Vous êtes sur la page 1sur 10

ESTEREOTIPOS

Un estereotipo consiste en una imagen estructurada y aceptada por la mayoría de las personas como representativa de
un determinado colectivo. Esta imagen se forma a partir de una concepción estática sobre las características
generalizadas de los miembros de esa comunidad. Se trata de una representación o un pensamiento inalterable a lo
largo del tiempo, que es aceptado y compartido a nivel social por la mayoría de los integrantes de un grupo.
Los estereotipos pueden ser de tipo sociales (de acuerdo a la clase social de la que procedan. Ej: chetos), culturales (de
acuerdo a las costumbres que tengan. Ej: fascistas) o raciales (de acuerdo al grupo étnico del que formen parte. Ej:
judíos). De todas formas, los estereotipos suelen formarse uniendo estas tres características, por lo que es muy difícil
separarlos completamente unos de otros. Cabe señalar también que existen estereotipos vinculados a la religión, como
aquel que define a los judíos como avaros.
El uso más frecuente del término está asociado a una simplificación que se desarrolla sobre comunidades o conjuntos
de personas que comparten algunas características. Dicha representación mental es poco detallada y suele enfocarse en
supuestos defectos del grupo en cuestión. Se construyen a partir de prejuicios respecto a la persona que proviene de
una cierta zona del mundo o que forma parte de un determinado colectivo. Dichos prejuicios no son expuestos a la
experimentación y por lo tanto, la mayoría de las veces ni siquiera son fieles al bagaje identitario del grupo al que se
encuentran ligados.
Por ejemplo: afirmar que los argentinos son soberbios o que los españoles son ignorantes es reproducir un estereotipo
que sólo sirve para discriminar y agredir a las personas de dichas nacionalidades. Cuando dichos pensamientos están
muy extendidos, la única forma de revertirlos es a través de la educación.
GRUPOS Y COMPORTAMIENTO COLECTIVO
El estudio del comportamiento colectivo ilumina la dinámica del cambio social y las maneras en que se establecen
nuevas costumbres e instituciones, también crea nuevas formas de acción y nuevos grupos en respuesta a necesidades
sentidas, presiones y excitación. El Comportamiento Colectivo parte de la vida diaria de la sociedad. Su estudio
contempla al mundo social desde el puntote vista de la acción, del constante reagrupamiento y de perspectivas que
cambian continuamente.
CONDICIONES DEL COMPORTAMIENTO COLECTIVO
Tres condiciones caracterizan a las situaciones relativamente no estructuradas e inestables:
AUSENCIA O DEBILIDAD DE LAS FORMAS SOCIALES: Una crisis o desastre tal como una inundación o hambre es algo
para lo que la gente no está preparada, se requiere la acción, hacen falta las rutinas para enfrentarse a la emergencia.
Los procesos de comunicación ordenada se derriban y los rumores exagerados de temor, toman su lugar. En las
multitudes la gente entra en contacto unos con otros fuera de la restringente influencia de una estructura social.
DECISIONES AMBIGUAS Y ABIERTAS: Estas no se alcanzan sobre una autoridad tradicional y comúnmente aceptada, se
desarrollan en el juego interno de grupos de intereses.
PERSPECTIVAS Y VALORES CAMBIADOS: El aspecto de la tecnología de fábricas trae cambios en las metas y modos de
ver las cosas, se duda de los modos antiguos y se ejerce presión sobre la costumbre y la tradición. Cuando los patrones
prevalecientes no pueden fácilmente cambiarse de acuerdo a modos prescritos, los individuos se juntan en bandos
fuera del marco oficial tales condiciones producen movimientos sociales con ideologías radicales y con un alto grado de
comprometimiento emocional.
1.2. DETERMINANTES DEL COMPORTAMIENTO COLECTIVO (SMELSER)
CONDUCTIVIDAD ESTRUCTURAL: La estructura de la sociedad puede alentar o desalentar el comportamiento colectivo.
Las sociedades simples o tradicionales son menos propensas al comportamiento colectivo que las sociedades modernas.
TENCION ESTRUCTURAL: El sentimiento de que existe una industria que puede ser real o imaginaria suscita
resentimientos y hostilidad. La privación y el temor a la privación se encuentran en la base de gran parte del
Comportamiento colectivo. Los sentimientos de injusticia impulsan a muchos a la acción extrema. Las clases
empobrecidas, las minorías oprimidas, los grupos cuyas ganancias difícilmente obtenidas están amenazadas y aun los
grupos privilegiados que temen la perdida de sus privilegios, son candidatos para el comportamiento colectivo.
