Vous êtes sur la page 1sur 12

“Año del Bicentenario”

Consejo de la Magistratura
Poder Judicial de la Nación

RESOLUCION Nº 14/10

En Buenos Aires, a los 18 días del mes de


febrero del año dos mil diez, sesionando en la Sala de
Plenario del Consejo de la Magistratura del Poder
Judicial de la Nación “Dr. Lino E. Palacio”, con la
Presidencia del Dr. Luis María Cabral, los señores
consejeros presentes, y

VISTO:
El Expediente N° 388/2009, caratulado “Remite
expte. 134/09 ‘Pluspetrol S.A. s/dcia. s/act. Dra. Gudiño
de Arguelles -Jueza Subrog.”, del que

RESULTA:
I.- La remisión efectuada por la Excma. Cámara
USO OFICIAL

Federal de Apelaciones de General Roca, del expediente de


Superintendencia 134/09 caratulado “PLUSPETROL S.A.
s/denuncia administrativa” y de la Resolución Nº 78-S-/09
recaída en el mismo, mediante la cual se da por
finalizada la información sumaria y se remite a este
Consejo de la Magistratura.
El referido expediente de superintendencia se
inicia por denuncia de parcialidad realizada por la
apoderada de la compañía petrolera Pluspetrol S.A. contra
la señora juez subrogante a cargo del Juzgado Federal Nº
2 de Neuquén, Dra. Margarita Gudiño de Argüelles, quien
se desempeña al frente de dicho tribunal en virtud de la
convocatoria que, en virtud de la ley 24.018 realizara la
Cámara.
La Doctora Carolina Rodríguez Caillaud, abogada
en su carácter de apoderada de Pluspetrol S.A. denuncia
irregularidades advertidas en el trámite del expediente
Nº 172/2008, caratulado “Pluspetrol S.A. s/Ley 24.051”,
que tramitara ante el Juzgado Federal Nº 2 de la Ciudad
de Neuquén, Secretaria Nº 1, a cargo por Subrogancia de
la Dra. Margarita A.G. de Arguelles, solicitando se
investigue administrativamente la conducta de la
magistrada y en tal caso, si incurrió en mal desempeño de
su cargo. Considera la denunciante, que hubo parcialidad
1
por parte de la magistrada y motivos suficientes para
inhibirse de continuar interviniendo en el expediente de
referencia.
En tal sentido, afirma que se demostró en el
escrito denominado “Manifiesta-Plantea Excepción de
Nulidad Absoluta- Incompetencia- Recusación” (fs. 227/08
expediente Nº 172/2008, caratulado “Pluspetrol S.A. s/Ley
24.051”, el cual dio origen al Incidente Nº 95/09 que
tramita ante la Excma. Cámara Federal de Apelaciones de
General Roca, la magistrada cuestionada, prestó un
servicio profesional para Pluspetrol durante nueve meses,
desempeñando la actividad de asesoramiento legal en la
ciudad de Neuquén, lugar este, donde hoy se investigan
los hechos que motivan el proceso penal que tramita ante
el juzgado a cargo de la Dra. Gudiño de Argüelles, por lo
cual, a juicio de la denunciante, tomó conocimiento de
cuestiones que se encuentran amparadas bajo el secreto
profesional, inherentes a la relación abogado y cliente
(fs. 6).
Continúa puntualizando que no obstante ello, la
magistrada se ha expedido ante la Cámara rechazando en
ambas oportunidades la recusación y mantuvo su
intervención en el expediente antes mencionado, donde a
su entender, resulta incompetente para tramitar el mismo
desde su inicio.
Refiere que con posterioridad al planteo
realizado en cuanto a la recusación, tomaron conocimiento
de una resolución de la magistrada en los autos
caratulados “Municipalidad de Plaza Huincul s/Ley 24.051,
causa Nº 64/09” del mismo Tribunal y Secretaria donde con
fecha 6/5/09, resolviendo en idéntico caso en forma
diametralmente opuesta, esto es rechazando la
competencia, en concordancia con lo dictaminado por el
Señor Fiscal, sosteniendo que “para pronunciarse sobre la
competencia federal (fuero de excepción) es necesario
demostrar que la contaminación rebasa los limites
interjurisdiccionales, y si luego se incorporan pruebas
de la interjurisdiccionalidad de la contaminación este
fuero asumiría la competencia (CSJN fallos 323:163, autos
‘Lubricentro Belgrano’ 15/02/2001)” (fs. 6 vta.).
2
“Año del Bicentenario”

