Vous êtes sur la page 1sur 11

Fe Bahá'í - Venezuela

¿Los Bahá'ís Creen en el Cielo y el Infierno?

Muchas personas rechazan la religión por causa del concepto del eterno abrasamiento en el fuego del infierno. No
pueden aceptar a un Dios Quien quema a Sus impotentes criaturas a traves de toda la eternidad. Se trata este concepto
en detalle porque tantas personas son afectadas por ello.

Para ser leal a la Palabra de Dios y justo con nosotros mismos, no debiéramos rechazar o ignorarla solo porque no nos
gusta. Lo que deseamos no cambiará la realidad. Más bien deberíamos dar frente a la realidad con plena confianza,
coraje y sin temor. En vez de ignorar esta decisiva Palabra o reprimirla, deberíamos investigar y entenderla.

La perspectiva bahá'í del infierno y el Cielo difiere bastante de las creencias tradicionales. Bahá'u'lláh enseña que el
Cielo es la cercanía a Dios y el infierno la lejanía de Su Presencia. La verdadera felicidad origina de la reunión con Dios, y
la miseria la separación de Su gloria.

¡Oh Hijo del Hombre!

No te alijas a menos que estés lejos de Nosotros. Y no te regocijes a menos que te acerques y vuelvas a Nosotros.

Bahá'u'lláh [i]

Bendito aquel que se aproxima a Él y ¡ay!, de aquellos que se hallan lejos.

Bahá'u'lláh[ii]

Un corazón desprovisto de amor está en el infierno en la tierra y es una indicación que estára allí en el mundo venidero.
"Un hombre dijo a su huésped, 'Nuestra aldea ofrece muchas ventajas. El problema principal que tenemos radica en la
gente y el suministro de agua.' El huésped respondió, 'Eso me hace recordar del infierno. El problema principal en allí
radica en la falta de gente amorosa y aguas vivientes.'” El camino hacia el infierno es pavimentado con la apatía,
impureza, e injusticia y el infierno mismo con, “¡Ojalá que hubiese…! ¿Por qué no lo hice? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por
qué? Esto es lo que la metáfora bíblica del, “gusano que no muere” significa.

… infierno… el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.

Jesucristo (Marcos 9:44)

La gente tiene la tendencia de o dramatizar las consecuencias del infierno en términos ardientes y temerosos o
considerarlas con ligereza, como una índole de cuento de hadas. Ambos extremos son incorrectos, injustificados e
insanos; el primero nos conduce al temor irracional y excesivo, y el segundo a la apatía y falta de preocupación por las
consecuencias de nuestras acciones.

Dios envía una invitación a todas las personas para que entren al Paraíso. Sus puertas están abiertas de par en par, sin
embargo, algunas personas escogen acciones que no les permiten entrar:

En el Primer Día, Nosotros ciertamente abrimos de par en par las puertas del Paraíso a todas las gentes del mundo y
exclamamos: “¡Oh todos los seres de la creación! Esforzaos por lograr la entrada en el Paraíso, puesto que durante toda
vuestra vida os habéis aferrado a la buenas acciones para poder entrar en él”. Sin duda todos los hombres anhelan
entrar a él, pero desgraciadamente no pueden hacerlo por lo que sus manos han forjado.
http://www.bahai.org.ve Potenciado por Joomla! Generado: 2 May, 2007, 18:49
Fe Bahá'í - Venezuela

El Báb[iii]

Aquel que es un verdadero creyente vive en este mundo y en el venidero.[iv]

Bahá'u'lláh

Nuestro Creador nos asegura que la llave para el Reino será nuestra si extendamos nuestra mano. Él nos dice que el
Cielo, con toda su gloria y esplendor, será nuestro hogar si lo busquemos con todo nuestro corazón y alma.

Bahá'u'lláh hace esta declaración acerca del destino de “los infieles” - los que niegan los nuevos Mensajeros y
Redentores de Dios:

Las almas de los infieles, no obstante - y de ello soy testigo - al exhalar su último suspiro serán informados de lo
bueno que se les ha escapado, por lo cual lamentarán su condición, y se humillarán ante Dios. Continuarán así
después de que se hayan separado de sus cuerpos.

