QUE YO SEA ................................................................................................... 100
NO. TEMAS .................................................................................................... 84 MANOS DE JESÚS ......................................................................................... 101
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA

A MI CRISTO ................................................................................................... 102 EN LOS VOTOS DE UNA HERMANA ...................................................... 121


A MI CRISTO (2.30 de la mañana) ................................................................ 103 HUMILDAD ................................................................................................... 121
EN LA PLAYA DE ESTEIRO ......................................................................... 104 CUARTETOS .................................................................................................. 122
FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO .............................................................. 106 HUMILDAD ................................................................................................... 123

A LOS OJOS DE JESÚS ................................................................................. 107 ¡SÓLO TÚ! ...................................................................................................... 124

A LAS HERMANAS DE CRISTO CRUCIFICADO................................... 107 A NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN ...................................................... 126

MIRAR A CRISTO ......................................................................................... 108 EL NIÑO DE BELÉN ..................................................................................... 127

TE SIENTO VENIR ........................................................................................ 109 INOCENCIA ................................................................................................... 128

ORACIÓN DOMINICAL .............................................................................. 130


PREGÚNTAME SEÑOR ............................................................................... 113
VEN Y SÍGUEME .......................................................................................... 113
POESÍAS PATRIÓTICAS
LLAMAMIENTO ........................................................................................... 114
DEJA SEÑOR ................................................................................................. 114
ESPAÑA .......................................................................................................... 135
VIDA DE UNIÓN .......................................................................................... 115
PAZ .................................................................................................................. 138
SANTA IMPACIENCIA ............................................................................... 115
MI BANDERA ................................................................................................ 139
EN LOS PINOS .............................................................................................. 115
VIDA OCULTA ............................................................................................. 116 LIBERACIÓN ................................................................................................. 140

¿QUÉ TE DARÉ?............................................................................................ 116


SONETO ......................................................................................................... 117 PARA FIESTAS ESPECIALES

CARNAVAL DE LA VIDA .......................................................................... 118

SINO ................................................................................................................ 119 EL SUEÑO DE PERIQUÍN ........................................................................... 145

PRUEBA DE AMOR ...................................................................................... 120 A LA VIRGEN DEL PILAR .......................................................................... 150

TEMOR DE DIOS .......................................................................................... 120 FELICITACIÓN A D. DOMINGO MARTÍNEZ ........................................ 152


A LA RVDA. MADRE MARGARITA ARRIETA ....................................... 156
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA

SOY FLORECILLA DEL CAMPO ................................................................ 158


Desde el cariño a la Vble. M. MARÍA SEIQUER
CUÉNTAME UN CUENTO ABUELITA (incompleto).............................. 161
PASTORELA DE NAVIDAD ........................................................................ 165
Estas poesías que tienes en tus manos, querido lector,
CONSAGRACIÓN ......................................................................................... 169 te ofrece una fórmula "privilegiada" para saciar la sed más
VIA CRUCIS profunda de nuestro ser.

Las personas, en lo íntimo de nuestro ser, a veces sin


VÍA CRUCIS ................................................................................................... 179
caer en la cuenta, andamos a la búsqueda de algo o alguien
que nos libere del hastío, de la rutina y de las ansiedades
diarias.
LETRAS DE CANCIONES
Estamos esperando un acontecimiento que de nuevo
sentido a nuestras vidas. En definitiva, anhelamos una vida
LAS ABUELAS............................................................................................... 187
verdadera, plena y feliz.
SOY DE SANTO ÁNGEL ............................................................................. 190
Ese "estado de gracia" muy pocos lo alcanzan.
NACIÓ UNA NIÑA EN MURCIA ............................................................. 193 Porque lo buscan por senderos equivocados, tratando de
A D. ÁNGEL ROMERO ................................................................................ 194 llenar su vacío existencial con nuevas sensaciones que los
alejan de la realidad.
MADRE ........................................................................................................... 195
Madre Amalia demuestra "sencillamente"
LA SEMILLA ..................................................................................................
poéticamente el haber vivido una experiencia personal
196 fascinante con Cristo, con quien tuvo un encuentro decisivo
en sus años jóvenes "raíz y origen" de una amistad profunda
ESTA MAÑANA MUY TEMPRANITO ..................................................... 197
y prolongada hasta el final.

Madre Amalia comprende y vivencia que Cristo es el


único que vino a apagar definitivamente nuestra sed y
devolvernos la plenitud de nuestra dimensión trascendente.

AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA Madre Amalia en sus escritos expresa la sabiduría de


VIGOR Y TERNURA "ENCUENTROS los clásicos espirituales.
EN EL CORAZÓN"
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA

Llega un momento en la vida de Madre Amalia, como mujer de El amo loco de Dios y el misterio de su silencio se
fe recia y probada que los esquemas y experiencias con que ha vivido ciernen kenóticamente sobre Madre Amalia.
hasta entonces comienzan a estorbarle. Se ha enfrentado consigo El amor le hace salir de sí. Unas veces es desgarrador,
misma y todo su entorno, ha recorrido un camino de integración, se ha con ansias que crecen en la ausencia del Amado. ¿Por qué sólo
comprometido a fondo, ha vivido la contemplación y la oración como El atrae y no se puede descansar en nada más que en El,
experiencia y vivencia de comunión con Dios, ha seguido a Cristo aunque la tentación de huida es más acuciante que nunca?
Crucificado con la fidelidad que ha podido y le han dejado, ha sufrido Otras veces la experiencia del amo es más atemática y no se
y ha gozado, nota que la vida se le simplifica, que todo se le concentra focaliza tan claramente en Dios, pero el proceso personal
en el querer y en el amor... produce frutos semejantes: recogimiento de amor,
desasimiento de sí, nueva sabiduría sobre Cristo Crucificado.
Amalia es una SENDA DE AMOR CRUCIFICADO.
Y aparecen las preferencias de amo, las que identifican
Después de un tiempo esperaba un período de plenitud religiosa
con Cristo Crucificado: preferir oscuridad de fe a experiencia
y espiritual, y sucede exactamente lo contrario: comienza a no entender
gratificante; asumir el sufrimiento del prójimo a la dulce
nada, a revolverse por dentro, a sentirse descontrolada y desolada, a no
presencia del Amado; pobreza a riqueza, enfermedad a salud,
ser comprendida ni aceptada ni valorada.
abandono a gloria, trabajo a descanso, marginación a
¿por qué desea sólo a Dios, y sin embargo, la relación con Dios le reconocimiento vano.
resulta tan ardua, y la entrega a las hermanas y al prójimo, que tanta
Tantos interrogantes y tantas posibilidades de entrar
vida le ha dado en otros momentos, apenas le motiva en algunas
en una vida renovada por la fe en Cristo Crucificado, con tal
situaciones, singularmente al final?
que se acepte la luz y su imagen preciosa conservada en el
Madre Amalia relee, conecta y se identifica con San Juan de la Cruz hondón del alma, en su zarandeado corazón.
en los "dichos de luz y amor" que le muestran un camino de claridad.
La fe para Madre Amalia es la reciprocidad de 2 fiat,
Sus poesías en el horizonte de sentido y de experiencia, en la de 2 síes, el encuentro del amor descendiente de Dios y del
esclavitud del deseo son Camino de negación, de esperanza desnuda, de amor ascendiente del corazón.
Amor crucificado, SUBIDA-NOCHE del ser.
La voz de Dios que es silenciosa ejerce una presión
Esta publicación de las poesías de Madre Amalia se dirige en infinitamente ligera, nunca irresistible.
primer lugar a las Hermanas Apostólicas de Cristo Crucificado, sus hijas y
En este silencio profundo Dios declara su amor a
a todos quienes necesitan volar a horizontes nuevos.
Amalia, amor loco de Dios para ella y su incomprensible
Las páginas que siguen representan el inicio de una tarea humana y respeto a la libertad humana. Porque Dios no da órdenes, lanza
espiritual que urge y precisa mayor ahondamiento. llamadas.
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA

La mano de Cristo Crucificado, tapa sus ojos, aunque se la


percibe y los ojos de Amalia ven a través de las divinas manos.

Sólo el silencio permite comprender estas palabras: "El amor Mi primera poesía a los 10 años
a Dios y el amor a los hombres son dos aspectos de un sólo amor
total".

Estoy seguro de que la lectura de estos ENCUENTROS EN


AL NIÑO JESÚS
EL
CORAZÓN de Madre Amalia Martín de la Escalera en el silencio
de la vida serán una fuente incesante de paz y sabiduría para las
¡Niño de Belén!
Hermanas de Cristo Crucificado, depositarías permanentes de la ¡Oh mi amado y divino pequeño
riqueza insondable de esta mujer. que a esconderte en oscuro portal
bajaste del cielo!
Estos ENCUENTROS EN EL CORAZÓN te proporcionarán
Cuántas veces
un refrescante y profundo deleite, porque han sido escritos con
en mis sueños, con dulce embeleso,
fuego y sangre del corazón.
te he mirado dormido ente pajas
Su poseía es sencilla y clara, pero a la vez penetrante y y te he dado un beso.
sugerente... gozosa y doliente. Niño de Belén,
Su profunda vivencia humano-espiritual se barrunta y se al mirarte dormido y pequeño,
refleja tímidamente en estos VERSOS. Saboréalos, son para leerlos como a Dios te adoré en el sagrario
en primera persona, una experiencia única. donde vives de amor prisionero,
Madre Amalia es una joya de Dios para la
si porque eres mi Dios yo te adoro,
CONGREGACIÓN DE HERMANAS APOSTÓLICAS DE CRISTO porque estás pequeño, me acerco.
CRUCIFICADO.

José Luis Parada


M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA . POESÍAS ANTES DE SER RELIGIOSA

A MIS DOS MADRES JARDINCILLO

A mi Madre
Carmen de la Escalera Amblará y María Séiquer
Tenía yo un jardincillo, en él guardaba las flores
Gaya, coofundadoras conmigo, de las HH.
de mis más puros amores, de mis más dulces
Apostólicas de Cristo Crucificado.
cariños.
Feliz entre ellas vivía, ni más placeres buscaba, ni
No me importa que el tiempo uno tras otro más goces deseaba, ni otras dichas yo pedía.
deje los años sobre mi caer, Pero el tiempo una tras otra fue arrancando del
no me importa perder la juventud
jardín todas ellas, yo por fin, por fin me dejaron
ni llegar a sentirme envejecer,
sola...
pero quisiera detener su marcha,
ser yo más fuerte que él, Sobre los desnudos troncos que un día jarrones
y contra el sino que su huella marca fueron que mis flores sostuvieron, no quedan
los días de mi madre, defender. más que despojos.
(1925) Miento, aún queda la más bella, por las ramas
defendida vive mi flor más querida, muérame yo
al morir ella.
No llora sin consuelo
quien sus ojos nublados por el llanto
levantar puede al cielo.

20 9
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA . POESÍAS ANTES DE SER RELIGIOSA

DESPUÉS DE LA MUERTE DE MI MADRE

A MI MADRE ANTES DE MORIR

Cuando mi mano cierre aquellos ojos


de maternal dulzura
Tú sabes Dios mío, que en el momento más
a los que he visto derramar el llanto
amargo de mi vida, en medio de las lágrimas
de tantas amarguras,
besé la mano de tu divina voluntad.
el destino abrirá ante mis miradas
el libro de mi vida ¿Qué importa que el cuerpo sufra si el espíritu
como vasto desierto... sin que un árbol está en calma? no hay dolores que se igualen a
me preste sombra amiga, los dolores del alma.
sin una fuente que mi sed apague
del mundo en la fatiga, Quien nos esconde nuestros defectos no sabe
sin una flor que hambrienta de cariño amarnos, que no es buen amor el que nos oculta
mi pobre amor me pida, el mal, si no el que mostrándonoslo nos ayuda a
por ese gran desierto, siempre adelante, corregirle.
solitario camina
un corazón que supo amar a todos, un
alma que ha vivido siempre herida.

