Vous êtes sur la page 1sur 44

Volumen I

Documentos de Estudio

Historia
del Movimiento
Socialista
de Trabajadores
Volumen I
Segundo seminario de la izquierda socialista.
Concepción de Partido del Movimiento Socialista Popular
Partes I, II y III

Escuela Socialista Pablo Soto Carriat


Movimiento Socialista de Trabajadores
Tomo I Historia del MST

Prefacio
Primer Tomo de la Escuela Socialista
Pablo Soto Carriat

L
a Escuela Socialista Pablo Soto Carriat es un proyecto del Movimiento Socialista de
Trabajadores, MST, encaminado a ofrecer a nuestros militantes y simpatizantes unos
elementos básicos de formación política socialista. Esperamos con esta escuela crear
un espacio de diálogo y debate que nos ayude a enriquecer el trabajo que realizamos
en distintas áreas. Si en algún momento la formación política se hace impresindible
para un a organización revolucionaria, es en la etapa histórica que vive nuesta lucha. Una gran
debilidad del movimiento independentiststa, tanto organizativa como políticamente, convive con
momentos de intensa movilización como la lucha de Vieques y los avances en la lucha magiste-
rial. Y, dentro de ese panorama, reluce el debilitamiento ideológico de los principios que una vez
le dieron fuerza y prestigio a la izquierda que hoy tira mucho para la derecha.El independentismo
ha venido adoptando ideologías conservadoras y burguesas, lo que amerita un minucioso estudio
de las ideas que una vez le sirvieron de portaestandarte a la clase trabajadora: la solidaridad y el
respeto mutuo.
Es por esta razón que lanzamos nuestra escuela de estudios socialistas la cual comenzará revisi-
tando las discusiones, historia y trasfondo de la organización a la que pertenecemos. Acompañan
este folleto algunos de los documentos importantes que hemos rescatado con el pasar de los
años. Las lecturas aqui sometidas son un punto de partida, o referencia, y de ninguna manera
pretenden agotar el abanico de posibilidades que esconde la historia.

P ablo Soto Carriat fue un destacado lider y dirigente del Movimiento Socialista de Trabajadores,
quien falleció víctima del cáncer. Esperamos que los trabajos de esta escuela sirvan de modesto
homenaje a su vida de lucha.

¿Qué es el MST?
E l Movimiento Socialista de
Trabajadores es una orga-
nización política, fundada en
como país independiente con
un gobierno verdaderamente
democrático, cuya principal
jadores y trabajadoras, tanto
de empresas privadas como
del gobierno y por estudiantes,
1982 con el propósito de ayu- preocupación sean las necesi- que entendemos que hay que
dar a crear conciencia en los dades del pueblo (salud, edu- hacer “algo” para tratar de cam-
trabajadores, los estudiantes cación, vivienda, trabajo y rec- biar las condiciones de crisis
y en los sectores oprimidos en reación) y no las ganancias de que estamos viviendo, que no
general, de la necesidad de los capitalistas, podemos co- basta con criticar, y que tam-
luchar para que Puerto Rico menzar a corregir muchos de poco podemos confiar en los
se convierta en una Repúbli- los problemas fundamentales partidos colonialistas, como el
ca Socialista dirigida por los que sufre nuestra sociedad. PNP y PPD, porque ellos son
trabajadores y trabajadoras.
Estamos convencidos de que S omos una organización
compuesta por traba-
los principales responsables
de los males que padecemos.
Volumen I

2do. Seminario de la Izquierda Socialista


A celebrarse el 21 de octubre de 1973
Documento guía para el estudio y la discusión
“Hacia la creación del nuevo movimiento”

Introducción
Más de doscientos delegados representantes de los cientos de militantes que abandonaron recientemente el Par-
tido Independentista Puertorriqueño se reunieron el pasado 11 de septiembre en San Justo en lo que se llamó “El
Primer Seminario de la Izquierda Socialista”.
Los militantes, luego de más de seis horas de discusión en pequeños grupos y luego en un Plenario, concluyeron
que es necesario crear un nuevo movimiento a travéz del cual esos cientos de militantes puedan canalizar su prác-
tica política.
Se decidió convocar un segundo seminario, para que luego de un proceso de discusión en la base, siente las bases
políticas del nuevo movimiento. Para implementar esta decsion se eligió un grupo timón que tendrá a su cargo la
preparación del segundo seminario. Este grupo timón está integrado por unos 20 compañeros.
Luego de varias reuniones y un seminario de 10 horas el grupo timón acordó un plan preparatorio del segundo
seminario en donde se constituya el nuevo movimiento:
Se ha preparado un documento guía para discusión y estudio en el cual se exponen las bases políticas y organiza-
tivas del nuevo movimiento. El documento guía recoge el consenso de la discusión que llevó a cabo la Izquierda
dentro del PIP y fuera de el.
Ese documento guía servirá de base para la una serie de foros que el comité timón llevará a cabo en toda la isla y
para la discusión con los grupos de los diferentes pueblos.
De esos foros y reuniones locales deben salir las críticas y enmiendas que la base considere necesario hacerle al
documento.
Esas críticas y enmiendas se llevarán al segundo seminario de la Izquierda Socialista que se celebrará el próximo
21 de octubre. En el seminario se buscará un consenso sobre un programa político y organizativo que sirva de
base a la creación del movimiento.
Hay que hacer claro que lo que se busca del seminario es un programa mínimo para comenzar la construcción del
movimiento. El programa político del movimiento se irá forjando en la práctica política y en el estudio riguroso
de la realidad puertorriqueña.

Por Comité Timón:


Pucho Alvarado, Aníbal Santos, Miguel Reyes, Pastor Santiago, Eneida Vázquez, José E. Pérez Vallé, Aureo Tor-
res, Iris Vargas, Marciano Avilés, Luis Angel Torres, Pablo Torres, Carlos Gallizá, Germán Díaz, Angel Villarini,
Carmen del Toro, Vicente Martínez, René Campos, Norman Pietri, Norberto Cintrón, César Andreu Iglesias
Tomo I Historia del MST

I.Ubicación en la realidad puertorriqueña y en la lucha tencial se desarrollará plenamente sólo cuando al lucha
por la independencia y el socialismo de los trabajadores adquiera dimensiones políticas so-
El imperialismo brepasando así las importantes metas de reivindicación
económica que hasta ahora han predominado.
Puerto Rico vive bajo el dominio del imperialismo
norteamericano. El imperialismo, que no es otra cosa El partido de los trabajadores
que la fase superior del capitalismo, se manifiesta so-
bre todo en la explotación económica de la que es víc- La politización de la lucha de los trabajadores, sin em-
tima nuestro pueblo, en especial la clase trabajadora. bargo, se ha concebido en dos vertientes; a saber: 1)
La lucha por la independencia surge por la contradic- la de “atraer”a los trabajadores hacia los partidos di-
ción de intereses entre nuestro pueblo y el imperialismo rigidos por la pequeña burguesía y orientados por su
norteamericano. Las relaciones económico-políticas de ideología, y 2) la de “organizar”a los trabajadores en un
explotación a las que se somete a Puerto Rico consti- partido que sea su expresión política como clase y que
tuyen el más grave obstáculo al desarrollo de nuestros esté orientado por una ideología revolucionaria.
recursos y capacidades y, por tanto, a la solución de
nuestros más graves problemas. De ahí que la expul- La primera tendencia refleja el intento de manipular a la
sión del imperialismo de Puerto Rico sea la condición clase trabajadora y su fuerza para propulsar los intere-
necesaria y el hecho inevitable que permitirá nuestro ses de la pequeña burguesía. Resultado de esa tendencia
desarrollo y la satisfaccion de nuestras necesidades más son, entre otras cosas, el intento de dirigir las luchas
apremiantes. sindicales desde una perspectiva pequeño-burguesa y la
concepción de que nuestros esfuerzos deben ir dirigidos
La pequeña burguesía a la obtención de la independencia primero sin preocu-
parnos por el régimen social y económico que imper-
La lucha por la independencia de Puerto Rico la ha aría en la república. (Esto independientemente que todo
dirigido tradicionalmente un sector de la pequeña bur- el mundo hable de una “República Socialista”.)
guesía carente de una base económica suficientemente Nosotros consideramos que esa primera tendencia es
poderosa. Consciente de la precariedad de su poder y incorrecta y oportunista; que la tarea propia de los so-
de su fracaso histórico de conseguir la independen- cialistas es contribuir al desarrollo de la lucha de clases
cia, e influenciada por la lucha de clase de los traba- de los trabajadores con miras a la formación de un
jadores y por el desarrollo de las fuerzas socialistas en partido de la clase obrera orientado por una ideología
el mundo, un sector radicalizado de esa pequeña bur- revolucionaroa. Ese desarrollo de la lucha de clase y
guesía patriótica llegó a la conclusión de que la derrota su encauzamiento en un partido revolucionario será el
del imperialismo y el colonialismo, cuya característica camino a la independencia y el socialismo. Ambas con-
principal es la explotación económica, tenía que contar quistas serán, por tanto, producto de un mismo e inin-
con esa lucha de clase de los trabajadores. De ahí que terrumpido proceso, independientemente de que ambas
en los últimos años todos los sectores importantes del cobre concreción en el mismo o diferentes momentos
independentismo hayan incluído “el socialismo” en sus históricos de ese proceso.
programas.
Nuestras tareas
La clase trabajadora
Entendemos que el partido de la clase obrera surgirá, no
No nos cabe la menor duda de que por su posición de por decreto, sino como necesidad en la maduración del
máxima importancia en el proceso productivo de la proceso de hacer converger el desarrollo del movimien-
economía, por su número, porque su desarrollo y pro- to obrero, el crecimiento de los socialistas y la crisis
greso son antagónicos al sistema de explotación capi- objetiva del imperialismo. Como socialistas nos corre-
talista, la clase trabajadora es la que tiene el potencial sponde estudiar y conocer ese proceso y participar acti-
de derrotar al imperialismo en Puerto Rico. Pero ese po- vamente en su desarrollo. Dicha participación incluye,
Volumen I

sin que se pretenda agotar todas las posibilidades, lo El “socialismo criollo” de Berríos, por el contrario, es
siguiente: auxiliar a los trabajadores en sus luchas sin- chauvinista; se niega a reconocer el imperativo social-
dicales; contribuir a la elevación de su conciencia de ista de solidaridad internacional.
clase; colaborar en la organización política de sus fuer-
zas; propulsar el desarrollo de la teoría revolucionaria; ¿Por qué no el PSP?
y combatir políticamente los planes imperialistas.
Podría pensarse que habiendo una organización impor-
II.Alternativas de lucha tante que postula el socialismo científico como su orien-
El PIP no es alternativa tación principal nuestro camino debe llevarnos a unir-
nos a ella. Sin embargo, consideramos que hay varias
Convencidos de la necesidad de participar en ese pro- razones fundamentales que indican que para nosotros
ceso de desarrollo, nos confrontaremos a la necesidad el Partido Socialista Puertorriqueño no es la alternativa.
de buscar expresión organizativa. Esa expresión no es Algunas de ellas son las siguientes:
ya posible en el Partido Independentista Puertorriqueño 1.El PSP concibe que constituye el partido de la clase
debido a la orientación ideológica que la dirección de obrera mientras que nosotros consideramos que este úl-
dicha colectividad ha impuesto. Nos referimos a la pos- timo será resultado de un proceso que está en marcha,
tura anti-marxista propulsada por el Presidente del PIP, pero que está lejos de culminación. Ciertamente, el PSP,
Rubén Berríos, y que se conoce como “socialismo crio- será un factor importante en ese proceso, pero no será
llo”. Nos parece sumamente peligrosa e inaceptable di- la única fuerza organizativa que lo integrará. Nosotros
cha concepción por las siguientes razones, entre otras: tampoco lo seríamos: ambos grupos al igual que otros,
participaremos en la formación de dicho partido.
1.El socialismo conlleva análisis y riguroso trabajo 2.Consideramos errónea la concepción “etapista” de
científico. Su guía, el marxismo, no es un conjunto de la lucha, según la cual la independencia será dirigida
dogmas, ni una cosmovisión, sino un método científico por la pequeña burgesía y el socialismo por la clase
de analizar la realidad social. El “socialismo criollo” de trabajadora. Es esta concepción la que llevó al PSP a
Berríos es una posición emotiva con un alto cariz anti- respaldar a Berríos dejándole al PIP a la pequeña bur-
intelectualista y decididamente anti-marxista. El ataque guesía y a la drecha durante los momentos decisivos de
a los “científicos-políticos”y a los universitarios es, en la reciente crisis en dicho partido. No debe entenderse
realidad, un ataque al análisis y al estudio científico de que el reconocimiento de esa posición del PSP implica
la realidad. Al negar el método científico para analizar un aactitud revanchista de nuestra parte. La señalamos
la realidad, la dirección nacional del PIP (leáse Rubén como ejemplo de la práctica equivocada que lleva una
Berríos) no está atada a ningún criterio y está libre para concepción equivocada.
dar todos los virajes que dicten sus conveniencias de Tampoco debe entenderes que consideramos imposible
poder. el advenimiento de una república burguesa en Puerto
2.El socialismo conlleva la hemgemonía organizativa Rico. Nuestro planteamientos es que si adviene tal
y política de los trabajadores. Berríos se ha negado a república, será como componenda del imperialismo
darle paso a la transformación de la composición so- ante la lucha desatada por la clase trabajadora y no
cial del PIP y ha cerrado la posibilidad de que se de como resultado de la fuerza de la pequeña burguesía.
esa hegemonía. De esta manera su “socialismo” es uno Recalcamos, por tanto, que entendemos que tanto la
de la pequeña burguesía radicalizada ( y alguna no tan independencia como el socialismo serán producto de
radicalizada). Como socialistas tenemos un claro com- lal ucha de la clase trabajadora, independientemente de
promiso con los obreros, cosa que niega el “socialismo que ambas conquistas surjan en el mismo o en diferen-
criollo” del PIP. tes momentos del proceso.
3.El socialismo surge como adversario del capitalismo.
Este es un sistema imperialista de explotación interna- Conveniencia de organizarnos
cional. Por lo tanto, el socialismo es también interna-
cional. De aqui surge el internacionalismo proletario. Independientemente y en adición a estas diferencias,
Tomo I Historia del MST

conviene, dentro del actual marco político puertorrique- sociedad que se espera crear.
ño, que un grupo de militantes como es el nuestro cobre
existencia organizativa independiente. Son numerosos Vida interna
los casos de países donde han surgido, han crecido y
han golpeado con gran fuerza diversas agrupaciones Centralismo democrático – El movimiento, debido a
socialistas y marxistas. La correción de la teoría y la los objetivos que se ha trazado, exige un alto grado de
práctica que desarrollaremos será, a la larga, la prueba eficacia organizativa. El centralismo democrático ase-
de fuego para nosotros como organización. gura la unidad de propósitos en la lucha anti-imperi-
alista. Pero esta unidad no se dará en base al autorita-
Quienes nos planteamos esta alternativa tenemos, por rismo, sino por medio del debate político. Esto es el
ahora, más en común entre nosotros, incluyendo una fundamento del centralismo democrático. Este implica
práctica pasada, que con muchos compañeros qu emili- un proceso de contínua capacitación política en busca
tan en otras organizaciones socialistas. Esa comunidad de un consenso. Al lograrse una decisión final la misma
de miras teóricas, estratégicas y tácticas es otra de las se acatará, salvaguardando así la unidad y cohesión or-
razones que respaldan la conveniencia de organizarnos ganizativa necesarias para adelantar el trabajo político.
políticamente. La disciplina que surge así será conciente y no requerirá
medidas coercitivas.
Posición ante otras organizaciones En resumen, el centralismo democrático significa:

Las concepciones de ser parte o factor de un amplio 1.El caracter colectivo de todos los organismos de dire-
proceso, que hemos esbozado anteriormente, excluyen ción del movimiento.
una posición sectaria ante las demás agrupaciones in- 2.Todo organismo manitene informado al resto del
dependentistas y socialistas. Por tanto, establecemos movimeinto rindiendo cuentas periódicamente a los or-
que el movimiento socialista que propulsamos deberá ganismos superiores e inferiores.
practicar una política de unidad con todas las fuerzas 3.Una vez obtenido el consenso, la minoría acata los
independentistas y socialistas de Puerto Rico. Deberá acuerdos de la mayoría.
asi mismo buscar los puntos que son comunes a las 4.Los organismos superiores deben estar en estrecha
distintas organizaciones para lograr una unidad en la comunicación con la base del movimiento y con el
acción. Dicha unidad debe practicarse sin aceptar la tu-pueblo, conocer sus limitaciones y sus necesidades para
toría de partido o grupo alguno y sin tratar de imponerle
dirigir con acierto.
a ningún grupo nuestra línea. 5.Toda decisión de importancia tomada por los organ-
ismos superiores debe ser transmitida y discutida de in-
Es innegable, sin embargo, que nuestra constitución mediato ante los organismos inferiores y los militantes
organizativa creará los conflictos que deberán solucio- de base.
narse a la luz de la necesidad de la acción común. La
unidad con el PSP, el PIP y con otros grupos debe ll- Liderato colectivo – El principio de liderato colectivo
evarse de forma tal que no menoscabe la independencia no pretende evitar qeu un líder sobresalga más que
de nuestro movimiento y que lo ayude a insertarse en el otro. El mayor líder no es el que trabaja solo, sino el
proceso de lal ucha de lcases en Puerto Rico. que tiene más altamente desarrollada la capcidad de
trabajar en compañía. El liderato colectivo es un estilo
III.Bases organizativas para el movimiento democrático y revolucionario de trabajo. Al no poseer
nadie el monopolio de la verdad surge la necesidad de
Nuestro movimiento debe organziarse en lo posible la pluraridad del liderato. Solo así se evitará el caudi-
como un modelo de la sociedad que queremos construir llismo, la dictadura personal y otros vicios.
en el futuro. La práctica de la democracia será deber
permanente. Todas las relaciones que se den en el seno Crítica y autocrítica – El proceso de crítica y autocrítica
del movimiento estarán definidas a la luz de la nueva será parte de la vida regular del movimiento y todos
Volumen I

sus organismos. Medienate ésta, se evaluarán todos los Una Comisión Central y una Comisión Política, que
procesos en el movimiento a la vez que se fomentará el serán los organismos recotres del movimiento, dirigirán
crecimiento ideológico de los participantes y se crea la el trabajo de dichos campos especializados. El regla-
conciencia necesaria para el análisis político. mento no aprobado por el PIP será utilizado como una
Nuestro movimiento será regio por los militantes, esto de las experiencias que ayudarán a organizar el mov-
es, por aquellos que contribuyan con su trabajo regular imiento. El movimiento hará hincapié en el trabajo
a las labores del movimiento. La participación en las local socialista y combatirá la tendencia de organizar
tareas dará el derecho en nuestro movimiento. exclusivamente campañas y la lucha en “actos naciona-
les”. Además tratará de integrar miembros a sus filas in-
Campos de acción y dirección dependientemente de la procedencia política de éstos.