CRECIMIENTO Y DIFUSION DE UNA CREENCIA GENERALIZADA: Antes de toda acción colectiva debe haber una creencia
entre los actores que identifica la fuente de la amenaza, la ruta del escape o los caminos para la realización.
FACTORES PRECIPITANTES: algún hecho dramático gritos, rumor o llanto preparan el escenario para la acción. Ejemplo:
un grito de “brutalidad policial” en un vecindario racialmente tenso puede desatar un disturbio. Una persona que
empieza a correr puede precipitar un pánico.
MOVILIZACION PARA LA ACCON: El liderazgo surge y comienza o propone una acción y dirige la actividad.
OPERACIÓN Y CONTROL SOCIAL: Cualquiera de los puntos anteriores, el ciclo puede ser interrumpido por el liderazgo, la
fuerza policíaca, la propaganda, los cambios de política gubernamental o legislativa y otros controles sociales.
INFLUENCIA SOCIAL
La influencia social refiere a la manera en que la gente afecta los pensamientos, sentimientos y comportamientos de
otros. Como el estudio de actitudes, es un tema central tradicional en la psicología social. De hecho, la investigación en
la influencia social coincide mucho con la investigación de actitudes y persuasión. La influencia social también está
relacionada al estudio de la dinámica de grupos, como la mayoría de los principios de influencia son más fuertes cuando
tienen lugar en grupos sociales.
La conformidad es la forma más común y omnipresente de la influencia social. Generalmente se define como la
tendencia de actuar o pensar como otros miembros de un grupo. El tamaño del grupo, la unanimidad, la cohesión, el
estatus y la dedicación prior ayudan a determinar el nivel de conformidad en un individuo. La conformidad
normalmente se ve como una tendencia negativa en la cultura estadounidense, pero una cierta cantidad de
conformidad es no sólo necesaria y normal, sino probablemente esencial para que una comunidad funcione.
Los dos motivos importantes en la conformidad son:
1. Influencia normativa – la tendencia a conformar para adquirir aceptación social, y evadir el rechazo o conflicto
social, como en presión del grupo.
2. Influencia informacional – basada en el deseo de adquirir información útil tras la conformidad, y de ese modo
lograr un resultado correcto o apropiado.
3. Influencia minoritaria es el grado al cual una fracción más pequeña dentro del grupo lo influencia durante la
toma de decisiones. Nótese que éste refiere a una posición minoritaria en algún asunto, no una minoría étnica.
Su influencia es primariamente informacional y depende de la consistente adherencia a una posición, grado de
defección de la mayoría, y el estatus y confianza en sí mismos de los miembros minoritarios. La reactancia es
una tendencia a afirmarse a sí mismo por conseguir el opuesto de lo que se espera. Este fenómeno también se
llama anticonformidad y parece ser más común entre los hombres que entre las mujeres.
Hay dos áreas más que son importantes en las investigaciones de influencia social. La conformidad refiere a cualquier
cambio en comportamiento que es debido a una petición o sugerencia de otra persona. La técnica de pie en la puerta es
un método de conformidad en el cual el persuasor pide un favor pequeño para posteriormente seguir con un favor más
grande. Un ejemplo que mostrase este comportamiento sería una persona pidiendo la hora, y posteriormente pidiendo
diez dólares. Una trampa relacionada es el timo de dar gato por liebre.
12
La tercera forma importante de influencia
social es la obediencia. Éste es un cambio de comportamiento, resultado de una orden directa de otra persona.
Un tipo de influencia social distinto es la profecía autocumplida. Es una predicción que, en ser hecho, realmente actúa
en sí misma para convertirse en la verdad. Por ejemplo, en la bolsa de valores, mucha gente cree que una crisis
financiera es inminente, los inversores quizás pierden la confianza, venden la mayoría de sus valores, y realmente son
ellos los que causan la crisis. De una manera similar, la gente puede esperar la hostilidad de otros e induce a ésta por su
propio comportamiento.
SOCIALIZACIÓN Y APRENDIZAJE DE CONDUCTAS
Desde nuestro nacimiento hasta la muerte, los seres humanos formamos parte de grupos sociales más o menos
estables. Durante nuestra vida, la calidad, extensión y cualidad de estos grupos se modifica, alterando a su vez nuestra
influencia y precepción ante y para los otros. Por este motivo, no es de asombrarse, que gran parte de la identidad que
se forma un individuo, así como los esté influenciado por sus interacciones con los demás.
La socialización en los seres humanos cumple diferentes e importantes funciones. A través del proceso de socialización
se aprenden pautas y modelos de conducta que promueven la inserción social, la adaptación a grupos e instituciones,
internalización de normas, costumbres, valores, pautas que juegan un papel fundamental en la personalización del
individuo y definición de roles que desempeña en sus diferentes esferas de vida.
