Vous êtes sur la page 1sur 15

2010

CLUB
DEL EL HABITO DEL EXITO
EXITO

EL ÉXITO ES UN HABITO | RICARDO MARIN TÄLERO


2
2010 EL HABITO DEL EXITO

I
¡¡¡LEVANTARNOS HASTA VENCER!!!
¡¡¡LEVANTARNOS HASTA VENCER!!!
- Marintaler en Nettby

¿Cuántas veces hemos caído en la vida? Ya hemos perdido la


cuenta.
Jueves, 18 de febrero de 2010, 16:17, lecturas: 7 - marintaler 52

¿Cuántas veces se han ido las ganas y la ilusión? ¿Cuántas veces paseamos en la
monotonía y el hastío? ¿Qué hemos aprendido de cada caída? ¿Cuántas veces nos
levantamos y seguimos luchando? ¿Alguna vez acabará esta lucha? ¿Cuál es
nuestra lucha? ¿Nuestro sentido en la vida?

Hoy nos toca continuar camino. Sólo nos queda camino. Y entre todos los caminos
recorridos encuentro en la fe el impulso a dar sentido a lo incomprensible.

Hoy me topo con “Los 21 Secretos de los Millonarios”, al inicio de la 2ª FASE. Viene a
decirnos el autor, Bryan Tracy que, como nosotros, ha estado interesado en literatura de
gente exitosa que propaga sus ideas para que todos alcancemos el éxito. El autor lleva
quince años de enseñanza e investigación acerca de los hábitos y prácticas de las
personas que se han vuelto millonarios por esfuerzo propio y, además, para hacer el
presente libro que hoy comentamos se estudiaron más de nueve millones de casos de
personas que poseen más de 1.000.000 U$ en Estados Unidos.

Por lo que a nosotros respecta, hasta ahora, sólo tenemos conocimiento del éxito y de su
existencia y seguimos aprendiendo. Y nos sabemos con capacidades para conseguir el
éxito que, aunque relativo, también es motivo de satisfacción y alegría su logro. Los 21
pasos para lograr el éxito, según el autor, son:

1.- Sueñe con grandes cosas.

2.- Desarrolle un claro sentido de la orientación.

3.- Considérese su propio empleado.

4.- Haga algo que le encante.

5.- Comprométase con la excelencia.

6.- Trabaje más y con mayor tesón.

7.- Dedique toda su vida a aprender.

8.- Páguese a sí mismo.

9.- Conozca el negocio al detalle.

10. Dedíquese a atender a los clientes.


4
2010 EL HABITO DEL EXITO

11. Sea absolutamente honesto.

12. Concéntrese en sus prioridades.

13. Desarrolle una reputación de rapidez y confiabilidad.

14. Escale cima a cima.

15. Practique la autodisciplina en todo.

16. Desate su creatividad innata.

17. Rodéese de la gente adecuada.

18. Preocúpese por su salud física.

19. Sea resuelto y esté dispuesto a la acción.

20. Nunca permita que el fracaso sea una opción.

21. Pase la prueba de la persistencia.

Los consejos hablan por sí solos. La cima sigue allí, ¡esperándonos!

¡Un cordialísimo saludo!

Marintaler
CLUB DEL EXITO

Los 21 Secretos De Los Millonarios [Resumen]


6
2010 EL HABITO DEL EXITO

II
MARCAR UNA META EN LA VIDA
MARCAR UNA META EN LA VIDA
- Marintaler en Nettby

Como sabemos, lo importante es marcarte metas a corto plazo y


que se puedan lograr para que, cada logro, nos comprometa con
el éxito por la satisfacción y la felicidad que nos produce
alcanzarlas. Poco a poco se hace camino.
Jueves, 18 de febrero de 2010, 17:42, lecturas: 4 - marintaler 52

Y construyendo metas cortas, con sus respectivos logros, alcanzamos una meta
mayor: nuestra meta. Así pues, es interesante permitirnos trazar metas cortas
que conduzcan a la meta que deseamos lograr. ¿Qué deseamos lograr desde la
perspectiva del éxito?

