Vous êtes sur la page 1sur 52

Supervisores de GLP

Unidad 5

Reglamentación sobre instalaciones de distribución de combustibles gaseosos por canalización

Formación

de GLP Unidad 5 Reglamentación sobre instalaciones de distribución de combustibles gaseosos por canalización Formación

Unidad 5

Reglamentación sobre instalaciones de distribución de combustibles gaseosos por canalización

Objetivo

Adquirir los conocimientos necesarios sobre el contenido de la reglamentación aplicable a las obras de canaliza- ción para la distribución de combustibles gaseosos (reglamentación nacional, autonómica, municipal y de otros organismos públicos y las especificaciones de la empresa distribuidora de gas).

Marco general

La disposición reglamentaria básica es el “Reglamento técnico de distribución y utilización de combustibles ga- seosos” y su Instrucción Técnica Complementaria ITC-ICG 01 “Instalaciones de distribución de combustibles ga- seosos por canalización”, donde se establecen los diferentes requisitos aplicables a las obras de canalización por rangos de presión. El Supervisor de GLP debe conocer también el contenido de la Recomendación SEDIGAS RS-D-08 (anexo 6.1) en la que se establecen criterios de actuación sobre las distancias a mantener entre las ca- nalizaciones de gas y otros servicios, así como las protecciones a instalar en el caso de que estas distancias no puedan ser mantenidas.

Sumario

5.

Reglamentación

5.1.

Reglamentación nacional

 

5.1.1. Antecedentes

5.1.2. Reglamento técnico de distribución y utilización de combustibles geseosos

 

5.2.

Legislación de comunidades autónomas

5.3.

Normativa de otros organismos

5.4.

Ordenanzas municipales

5.5.

Especificaciones y normas de empresas distribuidoras

5.6.

Recomendaciones SEDIGAS

5.7.

Normativa europea

 

5.7.1. Norma UNE-EN 12007

5.7.2. Norma UNE-EN 12327

Anexos

5.1. Recomendación SEDIGAS RS-D-08 ubicación de las redes y acometidas de gas respecto a otros servi- cios

5. Reglamentación

Desde el inicio de las actividades gasistas, se han ido publicando una serie de disposiciones reglamentarias y nor- mativas con el objeto de establecer y ordenar las distintas prescripciones técnicas y de seguridad que se deben tener en cuenta en el momento de proyectar, construir y explotar las redes y acometidas por las que se distribu- yen los combustibles gaseosos.

Estas disposiciones se han ido modificando y complementando con el tiempo a medida que se ha ido generali- zando el uso de los combustibles gaseosos como fuente energética y se han desarrollado nuevas técnicas y ma- teriales para su distribución

La Reglamentación que actualmente rige la actividad técnica gasista de la distribución de gas se puede clasificar en distintos niveles según sea el rango de la disposición de que se trate y su ámbito de aplicación.

En principio se puede dividir en:

n

Reglamentación nacional

n

Legislación de Comunidades Autónomas

n

Normas de otros Organismos (Ministerio de Fomento, RENFE, Diputaciones Provinciales, etc.)

n

Ordenanzas Municipales

n

Especificaciones y normas de las empresas distribuidoras

n

Recomendaciones SEDIGAS

n

Normativa europea

5.1. Reglamentación nacional

5.1.1. Antecedentes

Si bien la industria del gas en nuestro país cuenta con más de 150 años de existencia no es hasta principios de la década de los 70 cuando se promulga una disposición básica que regula diversos aspectos relativos al sumi- nistro de los gases combustibles.

Esta disposición es el "Reglamento General del Servicio Público de Gases Combustibles", aprobado por Decre- to-Ley 2913, de 25 de octubre de 1973 (B.O.E. 21.11.1973), en el que se establecen tanto cuestiones técnicas como administrativas.

Como complemento del documento anterior, al año siguiente se promulga el "Reglamento de Redes y Acome- tidas de Combustibles Gaseosos", aprobado por Orden de 18 de noviembre de 1974 (B.O.E. 6.12.1974), mo- dificado posteriormente por Orden de 26 de octubre de 1983 (B.O.E. 8.11.1983) y orden de 6 de julio de 1984 (B.O.E. 23.7.1984).

En dicho Reglamento se definían los preceptos técnicos a tener en cuenta al proyectar, construir y explotar este tipo de instalaciones a fin de garantizar la seguridad de personas y cosas, las condiciones del suministro, el ren- dimiento de las instalaciones y la utilización de la energía.

Ambas disposiciones han sido derogadas prácticamente en su totalidad por el “Reglamento técnico de distribu- ción y utilización de combustibles gaseosos”.

5.1.2. Reglamento técnico de distribución y utilización de combustibles gaseosos

En la actualidad, las prescripciones técnicas y de seguridad relacionadas con la actividad de distribución de com- bustibles gaseosos se recogen fundamentalmente en el “Reglamento técnico de distribución y utilización de com- bustibles gaseosos y sus instrucciones técnicas complementarias (ITCs) ICG 01 a 11”, aprobados por el Real De- creto 919/2006, de 28 de julio (B.O.E. 4.9.2006).

Este documento se estructura, en primer lugar, en un Real Decreto que sitúa al reglamento en el marco legislati- vo actual, presentando los antecedentes y las razones que lo justifican. En segundo lugar, un texto reglamenta- rio que establece los principios generales de diseño y seguridad de las instalaciones de gas, los procedimientos administrativos a seguir, las responsabilidades y requisitos que deben cumplir los agentes que intervienen en los procesos y el régimen sancionador. Por último, unas instrucciones técnicas complementarias (ITCs), que estable- cen las prescripciones para cada tipo de instalación, remitiendo a normas UNE o equivalentes para las cuestio- nes de carácter técnico específico.

Dentro del campo de aplicación del reglamento se encuentran las instalaciones de distribución de combustibles gaseosos por canalización a las que se refiere la ITC-ICG 01, que tiene por objeto fijar los requisitos técnicos y las medidas de seguridad mínimas que deben observarse al proyectar, construir y explotar las instalaciones de dis- tribución de combustibles gaseosos por canalización (redes y acometidas).

A continuación se resumen los aspectos más significativos de la ITC-IGC 01:

n

Diseño: Las instalaciones se diseñarán de forma que puedan proveer un suministro continuo y seguro, y dimensionadas para atender las previsiones de crecimiento conocidas. Deberán diseñarse de acuerdo con los requisitos establecidos en las siguientes normas técnicas:

—UNE-EN 12007—Canalizaciones con presión máxima de operación inferior o igual a 16 bar.

—UNE-EN 1594—Canalizaciones con presión máxima de operación superior a 16 bar. Requisitos funcio- nales.

—UNE-EN 12186—Sistemas de distribución de gas. Estaciones de regulación de presión de gas para el transporte y la distribución. Requisitos de funcionamiento.

—UNE-EN 12327—Sistemas de suministro de gas. Ensayos de presión, puesta en servicio y fuera de ser- vicio. Requisitos de funcionamiento.

—UNE 60310—Canalizaciones de distribución de combustibles gaseosos con presión máxima de oper- ación superior a 5 bar y hasta 16 bar.

—UNE 60311—Canalizaciones de distribución de combustibles gaseosos con presión máxima de opera- ción hasta 5 bar.

—UNE 60312—Estaciones de regulación para canalizaciones de distribución de combustibles gaseosos con presión de entrada no superior a 16 bar.

n

Ejecución de las instalaciones: Las instalaciones se realizarán bajo la responsabilidad de su titular y se construirán de manera que se garantice la seguridad del personal relacionado con los trabajos y se to- marán las precauciones necesarias para evitar afectar a otros servicios. La ejecución de obras especiales (cruces de carreteras, cursos de agua, ferrocarriles, etc.) requerirá la autorización del, organismo afecta- do.

n

Pruebas previas: Previamente a la puesta en servicio de las instalaciones se realizarán las pruebas de re- sistencia y estanquidad previstas en las normas UNE 60310, UNE 60311 y UNE 60312, según correspon- da. El resultado de las pruebas se incorporará al certificado de dirección de obra, que confeccionará el di- rector de la misma.

n

Puesta en servicio: La puesta en servicio será realizada por personal cualificado autorizado por el titular de la instalación. El llenado de gas se efectuará de forma que se evite la formación de mezcla gas-aire com- prendida dentro de los límites de inflamabilidad del gas.

n

Operación y mantenimiento: La operación y mantenimiento de las instalaciones será responsabilidad del titular aplicando criterios adecuados para la seguridad pública, realizando además actuaciones periódicas relacionadas en las normas UNE 60310, UNE 60311 y UNE 60312.

n

Otras operaciones: El titular de la instalación comprobará, con medios adecuados, la estanquidad de las instalaciones cada dos años en zonas urbanas y cada cuatro en zonas no urbanas. Las eventuales fugas se clasificarán según su importancia y se establecerá un protocolo de actuación.

