Vous êtes sur la page 1sur 48

Signos de Fe

Manifestaciones de la fe en la vida diaria del creyente

Introducción

5

  • I. La oración como signo

9

  • 1 Timoteo 2:8

II. Nuestro exterior testifica

17

  • 1 Timoteo 2:9-10

III. Vidas irreprensibles

25

  • 1 Timoteo 3:1-7

IV. De una sola pieza

33

  • 1 Timoteo 3:8-13

  • V. Libertad con sabiduría

41

  • 1 Timoteo 4:1-5

3
3
Introducción Los signos forman parte esencial de nuestra comunicación. Cada signo señala hacia algo específico y

Introducción

Los signos forman parte esencial de nuestra comunicación. Cada signo señala hacia algo específico y dentro de la cultura donde es utilizado es comprendido ya que cada uno de ellos tiene un cometido y una circunstancia donde es utilizado.

Cada signo representa algo. En realidad el mismo signo puede ser de una naturaleza totalmente distinta a lo que señala. Sin embargo, al hacerlo tiene contenidos que son claramente entendidos.

Tomemos por ejemplo el signo

de

no

estacionarse. Este

signo

puede

estar

elaborado de cualquier

material

y

colocado en diversos espacios. La naturaleza misma del que está hecho es

Introducción Los signos forman parte esencial de nuestra comunicación. Cada signo señala hacia algo específico y

completamente diferente a lo que señala.

Pero donde quiera que lo veamos muestra inequívocamente un contenido. Que ha de ser obedecido o en su defecto enfrentar las sanciones correspondientes.

5
5

En la vida cristiana, también existen signos, que se utilizan para señalar algunos de los actos de Dios o en su caso el carácter cristiano.

El arcoíris es un signo del Pacto de Dios con Noé.

11 Estableceré mi pacto con vosotros, y no exterminaré ya más toda carne con aguas de diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra. 12 Y dijo Dios: Esta es la señal del pacto que yo establezco entre mí y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por siglos perpetuos: 13 Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra. Génesis

9:11-13

Los elementos de la Santa Cena, redención.

son

signos del Pacto de

19 Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. 20 De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama. Lucas 22:19-20

Como podemos observar el arcoíris, el pan o el vino, en su naturaleza, no tienen nada que ver con el Pacto al que señalan. Sin embargo lo comunican. Y aun cuando son recursos pedagógicos, no pueden ser substituidos por otros, sin que se pierda el sentido de lo que están mostrando.

6
6

De forma semejante a estos signos, podemos también hablar de los signos que muestran la fe de un creyente y que señalan su madurez y carácter.

De este modo si bien la fe es un bien intangible, no por ello deja de mostrarse a través de diferentes signos. De tal manera que cada uno de estos señalan hacia la fe que les produce, aunque en sí mismos no son la fe.

El considerar estos signos, en la vida de un creyente, ha de servirnos a nivel personal para corroborar nuestro propio avance en la fe. Cada uno de ellos muestra la madurez que podemos esperar al respecto de los que han caminado con Cristo.

También estos signos al mostrarse externamente nos permiten identificarnos con los que han seguido el camino.

Sin embargo hemos de reconocer que no es el signo lo que nos hace cristianos, sino que cada uno de ellos y su conjunto (aunque reconocemos que hay más signos, nos hemos limitado a estos por los propósitos de nuestro estudio) señalan aquello que lo ha producido, que es precisamente el haber nacido de nuevo en la fe de Cristo.

Reconocemos también que los signos pudieran ser reproducidos artificialmente, pero el ejercicio conjunto de los mismos, puede ser un buen síntoma para reconocer a los que son de Cristo.

7
7
La oración como signo Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas,

La oración como signo

Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda. 1 Timoteo 2:8

Si hay un signo tangible de la experiencia cristiana, no son los grandes templos, o las innumerables obras de arte cristiano que podríamos encontrar por todo el mundo. Sino algo más intangible, pero al mismo tiempo inequívoco de una relación con Dios. Se trata de la oración.

Es la oración un signo distintivo de aquel que tiene una relación con Dios. Desde nuestros primeros pasos en la fe, se nos enseña que tener una relación con Dios, es a través de la oración y la lectura bíblica. Podríamos decir que desde la experiencia humana la salvación inicia con la oración. Iniciamos a ser hijos de Dios, cuando oramos confesando nuestro pecado y recibiendo el perdón y salvación otorgados por Cristo. De allí en adelante la vida de fe se debería de caracterizar por la oración.

9
9

Aprendemos que orar es la forma de comunicarnos con Dios. Es la disciplina espiritual más accesible para cualquier cristiano. Pues está al alcance de todos, en cualquier lugar, y en cualquier momento.

La premisa sobre la que está basada la oración, es también la más importante de todas para la fe cristiana. Pues más allá del conocimiento de las doctrinas bíblicas. Un creyente en cualquier momento, puede simplemente inclinar su cabeza y orar. Teniendo la confianza de que Dios, estará escuchándole.

La experiencia cristiana, transcurre toda, con la premisa de que siempre estamos frente al rostro de Dios. En esto nos diferenciamos de otras expresiones religiosas, que requieren de ciertos lugares sagrados para establecer su relación con la deidad, o por lo menos estar orientados hacia donde se encuentre su santuario.

Con esto, no es que la fe cristiana desdeñe los lugares de culto. Pues también se construyen estos con la misma finalidad con la que fue construido el templo en la época de Salomón.

Oye, pues, la oración de tu siervo, y de tu pueblo Israel; cuando oren en este lugar, también tú lo oirás en el lugar de tu morada, en los cielos; escucha y perdona. 1 Reyes 8:30

Pero siguiendo las enseñanzas de Jesucristo, en lugar de

sacralizar solo el templo,

como

lugar de adoración.