Consejo de la Magistratura
Poder Judicial de la Nación

A propósito de lo resuelto en el expediente de


análisis el señor Fiscal dictaminó en idéntica forma a lo
resuelto en el que se menciona en el párrafo anterior, en
tanto que la magistrada mantuvo su competencia con fecha
9/3/09 pronunciándose en contra de la jurisprudencia
citada por el Fiscal, la jurisprudencia de la Cámara y la
doctrina de la CSJN, así surge el cuestionamiento del por
qué en el caso Pluspetrol mantuvo la competencia federal,
en tanto que en el caso Municipalidad de Plaza Huincul
declinó su competencia al no estar demostrada la
contaminación interjurisdiccional, y la mantuvo en
Pluspetrol donde tampoco se encontraba demostrada.
Asimismo, la magistrada rechazó la apelación
del Señor Fiscal contra la decisión de mantener su
competencia por entender que no le causaba gravamen
irreparable, entendiendo que en el futuro se podrían
USO OFICIAL

producir nuevas pruebas que provocaran el cambio del


temperamento adoptado, entendiendo que la decisión
resultó arbitraria y contraria a derecho, afectando
garantías constitucionales, tales como el debido proceso
y la defensa en juicio. Tales decisiones demuestran
manifiesta arbitrariedad con el fin de retener
indebidamente la causa.
Por otra parte, destaca, que pese a que el
sumario era secreto para ASSUPA por no ser parte y ser un
extraño en el proceso, se le permitió acceder al
expediente violando el secreto para quien no es parte y
se le permitió emitir opinión sobre una incidencia donde
se estaba decidiendo la competencia del Tribunal para
seguir o no interviniendo en la causa, argumentando la
denunciante, en cuanto a este punto, que no puede
desconocer la magistrada que todo lo que tiene que ver
con la competencia de un Tribunal puede afectar las
garantías del juez natural y de imparcialidad a la que
tiene derecho el imputado y las demás partes
intervinientes en un proceso penal (fs. 7).
Resalta la denunciante, que al permitirle el
acceso al expediente y a la incidencia el denunciante
pudo corregir su denuncia y adecuar la misma para imputar
no solo la supuesta contaminación del suelo sino también
3
que esta alcanzaba a las napas freáticas y que las aguas
de estas discurrían hacia el Río Limay pudiéndose quizás
producir la hipotética contaminación interjurisdiccional
necesaria para que el expediente quedara en jurisdicción
federal.
Advierte que en la Resolución de fs. 31/3, citó
textualmente párrafos del denunciante de su escrito de
fs. 16/22 para resolver la competencia de la justicia
federal, y en ellos fundó el motivo principal por el cual
consideró que debía continuar interviniendo en la causa.
El Señor Fiscal en su apelación destaca que “
esti[ma] preciso señalar que dado el tenor del escrito de
fs. 16/22 firmado por el mismo denunciante, su
incorporación al legajo –la cual ni siquiera fue ordenada
– resultó indebida (cfr. Art. 179 del CPNN) y, lo que es
peor aún, fue considerada en el pronunciamiento
impugnado” (fs. 7 vta.).
Se produjo, en consecuencia, una violación del
secreto de sumario al tener acceso el denunciante al
dictamen fiscal, efectuándose una presentación indebida
que ni siquiera la tuvo por incorporada el Tribunal, y
luego los argumentos del denunciante fueron utilizados
por la magistrada para fundar su competencia, y en
consecuencia quedarse con la causa. La resolución se
fundó en párrafos textuales de dicha presentación
ilegitima, violando lo establecido en el artículo 123 del
CPPN, que establece que las sentencias y los autos deben
ser motivados bajo pena de nulidad, por lo que infiere la
denunciante que no puede ser considerada motivada la
resolución que se funda en argumentos expuestos en un
escrito presentado por quien no era parte en el proceso
ni hasta ese momento había intentado serlo, debiendo ser
considerada una motivación inexistente por estar basada
en una presentación irregularmente incorporada al
sumario.
Agrega la denunciante que no solo en los actos
procesales de referencia se advierte parcialidad en el
actuar de la magistrada, sino que en cuanto a la
autorización a participar en el procedimiento realizado
con fecha 14 y 15 de mayo al denunciante, su letrado
4
“Año del Bicentenario”

