Vous êtes sur la page 1sur 93

BENEI NOACH

“LOS HIJOS DE NOACH”

Un Estudio Introductorio a las Siete Leyes Universales

Sus páginas le introducirán a una de las doctrinas más antiguas del Judaísmo
pero al mismo tiempo menos conocida: Las Siete Leyes Universales.

Según ha sido creído desde siempre y por todo lugar en nuestro pueblo, estas
Siete Leyes fueron dadas originalmente al primer hombre, Adám Harishón
(Adán el primer hombre).
Aquí serán introducidas y luego elucidadas con todas sus derivaciones, como
fueron interpretadas por los Emisarios de Yeshúa HaMashiach y más tarde por
los maestros talmúdicos.

Este libro no solamente familiarizará al estudiante con estas Siete Leyes


Universales, sino que le permitirá comprenderlas a la luz de la revelación de
Yeshúa como Mashiach en yuxtaposición con la opinión generalizada del
Talmud en el contexto de la redención final, a fin de analizar sus similitudes,
diferencias y relevancia actual dentro de lo que se conoce popularmente como el
Movimiento Benei Noach (Los hijos de Noe).

Confiamos que será de gran bendición y orientación para todos y que usted,
amigo lector, al estudiarlas con detenimiento, sacará un máximo provecho de
ellas.

Recomendamos dos cosas: primero leer todo el libro de una vez, sin hacer
preguntas, ni escribir notas ni comentarios. Luego, por segunda vez, tomando
notas y comentarios.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 1


Finalmente, una tercera vez, haciendo preguntas y respondiéndolas con el
propio texto. De esta manera usted estará listo para entrar en aguas más
profundas y pasar a un segundo nivel de entendimiento de estos siete principios
del cual se derivan muchos más que serán estudiados oportunamente.

Le deseamos una hermosa y bendecida jornada de estudio para enriquecimiento


de su vida espiritual y para mejorar la conducta delante del Eterno, quien es
Bendito.

INDICE

Introducción ---------------------------------------------------- 3

Capítulo 1- Benei Yehudáh – Benei Noach y Goyim/Gentiles.


Capítulo 2 ---Aspectos Históricos.
Capítulo 3 Noach (Noé) el varón justo en su generación.
Capítulo 4 Presencia, Retiro y Retorno de la Presencia Divina.
Capitulo 5 Las Tres Generaciones Finales.
Capítulo 6 Atrayendo la Presencia Divina.
Capítulo 7 La promesa.
Capítulo 8 - Primera Regla de Interpretación.
Capítulo 9 - Segunda Regla de Interpretación.
Capítulo 10 – Tercera Regla de Interpretación.
Capítulo 11 – Cuarta Regla de Interpretación.
Capítulo 12 – Quinta Regla de Interpretación.
Capítulo 13 –Sexta Regla de Interpretación.
Capítulo 14 – Séptima Regla de Interpretación.
Capítulo 15 – Octava Regla de Interpretación.
Capítulo 16 - Novena Regla de Interpretación.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 2
Capítulo 17 – Décima Regla de Interpretación.
Capítulo 18 – Décimo primera Regla de Interpretación.
Capítulo 19 – Décimo segunda Regla de Interpretación.
Capítulo 20 – Décimo tercera Regla de Interpretación.

Conclusión

Introducción

Las Siete Leyes Universales conocidas también como Las Siete Leyes de
Noach, han sido definidas por el Judaísmo tradicional, de la siguiente manera:

1. No Idolatría.
2. No blasfemar.
3. No asesinar.
4. No robar.
5. No inmoralidad sexual.
6. No comer alimentos prohibidos.
7. Establecer cortes de justicia.

Como es evidente, se tratan de seis mandamientos negativos (los seis primeros)


y un mandamiento posito (el último). Esto no significa de manera alguna que
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 3
sean las únicas leyes o instrucciones válidas y normativas para la humanidad,
sino que constituyen las columnas fundamentales de las cuales se derivan otros
principios y mandamientos que serán estudiados oportunamente.