10
10

Consideramos sagrado todo lugar donde su pueblo se reúne para adorar. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. Mateo 18:20

De esta forma, podemos decir que el mundo completo es el santuario donde podemos comunicarnos con Dios. Lo que hace posible esto, es precisamente el saber que siempre estamos en Su presencia.

Esto posibilita que podamos poner en práctica la recomendación apostólica de: Orad sin cesar. 1Ts 5:17. Pues ciertamente es posible hacer de la vida una oración extensiva. Donde cada cosa que hago frente al Señor, pueda ser una oración de gratitud.

Un signo del creyente es que ora.

Hay muchas formas de cómo valorar la experiencia cristiana. En ocasiones se utilizarán factores externos, como la asistencia regular al templo, o su participación en las actividades u organizaciones de la iglesia. En otros casos quizá se prefiera la participación en la evangelización o en la obra social. Pero en todos estos casos son actividades internas del individuo que si bien pueden ser resultado de una experiencia de fe. También es posible que sea simplemente el ejercicio de una religiosidad asimilada.

11
11

Por ello al considerar los rasgos distintivos del ser cristiano, hemos de ir a lo profundo del ser. Y en ello la oración tiene un papel preponderante. Pues mientras las otras actividades se pueden realizar, por gusto, imposición o hasta por interés personal. La oración surge de la necesidad de comunicarse con Dios para alabarlo, agradecer y encontrar en El, dirección y fortaleza.

Sin embargo también hemos de saber, que la oración no se trata de ningún acto mecánico. Y si bien puede ser una oración privada o comunitaria, tiene sus propios criterios, que están establecidos en la Palabra. Aquí consideraremos cinco de ellos.

  • 1. Creer. Para algunos, esta observación puede ser superflua. Pero realmente es esencial. La oración solo puede hacerse desde el horizonte del que cree que Dios es galardonador de los que lo buscan (Hebreos 11:6). Las palabras de Jesús sobre este tema son: Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis. Mateo 21:22. Esto ha de hacernos reflexionar, cuantas oraciones se hacen sin, de verdad creer que Dios va a contestarlas. Acaso porque nos las encargaron o porque debo hacerlas, e incluso como parte de mi cultura evangélica, pero en el fondo sin estar muy interesado de sobre el tema.

  • 2. a cristiana. Nuestro nuevo nacimiento, inicia con una oración, y es la oración la práctica cristiana que habrá

Perseverar.

La

es

oración

inherente

la

vida

12
12

de acompañarnos a lo largo de la vida, hasta que lleguemos a la presencia de nuestro creador.

Perseverad en la oración, velando en ella con acción

de gracias; Colosenses 4:2 Perseverar en la oración, es seguir orando a pesar de las dificultades que se puedan presentar. No es un asunto de temporada, sino algo en lo que nos empeñamos todos los días. Cuando estoy pasando problemas, y más en los tiempos en los que debo agradecer por las bondades que Dios nos da. Cuando me siento inclinado a orar, y mucho más aún cuando no tengo ganas, pues en ese momento es cuando más lo necesito.

  • 3. A favor de otros. Si repasamos las dos oraciones de Jesús que están registradas en la Biblia (Padre Nuestro y la Oración sacerdotal), nos podremos dar cuanta del enorme contraste entre esas oraciones y las que se suelen hacer en los templos. La oración en los templos están plagadas de solicitudes mayoritariamente personales o por asuntos de nuestro interés. En contraste la oración del Padrenuestro se limita a pedir lo necesario para el día, el perdón y la capacidad para salir victorioso en la tentación. Y en la oración sacerdotal Jesús, se dedica a orar por sus discípulos. Eso es lo que aprendió la iglesia primitiva. Y de allí la fortaleza espiritual que le caracterizó. Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; Efesios 6:18

13
13
  • 4. Confiados. Algunas de las cosas que caracterizan a nuestra cultura es el sentimiento de inseguridad. Las personas llegan experimentar fuerte estrés, debido a la inseguridad que perciben para su vida. Están pre- ocupados, por el trabajo, la salud, los hijos, las escuelas, la economía del país, y un largo etc. Esto hace a las personas, propensos a accidentes y enfermedades cardiacas. Se ponen irritables y las personas que están cerca sufren las consecuencias de ello, particularmente su familia, ya que es el espacio donde pueden explotar, sin aparentes repercusiones. La oración ha de llevarnos a un ambiente de paz y contentamiento sabiendo que es Dios, quien tiene el control y que Él puede dirigir nuestra vida mejor de lo que nosotros, podemos hacerlo. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Filipenses 4:6.

  • 5. Santidad. La oración se realiza desde la experiencia del que ha sido reconciliado con Dios, y que ahora puede llamarle Padre. Y es, en virtud de ese carácter de Dios, que nosotros somos llamados a vivir en santidad. Esto ha de llevarnos a que nuestras oraciones, las realicemos por motivos lícitos, acordes a la voluntad del Padre. Pero también en el ejercicio de una conducta que agrada al Señor. Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda. 1 Timoteo 2:8

14
14

Orar en toda circunstancia

Si queremos reconocer entonces a un creyente en Jesucristo, hemos de aprender a ver una persona que acostumbra orar en todas las circunstancias. Como una manera natural de dar la gloria a Dios, pero también como el que busca constantemente la dirección de su Señor. La vida de oración en ese sentido se vuelve extensiva para todas las áreas de la vida.

13 ¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. 14 ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. 15 Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. 16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho. Santiago 5:13-16

Este breve fragmento nos muestra la gama e importancia de la oración en la vida de los creyentes. Incluso cuando algunos de los que se desvían de la fe, agregan cargas, a los creyentes, ajenas a lo escrito en el Evangelio. Allí la oración como acto de búsqueda de dar la gloria a Dios, ha de servir para bendecir al Señor por todo lo que Él ha puesto en este mundo para bendición de sus hijos.

Porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado. 1 Timoteo 4:5

15
15

Finalmente oramos sabiendo que en algún momento, cuando estemos en la presencia del Señor ya no será necesario. Pero mientras llega ese momento nos preparamos para ese encuentro, donde también hemos de dar cuenta de esta mayordomía que Dios nos encomendó.

Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración. 1 Pedro 4:7

16
16
Nuestro exterior testifica Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia;

Nuestro exterior testifica

Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad. 1 Timoteo 2:9-10

Es cierto que la fe cristiana, tiene que ver con la espiritualidad y esto es un asunto interno. Así como también es cierto que la nueva vida en Cristo, es algo que ocurre primordialmente en el corazón y esto también es interno y espiritual. Pero el corazón al ser el centro de la experiencia humana, habrá de manifestarse externamente. Tal y como Jesús dijo:

El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas. Mateo 12:35

De modo que conforme es el corazón del ser humano, de esta forma habrá de manifestarse. Entonces un signo de la presencia de Cristo en la vida de una persona son los cambios que se producen en su forma de vivir.

17
17

Estos cambios habrán de abarcar diversas áreas.

  • 1. Hábitos religiosos.

  • 2. Comportamiento social

  • 3. Moralidad y carácter

  • 4. Ética de vida

En el estudio anterior, nos ocupamos brevemente de los hábitos religiosos, y mencionamos que un signo, de un creyente es que ora, como un medio de adoración y búsqueda de la dirección de Dios para su vida. Ahora nos toca concentrarnos más en el comportamiento social. Como dijimos anteriormente estos signos en sí mismos no son lo que nos hacen cristianos, y ninguno de ellos de forma aislada nos mostraría que estamos frente a un verdadero cristiano. Pero el conjunto de estos signos, es lo que podemos esperar ver, como la forma en cómo se manifiesta externamente la fe de un creyente. El Apóstol Pablo escribiendo a Timoteo, le insta a llevar una vida ejemplar es estas áreas.

12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. 13 Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza 1 Timoteo 4:12-

13

Se trata de ser ejemplo. O dicho de otra forma de ser modelo en el mundo, de la obra que Cristo hace en la vida de los que creen en El. De allí que nuestra manera externa de comportarnos es la que da testimonio de en quien creemos.

18
18

Transformación integral

Cuando un sociólogo revisa los cambios producidos en un creyente, es posible que considere en primer lugar los hábitos religiosos. En ese nivel puede como ya muchas veces se ha señalado, que se trate solamente de una sustitución de ritos. Es decir antes asistía a la misa y ahora asiste al culto, la parroquia se convirtió en templo y la diferencia pareciera radicar solamente en la cantidad de ocasiones que asiste a una actividad religiosa. El porcentaje de católicos que asiste con regularidad a misa es de un 45 % mientras que del lado protestante el porcentaje al 85%.

Si bien esto refleja un buen síntoma, no es esto lo que la Biblia nos lleva a considerar cuando hablamos de hombres y mujeres que habiendo nacido de nuevo, han sido transformados por el poder del evangelio. Pues hemos de esperar en quienes han nacido de nuevo una transformación integral que afectará todas las áreas de su comportamiento social. Como el Apóstol Pablo señalo:

Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo… Filipenses 1:27

El comportarme dignamente, en las Escrituras, tiene referentes claros. Que si bien no delimitan específicamente. Si presentan ejes de acción que los creyentes podemos seguir en cualquier cultura y en cualquier época, indistintamente de si somos hombres o mujeres o la edad que tengamos. Estos ejes de acción son:

19
19

Una nueva forma de pensar No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Romanos 12:2

Una nueva forma de hablar

Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a

fin de dar gracia a los oyentes. Efesios 4:29

Una nueva forma de relacionarse Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian. Lucas 6:27-28

Una nueva forma de instruirme

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Filipenses 4:8

Una nueva forma de comer

Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo

todo para la gloria de Dios. 1 Corintios 10:31

20
20

Una nueva forma de disponer del tiempo Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos Efesios 5:15-16

Una nueva forma de utilizar el dinero

Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aún más allá de sus fuerzas, pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos. Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor,

y luego a nosotros por la voluntad de Dios; 2 Corintios

8:3-5

Una nueva forma de vestir Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad. 1 Timoteo 2:9-10

Una nueva forma de ver la vida 12 De manera que la muerte actúa en nosotros, y en vosotros la vida. 13 Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos, 14 sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros. 15 Porque

21
21

todas estas cosas padecemos por amor a vosotros, para que abundando la gracia por medio de muchos, la acción de gracias sobreabunde para gloria de Dios.

  • 16 Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. 17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de

gloria; 18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. 2 Corintios 4:12-18

Para algunos el considerar cada uno de estos ejes de acción en los que los cristianos han sido llamados a participar, pueden parecer un tanto abrumadores. Pero hay que

recordar que en realidad se trata de vivir de acuerdo con la nueva naturaleza espiritual que hemos recibido al ser nuevos creyentes.

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2 Corintios 5:17

Este proceso de cambio, ha de ocurrir desde el interior. Pues no se trata de asumir tal o cual postura. Por ejemplo podríamos con cierta facilidad modificar nuestra forma de vestir. Las mujeres usar faldas largas y todos los varones empezar a vestir de trajes obscuros. Pero el texto no dice eso específicamente. Sino que dice que vistamos con decoro, pudor y modestia. El solo cambiar nuestra

22
22

vestimenta sería equivalente a usar nuestro disfraz de cristianos, para venir al culto.

Por ello

es

que

el

cambio

ha

de

venir desde dentro

y

exteriorizarse integralmente. Y esto ocurre como una obra de la acción del Espíritu en la vida del creyente

Espiritualidad vivencial

Para algunos hablar de las cosas del espíritu es hablar de algo intangible y metafísico. Pero la espiritualidad en la Biblia, lejos de ser algo solo para el interior del ser, se manifiesta a través de toda la vida. Así que la nueva vida en Cristo se vive bajo la influencia del Espíritu. De esta forma, espiritualidad y santidad han de manifestarse de forma natural en todas las cosas que hacemos, y no de manera limitada en los actos religiosos.

