Vous êtes sur la page 1sur 9

Introducción

El objetivo del presente artículo es realizar una revisión teórica de los antecedentes históricos, modelos explicativos e instrumentos de evaluación utilizados por los diferentes enfoques teóricos que han propuesto estrategias para la medición de la personalidad; este es un constructo que se ha venido desarrollando a lo largo de la historia humana, y sobre el cual se han adelantado gran cantidad de investigaciones que intentan explicar su formación y desarrollo. Cabe resaltar que aunque cada modelo hace énfasis en describir la personalidad de acuerdo con los postulados teóricos sobre los cuales se sustentan, también se ha desarrollado un modelo integrador, el que retoma postulados de algunos enfoques para construir una visión mucho más amplia de las posibles explicaciones para la personalidad.

El objetivo es la continuidad de algunas investigaciones que se han llevado a lo largo de la historia sobre el comportamiento del ser humano.

Ha habido teorías a lo largo de los años que explican las diferentes racionalidades de las
Ha habido teorías a lo largo de los años que explican las diferentes racionalidades
de las personas, siendo que estas son mas individuales que en conjunto.

Un punto de esto es la personalidad, que dada la naturaleza del ser humano, en todos es distinta, cada quien piensa, actúa diferente a las demás personas. Cada quien tiene un compuesto de habilidades, intereses, pensamientos, gustos; eso que cada cabeza sea un mundo.

Definición de personalidad

La personalidad es lo mismo que temperamento –una predesposicion natural, basada en lo genetico, para pensar, sentir y actuar de cierta manera--. Todavia para otros la personalidad cosnsiste en la mezcla unica que una persona tiene de rasgos emocionales, intelectuales y de carácter (honestidad, valor, etc.). para los psicologos de orientacion mas conductual, la personalidad no es algo interno, sino mas bien un patron observable de conducta organizada que es tipico de una persona.

Quiza una convencion aceptable sea definir la personalidad humana como un

compuesto de habilidades cognoscitivas, intereses, actitudes, temperamento y otras diferencias individuales en los pensamientos, sentimientos y la conducta. Esta definicion enfatiza en hecho de que la personalidad es una combinacion unica de carácteristicas cognoscitivas y afectivas que puede describirse en terminos de un patron tipico y bastante consistente de conducta individual.

Pseudociencias

Las pseudociencias son las que llevan a cabo una clasificación o evaluación a un ser humano dependiendo de su desarrollo en ciertos estudios, llegan a analizar la personalidad por medio de escritura y conocimientos.

Frenologia: De acuerdo con la psicologia de las factultades, la mente cosniste en una serie de facultades que pueden ser desarrolladas mediante el ejercicio mental (por ejemplo, estudiando latín, matematicas, geografia y otras materias dificiles) de la misma manera que el cuerdo puede ser desarrollado por el ejercicio fisico. Entiendo que por frenologia es la inspeccion minusiosa de cada parte del cerebro abarcando muchos aspectos del cerebro como la capacidad mental, carácter y principalmente la personalidad.

compuesto de habilidades cognoscitivas, intereses, actitudes, temperamento y otras diferencias individuales en los pensamientos, sentimientos y

Fisionomia: Se interesa en determinar el temperamento y el carácter a partir de rasgos externos del cuerpo y en especial del rostro. Se encarga de esyudiar el aspecto fisico de una persona a base de sus rasgos faciales.

Grafologia: Actividad donde se analiza la personalidad mediante el estudio de muestras de escritura, esta quiza mas difundida que la creencia de la fisionomia. Generalmente esta pseudociencia se enfoca en estudiar la personalidad estudianto la escritura de la persona, principalmente se estudia la firma.

Teorías de la personalidad

De acuerdo con la importancia que se le ha dado al estudio de la persona- lidad,

se encuentra que para una mejor y mayor conceptualización de la misma, se han desarrollado diferentes teorías que intentan explicar cómo se constituye la personalidad humana; también se han diseñado estrategias para su evaluación,

2

medición e interpretación, cada una de las cuales constituye una forma diferente de abordar este fenómeno. Los instrumentos de personalidad son diseñados para establecer semejanzas y diferencias entre varios individuos frente a las manifestaciones conductuales.

