Vous êtes sur la page 1sur 10

INTRODUCCIÓN

La discapacidad a lo largo de la historia, ha sido considerada a través de diferentes puntos de vista, y aunque la forma de abordarla ha cambiado radicalmente, en cada etapa histórica han existido actitudes de apoyo o discriminación hacia las personas con discapacidad.

Actualmente, en el marco de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, se promueve: “proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales por todas las personas con discapacidad, y promover el respeto de su dignidad inherente”.

El enfoque de educación inclusiva señala que: “La inclusión no tiene que ver sólo con el acceso de los alumnos y alumnas con discapacidad a las escuelas comunes, sino con eliminar o minimizar las barreras que limitan el aprendizaje y la participación de todo el alumnado”

Muchas personas con discapacidad carecen de igual acceso a la atención de salud, la educación y las oportunidades laborales que las demás personas; no reciben los servicios que necesitan de acuerdo con su discapacidad, y se hallan excluidos de actividades de la vida cotidiana.

De esta forma, trataré de abordar el tema desde un punto de vista comparativo, a nivel educativo como social y político.

1.

¿QUÉ ES LA DISCAPACIDAD?

Por lo general, cuando se piensa en las personas con discapacidad se piensa sólo en el tipo de discapacidad que la convierte en diferente, y se construye una generalización global a partir de ese elemento concreto, sin tener en cuenta las demás características, circunstancias y cualidades de la persona. Cuando se piensa así, es fácil olvidar que cada ciudadano tiene el mismo valor y los mismos derechos que los demás.

Como dice Erving Goffman (2003), “la discapacidad no tiene que ver con enfermedad, retardo, parálisis, etc. Tiene que ver con sociedades que no siendo perfectas han creado un concepto de perfección y normalidad acreditado al sector que tiene poder:”

Sin embargo, Alexandra Lores (2012), define que “la discapacidad es el resultado de una deficiencia, una reducción total o parcial de la capacidad de llevar a cavo una actividad de modo normal o dentro de los limites considerados como normales para el ser humano”

De esta manera, mientras que un autor afirma que no tiene absolutamente nada que ver con la persona, sino con la sociedad, mientras que la otra autora afirma que sí, se puede llegar a un punto intermedio donde ambos no necesariamente están equivocados. La sociedad ha impuesto las directrices para nombrar a una persona como “discapacitada”, pero no hay que olvidar que toda persona que tenga una reducción parcial o permanente, es considerada también una persona con discapacidad. Así que se cae en cuenta en que la autora Alexandra Lores ha tenido más afín con las concepciones actuales que definen a una persona como discapacitada.

  • 2. PROBLEMAS A NIVEL MUNDIAL (CHILE).

En Chile, la problemática de la discapacidad ha estado presente por más 40 años como una demanda importante de las organizaciones de la sociedad civil. A partir de los 90, se promulgó en 1994 el primer marco legal que beneficia a las personas con discapacidad en Chile, la “Ley 19.284”. En el 2010, este marco legal fue reemplazado por la “Ley 20.422” que Establece Normas sobre la Igualdad de Oportunidades e Inclusión de Personas con Discapacidad.

Lentamente se ha ido transitando un enfoque desde asistencia centrada únicamente en la biomedicina, hacia uno basado en los derechos humanos, que reconoce a los niños, jóvenes y adultos con discapacidad, como sujetos de derecho y no de caridad, poniendo el acento en las barreras sociales, más que en la deficiencia que podamos presentar de manera permanente o transitoria, puesto que son precisamente estas, las que agudizan la exclusión, obstruyendo la verdadera y real integración.

Este enfoque centrado en los derechos humanos, exige a todo nivel, que se reconozca a chilenos como ciudadanos sujetos de derecho. Principalmente el derecho de acceder a la mejor calidad de vida posible en respeto a la diversidad, lo que significa encontrar y disponer libremente de los servicios adecuados para la satisfacción de sus necesidades.