El movimiento propiciará seis campos de acción es- El principio organizativo que rija las relaciones entre la
pecializados pero no autónomos, ya que la política a dirección central del movimiento, sus campos especial-
seguir en cada uno de ellos tiene que estar en consonan- izados y lo sorganismos de base debe ser el siguiente:
cia con la línea política del movimiento y contar con 1.Luego de un proceso de discusión y consulta a todos
la aprobación de sus organismos rectores. Dichos seis los niveles, el movimiento, a través de su Comité Cen-
campos de acción serán los siguientes: tral, fija su línea política general (Programa Político).
1.El organizativo 2.La línea política es discutida y sujeta a enmiendas a
2.El legislativo todos los niveles, antes de ser aprobada finalmente.
3.El de educación política 3.En concordancia con la línea política general los cam-
4.El de acción estudiantil pos especializados establecen su línea particular.
5.El trabajo obrero 4.La línea particular es discutida y aprobada por el Co-
6.Auntos internacionales mité

Concepción de Partido I
Sobre nuestra concepción de partido
Revista El Militante
Movimiento Socialista Popular MSP
NOTA INTRODUCTORIA: si no fuera porque los necesitan para que sigan trabaja-
Este es el primero de una serie de artículos sobre nues- ndo, vendiéndoles su fuerza de trabajo a cambio de un
tra concepción de Partido Revolucionario. Al publicarlo mísero salario que apenas les alcanza para vivir.
queremos contribuir a profundizar el debate que sobre
este importante tema se viene desarrollando en diversos Lo que define las relaciones entre el capitalista y el
sectores de la izquierda puertorriqueña. obrero es una lucha continua, uno tratando de obtener
¿Por qué hace falta un Partido Revolucionario? una tasa de ganancia mayor y el otro tratando de lograr
En la sociedad capitalista los trabajadores están someti- un salario mas alto para hacer frente a sus necesidades
dos a la explotación continua por parte de los capital- básicas como ser humano. Uno lucha por enriquecerse
istas, dueños de las fábricas, los bancos y las corpora- aun mas y el otro lucha por sobre vivir. En esa lucha,
ciones comerciales. Estos tratan en todo momento de el patrono se presenta bien organizado, con grandes re-
obtener el mayor porciento de ganancias posibles para cursos económicos y políticos a su alcance mientras el
enriquecerse aun más. Si de ellos dependiera, los tra- obrero carece de todo eso. Lo único que posee es su
bajadores no recibirían ni un solo centavo a cambio de fuerza de trabajo y para hacer frente al alto costo de la
la riqueza que producen; los dejarían morir de hambre vida, a la falta de vivienda adecuada, etc., tendrá que
Tomo I Historia del MST

tratar de venderla a un precio (salario) más alto. de todos los males que padecen los trabajadores, sigue
De primera intención, el patrono tratara de evitar por existiendo, explotando a las masas. Para resolver los
todos los medios tener que aumentar los salarios ya que graves problemas que padecemos tenemos que trans-
eso limitaría sus ganancias y opondrá toda la resistencia formar la sociedad capitalista y construir una sociedad
posible amenazando con despidos a los trabajadores. Si donde no haya explotación: la sociedad socialista. Eso
estos no se organizan colectivamente para enfrentarse implica que le quitemos el poder político a los capital-
al patrono, este se saldrá con la suya. istas y lo tomemos para nosotros, organizando nuestro
De ahí nace la necesidad de unirse y organizarse para propio poder. Que la riqueza que producimos sea para
ejercer toda la presión posible y arrancarle al patrono nuestro beneficio y nos gobernemos nosotros mismos.
un aumento de salario o alguna mejoría en las condi-
ciones de trabajo. Unidos pueden lograr sus objetivos, Para lograr ese objetivo los trabajadores necesitamos
separados o individualmente será imposible. crear nuestro Partido Revolucionario. Los ricos capi-
talistas tienen sus partidos para defender sus intereses.
Eso explica el surgimiento; de los sindicatos y otras Más aun, tienen al estado para garantizar esos intereses
organizaciones de lucha económica y reivindicativa. y reprimir cualquier lucha que afecte a los mismos.
Cada vez que los trabajadores han querido lograr al- Sin un Partido Revolucionario, los trabajadores no lo-
guna conquista o derecho importante han tenido que gran desarrollar su lucha a los niveles que cada situación
unirse y organizarse para presionar ya sea a un patrono, amerita y la falta de preparación y la improvisación de-
a un gobierno o algún otro poder opresor. Los derechos bilitan las posibilidades de triunfo, aun a nivel de las
y conquistas que hoy disfrutamos han sido fruto de esa luchas económicas. Su conciencia se diluye muchas
lucha que ha costado grandes sacrificios e incluso mu- veces, en la impotencia ante la fortaleza del patrono
chas vidas, particular-mente a los trabajadores de este definida por la infinidad de recursos represivos de que
país. este dispone para destruir la lucha de los trabajadores.
La lucha económica o por reivindicaciones sociales Sin Partido Revolucionario se hace imposible que estos
concretas es muy importante; sin ella la situación de las logren establecer la relación que existe entre la lucha
masas trabajadoras seria peor de lo que es actualmente. económica y reivindicativa y sus intereses políticos
Luchar por aumentos de salarios y mejores condicio- como clase explotada bajo el régimen capitalista-colo-
nes de vida y trabajo es fundamental para sobrevivir en nial. Las masas trabajadoras necesitan organizarse para
la sociedad capitalista. Por eso la organización a nivel luchar a diferentes niveles: económico, ideológico y
económico en sindicatos., gremios, asociaciones o co- político. En esa lucha necesitan dirección, orientación y
mités es necesaria siempre. Sin embargo, ese tipo de organización adecuadas, la cual solo puede ser aportada
organización no es suficiente para resolver los graves efectivamente por un Partido que, representando sus in-
problemas de las masas, por que lo mas que alcanza es tereses, pueda dirigir la lucha en su conjunto. Es decir,
a lograr alguna que otra reforma de importancia rela- pueda tener una visión global de la lucha, a la vez que la
tiva, pero no elimina la raíz de los problemas, incluso, preparación necesaria para dirigir acertadamente.
el control de los medios de producción y distribución
(fabricas, bancos, grandes monopolios comerciales, Ese partido tiene que ser representante de una teoría
etc.) le permite a los capitalistas quitarle a los trabajado- revolucionaria basada en la compresión científica de
res lo que estos han logrado a través de sus luchas la realidad puertorriqueña e internacional Esa teoría es
económicas. Cuando el patrono se ve obligado a darle la ciencia marxista-leninista, única capaz de dotar a la
un aumento de sueldo a los trabajadores, por lo general, clase obrera de los instrumentos de análisis necesarios
la situación de estos no mejora fundamentalmente ya para llevar a cabo una acción verdaderamente
que por un lado, el patrono aumenta la intensidad del revolucionaria, independiente de la burguesía y sus par-
trabajo produciendo a un mayor ritmo de explotación y, tidos. Esa independencia, producto de la organización
por otro lado, el aumento salarial no compensa siquiera de la clase, evita la confusión ideológica en los fines y
el constante aumento en el costo de la vida. La lucha los medios que debe perseguir y utilizar la clase obrera.
económica no altera el si sistema: el capitalismo, raíz Crea su propia fuerza de combate a la vez que debilita
Volumen I

la de la burguesía restándole apoyo y erosionando la Dramatiza esa situación el que apenas un 20% de los
hegemonía ideológica de esta en la sociedad. Sólo esa trabajadores esta organizado en uniones obreras lo que
organización independiente permite que la clase obrera implica que un gran sector de la masa trabajadora no
pueda elaborar sus propios planes de lucha, su estrategia ve en los sindicatos, por apatía, temor a represalias o
y su táctica de combate, autónomamente, sin desviarse por desconfianza, un instrumento para canalizar sus de-
bajo la influencia burguesa, de sus objetivos de clase. mandas económicas. En muchos casos la politiquería y
el compadrazgo, a través de los políticos locales, son
Por tanto, uno de los aspectos cruciales de la lucha de el instrumento que se utiliza para obtener algunos ben-
la clase obrera es la cuestión de la dirección política. eficios económicos. Nada de lo anterior significa que
Las luchas de los trabajadores tanto económicas como los trabajadores estén contentos con su situación o no
políticas requieren una acertada dirección para lograr sientan los estragos del costo de la vida, las pésimas
los objetivos que a través de las mismas persiguen. De condiciones de salud y vivienda, los abusos patronales,
ahí que el problema de como y hacia que objetivos se etc. Mucho menos pretendemos negar el que poco a
orienta, educa y organiza a la clase obrera sea funda- poco algunos sectores que van en crecimiento, están
mental en todo momento. rompiendo con la influencia de los partidos burgueses
La importancia de ese factor es mayor aun en las ac- y cuestionando el sistema social imperante. No. Lo que
tuales condiciones que vive el movimiento obrero del estamos diciendo es que la mayoría de los trabajadores
país. La mayoría de los trabajadores acepta el sistema son populares y penepés y no son independentistas y
económico-social capitalista-colonial y vota cada cu- socialistas, particularmente porque consideran que
atro anos por los dos partidos que defienden el mismo. dentro del sistema y a través de estos partidos es que
Aunque los efectos de la crisis económica se hacen pau- pueden resolver sus problemas fundamentales. Ten-
latinamente mas visibles la mayoría de los trabajadores emos la certeza de que según se vaya profundizando
no ha logrado vincular esos efectos a las causas estruc- la crisis económica y social del país esas ilusiones se
turales que los crean. Es decir, todavía consideran que irán haciendo añicos y el descontento de las masas se
los graves problemas sociales y económicos que sufren ira traduciendo en cuestionamiento político a la colo-
pueden resolverse o por lo menos atenuarse dentro del nia y el capitalismo. Pero desgraciadamente todavía no
sistema político imperante. No han logrado un nivel de hemos llegado a esa etapa. Como marxistas tenemos
conciencia que los lleve a cuestionar el sistema; todavía que reconocer que los hombres, las clases sociales y los
tienen expectativas de mejoramiento dentro de la colo- pueblos luchan y combaten cuando sienten la necesi-
nia y el capitalismo. Por eso en la mayoría de !os casos dad y la urgencia de hacerlo. Y más aun se plantean un
creen que votando por este o aquel partido pueden me- cambio revolucionario cuando llegan al entendimiento
jorar su situación o resolver determinado problema. De de que el sistema en que viven no puede resolver sus
ahí que tanto el PNP coma el PPD sean los partidos que problemas fundamentales y tienen que sustituirlo por
tengan la mayor influencia y apoyo en las masas traba- otro que sea un paso de avance en esa dirección.
jadoras. Ellos reflejan el estado actual de la conciencia
de las masas. Por otro lado, para hacer una revolución no basta con
que la crisis social se generalice y las masas estén dis-
Esa situación explica en parte, el carácter parcial de !as puestas a luchar. Hace falta especialmente que las masas
luchas que actualmente desarrollan los trabajadores, los estén concientes de los objetivos que deben perseguir y
objetivos que persiguen y la forma en que se organi- organizadas adecuadamente para lograrlos. Hay países
zan. como la India, Pakistán, Malasia, entre otros, cuyos
pueblos llevan cientos de años pasando hambre y crisis
Por lo general esas luchas asumen un carácter económi- generalizadas y no han podido producir una revolución
co: aumentos de salario, mejores condiciones de tra- social. Precisamente porque no han logrado desarrollar
bajo, planes de salud, etc. y se canalizan a través de la conciencia, la organización y la dirección políticas
la organización sindical en aquellos sectores que han necesarias para llevar adelante un cambio revoluciona-
logrado algún mínimo de organización a ese nivel. rio. En unos casos las clases dominantes han podido
Tomo I Historia del MST

conjurar la crisis a través de reformas parciales confun- lucha parcial, cada conflicto, para educarlas y alentar su
diendo y engañando a las masas. En otros, han utilizado organización a los diferentes niveles en que esa lucha
la represión sistemática para contener la protesta de és- se exprese. Ese trabajo ira creando las bases, poco a
tas dentro de unos límites que permitan su continuada poco, y sin desesperarnos para una mayor movilización
dominación. También en algunos casos las clases domi- y organización de los trabajadores.
nantes han combinado reformas parciales y represión
violenta para capear la situación y evitar una explosión Hay que concebir ese desarrollo como un proceso
revolucionaria. Para que el Partido Revolucionario pu- complejo y contradictorio fundamentado en el grado de
eda cumplir su misión histórica de dirigir a la clase ob-conciencia de clase de los trabajadores. Por un lado,
rera hacia la revolución socialista, es decir, para que depende de la situación objetiva o condiciones materia-
la revolución proletaria sea posible deben combinarse les en que viven las masas trabajadoras, bajo las cuales
efectivamente dos factores: tienen que desarrollar su lucha (condiciones objetivas)
y por otro del estado de la conciencia de estas, su acti-
a) Que las condiciones de crisis social del capitalismo tud hacia la organización política, su grado de movili-
maduren a tal grado que se haga evidente el hecho de zación, etc., (condiciones subjetivas). El Partido Revo-
que el modo de producción capitalista ha cumplido su lucionario actúa sobre esa conciencia para elevarla;
papel histórico y tiene que ser transformado radical- apoya, discute, explica y sintetiza las experiencias de
mente; y las masas para ofrecer alternativas de lucha, insertado
b) Que junto a lo anterior haya madurado la conciencia sobre la actuación real de las masas.
de clase de la clase obrera cristalizada en un Partido
Revolucionario que represente sus intereses y dirija ac- La construcción de un Partido Revolucionario es una
ertadamente sus luchas. tarea tan difícil como la empresa que persigue dicho
partido: la revolución socialista. Hacer abstracción de
Esto último, presupone que ese partido posea una gran esa realidad seria un error grave. Hay que tomar en
capacidad teórica y este estrechamente ligado a la clase cuenta varios elementos fundamentales que explican
obrera. En segundo lugar, la existencia entre las ma- esa realidad.
sas de unos elementos avanzados que sean capaces de
arrastrar a masas mas amplias hacia la acción política En primer lugar, la revolución proletaria se basa en la
en torno a los objetivos revolucionarios. Esos obreros clase “mis baja” de la sociedad. La clase obrera no po-
avanzados deben estar ubicados en los sectores estra- see ninguna riqueza en la sociedad capitalista que pu-
tégicos de la economía y poseer una gran experiencia eda utilizar como palanca para llegar al poder político.
en la lucha revolucionaria. En tercer lugar, que se hal- Todo lo contrario, obtiene lo mínimo para mantenerse
la elaborado un programa político que responda a las viva, producir y reproducir su existencia como clase.
condiciones objetivas y a las necesidades fundamen- Su fuerza como clase revolucionaria no depende de su
tales de las grandes masas oprimidas. capacidad económica sino de su nivel de conciencia y
El proceso de educación y organización de las masas organización.
trabajadoras para llevar a cabo una revolución es uno
sumamente lento y difícil. Máxime si partimos de una En segundo lugar, la revolución socialista aspira -como
realidad como la que se vive en Puerto Rico actualmente. ninguna revolución anterior- a derrocar el sistema capi-
Los revolucionarios puertorriqueños tenemos que hacer talista concientemente. No pretende restaurar condi-
esfuerzos colosales para ir alterando esa situación. No ciones anteriores al capitalismo ni legalizar en el plano
podemos sentarnos a esperar que la crisis económica político un poder que ya hubiese obtenido en el piano
degenere en caos y las masas se lancen a la lucha para económico. Aspira a transformar totalmente la socie-
entonces comenzar a organizarlas políticamente. Esa es dad capitalista, creando una nueva sociedad.
una tarea que hay que comenzar a realizar desde ahora,
no empecé lo difícil que nos pueda resultar. Hay que En tercer lugar, la conquista del poder político no es el
aprovechar el creciente descontento de las masas, cada objetivo final de la clase obrera, sino el principio de su
Volumen I

actividad revolucionaria para transformar toda la socie- El Partido Revolucionario es el instrumento que hace
dad hasta lograr en un proceso lento y complejo, una posible que esa transformación se lleve a cabo, diri-
sociedad donde no haya explotados ni explotadores: la giendo y organizando la lucha espontánea de la clase
sociedad comunista. Esa actividad lograra su objetivo obrera hacia objetivos socialistas. Esa es una tarea gran-
fundamental cuando, junto a las demás clases, la clase diosa que no puede realizarse de la noche a la mañana
obrera deje de existir como tal eliminándose la división por más buenos deseos que uno pueda tener. Implica
de la sociedad en clases. Es decir, la clase obrera lucha muchos años de trabajo sistemático y paciente de edu-
por tomar el poder político a través de una encarnizada cación y organización que exige muchos esfuerzos y
lucha contra la burguesía no para perpetuar su dominio la acumulación de grandes recursos. El capitalismo no
de clase sino para asegurar el comienzo del proceso de cae por su propio peso, hay que tumbarlo y solo puede
eliminación de las clases sociales. A diferencia de las tumbarlo la clase “más baja”, la mas explotada, la que
revoluciones anteriores que perseguían perpetuar el do- menos oportunidades ha tenido, la que no posee privi-
minio de una clase particular sobre la sociedad, la revo- legio alguno. La más confundida y engañada pero la
lución socialista pretende construir una sociedad donde única con el potencial para hacerlo.
no exista ningún tipo de dominación de clase.
Vanguardia de su Lucha
En cuarto lugar, la revolución socialista solo puede al- El Partido Revolucionario debe ser la expresión políti-
canzar su culminación en la sociedad comunista aca- ca de los intereses y objetivos de la clase obrera. Por lo
bando con la explotación y opresión capitalista a nivel cual tiene que:
internacional. No es posible culminar ese proceso revo- 1) Encarnar la liberación de la clase obrera; sus intere-
lucionario en un mundo donde todavía existen pueblos ses fundamentales, dirigidos hacia la transformación
que viven bajo el capitalismo y peor aun, en una época revolucionaria de la sociedad. La construcción del so-
donde el capitalismo imperialista ejerce su dominio so- cialismo y el comunismo en Puerto Rico.
bre gran parte de la humanidad. El impulso de la revo- 2) Defender sus intereses inmediatos y luchar por mejo-
lución a nivel internacional es una tarea imprescindible rar sus condiciones de vida y trabajo en el capitalismo.
para asegurar la victoria del socialismo en cada país. 3) Ser su representante real, asumiendo una composición
Así mismo, el ejercicio de un internacionalismo prole- proletaria que lo aquilate para dirigir a la clase a partir
tario consecuente es parte esencial de la estrategia de de ella misma armado con una teoría revolucionaria: el
todos los partidos revolucionarios para aunar esfuer- Marxismo-Leninismo.
zos y coordinar tareas en el combate centra el enemigo
común de todos los pueblos: la dominación capitalista La clase obrera no aceptara la dirección de un partido
imperialista. La burguesía ha roto todas las fronteras que se limite a autoproclamarse vanguardia. Los parti-
nacionales para lucrarse de la explotación de los obre- dos revolucionarios no se autoproclaman, se hacen en
ros de cada país por lo cual se ha convertido en clase la realidad de la lucha de clases o mas temprano que
dominante a nivel internacional. La clase obrera, es una tarde desaparecen sin brillo y sin gloria. La clase obrera
sola clase a nivel mundial, unida en la explotación bajo segura al partido que habrá aprendido a conocer en la
el mismo enemigo y comparte unos mismos intereses larga, lenta y difícil lucha revolucionaria y que halla
de clase no importa el país donde viva. De ahí que, con- estado siempre en primera fila, a la hora de los combat-
trario a las revoluciones anteriores, la revolución prole- es pequeños y grandes, del lado de los trabajadores. El
taria sea por naturaleza un proceso internacional. partido que habrá demostrado ser en la acción diaria y
cotidiana su partido; demostrando ser verdadero defen-
Esas condiciones llevan a una conclusión: para derrocar sor interprete político de la lucha de los trabajadores,
la sociedad capitalista y construir una nueva sociedad la señalando sus objetivos políticos, ligando sus reivindi-
clase obrera tiene que transformarse a si misma, desar- caciones parciales a la cuestión de la toma del poder.
rollar su conciencia política de clase como único medio
para alcanzar sus objetivos. La vanguardia es parte de la clase, su sector mas avan-
zado; su centro de dirección y acción política organiza-
Tomo I Historia del MST

do. Por lo cual no puede caerse en el equívoco de que ocupan los obreros, como productores, en el sistema
la vanguardia tiene que representar mecánicamente a capitalista frente a la clase que domina los medios de
la masa de los trabajadores. Las masas desarrollan su producción: la burguesía. Los obreros venden su fuerza
conciencia en forma desigual, unos sectores más acel- de trabajo a los capitalistas para producir mercancías
eradamente que otros. Esa estratificación va a delimitar cuyo valor estos se apropian retribuyendo a los obreros
los alcances orgánicos del partido con la clase, lo cual solo una parte de lo que producen que permita su repro-
implica que no todos los trabajadores, ni siquiera la ducción como base asalariada. Esa relación expresa la
mayoría, serán miembros del Partido. contradicción de intereses objetivos entre una clase y
otra; y expresa, a su vez, la capacidad revolucionaria de
Los trabajadores tienen entre si diferencias de origen, la ciase obrera. Solo a través de esa clase, objetivamente
de ubicación en la producción, culturales, de experi- revolucionaria, puede el partido revolucionario, dirigir
encia política y sindical, etc. Unos sectores provienen una lucha de clases revolucionaria. Es decir, la existen-
de la emigración campesina, trayendo consigo las ac- cia del Partido Revolucionario, tiene sentido científico
titudes y las formas de pensar propias de la pequeña en relación a la existencia de una clase cuya posición
burguesía campesina. Otros provienen de familias ur- objetiva en la producción la capacita para llevar a cabo
banas de proletarios. Unos están ubicados en grandes un proceso de cambio revolucionario.
fábricas o centros de trabajo donde la solidaridad de La lucha de clases elemental; la resistencia a los abusos
clase es una necesidad diaria. Otros se desempeñan en patronales, la lucha por aumentos de salarios, mejores
pequeñas fabricas o centros de trabajo donde el pater- condiciones de trabajo, etc.; conduce hacia formas ele-
nalismo y el espíritu pequeño burgués los permea mas mentales de organización y conciencia, Algunas de esas
directamente. Unos desempenan trabajos diestros que formas son los sindicatos, las cooperativas, etc. En or-
ameritan un alto nivel de escolaridad y conocimien- ganización y conciencia han surgido fundamental y di-
tos especializados. Otros apenas saben leer y escribir. rectamente de la acción en que se han envuelto diversos
Unos poseen sindicatos producto de una ardua lucha y sectores de las masas para resistir la opresión capitalista
experiencia sindical; otros apenas han logrado niveles y tratar de mejorar sus condiciones de vida y trabajo.
mínimos de organización sindical y están faltos de una La historia de las luchas sociales demuestra que las
experiencia colectiva en las luchas económicas. Estos grandes masas de obreros y trabajadores son capaces
y otros factores que caracterizan a nuestra clase obrera de elevar su nivel de conciencia a través de la acción
explican su estratificación interna y lo heterogéneo de colectiva. Existen miles de ejemplos que evidencian
su acción y pensamiento. Esto explica a su vez que su que en momentos críticos en la defensa de sus intereses
organización, educación y movilización para la lucha de clase, las grandes masas se movilizan y asumen ac-
política estarán influenciadas por diferentes factores y titudes de combatividad y lucha militante que meses an-
será producto de múltiples y variadas experiencias. tes hubieran parecido imposibles. En esos mementos de
agitación y actividad de masas, estas logran elevar su
La teoría Marxista-Leninista concibe el desarrollo de nivel de conciencia., el cual, es importante apuntar, es-
la conciencia de clase del proletariado como un pro- tará condicionado por los límites propios de la situación
ceso contradictorio y desigual que pasa por unas etapas concreta en que surge. Esto explica un fenómeno muy
particulares que deben ser diferenciadas unas de tras. común: la mayor parte de las masas es activa, durante
A la luz de la teoría marxista podemos diferenciar tres la lucha misma, pero después de esta, tarde o temprano,
niveles de formación de la conciencia de clase. se des-moviliza, se “retira a la vida cotidiana”. Solo los
sectores mas combativos, firmes y dispuestos, lograran
a)LA MASA DE LOS OBREROS mantener su actividad aun después de que las grandes
La clase obrera en términos generales (la clase en si). luchas de masas han decaído.
Esta categoría esta determinada por la posición que b)LOS ELEMENTOS MAS AVANZADOS DE LA
ocupa la clase obrera en el proceso de producción, in- CLASE OBRERA
dependientemente del grado de conciencia que tenga Son aquéllos sectores de la ciase que se envuelven en
en un momento dedo. Revelan la posición objetiva que mayor medida en las luchas reivindicativas, y que ha
Volumen I

