-1

-

BOLETIN GUEMESIANO Nº 168
MAYO DE 2014
PRESENTACION

En el Día del Himno Nacional Argentino, algunas de cuyas estrofas fueron escritas en territorio
salteño, fortalece recordar episodios de la Gesta Güemesiana. En esta oportunidad se presenta
una breve reseña sobre la guerra gauca, la designaci!n de Güemes como "efe de la #ínea del
$asa%e y como &omandante General de 'anguardia, finali(ando con una reseña de los )* años
de servicio de Gendarmería en la Ant+rtida.

CONTENIDO

I. LA GUERRA GAUCHA, por ,aría &ristina -ern+nde(
II. GUEMES, JEFE DE LA LÍNEA DEL PASAJE, por Alberto &a%al
III. GUEMES, COMANDANTE GENERAL DE VANGUARDIA, por ,iguel .ol+
IV. MAS DE 30 AÑOS DE SERVICIO DE GENDARMERÍA EN LA ANTÁRTIDA, por $ablo $/re(
V. PALABRAS FINALES

DESARROLLO
I. LA GUERRA GAUCHA

En el año 0*1* la $rovincia de "u%uy conmemor! el 2icentenario del &ombate de &angre%os 314
de .etiembre de 141*5 con la ,arca Gauca Juan Francisco Pastor 6ue uni! .an .alvador
de "u%uy con 7avi. .u ob%etivo fue omena%ear a los /roes 6ue dieron su vida lucando por la
8ndependencia en /se territorio.

En la marca participaron integrantes de distintas instituciones gaucas 6ue unidos por el
sentimiento y la evocaci!n revalori(an la figura del gauco en el norte de epopeya, como le llama
Alberto &a%al.

El istoriador relata 6ue al tomar conocimiento del movimiento de mayo Diego de $ueyrredon
3ermano de "uan ,artín5 envi! a ,artín ,iguel de Güemes con la misi!n de impedir el contacto
de opositores a la causa, difundir los ideales de la revoluci!n, lograr adesiones y reclutar tropas.
Güemes se intern! en el territorio %u%eño al mando de la $artida de 9bservaci!n 6ue tuvo la
gloria de liderar los primeros enfrentamientos con los realistas. El cuerpo estaba integrado por
salteños y %u%eños y cont! con el empeño de "uan -rancisco $astor y el cura Ale%o Alberro
6uienes sumaron tropas, víveres y armamentos.

#a vanguardia del enemigo se encontraba en la regi!n de :upi(a 3oy 2olivia5 y desde allí se
adentraron al territorio %u%eño donde fueron atacadas sorpresiva y efica(mente por las milicias
gaucas. Estos bravos centauros parecían emerger de la tierra, atacando desde distintas
direcciones y sembrando el p+nico. Esta estrategia de guerra comen(! a ser practicada en
a6u/lla /poca y con el tiempo se constituy! en la pesadilla de los peninsulares. De esa manera
tropas superiores en n;mero, armamento y conformaci!n fueron derrotadas en m+s de 0**
combates librados en territorio salto %u%eño.

Al respecto, Guillermo $alombo y #uis ,iguel de 8gar(+bal &lausse en Guerra de la
Independencia. Una nueva visión, libro de la Academia Nacional de la Historia publicado a
fines de 0*1), e<presan=

-2-

“A las tropas de exploración deben sumarse las irregulares que se iniciaron prácticamente en
1810, cuando Diego de Pueyrredon hio adelantar hasta !umahuaca al teniente "#emes, con lo
que dio comieno lo que en el $uturo se denominó "uerra "aucha% &l general espa'ol Andr(s
"arc)a *amba reconoció que los irregulares “eran indi+idualmente +alientes, tan diestros a
caballo que igualaban sino exced)an a cuanto se dice de los c(lebres mamelucos y de los
$amosos cosa,os, porque una de las armas de estos enemigos consist)a en su $acilidad para
dispersarse y +ol+er de nue+o al ataque, manteniendo a +eces desde sus caballos y otras +eces
echando pie a tierra y cubri(ndose con ellos, un $uego seme-ante al de una buena in$anter)a.%

