Vous êtes sur la page 1sur 3

a las disposiciones relativas al arbitraje contenidas en el Artículo 37.2. (Ver pregunta 65.b, en la Quinta Serie de Preguntas).

RESPUESTA: PEMEX no está de acuerdo con su sugerencia.""

117. El Perito Independiente estaba facultado para hacer todo lo necesario para dar una opinión sobre cualesquiera disputas que las partes le remitieran. En la medida en la que fuera necesario considerar la interpretación de los contratos u otras cuestiones para resolver las disputas que le remitieran, el Perito Independiente tenía el derecho y la obligación de hacerlo de conformidad con -

(a)

los términos del COPF y del COPPU;

(b)

los términos de los convenios (incluyendo las prórrogas de los mismos) mediante los cuales había sido nombrado;

(e)

la conducta de las partes al remitirle disputas.

118. Adicionalmente o de manera alternativa al párrafo anterior, CONPROCA sostiene que la facultad del Perito Independiente para considerar las cuestiones referidas en el párrafo anterior sería resultado de la obligación del Perito Independiente de resolver las controversias técnicas: véanse los artículos 1839 y 1853 del Código Civil.

Carácter definitivo de los Dictámenes del Perito Independiente, salvo en caso de "error manifiesto "

119. Las partes acordaron que la opinión del Perito Independiente sería final y obligatoria, salvo en caso de "error manifiesto": cláusula 23 del COPF; cláusula 13.2 del COPPU.

120. La expresión "error manifiesto" no está definida ni en el COPPU, ni en el COPF ni en disposición alguna de las Leyes Mexicanas, tampoco hay ninguna jurisprudencia en México que ayude a dotar de significado al término.

121. En tales circunstancias, es adecuado atribuir a las palabras su sentido literal: véase el Artículo 1851 del Código Civil Federal. Las definiciones aplicables que se encuentran en diccionario son:

(a)

El Diccionario Jurídico Mexicano establece que el término "error": " contrario a la realidad objetiva."

sería

lo

(b)

El Diccionario de la Lengua Española (22 3 Edición de la Real Academia Española) establece que el término "manifiesto" significa "patente" y "claro".

122. Tomando en cuenta los elementos anteriores, la cuestión de "error manifiesto" será probada sólo en el caso de que el dictamen del Perito Independiente sea patente o claramente contrario a la realidad objetiva.

123. Esta conclusión es consistente con la ley en otras jurísdicciones en donde la necesidad de probar que hubo "error manifiesto" es una limitación conocida a la capacidad de una parte de revisar una decisión tomada por alguien encargado de

11 Apéndice 11 de este documento.

-26-

formular decisiones (por ejemplo, un perito independiente o un árbitro) recurriendo a otro órgano decisorio (por ejemplo, un tribunal). Por lo tanto:

(a)

en la sentencia inglesa en el caso de Dixons vs Murray-Oboynski (1987) 86 BLR 16, el Juez Bowsher QC consideró específicamente un contrato en el que las partes habían convenido que ciertas cuestiones se remitieran a un perito independiente para su resolución y que su decisión "será final y obligatoria para las partes, salvo en el caso de error manifiesto". Su Señoría-

(i)

se refirió con aprobación (en las páginas 28 y 32) a una decisión anterior del Juez Potter no publicada, que había considerado una cuestión similar y concluía (énfasis añadido):

 

"La cuestión principal es que se acuerde que la resolución, según la misma se haya hecho, sea definitiva y obligatoria En lo que respecta a la solicitud de pruebas testimoniales,

desde mi punto de vista no hay diferencia en que, en este caso, las partes hayan convenido de conformidad con su contrato que

no estarían obligadas en caso de 'error manifiesto'.