Hablamos de derechos especiales en el ámbito de la salud, el acceso a educación, políticas claras entorno al trabajo, transporte accesible y sin discriminación, más participación ciudadana, entre otras áreas vitales. Esto es el resultado de un trabajo que hace décadas se viene desarrollando a nivel internacional y que visibiliza sus derechos, ubicándolos como una prioridad fundamental para los Estados.

En este sentido, la salud en Chile, separada en pública y privada con altísimos niveles de dispersión en calidad y acceso, se encuentra enfocada solo a la atención de patologías aisladas, sin un enfoque integral que considere prevención ni mucho menos promoción de la discapacidad.

3. DISCAPACIDAD EN VENEZUELA.

Partimos diciendo que según el Artículo: 81 de la C.R.B.V, "Toda persona con discapacidad tiene derecho al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración familiar y comunitaria y, las instituciones del Estado junto a la sociedad debe garantizar el respeto a su dignidad humana, la equiparación de oportunidades, condiciones laborales satisfactorias y promover su formación capacitación y acceso al empleo acorde con sus condiciones”. Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en Venezuela existen 907.692, personas con algún tipo de discapacidad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 650 millones de personas en el mundo, es decir, aproximadamente el 10% de la población mundial total sufre de diversas formas de discapacidad. Así mismo, el 80 % de las

personas con discapacidad, más de 400 millones de personas viven en países pobres, con menos posibilidades para atender sus necesidades.

Las implicaciones de este tipo de proyecciones justifican la importancia y necesidad de que exista una institución dentro de la estructura del Estado venezolano la cual promueva, defienda y vigile los Derechos Humanos de esta población que alcanza en nuestro país la suma de 3 millones de personas con alguna discapacidad.

Venezuela, dio un paso de avance en su política social dirigida a alcanzar una mayor inclusión al suscribir la Convención, sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la Asamblea General de las Naciones Unidas (Bolivia, 13 de agosto de 2009). Para ello se realizaron reuniones entre representantes del Ministerio para las Relaciones Exteriores y el Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad (CONAPDIS), la Defensoría del Pueblo, y la Procuraduría General de la República. En el proceso también participaron la Asamblea Nacional, la Federación Venezolana de Discapacidad Intelectual y la Asociación Venezolana de Síndrome de Down.

Aparte, La Ley para Personas con Discapacidad (LPCD) fue publicada en Gaceta Oficial 38.598 el 5 de Enero de 2007. Con esta ley se ha logrado, además, acercar la rehabilitación a las personas con discapacidad; sin embargo, se necesitan más escuelas para niños y niñas con discapacidad intelectual.

Por su parte, Laya considera que es fundamental que se apruebe un reglamento a La Ley para Personas con Discapacidad, de tal manera que las personas con discapacidad puedan disfrutar plenamente de los derechos establecidos en dicha ley.

4. CAUSAS Y CONSECUENCIAS QUE PUEDAN GENERAR DESDE EL PUNTO DE VISTA DE EDUCACIÓN COMPARADA.

El que poco a poco Venezuela vaya dando pequeños pero seguros pasos hacia una inclusión de personas con discapacidad de diverso tipo ha sido empuje que tendrá un efecto dominó con otros países. Dentro de las leyes con discapacidad, los congresos nacionales e internacionales generan un impacto dentro y fuera del país, comunicándose entre ellos para mantenerse actualizados respecto a tecnologías aplicadas, estrategias y metodologías que pueda facilitar el tránsito de la vida de estas personas.

Cabe destacar que a Venezuela todavía le falta muchísimo camino que recorrer para resguardar al menos un 40% de su población discapacitada. Existen diversas leyes (tales como las anteriormente mencionadas, “Ley para personas con discapacidad”), programas a nivel social, público y privado, programas tecnológicos (TIC), que promueven la optimalización de su calidad de vida. Sin embargo, puede hacerse un auge a nivel mundial si persiste en crear programas nacionales e internacionales para la inclusión de estas personas.