Pero estas SIETE, son como el índice de un libro que contiene, en ellos mismos,
una riqueza mucho mayor cuando se van comentando los principios generales
en el resto de las páginas de la obra para la cual el índice solamente expresa la
sustancia primaria.

Desde la perspectiva del moviminto Hasídico1 Netzarita (Judaísmo Nazareno), la


doctrina de las Siete Leyes Universales parte de las siguientes premisas:

1. Fueron dadas y conocidas antes de la revelación de la Toráh en Sinaí.


2. Afirman el monoteísmo como la base primaria de la revelación para el
hombre.
3. Demandan arrepentimiento como fundamento para la redención.
4. No es un medio de salvación, sino de ayo, tutor, guía, entrenador, guardador,
para llevar a todo hombre a Mashiach.
5. Elohim lo ha establecido como la forma de vida, de santidad exigida a los no
judíos.
6. Constituyen un sistema de justicia social fundamental para la paz y la justicia
del Reino.
7. Serán implementadas y “enforzadas” legalmente, solo por un intermediario:
Yeshúa HaMashiach en todas las naciones, cuando tenga lugar la restauración
del Reino a Yisrael.
8. Solamente son válidas como fueron bosquejadas en el Brit HaDasha con la
autoridad de Mashiach y por los jueces de Yisrael que no contradigan la de los
Shaliachim/Emisarios de Yeshúa y solamente los representantes legales de Su
Majestad tienen autoridad para proclamarlas e implementarlas.
9. Los Benei Noach son parte de Israel, es decir, copartícipes y miembros de un
mismo cuerpo, pero con una misión diferente mas no separada ni divorciada de
la del resto del cuerpo.
10. Proclamando el arrepentimiento hacia Elohim (Di-os) la apropiación de los
méritos interpuestos por el Mesías Sufriente, y la obediencia a estas leyes, se
propiciará el regreso de Mashiach y la redención final.

1
El autor hace referencia al movimiento originado por Yeshúa y que eventualmente formó parte del
judaísmo pluralista del primer siglo, en Israel, antes de la destrucción del Segundo Templo.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 4
Desde la perspectiva Farisea (Judaísmo Ortodoxo), la doctrina de las Siete
Leyes Universales parte de las siguientes premisas:

1. Fueron reveladas al primer hombre (Adám Harishón) desde el día de su


creación.
2. Son capaces de producir unión con Elohim - Monoteísmo
3. Tienen el potencial de propiciar un mundo de paz y seguridad para todos.
4. Es el medio de salvación para los no judíos como el Judaísmo lo es para los
judíos.
5. Elohim diseñó ambos: una religión para los gentiles y otra para los judíos.
6. En la medida en que se acercan los días de Mashiaj, la humanidad entera
será dirigida hacia esta meta: la unión de todos en paz y seguridad mediante la
implementación de las Siete Leyes Universales que serán observadas por todos
los pueblos.
7. La implementación de las Siete Leyes Universales será única y
exclusivamente por medio de un intermediario legal: Los rabinos. Es decir, bajo
su autoridad y estricta supervisión y todo el que se oponga será considerado un
rebelde y sujeto a la pena capital como en Bamidbár 16: 3-33.
8. Solamente son válidas las disposiciones de estas Siete Leyes como aparecen
dictaminadas por el Talmud y los rabinos posteriores, y en ninguna otra fuente.
9. Los Benei Noach son socios de Israel, pero no parte de Israel, cada uno debe
trabajar en unión con el otro, pero separadamente del otro, aunque bajo la
autoridad y supervisión de los rabinos.
10. Estableciendo estas Siete Leyes en las naciones se traerá de vuelta a
Mashiach.

Un vistazo general a estas premisas, nos permite ver los elementos comunes,
los no comunes y los opuestos entre ambos sistemas.