El segundo estadio de esta nueva FASE corresponde a “7 Estrategias para alcanzar


riqueza y felicidad”, de Jim Rhon. Y con esto terminamos la 2ª FASE, puesto que las “8
Conductas…” ya las hemos comentado en su lugar y allí nos remitimos.

Señala el autor que la felicidad consiste en la habilidad para reaccionar receptiva


y forzosamente ante lo que la vida nos ofrece. La felicidad es liberarse del miedo, los
resentimientos, la envidia, la avaricia…, de todo lo nefasto que la vida comporta para
aprovechar lo bueno de la vida y vivir conforme a ello. Es la mejor lotería que nos puede
tocar.

El “ÉXITO DESDE CERO” es sólo la concepción de la idea, la configuración del


éxito, la clasificación del éxito. Ahora, en esta 2ª FASE, “EL HABITO DEL ÉXITO”
pretendemos lanzar un puente que, mediante la disciplina, una la idea en “ÉXITO DESDE
CERO” y el resultado: tener éxito para, en una 3ª FASE, “CUMBRE DEL ÉXITO”,
comprometernos de tal modo con el éxito que podamos atraparlo para nosotros el mayor
tiempo posible dependiendo de nuestra dedicación y, por qué no recordarlo, de nuestra
disciplina a la hora de afrontar dicho compromiso.

Dicho esto, es necesario comprender aquí que la disciplina la comprenden bien,


como señala el autor, los que son conscientes… para volar; es decir, los que han
despertado su “conciencia”, tal como señalamos en “ÉXITO DESDE CERO”. Todas las cosas
buenas las realizamos los que estamos dispuestos a nadar contra corriente, pues la
cometa necesita del viento para levantarse. No se puede deambular por la vida sin un
objetivo. Sólo hazlo: ¡Marca tu objetivo, una meta en tu vida!

El camino lo marcas tú, porque nadie mejor que tú te conoce. Y tú sabrás lo que
es mejor para ti. Los derroteros por donde pretendas avanzar todos son buenos si
significan un avance en tu vida. Todo necesita un esfuerzo requerido: hasta el respirar,
que es gratis. Así que marca con firmeza e inteligencia tu propio camino. Y sé
consecuente con tu decisión. Al fin y al cabo es lo que tú deseas. La disciplina desarrolla
acciones positivas, nos recuerda el autor. No te auto engañes: Actúa. De forma que inicia
8
2010 EL HABITO DEL EXITO

este nuevo proceso y empieza por poco: el límite está en las estrellas.
El éxito es llegar a la meta. El éxito consiste en hacer que tu vida sea lo que deseas. Es el
constante y controlado progreso. Libera la fuerza de los objetivos a corto plazo con
ilusión y proyección de la vida que deseas llevar. Tu capacidad potencial te permite esos
logros, esa fuerza creativa capaz de superar todos los obstáculos que hay hasta la meta,
hasta el éxito. Por ende, es necesario que los sueños e ilusiones estén muy bien
definidos. Planifica tu futuro por el que merezca la pena entusiasmarte: coloca hoy los
cimientos y levanta cada uno de los pisos de tu felicidad.

Las razones vienen primero, las respuestas después. La vida tiene una misteriosa
fórmula que te favorece en tu talento, capacidad e inteligencia. Cuando sepas bien lo
que deseas y lo desees con la fuerza suficiente, se revelarán sin más las respuestas,
métodos y soluciones para superar los obstáculos que la vida a diario te presenta a lo
largo del camino. Debes reconocer esa sensación de victoria que vive en ti mediante la
generosidad.

Amasar una fortuna de 450 millones de dólares, que hoy en día equivaldría a 4500
millones de dólares, como le pasó al gran magnate de acero Andrew Carnegie que
concibió la idea: “Voy a dedicar la primera mitad de mi vida a acumular dinero, y
la segunda a repartirlo”. Para ayudarte a empezar, el autor propone que te
cuestiones media docena de preguntas:

1. ¿Qué deseo hacer?

2. ¿Qué deseo ser?

3. ¿Qué deseo ver?

4. ¿Qué deseo tener?

5. ¿A dónde deseo ir?

6. ¿Qué es lo que deseo compartir?