(Santander, 1926)

20 10
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS ANTES DE SER RELIGIOSA

SÓLO DIOS

HALLARTE QUIERO SEÑOR Grandeza sin pequeñeces. Hermosura sin


defecto. Virtud sin imperfecciones
¡Hallarte quiero Señor! Con tal que yo te Sabiduría sin yerro Justicia que no se
posea ¿qué me importa dónde sea si no incline y un amor que sea eterno Solo en
quiero más que a Vos? Pobreza, cruces, Dios lo encontrarás Que sólo Dios es
hastío riquezas, gloria, honores, si no perfecto.
gozo tus amores, todo me es igual, Dios (2930)
mío. Único Bien que yo ansio, si es que
hallarte consiguiera, aunque todo lo
perdiera lo diera por bien perdido
AL DIOS HOSTIA
(2929)

No me admira, Señor, tu omnipotencia al


VIAJE A SALAMANCA contemplar los mundos que formaste Ni me
admira el poder con que diriges de los
Llanura tras llanura campo tras astros la máquina gigante, admírome Señor
campo, cielo sin una nube paisaje ante esa Hostia divino invento de tu amor
castellano, así es mi vida monótona, profundo, que hay más poder en Dios
serena, dulce y tranquila. anonadado que de la "nada" levantando un
mundo.
(1930)
(2932)

11 23
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS ANTES DE SER RELIGIOSA

AMOR FIEL
NOCHE OSCURA

Qué áspera se ha vuelto la pendiente, Amor que yendo buscando al


cómo cuesta, Dios mío, caminar, Amado, desfallece,
que la vida es muy dura, nombre de amor no merece, que el
amor que está penando más se
que temo a cada paso tropezar.
¡Oh! recuerdo de tiempo delicioso, aumenta y más se crece.
cuando corría yo por tu sendero, (1931)
y era tu luz tan pura,
y tanta mi ventura,
y el caminar se hacía tan ligero.
Cómo gozaba yo de tus caricias y qué ANSIAS
cerca de mí yo te sentía,
y cuánto tú me dabas,
y cómo yo te amaba, ¡Con ansia de lo infinito seguir
y con cuánto placer te lo decía. amando la tierra... ¡Con deseos
Mas huíste de mí, te has escondido, te de elevarse ver que el corazón
llamo, Jesús mío y no respondes rastrea ¡QLierer romper
¿y por qué así lo hiciste? ligaduras y envolverse más en
¿y por qué así quisiste ellas ¡Abrir el alma las alas y ver
que gozase primero tus amores? que le faltan fuerzas para
Si es que culpable soy, perdón te pido y alzarse sobre tantas pequeneces
si mi amor quieres poner a prueba, y miserias!
en medio de amarguras
en una noche oscura, (1931)
te buscaré Señor hasta que muera.
(1931)
26 12
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS ANTES DE SER RELIGIOSA
el alma abandonada en su tristeza,
A CRISTO CON LA CRUZ el corazón sediento de encontrar
a quien dar el amor que dentro lleva. Señor si no
desdeñas al humilde, si tu amor al miserable no
La Cruz sobre los hombros desprecia, vuelve otra vez tus ojos al camino, por él
coronada de espinas la cabeza, un alma ruin, hasta ti llega.
dejando a cada paso en pos de sí
la ensangrentada huella (1931)
de las divinas plantas de sus pies
a las que el mundo de escabel sirviera,
va caminando la sagrada víctima
al sacrificio al que su amor la entrega,
DAME SEÑOR
sin que sus labios un quejido exhalen
ni el dolor en su marcha la detenga.
Camino del Calvario va Jesús
Dame Señor a sentir punzadas de tus espinas,
volviendo a cada instante la cabeza,
Dame Señor a beber en tu cáliz miel y mirra,
fijando su dulcísima mirada
Dame Señor de tu cruz para que en la cruz yo
en el sangriento rastro que atrás deja,
viva. Ábreme Cristo el costado para
ansioso de encontrar un alma amante
esconderme en su herida.
que no tema ir en pos de aquellas huellas,
el sendero está solo, no hay ninguno
que al Rey de los dolores seguir quiera, Qué importa que el cuerpo sufra, si el espíritu está en calma, no
no hay nadie que con él quiera sufrir hay dolores que se igualen a los dolores del alma.
cuando él por todos a morir se entrega. (1932)
Jesús lanza un suspiro y paso a paso,
sigue subiendo la penosa cuesta,
los ojos empañados por el llanto,

28 13
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS ANTES DE SER RELIGIOSA

ANSIAS DE DIOS HÁGASE TU VOLUNTAD

En ansias encendida, vive el


alma muriendo y de tu amor Si de esta triste vida
herida estáse consumiendo pudiese yo por fin romper los lazos
sin que acierte a saber que está sintiendo. y volando en seguida,
Que envuelta en tus grandezas en un estrecho abrazo
y en esas tus dulzuras descansase por siempre en tu regazo.
que a nada se asemejan O si al menos pudiera
cesa ya la amargura levantando mi vuelo
de la pesada triste noche oscura. llegar donde quisiera
A ti se siente unida y buscar mi consuelo
y de ti enamorada en un palomarcico del Carmelo.
y quédase embebida
y ya no quiere nada Y si al fin tú me dieras,
que en ti Señor hallo dicha colmada. el poder para todos escondida,
vivir cual si no hubiera
Solo morir quisiera
otra cosa en la vida
para poder amarte sin temores,
que a tu divino amor estar unida.
y al verse prisionera
se aumentan los ardores Concédeme Señor lo que te pido,
de aquel fuego divino de amadores. tú que todo lo puedes:
Rómpase ya la tela de este mas no se lo que digo
cuerpo de muerte, para que no escuches mis quereres
libre pueda el alma poseerte que sólo quiero yo lo que tú quieres.
sin temores ni miedos de perderte.
(Santander, 1933)
(1932)

14
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS ANTES DE SER RELIGIOSA

AL CRISTO DE LOS MILAGROS MUESTRA QUE ERES MI MADRE


Cuando siendo niño, recostado
en el dulce regazo, aprendí de unos
Avanza Cristo de la cruz pendiente, y ante labios benditos que tu también eras
esa cruz cubierta de ignominias todo un Madre de otro Niño que nació
pueblo se postra reverente hincadas las en el portal de Belén una noche de
rodillas. Avanza Cristo, su sagrado rostro, nieve y de frío y eras también
cubierto está de sangre y de salivas, y hacia Madre de todos los niños,
ese rostro escarnecido, se alzan miradas que de todos los hombres, porque te
suplican. hizo Cristo Madre de los pobres,
Avanza Cristo, y a su paso se oyen, las de los afligidos,
plegarias que suben confundidas, que el de los que cruzando el mundo seguimos
mismo amo une a pobres y ricos bajo la siempre caminando,
Cruz bendita. cual sin rumbo fijo
por entre senderos
(Salamanca, 24-5-1935) cubiertos de espinos,
con el alma rota,
con el pecho herido,
regando de lágrimas
y sangre, el camino.
Cuando esto decía
mi madre, tranquilo,
sobre su regazo,

______________________________________________________________ 33
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS ANTES DE SER RELIGIOSA

BUSCANDO A DIOS
quedaba dormido, ¿qué
saben de penas los tiernos
niñitos? Más hoy que ya el Quiero apartarme de todo para
hombre dejó de ser niño, y acercarme a mi Dios, quiero
ha visto el dolor salirle al vivir escondida para buscarle
camino, hoy que ya no tiene mejor, quiero, muriendo a mi
el pecho bendito donde ir a misma, vivir solo de su amor,
verter el llanto escondido, perderlo todo y hallarle,
hoy ¡Madre de Dios! hacia ti abismarme en el Señor, que deje
yo miro, mostrad sois mi yo de vivir, para que en mí viva
Madre, pues que te hizo Dios.
Cristo Madre de los pobreá
de los afligidos... (Salamanca, 1936)

(Santander, 1935)
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS ANTES DE SER RELIGIOSA

CAMPOS DE CASTILLA

(En la Huérfana con M. María Seiquer)

TEMOR DE AMOR Era una tarde serena,


era una paz que da pena
y una pena que da paz,
No temo del infierno los horrores, ni el con un dulce bienestar
eterno sufrir, temo Señor el verme para que se siente y no se puede
siempre alejada de Ti. ni comprender ni expresar.
Soledad, silencio, calma,
No me apena perder las esperanzas de algo que embargando el alma
aquel siempre gozar, pero me espanto ante con afanes de grandeza,
la sola idea, de no poderte amar. le dice que alce su vuelo,
que no le ha dado Dios alas
Único bien que ansiosa voy buscando, para que viva en el suelo.
escóndeteme aquí, con tal que eternamente Cielo azul, vasta llanura,
Jesús mío, no me apartes de Ti. ansias de eterna hermosura
que embriaga el entendimiento
(Salamanca, 18-2-1936) y que dice a la razón,
que no hay bellezas que igualen
a la belleza de Dios.

(Salamanca, 10-5-1938)

17 37
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS ANTES DE SER RELIGIOSA

AMISTAD

Dos llamas que se funden en la hoguera,


dos gotas que se pierden en el mar, dos
rayitos de luz que el sol envuelve así es,
unida en Dios, nuestra amistad.

(1938)

ESTOY A LA PUERTA Y LLAMO MIS POESÍAS ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE


MI VIDA RELIGIOSA
A tu puerta llamé, presto me abriste,
entra, señor, dijiste, Villa Pilar, 1939
mi pobre corazón está vacío,
y que le llenes tú yo sólo ansio.

Mis antiguos amores ya murieron, más


amores humanos yo no quiero, quiero un
amor tan fuerte, que no pueda morir ni
con la muerte.

Solo un deseo tengo, ser tu esposa y, como


pura rosa, al pie de tu sagrario
deshojarme y en tu sagrado pecho
reclinarme.

(Salamanca, 17-4-1938)

18 37
ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

EN SILENCIO HABLA DIOS AL ALMA

San Juan de la Cruz


(
2
9
Siento tu hablar en mi interior, Señor,
3
mas los ruidos extraños, 9
vienen a veces a turbar la paz )
de esa tu dulce voz, tu hablar callado.

(1939)

LUCHAS DEL ALMA


¡Oh! qué dura, Señor, es esta lucha
entre tu amor divino que me atrae
y esta naturaleza mía que resiste,
sin querer, en un todo a ti entregarse.

(1939)
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA
SOLEDAD

CAMINAR APOYADA EN LA FE Qué dulce es la soledad


cuando con Dios se está unida,
Caminar cuando brilla un sol hermoso y qué dulce es la soledad
nubes no hay en el azul del cielo, cuando cuando solo se oye el ruido de su hablar.
canta el jilguero en la enramada y corre Qué dulce es la soledad
cristalino el arroyuelo, cuando todo sonríe a la cuando a Dios se está sintiendo,
esperanza y el corazón no ha conocido el cuando de su amor ardiendo
duelo es fácil caminar y, hasta la cuesta, se se siente el alma inflamar.
anda a paso ligero. Pero si el sol se esconde y Qué dulce es la soledad
ya no brilla, y el cielo azul de nubes se ha y qué dulce es el silencio,
escuchar lo que el amor
cubierto, si ya no canta el pájaro en la rama, ni
sin palabras, va diciendo.
corre cristalino el arroyuelo, si el corazón en
soledad amarga, que hacer en esa noche (1939)
oscura: apoyada en la fe, marchar sin miedo.
(En los días vividos en la celda por estar enferma)
(1939)

MI BARQUILLA

Mi barquilla está agitada por las olas, duerme


Señor en ella, no quiero despertarte de tu
sueño, que tu fe me sostenga.

M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

CREO SEÑOR, PERO AUMENTA MI FE


Que te vea en el inmenso mar
y en la gotita de rocío fresco, SONETO
en el águila que vuela en las alturas
y en el gusano que arrastra por el suelo.
Por el áspero camino de la vida
Que te vea en las horas de alegría y en hacia su fin va el hombre caminando,
momentos de amargo desconsuelo, que y en pos de sí, la huella va dejando
crea en ti Señor cuando te veo, y cuando ni de la sangre que vierte cada herida.
te veo ni te siento. Llaga nos abre la ilusión perdida,
sobre el alma el dolor, al ir pisando,
(1940) con sangrientos rasguños va marcando,
VELAD Y ORAD; DICE EL SEÑOR
su marcha pocas veces detenida.
Para un instante de placer gozado,
Querer regar el huerto ¡cuántos recuerdos de dolor sufrido!
¡cuántos sueños de goces no llegados!
sin ir antes a buscar el agua,
con ansia de un placer no interrumpido,
querer comunicar luz a los otros
tras él camina y, sin haberle hallado,
sin tener encendida nuestra lámpara, se encuentra por la muerte, sorprendido.
querer llenar de Dios a los demás
sin tener llena de Él la propia alma, (1940)
Querer su rostro ver entre los hombres
sin a solas mirarle, cara a cara,
es locura del pobre demente
que sin tener razón, de razón habla,
si no te unes a Dios en la oración,
cómo podrás llevar a Dios las almas.
(1940)
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

PAZ DEL ALMA FLORES Y FRUTOS

"Ya han brotado las flores"


Qué dulce es la paz, la calma,
pronto después han de brotar los frutos.
y qué dulce es el sentir,
Y llegará también el tiempo de la poda.
en el interior del alma
ese descansar en ti. Para que el árbol crezca más robusto,
Qué fácil es caminar no teme de las tijeras que le dejen
apoyada en el cayado de tu cruz, de su belleza quizá despojado,
qué fácil es caminar la mano que le hiere y le cercena
cuando el alma va guiada por tu luz. es la mano querida del amado
Qué ligeramente escala sin angustias ni temor que corta lo que al árbol perjudica,
hasta las altas montañas alma que vive de lo mismo que en la huerta, el hortelano.
amor.

LA SEMILLA

EN EL SILENCIO SE ESCUCHA A DIOS


A la M. María Séiquer-Santo Ángel, 1941

Qué dulce es el silencio, Recuerdas Madre la semilla aquella


y qué dulce es sentir allá en el alma, que entre las dos sembramos en el suelo
esa voz silenciosa del Amado en un día de cielo despejado, prometedor, risueño;
que sólo en el silencio es escuchada. pero de pronto el cielo que era azul trocóse ceniciento,
y vino la tormenta, y sonó ronco el trueno,
y la lluvia y el viento huracanado
se llevaron los frutos de los huertos.
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA
¿Qué habrá sido Señor de la
semilla que entre las dos sembramos en Y escuchamos las dos allá en el alma,
el suelo?, ¿se habrá hundido en el entre los goces de un placer inmenso:
fango?, ¿la habrá arrastrado el "Yo seré protector de la semilla
viento?,¿se habrá quedado oculta entre que entre las dos, sembrasteis en el suelo"
las ramas que el huracán furioso tiró al
suelo?
LA NUEVA TERESA
¡Adiós las ilusiones! Adiós los dulces sueños!
para nosotras era todo un páramo,
un páramo desierto, A nuestra querida M. María Séiquer 1942
un sueño triste, en una triste noche, Montada en su pobre carro
una esperanza rota ante un deseo muerto. y sacudiendo las bridas
Pero cesó la lluvia, cesó de oírse el trueno, anima con voz que ríe
el viento huracanado se amainó, a la pequeña jaquita
y las nubes huyeron, que al oír la alegre voz
y el cielo se tornó de azul purísimo, y al sentir la sacudida,
olvidando sus achaques
y brilló allá en la altura, un sol espléndido,
con nuevos bríos camina p
y en las ramas desnudas de los árboles
or cuestas y vericuetos,
se oyó el alegre canto del jilguero.
por callejuelas torcidas
Y buscamos ansiosas la semilla entre los cañaverales
sin encontrar consuelo, que la suave brisa agita.
¿Adonde irá? ¿Adonde irá
cuando vimos de pronto una ramita
que tan alegre camina
que verdeaba entre los troncos seos,
con la sonrisa en los labios
y que moviendo sus hojitas frescas y con brillo en las pupilas
parecía decirnos en silencio: la nueva Teresa de hoy
"almas de poca fe, por qué dudasteis?" que no ha nacido en Castilla
por qué ese llanto vuestro? pero de Castilla tiene
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA
de perdón y caridad
el valor y la hidalguía, que antes de enseñar, practica.
amasados con el fuego Si de Avila es el orgullo
de las tierras levantinas? la Teresa de Castilla,
¿Adonde irá? Adonde irá
orgullosa debe estar
que tan alegre camina?
Murcia, tierra levantina,
¿Adonde? ya la veréis
frente a la pobre casita porque esta nueva andariega
detener su pobre carro vio en ella la luz nativa.
y el trotar de su jaquita Almas gemelas que nacen
y con más brillo en los ojos en unas tierras distintas,
y aún más dulce la sonrisa si una le roba a Levante
entrar en la pobre casa el calor y la alegría,
donde un enfermo agoniza la hidalguía y el valor
que al verla se le figura la otra le roba a Castilla.
que la estancia se ilumina De Jesús se llamó aquella
y que la muerte se esconde de cristo ésta se apellida
al verse así sorprendida. del mismo ideal guiadas,
¿Adonde irá? ¿Adonde irá por el mismo ideal guiadas,
la Teresa levantina por el mismo amor unidas,
al rodar de su tartana canta a su Amado entre rejas,
y al trotar de su jaquita? la Teresa de Castilla,
¿Adonde irá? A buscar lágrimas por las llanuras y montes
que enjugar con sus sonrisas, le canta la levantina.
miserias que remediar Si a la castellana viéramos por segunda
con esas manos benditas vez nacida de Cristo Crucificado,
a llevar paz a las almas, sin duda se llamaría
a predicar la doctrina
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

