Vous êtes sur la page 1sur 2

Lectura 4 Métodos y técnicas de investigación

Rojas Soriano, Raúl. Guía para realizar investigaciones sociales, UNAM, México, 1985. Tomado de: Mario Albarrán Vázquez (Compilador). Conocimiento Ciencia e Investigación, Editorial Torres Asociados, México, 1992.

Los métodos y técnicas son las herramientas metodológicas de la investigación, que permiten implementar las distintas etapas de ésta, dirigiendo los procesos mentales y las actividades prácticas hacia la consecución de los objetivos formulados.

Es posible que algunas personas no encuentren una clara diferencia entre el método y la técnica, lo que sin duda origina concepciones erróneas del proceso de la investigación; por ello es necesario tener una idea clara sobre cada uno de los términos mencionados.

En su acepción más amplia el método es la manera de alcanzar un objetivo; o bien, se le define como determinado procedimiento para ordenar la actividad. (Lundin Rosental, Diccionario filosófico, p.313).

El método científico no se presenta de manera única, ya que hay diferentes maneras de abordar o enfocar un problema, de proceder para recopilar la información, de analizarla y de presentarla. Todas estas maneras son guiadas por una serie de principios o preceptos que permiten considerar los resultados obtenidos como científicos.

De esto se desprende que: sólo una investigación llevada en forma metódica nos puede proporcionar claros conceptos de las cosas, hechos y fenómenos; nos puede facilitar la sistematización de nuestros conocimientos e ideas y hacer posible, finalmente, que descubramos las leyes o regularidades a que está sometido todo lo que existe y sucede (Max Hermann. Investigación económica. Su metodología y su técnica).

Los métodos pueden ser generales o particulares. Los primeros son el análisis y la síntesis, la inducción o la deducción, el experimental y otros. Estos métodos generales pueden ubicarse dentro de la perspectiva del materialismo histórico y dialéctico que representa una teoría y un método general de conocimiento o dentro del enfoque positivista y sus variantes.

Los particulares son aquellos que cada una de las disciplinas han desarrollado de acuerdo a sus propias necesidades y limitaciones, según las normas que el método científico fija. Resulta importante señalar que el método se desprende de la teoría, de ahí su estrecha relación con ésta.

En este sentido

la

teoría nos indica

que

“el

objeto de estudio

tiene tales

características y por lo tanto debemos abordarlo de determinada manera o método” (Agustín de la Cueva, “Sobre la filosofía y el método marxista”, Revista Mexicana de Ciencia Política, Núm. 78, p. 127).

Puede decirse entonces que el método se refiera a criterios y procedimientos generales que guían el trabajo científico para alcanzar un conocimiento objetivo de la realidad. La técnica es un conjunto de reglas y operaciones para el manejo de los instrumentos que auxilia al individuo en la aplicación de los métodos. Cuando se realiza una investigación (teórica o empírica), la técnica debe adecuarse al método que se utiliza, lo cual presupone la existencia de una ligazón entre ellos.

También es necesario señalar que en una investigación debe tenerse cuidado al utilizar las distintas técnicas susceptibles de aplicarse para indagar sobre nuestro objeto de estudio.

Esto obliga a mantener una vigilancia constante para, por un lado evitar el manejo indiscriminado de las técnicas y, por el otro, permitir su adecuada aplicación al objeto de conocimiento, ya que: los que obran como si todos los objetos fueran apreciables por una sola y misma técnica o indiferentemente por todas las técnicas, olvidan que las diferentes técnicas pueden contribuir, en medida variable y con desiguales rendimientos, al conocimiento del objeto sólo si la utilización está controlada por una reflexión metódica sobre las condiciones y los límites de su validez, que depende en cada caso de su adecuación al objeto, es decir, a la teoría del objeto (Pierre Bourdieu et. Al., El oficio del sociólogo).