Vous êtes sur la page 1sur 3

EDJ 2011/379733

Audiencia Provincial de Málaga, sec. 5ª, S 13-10-2011, nº 441/2011, rec. 829/2010 Pte: Melero Claudio, Inmaculada

ÍNDICE

ANTECEDENTES DE HECHO

1

FUNDAMENTOS DE DERECHO

2

FALLO

3

CLASIFICACIÓN POR CONCEPTOS JURÍDICOS

AGENCIA CUESTIONES GENERALES CLASES Agentes de viajes

EXCEPCIONES DILATORIAS Y CUESTIONES PROCESALES FALTA DE PERSONALIDAD Del demandado Ad causam Ad procesum

FICHA TÉCNICA Legislación Cita art.398 de Ley 1/2000 de 7 enero 2000. Ley de Enjuiciamiento Civil LEC

SENTENCIA núm. 441

AUDIENCIA PROVINCIAL MALAGA

Sección 5ª

PRESIDENTE : ILMO. SR.

D. HIPOLITO HERNANDEZ BAREA

MAGISTRADOS, ILTMAS. SRAS.

Dª INMACULADA MELERO CLAUDIO

Dª MARÍA TERESA SAEZ MARTINEZ

REFERENCIA:

JUZGADO DE PROCEDENCIA: JUZG. núm. 17 DE MALAGA

ROLLO DE APELACION núm. 829/10

JUICIO núm. 664/08

En la ciudad de Málaga, a trece de octubre de dos mil once.

Visto, por la Sección 5ª de esta Audiencia Provincial, integrada por los Magistrados indicados al margen, el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia dictada en el Juicio Ordinario num. 664/08 seguido en el Juzgado de referencia. Interpone el recurso la Procuradora Doña María Luisa Urbano Morillo, en nombre y representación de EL CORTE INGLES, S.A.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-.- El Juzgado de Primera Instancia dictó sentencia el día 2 de diciembre de 2009, en el juicio antes dicho, cuyo fallo es del tenor literal siguiente: "Que estimando parcialmente la demanda interpuesta por el procurador Sr. Rosa Cañadas en nombre y representación de Enma contra El Corte Inglés, S.A. debo condenar y condeno a ésta a abonar al actor la suma de 7.445,70 euros; dicha cantidad devengará determinado el Fundamento de Derecho Quinto; todo ello sin imposición de las costas causadas".

SEGUNDO.-.- Interpuesto recurso de apelación y admitido a trámite, el Juzgado realizó los preceptivos traslados y una vez transcurrido el plazo elevó los autos a esta sección de la Audiencia, donde se formó rollo y se ha turnado la ponencia. La votación y fallo ha tenido lugar el día 11 de octubre de 2011, quedando visto para sentencia.

TERCERO.- - En la tramitación del recurso se han observado las prescripciones legales.

Visto, siendo ponente la Iltma. Sra. Magistrado DOÑA INMACULADA MELERO CLAUDIO quién expresa el parecer de la Sala.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-.- Frente a la resolución pronunciada por el Juzgado de Primera Instancia Número Diecisiete de los de Málaga, se alza la apelante EL CORTE INGLES, S.A., alegando los siguientes motivos de impugnación:

1º.- Falta de legitimación pasiva:

a).- EL CORTE INGLES, S.A. carece de la legitimación por la que se le trae a este procedimiento: porque ejerce su actividad comercial conforme a su objeto social que, tal y como consta en su Número de Identificación Fiscal, está referido a Grandes Almacenes por secciones, es decir, todo lo relacionado con el comercio y así está inscrita en el Registro de Comercio conforme a la Ley 1/1996 de Comercio Interior de Andalucía;

b).- La legitimación pasiva existe cuando la persona a la que se llama al proceso como demandado, ostenta una cualidad objetiva, consistente en una posición o condición con relación al objeto del mismo, que genera la aptitud o idoneidad para ser parte procesal, estableciendo un nexo entre dicha cualidad y las consecuencias jurídicas pretendidas.

