Vous êtes sur la page 1sur 60

CAPITULO 2

La relación laboral: Constitución y desarrollo
I.

CONTRATACIÓN LABORAL: CONTRATOS DE TRABAJO
1. Introducción:
En las siguientes líneas, desarrollaremos los principales
aspectos de la contratación laboral directa prevista en la
legislación Peruana. En tal sentido, describiremos los aspectos
centrales del contrato de trabajo- diferenciándolo de algunas
figuras a fines- las clases de contrato de trabajo- analizando sus
características y diferencias más relevantes-, para, finalmente,
referirnos a las transformaciones del sistema de contratación
laboral peruana. Además detallaremos algunos alcances
jurisprudenciales sobre el contrato de trabajo y sus figuras
afines.
2. El contrato de trabajo:
El régimen de la actividad privada, aplicable a los empleadores
privados y muchas instituciones y empresas del estado, el
artículo 4 de la Ley de la Productividad y competitividad laboral
– LPCL-, aprobada por el decreto supremo N° 009-97-TR, indica
que:
“En toda prestación de servicios remunerados y subordinados
se presume, salvo prueba en contrario, la existencia de un
contrato de trabajo por tiempo indeterminado.”
De esta definición- que si bien está planteada en términos de
la presunción de laboralidad, permite inferir los elementos
esenciales del contrato de trabajo- Se desprende que el
contrato de trabajo supone la existencia de un acuerdo de
voluntades por cual una de las partes se compromete a prestar
servicios personales en forma remunerada (el trabajador) y la

otra al pago de la remuneración correspondiente y que goza
de la facultad de dirigir, fiscalizar y sancionar los servicios
prestados (el empleador)
A la definición legal, habría que considerar la ajenidad como
presupuesto esencial, dado que todo contrato de trabajo
presenta tres elementos esenciales: prestación personal,
remuneración y subordinación. Así en la casación N° 1581-97,
la sala de derecho constitucional y social de la corte suprema
señaló en el tercer considerando.
“Que el contrato de trabajo supone la existencia de una
relación jurídica que se caracteriza por la presencia de tres
elementos substanciales, cuales son: la prestación personal del
servicio, la dependencia o subordinación del trabajador al
empleador y el pago de una remuneración periódica,
destacando el segundo elemento que es el que lo diferencia
sobretodo de los contratos civiles de prestación de servicios y
el contrato comercial de comisión mercantil”.
Entonces, el contrato del contrato puede ser definido como un
negocio jurídico por el cual un trabajador presta servicios
personales por cuenta ajena en una relación de subordinación
a cambio de una remuneración.
2.2Elementos esenciales del contrato de trabajo
Al fin de definir los tres elementos esenciales del contrato
de trabajo, seguiremos lo expuesto por la doctrina. En este
sentido SANGUINETI indica que la prestación de servicio es:
“La obligación del trabajadro de poner a disposición del
empleador su propia actividad laborativa (operae) la cual es
inseparable de su personalidad, y no un resultado de su
aplicación (opus) que se independice de la misma.
Es decir, la prestación de servicios que fluye de un contrato
de trabajo es personalísima – “Intuito personae”- y no

puede ser delegada a un tercero. Los servicios que presta
un trabajador son director y concretos, no cupiendo la
posibilidad de efectuar delegaciones o ayuda de terceros
(salvo el caso de trabajo familiar).
Por otro lado, la prestación de servicios debe ser
remunerada. La remuneración constituye la obligación del
empleador a pagar al trabajador una contraprestación,
gereneramente en dinero, a cambio de la actividad que este
pone a su disposición. Es decir, el contrato de trabajo es
oneroso y no cabe, salvo excepciones, la prestación de
servicios en forma gratuita.
Finalmente, tenemos la subordinación. Este es el elemento
determinante para establecer la existencia de un vínculo
laboral, ya que el constituye el matiz distintivo entre n
contrato de trabajo y uno de locación de servicios. En este
último contrato de trabajo, la existencia de una retribución
o prestación de servicios. Lo señalado anteriormente puede
observarse con claridad en el cuarto considerando la
casación N° 054-2001- LIMA, expedida por la sala de
derecho constitucional y social de la corte suprema}:
“(..) Que, si bien el demandante laboró para la demanda, en
mérito de haber suscrito los contratos de locación de
servicios, que están regulados por la normas del código civil,
sin embargo, en forma diferente a lo pactado al ejecutar la
prestación de servicios, al desempeñar su labor, trabajo
bajo subordinación de dicha entidad demandada estando
sujeto a un horario fijo o jornada, percibía una
remuneración periódica y efectuaba labores de carácter
permanente por lo que teniendo en cuenta la naturaleza
social del derecho del trabajador, el juzgador debe aplicar
la norma pertinente a la realidad del trabajador (...)”.
Sobre este elemento, nos parece oportuno citar a LUQUE
PARRA quien indica que la subordinación confiere al
empleador:

