Vous êtes sur la page 1sur 69

ABAJO, ABAJO, ABAJO…

Es que acaso, ¿No dejare nunca de caer?


Infernal
Chithonean
Y tú, ¿Sabes que hay después de la muerte?

–2– por Joksán Hernández González [Revisión 5]


Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
Tabla de contenido

[Revisión 5] –3–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
Yo nunca había sido un hombre de fe o supersticioso, en

realidad cuando adquirí un poco de madures me volví escéptico,

deje de creer en las cosas que da por hecho la sociedad; las

presencias superiores, los milagros, la vida después de la muerte,

todo en el mundo tenía una explicación lógica y racional, aunque

a veces esas explicaciones lógicas ni siquiera yo podía

entenderlas, pero existían y eso era la verdad. No había nada que

estuviera fuera de nuestro control, estaba vivo, eso era lo que

realmente importaba; vivir por mí y para mí, así de simple.

Esto es en lo que había decidido creer, no sabía lo

equivocado que estaba, bueno al menos hasta el día de mi muerte…

–4– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
I

–Caída–

Y como empezó todo... No lo sé.


Solamente recuerdo la ola de dolor invadió mi cuerpo, el dolor más grande
que nunca hubiera sentido, al menos hasta ese momento. Derribado en el suelo
luchando contra mi agonía, nunca cruzo por mi mente lo que en realidad estaba
pasándome; me moría, apenas unos minutos y todo habría terminado. ¿Cómo
podría haberlo imaginado?
Buscaba frenéticamente; alguien, cualquiera que me ayudara, pero nada mi
cuerpo no respondía no podía gritar, moverme o respirar, la desesperación me
invadió aun mas, estaba atrapado en el. Poco a Poco el dolor disminuyo, la luz se
apagó, después silencio, cuánto tiempo no lo sé, un silencio total sin presencia, así
como cuando caes es un profundo sueño y despiertas sin la noción del tiempo,
como si no durmieras, como si no existieras, un vacio en el que no hay nada,
donde no existe tus sentidos ni conciencia, ¿Cuánto tiempo estuve en ese sueño?,
nunca lo sabré.
Un impacto súbito por todo mi ser me regreso la conciencia, sentí la
sensación de estar cayendo, cada vez más rápido, estaba alto, muy alto, a mi
[Revisión 5] –5–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
alrededor no había nada, un horizonte vacio oscuro, por un instante apenas de lo
que te toma un suspiro, pude apreciar un desierto rocoso que se extendía sin fin,
hasta perderse de la vista en la lejanía, maravilloso, pero al mismo tiempo
aterrador, también pude ver que me acercaba inconteniblemente hacia su
superficie.
Caí secamente sobre un suelo pedregoso, el dolor me invadió nuevamente,
el impacto que recibí fue brutal, sentía que me habían estallado las bicerras al
estrellarme contra el suelo, no tuve tiempo para preguntarme donde estaba. Me
ardían los músculos, jadeaba con cada aliento buscando aire apenas lo conseguía,
sentía que se quemaban mis pulmones, intente moverme sin resultado, estaba
demasiado lastimado para incorpórame, me hice novillos para esperar hasta que
el dolor se fuera, pasaron las horas y no disminuía, finalmente me perdí en la
inconsciencia causada por mi cansancio.

Cuando desperté aun me dolía el cuerpo por el impacto, esta vez lo tenía
entumecido por no haberme movido en quien sabe cuánto tiempo, intente
incorporarme varias veces fallando en cada intento, mis piernas no me
respondieran, así como las piernas de un niño que las usa por primera vez,
finalmente lo conseguí; me levante y avance, apenas unos metros me detuve a
descansar al lado de una roca que sobresalía a la mitad de la nada, pude revisar el
estado en el que me encontraba; estaba herido no sabía qué tanto, pero el dolor
me decía que había algo, probablemente roto, solo entonces me percate que no
tenia ropa, estaba completamente desnudo, ¿por qué?.
¿Dónde diablos estaba? Mire a mi alrededor ante mí se encontraba un
amplia extensión inerte, un terreno árido y pedregoso, un inmenso desértico
agrietado, con alguna que otra roca que sobre salía de la superficie, el horizonte
aparecía desgarrado por altas agujas rocosas, el cielo era inquietantemente gris
cubierto en su totalidad por inmensas nubes que se extendían por su superficie,
–6– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
está nublado aun oscuro pero con suficiente luz como en una noche de luna,
aunque tenía un ligero tono carmesí apenas perceptible, no pude ver la luna ni las
estrellas, “los nubarrón deben de estar ocultándolas”, sabía bien que era una
especia de planicie, ¿pero cómo había llegado?, no tenía ni la más remota idea de
por qué estaba ahí. Así que una vez confirmando que posiblemente no tenía
ningún hueso roto, y sin saber realmente que heridas podía tener comencé a
caminar.
A pesar de estar desnudo, no tenía frio, al contrario hacía mucho calor por lo
que jadeaba, cada aliento era una llamarada que desgarraba mi interior, una
peste incontenible, putrefacta; amonio, sulfuro, metano, y otras cosas que no
pude diferenciar, camine varios kilómetros, pero el paisaje no cambiaba, la planta
de los pies me ardía; la piel ya se había desprendido por el contacto con las
piedras, la sed y el hambre me invadía, finalmente me tumbe nuevamente al lado
de una roca y me dormí.

Al despertar continúe con mi marcha pero no avancé mucho ya no podía,


mis pies ya no me lo permitían. Después de un rato de estar lamentándome pude
apreciar a lo lejos un pequeño peñasco, se veía que apenas eran unas pocas pero
sobre salían del horizonte, corrí frenético hacia ellas, era por fin algo distinto, algo
diferente en todo ese desierto inmutable, corrí lo más rápido que pude entre
caídas y tropiezo hacia esas piedras, pero estaban más lejos de lo que apreciaba,

[Revisión 5] –7–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
no tarde mucho en dejar de correr agotado, sin embargo no me rendí y continúe
en su busca, algunos kilómetros después pude apreciar realmente la magnitud de
esa formación de pedregosa; Rocas inmensas, cientos de rocas, de varios metros
de altura me recibieron, era impresionante, estuve absorto un buen rato,
sorprendido por la magnificencia de esa formación natural, en medio de la nada,
nunca en mi vida había visto algo así.
Había llegado, aguardaba la esperanza de encontrar a personas, en un rato
esa esperanza se desvanecía ¿cómo iba a encontrar a alguien? si después de todo
seguía rodeado de ese inmenso desierto, era estúpido pensar que solo por esas
piedras, alguien viviera a mitad de la nada, ni siquiera imaginaba la posibilidad de
hallar alimento o agua, a pesar de todo ese lugar era igual de estéril que todo lo
demás.
Subir a la cima, seguro me daría una visión más amplia de donde estaba y
podría decidir hacia dónde dirigirme, mi asenso resulto un poco complicado dado
las dimensiones del lugar, no encontraba un camino que me llevara hacia arriba,
tras dar grandes rodeo, apenas conseguí subir algunos metros, y encontré algo
que me dejo perplejo. Sin más de la nada, ahí estaba, otra persona, un hombre
pequeño, sentado sobre una piedra contemplando el horizonte sin hacer nada,
ese hombre me pareció, algo raro; al igual que yo no tenía ninguna clase de ropa,
lo que dejaba al descubierto enormes cicatrices sobre su cuerpo, era muy delgado
se podían apreciar sus huesos bajo la piel, tenía el cabello largo hecho marañas,
una especie de aborigen o nativo del lugar. No se había percatado de mi presencia
así que grite tratando de llamar su atención, cuando me vio, en su rostro apareció
una expresión que no pude reconocer, se incorporo inmediatamente y salto
aproximadamente unos ocho metros cayendo torpemente sobre otras rocas, pero
volvió a ponerse de pie y corrió desesperado hacia mí, yo estaba feliz de haberlo
encontrado por lo que no me percate que se acercaba, con intenciones hostiles
hasta que fue demasiado tarde, sin detenerse se abalanzo sobre de mi
derribándome y comenzó a golpearme, la pelea contra él era algo que me tomo
–8– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
desprevenido, trataba de aferrarse y morderme más que intentar golpearme,
rodamos sobre las piedras y caímos los dos juntos, hasta detenernos sobre un
montículo de varas y troncos quebradizos algunos metros más abajo. El impacto
del derrumbe me libero de su abrazo, mi conciencia se estremeció, al descubrir
que el lugar sobre el que caí no era lo que aparentaba, sino un montículo de
huesos y cuando entre ellos tope con un cráneo humano, la sorpresa se
transformó en una onda de terror que circulo mi ser. Mi atacante recogió lo que
parecía ser un fémur, me golpeo con él en varias ocasiones, inconscientemente
tome el cráneo y lo impacte con fuerza contra su cabeza, destrozándolo en
pedazos, por lo que mi agresor quedo inconsciente, al darme cuenta de mi error
ya era demasiado tarde, trate de reanimarlo sin éxito así que lo tome de un brazo,
lo apoye en mi hombro, comencé a arrastrarlo, no podía dejarlo solo,
seguramente habría otros, solo tenía que encontrarlos para que lo ayudaran y
disculparme.
No era mi culpa que él me hubiera confundido y comenzara a atacarme,
simplemente me defendí no había sido mi intención dejarlo en K.O., después de
rodear las rocas pude ver a otro de ellos, pero no quise llamar su atención, no iba
a cometer el mismo error que antes, no quería asustarlo también, me acerque
lentamente esta vez, había más hombres cerca, ellos estaban apenas a unos
metros de distancia, algunos acostados, otros sobre de las grandes rocas, el más
cercano que sostenía un gran hueso lo afilaba contra una piedra –me recordó, los
documentales del hombre en tiempos de la cavernas–, se percato de mi
presencia, y me observo durante un rato en silencio, sin tratar de alterarlo, baje
lentamente a su amigo, lo acosté con cuidado en el suelo, esperando que
entendiera que no había sido mi intención lastimarlo, no sabía qué idioma
hablaban y no quería cometer ningún error.
Uno de ellos rompió el silencio con un fuerte grito, los demás ya se habían
percatado de mi presencia, también me observaban fijamente con una emoción
extraña reflejada en sus ojos; solo podría describirla como una mezcla de
[Revisión 5] –9–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
desesperación e ira. Eso no duro mucho, pues comenzaron correr hacia mí, esta
vez comprendí que también me atacarían, tenía que huir de ellos.
El primero de ellos, un hombre maduro y corpulento, más que cualquiera de
sus compañeros, llego a donde había recostado a su compañero, mucho más
rápido que los demás, mucho más rápido de lo que pude percibir, yo estaba
apenas a unos metros atrás cuando observé algo que me dejo atónito; ese
hombre clavo el enorme hueso que había estado afilando en el pecho de la
persona que yacía inconsciente, este despertó abruptamente gritando de dolor, el
hueso permaneció firme y fue presionado con más fuerza en su cuerpo
arrebatándole la vida, cuando hubo muerto, su atacante se incorporo miro hacia
mí, directo a mis ojos llenos de pánico, su brazo me señalaba mientras gritaba
algo ininteligible, pero que entendí a la perfección. Corrí con todas mis fuerzas,
estaba vez me olvide del dolor en mis pies, aquellas personas que me perseguía
me querían muerto, eran rápidos pero pude mantener el paso evitando que me
dieran alcance, me escondí entre las piedras durante algunos minutos, se
dividieron me seguían buscando, no podía permanecer oculto por mucho tiempo
si me quedaba allí seguramente me hallaría. Corrí hacia el desierto, con la
esperanza de escapar, dos de mis perseguidores se percataron, uno de ellos me
alcanzo y derribó con un golpe en la nuca, cuando me iba a golpear, tres hombres
más aparecieron de la nada, probablemente de las mismas rocas, ahuyentaron a
uno de mis atacantes al otro lo mataron con un golpe que destrozo su cráneo.
Había algo diferente en estos hombres, traían armas y ropas, eran más
corpulentos aunque muy delgados, se veían menos salvajes que los otros, pero no
me tranquilizaba, uno de ellos tomo su hacha de piedra con la intención de
matarme como había hecho con el otro, pero se contuvo, su mirada fría reflejo
sorpresa al verme.
–This is different! –le dijo a sus compañeros. ¡Este es diferente!
–Was1? ¿Qué?
1
Alemán: ¿qué?
–10– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
–I believe that is a Fali2. Creo que es un Fali
Se acerco a mí, más calmado y me ofreció su mano.
–You speak English? –no pude responder– ¿Castellano? ¿Hablas inglés?
–Si– Respondí forzadamente.
–Levántate. Por dios, estuve a punto de matarte.
–You joke! We cannot gather it. .
¡Bromeas! No podemos recogerlo