2º.- Error en la valoración de la prueba:

SEGUNDO.- Razones de orden metodológico hacen aconsejable entrar a conocer primeramente del primero de los motivos en que se articula la apelación planteada, insistiendo la recurrente que EL CORTE INGLES, S.A. carece de la cualidad por la que se le demanda, puesto que no es como se indica en el Fundamento de Derecho II de la demanda la "detallista" ni la "persona jurídica que vende el viaje combinado", ni titular de relación alguna con la actora, como se desprende de la redacción de la propia demanda. Es decir, se trata de personas jurídicas independientes, con objetos sociales diferentes, NIF diferentes, y como tales sujetos a sus propios estatutos y a sus propias presentaciones de cuentas, sin que sea óbice el hecho de pertenecer a un grupo corporativo, puesto que cada una de las empresas responden de las obligaciones que asuman frente a terceros, tanto a nivel contractual como extracontractual.

En este sentido se hace preciso recordar que como señala la Sentencia del Tribunal Supremo de 2 septiembre 1996 recogiendo la doctrina establecida de manera uniforme por dicho Tribunal a este respecto, el término legitimación y sus aspectos conceptuales y clases, resultan de elaboración doctrinal. Las especies de "ligitimatio ad processum" y "ad causam" se refieren, conforme ha interpretado la mejor doctrina, en el primer caso al concepto de capacidad de obrar procesal, mientras que la segunda, que consiste en la adecuación normativa entre la posición jurídica que se atribuye y el objeto de la demanda, en términos que, al menos en abstracto, justifiquen preliminarmente el conocimiento de la petición de fondo que se formula. Como dijo la Sentencia del mismo Tribunal de 5 mayo de 1976 las excepciones de falta de acción ("legitimatio ad causam") y de personalidad ("legitimatio ad processum") " tienen como característica diferencial la de que, mientras con la alegación de la primera de ellas se niega el derecho que, mediante la acción que de él hace, se ejercita en el proceso, la segunda tiende sólo a impedir que las acciones que al mismo corresponden sean discutidas y, en todo caso, resueltas, sin la previa justificación de que el litigante se halla asistido de la capacidad procesal o representativa necesaria para actuar como sujeto de la relación jurídico procesal con el carácter que lo haga ". Más contundente es la Sentencia de 28 enero 1980 cuando

insiste en que " la falta de personalidad al consistir en carecer de las cualidades para comparecer en juicio, o en no acreditar el carácter

o representación con el que reclama, no puede confundirse con la falta de título o derecho a pedir aunque proceda de relación con un

tercero, al no afectar esto en nada a la personalidad del litigante, por ser materia de fondo, debido a que la falta de personalidad no se refiere al mejor o peor derecho con que se litiga, o lo que es lo mismo, a la existencia o carencia de la acción pertinente o la pretensión que motiva el pleito, sino a la absoluta o relativa incapacidad personal que tenga la parte para comparecer en juicio o para hacer las peticiones que sean objeto de él.

En definitiva, no puede confundirse la legitimación "ad procesum" y la legitimación "ad causam", identificándose ésta como falta de acción, que está vinculada al fondo del asunto. El examen de cualquier pretensión pasa, necesariamente, por comprobar si existe

o no la relación entre el sujeto y el objeto, para poder apreciar aquélla. La legitimación "ad causam" es una cuestión preliminar de

fondo, y equivale a la falta de acción, mientras que la falta de legitimación "ad procesum" equivale a la falta de capacidad procesal. La legitimación pasiva "ad causam" consiste en una posición o condición objetiva en conexión con la relación material objeto del pleito, que determina una aptitud o idoneidad para ser parte procesal pasiva. Se trata de una cualidad de la persona para hallarse en la posición que fundamenta jurídicamente el reconocimiento de la pretensión que se trata de ejercitar. La legitimación exige una adecuación entre la titularidad jurídica afirmada (activa o pasiva) y el objeto jurídico pretendido. Supone una coherencia entre la cualidad atribuida y

las consecuencias jurídicas pretendidas; por lo que habrá de atenderse al contenido de la relación jurídica invocada por la parte actora, que será la que determine quiénes son las partes legitimadas, activa y pasivamente, por lo que puede determinarse con carácter previo

a la resolución del fondo del asunto, con independencia del resultado final. Lo que ha de tenerse en cuenta en la legitimación no es la

relación jurídica en cuanto existente, sino en cuanto deducida en juicio. Es la adecuación entre la posición jurídica que se atribuye al sujeto activo, el pasivo y el objeto que demanda, en términos que, al menos en abstracto, justifican preliminarmente el conocimiento de

la petición de fondo que se formal, no porque ello conlleve que se otorgue lo pedido ( Sentencias del Tribunal Supremo de 13 de octubre de 2010, 21 de octubre de 2009, 20 de febrero de 2006, 28 de febrero de 2002, 16 de mayo de 2000 y 17 de mayo de 1999, entre otras).