Bahá'u'lláh[v]

Como el pasaje implica, al mismísimo instante de la muerte, aun antes de que el alma haya separado del cuerpo y
entrado al próximo reino, todos los velos de la auto-decepción son quitadas ante nuestros ojos. De repente, reconocemos
todas las excusas que hemos utilizado para negar a Dios y a Sus Mensajeros y así vivir una vida egoísta. El instante de la
“resurrección” llega antes de que hayamos soltado el cordón de la vida.

El Báb habla de la “angustia de remordimiento”:

Esta vida mortal es seguro que perecerá, sus placeres están destinados a desvanecerse y dentro de poco regresaréis
a Dios, angustiados por el remordimiento… y os encontraréis al instante en la Presencia de Dios y seréis interrogados
acerca de vuestras acciones.

El Báb[vi]

El Báb define al paraíso y al infierno como sigue:

El Paraíso es la obtención de Su complacencia y el fuego eterno el infierno de Su enjuiciamiento mediante la justicia.

El Báb[vii]

El Cielo y el infierno no son lugares sino condiciones que puedan existir en ambos mundos, en este y en el próximo.
Hallarse en el fuego infernal es estar lejos de Dios, la Fuente de toda alegría y perfección, y tener una sensación de un
deseo ardiente de alcanzar Su Presencia.

El sufrimiento de infierno proviene no sólo por hallarse lejos de Dios sino también por estar cerca de los impíos.

El Paraíso está engalanado con místicas rosas y el infierno arde como una hoguera con el fuego de los impíos.

Bahá'u'lláh[viii]
http://www.bahai.org.ve Potenciado por Joomla! Generado: 2 May, 2007, 18:49
Fe Bahá'í - Venezuela

Obviamente no hay mucha alegría en el infierno. ¿Qué pasa cuando una multitud de gente miserable se congregan?
¿Qué pasa cuando el fuego de la lejanía se propaga de persona a persona? ¿Qué pasa cuando, en vez de decir, “soy
feliz”, la gente sigue lamentándose con remordimiento, “ojalá que fuera… si sólo hubiese…?” En el Cielo hay una abundancia
de perfume de las “místicas rosas”; en el infierno una abundancia del ardiente deseo por la alegría de la cercanía a Dios.
¡Qué contraste, no!

La complacencia de Dios es la llave maestra del Paraíso. Los siguientes versos declaran que el Cielo es para los que
aman a Dios y para los que Le complacen. ¿Cómo podemos, realmente, amar a Dios y complacerle? Amando y
obedeciendo a Aquel Quien habla por Él. Obedecer es la inevitable consecuencia de amar.

En cuanto al Paraíso: Es una realidad y no puede haber duda alguna acerca de ello, y ahora en este mundo se cumple
por medio del amor hacia Mí y a Mi beneplácito. A quienquiera lo logre Dios le ayudará en este bajo mundo, y después
de la muerte Él lo admitirá en el Paraíso cuya inmensidad es la del Cielo y la tierra. Allí… el Sol de la Belleza inmarcesible
de su Señor en todo momento derramará Su brillo sobre él, y brillará tan esplendorosamente que nadie podrá
soportar mirarle. Tal es la dispensación de la Providencia, sin embargo, la gente está oculta tras un velo cruel.

Bahá'u'lláh[ix]

La siguiente cita asemeja el amor de Dios con el Paraíso:

¡OH HIJO DEL SER!

Tu Paraíso es Mi amor; tu morada celestial, la reunión Conmigo. Entra, no tardes. Esto es lo que ha sido destinado para ti
en Nuestro Reino de lo Alto y Nuestro exaltado Dominio.

Bahá'u'lláh[x]

Recientemente una pariente nuestra - una maravillosa y bien-educada bahá'í - murió a una edad joven. Pronto después
de su muerte ella apareció en un sueño a su tía. Cuando ella la preguntó cómo está todo allá, “Mejor de lo que nos había
contado.” Entonces agregó, “Te aparezco como prefiero.” Como evidencia, instantáneamente cambió el color de su vestido.
Por decir, “Mejor de lo que nos había contado,” ella se refirió a las referencias de Bahá'u'lláh de las indescriptibles glorias
y bellezas del más allá, tales como las siguientes declaraciones:

Tal es la posición ordenada para el verdadero creyente, que si en medida menor que el ojo de una aguja fuese revelada a
la humanidad la gloria de esta posición, todo observador se consumiría en su anhelo por alcanzarla. Por esta razón se ha
decretado que, en esta vida terrenal, la medida completa de la gloria de su propia posición permanezca oculta a los ojos
de tal creyente.