La socialización también está perfilada por el aprendizaje de secuencias de comportamiento y procesos motivacionales.
Existen diferentes maneras de aprendizaje, siendo el más significativo para nosotros en este artículo aquel que se
desarrolla por imitación u observación de modelos descrito por Bandura (1982) y conocido como aprendizaje social o
vicario. Esta teoría afirma que al observar a los demás nos hacemos una idea de cómo se efectúan las conductas nuevas
y, posteriormente, esa información nos sirve como guía de acción. Mediante el aprendizaje social, asimilamos que
conductas son premiadas (reforzadas), agradables, complicadas, etc. a través de la experiencia de otros. Es por este
motivo, que aquellas conductas aprendidas mediante la observación de personas cercanas a nosotros durante nuestros
primeros años de vida juegan un papel tan importante en el desarrollo de patrones que se establecen firmemente a lo
largo de nuestra existencia.
ACTITUD
La actitud es la forma de actuar de una persona, el comportamiento que emplea un individuo para hacer las cosas. En
este sentido, se puede decir que es su forma de ser o el comportamiento de actuar, también puede considerarse como
cierta forma de motivación social -de carácter, por tanto, secundario, frente a la motivación biológica, de tipo primario-
que impulsa y orienta la acción hacia determinados objetivos y metas. Eiser

define la actitud de la siguiente forma:
predisposición aprendida a responder de un modo consistente a un objeto social.
En la Psicología Social, las actitudes constituyen valiosos elementos para la predicción de conductas. Para el mismo
autor de la obra fish, la actitud se refiere a un sentimiento a favor o en contra de un objeto social, el cual puede ser una
persona, un hecho social, o cualquier producto de la actividad humana.
Basándose en diversas definiciones de actitudes, Rodríguez

definió la actitud como una organización duradera de
creencias y cogniciones en general, dotada de una carga afectiva a favor o en contra de un objeto definido, que
predispone a una acción coherente con las cogniciones y afectos relativos a dicho objeto. Las actitudes son
consideradas variables intercurrentes, al no ser observables directamente pero sujetas a inferencias observables.
Otras definiciones de actitud
Además de las definiciones mencionadas, podemos agregar las siguientes:
Floyd Allport: “Una actitud es una disposición mental y neurológica, que se organiza a partir de la experiencia que ejerce
una influencia directriz o dinámica sobre las reacciones del individuo respecto de todos los objetos y a todas las
situaciones que les corresponden”.
R. H. Fazio & D. R. Roskos-Ewoldsen: “Las actitudes son asociaciones entre objetos actitudinales (prácticamente
cualquier aspecto del mundo social) y las evaluaciones de esos objetos”.
C. M. Judd: “Las actitudes son evaluaciones duraderas de diversos aspectos del mundo social, evaluaciones que se
almacenan en la memoria”.
Kimball Young: “Se puede definir una actitud como la tendencia o predisposición aprendida, más o menos generalizada
y de tono afectivo, a responder de un modo bastante persistente y característico, por lo común positiva o
negativamente (a favor o en contra), con referencia a una situación, idea, valor, objeto o clase de objetos materiales, o
a una persona o grupo de personas”.
R.Jeffress: "La actitud es nuestra respuesta emocional y mental a las circunstancias de la vida".
W.I. Thomas y F. Znaniecki: “Es la tendencia del individuo a reaccionar, ya sea positiva o negativamente, a cierto valor
social”.
D. Krech y R.S. Crutchfield: “Una actitud puede ser definida como una organización permanente de procesos
emocionales, conceptuales y cognitivos con respecto a algún aspecto del mundo del individuo”.
Warren: “Una actitud es una específica disposición mental hacia una nueva experiencia, por lo cual la experiencia es
modificada; o una condición de predisposición para cierto tipo de actividad”.
Droba: “Una actitud es una disposición mental del individuo a actuar a favor o en contra de un objeto definido”.
Rokeach: “Puede definirse una actitud como una organización aprendida y relativamente duradera de creencias acerca
de un objeto o de una situación, que predispone a un individuo en favor de una respuesta preferida”.
Solomon Asch: “Las actitudes son disposiciones duraderas formadas por la experiencia anterior”.
Edwin Hollander: “Las actitudes son creencias y sentimientos acerca de un objeto o conjunto de objetos del ambiente
social; son aprendidas; tienden a persistir, aunque están sujetas a los efectos de la experiencia; y son estados directivos
del campo psicológico que influyen sobre la acción”.