Existen diferentes teorías sobre el concepto de la personalidad, se han llevado a cabo diversos estudios para definirla, cada uno de estos se ha diseñado con el fin de encontrar semejanzas y/o diferencias entre las personas en ciertas situaciones dadas, tratando de explicar como es que esta constituida la personalidad humana.

Teoría psicodinámica de la personalidad

De acuerdo con el teórico más importante de este paradigma de la psicología (Sigmund Freud, 1856-1939), la conducta de una persona es el resultado de fuerzas psicológicas que operan dentro del individuo y que por lo general se dan fuera de la conciencia (Morris y Maisto, 2005).

medición e interpretación, cada una de las cuales constituye una forma diferente de abordar este fenómeno.

Según la idea antes expuesta, la persona posee tres estructuras que aparecen durante el desarrollo de la vida; la primera de ellas corresponde a lo que se ha denominado ello, la única estructura que se encuentra presente en el nacimiento y es totalmente inconsciente, se interesa en satisfacer los deseos del niño con el fin de evitar el dolor. En esta parte del desarrollo el niño solo tiene dos maneras de obtener placer, las acciones reflejas y la fantasía (Brainsky, 1998).

La segunda estructura planteada por Freud (1967) es el yo, el que se encuentra entre lo consciente y lo preconsciente que busca satisfacer los deseos del ello en el mundo externo; se diferencia de éste en que, en lugar de actuar de acuerdo con el principio del placer (satisfacción inmediata), actúa bajo el principio de realidad. Por medio del razonamiento inteligente el yo busca demorar la satisfacción de los deseos del ello hasta que se pueda garantizar la gratificación de la manera más segura posible. Cuando la persona llega a la edad adulta no solo busca la satisfacción de deseos sino que empieza a entrar en juego el componente moral, lo cual se ha denominado súper yo, este cumple las veces de guardián moral,

3

entonces tiene la función de vigilar al yo para conducirlo hacia las acciones morales socialmente aceptadas (Pervin & John, 1998).

Se nos da a entender que la conducta de una persona son el resultado de los pensamientos de cada persona; según esta idea existen 3 estructuras que cada persona posee, y estas aparecen a lo largo de la vida. Estas se dividen en etapas de la vida; una esta presente al momento del nacimiento cuando aun se es inconsciente del entorno, la segunda es cuando se es consiente y preconsciente, y la tercera es en la etapa adulta cuando se busca los deseos de uno mismo.

Teoría fenomenológica de la personalidad

La teoría fenomenológica de la personalidad, a diferencia del psicoanálisis, considera que el ser humano no debe ser comprendido como resultado de conflictos ocultos e inconscientes sino que tiene una motivación positiva y que, conforme a cómo evoluciona en la vida, el hombre va logrando obtener niveles superiores de funcionamiento, teniendo en cuenta que la persona es responsable de sus propias actuaciones y por ende de las consecuencias que le sobrevienen. Dos de los teóricos importantes de esta compresión de la personalidad son Carl Rogers y Gordon Allport.

entonces tiene la función de vigilar al yo para conducirlo hacia las acciones morales socialmente aceptadas

Carl Rogers consideró que los seres humanos construyen su personalidad cuando se ponen al servicio de metas positivas, es decir, cuando sus acciones están dirigidas a alcanzar logros que tengan un componente benéfico (Morris & Maisto, 2005). Para Rogers, la persona desde que nace viene con una serie de capacidades y potenciales los cuales tiene que seguir cultivando a través de la adquisición de nuevas destrezas; esta capacidad se ha denominado tendencia a la realización; por el contrario, cuando el individuo descuida el potencial innato hay una tendencia a que se vuelva un ser rígido, defensivo, coartado y a menudo se siente amenazado y ansioso.

El ser humano no debe ser entendido en base a actitudes y acciones negativas, si no a las positivas que son lo que nos impulsa a logras grandes cosas en la vida.

4

Supone que el individuo va obteniendo niveles de superioridad conforme va evolucionando en la vida, se toma en cuenta que es responsable de sus acciones y de sus consecuencias.

Se considera que cada quien se construye una personalidad al momento de obtener metas positivas.

