Vous êtes sur la page 1sur 50
CAPITULO 1 Introduccién FUNDAMENTO Hace mucho tiempo que se escucha, del lado de las instituciones publicas, que en la actividad del reno! hay pocas mujeres. En el Informe del Parlamento Noruego utimero 28 (1991-1992) —Bissova¥ boazodoallu [Un sector del reno sostenible|— se indica que, tal como esta hoy en dia este sector, a las mujeres les resulta dificil encontrar un lugar, a no ser que deseen dedicarse a las mismas actividades que los hombres. Las actuales funciones en la actividad del reno estén fuerte- mente ligadas al varén. Las funciones de la mujer en lo que respecta a la administracién doméstica, y ala transmisién de los saberes practicos de generacién en generacién, han empezado a desvanecerse. Los futu- tos trabajadores del reno se socializan, hoy en dfa, a través de los varo- nes, que llevan consigo a los muchachos junto a la manada (ibid.: 44), ' A lo largo de este texto se usa generalmente “actividad del reno”, y. a veces, con un matiz més oficial, “sector del reno”, para traducir al espaftol las palabras del sami boazodoallu y boazoealdhus. Evito con ello el uso “industria del reno”, que traduce mejor la versi6n en noruego: reindrift. La actividad del reno posee hoy en dia un compo- nente Fuertemente administrativo y un régimen empresarial propio. Asimismo se encuen, ua claramente industrializada tanto en aspectos importantes de los medios de produccién como en sus estructuras de mercarla Sin embargo, y ésta es una caracteristica muy importante para las tesis de este libro, la organizacién real del trabajo sigue siendo hoy en dia fundamentalmente doméstica, no industrial. [Salvo que se indique lo contraric. ésta y todas las notas siguientes son del traductor]. INTRODUCCION 17 Si, como se dice en el [nforme mimeto 28 del Parlamento Noniego. hnan empezado a desaparecer las funciones de las mujeres en la activi- id del reno, entonces es preciso preguntarse en qué consiste esta acti- ‘dad, 2Pertenecen a la actividad del reno solamente las tareas que fe~ hen que vercon-el pastorco y Ia migraciGn trashumante? A menudo, kas mujeres del reno se consideran necesarias tanto para Ias actividades que se llevan a-cabo en el bogar trashumante como para las que se realizan en la siide?, Pero, frecuentemente, sus tareas no son visibles en Los tex- tos piblicos. La proposici6n niimero 65 del Parlamento Noruego (St.Prp. 1° 65 1999-2000) —Baazodoatosiehtadusa birra 2000-2001 [Acerca del Pacto para ta Actividad del Reno 2000-200!|- sefiala que es impor- tante dotar a Ja. politica sobre la actividad del sector de una seceién dedicada, en conereto, a la politica de la mujer y de Ta familia, Sobre cata base se ha institucionalizado, de hecho, una asesoria especial dedi cada a las mujeres y @ las familias en la Oficina para la Administracién de la Actividad del Reno. Esta asesoria ha promovido reuniones redes de mujeres del reno en diferentes distritos, Después, se han ins- tituido 10 grupos directivos pertenecientes a tales redes, que se extien- den desde Réros, en el sur, hasta Girkonjérga’, en el norte, Puede decir tras la institucionalizaciGn de la Asesoria para la Mujer y la ao 1999, las mujeres y las familias han recibido un genes; Gur dageaidmu ida de los lugares qe EA este marco, podlemos preguntamos: ,e6mo se le Ia politica dedicada a Ja mujer y la far afectan a las mujeres, ,quedan confinados en el 6 pasan a formar parte de la politica general de es cierto, como afirma ¢] Informe niimero 28 que el rol del trabajador del reno se encuentra ligadoa las funciones que desemperia el vardn: ;por qué motivo sucede esto? {Es que las tareas y funciones de las mujeres del reno no conforman el rol del trabajador? es cierto que las mujeres no participan en la conformacién del rol icos de esta actividad no tienen en cuenta las funciones que desempefian las mujeres, enton- ces cabe preguntarse lo siguiente: ,qué experiencia tienen las mujeres mismas de esta situacién? ce pablicamen- ? Los asuntos que te | Parlamento Noruego, PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA, Cuando se contempla la actividad del reno como una actividad los trabajos que las mujeres realizan en el hogar trashumante permane- les. El espacio doméstico presenta un conjunto de funciones Taborales que deben ascgurar la sostenibilidad viable y auténoma de Ia familia, El grupo doméstic: ios y el dinero para el sustento, y el hogar trashumante tiene a su vez ‘obligaciones laborales para con Ix unidad mayor de cooperacién, que es s que lsabajan en colabora trashumantes que pertenecen a siidar concretas. Cada stida es usuaria ue esti definido y distribuido en rela- Ja manada ye necesario para conseguirlo, como, por ejemplo, clevat 6 repararlos, Estos trabajos se reparten entre los hogares trashy como los turns de pastore negocia cusndo 1a manada debe ser cercada y cudndo debe Hevarse a cabo Ia separaciGn de los renos*. El hogar trashumante y la sifda tienen ‘liferentes tareas. Al hogar trashumante corresponde 1a administracién ide la actividad del reno de la familia (beara3); por ejemplo, la contabi- Tidal, Ih preparaci6n de documentos informativos sobre In net reno, 0 la salicitud de subvenciones, como las que afectan a la protec~ ‘cién contra los dafios causados por otros animales salvajes. También le corresponde la confeccién manual de las ropas para él invierno y para él verano, incluido el ealzade, y Ia fabricacién de los ornamentos, La ela- n de los alimentos y de los utensilios necesarios también forma ‘amo el cuidado de 10s nifios. parte de sus atribuciones, ‘Todos estos trabajos estin relacionados entre sf, de manera que el hogar trashumante y la sifda Hevan a cabo la totalidad de La actividad de| reno, Las tareas a medio camino entre el hogar trashumante y la sifda pueden ser asignadas a esta tiltima, Por ejemplo, el transporte de telas, varas, alimentos, combustible y cubiertas para las tiendas. Estas cubiertas deben ser secadas y preparadas, Oras tareas similares deben Ilevarse a cabo con tados los abjetos que se nen la tienda (ldvva) durante el tiempo de trashumaneia, cuando toca ir con Ia siida. Podria decirse, ademds, que cuando en el hogar trashumante hay pocn que hacer, elle influye a su vez en la siida. Por ejemplo, en tol, cuando se Ievantan los vallados, es posible que los integrantes de una siida encargados de pastorear la manada asistan a los de otras siiddlat a atar en su terreno a Jos renos de éstas que se han mezclado con los suyos para su posterior trastado. El volumen de trabajo también varfa ‘ya se trate del hogar trashumante 0 de la siida, La stida tiene mucho tra- bajo en algunas temporadas, y en otras 1o tiene el hogar tashumante. En época de levantar los vallados, por ejemplo, la mayor parte del tra- bajo corre a cargo de la siida, Entonces, los trabajadores del reno actian en coopetacién con los de otras siiddat, especialmente si pertenecen siiddat pequefas. A su vez, hay tiempos en los que la mayor parte del * La separacin de los renas (rakkaseapy) ex una parte del de trabajo anual que consiste en seloccionar, de entre In maga, fos animales que s€ destinarin st mante fet lt capacidad reproductivs y los que v¢ destinardn ol matadexn para fn venta de came trabajo se desarrolla en ef hogar trashumante, por ejemplo, en los perio~ dos de preparacién de alimentos y de confeccin de wtensilios. Las subvenciones negociadas en el Pacto para la Actividad del Reno estiin relacionadas con 1a produccién de carne, y la ayuda econémica se concede quienes son propietarios de una unidad de explotacién (doalloovtiadat). La mayor parte de estas unidades pertenecen a varo- nes, de manera que la mayor parte de las mujeres quedan sin recibir ayudas econémicas, Tampoco todos los productos son objeto de sub- vencién, come por ejemplo, los derivados de la confeccién manual (duojit’, que se utilizan como implementos en la actividad Pucsto que ni las mujeres ni sus funciones se hacen visibles puibli- camente, ;cémo afecta esta situacién a su identidad como trabajadoras del reno? cual es su experiencia al comprobar que sélo se concede priotidad a algunas partes de la produceién asociada a la actividad? {En qué términos evaldan las mujeres la utilidad de sus tareas en el et Qué aspectos de Ia actividad del reno caen fuera de la polit publica? _Las mujeres del reno se preguntan cémo habrin de aprender los ios hacer su trabajo, si ellas no acompafian a las _manadas. Frecuentemente, los varones tienen mucho que hacer cua los renos, ¥ por tanto en muchas ocasiones no tienen parse de ensefiar a los pequefios (Joks 2000). Surge « gué clases de funciones tienen las mujeres en rel la actividad del reno, y oémo perciben ta actual situacion de las nifios y las nifias. verbo ducdjot se teadtice aqui al esp “trabajo de confeccién”, aunque su alcance cn sami puede ser rmucho mils gene- ‘sustanlive derivado de este verbo, duodji, se teaduce habit ‘Tanto el sector cel reno como el agropecuario® son actividades de extracci6n, y ambos se hallan bajo Ia admiristracién del ministerio de agricultura. En relacién con los dos sectores, todos los afios se produ- cen encuentros en los despachos del miniserio entre quienes han de pactar las subvencicnes. Por tanto, podemos interesarnos por la com- paraci6n entre las tareas de las mujeres que se dedican a una y otra acti- vidad, y cémo se contemplan, en el espaci> piblico, los roles de las mujeres que trabajaa en la granja en relacion con los de aquéllas cue trabajan en el reno. Las campesinas xan luchado para elevar el valor que se concede a su trabajo. En 1974 se promulg6 una Ley de ?atrimonio de Ja Tierra con efecto retroactivo desde 1965. Un resultado de esta ley es que las muje- res que hoy en dia scn menores de 36 affos pueden hacerse cargo de una explotacién agropeciaria. Parece que las majeres campesinas han debido adaptarse a los inte- reses de sus hogares, o bien, que su elecciénha respondido a las expec- tativas de sus nticleos domésticos. La decision de los varones y la divi- sién sexual del trabajo en las granjas ha hecho recientemente posible a las mujeres convertirse en campesinas, en tanto no tengan un espcso que “compita” con elas. Cuando una pareja eva una granja sélo el varén se aplica el titulo de campesino, y también se lo aplican sélo aél generalmente los qu? le rodean, asf como, muy a menudo, las mujeres (Haugen 1990). METODO Y ESTRUCTURA DEL TEXTO He querido invesiigar la “empresa familiar” (bearaSdoallu) para yer qué lugar ocupa la mujer en la familia en reacidn con el marido y bs © A partir de este purto, se usara la expresion “agrepecuario” o simplemente “aga- rio”, para cualificar la actvidad asociada a la ganaderfaestanca y la granja, por contns- te con la actividad trashunante asocinda a Ia explotaci hijos, y qué funcién tiene la muer en la siida. He elegiio este asunto porque, en su proyecto piiblico, el Consejo Profesional ce la Actividad del Renc demand6 inyestigaciér que versara sobre la situacién de los nifios y ce las mujeres. Obviamente, podria haber considerado aparte a nifios y nujeres, interesandome por la situacion de lo: pequefios en familias diferentes de las de las mujeres de mi estudio. Pero este pro- yecto teria el plazo de un afio, d> manera que ello no ha sido posible. Para este texto he decidido wilizar relatos de tres mujeres sobre su propia actividad en el reno. Con una de ellas, Anne, y con su familia, he convirido durante una semana mientras agrupaban a si manada para llevarla a vallado, o sea, mientras trashumaban camino de su residen- cia de obfio. Con ellos me servi de una cémara, con objeto de grabar las tareas que Ilevaban a cabo; también registré en video bs entrevistas, que he transcrito en algunos caso. En relacidn con el méiodo, el uso de la cémara me fue titi porque mi intencién era conocer hs actividades de la fanilia. Gracias a la filmacién pude volver a ver después lo que hacian, ydescubri nuevos aspects en los que no habia rparado cuan- do estuve con ellos. Aunque sé que ninguna cémara ve més que lo que ven mis 9jos, me di cuenta de que cuando la situaciones son ricas en actividad, como las que se vivenen el vallado, pueden Faber quedado atrapadas en Ja pelicula imagenes que mis ojos pasaron por alto justo en el monento de Ia accién. En su momento, no me perzaté de que el nifio menor de la familia se entrenaba para el marcado delreno, ponien- do al ternero sobre su costado; so después caf en la cuenta, cuando vi la pelicuh. He observado las tareas de Biret y de Elle en sus hoga‘es, durante la trashumancia, y las he visitado ea sus residencias de verino. Con Elle he estadc elevando el vallado. También he registrado las conversacio- nes mantenidas con ellas. De estemodo quiero acercar al iector la situa cin de estas mujeres a través de sus propias voces. Naturalmente, he debido sdeccionar las conversaciones, puesto que todas no caben en este texte, El criterio de esta sdeccién ha consistido en recoger los asuntos importantes para Biret y Bile a la hora de describ su situacién en la actividad del reno; y, entre ellos, he decidido dar relieve a aque- las partes de su trabajo que no se reflejan en el Pacto pari la Actividad de] Reno ni en las leyes, La carencia de este texto sadiea en que Jo vnisma no he dedicado el tiempo suficiente « trabajar en sus tarcas. Y vio hubiera sido espécialmente importante para valorar las competen- tia (mdhtut) que exige la actividad, Por tanta, el tratamiento de estas, ompetencias y saberes pricticos se hace en este texto en Un nivel exce- comente discursivo, en el nivcl de las conversaciones que mantiene la gente, En la medida en que, como investigadora, no he estado presente Mdonde se hacian las tareas, me ha resultado imposible profundizar don el trabajo de estas mujeres como hubiera sido de desear. Eleg{ concentrarme solamente en tres mujeres porque deseabal aden- trarme con la mayor proximidad posible en sus tareas, Hegar a conocsi= jas de cerca en el breve tiempo que: debia di ar al trabajo de e: Si hubiera optado por ampliar los casos, no habria tenido ta po: de ahondar en su trubajo y en sus actividades como lo he hecho, Pero ello despierta In cuestién de hasta. qué punto estas tres mujeres pueden representar a la mayor parte de las trabajadoras del reno. En este escrito no esté representado el trabajo de las mujeres que son titulares de unidades de explotacidn y se hacen cargo de ellas, a excepeién de una mujer a quien solamente Hegué a visitar una ve7. “Tampoco se refleja aqui Ta situaciGn de Las mujeres que trabajam a tery po completo como asalariadas en puestos externos a Ia actividad del Feno: mi, naturalmente, la de todas las mujeres