Teniendo estas seis cuestiones siempre presentes, el autor nos propone un nuevo paso:

7. ¿Qué es lo que deseo para los próximos diez años, es decir, a largo plazo? Deje
a su mente vagar en libertad como el alma del corcel. No intente ser detallista,
eso ya vendrá con el cumplimiento de los objetivos a corto plazo. Cuando hayas
terminado la lista, revisa lo que has escrito. A continuación, escribe al lado de
cada concepto der la lista el número de años que supone serán necesarios para
lograrlo. Junto a los conceptos que considera posible adquirir el año que viene
pon el número “1”. Junto a los objetivos que crees que vas a llevar a término en
los próximos tres años pon el número “3”. Junto a los objetivos que crees te
costarán unos cinco años pon el número “5”. Y en los objetivos que estimes te
llevarán diez años pon el número “10”. En la clasificación de los objetivos debe
primar el equilibrio entre los objetivos a corto y largo plazo, y el primar si eres de
las personas que se fijan un objetivo cada vez y lo cumple.

Sacando conclusiones de esta experiencia, para cada uno de los objetivos indica
lo siguiente: 1) descripción detallada de lo que deseas; y 2) el motivo por el que deseas
alcanzar el objetivo descrito. Todo ello te motiva. Una vez establecidos los 16 objetivos
cópialos en un papel o agenda que lleves siempre contigo y revísalos de vez en cuando
para aprender sobre los mismos hasta que formen parte de tu propia vida.
El proceso que dura a lo largo de toda la vida del éxito se compone de objetivos
cortos que requieren, sustancialmente en positivo la libertad de: a) dejar atrás la
pasividad; b) considerar los objetivos en sí mismos; c) no sobrecargar los objetivos; d)
saber pedir tu deseo en cada objetivo; e) considerar dos ideas más acerca del pedir: una,
planteamiento de objetivos y administración del tiempo para conseguirlos, en el que
cuenta las prioridades, la concentración y una dosis de realismo ; y dos, busca la
sabiduría, que la sabiduría tiene un sendero; f) recordar que eres lo que lees; g) observa;
h) invierte en ti mismo como futuro; i) ten valor; j) vive las estaciones de la vida con
intensidad, pues siempre hay tiempo para vencer y tiempo para aceptar
responsabilidades: cada día trae su afán; k) desprenderse de auto limitaciones; l) cuenta
con tu desarrollo personal, espiritual y físico; m) perfecciona tu mente: dale tiempo para
expresarse; n) auto motívate: nadie más lo hará por ti; ñ) controla el gasto e incrementa
tus ingresos; o) prevé correcciones a mitad de camino; p) has un balance de tu situación
en cada momento que cumplas un objetivo a corto plazo y date un respiro felicitándote
por tus logros; q) define tu actitud ante la riqueza y el poder a largo plazo; r) administra
el tiempo inteligentemente y domínalo; s) hazte las preguntas adecuadas a cada uno de
tus deseos a corto plazo; t) confirma el largo plazo sin perder el horizonte; u) mantén un
diario de tus actividades y repásalo de vez en cuando; v) realiza tus objetivos a corto
plazo como un plan de juego preconcebido que te conducen a tu objetivo a largo plazo:
el éxito total en todos los aspectos y sentidos; w) rodéate de triunfadores y aprende de
ellos; x) todo importa; y) ten por encima tus sentimientos; y z) decide ahora y aprende a
perdonar observando y valorando a tu alrededor, siendo agradecido por lo que te ha
tocado vivir.

¡Un cordialísimo saludo!

Marintaler
CLUB DEL EXITO

Jim Rohn: "7 Estrategias para alcanzar Riqueza y Felicidad"

"8 Conductas..."

10
2010 EL HABITO DEL EXITO
III
EL EXITO Y LA PROSPERIDAD

12
2010 EL HABITO DEL EXITO

EL EXITO Y LA PROSPERIDAD
- Marintaler en Nettby

La riqueza debe ofrecernos un verdadero valor: que el dinero


trabaje para nosotros y no nosotros para el dinero. Las cosas
están hechas para los humanos y no los humanos para las cosas.
Jueves, 18 de febrero de 2010, 23:44, lecturas: 0 - marintaler 52

Más de una vez en tu vida has ganado. Regodéate en esos momentos y cultívalos:
la prosperidad es un hecho, usando el poder del pensamiento creativo y la ley de
la atracción en tres pasos:

1.- Tú crees que puedes y sabes que puedes.