–Tranquilo Rolando encárgate del cadáver, Manu y yo lo llevaremos al


campamento –refunfuño molesto pero accedió.
Esos hombres me ayudaron a incorporarme y caminar, me llevaron con ellos.
–¿Cómo te llamas?
–Adrik, –respondí, con la voz cortada.
–Mucho gusto, Adrik. –
Me ofreció un bosa de piel que inmediatamente reconocí con una
cantimplora, el agua estaba rancia, amarga y olía del asco, pero la tome con
ansias, bebí hasta quedar satisfecho.
–Curse the idiot would finish it! ¡Maldición el idiota se la acabara!
–Silence Rolándo! ¡Silencio Rolándo!
Fue reprendido nuevamente, en esta ocasión no respondió de ningún modo
tomo el cuerpo de mi atacante por un pie y comenzó a arrastrarlo. Manu, un
joven de raza negra, de apenas unos 15 o 16 años saco de su gran saco el trozo de
una delgada piel, de algún animal que no pude reconocer, me cubrió con ella,
tomaron sus enormes morrales que habían aventado al momento de correr, y
comenzamos a caminar en dirección opuesta a la formación rocosa.
Tenía tantas cosas que preguntar, muchas cosas que quería preguntarles a
esos hombres, pero permanecieron en silencio casi todo el camino, decidí
guardarme las preguntas, tenía un mal presentimiento. Caminamos mucho, más
de lo que había caminado antes, únicamente hacíamos pausas para que yo

2
Esperanto: Caído
[Revisión 5] –11–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
descansara por unos instantes. Sentía que no íbamos a ninguna parte, todo era
exactamente igual.
Finalmente llegamos a unas tiendas a la mitad de la nada, estas debían ser su
campamento, esperaba que estuvieran en algún manantial o cerca de un rio, pero
no a la mitad del desierto. Esta escondido por lo las propias irregularidades del
terreno, nada tan impresiónate como las inmensas rocas que había visto algunas
horas atrás, en realidad era muy accesible. De una de las chozas salió un hombre
seguido por una mujer, poco después estaba rodeado por una pequeña multitud
de curiosos.
–Permíteme presentare –dijo el hombre que me había acompañado y que
aun no conocía su nombre.
–Ya conoces a Manu –comenzó a nombrar, uno a uno a los presentes–, los
otros son; Lander, Abril, Oséas, Etel, Pary, Froilán, Guido, Mauricio, Italia y Percy,
yo soy Riccardo.
Por lo que pude apreciar, todos eran, de diferentes nacionalidades, quede
sobresaltado por la surtida mezcla cultural,
–Eh... Mucho gusto, mi nombre es…–Fui interrumpido.
–No importa, ya nos encargaremos de las presentaciones después, –dijo la
mujer mayor– te ves realmente terrible deberías descansar un rato.
–¿Dónde está Rolán? –pregunto uno de ellos.
–Llegara dentro de poco, se encarga… –Riccardo me miro de reojo,
queriendo ocultarme los detalles del asesinato, lo cual no me inspiro nada de
confianza–…esas cosas, ya sabes.
Dentro de una de las Tiendas, me atendieron, dieron algunas de sus ropas,
un poco agua y comida.
–¿Dónde estoy? –Se miraron unos a otros y no dijeron nada.
Insistí varias veces.
–¡Respondan no se queden en silencio! –exigí.

–12– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
Sin respuestas, evadieron mi pregunta durante un rato evitando, darme una
respuesta concreta, estaba comenzando a enfadarme. Rolando entro por la
puerta de la tienda, Hablo frío y cortante.
– In the hell, Wecome! ¡Bienvenido al infierno!

[Revisión 5] –13–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
II

–¿Así que estoy muerto?–

El infierno todavía no puedo creerlo, así que era eso, en realidad estoy
muerto. Pero ¿por qué? yo no era una mala persona, había hecho cosas que no
me orgullecían pero venir aquí.
–Toda vía tratas de entenderlo. Lo sé es difícil aun para nosotros.
–Lo siento, no debí haber huido al escucharlo.
–No es tu culpa, no tenías idea, ni siquiera sabias que habías muerto.
–No por favor, no lo digas tan a la ligera.
–Descuida tomara su tiempo pero lo aceptarás, nosotros te ayudaremos.
–Algunos de ustedes no parecen quererlo.
–No lo culpes, Rolán no quería portarse así contigo
–Yo creo que sí, es evidente su desprecio. –Riccardo frunció el ceño pero
inmediatamente recupero la compostura.
–También es difícil para él, la vida aquí no es fácil y no le viene muy bien tu
llegada eres el tercero que recogemos en menos de un mes, y será un problema
conseguir alimento.
–Lo lamento, no lo veía desde su punto.
–14– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
–No descuida era nuestra responsabilidad ayudarte, no podíamos
simplemente dejarte así, abandonarte a tu suerte –una duda cruzo por mi mete;
¿Qué hubiera pasado si no me hubieran encontrado? –. Es solo que nunca
habíamos recogido a tantos en tampoco tiempo además eres joven, y fuerte tu
ayuda nos vendría muy bien.
–¿Tantos? –sabia que éramos tres, pero ser considerados demasiados, me
deprimió.
–Vicente es un anciano e Italia solo una niña.
–¿Una niña? –Intervine más sorprendido que antes– ¿pero si es el infierno?
–Mira si estamos el infierno o no, no te lo puedo decir sencillamente porque
no lo sé, lo que sí es un hecho es que todos hemos muerto, no lo malentiendas no
es que fueras un mala persona y estar aquí sea tu castigó. –sonrió, pero que fuera
tan simple para él me molesto– En todo el tiempo que llevo aquí me encontrado
con gente muy buena, que indudablemente no merecían ningún castigo, lo poco
que sabemos es; que todos cuando mueren llegan aquí llámalo como quieras; el
más allá, la otra vida, o limbo, el termino infierno lo usamos simplemente porque
no es el paraíso que se nos prometió, ¿verdad?
No respondí, me quede callado por un momento, intentando comprender,
tenía tantas dudas.
–¿Cuánto tiempo llevas aquí? –pregunté finalmente.
–Aproximadamente 30 años, o quizás un poco más. De todos nosotros soy el
que lleva más tiempo aquí por eso, creo que soy el más indicado para explicarte.
– ¿Debiste ser muy joven cuando, llegaste aquí?
–No realmente. –Enmudeció por un rato, continúo dejando a un lado su
actitud relajada– Adrik, sé que es difícil pero intenta escucharme, lo que te voy a
decir puede que sea difícil de creer y no tengan lógica, hay muchas cosas que no
son como en vida, podrías no entenderlas a la primera, procura tener una mente
abierta y no sobresaltarte con lo que te voy a confiar.
Asentí y espere.
[Revisión 5] –15–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
–El hecho es que mi edad real anda por los 60 años, desde mi muerte no he
envejecido, ninguno de nosotros lo hace. Tampoco hay día ni noche, sol o
estrellas, –bufo– ni siquiera hay viento, plantas o animales, todo es perpetuo,
incluso el desierto que no tiene límites, nada cambia.
–¿Eres inmortal?
–No precisamente, que no envejezcas no significa que no puedas morir, ya lo
has visto, –recordé al hombre que había muerto delante de mi–
desafortunadamente, seguimos teniendo las necesidades biológicas.
Bufo con su última frase y suspiro como si cargara un gran mal consigo.
–Riccardo, –saque la pregunta que tenía atascada dentro de mí– ¿Qué haría
pasado si me hubieran atrapado?
–Te habrían matado, sin consideración –respondió algo que ya esperaba oír.
–¿Quiénes eran ellos?
–Ya sabes que vivimos indefinidamente, a pesar de ello todos tenemos un
límite, no podemos ser nosotros por siempre, ellos son las almas que no han
resistido este lugar, han perdido la razón, y solo se guían por sus impulsos. Si no
te hubiéramos encontrado en los primeros días de tu caída, no hubieras durado
mucho y terminarías perdiendo la razón como ellos, –sus palabras me golpearon,
entristeciéndome aun más– la mayor parte de las persona que caen nunca se
topan con nadie antes de perder su conciencia.
–Gracias, supongo que les debo más de lo que creía.
–Descuida amigo, estamos para ayudarte que otra cosa podríamos hacer, las
pocas personas que quedados debemos estar unidos, hasta alcanzar nuestro
limite.
–¿Cual es el límite?
–La razón por la que no sabemos casi nada de este lugar, es porque no había
nadie que nos orientara, solo los poco se nos ha contado atreves de las personas
que estuvieron antes que nosotros. Todos estamos por hacia decirlo, condenados
a perder nuestra conciencia, la persona más antigua que conozco tiene poco
–16– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
menos de 80 años aquí, antes de ella se que habido personas que han alcanzado,
los 110 años –estaba confundido así que resumió– .Considera más bien que estás
viviendo una nueva vida, y alcanzar la locura al final como otra muerte.
–¿Entonces no es muy diferente?
–No amigo, no lo es. Tenemos que comer, dormir y morir. Únicamente hay
que cuidarnos de los demonios.
–¡¿Demonios?!

[Revisión 5] –17–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
III

–Mi Funeral–

–¡¿Demonios?! – Reclame asustado, hasta ese momento la posibilidad de


que existiesen semejantes creaturas infernales no había cruzado por mi mente,
esa palabra atravesó todo mi ser con el más grande terror que hubiera
experimentado desde que llegue a este lugar.
– ¡Jaa Jaa Jaa! Lo siento, lo siento. –exclamo Riccardo apenas conteniendo la
risa.
Se río tendidamente por un buen rato, apretando los brazos contra su
vientre. Me relaje un poco de que tuviera una reacción tan despreocupada, quizás
yo hubiera exagerado con mi ansiedad, aún así no me tranquilice del todo.
–Lamento que lo hayas entendido mal –se disculpó, mientas limpiaba las
lagrimas que salían de sus ojos por haber reído tanto– no fue mi intención
espantarte, es solo que los muchachos así llaman a los hombres que te atacaron,
aquellos que han perdido la razón.
Entendí la ironía; si este lugar era el infierno sus habitantes eran demonios.
Sonreí también, aliviado por que se tratase de un mote para aquellos hombres, y

–18– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
que afortunadamente la versión que conocía del infierno; la de un lugar habitado
por Demonios y otras bestias ansiosas por el sufrimiento humano, no existieran.
–¿Estás seguro que no existen? –pregunté solo para estar seguro.
–Hasta el momento yo no he visto ninguno –corrigió– nadie ha visto alguno,
descuidad. Pero no te aseguro que no existan.
Su rostro serio hasta hace un momento había cambia por una sonrisa
torcida, era evidente que trataba de asustarme nuevamente, pero yo no presente
ninguna reacción más que mi descontento, no estaba de ánimo para bromas de
humor negro, no después de todo lo que me había contado.
–Bien, ya es tarde vamos tenemos que volver al campamento, los demás se
deben estar preocupando.

El campamento, era muy rudimentario, apenas algunas chocas y tiendas


construidas con varas, hueso, lodo, y pieles., algunos de los presentes me
recibieron con mas animo que antes, porque en esta ocasión ya estaba informado
de la situación. Conocí a cuatro más que no había visto antes; Kagerou, Bernardo,
Héctor y William. La mayoría de ellos era jóvenes de entre 15 a 30 años, a
excepción de Oséas, Bernardo y Pary, que sin duda rondaban o superaban los
cuarenta, me pregunte cuanto tiempo llevaban allí realmente, recordando lo que
Riccardo me había contado; que nadie envejecía, me alegre de haber muerto
joven, supongo que a pesar de todo no estaría tan mal.

[Revisión 5] –19–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
Me enfrente a un extenso interrogatorio por parte de todos, querían saber
más de lo que yo inclusive supiera, cualquier detalle por mínimo que fuera del
mundo que había dejado, todas las cosas que pudiera recordar era útil; la ultima
fecha que recordaba, mi lugar de residencia, mis empleos, quien había ganado el
súper tazón, en qué país se llevarían a cabo las olimpiadas, el actual presidente de
Perú –no tenía idea–. Intuí que esa información era, su forma de medir el tiempo,
el único contacto con el mundo le los vivos, en ese lugar solitario e invariable,
sobre todo una distracción que podía mantenerlos cuerdos, que les daba
esperanza y evitaba que se mataran unos a otros a causa del aburrimiento.
– ¿Y cómo morirte? –preguntó Percy.
–No lo sé –reflexioné por un momento, en verdad no tenía idea de cómo
había muerto– no lo recuerdo.
–Lo siento. –se disculpo por haber tocado el tema.
–Debió ser un accidente, –apunto William.
–Definitivamente –aseguró Mauricio.
–¡Vamos! –Intervino la señora Pary que recién entraba a la tienda– déjenlo
descansar, debe estar agotado. Necesitó ayuda para la preparación de la fiesta de
bienvenida de Adrik.