TERCERO.- Un renovado examen de las actuaciones y el visionado del soporte audiovisual conducen a la Sala a estimar que el recurso de apelación debe tener favorable acogida.

Le asiste la razón a la recurrente cuando argumenta que se trata de personas jurídicas independientes, con objetos sociales diferentes y NIF también diferentes, y como tales sujetas a sus propios estatutos, y sin que sea óbice el pertenecer a un grupo corporativo, puesto que cada una de las empresas que forman parte del mismo responden de las obligaciones que asuman frente a terceros, tanto a nivel contractual como extracontractual. Y así, en el presente supuesto, del documento num. 1 aportado con el escrito de demanda se observa que está sellado por VIAJES EL CORTE INGLES; y el documento num. 5 VIAJES EL CORTE INGLES da contestación a la reclamación efectuada por la demandante indicando que es la Delegación de Málaga Centro Comercial 6ª de VIAJES EL CORTE INGLES la agencia detallista con la que reservó el crucero, documento en el que consta el membrete y denominación de la empresa (VIAJES EL CORTE INGLES), la dirección de la página web, e-mail, los datos de Dirección y Administración de VIAJES EL CORTE INGLES, teléfonos, fax, etc.

Mucho menos puede elucubrarse con

eficacia jurídica acerca de que en el grupo económico constituido por varias sociedades, los contratos que cualquiera de ellas celebran con terceros legitiman a las demás para ser parte activa o pasiva en litigios que tengan su fuente en los mismos. Carente nuestro Derecho

de una regulación específica en materia sustantiva de la figura del grupo de sociedades, no se ve ninguna razón legal para que la sociedad británica haya de soportar como parte demandada pleitos concertados con terceros por la sociedad norteamericana, como es el que nos ocupa. Ambas tienen una coincidencia casi total en sus denominaciones, pero es una débil base para sentar una presunción de identidad

jurídica sin cualquier otro dato

por todo ello, se estima la excepción de falta de legitimación pasiva esgrimida por EL CORTE

INGLES, S.A., y en su consecuencia, se estima el recurso de apelación formulado y se revoca la sentencia recurrida en los términos

que se fijarán en el fallo de esta resolución.

CUARTO.- Que al estimarse el recurso de apelación, a tenor de lo previsto en el artículo 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil EDL 2000/77463 , no se hará expresa imposición de las costas procesales causadas en esta alzada; debiendo la parte demandante soportar las originadas a su instancia, de conformidad con lo preceptuado en el artículo 394 del mismo texto legal.

En consecuencia, como dice la Sentencia del Tribunal Supremo de 20 de mayo de 1998 "

";

FALLO

Se estima el recurso de apelación formulado por la Procuradora Doña María Luisa Urbano Murillo, en nombre y representación de EL CORTE INGLES, S.A., contra la sentencia dictada en fecha 2 de diciembre de 2009 por el Juzgado de Primera Instancia num. 17 de los de Málaga, en los Autos Civiles de Juicio Ordinario num. 664/08, y en su consecuencia se revoca íntegramente la sentencia, absolviendo a la demandada EL CORTE INGLES, S.A. de todos los pedimentos deducidos en su contra, e imponiendo expresamente a DOÑA Enma el abono de las costas causadas; y todo ello, sin hacer especial imposición de las costas procesales originadas en esta alzada.

Notifíquese esta resolución a las partes personadas haciéndoles saber que contra la misma no cabe recurso ordinario alguno.

Devuélvanse los autos originales con testimonio de ella al Juzgado de procedencia a sus efectos.

Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación. - Leída y publicada fue la anterior resolución por la Iltma. Sra. Magistrado Ponente, celebrándose audiencia pública. Doy fe.

Fuente de suministro: Centro de Documentación Judicial. IdCendoj: 29067370052011100128