alcanzado algún nivel de organización. Estos elemen- rio no puede ser separado del análisis especifico de la
tos mas avanzados se distinguen del resto de la clase conciencia de la clase obrera, única capaz de dirigir la
porque aun durante los periodos de calma no abandonan revolución arrastrando tras de si a otras clases y sec-
la lucha, la continúan bajo formas diferentes. Son los tores sociales. El desarrollo de la conciencia política
sectores dispuestos a organizar sindicatos y otros in- de la clase obrera no se da espontáneamente ni surge
strumentos de lucha reivindicativa necesarios para en- automáticamente de los desarrollos objetivos de la lu-
cauzar la defensa de sus intereses de ciase. Con lo cual cha de clases proletaria. Así mismo, la teoría marxista
logran darle una continuidad mínima, pero importante, no puede considerarse como un producto mecánico in-
a los procesos de lucha de masas, restándole el carácter evitable de esa lucha de clases, sino como resultado del
espontáneo que las caracteriza y dotando a la ciase de análisis científico de las sociedades humanas, particu-
unos medios organizativos permanentes. larmente la sociedad capitalista, ligado estrechamente
Ese nivel de conciencia de los elementos más avanzados con la lucha de clases y bajo su influencia directa. Es
se logra fundamentalmente por el conocimiento prác- decir, el marxismo no surgió como producto de la lucha
tico adquirido en la lucha. Es decir, ese conocimiento de la ciase obrera; pero eso no quiere decir que haya
que los lleva a establecer unos medios de organización surgido independiente-mente del desarrollo real de la
permanentes, se basa principalmente en la experiencia. sociedad burguesa y de la lucha de clases que se desar-
En el razonamiento de que cualquier lucha por más rolla en su seno. Existe una ligazón inseparable entre
pacifica que parezca si quiere ser exitosa necesita un la lucha, experiencia colectiva y desarrollo de la use
mínimo de preparación previa, de organización. obrera y el marxismo como una teoría que encarna la
Sin embargo, una conciencia desarrollada principal- conciencia política de la clase obrera explotada bajo el
mente de la experiencia practica es una conciencia par- capitalismo.
cial que no permite un entendimiento global y científico La categoría de Partido Revolucionario surge del hecho
de la realidad social. Está grandemente limitada por la de que el marxismo es una ciencia cuya asimilación no
ausencia de unas bases teóricas que permitan analizar la puede darse meramente a través del contacto con las lu-
realidad y llevar a cabo una practica consciente y con- chas económicas y políticas de la clase obrera. Sino que
secuentemente revolucionaria. Por tales razones estos presupone una formación científica que solo es posible
sectores de la ciase obrera, cuando no están influencia- a través del estudio sistemático de la teoría revolucio-
dos directamente por un Partido Revolucionario caen naria conjugada con una practica política enraizada en
en la mayoría de los casos, en el reformismo y la co- las luchas concretas de la clase obrera.
laboración con la burguesía abandonando en la practica La teoría marxista, como teoría científica que esclarece
los intereses de la clase obrera. La lucha económica y y dirige la revolución socialista, es la mas alta expre-
por tanto, la conciencia economicista no conducen sión del desarrollo de la conciencia proletaria, lo que
mecánicamente a la conciencia revolucionaria sino, significa que solo a través de un proceso selectivo los
por el contrario, llevan directamente a la defensa de la mejores miembros de la clase obrera, los mas avanza-
ideología burguesa y del capitalismo. Por eso, solo la dos, dispuestos y combativos son capaces de adquirir
organización revolucionaria por su formación y com- una conciencia de clase en su forma mas potente. No
prensión teórica general puede consolidar y enriquecer es para menos, dado que el marxismo es una ciencia
la conciencia de los elementos mas avanzados a través cuya asimilación presupone: a) el dominio de la dialéc-
de una teoría y practica consecuentes. tica materialista, el materialismo histórico y la teoría
c)EL PARTIDO REVOLUCIONARIO económica marxista; b) el estudio científico de las ex-
La teoría marxista-leninista asigna al Partido Revolu- periencias revolucionarias a nivel internacional, tanto
cionario el papel histórico de dirigir a la clase obrera las triunfantes como las derrotadas; y c) el estudio pro-
y demás clases explotadas hacia la conquista del poder fundo de la realidad nacional donde operan los revolu-
político; el desarrollo de la revolución socialista que cionarios.
abra paso a las transformaciones políticas, económi- Por lo tanto, el concepto marxista de conciencia de
cas y sociales que hagan posible la sociedad sin clases: clase no puede con-fundirse con la mera “conciencia”
el comunismo. El concepto de Partido Revoluciona- sindicalista. La conciencia de clase es el más alto grado
Tomo I Historia del MST

de desarrollo de la actividad de la clase obrera y presu- necesario que se eleve a un nivel conciente. Es decir,
pone, entre otros, los siguientes elementos: que esté fundamentada en un análisis científico de la
a) Un claro entendimiento de la necesidad de la unidad sociedad capitalista; de los objetivos históricos de la
política y revolucionaria de la clase obrera como clase clase obrera y de los métodos de lucha necesarios para
explotada del régimen capitalistas con unos intereses enfrentar a los capitalistas en una lucha prolongada por
comunes que la distinguen de las demás clases de la el poder. Ese análisis científico solo es posible a través
sociedad. Esa unidad clasista es la clave para que los de la internalización y el dominio de la ciencia marx-
trabajadores puedan desarrollar a cabalidad su capaci- ista-leninista aportada por el Partido Revolucionario.
dad revolucionaria. Su dominio como el de toda ciencia, amerita estudio y
b) El reconocimiento de la burguesía y el imperialismo esfuerzo para conocerlo y aplicarlo creativamente a la
como su enemigo irreconciliable cuyos intereses son actividad revolucionaria. En tal sentido el Partido Rev-
antagónicos a los de la clase obrera y el pueblo a nivel olucionario es la expresión superior del desarrollo de
internacional. conciencia política de la clase obrera donde la ciencia y
c) Plena conciencia de que el Estado burgués es el in- la experiencia práctica se funden en un solo cuerpo.
strumento de dominio de los capitalistas y que la forma Partiendo de esa comprensión teórica general, el Partido
democrática que pueda asumir en un momento dado Revolucionario puede dar dirección política acertada y
solo encubre la dictadura de la burguesa sobre la clase elevar particularmente, la conciencia de los elementos
obrera. más avanzados de la clase obrera, a condición de que
d) La comprensión de que bajo el capitalismo es impo- sea capaz de establecer lazos estrechos con la lucha de
sible mejorar real-mente b situación de la clase obrera clases. Es decir, que pueda funcionar, coherentemente,
y el pueblo ya que el afán de ganancias y la propie- la teoría con práctica. Una teoría por más elaborada que
dad privada son antagónicos al bienestar de los traba- parezca, separada de la práctica, es tan inútil como una
jadores. practica que carece de una base científica. La prácti-
e) El reconocimiento de la necesidad de la revolución ca es el laboratorio para probar la eficacia de la teoría
proletaria, el establecimiento de la dictadura del pro- revolucionaria. Concretamente, la práctica conciente es
letariado y la construcción del socialismo y el comu- el instrumento para unir dialécticamente la teoría revo-
nismo. lucionaria con la lucha de la clase obrera. Es el medio
f) La comprensión de la necesidad de la acción revolu- para unir el partido con la clase.
cionaria, dirigida por el Partido Revolucionario, para El Partido Revolucionario es el instrumento superior
lograr esa transformación. de la lucha de la clase obrera integrado por obreros e
g) El reconocimiento de la lucha armada revolucionaria intelectuales que realizan una actividad revolucionaria
como la forma fundamental para destruir el estado y las ininterrumpida, educados y guiados por la teoría marx-
fuerzas militares burguesas. ista. Ese partido solo puede lograr el reconocimiento
h) La denuncia de toda forma de opresión y explotación, como vanguardia a través de sus intentos de establecer
y la defensa de los derechos de todas las clases y secto- contactos con la parte avanzada de la clase obrera y la
res oprimidos bajo el capitalismo. lucha real que ésta desarrolla en diversas etapas. Toda
La conciencia de clase, no es por tanto, un fruto di- actividad revolucionaria, alejada de la lucha de clases,
recto de la lucha de clases elemental que desarrolla la conduce, en el mejor de los casos, a la formación de un
clase obrera, y mucho menos, fruto de las condicio- núcleo de analistas o teorisistas “revolucionarios” pero
nes de explotación y opresión a que está sujeta bajo el no conduce a la construcción del partido. El proceso de
capitalismo. Esa lucha de clases elemental que surge construcción de un Partido Revolucionario de la clase
de las contradicciones del modo de producción capi- obrera es, por tanto, la integración de la conciencia del
talista siempre es alimentada por factores de necesidad núcleo revolucionario con la conciencia de los elemen-
inmediata que por si solos no conducen al desarrollo tos más avanzados de la clase obrera a la luz de una
de la conciencia de clase. Para que la actividad, y por teoría revolucionaria y una práctica consecuente.
tanto, la conciencia de la clase obrera vaya más allá de De lo señalado se desprende que serán los sectores más
la mera lucha por satisfacer necesidades inmediatas es alertas y decididos de la clase obrera los que compren-
Volumen I

derán más rápidamente la necesidad de organizarse en bajadoras. Su carácter como Partido de Combate estará
un Partido Revolucionario y llegarán por tanto a una definido por su naturaleza organizativa y por los méto-
comprensión cabal de la ciencia socialista y de las tareas dos de lucha que utilice.
que hay que realizar para transformar la sociedad capi- La naturaleza organizativa (estructura, formas de orga-
talista. Querer encuadrar a toda la clase obrera dentro nización, etc.) de todo Partido Revolucionario tiene que
del Partido, además de imposible, sería un grave error basarse, particularmente, en dos factores fundamentales
que iría en contra de la función directora y conciente del de la sociedad capitalista:
Partido Revolucionario. El Partido se convertiría en una a)El carácter o naturaleza represiva del Estado Capi-
masa amorfa, sin límites, que no tendría capacidad real talista como instrumento de opresión de la burguesía
para dirigir acertadamente a lucha de los trabajadores y el imperialismo sobre el proletariado y demás clases
y estaría impedido de cumplir su función de vanguar- explotadas. (Ejercito, policía, las cortes, las cárceles,
dia. Estaría integrando en su seno todas las diferencias etc.)
ideológicas, políticas y culturales que forman a toda la b)La ideología burguesa domina toda la sociedad. Las
clase lo cual lo haría incapaz para dirigir. masas trabajadoras están sujetas al dominio ideológico
Entonces… si el Partido no incorpora a su seno a toda de la burguesía y sus partidos.
la clase obrera o ni siquiera a la mayoría… ¿Cómo pu-
ede dirigir su lucha? A través de sus cuadros políticos, En el primer caso, los revolucionarios tenemos que par-
actuando en los talleres, las fábricas y centros trabajo; tir de la definición del Estado como una máquina de
interviniendo en las luchas cotidianas de los traba- dominio de una clase sobre otra cuidándonos de no de-
jadores. Los cuadros del Partido son los obreros más jarnos engañar por las apariencias. Tenemos que saber
concientes dentro de la clase, son los responsables de distinguir la esencia represiva del estado de la forma
interpretar la política general del Partido ante las masas particular que pueda asumir en Puerto Rico. El que
y sintetizar las experiencias en directrices concretas de vivamos en un Estado democrático no implica que su
acción. Ese mecanismo permite al Partido estar liga- naturaleza haya desaparecido. Por el contrario, debe-
do orgánicamente a la clase, representar sus intereses mos percatarnos, de que bajo su ropaje democrático se
y mantener la selectividad organizativa necesaria para esconde el más terrible y poderoso aparato represivo.
ejercer una dirección política de calidad (sin tener que El Ejercito yanqui, la Guardia Nacional, la policía, la
diluir sus estructuras) manteniendo los criterios de ex- Fuerza de Choque, el Negociado de Investigaciones
celencia teórica necesarios para cumplir su función de Criminales, la CIA, el FBI, etc. No fueron creados por
vanguardia. casualidad y mucho menos para perseguir a los llama-
dos “criminales comunes”. Su función es política, de-
fender los intereses de la burguesía y el imperialismo.
Carácter del Partido: Un Partido de Combate El que no estén todos los días en las calles metralleta en
mano no niega su existencia, ni su función represiva.
El Partido Revolucionario es un instrumento de lucha Ese hecho solo atestigua que todavía no han tenido que
de los trabajadores para lograr su liberación definitiva. hacer uso de su gran capacidad represiva ostensible-
Es un Partido de Combate en lo económico, lo político, mente.
lo ideológico y lo militar; ya que sólo en un combate a
muerte contra el sistema capitalista colonial puede la De esa caracterización se desprende una pregunta fun-
clase obrera liberarse, lograr el socialismo y el comu- damental… ¿Qué tipo de Partido es necesario para en-
nismo. Partiendo de un análisis científico de la reali- frentarse a esa fortaleza represiva que es el Estado en
dad puertorriqueña debe buscar día a día los medios de Puerto Rico?
organización y de lucha más adecuados a la situación
concreta de Puerto Rico. Sólo así podrá resistir políti- Por oto lado, el dominio ideológico de la burguesía so-
camente, es decir, existir asumiendo las tareas políticas, bre la clase obrera y demás trabajadores no se rompe de
lo cual presupone gran previsión y preparación a todos la noche a la mañana. La clase obrera está imbuida de
los nivelas en que se expresa la lucha de las masas tra- esa ideología en todos los sentidos. Su acción y desar-
Tomo I Historia del MST

rollo político hasta el momento ha permanecido den- la lucha de clases de la cual surgió dándole a la clase
tro de los canales que la burguesía ha diseñado para obrera una conciencia más clara de las tareas políticas
contenerla. Precisamente ese dominio ideológico de la que debe llevar a cabo para lograr su liberación.
burguesía implica la más grande traba a la expresión
independiente de la clase obrera obstaculizando sus mi- Según crece el cuestionamiento y la rebeldía contra
ras a corto y largo plazo, creándole esperanzas de rein- la sociedad burguesa y la lucha de clases adquiere un
vidicación social y económica dentro del sistema. La carácter más cruento, el dominio ideológico de la bur-
familia, la escuela, las relaciones en la fábrica, las elec- guesía comienza a debilitarse y mayores sectores de la
ciones, la iglesia, los medios masivos de comunicación, clase obrera comenzarán a liberarse del dominio ide-
etc. difunden y reproducen diariamente esa ideología ológico de la burguesía. Sólo cuando el proceso revolu-
de dominación en la mente de los trabajadores. El bom- cionario entra en su etapa definitiva, es decir, durante y
bardeo propagandístico aplastante y sistemático tiene la aún después de la revolución, la mayoría de los oprimi-
cualidad de adormecer a las grandes masas creándoles dos puede liberarse de control ideológico de la clase
una falsa conciencia social. dominante.
La tesis marxista que establece que “la ideología pre-
dominante en toda sociedad es la ideología de la clase Romper ese dominio ideológico de la burguesía no es
dominante” hay que entenderla en el sentido de que la tarea fácil. Es un proceso contradictorio donde se pone
case dominante controla los medios de producción ide- a prueba la madurez de un Partido Revolucionario. Para
ológica y los utiliza para defender y garantizar sus in- comenzar a lograrlo, el Partido tiene que estar dotado
tereses de clase. Es necesario entender que ese control de un sólido dominio de la teoría revolucionaria y hac-
ideológico es el resultado directo de la producción capi- erla llegar efectivamente a la clase obrera.
talista articulada en un sistema de dominación que tiene Surge entonces una segunda pregunta fundamental…
efectos directos sobre la conciencia de los explotados. ¿Qué tipo de partido puede llevar la ideología socialista
Concretamente ese control no es otra cosa que la in- a la clase obrera? ¿Qué características debe tener?
ternalización en la conciencia de los explotados de las
relaciones capitalistas de producción donde la general- Las características fundamentales que deben definir la
ización de la producción de mercancías y la transfor- naturaleza político-organizativa del Partido de Com-
mación de la fuerza de trabajo en una mercancía han bate son, entre otras, las siguientes: 1) combinar efec-
convertido las relaciones humanas en cosas y a los pro- tivamente la organizaron legal e ilegal; 2) una Política
ductores en objetos de producción. El cansancio y el de Cuadros que permita la formación de cuadros con
embrutecimiento de los obreros como resultado de la una gran capacidad política, ideológica y miliar; 3) un
explotación y el carácter enajenado del trabajo inten- intenso trabajo político con la clase obrera, particular-
sifican ese dominio ideológico de la burguesía sobre mente en los centros estratégicos de la industria; 4) el
éstos. desarrollo de una intensa lucha teórica en el seno del
movimiento obrero y revolucionario para asegurar la
Sin embargo, a través de la lucha revolucionaria se de- primacía del marxismo-leninismo; 5) la firme defensa
sarrolla, a su vez una cruenta lucha entre la ideología de del internacionalismo proletario; 6) una teoría militar
la clase dominante y las nuevas ideas de la clase revolu- adecuada a las condiciones concretas de la formación
cionaria. Esa lucha ideológica que se basa en unos co- social puertorriqueña, y; 7) una acertada política de
mienzos en las condiciones de explotación y las pésimas alianzas.
condiciones de vida de los obreros, intensifica y acelera
Volumen I

Sobre nuestra concepción de partido (II)