Bahá'u'lláh[xi]

No nos atrevemos a descorrer, en este Día, el velo que oculta la exaltada posición que cada verdadero creyente puede
alcanzar, por cuanto el júbilo que tal revelación provocaría bien pudiera ser causa de que algunos sufrieran un
desvanecimiento y perecieran.

Bahá'u'lláh[xii]

Sabe, de cierto, que si el alma del hombre ha caminado en los senderos de Dios, seguramente regresará y será
recogida en la gloria del Amado. ¡Por la rectitud de Dios! Alcanzará una posición tal que ninguna pluma puede retratar, ni
lengua describir. El alma que se ha mantenido fiel a la Causa de Dios y ha permanecido invariablemente firme en Su
Sendero poseerá, después de su ascensión, un poder tal que todos los mundos que el Todopoderoso ha creado
http://www.bahai.org.ve Potenciado por Joomla! Generado: 2 May, 2007, 18:49
Fe Bahá'í - Venezuela

podrán beneficiarse de ella.

Bahá'u'lláh[xiii]

Esta vida es una preparación para nuestro examen final. Si deseamos entrar las mansiones celestiales y ver el banquete
del Reino, debemos obtener nuestro permiso aquí y ahora, durante los días que aún son nuestros. Como Jesucristo
declara, las puertas permanecerán cerradas a los regazados y dilatadores.

(Mateo 25:1-13)

Nuestra vida aquí es como una gran obra de arte. Llevamos un broche en nuestra mano. Tenemos la opción de hacer una
obra maestra, una obra mediocre, o un diseño horrible. Cada acto toca el lienzo.

Este mundo es un lugar de pruebas. El certificado final depende de las notas que ganamos aquí. Nuestro Creador nos
dice cómo deberíamos vivir, y luego nos deja solos para elegir el curso de nuestro destino. Como un maestro, Él deja la
responsabilidad para aprender y aplicar el conocimiento enteramente a nosotros.

La gran ingenuidad de Dios permanece no tanto en crear el universo como en diseñar seres humanos de tal forma que
todos no busquen o deseen todas Sus dádivas celestiales. Algunos sólo toman una gota de Su vasto océano, otros un
puñado o copa. Pero unos pocos no están satisfechos hasta que casi ahogarse en Sus infinitas, fluyentes, y
encantadoras riquezas y munificencias. Lo que mantiene a tantos contentos con tan poco es uno de los misterios del
universo. “El evangelista estaba llegando a final de su ardiente sermón, su voz subió mientras tronó, ‘¿Quieren llegar al
Cielo? ¡Todos que quisieran llegar al Cielo que se levanten! La congregación se levantó como un todo, con excepción de
Jed Hatfield, el derelicto local. Por un segundo, el predicador se quedó mudo, luego demandó, ‘Hermano Hatfield, ¿quieres
ir al Cielo? Jed le miró y dijo, ‘No; estos cerros de Tennessee son suficientes para mí.’”

Sólo podemos especular que cuando Dios hizo el universo, Él sabía que a algunas personas les encantaría “colmarse
siempre de pecados” (I Tesalonicenses 2:16), de hacerse ciudadanos del infierno, y que otros amarían santificar sus
almas al máximo y llegar a ser ciudadanos del Cielo. Dado que Dios ama a todas las personas, Él se aseguró de que
ambos grupos podrían satisfacer sus deseos. Sorprendente como pueda parecer muchos hacen todo posible para llegar
a ser calificados para el infierno. No pierden ninguna oportunidad de recibir un cupo para su alma en “el fuego” de la
lejanía de la alegría. El camino hacia el Cielo es muy llano, pavimentado con la paz, el amor, la armonía, la esperanza, la
fe y la alegría. El camino hacia el infierno es muy accidentado, pavimentado con el prejuicio, la cólera, la venganza, el
odio, la avaricia, y el rencor. Sin embargo, muchos optan por el accidentado camino directo al valle de la muerte y la
lejanía de Dios.