Elementos comunes:
1. Fueron reveladas desde tiempos inmemoriales.
2. El monoteísmo es fundamental para los Benei Noach.
3. Parten de una fuente común: Revelación de Elohim.
4. Será finalmente establecida en toda la tierra.
5. Tienen el potencial de adelantar la venida de Mashiach.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 5


Elementos no comunes:
1. Arrepentimiento- solamente en el Judaísmo Nazareno.
2. Medio de revelación, no de salvación – Solamente en el Judaísmo
Nazareno.

Elementos contradictorios:

1. Medio de Salvación vs. Medio de Revelación


2. Rabinos Vd. Mashiach.
3. Socios de Israel Vd. Parte de Israel.

Capítulo 1

Benei Yehudáh – Benei Noach y Goyim.

En sentido general, todos los gentiles son Benei Noach, sin embargo, así como
los judíos, a partir de su entrada al Pacto Avrahámico(Bereshit Capls. 12, 15 y
17) confirmado luego en Sinaí, más tarde en la planicie de Moab (Devarim 29:
10-15), prometida luego su renovación (Yermiyahu 31:31ss) y confirmada más
tarde por el propio Mashiach (Ro. 15:8), ya no son vistos más como parte de las
naciones, sino como una nación separada del resto de las naciones (el pueblo
escogido de Elohim), así también los Benei Noach que hacen su conversión al
Elohim de Yisrael, por medio de la Teshuvah/ arrepentimiento y la Emuna/fe de
Mashiaj, ya no son contados más como gentiles, sino como justos de las
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 6
naciones, Benei Noach y conectados por Mashiach, con el pacto Avrahámico e
injertados en el olivo natural, es decir, la Casa de Israel.

Es debido a este cambio sustancial de identidad y posición, que en nuestra


Alianza le llamamos a los Benei Noach, “Benei Avraham” basados en la
declaración del juez Shaul de Tarso como está documentado en Gálatas 3:29.

Así pues, las naciones todas son Benei Noach, independientemente si conocen
o no y si guardan o no, las Siete Leyes Universales, pero una vez que un Benei
Noach se arrepiente y hace su conversión al Elohim de Israel por medio de los
méritos ofrecidos por el Mashiach sufriente, y es transformado por la Rúach
HaKodesh/Espíritu de Santidad, es considerado una nueva criatura, con una
nueva identidad y una nueva herencia.

Es decir, ya no es visto más como excluido y apartado de la ciudadanía de


Israel, ajeno a los pactos y promesas, sin Eloha y sin esperanza en el mundo,
pero como un justo salido de las naciones, formando también un pueblo
apartado para Eloha y traído cercano y hecho partícipe del Reino prometido a
Israel no como extranjero o advenedizo, no como socio o amigo de Israel, sino
más aun: parte integral de Israel.

La base para esto se encuentra en las siguientes provisiones dadas por


Mashiach:

Efesios 1: 13,14
13
En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, la promesa de
la redención para vuestra salvación, y habiendo creído en él 2, fuisteis sellados
con la Rúach HaKodesh de la promesa,
14
que es prenda de garantía3 de nuestra herencia hasta la redención de la
posesión adquirida, para alabanza de su gloria.
2
Creen en Mashiaj no es solamente un asentamiento intelectual de su existencia histórica y del
conocimiento metal de su mensaje, sino haber confiado plenamente en el contenido de su enseñanza y
de la razón de su misión, de su muerte y resurrección y por tanto, habiendo abandonado los ídolos,
convirtiéndose de corazón al Eterno y uniéndose a la familia de los apartados a fin de cumplir ahora su
misión en la redención, juntamente con sus hermanos judíos.
3
En otras palabras, la misma prenda de garantía dada a los judíos, ahora es pasada también a los
creyentes de origen no judío, sin hacer diferencia.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 7
Efesios 2: 13-19
11
Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles
biológicamente, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha
por manos en la carne.
12
En aquel tiempo estabais
sin Mashiach,
alejados de la ciudadanía de Israel
y ajenos a los pactos de la promesa,
sin esperanza
y sin Di-os en el mundo.
13
Pero ahora en Mashiaj Yeshua, vosotros que en otro tiempo estabais lejos,
habéis sido hechos cercanos4 por el alma de Mashiach.
14
Porque él es nuestro shalom, que de ambos pueblos formó una unidad 5,
derribando la pared intermedia de separación: la enemistad,
15
aboliendo en su carne la ley de los mandamientos dados en las ordenanzas
contra los gentiles 6, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre,
firmando la paz,
16
y reconciliar con Di-os a ambos en un solo cuerpo, por medio del sufrimiento
del madero, destruyendo allí las enemistades.