>especto a las milicias gaucas con las 6ue el realista debi! enfrentarse, el istoriador español
,ariano :orrente escribi! en sus memorias=

“/as numerosas partidas, que se le+antaron al $a+or de estas +enta-as, compuestas de gentes
sumamente diestras en el mane-o del caballo, muy conocedoras de aquel terreno montuoso y
quebrado, expertas en la guerra de sorpresas, y emboscadas, y de una particular habilidad para
penetrar por los espesos bosques y matorrales, extendieron su incursiones hasta las mismas
cercan)as de 0alta% /as tropas del rey ten)an que +i+ir en una continua agitación y alarma,
debiendo sostener continuos choques parciales contra aquellos cosacos de Am(rica, llamados
"auchos, que hu)an cuando se les buscaba, pero que con la misma $acilidad se echaban encima
para interceptar los +)+eres, cortar las comunicaciones, y sacar partido de todo descuido o
despre+ención.%

#o citado describe el valor de los gaucos en la luca iniciada en 141* y 6ue se e<tendiera asta
140? cuando fue aplacado el ;ltimo foco realista 6ue subsistía en .ud Am/rica. @uince años de
sacrificio, valentía y onor 6ue marcas evocativas como la citada mantienen vigente.

II. GUEMES, JEFE DE LA LÍNEA DEL PASAJE

Alberto &a%al en Güemes y el norte de epopeya relata las circunstancias en las 6ue ,artín
,iguel de Güemes regresa a .alta y es nombrado "efe de la #ínea del $asa%e por "os/ de .an
,artín.

&abe recordar 6ue a mediados de 1410 ,anuel 2elgrano envía a ,artín Güemes a 2uenos
Aires donde integra el Estado ,ayor. En diciembre de 141) es ascendido a :eniente &oronel de
&aballería e incorporado a la e<pedici!n au<iliadora al norte. >especto a este momento de la
vida de Güemes, dice &a%al=

“Durante todo ese tiempo pasado en 1uenos Aires, desde su llegada de la Pen)nsula hasta su
partida al norte, es indudable que 0an 2art)n llegó a conocer cabalmente el ambiente que lo
rodeaba, sobre todo el ambiente militar, que mucho le interesaba% 0u mirada de águila habr)a
calado bien hondo, y entre tantos +alores y median)as, tiene que haberse enterado de la $o-a de
ser+icios de "#emes y de sus aptitudes militares% Personalidad que no de-a indi$erentes a sus
ri+ales o detractores, ni a sus amigos y admiradores% 3mposible es pensar que 0an 2art)n no
tomara conocimiento de los detalles del proceso re+olucionario, desde su primera hora, en la que
aparece aquella partida de 4bser+ación lle+ando el +erbo de la causa hasta el Alto Per5% 6
seguramente sabr)a de la carga de los gauchos en 0uipacha, como as) de las causas del
posterior ale-amiento de "#emes, en tiempos de *astelli7 como as) de las intrigas que in$luyeron
en el ánimo de 1elgrano más tarde% 8o es di$)cil deducir que en su amplitud de esp)ritu, 0an
2art)n +alora en su medida una promesa para el $uturo inmediato, como es "#emes, por lo que
-3-

lo -uga necesario para la expedición auxiliadora% 8o solamente por sus aptitudes, sino porque
se trata de un hombre que conoce palmo a palmo aquel accidentado terreno, la idiosincrasia de
esos pueblos, entre los que goa de alto prestigio%

&s as) como 0an 2art)n, al partir hacia el norte el 19 de diciembre de 181:, conduciendo la
5ltima di+isión de la expedición auxiliadora, en la que +a tambi(n "#emes ;entre un cuadro de
+einte o$iciales< lle+a ya, posiblemente, la idea de ser+irse de este patriota salte'o en la $orma
más con+eniente para el (xito de su empresa%