Mediante

el empleo de la palabra 'manifiesto', es claro que no por ello tenían la intención de ampliar al alcance de la averiguación del tribunal más allá del ámbito de la resolución misma, cualquier razonamiento incluido en ella o discernible en su texto";

 

(ii)

concluyó que (énfasis añadido):

 

"Las partes han convenido en que la decisión del [perito independiente] es final y obligatoria para todas las partes, salvo en el caso de error manifiesto. Un error manifiesto es un error 'que puede percibirse fácilmente con la vista o con la mente'

(Chambers Twentieth Century

 

Encuentro que la interpretación fiel de las palabras del

convenio como un todo

,

de error

por parte del

[perito

independiente] para ser manifiesto debe ser claro y evidente en el texto de su decisión por escrito. El error debe ser manifiesto; los términos del convenio no contemplan un error que después de una prolongada investigación pueda volverse manifiesto."

(b)

el requisito de que haya "error manifiesto" antes de que se permita una apelación se interpreta como una necesidad en el sentido de que el error sea evidente y susceptible de ser percibido fácil e instantáneamente por una persona promedio calificada para actuar como árbitro: véase Brandeis Intsel Ltd vs Calabrian Chemicals Corp 656 F. Supp 160 (SDNY 1987) en el que un Tribunal de Nueva York consideró la frase "descrédito manifiesto" [maniftst disregardj como base para anular un laudo arbitral.

-27-

(e) las palabras "error manifiesto" se consideraron en la decisión Australiana en el

caso Promenade lnvestments Pty Ltd vs State of New South Wales (1992) 26

NSWLR 203 at 221 -222 and 225-226. Sheller JA era de la opinión de que se contemplaba algo que era evidente o patente, a diferencia de algo que era apenas sostenible.

124. Es evidente, por lo establecido anteriormente, que el empleo de la palabra "manifiesto" para calificar la palabra "error" es prueba de la intención contractual de limitar en gran medida las circunstancias en las cuales el dictamen del Perito Independiente no sería definitivo y obligatorio. El dictamen será definitivo y obligatorio a menos que en el mismo haya error manifiesto. Un error sería "manifiesto" si es patente, claro y evidente o susceptible de percibirse instantáneamente.

125. El significado de la palabra "manifiesto" sugiere también que el error debe existir en el texto del dictamen del Perito Independiente. Si es necesario ir más allá del dictamen para considerar de nuevo las pruebas y argumentos que se presentaron al Perito Independiente, entonces el supuesto error dificilmente podría considerarse como "manifiesto".

126. De allí se desprende que, al determinar si existe "error manifiesto", el Tribunal debe considerar únicamente el dictamen del Perito Independiente y no las presentaciones, apéndices, u otras pruebas entregadas al Perito Independiente o en las que ahora se basa PEMEX. Iría en contra de la finalidad del empleo de la frase "error manifiesto" que cualquier parte desfavorecida por el dictamen del Perito Independiente pudiera en efecto volver a plantear toda la cuestión con el mismo material al que tuvo acceso el Perito Independiente.

Impugnación del Dictamen del Perito Independiente

127. De conformidad con las leyes mexicanas, los contratos obligan a las partes a las consecuencias que, de acuerdo con su naturaleza, resulten de la buena fe, el uso y la costumbre o la ley; véase el Artículo 1796 del Código Civil Federal que establece (énfasis añadido):

"Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento, excepto aquellos que deben revestir una forma establecida por la ley. Desde que se perfeccionan obligan a los contratantes, no sólo al cumplimiento de lo expresamente pactado, sino también a las consecuencias que, según su naturaleza, son conforme a la buena fe, al uso o a la ley."

128. La buena fe implica que se permita a las partes proceder con sus obligaciones contractuales oportunamente y con la mayor certeza posible. Si cualquiera de las partes pudiera impugnar un dictamen hecho por el Perito Independiente sobre una controversia técnica meses (o incluso años) después de que fuera emitida sin tener que dar notificación de su intención de hacerlo, las partes estarían siempre en un estado de incertidumbre sobre su postura, y no podrían basarse en, ni cumplir con, el dictamen del Perito Independiente en caso de que la resolución fuera impugnada

-28-