La política de cuadros
Movimiento Socialista Popular MSP
La columna vertebral de un partido es su Política de El cuadro es la persona que, en todo momento y ante
Formación de Cuadros. Es decir la manera (el sistema) cualquier circunstancia es portavoz de la teoría revolu-
en que recluta educa y desarrolla a sus miembros como cionaria que orienta al partido: el marxismo-leninismo
dirigentes revolucionarios de la clase obrera y el pueb- Es el elemento que orienta a las masas, capta sus sug-
lo. Esa estructura es lo que permite que el Partido pueda erencias, su estado de ánimo, su receptividad y aplica
garantizar una acertada dirección del proceso revolu- creadoramente el análisis del partido a la situación con-
cionario bajo cualesquiera circunstancias y desarrollar creta a que se enfrenta. Los cuadros revolucionarios
la capacidad para resistir los embates represivos de la son entonces, los elementos mas concientes. Dentro de
burguesía y el imperialismo ejerciendo su función de la clase, son los responsables de interpretar la política
combatiente de vanguardia. general del partido entre las masas y sintetizar las expe-
riencias de la lucha de clases en directrices concretas de
Una correcta política de cuadros debe cumplir los acción. Son por tanto, el mecanismo que permite al par-
siguientes objetivos, entre otros: tido estar ligado orgánicamente a la clase, representar
sus intereses fundamentales y mantener la selectividad
l) Asegurar la realización efectiva de todas las tareas de organizativa necesaria para ejercer una dirección políti-
forma organizada y centralizada. ca de calidad; manteniendo los criterios de excelencia
2) Contribuir al desarrollo de una voluntad única de lu- teórica necesarios para cumplir su función de vanguar-
cha basada en una disciplina rigurosa y consciente. dia.
3) Permitir una estrecha ligazón con las masas y ser el
instrumento a través del cual la organización se nutre de El cuadro revolucionario debe ser capaz de cumplir de
nuevos miembros y colaboradores. la manera mas efec¬tiva posible las diversas tareas que
4) Contribuir al desarrollo de los cuadros sobre crite- enfren¬ta el partido por lo cual tiene que desarrollarse
rios de calidad y excelencia. integralmente fundiendo la teoría con la practica. De
5) Permitir la elaboración y desarro¬llo de la línea ahí que su proceso de formación revolucionaria debe
política del partido a través de la plena participación de incluir necesariamente varias características esencia-
los miembros. les.
6) Garantizar la permanencia de la organización ante
cualesquiera circunstancias. La primera consiste en su formación teórica y practica.
7) Desarrollar unas actitudes y estilos de trabajo con- El cuadro revolu¬cionario debe dominar la teoría marx-
gruentes con nuestros principios socialistas. ista-leninista como arma indispensable para la lucha de
clase proletaria. Es esa formación científica lo que le
Partiendo de lo anterior podemos entender el papel fun- permitirá desarrollar una práctica social conciente y
damental que juegan los cuadros políticos dentro de verdaderamente revolucionaria: la asimilación del ma-
una organización revolucionaria. “El cuadro es pieza terialismo dialéctico y el materialismo histórico aplica-
maestra del motor ideológico que es el Partido de la dos creadoramente a la formación social puertorriqueña
Revolución.” Con esta frase el Che Guevara expresa de y a las condiciones internacionales que la influencian.
forma evidente la importancia vital que tiene el cuadro
en el proceso revolucionario. Es la pieza maestra del Ese es el soporte necesario para po¬der desarrollar una
partido comprometido con la educación, la organización capacidad de análisis político que, en cada etapa, per-
y dirección de la clase obrera hacia la toma del poder mita apreciar cuales son las contradicciones principales
político. y secundarias de la lucha de clases y plantear el curso a
seguir durante cada situación. Analizar uno solo algu-
Tomo I Historia del MST

nos de los elementos de una situación lleva a una visión que consideren insignificante. No estamos señalando,
metafísica de la realidad y por tanto, podría conllevar en ningún momento, que no sea necesaria e importante
cometer errores graves en el campo de la acción que una efectiva división del trabajo en una organización
pueden ser sumamente perjudiciales para el desarrollo revolu¬cionaria, lo que estamos enfatizando es la nece-
del trabajo revolucionario y del partido. La necesidad sidad de desarrollar en todos los cuadros una adecuada
de una sólida formación teórica y política se hace más capacidad de tra¬bajo que permita realizar todas las tar-
imperativa aun en la etapa inicial en la construcción de eas, grandes o pequeñas independientemente del puesto
un Partido Revolucionario: es un factor fundamental o categoría que se ostente.
para evitar caer en alguna de las tres patas de la influ-
encia burguesa en las filas revolucionarias el reform- La tercera característica del cuadro revolucionario
ismo electoral, el economismo y el espontaneísmo mili- ligada estrechamente a las dos anteriores es su capa-
tarista. Es lo que permite mantener en todo momento cidad organizativa. El dominio de los métodos, técni-
una actitud científica y la perspectiva de la toma del cas y destrezas necesarias para resolver efectivamente
poder por la clase obrera. Es por eso que la capacidad los diversos problemas de organización que a diario se
de análisis científico no es un lujo para el cuadro; es presentan tanto en las tareas internas como en las tar-
en todo caso, una necesidad imprescindible que so¬lo eas relacionadas con la lucha de masas. La preparación
puede ser adquirida mediante el estudio profundo de y dirección de reuniones, el reclutamiento de nuevos
la ciencia del marxismo-leninismo, de la realidad in- miembros y colaboradores, la planificación de todo tipo
mediata y de su aplicación para resolver los problemas de actividades (políticas y/o militares), la organización
políticos y organizativos. La segunda característica es de círculos de estudio, la preparación de la propaganda
la capacidad de trabajo. Este factor es de fundamental y la agitación revolucionarias, la redacción de artículos,
importancia en los cuadros revolucionarios ya que es el la participación en y la organización de actividades de
medio para que la teoría y los análisis puedan contribuir masas, los métodos de trabajo legales e ilegales el desar-
a la transformación de la realidad social. La capacidad rollo de una mentalidad conspirativa, etc., no se “apre-
de trabajo presupone una gran disposición para la re- nden” solo a través de la teoría hay que desarrollar una
alización de todas las tareas que el proceso revolucio- practica, acumular y filtrar unas experiencias concretas
nario exige. El cuadro no puede poner objeciones a la que permitan su dominio exitosamente. Desarrollar esa
realización de ciertas tareas, por capricho o preferencia capacidad de for¬ma coherente es una necesidad per-
personal, sino que debe realizar tanto las tareas peque- manente para los cuadros por lo cual el partido tiene
ñas y rutinarias como las de mayor envergadura: desde que desplegar todos los esfuerzos posibles para ase-
la tirada de un boletín hasta la tarea revolucionaria más gurar su desarrollo. Hay que entender que los cuadros
importante. Poner excusas injustificadas para no reali- constantemente tienen que hacer frente a una serie de
zar determinada tarea es una actitud incorrecta y dañina tareas donde no basta tener una buena formación teóri-
a los estilos de trabajo que deben caracterizar a un Par- ca sino además, es necesario el dominio del arte de la
tido Revolucionario. organización política a diferentes niveles. La cuarta
característica es su responsabilidad y disciplina para
Así mismo, la capacidad de trabajo es el mejor antídoto con el estudio y el trabajo. El cuadro nunca se siente
contra el burocratismo y el teoricismo, desviaciones veterano. Siempre tiene que estar dispuesto a estudiar
su¬mamente peligrosas en el desarrollo de las tareas y a profundizar en sus análisis; a trabajar arduamente y
revolucionarias. Ambas conducen a quedarse en meros a evaluar los errores cometidos para superarlos. Debe
trabajos de escritorio, a teorizar sobre una lucha que de- esforzarse por desarrollar unas correctas actitudes hacia
sarrollan otros, a alejarse del trabajo con la clase obrera el estudio y el trabajo y hacia sus compañeros, utili-
y luego, de la base del partido. Estos vicios están muy zando el mecanismo de la crítica y autocrítica de forma
extendidos en los partidos pequeño-burgueses donde permanente.
los jerarcas que ostentan los puestos de dirección po-
nen innumerables remilgos para no ensuciarse las ma- Las tareas revolucionarias suponen una acción conci-
nos con un mimeógrafo o desempeñar alguna otra tarea ente lo que implica que se realicen con entusiasmo ante
Volumen I

el cumplimiento de un deber de conciencia y con unos titudes, estilos de tra¬bajo y capacidad de sacrificio
objetivos claramente definidos. No se trabaja o se estu- congruentes con los objetivos socialistas y comunistas
dia por amor al arte, sino para contribuir al adelanto del por los cuales lucha. Esta comprometido con una moral
proceso revolucionario. Eso amerita el reconocimiento revolucionaria colectiva que prefigura el desarrollo de
de que se es parte de una organización, de un colectivo, un hombre nuevo y una sociedad nueva. Esa moral se
al cual debemos sujetar nuestras preferencias e intereses erige a partir de un combate im¬placable contra el in-
individuales aportando cada cual lo mejor de nuestras dividualismo y todas las manifestaciones de la moral
capacidades. Cada compañero es parte de un engranaje burguesa.
colectivo que para su funcionamiento necesita de cada
una de sus partes; si una parte falla, en mayor o menor Estas características y otras que podrían añadirse con-
medida, se afecta el funcionamiento del todo. figuran lo que debe ser un cuadro revolucionario: un
sujeto in¬tegral dedicado plenamente y comprometido
Por tal razón el cuadro político debe asumir como car- con la lucha por el socialismo y el comunismo tanto
acterísticas permanentes una gran disciplina y respon- en Puerto Rico como a nivel internacional. Ese obje-
sabilidad en el trabajo que permitan el desarrollo efec- tivo debe expresarse armónicamente en todas las áreas
tivo de las tareas revolucionarias. Esa disciplina tiene del quehacer revolucionario. Su desarrollo no puede ser
que ser conciente, basada en los objetivos revolucio- parcializado o limitado a una sola o varias áreas espe-
narios y en la justeza de la acción política para con- cificas. De otra forma lo que tendríamos serian com-
seguirlos. Como se da en un contexto colectivo tiene pañeros capacitados en unas tareas específicas pero in-
que estar sujeta a las normas y reglas le conducta de capaces de des-plegar otras tareas de gran importancia
ese colectivo, que constituye una voluntad de pensam- para adelantar los objetivos revoluciona¬rios. Serian
iento y acción únicas. Por otro lado, la responsabilidad cuadros a medias con limitada capacidad para contri-
implica la plena conciencia de que una falla individual buir a la transformación revolucionaria de la sociedad.
puede afectar a los intereses colectivos; intereses que
se expresan en los distintos compañeros que integran El análisis de nuestra experiencia de varios años y de
la organización y los objetivos por los cuales luchamos otras experiencias revolucionarias internacionales nos
conjuntamente. Por eso cuando fallamos en una tarea ha enseñado que no basta estudiar el marxismo e incluso
no solo le estamos fallando a la revolución sino que conocer al dedillo los textos clásicos para desarrollarse
le estamos fallando también a nuestros compañeros de como cuadro. Eso sin lugar a dudas es fundamental
lucha que van depositando su confianza e intereses fun- pero resulta insuficiente. Así mismo no basta desarrol-
damentales en nosotros. Esa responsabilidad implica lar una práctica política exclusivamente. Es necesario
además, el que las tareas se cumplan efectivamente. No conjugar el estudio de la teoría revolucionaria con el
se trata de cumplir con la tarea asignada para salvar la desarrollo de una practica política al calor de la lucha
responsabilidad y punto. Se trata de cumplirla dentro de clases que ponga a prueba la teoría estudiada y mejor
del grade de excelencia que se exige de cada compa- aun que prepare a los cuadros — y por tanto al partido
ñero, según las capacidades y las circunstancias lo per- — en toda una serie de áreas de la acción revoluciona-
mitan. La chapucería, el simplismo, la improvisación ria que no se aprenden solo con el estudio teórico. Esas
y la dejadez hay que descartarlas. Por el contrario hay características esenciales solo se pueden desarrollar a
que planificar adecuadamente el desarrollo de las tar- través de un complejo y prolongado proceso de estudio
eas para que puedan contribuir al logro de los objetivos y trabajo socialista canalizado por medio de unas es-
revolucionarios teniendo como norte la excelencia y el tructuras organizativas partidarias. Es decir solo dentro
profesionalismo a todos los niveles. de una organización revolucionaria es posible lograr
el desarrollo integral de los cuadros que la revolución
En quinto lugar, el cuadro revolucionario se caracteriza socialista exige. Individualmente uno podrá desarrollar
por una sólida moral revolucionaria, donde el individu- algunas de esas características pero nunca la mayoría
alismo, el egoísmo y el beneficio personal no pueden o la totalidad de las mismas, ni con el grado de calidad
tener cabida. El cuadro tiene que desarrollar unas ac- que es posible dentro de un Partido Revolucionario. En
Tomo I Historia del MST

tal sentido el partido debe aspirar a ser una escuela de además, el conocimiento científico de las concepciones
formación de cuadros, expresión de los intereses funda- del mundo, representadas por la filosofía y los medios
mentales de la clase obrera. para transformar la realidad social a través de la lucha
de clases revolucionaria guiada por los principios de la
Desarrollar una efectiva política de cuadros amerita: 1) teoría marxista.
una fuerte estructura de formación teórica, política y
militar 2) unas estructuras organizativas centralizadas y La filosofía marxista o materialismo dialéctico repre-
democráticas, 3) una política de reclutamiento selectivo senta la unión del materialismo, llevado hasta sus ul-
para asegurar una dirección política de calidad y evitar timas consecuencias, con la concepción dialécticas del
la infiltración enemiga, 4) unas normas de seguridad in- desarrollo social y natural. Es la lucha por la hegemonía
terna y, 5) Una sólida moral revolucionaria. Veamos a entre los dos grandes campos de las concepciones del
continuación cada uno de estos aspectos. mundo: la concepción idealista y la materialista. El ma-
terialismo dialéctico introdujo una verdadera revolu-
El Sistema de Formación Política ción en la filosofía, desarrollando una concepción del
mundo que fundamenta científicamente la supresión de
La construcción y desarrollo de un verdadero Partido la sociedad de clases, la liquidación de la explotación
Revolucionario supone la existencia de cuadros revo- del hombre por el hombre, lo que constituye la misión
lucionarios equipados con unas herramientas teóricas histórica de la clase obrera.
indispensables para la lucha de clases proletaria. Estos
deben asimilar y aprender a utilizar los principios de la El carácter científico es lo que distingue a la teoría
teoría marxista-leninista, la cual implica una ciencia y marxista de las doctrinas socialistas utópicas y de sus
una filosofía cuyo dominio es fundamental para poder variantes actuales. Es lo que permite distinguir a su vez,
desarrollar una practica revolucionaria exitosa. una practica científica y revolucionaria de una que no
lo es. Los socialistas utópicos fundamentaban sus ob-
La formación teórica es el proceso de estudio, edu- jetivos socialistas en principios religiosos, morales o
cación y trabajo a través del cual los cuadros revolucio- jurídicos que no partan de un análisis materialista de la
narios logran una asimilación profunda del conjunto de sociedad burguesa, sino por el contrario, se basaban en
la teoría marxista-leninista; el materialismo histórico y una critica moral de la sociedad. Condenaban la injusti-
el materialismo dialéctico en sus diversas expresiones cia, la desigualdad y la opresión pero no podrán ir más
filosóficas, económicas y políticas aplicados a la practi- allá de esa condena. La naturaleza no-científica de sus
ca y la experiencia del movimiento obrero y revolucio- fundamentos teóricos repercutía sobre la concepción
nario internacional y al análisis de la formación social del mundo, sus propósitos socialistas y los medios de
puertorriqueña. Esa formación solo puede desarrollarse lucha que planteaban para lograr sus objetivos. Por eso
a través de un proceso largo, difícil y contradictorio que solo alcanzaron a diseñar idealmente unos modelos de
relacione dialécticamente la teoría con la práctica. sociedades que no iban más allá de la sociedad burgue-
sa por lo cual fracasaron estrepitosamente en su afán de
Las dificultades que presenta la asimilación profunda reformar la sociedad. Aunque tenían buenas intenciones
de la teoría marxista-leninista están íntimamente rela- y lograron, por lo general, prefigurar rasgos de la futura
cionadas con el carácter científico y revoluciona¬rio sociedad socialista no pudieron ser verdaderos revolu-
de esa doctrina. Carlos Marx fundo una nueva cien- cionarios y sus ideas quedaron sin aplicación practica
cia que revoluciono el pensamiento y la acción de su real. Eso mismo sucede actualmente con las teorías
época dotando a la clase obrera internacional de unas (utópicas) que no tienen base en el análisis científico de
armas teóricas indispensables para su liberación. El la realidad puertorriqueña.
materialismo histórico o ciencia de la historia, hace
posible el conocimiento de la estructura de las forma- Por el contrario, la teoría marxista por su carácter
ciones sociales, los diversos modos de producción que científico no se queda en una crítica a los principios
las componen, en su historia y desarrollo. Hace posible morales, políticos y jurídicos burgueses sino que reali-
Volumen I

za una crítica materialista de todo el sistema económi- naria, en contacto directo con las masas trabajadoras.
co-social burgués. Crítica que se basa en el análisis y La teoría pierde todo significado si se separa de la prác-
conocimiento del sistema capitalista en su conjunto: en tica de la lucha de clases y esta a su vez, se convierte
sus aspectos económicos, políticos e ideológicos Ese en una acción ciega y sin esencia transformadora si se
conocimiento permite definir los objetivos del socialis- aleja de la teoría.
mo y concebirlo como un modo de producción superior
que sucederá al modo de producción capitalista. Y, por ¿Como Debemos Estudiar El Marxismo?
otro lado, permite, definir los medios de acción para el
desarrollo de la revolución proletaria. En palabras de La consideración del marxismo-leninismo como una
Lenin: “La doctrina de Marx estableció las verdaderas ciencia nos impone, entonces, serias responsabilidades
tareas de un Partido Socialista Revolucionario: no com- hacia esa teoría. No podemos convertir esa afirmación
poner planes de reorganización de la sociedad ni ocu- en una frase vacía y mucho menos acomodaticia.
parse de la prédica a los capitalistas y sus acólitos de
la necesidad de mejorar la situación de los obreros, ni “Sobre todo los jefes deberán instruirse cada vez más
tampoco urdir conjuraciones sino organizar la lucha de en todas las cuestiones teóricas, desembarazarse cada
clases del proletariado y dirigir esta lucha que tiene por vez más de la influencia de la fraseología tradicional,
objetivo final la conquista del poder por el proletariado propia de la vieja concepción del mundo, y tener siem-
y la organización de la sociedad socialista.” pre presente que el socialismo, desde que se ha hecho
ciencia, exige que se le trate como tal, es decir, que se
El estudio sistemático y riguroso de la ciencia marx- le estudie. La conciencia así lograda y cada vez mas
ista-leninista es por tanto necesario para comprender lúcida debe ser difundida entre las masas obreras con
en toda su magnitud el carácter revolucionario de esa celo cada vez mayor, se debe cimentar cada vez más
teoría y poder desarrollar los instru¬mentos científicos fuertemente la organización del partido, así como la de
indispensables para el análisis de la lucha de clases en los sindicatos.” Estas observaciones de Federico En-
nuestro país y a nivel internacional. En síntesis, para gels, uno de los fundadores del socialismo científico,
hacer posible una práctica verdaderamente científica tienen una importancia y vigencia actual incalculable,
que haga posible la transformación revolucionaria de para todos los marxistas. Las mismas plantean varios
la sociedad. Sin teoría revolucionaria no puede haber problemas de capital importancia.
lucha revolucionaria. La teoría marxista-leninista es
la guía que permite desarrollar una práctica correcta y a) La responsabilidad especial que tienen los dirigentes
consecuente evitando las desviaciones de los objetivos revolucionarios de educarse en la teoría marxista.
revolucionarios. Para dirigir una lucha revolucionaria
hay que estar debidamente preparado, con unas her- b) La necesidad de que éstos se desembaracen de la fra-
ramientas teóricas que permitan una sólida formación seología burguesa y asuman una concepción científica
política, ideológica y militar: el dominio de la ciencia proletaria.
marxista-leninista aplicada al análisis de la realidad na-
cional e internacional y a las tareas políticas cotidianas. c) El reconocimiento de que el marxismo es una ciencia
En tal sentido es que debemos entender las alecciona- que, como toda ciencia, amerita que se le estudie metó-
doras palabras de Lenin: “solo un partido dirigido por dicamente.
una teoría de vanguardia puede cumplir la misión de
combatiente de vanguardia.” d) Que esa formación científica debe ser difundida en-
tre las masas obreras para fortalecer cada vez más la
Para poder asimilar la esencia científica de la teoría organización del Partido Revolucionario.
marxista hay que desarrollar una práctica social que
incluya los dos polos que la determinan: una práctica Sin lugar a dudas Engels sintetiza magistralmente la
científica concreta de formación en la teoría marxista- actitud que debemos asumir, particularmente los diri-
leninista, y la práctica de la lucha de clases revolucio- gentes, hacia la teoría marxista: estudiarla profunda y
Tomo I Historia del MST

críticamente y difundirla entre la clase obrera, como mutilan la efectividad de la acción política.
expresión del reconocimiento de su carácter científico
y revolucionario. Tenemos entonces, la obligación de Ambas interpretaciones son ideas falsas de la ciencia
tratar la teoría marxista como lo que es, una ciencia, marxista que castran la esencia de ésta y ponen a los
tomando conciencia de lo que implica la naturaleza y revolucionarios a repetir frases vacías, sin contenido
desarrollo de la misma. Dependiendo de la concepción real para dirigir la lucha de clases. El marxismo, por
que nos hagamos de la teoría marxista, en esa medida el contrario, solo se desarrolla mediante un intenso tra-
tendrá o no tendrá utilidad para la interpretación trans- bajo teórico, largo y complejo. Sometiendo los datos
formación de la realidad. que nos brinda la experiencia a una crítica profunda, a
un cuestionamiento intenso donde podamos ir más allá
Cuando Engels nos dice que tratemos al socialismo de las apariencias y llegar hasta la esencia real de los
como ciencia nos está alertando precisamente, del peli- fenómenos sociales. Para el marxismo no hay dogma
gro de no hacerlo así, de la tendencia a tratar el marx- sagrado que no resista la crítica y la investigación pro-
ismo como un dogma o como una teoría empirista. La fundas, sin lo cual no podría desarrollarse. Si partimos
concepción dogmática se refiere a ver el marxismo de que la teoría marxista es científica debemos pues,
como un conjunto de verdades acabadas que no necesi- contribuir a su desarrollo, a través de la producción de
tan corroboración alguna sino que hay que aceptarlas conocimientos nuevos, haciendo descubrimientos que
ciegamente. De tal forma se concluye que no es nec- permitan fortalecer el arsenal teórico de los revolucio-
esario desarrollar y enriquecer el marxismo y se prom- narios.
ueve una visión acrítica del estudio teórico. El estudio
se reduce a recitar citas y párrafos enteros de los tex- La asimilación crítica y el desarrollo de la ciencia marx-
tos clásicos sin reflexionar sobre el verdadero signifi- ista es una necesidad urgente y vital para los revolucio-
cado de éstos. Al tratar el marxismo como un dogma narios puertorriqueños en esta etapa.
impedimos su desarrollo; nos acostumbramos a repetir
sus resultados indefinidamente tratando de aplicarlos a) Por el subdesarrollo de las ideas marxistas en Puerto
mecánicamente a una realidad que estamos incapacita- Rico, evidenciado en la débil producción teórica y la
dos para interpretar. Así mismo, castramos su carácter hegemonía del nacionalismo burgués y pequeño-bur-
revolucionario ya que esa incapacidad de interpretación gués en el movimiento revolucionario. El aspecto prin-
científica conduce a una práctica sin sentido para lograr cipal de esta etapa es la inexistencia de un verdadero
la transformación de la realidad. De ciencia el marx- partido Revolucionario.
ismo se convierte, entonces, en una teoría muerta y mo-
mificada que no produce descubrimiento alguno y lleva b) Por la gran complejidad que nos plantea el desarrollo
a los revolucionarios a desarrollar visiones idealistas y pasado y presente de la formación social puertorrique-
metafísicas de los procesos sociales. ña y su relación con la formación social de los Estados
Unidos.
Por otro lado la visión empirista consiste en tratar la
ciencia marxista como una suma de datos, como una c) Por la evidente complejidad de las tendencias in-
teoría basada principalmente en la experiencia senso- ternacionales de la lucha de clases; particularmente la
rial, en lo que podemos percibir directamente sin ad- paradójica situación de crisis del imperialismo y avance
entrarnos en la esencia de los fenómenos sociales y las de las luchas populares, y por otro lado, las graves de-
relaciones que existen entre estos. Esa visión conduce a formaciones y retrocesos desarrollados en países que se
desarrollar un análisis de los procesos percibiendo sólo encuentran en la etapa de transición del capitalismo al
lo que está en la superficie. La concepción empirista socialismo.
desdeña el estudio teórico y sobrestima la práctica
ciega como factor principal para el conocimiento de la Estos son problemas que enmarcan el desarrollo de la
realidad. Esto conduce al desarrollo de análisis superfi- teoría revolucionaria en nuestro país y que para enfren-
ciales, basados en la experiencia práctica que a su vez tarlos de manera efectiva tenemos que aplicar la teoría
Volumen I