Esta espiritualidad vivencial, nos llevará a experimentar cambios profundos en nuestra conducta e incluso en nuestro carácter. Y aun cuando el cambio lo produce el Espíritu de Dios quien mora en nosotros, también nosotros somos participantes del proceso de santificación. Por ello se nos requiere que cambiemos nuestra forma de vida.

  • 22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los

deseos engañosos, 23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. Efesios 4:22-24

23
23

Por la acción del Espíritu de Dios actuando en la vida del creyente, se espera que esta transformación ocurra. Como fruto natural de nuestro andar en Cristo.

Parte del ser cristiano, es ser diferente. Pero no

se trata

meramente de ser contra-culturales, rechazando

simplemente lo que está

a

nuestro

derredor.

Sino de

transformar la cultura donde Dios nos ha puesto, siendo en

ella Sal y Luz.

Tampoco se trata de asilarnos del mundo, o de hacer como que no estamos allí. No podemos ser como el avestruz, que entierra su cabeza mientras que todo su cuerpo sigue expuesto. Fuimos puestos como luminares del mundo, para señalar y transformarlo a través de nuestras acciones.

Se trata de usar el carácter cristiano, como medio para la evangelización. Que en términos del evangelio de Marcos sería algo como esto: en tanto vas por el mundo, predicar el evangelio a toda criatura. Marcos 16:15 paráfrasis

Las formas de hacerlo abarcan, nuestras palabras, y acciones. De modo que toda nuestra vida sirve para testificar de la obra que Cristo ha hecho en nosotros y a través de la cual testificamos y damos gloria a Dios. Es por ello que bien podemos decir como el himnólogo. Más santidad dame.

Para así cumplir con mi papel de dar testimonio de Cristo a través de la forma en cómo vivo en este mundo.

24
24
Vidas irreprensibles Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. Pero es necesario que el

Vidas irreprensibles

1 Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. 2 Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; 3 no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; 4 que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad 5 (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); 6 no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 7 También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo 1 Timoteo 3:1-7

En la naturaleza hay signos distintivos que nos hablan de la madurez. Podemos reconocer que la fruta está madura, por su color, aroma y textura. E incluso la madurez en el ser humano se denota, en los cambios físicos, pero particularmente en las formas de pensar y actuar. Donde sentimientos, emociones y carácter son considerados como símbolos de la madurez humana.

25
25

De forma análoga, podemos hablar de cristianos maduros, aquí los signos, no son cuantos años tiene asistiendo al templo. Pues los años en el templo son signo de antigüedad no de madurez. Piense en un joven que asiste desde pequeño al templo. Seguramente en ese sentido tiene más antigüedad que un adulto que se integró a la iglesia hace tres años. Por ello la madurez cristiana, no tiene que ver con años de permanencia. La madurez cristiana la hemos de reconocer como dominio propio.

Este dominio propio se expresa en las escrituras como el tener vidas irreprensibles. Que hemos de aspirar a ver en cada creyente maduro en Cristo.

Irreprensibles

Un cristiano maduro es un hombre al que no se le puede criticar de nada. Se trata de una condición de vida que no está expuesta al ataque, de una vida que no está expuesta a la censura. Dentro de sus labores es tan perfecto que no se le puede encontrar un fallo. Si se trata de su confidencialidad esta es inviolable.

No solo se trata de estar libres de faltas a que se puedan señalar, sino también tener tan buen carácter que no le permita estar expuesto a la crítica. La palabra que usa la Biblia es irreprensible. Es decir una vida tal que aún sus enemigos no tengan nada que puedan usar en su contra.

26
26

Este es el ideal de la madurez cristiana. En el día de hoy nuestra vida puede parecer lejos de ese ideal, es la meta hacia la que hemos se seguir caminando. 12 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. 13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, 14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Filipenses 3:12-14

Expresar madurez en Cristo es necesario por causa de nuestro testimonio. El mundo necesita conocer vidas con tal modo de pureza, que no deje ninguna grieta abierta para la crítica. Las características de una vida irreprensible son mostradas a través de cinco elementos que se encuentran en positivo y otros cinco que son enunciados de forma negativa.

Dignidad y fidelidad en el matrimonio.

Una persona madura en la fe, es una persona fiel en su matrimonio y mantiene su matrimonio en pureza. Esto que parece tan obvio es importante en nuestra cultura como lo fue en la cultura judía del NT. Pues se ha dicho, y con mucho acierto, que la única virtud totalmente nueva que aportó al mundo el Cristianismo fue la castidad.

Entre los judíos como con los romanos y griegos el tener diversas esposas era lo común. Y aun cuando en los distintos

27
27

grupos se consideraba estar casado como el estado ideal, al mismo tiempo podían llegar a tener diversas concubinas y el divorcio era un asunto común. Generando con esto todo un caos moral en la sociedad y la consecuente desintegración social.

En nuestro país, la situación no es muy diferente. Según el INEGI en los últimos 10 años el monto de los matrimonios se redujo en 19 % y el de los divorcios aumento el 74 %.

Por ello un signo de la madurez cristiana es permanecer siendo marido de una sola mujer. La Iglesia cristiana ha de mantenerse como señal de santidad y estabilidad en medio de una sociedad que necesita dirección.

Control en su carácter

Las personas maduras en la fe, tienen control de su carácter. No quiere decir que nunca se disgusten, sino que saben controlarse Ef. 4:26 y el enojo, no llega a causar daños mayores ni a ellos ni a la gente que está a su alrededor. Es decir no actúan motivados por su enojo.

Dos palabras califican el carácter de los cristianos maduros:

Sobriedad y Prudencia

Sobriedad: la persona que se controla y es moderada en su forma de actuar, al tiempo que es sencillo, sin artificios.

28
28

Prudencia: Una persona que con mente sana, tiene dominio propio. No se deja guiar por sus sentimientos.