En las siguientes tablas se resumen los principales requisitos para el diseño y construcción de redes y acometi- das establecidos en las normas UNE 60310 y UNE 60311, en función del rango de presión:

Requisito

MOP ≤ 16

MOP ≤ 5

MOP ≤ 2

MOP ≤ 0,1

Campo de aplicación

5 < MOP ≤ 16 bar

2 < MOP ≤ 5 bar

0,1 < MOP ≤ 2 bar

MOP ≤ 0,1 bar

Emplazamiento de

   

las canalizaciones

Enterradas (salvo casos especiales)

Válvulas

Seccionamiento: Distancia entre válvulas de una misma línea ≤ 20 km Volumen de gas a la MOP comprendido entre dos válvulas: V ≤ 5.000 m 3 (n) para zonas con categoría de emplazamiento 1 ó 2, y V ≤ 2.000 m 3 (n) para zonas con categoría de emplazamiento 3 ó 4.

Seccionamiento: No especificado

 

Purga: Entre válvulas de seccionamiento

 

En derivaciones: Derivaciones principales y límite de poblaciones

 

Normal: ≥ 0,80 m

 

Si no hay cultivos, tráfico, ni sea posi- ble ninguna construcción, o bajo ace- ras: ≥ 0,60 m

Normal: ≥ 0,50 m

Acometidas: ≥ 0,30 m

 

Acometidas: ≥ 0,30 m

 

Profundidad

Si no fuera posible respetar la profundidad: Interponer losas de hormigón o planchas entre la tubería y la superficie del terreno para reducir las cargas sobre la tubería a niveles suficientes de seguridad.

Bajo vías férreas: ≥ 1 m

Cruce de carreteras con tráfico intenso o vías férreas: Diseño especial para resistir las acciones externas o vaina de protección resistente a las acciones externas.

Requisito

MOP ≤ 16

MOP ≤ 5

MOP ≤ 2

MOP ≤ 0,1

Campo de aplicación

5 < MOP ≤ 16 bar

2 < MOP ≤ 5 bar

0,1 < MOP ≤ 2 bar

MOP ≤ 0,1 bar

 

Cruces: ≥ 0,20 m

 

Paralelismos: ≥ 0,40 m

Cruces: ≥ 0,20 m

Distancias a otros servicios u obras subterráneas

Si no fuera posible respetar la distancia: Interponer placas de material cerámico macizo, goma sintética o caucho, tela asfáltica u otro material de similares características dieléctricas y aislantes.

Paralelismos: ≥ 0,20 m

Si no fuera posible respetar la distancia: Interponer materiales que proporcionen la suficiente protección mecánica, eléctrica, térmica o química.

 

Acero:

Especificaciones técnicas: Según UNE-EN 12007-3 y UNE-EN 10208-1 y 10208-2 Coeficientes de cálculo: Según categoría de emplazamiento UNE 60302 y UNE 60305

 

Polietileno (hasta MOP ≤ 10 bar):

Especificaciones técnicas: Según UNE-EN 12007-2 y UNE-EN 1555 Temperatura de operación: -20 ºC ≤ T ≤ 40 ºC SDR: Normalmente 11 ó 17,6 Para gases 3ª familia: SDR > 11, si contacto > 1/5 vida útil

 

Materiales

 

Cobre:

Tipo Cu-DHP, estado duro según UNE-EN 1057 Espesor mín. (aéreo): 1 mm Espesor min. (enterrado): 1,5 mm

 
   

Fundición dúctil (hasta MOP ≤ 0,4 bar):

Especificaciones según UNE-EN 969

 

Otros:

Otros:

Garantizar mismo nivel de seguridad

Garantizar mismo nivel de seguridad Sustituir materiales obsoletos

 

Requisito

MOP ≤ 16

MOP ≤ 5

MOP ≤ 2

MOP ≤ 0,1

Campo de aplicación

5 < MOP ≤ 16 bar

2 < MOP ≤ 5 bar

0,1 < MOP ≤ 2 bar

MOP ≤ 0,1 bar

 

Acero enterrado:

Revestimiento externo continuo plástico.

 

Protección contra

Protección catódica

Acero aéreo:

(potencial ≤ -0,85 V)

la corrosión

Pintura o sistema apropiado

 
 

Cobre:

Revestimiento externo en terrenos agresivos

 
 

Acero:

Cada suministro, según UNE 36801 Polietileno:

 

Tubos. Certificados de fabricante

Cada partida, según UNE o EN

 

Cobre:

 

Cada partida

   

Fundición dúctil:

Cada suministro, según UNE-EN 969

Requisito

MOP ≤ 16

MOP ≤ 5

MOP ≤ 2

MOP ≤ 0,1

Campo

       

de aplicación

5 < MOP ≤ 16 bar

2 < MOP ≤ 5 bar

0,1 < MOP ≤ 2 bar

MOP ≤ 0,1 bar

Válvulas

Materiales adecuados a la función A ser posible, del mismo material que la red Presión de prueba antes de la instalación: 1,5 MOP, en general ensayadas por el fabricante

Materiales adecuados a la función Elastómeros en contacto directo con el gas según UNE-EN 682

y accesorios

Cumplirán preferentemente normas UNE o EN

 

Fondo de zanja: Limpio y uniforme

Acero:

 

Uniones por soldadura eléctrica a tope Soldadores cualificados Inspección visual 100% y radiográfica mínimo 10% en tubos y 100% en accesorios y pasos especiales Calificación de defectos 1 ó 2, según UNE-EN 12517 Cambios de dirección: Curvas de gran radio de curva- tura por curvado en frío en obra o curvado en fábrica. Curvas de pequeño radio en fábrica (como accesorio)

Acero:

Preferentemente, uniones por soldadura eléctrica a tope Soldadores cualificados Inspección visual. A criterio del proyectista, inspección ra- diográfica en zonas especiales, mínimo 10%. Para Ø ≤ 50 mm, se permite soldadura oxiacetilénica

Uniones en acero:

Construcción

Por bridas sólo válvulas y accesorios especiales Roscadas para elementos auxiliares Ø < 40 mm

Polietileno (hasta MOP ≤ 10 bar):

Uniones por técnicas de electrofusión Soldadores cualificados Enlaces mecánicos sólo en transiciones a otros materiales y excepcionalmente en reparaciones

 
 

Cobre:

Uniones por soldadura fuerte por capilaridad. Material de aportación según UNE-EN 1045

   

Fundición dúctil (hasta MOP ≤ 0,4 bar):

Uniones mediante piezas especiales

Técnicas alternativas Trepanación, perforación dirigida o entubamiento. Garantizar cumplimiento nivel mínimo de seguridad

 

Señalización de la traza

En zonas de categoría de emplazamiento 1 y 2, postes indicadores. En zonas 3 y 4, pavimento singular, hitos planos o banda señalizadora

En tramos de construcción con zanja abierta, preferente- mente banda señalizadora a distancia mínima de 0,20 m por encima del tubo, cubriendo al menos el diámetro de la tube- ría de forma continua en toda su longitud. En tramos construidos mediante técnicas alternativas, pos- tes indicadores, hitos planos o sistema similar.