AMARÁS AL SEÑOR TU DIOS


DÍA DE LOS DOLORES
Ejercicios Espirituales-septiembre 1950
(Dirigidos por D. Juan Iniesta)
A la Rvda. M. María Séiquer
Felicitación - Año 1947 Tú me mandas Señor que te ame
y amarte deseo, has de darme S
María de los Dolores eñor lo que mandas, que es lo
es tu nombre, madre mía, que yo quiero.
el nombre de aquella Madre Señor que me creaste para amarte
que entre angustias y agonías, ¿cómo soy tan ingrata, que la ley
engendró a todos los hombres que me diste por mi bien, yo necio
al pie de la cruz un día. la quebranto?
Fruto del dolor son siempre
los hijos, madre querida, LAS CRIATURAS
y por eso al escogerte
por madre de tantas hijas, El mar inmenso, el bello firmamento
de tantos pobres que sufren, los montes elevados,
de tantos niños y niñas todos cantan la gloria del Señor
y de tantos desgraciados que ha querido crearlos.
que como a madre te miran, La humilde florecilla de los campos,
quiso Dios herir tu alma la yerba de los prados
y cuando ya la vio herida, y el arroyuelo de aguas cristalinas,
te dijo como a su Madre tu gloria van cantando.
al pie de la cruz un día: Solo el hombre, que rey quisiste hacer
"Mujer ahí tienes tus hijos de todo lo creado,
fruto de tus agonías". con su orgullo te ofende, con los dones
que tu mismo le has dado.
M. AMALIA MARTÍN DI-; LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

TEMOR DE DIOS A NUESTRA REVERENDA MADRE GENERAL

Temor nacido de amor,


no teme ser castigado,
La voluntad de Dios nos unió un día
teme de sí porque puede
faltar de nuevo al Amado. y su amor nos fundió
Te pido el tercer grado de mi entrega, haciendo de las dos una sola alma
dame fuerzas Señor para cumplir y un solo corazón.
el deseo de padecer contigo Mas esa misma voluntad que un día
por poder parecerme más a ti. a las dos nos unió
más tarde nos pedía el sacrificio
de la separación.
SUBIENDO Ni un momento de duda se interpuso
entre el querer de Dios
Subiendo hasta la cumbre del Calvario y el dolor natural de nuestras almas,
mi amor te mostré yo. al dividirse en dos.
Subiendo tu a otra cumbre áspera y dura Más no, nunca podrá dividir nadie,
el tuyo me das hoy. lo que el amor unió
Apóyate en mi Cruz, amada mía, que el amor es más fuerte que la muerte,
y sube sin temor cuando se funda en Dios.
que en la cumbre del monte nos daremos
(19-3-1948)
un abrazo los dos.
A la H. Amparo Muñoz
al subir al Sanatorio de S. Espuña
(1948)
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

A DOÑA ISABEL MESEGUER

DE NUESTRO VIAJE A ROMA


Fundadora de la Casa de Alquerías
(Murcia)
A nuestra madre María Séiquer Gaya
(19-11-1952)
Quisiera que mi lengua ruda y torpe,
Roma, la Ciudad del sueño, en su mezquino y mísero lenguaje,
la de recuerdos sagrados, cantar supiera lo que siente el alma,
relicario sempiterno y no puede ni acierta hoy a expresarte.
de las joyas del cristiano.
Roma, la del poderío Sentimiento de amor que acá en el pecho,
que dominaste la tierra, nació escondido, y escondido arde,
de aquel dominio de ayer y al exterior medroso no se asoma,
dime Roma, ¿qué te queda? porque el mundo egoísta no le apague.
Te queda lo que tu misma
nunca supiste apreciar, Amor agradecido, ya que el bien,
te queda el Papa y la Iglesia que en las escuelas las Hermanas hacen,
que después de Dios, lo más. lo debemos a Dios que te hizo buena,
(1950) para que al pobre por su amor amasen.

Unidos pues en nuestros corazones,


estos amores que en el pecho arden,
unida irá también la gratitud,
que a Dios y a ti eternamente guarden.

27
M. AMALIA MARTÍN DK LA ESCALERA _____________________________________________________________ . ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

FIN DEL HOMBRE es toda mía, Señor,


porque dejo a mis pasiones
Ejercicios Espirituales que dominen la razón.
1955-1" Meditación
Por eso, Señor, de hinojos
Por qué siendo tan divino
ante ese Adán Redentor
el destino que me espera,
tu gracia imploro de nuevo
soy a veces tan mezquina
de nuevo imploro perdón.
que mi bien busco en la tierra.
No me dejes que rastree
Por qué sabiendo que el alma
por el polvo del camino,
es imagen de Dios vivo,
que tu diestra me sostenga
la hago vivir rastreando
hasta lograr mi destino.
entre el polvo del camino.

Por qué Señor, por qué diste LAS CRIATURAS


al espíritu este lastre,
Son todas las criaturas
de la vil naturaleza
tan ruin y tan deleznable. de tu grandeza un reflejo,
son como pequeñas briznas
Por qué Señor ¿por qué así? o diminutos espejos,
mas no Señor, tú no fuiste,
que brillan sólo a la luz
fue el hombre, Adán, que pecando
destruyó lo que tú hiciste. de tus divinos destellos.

Pero no busco en Adán Las sacastes de la nada,


disculpa de mi miseria, las sostienes con tus dedos,
que otro Adán nos devolvió y es loco aquel que ama más,
lo que el primero perdiera. que tiene en mayor aprecio,
al don que le ha sido dado,
La culpa, Señor, es mía, que al Creador que lo ha hecho.

28
M. AMALIA MARTÍN DK LA ESCALERA _____________________________________________________________ . ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

EL PECADO
LA ESCLAVA DEL SEÑOR
El mayor mal de los males
no es la muerte, ni el dolor, Obediencia de María,
el mayor mal, el pecado, que ni pregunta ni indaga,
porque es ofensa de Dios. dame, que yo con un "fiat"
obedezca sin tardanza.

PECADO VENIAL NO ME IMPORTA

No me importa ser vieja mientras tenga


Nada se puede llamar
pequeño si a Dios ofende, joven el corazón.
si es que nos resta su amor, No me importa ser vieja mientras pueda
si es que sus gracias detiene, llenar una misión.
si con él ingratos somos, No me importa ser vieja mientras sepa
a un Dios de la Cruz pendiente. sonreír con amor.
No me importa ser vieja mientras quiera
consolar un dolor.
LES ESTABA SUJETO
Mientras el egoísmo no le robe
a mi pecho el calor.
Obediencia de Jesús
cuántos misterios encierras, SANTIDAD
un Dios sujeto a los hombres, La santidad es amor
aprende polvo y miseria, y el amor es caridad,
a sufrir siempre callando, y solo puede habitar
a dominar tu soberbia en aquél que mora en Dios.
cuando quiera rebelarse, Mientras más
cuando a obedecer se niega.
29
M. AMALIA MARTÍN DK LA ESCALERA _____________________________________________________________ . ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

de Dios te llenes
mayor caridad habrá en ti,
y más podrás repartir
entre otros lo que tú tienes.

ESPERANDO A MI AMIGA A NUESTRA QUERIDA MADRE

Estoy en el ocaso de la vida VILLA PILAR, 6 de Noviembre 1957


date prisa, Señor, Madre, ese nombre sagrado
¿no ves que la jornada es ya muy larga?, que a balbucir aprendimos
¿no sabes de las ansias de mi amor? con las primeras sonrisas,
Nada me ata a la tierra, sólo me ata con los primeros gemidos;
tu voluntad, Señor, nombre impregnado de aromas,
nombre mil veces bendito,
¿y no querrás por una vez siquiera
que nos habla de un amor
inclinarla a mi voz?
que no conoce egoísmos.
No hagas caso, Señor, de mis gemidos, Madre que meció mi cuna
no hagas caso, Señor, y que me cantó al oído
porque tu voluntad eres tú mismo canciones dulces y suaves
y abrazarla es amor. mientras yo estaba dormido.

TENGO SED DE TI Madre, madre, qué bien suena


este nombre a nuestro oído,
Yo tengo sed de ti, Señor, Dios mío, porque nos habla de amores
auméntame esta sed sin la mezcla de egoísmos.
que si en la vida de ti estoy sediento, Amor de madre que puso
cuando muera, de ti me saciaré. en el corazón Dios mismo,
y que en el corazón vive
30
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

que para serlo Dios le hizo


mientras le queden latidos, amor puro, espiritual,
¡quién te supiera cantar al de Dios tan parecido.
corazón como es debido! Qué grande los dos amores
Yo que cerré aquellos ojos de estas madres de la tierra
de un mirar casi divino, fruto de dos corazones
yo que leí en sus pupilas lo más bello que hay en ella.
un amor casi infinito, Qué bueno eres Señor
yo que sentí aquel romperse que en este valle de penas,
de dolor el pecho mío, entre miserias humanas
yo Hermanas pude decir haces nacer estas perlas.
lo que yo misma he sentido, Qué grandes estos amores!
el consuelo de encontrar pero otro amor los supera.
otra Madre en mi camino, El amor de aquella Madre
Madre que bebe el amor que al pie de la Cruz pariera,
en el costado de Cristo, entre angustias de dolor,
por eso su amor es puro a la humanidad entera.
como arroyo cristalino; Madre que es Madre de Dios
amor que se sacrifica, y que es también Madre nuestra,
que no sabe de egoísmos a cantar a ese tu amor
porque es corazón de madre, no hay musa que llegar pueda.
ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA

CURSILLO PARA OBRERAS


LA LUZ DEL CANDELERO
Quiero Señor que la muerte
me sorprenda trabajando; Mientras más alto el pedestal se eleva,
más pequeña, Señor, me veo yo,
quiero Señor parecerme a Ti,
luz que en candelero se levanta
siquiera en las manos.
tiene que dar más luz y más calor.
Quiero ya en la ancianidad
resacirme del pasado (1966)
cuando eran mis manos finas
de blancura y alabastro,
que no las encallecían HACIA LAS CUMBRES
la pintura, ni el bordado.
Quiero subir ligero
Manos de obrero las tuyas hacia las cumbres del divino amor,
no eran igual que mis manos quiero ser montañero,
por eso, Señor yo quiero hasta alcanzar por fin, al mismo Dios.
ocuparme en el trabajo
que haga encallecer mis dedos (1966)
y vuelva mi cutis áspero
para parecerme a Ti, Señor
siquiera en las manos.
SIEMPRE
Por qué en medio de un vivir
No son precisas juventud ni fuerzas para
de sacrificio y de calma, alcanzar a Dios,
donde en medio del trabajo fuerzas y juventud siempre se tienen
te siente tan cerca el alma cuando se tiene amor.
donde mientras sufre el cuerpo
el corazón se dilata. (1966)
(12-2-1965)
ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA

YO SOY A H. LUZ MARTÍNEZ

Yo soy esa mano que te hiere, Septiembre 1967-Villa Pilar


yo soy esa persona que te olvida,
yo soy esos cordeles que te atan, Has roto las amarras
yo soy quien te punza con espinas, boga ya mar adentro sin temor,
yo soy el que te está tallando sin miedo a las tormentas, ni a los vientos
para que seas una efigie mía. que contigo está Dios.
Para cruzar los mares de este mundo,
(1966) solo hace falta amor,
que el amor es más fuerte que la muerte
y es de ella vencedor.

Boga barca velera,


boga ligera
desplegadas las velas del amor, que el soplo
del Espíritu, te lleva.

BUSCAR

No busques acá en el suelo dichas


que no dan hartura, busca
siempre en las alturas la dicha
eterna del cielo.

(1966)
66 ----------------------------------------------------------------------------------------- 33
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

QUISE
CIRCULAR NOVIEMBRE 1967

"Mes de noviembre
mes de ánimas, Después del Accidente 20-10-1968
cielo nuboso,
triste doblar de campanas, Quise volar, Señor,
hojas secas en el suelo, me cortaste las alas,
ramas desnudas, y me dijiste "espera"
mes de ánimas". que aún no es tiempo
de que colme tus ansias.
Si puedes pagar tu deuda Aún tienes que sufrir,
mientras vives, aún tienes que luchar en la vanguardia,
sufriendo por amor, pero no temas, yo estaré contigo
¿por qué esperar aquel día, y yo te llamaré cuando me plazca.
en que esa paga te exija
en justicia tu Acreedor?

