Vous êtes sur la page 1sur 1

Psico Ayuda Noviembre 2009

http://psicoayuda.jimdo.com

Claves para Mejorar

5 CONCEPTOS para ABRIRTE frente a los DEMÁS

veces reducimos nuestro círculo de relaciones por Aciertos prejuicios, temores o desinterés. Abrirlo solo

depende de nosotros. Ampliar nuestras relaciones y cuidar de las que ya tenemos precisa de un elemento básico: nuestra voluntad, a veces acallada por excusas como la falta de tiempo para los demás, el cansancio o el miedo a conocer a otras personas (miedo alimentado por prejuicios negativos como no creernos lo suficientemente interesantes, o no saber qué decir). Eliminar esas barreras mentales y mostrarnos más receptivos con los demás nos permitirá descubrir lo mucho que podemos ofrecer y recibir en ese intercambio con la sociedad que nos rodea. Te compartimos cómo hacerlo.

con la sociedad que nos rodea. Te compartimos cómo hacerlo. 1. AVANZA…EN MEDIO DEL TEMOR Es

1. AVANZA…EN MEDIO DEL TEMOR

Es importante saber que la mayoría de las personas, cuando nos tenemos que enfrentar a situaciones nuevas, acostumbramos a experimentar una sensación de cierta intranquilidad o ansiedad. Quienes se consideran menos sociables creen que son los únicos a los que les ocurre esto. Pero el problema no es tener miedo o ansiedad, sino qué hacemos con estos sentimientos. Cuanto más evitamos exponernos a situaciones nuevas, más nos aislamos. Hemos de buscar las relaciones, aunque tengamos una cierta ansiedad o temor, ya que éste puede ser el camino para hacerlo cada vez mejor.

2. DESCARTA… LA DESCONFIANZA

El miedo a que los demás nos rechacen es uno de los mayores obstáculos al que nos enfrentamos a la hora de relacionarnos. Las ideas pesimistas y equivocadas sobre nosotros mismos no nos ayudan a ser más sociables; al contrario, nuestra actitud negativa provoca en los otros desconfianza y el tan temido rechazo. Sí, a menudo, pensamos que cuando intentemos hablar con alguien nos va a ignorar, partimos de una actitud de desconfianza que genera en los demás la misma reacción; es decir, ellos pensarán que escondemos algo o que queremos pedirles alguna cosa. Esto, a su vez, reforzará la idea de que las relaciones se nos dan mal, y entraremos así en un círculo vicioso: nos convencemos de que no sabemos relacionarnos, no lo intentamos y nos concedemos cada vez menos oportunidades. Es necesario descartar esta desconfianza.

3. ACTÚA… COMO SI FUERA FÁCIL

Si cuando nos queremos relacionar con alguien mantenemos una actitud confiada, sonreímos y permanecemos relajados, es más fácil que las personas con las que estamos se muestren predispuestas y abiertas, y la relación sea fluida. Para poder lograr esa actitud, cuando no nos sale, espontáneamente, debemos actuar como si nos resultara sencillo hacerlo. Nuestra actuación nos ayudará a comprobar cómo cambia la reacción de los demás y, de esta manera, nos daremos cuenta tanto de los prejuicios que teníamos sobre nosotros mismos, como de nuestras habilidades sociales.

4. PRACTICA… HASTA LOGRARLO Para mejorar nuestro nivel de sociabilidad debemos dar pie, a modo de ensayo, a diferentes experiencias de relación con distintas personas, empleando el "como si supiéramos relacionarnos". De esta manera, podremos comprobar y admitir que hay personas con las que nos es más fácil conectar y otras que no nos gustan y a las que no les gustamos. La práctica, como en muchos casos, nos provee de esa confianza hasta lograr tener apertura social.

5. BUSCA… UNA SOCIABILIDAD A TU MEDIDA "Si tengo que llegar a ser una persona tan sociable como me imagino, mejor me quedo en casa solo", se dicen algunas personas. Y es que el tener expectativas muy alejadas de la realidad de uno mismo entorpece en lugar de ayudar. Podemos ampliar nuestras relaciones y dejar de evitar las situaciones sociales, pero lo que es verdaderamente difícil de conseguir es que, de la noche a la mañana, cambiemos tanto que queramos estar todo el día con gente, especialmente si somos personas a las que más bien les gusta la soledad. Con la práctica, podemos conseguir vivir más tranquilos, sin que las relaciones signifiquen un agobio para nosotros, pero sin dejar de ser como somos. ¿Cuál es la medida de tu sociabilidad?