Vous êtes sur la page 1sur 25

Unidad 4: LA COMUNICACIÓN ENTRE LAS NEURONAS: TRANSMISIÓN SINÁPTICA

Las sinapsis son conexiones entre los botones terminales de los extremos de las ramas del axón de una neurona y la membrana de otra. Los contactos funcionales entre células nerviosas o entre neuronas y células efectoras se denominan sinapsis. Mediante ellas, las neuronas se comunican entre sí y con otras células no nerviosas para transmitir información.

La transmisión sináptica se realiza de dos formas, mediante transmisión eléctrica (sinapsis eléctricas) y mediante transmisión química (sinapsis químicas), que es la más habitual en el SN. Las sinapsis pueden darse en tres lugares: sobre las dendritas, sobre el soma y sobre otros axones.

Una sinapsis, o región sináptica, tiene tres componentes fundamentales:

1. La membrana presináptica, ubicada al final del botón neurona presináptica.

terminal de la

2.

Una membrana postsináptica especializada

en

la

superficie

de la

dendrita o del soma de la neurona postsináptica.

3. Una hendidura sináptica, un espacio de entre 20 y 40 nm que separa las membranas presinápticas y pos sinápticas y las mantiene alineadas.

En las sinapsis eléctricas existe una continuidad entre las membranas celulares que establecen contacto funcional en unas zonas denominadas uniones hendidas, constituidas por canales iónicos unidos que permiten el paso de iones y pequeñas moléculas de una célula a otra. En la mayoría de sinapsis eléctricas, la información puede fluir desde la membrana presináptica a la membrana postsináptica y viceversa. La transmisión de información en las sinapsis químicas tiene lugar gracias a la liberación de neurotransmisores desde los terminales o botones presinápticos. Estas sustancias son sintetizadas en el soma o en los botones terminales y almacenadas en las vesículas sinápticas que se disponen muy agrupadas cerca de la membrana presináptica en las denominadas zonas activas. Cuando el potencial de acción alcanza los botones terminales se produce la despolarización de la membrana presináptica y la apertura de canales de Ca 2+ dependientes de voltaje.

Los iones Ca 2+ pasan al interior celular movilizando las vesículas sinápticas hacia la membrana presináptica con la que se fusionan, vertiendo su contenido a la hendidura sináptica. Una vez liberado el neurotransmisor, éste se une a unas proteínas especializadas de la membrana postsináptica denominadas receptores postsinápticos, produciendo su activación.

La activación de los receptores puede ejercer diversos efectos en la neurona postsináptica, como producir la apertura de canales iónicos, cambiando la permeabilidad de la membrana postsináptica a determinados iones (Figura 1).

La activación de los receptores puede ejercer diversos efectos en la neurona postsináptica, como producir la

Figura 1. Comunicación entre neuronas: las sinapsis

Las sinapsis químicas pueden clasificarse de distintos modos atendiendo a criterios como la morfología de las vesículas sinápticas y el tipo de conexiones que se establecen entre las diversas zonas de las neuronas. Un caso especial son las sinapsis axoaxónicas en las que se dan los fenómenos de inhibición y facilitación presináptica, que son dos importantes mecanismos que modulan la actividad neuronal (Figura 1A).

Figura 1A: Tipos de Sinapsis de acuerdo según su lugar de "contacto”. Potenciales postsinápticos excitadores e

Figura 1A: Tipos de Sinapsis de acuerdo según su lugar de "contacto”.

Potenciales postsinápticos excitadores e inhibidores.

La unión de los neurotransmisores a sus receptores puede producir diferentes efectos en la neurona postsináptica, entre ellos, la apertura de canales iónicos. Ello provoca cambios en el potencial de membrana y da lugar a la generación de potenciales postsinápticos. Estos potenciales postsinápticos pueden ser de dos tipos (Figura 2):

Potencial excitatorio postsináptico (PEPs), porque lleva a la célula postsináptica algo más cerca del umbral para un potencial de acción, si el potencial de membrana se hace menos negativo (despolarización). Potencial inhibidor postsináptico (PIPs), Si se estimula la neurona inhibitoria, el efecto postsináptico es un incremento en el potencial de reposo de la membrana. Esta hiperpolarización aleja el potencial de membrana del umbral - disminuye la probabilidad de que la neurona produzca un potencial de acción. Si el potencial de membrana se hace más negativo (hiperpolarizaciones).