Es preciso formular una política nacional clara en materia de inclusión de los niños con discapacidad en la educación, respaldada por el marco jurídico, las instituciones y los recursos adecuados que sean necesarios. A fin de ayudar a las autoridades normativas a elaborar un sistema de educación equitativo que incluya a los niños con discapacidad, se deberá llegar a un acuerdo respecto de la definición de los términos «educación inclusiva» y «necesidades educativas especiales».

También se necesita identificar, mediante encuestas, el nivel y la naturaleza de las necesidades a fin de proporcionar el apoyo y realizar los ajustes que resulten adecuados. Algunos alumnos necesitarán solamente algunas modificaciones en el ambiente físico para tener acceso, mientras que otros necesitarán apoyo educativo en forma intensiva.

De esta forma, a través no sólo del respaldo político y social, se pueden llevar a cabo las siguientes recomendaciones para que existan consecuencias más visibles en cuanto a la aceptación y mejoramiento de la calidad de vida de las personas con discapacidad:

5. ESTRATEGIAS.

Es importante lograr la participación de los padres y los miembros de la familia. Los padres y los docentes deben tomar en forma conjunta las decisiones relativas a las necesidades educativas de cada niño. Los niños tienen un mejor rendimiento cuando las familias participan, y el costo de esta actividad es muy bajo.

También se debe lograr que la comunidad en su conjunto participe en actividades relacionadas con la educación de los niños con discapacidad. Es probable que esto genere mejores resultados que las decisiones normativas impuestas por las autoridades. Conviene crear vínculos entre los servicios educativos y otros servicios de rehabilitación, de esta manera, los recursos escasos pueden utilizarse de manera más eficaz y es

posible lograr una adecuada integración de la educación, los servicios de atención de la salud y los servicios sociales.

Es necesario alentar una mayor participación de los adultos con discapacidad y las organizaciones de personas discapacitadas en actividades orientadas a promover el acceso de los niños con discapacidad a la educación. Es importante consultar e involucrar a los niños en las decisiones relativas a su educación.

Toda estrategia siempre llevará base según la exigencia que pida. En el caso de las discapacidades, dependiendo de cuál sea (auditiva, motora, cognitiva, visual, entre otros), se educará con metodologías que puedan servir exclusivamente para su discapacidad. No obstante, podrían esquematizarse en general de la siguiente manera:

Centrar la acción en las posibilidades, intereses y necesidades de los

educandos. Respetar los diferentes ritmos y estilos de aprendizajes.

Potenciar el autodesarrollo, autoestima y pertenencia al grupo.

Favorecer al educando en el aprender a aprender, pensar, reflexionar,

explicar y manipular su propio aprendizaje; además de convivir armónicamente. Emplear una pedagogía mediadora del aprendizaje y de la enseñanza

basada en los constructos vygotskianos de zona de desarrollo actual y zona de desarrollo potencial. Emplear materiales y ambientes naturales, reales y significativos que

faciliten la asimilación del aprendizaje. Usar diferentes procedimientos de evaluación que se adapten a distintos

estilos, capacidades y posibilidades de los educandos. Crear y mantener una atmósfera cálida, de protección y comodidad que

haga sentir a los educandos seguros y apreciados. Crear un clima de respeto y valoración entre los educandos, entre los

docentes y los educandos, entre la comunidad escolar en general.

A continuación, un cuadro general de estrategias dependiendo de su discapacidad.

DISCAPACIDAD

ESTRATEGIA

TRASTORNO DE

  • 1. Utilizar constantemente un leguaje claro y adulto

LENGUAJE

evitando los diminutivos y el lenguaje infantilizado.

  • 2. Respetar el ritmo personal del niño cuando se

 

expresa, no interrumpir, ni anticipar su respuesta.

  • 3. Al cometer errores el niño, no reírse, y corregir la

expresión respondiendo frecuentemente de la forma

correcta.

  • 4. Acostumbrar al niño a que mire a los ojos a la

persona que habla.

  • 5. No ofrezca un Lenguaje parcelado. Conteste todas las

preguntas que este formule.

 
  • 1. Trazar objetivos a corto plazo, basados en sus fortalezas e intereses.