Otra potencial que Dios nos ha dado es la habilidad de dedicarnos al auto-decepción. Sin ella, la vida llegaría a ser
extremadamente dolorosa. La auto-decepción nos ayuda a ocultar nuestros verdaderos motivos y a extender nuestra
libertad de elegir. ¿Has conocido alguna vez a alguien que creyera que iba a ir al infierno? Parece que todos creen que
fueron creados para el Cielo.

El ateo: “Realmente, ¿crees que Jonás pasó tres días y noches en la panza de una ballena?”

El predicador: “No sé, señor, pero cuando llegue al Cielo le preguntaré.”

El ateo: “Pero, ¿sí él no esté en el Cielo?”

El predicador: “Entonces, ¡pregúntale tú!”

Mientras estamos en la tierra tenemos dos deberes: el primero es conocer, amar y glorificar a Dios; el segundo es
demostrar nuestro amor y fe por medio de buenos hechos. Podemos mostrar nuestro profundo amor por Dios,
reconociendo Sus más recientes Redentores, el Báb y Bahá'u'lláh. Jesucristo dijo que quienes Le negaran, también
http://www.bahai.org.ve Potenciado por Joomla! Generado: 2 May, 2007, 18:49
Fe Bahá'í - Venezuela

negaron a Dios. Bahá'u'lláh hace la misma declaración. La siguiente declararon del Báb muestra las consecuencias de
negar el Redentor de la edad:

Pues si os llega un Profeta de Dios y no conseguís caminar por Su Sendero, Dios transformará vuestra luz en fuego.
Tened cuidado, pues, para que quizás, mediante la gracia de Dios y Sus signos, podáis redimir vuestras almas.

El Báb[xiv]

En el siguiente pasaje, el Báb revela las bendiciones que hay en permanecer leal a la Alianza de Dios:

No hay paraíso más maravilloso para cualquier alma que el estar expuesto a la Manifestación de Dios de su Día, oír Sus
versos y creer en ellos, alcanzar Su Presencia, que no es sino la Presencia de Dios, navegar en el mar del Reino
celestial de Su complacencia, y tomar de los frutos escogidos de Su Unidad divina.

El Báb[xv]

… no hay paraíso más sublime que la obediencia a las Ordenanzas de Dios… y no hay infierno más cruel que la
transgresión de Sus Leyes y la opresión de otra alma, aunque sea en la medida de un grano de mostaza. En el Día de la
Resurrección Dios juzgará, en verdad, a todos los hombres; y todos nosotros suplicamos Su bendición.

El Báb[xvi]

Este mundo, a pesar de sus dolores y tensiones, parece encantador y glamoroso. A menudo llegamos a ser tan
cegados por los glamoures terrenales que perdimos vista de las glorias celestiales. Un poco de riqueza espiritual vale
más que todas las riquezas terrenales, sin embargo, la gente se preocupa más por ganar centavos que por entrar al
paraíso. Los Grandes Mensajeros procuran despertarnos de nuestras ilusiones de apegamiento a este planeta, y atraer
nuestra atención de los placeres pasajeros a los esplendores del Cielo:

La noche ha sucedido al día, y el día ha sucedido a la noche, las horas y los momentos de vuestra vida han venido y se
han ido y, sin embargo, ninguno de vosotros ha consentido, ni por un instante, en desprenderse de aquello que perece.
Levantaos, que los breves momentos que aún os restan no sean disipados y perdidos. Vuestros días pasarán con la
rapidez del relámpago, y vuestros cuerpos serán sepultados bajo un dosel de polvo. ¿Qué podréis, entonces, lograr?
¿Cómo podréis expiar vuestro fracaso anterior?

Bahá'u'lláh[xvii]

La vida es breve pero preciosa. Estamos moviendo con increíble velocidad. Nuestro objetivo es descubrir el camino de la
felicidad y llegar al Cielo. Si retardamos en investigar y perdimos la oportunidad, si malgastamos la preciosa dádiva de
la libertad que es nuestra, no hay vuelta. Hoy en día la gente está constantemente apresurada y apurada. ¿Tienen una
destinación? “El parlante del gran jet hizo clic y la voz del capitán anunció en un tono claro y sereno: ‘ahora no hay razón
para la alarma, pero pensamos que los pasajeros deberían saber que por los últimos tres horas hemos estado volando
sin el beneficio de un radio, compás, o radar, debido a la avería de algunos componentes claves. Esto significa que no
estamos completamente seguro en que dirección estamos yendo. ¡Sin embargo, estarán felices de saber que estamos
avanzando rápidamente!’”