Figura 2: Potencial post-sináptico Los neurotransmisores que dan lugar a PEPs son excitadores y los que

Figura 2: Potencial post-sináptico Los neurotransmisores que dan lugar a PEPs son excitadores y los que originan los PIPs son inhibidores. La generación de los PEPs es consecuencia de la apertura de canales iónicos de Na + o de Ca2+, mientras que la de los PIPs se debe a la apertura de canales de K+ o de Cl-.

Un mismo neurotransmisor puede producir PEPs o PIPs dependiendo de los canales iónicos que abra. Por otro lado, la apertura de los canales iónicos puede hacerse directamente, si el neurotransmisor se une a receptores con canales acoplados o --indirectamente-- si el neurotransmisor se une a receptores asociados a proteínas G. Los primeros se llaman receptores ionotrópicos y los segundos metabotrópicos. Éstos últimos requieren la participación de moléculas mediadoras intracelulares llamadas segundos mensajeros.

El efecto de los potenciales postsinápticos sobre la actividad de la neurona es pequeño, si se consideran individualmente, de modo que no son capaces de generar un potencial de acción por sí solos, pues su magnitud disminuye gradualmente a medida que se alejan del punto donde se originan.

En el cono axónico la neurona hace una integración de todas las informaciones recibidas en un momento dado. Si el balance neto de todas las señales recibidas es una despolarización que alcanza el umbral de excitación, la neurona disparará un potencial de acción. Por el contrario, si el balance neto es una hiperpolarización o una despolarización subumbral, no se producirá el disparo neuronal. La integración de la información recibida por la neurona se lleva a cabo solamente en el cono axónico con el fin de aumentar la eficacia de la transmisión de las señales nerviosas.

Neurotransmisores y neuromoduladores

Algunos neurotransmisores se unen a receptores ionotrópicos generando potenciales postsinápticos de forma directa, mientras que otros modulan la transmisión de información mediante su unión a receptores metabotrópicos, por lo que reciben el nombre de neuromoduladores. En general, la transmisión rápida en el SN se lleva a cabo mediante neurotransmisores que abren canales iónicos directamente, mientras que la transmisión lenta se realiza a través de receptores asociados a proteínas G. Un mismo neurotransmisor puede actuar también como neuromodulador en otras sinapsis.

Los neurotransmisores se clasifican en diferentes grupos (Figura 3):

Acetilcolina, Aminas biógenas, Aminoácidos transmisores, y Neuropéptidos. La acetilcolina es un neurotransmisor del SNC y del SNP, que actúa a través de receptores nicotínicos (ionotrópicos) y muscarínicos (metabotrópicos). Se sintetiza fundamentalmente en núcleos septales y basales del encéfalo anterior. Las aminas biógenas son la serotonina y las catecolaminas (dopamina, noradrenalina y adrenalina) y actúan principalmente mediante receptores metabotrópicos. La serotonina se sintetiza fundamentalmente en los núcleos del rafe; la noradrenalina en el locus coeruleus y la dopamina en la sustancia negra y el área tegmental ventral, desde donde se envían proyecciones a diversas regiones del encéfalo anterior.

Figura 3: En el cuadro, se muestran algunos de los neurotransmisores más conocidos.
Figura 3:
En
el cuadro, se muestran
algunos de los neurotransmisores más
conocidos.