Requisito

 

MOP ≤ 16

MOP ≤ 5

 

MOP ≤ 2

MOP ≤ 0,1

Campo de aplicación

 

5 < MOP ≤ 16 bar

2 < MOP ≤ 5 bar

 

0,1 < MOP ≤ 2 bar

MOP ≤ 0,1 bar

 

Fluido: Agua, aire o gas

 

inerte

Fluido: Aire o gas inerte

 

Presión de prueba:

   

Prueba

de resistencia:

Presión de prueba:

P

PE, Pmáx ≤ 0,9 PRCP)

> MIP (en redes de

> 1,4 MOP (en redes

de PE, Pmáx ≤ 0,9 PRCP, en otros materiales Pmáx

Pmáx resistencia del material)

<

P

Presión de prueba:

P

en otros materiales Pmáx < Pmáx resistencia del

> 1,75 MOP (en redes de PE, Pmáx ≤ 0,9 PRCP,

material

Presión mínima de prueba= 1 bar

Tiempo: 6 horas

Tiempo: 1 hora

 

Fluido: Agua, aire o gas

 

inerte

Fluido: Aire o gas inerte

Presión de prueba:

     

P

> 1 bar. (Si el fluido es

Presión de prueba:

agua y la prueba de re- sistencia se ha realizado con agua, P = P prueba de resistencia)

Presión de prueba:

P

≥ 1 bar. (Si MOP ≤ 1

Presión de prueba:

Prueba

de estanquidad:

P

≥ 1 bar

bar, presión de prueba

=

MOP)

P = MOP

Tiempo: 24 horas

Tiempo: 6 horas (en acometidas, 1 hora)

Tiempo: 6 horas (si MOP < 0,1 bar y en acometidas, 1 hora)

 

Fluido: Agua, aire o gas

 

inerte

Fluido: Aire o gas inerte

Prueba conjunta

Presión de prueba:

Presión de prueba:

P

> 1,4 MOP (en redes

Presión de prueba:

P

> 1,75 MOP (en redes de PE, Pmáx ≤0,9 PRCP, en

de resistencia

y estanquidad:

> MIP (en redes de

P

PE, Pmáx ≤ 0,9 PRCP)

de PE, Pmáx ≤ 0,9 PRCP, en otros materiales Pmáx

Pmáx resistencia del material)

<

otros materiales Pmáx < Pmáx resistencia del ma-

terial)

Presión mínima de prueba = 1 bar

Tiempo: 24 horas

Tiempo: 6 horas (en acometidas o cuando puedan ser verificadas las uniones, 1 hora)

Tiempo: 1 hora

NOTA: PRCP= Presión crítica de propagación rápida de las fisuras

 

Puesta en servicio

Llenado de la instalación: Velocidad reducida evitando la formación de mezclas explosivas. En caso nece- sario, utilizar un tapón de gas inerte Purgado de la instalación: De forma controlada, por personal cualificado

5.2. Legislación de comunidades autónomas

Las autoridades responsables de los Entes Autonómicos también han promulgado, en algunos casos, disposi- ciones que afectan a los trabajos de instalación de las redes y acometidas en el ámbito de su jurisdicción. Dichas disposiciones son adicionales a las del propio Reglamento Técnico.

El Supervisor de GLP deberá conocer la normativa particular de la zona en la cual se desarrolla la obra.

5.3. Normativa de otros organismos

Deberán tenerse en cuenta, cuando el trazado de la conducción así lo exija, las normas que concretan las condi- ciones que deben cumplirse en las áreas de servidumbre de distintos organismos, tales como Ministerio de Fo- mento, RENFE, Diputaciones, etc., si bien en la concesión de la autorización que se haya otorgado a la empresa distribuidora para la realización de la obra, figurarán en general los requisitos que deberán cumplirse para la rea- lización de la misma en su zona de influencia.

La legalización y la autorización administrativa previas de las distintas instalaciones se realizarán en los organismos interesados, que podrán ser, según esté diseñado el trazado, la construcción de la red y las propiedades afecta- das, los indicados en la tabla siguiente:

Ente

Propiedad afectada

Ayuntamientos

Calles: aceras y calzadas

Ente autonómico

Carreteras de su competencia

Ministerio de Fomento

Carreteras de su competencia

Confederaciones Hidrográficas

Ríos, rieras, etc

Diputaciones provinciales

Carreteras y caminos de su competencia

RENFE

Vías de ferrocarril

Entidades privadas

Concesionarias de autopistas

La figura 5.1. muestra un ejemplo de múltiples entes afectados por una obra.

un ejemplo de múltiples entes afectados por una obra. Figura 5.1 Ejemplo de propiedades afectadas 10

Figura 5.1 Ejemplo de propiedades afectadas

5.4.

Ordenanzas municipales

En la realización de obras de redes y acometidas deben tenerse en cuenta, además, todos los requisitos que los municipios hayan promulgado, a través de sus ordenanzas especificas, para las obras e instalaciones de los ser- vicios públicos, dado que, por una parte, es en los cascos urbanos de los municipios donde normalmente se rea- lizan la mayoría de este tipo de obras, que inciden en el desarrollo de la vida cotidiana de los ciudadanos, y, por otra, es también en estas obras urbanas, donde más claramente se muestra a la opinión pública el buen hacer de las empresas contratistas y por ende se preserva la buena imagen de las empresas de servicios.

En las Ordenanzas Municipales existen unas constantes que se repiten de forma casi unánime en todas ellas y que tienden a evitar o en su caso minimizar el impacto que las obras producen en la vida ciudadana, mediante el es- tablecimiento de "Planes de Viabilidad" o "Planes generales de Instalaciones", en los que, de forma programada, se pretende centrar en las actuaciones urbanísticas de determinadas zonas los períodos de tiempo en que debe- rán efectuarse los trabajos para el establecimiento de los distintos servicios o de las infraestructuras que permiti- rán en el futuro su instalación o su necesaria ampliación.

Otra faceta también recurrente en las Ordenanzas Municipales es la que incide en la señalización y vallado de las zonas de obra y de acopio de materiales, con el objetivo de asegurar en lo posible una escasa alteración en el quehacer cotidiano de los conciudadanos, exigiendo además una limpieza continua en la zona de trabajo con el consiguiente transporte inmediato a vertedero de los productos que se generen y no vayan a ser utilizados pos- teriormente durante la realización de la obra.

Por último es también exigencia generalizada la que se preocupa de asegurar una buena estabilidad de los terre- nos que han sido motivo de remoción en el curso de la instalación del servicio así como de la correcta reposición de sus aspectos superficiales en la zona afectada.

Es en el cumplimiento de las exigencias reseñadas en los dos últimos párrafos, que normalmente serán de aplica- ción en todas las obras que realiza una determinada empresa contratista para el establecimiento de un servicio, donde en mayor medida quedará de manifiesto su buen hacer y, en consecuencia, donde también estará más expuesta la imagen pública de la empresa distribuidora. Deberán, por tanto, cuidarse muy especialmente todos los aspectos que puedan incidir en ello, así como actuar con la rapidez, seguridad y eficacia máximas, de forma que la instalación no se demore en el tiempo a fin de evitar apercibimientos y sanciones que podrían ser impues- tos por los vigilantes y supervisores municipales, los cuales pueden materializarse en incrementos económicos o en suspensión de las licencias pertinentes para la realización de nuevas canalizaciones e incluso la recusación por tiempo determinado de la empresa contratista para efectuar cualquier tipo de trabajo en el ámbito municipal.

El Supervisor de GLP deberá conocer la normativa particular del municipio en el cual se desarrolla la obra.

5.5. Especificaciones y normas de empresas distribuidoras

En general, las empresas distribuidoras como principal parte interesada, también obligan a la empresa contratista al cumplimiento de un conjunto de normas y especificaciones que son fruto de la experiencia propia o adquirida por la industria del gas y que, en general, se materializa en el correspondiente "Pliego de Condiciones Técnicas". En dicho pliego se reflejan así mismo las exigencias y requisitos que constan en los textos legales de los organis- mos competentes, concretando, en los casos en que así sea necesario, los valores de determinados parámetros que pudieran entrar en contradicción con lo especificado en ellos.

En el ámbito de la relación contractual entre las empresas contratistas y distribuidoras, es norma generalizada que se determinen los interlocutores válidos entre ambas empresas para el seguimiento de la obra y los documentos que de forma continuada deberán cumplimentarse a fin de dejar constancia de la evolución de la instalación, de las aportaciones de material y de su instalación, así como de todas aquellas órdenes y modificaciones que de las mismas pudieran sucederse en el transcurso de su realización.

En general, en todas las obras deberá existir un dossier o carpeta de documentos en el que figurarán fotocopias de los permisos o licencias que autorizan la ocupación del subsuelo y realización de la obra, de los señalamien- tos que determinan el plazo de ejecución y, en su caso, de las prórrogas sobre el mismo, así como de aquellos otros permisos o condiciones de ejecución que pudieran haberse obtenido de organismos competentes, tales como RENFE, Confederaciones Hidrográficas, etc. o de secciones municipales afectadas como responsables de tráfico, parques y jardines, etc.

El Supervisor de GLP deberá conocer en todo momento los condicionantes técnicos y de seguridad estableci- dos por la empresa distribuidora de gas para la que se realiza la obra.

En particular, cuando en una obra determinada la empresa contratista, además de realizar la acometida, deba rea-

lizar la acometida interior enterrada, ésta se realizará con los mismos criterios de diseño que la red de distribución

a la que se encuentre conectada o los que pudiera establecer la empresa distribuidora, en cuanto a materiales,

profundidades o distancias a otros servicios. Análogamente, si la empresa contratista está encargada, además de

realizar la acometida, de la ejecución de la instalación receptora correspondiente, en el tramo de conexión entre ambas instalaciones deberán cumplirse, asimismo, las disposiciones reglamentarias o las que pudiera establecer

la empresa distribuidora en cuanto a materiales, profundidades o distancias a otros servicios. En ambos casos el

Supervisor de GLP se responsabilizará del cumplimiento de los referidos criterios y disposiciones, no pudiendo efectuar la conexión con la acometida si existe alguna deficiencia o incumplimiento.