David G. Myers: “Actitud es la reacción evaluativa, favorable o desfavorable, hacia algo o alguien, que se manifiesta en
las propias creencias, sentimientos o en la intención
Fishbein: “Las actitudes son resúmenes valorativos de las diferentes creencias de una persona acerca de un objeto o
concepto”.
Jack H. Curtis: “Las actitudes son predisposiciones a obrar, percibir, pensar y sentir en relación a los objetos y personas”.
Giancarlo : "La actitud es lo que nos impulsa hacer algo".
Quintero y Bermúdez: "La actitud es una disposición de voluntad manifestada ante el mundo".
Wenddy Neciosup: "La actitud es tu postura para enfrentar las diversas situaciones de la vida, el rostro diario siempre lo
das tú con tu actitud".Es necesario tener una actitud positiva frente a cada situación que se presente en nuestras vidas,
por más difícil que sea.
Rick Astley: "La actitud es un sentimiento interior expresado en la conducta".
"Eduardo Moreno": Las actitudes son demostraciones concretas de sentimientos y percepciones adquiridas,
proyectadas en personas, grupos u objetos.
AGRESIÓN
La agresión es un ataque no provocado producto de la práctica o del hábito de ser agresivo. Es una conducta hostil o
destructiva cuya finalidad es provocar un daño a otro.
La agresión verbal se utiliza en ocasiones para intimidar o coaccionar durante los enfrentamienos físicos militares.
Dollard afirma

que es cualquier conducta cuyo objetivo es causar un daño cierto a la persona a la que se dirige. Existe
una polémica sobre conductas agresivas: Archer y Browne (1989) establecen tres características del caso prototípico de
agresión:
 Intención de causar daño.
 Provocar daño real.
 La existencia de alteración del estado emocional.
Geen hace una tajante distinción

entre agresión colérica y agresión instrumental. La primera tiene un estado emocional
negativo de cólera como reacción a alguna provocación previa y persigue causar daño que, mediante la agresión,
pretende anular a la persona.
LA CONSTRUCCIÓN DE LA IDENTIDAD PERSONAL
La identidad personal, entendida como individualidad (para diferenciarla del individualismo insolidario de las sociedades
contemporáneas) supone un proceso dinámico, ya que a lo largo de la vida los elementos que la configuran pueden ir
modificándose. Puede parecer paradójico que en ese proceso de construcción de la identidad personal se dé un
movimiento hacia la separación (es decir, hacia la independencia y la individuación), pero al mismo tiempo se necesite a
los otros. Para que el proceso de individuación sea verdaderamente humanizador y emancipador, es necesario un
proyecto educativo en el que el sujeto se implique en la construcción social y cultural de su personalidad moral. Cada
persona va construyendo, de forma paulatina, mediante múltiples interacciones con sus semejantes en entornos
complejos y plurales lo que denominamos una identidad personal; por supuesto, ese proceso dinámico debería ser
estimulado para la constante innovación humanizadora o existe el riesgo de caer en el estatismo o la alienación. En la
modernidad, poseer una identidad personal supone tener la capacidad de decidir, de elegir, gracias a una voluntad
(supuestamente) libre; en esta etapa histórica, hay que entender un proceso de emancipación y secularización
consistente en la evolución histórica y sociocultural de la civilización, lo que ha posibilitado (desgraciadamente, no ha
pasado de ser una posibilidad) la liberación del sujeto frente a toda suerte de colectivismos proteccionistas.
Cada persona es solo relativamente autónoma, ya que depende para su desarrollo de su entorno social y cultural, por lo
que la liberación personal solo se consigue auténticamente modificando aquello que lo determina: el conjunto de las
instituciones que el ser humano ha creado y que puede constreñir o favorecer su libertad. Estaremos de acuerdo en que
no estamos simplemente determinados por nuestra condición biológica, sino que lo que nos define como especie es ser
"racionalmente activos", tenemos una disposición a la innovación intelectual y a la capacidad electiva. La actividad del
ser humano no solo depende de conductas instintivas, también de su capacidad para ampliar el registro simbólico de
posibilidades de acción, lo que conlleva abrir la conducta a lo innovador y lo inédito. Se transgreden así los patrones de
conducta establecidos en el pasado, un paso que gran parte de la gente, por mímesis, papanatismo e inhibición de sus
capacidades, se muestra incapaz de realizar. Hay que insistir, frente a todo riesgo de dependencia externa, que la
moralidad tiene su origen en el cerebro humano, es decir, en nuestra capacidad para conocer, deliberar, evaluar y
tomar una decisión. Por otra parte, es la acción lo que nos permite ir creando un mayor horizonte humano y, frente a
todo acomodamiento al legado del pasado, hay que esforzarse para ir innovando y refundando la producción cultural.