Las aminas biógenas desempeñan importantes funciones en la regulación de los estados afectivos y de la actividad mental. Los aminoácidos transmisores

excitadores más importantes son el glutamato y el aspartato, y los inhibidores son el GABA y la glicina. Estos neurotransmisores se distribuyen por todo el encéfalo y participan en la gran mayoría de las sinapsis del SNC, donde se unen fundamentalmente a receptores ionotrópicos. Los neuropéptidos están constituidos por aminoácidos y ejercen funciones muy variadas en los organismos, actuando principalmente como neuromoduladores en el SNC. Recientemente se

han descubierto otros compuestos de diferente naturaleza (gases, lípidos, también ejercen funciones como neuromoduladores.

...

)

que

Los mecanismos de la transmisión sináptica química (síntesis y almacenamiento, liberación, activación de los receptores postsinápticos e inactivación de neurotransmisores) pueden ser afectados por diferentes sustancias psicoactivas que modifican la eficacia de la comunicación química nerviosa, razón por la que algunas de estas sustancias se emplean como agentes terapéuticos en el tratamiento de los trastornos psicopatológicos y las enfermedades neurodegenerativas (Figura 4).

Figura 4: Sinapsis y comunicación entre neuronas. 4.1. Comunicación eléctrica en células nerviosas. Las células nerviosas

Figura 4: Sinapsis y comunicación entre neuronas.

4.1. Comunicación eléctrica en células nerviosas.

Las células nerviosas producen señales eléctricas que transmiten información. Si bien las neuronas no son por sí solas buenas conductoras de la electricidad, desarrollaron mecanismos elaborados para generar señales basadas en el flujo de iones a través de sus membranas plasmáticas.

En general, las neuronas originan un potencial negativo, denominado potencial de membrana de reposo, que puede medirse registrando el voltaje entre el interior y el exterior de las células nerviosas. El potencial de acción produce una abolición transitoria del potencial de reposo negativo y toma el potencial transmembrana

positivo. Los potenciales de acción se propagan a lo largo de los axones y constituyen la señal fundamental que transmite información de un lugar a otro en el sistema nervioso.

Todas estas señales eléctricas surgen por el flujo de iones producidos por las membranas de las células nerviosas que son selectivamente permeables a

diferentes iones y por la distribución no uniforme de estos iones a través de la membrana.

Potenciales eléctricos a través de la membrana de las células nerviosas.

Las neuronas emplean diferentes tipos de señal eléctrica para codificar y transferir información. El primer fenómeno eléctrico que puede observarse es un potencial negativo, lo que indica que las neuronas tienen un medio para generar un voltaje constante, a través de sus membranas cuando están en reposo. Este voltaje se denomina potencial de membrana en reposo, depende del tipo de neurona que se examine, pero siempre es una fracción de un voltio (-40 a -90 mV).

Las señales eléctricas producidas por las neuronas se originan a partir de las respuestas a los estímulos, que entonces cambian el potencial de membrana de reposo. Los potenciales del receptor se deben a la activación de neuronas sensitivas por estímulos externos, como luz, sonido o calor. Otro tipo de señal eléctrica se asocia con la comunicación entre neuronas en los contactos sinápticos. La activación de estas sinapsis genera potenciales sinápticos, que permiten transmitir la información de una neurona a otra (Figura 5).

Un problema fundamental en la conducción es que los axones pueden ser muy largos y no ser buenos en la conducción eléctrica. Para compensar esta

deficiencia, las neuronas desarrollan un "sistema derefuerzo” que les permite

conducir señales eléctricas por grandes distancias a pesar de sus características eléctricas. Las señales eléctricas producidas por este sistema de refuerzo se llaman potenciales de acción (espigas o impulsos).

Un modo de obtener un potencial de acción es pasar una corriente eléctrica a través de la membrana de la neurona, este es generado por potenciales de receptor o potenciales postsinápticos. Si la corriente hace más negativo el potencial de membrana (hiperpolarización), no se observa nada. El potencial de membrana simplemente cambia en proporción a la magnitud de la corriente inyectada.