marxista-leninista creadoramente cuidándonos mucho se han dedicado a interpretar la realidad, de lo que se


de caer en posiciones anti-científicas. El dogmatismo y trata es de transformarla”) y por tanto de la esencia de
el empirismo no están ajenos a los revolucionarios puer- la ciencia marxista, la dialéctica teoría-práctica.
torriqueños, son problemas que reflejan actualmente
en nuestra teoría y práctica revolucionaria a diferentes La variante empirista se refleja constantemente en la
niveles, como rasgos esenciales del desarrollo incipi- mayoría de las fuerzas revolucionarias en el practi-
ente del marxismo en Puerto Rico. cismo de todo tipo: desde el reformismo y el econo-
mismo hasta el espontaneísmo militarista. Por lo gen-
La variante dogmática se evidencia en diversas .posicio- eral la práctica de las organizaciones caracterizadas por
nes políticas donde se plantea el desarrollo de las tareas estas tendencias evidencia un bajo contenido teórico.
revolucionarias (construcción del partido, la formación Sus principales posturas políticas están preñadas de un
teórica, el ganarse a los elementos más avanzados de subjetivismo crónico donde se toman los deseos pro-
la clase obrera, el debate ideológico, etc.) basado en pios como medida de la realidad. Donde sólo hay refor-
abstracciones o formulas vacías de contenido real. Se mas parciales ellos ven “avances significativos”; donde
hace un esquema de lo que supuestamente sucedió en solo hay luchas económicas ellos ven luchas “de claro
otro país y parten de ahí para sostener sus posiciones en contenido político”: donde solo hay indignación ante la
Puerto Rico. Pero como todo esquema, no logran captar represión ellos ven acciones de guerra. Son incapaces
la totalidad; las condiciones materiales, las tendencias de distinguir lo concreto de lo general, las tendencias
de la lucha de clases, etc. Se quedan rasgando la super- de la totalidad, precisamente porque se envuelven en
ficie y terminan caricaturizando procesos sumamente una práctica irreflexiva que incapaz de transformar la
complejos y contradictorios. Ese estudio insuficiente y realidad conduce al ilusionismo y al aventurerismo.
parcial propio de los metafísicos, solo sirve para justi-
ficar posiciones prehechas que en nada contribuyen al Ante el dogmatismo y empirismo debemos insistir
desarrollo de las tareas revolucionarias. Por otro lado permanentemente en que para poder hacer un análisis
ese esquematismo lleva a asumir posiciones sectarias científico de la realidad es necesario: 1) dominar las
y olímpicas respecto a otras organizaciones donde lo herramientas teóricas indispensables para interpretar la
que priva es una actitud subjetivista que no busca cor- realidad objetivamente; 2) investigar y cuestionar esa
roboración en la práctica social sino que se contenta realidad para obtener información detallada y minu-
con auto titularse marxista-leninista y regodearse en ciosa de cada situación concreta en sus diversas par-
las “críticas” contra todo aquel que no encaje en su es- ticularidades y en su desarrollo histórico y 3) realizar
quema. un trabajo político sistemático, ligado a las masas para
conocer sus necesidades, aprender de éstas, aquilatar su
Esa aproximación dogmática a la realidad nacional e in- nivel de conciencia y trazar los objetivos revoluciona-
ternacional producto de una asimilación parcial y defor- rios en cada etapa Cualquier otra actitud podrá ser todo
mada de la teoría marxista, a falta de análisis concretos menos científica.
lleva, a compañeros a apelar a la guerra de citas de los
clásicos del marxismo a guisa de debate ideológico; re- Problemas Particulares en la Formación Teórica
piten lo que dijo Marx, Lenin o Mao pero son incapaces
de analizar por cuenta propia. De esta forma convierten Como hemos señalado ya los cuadros se forman para
el marxismo en una nueva religión y sus organizaciones contribuir a la transformación revolucionaria de la re-
en sectas incapaces de pensar por sí mismas. También alidad social en que se desenvuelven. Esa tarea general
encontramos aquellos que asumen la posición de que lleva implícita la necesidad de aplicar la teoría a la lu-
debemos dedicarnos a estudiar los clásicos del marx- cha de clases proletaria lo cual se especifica a distintos
ismo y solo cuando hayamos culminado su estudio en- niveles: el análisis de situaciones concretas, el debate
tonces plantearnos una práctica: los teoricistas. Estos, ideológico, la solución de problemas organizativos, la
obviamente, se han olvidado de la Undécima Tesis de preparación de artículos teóricos para ser difundidos
Marx sobre Feurbach (“Hasta el momento los filósofos entre la militancia revolucionaria y los elementos más
Tomo I Historia del MST

avanzados de la clase obrera, etc. En otras palabras la ideológico de la burguesía sobre toda la sociedad con-
asimilación de la teoría marxista debe conducir a la pro- stituyen obstáculos formidables para el desarrollo in-
ducción de análisis específicos de alto contenido cientí- telectual de éstos. Situación que sólo puede alterarse
fico que permitan a la organización desarrollar una haciendo accesible a la clase obrera “desde afuera” la
práctica social verdaderamente revolucionaria. Esa, sin teoría revolucionaria, a través de los intelectuales, alte-
lugar a dudas, no es una tarea sencilla, por el contrario rando así, las condiciones materiales de los elementos
presenta una serie de problemas que hay que enfrentar mas avanzados y decididos de la ciase obrera. Hay que
correctamente. Veamos. fundir la teoría revolucionaria con la lucha de clases
proletaria, partiendo de la situación objetiva de la clase
El proceso de formación de los cuadros es un proceso obrera (su ligazón directa con los medios de producción
lento, difícil y contradictorio que cubre un largo perio- y las condiciones que sufre a diario) que, paradójica-
do de tiempo. En Puerto Rico esa situación es aún más mente, constituye un punto de partida esencial para la
seria dada la débil difusión que hasta el momento han asimilación de las ideas marxistas basado en la expli-
tenido las ideas marxistas y la .hegemonía del naciona- cación científica de su situación como clase explotada
lismo en el movimiento revolucionario. En este país no del régimen capitalista. Por eso cuando la teoría marx-
contamos con una tradición marxista revolucionaria que ista prende profundamente en la clase obrera, encuen-
sirva de base, desde una perspectiva crítica, a un pro- tra su realización como teoría revolucionaria y no hay
ceso de formación y lucha teórica. Peor aún, la difusión fuerza capaz de evitar que ésta emprenda el camino de
del marxismo ha estado matizada, por lo general, por la su liberación definitiva.
influencia de la ideología burguesa y pequeño-burguesa.
En ese contexto es particularmente difícil la formación Por otro lado, hay que ser concientes de que los desn-
política de los elementos obreros por el bajo nivel in- iveles en la formación cultural, intelectual y política de
telectual de estos, la ausencia de memoria histórica de las masas trabajadoras se reflejan en el seno del Partido
la clase, la ausencia de una experiencia de lucha sin- Revolucionario. Esos desniveles deben ser tornados en
tetizada en unas lecciones y el limitado desarrollo del cuenta para poder organizar efectivamente la formación
trabajo político con la clase obrera directamente en las política de cada compañero. Una adecuada política de
fábricas, desde una perspectiva revolucionaria. cuadros no puede ignorar esos desniveles, sino que los
reconoce y actúa sobre ellos conscientemente ubicando
De otra parte, aún en circunstancias más propicias, la a los miembros en los niveles de la organización en que
formación en el marxismo presenta dificultades obje- pueden ser más efectivos políticamente según su capa-
tivas que no es fácil franquear para una organización cidad y ritmo de desarrollo teórico-político. Precisa-
revolucionaria. La teoría marxista-leninista, aunque mente de esa realidad deducen las categorías de mili-
representa los intereses objetivos de la clase obrera, tancia (cuadros, militantes, afiliados, etc.) que mantiene
no surge como un producto directo de la práctica es- un Partido Revolucionario y estructuras de educación
pontánea de esa clase. Ha sido producto del esfuerzo política que desarrolla.
teórico y práctico de intelectuales que poseían un gran
desarrollo cultural: Marx, Engels, Lenin. Intelectuales No empece las dificultades que el proceso de formación
que proviniendo de las filas de la burguesía y la pequeña de los cuadros implica en un Partido Revolucionario
burguesía, asumieron la defensa y la visión de mundo la formación teórica no puede convertirse en monopo-
de la clase obrera. Ligando los desarrollos teóricos a la lio de especialistas o intelectuales. El partido tiene que
práctica y experiencia de la lucha de clases proletaria buscar constantemente los medios para evitar caer en
fundaron y desarrollaron la ciencia marxista-leninista. esa desviación, para lo cual debe estar bien conciente
de la naturaleza específica de la formación teórica.
No podía ser de otra manera. Las condiciones materia-
les en que trabajan y viven los obreros, la enajenación, La formación teórica envuelve varios elementos que
la división social del trabajo, el embrutecimiento y el no podemos olvidar: estudio, reflexión e investigación.
acceso limitado a la cultura y la ciencia, y el dominio Eso implica la existencia de unas condiciones materia-
Volumen I

les indispensables para su realización. Tener acceso a extender lo más posible la formación teórica entre el
múltiples materiales de información (libros, revistas, mayor número de éstos y educarlos constantemente en
etc.) que por general son costosos y difíciles de ad- la teoría para hacer de ellos cuadros revolucionarios
quirir; tener tiempo disponible para leer, bosquejar, integrales capaces de analizar y comprender científica-
anotar, consultar fuentes adicionales de información y mente la realidad social y de ayudar al partido a elabo-
reflexionar críticamente sobre lo leído; contar con unas rar, en cada etapa, su estrategia y su táctica.
condiciones mínimas para realizar estudio y la investig-
ación tales como lugar adecuado, tranquilidad, etc. No se puede permitir bajo ninguna circunstancia que la
producción teórica sea patrimonio de los dirigentes y la
Sin esas condiciones es muy difícil sino imposible re- práctica social tarea de los militantes de base. Precisa-
alizar un trabajo teórico con la seriedad y profundidad mente es función principal del partido evitar que se re-
que nuestra lucha exige. Un militante que trabaja ocho produzca en su seno la división entre trabajo intelectual
horas en una fabrica, que llega a su casa extenuado por y trabajo manual (entre teoría y práctica) propia de las
el esfuerzo físico y mental que ese trabajo exige, que relaciones capitalistas de producción. La socialización
tiene que bregar con múltiples problemas familiares de la producción teórica solo es posible si se combina
(cuidado y educación de los hijos, etc.) entre otras co- efectivamente la formación colectiva con la individual.
sas, difícilmente podrá sacar tiempo suficiente y gen- Esa socialización de la teoría permite crear una amplia
erar la motivación necesaria para poder producir teóri- base de cuadros cuya experiencia teórico-práctica se
camente. convierte en un mecanismo de selección de los más
disciplinados y rigurosos en el estudio y desarrollarlos
La forma incorrecta en que se ha bregado con tales como teóricos marxistas. Cuadros que puedan priorizar
condiciones en los partidos pequeño-burgueses ha traí- en la investigación científica, producir nuevos desar-
do como consecuencia el que se reproduzcan en estos rollos que sean propagados entre toda la militancia y
partidos la división entre la teoría y la práctica, lo cual sintetizados en posiciones políticas de gran contenido
ha constituido un serio obstáculo para la formación revolucionarios.
política de los cuadros y militantes. Los obreros y tra-
bajadores que se integran a estas organizaciones, dadas Conciente de esa responsabilidad el partido debe desar-
las difíciles condiciones en que tienen que vivir y tra- rollar la capacidad para planificar adecuadamente todas
bajar, se dedican principalmente a las tareas prácticas, las tareas, darle prioridad al desarrollo teórico de los
partiendo de la falsa noción de que éstas no requieren cuadros y crear las condiciones internas optimas para la
un alto nivel de estudio y reflexión, desarrollando por producción teórica sistemática.
tanto una práctica sin sentido que no solo es incapaz de
transformar la realidad, sino además incapaz de ayu- El logro de tales objetivos nos plantea una realidad
dar a cuestionar las prácticas y posiciones burguesas y inescapable: la asimilación del marxismo-leninismo y
pequeño-burguesas de la organización a que pertenecen. su aplicación a la realidad social por parte de la mili-
Se opera entonces una división de tareas que deja en ma- tancia revolucionaria implica que el partido debe hacer
nos de los dirigentes, quienes por lo general poseen un esfuerzos supremos en esa dirección. Ese propósito
nivel intelectual más elevado y más tiempo disponible, solo puede asegurarse a través de la organización de
la elaboración de las posiciones políticas partidarias. El
un Sistema de Educación Política estable y permanente
resultado es claro: las capacidades de los militantes se donde se combinen efectivamente el esfuerzo individ-
mutilan y el partido se hunde en el reformismo. ual y el esfuerzo colectivo; la investigación teórica in-
dividualizada o selectiva y la discusión y debate colec-
Para poder enfrentar esos problemas efectivamente el tivo. Todo ello aspirando a lograr una formación teórica
Partido Revolucionario tiene que socializar la formación sólida, metódica y coherente. Dicho sistema debe estar
teórica entre todos sus miembros. Las tareas teóricas y definido por las siguientes estructuras, entre otras: 1) un
prácticas deben ser responsabilidad colectiva, de todos plan de lecturas adecuado a los objetivos planteados;
los miembros de una organización por lo cual hay que 2) una red de círculos de estudio permanentes y una
Tomo I Historia del MST

estructura central de coordinación.


Tales estructuras son indispensables por las siguientes b) Desarrollar verdaderos cuadros políticos marxista-
razones: leninistas con una sólida formación teórica y una con-
ciencia crítica que les permita analizar científicamente
a) Para garantizar que la educación de los cuadros no la realidad nacional e internacional.
sea una abstracción sujeta a los vaivenes de una prác-
tica sin sentido (practicismo) sino una prioridad real c) Romper con los esquemas idealistas y metafísicos
sin la cual ningún partido puede cumplir su función de de análisis que conducen a serias desviaciones burgue-
vanguardia. sas en la interpretación de la realidad y que perpetúan
actitudes nocivas en el estudio y el trabajo político.
b) Para establecer una coordinación centralizada y
armónica que asegure la estabilidad y funcionamiento d) Estimular el estudio y la investigación científica
de los diferentes niveles y estructuras, como círculos de contribuyendo al desarrollo del marxismo-leninismo
estudio, seminarios, etc., manteniendo la mayor unifor- como ciencia.
midad posible en torno a las materias de estudio. Esto
evita la dispersión (que en un sitio se estudie marxismo- Principales Áreas de Estudio
leninismo y en otro sitio algo diferente) y contribuye
a dirigir el desarrollo político de los miembros hacia Para concretizar los objetivos señalados es necesario
aquellas materias que orienten nuestra acción política desarrollar un Plan de que cubra las siguientes Áreas de
con la clase obrera. Además, permite una distribución Estudio entre otras:
de recursos humanos, materiales y guías de estudio de
acuerdo a las necesidades formativas de la organización a) Materialismo Histórico y Materialismo Dialéctico
y de sus integrantes. (Marx, Engels, Lenin)

c) Para hacer posible el desarrollo de un efectivo 1) Economía


sistema de evaluación del funcionamiento de los cír- 2) Filosofía
culos, etc. y aquilatar el avance y aprovechamiento de 3) Sociología y Política
los miembros; que áreas han resultado fortalecidas y en
cuáles se han evidenciado deficiencias o lagunas teóri- b) Teoría Leninista del Partido Revolucionario
cas. Permite además, el intercambio fructífero de ex-
periencias. técnicas pedagógicas y métodos de estudio c) Las Revoluciones Sociales
que pueden contribuir al desarrollo del proceso de for-
mación política en su conjunto. En tal sentido la crítica 1) La Revolución Rusa
y la autocrítica sistemática, a través del debate franco 2) La Revolución China
puede contribuir a la superación de actitudes y estilos 3) La Revolución Vietnamita
de estudio dañinos y contraproducentes. 4) La Revolución Cubana

Objetivos del Estudio en Esta Etapa d) El Desarrollo del Capitalismo en Puerto Rico

Para dotar a nuestros cuadros de una sólida formación e) Conceptos, Categorías y Experiencias del Arte Mili-
teórica y política tenemos que implementar un Sistema tar
de Educación Política que cumpla los siguientes objeti-
vos concretos, entre otros: 1) Marxismo y Lucha Armada (Marx, Engels, Len-
in)
a) Desarrollar en nuestros cuadros y militantes un 2) La Guerra Revolucionaria en China y Vietnam
claro conocimiento y utilización del marxismo-lenin- 3) Experiencias Revolucionarias en América Latina
ismo como ciencia del desarrollo histórico.
Volumen I

Los Círculos de Estudio la organización. Dicho plan será preparado en consulta


con la estructura nacional encargada de coordinar todas
Las estructuras básicas del programa de educación las tareas relacionadas con la educación política.
política deben ser los círculos de estudio. Estos son or-
ganismos colectivos de debate y discusión política or- 2) Cada círculo deberá reunirse una vez por semana y
ganizados según los desniveles educativos existentes en cada reunión debe cubrir un periodo de tiempo que per-
nuestra membresía y las diferentes categorías políticas mita el desarrollo efectivo de la discusión. Partiendo
que establece la organización. Son las estructuras fun- de que la mayoría de los miembros de un círculo son
damentales de nuestro plan permanente de educación trabajadores por lo cual tendrán que, por lo general, re-
política y en ellas deben participar, según su nivel de unirse durante las noches, aconsejamos un periodo de
membresía, todos los compañeros, sin excepción al- discusión de tres horas por lo menos. En los casos de
guna. círculos cuyas materias de estudio sean más complica-
das y ameriten tiempo adicional para tareas de inves-
No podemos concebir la educación política como una tigación, lecturas suplementarias, etc. aconsejamos re-
“escuelita” donde luego de aprobar unos cursos uno se unirse cada 15 días durante un periodo de seis horas.
gradúa y se convierte en “cuadro”. Igualmente la for-
mación política no puede depender de caprichos o pref- 3) Cada círculo debe tener un encargado designado por
erencias personales por tal o cual materia de estudio. la estructura correspondiente cuya función será mod-
Mucho menos el que cada cual determine, a su gusto, erar y canalizar la discusión, aclarar dudas o preguntas
cuando y con que frecuencia estudiar. En un Partido que puedan surgir, velar por una correcta dinámica de
Revolucionario la educación de los cuadros y demás discusión y promover la evaluación del desarrollo indi-
miembros tiene que ser un proceso permanente y oblig- vidual y colectivo de los componentes del círculo.
atorio para todo el mundo sin importar los años que se
tengan “en la lucha” o el puesto que se ocupe. La neces- 4) Cada círculo realizará evaluaciones periódicas donde
idad del estudio es permanente, no termina siquiera con tomará en cuenta los siguientes aspectos: a) dinámica
la toma del poder, por lo cual resulta ridículo graduarse de discusión, b) profundidad con que se han estudiado
como “cuadro” en una lucha inconclusa que requiere y comprendido las lecturas, c) deficiencias y lagunas
una preparación rigurosa en el marxismo-leninismo si principales, d) desarrollo individual de cada compañe-
se quiere dirigir exitosamente la lucha revolucionaria. ro, e) problemas que hayan limitado el funcionamiento
La educación política es un pilar fundamental de una del círculo como colectivo (dificultad para conseguir
organización revolucionaria, por lo cual tiene que estar algunas lecturas, etc.) y f) el funcionamiento del encar-
reglamentada y planificada como una tarea continua a gado, etc.
través de los círculos de estudio. Por tal razón, tanto
el miembro más reciente como el Secretario General Estas evaluaciones deberán entregarse a las estructuras
y demás dirigentes de la organización tienen que estar correspondientes para que conjuntamente se puedan re-
ubicados en sus respectivas estructuras de formación mediar y corregir las principales deficiencias o limita-
política. ciones señaladas en la evaluación.

