Vous êtes sur la page 1sur 5

VIVERO FORESTAL PARA ESCOLARES

LA SEMILLA: RECOLECCIÓN Y SIEMBRA

SELECCIÓN DE LAS SEMILLAS Como ya sabéis, la semilla es el óvulo fecundado, desarrollado y maduro que contiene el embrión capaz de desarrollar una nueva planta. No todas las semillas que caen al suelo llegan a constituir un árbol, Unas sufren deterioros, otras se resecan y muchas sirven de alimento para algunos animales, siendo éste un caso habitual en las bellotas de robles, encinas y quejigos. Por todo esto es fundamental recoger las semillas del campo y pasar a germinarlas en los llamados viveros. Para conseguir que germinen todas las bellotas que sembremos, es fundamental averiguar primero su estado de salud (viabilidad), para lo cual introduciremos las bellotas en un balde con agua y desecharemos aquellas que floten en la superficie por ser estériles.

¿DÓNDE VAMOS A SEMBRAR?

El recipiente que vamos a utilizar se llama "contenedor forestal", y está diseñado para producir plantas con cepellón. Las ventajas que tiene su uso son:

- Podemos producir muchas plantas en poco espacio al estar dividido en celdas o alvéolos.

- Evita que las raíces se reviren ya que contiene unas aristas en su interior.

- Favorece el autorepicado de la raíz principal y la formación de raíces secundarias.

¿QUÉ SUBSTRATO UTILIZAMOS? Para rellenar el contenedor vamos a utilizar un medio de cultivo compuesto por corteza de pino triturada y compostada, a la cual se le ha añadido un elemento mineral llamado vermiculita y los fertilizantes necesarios para nutrir a la futura planta. Estos abonos están elaborados con humus de lombriz.

¿CÓMO SEMBRAMOS? Para realizar la siembra primero llenaremos el contenedor de substrato, apelmazándolo poco a poco para evitar que queden bolsas de aire, ya que entonces la raíz se pudriría.

Una vez lleno, debemos colocar una bellota por alvéolo. Colocaremos las bellotas tumbadas, tal y como quedan en el suelo cuando caen del árbol. Para su correcta germinación tenemos que

enterrarlas unos centímetros y a continuación cubrirlas con una fina capa de tierra imitando la cubierta que ofrecen las hojas durante el otoño.

Por último, para evitar que el substrato se seque, aportaremos una pequeña cantidad de vermiculita.

¿Y AHORA QUÉ HACEMOS? Ya tienes las bellotas listas para germinar. Ahora sólo tienes que colocar el contenedor en su correspondiente mesa de cultivo para proceder a aplicar un riego de asiento por microaspersión y favorecer así el comienzo de la nascencia.

GLOSARIO

Vivero forestal: Lugar destinado a la producción de plantas con una finalidad determinada

(repoblación de montes, consumo humano, ajardinamiento de espacios Autorepicado: Pérdida natural del extremo final de las raíces. Cepellón: Masa de raíces que engloban el substrato utilizado como cultivo. Compost: Mezcla de materia orgánica descompuesta. Revirar: Retorcer en sentido contrario al sentido o dirección inicial. Substrato: Medio físico donde se desarrolla la planta. Es llamado comúnmente tierra.

)

EL ESTAQUILLADO

¿QUÉ ES UNA ESTAQUILLA? Una estaquilla o esqueje es una forma de reproducción asexual consistente en un "palito" de aproximadamente un palmo de longitud (18-25 cms.) cortado de un árbol o arbusto con unas tijeras de poda o similar, limpiamente y con los extremos en bisel. Este tipo de reproducción se emplea para especies vegetales cuya producción por semilla resulta compleja por la dificultad que entraña su recolección o germinación.

Para su realización se escogerán brotes jóvenes de un año de edad y de aspecto saludable, sin heridas, perforaciones o malformaciones similares. El grosor oscilará entre 1 y 3 cms. y deberá mantenerse al menos cuatro yemas, aunque es preferible que posea el mayor número posible.

¿CUÁNDO SE RECOLECTAN? Podemos recoger las estaquillas tras la caída de la hoja, aunque lo ideal es cortarlas justo en el momento de plantar. No se deben obtener después de la brotación de las yemas.

PROCESO DE PLANTACIÓN Consiste en hincar en el suelo las estaquillas, sin hacer agujeros previos, un poco inclinadas y con las yemas hacia arriba. En algunas especies es difícil reconocer la orientación de las yemas una vez cortada la estaquilla. Para solucionar este problema adoptaremos el criterio de hacer un corte en bisel en la parte inferior y otro plano en la superior para hacer la estaquilla. En el momento del hincado en el suelo debemos cortar también en bisel el lado superior (el plano) para evitar pudriciones por acumulo de agua.