Estas respuestas de hiperpolarización no necesitan una propiedad singular de las neuronas, y por lo tanto, se denominan respuestas eléctricas pasivas. Si se aplica la corriente de polaridad opuesta, de modo que el potencial de membrana se torne más positivo que el de reposo (despolarización), se genera un potencial umbral, que permitirá que se produzca un potencial de acción (Figura 5).

Estas respuestas de hiperpolarización no necesitan una propiedad singular de las neuronas, y por lo tanto,

Figura 5. Componentes de un potencial de acción.

El potencial de acción, es un cambio breve de negativo a positivo en el potencial transmembrana. Es importante destacar que la amplitid del potencial de acción es independiente de la magnitud de la corriente utilizada para evocarlo o sea, las corrientes más grandes no producen potenciales de acción mayores.La intensidad de un estímulo está codificada en la frecuencia de potenciales de acción y no en su amplitud.

Potenciales eléctricos

Los potenciales eléctricos se generan a través de las membranas de las neuronas porque:

1. Hay diferencias en las concentraciones de iones específicos a través de las membranas de las células nerviosas. 2. Las membranas son selectivamente permeables a algunos de estos iones. Los gradientes de concentración iónica están determinados por transportadores activos (Figura 6).

Potenciales eléctricos Los potenciales eléctricos se generan a través de las membranas de las neuronas porque:

Figura 6: Potencial de acción e impulso eléctrico.

4.2. Comunicación química en células nerviosas.

La sinapsis química se caracteriza porque es unidireccional, lo que quiere decir que la información viaja en una sola dirección (desde los botones axónicos de la neurona pre-sináptica hasta las dendritas de la neurona post-sináptica). Esta información se transmite por medio de mensajeros químicos, conocidos como neurotransmisores liberados por vesículas pre-sinápticas, posteriormente estos se adhieren a los receptores post-sinápticos generando la apertura de los canales de sodio o potasio/cloro (dependiendo de si es un potencial excitatorio o inhibitorio) que producirán el potencial graduado.

4.2. Comunicación química en células nerviosas. La sinapsis química se caracteriza porque es unidireccional, lo que

Figura 7: Sinapsis química.

En síntesis, el proceso de la sinapsis química se reduce a cuatro pasos:

  • 1. El potencial de acción viaja a través del axón de la neurona hasta llegar el botón

axónico de la célula pre-sináptica.

  • 2. El impulso eléctrico abre los canales por los que entra el calcio y el sodio que

ocasionan que las vesículas pre-sinápticas liberen los neurotransmisores al

espacio sináptico.

  • 3. Los neurotransmisores se adhieren a los receptores post-sinápticos, generando

la apertura de los canales de sodio o potasio/cloro, que generan el potencial

graduado.

  • 4. Posteriormente, los neurotransmisores son reabsorbidos a través de la

membrana pre-sináptica o son degradados por enzimas (Figura 8).

En síntesis, el proceso de la sinapsis química se reduce a cuatro pasos: 1. El potencial

Figura 8: Esquematización de una Sináptica Química

Los neurotransmisores actúan en la membrana post-sináptica de dos formas

diferentes: directa e indirectamente. Directo: el neurotransmisor se adhiere a un receptor ionotrópico, lo que quiere decir que el neurotransmisor actúa directamente la proteína canal. Indirecto: el neurotransmisor se adhiere a un receptor metabotrópico, lo que quiere decir que actúa en una proteína G que posteriormente envía un segundo mensajero que abre la proteína canal (Figura 9).

Los neurotransmisores actúan en la membrana post-sináptica de dos formas diferentes: directa e indirectamente. Directo: el

Figura 9: Sistema ionotrópico y metabotrópico

Potenciales post-sinápticos

Los potenciales post-sinápticos pueden ser tanto despolarizantes (excitatorios), como hiperpolarizantes (inibitorios). El carácter del potencial sináptico no está determinado por los neurotransmisores sino por los receptores post-sinápticos, en concreto, por el tipo específico del canal iónico que abren.