Consejo de la Magistratura
Poder Judicial de la Nación

patrocinante y a consultores externos del mismo, quienes


habían sido propuestos como peritos en el escrito que
solicitaran ser tenido por querellantes, destacando que
los ofendidos por la supuesta contaminación eran los
superficiarios, no estando prevista en ningún articulo de
la normativa procesal la participación del denunciante,
quien no es víctima ni particularmente ofendido, en los
actos del proceso. En cuanto a los consultores tomaron
intervención como si fueran peritos y hubieran prestado
juramento a tal fin (fs. 8).
Finalmente, y en base a las irregularidades y
arbitrariedades, relatadas por quien resulta apoderada de
Pluspetrol S.A., solicitan la nulidad absoluta de los
actos cumplidos, y en cuanto a su persistencia en
mantener su intervención en el proceso, lo cual torna
sospechosa de parcialidad su intervención en el proceso y
USO OFICIAL

cuestionable su desempeño funcional en el mismo.


Resultando a criterio de la denunciante, hechos concretos
y relativos a la causa misma que actúan como indicativos
de un peligro para la recta administración de la justicia
en el caso particular, encontrándose afectado el interés
privado de su mandante, comprometido en el proceso por la
manifiesta parcialidad del Tribunal en beneficiar al
denunciante, a la vez que afecta las garantías
constitucionales al juez competente e imparcial, a la
defensa en juicio y al debido proceso que posee la
empresa Pluspetrol S.A. en el proceso penal.
En síntesis, la apoderada de parte, resalta que
en el proceso la magistrada no se inhibió de actuar
cuando comenzó la causa, comprometiendo su deber de
imparcialidad, convirtió el proceso en un remedo de
procedimiento judicial al mantener su competencia
arbitrariamente y permitirle arbitrariamente al
denunciante una intervención en el proceso totalmente
vedada, conforme lo expuesto entiende que corresponde
investigar el irregular desempeño de la magistrada en el
expediente Nº 172/2008, caratulado “Pluspetrol S.A. s/Ley
24.051” 172/08 (fs. 8 vta.).
II. Con motivo de formalizar la contestación al
traslado en expediente 134/09 de Superintendencia al
5
Señor Presidente de la Excelentísima Cámara de
Apelaciones de General Roca, la Doctora Margarita Aixa
Gudiño de Argüelles, a cargo del Juzgado Federal Nº 2 de
Neuquén, expresa que respecto, a las resoluciones
contradictorias sobre la competencia del Juzgado Federal
Nº 2 en los autos “Pluspetrol S.A. s/Ley 24.051” y
“Municipalidad de Plaza Huincul s/Ley 24.051”, en este
punto la denuncia presenta un gran confusión,
manifestando que en ambas actuaciones los
pronunciamientos resultaron diametralmente opuestos,
resolviendo en un caso en contra de lo dictaminado por el
Señor Fiscal y en el otro igual dictamen conforme al
mismo, declinando en un caso la competencia por no estar
demostrada la contaminación jurisdiccional y que por el
otro mantuvo la competencia y tampoco estaba demostrada
la contaminación jurisdiccional (fs. 16 vta.).
Así, de la Resolución que admite la competencia
surge claramente que la denuncia en el caso de
contaminación de la empresa PLUSPETROL S.A., fue recibida
en el Juzgado Federal y en el primer escrito, a fojas 6,
primer párrafo del mismo se lee, “como así también
percolando, lixiviando y afectando asi, las aguas
freáticas”; la denuncia de contaminación de aguas
freáticas, tal lo ha expresado en la resolución de
referencia, la declaración de incompetencia por no estar
fehacientemente probada la contaminación de aguas
interjuridiccionales, resultaría prematura, de allí la
necesidad de peritar las aguas contaminadas y dada la
proximidad de ríos interjurisdiccionales determinar el
escurrimiento de las mismas para decidir, en definitiva,
la competencia. Cualquier otra resolución de esta
cuestión, sería una forma de evadir las responsabilidades
ineludibles que entiende le caben como magistrada
judicial de la jurisdicción.
En cuanto a lo resuelto en el caso
Municipalidad de Plaza Huincul, en los cuales la
magistrada de la justicia ordinaria se declaró
incompetente, y donde conforme la denuncia interpuesta se
encontraría contaminado el suelo agregándose una pericia
que analiza tierra y aguas extraídas, y que si bien
6
“Año del Bicentenario”