que trabajan cotidiana- ‘mente en esta actividad. Aquf se trata, fundamentalmente, de las situaciones de estas U8 mujeres y de sus experiencias, y de cémo el cometida de bas mujer del reno es visto pablicamente, Para ello, me he servido de fuentes eseritas sobre politicas pablicas del sector, y-del libro sobre la historia ite la Asociacién Nacional Noruega de Trabajadores Samis del Reno (NBR) que fue elaborado con motivo de su cincuenta aniversario, Ue Tibro similar fue publicado cuando se cumplieron los cincuenta afios de existencia de la Asociacién de Trabajadores Trashumantes Samis del Reno de Guovdageaidnu (GJS), ado todas estas fuentes para examinar emo se representa pablicamente a las mujeres, y tar bign eomo son representadas sus funciones. Ast ha sido posible com- parar la imagen publica de las campesinas, wujeres del reno con Ia de las mujeres En este escrito se refleja, ademas, slo una parte de las actividades que desempefian las mujeres, no todas sus tareus Anne, Biret y Elle son mujeres con familia, y tenen entre cinco y seis hijos. Si he escugido a madres €s porque queria mostrar céimo es el trabajo de estas mujeres en relacién con sus hijos & hijas. Los jos de mi proyecto han influi- do también en la elaboracidn de este texto. En él se echardn en falta, especialmente, las tareas que corresponden a la primavera, la primave- ta-verano y él verano. No me ha sido posible seguir las actividades durante estos periodos, puesto que no cabfan en la previsidn de los pla- 20s del proyecto, Durante el otofo y el invierno que dediqué a compilar informacisn para este trabajo, hubo tres asuntos especiales en la arena piiblica del reno. El primero fue el de los dafios causados por animales salvajes; cl segundo, ¢l cerramiento de los pastos en condiciones meteoroldgicas adversas. Como consecuencia de estas pérdidas, muchos han alcanzado una situacién tal que no tienen un ntimero suficiente de cabezas para vender a los mataderos, y por este motivo no aleanzan el criterio para recibir la subvencién que otorga Ia Administracién del Reno. En ta regicin occidental de Finnmark, aproximadamente el 60% de las unida- des de explotacién quedan fuera de 1a ayuda estatal El tercer asunto en discusién fue el de Ios trabajos de la comisién formada para crear una nueva Ley del reno, He seguido lo que han escrito las mujeres en la prensa y lo que han dicho en la radio; y también he hablado directa- Mente con ellas sobre estas cuestiones. ae ieee ido a la reunién de la directiva de la red mujeres. Y entre los dias 20 a 22 de abril de 2001 he cubierto una con- ferencia de la red de mujeres trabajadoras del reno de alcance nacional, que se celebré-en Alta, Fue la primera vez. en 1a historia que las mujeres esa cif se cuca mbién 4 las wnidades de explain gue 7 peepee ose era or trabajadoras del renode todo Noruega se reurfan en asifeacls Al * hablo extensamente Je su situaciOn. Puesto que entre los objetivos ie este proyecto se encientra también examinar las circunstancias de bs hifios, escogt asistir, on el marco de esa conferencia, al grupo de trabi) sobre la educacién yla proteccién de los saberes précticos. He querido descxibir de alguna manera le diversidad de act idnice que realizan las mujeres tanto en el hogar trashumante como en sida, Las tres mujeres que retrato aqui son Anne, de cincuenta a Biret, de cuarenta 5 cinco, y Blle, de cuarenta, Antes voy a explicar brevemente cémo ha sido la situaci6n de kis mujeres del reno en tér minos hist6ricos. UN VISTAZO ALA HISTORIA ‘Andrea Amt (2000) ha investigado en s1 tesis doctoral como os divisi6n sexual del trabajo en la zona sami de Suecia en 1900, din B escribe que las formas sociales y econémic:s del trabajo en la se del reno han experinentado grandes cambios. Un cambio otras e¢ el paso de una ecoromia dependiente de recursos propios a otra depen diente del dinero. En la actividad del reno, ja economia estaba sical da al animal, que proporcionaba el aliment y los utiles. En el pasido, as muchachas echiban una mano en el trbajo del pastoreo, perolioy en dia ya no hay tanta necesidad de ello, A las nifias no se las estinula aconvertrse en mujeres trabajadoras del re1o, Por el contrario se &pe> ra de ellas que abandonen la actividad y que busquen un lugar en el mercado de trabaje steco. En la vida némaca no era posible intercam- biar totalmente los trabajos de hombres j mujeres; las mujeres. Po ejemplo, no trabajaban en tareas de varones. Pero en todo ile esto frecuente ver a mucres haciendo trabajos ce varones que ver alos vari nes ocupandose de las tareas femeninas (ibid.). Ragnar Nilsen y Jens Halvdan Mosli (1994) han investigado la eco- noma familiar y a rendimiento en Guordageaidnu, Relatan cémo la situacién de las mujeres comenz6 a cambiar a fines de los afios cuenta y durante la década de Ips sesenta. El estado insituyé la ayuda para viviendas y los samis de Ics renos obtuvieron apoyos econémicos para construir casas. Como coniiciéa se exigia que la casa fuera cons- truida cerca de una carretera trensitable por automéviles. Construir las casas cerca de las carreteras implicaba, a su vez, que las viviendas debfan situarse muy lejos de bs emplazamientos cambiantes de las siiddat. Después vino la escuelade nueve afios de duracién. En la déca- da de los sesenta comenzé a usarse la motonieve. Estos tres factores—la construccién de casas, la asistercia a la escuela y la motonieve— traje- ron consigo una reducci6n de lapresencia de las mujeres en el lugar de Jas mamdas. La motonieve redtjo la necesidad de mano de obra, y las mujeres se convirtieron en un excedente. Peroen este punto surge una pregunta: ,qué significa que las muje- res se convirtieran en un excederte? Si, simplificando, entendemos que la activilad del reno consiste sclamente en pastorear, eatonces no hay demasialas mujeres que pertenezcan a la categoria de les “trabajadores del renc”, Johan Klemet Kalstad (1997) expone en sv tesis doctoral c6mo las mujeres critican la politica puiblica que se ejerce sobre la acti- vidad. Esa politica entiende que h palabra para hablar de la actividad del reno en sami -boazodoallu—es sindnima de la palabra indesa “herding”. Dicho bevemente “herding” des gna el trabajo que el pasor Leva a cabo con lo renos cotidianamente. MARCO TEORICO .Como describir, por tanto, lz situacién de Biret, Ann: y Elle al con- templar a actividad de los grupes sociales? ¥ cémo es que esta activi dad se encuentra articulada cor la identidad de las personas? En su libro Justice and the Politics of Difference (1990), la filsofa Iris Marion Young explica como furcionan los grupos sociaes, y cémo un grupo Iega a separarse de otro. Dice que un grupo socia es un colecti- Vo suficientemente diferenciado. Esas diferencias estén basadas en for- mas culturales, costumbres 0 modos de vida. Los miembros de un grupo tienen cosas especialmente parecidas entre si porque atraviesin Tas mismas experien-ias y Hevan a cabo modos de vida similares. Esto hace que se retinan entre ellos mas que con zquéllos que no perteneeen al mismo grupo. El grupo social no surge solamente en el encuentrode dos sociedades © et el encuentro de sociclades de diferentes tipos. Dentro de la misma sociedad pueden aparerer grupos especiales. For ejemplo, la divisi6n sexual del trabajo ha protucido la aparicién de gru- pos especiales de majeres y de hombres, Los miembros de cada gére- ro tienen cosas pareddas, puesto que las tareas y las experiencias hacen que se diferencien del otro género. Esto se produce incluso si los mien- bros de ambos génewos ven que tienen muchas cosas en comtn. Es'as son las caracteristicas peculiares del grupo: — Los miembros del grupo se identificax y se reconocen a si mis- ‘mos en sus staus sociales, — Comparten uni historia comiin, y se icentifican y se reconocer a sf mismos en sis grupos. El grupo constituye a los individuos de manera que los significacos que esos individuos atribuyen a a historia, bs parecidos y las peculia- ridades forman parte de esa accién constituyente. Esto no significa que la gemte carezca de rasgos personales, o quela persona esté incapacia- da para cruzar la frostera de la identidad del zrupo, o para romperla. La persona puede tener muchos otros aspectos que no pertenecen a esa identidad de grupo (bid.). La gente que se dedica a la actividad delreno puede ser considea- da como un grupo social, con arreglo a las ileas de Young. He escosi- do el concepto de grapo social porque puedeser ttil para explicar e6no las tareas y las expariencias de estas tres mijeres se articulan con sus grupos sociales en laactividad, o se separan de ellos, Estas mujeres p:t- tenecen también a muchos otros grupos. Pero aquf voy a definir su p:t- tenencia dentro de bs limites del grupo socal que trabaja en el rero. nire eslas tres mujeres puede haber tambien tareas que son comunes, pero no todas ponen el acento del mismo modo en las mismas tareas, ni tienen por qué compartir los mismos intereses. La acividad del reno no es solamente una forma de empresa, tam- bién es una forma de vida. Thomas Hojrup (1989) explicé asf la nocién de “forma de vida": Jna forma de vida es (..), en parte, algo que se aprende desde la infancia, y en parte algo que no sélo gufa las tereas aisladas, sine la mayor parte de nuestras actividades cotidiaras (ibid.: 30). Las tereas de la actividad del reno son de muchos tipos, y se Hevan a cabo en dreas territoriales amplias. Esas tareas no pueden ser planifi- cadas cor precisidn, pues la mayor parte de ellas se realizan en la natu- raleza. Las épocas del afio y el iempo meteoroldgico son, por tanto, factores que establecen cuéndo debe ser hecha cada tarea. Al conside- rar la actividad del reno como un modo de vida, lo que significa que la vida cotidiana se dedica al reno, también opto por contemplar a quie- nes traba‘an en ella bajo el prisma de la identidad. Lo hago asf porque las tareasy las experiencias del rno vinculan estrechamente a las per- sonas a los roles del trabajo. La actividad del reno no es solamente una parte de b vida del trabajador; de algiin modo es toda su vida, AL usir el concepto de identilad he seguido a Richard Jenkins en su libro Social Identity (1996). El distingue entre la identidad nomi- nal y la iJentidad verdadera. Laidentidad nominal es u1a denomina- cién. Tal denominacién puede ser, por ejemplo, “trabajador del reno” (boazodealli). Por medio del concepto de identidad verdaiera podemos indicar, por otra parte, cémo Ia gente, a través de las tareas, se muestra trabajader del reno y participa como tal durante largo tienpo. La deno- minaci6n “trabajador del reno” 20 implica que la persona a quien se atribuye fa reconozca, ni supone necesariamente que otros reconozcan @ esa persona de ese modo. Para ilustrarlo podemos recordar cémo el gobierno utiliza la denominacién “ama de casa” (“husmor”) cuando habla acerca de las mujeres del reno. Las mujeres del rexo no se iden- tifican a sf mismas necesariamerte como “amas de casa’. Pero igual- Mente no es suficiente con que ela se vea a sf misma cono una “infa- gable trabajadora del reno” si los demas na lo reconocen. Jenkins dice que es necesario un proceso acumulativo a lo largo del tiempo. Volvames a mi categoria “infatigable trabajadora del reno”. Puede ser que esa mujer haya participado en las tareas durante largo tiempo, y haya mostrado asf que hu trabajado en la actividad, pero ello no impli- ca necesariamente que se le otorgue tal merecimicnto. O, usando los coneeptos de Jenkins, su identidad nominal no se convierte en ident- dad verdadera en tanto que los dems no 1a reconoce Puede que los demds, en este ejemplo, sean quienes tienen cl poder de evaluar qué sig- nifica “infatigable trabajadora del reno”, quiencs siguen su propia defi- icién, y quicnes la usan en muchas situaciones, En tanto que no se hable pablicamente acerca de las tareas de las mujeres del reno, come podria hacerse en las arganizaciones que se dedican a esta actividad o entre los poderes ptiblicos que la gobiernan, cs probable que la deno- minacién “trabajador infatigable” siga -andose solamente a las per- sonas que pastorean la manada Para las mujeres, una “trabajadora infatigable del reno” puede: ser la que ensefia a los nifios las treas de Ia actividad y cose las prendas que deben usarse en otofio, invierno y verano. Puesto que esto silo Jo ven las mujeres, pademos preguntarnos si el grupo social de la activi- dad del reno no se encuentra en realidad dividido cn dos partes: las mujeres del reno y los hombres que trabajan en el sector, ¥ si esto es asf, también podemos preguntarnos si no es que se concede prioridad solamente a los cometidas y tareas de uno de Jos dos géneros. Tal prio- ridad incide en la consideracién de las funciones que contleva el tra- bajo, tanto en el hogar trashumante, como en la siida y las politicas piblicas. Puesto que la actividad del reno es un modo de vida, las mujeres desean estar junto a los demds trabajadores cuando se trata de: comuni- carse con sus maridos, sus familias y quienes forman parte del grupo social. $i no estén con cllos, pueden quedar excluidas del grupo. ¥ puesto que la actividad del reno ocupa una parte muy importante de la vida, podemos pregunlamos céimo se produce la comunicacién con quienes no estsin presentes en Ja actividad laboral. Es dificil entender el reno a través de ta lectura de libros; este trabajo exige a las personas estar presentes cuando se llevan a cabo las tareas. Solo de este modo es posible familiarizarse can los entornos naturales y los nombres que les -corresponden CAPITULO 2 Sobre las experiencias de las mujeres del reno ANNE, 50 ANOS Anne se ha criado en la actividad del reno. Ha participado en el ordefio de las hembras tras el parto y en el pastoreo, ha trabajado en la confecci6n manual de los utensilios y ropas, y en el levantamiento de las tiendas. En su familia, Anne es de los mayores y tiene hermanos yarones que son menores que ella. Anne fue a la escuela cuando en Guovdageaidnu se impartia un ciclo de siete afios. Por aquel tiempo, los nifios asistian a clase desde noviembre hasta Pascua. Ya como mujer adulta, ha complctado nueve ajios de escuela. Cuando terminé su ciclo escolar de siete afios, algunos de sus amigos quisieron ayudarla a solicitar una plaza escolar. Recibié la presién de su padre, porque la necesitaba en cl reno. De ese modo continué trabajando en una activi- dad que ya conocfa bien: pastorear, ordefiar, confeccionar utiles y ropas, y cocinar. Cuando la motonieve Heg6é a Sdpmi®, sus hermanos 8 Sdpmi es la palabra con la que se designa al territorio de “los samis”, El referente terti- torial de esta palabra