Vous êtes sur la page 1sur 5

Musica Sonora.

La música que los abitantes del estado escuchan es la norteña, la de banda y en menor
grado la moderna que tradicionalmente se escucha en el centro del país.

La yaquesita
Sonora y sus ojos negros
Sonora querida
El venadito
El moro de Cumpas
Maquina 501
El tarachi
Hermosillo Sonora de Juan Gabriel
Carcel de Cananea
La barca de Guaymas
La pilareña
Renunciación
Club Verde
El costeño
Esta tristeza mia
Morir soñando

Artesanías Sonora.

Sonora cuenta con una amplia variedad de artesanías mismas que se han trasmitido de
generación en generación, permitiendo guardar la identidad de nuestro Estado.

Esta es muy ligada a las tradiciones más sagradas de las etnias que dieron vida y forma
a Sonora; refleja una estética árida, acorde a estas tierras, con colores ocres y austeros,
reproduciendo los animales y el entorno propios del desierto de Sonora.

Todas las artesanías fabricadas dentro del Estado tienen un sentido útil, ya que se trata
en su mayoría de utensilios propios del hogar, complementos de vestimenta u objetos
con carácter religioso que utilizan los indígenas en sus celebraciones y las danzas que se
llevan a cabo durante sus fiestas y rituales.

. Alfarería
. Máscara de paskola , fariseo y chapayeca
. Llaveros de piel
. Huaraches de vaqueta
. Sillas poltronas
. Catres
. Vestidos fabricados por yaquis
. Petates guaries de palma
. Artesanías de barro (cajetes, cántaros, ollas)
. Artesanías de carrizo (petates y cortinas)
. Artesanías de raíces de árboles
. Artículos de piel (chamarras de piel, chalecos y pantuflas)
. Bateas
. Bordados en tela
. Hamacas
. Botas vaqueras
. Cabezadas de piel de bovino
. Canastos y cestos
. Candeleros
. Figuras de cantera
. Figuras de palo fierro
. Huaris (elaborados con tul o la hoja de carrizo)
. Herrería (herraduras, fierros de herrar, rejas y frenos)
. Ladrillos
. Lartigas
. Marcos de madera y hojalatería
. Muebles finos de madera
. Ollas y cajetes de barro
. Diversos objetos de cobre: ceniceros, pisapapeles, escudos
. Sillas y mesas de sauce y bejuco
. Sombreros
. Taburetes
. Trabajos con palma (sombreros, cestos, canastas)
. Artesanías marinas:figuras que se elaboran con productos extraídos del mar (conchas,
caracoles y otros)
. Talabartería (sillas de montar, huaraches de vaqueta, fustes, cintos, chaparreras, riatas,
chavindas, riendas, fundas para navajas)

Danza en Sonora

La danza más representativa del Estado de Sonora, y que ha caracterizado a nuestra


región a través de los años, es la llamada Mazoyiwua, o danza del venado; consiste en
una danza indígena atribuida a la cultura yaqui.

Vestimenta La indumentaria del venado consiste en un calzón o pantalón y un rebozo


que les cubre de la frente a la espalda, este se sostiene con un cinturón del que caen
pezuñas de venado; en las pantorrillas se enrollan hilos de capullos secos de mariposa
que le dan un sonido peculiar a los movimientos de los pies descalzos.

En las manos portan dos sonajas de dulce, con las que marcan el ritmo; el danzante se
cubre la cabeza con un trapo blanco, y coloca sobre éste una cabeza disecada de venado
adornada con cintas. El individuo que la ejecuta ha de representar a un venado al grado
de casi convertirse en dicho animal.

Instrumentos cada instrumento utilizado durante la danza es parte de una simbología


sobre la vida y la muerte representadas en el venado y todo lo que hay a su alrededor.

Ba-a Jiponia: un tambor que representa el latir del corazón del venado

Raspadores Jirurquias: la empalizada seca que atravieza siendo, corriendo ágil y con
cautela
Tanávaris o tenebois: el oído, sentido característico del venado que lo mantiene siempre
alerta

Kubaje: respiración agitada

Sonajas o Ume Ayam: nerviosismo y temblor

Rosario: los misterios de la vida

Cinturón o Riijuutiam: la alegría y ligereza del venado

Son dos músicos de "hirúkiam", el primer músico domina los cantos primitivos y los
entona en dialecto yaqui. Los instrumentos del danzante, producen sonidos de tierra,
agua y aire, ya que son completamente silvestres y naturales.

Danza Comienza con la música que toca la flauta de carrizo y un tambor, aparece el
venado con el sonido de las sonajas, la actitud del danzante es imitativa a los
movimientos del animal; es entonces cuando inicia una batalla, donde el venado
fulminado por la flecha inicia una lucha contra la muerte.

Aunque le faltan las fuerzas y desvanece, se levanta trémulo, el tambor que se escucha
representa los latidos su corazón. El venado, tembloroso se niega a morir, siente fuertes
sacudidas en su cuerpo, espasmos y calambres hasta que a pesar de su intento por
levantase, todo resulta fallido y queda totalmente inerte.