Ese mayor horizonte para el ámbito humano, está determinado por el papel que juegan la libertad y la equidad; tal y
como lo definió el anarquista Herbert Read, el progreso se valora por el grado de articulación y diferenciación entre los
individuos de una sociedad, lo que permite a la persona desarrollar "una comprensión más amplia y profunda de la
existencia humana" y pasar a ser un miembro activo en el proceso.
ALTRUISMO
El altruismo (del francés antiguo "altrui" = de los otros) se puede entender como:
 Comportamiento que aumenta las probabilidades de supervivencia de otros a costa de una reducción de las
propias.
 Sacrificio personal por el beneficio de otros.
1

De acuerdo a la Real Academia Española, el altruismo proviene del francés "altruisme" y designa la [1. m.] Diligencia en
procurar el bien ajeno aun a costa del propio. El término altruismo se refiere a la conducta humana y es definido como
la preocupación o atención desinteresada por el otro o los otros, al contrario del egoísmo. Suelen existir diferentes
puntos de vista sobre el significado y alcance del altruismo.
Altruismo es la tendencia de hacer el bien a los demás, aún a costa del propio provecho.
Se llama altruista a la persona que profesa el altruismo.
Altruismo en psicología y sociología
El filósofo francés Auguste Comte acuñó la palabra "altruisme" en 1851 y ésta fue adoptada luego por el castellano.
Muchos consideran su sistema ético algo extremo, en el que los únicos actos moralmente correctos son aquellos que
intentan promover la felicidad de otros. Esto llevó al desarrollo de la acepción de las personas.
Es aquella conducta que beneficia a otros, que es voluntaria y cuyo autor no anticipa beneficios externos.
Altruismo en etología y biología evolutiva
El altruismo en etología y, por consiguiente, en la biología evolutiva, es el patrón de comportamiento animal en el cual
un individuo pone en riesgo su vida para proteger y beneficiar a otros miembros del grupo. Casi todas estas teorías nos
explican cómo un individuo puede sacrificar incluso su propia supervivencia por proteger la de los demás, aunque
siempre añaden el hecho de que entre los miembros de ese grupo ha de hallarse algún miembro que comparta parte de
sus mismos genes. Esta sería una manera de asegurar la continuidad de su información genética. Pese a ello, esta teoría
resulta insuficiente para explicar las conductas altruistas que se desarrollan hacia individuos no emparentados, es decir,
con los que no se comparte información genética.
COMPORTAMIENTO COLECTIVO
Es un comportamiento que se origina espontáneamente, es relativamente poco organizado, bastante impredecible, sin
plan en su curso de desarrollo, y depende de la estimulación mutua entre los participantes. El Comportamiento
colectivo incluye el comportamiento de la multitud, el comportamiento de masas y los movimientos sociales, y el
estudio del comportamiento colectivo incluye temas como el comportamiento en caso de desastre, multitudes,
pandillas, pánicos, rumores, modas extravagantes, histeria de masas, aficiones pasajeras, modas, propaganda, opinión
pública, movimientos sociales y revoluciones. Los cuales no son controlados completamente por las normas culturales.
En tales situaciones hay frecuentemente un libre juego de emociones, un alto grado de interacción personal, de
influencia y competencia, y la aparición de opiniones y sumisiones transitorias.
El estudio del comportamiento colectivo ilumina la dinámica del cambio social y las maneras en que se establecen
nuevas costumbres e instituciones, también crea nuevas formas de acción y nuevos grupos en respuesta a necesidades
sentidas, presiones y excitación. El Comportamiento Colectivo parte de la vida diaria de la sociedad. Su estudio
contempla al mundo social desde el puntote vista de la acción, del constante reagrupamiento y de perspectivas que
cambian continuamente.
1.1. CONDICIONES DEL COMPORTAMIENTO COLECTIVO
Tres condiciones caracterizan a las situaciones relativamente no estructuradas e inestables:
AUSENCIA O DEBILIDAD DE LAS FORMAS SOCIALES: Una crisis o desastre tal como una inundación o hambre es algo
para lo que la gente no está preparada, se requiere la acción, hacen falta las rutinas para enfrentarse a la emergencia.
Los procesos de comunicación ordenada se derriban y los rumores exagerados de temor, toman su lugar. En las
multitudes la gente entra en contacto unos con otros fuera de la restringente influencia de una estructura social.