4
Consecuentemente, las cosas previas que no tenían, ahora les ha sido concedida por Mashiaj.
5
Del hebreo “ejad” es decir, una unidad hecha para cumplir la misión encomendada. Siempre que el
término hebreo “ejad” aparece, significa unidad de criterio, de pensamiento, de motivación de intención
para hacer la voluntad soberana del Eterno. Cuando un hombre y una mujer se unen en matrimonio,
vienen a ser “ejad”, es decir, compartir una misma vida, una misma casa, un mismo lecho, una misma
meta, cada uno dando lo que el otro no tiene y recibiendo lo que le falta. Por tanto, ser ejad (uno) con el
Eterno significa compartir un mismo espíritu, una misma opinión, una misma intención. Los conversos
sinceros de entre los gentiles y los hijos de Israel, tienen ahora, por el oficio realizado por el Mashiaj
Sufriente, una misma misión: la redención final del mundo. Consecuentemente, cada uno, según la
porción que le ha tocado y usando las herramientas dadas y la posición dada en el cuerpo de Mashiaj,
deberá colaborar bajo la dirección de la Cabeza, en perfecta unidad, para alcanzar esa redención final
que ha sido prometida. No acusándose ni mordiéndose unos a otros, ni procurando cambiar la biología
de cada uno, es decir, no haciendo judío al gentil ni gentilizando al judío, sino asumiendo cada uno, en
el estado que fue llamado, su lugar en la redención, pero mancomunadamente, en unidad, en ejad.
6
Una referencia a las famosas 18 ordenanzas dadas por la Escuela de Shamai para hacer
extremadamente difícil a un gentil convertirse al Judaísmo y hacerse judío. Estas ordenanzas no tienen
nada que ver con la Toráh, la ley divina, que no es el tema aquí. Vea Introducción “Shamai”.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 8
17
Y vino y anunció7 las buenas noticias de shalom a vosotros que estabais lejos,
y shalom a los que estaban cerca8;
18
porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo
Espíritu al Padre. 19Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino
conciudadanos del pueblo escogido, y miembros de la familia de Di-os.

