Vous êtes sur la page 1sur 7

A LA CONFEDERACION HIDROLÓGICA DEL SEGURA

COMISARIA DE AGUAS

Asunto Referencia: CSR 14/2008

D…………………………………………………………………………………………………… con DNI …………………………..en


nombre y representación de…………………………………………………………………………………………………….., con
CIF ……………………………., con domicilio a efecto de notificaciones en
…………………………………………………………………………………, comparece y al amparo del derecho a un
medio ambiente sano y los derechos urbanísticos reconocidos en la Ley 8/2007, y al Convenio de
Aarhus expone:
Que el pasado día 21 de enero de 2010 se publicó en el Boletín Oficial de la Región de Murcia la
información pública sobre la petición de concesión provisional de aguas residuales de la
futura E.D.A.R. que se ha diseñado para el desarrollo urbanístico del Sector ZB-Sd-Ch7
de Churra, Sector NUEVA CONDOMINA, por un volumen de 546.000 m3/año para el
riego de 68,62 Has. de áreas verdes y campo de golf.
Que entendiendo que dicha petición no cumple los requisitos mínimos a que se refiere la Ley
30/1992 de Procedimiento Administrativo Común y la normativa especifica por lo que formula en
tiempo y forma las siguientes ALEGACIONES:

PRIMERA.- El 6 de marzo de 2009, tiene entrada en el registro de la Confederación Hidrográfica


del Segura una solicitud de la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Murcia cuyo
representante para este expediente es DESARROLLOS NUEVA CONDOMINA, S.L. En dicha
solicitud, firmada por el CONCEJAL Fernando Berberena Loperena, se afirma que:

“Con fecha 17 de diciembre fue aprobado definitivamente por el Excmo. Ayuntamiento de Murcia,
el Proyecto de Urbanización del Sector Nueva Condomina.
En dicho proyecto de urbanización se incluían un desarrollo urbano residencial (3.995 viviendas),
y terciario, y un conjunto de equipamientos entre los que se incluyen un estadio de fútbol y un
campo de golf…”

Y se solicita la concesión de las aguas procedentes del efluente de la EDAR NUEVA CONDOMINA,
con la finalidad de utilizar dichas aguas para el riego del campo de golf. La solicitud es para el
riego de una superficie de 68,62 hectáreas, equivalente a 68 campos de fútbol.

Como consecuencia de dicha solicitud, la CHS publica el anuncio de la petición de concesión en el


BORM.

Examinado el acuerdo de la aprobación definitiva del Proyecto de Urbanización del sector NUEVA
CONDOMINA referido por el Sr. Berberena y aportado en el expediente, nos encontramos que en
el punto dos de dicho acuerdo se especifica que:

“Se aprueba definitivamente el proyecto de Urbanización SB-SD-Ch7 de Churra, sector Nueva


Condomina, quedando excluidas las siguientes obras e instalaciones:
- Depuradora.
- Los Anexos de Redes e Instalaciones de suministro eléctrico y alumbrado.
- Obras relativas al campo de golf.

Especificando además en el CONSIDERANDO tercero que:

“El campo de golf deberá obtener con carácter previo a la obtención de la licencia de obras la
declaración ambiental favorable…”

No se encuentra en el expediente ni en ninguna publicación oficial la aprobación de las obras del


campo de golf, por lo tanto resulta irregular que se pueda conceder agua a una instalación de la
que según parece no existe proyecto aprobado.

SEGUNDA.- El 6 de octubre de 2004 se publica en el BORM la Declaración de Impacto Ambiental


(DIA) donde se establecen las medidas a aplicar al proyecto del campo de golf y a la EDAR, pero
en el expediente de esta solicitud de concesión sólo se aporta el acuerdo de la aprobación en
Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia de la Estación Depuradora de Aguas Residuales
(EDAR) del sector Nueva Condomina, no aportándose ningún acuerdo de aprobación del proyecto
o licencia de un campo de golf en dicho sector.

El hecho de haberse aprobado el Proyecto de Urbanización del sector (donde se excluye el campo
de golf) antes que la DIA de dicho campo motiva que este puede que no tenga ninguna
aprobación válida.