"CASI, CASI"

Casi, casi, te alcancé casi, Señor,


yo te vi, ¿por qué me dejaste luego
maltrecha y rota en el suelo,
sabiendo mi ansia de cielo,
sabiendo mi ansia de ti?

34
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

A LA MUERTE SONETO

Qué cerca de mí estuviste,


Si la humana y mezquina inteligencia
sentí en mí tu beso helado,
no perdí la paz, sabía fuese mi Dios capaz de conocerte,
que habían de ser tus brazos si es que llegase el hombre a comprenderte
los que un día me tomasen
¿dónde estaba, señor, tu inmensa ciencia?
para llevarme a mi Amado.
Después soltaste la presa, me dejaste, ¿Dónde de tu poder la omnipotencia
que el dueño de mi vida y muerte
te prohibió que me llevases, si el polvo miserable a ti se alzara?
que quiere que aquí en la tierra si lo que es tierra hasta ti llegara
siga sufriendo y amándole,
pero al fin vendrás un día a ¿a qué se reducía tu grandeza?
buscarme. Gozaré ¡oh! Dios al ver que mi bajeza

llegar no puede a tu grandeza suma,

MUERTE QUE ES VIDA que tu luz soberana a todos ciega,


Muerte que quitas la vida
y que fuera por cierto gran locura
y que a la vida nos llevas,
si al privarnos de vivir, que la humana vileza
de otra vida abres la puerta
¿por qué los hombres te huyen? pretendiese llegar hasta tu altura.
¿por qué a los hombres aterras
si eres tú la que ha de darnos (1972)
vida que muerte no tenga?

(1967)
35 73
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

VOY A VOLAR
Volar es elevarse sobre el suelo,
ANTES MORIR
es que dejando la tierra
subimos buscando el cielo,
(Ejercicios 4-7-72) es éste vuelo, el preludio
Si viviendo he de olvidarte, de otro cercano que espero,
mil veces morir prefiero, de éste volveré a bajar,
porque si vivir yo quiero aquél ha de ser ya eterno.
solamente es para amarte. Ahora voy a preparar, a mis hijas
¿Qué puede, Señor, llenarme los senderos, de un nuevo palamarcico,
de cuanto en la vida existe, de un mundo que llaman nuevo.
si tú en mi alma pusiste
de ti mismo esta gran hambre?
No podrá mi alma saciarse
Alto, alto, muy lejos
mientras en el cuerpo mora,
tras mi soñado ideal,
sólo el sufrir aminora
ideal que sentí siempre
estas ansias y estas hambres.
y tanto se ha hecho esperar
que ya mi gastada vida
no puede allí trabajar.
Jóvenes que sentís ansias
de miserias remediar
en Guatemala os espera
un buen campo a vuestro afán.

Nos vamos las tres volando


quiera Dios que al ascender,

36 73
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

vayamos tierra soltando


para que luego al volver,
traigamos las manos llenas EN MI VUELO A GUATEMALA
de una caridad de ley.

(Mayo, 1972) Qué fácil es volar


con las alas ajenas,
de un motor que con bríos
a las nubes se eleva,
cuánto le cuesta al alma
despegar de la tierra,
sólo el amor da alas
para elevarse de ella.

Que no sea algún día mi vuelo


como el vuelo que el jueves haré,
que después de subir hasta cielo
a la tierra tendré que volver.
Que este vuelo al que el amor me lleva
sea preludio de aquel, que después de
dejar la semilla en la tierra, del cielo, no
me obligue a descender.
(Mayo, 1972)

37 73
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

SILENCIOS DE MARÍA

Silencio de María en el misterio


EN NUESTRO VUELO DE REGRESO A ESPAÑA
que el ángel la anunció Silencio de
María ante la duda
que San José sintió. Silencio de
(Guatemala. M. Amalia M. de la El M.
María en la alegría,
Rosario Rubí M H". Carmen Martínez
silencio de María en el dolor
Séiquer) Mayo, 1972
Silencio siempre en medio de la gloria
El pájaro posado nos espera, o de la humillación Silencio de
penetramos por fin en sus entrañas, María cuánto dices!
y levantando el vuelo cuánto me enseñas hoy! que sepa
subimos hasta el cielo, yo imitar ese silencio,
para pisar después la tierra patria. en los días de gozo o de pasión.

Qué bello es el volar en las alturas


sostenido por alas materiales, ORACIÓN EN EL HUERTO
mas, ¿qué será ese volar del alma,
que en una dulce y deliciosa calma Huerto de Getsemaní,
se eleva en ideales celestiales? testigo de aquella escena,
de un Dios bañado en sudor,
¡Qué bello es el volar! de un Dios caído en la tierra.
¡qué grande, qué sublime el remontarse Huerto de Getsemaní
sobre todo lo humano y terrenal, testigo de aquella escena,
y en busca siempre de un mismo ideal, que esa escena que tú viste
con el rostro de Dios, al fin hallarse! me conforte a mí en mis penas.
(Ejercicios-72)

38
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

IMAGEN SUYA

SI EL GRANO DE TRIGO NO MUERE


Quiero ser un crucifijo vivo en la Congregación
quiero como Él sufrir el abandono,
De manos que me fueron muy queridas porque reine entre todas el amor.
Quiero llevar la cruz de la impotencia
te serviste para enterrar el grano,
de mi torpe actuación,
y unos pies, a los que enseñé a andar, con tal que entre nosotras nunca exista
el mortal mal de la murmuración.
esos mismos la tierra aprisionaron,
Porque la caridad nos una a todas,
más qué importa que el grano esté escondido, mi vida, cada día ofrezco a Dios.
más qué importa que el grano esté enterrado,
Hay otro crucifijo que en el lecho
lo que importa es que muera y se deshaga padece los dolores de pasión,
y así, dar fruto abundante y sano. hay otro crucifijo siempre orando
que se une a mí en la misma intención.
Juntas pusimos la primera piedra
(1972) en estos palomarcicos del Señor,
y juntas en las penas y alegrías
luchamos por el triunfo del amor.

(1972)

80 39
AMALIA MARTÍN DK LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA
LA CENA Y EL MANDATO
POBREZA

Ejercicios 6-7-1972 Señor que cada día nos reúnes


Contempla a Cristo desnudo en torno de tu mesa,
gustando hiél y vinagre Señor que cada día, con tu carne
y piensa si tú eres pobre, a todos alimentas,
aunque pobre tú te llames. Señor que nos dejaste un mandato
de caridad suprema,
Pobre es aquel que no busca
Que cumplamos Señor ese mandato
gustos ni comodidades,
pobre es el que se desnuda amándonos de veras.
de los bienes materiales.

Pobre, el que con la esperanza


de unos bienes celestiales,
ENTREGA
por imitar más a Cristo
desprecia los terrenales.

A los pies de Jesús Crucificado


veinticinco años ha, tu "Sí" decías,
quiera Dios que a la hora de la muerte
puedas decir tranquila:
he sido fiel a mi palabra dada,
en la tuya Señor, mi alma confía.

15-10-72

40
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA
YO NO SÉ

NO TEMAS
No temas el volar, la Virgen Yo no sé de palabras buscadas
en sus manos sostiene el para hablar contigo,
mundo entero, entre esas yo no sé de esas frases bonitas
manos estamos seguras. que dicen los libros,
yo no creo que aquellos que se aman
Por alto que sea el vuelo,
y viven unidos,
ella sabe que es Cristo el que nos llama
todo aquello que quieran decirse lo
a sembrar la semilla
lleven ya escrito.
en ese mundo que llamamos "Nuevo"

(1972)

QUIERO SER ¡HACIA LAS ALTURAS!

Quiero Señor ser el alma En la altura se admira la grandeza


de nuestra Congregación y el mundo nos parece más pequeño,
quiero oculta y silenciosa
en continuada oración, y en medio de la paz que nos rodea,
comunicarle la vida no se advierte el peligro ni da miedo.
que de ti reciba yo, No temas el volar, que, te aseguro,
quiero, rompiendo las nubes,
que cuando vuelvas a pisar el suelo,
ser un rayito de sol,
que dé alegría al que sufre te acordarás de aquellas maravillas,
y al que está frío, calor. que viste en las alturas de tu vuelo.

Octubre, 1972
84 41
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

SERVIR A DIOS ES REINAR peligro de apegarnos a la tierra


y no llegar al cielo,
La vida tiene un valor en aquellas alturas
y es el valor que le damos se eleva el pensamiento
cuando la vida empleamos y al contemplar la inmensidad callada,
en el servicio de Dios. el mundo nos parece más pequeño.

AÑORANZAS
ALTURAS DIVINAS

A las Hs. Misioneras-Octubre, 1972 "El que siembra con


¡Cuánto discurren los hombres lágrimas recogerá con
para subir hasta el cielo!, gozo"
¡qué pronto Dios nos eleva Recuerdas Madre cuando las dos solas
con un solo pensamiento! y con la ayuda sola del Señor
sembramos la semilla de esta obra
¡Qué poco sirve el volar que sus "Bodas de Plata" cumple hoy?
para bajar luego al suelo!,
¡dichosa el alma que vuela Recuerdas cuántas penas, cuántas lágrimas
siquiera con el deseo, el regar la semilla nos costó,
hasta la altura de Dios, y cuántas veces la vimos enterrada
olvidando lo terreno! entre el polvo de la persecución?
¡No temas el volar!
Mas hoy Dios ha cumplido su palabra
más peligros existen en el suelo, y la semilla que el llanto regó,
y que envuelta en el polvo estaba oculta,
ricos haces de espigas, ya nos dio.

84 42
M. AMALIA MARTÍN DIÍ LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA
de esos pequeñuelos,
PETICIÓN DE ESE DÍA sientan en sus almas
el calor de un beso,
(Bodas de Plata, 15-10-72) de esos besos tuyos
Que las Hermanas de Cristo Crucificado que saben a cielo,
aprendamos en ese libro abierto llénalas de gozo
que tiene por atril la Cruz en tu nacimiento,
"Como se ama" ya que por tu amor
todo lo han pospuesto.
Que el Niño os bendiga
NIÑO DE BELÉN como yo le ruego.

Nuestras HH. Misioneras de Jutiapa


17-12-73
AL EMPEZAR EL AÑO
Niño de Belén,
¡oh divino pequeño!
que viniste a traer a la tierra De trescientas sesenta y cinco páginas
la paz y el consuelo, se compone ese libro que hoy te entregan,
tú que eres amigo páginas blancas que has de llenar tú
de los niños desnudos y hambrientos, día a día, y de ellas darás cuenta,
a esas hijas nuestras
que tu amor ha llevado a su encuentro, dichosa tú si al teminar el libro
llénalas de gozo en esas hojas que el libro te presenta
en tu nacimiento, has dejado escrita en letras de oro,
y cuando acaricien
los rostros famélicos “Amor" palabra, que todo lo encierra.
de esos pobres niños,

43
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

"LA HUMILDAD ES ANDAR EN VERDAD"

MUÉSTRAME SEÑOR
Santa Teresa de Jesús

Soy una "nada" que quiero


algunas veces ser "algo" necia Muéstrame Señor tu rostro
de mí cuando creo que aún cuando te vea airado,
algo valgo. con tal de sentirte al lado
Necia cuando siendo polvo, del todo Señor lo soporto.
polvo mi estatua hago, y Mas no te escondas a mí,
cuando llegan las lluvias barro
que sin verte ni sentirte,
me hago.
¿cómo podrá resistirse
Necia cuando esta mi nada y el ánima, sin morir?
este polvo y este barro, no se
inclinan a adorar a
Aquél que los ha creado.

Señor que yo reconozca y que


quiera confesarlo, que soy
"nada" y si algo tengo es porque
tú me lo has dado.

(1973)

44
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RE

A LAS HH. JÚNIORAS DESPUÉS DE LOS EJERCICIO


Enciende siempre tu vela
Villaíba de los Barros 1974 en el amor divino,
y luego ve encendiendo,
Dos almas que se funden al seguir tu camino,
formando una sola llama, a todos los que tengan
una a otra se comunican en el corazón frío,
el calor que tienen ambas, da a los demás de lo que tú recibas,
y más luz unidas tienen
como hace un buen amigo.
para luz dar a las almas.
¡Ay! del carbón que arde solo,
al fin se enfría y se apaga.

Porque soy tinieblas, busco


Señor tu luz,
esa luz que hasta el cielo se levanta
brotando de tu cruz.

Si queremos estar iluminadas,


si tu luz queremos dar,
de la cruz de nuestros sufrimientos
la llama ha de brotar.
Si ardemos todas juntas
en una misma caridad y fe,
si una misma esperanza nos sostiene,
si buscamos el solo único bien,
Dios se complacerá siempre en nosotras
y hallaremos nosotras gozo en Él.