Las estaquillas se clavan profundamente, dejando 2-3 yemas en el exterior y 2-3 yemas bajo tierra. Tras el hincado debemos regarlas abundantemente.

LOS CUIDADOS POSTERIORES Si es posible se deben regar las estaquillas periódicamente, sobre todo en las épocas de sequía de los primeros años tras la plantación.

LA CONSERVACIÓN DE LAS ESTAQUILLAS Puede ocurrir que queramos almacenar estaquillas cortadas para plantarlas en días venideros. Si el almacenamiento va a ser corto (2-3 días como máximo) se pueden conservar las estaquillas a temperatura ambiente, en un lugar fresco y sombreado, y con las bases sumergidas en agua (por ejemplo: un balde).

Si van a pasar varios días (4 ó más) se pueden envolver en mazos con papel de periódico, mojadas y depositadas en una nevera entre 1 y 4º C. Tras el almacenamiento conviene remojar las estaquillas en agua fresca durante 48 horas antes de plantarlas.

GLOSARIO Reproducción asexual: También llamada reproducción o multiplicación vegetativa. Consiste en obtener plantas sin el concurso de los sexos. Bisel: Corte oblicuo en el borde del tallo.

Brotes: Conjunto de tallos y hojas desarrollados a partir de una yema. Yemas: Botón escamoso que se forma en los vegetales y del que se desarrollarán ramas, hojas y flores.

EL TRASPLANTE Y REPICADO FORESTAL ¿QUÉ ES UN SEMILLERO?

Llamamos "bandeja semillero" a una pequeña superficie destinada a la germinación de semillas, donde las futuras plántulas crecerán muy densas, y permanecerán solamente durante sus primeras fases de desarrollo. Este tipo de siembra se emplea con especies vegetales cuyas semillas son delicadas o bien poseen un bajo poder de germinación.

Existen muchos modelos de semilleros: bandejas, contenedores, etc. La característica común a todos ellos es la utilización de un substrato fértil y esponjoso.

¿CÓMO SE PREPARA UN SEMILLERO? Rellenamos el semillero con el substrato humedecido, apelmazándolo ligeramente para que no queden grandes espacios vacíos donde morirían las raicillas de las plántulas.

Si la bandeja no está provista de orificios de drenaje, antes de rellenarla, procederemos a realizárselos nosotros mismos para evitar la acumulación del agua sobrante.

Repartimos la semilla uniformemente y en la cantidad adecuada, dependiendo de las dimensiones del semillero y de la cantidad de plantas que queremos conseguir. Si la semilla es muy pequeña se mezcla antes con arena fina, para que la siembra sea más uniforme.

Cubrimos la semilla con una capa de substrato, tanto más fina cuanto más pequeña sea la simiente y lo apelmazamos ligeramente.

Realizamos un suave riego, con un goteo muy fino, evitando en todo momento destapar la semilla.

VAMOS A TRASPLANTAR Y REPICAR PLANTAS Una vez nacida la planta, nos disponemos a trasplantarla, es decir, a trasladar la planta del semillero al lugar definitivo. Para ello, cuando se observa en la plántula la segunda hoja verdadera, la extraemos con una pequeña pala para luego introducirla en el envase mediante un punzón.

Durante esta acción habremos efectuado sin saberlo un repicado, que no es más que la acción de cortar la parte inferior de la raíz de la planta para favorecer el desarrollo de raíces secundarias.

En cualquier caso, es conveniente comprobar el tamaño que tiene la raíz para decidir si es necesario cortarla más.

PASOS A REALIZAR EN EL TRASPLANTE Y REPICADO Rellenar el contenedor con substrato humedecido y fertilizado. Para extraer las platas, el semillero debe estar húmedo; por lo que si es necesario, regaremos ligeramente.

Extraer cuidadosamente las plántulas y decidir si recortamos un poco más la raíz.

Introducirlas en el lugar de destino con cuidado de no doblar las raíces. Apelmazar el substrato alrededor de la planta, cubriéndola hasta el cuello de raíz.

Regar generosamente, con cuidado de no descalzar las plántulas.

REPLANTAR También llamado reponer marras. Consiste en guardar un pequeño número de ejemplares de cada especie sin trasplantar. Para poder reponer eventuales fallos en la hilera por muerte de plantas mal puestas, secas, o atacadas por plagas y enfermedades.

GLOSARIO Plántulas: Cada uno de los individuos jóvenes de una especie vegetal. Marra: Fallo por muerte de la planta. Cuello de raíz: Zona de unión entre la parte aérea (tallo) y subterránea (raíz) de la planta. Descalzar: Acción de separar la tierra de las raíces por efecto del hielo, lluvia o riego excesivo.