=odo un concatenar de circunstancias que lle+an a "#emes ;ese o$icial alti+o y soberbio,
incomprendido por los anteriores -e$es procedentes del sud< a encontrar su destino% Pero para
ello debemos reconocer que hubo que mediar la circunstancia de que la mente genial de 0an
2art)n se cruara en su camino, determinándole su derrotero% !echo alentador, pues muchas
son las +eces que, $rente a la mirada miope de los mediocres, la +ida niega a tantos +alores
perdidos, a tantos altos ideales desbaratados, el apoyo oportuno del aliento de una gran
personalidad% Porque 0an 2art)n era el hombre superior, en cuyo ánimo no cab)an ego)smos
localistas, ni le hac)an mella arteros comentarios, ni esos in$ormes secretos o anónimas
con$idencias que son el arma com5n y el recurso +ulgar de resentidos%

6 he aqu) como "#emes, separado del &-(rcito por *astelli y más tarde por 1elgrano, al parecer
casi condenado al ostracismo ci+il por esos conceptos sutiles que arteramente suelen hacerse
$lotar en el aire, sal+a la encruci-ada, al encontrar a quien ha de compensarle con su
reconocimiento% 6 es el genio innato, la hombr)a de bien de 0an 2art)n que han de tender el
puente de rei+indicación para quien tambi(n habr)a de llegar a ser un gran hombre en los anales
de la guerra de la independencia sudamericana% &s entonces cuando queda abierta la ruta de
sus $uturas glorias, gracias a la comprensión del hombre más grande de nuestra epopeya
emancipadora%

"#emes parte, acompa'ando a 0an 2art)n hasta =ucumán, y más tarde hasta 4rán% !echo que
no de-a dudas una bien documentada obra del historiador doctor Atilio *orne-o, en la que
leemos> “&l testimonio de 8ecochea recogido por ?icente @idel /ópe, del +ia-e que e$ectuó 0an
2art)n a 4rán, acompa'ado de "#emes, es un )ndice demostrati+o de la con$iana depositada
por 0an 2art)n en "#emes para esta clase de empresas.%

&ste +ia-e de 0an 2art)n a 4rán, podr)a decirse está comprobado en dicha obra, en la que a su
+e el doctor *orne-o se re$iere a don Aicardo Ao-as, quien dice que 0an 2art)n recorrió la l)nea
del Pasa-e% *uatro meses permaneció 0an 2art)n en la $rontera de 0alta y durante ellos estu+o
en permanente contacto con "#emes, quien a la postre ser)a el depositario de su plan
estrat(gico continental y el +erdadero colaborador en el norte de las Pro+incias Bnidas, como los
sucesos lo con$irmarán más tarde%

*on respecto a las opiniones que impugnan el encuentro de 0an 2art)n y 1elgrano en 6atasto,
el doctor Atilio *orne-o tiene re$lexiones aplicables tambi(n a quienes impugnan la presencia de
0an 2art)n en tierras salte'as y su permanente contacto con "#emes% Dice al respecto *orne-o>
“Para quienes bregamos en el diario tra-)n de la producción e interpretación de las pruebas, no
ha de extra'arnos que, a +eces, el +i+ido testimonio que se +e y palpa, pueda exceder en +alor
respecto a la demostración de los hechos, al $r)o papel, elaborado quiás al margen de la
realidad por moti+os más -usti$icados en la lucha b(lica.%

-4-

*orne-o expresa que “se mantiene con la opinión de los grandes historiadores en quienes se
apoya y, sobre todo, en la tradición transmitida por los anteriores propietarios de dicha !acienda
;6atasto< a sus descendientes, que se mantiene intacta en 0alta entre los +ecinos del lugar y
que, a su +e, hemos recogido en 0alta de los labios sagrados de nuestros padres.%

&n un op5sculo editado por el 3nstituto 8acional 0anmartiniano el doctor *orne-o considera
cerrada toda discusión sobre el encuentro de 6atasto, mencionando al e$ecto una seria
documentación que no de-a lugar a dudas% *on ello se supera la pol(mica sobre el encuentro de
6atasto, por lo que dicho lugar es uno de los hitos históricos del norte, como lo es el para-e
denominado /as Cuntas, situado a dos leguas al oeste de 6atasto, en cuya casona de estilo
colonial se detu+o 0an 2art)n con su tropa, a esperar a 1elgrano, que llega a /as Cuntas el D0
de enero de 1819% 6 en /a 0ala de /as Cuntas pasan la noche los dos grandes hombres,
bara-ando planes para el $uturo de la Patria% 8o sin raones el doctor *orne-o deduce que 0an
2art)n $ue el autor de la reconciliación de 1elgrano con "#emes, a quien desde entonces unir)a
una amistad ya inconmo+ible%