Los círculos de estudio, como estructuras colectivas de 5) Cada compañero integrante de un círculo de estudios
formación política, deben estar organizados de tal for- debe cumplir, como una obligación necesaria para su
ma que puedan garantizar su funcionamiento efectivo. formación, con varios requerimientos importantes:
De ahí que deban observar en su funcionamiento las
siguientes normas, entre otras: a) Preparar bosquejos de las lecturas a discutirse
donde se incluyan aquellos puntos a que debe darse de-
1) Deben establecer un Plan de Lecturas o agenda de staque en la discusión y las dudas que el compañero
discusión que variará según el nivel de sus integrantes, tenga de lo leído.
sujeto al Plan General de Lecturas establecido para toda
Tomo I Historia del MST

b) Leer detenida y responsablemente cada texto asig- de todo el círculo de estudio. Sin embargo, debe ser
nado para la discusión. El compañero debe sentirse responsabilidad del encargado preocuparse y velar por
preparado para discutir y debatir sobre los principales que la misma sea lo más provechosa posible. El encar-
temas de la lectura al llegar al círculo. De ser necesario gado debe, pues, estar siempre pendiente de cualquier
debe solicitar al encargado o plantearlo en el círculo problema que pueda surgir a este respecto y fomentar la
sugerencias sobre lecturas que amplíen el tema en dis- búsqueda de soluciones lo más rápido y efectivamente
cusión. Igualmente debe sentirse en la mayor libertad posible.
de solicitar ayuda para clarificar dudas o planteamien-
tos controversiales. Seminarios Especiales

c) Asistir regular y puntualmente a las reuniones del Además de los círculos de estudio permanentes es
círculo. Esta es una necesidad vital para garantizar la necesario desarrollar otros mecanismos de estudio y
estabilidad del círculo y asegurar el máximo de aprove- discusión que aseguren la formación política de los
chamiento individual y colectivo. miembros de la organización y que a su vez, permitan
la elaboración de la línea política de ésta. Uno de es-
Es de fundamental importancia que cada compañero pl- tos mecanismos lo constituye la celebración periódica
anifique su tiempo durante la semana para cumplir con de Seminarios Especiales, donde puedan participar los
las responsabilidades del círculo. Así como se programa cuadros y militantes según los criterios y categorías de
la repartición de un boletín o una reunión administrati- militancia establecidos.
va de alguna estructura, debe organizar científicamente
su tiempo para realizar las lecturas, hacer los bosquejos Los Seminarios Especiales (nacionales o locales) son
y prepararse adecuadamente para los círculos de estu- un instrumento esencial para socializar la formación
dio. La organización debe ser la principal responsable teórica entre todos los miembros de la organización ya
en propulsar la correcta planificación de las tareas para que permiten homogenizar la línea política de ésta a
asegurar que los miembros puedan priorizar realmente través del debate político; el intercambio de experien-
en su educación política. cias y el confrontamiento de distintos puntos de vista
sobre diversos problemas. Constituyen un marco de
6) Cada círculo determinará colectivamente, según su participación y discusión, mucho más amplio y rico que
criterio, la forma o método más conveniente para llevar los círculos de estudio; que permite a los compañeros
a cabo la discusión (resúmenes de los planteamientos ampliar perspectivas y corregir, superar o fortalecer sus
principales de la lectura y discutir críticamente en torno posiciones. Además, les permite tomar conciencia de
a ellos; introducción general del tema y discusión en cuáles son sus limitaciones ideológicas principales.
base a dudas o planteamientos controversiales, etc.)
pero tomando en cuenta los siguientes elementos de la Para asegurar su efectividad estos seminarios deben
dinámica: tener un carácter deliberativo y estar acompañados de
una rigurosa planificación: una bibliografía que incluya
a) Evitar el monopolio de la discusión por uno o las lecturas que se deben estudiar como preparación
varios compañeros en particular. para el seminario; un bosquejo guía o documento so-
b) Estimular por todos los medios posibles (asignan- bre el tema a tratarse que permita canalizar correcta-
do resúmenes, haciendo preguntas directas, etc.) la mente la discusión; dar tiempo suficiente tanto para la
participación de todos los compañeros. preparación individual como para la discusión previa
c) Establecer unas correctas normas de debate que en los círculos de estudio; y, un formato interno que
eviten interrupciones innecesarias y disgreciones injus- permita la más amplia discusión y debate franco entre
tificadas del tema de discusión. todos los participantes, etc.

La dinámica de discusión, dado su carácter colectivo, Sin duda, este tipo de actividad además del objetivo
no debe depender de un compañero en particular sino concreto que persigue, tiende a crear en la organización
Volumen I

una positiva tradición de debate ideológico basada en lación verdadera del marxismo y la elaboración de una
la plena libertad de participación individual y colectiva, línea política revolucionaria.
elementos sin los cuales es imposible lograr una asimi- Continúa en parte III.

Concepción de Partido III


Principios de organización
Revista El Militante
Movimiento Socialista Popular MSP
Nota: Este es el tercero y último de una serie de artículos hacia el derrocamiento de la dominación burguesa-im-
sobre nuestra concepción de Partido Revolucionario. Al perialista, el establecimiento de la dictadura del pro-
publicarlo queremos contribuir a profundizar el debate letariado y la construcción del socialismo, el partido
que sobre este importante tema se viene desarrollando necesita desarrollar una voluntad de lucha única (uni-
en diversos sectores de la izquierda puertorriqueña. dad de propósitos) basada en una disciplina rigurosa
y conciente que aún en las más difíciles condiciones
Principios de Organización mantenga la unidad de la dirección y acción de la clase
obrera. Es decir, ¿Cómo unificar bajo una perspectiva
Las estructuras organizativas que desarrolla un Partido revolucionaria y dirección única los distintos recursos
Revolucionario son un elemento esencial para que este partidarios (provenientes de distintas clases y sectores
pueda llevar a la práctica sus objetivos fundamentales y sociales) en un proceso caracterizado por graves y pro-
cumplir realmente las tareas cotidianas que tales objeti- fundas contradicciones de clase? De ahí es que surge
vos exigen. Son, podría decirse, el esqueleto básico que precisamente el principio del centralismo democrático
asegura la unión de la teoría con la practica en función como elemento rector de la vida interna del partido.
de la estrategia y la táctica del partido revolucionario:
permiten la ejecución de las tareas de forma organizada Centralismo y democracia son dos polos esenciales de
y hacen posible la elaboración de los mecanismos nec- la construcción y desarrollo del partido dirigido hacia
esarios para ligar a la organización con las masas y el un mismo objetivo: la unidad de acción. Ese par contra-
reclutamiento de nuevos miembros y colaboradores. dictorio se expresa en una disciplina férrea de aplicación
general (centralismo) que para llegar a ser tal tiene que
Por consecuencia las estructuras, tanto nacionales como ser conciente (democracia). Sin disciplina férrea, sin
locales, deben estar basadas en varios principios de or- centralismo, no puede hablarse de una voluntad de ac-
ganización esenciales desde una perspectiva marxista ción revolucionaria dirigida hacia un objetivo común.
revolucionaria: el centralismo democrático, la selec- La dispersión, el que cada cual asuma la línea de acción
tividad partidaria (el reclutamiento selectivo y las cat- que le parezca más correcta independientemente de la
egorías de militancia), un sistema de evaluación perma- colectividad, divide las fuerzas y disipa la efectividad
nente y la seguridad y la compartimentación estricta y de la acción revolucionaria. Sin plena conciencia de
coherente. De tal suerte que el partido pueda resolver porque se lucha no puede hablarse tampoco de discipli-
creadoramente la multiplicidad de contradicciones que na férrea que unifique realmente a los revolucionarios;
mueven el desarrollo de su política organizativa y el en el momento menos esperado la “unidad” así lograda
proceso revolucionario. se hace añicos. Solo la participación democrática puede
producir una disciplina conscientemente revolucionaria
El Centralismo Democrático y una perspectiva partidaria única.

Para poder dirigir la clase obrera y los trabajadores En este punto es pertinente dejar aclarado de entrada
Tomo I Historia del MST

que la democracia interna en un partido revoluciona- untad única) que permita la realización de las tareas
rio no es absoluta; tiene unos límites que demarcan su revolucionarias. Para que el partido pueda cumplir sus
alcance en función de los objetivos fundamentales del objetivos no puede convertirse en un club de debates,
partido. En primer lugar, la democracia interna no pu- dedicado a discusiones interminables sin relación al-
ede extenderse a quienes pretendan predicar y defender guna con el compromiso de transformar la realidad; es
posiciones claramente anti-marxistas o reaccionarias. decir no puede caer en el ultra-democratismo. De ahí la
El carácter marxista-leninista del partido implica que necesidad de que el partido establezca un reglamento o
en su seno no puede haber libertad para defender la estatutos donde se consignen las formas y mecanismos
explotación y opresión capitalistas, el anarquismo, la para ejercer la democracia interna así como las normas
religión, etc., por cuanto el factor básico, elemental, de de disciplina y funcionamiento obligatorias para todo
unidad en un partido revolucionario esta determinado el partido.
por la aceptación y defensa de los principios de la teoría
marxista, los intereses de la clase obrera, el socialismo Centralismo y democracia se combinan para hacer po-
y el comunismo, y la línea política de la organización. sible que la conciencia socialista colectiva que define al
Precisamente, la integración al partido se basa en esos partido pueda hallar su expresión en la práctica revolu-
criterios o principios, nadie que este en desacuerdo con cionaria. Si un punto de la contradicción desaparece, el
los mismos puede ser miembro del partido, mucho me- otro pierde su sentido revolucionario. Centralismo sin
nos tener derecho a determinar la línea política de este. participación democrática degenera en la dictadura de
un grupo o claque dirigente; democracia sin centralis-
En segundo lugar, la democracia interna estará condi- mo degenera en la anarquía y pone al partido, o lo que
cionada por las condiciones objetivas imperantes en quede de el, a merced de los ataques de la burguesía y
la sociedad: legalidad burguesa relativa, represión el imperialismo.
sistemática, dictadura militar, etc. Dependiendo de
las condiciones existentes en la sociedad el partido ¿Cómo se expresa entonces esa unidad contradictoria d
podrá aplicar un margen más amplio o menos amplio centralismo/democracia en una organización revolucio-
de democracia interna. Sin embargo, aun en las condi- naria? O lo que es lo mismo, ¿Cuál es el fundamento,
ciones de represión más feroz, las mismas no pueden real y concreto, del centralismo democrático? Desde el
convertirse, bajo ningún concepto, en una excusa o punto de vista del marxismo revolucionario esa unidad
justificación para que no se busquen todos los medios se expresa a través de la discusión colectiva, basada en
posibles para ejercer la democracia en el partido. Se de- la plena participación de todos los miembros del parti-
ben hacer todos los esfuerzos necesarios para lograr el do. Por tanto el fundamento del centralismo democráti-
máximo de democracia interna compatible con las cir- co es la discusión, el debate ideológico.
cunstancias existentes en el país. En todo momento hay
que buscar creadoramente las formas mas adecuadas Para los revolucionarios marxista-leninista la ley esen-
a la situación concreta; la experiencia del movimiento cial de la dialéctica materialista es la contradicción, la
revolucionario a nivel internacional nos demuestra que ley de la unidad y la lucha de los contrarios. A esos
aun en las condiciones represivas mas duras, un partido efectos Federico Engels y V.I. Lenin han señalado:
revolucionario, tomando todas las medidas de seguri-
dad y compartimentación necesarias, puede ejercer cor- “La vida no es, pues, a su vez, mas que una contradic-
recta-mente la democracia interna, llegando incluso a la ción albergada en las cosas y los procesos y que esta
celebración de congresos y asambleas clandestinas. produciendo y resolviendo de modo constante: al cesar
la contradicción, cesa la vida y sobreviene la muerte.”
En tercer lugar, la democracia interna estará limitada (Engels- Anti-Duhring)
por la necesidad de la acción unificada y centralizada
del partido. Precisamente, el objetivo concrete de la de- “La división de un todo y el conocimiento de sus par-
mocracia interna en un partido revolucionario es lograr tes contradictorias… es la esencia (una de las esencias,
una dirección y acción unificada y centralizada (vol- una de las principales, sino la principal característica o
Volumen I

rasgo) de la dialéctica.” (Lenin)


En tercer lugar, además de tomar en cuenta el caráct-
“La condición para el conocimientote todos los pro- er universal de la contradicción es necesario tomar en
cesos del mundo en su “automovimiento”, en su desar- cuenta su carácter particular. Es decir, aquello que sirve
rollo espontáneo, en su vida real, es el conocimiento de de base para el conocimiento de una cosa, lo que la dis-
los mismos como unidad de contrarios. El desarrollo es tingue cualitativamente (características especificas) de
la “lucha” de los contrarios.” (Lenin) otras cosas o formas de movimiento. Todas las formas
sociales y del pensamiento tienen cada una su propia
“La unidad (coincidencia, igualdad de acción) de los contradicción particular, la cual define su esencia espe-
contrarios es condicional, temporal, transitoria, relati- cífica. Por tanto, cada contradicción amerita un estudio
va. La lucha de los contrarios mutuamente excluyentes particular que incluya: 1) considerar las características
es absoluta, como son absolutos el desarrollo y el mov- de cada contradicción en su conjunto, 2) considerar
imiento.” (Lenin) cada uno de los aspectos de la contradicción y sus car-
acterísticas, 3) determinar cual es el aspecto principal
Estas afirmaciones, aplicadas al desarrollo social y de cada contradicción, el que desempeña el papel di-
político, tienen varios significados de medular impor- rigente en su desarrollo, 4) establecer con claridad el
tancia para la teoría marxista en general y para la teoría carácter antagónico de cada contradicción, etc. En esto
leninista del partido en particular. La concepción ma- reside la particularidad de la contradicción.
terialista dialéctica sostiene que para comprender real-
mente el desarrollo de los procesos naturales, socia-les, En cuarto lugar, esta concepción nos permite evaluar y
económicos, políticos, etc., en fin, de todas las cosas, analizar el movimiento de los contrarios en las distintas
debemos estudiarlas internamente y en sus relaciones. cosas y procesos para poder determinar los meto-dos
Considera el desarrollo de las cosas como un “auto- para resolver las contradicciones. Esto es fundamental
movimiento” interno y que en su movimiento, cada para entender que contradicciones cualitativamente dis-
cosa se encuentra interrelacionada con las demás cosas tintas exigen métodos cualitativamente diferentes para
que la rodean. De suerte que la causa fundamental del resolverlas. Por ejemplo: los métodos utilizados para
desarrollo de las cosas reside en su carácter contradic- resolver la contradicción fundamental de la sociedad
torio interno y no en causas ex-ternas como sostienen capitalista, entre la burguesía y el proletaria-do, no pu-
los metafísicos. Sin negar la importancia de las causas eden ser los mismos que se utilicen para resolver las
externas en un momento determinado, el materialismo contradicciones en el seno del pueblo o en el Partido
dialéctico considera que estas actúan a través de las Revolucionario. Cada contradicción exige un trata-
causas internas, las contradicciones, las cuales consti- miento particular que incluye meto-dos particulares
tuyen la base del desarrollo de las cosas. Que todos los para resolverla.
procesos y las cosas están formados por aspectos con-
tradictorios lo cual constituye su esencia. Ahí reside laLa unidad del partido no escapa a la universalidad de
universalidad de la contradicción. la contradicción. En el partido revolucionario, como en
todas las cosas, existen las contradicciones ex-presadas
En segundo lugar, que todos los procesos y las cosas constantemente en la lucha entre ideas y concepciones
se desarrollan a través de la lucha de los contrarios; diferentes sobre distintos problemas. Si en el partido no
esta lucha es la que hace brotar la unidad de las cosas, se desarrollaran contradicciones ni luchas ideológicas,
unidad que a su vez estará sujeta a una permanente y que ameriten su resolución constante, la vida del par-
superior lucha de contrarios. Es decir, que la interde- tido se acabaría. Hay que entender que las luchas ide-
pendencia y la lucha entre los contrarios existentes en ológicas en el seno del partido son el reflejo de las con-
cada cosa determinan su vida e impulsan su desarrollo. tradicciones de la lucha de clases y las contradicciones
Sin contradicción y lucha de los contrarios no existiría de todas las cosas. Mientras existan las clases sociales,
el desarrollo ni el mundo. Ahí reside la primacía de la sus luchas y contradicciones se reflejaran en el seno del
lucha de los contrarios sobre la unidad de las cosas. partido como contradicciones entre “las ideas correctas
Tomo I Historia del MST

y las erróneas”. (Aun luego de haber desaparecido las Por otro lado, nunca debemos olvidar que ninguna per-
clases. el estado y el partido, seguirán existiendo con- sona posee el monopolio de la verdad. Posiciones que
tradicciones en el seno del pueblo, aunque obviamente inicialmente nos parecen incorrectas, a través del de-
de distinta naturaleza). bate ideológico o al confrontarlas con la práctica, pu-
eden resultar correctas. Mejor aun, nadie nace sabiendo
En ese contexto, la unidad del partido revolucionario se de marxismo, su asimilación es un proceso largo y con-
forja en el choque de distintos puntos de vista y opinio- tradictorio que se desarrolla paso a paso y que amerita
nes a través del debate político. La primacía de la lucha grandes esfuerzos por parte de los miembros del par-
de los contrarios sobre la unidad se expresa en el debate tido. Por eso es necesario evitar que, a base de enunciar
ideológico franco y abierto como instrumento para diri- unos principios generales, se caiga en “estigmatizar”
mir las contradicciones partidarias y lograr una forma como contrarrevolucionarias o anti-marxistas las posi-
superior de unidad. Esto es así por cuanto el carácter ciones contrarias, sin que haya mediado un proceso de
de las contradicciones en el seno del partido revolucio- debate interno que permita establecer con claridad la
nario, como contradicciones en el seno del pueblo, por naturaleza de las posiciones. De esta forma podremos
lo general, es distinto al carácter de las contradicciones determinar correctamente si una posición responde a la
entre la clase obrera y la burguesía. Las contradicciones influencia de la ideología burguesa y a un intento de
en el seno del partido, por lo general, pueden caracteri- entronizar dicha influencia en las filas partidarias o si,
zarse como contradicciones no antagónicas, y las con- por el contrario, responde a la ignorancia, la débil for-
tradicciones entre la clase obrera y la burguesía tienen mación teórica, la confusión ideológica, etc. lo cual nos
un carácter antagónico. Las primeras se resuelven es- permita diferenciar entre los enemigos y los amigos,
tableciendo una distinción precisa entre lo “correcto y sin correr el riesgo de tratar a los amigos confundidos
lo incorrecto”, a través del debate ideológico (critica y como si fueran enemigos irreconciliables.
autocrítica, persuasión, etc.). Las segundas se resuelven
a través de métodos principalmente violentos, des-lin- Por eso, desde un punto de vista materialista dialéctico,
dando campos entre los revolucionarios y el enemigo. además de hacer todos los esfuerzos necesarios y posi-
bles para aplicar los principios del partido a la realidad
Lo señalado es algo sumamente importante para un concreta, hay que garantizar el desarrollo del debate
partido revolucionario. Como hemos dicho ya, el factor ideológico basado en la disposición a aprender de la
básico de unidad en el partido esta determinado por la práctica de la lucha de clases y de las masas trabajado-
adhesión a los principios marxista-leninistas y a la línea ras. y en una permanente actitud critica y autocrítica
política de la organización. Esa es la razón de ser de la para rectificar a tiempo los errores.
organización. Sin embargo, hay que saber diferenciar
las posiciones contrarias o antagónicas a los principios Como ha señalado el ex presidente de China Popular.
de la organización de aquellas que responden a la apli- Mao Tse Tung, el método más correcto para resolver las
cación (correcta o incorrecta) de esos principios a la contradicciones en el seno del pueblo (y el partido) es el
realidad concreta. Sin apartarse de los principios parti- de Unidad-Critica-Unidad. El mismo puede resumirse,
darios, creyendo que se esta actuando conforme a estos, de la siguiente manera:
uno se puede equivocar. Nadie es infalible o a prueba
de equivocaciones. Incluso, partiendo de unos prin- Partir del afán de lograr la unidad de principios.
cipios comunes, al aplicarlos a la realidad pueden sur-
gir interpretaciones y puntos de vista distintos. Esto es Emplear el arma de la crítica para resolver las contra-
así pues, los principios son un punto de partida común, dicciones.
obligatorios para todo el mundo, pero no son una receta
al margen de las contradicciones del pensamiento y la Luchar para conseguir la unidad sobre bases nuevas.
lucha de clases, cuyo mero conocimiento garantice un
acuerdo total entre los miembros de un partido. Emplear este método es necesario por cuanto en cir-
cunstancias normales las contradicciones en el seno del
Volumen I