DECISIONES AMBIGUAS Y ABIERTAS: Estas no se alcanzan sobre una autoridad tradicional y comúnmente aceptada, se
desarrollan en el juego interno de grupos de intereses.
PERSPECTIVAS Y VALORES CAMBIADOS: El aspecto de la tecnología de fábricas trae cambios en las metas y modos de
ver las cosas, se duda de los modos antiguos y se ejerce presión sobre la costumbre y la tradición. Cuando los patrones
prevalecientes no pueden fácilmente cambiarse de acuerdo a modos prescritos, los individuos se juntan en bandos
fuera del marco oficial tales condiciones producen movimientos sociales con ideologías radicales y con un alto grado de
comprometimiento emocional.
1.2. DETERMINANTES DEL COMPORTAMIENTO COLECTIVO (SMELSER)
CONDUCTIVIDAD ESTRUCTURAL: La estructura de la sociedad puede alentar o desalentar el comportamiento colectivo.
Las sociedades simples o tradicionales son menos propensas al comportamiento colectivo que las sociedades modernas.
TENCION ESTRUCTURAL: El sentimiento de que existe una industria que puede ser real o imaginaria suscita
resentimientos y hostilidad. La privación y el temor a la privación se encuentran en la base de gran parte del
Comportamiento colectivo. Los sentimientos de injusticia impulsan a muchos a la acción extrema. Las clases
empobrecidas, las minorías oprimidas, los grupos cuyas ganancias difícilmente obtenidas están amenazadas y aun los
grupos privilegiados que temen la perdida de sus privilegios, son candidatos para el comportamiento colectivo.
CRECIMIENTO Y DIFUSION DE UNA CREENCIA GENERALIZADA: Antes de toda acción colectiva debe haber una creencia
entre los actores que identifica la fuente de la amenaza, la ruta del escape o los caminos para la realización.
FACTORES PRECIPITANTES: algún hecho dramático gritos, rumor o llanto preparan el escenario para la acción. Ejemplo:
un grito de “brutalidad policial” en un vecindario racialmente tenso puede desatar un disturbio. Una persona que
empieza a correr puede precipitar un pánico.
MOVILIZACION PARA LA ACCION: El liderazgo surge y comienza o propone una acción y dirige la actividad.
OPERACIÓN Y CONTROL SOCIAL: Cualquiera de los puntos anteriores, el ciclo puede ser interrumpido por el liderazgo, la
fuerza policíaca, la propaganda, los cambios de política gubernamental o legislativa y otros controles sociales.
GRUPOS SOCIALES
1. Definición. Son agrupaciones reales de individuos que constituyen sistemas sociales parciales, con sus propios
sistemas social y cultural y sus propias metas, y cuyos miembros están vinculados por la conciencia de pertenencia y por
un cierto «sentimiento de nosotros». En cuanto agrupaciones reales, se distinguen de los meros agregados o clases
estadísticas (p. ej.: los mayores de edad, los solteros, los propietarios de fincas urbanas, etc.) porque éstos son
clasificaciones de la población y no constituyen, de suyo, sistemas de interacción. La limitación cuantitativa es requisito
característico de los g. s., pero resulta difícil establecer el número máximo de individuos que aún forman un g., de modo
que los estudios experimentales realizados sobre este tema terminan trasladando la solución al dato cualitativo del
mantenimiento de la unidad y coherencia del sistema social.
Lo específico de estas agrupaciones reales de individuos encierra dos tipos de datos: objetivos unos; subjetivos los
segundos. Como ya señaló Merton, estos criterios se han utilizado separadamente por dos corrientes doctrinales, a fin
de caracterizar a los grupos sociales. P. ej., Homans emplea los rasgos objetivos definiendo el g. en términos de su
conducta; mientras otros, von Wiese, entre ellos, destaca la conciencia que de la unidad y actividad común tienen los
individuos. En nuestra definición hemos pretendido aunar ambas tendencias. El sistema social del g. está integrado por
las interacciones institucionalizadas entre sus miembros, que se definen en un sistema de papeles sociales y que están
reguladas por normas y valores internos. La vinculación de los individuos entre sí, con el g. en cuanto tal y con sus
metas, constituye el aspecto subjetivo de la realidad grupal.