–20– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
Le entrego una niña de unos 9 años a Percy –la pequeña Italia–, para que la
cuidara.
–Pero tienes a Bernardo y a Rolán, para ayudarte. –se quejo William.
–Salieron con Riccardo a revisar los alrededores.
Abril se levanto de su asiento, la siguieron, Héctor, Lander, Manu y William,
el último de mala gana.
–No hace falta, no tienen que celebrar nada. –solicite.
–¡Es obligatoria! –Aseguro Abril–debes de tener un funeral, no puedes
simplemente morir y venir aquí sin siquiera haber tenido tu funeral, no dejaremos
que te lo pierdas.
Todos comenzaron a reír de su broma. Me reí con ellos, comenzaba a
aceptar que había muerto, en realidad me sentía muy bien y me alegraba que
todos se divirtieran, me hacían olvidar por todo lo que había pasado.
–Descuide’s is a muy diver…de… enjoy. –me aseguro Manu, era el único que
aparentemente no hablaba bien español, de hecho todos hablaban fluidamente
español a pesar de que algunos de ellos evidentemente debían tener otra lengua
materna, lo que se hacía notar por el acento extranjero.
Todos ellos salieron de la tienda, me quede solo con Mauricio y Percy, que
habían sido encomendados para cuidaban y jugaban con Italia. Ellos jugaban con
la pequeña como si también fueran unos niños, le prestaban toda su atención y
cariño como si no hubiera nada más importante que hacer feliz a la pequeña, sin
descuidar el juego continuaron por un rato mas con su interrogatorio, una vez
concluido por fin pude descasar.

Desperté realmente aliviado estaba descansado, y por fin podía organizas


mis ideas, la choza estaba vacía, así que salía a buscar a los demás.
Por alguna razón, había esperado ver ríos de lava, volcanes en erupción, el
rugido de cientos de demonios y los aullidos de dolor de millones de almas en
pena. Pero nada de eso había en el infierno. Sólo una extraña calma sobrenatural,
[Revisión 5] –21–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
el cielo tormentoso y nublado que no parecía cambiar, y aquella densa luz que
teñía la piel de un ligero carmesí.
Siniestro ¿en verdad? pero no parecía tan terrible como lo había imaginado,
en vida. Me alegre de que no fuera así. Escudriñe, un par de chozas buscando a
los demás, pero estaban vacías, pronto llego hasta mi los mormullos de gente que
se divertía, y conversaba abiertamente, me dirigí hacia la tienda mas grande.
Todos estaban reunidos allí, intuí que la celebración de mi “funeral”, la bienvenida
estaría empezando y que seguramente habían comenzado sin esperar a que
despertara.
Entre a la choza todos estaban ocupados, en lo que parecían ser sus labores
de rutina, algunos comían sentados en el suelo, pero mi ojos se concentraron en
lo que estaba en el centro, había trozos de carne acomodados sobre las piedras y
los demás rodea lo que quedaba de un cadáver, apenas distinguible, el cuerpo de
lo que había sido un hombre que estaba siendo descuartizado, explore el interior
de la choza con la mirada, había más huesos aun con los rastros de la carne que
había sido arrancada acomodados en una esquina, los que comían dejaron de
comer al momento en que entre, sostenían pequeños trozos de la carne fresca
aun en sus dedos, Abril dejo de vaciar una jarra llena de sangre en un contenedor
de barro, cuando me vio, la señora Pary que sostenía otro recipiente lo dejo caer
al suelo, al ver mi evidente expresión de terror, derramando su contenido el
liquido viscoso que sin duda era sangre por todo el suelo, miro a Riccardo y le
reclamo:
– ¡No le explicaste!
– No tuve tiempo…. – No escuche lo que dijeron, salí de allí inmediatamente.
Al momento de salir, pude apreciar caramente la naturaleza del lugar en el
que estaba, las chozas no estaban hechas de pieles de animales y varas como
había supuesto, recordé lo que Riccardo me había dicho; “no hay planta ni
animales, solo nosotros”, ahora se revelaban ante mí su verdadera forma,
imperceptible a simple vista esos materiales aun conservaban los vestigios de lo
–22– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
que habían sido, piel, hueso, cabello, le lo que en un día fue un ser humano, todo
sin exención, casas, herramientas, ropas, estaba hecho de los siniestros
materiales. Forcejé tratando de liberarme de las vestimentas que me cubrían,
pieles duras y correosas de lo que algún día fue un ser humano, las palabras de
Riccardo se revolvían e mi cabeza; “aquí ni siquiera hay viento, plantas o
animales”, ¿ya me lo había advertido?, ¿ya me lo había dicho? Un espasmo de
asco me sobrevino al comprender, la procedencia de aquellos trozos de carne
seca que me habían dado, con los cuales me habían alimentado cuando llegue.
Las contracciones de las nausear no se detenían, aun que no pude expulsar nada.
–Tranquillo muchacho. – Dijo Riccardo cuando coloco su mano en mi
hombro.
Retire su mano de un golpe.
– ¡No me toques! –mire a los demás, estaban más atrás con un rostro de
preocupación por el hecho de que los había descubierto.
– ¡Todos ustedes me dan asco!
No respondieron.
Tenía que salir de ahí, no podía quedarme con ello un momento más. De
hacerlo seguro también me matarían, eran embusteros y solo me habían estado
utilizando para obtener la información que querían, después seguramente me
matarían…
–Tengo que salir de aquí, alejarme de ello. –No me percate que había
hablado en voz alta.
– ¿Y a dónde vas a ir Adrik? ¿No te has dado cuenta que no hay a donde ir?
Me percate que Riccardo tenía razón, no podía escapar de ellos, ese era el
fin estaba perdido. Me deje caer de rodillas
–Mátenme.
Repetí mi indicación que había sido muy débil.
– ¡Mátenme! ¡Mátenme de una vez!, eso es lo que está esperando ¿no?
–No, es así.
[Revisión 5] –23–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
–Claro que lo es, ustedes… –vacilé por un momento– Son los verdaderos
demonios.
–No hay opciones Adrik, no lo hacemos por placer. –recordé como
devoraban la carne sin contemplación.
– ¡No hay justificación…! –Fui interrumpido–
–Estaba perdido, no había esperanza para el Adrik. Ya no era humano, nunca
lastimamos a ninguna persona.
–Hay cosas que no entenderás pero que tienes que aceptar, es difícil para
todos, no es nuestra intención hacerte un mal. –intervino Pary.
–Prefiero morir en el desierto, que quedarme con ustedes y esperar a que
me maten.
–Eso no aliviara tu dolor… ¿Aun no lo entiendes verdad?
– ¿Que hay que entender? Que todos son unos asesinos –nadie lo negó–.
Eso está claro, ¿no? Simplemente me engañaron y trajeron aquí como a los otros
dos, solo he visto a la niña ¿Dónde está el otro?
La preocupación me invadió nuevamente al recordar a Italia, ¿qué destino
podía esperarle?
– ¡¿Y la niña?!
El puño de Riccardo me golpeo el rostro.
– ¡No seas idiota! Nunca le haríamos daño.
Distinguí a Italia, escondida atrás de la multitud, me sentí aliviado de que
estuviera a salvo.
–Levántate.
Exigió Riccardo con voz seria.
–Vicenteestá vivo, te llevare con él. Hay ciertas cosas que tienes que ver por
ti mismo para poder entender…

–24– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
IV

–Demonios–

Riccardo, me llevó a una de las chozas más alejadas del campamento, se


adentro en ella, dude durante un momento temiendo que fuera una trampa pero
decidí regirlo, adentró esta un hombre mayor, desnutrido, sucio y con un marcado
semblante salvaje, por su aspecto comprendí en el momento de verlo que era un
“demonio”. Vicente se arrojo sobre de nosotros pero fue detenido por unas
cuerdas que lo restringían, era tremendamente agresivo y su mirada solo
expresaba odio, se retorcía y maldecía cosas ininteligibles, no le importaba
lastimarse a sí mismo, como si el dolor ya no lo afectar, y solo se dejara dominar
por una ira perpetua. En vida jamás hubiera imaginado que algún hombre pudiera
llegar a ese punto de desesperación y deseo de muerte, ni siquiera en las peores
condiciones de tortura, el sufrimiento que habría experimentado ese hombre era
incomprensible para mí pero claramente notorio.
“La locura” es en verdad algo que trasciende la muerte. La expresión de
Riccardo había dejado de ser serena y revelaba una profunda tristeza.
–Es un demonio. –Afirme sorprendido

[Revisión 5] –25–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
Era mucho peor de lo que me habían descrito, y aun que ya me había topado
con otros “demonios” tener a Vicente tan cerca, y comprobar el deplorable
estado en que estaba me impacto.
–Nunca dijimos que se encontrar bien.
Riccardo se estremeció, a decir eso y continúo:
–Rescatamos a Vicente, hace casi un mes, algunas horas después,
encontramos a Italia. Vicente está en el límite entre la cordura y la locura, desde
entonces hemos permanecido aquí, intentado por todos los medios que recupere
su conciencia, pero no lo hemos conseguido. Permaneció demasiado tiempo solo,
y ya no hay vuelta atrás para él.
Observe al anciano sumido en su demencia, por primera vez me percate
verdaderamente que el huir y adentrarme en el desierto no era una opción.
– ¿No te he dicho como surgen los demonios, verdad?
–No
–No tienes que comer si no quieres, sencillamente no morirás…
– ¿Te refieres a convertirme en caníbal? –Me ignoro y prosiguió.
–Pero, si no resistes, te convertirás en eso. –Apunto al anciano que ya se
estaba más tranquiló.
Una imagen de mi mismo, fuera de control cruzo mi mente.
–Lo malo de estos cuerpos inmortales es que siguen siendo humanos, por
consiguiente siguen teniendo sus debilidades si no comes o bebes tu cuerpo se
debilitara y el deseo de satisfacer tus necesidades básicas nublara tu cordura. Los
demonios son personas que ya no razonan y que no solo se dejan guiar por su
instinto animal, sino también por su odio, dolor y desesperación. Un hombre
normal no puede soportar tres días sin tomar agua, cuando comienza a sufrir
alucinaciones, la comida es lo de menos, tomamos solo lo necesario para
mantenernos cuerdos, además buscamos otras formas de suplir la alimentación,
aunque no hay muchas.
–Pero… –Quise objetar pero no pude.
–26– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
–En este desierto no hay agua, animales, ninguna clase de alimento. ¿Ahora
entiendes, por que hacemos lo que hacemos? cazamos demonios son la única
fuente de liquidó que conocemos, ellos ya no pueden perder nada. No estamos
haciendo nada malo, simplemente luchamos para que nuestra alma sobreviva y
no la perdamos como ellos.
No dije nada, tenía muchas cosas que reflexionar, Riccardo salió, ya me
había mostrado lo que tenía que mostrarme, me quede allí adentro de la choza de
Vicente, el anciano me observaba con la mirada torcida, me senté lejos de él a un
lado de la pared para pensar.

Unas horas más tarde, Abril se asomo por la puerta.


Era una mujer hermosa y Joven, apenas un par de años menor que yo, por lo
que pude calcular. Lo cual era inútil, ya que intuía que como todos era mayor de
lo que aparentaba. Una flor del desierto, que no se marchitara nunca. En verdad
era atroz esa idea, pero agradecí su presencia.
–¿Puedo pasar?
–Supongo.
Llevaba consigo un recipiente, con trozos de carne seca. Le dirigí una mirada
de repulsión.
–Descuida no son para ti. –Afirmo.
Se acerco al anciano, quien se las arrebato y comenzó, a devorar, también le
extendió una de las cantimploras. Se sentó a mi lado.
–Creo que la fiesta se cancelo, ¿no?
No le respondí.
–Entiendo cómo te sientes, todos pasamos por lo mismo no lo olvides.
– Aun así, todo esto es tan…
–Inhumano –Apunto ella– lo sé.
–Yo quería decir atroz, pero inhumano creo que es mejor.
Dejo ver una ligera sonrisa.
[Revisión 5] –27–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
–A pesar de serlo, deberías por lo menos tomar un poco de agua, no es muy
buena, pero la filtramos lo mejor que podemos.
–¿par eso era el contenedor de piedra?
Asintió, y me ofreció la otra cantimplora.
–No gracias creo que pasó.
No insistió. De pronto Vicente comenzó a hablar;
–Venid, benditos que, heredad el reino preparado para vosotros desde la
fundación del mundo.3| El demonio que los engañaba, fue lanzado en el lago de
fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados
día y noche por los siglos de los siglos.4 | Oh, seres más desafortunados que

cualesquiera otros miserables.5 |Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno


preparado para el diablo y sus ángeles6
Me incorpore inmediatamente, no me lo esperaba.
–Tranquilo, siempre hace eso después de comer.
Mire desconcertado a Abril.
–Creo que en vida fue, un catedrático de literatura–Dudo por un momento–,
o algo así, en fin siempre habla sobre el infierno, es muy interesante, todos los
días vengo a escucharlo.
– ¿Por qué?
–Porque es muy divertido ver, como las personas se equivocaban en muchas
cosas con respecto al infierno, y como en otras, si pudieron acertar.
Permanecimos en silencio escuchando al viejo loco. Había ocasiones en que
Abril dejaba escapar una que otra risa cada que el anciano mencionaba algo que
ella consideraba ridículo.

