Vous êtes sur la page 1sur 5
República Bolivariana de Venezuela Universidad Fermín Toro Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas Escuela de

República Bolivariana de Venezuela Universidad Fermín Toro Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas Escuela de Derecho Barquisimeto – Estado Lara

Gestión Ambiental, Ecosistemas, Biodiversidad, y Ecología

Gestión Ambiental, Ecosistemas, Biodiversidad, y Ecología Participantes: Orellana Selenis C.I 25.814.547 Facilitador:

Participantes:

Orellana Selenis C.I 25.814.547

Facilitador:

Gestión Ambiental

Pascual Farnataro - SAIA A

La gestión ambiental pierde jerarquía en Venezuela

La Gestión Ambiental de Venezuela se plantea formar ciudadanos profesionales para actuar de manera unida con las comunidades y otros actores sociales, con cultura ecológica asociada a esquemas de desarrollo integral y sustentable, basados hacia nuevas realidades socio ambientales, bajo el esquema de la contribución, la reciprocidad, el intercambio equitativo, la tolerancia y la sustentabilidad. El valor importante de nuestros recursos naturales y de la diversidad biológica y sociocultural, dentro del contexto geopolítico latinoamericano y mundial, y originando el nuevo modelo de desarrollo endógeno. Venezuela es reconocida en el mundo por sus bellezas naturales, espacios que se mantienen hasta la fecha gracias a la visión de quienes en el pasado se dedicaron a preservarlos. El ambiente es un derecho humano de tercera generación y Venezuela ha sido pionera en Latinoamérica con la aprobación de la primera Ley Orgánica de Ambiente, en 1966, y el primer el rector en la materia (Ministerio de Ambiente), en 1977.

"En el país se ha creado toda una infraestructura alrededor de las políticas ambientales, existe una administración pública ambiental, fiscalías del Ministerio Público con competencia en materia ambiental, salas especiales dentro de la Defensoría del Pueblo vinculadas con el tema de los derechos ambientales que son irrenunciables y que, paradójicamente, son los más vinculados con el modelo político que pregona el gobierno venezolano”.

La biodiversidad o diversidad biológica, es la variedad de la vida. Incluye a la diversidad de especies de plantas y de animales que viven en un sitio, a su variabilidad genética, a los ecosistemas de los cuales forman parte estas especies y a los paisajes o regiones en donde se ubican los ecosistemas. También incluye los procesos ecológicos y evolutivos que se dan a nivel de genes, especies, ecosistemas y paisajes. La biodiversidad desempeña un papel importante en el funcionamiento de los ecosistemas y en los numerosos servicios que proporcionan. Entre estos, se encuentran el ciclo de nutrientes y el ciclo del agua, la formación y retención del suelo, la resistencia a las especies invasoras, la polinización de las plantas, la ordenación del clima, el control de las plagas y la contaminación. En el caso de los servicios de los ecosistemas, lo que importa es no sólo el número de especies presentes sino también qué especies son abundantes. Finalmente desde

nuestra condición humana, la diversidad también representa un capital natural. El uso y beneficio de la biodiversidad ha contribuido de muchas maneras al desarrollo de la cultura humana, y representa una fuente potencial para subvenir a necesidades futuras. El papel del programa de Gestión Ambiental y la Universidad Bolivariana de Venezuela, es el de contribuir al desarrollo integral y sustentable, a través de la ejecución de proyectos de investigación y acción que cambien y mejoren la calidad de vida dando respuesta a los artículos 127, 128 y 129 de la Constitución Nacional correspondientes a los derechos ambientales. En nuestro marco legal, político y filosófico la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, publicada en Gaceta Oficial Extraordinaria N° 5.453 de la República Bolivariana de Venezuela. Caracas, viernes 24 de marzo de 2000. Incluye en el Título III, Capítulo IX, “De los Derechos Ambientales” el cual instituye que los derechos y deberes de los venezolanos con referencia al mantenimiento de un ambiente “seguro, sano y ecológicamente equilibrado”, protegiendo “la diversidad biológica, los recursos genéticos, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos naturales y demás áreas de especial jerarquía ecológica”, estableciendo la obligación del Estado en fomentar la participación comunitaria.

ARTÍCULO 127. Es un derecho y un deber de cada generación proteger y mantener el ambiente en beneficio de sí misma y del mundo futuro. Toda persona tiene derecho individual y colectivamente a disfrutar de una vida y de un ambiente seguro, sano y ecológicamente equilibrado. El Estado protegerá el ambiente, la diversidad biológica, los recursos genéticos, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos naturales y demás áreas de especial importancia ecológica. El genoma de los seres vivos no podrá ser patentado, y la ley que se refiera a los principios bioéticos regulará la materia.