partido no son antagónicas, pero si no se tratan con mé- logra entonces, es una unidad formal que lejos de re-
todos correctos pueden asumir un carácter antagónico, solver las contradicciones las hace antagónicas forzan-
poniendo en peligro la necesaria unidad del partido. Cu- do la represión contra las tendencias contrarias, o en su
ando no se observa un método correcto y no existe una defecto, oscurece las contradicciones reales y consagra
verdadera aspiración de lograr la unidad de principios una unidad sin principios que mediatiza la capacidad
la lucha conduce a la división y a la desorganización de revolucionaria del partido en su conjunto. En realidad
las fuerzas del partido: 1) se hace imposible determinar ese “método” es el mejor instrumento para destruir la
la distinción entre lo correcto y lo incorrecto (¿Quien unidad partidaria.
tiene razón?), 2) se convierten en antagónicas contra-
dicciones que posiblemente no lo fueran, precipitando En ese sentido la “teoría” del “Partido Monolítico”
la toma de posiciones y decisiones prematuras, y 3) se es una concepción idealista y metafísica que niega la
desata la lucha de camarillas, cada cual poniendo sus ley esencial de la dialéctica materialista. Por un lado,
intereses por encima de los intereses de la revolución. desconoce el que la lucha de clases se re-fleja dentro
del partido y que por tanto, las posiciones proletarias no
Todo esto tiene un significado muy claro: la unidad surgen “puras” y “diáfanas” sino que se desarrollan en
del partido revolucionario no se logra “aplastando” las la lucha contra la ideología burguesa. Así mismo, niega
posiciones contrarias, y mucho menos, sin que medie un el carácter contradictorio de la teoría marxista-leninista.
intense proceso de debate ideológico. El aplastamiento Esta, como todas las cosas, se desarrolla por la interre-
de posiciones lo único que logra es eliminar momen- lación y lucha de sus contradicciones internas; contra-
tánea-mente uno de los polos en debate, el cual por lo dicciones entre la teoría y la practica, entre lo científico
general resurge nuevamente bajo otras formas y vuelve y lo ideológico, entre la ignorancia y el conocimiento,
a plantear contradicciones similares. Peor aun, el resul- etc. Por eso el marxismo, como teoría revolucionaria,
tado concreto de aplastar las contradicciones -ya sea se desarrolla a través del debate ideológico; sin debate
silenciando su existencia o “purgando a los exponentes ideológico, que resuelva las contradicciones a nivel
de una posiciones tronchar la capacidad de desarrollo teórico y practico, el marxismo se fosiliza, envejece, se
del partido; “al cesar la contradicción, cesa la vida y muere. Sin lucha entre posiciones la teoría marxista se
sobreviene la muerte” del partido el cual deja de ser un estanca, creándose lagunas teóricas que son ocupadas
instrumento de la lucha de clases y se convierte en una entonces, por la ideología burguesa.
“secta religiosa” incapaz de dirigir el proceso revolu-
cionario desde un punto de vista proletario. Esto es así Por otro lado, el “monolitismo” es la consagración a
pues al eliminar el choque de ideas y posiciones evita nivel de “principio” revolucionario de la primacía de
que las distintas posiciones se vayan clarificando, afi- la unidad sobre la contradicción, lo cual niega el desar-
nando y depurando a través del debate; obstaculiza que rollo vivo y creativo del partido y conduce, entre otras
cada compañero pueda contrastar sus puntos de vista consecuencias, a la dictadura de una claque dirigente, a
con los de los contrarios, fortaleciéndolos, enmendán- la utilización de métodos policíacos para enfrentar las
dolos o superándolos para que el con-censo alcanzado contradicciones, a la ausencia total de la democracia
sea producto de una lucha de ideas que permita abrir interna. La experiencia del movimiento comunista in-
paso a las posiciones proletarias depurándolas de la in- ternacional, particularmente de 1930 en adelante en la
fluencia burguesa y pequeño-burguesa. Unión Soviética, es aleccionadora a ese respecto. Las
“purgas” de todo aquel que no estuviera de acuerdo con
Por otro lado, ese “método” de enfrentar las contradic- las posiciones “oficiales”, las deportaciones en masa,
ciones conduce a una postura mecanicista e idealista los campos de concentración y el asesinato de promi-
que convierte la “unidad” en lo esencial, estableciendo nentes dirigentes bolcheviques “acusados” de querer
la primacía de la unidad sobre la dicha de los contrari- derrocar el poder soviético o de ser agentes del imperi-
os, cuando lo verdaderamente esencial es el desarrollo alismo alemán, sin pruebas reales y en juicios secretos,
de la lucha de los contrarios que lleve a una síntesis constituyen un legado trágico y espeluznante del fenó-
que sea una superación de la unidad anterior. Lo que se meno conocido como estalinismo. La supresión por la
Tomo I Historia del MST

fuerza del debate político ahogo la democracia interna y que medidas de ese tipo conducen a sacrificar los crite-
sembró el temor entre la militancia partidaria, en crasa rios de calidad política y excelencia teórica que deben
violación a los mas elementales derechos democráticos privar en la promoción de los cuadros dirigentes.
que definen al socialismo. Esos son algunos (pues la
lista es demasiado larga) de los graves peligros que en- Estamos convencidos de que tanto el “monolitismo”
traña la revisión de uno de los fundamentos de la teoría como el “fraccionalismo” son tendencias incorrectas
marxista en su aplicación a la construcción del partido para el desarrollo de la vida partidaria interna, ajenas
revolucionario. al principio del centralismo democrático. Ambas, como
desviaciones del marxismo-leninismo, son el caldo de
Igualmente nefasta es la concepción trotskista de legal- cultivo de las luchas fraccionales y del surgimiento de
izar las facciones internas. Esta tendencia es el extreme facciones ya se trate de facciones “oficiales” a nivel de
opuesto del monolitismo. Hace todo el énfasis en que una dirección que recurre a la represión y a la elimi-
para lograr la mayor democracia posible es necesario nación de la democracia interna o de una facción de
permitir la constitución de facciones legalmente con oposición que reivindica su derecho a actuar como tal.
lo cual lesionan la necesaria unidad de principios que
debe darse entre los componentes de un partido revo- Creemos que la mejor forma de resolver contradiccio-
lucionario. nes y mantener la unidad de principios, así como el me-
jor “antídoto” para evitar el surgimiento de facciones,
Esta tendencia pierde de vista que las facciones, por lo en una organización revolucionaria, es la democracia
general, son producto de la ausencia de democracia so- socialista. La plena participación y la garantía de los
cialista o del desarrollo de contradicciones antagónicas derechos de los miembros, el centralismo democrático
dentro del partido y pretende solucionar los problemas en funciones. Que el partido en su conjunto entienda la
convirtiendo en permanente algo que es producto de necesidad del tratamiento correcto de las contradiccio-
una desviación. En realidad lo que logran es agravar- nes internas a través del debate ideológico.
los; al legalizar las facciones consagran la división del
partido en varias sectas, que incluso llegan a postular En ese contexto el centralismo democrático presupone
programas propios, dando pie al desarrollo de un espíri- entonces, la combinación de tres factores claves para el
tu de camarilla. En vez de buscar la unidad partidaria desarrollo de la vida interna de un organización revo-
dando rienda suelta al debate ideológico para resolver lucionaria.
las contradicciones, lo que se busca, en la practica, es la
hegemonía de las posiciones de la “fracción” a que se 1)La educación y preparación teórico-política de todos
pertenece con lo cual mutilan la función esclarecedora los miembros del partido; dominio de la teoría marx-
del debate ideológico y la sustituyen por la defensa de ista-leninista y de la línea política de la organización.
los intereses fraccionales. Real-mente lo que hacen es
crear nuevas contradicciones, sin haber resuelto las an- 2) Mecanismos de información y comunicación efecti-
teriores, convirtiendo el partido en un club de debates y vos que hagan posible el que los miembros tengan ac-
resoluciones estériles. ceso a las in-formaciones necesarias para su interven-
ción en la vida del partido.
La superación de las posiciones in-correctas y la dep-
uración de la influencia burguesa y pequeño-burguesa 3) La plena participación democrática en los debates a
no es posible cuando el objetivo del debate es otro. La todos los niveles, que asegure que los distintos puntos
democracia interna pasa a ser un mecanismo dedicado de vista sean conocidos y tornados en cuenta en los pro-
principalmente a “proteger” los intereses fraccionales. cesos decisionales. Establecer mecanismos para canali-
Esto se hace evidente, particularmente, en la elección zar el debate interno que garanticen a cada compañero,
de los cuerpos directivos donde frecuentemente se in- según su categoría, el derecho a influenciar a los demás
corpora la representatividad de las fracciones como cri- miembros de la organización.
terio para seleccionar a los miembros. Demás esta decir
Volumen I

Igualmente, si por diversas razones se desarrolla algu- plina partidaria sea la expresión practica concreta del
na tendencia que constituye una desviación de la línea compro-miso y la conciencia política alcanzada; que
política del partido se le debe combatir políticamente. las normas y estatutos sean aceptados y respetados por
En vez de “aplastar” la disidencia con “purgas” y ex- todos y, de aplicación general; que las medidas discipli-
pulsiones se le debe derrotar a través del debate ide- narias sean entendidas realmente y logren el objetivo
ológico. Que se expongan libremente las posiciones, deseado; establecer con claridad los deberes y derechos
tomando en cuenta las medidas de seguridad y com- de los miembros; establecer garantías de ultima instan-
partimentación existentes, para que de esa forma las cia que aseguren la democracia interna en caso de que se
contradicciones puedan ser superadas dialécticamente. incuben deformaciones burocráticas (antidemocráticas)
Ese procedimiento es esencial para poder garantizar en en los aparatos de dirección de la organización, etc.
todo momento:
2) La subordinación de los intereses individuales a los
1) Que queden claramente establecidas las diferencias, intereses colectivos del partido y la clase obrera. Sub-
la naturaleza de clase de las mismas y el carácter (se- ordinación conciente de la minoría a las decisiones to-
cundario o antagónico) de las contradicciones. madas por mayoría; la defensa de la organización por
todos sus miembros independientemente de las diferen-
2) Que todos los miembros se eduquen a través del cias existentes. Sin embargo, hay que entender que eso
debate político, esforzándose por hacer aportaciones no puede significar que los compañeros cuyas posicio-
concretas al mismo. nes fueron derrotadas (minoría) estén obligados a aban-
donar sus puntos de vista si no han sido convencidos.
3) Que se pueda fortalecer identificando y superando Si bien estos están obligados a cumplir los acuerdos es-
las deficiencias la línea política del partido a todos los tablecidos por mayoría, se le debe garantizar el derecho
niveles. y los mecanismos para que puedan seguir expresando
sus puntos de vista (evaluaciones, correo interno, etc.)
4) Que se pueda desenmascarar ante la base las posicio- en el seno del partido. No será la primera vez que una
nes burguesas y peque-no-burguesas y a los elementos posición minoritaria en un momento dado, va logrando
que las defienden. apoyo y se convierte en mayoritaria.

5) Que se pueda diferenciar con claridad a los compa- 3) La elección libre y revocable de los funcionarios de
ñeros honestos confundidos de aquellos cuyas posicio- la organización. La promoción de los cuadros debe es-
nes son antagónicas con la línea política del partido. tar basada en criterios de calidad política y no en per-
sonalismos o simpatías; que la base este en posición
6) Si luego del debate fuera necesario tomar medidas de poder evaluar, criticar o revocar a sus dirigentes sin
disciplinarias, que las mismas estén basadas en la ga- temor a represalias de índole alguna, etc.
rantía de un proceso verdaderamente democrático y a
tono con las normas y estatutos vigentes sin que medie 4) El carácter colectivo de todos los organismos o cu-
ningún tipo de represalia o acusaciones infundadas. erpos de dirección. Las decisiones deben responder a la
voluntad del partido según la línea política establecida y
El centralismo democrático entendido y aplicado de no a la voluntad de un individuo o grupo; desarrollar un
esa manera hace posible el desarrollo de una relación sentido de pertenencia al colectivo tanto en cuanto a la
dialéctica entre el centralismo y la democracia social- capacidad para trabajar colectivamente como respecto
ista, estableciendo con claridad la función esencial del al desarrollo de correctos estilos de trabajo comunista.
debate político como fundamento de ese proceso. Solo Todo esto se basa en la realidad de que ningún líder,
así el partido puede desarrollar una vida interna carac- por mas desarrollo político que haya alcanzado. Tiene
terizada por los siguientes principios: la verdad agarrada por el rabo, por lo cual es necesaria
la participación y aportación de todos en la medida de
1)Una disciplina rigurosa y consciente Que la disci- las capacidades de cada cual. En tal sentido la línea
Tomo I Historia del MST

elaborada será producto del esfuerzo de todos y no de selectivo del partido revolucionario. Concretamente,
unos “especialistas”. eso quiere decir:

5) La rendición de cuentas periódicamente de un organ- 1) Que para cumplir su función de vanguardia y poder
ismo de dirección a otro y de estos a la base del partido- dirigir a la clase obre-ra y demás trabajadores hacia la
Es-trecha relación y comunicación entre la dirección y toma del poder, el partido tiene que basar su desarrollo
la base del partido; asegurar el flujo de la información en criterios de calidad y excelencia teórico-política.
que permita conocer las tareas, problemas, limitaciones
y necesidades del partido para poder dirigir correcta- 2) Solo los elementos mas concientes, decididos y mili-
mente, etc. tantes de la clase obrera y el pueblo llegan a formar
parte del partido revolucionario.
Finalmente es necesario entender que la relación entre
centralismo y democracia no es estática, como contra- 3) Que aun dentro de esos sectores mas avanzados
dicción al fin esta sujeta al desarrollo de la lucha de existen contradicciones ideológicas y políticas que se
clases. Hay momentos en que por las condiciones a que reflejan de distintas formas en el seno del partido por
se enfrenta el partido hay que hacer énfasis en un polo, lo cual este debe establecer las políticas necesarias para
en otras condiciones el énfasis podría estar en el otro resolver las mismas correctamente. Lejos de negar los
polo. des-niveles de conciencia el partido revolucionario debe
tratar de superarlos aplicando una política correcta de
Por ejemplo, en una situación de represión generalizada, integración y formación de los cuadros.
donde la seguridad del partido puede estar en peligro, el
centralismo puede pasar a primer piano como forma de De estas consideraciones se deduce la necesidad de es-
asegurar la protección del partido, en lo que se crean las tablecer: 1) una correcta política de reclutamiento de
condiciones in-ternas para poder garantizar el énfasis nuevos miembros y colaboradores, y 2) distintas cat-
en el polo democrático. Lo mismo podría decirse du- egorías de militancia partidaria, que asegurar el desar-
rante un debate interne: luego de finalizado el mismo y rollo del partido.
tornados los acuerdos necesarios. Todos los miembros
a diferentes niveles vienen obligados a cumplir con la EL RECLUTAMIENTO SELECTIVO
implementación de los mismos. En una situación dis-
tinta, como podría ser la celebración de un congreso, En toda organización revolucionaria el reclutamiento
una asamblea, etc., bajo condiciones norma-.les en el de nuevos miembros y colaboradores es uno de los as-
país, el énfasis deberá estar en el polo democrático; lo pectos más neurálgicos y problemáticos. Por un lado,
mismo en el caso en que fuese necesario abrir un debate una correcta política de reclutamiento es la que permite
in-terno a todos los niveles de la organización para esta- desarrollar los medios necesarios para vincular orgáni-
blecer línea política sobre determinado asunto. camente (física e ideológicamente) el partido a la clase
obrera. Es el mecanismo a través del cual el partido se
En tal sentido hay que partir de un hecho ineludible: nutre de nuevos miembros y colaboradores, nutrién-
para que esa relación dialéctica pueda llevarse a la prác- dose de los elementos mas firmes, concientes y com-
tica, con el concurso de todos los miembros del partido, bativos, en fin de los sectores de vanguardia de la clase.
hay que garantizar permanente-mente el desarrollo de A través del proceso de reclutamiento se va logrando la
una tradición de verdadera participación democrática. identificación, la observación, el estudio y finalmente
la integración de los mejores elementos del proletari-
CARÁCTER SELECTIVO DEL PARTIDO: RECLU- ado, lo cual viabiliza el aumento y ampliación de las
TAMIENTO Y CATEGORÍAS DE MILITANCIA fuerzas partidarias y la regeneración del liderato de la
organización. Este es, sin duda, el mecanismo que po-
La función de vanguardia portadora de la teoría marx- sibilita, inicialmente, la existencia o prolongación de la
ista-leninista define en términos generales el carácter organización en el tiempo, no importa la contundencia
Volumen I

de los golpes recibidos. capacidad revolucionaria la cual reside en la calidad


política e ideológica de sus integrantes.
Además, una correcta política de reclutamiento debe
proveer para poner a funcionar aquellos recursos que, Para lograr la efectividad que el trabajo de reclutamien-
por diversas razones, no pueden o no están dispuestos, to amerita, como expresión de la línea política del par-
a integrarse de lleno a la organización, pero que pueden tido en relación con las masas, debemos tener presentes
hacer aportaciones concretas al proceso revolucionario: dos factores de fundamental importancia:
los colaboradores. Definitivamente, el reclutamiento es
la expresión del crecimiento de la organización; como En primer lugar, hacer énfasis en la formación política
logra esta traducir las simpatías de diversos sectores de de los cuadros para que, además de comprender cientí-
las masas en incorporación a sus estructuras organiza- ficamente la realidad que pretenden transformar, estén
tivas. Sin reclutamiento no hay crecimiento real y efec- preparados adecuadamente para convertirse en ver-
tivo de la organización, elemento esencial para que esta daderos vehículos de formación e integración de nue-
puede aumentar y mejorar su influencia entre las masas. vos miembros para la organización. La solidez políti-
Es decir, que pueda traducir la calidad en cantidad y co-ideológica de los cuadros es lo que permite llevar
esta a su vez, revierta en una nueva calidad. a cabo un trabajo de reclutamiento de calidad y con un
alto contenido persuasivo.
Por otro lado, la incorporación de nuevos miembros
plantea dos problemas concretes de gran importancia En segundo lugar, hay que desarrollar unos correctos
a la organización: 1) los nuevos miembros por lo gen- estilos y actitudes de trabajo que permitan establecer
eral están influenciados por la visión de la burguesía; una adecuada vinculación con los sectores de las masas
aunque hayan decidido integrarse a una organización susceptibles de atraer hacia el partido. Hay que liquidar
revolucionaria, todavía tienen grandes limitaciones ide- definitivamente el liberalismo, la superficialidad y la
ológicas y políticas (actitudes individualista, idealismo, chapucería como elementos negativos que constituyen
etc.) y no han acumulado experiencias comparables con series obstáculos para el trabajo con la clase obrera y
las desarrolladas en un partido revolucionario ... ¿como, demás trabaja-dores. Sobre todo, hay que desarrollar
entonces, mantener la calidad política sin que se vea y proyectar una sólida moral revolucionaria en todas
afectada por la integración de nuevos miembros?, y 2) las áreas del quehacer político. Difícilmente podemos
el peligro de la infiltración de agentes de las fuerzas lograr la efectividad necesaria en nuestro trabajo si el
represivas quienes una vez dentro de la organización ejemplo que damos a los sectores de van guardia del
podrían poner en peligro el desarrollo de esta hacién- proletariado es el liberalismo), el oportunismo, la in-
dola victima de los ataques de los cuerpos represivos disciplina.
del estado . . ¿Como evitar o detectar a tiempo la infil-
tración enemiga? El reclutamiento no puede ser una tarea mas para una
organización revolucionaria. Su desarrollo amerita una
Para que un partido revolucionario pueda garantizar su sistematización y una estricta selectividad basada en cri-
desarrollo como tal tiene que resolver correctamente terios de calidad política y seguridad obligatorios para
ambos problemas, de otra forma estaría incapacitado toda la organización. Esto es muy importante porque
para poder cumplir las importantes tareas que el pro- cuando el reclutamiento no esta basado en esos crite-
ceso revolucionario exige. Por eso el proceso de inte- rios (calidad y seguridad) la organización se expone a
gración de nuevos miembros no puede estar basado en graves peligros, tanto políticos como represivos.
reclutar a todo aquel que manifieste interés en formar
parte de la organización. Tampoco puede estar basado Primero: cuando se recluta sin enfatizar en la calidad
en criterios superficiales o liberales a discreción de los de los elementos reclutados, el partido se va llenando
compañeros que implementan el reclutamiento. Un de miembros con limitada disposición y capacidad para
partido marxista-leninista no recluta por el mero hecho desempeñar las tareas partidarias y hacer avanzar la
de tener mucha gente, sino para aumentar su fuerza y línea política del partido entre las masas. Por lo cual
Tomo I Historia del MST

el partido se convierte en una masa amorfa sin capaci- tamiento debe tener como fundamentos esenciales los
dad para dirigir y actuar correctamente, ya que estaría siguientes:
incorporando en su seno las contradicciones existentes
entre las masas lo cual implica la reproducción dentro 1) Debe ser un proceso individual que garantice el con-
de la organización de distintas tendencias ideológicas ocimiento de la persona y la debida compartimentación
correspondientes, por lo general, a la visión de mundo del reclutamiento, disminuyendo los posibles riesgos
de la burguesía y la pequeña-burguesía haciendo impo- de seguridad. Importante: el reclutamiento en grupos
sible el desarrollo de una perspectiva revolucionaria y dificulta grande-mente lo anterior.
una voluntad únicas. Una situación como esa se presta
para que cada cual opte por desempeñar las tareas que 2) Tener un conocimiento profundo del historial políti-
mejor le cuadren a su particular perspectiva poniendo co y personal de cada individuo para poder aquilatar
sus intereses individuales por encima de los de la orga- tanto sus fortalezas como sus debilidades. Disipar en
nización. El partido estaría a expensas de los vaivenes ese proceso cualquier duda que pueda surgir respecto
ideológicos de cada individuo, lo cual hace imposible a la persona.
el establecimiento de una disciplina rigurosa; el liberal-
ismo y la indisciplina serian la orden del día. 3) Dejar claro que, aunque la integración es un acto
voluntario, la misma esta determinada en todos sus as-
Segundo: la ausencia de criterios de reclutamiento hace pectos por la organización. Por tanto, no basta el que la
virtualmente imposible el desarrollo de la formación persona este dispuesta a integrarse sino que debe que
política en el partido. Si la gente se Integra a una orga- someterse al proceso establecido por la organización,
nización basados meramente en sus preferencias per- sujeto a los criterios establecidos por esta. Serán, en-
sonales trataran, por lo general, de ajustar sus tareas, tonces, las estructuras pertinentes del partido las que
incluyendo la educación política, a esas preferencias autorizaran el recluta-miento finalmente.
con lo cual no solo estarían limitando su capacidad de
desarrollo sino también, el desarrollo de toda la orga- 4) Determinar lo mas precisamente posible el grade de
nización. De suerte que el partido se convertiría en ter- desarrollo político de la persona y su disposición a for-
reno fértil para el florecimiento de desviaciones suma- marse, de manera obligatoria y sistemática, en el marx-
mente perniciosas para su desarrollo. ismo-leninismo como teoría revolucionaria.