3
Mateo 25:30
4
Apocalipsis 20:10
5
Canto XXXII La Divina Comedia
6
Mateo 25:41
–28– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
–Y si tu ojo es para ti ocasión de pecado, arráncalo, porque más te vale
entrar con un solo ojo en el Reino de Dios, que ser arrojado con tus dos ojos a la
Gehena, donde el gusano no muere y el fuego nunca se apaga.7
El anciano, hablo por mucho tiempo, citando muchos texto, era
impresionante como podía recordar tantas cosas, no entendí casi ninguno de ello,
pero sabía que no tenían ya importancia. Una vez que se canso de hablar dio una
vuelta y se quedo dormido, roncando fuertemente.
–Sabes una cosa, Vicente era uno de nosotros. –Dijo Abril.
–Pero creí que, lo habían encontrado ya loco.
Asintió. Observó que había captado mi atención y prosiguió.
–Sí, pero antes de eso, mucho antes que yo, o que la mayoría de nosotros –
Suspiro–. Como me hubiera gustado conocerlo antes.
–No entiendo. ¿A qué te refieres?
–Vicente fue quien recogió a Riccardo hace 31 años, fue su maestro y uno de
los hombres más nobles que ha tenido este lugar, hasta que un día.
Calló por un momento, pude apreciar la tristeza en su mirada y sentí que no
quería oír como continuaba, pero prosiguió:
–Él y sus compañeros se toparon con un grupo de demonios, que los
tomaron desprevenidos, mataron a la mayoría de la expedición y Riccardo perdió
a Vicente, creyó que nuca mas lo volvería a ver, pero gracia a que tenemos a
Manu con nosotros, –Recordé al joven moreno, pero no entendí que tenía que
ver– hemos hecho viajes más largos y lejos que antes, entonces un día,
encontramos una pequeña agrupación de demonios, nada de cuidado, entre ellos
estaba Vicente. Es muy difícil volver a encontrar a alguien que se pierde en el
desierto, casi como un milagro, desde en aquel momento nos quedamos aquí
intentado que recobrara la razón, pero ya es demasiado tarde. Hace más de 20
años de este incidente, pero creímos que por su forma de hablar aun estaba a
tiempo, pero no hace mucho que cruzo su límite.
7
Marco 9:47–48 La palabra griega gehena hace referencia a la destrucción eterna.
[Revisión 5] –29–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
– ¿Qué tan difícil es encontrar a alguien?
–Casi imposible, aun a los Falis es muy poco probable que encuentren alguna
persona íntegra como tú lo hiciste, encontrar a Vicente, Italia y luego tú, en tan
poco tiempo es una gran fortuna.
–Ya veo ¿tan difícil es? –Reflexione– ¿Qué es un Fali?
–No sé qué idioma sea, pero desde hace mucho a si le decimos a los recién
llegados, los que acaban de caer al infierno.
Recordé como había caído de forma literal al infierno. Había muchas cosas
que no entendía, pero estaba claro que ellos no me harían daño y que querían
ayudarme.
–¿Qué hay con el límite?
Eso era lo que más me preocupaba, de todo lo que habían dicho.
–No sé mucho –Se lamento– creo que para cada uno es diferente, ya ves a
Vicente nuca imaginamos que hubiera alguien como él, seguramente resistió
mucho antes de dejarse vencer.
Mire al pobre anciano dormido y sentí compasión por él. Abril recogió sus
cosas y se incorporo.
–Me tengo que ir, vendré en un rato para ver como sigues, deberías
descansar un poco, no creo que a Vicente le moleste, creo le caes bien.
Salió de la choza y me dejo solo con mis pensamientos nuevamente. Decidí
dormir un rato en ese lugar, el sonido de una respiración cerca de mi me
despertó, unos grandes ojos cafés, me miraba a unos pocos centímetros de mi
rostro.

–30– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
V

–¿Sabías que morirías?–

Me encontraba volando sobre un inmenso mar oscuro, no en realidad


cayendo sobre de él, mas nunca alcanzaba el fin y el descenso se prolongaba
infinitamente. Cada vez que atravesaba una nube sentía como si golpeará contra
algo solido, pero las traspasaba sin ninguna resistencia, fue entonces cuando me
percate que la caída era lenta me sentí como una pluma que desciende
tranquilamente, sabía que eso era imposible debería de ir cada vez más rápido, no
al revés pero no le preste importancia.
No sé cómo pero el descenso había terminado y me encontraba en un
paramo oscuro, infinito con un suelo cubierto de un impecable mármol negro de
lustre tenue, las nubes descendían de igual manera haciéndose más pequeñas al
acercarse al suelo, algunas de ellas se desintegraban sin tan siquiera tocarlo, las
que lo alcanzaban lo atravesaban con si fueran más denso que este, el suelo
ondeaba un par de veces, como una roca cayendo en un estanque después
retomaba su forma, quise tocarlo pero aquel fluido era solido, impenetrable, tras
permanecer un rato con mis manos sobre del pude percibir que se movía, aun
más lento que las nubes descendiendo.

[Revisión 5] –31–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
No había duda en realidad es un liquido, pero algo mas llamó mi atención;
pude ver en su reflejo, sobre de las nubes plantas flores, un mundo rebosante de
vida que descansaba sobre de estas, levante la vista buscando aquel maravilloso
lugar que flotaba en el cielo, pero no pude ver nada en este, voltee al suelo
nuevamente en su reflejo tenue imprescindible allí estaba ese maravilloso lugar
solo comparable con el Edén.
Camine un poco sin perder de vista esa hermosa visión, algunas veces
volteando hacia arriba y buscando sin comprender porque no podía verla donde
debería estar, me di cuenta que no llegaría a ningún lugar (como quién se siente
perseguido por la luna), que estupidez.
Mí alrededor había cambiado, pude ver cubos, prismas, pirámides y algunas
otras figuras del mismo fluido. Tras una de ellas alguien se había escondido.
–¿Quién está ahí? –llame sin obtener respuesta.
Mas un extraño sonido provenía detrás de aquella pirámide, quizás una risa,
eso parecía pero cuando llegue allí no encontré nada. Nuevamente lo escuche, un
poco más allá, definitivamente una voz, mas nuevamente se desvaneció, emergía
y desaparecía, cada vez desde un lugar diferente, pude apreciar una silueta que se
movía con ella, en aquel momento dijo:
–Es divertido.
–No lo es.
–¿Te diviertes?
–No –respondí molesto–, ¿Quién eres tú?
–Si lo haces.
–No lo hago.
–¿Entonces por qué sigues jugando?
–¡No estoy jugando!
–Eres aburrido –exclamo, desde encima de un cubo.
Una mujer increíblemente hermosa, vestida completamente de blanco,
estaba sentada en el borde de un cubo de tres metros de alto, me miraba desde
–32– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
arriba con unos bellos ojos plata y un marcado gesto de burla en su rostro
perfecto. Su cabello también era blanco, y descendía a un lado de su vestido
algunos centímetros más allá de donde llegaban sus pies desnudos, los cuales
columpiaba libremente con actitud infantil.
–¿Cómo subiste hasta allí? –volvió a ignorar mi pregunta
–Estabas jugando.
–Te estaba buscando, no es ningún juego
–Claro que sí, te he visto como jugabas con las nubes.
No sabía a qué se refería permanecí callado intentado comprender.
–¿Quieres ir al jardín? –Pregunto, conservando su sonrisa y actitud burlona–
¿no es verdad?
–¿Cuál jardín?
–El jardín –repitió e hiso un ademan con la muñeca apuntando hacia arriba.
–Ahí no hay nada.
–Claro que si –esta vez señalo el suelo– allí esta.
–No lo sé, podría ser un espejismo –entendí a que se refería.
–No lo es.
–¿quieres decir que existe?
–No lo sé, nunca he estado allí.
–No eres de mucha ayudad ¿sabes?
–Lo sé –se puso de pie– por que no le preguntas a él.
–¿A quién?
–Él podría llevarte. Yo me tengo que ir.
–¿De qué estás hablando?
–Hasta luego, nos vemos.
Agito la mano un par de veces en señal de despedida, dio un salto y
desapareció en el aire.
–¡Espera! ¡No te vayas!

[Revisión 5] –33–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
La busque durante un rato hasta que desistí, no sabía a qué se refería, y no
sabía qué hacer. ¿Quién era ella? Fue cuando me percate de una cosa, ¿Dónde
diablos estoy?
En medio de mi vacilación, sentí una pequeña brisa en la parte posterior de
mi nuca, escuche con cuidado revelando el sonido de una respiración constante
detrás de mí. Me di la vuelta lentamente y me tope con un inmenso felino más
grande que yo, semejante a un león, pero con un patrón de manchas plateadas
que no pude identificar sobre su pelaje negro, de su melena caían estrellas, a su
diestra se veían las ascuas que de desintegraban despedidas por un aura de fuego
sin embargo el suelo donde posaba sus patas parecía crispado como si aquel
liquido se hubiera congelado al contacto.
Sus ojos dorados me observan fijamente apenas a unos centímetros de mi
rostro, con lo que a mi parecer era curiosidad…

Una respiración cerca de mí, unos grandes ojos marrón que me miraban
detenidamente me despertaron.
Me incorpore inmediatamente, la niña rio al lograr su cometido.
–¡Por Dios! Italia, me asustaste.
Coloque mi mano en el pecho, sentí como latía mi corazón, entendí en ese
momento que me había quedado dormido.
Analice rápidamente la choza, y comprobé que Vicente seguía durmiendo.
Sujeté a la niña por un brazo y la aleje de él lo más que pude.
–¡¿Qué haces aquí?! –Le grite.
–No quería espantarte –balbuceo apenas conteniendo sus lagrimas.
–No es eso ¿Qué no sabes que es peligroso estar aquí?
–Me lastimas –protesto.
La estaba sujetando más fuerte de lo que había querido, la solté y cayó al
suelo de espaldas, rápidamente la levante e intente consolarla.
–34– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
–Lo siento, pero es muy peligroso aquí. El podría lastimarte.
Italia arrugo la nariz y me empujo.
–¡No es cierto el abuelito no es peligroso!
–Es que no entiendes podría lastimarte.
–¡Que no! El abuelito nunca me haría daño
–Es que no entiendes el… –Me detuve como podía exponerle lo que me
había explicado a mí, aun yo no podía entenderlo.
–Siempre juega conmigo, y es muy bueno –comenzó a sollozar
nuevamente–, pero siempre me regañan y nadie me cree.
–Lo siento no quería hacerte lloras, es que los adultos nos espantamos con
facilidad.
–¿Tu si me crees verdad? Qué el abuelito es bueno.
–Si te creo, ¿Pero quieres decir que ya has estado aquí antes?
–Sip –respondió con orgullo–, siempre me escapo para jugar con él cuando
nadie me ve.
Era sorprendente, como esa niña podía cambiar de carácter tan fácilmente,
había reído, entristecido, enfadado, llorado y nuevamente parecía estar feliz en
tan solo unos cuantos segundos, sin presentar ninguna seña de sus emociones
anteriores, lo que para un adulto es increíblemente difícil esconder o fingir.
–Pero no está bien, todos se preocupan por ti, y te quieren proteger –
Entonces me di cuenta de lo que estaba diciendo y me arrepentí por mi
comportamiento.
–No me importa el abuelito también es bueno y no deberían castigarlo aquí
solito.
–Es que ¿cómo te lo explico?, lo que me dijeron a mí aun sigo sin entenderlo
–medite por un momento que decir–, lo lamento es que todo es tan difícil que no
se cómo explicarlo.
–¿Si quieres yo te digo? –Ofreció la niña.
–Haber cielo, explícamelo porque soy un poco tonto.
[Revisión 5] –35–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
–El abuelito está enfermo, es por eso que se porta mal algunas veces, pero
no es su intención. El es bueno.
La niña rodeo mi cuello con sus brazos, esta vez intentando tranquilizarme
ella a mí.
–Después de morir, es difícil para los adultos ser valientes, por eso se
comportan mal –explicó la niña de la forma más sutil que pudiera imaginar–, pero
si estamos todos juntos estaremos bien.
–¿Entiendes?–corregí– ¿Sabes todo lo que nos ha pasado?
Asintió lentamente;
–Estamos muerto, y ahora tenemos que vivir aquí.
–¿Y no te da miedo?
–No –respondió sin dudar–, Me gusta estar aquí.
Estaba sorprendido de esa afirmación era increíble, que una niña pudiera
comprender mucho mejor que yo la situación y fuera mil veces más valiente. Era
insólito, sin duda los niños son menospreciados muchas veces.
–¡¿Te gusta?–Pregunte sorprendido– Pero si es horrible!
–Sí, pero aquí no duele.
–¿Qué?
–Cuando estaba en mi casa, yo no podía jugar, todo el día estaba en la cama.
Mamá decía que si salíamos empeoraría el dolor, que ella quería lo mejor para mí
pero nunca estaba en la casa, igual que Papá. Naní me dijo un día que cuando yo
muriera iría al cielo con dios, y sus ángeles me cuidarían, nunca volvería a doler.
No es como había soñado pero, aun así me gusta más aquí.
– Espera un minuto ¿qué has dicho?, ¿sabías que morirías?
Me sorprendido su confesión, y en ese momento, pude comprender un poco
su situación, y sentía una gran compasión, pero sobre todo respeto por ella. Italia
no tuvo tiempo de responderme, ya que alguien más tomo la palabra:
–Italia no es como nosotros –dijo Vicente–, es excepcional en muchos casos,
ella sabía sobre su muere aun en vida; la esperaba y la aceptaba, algo que muchos
–36– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
hombres tanto sanos como en desahució, no pueden conseguir, ni siquiera con
ayuda de la fe.
Vicente había despertado ¿quién sabe desde cuándo?, estaba sentado con
las piernas cruzadas y con la apariencia más saludable y racional, que le había
visto hasta ese momento. Era imposible imaginar que aquel anciano, apenas unas
horas atrás se retorcía furioso, y mascullaba frases ininteligibles. Italia se abalanzo
sobre de el emocionada, el anciano la recibí de forma fraternal.
–¿Dormiste bien abuelito?
–Muy bien Princesa gracias por preguntar. Y tú, ¿te estás portando bien?
–Sí.
–Espera un momento, tú… –intervine.
–Estás loco –completo Vicente–. Descuida Muchacho sigo estándolo,
solamente es un momento de lucidez matutino. Pero descuida solo es
momentáneo, mi amada locura, volverá, en ocasiones le da por salir a pasear.
Me quede con la boca abierta literalmente, ese viejo solo se estaba haciendo
el tonto.
–Oh, pero que vergüenza. Espero que me perdones por el andrajoso estado
de mis vestimentas. Creo que aun no me he presentado de la forma correcta, Soy
Vicente Mansfield, en vida doctor en letras de la universidad de Santiago8, en
óbito, fui dirigente de algunos grupos de exploración y rescate, y fiel servidor de
las causas de Issa, actualmente solo soy una simple alma perdida más. Mucho
gusto ¿señor?
–Mann B. Adrik el gusto es mío.
Como un tonto; respondí instintivamente, con un gesto el anciano
humildemente me hizo saber que todo no era más que una broma.
–Usted no debería estar atado, se encuentra perfectamente, solamente se
está haciendo el tonto.