92
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

AL RECUERDO DE MI QUERIDA MADRE


MARÍA SEIQUER MIRADA Y LLAMADA

Conservaré el recuerdo ¿Si al mirarte clavado en la cruz


de tus postreros días, me sentí llamada,
cuando cosida a tu sillón de ruedas cómo puedo de la cruz huir
a todos bondadosa sonreías. si vine a buscarla?
Conservaré el recuerdo
¿Cómo puedo quejarme de ti
de los primeros días
si en la cruz me clavas,
en que unidas supimos compartir cuando tú desde ella me dices
las penas y alegrías. mira cómo se ama?
Conservaré el recuerdo de tus manos
benditas que ante cualquier miseria Dame Cristo el morir cada día
generosas se abrían. en mi cruz clavada
y escuchar al mirarte en la tuya
Conservaré el recuerdo de tu tu dulce llamada.
palabra amiga que sembraba
consejos y que paz infundía. Dame Señor que yo viva,
abrazada a tu cruz,
Conservaré el recuerdo de aquel beso que
para que cuando me muera
llorando en tu mano yo imprimía y aquel apretón me abraces tú.
fuerte de la tuya que sin palabras tanto me decía.
Cuando yo no soy nada para el mundo
cuando más aún me veo,
Recuerdo del día en que celebramos la concesión del Decretum- más siento que soy algo para ti,
Laudis. 15-2-1975 y más cerca de ti Señor, me siento.
(17-7-75) A una nueva novicia, 6-9-1975

92
M. AMALIA MARTÍN' DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

HUMILDAD DE MARÍA PUREZA DE MARÍA

Gran humildad de María,


que oculta la vida pasa, Pureza de María en la sonrisa, Pureza
trabajando silenciosa de María en la mirada, Pureza de María
en las faenas de casa, en el pensar, Pureza de María en las
gran humildad de María palabras, Pureza de María, que los
si es que quieres imitarla, ángeles si es que envidia tuviera,
procura vivir oculta, envidiaran, Pureza de María, que tú
no busques ser alabada, imites, esa virtud de Cristo tan amada.
y serás grande ante aquél,
que siempre al humilde ensalza. (6-9-1975)

LAS PERFECCIONES:
AMOR A DIOS Y AMOR AL PRÓJIMO

(A H. Trinidad Meseguer)
Manos que de caridad
fuiste sembrando el camino
manos de mi Dios, clavadas
en la cruz, por redimirnos
divinas manos, dejadme
que os bese yo agradecido
y que sea copia fiel
de ese tu amor infinito.

(14-12-1975)
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

PARA LAS NOVICIAS SED DE DIOS

Esconde tus buenas obras a las Dichosa sed que nos lleva
miradas humanas, a buscar el manantial,
de esas aguas cristalinas,
no busques jamás en ellas de esas tus aguas divinas
de los hombres la alabanza, que pueden la sed calmar.
recuerda que Dios te ve, Dame Señor a sentir
y que pesa en mi balanza, ardiente sed de tu amor,
deja que mi corazón
el valor de la intención no
tenga siempre sed de ti.
lo que las obras valgan.

No te apoyes en nada de la vida que


con la vida se acaba, apóyate tan solo DAME SEÑOR
en el Eterno, que eternamente llenará
tus ansias. Dame mi Dios de tu amor,
que aunque con dolores venga,
No juzgues la grandeza de tus obras con tal de que yo te tenga
porque éstas en sí mismas sean grandes, ni nada me importa Señor.
desprecies las obras pequeñitas, que ante
la vista humana nada valen, la medida y
valor de nuestros actos la da el amor con Dame mi Dios de tu amor
que las obras se hacen. y pues que tú me lo ordenas,
harás tú mi intención buena
(6-2-1976) y escucharás mi oración.

48
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

QUE YO SEA MANOS DE JESÚS

Que sea yo un fiel reflejo Viernes Santo año 1976


de la belleza de Dios,
Manos de Jesús atadas
que esa belleza que es gracia, que este mundo construyeron
que es pureza, que es amor, manos divinas de Cristo
que pasaron bien haciendo
cómo las aguas del río que multiplican los panes,
y cómo la luz del sol, que curaban los enfermos,
que a los leprosos limpiaban,
que reflejan la hermosura que daban vista a los ciegos,
del mismo que las creó. que extendidas sobre el mar
a las aguas se impusieron.

Manos de Jesús atadas


quién besártelas pudiera!
¡Oh Señor! que yo las mías
las sujete a la obediencia,
que a tu voluntad las ate
Señor, sirviéndote en ella,
unas veces trabajando
otras estándose quedas.

49
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA
escuché en el silencio
un reproche durísimo:
A MI CRISTO "Alma de poca fe,
es que aún no has comprendido,
En mi celda 3-7-1976 que el amor es la causa
La cabeza inclinada, de ver así a tu Cristo?
los brazos extendidos,
sobre el duro madero
le vemos suspendido,
a Aquél Verbo Encarnado A MI CRISTO
que en los lejanos siglos,
'jugando con las cosas,
igual que juega un niño, 2'20 de la madrugada 10-7-76
formaba con sus manos
el mundo en que vivimos, Ya te tengo frente a mí,
el firmamento inmenso, y al despertar de mi sueño,
los mares y los ríos, es lo primero que miro,
los montes rascacielos es lo primero que veo.
y los valles tranquilos.
¿Dónde ahora su grandeza? Y cuando llega la noche
¿Dónde su poderío? en mis horas de desvelo,
¿Dónde la majestad es lo último que miro
del Dios a que está unido? antes que me rinda el sueño.
a ese mísero estado
¡qué pudo reducirlo! ¡Oh Cristo de mis amores!
Así, hablan los hombres, en mi retina te llevo,
así hablaba yo mismo; te veo cuando te miro
y mirando otra vez y cuando los ojos cierro.
el rostro de mi Cristo,

50
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

EN LA PLAYA DE ESTEIRO
Sentada sobre una roca
en la solitaria playa,
mirando el romper las olas
Sentada sobre una roca cuando a la roca llegaban,
en la solitaria playa, vi como, éstas soberbias,
las rocas desafiaban,
mirando la inmensidad para quedar convertidas
del mar que me rodeaba, después, en espuma blanca,
y advertí, que al llegar luego
me sentí sobrecogida
a la arena suave y blanda
de una sensación extraña, su soberbia deponían
y mansamente besaban
y mirando, no veía,
la arena, que su bravura
y, sin meditar, pensaba resistencia no prestaba.
en la grandeza del ser
que tales obras creara,
que las obras del artista Virtud de la mansedumbre,
que hasta la soberbia amansas,
son las que le dan la fama. que desarmas tantas iras
Y la fe me hizo exclamar y paz pones en las almas,
"que son bienaventurados
¡Oh grandeza soberana
los mansos" Cristo enseñaba.
a la cual ningún artífice, El Barquero, 8-8-1976
igualar jamás soñara!
Señor en mudo lenguaje,
tus obras, tu gloria cantan

51
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA ESCRITAS DESDE EL COMIENZO DE SU VIDA RELIGIOSA

FELIZ NAVIDAD Y AÑO A LOS OJOS DE JESÚS


NUEVO
A H". M". Pura Cano
Ojos de mi Jesús dulces, serenos
Villa Pilar 19-12- Ojos de mi Jesús que me miraron
78 Ojos que sin palabras me atrajeron
En estos hermosos días Ojos que en noche oscura me guiaron
de gozo y de paz llenos, Ojos en los que tengo mi consuelo
vuela hacia todas mis hijas, Ojos divinos que así me miráis
estén aquí o estén lejos, Que pueda yo miraros en el cielo.
el cariño de esta madre
que, mientras viva en el suelo (8-1-1980)
o cuando de él ya se vaya,
seguirá siempre teniéndoos, A LAS HERMANAS DE CRISTO CRUCIFICADO
que el amor nunca se muere
cuando tiene a Dios por centro. (a ti, a mí, a ella)

Celebrad con alegría ¿Qué te dice el crucifijo


de Cristo este gran misterio, cuando de frente le miras?
misterio de amor divino ¿Qué te dicen esos clavos y
que vino a traer del cielo, esa corona de espinas?
si amor con amor se paga ¿Qué, ese costado abierto que sangra y
¡cuan gran amor le debemos! agua destila?
que ese amor nos una a todas,
ese es mi mayor deseo. Te dicen: "para el amor, no
debe existir medida".

(12-4-82)
52
POESÍAS SIN FECHA

MIRAR A CRISTO
A H. Rosa Sánchez TE SIENTO VENIR

Quiero tanto mirarte, Jesús mío, Te siento, muerte, venir...


quiero tanto mirarte ¿Por qué vienes disfrazada,
que en la retina de mis ojos quede siéndome tan deseada
siempre fija tu imagen, que me es tan recio el vivir?
así cuando la muerte venga
al fin para llevarme, Sé que estás cerca de mí
al cerrar los ojos a la vida y cuando tú me lo avisas,
pueda también mirarte. te dedico una sonrisa
y me digo: "ya está aquí"
(14-9-82)
No tardes en acudir, que te espero;
mas si es voluntad de Dios
que aún esperándote siga,
ante ella me inclino yo
y la espera emplear quiero
en prepararme mejor.
POESÍAS SIN FECHA

PREGÚNTAME SEÑOR

Si me preguntas, Señor, qué es lo que quiero


yo te responderé: Señor amarte,
y lo mismo, Señor, responderé
si vuelves otra vez a preguntarme.
Es mi sólo ideal, mi único anhelo,
¿es que tú no lo sabes?
mas vuelve a preguntármelo, Señor,
porque pueda volver a contestarte.

"VEN Y SÍGUEME"
POESÍAS SIN FECHA
A las HH. en su profesión

Señor, tu llamamiento un día oí,


y con el alma henchida de tu amor,
aunque angustiado el pecho de dolor
por lo que atrás dejaba, te seguí.
Nada me des por lo que yo te di,
que si te di, Señor, cuanto tenía,
¿qué era, Señor, lo que yo poseía,
si se compara con ganarte a ti?
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS SIN FECHA

LLAMAMIENTO VIDA DE UNIÓN

Cuando con Dios se está unida


Bogaba yo en mi barquilla cualquier inquietud se calma,
sin rumbo fijo cuando escuché una voz y pronto recobra el alma
que decía:
la paz si estaba perdida.
"te necesito" Dejé la barca y abandoné
las redes,
SANTA IMPACIENCIA
y me dijo la voz: "hay en el mar del
mundo, muchas almas.
"El amor nunca se cansa"
Se tú su pescador".
pero a veces se impacienta,
que se hace larga la ausencia
de Aquel que es vida del alma

DEJA SEÑOR EN LOS PINOS

Deja, Señor, que se pudra el El viento huracanado


grano bajo la tierra,
dobla la copa de los altos pinos.
déjale que se deshaga,
que se inclinan humildes
déjale, Señor, que muera,
que cuando muera saldrán en ritmo silencioso.
en tu campo espigas nuevas. Dichoso el que sintiendo la caricia
del soplo del espíritu,
inclina dulcemente la cabeza
ante el querer divino.
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS SIN FECHA

VIDA OCULTA SONETO

Cuando se vive escondida Al recuerdo de mi madre


Carmen de la Escalera
qué duro se hace el salir,
Ojos a los que el llanto no humedece,
y qué pesado el vivir frentes que ante el dolor nunca se inclinan,
estas luchas de la vida corazones que en nadie se reclinan
a los cuales las luchas enardecen.

Si las dificultades fortalecen


vuestro temple de acero y no declina
jamás ese valor que se reanima
en las peleas que al cobarde vencen.

¿QUÉ TE DARÉ? No por eso envolváis en el desprecio


el alma débil que al dolor sucumbe,
ni a esos ojos que lloran en silencio,
¿"Qué daré yo al Señor que el llanto no avergüenza ni confunde,
por tantos beneficios recibidos"? que a Cristo con ser Dios, le invadió el tedio.
me dio el alma con todas sus potencias,
me dio el cuerpo con todos sus sentidos,
me dio una vida nueva
por medio de las aguas del Bautismo,
me conforta con su sagrado Cuerpo,
y se dignó llamarme a su servicio
¿"Qué te daré, Señor, qué te daré
por tantos beneficios recibidos"?

116 56
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS SIN FECHA

CARNAVAL DE LA VIDA SINO

Yo sé lo que es sufrir y, sin embargo,


No me importa que el tiempo uno tras otro
creen que soy feliz porque la risa
deje los años sobre mí caer,
llevo siempre en mis labios.
no me apena perder la juventud
ni llegar a sentirme envejecer,
Yo sé lo que es llorar y cuántas veces
me han dicho sin sarcasmo: pero quisiera detener su marcha
tus ojos son alegres porque nunca ser yo más fuerte que él,
los ha nublado el llanto. y contra el sino que su huella marca
los días de mi madre defender.
¡Qué carnaval tan largo de la vida!
¡qué carnaval tan largo! Vosotros, los que decis
cuánta risa sirviendo de careta que nunca sufrís tristezas,
a mi dolor ignorado. o es que no sabéis sentir
"Quien no ha sufrido, no sabrá nunca, o es que no tenéis cabeza
ni consolar ni compadecer al que sufre". para poder discurrir.

"No es difícil encontrar amigos


que lloren nuestras penas, pero sí
lo es encontrar uno que verdaderamente
se alegre de nuestra felicidad".

116 57
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS SIN FECHA

EN LOS VOTOS DE UNA HERMANA


PRUEBA DE AMOR
Alegraos justos en Yavé,
cantadle con la cítara y guitarra,
cantad un canto antiguo y siempre nuevo,
El sufrir por el Amado
un canto de alabanza.
es la prueba del amor,
Estan los ojos de Yavé en mí fijos
no me digas que a Dios amas
para salvar mi alma,
si huyendo vas del dolor, para nutrirla cuando tenga hambre
que Él te dio esa dura prueba y cuando tenga sed, de agua saciarla,
en él se regocija el corazón
entre angustias de pasión,
y se llena mi alma de esperanza.
y desde la Cruz pendiente
te dice "así te amo yo".
HUMILDAD

Si no te conoces, sal fuera, así dice el Esposo a la


TEMOR DE DIOS Esposa, porque el alma que quiera gozar de las
dulzuras de su beso, que es la contemplación, ha
Temor nacido de amor, ¡primero de estudiarse a sí misma para alcanzar el
no teme ser castigado, propio conocimiento y humillarse.
teme de sí porque puede
L a gracia de desearte y
faltar de nuevo al Amado.
la gracia de buscarte, es
Fe pide el tercer grado de mi entrega, gracia no merecida,
dame fuerzas, Señor, para cumplir aunque tu rostro no vea
el deseo de padecer contigo en esta vida.
por poder parecerme más a Ti.