El canal de sodio que es controlado por un neurotransmisor es principalmente la fuente de los potenciales excitatorios. Los transportadores de sodio-potasio son los que mantienen al sodio fuera de la célula, en espera de que las fuerzas de difusión y de presión electrostática le empujen hacia el exterior. Cuando los canales de sodio se abren hay una despolarización, produciendo un potencial excitatorio post-sináptico (PEP).

En muchas sinapsis, los neurotransmisores inhibitorios abren canales de cloro en lugar de canales de potasio. EL efecto de abrir canales de cloro depende del potencial de membrana de la neurona. Si la membrana se halla en potencial de reposo, no ocurrirá nada, ya que las fuerzas de difusión o presión electrostática se contrarrestan perfectamente en cuanto al ión de cloro. Sin embargo, si el potencial de membrana ya ha sido despolarizado por actividad de sinapsis excitatoria que se da en lugares cercanos, entonces la apertura de canales de cloro permitirá al cloro entrar en la célula. Esta afluencia de aniones llevara de nuevo al potencial de membrana a su estado normal de reposo. Así la apertura de canales de cloro sirve para neutralizar los PEPs.

Los transportadores de sodio-potasio también mantienen un pequeño excedente de iones de potasio dentro de la célula. Si los canales de potasios se abren, algunos de estos cationes se moverán a favor de este gradiente y saldrán de la célula. Como el potasio está cargado negativamente, su salida hiperpolarizará la membrana, produciendo un potencial inhibitorio post-sináptico (PIP) (Figura 10).

Los transportadores de sodio-potasio también mantienen un pequeño excedente de iones de potasio dentro de la

Figura 10: Representación gráfica de los potenciales post-sinápticos

Sumación de los potenciales

Debido a que los potenciales post-sinápticos son graduados y por lo tanto solo aumentan o disminuyen la probabilidad (dependiendo de si es un PEP o un PIP) de que se genere un potencial de acción, es necesario que se produzca una Sumación de los distintos impulsos que llegan a la neurona. Ya que estos impulsos pueden provenir de una o varios botones axónicos, existen dos tipos de Sumación: temporal y espacial (Figura 11).

Sumación de los potenciales Debido a que los potenciales post-sinápticos son graduados y por lo tanto

Sumación temporal: Suma de varios potenciales provenientes de un solo botón pre-sináptico.

Figura 11 Representación gráfica de las dos posibles combinaciones de sumación temporal

Sumación espacial: Se suman los potenciales que ocurren en distintos botones pre-sinápticos. Es decir que más de una contacto pre-sináptico aumenta la probabilidad de que se genere un potencial de acción.

Entonces, cuando se produce una Sumación temporal o espacial excitatoria se produce un potencial de acción que sigue con el proceso de transmisión de información neuronal. Mientras, que si por el contrario se produce una Sumación espacial o temporal inhibitoria se reducen las probabilidades de que se produzca un potencial de acción.

4.3. Deficiencias y alteraciones en la comunicación neuronal.

El proceso de salida del neurotransmisor se puede alterar, con sustancias que cierran la entrada de los canales del calcio, interceptando así la señal para liberar el neurotransmisor. Otra forma de modificar el proceso de liberación del neurotransmisor es impedir su entrada a las vesículas sinápticas. Algunas toxinas, como el veneno de la viuda negra, incrementan en forma extraordinaria e indiscriminada la salida de los neurotransmisores de las vesículas, con lo que alteran los mecanismos normales de comunicación, en particular la de las neuronas con los músculos. La muerte por botulismo se debe a que la toxina impide la liberación de los neurotransmisores.

Entonces si se dieran ciertos cambios en los mecanismos generales por los que actúan estas sustancias pueden producirse alteraciones en el comportamiento, algunos de los cuales pueden ser patológicos. Del conocimiento de los mecanismos de actuación de los neurotransmisores ha resultado la obtención de sustancias con propiedades similares a ellos, los psicofármacos, que son de gran utilidad para el tratamiento de diversas psicopatologías.