De igual forma, cuando en una obra determinada la empresa contratista, además de realizar la acometida, deba realizar la conexión entre ésta y la instalación receptora o la acometida interior correspondiente, aunque no las haya realizado, si al ir a efectuar dicha conexión el Supervisor de GLP observa en las partes visibles de éstas últi- mas alguna anomalía, deficiencia o incumplimiento de las disposiciones reglamentarias o de los requisitos de se- guridad establecidos por la empresa distribuidora, en especial los materiales, las profundidades y las distancias a otros servicios, no deberá realizar la conexión y comunicarlo a la empresa distribuidora.

5.6. Recomendaciones SEDIGAS

Las empresas distribuidoras de gas asociadas en SEDIGAS han elaborado en su seno una serie de Recomenda-

ciones sectoriales, que aportan criterios de actuación y soluciones prácticas en la forma de trabajo prescrita por

el sector en temas no suficientemente explicitados en la reglamentación aplicable.

La Recomendaciones que tratan aspectos relacionados con la distribución de gas que pueden ser de interés para las empresas contratistas son:

n

RS-D-01 Detección y clasificación de fugas en canalizaciones subterráneas de gas en servicio

n

RS-D-02 Conservación y mantenimiento de las canalizaciones subterráneas de gas en servicio

n

RS-D-03 Actuación en avisos de presencia de gas en recintos cerrados

n

RS-D-05 Pruebas de resistencia y estanquidad, purgado y puesta en servicio de canalizaciones con MOP hasta 16 bar

n

RS-D-06 Ejecución en polietileno de tramos enterrados y conexiones a conjuntos de regulación o conjun- tos de regulación y medida de instalaciones receptoras

n

RS-D-07 Puesta en servicio de una red de distribución de gas después de una interrupción de suministro en una zona

n

RS-D-08 Ubicación de las redes y acometidas de gas respecto a otros servicios

n

Recomendaciones para diseño y construcción de pasos especiales en gasoductos y redes de distribución de gas

El anexo 5.1. contiene el texto de la Recomendación Sedigas RS-D-08, en la que se definen las distancias y pro-

tecciones necesarias entre las canalizaciones de gas y otros servicios, la superficie del terreno y otros elemen- tos singulares.

5.7. Normativa europea

En el ámbito de la Unión Europea, el Comité Europeo de Normalización (CEN) elabora y aprueba las normas ar- monizadas (EN) que posteriormente son adoptadas como normas nacionales por los países miembros (UNE-EN, en España). Dentro del referido organismo, el Comité Técnico CEN/TC 234 “Suministro de gas” elabora las nor- mas relativas al transporte y distribución de combustibles gaseosos (incluidas las instalaciones receptoras has- ta la llave de aparato).

Dichas normas, cuyo cumplimiento es, en principio, voluntario son de obligado cumplimiento cuando así lo de- termina una disposición reglamentaria, como es el caso de “Reglamento técnico de distribución y utilización de combustibles gaseosos”. En el apartado 5.1.2. de esta unidad se relacionan las normas europeas que son obli- gatorias en el diseño, construcción y explotación de instalaciones de distribución de combustibles gaseosos por canalización.

Entre ellas merecen especial atención las normas UNE-EN 12007 “Sistemas de suministro de gas. Canalizacio- nes con presión máxima de operación ≤16 bar” y UNE-EN 12327 “Sistemas de suministro de gas. Ensayos de presión, puesta en servicio y fuera de servicio. Requisitos funcionales”.

Estas normas europeas definen los principios básicos comunes que deben emplearse en los sistemas de sumi- nistro de gas, y están destinadas a aplicarse conjuntamente con los reglamentos y/o normas nacionales, que de- tallan los principios básicos antes mencionados.

5.7.1. Norma UNE-EN 12007

La norma tiene 4 partes dedicadas a:

1. Recomendaciones funcionales generales.

2. Recomendaciones funcionales especificas para el polietileno (presión máxima de operación ≤10 bar).

3. Recomendaciones funcionales específicas para acero.

4. Recomendaciones funcionales específicas para la renovación.

De entre los puntos más importantes de la primera parte dedicada a requisitos de carácter general cabe desta- car los siguientes que afectan a la construcción de redes de distribución:

a) Se definen (ver unidad 3) los conceptos de:

n

Presión de diseño (DP): Valor de la presión utilizado para el cálculo de la instalación.

n

Presión máxima de operación (MOP): Presión máxima efectiva a la que puede someterse un sistema de for- ma continuada en condiciones normales de operación. NOTA: “Condiciones normales de operación” significa que no existe mal funcionamiento de los dispositivos, ni variaciones de caudal de gas.

n

Presión temporal de operación (TOP): Presión máxima a la que puede operar temporalmente un sistema, bajo el control de los dispositivos regulación.

n

Presión máxima en caso de incidente (MIP): Presión máxima que se puede alcanzar en el sistema durante un breve periodo de tiempo, limitada por los dispositivos de seguridad.

n

Presión de prueba de resistencia mecánica (STP): Presión a la que se somete un sistema durante la prueba de resistencia mecánica.

n

Presión de prueba conjunta (CTP): Presión a la que se somete un sistema durante la prueba conjunta de es- tanquidad y resistencia.

La misma normativa establece los siguientes escalones de presión:

Relaciones entre las presión según la norma europea EN 12007-1

MOP1 (bar)

TOP ≤

MIP ≤

STP/CTP >

5 < P ≤ 16

1,2 MOP

1,30 MOP

MIP

2 < P ≤ 5

1,3 MOP

1,40 MOP

MIP

0,1 < P ≤ 2

1,5 MOP

1,75 MOP

MIP

P < 0,1

1,5 MOP

2,50 MOP 2)

MIP

NOTA 1: Estas relaciones son válidas solamente cuando DP = MOP NOTA 2: Cuando los aparatos de gas, con la estanquidad probada a 150 mbar, se conectan directamente a la tubería de instalación, la MIP aguas abajo del regulador se limitará a 150 mbar

b) La formación de las personas cualificadas que participan en el diseño, la construcción, la operación y el man- tenimiento de un sistema de suministro de gas, o de partes de éste, será adecuada para las características del sistema de canalizaciones con el que trabajan estas personas (familia de gas, condiciones locales, DP o MOP, materiales utilizados, técnicas de ensamblaje y procedimientos de emergencia).

c) Los materiales utilizados serán conformes a normas europeas o, en su defecto,a normas nacionales u otras establecidas, y tendrán la calidad adaptada para su fin. Se tendrán en cuenta los efectos de las condiciones climáticas sobre los mismos.

d) Los datos básicos y los principios de diseño quedarán documentados junto con los datos definitivos del siste- ma de suministro de gas, una vez construido. Los datos técnicos tales como diámetros, materiales, DP, familia de gas y planos de trazado deben estar disponibles durante todo el tiempo de operación del sistema.

e) El diseño del sistema de suministro de gas para las necesidades de caudal previstas tendrá en cuenta entre otros:

n

familia de gas

n

emplazamiento, tipo y número de usuarios previstos, esquemas de consumo y condiciones climáticas

n

presión necesaria y sus límites de variación

n

velocidad del gas suficientemente baja para evitar ruidos y arrastré de impurezas

n

fórmulas de cálculo para el dimensionado de uso general para cada rango de presión. En redes complejas pueden usarse cálculos informáticos

n

previsión de variaciones de caudal por usos especiales

f)

Los tramos de canalización deberán estar correctamente anclados o lastrados (cruce de ríos etc.) y protegi- dos contra daños causados por terceros según sea necesario (mayor profundidad o espesor, protecciones mecánicas, mayor frecuencia de vigilancia, etc.)

g)

Cuando se posible se canalizará preferentemente por aceras o arcenes.

h)

Los trazados por el interior de edificios tendrán en cuenta los requisitos técnicos de la norma EN 1775. Estos trazados deberán diseñarse de forma que se minimicen los riesgos en caso de incendio.

i)

Los trazados aéreos, cruce de puentes y subacuáticos deberán tener en cuenta las influencias externas de todo tipo.

j)

Para las distancias y protecciones con otros servicios se seguirán las disposiciones reglamentarias y las indi- caciones de la empresa distribuidora.

k)

Se establece la necesidad de tomar medidas de protección especiales en los casos de proximidad a ferrocar- riles, riesgos externos (inundaciones, terrenos agresivos o inestables, etc.), tráfico, corrientes parásitas o po- sible formación de arco eléctrico.