  • 2. Utilizar claves visuales (fotografías o palabras).

  • 3. Utilizar la repetición como estrategia para aprender.

AUTISMO

  • 4. Utilizar la rutina para facilitar el aprendizaje,

haciendo que la tarea pierda su carácter de novedad.

  • 5. Capacitación a los padres a fin de garantizar la

enseñanza en diferentes ambientes y la

generalización de lo aprendido.

 
  • 1. Centrar las acciones en las fortalezas y capacidades de la persona.

  • 2. Diseñar actividades atractivas y significativas que permitan el desarrollo de su experiencia.

RETARDO

  • 3. Utilizar material didáctico diverso como objetos reales o reproducción de estos, imágenes y laminas, libros y cuentos (material impreso en general) que

  • 4. Textualizar las paredes con material que

MENTAL

permitan reproducir, manipular y vivenciar

situaciones reales o simuladas trabajándolo de forma contextualizada.

retroalimente las competencias dadas.

  • 5. Respetar el ritmo de desarrollo de cada educando a

partir de sus propias experiencias.

 
  • 1. Ubicarlo en asientos cercanos al pizarrón.

  • 2. Adaptar los materiales impresos a sus necesidades.

  • 3. Propiciar el uso de grabadoras.

VISUAL

  • 4. Acceder al sistema de lectura y escritura sobre la

base de puntos en relieve (Braille).

  • 5. Propiciar actividades que favorezcan a la integración

a la familia y la comunidad.

AUDITIVA

  • 1. Ubicarlos en la parte delantera del aula, frente al

pizarrón y así poder tener una interacción más eficaz.

  • 2. Escribir en el pizarrón y luego explicarle de frente el

contenido a desarrollar.

  • 3. Trabajar con material ilustrado (láminas, mapas y otros).

  • 4. En la iniciación escolar ir despacio y construir párrafo

por párrafo, esto facilita la comprensión de la lectura.

 

5.

Anunciar la actividad a realizar en un tono de voz suave y pausada, de frente, para facilitar la

 

comprensión

CONCLUSIÓN

Los niños con discapacidad tienen menos

probabilidades que los niños sin

discapacidad de ingresar a la escuela y tienen tasas más bajas de permanencia y

promoción en la escuela. Los niños con discapacidad deben tener igualdad de

oportunidades en el acceso a una educación de calidad, pues ella es fundamental para la

formación de capital humano y para su participación en la vida social y económica.

Aunque, históricamente, los niños con discapacidad han sido educados en

escuelas especiales separadas, las escuelas convencionales inclusivas —tanto en zonas

urbanas como rurales— permiten realizar avances de una manera eficaz en función de los

costos. La educación inclusiva es más adecuada para prestar asistencia a la mayoría de

los niños con discapacidad y evita que queden aislados de sus familias y comunidades.

Las políticas, los sistemas y los servicios educativos imponen un amplio espectro de

barreras que reducen las oportunidades de los niños con discapacidad para acceder a la

educación convencional.

A fin de garantizar que los niños con discapacidad tengan igualdad de

oportunidades en el acceso a la educación, se requiere un cambio tanto a nivel sistémico

como escolar para eliminar las barreras físicas y actitudinales y proporcionar servicios de

apoyo y ajustes razonables. Un amplio espectro de partes interesadas —autoridades

normativas, administradores de escuelas, docentes, familiares, y niños con y sin

discapacidad— pueden contribuir a mejorar las oportunidades y los resultados educativos

de los niños con discapacidad.

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD DR. RAFAEL BELLOSO CHACÍN FACULTAD DE HUMANIDADES Y EDUCACION ESCUELA: EDUCACION PREESCOLAR

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD DR. RAFAEL BELLOSO CHACÍN FACULTAD DE HUMANIDADES Y EDUCACION ESCUELA: EDUCACION

TRABAJO RECURRENTE EN LA EDUCACIÓN COMPARADA SOBRE LA DISCAPACIDAD.

Maracaibo, agosto 2015.