Pero para comprender la verdadera naturaleza de los g. s. hay que atender a su carácter de ámbito parcial o
intermedio. Los g. s. son sistemas o ámbitos parciales por referencia a la sociedad global, y, también por referencia a
ella, cumplen el papel de mediadores o intermediarios para la integración de los individuos. En sentido cualitativo, el
carácter intermedio de los g. s. expresa, en primer lugar, que sus metas son parciales, y que cada uno de ellos es
insuficiente e inacabado (frente al carácter acabado e íntegro de la sociedad global). En segundo término, expresa que
cumplen una función intermediaria o mediadora entre cada uno de los sujetos individuales y la sociedad global que
todos juntos forman. En los g. s. tiene lugar la vida social y, a su través, se incorporan a la sociedad las actividades
individuales y se realizan las metas parciales de la misma. En sentido cuantitativo, el carácter intermedio y parcial de los
g. s. denota su limitación ecológico-demográfica. Es decir, que, por razón de su propia meta, no pueden extenderse
unitariamente a la totalidad del agregado ecológico-demográfico. Con este criterio, queda salvado el tema bizantino de
cuántos miembros puede llegar a tener un «grupo pequeño» (smallgroup), ya que habrá que entender por tal aquel tipo
de g. s. cuya actividad y metas imponga limitaciones insalvables en la reducción numérica de sus participantes. Como es
lógico, estos grupos se fundan en tipos de relaciones que llevan consigo intimidad y selección según pautas rigurosas
(matrimonio, grupos de amistad, grupos de juegos, cliques, etc.).
LA COMUNICACIÓN UNA PERSPECTIVA PSICOSOCIAL
Se pueden mencionar muchas definiciones en torno a la comunicación, pero la dinámica de grupos se centra en las
relaciones comunicativas dentro del mismo, esto es, en el ámbito de las relaciones interpersonales que los integrantes
de un grupo llevan a cabo. Pero en este apartado vamos a hablar de algunos enfoques del proceso comunicativo en el
grupo:
Análisis interpersonal del proceso comunicativo: la comunicación no verbal.
La comunicación grupal desde la perspectiva de la influencia social.
Aspectos psicosociales de la comunicación grupal.
Análisis interpersonal del proceso comunicativo
La comunicación verbal básicamente hace referencia al código lingüístico que se emplea en la comunicación.
A pesar de lo anterior, no debemos perder de vista los elementos no verbales de la comunicación verbal. Estos
elementos suelen apoyar la comunicación verbal y se expresan también en la interacción grupal (Argyle, 1967).
Para poder captar el repertorio comunicativo en un grupo, se proponen algunas categorías donde podemos tener
presentes las comunicaciones no verbales.
Contexto corporal: todas las manifestaciones motrices que conducen a la interacción con el locutor (se pueden
expresar en forma de caricias, roces, empujones...). Aquí se debe tener en consideración la diferencia entre las culturas
y el hecho de que la diferencia también se puede referir al tipo de relación que existe entre los comunicantes.
Proximidad: la utilización del espacio físico que separa a dos personas. Factores culturales que determinan la distancia
de la interacción. Variables como sexo, rol, etc.
Orientación: es el ángulo que se mantiene durante la relación interpersonal adoptando posiciones de enfrentamiento
cara a cara, de lado, etc.
La apariencia: los elementos personales exteriores pueden definir la percepción social de una persona y pueden o no
ser controlados.
Expresión facial: la cara como área comunicativa más sutil en el apoyo de la comunicación verbal. Puede reforzar la
comunicación y varía también por la cultura. El contexto social puede limitar también determinadas expresiones.
Movimientos de cabeza y gestos con manos y brazos: actúan como reforzadores de la palabra.
La mirada: decisiva; hacia dónde se dirige (ojos o desviarla) en la interacción aporta muchos datos.
Otros aspectos no verbales tales como, expresiones sonoras, tono de voz, volumen, pausas, toses, etc.
RELACIONES INTERPERSONALES
Una relación interpersonal es una interacción recíproca entre dos o más personas. Se trata de relaciones sociales que,
como tales, se encuentran reguladas por las leyes e instituciones de la interacción social.
En toda relación interpersonal interviene la comunicación, que es la capacidad de las personas para obtener
información respecto a su entorno y compartirla con el resto de la gente. El proceso comunicativo está formado por la
emisión de señales (sonidos, gestos, señas) con el objetivo de dar a conocer un mensaje. La comunicación exitosa
requiere de un receptor con las habilidades que le permitan decodificar el mensaje e interpretarlo. Si algo falla en este
proceso, disminuyen las posibilidades de entablar una relación funcional.
Hay que tener en cuenta que las relaciones interpersonales nos permiten alcanzar ciertos objetivos necesarios para
nuestro desarrollo en una sociedad, y la mayoría de estas metas están implícitas a la hora de entablar lazos con otras
personas. Sin embargo, es también posible utilizarlas como un medio para obtener ciertos beneficios, tales como un
puesto de trabajo; incluso en esos casos, existen más razones que el mero interés material, aunque suelen ignorarse a
nivel consciente.