Consejo de la Magistratura
Poder Judicial de la Nación

determina contaminación de aguas, las mismas nunca pueden


ser interjurisdiccionales dado que la zona de la
contaminación es zona de secano, sin ríos
interjuridiccionales cercanos. Expresa la magistrada que
si se hubiera declarado competente en dicha causa,
hubiera sido un acto voluntarista demostrativo, de la
intención de retener indebidamente la causa.
Destaca la magistrada que la denunciante revela
una grave confusión y una incorrecta interpretación de
las resoluciones, siendo que al igual que la empresa
REPSOL, que es la investigada en esta ultima causa, donde
dice se dictara la resolución en contradicción, tiene un
expediente de denuncia de contaminación promovido por la
Municipalidad de Plaza Huincul, en dichas actuaciones
(expediente Nº 124/2009, caratulado PLUSPETROL s/Leyes
especiales), la magistrada se ha excusado de intervenir
USO OFICIAL

atento la resolución dictada por la Excma. Cámara,


haciendo lugar a la recusación promovida por la
denunciante en los autos que dieran lugar a esta denuncia
(fs. 17).
Al analizar el tema atinente a la competencia
de la magistrada en dichas actuaciones, después de
considerar la postura de la Fiscalía Federal y de la Sra.
jueza declinante, la ultima jurisprudencia de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, declaró su incompetencia
y rechazó la competencia por razones de economía
procesal, dejando a salvo su criterio respecto de la
competencia penal en la materia ambiental. Por lo
expuesto, entiende que no hay contradicción alguna entre
ambas resoluciones.
En relación al punto de la denuncia que refiere
haber denegado arbitrariamente la apelación fiscal,
expresa que la denegación del recurso propuesto por la
Fiscalía, se encuentra fundado en derecho y para el caso
de haber desacuerdo con el mismo, contaba con un recurso
de queja para dilucidar la cuestión ante la Excma.
Cámara, recurso que no fuera planteado oportunamente. Por
el contrario, vencido los términos para interponer el
recurso de queja, la Fiscalía en cumplimiento del art.
180 del CPC de la Nación efectuó requerimiento, conforme
7
el mencionado artículo, solicitando asimismo el llamado a
declaración indagatoria.
En cuanto a la participación procesal de la
denunciante ASSUPA, dando la oportunidad para corregir la
denuncia y ajustarla para hacer surgir la competencia
federal, haber violado el secreto de sumario al permitir
el acceso a el, de la denunciante ASSUPA y haber
autorizado a participar al denunciante, su letrado
patrocinante y a consultores externos del mismo, sin
haber sido designados peritos, sin aceptar cargo y sin
prestar juramento, en las diligencias procesales llevadas
a cabo los días 14 y 15 de mayo del corriente año (fs. 17
vta.). Manifiesta que efectuada la denuncia, y ratificada
la misma, el denunciante presenta escrito donde
individualiza con mayor precisión, los lugares donde se
encontraría la contaminación, alegando sobre la
competencia de la Justicia Federal.
Dicha presentación es considerada en la
resolución de declaración de competencia, que fuera
consentida por la Fiscalia, quien produjera en
definitiva, requerimiento fiscal.
Resalta la magistrada que tratándose de una
denuncia de una ONG, de delitos cometidos en el medio
ambiente por una empresa petrolera, que deben ser
concretados para poder ser penalizados, es necesario
determinar los actos que dañan o ponen en peligro los
bienes personales de los individuos, tales como la salud