Después de pasar del reino terrenal, todas las almas tendrán la oportunidad de progresar en el reino celestial. Y dado
que todos tendrán esta oportunidad, los que están más lejos de Dios aquí en la tierra, continuarán, en relación con
otros, estando más lejos de Él en el otro mundo. Esta es la razón por qué se dicen que el infierno y el Cielo son eternos.
Las consecuencias de los buenos hechos realizados acá permanecerá con nosotros para siempre.

Lo que tejamos aquí, eso llevaremos con nosotros en el futuro. Después de pasar a otra vida, como 'Abdu'l-Bahá
declara, el alma continuará su jornada hacia adelante desde “el grado de pureza hasta el que ha evolucionado durante
http://www.bahai.org.ve Potenciado por Joomla! Generado: 2 May, 2007, 18:49
Fe Bahá'í - Venezuela

su vida en el cuerpo físico.”[xviii]

Tal como el vientre es el lugar de preparación para esta vida, esta vida es el lugar de preparación para la siguiente vida.
Debiéramos aprovecharnos de cada oportunidad para alcanzar el mayor desarrollo posible. Después de pasar de este
reino, no desfrutaremos de las ilimitadas oportunidades que hemos tenido aquí. Este mundo es una escuela. Nuestra
meta es graduarnos con honor y distinción. La unicidad y significación de esta vida yace en esta: ella determina nuestro
destino eterno.

Las condiciones de la próxima vida se hallan más allá de nuestra comprensión. Es fútil tratar de saber exactamente qué
ocurrirá o cómo será toda allí. Algún día todos tomaremos la jornada. Lo que necesitamos es paciencia y confianza.

Nuestra percepción de la vida venidera pueda ser tan perfecta - o tan imperfecta - como la de los niños. Los ejemplos
que siguen muestran cómo los niños piensan del Cielo:

“El cielo es un lugar donde Dios convierten a las muchachas en ángeles. Luego Dios hace lo que pueda con los
muchachos.” “Es un lugar dónde se puede comer toda la pizza que quieres y nunca sufres un dolor de estómago”. “Jesús
está en el cielo. Él lidera las oraciones y creo que a Él le gusta empeñarse en la carpintería con Su Padre” “Si tomas un
viaje lejos del cielo, Dios siempre dejará las luces prendidas.” “El último que entre en el Cielo debe sacar la basura.
Pero no te preocupes por ello, porque en el Cielo aun la basura huele rico.”

En la siguiente declaración Bahá'u'lláh ofrece una visión de la vida venidera:

Sabe tú, ciertamente, que el alma, después de su separación del cuerpo, continuará progresando hasta alcanzar la
Presencia de Dios, en un estado y condición que ni la revolución de las edades y los siglos, ni los cambios y azares de
este mundo, pueden alterar. Perdurará tanto como el Reino de Dios, Su soberanía, Su dominio y poder perduren.
Manifestará los signos de Dios y Sus atributos, y revelará Su amorosa bondad y munificencia. El movimiento de Mi
Pluma se detiene cuando intenta describir apropiadamente la grandeza y gloria de tan exaltada posición. El honor con el
cual la Mano de la Misericordia investirá al alma es tal, que ninguna lengua puede describir. Bendita el alma que a la
hora de su separación del cuerpo está purificada de las vanas imaginaciones de los pueblos del mundo. Tal alma vive y
se mueve de acuerdo con la Voluntad de su Creador, y entra al más elevado Paraíso. Las Doncellas del Cielo,
habitantes de las más sublimes mansiones, la circundará, y los Profetas de Dios y Sus escogidos buscarán su
compañía. Esta alma conversará con ellos libremente, y les relatará lo que ha tenido que sobrellevar en el Sendero de
Dios, el Señor de los mundos. Si a algún hombre se le dijera lo que ha sido ordenado para tal alma en los mundos de
Dios, el Señor del Trono en lo Alto y de aquí en la tierra, todo su ser se inflamaría instantáneamente en Su gran anhelo
por alcanzar aquella exaltadísima, aquella santifica y resplandeciente posición…