Como signos de madurez cristiana, cuán importante resulta cuando una persona, no emprende acciones por las apariencias, corazonadas y menos aún en medio de su enojo. Por el contrario, evalúa posibilidades, y las confronta con la Palabra de Dios que le sirve de guía en su vida y toma tiempo para consultar en oración. Incluso cuando se requiere una respuesta rápida, al estar impregnado de la Palabra, actuará en función de esos principios.

Ordenado

Si hay algo que puede desalentar a las personas que están a nuestro lado, es cuando nuestra vida misma es un caos. El orden es algo esencial cuando consideramos la madurez. Se requiere para muchas áreas de la vida personal y más aún cuando se manejan relaciones interpersonales. Desde el noviazgo y hasta en las relaciones de trabajo. El ser ordenado es un factor, que siempre habrá de dar buen testimonio de las personas. Por el contrario, los que son desordenados, se vuelven no confiables, para las personas que le rodean. Llegan tarde, no cumplen con sus compromisos o solo lo hacen parcialmente.

Hospedador

He

aquí una,

una

característica de los que

llegan

a

la

madurez. No solo

se trata de los que están dispuestos

a

29
29

hospedar personas, sino que se sienten amor por los que son extraños. El amor que prodigan a los foráneos les hace crear grandes lazos de empatía. Que se desarrollan de forma natural, de modo que disponen los recursos que Dios les brindó a favor del otro, superando la otredad, para hacerse familia con ellos.

Discipulador

La madurez cristiana, también tiene como objetivo el reproducir la experiencia que Dios nos ha permitido vivir, ahora en favor de otros, desarrollando discípulos de Cristo. Enseñándoles que guarden todas las cosas que Cristo nos ha mandado. La reproducción discipular, es parte esencial de llegar a la madurez, ahora está en la capacidad de reproducir la fe que le ha sido dada por Cristo, a través de otros creyentes. Sirviendo de modelo y guía para otros. Toda su vida, se convierte en el modo de como enseñan, no solo sus palabras. El ejemplo de su casa es la prueba misma de su madurez. Pues la forma en como lo ha hecho en su familia, es una muestra tangible de su madurez.

Del mismo modo que se hacen cinco afirmaciones sobre lo que significa ser irreprensibles, también se destacan cinco afirmaciones por la vía de lo que no es compatible con el tener una vida libre de reprensiones. Aquí hay que reconocer que la partícula No, en este sentido es excluyente, es decir, lo que debe estar presente.

30
30

No dado al vino

La sobriedad es un asunto de vital importancia cuando hablamos del carácter cristiano. En culturas como la nuestra donde el alcoholismo es una enfermedad social, cuan importantes es mantener el testimonio cristiano. Pues quien

se embriaga, también pierde el buen juicio y puede poner en mal el carácter de la fe cristiana. No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu,

Efesios 5:18

No belicoso

En ocasiones, se llega a considerar como un signo positivo, aquella persona que lucha y agrede a otros por defender sus ideas o los que consideran sus derechos. Pero otro signo de la obra del Espíritu de Dios en la vida del creyente es la amabilidad. La bondad y la misericordia son las formas de como Jesús se comportó en este mundo, incluso con sus enemigos. El apóstol Pablo después de describir como Jesús no se aferró a ser igual a Dios, nos recomienda. Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. Filipenses 4:5

No Codicioso.

La codicia es un mal que fácilmente corrompe al ser humano. Pues pretende estar haciendo lo correcto, cuando en verdad está defraudando a las personas. Es la búsqueda de una ganancia deshonesta acosta de la integridad de otra persona y con consecuente prejuicio. Pesa falsa y medida falsa, Ambas cosas son abominación a Jehová. Proverbios 20:10

31
31

No tacaño.

La avaricia en el Nuevo Testamento es considerada como

idolatría (Col 3:5). Pues la obtención de más dinero se vuelve en el fin de algunos seres humanos, olvidándose con ello de la solidaridad y gratitud. En lugar de ser generosos con lo que Dios les ha dado, buscan atesorar para sí. Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de

muchos dolores. 1 Timoteo 6:10

No un recién convertido

La madurez en Cristo es fruto de haber andado con Cristo y con su iglesia. No es cuestión irrestricta de años, sino de la experiencia vital de estar con Dios. Donde la iglesia misma sirve de testigo de que es alguien que ha permanecido. Madurez, también equivale a fidelidad. Es por ello que se considera como signo de madurez cristiana, a aquellos que desde que fueron llamados a estar con Cristo, han permanecido sin fluctuar.

Cada uno de estos rasgos, integra a una persona que puede ser considerada como irreprensible. Y son las características que hemos de buscar desarrolladas en las personas que son de Cristo.

Sabiendo que el crecimiento lo proporciona Dios, pongamos nuestra vida en sus manos para que Él nos moldee y nos permita ser instrumentos de honra para gloria suya.

32
32
De una sola pieza Los diáconos asimismo deben ser honestos, sin doblez, no dados a mucho

De una sola pieza

8 Los diáconos asimismo deben ser honestos, sin doblez, no dados a mucho vino, no codiciosos de ganancias deshonestas; 9 que guarden el misterio de la fe con limpia conciencia. 10 Y éstos también sean sometidos a prueba primero, y entonces ejerzan el diaconado, si son irreprensibles. 11 Las mujeres asimismo sean honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo. 12 Los diáconos sean maridos de una sola mujer, y que gobiernen bien sus hijos y sus casas. 13 Porque los que ejerzan bien el diaconado, ganan para sí un grado honroso, y mucha confianza en la fe que es en Cristo Jesús. 1 Timoteo 3:8-13

En los trabajos artesanales se consideran como objetos de mucho valor cuando las piezas labradas son elaboradas de una sola pieza. La forma de su elaboración es más compleja y solo los artesanos más competentes son capaces de realizarlos. En otros casos cuando los productos son elaborados de una sola pieza, esto es símbolo de una mayor resistencia, ya que no hay partes que sean potencialmente puntos de debilidad. También hay otro tipo de productos, donde lo importante es que no haya mezclas en su

33
33

elaboración de esta forma el que sean 100 % de una sola fibra es símbolo de calidad y pureza.