8
Santiago de Chile.
[Revisión 5] –37–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
–Te equivocas Adrik, Riccardo ha hecho lo correcto conmigo, tengo que
repetirlo, solamente es un instante de lucidez, ya es demasiado tarde para mí, no
puedo ser el mismo de antes nunca más.
–Pero abuelito, es verdad deberíamos liberarte –dijo Italia.
–Lo he repetido mil vedes Princesa, mi lugar es aquí.
–Estoy de acuerdo con la niña, Usted no parece ser una amenaza, debería
salir de esta choza, aunque solo sea un instante.
–Tú deberías comprender mejor la situación, ¿acaso me has visto fuera de
control?, La locura no debe ser subestimada.
–Sí. Pero he visto tantas cosas en los últimos días que aun no puedo digerir.
–Y veras muchas más Adrik. Muchas más de las que podrías imaginar, ¿no es
cierto princesa?
Italia asintió nuevamente, completamente acorde con Vicente. ¿Acaso esa
niña sabe más que yo? No lo creo, pero no dudó de las palabras del viejo.
–Ahora si no te molesta ¿podrías contarme sobre aquellas cosas que has
visto?

–38– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
VI

–Quimeras de un viejo–

Le conté todo, absolutamente todo lo que me había pasado a Vicente,


evitando omitir cualquier detalle importante de mi travesía, para que aquel viejo
loco no mal interpretara ninguno de los hechos raros por los que había pasado. En
vida yo era una persona sumamente reservado, evitaba hablar demasiado, si algo
había aprendido y lo había aprendido bien era a no soltar demasiada información,
si las personas sabían demasiado, sería un error que podría destruirte. Eso era por
lo menos lo que se exigía en mi profesión. No solo estaba violando mi intuición de
permanecer callado, sino que me desahogaba con un completo extraño.
Eso era en vida como ahora estoy muerto, supongo que ya no importa.
En fin, como ya dije, hable sin restricción alguna con Vicente, le conté sobre
mí caída en el infierno, el deambulo por el desierto, la formación rocosa, el
encuentro y ataque de los demonios, así como el rescate de Riccardo, mí trato
con los demás, la reacción que tuve al descubrir sobre mi muerte, mas aun el
pánico de sorprender su sustento caníbal, finalmente mi encuentro con él y la
charla con Abril.

[Revisión 5] –39–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
Vicente escucho todo en silencio, prestando atención a cada palabra. Sabía
que recapitular todo y desahogar mi frustración era lo que yo necesitaba, para
aterrizar de una vez por todas en mi nueva realidad, sin embargo no izo ningún
comentario, únicamente consentía de vez en cuando animándome a continuar
con mi relato, como si hubiera escuchado repetirse, a la misma historia cientos de
veces.
La conocía perfectamente, aun antes de comenzar hablar, supe que la había
escudado de la boca de varios hombres que pasaron por lo mismo que yo mucho
tiempo atrás, aun el mismo en su momento, diferente en aspecto pero igual en
concepto.
Nada podía sorprenderlo de aquel relato.
Pero cuando mi decisión de los hechos iba a terminar, mencione aquel
extraño sueño, detuvo mi narración;
–¿Podrías repetir lo que acabas de decir? –Presentando por primera vez
interés en esa historia–. Dime más sobre aquel sueño.
Le describí cada pormenor de mi pesadilla, hasta el momento en el que
desperté por la intervención de Italia.
Un parte que considere poco relevante, y que había decidido omitir de no
haberme detenido. Cuando concluí Vicente no expresó nada, reflexionado en mis
palabras. Hasta que interrumpí su silencio:
–¿Sabes algo no es así?
–Podría ser… –confeso.
No dijo más.
–¿Tienes idea de lo que significa?
–Solo un poco más que tú muchacho –prosiguió–. La forma en la que caes
durante el sueño, no es más que otra visión de tu muerte creada por tu
subconsciente. Lo que verdaderamente me preocupa es la mujer de blanco; ella
no trae nada bueno cuando aparece.
–Me estas asustando –confesé– ¿Qué quieres decir?
–40– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
–Ella es White rabbit9, así la llaman. He oído hablar de otros, que al igual que
tú la han visto; ese vestido, cabello blanco, ojos de plata, la misma actitud. Pero
aquellos que la siguen o la buscan no terminan nada bien, o no se vuelve a saber
de ellos.
–Me estás diciendo qué, ¿ella existe?
–Al menos, como alucinación –hizo una leve pausa-, Sí, pero solo conozco a
una persona que la ha visto, al igual que tú en un sueño.
–¿Y qué le ocurrió?
–Para su fortuna nada, sencillamente la ignoro, ella tuvo la intención de
seguirla pero se arrepintió, no volvió aparecer o saber nada de ella.
–Pero no me pidió que la siquiera o nada por el estilo, sentí más bien que me
quería decir algo.
–Estaba jugando contigo –me recordó–, nunca le pide nada a nadie, aquellos
que la ven son quien se obsesionan por encontrarla o volverla.
–¿Por qué la llaman White rabbit?
–Por relación al cuento de “Alicia en el país de las maravillas”, el conejo
blanco es la creatura maravillosa e inquietante, que Alicia ve en el mundo de sus
sueños, la cual sigue atreves de la madriguera, y persigue por todo el extraño
mundo al que la lleva, sin nunca alcanzarlo por más que se esfuerza.
–Es inquietante, en verdad, pero hay algo que me perturba aun más, ¿Dónde
estaba? y ¿Qué era el inmenso león?
–Ya te dije, que ese lugar no es más que la forma en que tu subconsciente ve
el lugar en que nos encontramos, el paraíso en las nubes quizás sea lo que has
dejado atrás, pero el león no lo sé. Podría estar relacionado con ella, no puedo
entender que te quiso decir al final, ¿quizás se refería a él?, o podría no ser nada.
Solamente una distorsión de la presencia de Italia, la cual te saco de ese trance,
formada por el trauma que has vivió.
–Puede ser, ahora tengo algo mas en que pensar.
9
Conejo Blanco
[Revisión 5] –41–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
–Te recomiendo que no lo hagas por tu bien no te traumes con esto, toma
en cuenta que no es más que un mito, supersticiones formadas por la gente que
vive en este lugar. Como muchas otra, algunas ridículas en verdad,
manifestaciones del miedo colectivo de los sobrevivientes.
–Quizás tengas razón.
Nadie dijo nada por un buen rato, hasta que Italia se arto del silencio y
confesó;
–Estoy aburrida –había permanecido en silencio todo el tiempo escuchando
nuestra conversación, pero ya había perdido el interés en ella– ¿Qué me vas a
enseñar en mi lección de hoy abuelito?
–Creo que hoy no estudiaremos Princesa, en cambio me gustaría contarte
una historia que he recordado. Claro si a nuestro amigo Adrik ¿no le molesta?
–Yo estoy bien, atienda a la niña.
–Muy bien Princesa, hoy te voy a contar el cuento de Alicia, ella era una
pequeñita que viajo a un mundo de ensueño donde tuvo muchas aventuras…

Vicente comenzó a relatar aquel viejo cuento, con todo lujo de detalle pues
aquel profesor podría recordad cada palabra del relato como si la estuviera
leyendo directamente de la novela. Italia estaba muy emocionada con aquel
cuento, no paraba de preguntar cuando surgía alguna duda, lo cual trunco la
historia tantas veces que ya no puedo recordar.
Le pregunte a Italia si en otra ocasión la había escuchado, ella dijo que era la
primera vez que la oía. Recuerdo que durante mi niñez la escuche muchas veces –
en realidad había visto las películas–, aun así sabía perfectamente de que trataba.
Tras escuchar la narración y explicación que ofrecía el viejo, incluso yo quede
absorto en aquel cuento.
Por primera vez, pude apreciar el profundo simbolismo de aquella historia,
Vicente nos dio uno de los más bellos relatos, e interpretación que jamás hubiera
–42– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
escuchado, algunas de ellas estrechamente relacionas con la muerte, entendí los
motivos de esa niña de escaparse solo para escuchar al anciano, quien sin duda
era uno de los hombres más sabios de ese y de cualquier mundo.
Una de las aclaraciones que mas me gusto, y que mejor recordare fue
cuando Alicia de dio cuenta de su no existencia, y que ella misma había dejado de
existir como tal.
“¡Dios mío! ¡Qué cosas tan extrañas pasan hoy! Y ayer todo pasaba como de
costumbre. Me pregunto si habré cambiado durante la noche. Veamos: ¿era yo la
misma al levantarme esta mañana? Me parece que puedo recordar que me sentía
un poco distinta. Pero, si no soy la misma, la siguiente pregunta es ¿quién
demonios soy? ¡Ah, este es el gran enigma!”10
Vicente me dijo, que Alicia se había dado cuenta de un cambio, que podía
relaciona su forma de comportarse como dos personas, con el hecho de que ella
estaba dejando ser ella misma. Tal como le ocurría a Vicente con la pérdida de su
conciencia y la locura.
Yo objete diciendo que Alicia no estaba ni cercanamente tan loca como él,
que no era más que una desfachatez infantil.
El viejo compartió mi opinión pero mención otro fragmentó del cuento en el
que Alicia imponía su razón sobre de los disparates del país de las maravillas.
“Y la moraleja de esto es: «Sé lo que quieres ser» o, si quieres que lo diga de
un modo más simple: «Nunca imagines ser diferente de lo que a los demás
pudieras parecer o hubieses parecido ser si les hubiera parecido que no fueses lo
que eres».”11
Vicente me dijo que aquel cuento, no debía ser tomado tan literal como lo
estaba haciendo yo, sino que encerraba en si mismo muchas claves, que solo los
niños al ser de mente más abierta podían entender. Algo así como una

10
Alicia, en el país de las maravillas –monologo, sobre su identidad–
11
Alicia, en el país de las maravillas –discusión sobre la mostaza–
[Revisión 5] –43–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
advertencia sobre otro mundo, era por eso que para ellos es más fácil aceptar la
llegada a este mundo.

Italia se quedo dormida poco antes de concluir el relato, el cual tuve que
terminar yo en otra ocasión.