2.- En virtud de la ley de atracción llegan a ti las ideas que deseas para ti y te sentirás
con fuerzas suficientes para llevarlas a cabo y lograrlas retomando incluso algunas ideas
que habías dejado atrás en el camino al éxito.

3.- Pones en marcha esas ideas para lograr tus objetivos.

Hay que trabajar con mentalidad ganadora al estilo de Donald Trump, mirando en las
cosas su vertiente positiva. Así que, cada vez que tengas un pensamiento negativo o te
ocurran cosas negativas, transfórmalo en positivo. Cada vez que tropieces levántate
hasta vencer.

En suma, las 8 conductas para el éxito y la prosperidad, son:

1) Toma partido por la abundancia, el dinero, la riqueza y la prosperidad.

2) Libera tu adicción a los conflictos.

3) Amístate con el concepto de riqueza y dinero.

4) Libera tu vida y tu hogar de las energías retenidas.

5) No hay ocasión más especial que la vida.

6) Las rebajas y las promociones no te favorecen.

7) Proyéctese a la riqueza ofreciendo un verdadero valor al universo.

8) Mira siempre el lado positivo.

Vamos a explorar cada uno de ellas:


1) Toma partido por la abundancia, el dinero, la riqueza y la
prosperidad.- Un ejemplo sencillo es el gigante Google respecto a las empresas
pequeñas que le critican, pero que sus informáticos desearían formar parte del gigante
estadunidense. Otro ejemplo más allegado a nuestra sociedad, generalizado, consiste en
menospreciar a los ricos pero deseamos tener su riqueza. Así que, el punto de partida es
tomar partido por la abundancia en la riqueza. Debemos empezar a construir desde la
riqueza hacia la riqueza, lo cual no evita que nos olvidemos de los que aún no lo son,
porque tarde o temprano los pobres serán ricos.

2) Libera tu adicción a los conflictos.- A veces, también, tomamos partido por la


gente más fuerte en un determinado momento en su vida. Esto ocurre porque pensamos
que tratando mal a gente obtenemos más garantía de seguridad, cuando es justamente lo
contrario: denota inseguridad. Hay mucha gente conflictiva en este mundo y que
menosprecia a los demás: “dime de lo que presumes y te diré de lo que careces”. Por
tanto, en caso de conflicto da la razón, pues no tiene más razón al que se la dan sino el
que la da. Da porque tiene, mientras que el que recibe es porque no tiene.

3) Amístate con el concepto de riqueza y dinero.- No pienses que ser honrado


es ser pobre, porque puedes ser rico y honrado si te lo propones. Muchos millonarios son
generosos, ya sea porque desgrava en su liquidación a Hacienda; pero son generosos a la
hora de favorecer causas olvidadas para el mundo opulento. Porque ¿cómo puedo reír en
un mundo donde ocurren estas cosas? ¿Cómo puedo sonreír mientras hay personas
muriéndose de hambre? ¿Cómo puedo sonreír mientras la opulencia del primer mundo se
burla de los hambrientos? ¿Cómo puedo sonreír en un mundo donde ocurren estas cosas?
¿Cómo puedo sonreír…? Si deseas cambiar todo esto debes cambiarte a ti mismo. ¿Cómo?
Transformando tus pensamientos. Eres lo que íntimamente deseas ser. Ni más ni menos.
Puedes ser rico y generoso, compasivo y desprendido a la vez. Depende de ti.

4) Libera tu vida y tu hogar de las energías retenidas.- Despréndete de


cosas inútiles. ¿Para qué acumular cacharros u objetos que a otros les puede hacer
felices? ¿Habéis visto la cara de felicidad que ponen y lo contentos que están? El que está
parado sobre la basura sabe que esa es la verdadera vida: la felicidad. ¿Más podemos
ayudarles a ser más felices? ¿Podemos propagar nuestra riqueza para que también ellos
sean felices? ¿Cuánta ropa que no necesitas puede abrigar en estos tiempos de tanto frío?
Dar es un acto de energía muy poderoso y abres espacio en tu vida a la prosperidad.
Cuanto más das más tienes. Al fin y al cabo todos somos humanos y nadie es más humano
o menos humano por su condición de pobre o rico.