I)

Los sistemas de protección pasiva serán especificados por la empresa distribuidora. La protección catódica se aplicará cuando sea necesaria.

m)

Debe limitarse el impacto medioambiental en la construcción de redes (ruidos, efectos sobre árboles y vege- tación, impacto visual e incomodidades a los usuarios de carreteras, etc.).

n)

El fondo de zanja ha de estar libre de objetos agudos. Antes del montaje debe verificarse que los tubos y ac- cesorios estén exentos de defectos.

o)

En las conexiones a redes existentes, deben tenerse en cuenta los requisitos específicos de cada material (por ejemplo: descarga de electricidad estática para PE, continuidad eléctrica al unir o separar tubos de acero, ais- lamiento eléctrico entre tubos de acero y fundición, etc.).

p

) Antes de la puesta en servicio deben realizarse las pruebas de presión apropiadas. Los procedimientos de pruebas de presión quedan fijados en la norma UNE-EN 12327. La prueba de resistencia y la de estanquidad pueden efectuarse como prueba conjunta. Las pruebas serán realizadas por personal competente autoriza- do por la empresa distribuidora, con registro indicando la fecha y resultados.

q)

La puesta en servicio y fuera de servicio se efectuará según las prescripciones de la norma UNE-EN 12327, por personal autorizado por la empresa distribuidora.

5.7.2. Norma UNE-EN 12327

La norma UNE-EN 12327 tiene por objeto los ensayos de presión y la puesta en servicio de canalizaciones de gas.

Anexo 5.1.

Recomendación sedigas RS-D-08

Anexo 5.1. Ubicacion de las redes y acometidas de gas respectos a otros servicios

1. Objeto

La presente Recomendación 1 tiene por objeto definir cual es la situación óptima de las canalizaciones de distribu- ción de gas tanto respecto de otros servicios como res- pecto de la superficie del terreno y de otros elementos singulares como fachadas, etc.

2. Campo de aplicación

Esta Recomendación se aplica a canalizaciones de dis- tribución de gas con presiones máximas de servicio has- ta 5 bar.

3. Distancias de redes y acometidas de gas a otros servicios y profundidad de canalización

3.1. Normativa oficial

3.1.1. Distancias a otros servicios según la normativa oficial

El Reglamento Técnico para la Distribución y Utilización de Combustibles Gaseosos, y, en particular la Instrucción Técnica Complementaria ITC-ICG 01, se indica que las instalaciones de distribución de combustibles gaseosos por canalización deberán diseñarse de acuerdo con los requisitos establecidos en las normas UNE-EN 12007, UNE- EN 1594, UNE-EN 12186, UNE-EN 12327, UNE 60310, UNE 60311 y UNE 60312, así como en cualquier otra norma que les sea de aplicación, en función de la pre- sión de diseño.

El Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión ha sido modificado por el Real Decreto 842/2002, de 2 de agos- to. En su Instrucción Técnica Complementaria ITC-BT-07 “Redes subterráneas para distribución en baja tensión” se establecen las distancias mínimas en cruzamientos y paralelismos con otras canalizaciones.

Existen, además, disposiciones de Comunidades Autó- nomas con competencias transferidas. • En la Comunidad Autónoma de Madrid se dictó una Circular al respecto el 11 de marzo de 1992 (Circu- lar V-2/91 de la Dirección General de Industria)

• En Cataluña las disposiciones aplicables vigentes son las siguientes:

– Decreto 120/1992 de 28 de abril

– Decreto 196/1992 de 4 de agosto

– Orden de 4 de julio de 1993

– Orden TIC/341/2003, de 22 de julio, sobre proce- dimiento de control aplicable a las obras que afec- ten la red enterrada de distribución eléctrica

El resumen de las citadas disposiciones de obligado cum- plimiento es el siguiente:

• Del Reglamento Técnico para la Distribución y Utiliza- ción de Combustibles Gaseosos, Instrucción Técnica Complementaria ITC-ICG 01, norma UNE 60311:

“Cuando la canalización se sitúe enterrada y próxi- ma a otra obras o conducciones subterráneas, entre las partes cercanas de las dos instalaciones debe dis- ponerse una distancia mínima de 0,2 m en los pun- tos de cruce y de 0,2 m, en recorridos paralelos”. “ Siempre que sea posible se aumentarán estas dis- tancias, de manera que se reduzcan los riesgos in- herentes a la ejecución de trabajos de reparación y mantenimiento en una obra o conducción vecina”. Cuando por causas justificadas no puedan respetarse las distancias mínimas entre servicios, debe interpo- nerse entre ambos servicios materiales que propor- cionen la suficiente protección mecánica, eléctrica, térmica o química, como, por ejemplo: placas de material cerámico macizo, goma sintética o caucho, tela asfáltica u otro material de similares caracterís- ticas dieléctricas y aislantes.

• Del Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión.-

ITC-BT-07:

Cruzamientos: “La distancia mínima entre cables de energía eléctrica y canalizaciones de agua o gas será de 0,20 m. Se evitará el cruce por la vertical de las juntas de las canalizaciones de agua o gas, o de los empalmes de la canalización eléctrica, situando unas y otros a una distancia superior a 1 m del cruce. Cuando no puedan respetarse estas distancias en los cables directamente enterrados, la canalización ins- talada más recientemente se dispondrá entubada 2 ”.

1.Esta RS está incorporada a las Especificaciones técnicas de SEDIGAS para la manipulación y soldadura de tuberías de PE para distribu- ción de gas. Parte 6. 2. El entubado debe ser conforme al apartado 2.1.2 de la ITC-BT-07, pero ésta solamente prevé el entubado de cables eléctricos, no de otros servicios.

Proximidades y paralelismos: “La distancia mínima entre los cables de energía eléctrica y las canaliza- ciones de gas será de 0,20 m, excepto para canali- zaciones de gas de alta presión (más de 4 bar), en que la distancia será de 0,40 m. La distancia mínima entre los empalmes de los cables de energía eléctrica y las juntas de las canalizaciones de gas será de 1 m. Cuando no puedan respetarse estas distancias en los cables directamente enterrados, la canalización ins- talada más recientemente se dispondrá entubada”. “Se procurará mantener una distancia mínima de 0,20 m en proyección horizontal. Por otro lado, las arterias importantes de gas se dispondrán de forma que se aseguren distancias superiores a 1 m respec- to a los cables eléctricos de baja tensión”. “En el caso de que el cruzamiento o paralelismo en- tre cables eléctricos y canalizaciones de los servicios descritos anteriormente, se produzcan en el tramo de acometida a un edificio deberá mantenerse una distancia mínima de 0,20 m. Cuando no puedan res- petarse estas distancias en los cables directamente enterrados, la canalización instalada más reciente- mente se dispondrá entubada”. • Del “Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya” n° 1606 y 1649 Decreto 196/1992 de 28 de abril y modificación de 4 de Agosto:

“Los titulares de las instalaciones citadas en el apar- tado anterior quedan obligados al cumplimiento de los requisitos establecidos en el artículo 2, en los casos de paralelismos y cruces en los cuales, por cualquier causa, no se pueda respetar la distancia de 20 centímetros entre las diferentes redes. Esta distancia se incrementará hasta 30 centímetros, en los supuestos de paralelismos y cruces, originados por la presencia de una conexión de servicio”

• De la “Circular V-2!91 de la D.G.I. Comunidad Au- tónoma Madrid”: de 11-3-91:

“2) Distancias mínimas entre canalizaciones de ener- gía eléctrica de baja tensión y de gas (redes y aco- metidas en Baja Presión, Media Presión A y Media Presión B). 0,20 para cruces y paralelismos en redes y acometidas”.

3.1.2. Profundidad de canalización

• Del Reglamento Técnico para la Distribución y Utiliza- ción de Combustibles Gaseosos, Instrucción Técnica Complementaria ITC-ICG 01, norma UNE 60311:

– 0,50 m para MOP hasta 5 bar.

– 1,00 m bajo las vías férreas

– Si el tubo está envainado la profundidad debe medirse a partir de la generatriz superior de la vaina.

Las normativas técnicas de las empresas distribuidoras pueden regular distintas profundidades cumpliendo es- tos mínimos.

3.2. Distancias a otros servicios y profundidad recomendada

En la tabla 1 se indican las distancias recomendadas por SEDIGAS de las redes de distribución de gas a otros ser- vicios públicos enterrados, así como su profundidad.

Se entenderá como servicios públicos todos los conductos de fluidos, cables eléctricos, de alumbrado, de señales de tráfico o comunicaciones así como los albañales, alcanta- rillados galerías de servicio y túneles de todo tipo.