Los neurotransmisores pueden alterar la excitabilidad de una célula postsináptica cambiando el potencial de membrana y resistencia. La adherencia de un neurotransmisor a receptores específicos, provoca un cambio en la permeabilidad transmembrana para uno o más iones. El efecto en el potencial postsináptico depende de qué permeabilidades iónicas se cambien. Puesto que los iones en un tejido no están presentes en igual concentración a ambos lados de la membrana celular. Las concentraciones iónicas asimétricas se mantienen por la relativa impermeabilidad de la membrana a algunos iones, y la actividad de la bomba Na + - K + . El potencial de membrana en reposo (RMP) puede ser descrito por la ecuación de Goldman-Hodgkin-Katz, la cual considera las contribuciones de Na + , K + y Cl - , siendo el interior de las células alto en K + y bajo en Na + y Cl - .

Los

receptores,

es

decir

las

proteínas

con

las

que

interactúan los

neurotransmisores, también pueden ser afectados por sustancias, algunas naturales, otras sintetizadas en el laboratorio (Figura 12)

Los receptores, es decir las proteínas con las que interactúan los neurotransmisores, también pueden ser afectados

Figura 12: Neurotransmisores y trastornos ....

Antagonista: es un compuesto suficientemente parecido a un neurotransmisor como para ocupar su lugar en el receptor, pero que, por una parte, no lleva a cabo una función del transmisor.

Agonistas: son moléculas que, en muchos casos por la similitud que tienen con la estructura del neurotransmisor, también pueden ocupar el sitio activo del receptor, los agonistas funcionan aún mejor que los verdaderos neurotransmisores. Podemos ver que existen algunas enfermedades que están relacionadas con las deficiencias en sistema nervioso central ya que este en alguno de los procesos de comunicación neuronal tiene problemas.

A continuación las más importantes.

Feromonas: Son sustancias producidas por el organismo que son liberadas al medio ambiente a través del sudor, orina o secreciones de otras glándulas especializadas. Su olor es captado por otros animales gracias a receptores especializados en su nariz.

Neurotransmisores: Son liberados por los botones terminales de las neuronas y detectados por receptores en la membrana de otra célula ubicada a poca distancia. Pueden tener un efecto opuesto (excitatorio en algunos casos, inhibitorio en otros) dependiendo del receptor con que se asocien.

Dependiendo de sus características, se describen cuatro tipos principales de sustancias que cumplen este papel de transmisoras:

Neuromoduladores: También son segregados por los botones terminales. Viajan a mayor distancia y se dispersan más ampliamente. Modulan la actividad de muchas neuronas en una parte específica del cerebro.

Hormonas: Son producidas por las glándulas endocrinas y transportadas por el torrente sanguíneo. Algunas afectan funciones fisiológicas, otras directamente la conducta.

NEUROTRANSMISORES - ACETILCOLINA

La Acetilcolina es un neurotransmisor que se libera en las sinapsis de los músculos esqueléticos. También se encuentra en los ganglios del SNA y en los órganos que reciben impulsos de la rama parasimpática del SNA. Tiene un efecto excitatorio en la membrana de los músculos esqueléticos, pero inhibitorio en las membranas del corazón. También se encuentra en el cerebro, donde interviene en los procesos de aprendizaje y en la memoria y en el control de la etapa del sueño en que soñamos.

MONOAMINAS

Las monoaminas son una familia de compuestos químicos que tienen una estructura molecular similar. Se incluyen en ella la dopamina, norepinefrina, epinefrina y serotonina. Debido a la similitud de su estructura química, algunas drogas afectan la actividad de todas ellas. Las tres primeras (dopamina, norepinefrina y epinefrina) pertenecen a la subclase llamada catecolaminas (Figura 13).

Las monoaminas son producidas por varios sistemas de neuronas en la parte posterior del cerebro. Las neuronas que responden a ellas (neuronas monoaminérgicas) actúan como controladores y moduladores, aumentando o disminuyendo la actividad de algunas regiones del cerebro.