–44– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
VII

–Insidia–

Estuve discutiendo, con Vicente sobre varios libros famosos más, después de
que Italia se quedo profundamente dormida.
El anciano me aseguraba que en varios de ellos, principalmente en los
religiosos o antiguos, estaban escondidos fragmentos que describían, la verdadera
naturaleza del infierno. Y que algunos más modernos, pocos en realidad, tenían
mensajes ocultos que debían ser interpretados.
–Todos y cada uno de ellos no eran más que una advertencia sutil, sobre
este lugar, cosa que ignoramos en su momento, a causa de las tesis impuestas por
las diferentes religiones.
–No puedo aceptar lo que dices, las relaciones que presentas no son más
que interpretaciones vanas, demasiado subversivas.
–Subjetivas –Corrigió, él en realidad disfrutaba mi ignorancia, lo cual me
irritaba bastante.
–Eso dije. Este lugar no encaja en ninguna de las explicación sobre el infierno
o el paraíso, que haya escuchado antes, ni en lo más mínimo, además si fuera

[Revisión 5] –45–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
cierto lo que dices, no existe ninguna forma de que ellos supieran sobre este
lugar. ¿Cómo sabían lo que hay después de la muerte?
–Esa mi amigo, es la pregunta correcta…

Vicente se levantó de un salto, despertando a Italia que dormía a su lado. El


viejo guardaba silencio cauteloso, prestaba atención a los ruidos exteriores, como
si una emergencia estuviera pasando y nosotros no pudiéramos percibirla.
–¿Qué pasa? –pregunto la niña, abatida por el fuerte golpe que recibió con
el movimiento abrupto de Vicente.
Exactamente la misma pregunta que yo quería hacer.
Cubrió su pequeña boca con la mano, llevo su índice a sus labios en una
señal habitual, que exige silencio. Tanto la niña como yo obedecimos,
permanecimos lo mas inmóviles que pudimos, algo malo estaba ocurriendo,
aunque no podía imaginar de que se trataba, concentré mi atención para
descubrir alguna señal, algún ruido, pero no había nada por qué inquietarme,
todo estaba en completa calma, comencé a sospechar que no era más que otra
de las locuras del viejo, e intente tranquilizarme.
Levanto a Italia la puso entre mis brazos y ordeno:
–¡Rápido, salgan de aquí! Toma a la niña, y llévala lo más lejos del
campamento que puedas.
–Pero… –quise protestar.
–Tras la salida dobla a la derecha y sigue de frente, como a trescientos
metros ahí un peñasco suficiente mente grande para cubrirlos a los dos, ocúltense
allí y no vuelvan, por nada. ¿Entendieron? ¡Por nada! Hasta que todo termine.
Me quede sin habla.
Mientras Vicente nos sacaba a empujones de su choza, fue cuando advertí
que seguía atado a aquellas cuerdas que lo mantenían dentro de la barraca, y que
no podía salir de allí.
–46– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
–Adrik, ¿prométeme que protegerás a Italia? Pase lo que pase.
–Desacuerdo, pero no entiendo ¿qué está ocurriendo?
–Ellos, vienen por ella, si la atrapan la…
Algo malo estaba pasando, así que no me preocupe por los detalles y
obedecí, salí en silencio de la barraca de Vicente.
Puede apreciar siluetas que se movían entre la bruma y se dirigian hacia
nosotros, partí en dirección contraria, la dirección que me había indicado el viejo.
Entonces pude escuchar un grito de alarma:
–¡Demonios!
Un ataque ¿así que de eso se trataba?, abrase a la niña, con fuerza contra mi
pecho y corrí con todas mis fuerzas hacia el escondite.
–¡Italia no está! –grito Mauricio.
–¡Rápido búscala! –Ordeno Rolando.
Los demás buscaban a la niña, aun así no me detuve a pensar en ellos, el
pánico se estaba apoderando de mi.
Hubo mucho ruido y voces de confusión, pronto cambiaron por alaridos y
gemidos de pelea.
Italia y yo, llegamos a nuestro escondrijo, nos ocultamos lo mejor que
pudimos. En el campamento se escuchaba el ataque, Italia estaba asustada así
que trate de tranquilizara.
–Descuida si nos escondemos aquí, no nos encontraran.
–Pero los demás, están allá.
Tenía razón, los demás estaban enfrentándose a los demonios. Quise ver
que es lo que pasaba pero no podía ver nada desde allí, no sabía cuántos eran los
atacantes, ni si el grupo de Riccardo podría ganarles, recordé a Abril y a las
mujeres, sin duda Riccardo, Rolan, o cualquiera de los hombres, podría
defenderse de un ataque y sabrían como pelear, ¿pero ellas?
Temí que aquellos salvajes pudieran lastimar a Abril, era una buena chica y
me agradaba, se veía fuerte pero no como para defenderse de un demonio. Yo
[Revisión 5] –47–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
sabía bien que podrían ser muy agresivos, y atacar con mucha fuerza, no sólo a
Abril, Percy que era más pequeña y menudita que Abril también estaba en
peligró, además la señora Pary, sin duda estaría indefensa. Aunque Riccardo y los
otros, pudieran enfrentarlos para defenderlas, también estaba la posibilidad de
que los demonios fueran más numerosos, en tal caso hasta ellos estaban en
peligro.
–Tenemos que ayudarlos. –chillo Italia.
–Ni hablar, tengo que protegerte, selo prometí al viejo.
Ahora me enfoque en Vicente, el viejo estaba en la peor situación de todas,
de permanecer atado no podía escapar y mucho menos defenderse. Pero tenía
razón, había hecho lo mejor; Tomar a Italia y salir de allí, aquella niña sin duda
seria su objetivo, quién peor la pasara si alguno de esos infelices la atrapaba.
Italia me miraba con sus pequeños ojos castaños llenos de preocupación. No
podía ocultarlo también estaba intranquilo, y esa niña tenía razón, no podía
dejarlos a su suerte y esperar que todo acabara.
Sabía que tenía que protegerla, pero muy en el fondo de mi corazón
sospechaba que no era más que mi cobardía la que me impedía actuar, me
avergoncé de mi mismo.
–Escúchame bien Italia –le ordene–, quédate aquí y escóndete yo iré a
ayudar a los demás. ¿Me has entendido?
Asintió.
–Yo vendré por ti cuando todo esto termine, hasta entonces ocúltate bien y
no hagas estupideces.
Salí de nuestro escondite, corrí hacia el campamento ocultándome tras cada
roca o elevación en la superficie que me sirviera de trinchera, no sabía cómo ni
porque pero ayudaría a los, demás, este era el momento para pagar la deuda que
tenía con ellos.
“Es lo correcto” “Tú puedes hacerlo” “Se valiente” fueron algunas de las
palabras que me dije, para evitar arrepentirme y regresar al escondite.
–48– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
A la mitad de mi trayecto, un par de demonios se percataron de mi
presencia, me atacaron. Yo estaba listo, los había descubierto antes y tenía
planeado hacerles frente. Sabía cómo se comportaban, cómo me atacarían;
alaridos, manotazos, mordidas, y golpes sin sentido, esta era la tercera ocasión en
que tenía que enfrentarme cara a cara contra un demonio, había aprendido algo
de las ocasiones anteriores, estaba convecino que podía enfrentarlos, lo único
que tenía que hacer era mantenerme al margen de de sus ataque, cansarlos y
golpear la cabeza, con suerte noquearía alguno antes de que pudieran escapar,
sus dientes eran el único problema.
Sin embargo, su ataque fue más agresivo de lo que esperaba, aun que
intente hacerles frente y defenderme era evidente que no podría ganar esa pelea,
perdí el equilibrio repetidamente cada golpe que recibía menguaba mi resistencia,
había dejado de atacarlos y mi objetivo era burlarlos para poder escapar, uno de
ellos golpeo mi abdomen con tal fuerza que me doblo de dolor, tosí un par de
veces para poder recuperar el aliento, pero antes de poder conseguirlo había sido
golpeado nuevamente, esta vez fui arrojado un par de metro contra las rocas,
estaba débil no había comido nada en horas, mi vista se nublaba, escupía sangre,
y no podía levantarme, estaba en graves problemas, ¿Cómo había sido tan
estúpido?, nuca había recibido semejante golpiza en mi vida.
Rolando y Abril, estaban cerca, se percataron de mi presencia y no dudaron
en rescatarme; Rolando derribo a uno de misa agresores, con una patada, se
incorporo e inmediatamente recibió un codazo en el rostro que lo dejo
inconsciente, el segundo de ellos había levantado una gran roca sobre sus
hombros con la intención de dejarla caer sobre de mi.
–¡Cuidado! –grito Abril.
Me abalancé sobre de él antes de que pudiera soltarla, caí junto con el
librando la roca por apenas unos centímetros, lo abrase con toda mi fuerza para
evitar que escapara, Abril sujeto su cabeza por el cabello y paso un cuchillo hecho

[Revisión 5] –49–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
de huero por su cuello. Aquel hombre comenzó a retorcerse mientras se
desangraba, yo lo solté inmediatamente desconcertado.
Murió un instante después, Abril me ofreció su ayuda para erguirme, pero la
ignore aun no podía asimilar lo que acababa de ver.
–¿Dónde diablos te habías metido? –pregunto Rolando.
–Estaba escondido cerca de aquí…
–Hubieras permanecido en tu madriguera, tenemos cosas más importantes
por hacer, que cuidarte.
Abril, repito la labor con el otro hombre que yacía inconsciente, quien murió
en silencio.
–Lo importante, es que estas bien –dijo ella– pero no es muy sentado que los
enfrentes tu solo, no tienes experiencia en esto.
–Italia y yo, estábamos preocupados por ustedes, no podía quedarme con
los brazos cruzados.
–¡¿Sabes donde esta Italia?! –pregunto Rolando.
–Sí, la tome y la lleve a los peñascos cuando comenzó la invasión.
–¿Ella está bien? –pregunto Abril.
–Perfectamente, la deje en el escondite para venir a ayudar.
–¡Gracias a dios! –exclamó ella– Estábamos tan preocupados.
–Al parecer has hecho algo bien –señalo Rolando–. Rápido Abril avísale a los
demás que ella está a salvo.
Ella, tomo sus armas, corrió hacia las chozas para informarle a los otros que
la niña estaba sana y salva. Apenas entro a los límites del campamento, otro
demonio se interpuso en su camino, me alarme e intente prevenirla, pero en un
rápido y hábil movimiento, ella libero otro accesorio de hueso atado a su espalda;
golpeo en la cabeza al demonio, como si fuera un bate. El demonio rodo en el
suelo un par de veces, Abril ignoró a su apaleado agresor que, se levantaba y caía
aturdido por el porrazo, siguió corriendo al momento que gritaba entusiasmada:

–50– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
–¡Italia está bien, acabemos con ellos! –Una y otra vez, para que todos la
escucharan.
Estaba claro que no estaba tan indefensa como había imaginado.
–Tú, vienes conmigo –dijo Rolando–, aun quedan muchos desgraciados que
tenemos que eliminar.
No comprendí que quiso decir Rolando con eliminar, ¿por qué no dijo
ahuyentar?, o vencer, eliminar era tan contundente, que una vez más me
preguntaba si me encontraba en el bando correcto.
Rolando era muy bueno peleando, quizás seria mejor describirlo como un
maestro del combate cuerpo a cuerpo, cada uno de los adversarios que enfrento,
fueron vencidos notablemente rápido, generalmente incapacitados y noqueados.
Los demás miembros del grupo, portaban armas rudimentarias, en su mayoría
cuchillos, aunque también había hachas y picas, las cuales utilizaban en los
enfrentamientos obteniendo una clara ventaja, Rolando no usaba ninguna, lo cual
que tenia de recordar de hacerlo mí enemigo.
Todos se habían agrupado en parejas, cada una con una ofensiva organizada;
Riccardo con Percy, Mauricio y Guido, Abril ahora estaba con Manu, ellos eran los
más cercanos, los demás no puede verlos, se apoyaban mutuamente, como la
pelea tuviera un protocoló, que conocían de memoria. Mi preocupación había
sido infundada, evidentemente, todos ellos eran unos expertos defendiéndose,
inclusive Percy, la cual yo había previsto como una chica débil.
No quedaban muchos demonios, a pesar de superarnos en número,
aproximadamente el doble que nosotros, los que se acobardaban o se
recuperaban, salían huyendo. Yo tampoco tenía ningún arma, hacia lo que podía
por ayudar a Rolando, el cual comenzaba a verse fatigado también, pero era muy
difícil seguir el ritmo aun no me recuperaba de los golpes recibidos.
Rolando y yo estábamos sometiendo a uno de ellos, lo cual no era nada fácil,
de hecho era muy difícil, porque a diferencia de nosotros los demonios no

[Revisión 5] –51–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
parecían sentir dolor, ni cansancio, una vez que lo tenía firmemente sujeto, perdí
la concentración cuando vi como tres demonios se alejaban del lugar.
–¡Maldición, ¿por qué lo soltaste?! –inquirió Rolando, furioso por haber
liberado al sujeto que tanto trabajo nos había costado tanto doblegar.
No le preste atención y corrí tras ellos. Rolando me detuvo ágilmente.
–Déjalos, no vale la pena están huyendo.
–¡No está huyendo!, van por Italia.
Señale la dirección de la guarida de la niña, ella, había salido de la pequeña
caverna y ahora era visible desde donde estábamos.
–¡Maldición! –Exclamo nuevamente– ¿por qué no lo soltaste antes?
Los demonios estaban peligrosamente cerca del peñasco. Italia los vio
acercarse y se refugió nuevamente entre las rocas.
Comenzamos la persecución, en la cual Rolando me supero fácilmente.
Alcanzo a dos de ellos, pudo derribarlos, e inicio un enfrentamiento contra ellos
por su cuenta, pero el tercero de ellos había llegado hasta donde estaba la niña.
–¡Rápido, salva a la niña! –gruño Rolando quien había sido aprisionado por
sus oponentes.
Pase al lado de él sin detenerme, aunque no lo hubiera dicho sabia que Italia
era prioridad.
Aquel demonio, arrastro a Italia fuera de su escondite, sujetándola por sus
coletas, ella luchaba por librarse de su captor sin éxito, chillaba pidiendo ayuda.
La mirada de aquel hombre era perversa y desesperada, su rostro se torcía en una
extraña mueca que dejaba al descubierto su desagradable sonrisa.
Alzo el brazo en el cual sujetaba firme, uno de esos huesos, que se afilaban
para servir como cuchilla, con la intención de clavarla en la niña. Por primera vez,
vi la naturaleza verdadera de esos hombres y sentí temor, por lo que eran capaces
de hacer.
–¡Suéltala!

