Vous êtes sur la page 1sur 2

HERMES CON DIONISOS

343 a. de C.
Praxiteles

ANÁLISIS

Tipo de escultura: Se trata de un grupo


escultórico, exento, de bulto redondo formado por dos
figuras, un joven en pie, desnudo, apoyado en un tronco y
un niño también desnudo, sujeto en su brazo izquierdo.
Ambos están apoyados en un tronco del árbol del que
pende un manto con drapeados que casi ocultan el tronco.
El brazo derecho de la figura está incompleto y la parte
inferior de las piernas ha sido reconstruido en yeso. Es una
escultura original griega. Su medida es de 2,12 metros. De
altura.

Tema: mitológico. Se ha interpretado como una


conmemoración de la alianza entre Arcadia y Elida, cuyos
patronos eran Hermes y Dionisos.

Material la obra está trabajada en mármol,


mostrando una gran calidad técnica, está claro, entre otros
instrumentos el uso del trépano. (técnica escultórica)

Composición: esta se concibe mediante una serie


de líneas ascendentes, con el fin de que la atención se
concentre en el rostro del joven, que aparece ensimismado
en sus pensamientos. La figura principal presenta un
contrapposto o esquema en S, mediante una postura
lánguida y natural: el brazo derecho está en tensión con el hombro algo desplazado mientras que el
izquierdo se apoya en un soporte; la pierna izquierda libre de peso, toca el suelo con la punta del pie, la
derecha sujeta el cuerpo, resaltando así la línea de la cadera, la llamada "curva praxiteliana" . La ligera
inclinación de la cabeza viene a completar el esquema.

La luz es un elemento importante. Resbala con suavidad sobre las superficies y crea ricas
modulaciones y matices sutiles., también aparece el claroscuro sobre el cabello y los drapeados del
manto.

La policromía es en la actualidad inexistente, pero si existiría originalmente, con los cabellos


dorados, había sido policromada por Nicias.

La forma de expresión es figurativa y naturalista, hay un gran interés por la belleza formal,
especialmente en la figura principal, su anatomía es proporcionada, armónica, perfecta y sensual. El
Hermes es indolente, en el reside un cierto espíritu femenino y una dulcificación de la musculatura La
expresión de su rostro es distanciada e inaccesible, su cara presenta dos novedades: el trazado anchuroso
de la nariz que sustituye la forma alargada, hasta entonces en boga y la manera de dibujar los ojos casi
borrando el párpado inferior, lo cual produce una impresión de nebulosa “el esfumado”, el pelo está
tallado a trépano. No hay ninguna relación afectiva entre Hermes y el niño el cual se considera que peor
conseguido, se considera de peor calidad.

COMENTARIO

La obra es fruto de un estilo cuyo centro de interés es la figura humana. El dominio técnico hace
pensar en una etapa de madurez, su expresividad, aquí identificada con la melancolía nos hace pensar en
una escultura griega del período posclásico que se extiende durante el S.IV a.C.

Cronología es del S. IV, esta obra se realizó en tomo al 343 a. de C. El autor es Praxiteles, gran
escultor ateniense del S. IV a. de C escultor Cefisodoto

En concreto es el Hermes y Dionisos de Praxiteles. Es un tema mitológico, el joven Hermes


lleva a su hermanastro para que lo cuiden las ninfas, parece ser que ha hecho un alto en el camino y que
ofrecía con la mano derecha un racimo de uvas que Dionisos se esfuerza por alcanzar. A pesar de
tratarse de dioses, el tema es anecdótico y está representado de forma afectuosa. Es típico del
postclasicimo, y concretamente de Praxíteles la representación de un momento fugaz.

Función religiosa pues se trataba de un exvoto entregado al templo de Olimpia, según el


testimonio de Pausanias. Fue hallado "in situ"" durante las excavaciones realizadas en dicho
emplazamiento en 1877. Los testimonios de historiadores griegos daban testimonio de cómo en este
Santuario había más de 3000 estatuas.

Relaciones estilísticas esta obra está relacionada con otras del mismo autor como El Apolo
Sauróctono, Afrodita de Cnido, y la Afrodita de Arles.

Contexto histórico La obra se realiza en el S. IV, en el que se ha producido en Grecia la guerra


del Peloponeso (401-403a. de C.) Atenas, a pesar de la derrota frente a Esparta se recuperó y restauró su
democracia, pero nunca recuperó el poder, en la cuna de la democracia se instauró una oligarquía.

Po1iticamente y militarmente se vio sometida al equilibrio de fuerzas de las tres potencias,


Atenas, Esparta y Tebas. Sin embargo una potencia exterior estaba a punto de tomar las riendas de la
situación, Macedonia país bárbaro del norte de Grecia, donde reinaba Fi1ipo II, que intervendrá en la
política exterior .Macedonia logrará aumentar sus dominios e intervendrá en los asuntos internos de los
griegos y aunque se creará una liga en contra de los Macedonios, finalmente Atenas será conquistada
por Filipo en 337, proclamando una paz general. Estamos en la antesala de un nuevo período, el
Helenismo.