*on respecto a la mayor o menor +erosimilitud de la permanencia de 0an 2art)n en 0alta, su
+ia-e a 4rán y el reconocimiento de la l)nea del Pasa-e, debemos pensar que el reconocimiento
del terreno es una de las principales preocupaciones para una acertada apreciación de la
situación en la guerra7 y su conocimiento al detalle, uno de los $undamentos básicos para una
resolución táctica o estrat(gica% &n el arte de la guerra el terreno -uega un rol primordial, y mal
puede encararse una operación militar sin un conocimiento apropiado del mismo, máxime
cuando no se dispone de cartogra$)a adecuada, la que hoy permite a los estados mayores
dibu-ar la *arta de 0ituación% /os datos e in$ormes que respecto al terreno se pod)an tener de
aquellas soledades de la $rontera y de 4rán, no eran su$icientes entonces% E*ómo pod)a pues,
nada menos que 0an 2art)n, resol+er una $a estrat(gica de la guerra de la independencia,
aconse-ando se pasara a la de$ensa eligiendo para ello la l)nea del Pasa-eF /ógico es pensar
que un militar de escuela, con experiencia en la guerra y de las calidades de 0an 2art)n, no
pod)a resol+erse as) como as) por la de$ensi+a, eligiendo para ello una l)nea de operaciones sin
un conocimiento directo y personal del terreno% Para ello deb)a conocer las posibilidades de la
región y con$iar en las aptitudes del -e$e que se elegir)a para tal responsabilidad%

6 "#emes $ue nombrado Ce$e de la /)nea del Pasa-e. finali(a &a%al.

III. GUEMES, COMANDANTE GENERAL DE VANGUARDIA

En Güemes y la defensa del Norte ,iguel .ol+ reali(a un raconto de los sucesos reseñados
por &a%al e<presando=

“/as derrotas que el &-(rcito del 8orte hab)a su$rido en ?ilcapugio y Ayoh5ma, obligaron a
1elgrano a retirarse nue+amente a =ucumán% Pero el : de diciembre de 181: 0an 2art)n era
nombrado -e$e de la expedición auxiliar del &stado del Per5% 6 el 11 del mismo mes part)a para el
norte en un coche a cuatro caballos que le hab)a dispuesto el administrador de correos don
2elchor de Albin% Acompa'aba a 0an 2art)n el =eniente *oronel 2art)n "#emes, recientemente
ascendido% Damos especial importancia a este +ia-e, porque durante (l ambos -e$es traaron el
plan de la guerra de la 3ndependencia%

&l 19 de enero de 1819 0an 2art)n y "#emes llegaban a la !acienda de los Puch, donde se
entre+istaron con =omás "uido, que +en)a del Alto Per5% Al siguiente d)a 0an 2art)n pasó a
-5-

6atasto, haciendo acampar sus tropas en /as Cuntas, con$luencia de los r)os 6atasto y 2etán,
distante legua y media de la $amosa posta% &l D0 del mismo mes 0an 2artin y 1elgrano se
encuentran en la casa Gno en la PostaH de la !acienda de 6atasto, antigua propiedad del coronel
?icente =oledo Pimentel% Por disposición de 1elgrano, $echada en las Cuntas al d)a siguiente,
0an 2art)n parte para la ciudad de =ucumán7 y el D1 del mismo mes, hace reconocer a 0an
2art)n como -e$e del &-(rcito del 8orte%