1 El contrato de Locación de servicios. de no presentarse estos elementos esenciales. imposición de sanciones disciplinarias. debemos resaltar la importancia que cobra el hecho de que estos elementos esenciales.Un poder privado derivado de la libertad de empresa ya que incide sobre una relación laboral con la finalidad de adecuar los recurso humanos a las necesidades de la empresa para hacerla más competitiva. existencia de documentos que demuestren cierta sumisión o sujeción a las directrices que se dicten en la empresa. Es por ello que la sala de derecho constitucional y social de la corte suprema (sentencia recaída en el Exp. la subordinación implica la presencia de las faculta de directriz. que caracterizan al contrato de trabajo. normativa y disciplinaría que tiene el empleador frente a un trabajador. las mismas que se exteriorizan en: cumplimiento de un horario y jornada de trabajo uniformes. N° 1581 – 97) ha señalado que no existe un contrato de trabajo en los medios probatorios ofrecidos por la parte demandante. etc. 3.quinta y de servicios no personales no tienen similitudes y diferencias. que se regula por lo dispuesto en el código civil- . no nos encontraremos ante un contrato de trabajo. Teniendo en cuenta los conceptos señalados en los puntos anteriores. comunicaciones indicando el lugar y horario de trabajo o las nuevas funciones. de trabajo. Los contratos de locación de servicios. este tipo de contrato. se reflejen en la realidad. Veamos primero al contrato de locación de servicios. de cuarta . Ahora bien. Contrato de trabajo y figuras afines 3. sometiendo a los procesos disciplinarios aplicables al personal dependiente. las cuales pasamos a describir seguidamente.

Artículos 1764 y siguientes-. sin presencia de subordinación o dependencia del contratado. . El locador se encuentra sujeto al cumplimiento. En el contrato de locación de servicios la prestación de servicios se realiza en forma independiente. el acreedor de los servicios es denominado “Comitente” y quien presta los mismos “locador”.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

CONTRATOS Y PRINCIPIO DE PRIMACÍA DE LA REALIDAD EN LA JURISDICCIÓN Y ADMINISTRACIÓN 1. Se puede afirmar que hubo un fenómeno de deslaboralización convencional. la flexibilidad y desregulación legal. La crisis económica y necesidad de reducir costos laborales. La utilización desmedida de figuras ajenas al Derecho Laboral. el fenómeno de individualización de las relaciones laborales. la promoción del propio Estado de figuras no laborales-formación laboral juvenil. así como una deficiente fiscalización estatal. esto es.II. es necesario utilizar una de las herramientas más relevantes del Derecho del Trabajo. cuando debieran haber suscrito un . La década de los noventa supuso un “boom” de los contratos no laborales tanto en el sector privado como el público. En este contexto. un número importante de empleadores celebraron contratos civiles de locación de servicios con trabajadores contratados (donde el pago era vía “honorarios profesionales” o “rentas de cuarta-quinta”). una “huida contractual” del Derecho Laboral de auténticos empleadores. la utilización de contratos civiles en “reemplazo” de figuras contractuales laborales. crearon el marco necesario para que las empresas privadas y el Estado utilicen contratos civiles que ocultaban una auténtica relación laboral. Como hemos dicho. tercerización y “creación de contratos de cuartaquinta” -. Introducción. ha motivado una respuesta estatal y que se manifiesta en la existencia de reconocimientos expresos del principio de primacía de la realidad así como en una mayor fiscalización laboral (Ministerio de Trabajo) y tributaria-laboral (SUNAT) y la emisión de resoluciones y sentencias que resuelven sobre la base de este principio. de enorme arraigo en la jurisprudencia y los órganos administrativos nacionales. cual es el principio de primacía de la realidad. ciertamente. la falta de adecuación de los agentes laborales a los nuevos cambios sociales y económicos.