Alrededor se escucha el sonar de los instrumentos y los cantos, dando pie a que el
danzante, se convierta de alguna manera en el médium del espíritu del venado,
interpretando así sus pasos y movimientos, los cuales pueden ser tímidos, cautelosos,
ariscos y juguetones, dándole una característica muy especial y colorida a la
interpretación de la danza.

Tradición La danza debe ser efectuada por un indio yaqui al cual sus padres hayan
destinado desde la infancia para tal fin. Al niño se le educa desde un principio para que
actúe siempre como si fuera un venado e incluso recibe alimento especial para que
desarrolle un cuerpo esbelto y ágil que le permita imitar mejor los movimientos de este
animal. El venado es un cúmulo de cualidades que tienen armonía en su conjunto, la
realidad, la verdad y la belleza; ser danzante-venado es el ideal del indio yaqui.

Baile.
El baile tradicional del calabaceado surge como respuesta a una necesidad de
manifestación artístico-cultural del pueblo en los Estados de Sonora y Baja California.
Es una manifestación popular de los vaqueros de la región.

Este baile anteriormente conocido como baile vaquero, nace al final de los años
cincuenta, al ponerse de moda la música norteña, ritmo que permitiría que los vaqueros
y la gente del pueblo comenzaron a imitar algunas gracias del ganado, como los broncos
giros y patadas a manera de diversión.
El ritmo del baile calabaceado, pertenece al género del huapango, mayormente conocido
como huapango norteño, baile calabaceado, huarachazo o taconeado. A diferencia de
otros bailes regionales de zapateado que cuentan con momentos de descanso, este baile
por ser fuerte, explosivo y virtuoso no cuenta con descansos.

Sonora Bronco El nombre de "bronco" se debe a una expresión muy generalizada y


usual en todo el Estado de Sonora que hace alusión a las hombres más rudos y de
carácter indomable, sobre todo a los vaqueros que habitan en las zonas serranas
ganaderas y agrícolas localizadas en los límites con el Estado de Chihuahua, así como
las situadas en las zonas de las llanuras costeras y subdesérticas del noroeste.

Como es justo, después de algunas duras jornadas de sus diarias faenas, los rancheros
aprovechan muy bien sus días de descanso, divirtiéndose por cualquier motivo, en los
llamados "borlotes" o fiesteas del pueblo.

Resulta todo un espectáculo ver bailar a un vaquero o "bronco" sonorense, ya que es


debido a su actividad sobre el manejo del ganado da lugar a la formación de una
asombrosa habilidad para mover los pies; realizando una serie de pisadas enérgicas y
complicadas crea combinaciones de pasos y taconazos cruzados y girados hacia todos
lados, mezclados con ágiles saltos dando lugar al estilo único del sonorense.

Instrumentos El acompañamiento musical es el clásico, conjunto norteño, cuyos


instrumentos básicos son: acordeón, bajo sexto, tololoche (contrabajo) y tarola.

Vestimenta para el hombre, pantalón de tela de algodón (mezclilla) muy generalizada en


la región. Sólo en ocasiones especiales, trajes de corte vaquero y tela como el casimir y
gabardina. Se acompaña con camisa del mismo corte con botones de presión y chaleco
de piel; chaparreras, sombrero tejano de ala amplia doblada hacia arriba y botas de
punta.

La mujer, de Sonora siempre ha sido conservadora y recatada al vestir, debido a su


formación moral se le prohíbe mostrar sus atributos físicos.

El vestido es de telas vaporosas de algodón, con adornos de encaje rematando en cuello


alto. Son de una sola pieza con pasa listones y botonadura al pecho, así como mangas
bombachas de los puños a los codos. En este baile se usa botín alto, ya sea de cintas o
botonadura, conservando la belleza mestiza con hermosos rasgos europeos e indígenas,
toque que distingue a las mujeres de Sonora de las del resto del País.

Paso básicos del baile calabaceado

Taconeado: Consiste en golpear fuertemente el piso con el tacón de la bota hacia


delante, el golpe puede ser en forma de patada, ó marcando círculos, golpeando el piso
y elevando el pie hacia enfrente para regresar el golpe; este paso puede mantenerse con
el mismo pie o alternarse, al gusto y resistencia del bailador.

Golpe doble de planta: Son golpes de planta dobles, fuertes y rápidos alternados; cada
golpe debe ser ejecutado por pequeños brincos al momento de alternar. El golpe debe
ser tan fuerte que levante polvo.
Punteado atrás o de patada: Tiene su origen en el querer igualar las patadas de los
animales del campo. Algunas veces el paso de punteado se ejecuta para descanso y en
otras ocasiones es tan fuerte que escarba el suelo impulsando la tierra hacia atrás,
convirtiéndolo en un paso complejo que muy pocos pueden efectuar.

Paso de remolino o reguilete: Es quizás el más gustado por todos los ejecutantes y
espectadores por su difícil y perfecta ejecución; dando vueltas al pie en forma circular
hacia atrás, ya sea en sentidos de las manecillas del reloj si la pierna que se "reguileta"
es la derecha, o la inversa si es la izquierda; este paso es de mucha resistencia y el
danzante que más tiempo logre en su ejecución es el más ovacionado.

Centres d'intérêt liés