publica, de allí que los medios utilizados para recabar
datos de interés, que sean útiles a la investigación,
está en el director del proceso. Por lo cual, la
investigación criminal para llegar a feliz término
necesita de la cooperación de todos los que intervienen
en un proceso. Por ello se le ha dado participación en la
causa no tan solo a la denunciante, sino también a la
empresa denunciada, esta ultima además de tener acceso al
tramite del expediente ha participado de la toma de
muestras para peritar, con la presencia de los dos
abogados que se presentan por la empresa, a efectuar la
denuncia. Ello surge de las actuaciones principales,
donde a fojas 134 y 135 consta en acta de inspección
8
“Año del Bicentenario”

Consejo de la Magistratura
Poder Judicial de la Nación

ocular y muestras para pericia la presencia de ambos


profesionales, durante todo el acto, así como en las
bolsas que contienen las muestras que fueron firmadas por
la apoderada, y que se encuentran reservadas en la
Secretaria del Juzgado. En dichas circunstancias, no
manifestaron disconformidad con la presencia del
denunciante, su letrado y los expertos que asesoraban,
consintiendo con su silencio, la presencia de los mismos
(fs. 18 y vta.).
Finaliza expresando que, en dos oportunidades
el denunciante intentó constituirse en querellante en
estas actuaciones sin lograrlo por no cumplir con las
formalidades legales.
III. La Cámara, luego de la compulsa del
expediente “Pluspetrol SA s/ley 24.051 s/ incidente de
recusación” advierte que una de las circunstancias
USO OFICIAL

expuestas por el recusante fue la existencia de una


relación profesional mantenida otrora entre esa empresa y
la magistrada. Corrido el traslado pertinente, la Dra.
Gudiño de Argüelles, expresa que luego de su jubilación
en el Poder Judicial, abrió un estudio jurídico el que
estuvo ubicado desde el año 2002, hasta febrero de 2006
en calle Diagonal 9 de Julio Nº 36 de Neuquén, fecha en
la cual dicho estudio se trasladó a la calle Río Dulce Nº
724, propiedad ésta que alquiló y en forma separada fijó
su vivienda particular. En dicho estudio jurídico también
trabajaba como abogada su hija, Dra. Leticia Argüelles
(fs. 56).
Con motivo de aceptar la subrogancia en el
Juzgado Federal Nº 2 de Neuquén, sostuvo la magistrada
que hizo saber a la Cámara que también trasladaría su
domicilio a la ciudad de Cipolletti donde residía su
hija, lo que así realizó a partir del 3 de diciembre de
2008.
Expresa que recientemente ha vuelto a radicarse
en la ciudad de Neuquén, haciéndolo en el domicilio
constituido (acompaña copias del contrato de alquiler).
Dicho cambio obedeció a las innumerables cuestiones que
día a día se presentan en la atención del Juzgado y las
circunstancias generadas por los múltiples cortes de ruta
9
a la altura del puente carretero que une las ciudades de
Neuquén y Cipolletti.
Aclara la magistrada, en cuanto a la relación
profesional que existe entre su hija y el Dr. Marquevich
que ambos se vincularon en el año 2004 para la
representación de la empresa Oil Alpine Service Cyprus
LTD, representación que la Dra. Gudiño nunca ejerció
(fs.56 vta.).
Respecto de la actual vinculación que ambos
profesionales mantienen, la magistrada dice desconocerla
pues desde que asumió la subrogancia del Juzgado Federal
Nº 2 ha quedado desvinculada del estudio jurídico.
Asimismo, expresa que nunca ha sido socia del
Dr. Marquevich, ni de su hija Leticia Argüelles, sino que
trataban los casos en forma independiente.