La naturaleza del alma después de la muerte nunca podrá ser descripta; no es conveniente ni permisible revelar todo
su carácter a los ojos de los hombres. Los Profetas y Mensajeros de Dios han sido enviados con el solo propósito de
guiar a la humanidad en el recto Sendero de la Vedad. El propósito fundamental de Su revelación ha sido educar a todos
los hombres para que, a la hora de su muerte, puedan ascender, con la mayor pureza y santidad y con absoluto
desprendimiento, hacia el Trono del Altísimo. La luz que estas almas irradian es responsable del progreso del mundo y el
adelanto de sus pueblos. Ellas son como levadura que leuda al mundo del ser, y constituyen la fuerza animador por la
cual se manifiestan las artes y maravillas del mundo. Por medio de ellas las nubes derraman su munificencia sobre los
hombres, y la tierra brinda sus frutos. Todas las cosas tienen necesariamente una causa, un poder motivador, un
principio animador. Estas almas y símbolos del desprendimiento han provisto, y continuarán proveyendo al mundo del
ser, con el supremo impulso motriz. El mundo más allá es tan diferente de este mundo, como lo es éste con respecto
al de la criatura mientras se halla en el seno de la madre. Cuando el alma alcance la Presencia de Dios, adquirirá la
forma que sea más apropiada a su inmortalidad y sea digna de su morada celestial...

Bahá'u'lláh[xix]

Así como Bahá'u'lláh indica:

· El alma humana continua avanzando después de su partida del cuerpo.

http://www.bahai.org.ve Potenciado por Joomla! Generado: 2 May, 2007, 18:49


Fe Bahá'í - Venezuela

· La naturaleza del alma no puede ser descrita completamente.

· El propósito de los Mensajeros de Dios es prepararnos espiritualmente no sólo para esta vida sino para la próxima.

· Las almas puras de los difuntos ejercen un profundo impacto sobre nuestras vidas.

· Este mundo comparado al próximo es como el matriz comparado a este mundo.

Las Escrituras sagradas contienen dos cruciales palabras acerca del infierno. Una es el “fuego,” la otra es “siempre.” Este
pasaje contiene ambas palabras:

Aquellos que han creído en Dios y en Sus signos son en vedad los seguidores de la Verdad y morarán en los Jardines
del placer, mientras que quienes no han creído en Dios y han rechazado lo que Él ha revelado serán los compañeros del
fuego, en el que permanecerán eternamente.

El Báb[xx]

El humo de su tormento sube por los siglos de los siglos.

(Apocalipsis 14:11)

La palabra “siempre” transciende la comprensión humana, sin embargo, debiéramos ponderar su significado
constantemente, ya que es el aspecto más significante de nuestra naturaleza. Cada persona pensativa debiera
ponderar el significado e implicaciones de esta más significativa palabra.

Edades y ciclos deben pasar antes de que recuperemos las perdidas bendiciones y honores que pueden ser nuestros
aun en un instante. Las posibilidades del progreso espiritual aquí son infinitas. Mientras estamos en el plano terrenal,
apenas precisa un momento para decidir dar el paso desde la oscuridad de la negación hasta la luz de la esperanza y fe.
El deleite eterno se halla sólo un paso del pesar y miseria eternos.

¡OH HIJO DEL AMOR!

Estás apenas a un paso de las gloriosas Alturas celestiales del divino Árbol del amor. Da ese paso y con el siguiente
avanza hacia el Reino inmortal y entra al Pabellón de la Eternidad. Presta oído entonces a los que ha sido revelado por la
Pluma de Gloria.

Bahá'u'lláh[xxi]

Cada persona inteligente debiera plantearse esta pregunta: ¿Vale la pena arriesgar una eternidad por un poco de
negligencia o inatención? ¿Es sabio ignorar las numerosas advertencias de Dios por razones o excusas triviales como:
“Estoy demasiado ocupado,” “No tengo interés,” o “Soy feliz con lo que ya tengo”?

Es difícil imaginar a un acto que sólo requiere tan poco esfuerzo pero ofrece tanta recompensa. Es difícil pensar en un acto,
que es el resultado de tan poca negligencia que produce consecuencias tan terribles.