El análisis debe ser casuístico y solamente la aplicación del principio de primacía de la realidad procedería si hay elementos que permiten distinguir claramente que nos encontramos ante un contrato de trabajo. Ciertamente. a lo que sucede en el terreno de los hechos. es decir. necesariamente deba considerarse que estamos ante un contrato de trabajo. debe otorgarse preferencia a lo primero.contrato de trabajo pues los servicios eran subordinados. en caso de discordancia entre lo que ocurre en la práctica y lo que surge de los documentos o acuerdos suscritos entre las partes. la existencia de normas protectoras y de tutela laboral brinda el soporte necesario para que se aplique el principio. se aprecian los elementos esenciales y rasgos de un contrato de trabajo. si. Ciertamente. cuando exista una prestación bajo un contrato de locación de servicios. El principio de primacía de la realidad: marco de aplicación El principio de primacía de la realidad importa que. las sentencias recaídas en acciones de amparo de los últimos años del Tribunal Constitucional. Para cumplir con dicho propósito. aun cuando exista un contrato – formalizado por escrito – de . en los hechos. En este acápite queremos presentar de manera general al principio de primacía de la realidad y realizar un análisis de las consideraciones de la jurisdicción constitucional sobre tal principio. del Tribunal Fiscal. hemos analizado algunas resoluciones del Poder Judicial. 2. se estima que realmente existió tal contrato. El principio de primacía de la realidad es probablemente uno de los más difundidos del Derecho Laboral pero tiene escaso reconocimiento expreso en las normas laborales. En virtud de este principio laboral. con la finalidad de evitar el pago de los tributos y beneficios laborales (costos o sobrecostos laborales) propios del contrato de trabajo sin dejar de tener en cuenta la consabida estabilidad laboral. Indecopi y especialmente. lo expresado no supone que. Ante ello.

descuentos por tandanzas. A diferencia de los elementos esenciales del contrato de trabajo.naturaleza civil. lo que determina la naturaleza de una relación contractual entre las partes es la forma como. gratificaciones. Para apreciar la existencia de lo que sucede en la realidad. sumados a los elementos del contrato de trabajo. el cumplimiento de determinados procesos disciplinarios propios para los trabajadores dependientes. etc-. la entrega de circulares. concesión de licencias. de acuerdo a lo indicado por la doctrina y jurisprudencia. inscripción en planillas. Por otro lado. se suele analizar las manifestaciones y rasgos sintomáticos del contrato de trabajo. etc. Algunas de las manifestaciones de los elementos esenciales del contrato de trabajo – remuneración. . son la exclusividad en la prestación de servicios. inclusión dentro de la jerarquía u organigrama de la institución. dependencia. entrega de aguinaldos o canastas de navidad. en la manera cómo se ejecuta un contrato de locación de servicios no personales. los rasgos sintomáticos de un contrato de trabajo son “pistas” o características propias de una relación de trabajo. la continuidad. etc. pago de beneficios sociales –CTS. la asunción de gastos por el usuario del servicio. en la práctica. se ejecuta dicho contrato – preeminencia de la realidad sobre lo estipulado en el contrato. pueden inducir a “laboralizar” una relación (sobre todo en los casos – llamadas “zonas grises” – donde resulta difícil determinar la existencia o no de una relación laboral). la permanencia en los pagos mensuales. prestación personal y subordinación . Estas. la ausencia de aportación de materiales. etc . cumplimiento de algunas obligaciones tributarias propias de una relación laboral – descuentos por AFP u ONP. los rasgos sintomáticos no bastan para demostrar la existencia de una relación laboral pero son indicios que. Es SALUD. por ejemplo. recepción de beneficios del CAFAE. vacaciones. la estabilidad.son la entrega de boletas de pago.