De hecho, es en el propio contenido de la DIA de este campo de golf donde se establece que:

“Esta Declaración de Impacto Ambiental favorable, se realiza sin perjuicio de tercero y no exime
de los demás informes vinculantes, permisos, licencias o aprobaciones que sean preceptivos, para
el válido ejercicio de las actividades proyectadas de conformidad con la legislación vigente”.

Y después se añade lo que debe hacerse con la DIA:

“Remítase al Ayuntamiento de Murcia, como órgano de la Administración que ha de dictar la


Resolución Administrativa de autorización del proyecto, según establece el artículo 19 del
Reglamento para la ejecución del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio”.

Probablemente las prisas por obtener la aprobación del Proyecto de Urbanización para poder
construir los edificios hizo que este se aprobara antes que la DIA donde se establecían las
medidas a aplicar al proyecto del campo de golf, con lo cual el campo de golf no fue aprobado en
el Proyecto de Urbanización.

TERCERA.- Según el propio contenido de la Declaración de Impacto Ambiental publicada, el


proyecto objeto de Evaluación de Impacto Ambiental consiste en el Campo de Golf y la Estación
Depuradora de Aguas Residuales de la Urbanización Nueva Condomina, correspondiente al Sector
ZB-SD-CH7, de Churra.

“El Campo de Golf se proyecta en una parcela de 52,7 Has., dentro del Sector mencionado, con
un recorrido de 18 hoyos e incluye un campo de prácticas, zona de putting y chipping green, así
como un hotelcasa club y sus instalaciones deportivas complementarias”.

La solicitud de concesión de aguas residuales hecha por el peticionario es para el riego de 68,62
hectáreas, es decir casi 16 hectáreas más de las que ocupa el campo de golf, una superficie
equivalente a 16 campos de fútbol.

CUARTA.- La DIA es de fecha 6 de octubre de 2004, habiendo transcurrido más de cinco años
hasta la fecha de hoy, por lo que consideramos que según Ley de Protección Ambiental Integrada
de la Región de Murcia, concretamente al apartado 3 de su disposición transitoria 3ª y el artículo
14 del Real Decreto Legislativo 1/2008 de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido
de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos, se ha producido la caducidad de
dicha DIA para este campo de golf.

QUINTA.- En las Ordenanzas del Plan Parcial del sector NUEVA CONDOMINA aprobado
definitivamente, se determina el SGELEQ Sistema General de Espacios Libres y
Equipamiento (art.6.7) (Campo de Golf) que se caracteriza por que “Corresponde al uso de
Equipamiento, dentro del SGELEQ Sistema General de Espacios Libres y Equipamiento, el uso
pormenorizado Deportivo (Campo de Golf), que se orienta a la práctica de actividades deportivas
y el desarrollo de la cultura física”.

Así mismo, en el artículo 3.2. Clasificación de los Equipamientos se establece que “Dentro del
ámbito del presente Plan Parcial, el uso de equipamiento se clasifica, de acuerdo a su grado de
especialización funcional, de la manera siguiente:

- EQCD (p) Equipamiento Deportivo Ciudad Deportiva (privado)


- EQCG (p) Equipamiento Club de Golf (privado)
- EQD Docente
- EQPD Parques Deportivos (Campo de Golf).
- EQCO Comercial, como reserva de uso de superficie construida.
- EQ Equipamiento Social

Resulta muy difícil entender, que en este Plan Parcial se prevea un campo de golf cuyo promotor
es el Ayuntamiento de Murcia, aunque el representante en esta solicitud de concesión de aguas
sea Desarrollos Nueva Condomina S.L., y que está previsto sea municipal, es decir público, y que
luego resulte que en el artículo 3.2 de dicho Plan Parcial aparezca el Equipamiento de Club de
Golf privado. Es decir, el campo de golf será municipal y público, pero entendiendo que sólo se
refiere al terreno al aire libre (césped…) ya que las instalaciones del club de golf serán
privadas (sólo para socios que paguen cuota).