Efesios 3: 1-6

Por esta causa yo Shaul, el prisionero de Mashiaj por vosotros los gentiles;
2
si es que habéis prestado atención a la administración de la gracia de Di-os que
me fue dada para con vosotros;
3
que por revelación me fue declarado el plan oculto, como antes lo he escrito
brevemente, 4leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el
proyecto secreto de Mashiaj, 5el cual no se dio a conocer a los hijos de los
hombres en otras generaciones en la misma medida que ahora fue revelado a
sus apóstoles y profetas por el Espíritu:
6
que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes
de la promesa en Mashiaj Yeshúa por medio de la proclamación del mensaje de
la redención9.
7
No en persona, sino por medio de sus agentes (emisarios, representantes oficiales, apóstoles) El
principio de agencia es tan importante en la jurisprudencia hebrea que el enviado asume no solamente el
nombre, sino la investidura de autoridad del que representa. De ahí que aunque fue Pablo el que trajo el
mensaje de la promesa de la redención en Mashiaj, se considera que Mashiaj mismo estaba en Pablo
cuando éste actuaba como su embajador. Por el mismo principio, Di-os estaba en Mashiaj reconciliando
consigo al mundo.
8
Una drash sacado de Isaías 57:19 donde los frase “los que están lejos” significa los que estaban bajo la
maldición de no tener la luz de la Torah, pero que al arrepentirse y ser iluminados con la luz de la
verdad, reciben promesa de perdón. Los que estaban “cerca” son los que habían recibido la Toráh, pero
la habían transgredido, para ellos también hay promesa de sanidad en la profecía.
9
El misterio escondido no es que los gentiles pudieran hacerse judíos y formar parte de Israel, porque
esto siempre fue así, desde el día mismo del nacimiento de Israel (Éxodo 12:37,38), pero el misterio es
que ahora, por los méritos del Mashiaj, los gentiles no tienen necesariamente que hacerse judíos para
formar parte de la promesa, sino que lo hacen como gentiles justos, habiendo sido lavados y purificados
sobre la base de su conversión sincera y los méritos ofrecidos en su favor por el Mashiaj Sufriente. Esto
jamás había sido conocido en Israel. Sí había la idea de que cuando el Mashiaj viniera, los gentiles
abandonarían sus ídolos y se convertirían, pero cómo lo harían, qué lugar tendrían y cómo debería ser su
admisión en Israel, nunca fue conocido ni legislado. De hecho, Guevurot (Crónicas de los Apóstoles)
registra que hubo mucha discusión acerca de qué hacer con los gentiles que se convertían al Eterno. Así
pues, el misterio no es que un gentil se hiciera judío, sino que sin hacerse judío, podía ser parte de la
comunidad de Israel, probada su conversión sincera por los méritos de Yeshua.(Hechos 15)
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 9
Su membresía en la familia de Elohim, es decir, la Casa de Israel, no tiene la
intención de hacerlos judíos, sino de hacerlos pueblo escogido de Eloha,
sacados de las naciones, lavados, limpiados y purificados y mostrando esa
elección, limpieza y purificación, mediante la observancia de las Siete Leyes
Universales que les capacitan para cumplir su parte en el programa general de
la redención.

De manera que, la observancia de las Siete Leyes no son un medio de


salvación, sino un medio de santificación es decir, la expresión visible, como
estilo de vida, de la salvación que solamente es imputada por Elohim sobre la
base de su arrepentimiento, conversión y apropiación por la fe obediente, de los
méritos introducidos a su favor, por el Mashiach Yeshúa.

Este estudio, como se indicó previamente, intenta presentar sinópticamente, la


doctrina de los Benei Noach – Benei Avraham, como base fundamental para el
análisis histórico de un movimiento que tiene el potencial de ser instrumento
extraordinario en la redención pero también el de abortarla y propiciar el
surgimiento de su opuesto: el espíritu del anti-Mashiaj y la apostasía previa a la
revelación del Mashiach ben David.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 10