116 58
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS SIN FECHA

porque el alma que es amante,


mira siempre hacia adelante,
hasta el Esposo alcanzar.
CUARTETOS
Cuando se vive escondida
Pobre de aquel que al final
qué duro se hace el salir,
de su corta o larga vida,
qué pesado es vivir
tiene unas manos vacías
estas luchas de la vida.
que al justo Juez presentar.
La vida tiene un valor,
Si en medio de mi pesar
es el valor que le damos
si entre tantos sufrimientos
cuando la vida empleamos
cerca de mí yo te siento
en el servicio de Dios.
Señor, qué me importará?

Si escogiste ya un camino
no quieras volver atrás HUMILDAD
ni andes buscando otra senda, porque quizás
errarás.
Hormiga soy, Señor, si tu divina
El ser hermana de Cristo,
voluntad me levanta,
lleva consigo el sufrir,
y ese continuo morir podré llegar a la sublime altura
en la cruz, escarnecida. que tu poder alcanza.
Mas si tu mano que me eligió del polvo
Si miras con atención, al polvo me tornara,
a Cristo en la cruz clavado volveré a ser hormiga que cualquiera
verás que tú no has llegado puede hollar con su planta.
a lo que él por ti sufrió.

No mires nunca hacia atrás,


59
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS SIN FECHA

¡SÓLO TÚ! tendí al placer las manos


y sus flores deshechas entre ellas
hojas secas y espinas han dejado.
Yo quiero ser feliz, me dije un día, para
poder lograrlo,
a la realidad triste de la vida
mis ojos se cerraron.

Yo quise ser feliz, dije anhelante tratando de


alcanzarlo,
una fosa al dolor abrí en mi pecho
y le dejé enterrado.

Yo quiero ser feliz y para serlo, sin pensar he


volado
tras los locos placeres del vivir en mis ansias
cegado.

Yo quise ser feliz,


lo he conseguido,
pobre, necio, insensato
qué cobarde cegado ante la vida
más sobre mi ha pesado.

Yo quise ser feliz, ahogué el dolor,


y el dolor enterrado,
dio al corazón que le sirvió de fosa
sus frutos más amargos.

Yo quise ser feliz, enloquecido,


60
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS SIN FECHA

A NTRA. SRA. DEL CARMEN

¡Oh hermosísima estrella de los mares,


madre del marinero EL NIÑO DE BELÉN
si en mi constante lucha con las olas,
no llevase en el pecho
esa tu fe bendita y salvadora Dios se hizo hombre
¿dónde está mi consuelo?, y en la forma de pobre pequeño
¿a qué faro volverá entre congojas descendiendo del cielo a la tierra
mi angustiada mirada, ha elevado la tierra hasta el cielo.
cuando en la noche oscura y tormentosa Y el hombre caído,
perdido me encontrara? dejó ya de arrastrarse en el suelo
e irguiendo la frente abatida
¿Y a quién clamaré en súplica de auxilio
levantó su mirada, y sereno,
en medio del estruendo pavoroso,
con las alas que amor le prestara
entre la luz siniestra del relámpago,
hasta Dios remontose en su vuelo.
entre el ruido del trueno seco y ronco?
¡Oh hermosísima estrella de los mares! Señor, que nunca llore lágrimas
¡Oh Madre del Carmelo, ni de despecho
no me falte tu fe dentro del alma ni de desesperación de condenación eterna.
porque si yo la pierdo, Dios vino a salvar al hombre
quién sostendrá mis fuerzas en la lucha y el hombre es quien le condena.
quién oirá mis lamentos Señor, por lo injusto de este juicio,
cuando entre los horrores del temor evite yo los juicios temerarios.
mis manos alce al cielo!

61
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS SIN FECHA

Angelito mío, angelito tan puro y tan bello,


INOCENCIA hubo un día que oíste una voz
llamarte muy quedo.
A la memoria del angelical niño Paquito Estrada
v agitando tus alas, alegre
Yo le he visto venir a la tierra, bajaba del cielo
volastes al cielo,
era un angelito tan puro, tan bello...
sin saber que hay veneno en las flores
yo le he visto pasar por la vida
y en las aguas cieno.
siempre sonriendo,
¡qué saben los ángeles de miserias,
de espinas de cieno!

Le veía marchar siempre alegre y me daba miedo


que pudiese algún día acercarse, inocente,
tranquilo, risueño,
aquel que parece cristiano y tranquilo
Arroyuelo
y agitar con su mano de nieve las aguas
de espejo...!

Y sentía una angustia tan grande


y una pena al verlo discurrir juguetón
entre flores que encierran sonoras
y si llega acercarse a un capullo
para darle un beso,
sin saber que hay reptil que se esconde
en rosados pétalos.

62
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS SIN FECHA

No nos dejes caer Señor, que temo


que soy débil y enfermo,
ORACIÓN DOMINICAL la tentación me arrastra,
si tu divina mano de mí apartas.
Padre nuestro que estás en los cielos,
en ti Señor he puesto mi consuelo Mas líbranos del mal, del mal eterno
que si sois Dios, sois Padre de aquel terrible infierno,
y así vuestro poder y amor me valen. donde no hay esperanza de gozarte,
Santificado sea vuestro nombre y donde nunca el alma podrá amarte.
pues nada es el hombre,
y pues nada es el hombre,
humillando ante ti su frente altiva
te dé la gloria solo a ti debida.
Tu reino venga a nos.

No nos niegues tu gracia


porque no caiga el alma en tu desgracia.
Tu voluntad se cumpla en mi, Dios mío,
en ella yo confío,
que voluntad de Padre,
nunca querrá que sufra yo de balde.
El pan de cada día danos hoy,
suplicándote estoy,
que vuelva a ser mi pan de cada día,
el pan de tu divina Eucaristía.
Perdónanos, Señor, pues perdonando
más perdonar sepamos,
que si solo perdonan nuestros labios
tú no perdonarás nuestros agravios.
63
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PATRIÓTICAS

ESPAÑA

¡Arriba España! ¡Arriba Patria


mía!
Los que envidiaron tu gloriosa historia hundida para siempre
te creían, gozándose en mirarte despreciada, arruinada,
abatida, tú que fuiste señora de unos reinos en los cuales el
POESÍAS PATRIÓTICAS sol no se ponía.

Pero sonó la voz, la voz de un hombre,


de un caudillo de Dios y toda unida,
la juventud de España se levanta,
vibrante, estremecida,
por la fe y por la gloria de la Patria
se siente enardecida,
no estaba muerto el fuego
solo estaba cubierto de cenizas.

Y los héroes brotan como flores


de una tierra bendita:
y Navarra la brava se levanta,
y se alza Andalucía,
y Galicia la cuna del Caudillo
y Aragón y Castilla,
y las tranquilas islas... solo al grito
de la Patria ofendida.

64
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PATRIÓTICAS

Ya casi toda España es española,


ya no tienes por qué estar abatida,
ya es casi toda tuya, Patria mía,
alza tu hermosa frente,
ya la Historia de ayer con la de hoy
que encima de tus ruinas,
pueden marchar unidas,
hemos de hacerte un trono más hermoso,
las viejas tradiciones
más bello que el antiguo todavía,
con las modernas leyes confundidas:
y sobre el trono un templo para Cristo,
no es que España sea nueva,
y en el templo un altar para María.
es que la antigua España resucita.
Virgen Inmaculada,
Y vuelve a ser la España de Pelayo, Patrona fuiste de la España antigua
de Isabel, de Agustina, y hoy como ayer se postra ante tus plantas,
y de hombres que ante el peligro alzan la frente
la España nueva, la España redimida.
y ante la cruz se postran de rodillas,
Bendice el retoñar de nuestra Patria,
tierra de los Ignacio de Loyola,
que unen a la virtud, la valentía, bendice nuestra España, Madre mía,
la de mujeres de corazón y temple, llegue tu bendición hasta otros hijos
como lo fue Teresa de Castilla. que luchan y que sufren todavía.

Así es la España grande que renace Da la mano a mi Patria,


cristiana, libre, unida, restaña con tu manto sus heridas,
nuevo fruto que brota más lozano enjuga tantas lágrimas de madre,
de la vieja semilla, aplaca tantos odios, tantas iras,
que regada con sangre de los mártires
copiosa fructifica; que empiece a amanecer en toda España
¡Siente otra vez orgullo de tus hijos, que ya no haya egoísmo ni haya envidias
querida Patria mía! que nos demos el ósculo de hermanos,
que venga ya la paz, Virgen María!
Ya no tienes por qué ser despreciada

65
MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PATRIÓTICAS

PAZ MI BANDERA

A vosotros, hermanos queridos, Esperando la liberación


hermanos en Patria,
Bandera de mi Patria de oro y de sangre que hoy
se dirige mi voz lastimera
vuelvo a ver airosa flotando al aire,
que herida está el alma,
¡Bandera mía!
de ver cómo corren
como a mi madre muerta te lloré un día!
las sangres hermanas,
esa sangre que un mismo sol templa Signo de las grandezas de nuestra España que
y que vivifica una misma savia. admiró al mundo entero con sus hazañas
¡Vuelve Bandera
Cesen ya los odios, y cobija a mi Patria que es tuya entera!
deponed las adustas miradas,
levantemos los ojos al cielo Esconded esa enseña de tres colores que solo
y que en nuestra España sembró odios, muerte, rencores
dos amores nos unan a todos Escondedla y no vuelva
el amor a la Cruz y a la Patria. a querer de mi Patria ser la Bandera.

Bandera de mi Patria, Bandera mía, como a mi


madre muerta te lloré un día
¡Bandera santa,
España te bendice, mi voz te canta!

66
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PATRIÓTICAS

LIBERACIÓN a lo lejos el ruido del coche


que se va alejando...
¡Oh Señor, que se acaben los crímenes!
Largas noches de horror y de crimen, ¡Oh Señor, que nos traigas a Franco!
largas noches de horror y de espanto,
Una bella mañana de agosto,
un continuo rodar de camiones
con un cielo color azul pálido,
llenos de hombres que van blasfemando,
con un mar que parece un espejo,
a lo lejos, los golpes siniestros
con un sol tan alegre, tan claro
al portal cerrado...
a lo lejos doblar de tambores
crujir de ventanas
vítores y aplausos,
donde un rostro pálido
himnos y canciones,
en los ojos abiertos, abiertos,
gritos de entusiasmo,
reflejado el pánico,
lágrimas de gozo
silencioso y medroso se asoma
en los rostros pálidos,
mirando angustiado...
la Bandera bendita de España
¿Quién vendrán a buscar, Dios bendito?
al aire flotando
¿Será al hijo, al esposo, al hermano?
y una vida que nace de nuevo
al llegar los soldados de Franco!
Una noche, ¡qué noche, Dios mío! no podré
mientras viva olvidarlo, Santander, agosto 1937
en la puerta de casa se oyeron
secos y terribles los aldabonazos
y en la calle, el coche fatal
con los milicianos...
llevan a mi padre
y mi madre se queda llorando,
y nosotros cogidos a ella
temblando, temblando...
EL SUEÑO DE PERIQUÍN
Yo le he visto cuando era pequeño
alzando en sus manos,
una hostia cortada en papel,
en papel muy blanco;
POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES
y le he visto después de rodillas
quedarse extasiado,
y rodar una a una las lágrimas
por su rostro pálido.
Es que estaba soñando despierto
su sueño dorado,
que llegaba a tomar en sus manos
el pan consagrado.
¡Pobre Periquillo
de bucles dorados,
que cuentas tu edad
con solo dos manos!
¿No piensas pequeño
que picas muy alto?
¡Pobre Periquillo
de bucles dorados!
se quedó sin padres,
huérfano ha quedado;
la pobre abuelita
es todo su amparo,
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES
lava que te lava Pero esto, hijo mío
el pan va ganando, se va terminando
para ella y su nieto que cumplo mañana
los setenta años.
que es todo su encanto.
¿Qué va a ser de ti
Y no es para menos,
si es que yo te falto,
porque es el muchacho
o si es que no puedo
tan piadoso y bueno
continuar lavando?
y tan aplicado,
Ven acá, hijo mío,
que siempre en la escuela
siéntate a mi lado,
es él el premiado.
me apena el decírtelo
Y eso que a hurtadillas
pero lo he pensado
se pasa estudiando
en toda la noche
en un viejo libro
que velando he estado.
que halló por acaso,
Tú ya sabes mucho
escrito en latín,
eres un letrado,
lecciones y salmos.
con menos que tú
Pero un día, la pobre abuelita
hay otros ganando,
le dice llorando:
como gana Juan,
"Mira Periquillo
más de un duro diario.
me estoy agotando;
Eso que tú sueñas,
ya le faltan fuerzas
hijo está muy alto
a mis viejas manos,
porque eres un pobre
y por compasión
sin ningún amparo"
aún me siguen dando
¡Pobre Periquillo
un poco de ropa
de bucles dorados!
porque gane algo.
se ha quedado lívido,
blanco se ha quedado
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

mientras de sus ojos de metal muy blanco,


por su rostro pálido, que a los niños buenos,
va rodando el agua que son aplicados
de su triste llanto. y que al sacerdocio
¡Adiós ilusiones, aquellas monedas
Adiós Seminario, les van entregando
adiós Hostia blanca para que así puedan
de pan consagrado seguir estudiando;
que ya no podrá que la mies es mucha
tomar en sus manos! y hacen falta brazos,
para trabajar
La pobre abuelita
el extenso campo de
le estrecha en sus brazos,
almas que sin guía
se recuesta el niño
se hunden en el fango,
sobre su regazo,
pastores celosos
y corren unidas
que vayan buscando
las lágrimas de ambos. corderos y ovejas
La abuelita vela; por montes y campos.
el niño ha cerrado El niño sonríe
sus ojos y, al fin, y sigue soñando,
dormido ha quedado. porque ya se ve
De pronto la risa la Hostia blanca alzando
asoma a sus labios y a los corderillos,
¿Qué soñará el niño que se van llegando
de bucles dorados? a comer el pan
Sueña que unos ángeles por él consagrado.
van al Seminario,
llevando monedas
70
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