&l D8 de enero de 1819 0an 2art)n nombraba a "#emes -e$e de las a+anadas del Pasa-e%
*omo dice 4tero, esta $ue la tercera +e que "#emes tomó mando en las tropas de la Patria, no
por s), sino por nombramiento de autoridad competente, como sucedió las dos +eces anteriores%
/a primera el a'o 10 que $ue nombrado por el gobierno patriota de 0alta *omandante en Ce$e de
las milicias que sacó de all) y de un batallón que sacó de =ari-a, $ormando una di+isión con la que
contu+o al general 8ieto, a5n antes de llegar $ueras de 1uenos Aires, descontando as) el plan
combinado por /iniers de reunir a ambos en 0alta y $ormar all) un e-(rcito para so$ocar la
re+olución y concurriendo a la memorable acción de 0uipacha el I de no+iembre de 1810, donde
la principal $uera $ue la di+isión de "#emes, compuesta de milicias de 0alta y =ari-a% /a
segunda, cuando en el a'o 11, despu(s de las derrotas del e-(rcito de 1uenos Aires en !uaqui,
cerca del Desaguadero el D0 de -unio, y de la di+isión de cochabambinos en 0ipe 0ipe o Amiraya
el "obierno de 0alta organió una nue+a di+isión ;5nica pro+incia que en (sa (poca hio esto< y
a los dos meses, en octubre, tomó la o$ensi+a nombrando *omandante de la +anguardia a
"#emes, que a $ines del mismo octubre estu+o sobre la cordillera a J0 leguas de 0alta7 +isto lo
cual por "oyeneche, se preparaba a desocupar Potos), *huquisaca y *ochabamba antes que
"#emes $uera a proteger a los pueblos suble+ados de *hayanta y *ochabamba% &n esas
circunstancias "#emes $ue separado sin causa del mando de la +anguardia, suspendida la
marcha de (sta y entregada al general D)a ?(le7 malográndose as) la oportunidad de tener a
"oyeneche ocupando todo su e-(rcito en apaciguar a los pueblos suble+ados% Aeintegrado
"#emes a las $ilas del e-(rcito, hab)a de posibilitar el plan combinado con 0an 2art)n, que era
precisamente contrario al traado por el +irrey del Per5% De acuerdo con este, el e-(rcito real
compuesto de unos cuatro mil hombres al mando de los generales Peuela, Aam)re y =acón,
deb)a ba-ar hasta 0alta, disol+er los restos del e-(rcito de 1elgrano y seguir hasta *órdoba,
donde se reunir)a con otro e-(rcito organiado en *hile, que deb)a pasar la cordillera por
2endoa y ocupar -untos 1uenos Aires y so$ocar la re+olución%

&n esos mismos d)as el e-(rcito real ocupaba la ciudad de 0alta% Pero "#emes, secundado por
@rancisco "orriti, Apolinario 0ara+ia, Pedro Ka+ala, /uis 1urela y "abino 0ardina, obtiene una
serie de +ictorias que culminan con el combate de ?elarde, en que $ue derrotado el coronel
0aturnino *astro, -e$e de la caballer)a del e-(rcito real% 3n$ormado 0an 2art)n de este triun$o, se
lo comunicaba al Director 0upremo, se'alando “el plausible resultado del ataque a la brusca que
emprendió el +aleroso =eniente *oronel D% 2art)n "#emes el DL de maro. agregando que “es
imponderable la intrepide y entusiasmo con que se arro-a el paisana-e sobre las partidas
enemigas, sin temor del $uego de $usiler)a que a ellos hacen.% *on moti+o de este triun$o, 0an
2art)n nombra a "#emes *omandante general de +anguardia con el grado de =eniente *oronel
de &-(rcito, declarándole, además, benem(rito de la Patria%

&l e-(rcito real mandado por Peuela, no pudo as) a+anar hasta 1uenos Aires ni mantenerse en
0alta, comenando su retirada el 9 de -ulio de 1819., e<presa .ol+.



-6-

IV. MAS DE 30 AÑOS DE SERVICIO DE GENDARMERÍA EN LA ANTARTIDA

El viernes 0? de abril disert! en sede del &entro de 9ficiales >etirados de Gendarmería Nacional
el &te Grl 3>5 $ablo $/re(, &aballero E<pedicionario al Desierto 2lanco y Acad/mico del 8nstituto
Güemesiano de .alta, sobre los servicios del personal de Gendarmería en la Ant+rtida. El
disertante reseñ! lo e<puesto con las siguientes palabras=