Teoría de los rasgos

La teoría de los rasgos se refieren a las características particulares de cada individuo como el temperamento, la adaptación, la labilidad emocional y los valores que le permiten al individuo girar en torno a una característica en particular (Engler, 1996). En este sentido Raymond Cattel, uno de los personajes más significativos en esta teoría, agrupó los rasgos en cuatro formas que se anteponen; de esta manera su clasificación fue la siguiente:

a) comunes (propios de todas las personas) contra únicos (son característicos de individuo) b) superficiales (fáciles
a) comunes (propios de todas las personas) contra únicos (son característicos de
individuo)
b) superficiales (fáciles de observar) contra fuentes (solo pueden ser descubiertos
mediante análisis factorial)
  • c) constitucionales (dependen de la herencia) contra moldeados por el ambiente

(dependen del entorno); d) los dinámicos (motivan a la persona hacia la meta) contra habilidad (capacidad para alcanzar la meta) contra temperamento (aspectos emocionales de la actividad dirigida hacia la meta) (Aiken, 2003).

Hace énfasis en las características de cada persona, ya sea el temperamento, los valores individuales, la adaptación y la labilidad emocional. Raymond Cattel agrupo estas características y les dio una clasificación; comunes, superficiales, constitucionales y dinámicas.

Son estudios que analizan al individuo por sus valores, motivaciones, logros, emociones y su entorno para conocer su personalidad.

Teoría conductual de la personalidad

5

Watson, padre del conductismo, manifestó su acuerdo con la teoría de Jhon Locke en el siglo XVII sobre la tabula rasa, teoría de la personalidad según la cual un recién nacido viene en blanco y es el ambiente el que determinará la personalidad debido a la moldeabilidad de este, no solo en la infancia sino también en la etapa adulta (Davidoff, 1998). De otra manera, Skinner, quien realizó experimentos sobre el aprendizaje animal y humano, concluyó que lo que una persona aprende a hacer es semejante a como aprende otras cosas; por tal razón, lo que implica motivación inconsciente, aspectos morales y rasgos emocionales no existe (Papalia y Wendkos, 1997).

Teoría cognitiva de la personalidad

Esta teoría plantea que la conducta está guiada por la manera como se piensa y se actúa frente a una situación; sin embargo, no deja de lado las contingencias que ofrece el ambiente inmediato ante cualquier situación. En palabras de Bandura (1977), la personalidad es la interacción entre cognición, aprendizaje y ambiente; de igual manera juegan un papel importante las expectativas internas de los individuos, pues el ambiente influye en la manera de comportarse y por tanto modifica las expectativas del individuo ante otras situaciones respecto a su comportamiento, teniendo en cuenta que las personas se ajustan a unos criterios o estándares de desempeño que son únicos a la hora de calificar un comportamiento en diversas situaciones.

Watson, padre del conductismo, manifestó su acuerdo con la teoría de Jhon Locke en el siglo

De acuerdo con el cumplimiento o no de las expectativas, se dice que las personas que alcanzan grandes niveles de desempeño interno desarrollan una actitud llamada autoeficacia (Bandura y Locke, 2003), entendida como la capacidad de manejar las situaciones de manera adecuada para generar resultados deseados. Mientras que para Rotter (1954) esto puede ser utilizado como una habilidad cognitiva que influye en las personas de acuerdo con el manejo de sus expectativas, como lo plantea Bandura (1977; citado por Davidoff, 1998), la conducta de las personas está orientada a metas, pues los individuos se

6

pueden regular a sí mismos; además tienen un grado de libertad y capacidad de cambiar durante toda la vida.

Por su parte, Mischel (1973) se interesó por estudiar las variables personales del aprendizaje social cognoscitivo, variables que generaron otras maneras de percibir las diferencias conductuales; a partir, de estos estudios se pudo especificar cómo las cualidades de una persona influyen en el ambiente y las situaciones, así como también que el individuo emite patrones de conducta complejos y distintos en cada una de sus interacciones cotidianas. Por tal razón, es necesario identificar las aptitudes de un individuo para construir diversas conductas bajo ciertas condiciones; de la misma manera que es pertinente considerar la codificación y clasificación que hace un individuo de la situación, al igual que demanda un gran interés por conocer sus expectativas respecto a los resultados esperados, los valores de esos resultados y los sistemas autoregulatorios de esa persona en particular.