Es una obligación fundamental del Estado, con la activa participación de la sociedad, garantizar que la población se desenvuelva en un ambiente libre de contaminación, en donde el aire, el agua, los suelos, las costas, el clima, la capa de ozono, las especies vivas, sean especialmente protegidos, de conformidad con la ley.

ARTÍCULO 128. El Estado desarrollará una política de ordenación del territorio atendiendo a las realidades ecológicas, geográficas, poblacionales, sociales, culturales, económicas, políticas, de acuerdo con las premisas del desarrollo sustentable, que incluya la información, consulta y participación ciudadana. Una ley orgánica desarrollará los principios y criterios para este ordenamiento.

ARTÍCULO 129. Todas las actividades susceptibles de generar daños a los ecosistemas deben ser previamente acompañadas de estudios de impacto ambiental y socio cultural. El Estado impedirá la entrada al país de desechos tóxicos y peligrosos, así como la fabricación y uso de armas nucleares, químicas y biológicas. Una ley especial regulará el uso, manejo, transporte y almacenamiento de las sustancias tóxicas y peligrosas. En los contratos que la República celebre con personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, o en los permisos que se otorguen, que afecten los recursos naturales, se considerará incluida aun cuando no estuviera expresa, la obligación de conservar el equilibrio ecológico, de permitir el acceso a la tecnología y la transferencia de la misma en condiciones mutuamente convenidas y de restablecer el ambiente a su estado natural si éste resultara alterado, en los términos que fije la ley.

El término Ecología propuesto por el alemán Ernest Haeckel en 1869, proviene del griego oikos, que significa “casa”, combinado con logos “el estudio de”. Así pues, literalmente ecología es el estudio de la casa (la Tierra). La Ecología es la rama de la biología que estudia cómo interactúan los organismos entre sí y con su ambiente no vivo de energía y materia. La palabra clave es interactúa. Los científicos generalmente realizan este estudio examinando diferentes ecosistemas. La Ecología Social es el estudio de los sistemas humanos en interacción con sus sistemas ambientales, entendiéndose por sistema humano a la persona o conjunto de individuos, desde el grupo hasta la nación o conjunto de naciones. La perspectiva de la ecología social parte del ser humano, y en particular atendiendo a sus peculiaridades colectivas. La delimitación del ambiente se hace desde el sistema humano. Desde esta perspectiva, el sistema ambiental es concebido como todo aquello que interacciona con el sistema humano. En el sistema ambiental corrientemente se distinguen

tres sub-sistemas: humano, construido y natural. La Teoría de Sistemas trata de explicar el funcionamiento de los sistemas dinámicos complejos, mediante el estudio de las relaciones internas de sus partes y de los mecanismos de control internos y externos que tienden a lograr el equilibrio de tales sistemas. Si este equilibrio no puede ser logrado, mediante los mecanismos de control creados por el propio sistema. Este desaparece como tal o se transforma en uno nuevo, distinto del anterior.

En los seres vivos, dado su grado de perfección, el tránsito de un estado del sistema

a otro es casi imperceptible, pero en otros sistemas, como los sociales por ejemplo, el

cambio puede ser brusco y radical. En estos últimos casos decimos que ha ocurrido una revolución y no una evolución, como en el caso de los sistemas biológicos, aún cuando ambos términos quieren significar las transformaciones que se cumplen permanentemente en todo sistema dinámico. El universo los sistemas no se dan aislados unos de otros, sino

que por el contrario unos están contenidos en otros de mayor tamaño. Desde lo infinitamente pequeño, como el átomo y las partículas elementales que lo integran, hasta lo infinitamente grande, como el cosmo o universo en su totalidad, existe una continuidad por medio de la cual unas cosas se integran en otras. De tal manera que, los sistemas menores se van integrando para constituir sistemas mayores y más complejos, pasando los primeros

a ser subsistemas de los más grandes. Esto trae como consecuencia la necesidad de definir

el sistema que queremos estudiar y establecer sus límites ya que siempre tendremos la posibilidad de ampliar nuestro estudio para abarcar una perspectiva mayor, o por el contrario, reducirlo a un campo más pequeño. El Sistema Ambiental: Se entiende por ambiente, un complejo sistema interdependiente de factores físicos, químicos, biológicos,

sociales y culturales en el que ocurren los procesos naturales que permiten el desarrollo de las actividades humanas en la tierra. La Ecología Social es el estudio de los sistemas humanos en interacción con sus sistemas ambientales, entendiéndose por sistema humano a

la persona o conjunto de individuos, desde el grupo hasta la nación o conjunto de naciones.

La perspectiva de la ecología social parte del ser humano, y en particular atendiendo a sus

peculiaridades colectivas. La delimitación del ambiente se hace desde el sistema humano. Desde esta perspectiva, el sistema ambiental es concebido como todo aquello que interacciona con el sistema humano. En el sistema ambiental corrientemente se distinguen tres sub-sistemas: humano, construido y natural.