“&n la primera parte hice re$erencia a las caracter)sticas generales del *ontinente como ser su
aislamiento por las enormes distancias que lo separan de otros *ontinentes7 all) se registran las
temperaturas más ba-as y los +ientos más $uertes del planeta7 además de no tener población
autóctona7 no crecen árboles y está cubierta de un manto de hielo y nie+e con un espesor
promedio de unos : ,m que lo constituyen en la mayor reser+a de agua natural del mundo%

/uego me re$er) a los or)genes de su descubrimiento que se remonta a las primeras d(cadas del
siglo M3M, destacando la imprecisión en cuanto a la $echa y al pa)s de origen del descubridor%
8uestro pa)s sostiene que $ueron $oqueros criollos, en 181I o antes, quienes $recuentaban la 3sla
Decepción manteniendo ello en secreto para resguardar el lugar de caa de la +oracidad
comercial de los caadores de otros pa)ses%

/uego abord( el tema del inter(s cient)$ico internacional por la exploración y el conocimiento de
la Antártida lo que se concretó en la organiación de la expedición cient)$ica internacional de
Alemania, 0uecia, el Aeino Bnido, @rancia y &scocia en los primeros a'os del siglo MM ;1L01H
1L09< de la que participó acti+amente nuestro pa)s% De esta (poca son nombres que como el
ingl(s Aobert 0cott, el noruego 4tto 8ordens,-old, el $ranc(s Cean *harcot o el escoc(s Niliam
1ruce, quedaron pro$undamente ligados a la historia del continente blanco%H

A continuación me re$er) a la de$inida +ocación antártica argentina y a la acti+idad concretada,
destacando>

1< la histórica epopeya de la *orbeta OBruguayO, hoy buque museo surto en una dársena
del Puerto de 1uenos Aires, cuando en 1L0: cumplió la haa'a de rescatar a la
expedición cient)$ica del Dr 8ordens,-old que pasó dos a'os en la Antártida y a los
náu$ragos del Antartic, destruido y hundido en el mar de Nedell%
D< la ocupación permanente, desde 1L09, mediante rele+os anuales de la estación
meteorológica de las 3slas 4rcadas
:< la creación de una serie de Destacamentos 8a+ales como Decepción, 2elchior, 1roPn,
Petrel y =te *ámara%

/uego coment( que en la d(cada de 1L90 surge la $igura +isionaria, pro$undamente
comprometida con el quehacer antártico, del "eneral D !ernán Pu-ato% /e cabe especial
rele+ancia, mediante la concreción de su plan, durante la segunda mitad del siglo MM, con la
creación de las 1ases O"eneral 0an 2art)nO ;1LQ1<, O&speranaO ;1LQD< y O1elgranoO ;1LQQ<7 la
compra del rompehielos O"eneral 0an 2art)nO en 1LQ9 y la creación en 1LI8 del O@ort)n
0argento *abralO, incipiente coloniación, aleda'a a la 1ase O&speranaO%

4tros hechos destacados de la acti+idad antártica argentina $ueron la llegada al Polo 0ur% &n
1LJD el *apitán de @ragata D !ermes Rui-ada y el =eniente de 8a+)o D Corge Pitaluga
piloteando sendos Douglas *H9I, quienes partiendo desde &l Palomar y haciendo escalas en A)o
-7-

"allegos, 1ase *ient)$ica &llPorths, llegan al Polo despu(s de un recorrido de JQ00 ,m,
haciendo ondear por primera +e la bandera argentina en aquellas latitudes%

&n 1LJQ se concreta la histórica conquista del Polo 0ur, +)a terrestre, por la expedición
comandada por el *oronel D Corge &dgard /eal, secundado por el *apitán D "usta+o "iró
=aper y siete 0ubo$iciales que el 10 de diciembre cla+an la bandera de la Patria como s)mbolo
de soberan)a del sector reclamado% &l :1 de diciembre regresan a la 1ase O"rl 1elgranoO, luego
de JJ d)as de permanencia en el terreno y DL00 ,m recorridos%

0eguidamente se'al( la presencia de "endarmer)a 8acional, que se inicia en 1L9L, con una
comisión compuesta por el *omandante D @acundo "ibert y el Ayudante Principal de
*omunicaciones Armando 2ansione para testimoniar la adhesión de la @uera al sentimiento
nacional antártico y homena-ear al abnegado personal que custodia los derechos de soberan)a
en la Antártida Argentina%