Las distancias mínimas recomendadas están referidas a la separación tangencial entre los dos servicios. Se re- comienda evitar la instalación de un servicio en la ver- tical del otro.

TABLA 1 Distancias mínimas recomendadas

TIPO

REDES

ACOMETIDAS

PROXIMIDAD

Cruces

Paralelismos

Cruces

Paralelismos

Gas y servicios públicos (excepto cables BT)

0,20 m

0,20 m

0;20-0,30* m

0;20-0,30* m

   

0,2 m (1)

   

0,20 m (1)

Gas y cables BT

0,4 m (3)

0,2 m

0,2 m

1 m (2)

1 m (2)

Gas y fachadas

 

0.30

 

0,30

Gas y superficie terreno (profundidad)

 

0.50

 

0,30

NOTAS: (1) Caso general.- (2) Entre uniones.- (3) Para redes a más de 4 bar. * Distancias según Comunidades Autónomas

Dichas recomendaciones incluyen los valores dados por la normativa oficial, en algunos casos, y en otros la dis- tancia que la experiencia práctica y la estimación de la seguridad demuestran que es el máximo de efectiva.

Tanto en las redes de distribución de nueva construcción como en las operaciones de reparación de las ya existen- tes, se procederá a instalar las adecuadas protecciones en los casos que no sea posible respetar las distancias mínimas recomendadas o bien en aquellos otros en los que la experiencia aconseje un incremento de protec- ción cautelar.

4. Protecciones. Tipos e instalación

4.1. Justificación y objetivos de las protecciones

Cuando, por cualquier motivo, no es posible respetar las distancias mínimas recomendadas entre las redes de distri- bución de gas y las de otros servicios públicos que discu- rran por el subsuelo, será preciso instalar unas adecuadas protecciones entre los distintos servicios enterrados.

La instalación de protecciones proporciona un incremento de seguridad en los cruces y paralelismos entre las con- ducciones de los distintos servicios subterráneos. así co- mo aporta soluciones no sólo para las redes distribuido- ras de gas de nueva construcción, sino también para las reparaciones o modificaciones de las ya existentes.

También se tornarán medidas de protección cuando la profundidad mínima recomendadas, de canalización no se pueda mantener. La utilización de los métodos y mate- riales que se indican en los apartados que siguen permite:

• disponer de unas protecciones mecánicas, térmicas. dieléctricas e impermeabilizantes, adecuadas a las necesidades planteadas en cada caso;

• tender hacia una unificación de las protecciones, de manera que engloben la mayor parte de las nece- sidades;

• procurar soluciones de fácil aplicación en las obras de canalización y mantenimiento, con un coste de material e instalación adecuado;

• fijar los materiales y las formas de realización de las protecciones a instalar.

4.2. Tipos generales de protecciones y su instalación

4.2.1. Dimensiones de la zona a proteger

La longitud a proteger será toda aquella en la que no se cumpla la distancia mínima recomendada (figura 1).

La anchura a proteger en paralelismo será igual, como

mínimo, a la separación entre las dos tangentes comunes

a los dos servicios más 10 cm, por lado (figura 2).

La anchura a proteger en cruces será la de interferencia entre servicios según una proyección horizontal más 10

cm por lado (figura 3).

4.2.2. Protecciones entre el tubo de gas y cables eléctricos o conducciones a presión

Si no se pudiera mantener la distancia mínima recomen-

dada para cruces o paralelismos se adoptarán las medi-

das que se indican a continuación.

Cuando la distancia entre los dos servicios permita la co- locación de dos capas de arena de como mínimo 20 mm cada una, a ambos lados de la protección a instalar, ésta podrá ser una de las siguientes:

• placas de fibrocemento de 10 mm de espesor y de unas dimensiones aproximadas de 600 x 300 mm cada una, o mayor si fuera preciso, con un solape mínimo del 10 % entre placas (figuras 4 y 5);

un solape mínimo del 10 % entre placas (figuras 4 y 5) ; Figura 1. Longitud

Figura 1. Longitud a proteger.

Figura 2. Anchura a proteger en paralelismos Figura 3. Anchura a proteger en cruces •

Figura 2. Anchura a proteger en paralelismos

Figura 2. Anchura a proteger en paralelismos Figura 3. Anchura a proteger en cruces • hilera

Figura 3. Anchura a proteger en cruces

• hilera de tochos macizos de 300 x 150 mm de 40 mm de espesor (figuras 6 y 7);

• vaina de fibrocemento de 10 mm de espesor;

• contratubo de PVC hormigonado (figura 8).

Cuando la tubería de gas deba situarse paralelamente a menos de 0,20 m de un cable eléctrico o de tal manera que la distancia entre los empalmes de la canalización eléctrica y las juntas de las canalizaciones de gas sea in- ferior a 1 m, la única medida de protección admitida por el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión es el en- tubado “de la canalización instalada más recientemen- te” según el apartado 2.1.2 de la ITC-BT-07, pero éste,

que remite a la ITC-BT-21, se refiere exclusivamente a entubado de cables, no de otros servicios.

La instalación de las placas y los tochos se realizará por interposición de la protección de forma perpendicular al eje de simetría común a los dos servicios.

Si la distancia entre los dos servicios obliga a que la se- paración entre la protección y cualquiera de los mismos sea inferior a 20 mm, se colocará, además de una de las citadas protecciones y al lado de cada servicio que in- cumpla la citada separación de protección, una placa de goma sintética o caucho (Nitrilo Butadieno Rubber NBR) de 3 mm de espesor como mínimo y de una superficie

Figura 4. Protecciones en paralelismos. Placas de fibrocemento FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP SEDIGAS Revisión 1

Figura 4. Protecciones en paralelismos. Placas de fibrocemento

suficiente para evitar que la protección dañe alguno de los servicios durante el relleno y compactado de la zanja o en posteriores sobrecargas.

En casos especiales donde la concurrencia de servicios sea grande se protegerá la conducción mediante vaina de fibrocemento abierta por ambos extremos e instala- da según se indica en la figura 9.

Cuando sea un tubo de Polietileno el que esté implicado en un cruce o paralelismo con cables eléctricos se presta- rá especial atención en la aplicación de las protecciones indicadas para atenuar o anular los efectos de aumen- tos accidentales de temperatura que pudieran alterar las características de aquel.

que pudieran alterar las características de aquel. Figura 5. Protecciones en cruces. Placas de fibrocemento 22

Figura 5. Protecciones en cruces. Placas de fibrocemento

Figura 6. Protecciones en paralelismos Hilera de tochos FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP SEDIGAS Revisión 1

Figura 6. Protecciones en paralelismos Hilera de tochos

En los casos de reparación de redes de distribución de gas ya existentes, en que no sea posible la instalación de los elementos descritos anteriormente, se coloca- rán medias cañas (canalones) de fibrocemento de es- pesor mínimo 7 mm. En los casos en que la distancia entre el canalón y cualquiera de los servicios sea infe- rior a 20 mm, se instalará además una placa de goma

sintética o caucho (Nitrilo Butadieno Rubber NBR) de como mínimo 3 mm de espesor al lado de cada ser- vicio que incumpla la citada distancia de protección (figura 10).

Las figuras 11, 12 y 13 muestran los esquemas de posi- bles protecciones a utilizar en diferentes situaciones.

bles protecciones a utilizar en diferentes situaciones. Figura 7. Protecciones en cruces. Hilera de tochos 24

Figura 7. Protecciones en cruces. Hilera de tochos

4.2.3. Protecciones entre el tubo de gas y conducciones sin presión • En los casos de paralelismo entre redes de distribu- ción de gas y albañales, alcantarillas, galerías de ser- vicio, túneles y recintos sin presión en general en los que no se puedan cumplir las distancias mínimas, deberá buscarse un trazado alternativo pero si no es posible evitar el paralelismo podrán tomarse las siguientes medidas de protección:

– entubamiento de la longitud afectada más 0,5

m por lado siempre que el tramo entubado no

sea superior a la distancia entre acometidas (fi- gura 14). El contratubo quedará abierto por am- bos extremos;

– impermeabilización de la bóveda mediante un ancho igual al diámetro del tubo más 0,5 m por

lado. El tratamiento podrá consistir en una capa

de pintura asfáltica, una tela asfáltica y una ca-

capa de pintura asfáltica, una tela asfáltica y una ca- Figura 8. Contratubo de PVC hormigonado

Figura 8. Contratubo de PVC hormigonado

Figura 9. Protección con vaina de fibrocemento para casos especiales 26 UNIDAD 5 - Revisión

Figura 9. Protección con vaina de fibrocemento para casos especiales

Figura 10. Protección en cruces. Canalón de fibrocemento FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP SEDIGAS Revisión 1

Figura 10. Protección en cruces. Canalón de fibrocemento

Figura 11. Protección de redes y acometidas en cruces y paralelismos con cables eléctricos 28

Figura 11. Protección de redes y acometidas en cruces y paralelismos con cables eléctricos

Figura 12. Protección de redes y acometidas en cruces y paralelismos con cables eléctricos FORMACIÓN

Figura 12. Protección de redes y acometidas en cruces y paralelismos con cables eléctricos

Figura 13. Protección de acometidas. Cruce con cables eléctricos 30 UNIDAD 5 - Revisión 1

Figura 13. Protección de acometidas. Cruce con cables eléctricos

pa de mortero sobre la misma o bien cualquier otro sistema de impermeabilización que ofrezca garantías. (figura 15). • En los casos de cruces se utilizará preferentemente el entubamiento de la zona afectada más 0,5 m. por lado pero también podrá utilizarse la impermeabili- zación de la bóveda según se ha descrito anterior- mente en paralelismos.