Teoría integradora de la personalidad
Teoría integradora de la personalidad

Actualmente la comunidad científica aún no ha podido establecer una teoría de la personalidad amplia y consensuada, que organice, estructure y dé cabida a la gran pluralidad existente de investigaciones y enfoques. Teniendo en cuenta estas necesidades, surge la Teoría Integradora, que plantea objetivos como: a) elaborar un modelo de personalidad amplio, que posibilite la integración de las principales teorías, que organice los principales logros de la investigación empírica incorporando la inteligencia; b) definir la personalidad a partir de la identificación teórica de los factores o facetas de las grandes dimensiones; c) fundamentar la comprensión de la personalidad desde un enfoque evolucionista; y d) ofrecer un modelo de rasgos que incorpora los paradigmas actualmente activos, sobrepasando el concepto descriptivo de la estructura y permitiendo involucrarse con los procesos (Lluís, 2002).

Según la teoría integradora, la personalidad no podrá limitarse a describir o explicar el temperamento, el carácter (el self) o la inteligencia, sino que deberá

7

incluir los tres aspectos. Una teoría de la personalidad no puede limitarse solo al consciente o al inconsciente, como tampoco a las conductas observables o a las internas, debe tener los dos factores en cuenta. Una teoría de la personalidad no se debe limitar a las diferencias y semejanzas entre hombres y mujeres y, por supuesto, tampoco debe orientarse solo a la conducta normal; es evidente que tiene que tener en cuenta la psicopatología y por lo tanto aportar posibles estrategias de cambio.

Otro aspecto de la Teoría Integradora es el modelo de los Siete Factores de Cloninger (1998), que propone cuatro dimensionas temperamentales que reflejan disposiciones innatas de respuesta a estímulos persistentes a lo largo del tiempo y por otra parte propone tres dimensiones caracterológicas que reflejan diferencias individuales y que se desarrollan en interacciones no lineales entre el temperamento y las experiencias vitales (Svrakic, Draganic & Hill, 2002).

Conclusión: Al hablar de la personalidad nos dimos cuenta de cómo un ser humano puede tener
Conclusión:
Al hablar de la personalidad nos dimos cuenta de cómo un ser humano puede
tener diferentes tipo de personalidad, esto es lo que nos hace diferentes de los
demás y por la misma es que somos únicos.

También vimos que nuestra mente y nuestra personalidad es puesta a prueba en la vida por ciertos y determinados hechos y/o situaciones que tienen un impacto emocional en nosotros, tanto sean buenos o malos que nos ayudan a desarrollar mas nuestra personalidad y también estos hechos ponen a también nuestra capacidad de acción humana, requieren de esfuerzo y autorreflexión interna en base a un marco de referencia positivo con el cual contrastar nuestro accionar externo y nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, con el objeto de identificar nuestras debilidades y a base de estos hechos o experiencias se crece mas y se mejora, se aprende a no volver a cometer aquellos mismos errores y a fortalecer mas aquello en lo que somos débiles. Abordando de esta forma esas pruebas de vida se constituyen en una oportunidad para ampliar y transformar

8

positivamente nuestras capacidades, nuestro conocimiento de nosotros mismos, nuestro autoconcepto y toda nuestra personalidad en crecimiento y evolución.

El abordaje inicial de estos hechos se ve influenciado por el impacto emocional que pone a prueba nuestros recursos de autocontrol para poder desplegar nuestra capacidad de acción humana y poder alcanzar un equilibrio funcional de nuestra personalidad que posibilite un clima interno positivo. Todo mal hace un bien.

Lista de Referencias:

1.- Lewis R. Aiken. (2003). EVALUACIÓN DE LA PERSONALIDAD: ORIGENES, APLICACIONES Y PROBLEMAS. En Tests psicológicos y evaluación (313-341). México: PEARSON EDUCACIÓN.

positivamente nuestras capacidades, nuestro conocimiento de nosotros mismos, nuestro autoconcepto y toda nuestra personalidad en crecimiento

2.- Montaño Sinisterra, Merfi; Palacios Cruz, Jenny; Gantiva, Carlos. Teorías de la personalidad. Un análisis histórico del concepto y su medición Psychologia. Avances de la disciplina, vol. 3, núm. 2, julio-diciembre, 2009, pp. 81-107 Universidad de San BuenaventuraBogotá, Colombia

9