Vous êtes sur la page 1sur 2

Efecto de la inflación en inversiones de activo fijo.

Básicamente el efecto nocivo de la inflación en inversiones de activo fijo, se debe al hecho de que la depreciación en esta forma del costo histórico del activo.

El efecto de determinar la depreciación en esta forma, es incrementar los impuestos a pagar en términos reales y disminuir por ende los flujos de efectivo reales después de impuestos.

Para su mejor comprensión se analiza el siguiente ejemplo.

Supone que una empresa considera el reemplazo de una maquinaria vieja por una nueva, su rendimiento esperado es de 10%. El precio actual de la nueva máquina instalada es de $ 3000. esta máquina se piensa que ahorrara (generará flujos de efectivo) en los próximos cinco años una cantidad anual de $1000. al término de la vida económica esta máquina tendrá cero valor de rescate. Además la tasa de impuestos es de 30% y la empresa va a depreciar al activo en línea recta. Finalmente, es asumido que las personas involucradas en esta evaluación, podrán proyectar en una forma aproximada la tasa de inflación de los próximos cinco años.

 

Flujo de

     

Flujo de

Valor

efectivo

Depreciación

Utilidad

Impuestos

efectivo

presente

Año

antes de

gravable

después de

impuestos

$

$

$

impuestos

( 10%)

$

$

$

0

-$ 3000

     

-3000

-$3000

1

1000

600

400

120

880

800.00

2

1000

600

400

120

880

727.27

3

1000

600

400

120

880

661.16

4

1000

600

400

120

880

601.05

5

1000

600

400

120

880

546.41

Aquí si pueden utilizar dos métodos y pueden existir diferencias las cuales surgen debido a la forma en que la depreciación es calculada y los impuestos pagados, esto es la deducciones por depreciación son calculadas tomando como base los valores históricos de sus activos, no sus valores de mercado, y por otra parte los impuestos son función directa de los ingresos no del poder adquisitivo de ellos. Por consiguiente a medida que los ingresos se incrementan como un resultado de la inflación y de las deducciones por concepto de depreciación son mantenidas constantes, el ingreso gravable crece desmesuradamente, y esto origina que una empresa no pueda recuperar a través de la depreciación, el costo de reemplazo de un activo en tiempos de altas tasas inflacionarias.

La disminución en el valor presente considerando correctamente la inflación se debe exclusivamente a los impuestos pagados. La depreciación es un gasto deducible el cual reduce los impuestos a pagar y por consiguiente aumenta el flujo de efectivo en esa cantidad ahorrada. Sin embargo, el gasto por depreciación de acuerdo a la ley de impuestos sobre la renta, debe ser calculada de acuerdo a los costos históricos de los activos, lo cual significa que a medida que el tiempo transcurre, la depreciación que se está expresada con menor poder de compra y como resultado del costo real de los activos no está totalmente reflejado en

los gastos por depreciación. Los gastos por depreciación por consiguiente están subestimados y el ingreso gravable está sobreestimado.