es amplio e independiente de las fronteras de los estados colonizadores en los que esta poblacion habita: Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia. Un rasgo de este refe- rente territorial es que, él mismo, no esté definido por fronteras claramente demarcadas: no hay un territorio “sami” definido por fronteras. Simplificando mucho, una de las formas habituales de representar este territorio, por ejemplo en Ios libros de historia que se usan en la cscucla, es por medio de zonas con una mayor y micHOL CoNCentaciOn de publacion, SOBRE LAS EXPERIENCIAS DE LAS MUJERES DELRENO 33 amos hacia un lugar de desean- o lo hicimos durante mucho afios cuando dejamos de ordefi Jos tiempos. Por entonces quince o dieci hembras y comenzaron a cam Pero Ia situacidn cambi6 en nuestra ruta, Gaskajohtota orohar en el que yo entonces estaba, Creo que la situacién cam- bid cuando dejamos de ordefiar, Emtonces se comenzd a dejar a Jos renos sin pastorear, ¥ Hegaron las motonieves. Ya no se. con- ducia con renos de liro (heargaii), ni se esquiaba, Yo creo que la fas, El trayeeto de cada Geaéricamente al trayec migser, trashuriar), traducirse al espa donde ecté la igh la manada. Yo tenia muchos hermanos que empezaron a trabajar ron con sus drifishenheer™, y fui un poco camo aparta- da aun lado. Entonees ahi muchos aiios que me casé con un sami, y desde enton- es he estado de mucve en el reno todo el tiempo. : 1a cabaiia mi marido y yo. Abi vivimos los primeros aijos hasta que los nifios camenzaron cl gio. Después nos empecé a vivir en do los con la manada. Y cuando la manada estaba en el cerco ¥ era el tiempo de la separaciGn (rdtkkaieapmi), y debiamos seleccionar a los renos de matanza, siempre solfa estar allf con los niffos. — Solveig. Claro, habia alli mucho trabajo que hacer con los pequetios... — dane. No lo sé, yo creo que fue una época muy buena, No eteo que haya sido duro, Teniamos un grupe grande en la fam yencargamos una cocina y una lavadora. El agua la teaia del rio, claro, pero todo iba bi injtsemerer significa “unidad de exp) . que el estado vei amo a las unidades de explo 20.8 usarse para el rene en 1976, cuando se promulg6 Ia ley que dad. La nockin de driftsente ‘tonal de Ja actividad lndes domésticas extens perpuesto un orden la. "" Markan designa en suri el Im apariencia de @ familiar a las ojos de utc. Manton ge niu pencalnet al sosege eee cikened Gees 9 aambide et Tapas cu san pars "eeacaia, Los hijos de Anne no querian vivir en el internado, ni a ella le pare- ci bien obligarlos a vivir alli. Anne comenta que en el orohat de vera- no sus hijos habrian podido ir a la escuela, Pero en su opinion ésta no hubiera sido una solucicn del todo adecuada, porque allt no se les habria ensefiade en sami. Anne conserva recuerdos penosos de su pro- pia experiencia escolar porque en el colegio sélo se hablaba noruego. En sus primeros aftos en la escucla no entendia nada. Cree que hubiera aprendido mucho: més si hubiera entendide lo que decia el maesiro, Aqui vemos cémo eambis la situacién de Anne. Cuando joven trabajé en todas lus tareas del reno. Después dejé la actividad, Peto cuando se cast empe76 a trabajar de nuevo en el reno-a tiempo completo. Ahora confecciona ropas y titiles, prepara los pertreehos de fos demis y mantiene las ropas limpias y en buen estado. Los hijos de Anne también han creeido, de manera que ella ya no necesita estar pre- sente en todas las tareas, Estuve con Anne en su arahat de verano. Fuimos alli una semana antes de que su mario y sus hijas partieran con la manada desde la costa a las fierras del interior, Antes de salir cn coche de Guovdageaidnu empaquctamos fas Tonas, las hormas para la ropa, las cubiertas de las Hiendas, las pieles de reno, las mosquiteras, los colchones, las Jonas para el remolque del coche, ¥ todas las demas cosas necesarias para el levan- tamiento de cercas y el desplazamiento desde el orohat de verano al de invierne. Cuando fhamos hacia el ore estival paramos en uno de los lugares donde suelen deteners¢ los que acompafian a la manada cuando migran de un orohat a otro, Sobre su ruta de trashumancia se encuentra el lugar para la acampada (goahtesadji). Anne levanta alli la tienda (avvu), de modo que los acompafiantes de la manada, cansados, la encontrardn lista a su Ilegada. A veces también pueden levantar ahi mismo un cerco. En él interior, Anne prepara la hoguera de lefia, la ala~ cena y la mesa. Lava toda ta loza que se necesitard en la tienda, Corta lena y Ia transporta, Finalmente, coloca la cubierta impermeable para que las cosas del interior de la tieneka no eojan humedad, Entonces aban- donamos la tienda y vamos al orohat, donde su mario y dos hijes han estado viviendo durante todo el verano, Este aio Anne sélo ha visitado antes el lugar una vez. Es el primer verano que no pasa completamente en cl drohar estival, No ha podido, porque debe cuidar de su madre, En 4a eabatia de verano también prepara ta comida y artegla las telos que se sarin cn el levantamiento de cercados, Acarrea las lonas para fas cer. us, 108 sacos de dormir, lus eolchoncias, neeesurio para tas cinco personas que habrin de pemoctar durante actividad. En el cereado, Anne cokabora cn el acondicionamiente de las vallas, y tambica marca a los animales, realizando as mismas tareas que su marido y sus hijos varones, Toxos sus laboran en fa marea de los terneros de reno, pero sus dos hijas no estin abi. La hija pequefia de la familia no ha querido faltar a la escuela. Su herman muyor acude al Institute de Guovdageaidnu, donde se imparte tambign lin Programa asociado a la actividad del reno. Tampoco ella tenéa tiem. po Par estar én Ia tundra. Los dos hijos varones medianos trabajan a diario en el reno, y cl hijo mayor ha pedido unos dias libres en el taba. Jo, para ayudar a marcar, La identidad de Anne como trabajadora del reno es intensa. Al conversir con ella, pude hablar de todas las tareas que tienen que ver fon la actividad y puede tambien realizarlas, Conoee el terrena y los hombres de los sitios en Ia tundra. Es capaz: de comunicar donde se fucuenlra ekactamente Ia manada aunque ella no esté en cl lugar. Por Fi tarde, cuando los hijos y el marido regresan al hogar tras agrupar a los animales, conversan con Anne sobre lugar en el que se encuen- tran las renos y sobre los problemas de la jornada, Para ella es fc porque conoce las tierras de la Zona, Durante el dia est al tanto de fa situacién de su marido y sus hijos comunicdndose con ellos a través del walkie talkie mientras conducen {a manada. A menudo avista con sus prismatics el lugar donde se encuentran Cuenta que otros suclen telefonearla para hablar con ella de su pro- Pit gente porque saben que Anne se comunica frecuentemente con su marido. Puede d cono- fe bien las tierras de cada zona. Conocer los lugares y sus nombres es Ha competencia necesaria en la actividad del reno. Anne tiene este saber, aunque clla misma no trabaja en la actualidad a diario con los Fenos. Et hecho de comunicarse cotidianamente con quienes van con ja manada refuerza su identidad como mujer sami del reno, Ademis, na titiles y ropas tanto para su familia como para ven: der. Desuella las pieles para hacer calzado y las extiende para que se sequen. Todas estas tareas y competencias dan a Anne un extenso conocimiento de la actividad del reno, No sélo es capaz de lev cabo una parte del trabajo; puede ocuparse de todas las facetas, Lo que aprendié en la infancia se manifiesta con claridad hoy. Ensefia a su y Topas, ¥ a sus hijos varones a.deso- BIRET. 45 ANOS Biret es madre de seis hijos. Cuenta que tenfa doce a trece aitos cuando dejaron de ordefiar a las hembras, Ella no Hleg6 a ordefiar, pero llevaba el barreito de la leche y sujetaba al animal cuando acompaiiaba a su madre en el ordefto, Tambign atrapaba a lazo (njoarostallat) hembras domadas. aitos, Habia gente mayor con las chicas. Y habia muchachos que podfan hacer una pauisa cerca de la siide para visitarlas, Biret es la mayor de los hermanos y ha aprendido todo lo que hay que saber acerca de las tareas del rend; por ejemplo, pastorear la manada tanto cn primavera como en otofio © marcar a los ferneros. Comenta que cla sobrellevaba més trabajo que un chico, porque ademas cosfa las ropas para la tundra y confeccionaba adomos y objetos para vender. ‘Cuando Biret se cas6 con un sami pastor de renos cambié su situa- 1, Entonces pasé a dedicarse tanto al hogar trashumante como a la sitda, Antes de casarse no cra ella quien se ocupaba del aprovisiona- miento de la stida, Ese lo hacia su madre, Ahora se ocupa de las ropas y los omamentos de su marido y sus hijos. Debe seguir el cal tradicional para laconfeccidn. Esta actividad esté sujeta al ciclo anual. Cuando 1os pastos afin no estén cubiertos por la nieve, Biret hace pren- das de verano, botas de agua (éazehat) y acabados y forros de cuero, Eso es 10 que aprendié: para casarse hay que saber coser, Biret empieza a preparar la migracién de primavera desde el otofio, En otofio comienza a coser las botas de agua y los forros de cuer ‘Quicre que estén tan enteros y tupides como las lonas de 1a tienda. tienen agujeros los remienda, Aunque ahora tiene hijos que también se cocupan de preparar las tareas de la siida, esté al tanto de que todo se haga como es debido, Biret ha cortado Ia madera y ha tallado los asti- Ics para cuatro trineos. Dispone y repara les horcates para los renos de tiro, Antes de partir, debe comprar las provisiones para la tundra, y pro- veerse de alimentos para cocinar, También debe aligerar el equipaje. Por ejemplo, no tiene sentido Hewar demasiado calzado para la moto- nieve porque ocupa mucho lugar. En primavera migra con renos de tiro que ella misma ha domado. Siempre ha domado renos, y ain lo hace. “Cuando intentas persuadir a um reno con palabras, se amansa répidamente”, come después de haber movido a log renos. En la migra mayera, Biret va acompafiada de toda su familia. A lo latgo de suv solo seis veces ha dejado de ir con la manada en primavera, cuando 81s hijos nacieron, porque todos nacieron en Ia primera mitad del afio, Durante la migracidn Biret pesca, y si no puede pescar considera ade- cuado quedarse en la tienda trenzando cordel con tendones. En pri- mavera, Biret debe preparar la comida para los perros, como la cecina de bofe, Debe ocuparse ademais de que las pieles de los terneros exte- nuadas no acaben en el cubo de la basura, y de que los animales sean desollados para alimento de los perros. “El trabajo de una madre con- siste en vigilar que nadie malgaste nada”, dice Biret, También en pri- Mavera, Biret se encarga de sacrificar los terneros jévenes que nunca an cambiado cl pelaje (riksesmiesit) y que han sufrido alguna muti- lacién, Con estas pieles confecciona cazadoras. Después de la migra- cién de primavera hay mucha ropa que lavar. Biret debe limpiar la sueiedad acumulada durante el viaje por la tundra y zurcir las planti- las del Biret ensefia a sus hijos los trabajos de confeccién. Tiene tres hijas confirmandos!? que 1an hilado los cordones y las trenzas del calzaio para la ceremonia. “ambién lo hicieron las dos hijas mayores de la familia. Todos sus hjos, incluidos los varones, han querido trabajar y curtir las pieles con las que fabricar sus piezes de calzado y abrigo para los pies y las piernss', Cuando Biret regresa al hogar después cel almuerzo en otofo e inviemo, siempre encuentra a alguna de sus hijas confeccionando cosis. Por ejemplo, pueden estar cosiendo calzaco, casacas 0 bolsas de cuero; adomando pafiuelos ¢ hilando cordones. Biret ha calculado cednto tiempo ha empleaio en esta clase de activ dades durante el ditimo afio, incluyendo sus aspectos educativos. Calcula que habré enpleado unas cuarenta semanas. Ademés, hay que contar los trabajos de talla y el cuidado y mantenimiento de los objetos. Todas sus hijas viven en casa. Suelen decir que es bueno vivir en casa Porque abi se aprenie a trabajar con las manos, y, aunque ya hayin aprendido a hacerlo, iodavia necesitan a memido recibir consejos mien- tras trabajan. E] hije de Biret pasa poco tiempo en casa porque esté obteniendo una titukcién de formacién profesional en Hammerfest. Biret ya no sale tanto con los renos come antes. Ahora sus hijos se encargan de eso. Les ensefia que se debe gaardar silencio cuando se deja sueltos a los arimales fuera del vallado para que no se exciten. Cuando los renos se asustan, galopan hacia as colinas. Sus hijos tam- bicn deben aprender 1 reconocer las mareas d los renos y, con ello, qac es necesario marcarlos. Biret levanta, limpia y deshace la tienda, done enciende el fuego y zocina, “En época de mucho trabajo se necesite a alguien que cocine” dice. Los hijos también deben aprender la manera de secar los calzados de piel en el interior de la tienda, siguiente primavera, La Confirmaci "2 Q sea, que hardn lt Confirmacién en luterana noruega. La preparacién de las, celebracién muy imyortante en ropas que se usardin en el evento, vestime les, constituye w 8 Debido al ésico expe dducei6n, Lo que han hecho los ch de curtido (neaskit) para wonfecciona van desde el tobillo hasta 20r debajo de calzado duro), y gdmauipmasat (botas grueses de Ia frase en sami presenta insolubles problemas de ta- bana de la piel en el proceso odilla), gals:orgdpmasat (pieles curtidas pura el para el invierno), Biret desea transmitir sus saberes a sus hijos, los saberes que ella mismé ha aprendido desde su infancia. Desea elevar el valor del saber tradicional. Les ensefia los trebajos de confeccién, a atilizar los nom- bres sais de las cosas, y a pastorear y cuidar de los nos, Se lamenta de que ellos no estén ya tan presentes en las tareas tedicionales como ella Jo estuvo. En su época, Ih escuela se adaptaba alos trabajos del reno. Biret tenfa once affos cuando se implants el cicloescolar de nueve alos, ce manera que también ella acudié a la escuela e1 ciclos que iban desde #l mes de noviembre hasta la Pascua, hasta que cumplié los once afios. Asf relata cOmo se ve in‘Tuida la actividad del reno por el hecho de que los nifios no puedan estar presentes como antes: EI pastoreo de los déééar'* no es igual que mestra idea de lo Me es pastorear. Tambiéa esto es diferente. Cuardo nosotros lle- vamos la manada, permiimos que los renos pasen en una gran extensién. El ddééa puede pensar que el gancdo debe pastar unido. Pero nuestro modo de pastorear tiene también muchas pilabras para hablar de cémo se pastorea. Cuandoestoy en la tun- da con la manada veo a menudo que, por desgracia, algunas per- senas se han norueguizaco mucho y piensan que con poca nieve no se debe pastorear. Conpoca nieve se debe pastorear en lugares feos, incémodos, arriesgados; ésa es la naturaleza del reno. Y cuando se hace asf, los renos se ponen hermosos nés répidamen- te Ahf hay pantanos y humedales, riberas de rfos, liquenes y hier- bes que son muy buenas, aunque sean hierbas viejas; rafces de hierbas con las que los reaos se ponen hermosos. Si pastoreamos en las zonas de tundra alta con poca nieve, como ahora, que hay pcca nieve aunque estemas en diciembre, entonces, ,qué quedara aa cuando Hegue la prinavera!