b) Provenir de un error. Las diferencias entre el contrato simulado y el efectivo pueden versar sobre todos los aspectos: las partes. para que una relación contractual pueda ser comprendida dentro del ámbito del Derecho Civl – contrato de locación de servicios no personales. es importante anotar que. De lo dicho. los horarios. Esta es el principal puesto que se aprecia en la realidad. es decir. En tanto valoración. dependerá de la forma cómo se ejecutaron los servicios así como las pruebas que presenten las partes para determinar si estamos ante un contrato de trabajo. es necesario que en la ejecución del contrato no se aprecie. Ahora este desajuste entre lo que ocurre en la práctica y lo que se produce en los hechos pude tener distintas procedencias. Pasamos a reseñar algunas de ellas: a) Resultar de una intención deliberada de fingir o simular una situación jurídica distinta de la real. no debería estimarse una pretensión basada en el contrato de trabajo. como lo indica la doctrina y jurisprudencia laborales. a menor número de pruebas aportadas por las partes y relativas. debe evaluarse cuidadosamente la existencia de los elementos propios de un contrato de trabajo. las manifestaciones de los elementos esenciales y/o de los rasgos sintomáticos de un contrato de trabajo que hemos descrito. etc. habrá más posibilidad de que se estime una pretensión de “laboralidad” y. . en cada caso. Ciertamente. cuando se disimula el contrato real sustituyéndolo fictamente por un contrato distinto. Este sería el supuesto típico de una simulación relativa. las tareas.Así. por ejemplo -. Este generalmente es en la calificación del trabajador. las retribuciones. mientras el número de pruebas e instrumentales sea mayor y más convincente.

el principio de primacía de la realidad se aplica únicamente en los casos donde se aprecie una disconformidad entre la práctica (hechos) y el contrato (formalidad) suscrito. en la realidad. Al respecto. la prestación personal y la subordinación. Por otro lado.c) Derivar de una falta de actualización de los datos. . y en el caso específico de la subordinación. salvo prueba en contrario. la existencia de un contrato de trabajo por tiempo indeterminado. a una presunción de un contrato por tiempo indeterminado de comprobarse la existencia de un contrato de trabajo. entre otros supuestos. Ciertamente. el Reglamento de la Ley de Inspecciones (aprobado por Decreto Supremo N° 020-2001-TR) desarrolla este principio (hay otras normas que recogen al principio sin definirlo). salvo prueba en contrario. se aprecian los elementos esenciales como son la remuneración. el dictado de órdenes o la sanción en el desempeño de la misma . la existencia de un vínculo de naturaleza laboral” (artículo 9. La ley de Productividad y Competitividad Laboral (LPCL). recogiendo una larga tendencia legislativa y jurisprudencial). manifestaciones tales como la existencia de un horario de trabajo.1 de la ley Ley Procesal del Trabajo. el trabajador debe acreditar la existencia del contrato de trabajo (artículo 27. en el Pleno Jurisdiccional Laboral 2000. entre otras” En materia procesal laboral. esencialmente. al referirse. que. indicando que “en aplicación del principio de primacía de la realidad se presume. debemos indicar que los magistrados laborales han resuelto. sin prejuicio de las facultades de investigación que tienen los jueces para apreciar la real naturaleza del contrato vigente entre las partes. anota que. debe privilegiarse por el primero si. aprobada por Decreto Supremo N° 003-97-TR. hay en la LPCL una alusión a la primacía de la realidad. d) Originarse de la falta de cumplimiento de requisitos formales. la reglamentación de la labor.1) cuando. ante la divergencia entre un contrato de trabajo y uno de locación de servicios. en toda prestación de servicios remunerados y subordinados se presume. Ley N° 26636. ante una definición del contrato de trabajo. Nótese que más que encontrarnos. “se comprueba las manifestaciones de los elementos esenciales del contrato de trabajo.