Esta oración debiera ascender de nuestros corazones al Cielo cada momento de nuestras vidas:

http://www.bahai.org.ve Potenciado por Joomla! Generado: 2 May, 2007, 18:49


Fe Bahá'í - Venezuela

Todo lo que Te pido, oh mi Dios, es que antes de que mi alma parta de mi cuerpo me permitas obtener Tu
complacencia, aunque me fuera concedida por un instante más pequeño que la fracción infinitesimal de un grano de
mostaza. Pues si parte mientras Tú estás contento conmigo, estaré libre de toda preocupación o angustia; pero si me
abandona mientras Tú estás descontento conmigo, entonces, aunque hubiera realizado todas las acciones buenas,
ninguna me serviría y aunque me hubiese ganado todos los honores y glorias, ninguna de ellos serviría para ensalzarme.

El Báb[xxii]

A menudo quejamos de la adversidad - la pobreza, el dolor, la desesperación, la aflicción, la enfermedad, el desempleo, la


depresión, el fracaso, y la pérdida - y esforzamos con todo dentro de nuestra alcance para evitarlos. Sin embargo, rara
vez, pensamos en la adversidad más grande - la lejanía de Dios para toda la eternidad - y hacemos poco para evitarla.
Esta oración del Báb habla de este punto:

¡Oh mi Dios! ¡Oh mi Maestro! Yo Te imploro por Tus múltiples bondades y por los pilares que sostiene Tu Trono de
Gloria, que tengas piedad de estas gentes humildes que son impotentes para soportar las cosas desagradables de esta
vida fugaz; cuánto peor, pues, soportarían Tu castigo en la vida venidera - un castigo ordenado por Tu justicia, causado
por Tu ira y que seguirá existiendo eternamente.

El Báb[xxiii]

Tenemos control total sobre el Cielo o el infierno que creamos en ambos mundos. El amor en la tierra nos conduce al
esplendor, gloria, y paz del Cielo; el odio en la tierra nos lleva a la tristeza, aflicción, y dolor del infierno. Un corazón abierto
a la invitación de Dios en la tierra nos conduce a la puerta abierta de Su banquete celestial. Un corazón cerrado a la
invitación de Dios en la tierra nos lleva a la puerta cerrada de Su banquete celestial.

La más grande y esplendida corona de honor y gloria que un ser humano puede adquirir en la vida es reconociendo el
Redentor de su edad, amándolo, y viviendo por Su Ley. Al morir, cada alma lleva su preciosa corona consigo de aquí a
la vida venidera. Vivir y tener una oportunidad pero fallar en ganar esta gloriosa corona es una pérdida inimaginable. Es
infinitamente peor que todas las pérdidas, fracasos, y tragedias que un ser humano pueda sufriir en la vida. Dado que
no importa cuán severas las penas sean, eventualmente pasarán; pero el dolor de negar la dádiva más grande que
Dios da a los seres humaos - Sus supremos Mensajeros y Redentores - perdurará por toda la eternidad.

Es mejor la guía para aquél que es guiado que todas las cosas que existen sobre la tierra, pues mediante esta guía
tendrá, después de su muerte, acceso al Paraíso, mientras que mediante la posesión de los bienes del mundo terrenal,
recibirá su merecido. Así pues, Dios desea que todos los hombres sean rectamente guiados mediante la potencia de las
Palabras de Aquel a Quien Dios hará manifiesto. Sin embargo, los orgullosos no permitirán que se les guíe.
Permanecerán alejados de la Verdad, algunos debido a su sabiduría, otros a causa de su gloria y poderío, y aún otros
por razones propias, ninguna de las cuales les servirá a la hora de la muerte.

El Báb[xxiv]

El siguiente pasaje del Evangelio muestra que la “vida eterna” es otorgada a los que reconocen a Dios y a Su supremo
Mensajero Jesucristo:

Y esta es la vida eterna: que te conozcan a Ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a Quien has enviado.