Este hecho tendrá como resultado que el campo de golf se regará con agua de la EDAR
municipal, ocupara un suelo público y su mantenimiento será a costa de los impuestos
municipales de todos los murcianos, pero al ser el club de golf privado la realidad es que solo
disfrutarán de la actividad de este campo de golf las personas que sean socias del club.

SEXTA.- En el expediente administrativo se encuentra un informe de 3 de abril de 2008 firmado


por la funcionaria del Área de Gestión del Dominio Publico Hidráulico, advirtiendo de que el
expediente no reúne los requisitos mínimos a que se refiere el artículo 70.1 de la Ley 30/1992 de
procedimiento Administrativo Común y la normativa específica. Para subsanar dichos defectos, el
solicitante debía aportar entre otras, la justificación de que no le es aplicable el acuerdo de la
Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Segura de fecha 8 de marzo de 2006 que
estableció lo siguiente:

No podrá tramitarse petición alguna de aguas residuales a plantas depuradoras, que por
su situación, sean razonadamente susceptibles de verter sus efluentes a “acequias o
azarbes, al cauce de rio Segura o a sus afluentes” al objeto de incrementar los
volúmenes de aguas disponibles y favorecer mayor caudal circulante por los cursos
naturales y sistemas ambientales asociados.

El representante del peticionario, Desarrollos Nueva Condomina S.L. responde a la CHS


reconociendo que:

“El efluente de la EDAR Nueva Condomina es susceptible de verter las aguas depuradas
al cauce de la Rambla de Churra, cercano a la actuación. Este cauce discurre a través del
sector Nueva Condomina de forma natural hasta atravesar la autovía A-7”.

Para luego continuar diciendo que:

“Tras el cruce de la autovía, continua el cauce de la rambla 1 Km aguas abajo, hasta alcanzar la
pedanía de Churra en la que pierde su entidad de cauce transformándose en la Calle Rambla, sin
que posea ya entidad de cauce natural. Este hecho imposibilita que la rambla pueda considerarse
afluente del Río Segura. Incorporar el efluente de la EDAR objeto de estudio a la Rambla de
Churra no supondría, en ningún caso, incrementar los caudales del Río Segura o sus afluentes,
puesto que dicha rambla no vierte aguas en ellos”

Y por esta motivación no considera el peticionario de la concesión de aplicación a la EDAR de


Nueva Condomina lo establecido en el acuerdo de la Junta de Gobierno antes mencionado.

Ante esta cuestión procede señalar que el peticionario se olvida de los siguientes asuntos:
1.- Que el 16 de diciembre de 2004 se aprobó definitivamente el PLAN ESPECIAL DE
INFRAESTRUCTURAAS HIDRAULICAS DE LA ZONA NORTE DE MURCIA que supone una
inversión hasta el año 2015 de 298 millones de euros, y que ha sido elaborado por técnicos de la
empresa municipal de Aguas de Murcia y de la Concejalía de Urbanismo. Aguas de Murcia se
encarga de la gestión y la financiación corre a cargo del Ayuntamiento de Murcia, la Confederación
Hidrográfica del Segura y los promotores y constructores que desarrollen planes parciales en la
zona norte de Murcia (entre los que está el Sector Nueva Condomina).

2.- Este Plan de Infraestructuras Hidráulicas supone la construcción de grandes colectores de


pluviales en Espinardo, Churra y Cabezo de Torres que canalizan las aguas de las ramblas hasta el
río Segura. El colector de Churra arranca en lo más alto de Juan de Borbón y trae las escorrentías
de Metrovacesa y Nueva Condomina entre otros desarrollos urbanísticos, hasta un gran tanque de
tormentas situado en la antigua depuradora de Zarandona y desde allí, el agua se impulsa hasta
el río. El proyecto supone el cimbrado de la rambla baja de Churra (en las inmediaciones del
Centro Comercial Thader) y desde la Rambla de Churra hasta el río tiene una longitud de unos 8
kilómetros.

3.- En declaraciones hechas por el Concejal Fernando Berberena Loperena al periódico La Verdad
de Murcia del 11 de abril de 2006 con motivo de su visita a las obras del primer tramo del Plan de
Infraestructuras que recoge las aguas de la rambla de Churra a la altura del Ikea afirmó:

“Con este colector deben acabarse las inundaciones en la zona norte, ya que por encima de esta
infraestructura está un interceptador de la Confederación Hidrográfica del Segura, que recoge las
aguas hasta llevarlas al río”.

Como esta noticia de prensa existen muchas más con fotografías de las obras y con
declaraciones de los responsables políticos municipales y del ministerio de Medio Ambiente (La
verdad 2 de julio 2007, 4 de noviembre de 2007, 13 de abril de 2008, 25 de agosto de 2008…).

Es de destacar la noticia de la visita del alcalde de Murcia y el presidente de la CHS el 27 de junio


de 2009 a las obras del colector que recoge las aguas de la Rambla de Churra para llevarla al río
Segura.

4.- La rambla de Churra en su antiguo recorrido antes del Plan de Infraestructuras Hidráulicas es
cruzada por las acequias de Churra la Nueva, de Churra la Vieja y por el cinturón (con tubería de
2 metros de diámetro) que circula por debajo del cauce de Churra la Vieja que lleva el agua desde
la acequia Aljufía hasta la balsa de regulación del Esparragal para regar las huertas de las
pedanías del Este del municipio de Murcia, y cuya obra la realizó la CHS.

Por lo tanto podemos concluir que a la EDAR de Nueva Condomina si le afecta el acuerdo de la
Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Segura ya que como reconoce el
peticionario esta puede verter su efluente a la Rambla de Churra y de allí bien puede pasar al
colector de pluviales que lleva el agua al río o bien puede verterla en la acequia de Churra la
Nueva.

SÉPTIMA.- El hecho de que se le niegue esta concesión que solicita el peticionario a través de su
representante Desarrollos Nueva Condomina S.L. tal y como se pretende al presentar esta
alegación, no significa que el campo de golf previsto con su club privado incluido no puedan
llevarse a cabo. La solución es que los promotores soliciten una dotación de agua de la desaladora
de Torrevieja, que es la más grande de Europa, y cuyas tuberías de conducción de agua circulan
paralelas a la autovía A-7, a unos pocos metros de donde estaría ubicado el campo de golf. Dicha
conducción termina en los depósitos de Espinardo.

El inconveniente de esta solución es que esa agua no es gratis y hay que pagarla, pero
consideramos que es la solución lógica y racional si finalmente deciden realizar el proyecto del
campo de golf, puesto que hablamos de una actividad recreativa que no supone un interés
general de la población murciana.
OCTAVA Fundamentos legales para desestimar solicitud de concesión provisional para
reutilización de aguas depuradas para campo de golf N.C.:

Situación actual de grave sequía que padece la cuenca del Segura

El Real Decreto-Ley 14/2009 de 4 de diciembre, por el que se adopta medidas urgentes para
paliar los efectos producidos por la sequía en determinadas cuencas hidrográficas incluye en su
anexo I , a los efectos de la declaración de la situación de sequía, al Sistema Global de
explotación en el ámbito de la Confederación Hidrográfica del Segura.

La Orden MAM de 13 agosto 1999 publica las determinaciones de contenido normativo del Plan
Hidrológico de Cuenca del Segura, aprobado por el Real Decreto 1664/1998, de 24-7-1998,
establece en su artículo 9:

“Dada la situación de déficit hídrico en la cuenca, con carácter general y salvo


excepciones justificadas, no podrá procederse al otorgamiento de concesiones para
nuevos usos consuntivos, en tanto en cuanto no se haya acreditado la disponibilidad de
recursos renovables para su atención y, en el caso de usos agrarios, hayan sido asumidos por el
Plan Nacional de Regadíos. Si así fuese, se asumirá con carácter general el orden de
preferencia de usos establecido en este Plan, dando prioridad, dentro de cada clase, a las
actuaciones que comporten una mayor conservación del recurso, una mejor gestión
de su calidad, y una mayor protección del entorno, así como a las que se encuentren ubicadas en
zonas que hayan sacrificado superficies de riego establecidas en provecho de servicios comunes a
la colectividad”

En la Memoria del Plan de Cuenca del Segura, dentro del capítulo dedicado a las
fundamentaciones del plan, se encuentran las siguientes apreciaciones:

4.2.3.2 Problemas existentes. Uso actual del agua para riegos. La coyuntura de la sequía

“Se dan tres circunstancias que dificultan en la práctica obtener una estimación del uso actual
para riegos, y son la situación de grave escasez en que se encuentran los recursos
propios de la cuenca, la irregularidad con que se vienen produciendo las transferencias desde el
Tajo, y el progresivo agotamiento de recursos subterráneos como consecuencia de la sobre-
explotación. La combinación de estas circunstancias da lugar a que el regadío se encuentre
sometido actualmente, en importante medida, a una inestabilidad en el aplicación del agua no sea
estable e igual a la demanda, como es de desear, sino que dependa de la coyuntura hidrológica
del momento. Es obvio que tal situación no es sostenible en el futuro”.

Además, y como ya se ha indicado, a esta situación representativa se le añade, en los últimos


años, una excepcional sequía que está mermando los recursos aplicables al regadío, y está dando
lugar a una sensible disminución coyuntural de las superficies regadas.

4.2.4 Usos medioambientales

La enorme presión ejercida por los usos consuntivos anteriormente descritos ha hecho que el
mantenimiento de caudales con destino a la preservación medioambiental se vea reducido a unos
mínimos que, incluso, tienen más un carácter sanitario que medioambiental propiamente dicho.

La situación se agrava especialmente a partir de Ojós, y, sobre todo, del azud de la Contraparada.
En este punto se produce una importante merma de los caudales circulantes como consecuencia
de la detracción para riegos, y comienzan a aportarse vertidos al río, sin tratamiento previo o con
tratamientos insuficientes.
El mínimo de 4 m3/s no suele satisfacerse excepto cuando, por las exigencias del riego, circulan
caudales de este orden o superiores. La situación generalizada de escasez de recursos para
los usos consuntivos ya establecidos hace que no haya sido posible, hasta el momento, conseguir
esta reserva. Debiendo centrarse las actuaciones en una doble dirección: en primer lugar,
conseguir una adecuada depuración de los vertidos a los cauces, con lo que se mejorará
notablemente el medio receptor y la calidad ambiental de los ríos y, en segundo lugar, velar por
la protección y mantenimiento de los parajes protegidos y zonas húmedas de la cuenca, donde el
Organismo de cuenca debe procurar la disponibilidad y reserva de los recursos hídricos
necesarios para su sostenimiento y mejora.

El PLAN DE ACTUACIÓN EN SITUACIONES DE ALERTA Y EVENTUAL SEQUÍA EN LA CUENCA DEL


SEGURA en su memoria, señala:

4.3.2. PERIODO 2005 – ACTUALIDAD


En este nuevo período de escasez acumulada de precipitaciones, las medidas adoptadas para
afrontar los efectos no deseados de la situación, prioritariamente dirigidas hacia el aseguramiento
del abastecimiento a la población a través de la MCT y a evitar daños irreparables en los cultivos
leñosos, se clasifican en el siguiente compendio:

”…Suspensión de nuevas concesiones sobre las aguas reutilizables de EDAR, para


garantizar unos caudales mínimos en ríos”.

Aportando más datos objetivos, podemos traer a colación el INFORME SOBRE EL ESTADO
HIDROLÓGICO DE LAS CUENCAS EN ESPAÑA (Período Julio 2009 - Septiembre 2009) en el
apartado 4.3 AFECCIONES AL MEDIO AMBIENTE os encontramos:

“En los tramos aguas abajo de Contraparada hasta la presa de San Antonio, así como en los
afluentes del río Segura, no es posible mantener sistemáticamente los caudales
ambientales que se indican en el Plan Hidrológico de la cuenca del Segura.”

”El mantenimiento de los mínimos caudales ecológicos aguas abajo de dicho punto se
complementa, en caso de necesidad, con los recursos procedentes de los pozos de
sequía”.

En el apartado 5.1 MEDIDAS DE GESTIÓN PARA HACER FRENTE A LA SEQUIA nos encontramos
las siguientes afirmaciones:

”La ausencia de un régimen de caudales ecológicos en el tramo Contraparada-San Antonio,


proponiendo como posibles medidas analizadas en el plan de cuenca no conceder nuevas
concesiones de aguas depuradas para uso agrario, de forma que los retornos de las
EDAR que vierten al río Segura pueda ser empleado en el mantenimiento del caudal
ambiental”.

”Querer justificar la posibilidad de priorizar el uso del agua para el riego de un campo
de golf en una situación de grave sequía estructural, en una región semi-árida, con
necesidades mucho más necesarias como las derivadas de la demanda agraria y
ambiental, sin visos de poder verse garantizadas, incluso a largo plazo, resulta, como
poco, un despropósito, además de ir en sentido opuesto a los esfuerzos e iniciativas
emprendidas por parte de la comunidad internacional para mitigar este gravísimo problema”

En la jurisprudencia podemos hallar casos de la aplicación práctica de la obligación de proteger y


asegurar un uso racional y sostenible del agua en sentencias como:

S.T.S. Sala 3ª de 21 de mayo de 1993


F.J. SEXTO.-

“Queda, pues, demostrada la inviabilidad de la concesión de 60 litros al segundo, que solicitó el


actor el día 29-3-1983, dada la escasez de agua. La Administración, por lo tanto, aplicó
correctamente el art. 57.2 de la Ley de Aguas de 2-8-1985 y el art. 96-1 de su Reglamento de
11-4-1986 ( RCL 1986\1338 y 2149), que ordenan que «las concesiones se otorgarán teniendo en
cuenta la explotación racional conjunta de los recursos superficiales y subterráneos», explotación
racional que se vería truncada si, con la escasez de recursos que los informes han puesto de
manifiesto, se hubiera otorgado la concesión.
Dentro de esta cultura de protección medioambiental lo que resulta evidente es que, a raíz de la
Directiva, la existencia de recursos hídricos suficientes, constituye
un a priori de cualquier acto planificación territorial, y es un prius inexcusable de cualquier
ordenación.

El recurso hídrico no es un elemento normativo del plan, es un elemento físico previo al Plan,
como lo son el paisaje, la orografía, el suelo, la atmósfera, los bosques, o las aguas superficiales.

Y esta condición se impone, como he dicho, a cualquier acto del proceso de aprobación de un
instrumento de planificación, sea inicial, intermedio, o final; se haya aprobado pura o
simplemente; se haya aprobado parcialmente, condicionadamente, suspensivamente,
supeditadamente; se haya notificado, publicado o no.

Cualquier acto que intente una planificación u ordenación territorial, sin que existan
recursos hídricos suficientes, no solo es irracional, es también irresponsable.

Sin recursos hídricos no es posible ninguna planificación, no solo esta, la ahora


contemplamos, también cualquier otra. Si no existen recursos hídricos, incluso
podremos anular el acuerdo de aprobación inicial, porque es absurdo, continuar el
procedimiento de aprobación de un Plan imposible.

Tribunal Supremo (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 5).Sentencia de 21 octubre


2009.

“Los recursos hídricos que necesite un campo de Golf para su funcionamiento afectan al
interés general”.

Después de la exposición realizada en esta alegación se solicita que, debido a las irregularidades
apreciadas en el expediente administrativo, a los fundamentos legales en materia de aguas
expuestos, a la jurisprudencia existente y sobre todo a la lógica más racional y al puro sentido
común, no se acepte esta ni ninguna otra petición de las aguas residuales de la EDAR de Nueva
Condomina que no suponga el único destino aceptable para esa agua, y que es ser destinada al
mantenimiento del caudal ecológico del río Segura. Por lo tanto se pide que de oficio, y en base a
lo expuesto y al interés general de los murcianos, la Confederación Hidrográfica del Segura
destine el agua de dicha EDAR al mantenimiento del caudal del río.

En Murcia, a ………de…………… 2010.

Fdo…………………………………………………….