®?. Asi que esa persona puede hacer morir a los renos al traerlos a las zonas altas de la tundra «yu, Det (pl. deat) designa en sani a es noruegos que no son ‘amis. Esta palabra ‘= ug extsamenteyno tne por qué mplicar connotaciones peyoraivas ® La palabra que usa aqut Biret no. es exactamente “primavera” (gid), sino ‘iddaddty, El calendario estacional en sami tiene categorias de transii6n eoite los esta, siones, Gildadalvi es el perindo de traniein entre el inviemo la primavera, cuando la nieve empeza afunditse para dar paso los pastos sin nieve (Dievllat) Vease también la porque Je resulta fécil, aunque Jos renos no harian eso por sf mis mos. Pastotear asf es facil, pero pone a la persona por delante del animal, El reno elige por si mismo adénde va, pero en esas Zonas feas es més dificil pastorearlo porque hay que conducir dando rodeos. Ahi no es tan Facil, entre la maleza y el bosque, pero: eso 8 lo que deberfa hacerse cuando hay poca nieve, Terrenos pedre- gosos, incémodos, horadados por hormigueros, poblados de liquenes y abcdules enanos; entonces se ahorra tierra de pasto y Jos renos se ponen muy hermosos YY lo que quiero decir cuando hablo de esto es ante todo que, habiendo escuela, los nifies crecen con poco contacto con el pas- toreo. Los pobres chavales no pueden estar con la manada més que cuando se encuentra en los vallacos, zqué pueden aprender de eso? Eso sf, aprenden cémo es un vallado, se convierten en samis de vallado Ledindesdpmelatéat]. Pero esta comprension de la natu- raleza, la pierden por completo. Van a la escuela todo el aio, durante diez. afios, y asf los nifias pierden por completo esta com- prensidn de la naturaleza, Es demasiado poco lo que les ensefian en Ia escuela acerca de la naturaleza, No Hegan a aprender lo que nosotros aprendimos cuando fuimos a la escuela. Nosotros fba- mos con la manada en otofie y en ta noche del invierno (skeibma) ¥ aprendfamos estas cosas. Aprendimos a comprender la natura- leza, a comprender la esencia de su funcionamiento. Biret apina que la actual politica del reno es demasiado simple. En ella no aparece Ja mujer ni el trabajo cooperative de la famil to esti puesto en Ia produccidn de came, Al hablar de este, describe edmo los gobiernos, a través de sus politicas, entienden la actividad det Feno como un trabajo unipersonal, e| trabajo de una sola persona, que ademas es un varén. Las unidades de explotacin son un buen ejemplo de esto. Todas las ayudas econémicas se dan a nombre de una unidad de explotacién, De este modo, las mujeres y los nifios quedan fuera de. Jaa no en el espacio piblico, Cuando ella y su marido on una ayuda para construir una casa de pastoreo en la tundra, la respuesta que Hegé iba dirigida silo a nombre del marido, Cuando pregunté por qué su nombre no estaba cn la carta, la respuesta del gobiemo fue que ella no tenfa una unidad de explot dad de explotacidn estd inscrita a nombre de su marido, cumplim con él él certificado de ingresos para hacienda. Si se pone en contac con la oficina de hacienda, nadie le pregunta por su nimero de identi- ficacisn fiscal; piden el del marida, Biret describe el punto de vista del gobiemo en relacién con Iu actividad del reno de este modo: “s6lo una persona en cada unidad de explotacién es considerado como trahajadlor. Los dems, la los hijos, los abuelos y abuclas se encuentran al margen. No cuentan coma trabajadores del reno’ Biret no puede admitir que no es una trabajadora del reno en igual- dad de condiciones con su marido, aunque la unidad de explotacién no esté registrada a su nombre, Ella sabe que su trabajo es mecesurio tanto para el hogar trashumante como para la sida. De manera que no puede admitir que, desde el punto de vista del gobierno, ella no es una trabae Jadora del sector, Para ella es inadmisible ia identidad que le ha adscri- to nominalmente el gobierno, su condicién de “dependiente del mari- do”, quicn si es considerado trabajador. Por eso se empefia activamente en que toda la familia adquiera el status de “trabajador del ren. Biret considera la perspectiva del gobierno desde los supuestos de una frontera multicultural, 0, en palabras de Du Bois, una conciencia doble, el sentimiento por el que la persona se ve a si misma a través de los ojos de Tos otros. Los que soportan cualquier clase de imper cultural se ¥en a si mismos a menudo como los otros los ven a elle Bois seflala que la conciencia doble crece euando el sujeto sometido y humnillado se niega a s{ mismo, y se ve como un sujeto sin valor a través ado en Young 1990). os estereotipados que lo objetualizan ( ELLE, 40 ANOS ——aee eee Elle es madre de cuatro hijos, Como Anne y Biret, también ella se ha criado en la actividad del reno. Ahora pertencce a una pequetia sifeia, Esto significa que debe trabajar con Ia manada para site fun- cione. Ahora que los hijos mayores han erecido, su trabai manata ya no es tan nece omo cuando todos los niilos era peque- fios, Cuando puede, coge también tr parcial fucra de ta lad del reno. Scgiin dice, en su caso ne podrit haber tomado act trabajo asalariado a tiempo completo porque su presencia es necesaria tanto en war [rashumante como én la yi Elle ec ort en Ja marca de los animales, en la separacion de las manadas, en la matanza y en la organizacién de zas en cada aroha. En re (0S usuntas, Elle y sus colabora- dores en 1a siida han invertido mucho tiempo de conversaciones, Hamadis telefOnicas, solicitud dé asesorias y claboracién de dictdme- prar otros implementos, y afirma que esto es importante para reno pues siempre hace falta tenet a punto las ropas para la tundra. Como Biret, Elle también esta preocupada por la politica del reno, pero ambus ponen el acento en aspectos diferentes, Biret hace hincapié en el trabajo manual, Elle enfatiza la prioridad del funeionamiento de las siiddlas. las mujeres deben colaborar conjuntamente en Ta ac na influencia sobs todo cuando sus hijos mayores eran atin pequefios, Piensa que quienes se dedican a diario a Ia actividad tienen mas que deeir que los que no lo hacen, En su opinién, los actuales modos de trabajo de las unidades de explotaciéa no funcionan bien, puesto que no esti claro si se trata de un asunto unipersonal © de grupo, Elle duda de que alguien pueda cumplir én solitario con todas las tareas del hogar trashumante y de la sida. Los trabajos que exige la siida son en todo caso igual de numerosos, sea full ea el ndmeno de unidades de explotacién que la i egran. econdmicamente a las personas, pero no al funeion on de ta siida ni a su fuerza de trabajo, Es como si el gobierna no Se proocupase por los 6 Cuando siiddat necesitarian en todo Pero al reducir e1 se Ingresos que se distribuyen entre los trabajado- hgresos, los trabajadores actuales deberian bus- car un salario en otra parte, Elle reflexiona det unidades de explotacién y sobre: cémo han v; tos trabajadores del reno y las stiddat: Lo que quiero decit es que, cuando nuestros hijos eran peque- ws el sistema de unidades de explata- Parecia haber ninguna dificultad. Pero cuan- aron a ereeer y con el tiempo se incorporaron es: fUleron aumentando los problemas, En mi opi« tuaciGn actual es muy complicada porque la actividad scrita a nombre de una sola . aungue £sté a nombre de ambos. porque, en todo easo, los hijos ao pueden Raistrarse. Ademds, la mujer puede estar trabajando en otra cosa completamente diferente, de manera que pierde ef interés por la actividad del reno. Puede darse el caso de que el marido trabaje en el feno con Jos hijos de la pareja, y que reciban ayuda de les her manas de la mujer 0 del marido. Si es asf, 10s hijos y las hermanas de Ia mujer o del maride no abtienen provecho de elle, aungue la mujer esté registrada. Se ha decidido de antemano que las unidas des de explotacién deben estar inscritas a nombre del maride yde Ta mujer: Desde nego que no és erséneo que la mujer tenga ese puede tener muchas formas diferentes. puesta de un hombre o una mujer ir en dos 0 tres hermanas y her- ” jas, 0 puede a ; manos, ¥ por este motivo el modo actual de funcionamiento es equivoc ‘También pienso que el reno ha sido durante largo tiempo una actividad productiva,y ha incorpondo sts propos Us 9 ss Pro pios méiodos de trabajo cooperativo, Pero de pronto ilegé e cs concepte de unidad de explotacién, y se decidié por ley = a un periedo de lempo, de manera que todos los que tea In eda adecuada en ese periodo se hicieron con el derecho de inscripeién de una unidad de explotacisn. Yo creo que esto esti mal porque roducida una especie de des ee de parientes y esas familias. Creo que: hoy en dia es muy importante para los jévenes ser tenidos en cuenta, porque me pare- as, Piensan mucho solamente en ellos mis- aque cod persona tenga valor y especialmente quienes tabajan activamente. Porque en todas las demds actividades se concede ‘irahaja en algo, y no sélo en k fase de trabajos, No puede ser que no se te vea por ninguna parte ¥ que no se te eseuche en ninguna parte. — Solveig. Parece ser que hoy en dia no se tiene en cuenta a Ios trabajadores de! reno... mis tiene que decir porque sabe de qué va ese trabajo. No sirve de nada que tu nombre figure ahi, si no trabajas ni sabes nada de eso. Hoy en dia se toma muy poco en serio el trabaja. ¥ por eso 8@ dice que m pectos de ta actividad del reno hoy no se Ponen en prictica, Parece que lo que tiene valor es la unidad de explotacién, no el trabajo, — Solveig, ,Qué aspeetos son é0s? — Los que tienen que ver con las act mujeres. Suele decirse que ellas administran Ia actividad de| reno. Por ejemplo, los preparativos para poder trabajar con la manada, como las tareas que se llevan a cabo antes y después de poner los vallados. Hay muchos aspectos que quedan sin hacer. los trabajos de cosido y otras tareas manuales. y eso est4 muy mal. Yo no sé lo que se deberia hacer, Desde iuego que, de parte del estado, se viene poniendo obsticulos para que la actividad del reno no se extiends demasiado, Yo no temo en absolute que se extionda demasiado porque hoy en dfa hay muchas otras opor- ‘unidades, de manera que cada familia debe buscar Las que a ellos |es resulten mejores, Yo creo que eso es lo mejor gue puede hacer ‘A menudo se escucha que las nifias no se Tas apaiian bien en el Feno. Yo también digo lo mismo, que les niftos no pucden apatidr- itario. No puedes salir adelante solo, y en esto no hay rencias. El reno no es wabajo de una sola persona, asi que siempre debe haber mucha gente que apoye y ayude [veahkehit!”], -omo “ayudar Ipe, ne implica ayucla awxitiar de Ta que ia prescindirse, Implica a! coaperativa, sim Ex cual ese sami “fuera y “fuerza de trabajo”. Veahkehi si quiere decir por tin, literal er que el fro tenga a fuerza sufciente™ Elle también comenta que los varones en posesién de la titularidad de una unidad de explotacién son a menudo partidarios del sistema ice qute esto no es tan extrafio: estin influidos por este modo de al encontrarse ellos mismos en esta situacién. Ven las cosas des- de el interior del sistema. A ellos les llegan todos los papeles, todas las ayudas, y se han convertido en experios de los asuntos del reno. Dicho con otras palabras, tienen los derechos, y desde luego no quieren per- detlos, Por eso Elle piensa que las mujeres pueden ver las cosas de otro modo que los que tienen unidades de explotacién, Ademés, ellas ven lo que les espera a sus hijos cuando llegan a la edad laboral. Al carecer de unidades de explotacién propias, tampoco los hijos tienen derechos, Los renos de los hijos siguen usdndose en la casa de los padres incluso cuando aquéllos ya se han hecho adultes. Pero si se fija un maximo de cabezas en las unidades de explotacién, entonces a los hijes se les difi- cultard ¢normemente el poder dedicarse al reno, En Ia actividad siem- pre ha habido fh lad en la situacién de los grupos de parientes, las familias, las siiddat y los orohagat, Nunca ba habido limites rigidos. La situacién actual de los grupos familiares no tiene por qué mantenerse igual en el futuro, Elle ha pastoreado renos durante diez afios, aproximadamente. Comen- fa que cuando en Ia sida habia poca gente también los nifios y las niuje~ res llevaban el ganado, Su situacién laboral siempre ha tenido que adap- tarse a la actividad del reno. Sin embargo, hasta la fecha nunca ha recibido una ayuda econémica. Aunque hoy le es posible acoeder a ayudas en su condicién de esposa del titular dé Is unidad de explotacién, Elle todavia no las ha visto, y ello a pesar de haber trabajado siempre en el reno como dad principal. En primavera, por ejemplo, debe prepararlo todo para legada dela noche. Por eso no puede coger un puesto asalariade que le it cada mafana a trabajar, Elle compara su dedicacién a los pre- "el reno con el trabajo de almacén, Los que trabajan en alma- que tener todo en orden si quieren encontrar las cosas en su sitio. Del mismo modo, ella es la encargada de mantener el orden. No puede permitir que nadie desordene las cosas porque répidamente estarian fuera de control. Por eso dispone las lonas, las hormas para la ropa, las cubiertas de-las tiendas y todos los objetas que se usan en el dévvu, y ade~ més suministra todo lo necesario para estar gon la manada. Cuando ha habido un mal afio de i Pastos Y No hay suffciontes renos, Ias mujeres m Vianna 88 ays porque el dinero que se concede las espean way vineulado a tas exigencias de matanza que fa el estado : Como Anne ¥y Biret, Elle organiza el trabajo del hogar trashumant ¥ de a sida. A menudo la telefonean para coniarie qs han en yn Pequefio grupo de renos sueltos, Ella recibe lainformacign en, cl mensaje a los que van por su ruta, Dice que a los que la telefonens Jes es imposible encontrar a sus compaiieros si éstos no tienen cer i teléfono, Lo mas facil es llamar a casa, Porque elia sabe en todo momento donde se encuentran fos que van con su siide, ne De las palabras de Elle se des; - sprende que, en su o debe estar enteramente incorporada al Su opinién, la persona LA TRANSFORMACION DE LA PARTICIPACION DE LAS MUJERES EN LA ACTIVIDAD DEL HOGAR TRASHUMANTE (BAIKEDOALLU) Y EN LA SIDA inne, Biret y Elle son madres, Se encargan de ensefar a sus hijos tes tafeas dela siida y del