–52– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
Me arroje sobre de él, era tan o quizás más fuerte que los otros, y no
liberaba opresión de Italia, forcejeé con él hasta que ella quedo libre.
–¡Corre!
Aquel hombre enloqueció, me ataco con su arma, sabía bien que en un
combate desarmado estaba en una peor desventaja, a pesar de ser cortado, evite
cualquier ataque letal, pero nuevamente estaba evadiéndolo, buscando mi
seguridad. Pude escuchar a Italia sollozando cerca de allí, me avergoncé de mi
mismo no era el momento para dejarme vencer por el miedo; enfurecí.
No iba a perdonar lo que le había hecho a la niña, lo golpeé con toda mi
fuerza me libere de él, cayó al suelo, pero no me detuve me precipité sobre él, la
cuchilla había caído, algunos metros cerca de allí, el demonio logro librarse de mí
y recupero su empuñadura. Forcejeé con él hasta quitársela, después pude sentir
un líquido cálido en mis dedos, había clavado aquella daga en el vientre de mi
enemigo.
Me quede anonadado, hasta ese momento no había considerado que era
una lucha a muerte. Ahora tenía delante de mí, aun hombre que agonizaba con
aquella arma aun en sus entrañas, si bien era mi enemigo y estaba furioso por lo
que hubiera pasado de no detenerlo, no quería matarlo, nunca antes había
matado a nadie. Italia llego junto a mí y me abrazo, aun temblaba de miedo,
¿había hecho lo correcto? Sé que lo hice, ahora mi vida era diferente, tan
diferente como jamás hubiera imaginado.
Nada puede ser como antes, en ningún sentido.

[Revisión 5] –53–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
VIII

–La última lección de muerte–

Yacía en el suelo cubierto de sangre, una parte proveniente de mis


enemigos, el cuerpo uno de ellos a solo unos pasos, la otra de mis propias heridas,
la niña lloraba nuevamente entre mis brazos, y yo con ella esta vez sintiendo un
profundo desprecio, por en lo que me estaba convirtiendo.
La peleas habían terminado finalmente los demonios estaban muertos o
habían huido, pronto estuvimos rodeados por esos hombres y mujeres, que se
decían amigos. Aun no estaba seguro de que lo fueran para mí, había
comprendido que aquella pequeña entre mis brazos era muy importante para
ellos, yo la había salvado, pero a que costo. Sabía que no me juzgarían por lo que
había hecho, aun así yo no lo aceptaba.
No es solo una pesadilla, más que una horrible pesadilla, quería con todas
mis fuerzas despertar.
–Acaba de una vez con esto Muchacho –expuso Riccardo.
“¿Qué quieres decir?”
–Termina con el de una vez, aun sigue con vida.

–54– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
Era verdad, seguía vivo no me había percatado de ello, a pesar de estar
inmóvil no estaba muerto, respiraba y permanecía en una clara agonía.
–¿Por qué? –balbuceé.
–Esa daga, no es una buena arma –dijo Abril–, su filo solamente a
desgarrado el tejido. Si le tienes un poco de compasión evítale más dolor.
–¡¿Cómo puedes decir eso? –reproche –, ¿Acaso son monstruos?! Deja de
hablar de compasión de esa forma, tomar vida de un hombre no es ningún juego,
yo no quería que terminara así.
–No es lo que parece… –esa crítica le dolió mucho a Abril, por un momento
no supo que mas decir.
–¡Está bien lo haré yo, si no lo entiendes! –dijo ellas, mientras desenfundaba
su cuchillo.
Riccardo la detuvo y dijo:
–Espera aun hay cosas que tiene que aprender.
Riccardo, separo gentilmente a Italia de mis brazos, cela entrego a Manu,
quien se la llevo rápidamente al campamento.
Rolando, le arrebato el arma a Abril, y se acerco al cuerpo.
–Préstame atención novato – dijo contundentemente –, si no quieres estar
con nosotros, esta será tú última lección, la más importante de este lugar así que
no la olvides o no resistirás al infierno.
De un solo golpe corto la nuca de aquel hombre para darle muerte. Yo fui
tomado completamente desprevenido por las palabras que acompañaron a esa
acción, y por lo que siguió:
–No, nos juzgues con la moral que guardas de tu anterior existencia, porque
ya no vale nada, este lugar tiene sus propias y perversas reglas, La muerte ya no
significa nada aquí.
Todos dirigieron su mirada al cielo, buscado una señal que no comprendí.
–Allí –dijo Riccardo.

[Revisión 5] –55–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
Observe en la dirección que había indicado, distinguí con temor algo que no
pude comprender.
En la lejanía las nubes se aglomeraban, se iluminaban como si relámpagos
destellaran en su interior, pero sin ningún trueno como consecuencia, se movían
adquiriendo la disposición espiral caracteriza de un tifón, ¿Qué está pasando?, así
como comenzó termino, el cielo se detuvo, pude ver que en toda su inmensidad
se podían distinguir la mismas figura que se desvanecía. Del corazón de esa espiral
algo comenzó a caer.
–¡Por dios! ¡¿Qué es eso?!
La inconfundible figura, continuaba con su descenso. La figura de un hombre
que caía del cielo a la lejanía.
–Ahora lo sabes –dijo Rolando –, ni siquiera la muerte es un escape de este
lugar.
Rolando y algunos de los presentes, comenzaron el trayecto de regreso al
campamento, habían visto mil veces la misma escena, ya no los podía sorprender
tanto como a mí.
–Eso mi amigo –explico Riccardo –, es la Reencarnación del infausto que
acaba de morir.
–¡¿Qué?!
–Ya lo has visto, ¿no? –dijo Abril–, ahora espero que nos perdones. ¡Vamos!
Volvamos con los demás, creo que tenemos mucho que explicar.
Mi impresión no disminuía, pero accedí. Caminamos de regreso a las
maltrechas chozas, frecuentemente me detenía a observar nuevamente, aquella
escena celeste que se desvanecía lentamente, en una de esas ocasiones, algo
llamo mi atención en una dirección diferente, a lo lejos, muy a lo lejos sobre de
una de las elevaciones de aquella llanura, probablemente a más de ½ Km, un
hombre nos observaba, no un demonio, la mirada de ese demonio se cruzo con la
mía, y por un instante sentí que lo conocía. No solo era mi imaginación, a esa

–56– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
distancia no podía distinguir, seguramente era alguno de los que logro escapar,
ese hombre dio media vuelta y comenzó a alejarse.

[Revisión 5] –57–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
IX

–Reencarnación–

El campamento había resentido las consecuencias de aquella guerra, algunas


de las chozas habían sido destrozadas, sin embargo la mayoría permanecía en pie,
nuevamente me encontraba en la barraca principal, acompañado de los demás
miembros de la pequeña comunidad, para mi alivio todos se encontraban a salvo,
quizás un poco magullados pero superaron el percance, algunos de ellos quienes
no había visto en el exterior, presentaron heridas más serias que ya habían sido
tratadas, Bernardo quien para mí era el mayor de ellos, tenía un corte en la pierna
derecha que estaba siendo remendado por Etel a flor de piel, cuándo Bernardo
me descubrió mirándolo, no hiso más que devolverme una sonrisa y decir en tono
irónico, que se había descuidado, era sin duda la mayor herida que se había
presentado, los demás por mucho tenían algún hematoma pequeño, sin embargo
ninguno de ellos parecía preocuparse demasiado por ello. Todos hablaban sobre
temas más inquietantes; discutían sobre las pérdidas que habían sufrido, sobre lo
inusual que había resultado el ataque, sobre el número de adversarios. Yo por mi
parte permanecí en silencio esperando que llegara mi oportunidad para poder
entrar en la discusión general. Mientras tanto, la señora Pary se acerco a mí.

–58– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
–¿No tienes hambre hijo? –pregunto de forma gentil– Aún te rehúsas a
comer.
–Quizás pueda aceptar un poco de agua –dije finalmente.
Ella pareció complacida por mi nueva disposición, tome un poco de aquella
agua rancia, lo cual agradecí en silencio.
Una vez saciada mi sed, acercó otro cántaro lleno de líquido, y un fragmentó
de tela, tela de verdad, no quise saber de dónde la habían obtenido, así que no
pregunte, de cualquier modo me sentí feliz, por descubrir que a pesar de todo
había cosas normales, pequeñas cosan familiares, recuerdos, de lo que Rolando
había calificado acertadamente como una existencia anterior.
–Sera mejor que limpies tus heridas –sugirió–, no se infectaran pero
debemos asegurarnos que sanen rápido. No tenemos mucha agua, asegúrate de
no desperdiciarla.
Una vez que me enseño, como limpiar la sangre, de mi cuerpo y heridas, sin
gastar demasiado del valioso liquido, se ocupo de otros asuntos, dándome mi
espacio. Cuando termine de aséame, finalmente pude concentrarme en la
discusión:
–Debemos aguardar un una par de semanas más. –dijo Riccardo.
–Sé cómo te sientes amigo, pero lo que paso hoy es la prueba de que hemos
permanecido demasiado tiempo en este lugar.
–Estoy de acuerdo con Ronál –intervino Etel– no es normal, el
comportamiento de los demonio, ellos no suelen atacar los campamento, esto
puede repetirse.
–No estamos seguros –defendió Riccardo–, que el ataque haya sido por eso.
–Lo que me inquieta fue el numero –dijo Rolando–, sabes bien que fueron
demasiado, esta vez tuvimos suerte, la próxima ves alguno de nosotros podría
conseguir algo pero que un corte en la pierna.

[Revisión 5] –59–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
–Rolán, no debes aprovecharte de mi descuido –dijo Bernardo–, para forzar
la decisión de Riccardo. Yo estoy a su favor, creo que aun podemos esperar
algunos días.
–¿Qué está pasando? –le pregunte a Mauricio que estaba cerca de mí.
–Discuten, si debemos comenzar a movernos.
–¿Por qué? –pregunte nuevamente.
–Rolán, cree que los demonios de la zona, han comenzado a vernos como
presas, por lo que podrían iniciar otra cacería en cualquier momento.
No lo había comprendido del todo así que explico:
–Generalmente, los demonios permanecen alejados de las caravanas. Nunca
suelen atacar a ninguna, mucho menos con un grupo tan numeroso, pero suele
suceder, ya las visto. Hemos estado en este lugar por más de un mes, así que ha
llegado el momento de irnos de aquí.
–Cuando Pary se lastimo la rodilla –expuso Bernardo–, permanecimos por
tres meses en ese campamento, nunca fuimos atacados. Yo creo que no se
repetirá.
–Eso fue hace cuatro años –dijo Etel–, en otro lugar muy lejos de aquí.
–Si no están de acuerdo, creo que deberíamos pedir opinión de todos –
sugirió Bernardo–, solucionemos esto, con una votación.
–No Bernardo –dijo Riccardo –, ellos tiene razón, es peligroso seguir aquí,
esta vez puse en peligro a la niña. Descasaremos un par de noches,
continuáremos con nuestro camino.
Ninguno, contradijo la decisión de Riccardo. Y finalmente llego el momento
en que concentraron su atención en mí.
–Lo que nos deja, con el otro asuntó pendiente –dijo Rolando.
Todos voltearon a verme.
–¿Tú qué piensas hacer? –me pregunto –, ¿vendrás con nosotros o tomaras
otro camino?