Integridad Cristiana

Todas esas características que apreciamos de distintos productos, los podemos comparar con lo que esperamos de cristianos que están plenamente desarrollados. Para usar las mismas palabras, los cristianos maduros son de una sola pieza, es decir no presenta puntos de debilidad, Dios ha trabajado en el arduamente, para hacer de su vida un instrumento de honra. Son 100 % cristianos, es decir manifiestan su fe todo el tiempo. En los distintos escenarios donde día a día su vida discurre ellos actúan siempre guiados por la Escritura. El salmo 15 en tan solo 5 versículos nos presenta una poderosa descripción de lo que implica la integridad cristiana.

  • 1 Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo?

  • 2 El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón.

  • 3 El que no calumnia con su lengua, Ni hace mal a su prójimo, Ni admite reproche alguno contra su vecino.

  • 4 Aquel a cuyos ojos el vil es menospreciado, Pero honra a los que temen a Jehová. El que aun jurando en daño suyo, no por eso cambia;

  • 5 Quien su dinero no dio a usura, Ni contra el inocente admitió cohecho. El que hace estas cosas, no resbalará jamás.

34
34

Justicia como Valor central

En la tríada que nos presenta nuestro texto de referencia, podemos ver que la práctica de la justicia es un elemento central. Y aun cuando en la estructura del texto existen otros elementos como honestidad y verdad, estos son también partes integrantes de la justicia. Pues no puede haber justicia sin verdad y tampoco habría justicia sin honestidad en la forma de vida.

vida honesta

hace lo justo

dice la verdad

No ofende a nadie

No busca el mal de otros

No calumnia

El paralelismo que utiliza el texto, también coloca los mismos valores en su sentido prohibitivo, para reforzar el principio positivo.

La integridad, tiene componentes específicos, más allá de una vida religiosa, se trata de una ética de vida. Vive de forma honesta. Esto inmediatamente tiene referentes sociales. Su forma de obtener los ingresos cotidianos para la vida son medios honestos, no solamente legales. Su comportamiento social, familiar e individual, también son considerados honestos, por su propia sociedad, que es donde vive y en la que da testimonio.

Practicante de la justicia. Pues hay una enorme diferencia entre estar de acuerdo con la justicia e incluso hablar de ella y ser practicante de la misma. El ser practicante de la justicia, le involucra personalmente. Su vida en este sentido esta

35
35

vinculada con lo que hace. Ser practicante de la justicia, le lleva a tomar posición al respecto de las injusticias que ve en su derredor. De modo que su hacer justicia, le compromete con prácticas específicas donde el mismo es gestor de justicia para otros.

La verdad. Su hablar es sencillo y directo. Dice la verdad, no hay en sus palabras segundas intenciones y de ningún modo sus palabras tienen como propósito el engaño. La verdad no tiene matices, solo es una.

Hacer lo que Dios hace

Es un signo de la madurez cristiana, seguir los caminos de Dios, es por ello que le lleva a apartarse de las prácticas de unos al mismo tiempo que reunirse y honrar a otros.

Se aparta de los que Dios rechaza

Honra a los que honran a Dios

Nos son conocidas las prácticas que Dios rechaza y que en las Escrituras son consideradas como el fruto de la carne.

  • 19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son:

adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo

36
36

he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Gálatas 5:19-20

Algunos pensarían que apartare de los que practican estas cosas equivaldría a tener que generar una sociedad distinta. Y de hecho se han generado históricamente proyectos, de colonización solo para cristianos o incluso proyectos más reducidos, como escuelas clubs, etc. Solo para cristianos. Pero estos proyectos olvidan que fuimos llamados a dar testimonio de Dios en este mundo. Justo las personas que más necesitan el testimonio cristiano, son las practicantes de esas obras de la carne. Entonces nuestro posicionamiento ha de ser otro que solo aislarnos o rechazar el contacto con estas personas. Se trata de un modo concreto de no ser participar de las obras de injusticia

No seáis, pues, partícipes con ellos. 8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz. Efesios 5:7-8

Integridad a toda prueba

Seguramente la integridad de los que deciden seguir el camino de cristo en algunos momentos ha de ser probada, pero podemos salir victoriosos, cuando en dependencia de nuestro Dios, nos dejamos conducir por las acciones del espíritu a través de una ética social que habrá de permitirnos dar testimonio del Dios en el que hemos creído.

Cumple aunque

Presta sin cobrar

No acepta

salga perdiendo

intereses

sobornos

37
37

La integridad de un cristiano, es un asunto que debería ser a toda prueba. Ya que su palabra y testimonio no son cuestión de su religión, sino que tienen que ver con su propio ser, ya que realmente tienen que ver con el reflejo de su propia naturaleza que ha recibido por la acción del Espíritu de Dios.

en exteriormente nuestro ser cristiano. Le lleva a tomar seriamente lo que dice y hace. Siempre guiado por las premisas de justicia emanadas de su relación con el que es Totalmente Santo. Es por ello que cumplirá los tratos donde ha empeñado su palabra, aun cuando en ello pudiera perder la ganancia esperada. Sabe que es más importante su testimonio (y de mayor valía) que el hecho de obtener algún ingreso extra.

Por

tratarse

de

la

forma

cómo se manifiesta

En el trato que tiene para con sus semejantes, les trata con respeto y dignidad, es por ello que siguiendo las enseñanzas de la Ley del Dios, no participa de los proyectos donde la usura está presente.