hogar trashumante. Cuando los hilo, ctecen ios. Ellas no son ya tan necesarias alli co i 1 ; mo cuando los hijos eran Posie Entonces debian vigilar y organizar todos los trabajos. Anne Vvet son ademés las mayores de sus hermanos, y ambas tenen her \F Estas exigencias de matanza se de ‘os de productividad, En general, se prima ‘Pom un elemento mis para mantener cont ad que a crite- fanra orjentada la produccidn de carne el anmento-dfe eabezus de ganado, manoy varones mis jévenes. Por ese motivo, S Siempre rec y6 todo el wabajo de la side, incluido, por ejemplo, el pastoreo. A mo, las dos han tenido que coser para tubricar las ropas de La tundra, los adornos y artesania para vender. La situaciGn de estas tres mujeres. cambis cuando se casaron, Entonces tvieron que hacerse cargo det hogar trashumante. Antes de contraer matrimonio, esta res- ponsabilidad era cosa de sus madres. Ruth Gasson, que ha investigado la situacién de la mujer campesina en Inglaterra, ha encontrado que su contribuci6n a las tareas familiares se encuentra determinada por el marido, los hijos y el momento de su propie recorrido vital, y no tanto por su libre eleccién (citado en Haugen 1990: 23-24), De todos modas, aunque sus tareas cambian al casarse y cuando sus hijos crecen, fa identidad de estas mujeres como trabajadoras del reno permanece. Es el caricter de su dedicacién lo que cambia cuando los hijos sc hacen mayores, Ellas administran todas las tarcas del reno, por= que las conocen desde dentro al haberlas puesto en prictica. En lo que concieme a fa amplitud de sus competencias, su identidad como traba- jadoras del reno no esta solamente vinculada a les cometidos quie se lle- yan a cabo mientras se acompaiia a Ja manada, Esos cometidos son diversos, Comprenden fa organiza day el hogar trashuman- reflejan en st literatura a necesario, las mujeres han ~. Ellas han debido hacerse: cargo del bienestar de Ja familia, ecupindose tambign de los aspectos que tradicionalmente perte- necian a los varones, Cuande estos no estaban en el lugar, ellas terminaban ocupandose de todas las tareas correspondientes a la huerta ¢ iban a pescar 0 a cazar. De modo que la identidad de género de las mujeres no ha estado vinculada solamente a las tareas tradicionales femeninas; « tal identidad corresponde tam= bién el estar preparada para cruzar los limites de género social Mente establecidas. Al mismo tiempo, el rol de les varones ha de las mujeres (ibid, 150). Biret y Elle han cxperimentado e6mo el sistema de unidades de explotacién diserimina tanto a las mujeres como a todos aquélios que no son titulares de Ia unidad. Ninguna de las dos ha accedide nunea a una subvenciGn, ni sus nombres estén escritos en ningin documento pliblico, Es el nombre de sus maridos el que consia. Anne se vio apar- tada de la actividad puesto que s6lo su hermano consiguié ser titular de unidades de explotacién, Estas tres mujeres han vivide de diferentes formas las consecuencias de este sistema de unidades: cme ha elev do el status de algunos trabajadores a costa de apartar a otros. En la sitda los quehaceres no han disminuido aungue el némero de unidades de explotacién se haya reducido, Por el contrario, las mujeres que per- feneeen i siiddat con pocas unidades de explotacién trabajan mas en la siida que cuando ef nimero de unidades es més grande, Cuando pregunto a la hija de Biret si acompana durante el pastoreo contesta que alli no se ta necesita, porque ya hay muchos trabajadores mujer encargada de una unidad de explotacién dice que ella no necesita pastorear, pues son los varones jévenes quienes deben hacerlo, Ella ya se dedica a las tareas manuales y a encontrar otro trabajo com. plementaria. La peor parte se la llevan quienes no lo encucntra Las actividades de estas tres mujeres son muy variadas. A cont cin indagaré cn algunos desaffos y obsticulos que se advierten en la situacién actual del reno. tha LA ENSENANZA DE LOS NIRIOS SENN “tine, Biret y Elle ensefian a todos sus hijos los trabajas que corres- Penden a la siida y ef hogar rashumante. Biret cuenta que ella misma Snsefié a todes sus hijos a escribir y a leer antes de empezar la escuela para que les resultara mas sencillo dejar de acudir a ella Cuando el tra- bajo en el reno . Teme que los nifios actuales se conviertan en simples samis de vallado, pucs la escuela quita a los nifios mtteho ticm- po. Los nifios y# no acompafian tanto: en las Lareas de la siida come cuando ella misma ibaa la escuela. Enionces, los tiempos escolares estahan mas adaptados a la actividad del reno. Al tratar ef eas0 20/00, en ef ano 2000, la Comisidin de Cultura y Edueaci6n del Ayuntamiento de Guovdageaidnu decidid establecer rmuevas reglas para conceder permisos por trabajo productive a Ios nies de primatia. En ellas se dice, entre otras cosas, que “la ensefianza domestica debe limilarse a dos semanas al aio en Ia escuela infantil y a cuatro semanas en La iiltima fase de la primaria”, En el fundamento del caso se menciona la Ley de Ensefianza que concede el derecho a la enseflanza doméstica. La argumentacién muni- cipal dice asi: En lo que concieme a la ensefianza doméstica, se encuentra amparada por la Ley §2-13, De esta ley se desprende claramente que la norma principal debe ser que los alumnos que optan por esta medulidad sigan el mismo programa de enseianza que los demas. No puede sacarse a los alumnos de ta escuela para levar- los al reno o cualquier otra actividad sin garantizar que aprende- ran globalmente lo mismo que habrian aprendido en la escuela, En el fundamento también se dice que, por parte de la escuela, se ha puesto de manifiesto frecuentemente la insatisfaccid in conta reglamentacién de permisos de trabajo: La ausencia de lox alumnos de las clases produce problet y desafios pedagogicos que parecen ser muy dificiles de resolver adecuadamente, Los padres no asumen con suficiente responsa- bilidad él objetivo de que los nifios aprendan lo que deben, y de ese modo lox alumnos adquieren un deficit en las materias esco- lares, de donde se deriva una mala disposicién para acudir a la escuela, Por otra parte, el fundamento municipal del caso cita el nuevo Plan Escalar Sami -L978— donde se dice que Ia ensefianza escolar debe ‘adaptarse a la situacién local, de manera que sea posible aprovechar las \entajas que offeve e] medio local. Si se utifizasen las competencias de los padres, aprendidas en la actividad productiva iradicional, y se per. mitiera que tales competencias fucran stiles en Ia programacién esco- Jar general, ello daria a la escuela enormes posibilidades, tanto on el contenido de las ensefianzas orcinarias como, especialmente, en lo refe- rido a los trabajos précticos. Esas competencias deberian formar parte til dela programacién general, El fundamento municipal pone asi de manifiesto el valor de las competencias tradicionales, pero también subraya las competencias somunes de [as materias escolares incluso cuando los nifies acom- paflan a sus padres en la actividad produetiva. Al enfatizar de este modo el saber escolar ordinarie de los nifios, la escucla Jos coloca, a ellos y a sus padres, en unu dificil situacién. Los padres se encuen- tran divididos entre das mundos. Saben que si sus hijos han de des- envolverse en cl futuro en el reno deben estar allf donde se Nevan a cabo las tareas de la actividad. Por otra parte, la escuela mantiene que los nifios pierden contenidos cuando toman permisos por traba- Jo, Cuando los nifios adquieren carencias en las materias escolares como se sefiala cn cl tratamiento que hizo de este caso la Comisién Municipal de Cultura y Educacién, cabe preguntarse si la escuela misma es capaz de motivar a sus alumnos para fas tareas escolares, La escasa motivacién para estas tareas puede indicar que la escuela ‘no alcanza a integrar suficientemente las competencias domésticas Wradicionales de los niflos con las competencias incluidas en los libros. La identidad de los nifios se veria reforzada si la escuela fuera Capaz de adaptar mejor esas competencias tradiicionales a su progra- macidn, Entonces los nifios podrian ver que la enseflanza escolar los Prepara para su entorno cercano, Mientras haya alumnos que perte- necen ala actividad del reno, la escuela de Guovdageaidnu no puede ignorar que el entorno de Ja actividad esta estrechamente unido a la Sociedad misma. Y micnuras la escucla no sea capaz de tener en ‘suenta esto, puede asegurarse que el resultado serd una escasa moti- vacidn escolar. Anne Cucnta que su hija menor, que ahora esté en Ia dltima de 414 ensefianza primaria, querria trabajar durante un aio en el reno al aca- bar Ja escuela. Tanto Anne como su marido dudan de que ésta sea una buena soluci6n. Entienden que su pequefla Risten desce trabajar en el Teno, pero también se preguntan cémo podrd valérselas en cl futuro, “En los tiempos que corren, los jévenes deben ir a la escuela si quicren salir adelante”, dice A Anne. Anne y su marido dudan de si serfa titil Para su hija pasar un afto ta- bajando en el reno porque Ia escuela no ha sikto capaz de conceder valor al saber priictico tradicional, o no ha podido demostrar para qué sirve tal saber. Ambos evahtian las competencias de Risten en la actividad del remo come sector productivo. Puesto que en el sector no hay todos, no ven ¢laro que ir al reno sea dil para Riste! lv escuela es la mejor solueion. Es natural que piensen asi. puesto que 'a institucién escolar no ha side capaz de integrar bien los saberes. pro- ductivos con los saberes escolares. Y, come la escuela no ha de hacerlo, no puede esperarse que los padres.y sus hijos aprecien valor alguno en las competencias que facultan para dedicarse al reno en otra Parte que no sea el sector productivo. Si la sociedad sami ha de tomarse en serio el saber priictico tradi- cional, y ha de empeitarse en transmitirlo y extenderlo, ex necesario que jaya gente que lo administre en la prictica. Aunque Risten decidiera retornar a la escuela después de haber pasado un ao o mAs tiempo en | actividad del reno, su saber productivo seguiria siendo de w para la sociedad, No puede esperarse que fos Padres. como Anne y su marido, sepan qué utilidad y valor tiene para la sociedad e] saber de la actividad del reno sila institucion escolar no es capae de explicarlo, Cuando pregunté a los direetivos de la escuela primaria de Guovdageaidnu si alli se ensefia alge acerca del reno, su respuesta fue gle ese depende de los maestros. Y aifadieron que si los mismos maes+ {70s ho saben det reno, es comprensible que tengan problemas par conocer, por ejemplo, la terminologia de la actividad, Puesto que la enseflanza escolar acerca del reno est a mereed de lo que cada maestro sabe, parece natural que tanto los alumnos come sus » trantsmitir él saber en el seno mismo de la acti- vidud. Sino se empieza a tomar en serio las Competencias que los nifias aprenden de sus padre tanto Ta escuela camo la sociedad sami suftirén ln retraso en el saber prictico tradicional, | escuela no ha sido capaz de integrar globalmente lox saberes tra. Hon, y ello & pesar de que hay se concede al lidad de: transferir esos saberes a tos centros ice que la escuela debe conceder valor en su nia cultural de los padees, los abuelos, las IS y los parientes, Si se pretende que los alummnos samis refuercen sag identidad y fhe Ruitia 4 su cultura, entonces los ditectivos de las escuc, las 'y los maestros deberin trabajar en la construccién de un ambiente escolar en el que la vida social y la cultura semis ae con- femplen positiva y sGlidamente, No es suficiente con destacar e la programacion los saberes acerca de Ia historia, fa cultura, la lengua y la Vida social samis, si los alumnos no encuentran apre- Pe eositivas sobre su propia cultura y sociedad en el ton. de la actividad escolar (bid: 66) _ Jens lvar Nergérd (1994), que se ha documentado en escuela Primaria de KdrdSjohka, sefala que mientras la institueién nc tenga cn tama 08 Saberes fundamentales de actividades product impor. {antes como cl reno, nunca ilegaré a ser adecunds para la sociedad ‘ami. La escuela raramente pregunta para qué clase de sociedad sami leben ser preparados los nifios o qué clase de v4 iedad sami desea- no es s6lo su responsabilidad. Tambidn ural, la ideo- to se plantean estas tueidn de desa- » sino tambien para los padres y a paz de realizar esta fun. | saber que ya existe Tollo, no sélo para tos alumn Sociedad; pero na ha sido desafio es conceder valor (Ibid: 86-97), Si los nifios y los j6venes no estin presentes en el reno, desaparecerst el saber tradicional acerca de las tierras, los pastos y la trashumancia. Los jévenes no pasan el tiempo suficiente con ta manada como para ada ‘confianza con lus tiemas y los renos, y con las tareas de la actividad en diferentes condiciones. Tal carencia de competencias cede lugar al saber {6enico, que Hega a suplir a las competencias anteriores (ibid. 79). Y si la escuela no eleva en su propio seno el valor del saber priicti- ‘co asoeiado a la actividad del reno, Ia consecuencia seré una progresi- va separacidn de esta actividad de la sociedad sami en su conjunto. De este modo, los nifios y los jévenes tambign se encuentran entre dos mundos. No saben qué deben elegir al acabar Ia instruceiGn escolar. Para ellos, serfa importante seguir yendo a la escuela, pero también desean trabajar en el reno, que ha sido su modo de vida desde su infan- cia. La escuela y 1a sociedad no han encontrado la manera de hacer que los jévenes puedan integrar el saber de la actividad con otros trabajos disponibles en Ia sociedad. CONDICIONES DE VIDA FUERA DE LA ACTIVIDAD DEL RENO Es bien sabide que muchas mujeres del reno deben ocuparse en otros trabajos asalariades porque la actividad no reporta suficientes ingresos, Estas mujeres ven cémo el tiempo que invierten en el rene no ofrece ventajas, Anne, que tuvo un trabajo asalatiado antes de casarse, se arrepiente hoy de no haber eontinuado en ce puesto, Cuando se iarido. creyeron que con los renes podrian apanarselas porque aquéllos fueron buenos afios. Anne cuenta que continuar con su puesta de trabajo se le hacfa duro porque en el reno habia mucho que cer, A menudo, su marido la telefoneaba para pedirle que comprase combustible o cualquier otra cosa. Recucrda cuando su marido le pidit gue fuera a comprar un nueve quad y lo condujo hasta el orvhat de verano, Lo tuvo que hacer después de trabajar y no Iegé a casa hasta noche. Por la mafana tuvo que levantarse ara volver a su trabajo asalariado. Entonces lo dej6. Su puesto de tra- bajo In ataba mucho y no podia ir con sus hijos al lugar de la manada, Aunque Anne disfruta mucho con el reno, y considera que fue una buena época cuande en el orohat de invierno, hoy ve que ha perdido puntos para su pension. Ahora piensa que si hubiera continuado con su trabajo asalariado tendria una pensiGn com- pleta al jubilarse. Anne ha trabajado a tiempo completo en el reno, pero ha cotizado nada para su pensién por esta actividad. . El jefe de la Oficina de Impuestos de Guovdageaidnu dice que son los propios trabajadores del reno quienes deciden eémo distribuir sus ingresos. La mayor parte simplemente no Jos reparten, lo que significa que el grueso del ingreso derivado de la actividad queda a nombre del propietario de la unidad de explotac no todos los benefi- cies reportan puntos para Ia pensién futura, Desde Iuego que pueden ponerse todos los beneficios a disposicién de la pensidn, pero entonces hay que detracr de ella tambien los impuestos. Los puntos de pe se culculan en funcién de los ingresos. Por ejemplo, 200.000 coronas!? de beneficio reportan 3,13 puntos, siendo 7 puntos la mayor cantidad que una persona puede acumular (Lignings ABC 2000). _ John B. Henriksen (2001) sefiala cémo la mujeres del reno se con- vierten en pensionistas sujetas a pensién minima: .»