mientras que la desnaturalización es la aplicación automática de los supuestos previstos en las normas legales. el Tribunal Fiscal es el órgano administrativo máximo de resolución de conflictos de carácter tributario y también aplica el mismo procedimiento para los procesos tributarios.Por otra parte. las normas recogen al principio de primacía de la realidad y hasta lo detallan brindando una lista ejemplificativa de los elementos y rasgos que deben considerarse para analizar la existencia de un contrato de trabajo en un caso concreto. modificado por Decreto Supremo N° 011-2001-TR) en varios casos importa la laboralización inmediata con la configuración del supuesto previsto. cuando. Nos referimos a los casos de desnaturalización. Veamos algunos supuestos. En suma. Finalmente. esto es. si los convenios continúan luego del plazo legal o del previsto en el contrato. no hay prácticas que correspondan a los estudios superiores(es decir. se prevé que los jóvenes en formación laboral y practicantes son considerados como trabajadores si no existe la capacitación prevista en el convenio. en los procedimientos concursales. Sobre este tema. debe tenerse en cuenta la realidad económica. La sanción legal en los casos de formación laboral juvenil y prácticas pre profesionales (artículo 7 del Reglamento de la Ley de Fomento del Empleo. en la apreciación de los tributos. De este modo. no se aprecia la relación entre el aula universitaria y el centro de trabajo). si bien se concluye en un contrato de trabajo. La Ley General del Sistema Concursal (Ley N° 27809). los hechos (Norma VIII). La desnaturalización laboral y la primacía de la realidad Las normas laborales prevén diferentes supuestos en los cuales una figura no laboral es considerada como laboral. 3. si anteriormente las personas laboran directa o indirectamente para la . expresamente reconoce que en los procedimientos de créditos laborales se debe aplicar el principio de primacía de la realidad (artículo 40). Así. el Código Tributario señala que. esto es. el principio de primacía de la realidad importa un procedimiento y una consideración probatoria. por mandato legal se considera que estamos ante una relación laboral si se presenta un determinado supuesto o se verifica la existencia de un específico requisito legal.

es posible que se aplique dicho principio para determinar si un contrato de trabajo a plazo fijo es. Ciertamente. la reiterancia en el incumplimiento de obligaciones formales. el Tribunal Constitucional exige la existencia de una causa temporal en el empleo de . De otro lado. los casos descritos no importan una laboralización en virtud de la primacía de la realidad. en rigor. si se comprueba el supuesto legal. Un tema adicional. destaque de personal para labores principales y permanentes e inclusive. las normas de intermediación laboral también prevén algunos supuestos de desnaturalización que conlleva la laboralización (artículo 14 del Decreto Supremo N° 003-2002-TR) sin que ello importe aplicar el principio de primacía de la realidad. Inclusive. En estos supuestos. El principio de primacía de la realidad busca. Hay una descripción de diversos supuestos específicos y uno general sobre la aplicación del principio de primacía de la realidad pero alguno de ellos no importa la aplicación del principio que venimos describiendo sino. centralmente. El Reglamento de la Ley de Inspecciones (artículo 9 del Decreto Supremo N° 020-2001-TR). se prevé una laboralización en los casos de servicios desarrollados ocupando un puesto de trabajo o el destaque vía intermediación laboral de personas que no están en planillas. la preeminencia de los hechos en la laboralización de las relaciones laborales pero nada obsta para que se aplique a cualquier supuesto de descuento entre la forma y los hechos. la ley ha establecido una consecuencia jurídica ante un incumplimiento legal. más bien. si existe un exceso de los porcentajes para la formación laboral juvenil. Estamos. existe una laboralización inmediata y directa. en este caso se admite una prueba en contrario pero. un contrato a plazo indeterminado por no existir una causa justificada de temporalidad. En este sentido.empresa. en buena cuenta. si se presenta documentación falsa con conocimiento del empleador y cuando se demuestra una simulación o fraude. los supuestos son no observar los porcentajes limitativos de contratación. ante una liberalización por prescripción legal. si no hay contrato escrito. la imposición de una sanción de laboralidad: por ejemplo. prevé un desarrollo del principio de primacía de la realidad. en los hechos. Entre otros. salvo el último supuesto – aquí sí cabría la aplicación del principio de primacía de la realidad. Consideramos que.