DOPAMINA

Produce potenciales postsináptico inhibitorios o excitatorios, dependiendo del

receptor postsináptico. Se sabe que está involucrada en diferentes funciones importantes, como el movimiento, aprendizaje, atención y en las adicciones, y

también en algunas alteraciones mentales como la esquizofrenia

Los cuerpos

.. celulares de las neuronas dopaminérgicas se encuentran en la sustancia negra, ubicada en el cerebro medio.

NOREPINEFRINA (también llamada NORADRENALINA)

Al igual que la Acetilcolina, la norepinefrina se encuentra tanto en neuronas del cerebro como en el SNA y es un importante neurotransmisor cerebral, aunque también funciona como neuromodulador y como hormona.

Las neuronas noradrenérgicas del cerebro participan principalmente en el control del estado de alerta y de la vigilia. Las sinapsis noradrenérgicas del SNC producen potenciales postsináptico inhibitorios, pero la norepinefrina tiene también un efecto euromodulador en el SNC y en general un efecto excitatorio en sistema nervioso

periférico,

en

las

glándulas

y

los

músculos

de

las

paredes

de

los

vasos

sanguíneos.

EPINEFRINA O ADRENALINA

Es producida por la médula adrenal (núcleo central de la glándula suprarrenal). También actúa como neurotransmisor en el cerebro, aunque es menos importante que la norepinefrina.

SEROTONINA

Produce potenciales postsinápticos inhibitorios en la mayoría de las sinapsis, por lo que tiene un efecto general inhibitorio sobre la conducta. Regula el estado de ánimo (produciendo sedación y relajación) e interviene en el control del comer,

dormir, conducta de alerta y conducta agresiva, como también en la regulación del dolor. Las drogas que excitan las neuronas serotonérgicas suprimen el sueño.

AMINOACIDOS NEUROTRANSMISORES ACIDO GLUTAMICO O GLUTAMATO

Junto al ácido gama-aminobutírico (GABA), son neurotransmisores que se encuentran también en seres muy primitivos, por lo que se cree que fueron los primeros neurotransmisores que evolucionaron. El ácido glutámico se encuentra

en todo el cerebro y parece ser el principal neurotransmisor excitatorio. Uno de los receptores cerebrales especiales para el glutamato se sabe que juega un papel importante en el desarrollo y en el aprendizaje.

GABA

Se produce a partir del ácido glutámico por la acción de una enzima. Es un neurotransmisor inhibitorio que parece estar distribuido en todo el cerebro y en la médula espinal y se han descubierto dos tipos de receptores GABA. Uno de ellos

interviene en los efectos conductuales de los ansiolíticos. Se sabe también que el GABA está relacionado con la enfermedad de Huntington y se piensa que puede estar relacionado con la epilepsia.

GLICINA

Es un neurotransmisor inhibitorio que se encuentra en la médula y en la parte baja del cerebro. Se sabe poco acerca de las neuronas que producen glicina, pero si se sabe que las neuronas que responden a la glicina inhiben la actividad de las

neuronas motoras.

PEPTIDOS

Los péptidos son cadenas de aminoácidos y se ha descubierto que varios de ellos funcionan como neurotransmisores o neuromoduladores. Parecen desempeñar un papel en el control de la sensibilidad al dolor, en la regulación de las conductas defensivas y en el comer y beber.

LIPIDOS

Diversas sustancias derivadas de los lípidos pueden servir para transmitir mensajes en el interior de las células y entre ellas. Una de estas sustancias parece estar involucrada en los efectos fisiológicos del ingrediente activo de la

mariguana, aunque aún no se sabe cómo se libera o qué funciones fisiológicas desempeña.

GASES SOLUBLES

Recientemente se ha descubierto que las neuronas utilizan al menos dos gases solubles simples (óxido nítrico NO y monóxido de carbono CO) para comunicarse entre sí. El óxido nítrico es producido por la actividad de una enzima que se encuentra en ciertas neuronas y se ha visto que interviene en varias partes del cuerpo: músculos de las paredes intestinales, dilata los vasos sanguíneos del cerebro de las regiones que se encuentran activas y estimula los cambios en los vasos sanguíneos que producen la erección del pene.