–60– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
–¡Por supuesto que viene con nosotros! –Intervino Mauricio–, ¡por dios! ¿No
vieron como defendió a Italia?
–¡Cállate Mauricio! –lo reprimió Abril– Esta es la decisión de Adrik, ya ha
soportado demasiado, como Fali, al enfrentarse a los demonios, y sobrellevar la
noticia de su muerte. Ten un poco de respeto recuerda lo difícil que es para él,
deja que tomo solo su decisión.
–¿Y bien? –pregunto Riccardo amablemente.
–No tengo otra opción –dije finalmente–, ¿Oh si? Aun hay cosas que quiero
saber.
–Pregunta lo que quieras, ya no podemos ocultarte nada.
–¿Qué fue lo que paso allá afuera? ¿Qué es la Reencarnación?
–No te lo esplique antes –dijo Riccardo–, porque no es algo fácil de intuir.
Tenias que verlo por tus propios ojos para comprenderlo. ¿Recuerdas tu primer
día en el desierto?
Asentí, no obstante eran muy vagos mis recuerdos.
–Así fue como todos llegamos a este lugar.
–Estoy más confundido que antes –dije–, no entiendo adonde quieres llegar.
–Si me lo permites Riccardo, me gustaría ser yo quien le esplique a nuestro
Fali, que fue lo que ocurrió, como medico creo que podría ser más clara mi
explicación.
–Adelante Etel, también creo que es una mejor idea.
–Existen varias hipótesis muy buenas que explican la Reencarnación –
señalo–, una de ellas dice, que los cuerpos de los hombres no son más que un
cascaron. Yo creo que esta es la más adecuada para interpreta lo que has visto. En
la Tierra muchas religiones atribuían al cuerpo un alma y un espíritu, que después
de la muerte trascendía a un plano superior, esto era algo que nadie podía
probar, un dogma en el que solo podías tener fe, según la ciencia, la muerte es un
proceso en que una entidad orgánica deja de funcionar, y comienza a
descomponerse, no había pruebas que apuntara a la existencia de un espíritu.
[Revisión 5] –61–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
Pero en este lugar las cosas son diferentes. Al momento de tu muerte, ¿si quieres
verlo así Adrik?, tu espíritu abandono tu cuerpo, y por alguna razón que nadie
conoce, llego a este lugar. Aquí recibiste un nuevo cuerpo, en la tierra lo único
que quedo de ti, fue el anterior recipiente de tu espíritu, es por eso que tus
familiares o amigos pueden, enterrarlo, cremarlo, embalsamarlo, o mutilarlo y
donar sus órganos a alguien más.
–Espera que estás diciendo; ¿Qué este cuerpo no es mi?, ¿Qué yo, no soy
yo?
–Sigue siendo tan tú, como siempre lo has sido. Porque tu Ser, tu yo interior;
pensamientos, ideas, y recuerdos , siguen siendo los mismos. Esto es un
pensamiento filosófico abstracto, no te obsesiones mucho con el por qué es más
fácil que pierdas la razón antes de por entenderlo. El punto es que, si cualquiera
de nosotros muriera en este momento, en algún otro lugar del infierno volvería a
ocurrir ese fenómeno y nuestro espíritu obtendría un nuevo cascaron,
conservando cada uno de los recuerdos, de sus subsistencias anteriores, es
posible que no comprendas esto del todo porque no recuerdas como fue tu
muerte. Pero te aseguro que si en este momento volvieras a morir, estarías más
consciente de lo que te he dicho al reconstruirse tu cuerpo.
– Eso quiere decir, que todos ustedes ¿han muerto varias veces?
–No es tan simple Adrik –dijo Riccardo.
–La Reencarnación no es algo que esté a nuestro favor –dijo Abril.
–¿Qué significa eso Abril?
–Muy pocos de nosotros han sobrellevado más de la primera Reencarnación
–dijo ella.
–Existen ciertas peculiaridades que tienes que conocer todavía –explico Etel
–. Como dijo Abril algunos de nosotros podemos dar testimonió, sobre la
experiencia así que si dudas todavía pues experimentarla nuevamente por tu
propia cuenta. La primera de ellas es que todos la hemos vivido al llegar a este
lugar; la primera Reencarnación es imprevista y por lo general no estás consciente
–62– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
de lo que está sucediendo. Yo en lo personal he vivido en dos ocasiones la
Reencarnación; durante mis prácticas en el hospital, adquirí una infección que
conllevó a mi muerte, yo descansaba en la cama de un hospital esperando
recuperarme, repentinamente me encontraba como todos cayendo
aceleradamente, en ese momento me espante por lo que estaba sucediendo, la
desesperación me invadió, ya que no sabía cómo había comenzado mi descenso,
así que caí mal, me golpee la cabeza con el primer impacto, volví a morir algunos
instantes después, así que nuevamente me encontraba cayendo, en esta ocasión
el impacto fue brutal pero sobreviví, un grupo de personas como nosotros pudo
diferenciar que aquella caída era de un Fali, ellos fueron quienes me rescataron.
Riccardo intuyó mí desconcierto así que explicó:
–los novatos por lo general, se espantan descienden muy violentamente, se
pueden distinguir de los demonios por la forma en que se mueven durante el
descenso, por lo general los demonios, suelen matarse entre ellos, podríamos
decir que están acostumbrados a la Reencarnación, porque sencillamente esperan
a que termine, sus descensos son más tranquilos. Algunos dicen que
experimentar tantas veces la muerte es lo que destroza la conciencia de lo
demonio, esto no es cierto, hay muchas personas que la evita y aun así terminan
enloqueciendo.
–La segunda característica de la Reencarnación –prosiguió Etel–; es que
siempre ocurre en el cielo, aun no sabemos porque, ni como, nadie ha visto
ninguna de cerca, quizás allá algún catalizador en las nubes que la desate, creo
que nunca lo sabremos, en fin por lo general son indoloras, nadie es consciente
de lo que esta pasado allá arriba hasta que comienza a caer de las nubes.
Naturalmente te garantiza un buen porrazo, cada vez que ocurre,
independientemente del dolor de la muerte anterior. La tercera particularidad, es
una de las más impresionantes de todas; el nuevo cuerpo que se forma siempre
es un cuerpo sano, libre de cualquier mal o lesión que hayas obtenido en una
preexistencia, de la misma edad y con una apariencia muy similar a la que se tenía
[Revisión 5] –63–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
en el momento de la primera muerte. Como médico, esto es maravilloso si lo ves
desde mi punto de vista personal, si tuvieras un accidenté, en el que perdieras
alguna extremidad, o quedaras con alguna incapacidad, recuperarías tu salud al
momento de la Reencarnación.
–¡Eso es sorprendente! –no pude oculta mi emoción.
Inmediatamente busque una enrome cicatriz en la planta del pie derecho,
que había conseguido en un accidenté en la niñez.
–¡Es verdad! –exclamé tan sorprendido, como excitado– Aquí tenía una
herida de mi niñez, ¡ya no está!
A pesar de que algunos de ellos parecían satisfechos con mi descubrimiento,
no compartieron mi entusiasmo, fue entonces cuando recordé que la
Reencarnación no era algo bueno.
–Puedo ver que te estás familiarizando con esto –dijo Etel–,
lamentablemente aun hay un aspecto que juega en nuestra contra. Rolán es uno
de los que más veces la ha experimentado, un total de tres veces antes de ser
rescatado, así que puede explicarte sus experiencias.
–Me rehusó –respondió–,saben que no me gusta hablar de eso.
–No tienes que entrar en detalles –dijo Abril–, solamente explicarle el
problema.
–Está bien –acepto–, la cuarta regla, es sobre la localización. Lo usual es que
los demonios, caen cerca de su lugar de muerte, ya lo has visto, a no más de 100
Millas de su cadáver. ¿Por qué? No me lo preguntes no lo sé, cualquiera que aun
conserve sus emociones puede caer en cualquier lugar del infierno, estamos
hablando de una extensión de miles de Millas. Estará solo, nunca más volvería a
ver, a sus compañeros. ¿Ahora entiendes el problema?
–Si –respondí–, la Locura.
–Exactamente –dijo Etel–, una persona sola, tiene una posibilidad nula, de
volver a encontrar a alguien lúcido, sería una víctima contante de ataques de
demonios, no había nadie que lo ayudara a sobrevivir, permanecería en una
–64– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
contante soledad. Irremediablemente en esa condición no le tomaría mucho
perder su humanidad.
–Ese es el destino de miles de personas, que mueren todos los días,
experimentan –Es lo que nosotros tratamos de evitar, cada vez que encontramos
un Fali –dijo Abril.
–Es el motivo por el que te rescatamos –admito Rolando.

[Revisión 5] –65–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
Continuara... 12

12
La continuación del argumento estará disponible en breve
–66– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
Comentarios del autor.

Comencé a escribir comentarios a partir del capítulo VII, el cual fue un


verdadero suplicio para mí, ya que ese capítulo era la primera escena importante
de acción, en el cual tenía que ser muy cuidadoso, ya que sería importante para el
futuro de la historia, en la primera versión de este capítulo Adrik tenía una mayor
convicción y apoyaba a Ronaldo en igualdad de condición en la pelea, pero decidí
que era demasiado superficial, así que decidí que debía ser mas temeroso,
colocarlo en situaciones más peligrosas, aunque el personaje fuera considerado
como cobarde. Mi intención en una primera instancia era que el lector pudiera
descubrir que en el protagonista comenzaban a mirar a Abril, con otros ojos, que
surgieran en el, sentimientos que no había expresado antes, pero que estaban
evolucionando desde su conversación en el capítulo IV, lo cual lo impulsaba a
entrar en la pelea con la intención de salvarla. Pero esto no resulto como yo
quería ya que no quedo del todo estampado el sentimentalismo que deseaba.

Con respecto a la portada, creo que es la definitiva, en ella apérese Italia, la


principal protagonista, con una imagen un poco abstracta, que puede ser vista de
diferentes formas, como una llamarada de fuego (algunos me han dicho que
parece una mariposa de fuego esta idea me gusto), quizás como una luz de
esperanza, o la tan mencionada puerta del infierno, interprétenlo como gusten.

Con respecto a los capítulos anteriores, no tengo mucho que decir, lo he


modificado en varias ocasiones, principalmente el I y II, lo mas complicado de la
redacción de estos ha sido respetar la línea de tiempo que me he impuesto para

[Revisión 5] –67–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/
no revelar definiciones ni adelantar explicaciones que sería objetivo de capítulos
posteriores.

Uno de los personajes de los que estoy muy orgulloso es Vicente,


presentado en el capítulo IV aunque este personaje, era un personaje secundario
que saldrá rápidamente de la historia principal; debía ser descrito en uno cuantos
capítulos y entablar una relación de maestro y alumno con Adrik, a quien
inculcaría la idea de “salir del infierno”, en el capítulo VI me he dado cuenta que
es un personaje realmente complejo, y que vale la pena ser retomado en
capítulos posteriores aunque no permaneciera en la trama principal, por lo que
gran parte de este personaje será revelada a lo largo de la novela.

El capitulo V fue uno de los que más he disfrutado, y para el cual tuve que
investigar más sobre otras obras, el desarrollo de este capítulo fue una sorpresa
tras otra, la idea del sueño en que aparecía White rabbit me surgió de pronto y
me permitió introducir a este personaje bajo el cual estará enfocado al final del la
primera parte, además de rebelar una pequeña porción de la historia central, la
historia de Italia, así como las notas de Alicia en el país de la maravillas que
volverán a ser importante una vez que el protagonista consiga regresar a la Tierra.
Este capítulo lo termine muy rápido y casi no ha sido alterado desde su primera
versión.

El capítulo VIII es el segundo capítulo corto puramente descriptivo en el que


introduzco por primera ver la idea de la Inmortalidad, bajo la cual se centrara
toda la novela. Y pude terminarlo como había planeado, desde hace mucho
tiempo, con una escena inquietante que no tomara importancia verdadera hasta
la segunda incursión en el infierno posterior, al regreso de Adrik, después de
conseguir el añorado escape a la Tierra.

–68– [Revisión 5]
Déjame tus comentarios en
http://issuu.com/btsuki/
El capitulo IX es un capitulo puramente explicativo, si bien las explicación
pueden considerarse todavía a medias, no es porque no las tenga bien
estructuras, como ya dije tengo una línea de tiempo que tengo que respetar para
no revelar información al lector que le quite misterio a la historia. Además creo
que por fin se entiende, el eslogan de la historia; la cita de “Alicia en el País de las
maravillas” que estampe en la portada. Muestro lazos más fuertes entre mis
personajes, algunos de los cuales no habían tenido la participación deseada hasta
este momento, en este capítulo conseguí, algo que había estado buscando desde
el comienzo: Presentar una esencia del infierno original he innovadora, en este
capítulo por fin logro plasmar un lugar terrible en el que están atrapados los
personajes, el miedo que puede infundir en ellos, y el motivo que los mantiene
unidos. Esto fue gracias a Abril, que debido a la sensibilidad emocional presentada
en capítulos anteriores, por fin quiebra su máscara optimista, y al fin me permitió
conseguir mi tan anhelado arquetipo infernal.

Agradezco sus comentarios, y criticas (sobretodo criticas), no me voy a


enojar, estos comentarios fueron hechos para que se involucren un poco mas con
la historia, y puedan decirme su opinión, y así que por favor háganme ver mis
errores, para poder mejorar mi trabajo. Se lo agradeceré profundamente.
Después de concluir el plan general de la obra me he dado cuenta, que es
una historia que puede dar mucho, así que les pido disculpas por ser yo quien la
cuente y no un profesional, mi principal objetivo es mejoras cada vez más.

[Revisión 5] –69–
Déjame tus comentarios en
http://scribd.com/btsuki/

Centres d'intérêt liés