- La mayor parte de las unidades de explotacidn estan registra- das a nombre de! marido, Esto significa que la mayor parte de los ingresos de la act procedentes de las ayudas del Pacto para la Actividad del Reno, estiin registrados a su nombre. ‘Cuando las: mujeres trabajan en ef reno sin ser titulares de una. ui mujeres dels Teno acaban sujetas a una pensién minima. Esto es absurdlo, sobre toda cuando sabemos que Ia mujer contribuye eni- cialmente al conjunto de! beneficio familiar (Abid. 20), 25.300 euros. Elle también ha trabajado en el reno siempre que ha side necesario. Abora que los hijos mayores han crecido ha elegido dedicarse a tiempo parcial. No puede acceder a una beca de estudios en el sector del reno panque tiene nis de 35 afios, y las becas eonceden prioridad a las muje- res que no trabajaron en el reno cuando sus hijos eran pequeiios. Elle tendria ahora la posibilidad de ir a Ja escuela, y también mucha necesi- dad, pues la actividad del reno no siempre produce suficientes ingresos. Biret y Elle no han podido clegir siempre por sf mismas su dediea- cidn, Ambas han tenido que adaptarse a las condiciones impuestas por la actividad de! reno. Cuando los nifios eran pequefios y no estaban atin en edad de trabajar ellas dedicaban al reno todo su tiempo. Ademis, amas han ensefiado a sus hijos las tareas de la actividad. Elle dice que su marido no siempre sabia cOmo aconscjar a los pequefios. Piensa que esto se debe a que los hombres han crecido « menudo-en cl cuidado de la manada, y pueden hacer todo lo necesario. Por es creen que los nifios actuales son tan competentes como Io eran ellos cuando tenfan su edad, Pero las cosas han cambiado desde entonces. La mujer entiende mejor lo que les pasa a los nifios porque ella misma se ha visto muchas veces en la situacién de no saber hacer muchas casas. Ellinor Guttorm Utsi y Anne Marit Pedersen (1997), que han estu- diado los modos de incrementar los ingresos en la actividad del reno, consideran que las mujeres que teabajan fuera de la actividad deben tomar un permiso laboral y solicitar hasta 30,000 coronas? de ayuda al Fondo para ef Desarrollo de Ia Actividad del Reno. Durante su permiso laboral, las mujeres tendrfan oportunidad de trabajar en. el reno en las épocas de mayor actividad, y podrian desarrollar las tareas tradicional- mente asignadas a la mujer. Estas ayudas se conceden a mujeres que tienen 1a posibilidad econémica de definir los tiempos que dedicardn a la uctividad del reno. Esta propuesta fue evaluada en los grupos de tra- bajo de la red de mujeres del reno. ¥ también se bablé de ella en la reu- nién anual de la Asociacién de Trabajadores Trashumantes Samis del Reno de Guovdageaidnu, celebrada el 15 de marzo de 2001. En esa reu- 20 Unos 3.400 euros. nién, él lider de 1a NBR, Iskkun Mahtc Ailu — Aslak J. Bira?!, dijo lo c je acerca de la propuesta: No puedo apoyar que las mujeres que trabsijan en puestos asa- lariados puedan conseguir ayudas econémicas en el reno al pedir Up permiso pars pasar de un trabajo a otro, Estas mujeres deberfan trabajar en vacaciones. También dudo de que las mujeres puedan ensefiar a os nifios las tareas de la actividad cuando ellas mismas no Ie dedican todo su tiempo. Esta norma podra convertirse en un agravio comparative para aquellas mujeres que si trabajan en el reno a tiempo completo. Ellas sf que son las maestras adecuadas las que siempre estén en la actividad, ¢Por qué deberian ganar ambi neo esas mujeres con grandes ingresos cuando van con manada, y quizs en temporad teri Joma sa jporadas que-no se caracterizan por una No todas las mujeres han elegido trabajar fuera de la actividad del reno, sino que se han visto forzadas hacerlo al no haber ahi ingresos para ellas, ni cotizacién para la pensi6n ni subsidio por enfermedad ni ayudas por maternidad. Todo este sucede porque los ingresos, en la actividad del reno, no se reparten entre el marido y la mujer. LA PERTENENCIA DE LAS MUJERES A LA ACTIVIDAD DEL RENO dig Ehmito de que las mujeres samis viven sojuzgadas no se correspon- de con Anne, Biret y Elle en Ia siida y en el hogar tashumante, Por “jemplo, cn el hogar trashumante confeccionan las ropas para la tundra La asora introduce aqui dos nombres para refer ro responde Ta forma tradicional de denen 9 sg eames spine homes el 4 Guovdagealdna, y ny especllmente en A sectr sca de fos eso ledican al reno, es comin que convivan ambas formas de denominacicn. y preparan la came, el pescado y los titiles, Gestionan la economia y realizan todas las tareas que pertenecen a la administracion del reno. Preparan los trabajos de la siida, como disponer las lonas que se usardn y le. Y también colaboran en la marca y la matanza de los renos, y én él agrupamiento de las manadas. Aunque las tres reconocen que las mujeres no han sido siempre tenidas en la misma co dice que sus trabajos 5 vineulan a su id 10 trabajadoras del reno; por eso las tareas practicas son centrales cuando se trata de estas trabajadoras, Es a tra- ‘vés del trabajo como se muestra a los otros que se es una trabajadora del reno, La comunicaciin es el otro modo de mostrar a los demas samis del reno que se es competente en la actividad, Pero el don de la comunicacién no viene gratis a las personas. Si tiene que comu: con alguien en plena trashumancia para hablar de cosas relativas a su actividad cotidiana, entonces ella misma debe haber estado en esa situacién, y de ese modo debe haberse familiarizado con las tierras y sus nombres, La comunic: n depende mucho de cémo ella misma se Jas apaiia en las tareas del reno, Por eso, no es suficiente con que una mujer sea trabajadora del reno simbélicamente, por ejemplo, al haber contraido matrimonio con un sami de la actividad. Dicho de otro modo, no es suficiente con que tengas solamente un nombre sami del reno, una identidad nominal, El grupo social de ies samis del reno nunca la reconocerd, dad. Sus trabajos las Aqui s¢ ve que Ia identidad se encuentra ligada al grup social, Es en él donde la persona trabaja y se desenvuelve. La cuestién es, enton- ces, qué trabajos pertenecen al grupo que se dedica a la actividad y quign decide cuales son las tareas propias del grupo y cudtes le son aje- nas. Con esto no quiero decir que los trabajos propios del grupo social hayan permanecido idémticos tedo el tiempo. Lo que quiere decir es esto; para que coser y hacer utensilios, realizar los trabajos del hogar trashumante, educar a los hijos, organizar 0 desempefar cualquier otra area, brinden a las mujeres la pertenenvia al conjunto de la acti propia del reno, es preciso que el grupo social que desempefia la acli= ‘dad fo reconozea. El grupo social préximo de las mujeres de! reno y sl que compone su hogar puede de hecho considerar esas taroas nex sarias y reconocerlas, pero si en el grupo social més am de ello es imposible que esas tareas Ileguen a valorarse EI grupo social cercano puede considerar que esas funciones on nevesarias, pero si la cuestiGn no se eleva al plano del debate poltdcn tales funciones, que pertenecen primariamente al dmbito de lee muje- tes, acabarin siendo concebidas como exteriores al grupo, El tecome: miento no se hard real hasta que los que gobiernan la actividad del se no eleven el valor de las tareasasignadas alas mujeres, Pero ct prone social tambign debe debatir a fondo la cuestion de si estos trabajos For, ‘man 0 no forman parte de la actividad del reno, Voy @ poner un ejemplo para ilustrar como algunas tareas pueden acabar eayendo en el exterior del grupo social de la actividad. En 1994 Se devicié que las subvenciones concedidas a las actividades producti. vas combinadlas pasaran del Fondo para el Desarrollo de la Actividad el Reno (Boazodoalu ovidnahinfoanda) at Fondo para et Desarrollo Sami (Samii ovdénahttinfoanday”, El dos de marzo de 1993 se celebré. uma reuni que Ia transferencia de esias ayudas al Fondo para el Desarrollo Sarsi a id tantes que proce- dlian de Ia actividad cel reno, Hay muchas cuestiones abiertas aceroe de ‘ss ayudas econGmicas que se conceden a las actividades productivas lq y revolecetén, dei reno, tistics im, reconocie sector del renes a ser adm vompeteacias en él combinadas, como la atesania, la explotacién de los recursos de la tun: dra y el turismo basado en el sector. Hoy se transfiere al Fondo para el Desarrollo Sami dos millones de coronas procedentes del Pacto para la Actividad del Reno, en concep to de apoyo a las actividades combinadas quetienen a la actividad de reno como uno de los cos componentes. Puestc que ese dinero es trans ferido desde el sector del reno al Fondo par: el Desarrollo Sami, ¢ Gobierno Noruego esti considerando que las actividades combinada: no pertenecen del todo al grupo social que se dedica propiamente a sector. Desde mi puntode vista, si las mujeres quieren obtener un reco nocimiento de actividades combinadas como li artesania en el interior del grupo social del reno, es preciso que estas ayudas caigan bajo Ie administracién directa de las autoridades del sector. La actividad de reno funciona sobre labase de un grupo social, de manera que es este grupo el que ha de sosener el debate que Hevea reconocer tales tareat como pertenecientes 2 su actividad, Pero en tanto dichas tareas se sittien fuera, entonces 21 debate acerca de su condiciGn de pertenenciz también decae, si es cue no desaparece por completo. En la reuniér anual de la Asociacién de Trabajadores Trashumantes Samis del Renc de Guovdageaidnu, ce ebrada en 2001, ni siquiera se hizo mencién de las ayudas destinadas 1 actividades combinadis; en cambio, se hablé mucho de las subvencones concedidas a la produccidn de carne. Los asuntos a tratar en unareunién de este tipo dependen de los miembros de la asociaci6n. Nadie les prohibja incluir un punto en el orden del die sobre las ayudas para LAS MUJERES SAMS DEL RENO: ente tenidos en Ja NBR tomé en Sorsideracin alguna vez materias que afectasen especialmente 2 las mujeres, Esto sf deberfa haber sido tratado de agin modo por el autor del libro al escribir ta historia de la arganizacin de 1a ace ‘dad del Teno, de ta que tam eres forman parte como miembros y las mujeres y sus tarcas se ven despla- 1 nagen due nos queda después de leer esta historia es que laa mujeres no estén presentes en la actividad del reno, pues sus nombres sends Se Mencionan, y mucho menos sus quchaceres. Y puesto que las fareis y las funciones especiales que desempefan las mujeres no se mencionan, el lector entiende que los varones hacen todo ef trabajo, 0 bien que las mujeres y los varones desempedian exactamente las mismas actividades tanto en ta siide como en ef hogar trushumante, Mark Nuttall (1998) ha escrito que los varones ¥ as mu ujores tienen dliferentes funciones en In produecién econémica, lo que significa que también tienen diversas experiencias y comprensiones de ta natura ZA. a Femminde2, quien encontrs que en algunos lugares de los Andes sees ay tando se trata de usar las tierras y cultivarla, $e pide con, Sei a los varones. Pocos investigadores lin dado cuenta eee tus, mento de tos trabajos cotidianos de tas mujeres, y de ta contribucidn Seonémica y social extraordinariamente importante que aportan a sus ral del entorno s6lo sera complet, las competencias de tas mujeres La producci6n econdmica de las mujeres en ta actividad del reno. no Parece ser valorada piiblicamente porque sus tareas en la sila yenel hogar trashumante son Poco Visibles en los escritos ptiblicns. Las ayu- das econdémicas van a nombre del vardn porque la mayor parte de las unidades de explotacién estin también inscritas a su nombre. Por 4 parte, las unidades de explotacién conceden prioridad solamente ala produccién de came, pues sélo esta parte de la produceidn recibe ayu- das econémicas. Las ayudas se adjudican en nombre de In unidad de explotacitn, y la mayor parte de las unidades estén a nombre del vardin. Aproximadamente, s6lo el 18% de las unidades de explotacidn tienen Ja titularidad de una mujer, Tras la reforma de la Ley en 1996, las uni- dades dé explotacién pueden estar a nombre de los dos cényuges. Distribucion de unidades de explotacidn segtin el sexo, 1999; Puesto que la politica pablica del rene est fundamentada en la uni~ dad de explotacién, muchas mujeres quedan fuera del grupo laboral en la arena publica, Johan B. Henriksen (2001) valora de este modo la situacién juridica de tas mujeres del reno: Es muy raro encontrar mujeres que tengan asignada en exclu- siva una unidad de explotacidn, Esto significa que la mayor parte de las mujeres dependen del marido en lo que respecta a su tra: bajo productivo. En consecuencia, es indudable que la situaciGn de las mujeres es mucho peor que In de los varones a este respec- to, aunque en la elaboracién formal de Ia ley no se establece dit tincidn entre varones y mujeres (ibid.: 8), Cuando las mujeres figuran inscritas conjuntamente con su cényu- age en la unidad de explotacién, lo més frecuente es que lo hagan en una posicidn laboral subordinada. Fs natural que las mujeres estén insatis- fechas con esta situacién y consideren que sus derechos no son tenidos fen cuenta, Normatmente, las mujeres no pueden deducir de su declara- cin de la renta la compra de bienes, matcriales domésticos y servicios que utilizan en relacién con su trabajo productive, Cada des afios, todas las unidades de explotacién pueden computar legulmente el gasto pot la mpra dela motonieve en la deduccién del EVA. El maride es quien utiliza este derecho, pues él es el titular