Capítulo 2

Aspectos Históricos

Las Siete Leyes Universales, fueron dadas originalmente a Adám y formó por
tanto, parte de su conciencia natural. Es a esto que se refiere Rav Shaul cuando
afirma (Rom. 2: 12-27)
“12
Porque todos los que sin tener la revelación de la Toráh han
pecado, sin Toráh también perecerán; y todos los que teniendo la
Toráh han pecado, por las disposiciones de la Toráh serán juzgados;
13
porque no son los oidores de la Toráh los justos ante Di-os, sino los
hacedores de la Toráh serán justificados. 14Porque cuando los
gentiles que no tienen Toráh, hacen por naturaleza lo que la Toráh
demanda de ellos, éstos, aunque no tengan Toráh, lo que hacen es
Toráh para ellos, 15 revelando así que su conducta es el resultado de
las demandas de la Toráh que para ellos ha sido escrita en sus
corazones, dando testimonio de esto lo que sucede en su
conciencia racional, en ocasiones acusándoles y en ocasiones
aprobándoles, 16en el día en que Di-os juzgue por Yeshúa el Mashiaj
los secretos de los hombres, conforme a mi mensaje.
17
He aquí, tú que te identificas como judío, y te apoyas en la
Toráh, y vives alabando por ello a Di-os, 18y conoces Su voluntad, e
instruido por la Toráh apruebas lo mejor, 19y confías que eres guía de
los ciegos, luz de los que están en tinieblas, 20instructor de los
indoctos, maestro de niños, que tienes en la Toráh la sustancia del
verdadero conocimiento y de la verdad; 21tú, pues, que enseñas a
otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que predicas que no se ha de
hurtar, ¿hurtas? 22Tú que dices que no se ha de adulterar,
¿adulteras? Tú que abominas de los ídolos, ¿entras al templo ebrio?
23
Tú que te jactas de la Toráh, ¿con infracción de la Toráh deshonras
a Di-os? 24Porque por judíos como estos, el nombre de Di-os es
blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros, como está
escrito10.

10
Vea Ezequiel 36:21,22
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 11
25
Pues en verdad la circuncisión aprovecha, si obedeces la Toráh;
pero si eres trasgresor de la Toráh, tu circuncisión se transforma en
incircuncisión. 26Si, pues, el incircunciso obedeciere las ordenanzas
de la Toráh que le son impuestas, ¿no será tenida su
incircuncisión como circuncisión? 27Y el que físicamente es
incircunciso, pero obedece perfectamente la Toráh que aplica a ellos,
te juzgará a ti, que teniendo el rollo de la Toráh y habiendo sido
circuncidado eres trasgresor de la Toráh”.

¿Cuándo fueron escritas en su corazón? El día que Adám fue creado, porque
es de Adám que proceden todas las familias de la tierra. Así pues,
potencialmente, todo proviene de una raíz común de revelación dada
originalmente a Adám Harishón.

En Breshit 2: 16,17, está documentado lo siguiente: “Y Y-H-V-H Elohim


ordenó a Adám diciendo...

En la expresión “diciendo” estaban implícitas en forma seminal, las Siete Leyes


Universales, mencionadas por Rav Shaul como “las demandas de la ley que
para ellos ha sido escrita en sus corazones, dando testimonio de esto lo que
sucede en su conciencia racional”. Esto ha sido creído desde entonces en el
Judaísmo11.

Está bien documentado en nuestros libros que cada vez que la Escritura nos
informa que “El Eterno habló diciendo...” implica que es una ordenanza para
revelar dicha ordenanza al pueblo de Israel o a los descendientes, según
aplique.

¿Por qué? Porque de no tener esa frase el que recibe la revelación no estaría
autorizado a compartirla, toda vez que es visto como revelación de un secreto
que es una forma de lashón hará (chisme).

Así pues, el mandamiento que recibió Adám Harishón (el primer Adám)
autorizaba su revelación a sus hijos de todas las instrucciones dadas por el

11
Maimónides luego hablará de esto en Mishné Torah, leyes 1 y 2.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 12


Eterno a Adám y que están concentradas en lo que llamamos las Siete Leyes de
Noaj.

Esto es lo que explica por qué los hijos de Adám (Caín y Hevel) conocían de
ofrendas y sacrificios (Bereshit. 4:2,3) que no están revelados de forma escrita
en la Toráh, pero que formaron parte de la toráh oral que Adám pasó a sus hijos.

¿De dónde sacó Caín la idea de ofrecer un sacrificio vegetal al Eterno?


¿De dónde sacó Hevel la idea de ofrecer un sacrificio de ovejas al Eterno?

Evidentemente, Adám conocía estas cosas por revelación y las pasó oralmente
a su descendencia, por tanto, las Siete Leyes Universales en su estado
embrionario y seminal fueron dadas a Adam el cual tenía la responsabilidad de
pasarlas a su descendencia como su legado al mundo.