ENCEFALINAS Y ENDORFINAS

Son llamadas también opiáceas endógenas y constituyen una familia de transmisores peptídicos descubiertos a partir de 1975. Son los narcóticos propios del cuerpo. Debido a que son producidos por el cerebro (encéfalo) y tienen un

efecto similar al de la morfina, recibieron el nombre de encefalinas o endorfinas. Intervienen principalmente en la inhibición del dolor, pero también en otros procesos fisiológicos (regulación de temperatura, respiración, respuestas cardiovasculares) y conductuales (placer, adicciones). Un ejemplo diario es:

Enfermedades Parkinson.

La enfermedad de Parkinson (EP), también denominada Parkinsonismo idiopático o parálisis agitante, es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad progresiva, producido a consecuencia de la destrucción, por causas que todavía se desconocen, de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra. Frecuentemente clasificada como un trastorno del movimiento, la enfermedad de Parkinson también desencadena alteraciones en la función cognitiva, en la expresión de las emociones y en la función autónoma.

La enfermedad de Alzheimer (EA).

También denominada mal de Alzheimer, o demencia senil de tipo Alzheimer

(DSTA) o simplemente Alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa, que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida progresiva de la memoria y de otras capacidades mentales, a medida que las células nerviosas (neuronas) mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian. La enfermedad suele tener una duración media aproximada después del diagnóstico de 10 años, aunque esto puede variar en proporción directa con la severidad de la enfermedad al momento del diagnóstico.

La esclerosis múltiple (EM)

Es una enfermedad consistente en la aparición de lesiones desmielinizantes, neurodegenerativas y crónicas del sistema nervioso central. Actualmente se desconocen las causas que la producen aunque se sabe a ciencia cierta que hay diversos mecanismos autoinmunes involucrados.

Sólo puede ser diagnosticada con fiabilidad mediante una autopsia post-mortem o una biopsia, aunque existen criterios no invasivos para diagnosticarla con aceptable certeza. Los últimos internacionalmente admitidos son los criterios de McDonald. Por el momento se considera que no tiene cura aunque existe medicación eficaz y la investigación sobre sus causas es un campo activo de investigación. Las causas exactas son desconocidas. Puede presentar una serie de síntomas que aparecen en brotes o que progresan lentamente a lo largo del tiempo. Se cree que en su génesis actúan mecanismos autoinmunes.

Se distinguen varios subtipos de esclerosis múltiple y muchos afectados presentan formas diferentes de la enfermedad con el paso del tiempo.

Figura 13: Algunas alteraciones relacionadas a los neurotransmisores Bibliografía Carlson, N. R. (2006). Fisiología de la

Figura 13: Algunas alteraciones relacionadas a los neurotransmisores

Bibliografía

Carlson, N. R. (2006). Fisiología de la Conducta. México: Pearson-Addison. Corsi, M. (2004). Aproximación de las Neurociencias a la conducta. México:

UNAM-U. de G.-Manual Moderno. Alcaráz, V. M. y Gumá-Díaz, E. (2001). Texto de Neurociencias Cognitivas. México:

Manual Moderno. Kandel, E.R., Schwartz, J.H. y Jessell, T.M. (2001). Principios de neurociencia. (4° ed.) España: McGraw-Hill / Interamericana. Pinel, J.P.J. (2007). Biopsicología. México: Prentice Hall. Rosenzweig, M. R., Leiman, A. L., y Breedlove, S. M. (2001). Psicología Biológica. España: Ariel Neurociencia Molecular Cell Biology. (3º Ed.). H. Lodish, D. Baltimore, A. Berk, S.L. Zipursky, P. Matsudaira y J. Darnell.Scientifc American Books, Inc., Nueva York. (1995). Edición en castellano: Biología Celular y Molecular. (2º Ed.). Ediciones Omega, S.A., Barcelona. (1993.