de Ia unidad de explotacion. ¥ lo aunque tanto la mujer como el maride son propietarios solidarios de sus renos (ibid.) Como puso de manifiesto una mujer sami trabajadora del reno en un seminario de mujeres ¥y jévenés dedicados a la actividad que se celebrd en Guovdageaidnu, en la primavera de 1998 Joks 2000), el coneepto de unidad de explotavicin ne tiene en cuenta a todos los trabajadores. Los trabajos del hogar trashumante y de la stida son impracticables con tuna sola persona, El actual régimen de unidades de explotacién apenas toma en consideracién las actividades que realizan las mujeres de] reno y olras personas que, sin embargo, no figuran como miembros de la unidad. Aderds, en algunos orohagat el derecho de voto esta reserva do a los titulares de Las unidades de explotacién, En el aio 2000, el Pacto para la Actividad del Reno instituy6 un Programa de Creacién de Riqueza (Arvohdhkanprogrémma). La asig- hacion fue de siete millones de coronas*!. En relacién con este progra~ ma, €l Ministerio de Agricultura dijo en conferencia de prensa de 28 de % Unes 886.000 euros, meniar Ia creacién de riqueza en el sector, Aunque se dice explicitamente que el Programa de Creacién de Rigueza no atafie solamente a la dimension alimentaria de la actividad, por parte de fa NBR se ha dibujado un reno en el que echamos en fata partes fundamentales de! il que deberfan ser tenidas en cuenta en utilizan en la confeccién de articulos artesanales y bienes de uso en el seno de la actividad. re de 2000; 7 de diciembre de 2000) Anne se pregunta qué dibujo del reno-es éste, en el que se. ignora Be completo la piel de las patas del animal (gdpmasar), ast como la piel del erdineo (Gallohat)*, En su estas lagunas se deben Al hecho cle que los varones no perciben el trabajo que desempenan las mujeies en el reno, 1 produccién edmica del reno se denomina “producto principal”, y nes artesanales “producto complementari a el momento la mayor parte del valor productivo ha procedida de las partes del animal consideradas “producto complementatio”. Le came. considerada el producto. prineipal, sé vende directamente al dera aunque no haya sido colocada, Enun estudio para el Instituto de Artesanta (Duodjeinstinahita) Inga trevist6 en 1997 a 27 mujeres del reno, Les pre- © cudinto trubajaban en tareas de artesania asociadas al animal, ‘Todas lo haefan. Una de ellas habia trabajado por un valor aproximado de 43387 coronas (ibid,: 1997), La actividad del teno en Norvega ineluye a 2822 trabajadores, Se Feparten en 631 unidades de explotacién’4, Esto significa que la cuarta arte de Ios trabajadores del reno son titulares de una unidad de explota- dicen que los rabajadores que no tienen una son praic- n Su Mayor parte, sé trata de mujeres y de jévenes, 0 figuran en cl registro. Tampoco sus tare: ; de su importancia para el sostenimiento de la actividad. Como Teas No Son Tenidas en cuenta en las document nas como sus funciones quedan desplazadas de la historia < historia escrita es lo que se usa como fuente; las mujeres, los jovenes, y Sus tareas quedan desplazados porque no se hacen visibles en ella, laboracign del calzado y de diverses articules de ra la ia del reno para e eRnshap for rcindrifixmceringen}, 2001 Aunque las mujeres del reno trabajan tanto en el hogar trashumante como en la siidla, sus aetividades son i tras cosas, en la confeccidn de obje- ¢ y la preparacién de los trae is tampoco vienen a su nombre id, pues la mayor parte de las unidades de explotacién estin a nombre del varén. Por otra parte, qué se escribe en Ja investigacién piiblica cuando se trata de las campesinas (eanandealu nissonolbmor)? {Cm se Valora Su trabajo? {Cémo se distribuyen las ayudas econéimicas en Ia actividad agropecuaria? De estas cuestiones versard el préximo Capitulo, CAPITULO 4 CAPITULO 4 Las mujeres del reno y las campesinas En este Capitulo se explora cémo son valoradas las mujeres que tra- bajan en el reno en relacién con las mujeres campesinas, He buscedo en los escritos publicos las fuentes sobre la actividad agropecuaria, ‘Tanto vidad del reno como la actividad agropecuaria son industrias de extracci6n, que perteneeen conjuntamente a la administracién det Ministerio de Agricultura. Ambas actividades obtienen ayudas estatales anuales a través de sus respectivos pactos laborales. Comenzaré expo- iendo emo han valorado otros investigadores Ia situacién de tes mujeres que trabajan en el sector agrario. LAS CAMPESINAS eee Marit S. Haugen (1990) cita el fibro de Thorsen (1989) Det fleksible ‘fen (El género flexible, donde se escribe que, aungue varones y muje- ‘es ticnen asignadas ocupaciones diferentes en la actividad agropecua- ria, 8 que indican que las mujeres atraviesan coti- danamente Jas fronteras entre las diversas tarens, Las mujeres han ‘rabajado en “tareas de varones” cuando ha sido necesario. Pareoe que ellas han intentade adaptarse a lancias con mayor frecucncia que ellos. Sélo excepcionalmente, Jos hombres se han hecho cargo de nes de las mujeres. Los varones se averguienzan de hacer se a la actividades que normalmente s ocup: tareas de mujeres”, 0 de de son Hlevadas a cabo por ellas (Ibis el objetive de Ia i ma de la Ley de Herencia de 1974 concedid alas mujeres el derecho de herencia con cl mismo status que os varones. Hoy es s Ja que determina qué hijo hereda a propiedad. No era asf untes, cuan- do el varén mayor de a familia heredaba el establa. De todos modos, esta igualdad formal no produce necesariamente cambio en la Ley no trajo con: nue tudes © nuevas pri s es, atin hoy, la desigualdad de género: a realidad de hombres y personas de ambos yéneros sus expectativas y oportuni- tienen diferentes experiencias en cuanto dades (ibid). jas, Segiin este abjetivo, varones y mujeres deben ser ensefianza, la vi a privada, sin embargo, Las investigadoras han mostrade que este pacto situa Tos intereses de las mujeres en una posicidn subordinada (Haugen 1993: 27). radicionalmente encomendadas la mujer en el establo ferior que las tareas tradicionalmente-encomendadas debian adaptarse a las masculinas, y subordinarse a éstas, El trabajo en is importante, y se le concedia mayor valor que al traba- joen . Las mujeres también podian Hevar a cabo tareas masculi- nas, pero los varones no podian desempeitar tareas de mujeres a riesgo La opinién de que cl trabajo en la granja es mas importante que el ta- géneros de varén y arn sobre diferente fiandamento en tanto la expectativa sea que las chicas han de trabajar en la casa y ocu- parse del cuidado doméstico, y en tanto no se espere lo mismo de los Haugen escribe acetea de una chica que conlaba que su hermano solamente deseabi conducir el tractor, Como no le dejaban, no queria trabajar en ninguna otra cosa, La muchacha crefa que era importante que todos trabajasen asociados, asi que acabé cediendo y permitié al hermano conducir el tractor. No es extrafio que las mujeres pierdan el interés en trabajar como campesinas, puesto que los varones consiguen tareas que desean y que gozan de mayor valor, mientras ¢llas ndo en tareas que no desearfan hacer (ibid.: 34). {Cémo es la politica piiblica agropecuaria en relacién con las muje- res cuando se la compara con la politica piblica del reno? En la Dectaracién Parlamentaria ntimero 19 (1999-2000) —Norgga eanandoaitu ja borramutbuvtiadeapmi [La agricultura norwege y la pro» duccién alimentaria|- se dice que el sector agropecuario se encuentra muy Iejos de alcanzar la igualdad de género, La politica de igualdad en este sector debe armonizarse con Ia Ley Basica de Igualdad de Género. El objeto de esta Ley es desarrollar la igualdad entre los géneros. Lgualdad tradas cn el espacio préximo donde espacios son domésticas, pero ambos sc s angloga, en el espacio agrario, a la opasicién slidadbaldu / béikedoalla en el espacio del reno, Una razéi HeVO, Uc el reno se convierte en una activi Para explicar por qué las mujeres eligen la importancia de las muje- menic que los varones puede ser que ria debe tener en cuenta ambos ira la escuela, Otra razéin puede ser que 8spectos. De algtin modo, mujeres y varones tienen diferentes experien- varones a la economfa y Ia act S, asi como diferentes competencias y hahilidades. Cuando se ha inves. ido como se tsan los fondos de desarrallo rural que se invierten en a reavidn de nuevas puestos de trabajo en el agro, se ha mostrade que las mujeres hacen uso de Ia porcidn de sus capitales que esté vinculada a sus tradiciones y a su cultura. De este modo refuerzan las actividades que clas mismas han creado, tanto en extensién como en complejidad, y ade- Pecutario noruego y det product mis 88-89). En tales investigaciones se ve clara- senible— compre mente como las experiencias y competencias especiales de las mujeres se i Ponen de retieve en el sector agropecuario, Los saberes de las eampe, se consideran creadores de riqueza colarizacion espacio trad necesiclad de el ompetencias especiales de las mujeres. Ex verdad que se enunc objetive de reforzar la situa- de la mujeren el reno, Tambien se meneiona, tentativamente, el pro- éCémo son tenidas en cuenta fas competencias de las mujeres del «a piades combinadas que daria las mujeres oportunidades Teno en los documentos piblicos? Tomemos el ejemplo de la Declara- Pata inicia Idd. Pero no se dice una palabra acerca de cémo | jeres podrian resultar de u cidn Est mimero 28 de 1991-1992 titulada wal boazodoallu tor det reno sostenible|. Aparte de sefialar lo. que ya se ha dicho junto de la so iedad, Ademds, como que para las mujeres del reno es dificil encontrar un lugar en fa acti. e actividades combinadas las mujeres tareas que los varones— Ia ial que trabaja en el reno, exactamente lo es: “.Cémo mejorar ta se indica, por ejemplo, que la capa- in de Ias mujeres en el reno debe reforsarse desde cl del estado, El lugar y el valor de las mujeres que trabajan en reno sostenible—se pone el el reno debe fortalecerse, y deben crearse las condiciones para el acce- mati de las mujeres S@ de un mayor niimero de mujeres a la actividad. Y, por otra parte, deben crearse las condiciones para el desplicgue de actividades comb nadas 0, en todo caso, para la creacién de oportunidades laborales de: tinadas a aquellas mujeres que no descan trabajar en el sector, Los varo- men menos escolarizacién que lus mujeres; cllo conlleva que ellos Se encuentran mds tuertemente vinculados que ellas a la actividad del nen grandes po ajo en otros sectores, Debido a su menor escol zacida, los varones no disfrutan de las mismas posibilidades de elec en el mercado de trabajo, La consecuencia de esta situaciGn es, de vidad cuando no desean real fal numero 28 ( 1991-1992) Ui sector del emo en la ensoitanza escolar, Se clogia la ira cla, y seo én. En el én de por qué las mujeres. van a la ayor frecuencia que Jos varones, més alli de la cuestion 4 motivacién personal. ;Podria ser que las mujeres se hayan :podria ser que no hayan leclaracién e: * ticnen mayores posibilidades que los varones de elegir abajo en el exterior de la fad queda Ta duda de si son realmente quienes lo han elegido. Podris decirse que gozan de una autcuties ME itWiieeeees: libertad de accién sélo si fuera cierto el supuesto de que las mujeres tie- nen por sf iismas la capacidad de decidir abandonar él reno y acudir a to, Anne la escuela o buscar trabajo. Pero, por no htvo Ja eportunidad de continuar trabajando con su familia en el reno y se vio forzada a buscar otro trabajo. Esto no se puede denominar “libertad de eleccidn”. Haugen (1993) sugicre que, en muchos aspectos, hemes conseguido una paradéjica libertad de eleccién. Una vez derribados los absticulos formales. a la mujer que elige también se le atribuye una mayor respon- sabilidad en su condiciGn de “igual”. ¥ al mismo tiempo que en la socie- dad! los usos de género todavia sitiian a los intereses de las mujeres en na posicién subordinada, se considera que las decisiones de las muje- res son decisiones libres. Pero la mujer concede prioridad a las decisio- nes responsables, Cuando sus propios imtereses sé enfrentan a los de los otros, parece como si las mujeres pusieran los intereses de los demas por delante de los suyos, O sea que las mujeres consideran que han de cle~ air de manera que sus decisiones no desplacen a los demds, Es muy ficil decir, por ejemplo, que las mujeres no usan el derecho de herencia en el Sector agropecuatio porque no estén interesadas en él, Sin embargo, las entrevistas muestran que muchas mujeres sf estén interesadas, En su proyecto de vida el establo forma parte de una totalidad, en la que debe ser posible unificar otros intereses (i (6). Las mujeres adapian su Propia situacién a las necesidades de la familia antes que velar por cubrit Sus propias itecesidades (Haugen 1900; 24). Cuando se compara con las campesinas, ;¢6mo son, pues, las oportunidades de: las mujeres del rene a la hora de conseguir ayudas econémicas para sus tarcas? LA ESCASEZ DE APOYOS AL TRABAJO ARTESANAL EN EL HOGAR TRASHUMANTE SSN Como ya he comentado, las mujeres confeccionan las ropas de abri- go para el hogar trashumante. Pero antes de comenzar a fabricar el cal- zado, desuellan las patas del animal. A continuacién se eneargan dé todo el proceso. Salan y cepillan las pieles, y después las cuelgan a Seva Separan el curtido y lo raspan; después lo ponen a cocer, lo ronan cuero asf elaborado y después cosen el calza_ do. Este proceso de elaboracién es slo un ejemplo, Hay muchos otros implementos realizados artesanalmente que requieren \- aoe eben airavesar todo un proceso de elaboracién antes de Tene a forma de una pieza cosida o confeccionada, Estos cuidados 4: Hevan @ cabo en el lugar de residencia, Cuando se considera el conjun- lo de quehiceres que exigen estos implementos antes de estar Inte para el u30, parecerfa que para ponerlos en préctica hanfa falta use estancia especial © algiin taller. El Pacto para la Actividad del Reno no reserva cantidad alguna ‘para aunque este recurso podria compurarse con la que sf se concede apoyo econsmico. El trabajo no da s6le productos para la venta: se trata de productos necesarios tanto en Ia silda como en el hogar trashumante, Por eso es natural comparar el trubajo de confeecién con el trabajo de Pastorco, en el sentido de que ambos exigen estancias para la realiza. ciGn Optima de las tareas iluciones piiblicas, La ‘espuesta ha sido que el dinero que produce su actividad artesanal no es sufciente, Sin embargo, nadie pone en duda que Ing trabaja en lo arte. exterior de su casa para saber que ahi vive una antesana. En todas tas paredes exteriores cuelgan pieles extendides, Fuera de Ja casa se aeumutan los cuernas y las pieles en