Desde entonces, las Siete Leyes Universales son siempre conectadas con Adám
Harishón.

La inferencia lógica es la siguiente: Adám enseñó a sus hijos estos Siete


Preceptos:

1. No tendrás dioses ajenos delante de Eloha.


2. No blasfemarás el Nombre de El Eterno.
3. No asesinarás
4. No robarás
5. No practicarás ninguna forma de inmoralidad sexual
6. No comerás alimentos prohibidos
7. Establecerás cortes de justicia en tus ciudades

¿Cómo explicar entonces que Caín y Hevel trajeran estas ofrendas que no están
explícitamente dadas en las Siete Leyes Universales?

De esto se deduce que las Siete Leyes Universales son como los pilares del
fundamento de un edificio, pero cada una de esas leyes, por estudio y aplicación
de las 13 reglas de interpretación que serán estudiadas luego, nos permitirán

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 13


descubrir otras sub leyes que están de alguna manera relacionadas con las
Siete Leyes Universales y que de ellas derivan, como estudiaremos.

La evidencia de esto viene dada en la propia Toráh, porque Breshit nos cuenta
cómo Elohim decide la destrucción de toda la humanidad, no solamente por su
obstinada rebelión en contra de estos mandamientos, sino por la implementación
de un sistema de vida que era precisamente, lo opuesto.

En Breshit 6:12 está escrito:

“Y vio Elohim que la tierra se había corrompido... que toda carne había
corrompido su camino en la tierra”.

En hebreo, “camino” es más que “sendero”, significa las normas por las cuales
una persona, comunidad o nación debe vivir.

Por tanto, cuando la Toráh dice que “toda carne había corrompido su camino”,
significa que habían violado los mandamientos, preceptos y ordenanzas
establecidos divinamente por medio de Adám Harishón.

Esto significa que la idolatría (avodah zaráh), la inmoralidad sexual, la blasfemia


del Nombre de El Eterno y así sucesivamente, todas las normas básicas para la
conducta del hombre, fueron pisoteadas, rechazadas y violadas por aquella
generación.

Y por esta razón, es decir, por haber violado los preceptos divinos revelados en
las Siete Leyes Universales, lo que la Biblia llama “corrupción del camino”,
Elohim juzgó aquella generación con el mabul (cataclismo) universal.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 14


Capítulo 3

Noach (Noé) el varón justo en su generación

Así las cosas, Elohim (Di-os) encontró un hombre que sí había ordenado su
vida por estas Siete Leyes.

Ese hombre fue Noach, el cual las impuso en su casa, en sus hijos y sus
esposas, como está escrito en la Toráh (Breshit 6:8-10)

“Pero Noach halló gracia ante los ojos de Y-H-V-H. Estas son las generaciones
de Noach: Noach, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Elohim
caminó Noach”.

¿Qué significa que “Noach caminó con Elohim”?

Como ya hemos explicado, “camino” es más que sendero, significa, “tradición,


manera de hacer las cosas, estilo de vida que resulta cuando nos apegamos a
ciertas ordenanzas y preceptos”.

Por tanto, que Noach caminó con Elohim quiere decir que guardó las Siete
Leyes Universales, vivió apegado a ellas y formaron su estilo de vida, su camino
delante del Eterno.

Por tal razón, fue acogido a misericordia como está escrito: “Noach halló gracia”.

Consecuentemente, las Siete Leyes Universales son un medio para que el


hombre pueda recibir la gracia, especialmente como fue revelada después,
venido el cumplimiento del tiempo, y según las Escrituras, en Mashiach Yeshúa.