que recayó en el Expediente N° 6182-97-BS-S. debe privilegiarse por el primero si. ante la presencia . mediante resolución de fecha 25 de Noviembre de 1997. determinar que estamos ante un contrato de trabajo. 4. Veamos ahora algunas ejecutorias judiciales sobre la aplicación del principio de la realidad. recogiendo una larga tendencia legislativa y jurisprudencial). 1397-2001-AA/TC-Ayacucho y 998-2002-AA/TC-Lima). De este modo. en el Pleno Jurisdiccional Laboral 2000. el trabajador debe acreditar la existencia del contrato de trabajo (artículo 27. la Sala Laboral de Lima destacó que. Antes de apreciar lo expuesto por la jurisprudencia laboral. sin perjuicio de las facultades de investigación que tienen los jueces para apreciar la real naturaleza del contrato vigente entre las partes. que ante la divergencia entre un contrato de trabajo y uno de locación de servicios. ante la contradicción entre el contrato de locación de servicios cuya pretensión se basa en la buena fe contractual prevista en el Código Civil. se aprecian los elementos esenciales como son la remuneración. por ende. en realidad.1 La jurisdicción laboral En materia laboral. la prestación personal y la subordinación. especialmente de la subordinación. debemos indicar que los magistrados laborales han resuelto. en cada caso. La jurisprudencia ha aplicado los criterios basados en el principio de primacía de la realidad. ha dispuesto la existencia o no de un contrato de trabajo. Lo resuelto por el Pleno Laboral ratifica la jurisprudencia sobre la materia que. La primacía de la realidad en la jurisdicción laboral y la administración 4.1 de la Ley Procesal del Trabajo. debe preferirse por el carácter tutelar del Derecho del Trabajo y el principio de irrenunciabilidad de derechos y.esta modalidad temporal de contratos para efectos de analizar la validez del término de los contratos laborales (a título de ejemplo. véanse las sentencias recaídas en los Expedientes Nros. De esta manera.

señaló que el elemento subordinación es determinante a fin de diferenciar un contrato de locación de servicios de una relación laboral. por lo tanto. indicó que si se prueba la existencia del elemento subordinación en una relación civil esta desnaturalizaría y en consecuencia nos encontraríamos frente a una relación laboral. en los hechos. se pronunció aplicando el principio de primacía de la realidad en un contrato de servicios no personales en el que. la Resolución de la Sala Laboral de Lima. ante un contrato de locación de servicios formalmente suscrito entre las partes: “ … se ha fijado los días de trabajo y descanso. estableciendo una jornada de trabajo y el desarrollo de sus labores en las propias instalaciones de la empresa…que la demandada proporcionaba las herramientas y materiales de trabajo…. se produce la desnaturalización del supuesto contrato de locación de servicios. Finalmente. De igual modo. la sentencia del 1 de Octubre de 1997. tales como el encontrarse sujeto a un horario y bajo las directrices de un superior jerárquico.de elementos como la existencia de horario. que recayó en el Expediente N° 1751-97-R(S) de fecha 2 de Julio de 1997. la Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema indica lo siguiente. En la misma línea.con lo que se adecuaba exactamente a las condiciones necesarias para determinar que se trataba de un contrato de trabajo. en aplicación del principio de primacía de la realidad.” En la misma línea. en la Casación N° 2451. En el mismo sentido. constancias expedidas por la empresa se deduce la presencia de la subordinación que es característica de un contrato de trabajo. independientemente de la denominación que se le haya dado y de su sometimiento a las normas del Código Civil sobre locación de servicios. la Resolución de la Sala Laboral de Lima. que recayó sobre el Expediente N° 355-92-CD de fecha 19 de Agosto de 1992. mediante . Todo lo cual constituyen condiciones de una prestación de trabajo… se advierte que la demandada ha ejercitado facultades de dirección y fiscalización sobre el actor. alimentación e implementos de seguridad. se apreciaban rasgos que implicaban la presencia del elemento subordinación. el pago de alojamiento. que recayó sobre el Expediente N° 1016-97-R-(S).