Cuando prestares dinero a uno de mi pueblo, al pobre que está contigo, no te portarás con él como logrero, ni le impondrás usura. Éxodo 22:25

Los conceptos de justicia y honestidad, evitan que medre a costa de la vida de otra persona, pues reconoce en su prójimo a otros que también pueden ser llamados a ser pueblo de Dios.

38
38

Reconoce que abusar del pobre que tiene que recurrir a un préstamo es contrario a la voluntad de Dios, por atentar contra la dignidad del otro. 36 No tomarás de él usura ni ganancia, sino tendrás temor de tu Dios, y tu hermano vivirá contigo. 37 No le darás tu dinero a usura, ni tus víveres a ganancia.

Levítico 25:36-37

Afectar al pobre ganando a costa de él, es un prejuicio a la misma humanidad. Y significa no solo no reconocer la dignidad de mi semejante, sino también considerar la dignidad que Dios nos ha dado como insignificante. Pues al ser todos participantes de un mismo proyecto de Dios, la dignidad del otro es al mismo tiempo la mía. Por ello no se hará participe de proyectos que puedan poner en cuestionamiento la sobrevivencia digna de alguno de sus semejantes. Incluso como practicante de la justicia, habrá de señalar como un pecado social cuando otros así lo practiquen.

La integridad cristiana, es uno de los valores que han de caracterizar a cada miembro del cuerpo de Cristo. De modo que en el trato con los demás por ser practicantes de una vida honesta, habrán de abstenerse de la práctica del soborno.

En el sentido pasivo, hemos de evitar ser sobornados, en cualquiera de las formas que este se presente. Pues el soborno, si bien en ocasiones se hace en forma económica o en especie. También en ocasiones adquiere otras formas.

39
39

Como es el tráfico de influencias, otros momentos adquiere formas más sutiles, pero no por ello menos eficientes, pues el chantaje sentimental, también tiene como propósito el vulnerar la justicia, para obtener el bien o el favor deseado, sin respetar los derechos de los otros y quebrantando la justicia y en ocasiones la legalidad.

En su sentido activo, hemos de cuidarnos de no practicar el cohecho o soborno para la obtención de lo que nos interesa. En lugar de ello, hemos de aprender a esperar en Dios, en su Justicia, bondad y providencia. Creyendo que el proveerá lo necesario para la subsistencia nuestra y la de los que dependen de nosotros.

Evitar la práctica del sobornos, tiene propósitos más amplios que la moralidad. Pues si bien vivimos en una sociedad acostumbrada a ese estilo de vida. Nuestra motivación no está en la moralidad. Sino en poder reflejar la presencia de Dios en este mundo.

para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; Filipenses 2:15

40
40
Libertad con sabíduría Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de

Libertad con sabíduría

1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; 2 por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, 3 prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad. 4 Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias; 5 porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado. 1 Timoteo 4:1-5

El uso de la libertad es un signo de madurez

Conforme los niños van creciendo van adquiriendo más capacidades y con ello, van adquiriendo más libertades. Sin embargo en el proceso mismo, es común que no tengan el conocimiento adecuado y pueden llegar a tener accidentes, muchos de ellos sin consecuencias, pero si no se les sigue instruyendo acerca de las libertades que adquieren, es posible que se puedan causar daños irreparables.

Por ejemplo un niño aprende a andar y con ello la libertad de andar por toda la casa, pero hay espacios dentro de la casa que pueden ser peligrosos para él. Sus padres, han de ir

41
41

instruyéndolo acerca de ello, por ejemplo aproximarse a una escalera puede ser peligroso para él. Su andar sin embargo más adelante le llevará a salir de casa, seguramente los primeros pasos acompañado de sus padres, pero poco a poco también deberá aprender que en la calle ha de conducirse con sabiduría al cruzar las calles. Abusar de su libertad y cruzar sin ningún cuidado puede causarle la muerte.

Con el paso del tiempo, andar en las calles será algo común para el ahora joven. Ha adquirido capacidad para poder deambular libremente. Pero eso no quiere decir que pueda usar su libertad irrestrictamente. Pues si bien puede ahora tiene libertad para estar en muchos sitios, ha de usar el siguiente principio para el uso de su libertad.

Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica. 1 Corintios 10:23

La libertad es un don que Dios nos ha dado, para que la disfrutemos, pero hemos de aprender a usar con sabiduría para que resulte en bendición para nuestra vida.

La sabiduría para usar la libertad, que Dios nos ha dado, se deriva del conocimiento de la voluntad revelada de Dios. Por ello Él nos doto de la presencia del Espíritu, para que conociendo la verdad fuéramos verdaderamente libre.

y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Juan

8:32

42
42

Cuida la libertad que Dios te dio

En la medida que el cristianismo se ha propagado por el mundo, han crecido también a su lado otros grupos que con la intención de llevar la verdad más lejos de lo revelado y terminan creando interpretaciones ajenas a las Escrituras.

Para la época del ministerio de Jesús ya había ese tipo de desviaciones. Sobre enfatizaban ciertos puntos de la Escritura, de tal forma que lo enseñado por ellos, provocaba que las personas se alejaran del mandamiento de Dios.

Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. Marcos 7:8

Esta

actitud persiste hasta

el

día

de

hoy,

los errores de

interpretación

bíblica

se

siguen

sobreponiendo

a

lo

enseñado en las Escrituras y se reproducen

generacionalmente, perpetuando y tendencia del error.

acrecentando

la

Cuatro tendencias comunes son:

Judaizar al Cristianismo: Hoy es común encontrar un sinnúmero de grupos de corte mesiánico. Su tendencia es repetir ciertas prácticas judías, como si se tratara de un modo de ser más cristiano. Olvidando lo enseñado en la Biblia sobre el no judaizar. Gal. 2:14

43
43

Sincretización de la fe: Crean un acomodo de los conceptos mágico religiosos de la cultura, y revistiéndolos de un barniz cristiano. Son presentados como una versión más espiritual y cercana a las personas. Cuando en realidad les están vendiendo su propia religiosidad del animismo ancestral.