Jesucristo (Juan 17:3)

Honrando el Único Dios es absolutamente esencial:

Él que no honra al Hijo, no honra al Padre que Le envió.

http://www.bahai.org.ve Potenciado por Joomla! Generado: 2 May, 2007, 18:49


Fe Bahá'í - Venezuela

Jesucristo (Juan 5:23)

El mismo principio es vigente hoy. El Espíritu es lo mismo, sólo el nombre ha cambiado. Para ganar la vida eterna,
debemos reconocer y confesar al Báb y Bahá'u'lláh, Quienes son enviados para nuestro tiempo. ¿Qué es el opuesto
de la "vida" eterna? Es la “muerte” espiritual. A la vista de Dios, él que rechaza a Su Redentor, ha rechazado a Él y es
contado como "muerto" espiritualmente. Para algunas personas esta conciencia pueda ser demasiado dolorosa, pero es
el derecho y responsabilidad de todos conocer.

Aquí está algunas oraciones bahá'ís para los difuntos:

¡Oh mi Dios! ¡Oh Tú Perdonador de los pecados, Él que confiere los dones, Él que disipa las aflicciones! Verdaderamente,
Te suplico que perdones los pecados de quienes han abandonado su vestidura física y han ascendido al mundo
espiritual. ¡Oh mi Señor! Purifícalos de sus transgresiones, disipa sus tristezas y cambia su oscuridad en luz. Permíteles
entrar al Jardín de la felicidad, límpialos con el agua purísima y concédeles que puedan contemplar Tus resplandores
sobre el Más Sublime Monte.

'Abdu'l-Bahá[xxv]

¡Oh mi Dios! ¡Oh mi Dios! Verdaderamente, Tu siervo, humilde ante la majestad de Tu divina Preeminencia, sumisa ante
la puerta de Tu Unicidad, ha creído en Ti y en Tus Versículos, ha atestiguado Tu Palabra, ha sido inmerso en las
profundidades del océano de Tu Conocimiento, ha sido atraído por Tus brisas, ha confiado en Ti, ha vuelto su rostro
hacia Ti, ha ofrecido sus súplicas a Ti y le han sido asegurados Tu perdón y clemencia. Él ha abandonado esta vida
mortal y ha volado hacia el Reino de la Inmortalidad, anhelado el favor de encontrarse Contigo. Oh Señor, glorifica su
posición, cobíjalo bajo el pabellón de Tu suprema Misericordia, hazlo entrar en Tu glorioso Paraíso, y perpetúa su
existencia en Tu exaltada Rosaleda, para que pueda sumergirse en el Mar de luz en el mundo de los misterios.
Verdaderamente, Tú eres el Generoso, el Poderoso, el Perdonador y el Conferidor.

'Abdu'l-Bahá [xxvi]

David Takagi

------------------------------------

[i] Palabras Ocultas, árabe, #35

[ii] Epístola al Hijo del Lobo, p. 54

[iii] Selección de los Escritos del Báb, p. 141

http://www.bahai.org.ve Potenciado por Joomla! Generado: 2 May, 2007, 18:49


Fe Bahá'í - Venezuela

[iv] Kitáb-i-Íqán, p. 81

[v] Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh, LXXXVI

[vi] Selecciones de los Escritos del Báb, p. 157

[vii] Ibíd., p. 153

[viii] Epístola al Hijo del Lobo, p. 125

[ix] Tablas de Bahá'u'lláh, p. 201

[x] Palabras Ocultas, árabe, # 6

[xi] Pasajes Inmortales, p. 9

[xii] Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh, VI

[xiii] Ibíd., LXXXII

[xiv] Selecciones de los Escritos del Báb, p. 143

[xv] Ibíd., p. 75

[xvi] Ibíd., p. 77

http://www.bahai.org.ve Potenciado por Joomla! Generado: 2 May, 2007, 18:49


Fe Bahá'í - Venezuela

[xvii] Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh, CLII

[xviii] La Sabiduría de 'Abdu'l-Bahá, p. 79

[xix] Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh, LXXXI

[xx] Selecciones de los Escritos del Báb, p. 62

[xxi] Palabras Ocultas, persa, # 7

[xxii] Selecciones de los Escritos del Báb, p. 183

[xxiii] Ibíd., p. 198

[xxiv] Ibíd., p. 93

[xxv] Oraciones Bahá'ís, p. 172

[xxvi] Ibíd., p. 173

http://www.bahai.org.ve Potenciado por Joomla! Generado: 2 May, 2007, 18:49

Centres d'intérêt liés