CONTROL PSICOLOGICO
Es una técnica o un conjunto de técnicas encaminadas a la modificación de los procesos mentales de los individuos.
Puede emplearse sobre la propia persona y también en personas ajenas con fines diversos: desde la superación del
propio ser y sus habilidades mentales a través del dominio de la mente, pasando por la sanación de complejos o
problemas mentales, hasta un uso perverso tal como la manipulación de otras mentes.
Se emplea en salud mental para el estudio de las reacciones en el pensamiento, el sentimiento y el comportamiento del
ser humano. Las técnicas cuya eficacia está científicamente demostrada se aplican para el desarrollo de la mente en
todas sus facetas. Realizado por el propio sujeto sobre su mente, puede emplearse para el autodominio de los
pensamientos y consiguientemente las emociones generadas por ellos. Se emplean las técnicas de focalización mental
en "Hipnoterapia" para la sanación o mejoría del paciente. El estudio del "control mental" también ha interesado a la
Parapsicología y a multitud de religiones y sectas.
Definición
A continuación se desarrolla una definición de "control mental" entendido como concepto de "manipulación mental",
es decir, el empleo perverso sobre mentes ajenas:
El control mental es una técnica variada o conjunto de técnicas encaminadas a suprimir la personalidad de la persona,
controlando y anulando su libre albedrío, para hacerla dependiente de lo dictado por otra persona u organización. Pese
a que puede realizarlo cualquier colectivo, son las sectas las que más profusamente lo emplean, especialmente las
sectas destructivas.
Existe una técnica muy popular y calificada en algunos ámbitos de pseudocientífica o religiosa, el "Método Silva de
Control Mental", desarrollada y perfeccionada por José Silva a lo largo de su vida durante el siglo XX, que promulga que
su objetivo fundamental es la mejoría en la concentración, imaginación, creatividad y autoestima, y por extensión,
mejoría de la vida del sujeto en su conjunto.
GRUPOS PSICOSOCIALES
Psicosocial es un término acuñado por la psicología social, que es una de las cuatro ramas generales de la psicología. La
misma estudia de qué manera los pensamientos, comportamientos y sentimientos de las personas se ven influenciados
por las demás personas. Se basa la psicología social en una inter disciplinariedad, es decir, en un trabajo en conjunto y
transversal entre sociología y psicología.
La psicología social data de fines del siglo XIX, cuando surgió la psicología de los pueblos, pensada y desarrollada luego
por Wundt. Se focalizó en el individuo inmerso en la sociedad, y la influencia de ésta en la persona, puesto que lo social
y lo humano se encuentran relacionados de manera estrecha, y entre ellos existe una mutua interacción y
complementación.
Comportamientos, pensamientos y sentimientos son las tres variables o categoría de estudio que completan al ser
humano y pueden así “medirlo” en estudios de metodología empírica, basada en la realidad. La psicología social afirma
que las personas con las cuales el individuo interactúa pueden ser reales o imaginadas. Éstas últimas nada tienen que
ver con los “amigos imaginarios” o con alucinaciones si no que desde esta rama psicológica se asegura que estamos
influenciados cuando los individuos no están presentes físicamente pero nos influencian de igual manera, como en el
caso de la televisión; o cuando respetamos normas culturales que han sido internalizadas, naturalizadas por nosotros
mismos.
La psicología social parte de la base que todo grupo social, cualquiera que sea, es fiel a una forma organizativa social,
que ha sido consensuada o impuesta por la sociedad misma, y que tiene el fin de resolver, de la manera más eficaz
posible, problemas o conflictos de convivencia y subsistencia.
Los fenómenos psicosociales que aborda, entre otros, son las interacciones interpersonales, las actitudes del individuo,
la cognición o conocimiento social, la percepción e influencia social, la dinámica de interacción en grupos determinados,
el autoconcepto, la agresión, la conformidad, los estereotipos sociales, los prejuicios, la identidad individual ante el
grupo social, habilidades sociales del individuo, movimientos sociales, liderazgo, socialización a partir de redes sociales
(ligado a nuestros tiempos de avances tecnológicos y comunicación digital), obediencia, valores, violencia, entre otros.
Por otra parte, la rehabilitación psicosocial se trata de todas las intervenciones y soportes de manera profesional que se
ejecutan con el objetivo de ayudar a un enfermo mental, para que logre recuperar o adquirir habilidades y capacidades
que le serán necesarias para desarrollar de manera óptima su vida cotidiana en la sociedad donde está inmerso, de
manera autónoma y también digna, que le permitirán vivir en armonía, relacionarse, trabajar y/o estudiar.