5) No hay ocasión más especial que la vida.- Si compraste una vajilla, úsala
también para tu propio provecho. ¡Eres lo más especial del universo por el mero hecho de
estar vivo! Da pequeños empujoncitos para tu vida pues tú estás en primer lugar. Si no
aprendes a amarte a ti mismo, ¿Cómo puedes amara a los demás? Así que alinea tu vida
hacia la prosperidad: todo en la vida se logra en base a trabajo y esfuerzo, pero también
de disfrutar de esas pequeñas cosas que te hacen feliz cada día. No se trata de estrenara
cada día, sino tener todos los días el placer de vivir. Y da gracias a Dios por ello.

6) Las rebajas y las promociones no te favorecen.- ¿Has visto a alguna


persona rica en las rebajas? Tu estilo de consumo de rebajas hace que al final termines
gastando más antes de darte cuenta. Lo que parece aún más perjudicial. Debes
administrar tu dinero de manera que el dinero trabaje para ti: gasta menos de lo que
tienes cada día y siempre tendrás dinero en abundancia en tus bolsillos. Y sobre todo no
compres nada que no puedas comprar: no acudas al crédito para conseguir lo que desees,
porque caerás en una espiral de deudas difícil de asumir y controlar. Compra sólo aquello
que te permita tu efectivo y no consigas lo demás, hasta tener dinero suficiente para
ello. Siempre compra lo mejor y educa a tus hijos en los mejores colegios. Concentra tu
dinero en lo verdaderamente útil. Si no es así, si no sabes administrar tu dinero, pronto
estarás en tu punto de partida.

7) Proyéctese a la riqueza ofreciendo un verdadero valor al universo.-


“Lo que viene por agua, por agua se va”. Lo que no te ha costado obtener no tiene valor.
14
2010 EL HABITO DEL EXITO

Inculca en tus hijos el concepto de valor. Da credibilidad a las cosas que cuestan, porque
ellas te darán satisfacción. Y cuanto más te ha costado conseguirlas, más valor tiene para
ti. Y acepta, comparte y lleva acabo tus ideas de prosperidad, abundancia y éxito de una
vez por todas: ahora. Lo lejano tampoco es instantáneo. Sé consciente de tu derecho a la
prosperidad, el dinero y el éxito. Encuentra tu justo equilibrio. La prosperidad es un
hecho. Si no, mírate a ti mismo todo lo que has progresado, conquistado y obtenido en la
vida por el mero hecho de existir. Aquellas cosas que viviste en tu día como un sueño,
hoy son realidad. La costumbre es el éxito: el éxito es un hábito: el hábito del éxito.
Adquiere tus cosas mediante propio esfuerzo: nadie da nada gratis ni duros a cuatro
pesetas. No ambiciones nunca a más, sino alégrate y felicítate por cada nuevo logro que
consigas en la vida. Congratúlate con ello y sé feliz. Obtienes aquello por lo que te has
esforzado. Y, sobre todo, sé positivo y explota algún don particular para el bien de los
otros.

8) Mira siempre el lado positivo.- Los expertos en prosperidad son positivos. Es


bien cierto lo señala la autora, “Las personas que ven lo positivo tienden de manera
natural a obtener resultados excepcionales en sus vidas”. Es la filosofía del medio vaso
lleno. Desde pequeños aprendimos a caer y a levantarnos, y siempre miramos el lado
positivo de las cosas porque nos dimos cuenta, a edad muy temprana que cuanto más
crecíamos más nos reíamos de los inconvenientes que nos parecían magnificados antes. Y
entendimos que le paso del tiempo todo lo cura y nos dimos cuenta que la solución pasa
por la comprensión de las cosas, dando lo mejor de ti mismo para los demás que son a los
que nos debemos según el alcance de tus acciones, poniéndote en el lugar de la otra
persona: “Has para los demás lo que deseas para ti”. Si debes recoger positivo has de
sembrar positivo.

ELIANA EL: "8 Conductas para el éxito y la prosperidad"