Vous êtes sur la page 1sur 3

ANALISIS DE LA PRODUCTIVIDAD DEL TRABAJO

¿Qué ocurre con el producto marginal del trabajo a medida


que se van contratando
trabajadores?
Al principio aumenta (0, 3, 5) pero luego va descendiendo (4, 3, 2,...).
Este comportamiento corrobora lo que hemos llamado ley de
rendimientos decrecientes: cada nuevo trabajador hace aumentar
menos la producción debido a que opera con menos capital.
Ya estamos en disposición de trazar las curvas de producto total,
medio y marginal:

Comentamos a continuación las gráficas:


En la gráfica de Producto Total (superior), representamos en el eje de
ordenadas la cantidad de producto obtenida y en el eje de abscisas,
la cantidad de trabajo aplicada.
La curva de producto total puede dividirse en varias zonas:

a) Zona (desde punto 0 a punto 1):


La curva de producto total es convexa respecto del origen.
¿Qué significa esto?A medida que avanzamos por el eje de abscisas
hacia la derecha (aumentando la cantidad de trabajo), la producción
crece más que proporcionalmente. Es decir:
Cada nuevo trabajador incorpora más a la producción que el
anterior
No ha entrado aún en acción la ley de rendimientos
decrecientes del factor trabajo.

b) Zona (desde punto 1 a punto 3):


La curva de producto total es cóncava respecto del origen.
¿Qué significa esto?
A medida que avanzamos por el eje de abscisas hacia la derecha
(aumentando la cantidad de trabajo), la producción crece, pero cada
vez menos. Es decir:
¿Cómo encuadra esto con la gráfica inferior?
Las dos zonas principales en las que hemos dividido el gráfico
superior coincide con los dos tramos de la curva de producto marginal
del factor trabajo.

Observamos que:
(a) Cuando la curva de producto total es convexa respecto al origen,
la curva de producto marginal es creciente, es decir:
Cada trabajador adicional incorpora más a la producción que
el anterior, hace incrementar la producción más que
proporcionalmente.
(b) Cuando la curva de producto total es cóncava respecto al origen,
la curva de producto marginal es decreciente, es decir:
Cada trabajador adicional incorpora menos a la producción
que el anterior, hace incrementar la producción menos que
proporcionalmente.

Analizamos ahora la curva de producto medio del trabajo. Vemos


como entre el punto 0 y el punto 3 de la función de producto total, la
curva de producto medio es, primero, creciente y más tarde,
decreciente.
A medida que aumenta el trabajo contratado, va aumentando la
producción. En el primer tramo (punto 0 a punto 2), la producción
media aumenta, mientras que a partir del punto 2, desciende.

Pues bien, la pregunta ahora es:


¿En qué punto se situará el productor? ¿Hasta qué nivel de
trabajo contratará?
No podemos aún decir qué nivel de trabajo contratará exactamente
pues nos queda abordar el tema del coste del trabajo, pero sí que
podemos saber en qué zona (A, B o C) a situarse el productor.
Veamos:
a) Zonas A y B: En esta región, a medida que el empresario contrata
más trabajadores, aumenta por término medio la producción, así que
es razonable pensar que seguirá contratando trabajo.
Por tanto, no se quedará en esta zona.
b) Zona D: En esta región, es claro que contratando más trabajo, la
producción desciende. Por tanto el empresario tampoco se situará en
esta zona.
c) Zona C: En esta zona es donde operará el empresario. El punto
exacto no podemos determinarlo aún, pues depende de la estructura
de costes.
Como vemos, en la zona delimitada por los puntos Óptimo Técnico
y Máximo Técnico es donde actuará el empresario. Si nos fijamos,
en esta región:
Por término medio, cada trabajador aporta más que el último
contratado; o lo que es lo mismo:
PMeLPMa L