La Virgen desde el Pilar


Capitana de sus tropas,
A LA VIRGEN DEL PILAR hoy como ayer, como siempre
las llevaba a la victoria,
y también hoy como ayer
(Romance) España canta la copla: "La
Virgen del Pilar dice que
Cinta del Ebro que ciñes quiere ser española".
el Pilar de Zaragoza,
cinta del Ebro que sirves
de espejo a Nuestra Señora,
profanarte quiso un día
la salvaje fiera roja;
quiso cruzando tus aguas
llegar hasta Zaragoza
y derribar a la Virgen
de aquel trono en que se posa.
Cinta del Ebro, tú fuiste
testigo de su derrota,
tú envolviste entre tus hojas
las extranjeras tropas,
y viste sobre tu espejo
dibujarse extraña sombra
de una mano que se extiende
contemplando aquellas hordas.
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

FELICITACIÓN A D. DOMINGO MARTINEZ que ice misa canta,


pledica, reza el rosario
y un responso al terminar,
Capellán de la Casa de Villa sin mas ayuda que Pancho
Pilar (Santo Ángel) en sus que sirve de sacristán,
Bodas de Plata que es más tonto que su padre
¡Válgame Dios y qué lío que de tonto es el más,
hubo hoy en Villa Pilar! y a pesar de toico eso,
¿Pos no se ha subió tres curas nunca le vi enjamás
al mesmo tiempo al altar? que en la meta e la misa
Si es que se entera el Obispo se tuviese que senta?
mu mal lo van a pasar,
¡y eso que tiene una pielna
habiendo en la mesma iglesia
que la reuma está mal!
otros dos altares más
pa poder ecir la misa, Pues con tó y con éso
pos ca uno en su lugar. derecho siempre se está...
Pero es lo güeno del caso ¡son curas mu regalaos
que comienzan a cantar, los curas de por acá!
y en comenzando la misa Total que con tanto lío
los tres se van a sentar, cuando se vino acabal,
y se me ponen mu cómodos pos era ya la una y media
en sillas terciopelás, y quicias un poco más;
y allí se están descansando el estúmago vacio
un rato bien regular.
y las cabras sin pastal,
¿Por entós D. Sebastián,
el cura mi parroquia, los crios abandonaos,
la comida sin guisal,
y marea del gentío
y de calor sofoca
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

¿Qué estuvo güeña la misa?


Yo no lo pueo negar, que era debió a unas boas
pero pa mi que es mejol pero sin novio ni ná
el cura e mi lugar, y en no hubiendo ese tropiezo
que él solo ice la misa las boas güeñas serán.
y se sube a predical, Y me hablaron de otras boas
y habla más claro que el agua que icen de oro serán,
y no se mete enjamás pos si pá estas e plata
a habla en pro de bodas, hubió tres curas, pos ná,
que toas ellas salen mal, cuando lleguen las de oro
y el solico lo hace too la misa entre diez será.
sin tener que escansar, Pos que me avisen con tiempo
y nunca más de una hora pa venir desayuna
la misa suele durar. y traerme una gutaca
¡Tres curas pa una misa pa así poelme sental.
y tanto tiempo tardal! Y ahora me quea el icirle
Pa mi que de lo ocurrió a nuestro buen capellán,
no sabe el obispo ná... en nombre de toas las niñas
Pero dispués, luego a luego, y de la comuniá
me he venió yo a enterar que las tenga muy felices
que el motivo e que hubiera y que llegue a celebrar
tres curas en el altar las bodas de oro y diamante,
y de tanto jerigonzas ansina en Villa Pilar.
y tantas monjas cantar,

73
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

A LA RVDA. MADRE MARGARITA ARRIETA

que es amor casi divino


En el día de sus Bodas de Oro aquél que se apoya en Dios.
Musa mía, yo quisiera
que supieras reflejar, Perdonad, Hermanas mías,
los sentires de unas almas si es que mi musa no acierta
que son gemelas, hermanas a expresar los sentimientos
de mi sentir y pensar. de amor y agradecimiento
Pero bien se, musa mía a esa Madre vuestra y nuestra.
que no es fácil complacer
a esas Hermanas queridas, Mas allá que ha penetrado
tan estrechamente unidas del alma mía hasta el fondo,
en este mismo querer. sabe que todo sentir
Que no te fuera difícil que yo no acierto a decir,
cantar a los sentimientos, es prueba de que es muy hondo.
de un amor de fantasía
en donde la poesía
obra es del entendimiento.

Más querer con fríos signos


o con humanas palabras,
dar a conocer el fondo
de estos sentimientos hondos
que llevo dentro del alma,
querer con voces de tierra,
cantar mi humano a este amor
a mi juicio es desatino,
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

SOY FLORECILLA DEL CAMPO a esas potencias dormidas,


poned calor en el pecho
Soy florecilla del campo, Señor, y entre sus labios sonrisas.
pobre y escondida
nacida entre las rocas Y las Hermanas de Cristo,
sin tener quien la cultive dóciles a su consigna,
ni quien quite sus espinas. van buscando por los campos y colinas
las almas que abandonadas,
Frío estaba el corazón parecen no tener vida.
sin más afán y alegría
que trabajar sin descanso, Al contacto de la luz
siempre la mirada fija y al calor de sus caricias,
en la tierra que ha de darnos se despiertan nuestras almas,
nuestro pan de cada día. arde la llama escondida,
el pensamiento se eleva,
Triste vida, pero Dios, mientras el cuerpo se inclina
que ampara a las avecillas
¿cómo había de olvidase Señor, Señor, esta noche
de estas pobres florecillas antes de quedar dormidas
que ocultan entre malezas cuando a Dios agradezcamos
almas nobles y sencillas? las mercedes recibidas
¿cómo no darle las gracias
Y llenando con su fuego por esta noble visita?
corazones generosos, les ordenó:
id a mi viña, regad con vuestro sudor Y tú, Señor, cuando a Cristo
esas tierras endurecidas. alces en la Santa Misa
no te olvides de pedirle
Buscad, buscad por los campos por estas sus pequeñitas
a esas pobres florecillas para que siempre le amen,
llevad un rayo de luz
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

CUÉNTAME UN CUENTO ABUELITA


para que siempre le sirvan,
que aunque pobres y pequeñas
saben ser agradecidas. Abuela, abuelita buena
¿quieres contarnos un cuento?
Abuela.- Sí, pero tenéis que estaros
muy callados y muy quietos.
Niña.- Pues ya verás abuelita,
lo formales que estaremos.
Abuela.- Bien, pero en vez de contaros,
como me pedís un cuento,
prefiero contar historias,
porque yo jamás os miento,
y son siempre mentirijillas,
las que nos dicen los cuentos.
Niña.- Pues cuéntanos una historia,
una historia de guerreros,
que montados en corceles
y sus sables esgrimiendo
lucharon contra los moros,
y que a los moros vencieron.
Que por Dios y por la patria,
morir valientes supieron,
conquistando los laureles
con que sus frentes ciñeron.
Elisa.- Yo quiero historias que hablen
de princesitas rosadas,
con sus guedejas de oro
160 76
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

y pupilas azuladas, las historias de guerreros


que al declinar de la tarde, que aunque son bellas historias
pensativas apoyaban llevan siempre el sello impreso
sus codos en el afeizar de pasión y ansias de gloria
entre grandezas envueltas.
de sus morunas ventanas,
Yo siento ansias de bravura, ansias de
esperando que a la luz
luchas yo siento
de la luna plateada más no por buscar mi gloria
el trovador de sus sueños que fuera mezquino intento, quisiera
una trova le cantara. luchar tan solo
Anita.- A mi me gusta abuelita porque el Rey de mis ensueños reinase en
una historia de algún niño todas las almas y de todas fuese Dueño.
como aquella que contaste Mirla.- Muchas cosas ambicionas,
abuelita, de Tarsicio, pequeñuela de ojos negros.
de aquel niño que llevaba
oculto en su pechecito Marita.- Muchas no, que es una sola,
a Jesús Sacramentado que ardiéndome está en el pecho.
y cuando unos malos niños Vivir muriendo de amores,
se lo quisieron quitar, por quien murió en el madero,
él apretó los bracitos lanzarme por esos campos
y quiso morir primero, e ir incendiando los pueblos,
que hacerle traición a Cristo. en ese fuego divino,
Abuela.- Y tú, Marita, no dices que ha brotado de su pecho,
qué historia te gusta más? y buscando almas valientes,
que secunden mis esfuerzos
a Cristo Crucificado
conquistarle el mundo entero.
Marita.- Abuelita, no me gustan
160 77
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

Correr tierras, cruzar mares,


que el amor si es verdadero
nada teme, y todo encuentra
para su Amado pequeño.

Abuela.- Anda, anda, quien creyera que en PASTORELA DE NAVIDAD


este diablejo inquieto cupiesen
tantas ideas y tan altos SALEN EN ESCENA UN PASTORCILLO LLAMANDO)
pensamientos. Juanillo (gritando)
Elisa.- Pues yo no he entendido nada. ¡Pastores, zagalas!
Niña.- Y yo me estaba durmiendo. corred, venid, llegad!
Marita.- ¿Y tú Anita? Pastores ¿Qué ocurre?
(incompleto) qué pasa?
Juanillo Silencio, escuchad
escuchad.
1º Pastor ¡Qué ocurre Juanillo
que tanto alborotas?
1ª Pastora Jesús y qué gritos,
parece que estás loca!
Juanilla Y no es para menos
la noticia es gorda.
2ª Pastor ¿Pero qué sucede
di pronto ricontra
que aquí estamos toos
abierta la boca,
2 ª Pa st ora Pero si no es ná
si tó es una broma.

160 78
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

3 . Pastora. Y yo dejé sueltas las gallinas toas no


3º Past. Pos mucho cuidao quéa ni una si llega la zorra y tó por hacer caso a esta
quie estas no son horas, mentirosa.
de tener revuelta
la comarca toa Juanilla. Pero si no miento
si es muy cierto Rosa.
que tóos estamos
cá uno en sus cosas Todos. Pues habla ya claro
2. Past. Di pronto ricontra,
que ya estamos tóos
1. Past. Yo dejé en el monte cansaos e tus bromas.
a las cabras solas, Juanilla. Pero si es verdad (llora)
y tengo una negra, Mirad como llora,
y tengo una roja, dejadla ya en paz
que son del demonio y que hable ella sola
la misma presona Todos: Sí, sí, que hable
Past No arrempujes Rosa
Rosa: Yo llegué primero
2. Past. Yo dejé en el campo
las ovejas todas Past. No seas mentirosa
y no quiero pensar Rosa: ¿Mentirosa yo?
si baja la loba! Past.: Queréis ya callaros
y tendría gracia que parecéis cotorras
que por esta tonta Todos: Habla ya Juanilla
me ganase yo te escuchamos toas
una buena soba, Juanilla: Si no me creéis
pues bueno es mi amo no digo ni jota.
pa irle con coplas. Past: Sí, sí te creemos
si son estas locas.

164 79
M. AMALIA MARTÍN DK LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

Juanilla: Escuchad entonces


una bella historia
que aún pienso que es sueño
verdad tan hermosa.

Cantando: Del cielo ha bajado un ángel


lleno de gozo y contento,
anunciando a los pastores
de Jesús el nacimiento,
en el portal de Belén,
entre María y José
tienen su cuna esta noche,
tienen su cuna esta noche
todo un Dios,
todo un Dios,
todo un Rey.

Coro: Vamos a ver


vamos a ver,
vamos a ver
al Rey que ha nacido,
vamos a ver
vamos a ver
Vamos a ver al Niño-Manuel.

80 167
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

Si la Virgen se atreviese...
CONSAGRACIÓN Si Jesús... ¡ay pobrecita!

¡Cuánta nube de tristeza


Corazones partidos. Yo no los quiero, nubla el cielo de tu dicha!
pues cuando doy el mío, lo doy entero.
Jesús está taciturno,
Junto a un grupo de nogales, taciturna está María;
cuyas flores amarillas no se escucha en el momento
abren hojas de topacio sino el gemir de la brisa
sobre cálices de espinas, al quebrarse entre las ramas
teniendo su dulce Niño de palmera que se cimbra,
reclinado en las rodillas, cobijando el bello grupo
alisándose el cabello, que silencioso, medita.
está la Virgen María.
Por fin, la Virgen se atreve
Es el Niño claro espejo y estrechando enardecida,
en quien la Virgen se mira la cabeza del Dios Niño,
pero es el Hijo, aún más bello contra el seno que palpita,
que bella la Madre misma. le da un beso rechinante,
que un mármol derretiría,
Tiene Jesús en los ojos, y si en sí, está ruborosa
una tristeza... infinita... pero al cabo decidida
y una marca de amargura, entre caricias y besos,
en la boca purpurina, comienza a hablar de esta guisa.
que el corazón de la Madre ¿Por qué, dime, dulce Niño,
dilacera fibra a fibra tierno Jesús de mi amor,
que a Jesús, hondos dolores te he visto, copioso llanto
se le conoce a ojos vista. derramar en la oración?
81
M. AMALIA MARTIN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

Vueltos los ojos al cielo,


tinta en divino arrebol
la frente que a los jazmines Por eso quiero saberlas.
le ha prestado el blancor, Dímelas por compasión
en cruz los tiernos bracitos que entre los dos divididas
y anhelante el corazón, tu parte será menor.
te he visto verter más lágrimas,
que rayos de luz el sol. Mira, Madre, que mis penas, dan hieles
¿Por qué llorará mi Niño? para los dos,
me decía en mi interior. mira que al mar sobrepujan
en grandeza y amargor.
¿Quién jamás, se imaginara
llorando al hijo de Dios?
Jesús, la duda me mata;
¿La felicidad suprema, saboreando el dolor? ¿te las he causado yo?
Tú no sabes, Madre mía
las penas que paso yo.