Tercero: la organización estaría expuesta permanente- 5) Aceptación por parte del individuo de la línea políti-
mente a la infiltración enemiga. Seria sumamente fácil ca y los estatutos de la organización, así como las tareas
para un agente penetrar las filas revolucionarias e inclu- concretas que su integración exige.
so escalar puestos de dirección y responsabilidad. La
experiencia de los últimos anos en este país atestigua lo 6) Enfatizar en el campo de las actitudes de clase, moral
que estamos señalando; la ausencia de criterios políti- revolucionaria y compromiso político con la lucha por
cos de calidad y seguridad en el reclutamiento por parte el socialismo y el comunismo.
de las organizaciones independentistas ha facilitado las
A modo de conclusión es necesario enfatizar en que la
tareas represivas de la policía. Las fabricaciones de ca-
sos y la masacre de Maravilla, entre otros ejemplos, hanpersona a reclutar, como requisitos para su integración,
puesto de relieve esa realidad. deberá estar dispuesta a: 1) cumplir con todos los re-
querimientos que su integración a la organización im-
Partiendo de todo lo anterior repetimos: el recluta- plica, 2) hacer todo lo posible para que en el plazo mas
miento en un partido revolucionario es algo sumamente breve posible haya roto con todas las trabas y obstácu-
serio, su desarrollo aumenta una estricta selectividad los principales para su funciona-miento dentro del par-
basada en criterios políticos de calidad y seguridad de tido, y 3) tener como objetivo convertirse en miembro
aplicación general. El no considerarlo asi constituye de la organización a lo largo del proceso.
una falta grave. Específicamente el proceso de reclu-
Volumen I

LAS CATEGORÍAS DE MILITANCIA proporcionales con los deberes y tareas.

Las categorías de militancia junto a la política de reclu-


En segundo lugar, se afecta el desarrollo político, la
tamiento son un elemento fundamental para estabilizar calidad de los organismos de dirección y de base del
el desarrollo organizativo del partido según el principiopartido al permitir que los elementos mas atrasados sin
de la selectividad. haber pasado por un proceso de selección interna rigu-
rosa, donde hayan probado a través del tiempo su capa-
Las categorías son distintas clasificaciones establecidas cidad, puedan asumir puestos de dirección o determinar
entre los miembros de acuerdo a las responsabilidades la línea política del partido.
y obligaciones que están capacitados y dispuestos a
cumplir y los derechos a que son acreedores según el En tercer lugar, hace imposible la disciplina rigurosa y
nivel de militancia en la organización. Es precise en- consciente que exige un partido revolucionario.
tender que las categorías de militancia no se establecen
por capricho; se deducen del reconocimiento de que En cuarto lugar, esas condiciones crean una dinámica
los desniveles en la formación cultural, intelectual y interna que mutila la esencia de la crítica y autocrítica
política de las masas trabajadoras se reflejan en el seno haciendo imposible la evaluación de las capacidades de
del partido revolucionario. Lo cual implica que los in- cada cual y las tareas de la organización, lo cual es sus-
dividuos que se integran a una organización poseen dis- tituido por las apariencias, las simpatías personales o el
tintos grados de formación política y compromiso, y a caudillismo. En ese contexto el arribismo, el paracaid-
su vez, distintos niveles de capacidad para enfrentar el ismo y las pugnas por el liderato son la orden del día.
desarrollo de las tareas revolucionarias. Unos estarán
dispuestos a integrarse de lleno a desempeñar todas las Las categorías deben estar dirigidas a lograr varios ob-
tareas asignadas y podrán asimilar más rápidamente los jetivos específicos:
principios de la teoría marxista y la línea política de
la organización. Otros, debido a problemas de distinta 1) Institucionalizar la más efectiva participación de
naturaleza (familiares, ideológicos, económicos, etc.), los miembros en los procesos decisionales de la orga-
tardaran mas tiempo en superar sus limitaciones para nización.
poder desempeñar un tren de trabajo superior. En otras
palabras, el proceso de integración y desarrollo de los 2) Establecer la promoción de los cuadros y la desig-
cuadros es un proceso contradictorio matizado por el nación de los puestos de dirección sobre criterios de
desarrollo desigual de la conciencia política de estos. calidad y excelencia.
Por eso es necesario que la organización establezca un
sistema de categorías de militancia que, a la vez que 3) Servir como filtro o mecanismo de selección para aq-
reconoce los des-niveles señalados y ubique a cada uilatar el desarrollo de los miembros, especialmente los
persona en la categoría en que puede aportar según su mas recientes, a través de un intense proceso de trabajo
capacidad, propenda al desarrollo político-ideológico y estudio del marxismo-leninismo, antes de que pasen
de los miembros y a la superación de las limitaciones a tener derecho a determinar la línea política de la or-
principales. ganización, lo cual contribuye, además, a fortalecer la
seguridad interna del partido.
Cuando la vida interna de la organización revoluciona-
ria no se estructura a base del establecimiento de dis- 4) Estipular con claridad y precisión los derechos y de-
tintas categorías de militancia esta se expone a varias beres de los miembros según la calidad e intensidad del
consecuencias muy negativas para su desarrollo. trabajo político realizado.

En primer lugar, se instituye la injusticia como principio 5) Permitir la ubicación de cada compañero en el nivel
regulador de la vida interna del partido por cuanto no o clasificación en que pueda ser más efectivo según su
rige el principio de que los derechos sean igualmente capacidad y desarrollo político.
Tomo I Historia del MST

La evaluación de las tareas realizadas y de las estructu-


6) Hacer posible la evaluación sistemática del trabajo ras de dirección y trabajo.
político de todos los miembros como base para su pro-
moción a categorías superiores o la elección a puestos La evaluación de la línea política del partido, enfati-
de dirección. zando en su vinculación con las masas.

Para asegurar el logro de esos objetivos las diferencias El logro de ese propósito general exige un método cor-
entre las categorías deben estar basadas en criterios recto que cumpla las siguientes características, entre
políticos claros que hagan posible verificar el desarrollo otras:
escalonado de cada compañero a la luz de las evaluacio-
nes periódicas establecidas en la organización. Concre- 1) Tomar en cuenta los resultados, las tareas cumplidas
tamente las categorías deben diferenciarse según los o no cumplidas en el trabajo realizado, tanto a nivel de
siguientes criterios: 1) la intensidad y calidad del tra- cada compañero como de las estructuras de dirección y
bajo, 2) el grado de disciplina, responsabilidad y com- trabajo.
promiso exigido por el partido, 3) el nivel de formación
teórica y política alcanzado, 4) el tiempo y experiencia 2) Tratar de determinar, con la mayor claridad posible,
acumulada en la organización, 5) la superación de acti- las bases materiales que inciden necesariamente tanto
tudes y estilos de trabajo negativos, y 6) los derechos a en las fallas individuales como en las colectivas; luego
que son acreedores los miembros de cada categoría. de identificarlas, buscar las formas para eliminar esas
bases materiales y superar los errores cometidos.
EL SISTEMA DE EVALUACIÓN PERMANENTE
3) Garantizar que cada compañero sea evaluado por
El propósito fundamental de las evaluaciones periódicas sus compañeros en su presencia, en las distintas estruc-
en un partido revolucionario es aquilatar los elementos turas en que participe, para que así las conclusiones y
positivos (tareas realizadas, objetivos cumplidos) y los recomendaciones sean fruto del consenso alcanzado a
elementos negativos y limitaciones principales eviden- través del debate político y no de la opinión personal de
ciadas en el desarrollo del partido en una etapa deter- nadie en particular.
minada, así como los medios más efectivos para lograr
la superación de los errores. En otras palabras, pasar 4) Así mismo, deben hacerse todos los esfuerzos po-
balance sobre el desarrollo de sus fuerzas, determinar sibles para obtener la opinión u opiniones del sector de
los avances y los retrocesos, de forma colectiva y con- masas donde esta trabajando cada compañero.
sciente a todos los niveles de la organización, lo cual
permita trazar científicamente las prioridades y objeti- 5) Que la evaluación, tanto la individual como la colec-
vos de cada etapa. tiva, este basada en un Cuestionario o Formulario que
cubra todas las áreas del quehacer partidario. Sobre cri-
Lo anterior solo es posible estableciendo un Sistema de terios de aplicación general, lo mas objetivos posible.
Evaluación que haga realidad el objetivo de institucio- Que dicho formulario sea utilizado como guía para ca-
nalizar de manera permanente la crítica y auto-critica nalizar correctamente el proceso de evaluación.
entre todos los miembros de la organización. Este es un
principio esencial para garantizar sana y solidamente la Esa metodología, descrita a grandes rasgos, es nec-
construcción del partido en todas las etapas del proceso esaria para evitar que la evaluación pueda degenerar
revolucionario. Por consiguiente el proceso de evalu- en actitudes subjetivas, defensismo ante las criticas,
ación debe cubrir las siguientes áreas: el personalismo, el revanchismo entre compañeros, en
fin evitar que se pueda caer en actitudes individualis-
La evaluación de los cuadros y demás miembros del tas pequeño-burguesas que puedan viciar el proceso de
partido. evaluación y/o causar danos irreparables a la vida in-
terna del partido. En ese contexto es necesario que se
Volumen I

garantice el carácter constructivo de la crítica evitando desarrolle en forma prolongada, el burocratismo en las
a toda costa que se utilice la misma con fines destructi- estructuras del partido.
vos o mezquinos.
NORMAS DE SEGURIDAD Y COMPARTIMENT-
Un método correcto es imprescindible para poder aqui- ACIÓN
latar dialécticamente las faltas y sus bases materiales,
sin caer en la exageración o el esquematismo idea-lista, Todo Partido Revolucionario que se precie de serlo
sacando las fallas de proporción o fuera del contexto debe combinar efectivamente la organización legal e
material (político, ideológico, etc.) en que se produje- ilegal en su política organizativa. Esto no responde a
ron. Por otro lado, para evitar el uní lateralismo en la un capricho ni cosa que se parezca, sino que se deriva
critica; el que se ponga todo el énfasis en uno o dos del análisis de la realidad puertorriqueña. Por un lado,
criterios de evaluación sin tomar en cuenta los demás, hay que utilizar al máximo el relativo margen de le-
en detrimento de una evaluación integral. galidad existente en Puerto Rico y por otro, partiendo
de la naturaleza represiva del Estado, prepararse para
En un partido revolucionario las evaluaciones periódi- enfrentar y resistir los embates represivos de las clases
cas son un mecanismo determinante para poder garan- dominantes en cualquier circunstancia. Irse a los extre-
tizar su desarrollo ininterrumpido. Sin este el partido mos y no aquilatar adecuadamente la importancia de
estaría incapacitado para aquilatar la efectividad de su ambos objetivos podría conducir a desviaciones muy
trabajo, la justeza de su línea política y poder corre- peligrosas para la lucha revolucionaria.
gir los diversos problemas que a diario confronta; o se
hunde en desviaciones ideológicas serias o estanca su Entre los revolucionarios puertorriqueños van predomi-
desarrollo político y organizativo. nado hasta el momento dos tendencias principales re-
specto a este problema. Las organizaciones que han sur-
Un adecuado sistema de evaluación es la base para hac- gido y se han desarrollado en la legalidad defienden, por
er posible la correcta promoción de los cuadros según lo general, su existencia legal y abierta como la forma
sus capacidades, asegurando que sean los mejores fundamental de organización en esta etapa. Se basan en
cuadros los que ocupen los puestos de dirección y de que Puerto Rico es una democracia burguesa donde se
mayor responsabilidad en el partido. Evitando así, que hace posible un funcionamiento legal y por el momento
permanezcan en los puestos de dirección o a cargo de no es necesario “irse al clandestinaje”. Sus estructuras,
tareas de gran responsabilidad compañeros cuya prac- sus comités, sus miembros y sus actividades partidarias
tica ha demostrado que no deben ser acreedores a esos se desarrollan fundamentalmente en dicho medio. Por
deberes. otro lado, las organizaciones clandestinas militaristas
asumen la posición contraria y su funcionamiento se
Así mismo, hace posible brindarle a cada compañero la desarrolla en forma “clandestina” desdeñando diversas
oportunidad de superar los errores y debilidades dem- formas de acción política legal o abierta.
ostradas durante un periodo determinado, ubican-dolos
en el nivel donde pueden ser más efectivos para la or- Nosotros creemos que ambas tendencias son insuficien-
ganización. Por otro lado, nos permite conocer a cabali- tes para delinear una correcta política organizativa. Que
dad a todos los miembros del partido (sus capacidades, ambas formas organizativas pueden combinarse satis-
limitaciones, etc.) para poder efectuar una división de factoriamente si se encara el problema desde un punto
tareas científica y justa, aprovechando al máximo las de vista dialéctico. Creemos que es saludable para una
capacidades y destrezas de cada compañero. organización política utilizar todos los resquicios lega-
les que sea posible. Todavía existen márgenes de acción
De esa forma se puede asegurar el desarrollo de unas legal que sería un grave error no utilizar como se debe.
correctas actitudes y estilos de trabajo congruentes con Sin embargo, lo que uno no debe hacer es sujetar su
los objetivos socialistas y comunistas que animan a un estructura y acción partidaria a la existencia de tales o
partido revolucionario, dificultando el que surja y se cuales condiciones de legalidad, ni mucho menos hacer
Tomo I Historia del MST

de la legalidad su modus operandi. Esto por dos razones posible el trabajo político bajo cualesquiera circunstan-
principales: cias. Por tanto su propósito particular es proteger a la
organización y el trabajo que realizan sus miembros de
a) Bajo la forma “democrática” que asume el Estado los ataques represivos del enemigo. El clandestinaje no
en Puerto Rico actualmente, la mayor/a de las acciones puede convertirse en un fin en si mismo, si eso pasara
legales o abiertas que realizan las organizaciones revo- perdería su razón de ser. En vez de ser un medio para
lucionarias son detectadas por las agencias represivas. facilitar y asegurar el trabajo de una organización revo-
Los miembros, particularmente los mas activos y com- lucionaria, se convertiría en un obstáculo para su desar-
bativos, son identificados y luego hostigados por tales rollo evitando la vinculación entre la organización rev-
agencias, los locales son vigilados permanentemente, olucionaria y las masas trabajadoras. De otra parte hay
en fin, el enemigo va formando un cuadro mas o me- que tener bien claro que el clandestinaje no es sinónimo
nos completo de las fuerzas reales con que cuentan las de acción revolucionaria. Como forma de organización
organizaciones. En un momento dado, de la vigilancia su carácter revolucionario o no esta determinado por
y el hostigamiento podrían pasar a un represión mas ac- la justeza de la línea política de la organización que lo
tiva y contundente que obstaculizaría e incluso podría pone en práctica. Un partido puede ser el más clandes-
detener la acción revolucionaria. tino del mundo pero si aplica una política incorrecta no
llega a ninguna parte; para que los métodos clandesti-
b) Si partimos del carácter represivo del Estado, no nos cumplan la función que les corresponde tienen que
podemos dejar la preparación antidepresiva para cu- ser expresión de una línea revolucionaria correcta de
ando ocurra un cambio en las condiciones de legalidad. acuerdo con el desarrollo de la lucha de clases en el país
Nosotros no determinamos los cambios, los determina de que se trate. El clandestinaje persé no es garantía de
el Estado burgués, por lo cual es ridículo, mas aun sui- nada, que no sea el convertirse en una secta secreta y
cida, hacer depender nuestra preparación de unos ele- cerrada, su contenido político de clase es lo que garan-
mentos que nosotros no controlamos porque están fuera tiza su efectividad. Para muestra no hay mas que mi-
de nuestro dominio. La acción de un Partido Revolu- rarse en el espejo de decenas de partidos revisionistas
cionario no puede estar sujeta a la voluntad del Estado en América Latina y Europa que han sido clandestinos
burgués. Permitir tal cosa es perder toda capacidad de durante muchísimos anos pero lejos de adelantar sus
acción ofensiva independiente, sujetar nuestra existen- respectivos procesos revolucionarios lo que han hecho
cia, que se justifica por luchar para destruir ese estado es obstaculizarlos llegando incluso, en algunos casos, a
burgués, a los planes del enemigo. Es una posición ide- la traición descarada.
alista que cuando “cambien las condiciones” el enemi-
go nos va a dar tiempo para reorganizar nuestra acción Un Partido Revolucionario tiene que saber actuar bajo
política “a otros niveles”. Adecuarse a otras condicio- cualquier circunstancia. Debe procurar la organización
nes diferentes a la legalidad no se logra de la noche a la de las estructuras partidarias desde un punto de vista
mañana. Es un proceso sumamente difícil que trae con- clandestino sin que ello implique el abandonar las po-
sigo muchos sacrificios, por lo cual hay que prepararlo sibilidades de organización y trabajo legal o semi legal.
cuidadosamente y con tiempo suficiente para hacerlo Debe articular un clandestinaje operacional, coherente
exitosamente y al menor costo posible. que permita su desarrollo en todos los sentidos.

Por otro lado, nos parece totalmente incorrecto el des-


Por las mismas razones hay que procurar la organización
política de los trabajadores en las fábricas y centros de
deñar las posibilidades existentes de utilizar la legali-
dad desde un punto de vista revolucionario. Convertir trabajo desde un punto de vista clandestino y semi-
clandestino. La identificación de estos con el partido
el clandestinaje en un “fetiche” puede ser, a fin de cuen-
revolucionario pondría en peligro su trabajo revolucio-
tas, tan negativo como caer en el legalismo a ultranza.
nario si se hace abiertamente. Precisamente uno de los
Las formas o métodos clandestinos de organización son grandes obstáculos que hemos confrontado en nuestro
medios utilizados por los revolucionarios para hacer trabajo en las fabricas y centros de trabajo es el temor
Volumen I

de muchos trabajadores a ser identificados por el pa- que estas cumplen en el desarrollo de las tareas revo-
trono y perder su empleo. Cuando se tiene familia que lucionarias; en el reclutamiento, los debates internes,
mantener y compromisos que cumplir para poder vivir, las actividades de masas, en las actividades personales,
no es sencillo atreverse a defender posiciones revolu- en la comunicación oral o escrita, en la fabrica, en el
cionarias abiertamente. Incluso en muchos casos hablar sindicato o en calle, etc. deben ser observadas meticu-
a favor de la organización sindical en una fabrica don losamente. Para hacerlas parte de la vida cotidiana de
de esta no existe es motivo de persecución y razón su- cada militante el partido tiene que desarrollar una vida
ficiente para despedir de su empleos a los trabajadores. interna que permita ir forjando una mentalidad conspi-
En un país donde la seguridad de empleo existe solo en rativa que contribuya a poder sortear con la mayor efi-
teoría debemos crear los mecanismos que aseguren la ciencia posible, la represión estatal.
integración de los obreros a las tareas revolucionarias
sin que esto se “quemen” innecesariamente. Por otro lado, es necesario entender que no empece to-
das las medidas de seguridad que se puedan tomar, un
Partiendo de esas consideraciones s evidencia la nece- partido revolucionario siempre estará expuesto a reci-
sidad de que el partid revolucionario establezca en su bir golpes represivos que pongan en peligro la vida e
funcionamiento cotidiano unas Normas de Seguridad integridad física de los miembros. En tales situaciones
y Compartimentación a tono con si objetivos y tareas el aspecto más importante, que permitirá aquilatar el
revolucionarias. La seguridad es el conjunto de normas, grado de resistencia de los compañeros, aun hasta la
hábitos y actitudes que tiene que desarrollar partido y muerte, será el nivel de formación política e ideológica
sus miembros para garantizar la ejecución de sus planes y de compromiso con los intereses de la clase obrera y
y el logro i los objetivos trazados no importa las con- el pueblo alcanzado por estos. Así mismo, lo que per-
tradicciones (legalidad o represión) en que tenga que mitirá, en última instancia, que las normas de seguridad
llevar a cabo su actividad. cumplan la función para la cual fueron establecidas en
cuanto a la protección y salvaguarda del partido, será el
En ese sentido las normas de seguridad y compartimen- apoyo de masas que este vaya logrando en las distintas
tación deben ser parte esencial de la vida diaria del par- etapas del proceso revolucionario.
tido y su miembros, entendiendo a cabalidad la función
Tomo I Historia del MST

Escuela Socialista Pablo Soto Carriat


Movimiento Socialista de Trabajadores