CONSIDERANDO:
1°) Que se analiza el desempeño de la Dra.
Margarita Gudiño de Argüelles, en su carácter de
magistrada convocada, a cargo del Juzgado Federal Nº 2 de
Neuquén, en el marco de la investigación sumaria
dispuesta por la Excma. Cámara Federal de Apelaciones de
General Roca (expediente de Superintendencia 134/09) y
cuyos antecedentes fueron remitidos a este Consejo de la
Magistratura.
2°) Que al respecto, del análisis del sumario
labrado ante la Cámara mencionada, surge que la
magistrada ha dado suficiente respuesta a los hechos
objeto de la denuncia presentada, y ha aclarado
satisfactoriamente su tarea profesional, luego de haber
renunciado al Poder Judicial con motivo de su jubilación,
y su posterior reingreso, al ser convocada en los
términos previstos en la Ley 24.018.
Asimismo, la magistrada ha demostrado en dichas
actuaciones de superintendencia que nunca conformó una
sociedad con su hija, la Dra. Leticia Argüelles, quien si
bien prestaba servicios en el mismo estudio jurídico,
ambas trabajaban en forma independiente.
3°) Que respecto del cuestionamiento efectuado
en punto a las decisiones sobre la competencia que la
10
“Año del Bicentenario”

Consejo de la Magistratura
Poder Judicial de la Nación

magistrada ha adoptado en las dos causas mencionadas en


la denuncia, corresponde destacar que la denunciante
contaba con todos los recursos que la legislación
procesal confiere para atacar los resolutorios de los que
no estaba conforme.
Que del mismo modo, la participación acordada a
la ONG ASSUPA debió ser atacada por medio de los remedios
procesales a los efectos de ser corregida.
4°) Que en suma, se advierte en los términos de
la denuncia, una fuerte disconformidad con el criterio
adoptado por la magistrada en las decisiones
jurisdiccionales que adoptara.
5°) Que en virtud de todo lo expuesto, y toda
vez que no surge irregularidad alguna en la actuación de
la magistrada cuestionada que configure alguna de las
causales de remoción previstas en el artículo 53 de la
USO OFICIAL

Constitución Nacional, ni falta disciplinaria establecida


en la ley 24.937 y sus modificatorias, corresponde
desestimar las presentes actuaciones.
6°) Que ha tomado intervención la Comisión de
Disciplina y Acusación –mediante dictamen 4/10- y
habiendo informado en el Plenario del día de la fecha por
parte de la Presidencia que ha cesado la subrogancia de
la magistrada denunciada, se decidió por unanimidad,
declarar abstracta la presente denuncia.

Por ello,
SE RESUELVE:
1°) Declarar abstracta la denuncia formulada
contra la Dra. Margarita Aixa Gudiño de Argüelles, a
cargo del Juzgado Federal Nº 2 de Neuquén.
2°) Notificar a la Excma. Cámara Federal de
Apelaciones de Gral. Roca, a la magistrada denunciada y
archivar las actuaciones.
Regístrese.

Firmado por ante mí, que doy fe.

11
Fdo: Luís María Cabral - Hernán L. Ordiales (Secretario
General)

12