se señaló que del tenor de los contratos de locación de servicios se desprendían tareas que evidenciaban la existencia del elemento subordinación y por ende del contrato de trabajo. que recayó en el Expediente N° 4080-97-BS. los hechos (Norma VIII). debe tenerse en cuenta la realidad económica. A la fecha. este órgano ha tenido oportunidad de pronunciarse. en este caso. pese a existir formalmente un contrato de locación de servicios. como la SUNAT realizará esta labor. . Ante acotaciones de EsSalud (antes IPSS) por aportaciones no efectuadas derivadas de supuestas relaciones civiles que eran. debemos considerar que estamos frente a una relación laboral para efectos. Mediante Resolución N° 342-1-98 de fecha 6 de Mayo de 1998 este ente indicó que. El Código Tributario señala que. esto es. de la seguridad social. se considera a la subordinación como el elemento determinante para diferenciar el contrato de trabajo de la locación del servicio y no de la denominación del contrato. lo resuelto por este tribunal cobra mayor relevancia. En este sentido. De este modo. cuando se aprecia en los hechos la existencia del elemento subordinación. 4. en la apreciación de los tributos. la laboralización de los contratos de locación de servicios es una posibilidad latente en aquellos casos en que se infrinjan las condiciones y características señaladas.2 El Tribunal Fiscal El Tribunal Fiscal es el órgano administrativo máximo de resolución de conflictos de carácter tributario. verdaderas relaciones laborales. en la realidad.Resolución de la Sala Laboral de Lima fecha 17 de Setiembre de 1997. propias de estos contratos. Analicemos algunas resoluciones de este órgano.

6433-93 del 22 de Octubre de 1997. A título de ejemplo de lo último.En ocasiones. antes ESSALUD) debe probar en cada caso si nos encontramos o no ante un contrato de trabajo.3 EL INDECOPI . Así. 919-5-97. En otras ocasiones. 881-4-97 del 14 de Agosto de 1997. Por lo expuesto resulta claro que la sola periodicidad de los pagos no supone que estemos frente a una relación laboral. pero siempre será un rasgo para apreciar otros elementos típicos de un contrato de trabajo. Cortés menciona la Resolución N° 469-3-97 del Tribunal Fiscal en la cual este se pronuncia sobre el elemento reiterancia diciendo: “Que la periodicidad de lo abonado nos desvirtúa la relación civil del carácter independiente y es insuficiente para afirmar que se trata de una relación de carácter laboral”. por ejemplo sobre la reiterancia. encontramos las Resoluciones N°s. 4. cabe indicar que el Tribunal Fiscal tiene un desarrollo jurisprudencial sobre temas tributariolaborales relativos a naturaleza salarial de ingresos laborales. 1561-5-96 del 22 de Agosto de 1996 y. el Tribunal Fiscal ha declarado que no basta la imputación de laboralidad para determinar que estamos ante un contrato de trabajo. el Tribunal Fiscal ha declarado que no hay una relación laboral. Al respecto. tanto la doctrina como la jurisprudencia así como los entes administrativos se han pronunciado en el sentido que el elemento reiterancia no constituye por sí solo un elemento característico del contrato de trabajo. dado que la Administración (SUNAT. En estas resoluciones no se confirma la acotación por supuestas aportaciones no efectuadas que se derivan de un contrato de trabajo porque el IPSS (hoy EsSALUD) no acreditó en forma fehaciente la existencia de una relación laboral. Sin perjuicios de lo descrito. devengo de ingresos y requisitos para deducir como gastos los conceptos abonados al personal.

las manifestaciones de los elementos esenciales y/o de los rasgos sintomáticos de un contrato de trabajo que hemos descrito. De este modo. pues evidencian una . cuando se discuta si estamos ante un crédito laboral o no derivado de sumas generadas por un contrato de locación de servicios formalmente suscrito por las partes. En este caso.De acuerdo con las normas particulares del INDECOPI que describimos en el acápite anterior. en la cual se reconoce la condición de trabajador del solicitante(…)deja constancia. deben utilizarse en esta tarea todos los medios para determinar si los referidos créditos tienen naturaleza laboral(….A. es posible aplicar el principio de primacía de la realidad en los procedimientos concursales. indicó lo siguiente: “…en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 23 de la Ley de Reestructuración Patrimonial. En concreto.)obra en el expediente copia de una constancia de trabajo de trabajo extendida a favor del señor Quineche por la empresa insolvente. a su dedicación y puntualidad en el cumplimientos de las labores asignadas. el TDC analizó las pruebas actuadas y determinó que existía un contrato de trabajo pese a la negativa de la empresa en reconocer tal contrato. en Liquidación). las pruebas que acreditan la naturaleza laboral de la relación deben merituarse preferentemente. identifica también la fecha cierta de ingreso del Señor Quineche a laborar en la empresa (…). El mismo documento. como lo indica la doctrina y jurisprudencia laborales y lo permiten las facultades del INDECOPI. El precedente que suele ser utilizado como referencia es la Resolución N° 0337-1999/TDCINDECOPI del 1 de Octubre de 1999 (Quineche Rojas con Textil Calsa S. El Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) ha tenido oportunidad para aplicar este principio laboral en algunos procesos concursales para aplicar este principio laboral en algunos procesos concursales. entre otros adjetivos. el TDC. es necesario que se aprecien en la ejecución del contrato. ante la controversia surgida sobre la naturaleza laboral o no de los servicios prestados.