• En los casos de atravesamientos, deberá buscarse preferentemente un trazado alternativo y sólo cuando sea indispensable la conducción deberá transcurrir dentro de una vaina continua sin juntas mecánicas resistentes al medio y ventilada por ambos lados (fi- gura 16).

En el interior de estas vainas sólo se permitirán uniones soldadas.

de estas vainas sólo se permitirán uniones soldadas. Figura 14. Proximidad a conducciones sin presión.

Figura 14. Proximidad a conducciones sin presión. Entubamiento

4.2.4. Protecciones según la profundidad de

instalación

Cuando no se pueda mantener la profundidad recomen- dada de 0,5 m deberán adoptarse las siguientes medidas especiales de protección:

• Si la profundidad es menor de 0,5 m se incrementa- rán las bases de hormigón con 10 cm de hormigón armado. Tanto en calzada como en acera, no pu- diendo ser su espesor inferior a 30 cm en calzada y 20 cm en acera, Estas bases tendrán la anchura de la zanja tipo más 30 cm por lado (figura 17).

Si en casos excepcionales la profundidad fuera ≤ 30 cm, como puede ocurrir al cruzar sobre una alcantarilla o tú- nel, es importante garantizar la estanquidad y la resis- tencia mecánica de la solución adoptada.

En estos casos, el tubo se instalará en el interior de una vaina continua de acero de espesor mínimo 8 mm; cu- yos extremos abiertos sobresaldrán 0,5 m por cada lado de la zona afectada.

El tubo y contratubo se alojarán en un canalillo forma- do entre la bóveda y la losa de hormigón armado que se construirá bajo el pavimento.

de hormigón armado que se construirá bajo el pavimento. Figura 15. Proximidad a conducciones sin presión.

Figura 15. Proximidad a conducciones sin presión. Entubamiento

El canalillo podrá ser de hormigón o bien de obra de fá- brica relleno de tierra y cubierto con planchas de acero de 8 mm según se indica en la figura 18.

Por otra parte para conseguir un apoyo firme de la tubería y separarla de servicios ocultos en el fondo de la zanja se llenará esta con 10 cm de arena de río o tierra fina.

Para casos de cruces especiales, subálveos, aéreos, etc, se seguirán las directrices señaladas en el manual "Re- comendaciones para diseño y construcción de pasos es- peciales en gasoductos y redes de distribución de gas" (SEDIGAS, 1991).

4.2.5. Protecciones con respecto a fachadas

Caso de no poderse mantener la distancia mínima de 30

cm

de la fachada, se optará preferentemente por alejarse

de

la misma canalizando bajo bordillo o calzada.

Si se invade la calzada, se recomienda instalar el tubo de

forma que la distancia entre la generatriz lateral del mis-

mo y el bordillo sea de 60 cm como mínimo para evitar

instalar protecciones en cada imbornal.

Si en casos excepcionales, por estrechamiento local de la acera la distancia tuviera que ser inferior a 0,30 metros,

acera la distancia tuviera que ser inferior a 0,30 metros, Figura 16. Cruce interno de conducción

Figura 16. Cruce interno de conducción sin presión. Protección por vaina continua

de conducción sin presión. Protección por vaina continua Figura 17. Protección para profundidades menores de4 50

Figura 17. Protección para profundidades menores de4 50 cm y mayores de 30 cm.

la canalización deberá discurrir enfundada en una vaina de acero o PVC hormigonado, abierta por ambos extre- mos, que sobresalga 0,50 metros por ambos lados de la zona de proximidad a la fachada y dentro de la cual sólo se aceptarán uniones soldadas (figura19).

5. Señalización

5.1. Introducción

Se estima de interés, hacer unas breves consideraciones sobre el tipo de protección pasiva que se induce en un servicio enterrado, cuando su presencia es advertida me- diante la instalación de un indicativo determinado.

El indicador puede ser visual (banda de señalización) y advertirá de la presencia del servicio cuando se realice una excavación en su entorno, o bien puede ser radioeléc- trico de forma que se pueda detectar la ubicación del servicio mediante un detector adecuado a la señal eléc- trica o de radio sin que se precise en este caso realizar ninguna excavación.

5.2. Banda de señalización

La banda de señalización será una cinta de polietileno microperforada de 40 ± 0,5 cm de ancho y de 0,1 ± 0,01 mm de espesor estable a las variaciones de tempe- ratura y resistente a la acción de ácidos y bases.

La banda será opaca de color amarillo S-0580-Y20R según norma UNE 48103 (colores normalizados) e inalterable

a la acción de las bacterias sulfatorreductoras. Deberá

tener una resistencia mecánica mínima a la tracción de 100 kg/cm 2 en su sección longitudinal y de 80 kg/cm 2 en su sección transversal.

La banda estará impresa con pintura indeleble, de color negro, por una de sus caras, con las indicaciones y leyen- da que a modo de ejemplo se incluyen en la figura 20.

La banda se instalará lo más centrada posible sobre la

tubería, a una distancia mínima de 0,20 m por encima de la generatriz superior del tubo, cubriendo de forma continua toda su longitud. En casos excepcionales, por

la profusión de servicios y en otras circunstancias que lo

la profusión de servicios y en otras circunstancias que lo Figura 18. Protección caso de profundidad

Figura 18. Protección caso de profundidad inferior a 30 cm y existencia de una superficie sólida bajo el tubo

Figura 19. Protección respecto a fachada en estrechamiento local de acera justifiquen, a criterio del

Figura 19. Protección respecto a fachada en estrechamiento local de acera

justifiquen, a criterio del Supervisor de GLP podrá insta- larse otra banda inmediatamente debajo del hormigón del firme de acera o calzada.

5.3. Localizadores de servicios por mecanismos radioeléctricos

Uno de los principales problemas que existe en la insta- lación de tuberías enterradas en los núcleos urbanos, es la posterior localización de éstas. Si el servicio puede ser localizado desde la superficie mediante un sistema fiable, se habrá conseguido una protección indirecta del mismo.

El problema es mayor cuando la canalización es de po- lietileno, fibrocemento o materiales metálicos que inclu- yen juntas con elastómeros.

Diversos son los sistemas que se emplean para la locali- zación de las tuberías metálicas, detectores convencio- nales, radares, etc.

Estos sistemas tienen sus limitaciones. Los primeros só- lo detectan tuberías metálicas, y son de una efectividad dudosa cuando hay gran congestión de servicios en la zona a inspeccionar.

Se está todavía evaluando la efectividad de los radares, pero no cabe duda de que su futuro desarrollo puede aportar mejoras en la localización.

Mientras los radares u otro sistema no aporten la mejor solución técnico-económica, existen otros sistemas que las compañías de servicio pueden emplear pasando todos ellos por incorporar elementos pasivos.

Los sistemas existentes en la actualidad son:

• Incorporación de un cable metálico junto a banda de señalización.

• Tendido junto a la tubería de un cable metálico.

• Instalación junto a la canalización de balizas de se- ñalización.

junto a la canalización de balizas de se - ñalización. Figura 20. Banda de señalización. Indicaciones

Figura 20. Banda de señalización. Indicaciones

• Incorporación de aditivos metálicos durante la ex- trusión del PE. bien sea en reactores (materia prima) o en extrusoras (tubería). Este sistema todavía está en estado de embrión,

Los dos primeros sistemas son los más experimentados. La desventaja del primero estriba en que durante la ins-

talación de la banda suele romperse el cable con lo cual,

a la hora de detectar se pierde la continuidad, también

la banda puede ser deteriorada por actuaciones de ter- ceros. El segundo sistema disminuye en gran medida estas dos posibilidades de rotura de cable al tenderse éste a una cierta distancia de la tubería (normalmente superior a 100 mm). Ambos sistemas necesitan la cons- trucción de arquetas a una determinada longitud, para poder inducir al cable.