170 82
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES

¿Tú...? palomita inocente, cuyos Despeñándose los siglos


arruyos de amor ante mi vista, de Dios,
son más gratos a mi oído cuál se despeñan las aguas
que los cantos de Sión? del espumoso Cedrón,
no transcurre ni un instante,
Pierde cuidado querida que no me cueste un dolor.
no me has lastimado, no. Quién me persigue sangriento
¿Cuál es, entonces, tu pena? como al cordero, el león.
¿Qué la causa? Quién me blasfema iracundo
Desamor. con axfisiante furor...
Que nadie, nadie me quiere Calla por Dios, Hijo mío!
Como ¡ay Madre! quiero Yo.
¡Mira que el Amor amando ¿Ves, como tengo razón,
y nadie ama al Amor! para no darte a que gustes
Y de Jesús, la garganta las hieles de mi pasión?
lanzó un amargo suspiro,
nuevo y abundoso llanto, Y la Virgen, gruesas lágrimas
de sus ojos nubló el brillo, en el alba toca enjugando,
rodando en lluvia de perlas en la faz encantadora
hasta mojar sus vestidos la palidez del espanto,
Sus mejillas que eran rosas de nuevo acaricia al Niño
son ya rosas con rocío, lo estrecha contra el regazo
rosas que besa la madre del amor en el delirio y entre besos maternales,
mientras le dice afanosa: silenciosos... prolongados...
Sigue hablando, Niño mío cual si, al Hijo, en cada uno
diera del alma un pedazo,
Si tú supieras; ¡ay Madre! le dice, con voz doliente:
lo que veo en la oración...
Sigue, Hijo mío, el relato.

83
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES
Prisionero, sin más crimen se me esconde a mi calor,
que el de mi infinito amor que, llamo y en el espacio
las tablas del tabernáculo se pierde mi triste voz,
serán mi dura prisión doyme a buscar, y el rebaño
sale huyendo del Pastor.
¡Cuánta ingratitud me espera!
Por corazones de tierra
¡cuánto y cuánto sinsabor!
brindo Corazón de Dios
¡Qué largas, Madre, las noches
y, ni aún así, por entero,
sin ninguna adoración,
me da nadie el corazón.
sin que nadie me acompañe,
Y corazones partidos,
mas que el trémulo fulgor
de la lámpara moribunda Y esos no los quiero, no,
¡sólo la lámpara y Yo! pues entero y sin reservas
Que me cercarán de luces brindo todo el mío Yo.
y flores de rico olor, Y otra vez empaña el llanto
que piedras de alzado precio
guarnecerán mi copón. los claros ojos del Niño,
Mas... ¿qué importa? ni las luces, por su rostro de granadas,
ni las piedras, ni las flores, discurriendo en gruesos hilos.
son capaces de pasión;
nada de eso, Madre mía, Al verlo tan apenado,
dará un latido de amor la Virgen Madre le ha dicho.
y Yo necesito amores No me llores, que me matas
pues no es otra mi misión seca esas lágrimas, Hijo,
que poner fuego en la tierra que en el corazón me caen
y, a la gloria del Señor, cual veneno corrosivo,
quemarla en la ardiente pira ¿que Tú quieres corazones?
de mi amante corazón. Pues, los tendrás, Hijo mío.
Y ¡ay! el mundo, incombustible, Yo te los saldré buscando
174 84
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA POESÍAS PARA FIESTAS ESPECIALES
por los pueblos y los siglos,
yo te buscaré amadores,
de tus encantos cautivos
que, después de haberte amado
con un amor... infinito,
millares de corazones
consagren a tu servicio.

Y ¡ea! los hombres no lloran


ya estás hecho un hombrecito;
conque, un beso y con tu padre
que es también mucho egoísmo
quererte para mí sola. VIA-CRUCIS

Y alegre, se aleja el Niño


no sin pararse de pronto,
quedarse en la Virgen fijo,
y un beso tirar al aire
con un ademán... ¡divino!

174 85
V£A-CRUCIS

VÍA-CRUCIS

Alma, medita con piedad inmensa de Cristo la Pasión


para salvar al hombre, Dios es Hombre ¡Oh misterio
infinito del Amor!

I ESTACIÓN

¡Cristo condenado a muerte!

De condenación eterna Dios vino a salvar al hombre


y el hombre es quien le condena.
Señor por lo injusto de este juicio, haz que evite yo los
juicios temerarios.

II ESTACIÓN

Cristo con la Cruz

Qué pesada es esa Cruz que Cristo por tu amor


lleva, por su amor toma la tuya y ve siguiendo
las huellas,

Señor, que por amor a ti ame yo el sufrimiento.


M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA . VÍA-CRUCIS
III ESTACIÓN VI ESTACIÓN

Primera caída Jesús encuentra a la Verónica

El hombre con necio orgullo, contra su Tu bello rostro estampaste de


Dios se rebela, para enseñarle a aquel lienzo en la blancura, para
humillarse, cae Cristo y besa la tierra. reflejar tu imagen buscas
siempre un alma pura.
Jesús mío, hazme humilde.
Dadme Dios mío, tal pureza de alma,
que tu sagrada imagen se refleje siempre en ella.
IV ESTACIÓN
VII ESTACIÓN
Jesús encuentra a su Madre
Jesús cae por segunda vez
En qué estado viste ¡oh Madre! al Amor
de tus amores, con cuánta razón te Po segunda vez cae Cristo en su
llaman la Madre de los Dolores! dolorosa vía para levantarte a ti
de tus continuas caídas.
Madre mía, que siga contig*o a Cristo.
Señor, si por el peso de mi miseria caigo, apoyada en
tu Misericordia me levante.
V ESTACIÓN
El Cirineo VIII ESTACIÓN

Querer a Cristo aliviar en su cruz, santo Jesús consuela a las hijas de Jerusalén
deseo, que gloria mayor no existe, que ¡Déjame Jesús que llore, al
ser de Dios, Cirineo. meditar tu pasión, porque al
llorar tus dolores, mis culpas
Jesús mío, que con mi amor te desagravie de
llorando voy.
las ofensas de todos los hombres.
Dios mío, que no se borre de mi memoria el
recuerdo de tus sufrimientos.

87
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA . VÍA-CRUCIS
IX ESTACIÓN XII ESTACIÓN
Cae Jesús por tercera vez Levantan la Cruz
Cae Jesús y con su sangre la tierra La Cruz está suspendida entre la
vuelve a regar, Señor, por esta caída, que tierra y el Cielo, muere Cristo
no vuelva yo a pecar. por dar vida a los que muerte le
Jesús mío, antes morir que dieron.
volver a ofenderos. Enséñame Jesús mío a perdonar las injusticias y a
olvidarlas.
X ESTACIÓN
Despojan a Cristo de sus vestiduras XIII ESTACIÓN
¡Cuántos dolores padece Jesús en su Cristo nos da a su Madre
desnudez! ¿No querrás tú despojarte de "Mujer, he ahí a tu hijo" clamó Jesús expirando,
cuanto te aparta de Él?
y por hijo amaste al hombre que muerte al
Despójame, Dios mío, del tuyo le ha dado.
afecto a las cosas
Madre mía, muestra que eres mi Madre.
terrenas.

XI ESTACIÓN XIV ESTACIÓN

Clavan al Señor Jesús puesto en el sepulcro


La justicia de Dios Padre, a Cristo en la ¡Oh, qué triste y que fría es esa losa que el
Cruz clavó, el infierno está vencido cuerpo muerto de Jesús encierra, pobre del
porque ha triunfado el Amor. alma que por el pecado lleva la bella imagen
Oh Jesús, que por tu amor crucifique yo de Dios muerta.
todos mis gustos. Señor, por tu muerte, da la vida de la gracia a todos
los pecadores

88
LAS ABUELAS (CORO)

Somos de Santo Ángel


las más viejicas
LETRA DE CANCIONES
las más viejicas,
vamos de los ochenta
todas pa arriba.

En nuestros quince abriles


dábamos gloria
dábamos gloria
de vernos tan ligeras
y frescachonas.

De aquellos buenos tiempos


aún se conserva,
que donde mucho hubo
siempre algo queda.

A todos los sermones


siempre asistimos
siempre asistimos
pero suele ocurrir
que nos dormimos.

Ahora, de la Fuensanta
casi nos echan,
un grupo de mozonas
que to lo llenan.
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA LETRAS DE CANCIONES

Es verdad que las mozas Dicen, que ya la Madre


están bien majas va abrir escuelas,
va abrir escuelas
con sus cintas al cuello
pa que asistan las madres
y tocas blancas. y las abuelas.

Cuando a cantar se ponen Buena falta nos hace


pa qué decirles que aún las chávalas
se parecen a un coro nos dejan a las viejas
de serafines. avergonzadas.
Pues y lo que ellas saben Que saben de doctrina
Jesús me valga! las criaturas,
¡Jesús me valga! las criaturas,
se queda una al oírlas poco menos que sabe
estupefactas. un señor cura.
No necesitan dedos Yo de los mandamientos,
para echar las cuentas no me he olvidado,
como ocurre a su madre no me he olvidado,
y a mí, su abuela. pero solo recuerdo
Y en corte, señores, ya, tres o cuatro.
qué trajes hacen,
qué trajes hacen,
mucho mejor que en Murcia
los hace un sastre.

188 90
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA LETRAS DE CANCIONES

SOY DE SANTO ÁNGEL Abro del todo la ventanita


que entre el aire bien de rondón
y de la cama quito la ropa
Soy de Santo Ángel que se ventile bien el colchón.
nací a la vera de la Fuensanta
murciana soy Muy cuidadosa a la limpieza
tierra de flores, la tierra mía y un me pongo siempre mi delantal
capullito también soy yo. que no me manche mi vestidito
porque con manchas está muy mal.
Me levanto tempranito
doy un brinco del colchón En una mano la escoba en
y lo primero que hago otra el espolsador
es santiguarme con devoción. que en una chica hacendosa
es el trofeo de más valor.
En seguida en agua fresca
me doy un buen chapuzón Y barriendo por aquí
restregándome la cara sacudiendo por allá
que quede limpia se va quedando la casa
igual que un sol. que es el orgullo de mi mamá.

Me peino la cabellera Con la cartera debajo el brazo


con peine y escarpidón voy a la escuela para aprender
porque hay ciertos animales que yo no quiero que me suceda
a los que tengo realmente horror. llegar a vieja y no saber.
Que hay por ahí muchas mujeres
Luego me miro al espejo con más de cuarenta y tres
a ver qué bonita estoy que no saben santiguarse
y me sujeto el cabello ni un mal remiendo saben poner.
con un lacito muy coquetón.

188 91
M. AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA

LETRAS DE CANCIONES
Yo sé leer y escribir NACIÓ UNA NIÑA EN MURCIA
y de cuentas también sé
y a pesar de ser pequeña
que puntarrones doy al coser. Nació una niña en Murcia
¿qué nombre le pondrán?
Todos los jueves y los domingos le pusieron María de Séiquer y Gaya
con alegría se ven llegar
Cuando creció la niña
porque ese día, corre que corre,
subimos todas a Villa Pilar. le pretendió un galán.
El galán era un Ángel
Allí las buenas Hermanas con él se va a casar.
nos enseñan a rezar
el catecismo y la historia El Ángel y la niña
y algunas coplas para cantar. se amaban sin cesar
pero un día aquel Ángel
Cuando cumpla los catorce quiso al cielo volar.
a las nocturnas he de ir que allí
enseñan las hermanas La pobre niña llora
a ser mujeres de porvenir. ¿quién la consolará?
oye una voz que dice:
Niña, no llores más,
fuiste esposa de un Ángel,
de Dios lo serás ya.

Yo te daré unas hijas


que tu gloria serán:
las HH. de Cristo que así se llamarán.

Además de estas hijas,


AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA

otras muchas tendrás


las niñas de Santo Ángel MADRE
Madre te llamarán
y de las de Alquerías
Abuelita serás Madre, la madre buena,
Madre de nuestra Madre, madre de todos los pobres
tus nietas somos ya. que con tu dulce sonrisa
A Dios, por la abuelita vas suavizando dolores.
pedimos sin cesar
que la colme de gracia Por eso madre te dicen,
y de felicidad. que eres Madre General
porque eres madre de todos
y a todos amas igual.
A DON ÁNGEL ROMERO
Desde el pueblo a la huerta
Con mirada serena y valiente, desde la huerta al pueblo
por la fe, tú supiste morir vas con tu caridad
ofreciendo a Dios y a la Patria tu sembrando la bondad
existencia y tu dulce vivir. de tu dulce consuelo.

Fue tu sangre lluvia fértil, Por eso, madre mía,


con ella germinará Santo Ángel y la huerta
la semilla de cristianos quieren en este día
que la fe defenderán (bis) demostrarte a porfía
de su amor la grandeza.
AMALIA MARTÍN DE LA ESCALERA LETRAS DE CANCIONES

ESTA MAÑANA MUY TEMPRANITO

PARA UNA FIESTA DE NUESTRA MADRE


LA SEMILLA
Esta mañana muy tempranito,
salí a la huerta con mi cestita,
Es la semilla tan pequeñita
y recogiendo las flores más bellas,
que cae en la tierra, todos la pisan,
me vine con ellas,
mas al pisarla penetra en el suelo
saltando y brincando como un pajarito
y con el rocío caído del cielo,
esta mañana muy tempranito.
va germinando quedito quedo,
y cuando llega la primavera,
Traemos flores de primavera,
el sol radiante, calor la presta
flores sencillas de la pradera:
y va brotando de la semilla,
el blanco lirio de la pureza,
primero el tronco, luego la espiga.
las margaritas y las violetas.
Ay ayayay... ¡Ay ayayay!
Con qué gusto cogiéndolas fui,
Los que visteis la semilla ayer, presurosa corriendo después,
hoy apenas la conoceréis, a ofrecértelas Madre yo a ti.
porque un árbol muy grande ya es
¡Ay ayayay!
Ay ayayay... bis
Aunque son de pequeño valor,
Los que visteis la semilla ayer, mira madre que entre ellas está
hoy apenas la conoceréis, escondido nuestro corazón...
porque los pájaros posan en él.

l ')7