Religiones de éxito: Todos sus predicadores son presentados como pertenecientes al grupo de Ricos y Famosos. No es raro que entre estos estén relacionados algunos artistas que se han hecho cristianos. Su producto es fácil de conseguir en el amplio mercado religioso evangélico que se ha creado. Ha resultado fácil olvidar que nuestro Salvador, se hizo pobre, de tal forma que no tuvo en donde recostar su cabeza.

Sensualidad espiritual: Sin duda que los seres humanos somos también personas con sentimientos y no solo es intelecto. Pero cuando la religión pasa a ser solo la búsqueda de la experiencia sensual, se convierte en un camino interminable, pues la experiencia de los sentidos, siempre ha de ir más lejos. La experiencia de catarsis que se genera con el canto y danza, son interpretados como fruto de la llenura del Espíritu, cuando lo que más se ha enfatizado es el darle gusto a la carne.

Cada una de están tendencias, tienen su propia forma de limitar la libertad cristiana. Algunas ocasiones imponiendo formas de vestir, comer, etc.

44
44

En otras ocasiones la fe la tornan sobre objetos o personas. Creando una especie de amuletos o fetiches. Cuando la fe bíblica habla de ver al invisible.

En

el

tercer

caso

se

le

venden

a

las

personas

falsas

esperanzas de éxito, que se suelen pagar caro

económicamente

además

a

la

obediencia

irrestricta

al

ministro

o

al

grupo.

Claro

siempre

hay

uno

que

si

experimento el éxito

como

muestra

de

que

el

sistema

funciona y así poder seguir manteniendo el sueño de éxito.

En el cuarto caso el enardecer los sentidos, tiene sus consecuencias, y es donde más abusos de personas se suelen generar. Pues una vez que los centros de los sentidos son afectados, es mucho más sencillo manipular a las masas.

Las cuatro tendencias, comparten elementos comunes.

  • 1. Uso superficial de las Escrituras.

  • 2. Personalidades fuertemente carismáticas

  • 3. Religiones centradas en el ser humano

La libertad que Dios nos ha dado es valiosísima, costó la vida de Jesús. Hemos de mantenernos firmes en ella sin participar de tendencias que nos hagan desvalorar la gracia.

Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5:1

45
45

Disfrutar la libertad con responsabilidad

De inicio nuestro título podría parecer una paradoja, pero ese es justo el mensaje que viene desde el inicio de la Biblia.

Dios creo un Edén y puso a Adán y a Eva en el para qué

disfrutaran de lo que Dios

había

hecho

para

ellos.

La

encomienda es que lo usarán para los propósitos para los que se los dio.

Pongamos un ejemplo. Un teléfono celular, tiene funciones específicas para el cual fue diseñado. Y puede operar eficientemente, si lo utilizas para ese propósito y le das el cuidado adecuado. Pero cuando lo usas de forma diferente a los propósitos para los que fue diseñado o no lo cuidas adecuadamente. Seguramente su vida útil habrá de disminuirse considerablemente. Y no es difícil que pronto quede inutilizado.

Dios nos diseñó con propósitos específicos, y de hecho aun cuando todos compartimos una misión común consistente en darle la gloria a Dios y disfrutar de su presencia. También podemos fácilmente identificar que ese dar la gloria a Dios, adquiere dimensiones particulares, en cada uno de nosotros.

Los propósitos específicos de Dios para cada uno de nosotros, están relacionados con los dones y talentos que Él nos ha otorgado. Así como el entorno específico donde nos ha puesto para que desde esa experiencia exclusiva disfrutemos de Su presencia y demos frutos para su gloria.

46
46

Podríamos decir en ese sentido que hay un proyecto específico para cada uno de nosotros. Donde ejercemos la libertad que Dios nos ha dado, la disfrutamos y le honramos de acuerdo con lo que el mismo nos ha dado. Usemos los siguientes versículos para poder visualizarlo.

De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. Romanos 14:12

Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas. 1 Corintios 16:2

Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno, para edificación. Romanos 15:2

Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. 1 Pedro 4:10

Los cuatro versículos representan un área específica, pero mantienen en común el énfasis de que cada uno, de nosotros, como creyente maduro ha de ser responsable de lo que Dios le ha dado.

  • 1. El cómo usamos la libertad, y los dones que Dios nos ha brindado es un asunto personal. Pero nuestras individualidades tienen repercusiones en el conjunto del pueblo creyente. David peco, y las consecuencias

47
47

fueron para todo el pueblo. Como responsables de familia, pecamos y las consecuencias pueden repercutir en toda nuestra familia. Un pecado individual, también repercute en toda una iglesia. Entonces, si bien es cierto que habremos de dar cuentas solo por lo nuestro, lo que hacemos también beneficia o perjudica a la comunidad completa.

  • 2. Nuestra respuesta en gratitud a lo que Dios nos dio es también personal. Damos de lo que Él nos dio. No se trata de poner cuotas ni hay mínimos o máximos establecidos. Cada uno, hemos de nosotros ha de dar gracias y participar de la obra, de acuerdo al nivel de bendiciones que ha recibido y de la gratitud que manifiesta para Dios.

  • 3. El servicio al prójimo, también es de carácter individual. Si bien en ocasiones hemos de organizarnos como iglesia para servir a nuestra comunidad. El servicio empieza en lo individual, de acuerdo a lo que tú posees y que te ha sido dado por Dios, en dones, tiempo, habilidades, etc.

  • 4. Los dones que hemos recibido no son para usufructo personal sino para bendición de la comunidad. Al ejercerlos eficientemente, estamos contribuyendo a la edificación del cuerpo de Cristo.

Se trata entonces de ser buenos mayordomos de la libertad que Dios nos ha dado. Esa mayordomía inicia cuando usamos sus dones para darle la gloria a Dios y para bendición de su pueblo.

48
48

Centres d'intérêt liés