claboracion, Inga no tiene un taller para nel que cui- dar de los procesns de elaboracién de las materias primas. Deb haoer todas esas tareas fuera de tn casa o en la eoeina, Es comprensible que Su situacidn laboral sea penosa. Ings no vive sola en casa, También viven allf sus hijos que deben usar la cocina y el salén de estar Para sus Propias necesidades. in la actividad agropecuaria se puede obtener una ayuda econd- ‘mica para la construccién de una caseta de labores. En Ia Reco. ny la Ley de Construccién HO-6/98 ~Eanandoaiu douibmavisttit [Caseias de labares en ef sector agrope- cwavio}, se explica el concepto de easeta de labores, Se entiende por tal una caseta que ex necesaria para Ievar a cabo las actividades tei les en la unidad de explotacién agrapecuaria. E! coneepto incluye la construceién de casetas pura el ganado, el almacén de semillas y la crianza de las bestias. Y se amplia de manera que, si el lugar se usa para almacenar la produceiGn de la explotacién, o para otras necesi« dades como el depésito de productos agropecuarios o la prestacién de servicios, entonces se convierte en una estancia laboral. Una estancia en la que, por ejemplo, se empaquctan patatas, pertenece a esta segun- da categoria, puesto que esas patatas proveden de la produccién de Ia misma unidad de explotaci6n, EL Fondo Sectorial de Desarrollo Estatal para la Industria (SND) concede ayudas econémicas y eréditos para la construccién de u des en el sector agropecuario tradicional. Esta partida aparece en las nor- mas para la concesiGn de ayudas al desarrollo rural del aflo 2000, § 6, A su amparo, par ejemplo, se concede ayudas para la construceién de sasetas para almacenar herramientas, y para albergar y reparar maqui- naria, No existen ayudas similares para In actividad del reno. Como he sefialado, el Fondo para el Desarrollo de ta Actividad del Reno concede anualmente dos millones de coronas al Consejo Sami para la Industria, en el Parlamento Sami. En la administracién del Consejo Sami para la Industria dicen que la artesanta es una aeti- Vidad industrial espeeial, 1o que significa que solo conceden ayudas st el producto se destina a la venta. También se preguntan si es plau- sible que el producto sea demandado ¥ comprado debido a su dad, y si es suficiente con que cl solicitante de la ayuda declare que cl producto va destinado a la vent; luristica, El turismo ha sido y contintia siendo un complement evonémico en la actividad de reno, A los turistas se venden piezas artesanales, diversos objetos Telucionados con el reno, come la cecina del animal, el cuero ¥ los cuemos, y también fa fresa drtica (lami). Estos productos se venden habitalmente al pie de La carretera en los ascntamientos estivales (Joks 2000). itividad del reno tiene diversas actividades combinadas, como la irtesanfa, la explotacién de la undra (meahcdsteapmé) y el turismo, La produccién y el consumo estin ligados al hogar trushumante, de mar Ta que sts necesidades se encuentran en l nicleo de la adaptaciGn y la administracién econémica del trabajador (Kalstad 1997: 14). Puesta que el turismo pertenece ala actividad del reno, cabe pregumtarse por qué las normas del Consejo Sami para la Industria no lo reconocen come tna actividad combinads., Con aregio a tales normas, Ingd tmpoco ha eonseguide apoyos Para consiruir el taller artesanal ni ninguna otta easeta que pudicra necesitar para sus tareas en el hogar trashumante. El motivo es que Iga confecciona ropa de abrigo que ella misma y sts hijos necesitan para it con el reno, Los trabajos de confeccivin de Ingé, como los de ftras mujeres, no encajan con ef contenido de las normas del Consejo Santi para la Industria, y por eso no son dignos de recibir ayudas de inversién. En el informe del N/BR® para el aie 2000, escrito por Ivar Lie y Vieslis Nygaard, se dice que los dineros concedids al Consejo Sami ara Ia Industria no estin reservados para la actividad del reno, 1o que haee que ta suma destinada a tal actividad varie de aio en Cuando la Administracién (Noruega) del Reno evalia cémo funciona este ordenamiento, indica que lo mas natural y efectivo es que el Consejo Sami para la Industria se ocupe de aquellos asuntos para los que tiene compeiencia. El mismo impedimento surge en relacién con cl Fondo para el Desarrollo de 1a Actividad del Reno, que por sf mismo no es competente para reglamentar el gobicrno de este dinero (ibid.; 96), io. * De la palabra weaker, ef campo, de smeahedsteapmi. Com él se describe un conju ar, eaza, rocoger fresas fnticas, elodtern lads se encuentran entre el trabajo ¥ el acio, por lo que su significatidn condiica ex ifiable y gencralinente muy: deficieatementc compuiada, Pera en algunos casos puede legar a ser importante. °° NIBR, Norsk astivent for By-o7 Resi Uigacién Regional y Residencial nsforskning [Instituia Norvege praca la Inves: Merece ara ese asignar recursos aco- ejo Sami para la Industria, una vez que su nueva fun. ci6n ha quedado definida come el desarro ipiezan a ganar prioridad las tareas pertene- i como Tos nuevos desarrollos de la acti ws Locales del Reno, por ejemplo, debertin difundir informacion y asesorar acerca de las ayudas ¥ 10s cursos que desarro- len fa artesania como actividad complementat En toxlo caso, debe subrayarse que la confeecién manual de j mple- mentos no es una actividad destinada tnicamente a la vem sino que forma parte intrinseea de la actividad, Risten dice que la moderna ropa de motonieve es adecuade. Pero cuando las temperaturas son realmente frfas (bueta¥™), no basta con esas ropas para pastorear [a Manada, Esas ropas no se secan tn rapido como las normales; aun aocts eerlad que Hevéndolas uno entra ripidamente en calor Una rare, normativa ha traida mis dificultades a la elaboracién de Ins materias primas del tabajo artesanal in situ: ya no esta permitido Sacrificar a los animales en el vallado. Los despojos deben transpor- lurve & lugares especiales. Risten dice que los gusanos ya se los come- "Ahi ya hay qui transporte, In carne no es igual, Tenguas y los corazones de la mana. matadero para vender. Ya no eran de ry uOles: Las tenguas estaban completamente secas, ¥ la calidad de la came era peor. Risten se pregunta por qué no ae lee escucha * Bsa palabra desigha iempersturas por debajo de los 30° bajo ecto, BB LAS witened caine nes quando cuentan cOmo las normas afectan negativamente a quienes tra- bajan en el reno, LA FINALIDAD DEL RENO ¥ DE LA ACTIVIDAD AGROPECUARIA, DOS MARCOS DIFERENTES mento Noruego niimero 28 (1991-1992) ¥ la Declatacion niimero 19 oruego y la produccién atimen. sta ecoldgico y econémico, Te ate mafeO es, por ejemplo, que el nimero de renos debe ane wit, y que debe haber una proporcién ad del sector y et Haya el beneficie y el trabajo. Por eso no sext P iidad para la sociedad. La politica apropecuarin sc ~ debe valorarel uso responsable y activo de los recursos Los cam- pesinos son industriales auténomos a los que se reconoce la responsa- bilidad de administrar tos bienes de la naturalers, Se Se encuenire asegurada la prodtictividad de sus iados 2 Ia historia cultural del sector agropecuario se refieren, entre otras cosas, artesanfa, la cultura alimentaria, y la habilidad para trabajar Ia tierra en Io que concierne al ganado, las casas, ete. La administracién de estos valores es la condicién para que Ja actividad agropecuaria mantenga activa su herencia cultural (Decla- raci6n Estatal nimero 19 (1999-2000): 52). Aunque el gobiemo declara que la actividad del reno tlene un s ficado cultural e industrial, parece que en este caso no ve la necesidad de reconocer que se deben mantener activamente los saberes y compe- lencias y, por lo dems, Ia cultura, Sin embargo, sf indica los problemas que afectan al sector y al conjunto de la sociedad sami: los relativos al mercado de trabajo, la escolarizacién, ete, (Declaracién Estatal mimero- 28 (1991-1992): 18-19), En el reno se ven pocas posibilidades de desarrollo. Sin embargo cuando se trata de la riqueza agropecuaria las posibilidades de creci- miento son estas circunstancias se comprende por qué para las camp id parece mas necesaria que para las mujeres del reno la suya. En la actividad del reno, las mujeres sobrellevan como pueden el argumento de que lo tinico que puede hacerse es disminuir el némero de las cabezas en las manadas. Asi pasan a formar parte de la parte, las campesinas forman ea de desarrollo, La expansi significa que para las muje- npliar sus actividades o crear que, a Ia inversa, es muy raro que los varones se ecupen de las tareas femeninas. Pero las tareas y las eompe- teneias de las mujeres del sector agropecuario encuentran en los escri- ‘0s un lugar mucho mas notorie que Tas de las muje res del reno, Sus experiencias y saberes son considerados parte de la riqueza del sector, No sucede lo mismo imientos de las mujeres del reno, Cuando igren, el gc necesidad de ordenar sus condi- en el campo. Sus saberes deben hacerse utiles para la ad. Se ha escrito mucho acerca de cémo dotar a las mujeres del reno de fos mismos derechos que tienen los varones para conseguir una unidad de explotacidn. Pero sus conocimientos y sus necesidades sig- nifican poco. Uno de los asuntos centrales en Ia Conferencia que las mujeres del reno celebraron en Alta fue reflexionar sobre sus saberes y sus competencias, y sobre su transmisién a los hijos. De esto me ocu- paré en el siguiente y tiltimo Capitulo. CAPITULO 5 La transmision de saberes alos niNos y los jovenes del reno Las mujeres del reno escuchan en la radio, ven en la television y leen en la prensa cémo se responsabiliza a los que se dedican a la actividad de la degradaci6n ecoldégica de la tundra. Se preguntan por qué a los trabaja- dores no se les pide consejo mds a menudo cuando se trata de las cuestio- nes de la actividad o del uso de los pastos. Los trabajadores del reno, que Tlevan mucho ticmpo recorriendo los terrenos de pasto y los espacios natu- rales, conocen bien los territorios, y por ello han adquirido un conjunto de saberes largamente asentados. Estos saberes no se encuentran en los libros, sino que van con las personas y por eso podemos considerarlos saberes corporales 0 practicos (gorutla’ mdhiut). Cuando las mujeres valoran cémo ha de ser Ja actividad del reno en el futuro, piensan que seran los nifios y los jévenes los encargados de transmitirla. En consecuencia, es importante ensefiarles pronto las tareas de la actividad. Biret describe hasta qué punto su comprension de la naturaleza es diferente de la comprensi6n de la naturaleza que sostiene el gobierno. Desde su infancia, a Biret se le ha ensefiado cémo se desenvuelven y se comportan los renos. ..Cuando escuchamos la expresién nedbeitet®, para nosotros es como si los renos se lo hubieran comido todo, como si no quedase ya nada. Como si se hubieran comido toda la gran extensién de *° En noruego en el original, “estado de agotamiento de los pastos”. expresiGnt os pone de mal para deseribir exactamen- han consumido tos pastos. Por cjemplo, stele decirse que cuando se ha past reno de descanso para los animales durante ¢! period sin nieves*!, no se produce un deterioro, . volvera pastar de nuevo, y en un par de juen. Muy frecuent te de qué manera nos fue recogida en un vallado en un lugar pace hh . Hicieron el vallado con lonas, y los renos pisoteason compl mente el terreno, he volvid a ese lugar, en ‘un reno hubiera terreno donde se ha pastado (doldi). en otros lugares, los animales se han deten aparentemente agotadas y Io sabemos muy bien; ¥ yo he visto esto: mismo también en los alrededores de los matorrales. fenos en alzdn momento, en cualquier periodo del aio cuando no hay nieve @ hay muy poca. Si atas al reno en un lugar con muy bue- nos liquenes, Iluno y fibre de piedras, y en el que podr pastar, el thi donde to atas, slo descansa. Reserv: prque sabe que cuando llegue lana se podra pastar. Aunque tenga hambre mavera, la tundra ofrece su pasta verde, wy 4a expresion adverbial menos es ese su descripeidn, q pasto que, de no hacerlo, no Pdr comer en inviem. En oteiio, cuando no hay nicve a hay muy ova, el reno pasta cn matorrales de abedul enano, lugares con hor feos. Y asf ahorra fos mejores lugares para cl Toestoy viendo ahora, Tengo un par de machos up), y ay poca ni ces sf que past les no pastan en paz, Y esto se nota mu e. La dejan en paz, a-esa llanura tan hermosa, y te da por pensar que esos animales tie, ten largo ticmpo por delamte, tienen que ahorrar, no se van.a comer toda esi Hanure. Van a pastar a otros sitios, matorrates de abedlul, no. cuando haya lanura esti completamente cubierta, enton- - Porque estos animales han sido creados de tal condicién Que ahorran. Esto es lo que se descubre euando atas a los renos, y esto ex fo que suelo contar a mis hijos para que Io ve« Y cuando Ja manada esta en marcha, muy a menudo, euande se la deja marchar libremente, ios renos se ponen en fila y van uno detris de otro, en una fi porque de esie mode abi duce a, puede 1 hombre con- conduzea de manera que no se dis- ponga de ese modo, y no haya ahorro; y esto sucede también cuan- do algdn animal salvaje ataca a la manada; asi que cuando muchos animales salvajes y dstos. amedrentan atacan a las 1 as, se produce un gran deterioro de Ia tierra, La eset pues, ahorrar, ahorrar tierra de manera, entonces se deteriora | de perdices con perro y se una manada, ésta se disper a al galope, pierde Ia marcha en hilera, y la tierra se estropea. Pero cuando se la deja en paz, entonces seguro que no se deteriora. Esta forma de ir tos aa arias expresio a u forma de ser, qué es lo gue influye por ejemplo en ta forma de elegir Jos diferentes tipas de tie. rra de pasto en los diferentes periodos del ane, El aduf central, Biret compara su comprensién de la tierra con la.comprem. a tiene el gobiemo, indicando que se trata de dos formas ender cl asunto, Birct se ha fijado en el comportamien. laturaleza y en e6mo este comport a tierra. Este descubrimicnto se ha producide porque ell nalmente, ha experimentado a través del tiempo emo pastan ¥ cOmo las tierras cambian segdin las etapas del ciclo anual. Su toma de i hecho de que ella misma ha acompaiiado a los i ha visto el comportamiento que a su vez explica ka condicién } Al reparar en ello, Biret ha visto que el reno ahorra past. Por su parte, ef gobiemo dice a menudo. qu ra est4 agotada y que los renos la deterioran. En sami bras para deseribir de qué manera pastan los ras nos dicen que los samis que ttabejan en el reno ebservan minuciosamente cémo cambian Jos pastos, Su percepcicn es detallada, no como la del gobierno, que a menudo refleja una imagen simplifivada, Cuando se uaa de valorar