/uego, desde 1LJQ y hasta 1L89, con algunas interrupciones, se concreta la presencia e$ecti+a
mediante los ser+icios prestados integrando las dotaciones de las 1ases del &-(rcito en
&sperana, 0an 2art)n, 1elgrano y Prima+era%

Aesalt( especialmente la labor que cumpl) como Delegado de la Dirección 8acional de
2igraciones y del Aegistro 8acional de las Personas% 6 en esta 5ltima $unción, registr( en el libro
de actas de nacimientos al primer ser humano nacido en el ese continente, &milio 2arcos Palma,
el 0I de enero de 1LI8%

&n otra etapa entre 1LL0 y
D001 se registra una $uerte
presencia de "endarmes en
la 1ase cient)$ica ODr *arliniO
;&xHCubany<% &ste personal
era del escala$ón Apoyo
=(cnico que realió
especialmente traba-os de
construcciones y de
mantenimiento de
instalaciones, como tambi(n
de la especialidad de
en$ermeros y cocineros%

Destaqu( puntualmente la labor cumplida por el 0ubo$icial 2ayor =eodoro =oconás, egresado
del 3nstituto "eográ$ico 2ilitar, topógra$o, cartógra$o, dibu-ante, quien cumplió D: campa'as
;per)odos de entre : a J meses<, acompa'ando en traba-os de campo a comisiones cient)$icas
nacionales y extran-eras ;alemanes, -aponeses, austr)acos, suios, ingleses, $ranceses,
estadounidenses y espa'oles<%

2encion( tambi(n la labor cumplida por 4$iciales Ce$es, como /og)sticos de la Dirección
8acional del Antártico, quienes participaron en acti+idades de planeamiento, obtención,
almacenamiento y distribución de e$ectos para el apro+isionamiento de las 1ases Antárticas
Argentinas%

-8-

Por 5ltimo mencion( la reciente tarea cumplida, en el corriente a'o, por una comisión de
4$iciales y 0ubo$iciales de la Dirección de Polic)a *ient)$ica, de la Bnidad de Procedimientos
Cudiciales y =(cnico en &xplosi+os de "endarmer)a 8acional que a requerimiento de la Custicia
@ederal in+estiga las causas de una explosión en 1ase O&speranaO, que costó la +ida a un
subo$icial del &-(rcito Argentino., e<pres! $ablo $/re(.

Al finali(ar el disertante reseñ! la creaci!n y actualidad del >efugio Güemes en 2aía Duse,
señalando 6ue el patrono de la instituci!n tambi/n tutela la labor de los Gendarmes en a6u/l
territorio de ielos eternos. A la impactante disertaci!n asisti! una veintena de Gendarmes
Ant+rticos 6ue compartieron sus vivencias con el p;blico.

V. PALABRAS FINALES

&uando en 141A .an ,artín ponderaba la actuaci!n de los gaucos de Güemes denomin!
ataque a la brusca la estrategia mundialmente conocida como Guerra Gauca. Esta
denominaci!n varía con los autores, 6ue tambi/n le llaman guerra de sorpresas, guerra de
recursos, etc.

:al estrategia es ob%eto de estudio militar y de inter/s para personas de distintos países, lo 6ue
lleva el nombre de Güemes y de los Gaucos al m+s alto sitial. Al respecto, cabe recordar 6ue
entre las selectas obras 6ue atesora el ,useo de &aballería Europea ubicado en $inerolo, 8talia,
se encuentra un gauco salteño con indumentaria típica, en memoria de su c/lebre participaci!n
en la luca por la 8ndependencia.

8ncontables escritos, poesías, novelas, películas, composiciones musicales y p+ginas literarias
e<altan los valores 6ue movili(aron a /roes 6ue la istoria recuper! con nombre y apellido pero
tambi/n a los an!nimos, a los 6ue no pueden ser visibili(ados por6ue los cubre el olvido. A ellos
est+n dedicadas estas p+ginas.

2uenos Aires, 11 de mayo de 0*1A


Prof. María Cristina Fernández
Académica del Instituto Güemesiano de Salta
macachita@gmail.com
www.martinmiguelguemes.com.ar

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful