Vous êtes sur la page 1sur 13
LICENCIATURA EN ENFERMERÍA Y OBSTETRICIA PROCESO ATENCION ENFERMERÍA EVALUACIÓN MAESTRA EN ADMINISTRACION DE HOSPITALES YENI CRUZ
LICENCIATURA EN ENFERMERÍA Y OBSTETRICIA PROCESO ATENCION ENFERMERÍA EVALUACIÓN MAESTRA EN ADMINISTRACION DE HOSPITALES YENI CRUZ
LICENCIATURA EN ENFERMERÍA Y OBSTETRICIA PROCESO ATENCION ENFERMERÍA EVALUACIÓN MAESTRA EN ADMINISTRACION DE HOSPITALES YENI CRUZ

LICENCIATURA EN ENFERMERÍA Y OBSTETRICIA

PROCESO ATENCION ENFERMERÍA

EVALUACIÓN

MAESTRA EN ADMINISTRACION DE HOSPITALES YENI CRUZ TORRES

CONCEPCIÓN BAUTISTA JAIMES

GRUPO 1 MARTES

Fecha: 11 de Agosto de 2015

  • 1. Introducción.

  • 2. Justificación

  • 3. Objetivo.

ÍNDICE

  • 4. Desarrollo del tema.

  • 5. Conclusiones.

  • 6. Bibliografía.

INTRODUCCION

La evaluación se define como la comparación planificada y sistematizada entre el estado de salud del paciente y los resultados esperados. Evaluar, es emitir un juicio sobre un objeto, acción, trabajo, situación o persona, comparándolo con uno o varios criterios.

Los dos criterios más importantes que valora la enfermería, en este sentido, son:

la eficacia y la efectividad de las actuaciones, Griffith y Christensen (1982). El proceso de evaluación consta de dos partes

Recogida de datos sobre el estado de salud/problema/diagnóstico que queremos evaluar. Comparación con los resultados esperados y un juicio sobre la evolución del paciente hacia la consecución de los resultados esperados. La evaluación es un proceso que requiere de la valoración de los distintos

aspectos del estado de salud del paciente. Las distintas áreas sobre las que se evalúan los resultados esperados (criterios de resultado), son según Iyer las

siguientes

áreas:

1.- Aspecto general y funcionamiento del cuerpo:

o

Observación directa, examen físico.

o

Examen de la historia clínica

2.- Señales y Síntomas específicos

o

Observación directa

Entrevista con el paciente. Examen de la historia 3.- Conocimientos:

o

o

o

Entrevista con el paciente

o

Cuestionarios (test),

4.- Capacidad psicomotora (habilidades). Observación directa durante la realización de la actividad

o

5.- Estado emocional:

o

Observación directa, mediante lenguaje corporal y expresión verbal

o

de emociones. Información dada por el resto del personal

6.- Situación espiritual (modelo holístico de la salud):

o

Entrevista con el paciente.

o

información dada por el resto del personal

Las valoraciones de la fase de evaluación de los cuidados enfermeros, deben ser interpretadas, con el fin de poder establecer conclusiones, que nos sirvan para plantear correcciones en las áreas estudio, veamos las tres posibles conclusiones (resultados esperados), a las que podremos llegar:

El paciente ha alcanzado el resultado esperado. E1 paciente está en proceso de lograr el resultado esperado, nos puede conducir a plantearse otras actividades. El paciente no ha alcanzado el resultado esperado y no parece que lo vaya a conseguir. En este caso podemos realizar una nueva revisión del problema, de los resultados esperados, de las actividades llevadas a cabo. De forma resumida y siguiendo a M, Caballero (1989) la evaluación se compone de:

Medir los cambios del paciente/cliente.

En relación a los objetivos marcados.

Como resultado de la intervención enfermera

Con el fin de establecer correcciones.

La evaluaci6n se lleva a cabo sobre las etapas del plan, la intervención enfermera

y

sobre

el

producto

final.

A la hora de registrar la evaluación se deben evitar los términos ambiguos como «igual», «poco apetito», etc., es de mayor utilidad indicar lo que dijo, hizo y sintió el paciente. La documentación necesaria se encontrará en la historia clínica, Una característica a tener en cuenta en la evaluación es, que ésta es continua, así podemos detectar como va evolucionando el cliente y realizar ajustes o introducir modificaciones para que la atención resulte más efectiva.

JUSTIFICACIÓN

Con el presente trabajo se prende abordar sobre el proceso de enfermería dando énfasis a la última etapa del mismo.

Evaluar es juzgar o estimar. En este contexto, la evaluación es una actividad planificada, continuada y dotada de objetivos, en la cual los pacientes y los profesionales de enfermería determinan:

a)

La

evolución

del

objetivos/resultados.

paciente

en

relación

con

la

consecución

de

los

b) La eficacia del plan de cuidados de enfermería.

La evaluación es un aspecto importante del proceso de enfermería, ya que las conclusiones extraídas de la misma determinan si es preciso suspender, continuar o modificar las intervenciones de enfermería.

Es un proceso continuo, que se lleva a cabo durante o inmediatamente después de ejecutar una orden, permite al profesional de enfermería modificar sobre la marcha una intervención.

La evaluación continua hasta que el paciente logra los objetivos de salud o se le da el alta de los cuidados de enfermería, incluye el estado de la consecución de los objetivos y las capacidades de autocuidado del paciente en relación con los cuidados de seguimiento.

OBJETIVO GENERAL:

Conocer la

importancia de la evaluación en el

proceso de atención de

enfermería.

OBJETIVOS ESPECIFICOS:

Adquirir los conocimientos necesarios de cómo aplicar la etapa de evaluación en el PAE.

Comprender la necesidad de evaluar las acciones de enfermería para bien de la persona que tiene problemas de salud.

Conocer los pasos para realizar una Evaluación en el Proceso de Atención de Enfermería.

DESARROLLO DEL TEMA

Evaluar es juzgar o estimar. La evaluación es la quinta y última fase del proceso de enfermería. En este contexto, la evaluación es una actividad planificada, continuada y dotada de objetivos, en la cual los pacientes y los profesionales de enfermería determinan

a) La evolución del paciente en relación con la consecución de los objetivos/resultados b) la eficacia del plan de cuidados de enfermería. La evaluación es un aspecto importante del proceso de enfermería, ya que las conclusiones extraídas de la misma determinan si es preciso suspender, continuar o modificar las intervenciones de enfermería. La evaluación es un proceso continuo. La evaluación que se lleva a cabo durante o inmediatamente después de ejecutar una orden permite al profesional de enfermería modificar sobre la marcha una intervención. La evaluación que se realiza a intervalos específicos pone de manifiesto el alcance de los progresos del paciente en relación con la consecución de los objetivos y permite al profesional de enfermería corregir cualquier deficiencia y modificar el plan de cuidados según sea necesario. La evaluación continua hasta que el paciente logra los objetivos de salud o se le da el alta de los cuidados de enfermería. La evaluación del alta incluye el estado de la consecución de los objetivos y las capacidades de autocuidado del paciente en relación con los cuidados de seguimiento. La mayoría de los centros dispone de un informe del alta especial para esta evaluación. RELACIÓN ENTRE LA FASE DE EVALUACIÓN Y OTRAS FASES DEL PROCESO DE ENFERMERÍA El éxito de la fase de evaluación depende de la eficacia de los pasos que la preceden. Los datos de la valoración deben ser exactos y completos, de forma que el profesional de enfermería pueda formular diagnósticos de enfermería y resultados esperados apropiados. RELACIÓN ENTRE LAS ACTIVIDADES DE ENFERMERÍA Y LOS RESULTADOS El cuarto aspecto del proceso de evaluación es determinar si las intervenciones de enfermería guardan alguna relación con los resultados. Nunca debe suponerse que una intervención de enfermería fue la causa o el único factor responsable de haber conseguido el objetivo, de haberlo conseguido parcialmente, o de no haberlo conseguido.

EXTRACCIÓN DE CONCLUSIONES SOBRE EL ESTADO DEL PROBLEMA El profesional de enfermería utiliza los juicios sobre la consecución de objetivos para determinar si el plan de cuidados ha sido eficaz para resolver, reducir o prevenir los problemas del paciente. CONTINUACIÓN, MODIFICACIÓN Y SUSPENSIÓN DEL PLAN DE CUIDADOS DE ENFERMERÍA Tras extraer conclusiones sobre el estado de los problemas del paciente, el profesional de enfermería modifica el plan de cuidados según sea necesario. Dependiendo del centro, las modificaciones pueden realizarse tachando partes del plan de cuidados, o marcando partes con un rotulador, o escribiendo «Suspendido» (S) y la fecha. Tanto si se cumplen los objetivos como si no, es preciso tomar una serie de decisiones en relación con la continuación, la modificación o la suspensión de los cuidados de enfermería para cada problema. Antes de realizar modificaciones individuales, el profesional de enfermería debe determinar primero por qué el plan en conjunto no fue totalmente eficaz. VALORACIÓN. Una base de datos incompleta o incorrecta influye en todos los pasos posteriores del proceso de enfermería y en el plan de cuidados. Si los datos son incompletos, el profesional de enfermería debe volver a valorar al paciente y registrar los nuevos datos. En algunos casos, los nuevos datos pueden indicar la necesidad de nuevos diagnósticos de enfermería, nuevos objetivos y nuevas prescripciones de enfermería. DIAGNÓSTICO. Si la base de datos está incompleta, es posible que se requieran nuevos enunciados diagnósticos

PLANIFICACIÓN: RESULTADOS ESPERADOS. Si un diagnóstico de enfermería es inexacto, obviamente el enunciado de objetivos requiere una revisión. Si el diagnóstico de enfermería es adecuado, el profesional de enfermería debe verificar que los objetivos son realistas y alcanzables. Los objetivos no realistas deben corregirse. También es preciso determinar si las prioridades han cambiado y si el paciente sigue estando de acuerdo con las

prioridades. Asimismo, deben redactarse los objetivos para todo nuevo diagnóstico de enfermería. PLANIFICACIÓN: PRESCRIPCIONES DE ENFERMERÍA. El profesional de enfermería investiga si las intervenciones de enfermería estaban relacionadas con la consecución de los objetivos y si se seleccionaron las intervenciones de enfermería más adecuadas. Aunque los diagnósticos y los objetivos sean los apropiados, es posible que no se hayan escogido las intervenciones de enfermería mejores para alcanzar los objetivos. EJECUCIÓN Aunque todos los pasos del plan de cuidados parezcan ser satisfactorios, la forma en la que se ejecutó el plan puede haber interferido en la consecución de los objetivos. Antes de seleccionar nuevas intervenciones, el profesional de enfermería debe comprobar si se llevaron a cabo las prescripciones de enfermería. Otro personal puede no haberlas realizado, ya sea porque las prescripciones no estaban claras o porque no eran razonables en términos de limitaciones externas tales como dinero, personal o equipo. Una vez realizadas las modificaciones necesarias en el plan de cuidados, el profesional de enfermería ejecuta el plan modificado y de nuevo comienza el ciclo del proceso de enfermería. EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DE LOS CUIDADOS DE ENFERMERÍA Además de evaluar la consecución de objetivos para pacientes individuales, los profesionales de enfermería también participan en la evaluación y en la modificación de la calidad global de los cuidados suministrados a grupos de pacientes. Este proceso forma una parte esencial de la responsabilidad profesional frente a terceros. GARANTÍA DE CALIDAD Un programa de garantía de calidad (GC) es un proceso continuado y sistemático diseñado para evaluar y promover la excelencia en la asistencia sanitaria proporcionada a los pacientes. La garantía de calidad a menudo hace referencia a la evaluación del nivel de cuidados suministrado en un centro de asistencia sanitaria, pero puede limitarse a la evaluación del rendimiento de un profesional de

enfermería, o implicar, de forma más amplia, la evaluación de la calidad de los cuidados en un centro o incluso en un país. La garantía de calidad requiere una evaluación de tres componentes de los cuidados: la estructura, el proceso y los resultados. Cada tipo de evaluación requiere criterios y métodos diferentes, y cada uno tiene un objetivo distinto. La evaluación de la estructura tiene por objetivo el marco en el que se proporcionan los cuidados. Da respuesta a la pregunta: ¿Cuál es el efecto del marco de provisión de cuidados sobre la calidad de los mismos? Los estándares estructurales describen las características ambientales y organizativas que influyen sobre los cuidados, tales como el equipo y los profesionales. La evaluación del proceso tiene por objeto la forma en la que se proporcionan los cuidados. Da respuesta a preguntas tales como las siguientes: ¿son los cuidados relevantes para las necesidades del paciente? ¿Son los cuidados apropiados, completos y oportunos? Los estándares del proceso se centran en la forma en la que el profesional de enfermería utiliza el proceso de enfermería La evaluación de resultados tiene por objeto los cambios demostrables en el estado de salud del paciente a consecuencia de los cuidados de enfermería. Los criterios de resultados se redactan en términos de respuestas del paciente o estado de salud, de la misma forma que se hace para la evaluación dentro del proceso de enfermería. MEJORA DE CALIDAD La mejora de calidad (MC) también se conoce como mejora continua de calidad (MCC), gestión integral de calidad (GIC), mejora del rendimiento (MR) o mejora persistente de calidad (MPC). La MC es el compromiso y el enfoque aplicados de forma continua para mejorar cada proceso en cada parte de una organización, con la finalidad de alcanzar y superar las expectativas del consumidor y los resultados. A diferencia de la garantía de calidad, la MC sigue a los cuidados del paciente en vez de una estructura organizativa, se centra en el proceso en vez de en los individuos, y emplea un enfoque sistemático con la intención de mejorar la calidad de los cuidados en vez de garantizar la calidad de los mismos. Los estudios de MC se centran en identificar y corregir los problemas de un sistema, como la

duplicación de los servicios en un hospital o la mejora de los servicios. AUDITORÍA DE ENFERMERÍA Una auditoría implica el examen o la revisión de informes. Una auditoría retrospectiva consiste en la evaluación de los informes de un paciente después del alta del centro. Retrospectivo significa «relativo a acontecimientos pasados». Una auditoría concurrente supone la evaluación de los cuidados sanitarios de un paciente mientras éste aún está recibiendo cuidados en el centro. Estas evaluaciones utilizan la entrevista, la observación directa de los cuidados de enfermería y la revisión de las historias clínicas para determinar si se han cumplido criterios específicos. Otro tipo de evaluación de los cuidados es la revisión por iguales. En la revisión de enfermería por iguales, profesionales de enfermería que actúan con el mismo nivel de capacidad, es decir, iguales, valoran la calidad de los cuidados o del ejercicio realizado por otros profesionales de enfermería igualmente cualificados. La revisión por iguales se basa en estándares o criterios preestablecidos. Existen dos tipos de revisiones por iguales: la revisión individual y la auditoría de enfermería. La revisión por iguales individual se centra en el rendimiento de un profesional de enfermería individual. La auditoría de enfermería se centra en la evaluación de los cuidados de enfermería mediante la revisión de los informes. El éxito de estas auditorías depende de una documentación exacta: los auditores presuponen que si los datos no se han registrado, los cuidados no se han proporcionado.

CONCLUSIONES

El uso del proceso de atención de enfermería da como resultado un plan que describe las necesidades de atención y los cuidados para cada sujeto de atención.

La aplicación del Proceso de Enfermería tiene repercusiones sobre la profesión, el cliente y sobre la enfermera; profesionalmente, el proceso enfermería define el campo del ejercicio profesional y contiene las normas de calidad; el cliente es beneficiado, ya que mediante este proceso se garantiza la calidad de los cuidados de enfermería; para el profesional enfermero(a) se produce un aumento de la satisfacción, así como de la profesionalidad.

La evaluación continua y la reconsideración de los cambios en las necesidades del cliente, aseguran un nivel apropiado de calidad y calidez de atención hacia el usuario, estimando el nivel de atención que se le brindan a las personas mediante la evaluación de las intervenciones de enfermería, la medición de los logros de los objetivos, para así dar una atención que satisfaga las necesidades de las personas que recurren a los centros hospitalarios en busca de atención para mejorar su salud.

El propósito de esta etapa es evaluar el progreso hacia las metas identificada; si el progreso hacia la meta es lento, o si ha ocurrido regresión, el profesional de enfermería deberá cambiar el plan de cuidados de acuerdo a ello.

En cambio, si la meta ha sido alcanzada, entonces el cuidado puede cesar. Se pueden identificar nuevos problemas en esta etapa, y así el proceso se reiniciará.

BIBLIOGRAFIA

Diez Domingo Ma. Isabel and Fernández Jiménez J. Luis. Manual de Enfermería. Edición 2006 p.p. 10-13.

Armendáriz, Ortega Angélica M. Teorías de enfermería y su relación con el proceso de atención en enfermería. SynthesiS Enero-Marzo 2007.

González SP, Chávez RAM. Proceso de atención de enfermería desde la perspectiva docente. Bogotá (Colombia), 11(2): 47-76, Julio-Diciembre 2009

RODRÍGUEZ SÁNCHEZ, Bertha Alicia: Proceso de enfermería, Ediciones Cuellar, 2000.