El tercer sistema consiste en instalar junto a la canaliza-

ción una baliza de señalización, sintonizadas a una fre- cuencia determinada para cada servicio que se trate de localizar. Las balizas son de colores diferentes también según el servicio. Las formas varían según la profundidad de enterramiento, siendo las más habituales las balizas esféricas que pueden ser detectadas hasta una profun- didad máxima de 1 m.

El localizador portátil está compuesto por un emisor y un

receptor. El emisor transmite la señal de radio a la baliza

y esta la devuelve siendo detectada por el receptor. Cada

servicio lleva una frecuencia determinada, y el localizador es único para este servicio, sin posibilidad de poder utili- zarse para detectar otro servicio diferente al establecido.

La tabla 5.1. muestra las características principales de las balizas y diferentes tipos de sus condiciones de trabajo.

Las balizas son pasivas, por lo tanto no alojan ni necesitan fuente de alimentación. La vida de estas es ilimitada.

De los sistemas antes comentados los de mejor resultado, en base a la experiencia hasta la fecha, son:

• Cable enrollado a la tubería.

• Balizas pasivas.

6. Distribución de espacios del subsuelo

La distribución básica de espacios en el subsuelo debe efec-

tuarse de forma que se respeten las distancias mínimas de seguridad entre servicios en condiciones de paralelismo. Esto implica normalmente la implantación de forma que los servicios más próximos a fachada permitan el paso por encima de las derivaciones de los servicios más alejados.

En el caso de canalizarse todos los servicios bajo acera en una nueva implantación de todos ellos (nuevas urbaniza- ciones. etc.), el sector gas considera que para una mayor seguridad el orden deseable de colocación de servicios a partir de fachada es:

a) Electricidad (Media y Baja Tensión superpuestas).

b)

Agua

c)

Gas

d)

Teléfono

La

figura 21 muestra el esquema de disposición de servi-

cios recomendada.

A modo de ejemplo, el anexo 1 recoge los esquemas de

disposición de servicios adoptados por un Ayuntamiento en la vía pública de una ciudad española para la urbaniza- ción de nuevas zonas. Normalmente el espacio disponible en aceras pequeñas permite la instalación en ellas de los

TABLA 5.1: Tipos de Balizas. Profundidad

 

PROFUNDIDAD

COBERTURA A PROFUNDIDAD MÁXIMA (*)

   

CLASE

MÁXIMA(*)

DIMENSIONES

PESO

Profundidad media

1,8 m

90

cm

21 x 3,2 cm

142 g

Superficiales

60 cm

23

cm

8,9 x 1,6 cm

25 g

(*) Valores típicos

LOCALIZADORES

Temperatura de operación: -17 °C a 54 °C

Alimentación : 8 pilas alcalinas tipo “C”

Dimensiones equipo: 23 x 25 x 7.6 cm; 1,8 kg

(*) Con mango telescópico replegado, 81 cm con mango extendido

TABLA DE FRECUENCIAS POR TIPO DE SERVICIO

Tipo de servicio

kHz

Energía

169,8

Gas

83

Agua potable

145,7

Aguas residuales

121

Telefonía

101.4

cuatro servicios básicos exclusivamente, quedando situa- dos en calzada los servicios considerados como secunda- rios, como semáforos, alumbrado, riego, imbornales. etc.

Las canalizaciones de distribución de las que no se van

a derivar conexiones en gran número se pueden situar

en

calzada, a una distancia mínima del bordillo de 60

cm

según se indica en 4.2.5, no estableciéndose normal-

mente una banda estricta para las mismas. Además se sugiere la posibilidad de que dichas canalizaciones dis- curran por vías públicas secundarias, con el fin de que posteriores intervenciones sobre las mismas afecten lo menos posible al tráfico rodado.

Los conductos de aguas residuales siempre se sitúan en

calzada.

Los espacios requeridos por elementos singulares como

pocetas, alcorques, bancos, jardineras, kioscos, cabinas, armarios, etc., por lo general están escasamente previs-

tos en los proyectos de urbanización y en algunas oca-

siones pueden producirse interferencias con los servi- cios enterrados por lo que, si es posible y se dispone de información de su ubicación, deben tenerse en cuenta.

7. Evaluación

De acuerdo con el proyecto de Especificación Técnica

prCEN/TS 15399, se recomienda establecer y mantener procedimientos para el seguimiento y la evaluación pe- riódica de las características clave de las operaciones y actividades que puedan tener un impacto significativo sobre el medio ambiente y la seguridad. Ello compren-

de el registro de la información para seguimiento de re- sultados, los correspondientes controles operativos y la conformidad con los objetivos y metas de la organización en cuanto a medio ambiente y seguridad.

La empresa distribuidora establece y mantiene un proce- dimiento para evaluar periódicamente el cumplimiento de la legislación y reglamentación correspondiente en materia de medio ambiente y seguridad.

8. Bibliografía

Real Decreto 919/2006, de 28 de julio, por el que se aprueba el Reglamento técnico de distribución y uti- lización de combustibles gaseosos y sus instrucciones técnicas complementarias ICG 01 a 11.

Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión, aprobado por R. D. 842/2002, de 2 de agosto.

Disposiciones de las Comunidades Autónomas

UNE 60311:2001: Canalizaciones de distribución de com- bustibles gaseosos con presión máxima de operación hasta 5 bar.

UNE 48103:2002: Pinturas y barnices. Colores norma- lizados.

prCEN/TS 15399 1 : Gas Supply Systems - Guidelines for management systems for gas distribution network.

Recomendaciones para diseño y construcción de pasos especiales en gasoductos y redes de distribución de gas (Manual SEDIGAS, 1991).

y redes de distribución de gas (Manual SEDIGAS, 1991). Figura 21. Esquema de disposición de servicios

Figura 21. Esquema de disposición de servicios recomendado

1. En curso de aprobación. Fecha prevista de disponibilidad: Febrero de 2007.

ANEXO 1

Ejemplo de disposición de servicios en el subsuelo

 

LEYENDA GENERAL.

Número

Símbolo

Designación

1

AL

Alumbrado público

2

AT

Alta tensión

3

BT

Baja tensión

4

CAP

Conducciones transporte agua potable (∅ > 250)

5

CAR

Conducciones agua riego baja presión

6

CC

Comunicaciones por cable

7

CG

Conducciones transporte gas (> 250)

8

CM

Comunicaciones municipales

9

CP-S

Colector primario o secundario

10

CST

Colector secundario o terciario

11

DAP

Red de distribución de agua potable (≤ 250)

12

DG

Red de distribución de Gas (≤ 250)

13

DT

Red de distribución de dispersión telefonía

14

RAET

Red de alimentación y enlace telefonía

15

RR

Red de riego municipal jardines

16

SF

Semáforos y comunicaciones de control de tráfico

Figura E.1 40 UNIDAD 5 - Revisión 1 SEDIGAS FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP

Figura E.1

Figura E.2 FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP SEDIGAS Revisión 1 - UNIDAD 5 41

Figura E.2

Figura E.3 42 UNIDAD 5 - Revisión 1 SEDIGAS FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP

Figura E.3

Figura E.4 FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP SEDIGAS Revisión 1 - UNIDAD 5 43

Figura E.4

Figura E.5 44 UNIDAD 5 - Revisión 1 SEDIGAS FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP

Figura E.5

Figura E.6 FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP SEDIGAS Revisión 1 - UNIDAD 5 45

Figura E.6

Figura E.7 46 UNIDAD 5 - Revisión 1 SEDIGAS FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP

Figura E.7

Figura E.8 FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP SEDIGAS Revisión 1 - UNIDAD 5 47

Figura E.8

Figura E.9 48 UNIDAD 5 - Revisión 1 SEDIGAS FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP

Figura E.9

Figura E.10 FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP SEDIGAS Revisión 1 - UNIDAD 5 49

Figura E.10

Figura E.11 50 UNIDAD 5 - Revisión 1 SEDIGAS FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP

Figura E.11

Figura E.12 FORMACIÓN SUPERVISORES DE GLP SEDIGAS Revisión 1 - UNIDAD 5 51

Figura E.12

Figura E.13 Vía pública singular 52 UNIDAD 5 - Revisión 1 SEDIGAS FORMACIÓN SUPERVISORES DE

Figura E.13 Vía pública singular

Centres d'intérêt liés