).). En la Resolución N° 0224-200/TDC-INDECOPI del 7 de Junio de 2000 (Rosa Plasencia Mata con Aeroperú S. constancia de servicios y certificado de retención del impuesto). sobre la base del principio de primacía de la realidad sin que sea necesario la intervención del Poder Judicial. expresamente. existe documentación valorada fueron los servicios típicamente laborales (cargos de jefe del Departamento de Comercio Exterior y abogado encargado del Área Legal). Con ello. De otro lado. el TCD indica que no debe eximirse ante un conflicto sobre la naturaleza del crédito y debe valorar los elementos probatorios para indicar si estamos o no ante un contrato de trabajo.A. servicios . En este caso. los pagos periódicos realizados en el exterior. Así en esta última resolución comentada. en la resolución citada se analizaron documentos que consideraban al acreedor dentro de una “planilla de empelados” y los recibos por honorarios que determinaban los pagos periódicos. el TDC indicó que un servicio prestado en el extranjero era un crédito laboral porque había determinado los elementos propios de un contrato de trabajo.realidad manifiesta propia de las actividades desempeñadas por el solicitante. El criterio antes señalado se aprecia en dos resoluciones posteriores del TDC. si bien hay documentación de una relación civil (recibos por honorarios profesionales. Este sería el primer pronunciamiento donde. la carencia de argumentaciones de la empresa demandada así como la naturaleza del servicio prestado. el TDC consideró que había evidencia suficiente para determinar la naturaleza laboral del contrato entre las partes. en la Resolución N° 0342-2000/TDC-INDECOPI del 16 de Agosto de 2000 (Antonio Cantuarias Carlevariano y Alifia Aliaga Tovar con Hogar S.A. el TDC indica que.” Cabe anotar que. el TDC analizó los documentos previos y los compromisos cursados entre las partes para el inicio del contrato de trabajo. se indicó que INDECOPI tenía facultades expresas para determinar la real naturaleza de los servicios prestados.

y sin identificar resoluciones. 5. El principio de primacía de la realidad en las sentencias del Tribunal Constitucional Seguidamente. “cuarta-quinta” y de servicios no personales) en la medida que estos últimos pueden ser tratados en forma conjunta. en este punto. confrontaremos al contrato de trabajo con los otros contratos civiles (locación de servicios. Debemos indicar que. esencialmente en aquellos casos donde se ha declarado fundada una demanda de laboralidad. Como ya comentamos.por tiempo completo y con exclusividad. expondremos algunos criterios que se han utilizado para determinar si. correspondía solamente al Poder Judicial la resolución de esta controversia (vía previa). la Comisión de Reestructuración había indicado que. ante el conflicto sobre la naturaleza del crédito laboral. nos referimos a lo resuelto por la jurisprudencia constitucional. pues existen otros donde se ha considerado que las partes suscribieron y ejecutaron un contrato de locación de servicios. si nos encontramos o no ante una relación laboral. subordinación en los servicios realizados y trabajo en el centro de labores. en cada caso. queremos describir las principales consideraciones que se deberían tener en cuenta para apreciar. .1 Criterios generales de valoración del Tribunal Constitucional Seguidamente. Es importante advertir que. 5. una relación debe ser catalogada como laboral. en este caso. en los hechos.