En otras palabras, Elohim impuso las Siete Leyes de Noach como “Ley” para las
naciones a fin de que actuara como un entrenador que le disciplinara hasta que
viniera el Mashiach quien había sido prometido que, enseñaría “justicia a las
naciones” como está escrito en el profeta (Yeshayahu 42:1)

“He aquí mi siervo, mi escogido; en quien mi alma tiene


contentamiento; he puesto sobre él mi Rúaj; él traerá justicia a las
naciones”.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 15
De manera que esta “ley” ha sido el “ayo” para llevar a los hombres a Mashiaj
quien fue escogido por Y-H-V-H para esta gran misión anticipada en la
revelación dada a Adam Harishón. Cuando Rav Shaul habla de la “ley como
ayo”, en un contexto no judío, siempre significa una referencia a las Siete Leyes
Universales.

Con la destrucción de la generación del mabul (cataclismo-diluvio universal),


Noach sobrevive ahora como depositario de todo lo que una vez fue dado a
Adám Harishón, es decir, es un nuevo Adám, un nuevo hombre surgido de las
aguas, la nueva cabeza, el representante ahora de las naciones, de la
humanidad.

Por tanto y debido a su alta posición de padre de las naciones, Noach es


confirmado en las Siete Leyes Universales y recibe la bendición del Altísimo que
alcanza también a sus hijos y a los hijos de sus hijos, es decir, a toda la
humanidad que ahora está potencialmente, en los lomos de Noach y sus tres
hijos, Shem, Cam y Jafet.

Esto lo sabemos por el propio testimonio de las Escrituras que documentan lo


siguiente: (Breshit 9:8-10)

“Y habló Elohim a Noach y a sus hijos diciendo: He aquí yo


establezco mi pacto con vosotros y con vuestros descendientes
después de vosotros y con todo ser viviente que está con vosotros...

Como ya hemos explicado, por un principio de análisis bíblico, cada vez que la
Escritura dice: “Y habló el Eterno diciendo”, la expresión “diciendo” es un
permiso y al mismo tiempo, una ordenanza para pasar la revelación que ha de
ser dada, a todos aquellos que están contenidos en ella como destinatarios.

Aquí se nos informa que el Eterno hizo un pacto con “Noach, sus hijos y sus
descendientes”, por lo tanto, las Siete Leyes Universales son confirmadas de
nuevo y ordenadas que sean aplicadas y enseñadas no solamente a la familia
de Noach, sino a todos sus descendientes.

Como es evidente en el texto, ello también afecta el reino animal y vegetal es


decir, que las disposiciones relacionadas con la manera de relacionarse con los
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 16
animales y de usarlos como fuente de alimentación, así como los alimentos de
fuente vegetal, fueron también determinadas seminalmente, en este pacto que
se renueva y se confirma.

La Toráh nos informa que el Eterno entregó una “señal” para este pacto, como
está documentado en Breshit 9:12-17.

“Y dijo Elohim: Esta es la señal del pacto que yo establezco entre Mí


y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por siglos
perpetuos: Mi arco e puesto en las nubes, el cual será por señal del
pacto entre Mí y la tierra. Y sucederá que cuando haga venir nubes
sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. Y me
acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser
viviente de toda carne; y no habrá más mabul (cataclismo
provocado por el agua) de aguas para destruir toda carne. Estará el
arco en las nubes y lo veré y me acordaré del pacto perpetuo entre
Elohim y todo ser viviente, con toda carne que hay sobre la tierra.
Dijo, pues, Elohim a Noach: Esta es la señal del pacto que he
establecido entre Mí y toda carne que está sobre la tierra”.

Los colores del arco celestial

Los colores actuales del arco celestial fueron establecidos por el científico inglés
Sir Isaac Newton, quien contó siete en este orden: Rojo, Anaranjado, Amarillo,
Verde, Azul, Índigo y Violeta.

La razón por la cual Newton estableció estos siete colores fue más de carácter
metafísico que físico, pues sabemos que era un aficionado a la numerología y
siete, como sabemos, es un número extraordinariamente relacionado con
factores espirituales. El no tenía el conocimiento del Judaísmo que habría
requerido para realizar una mejor relación de verdades generales, pero en sus
condiciones, dejó el legado de los siete colores del arco celestial en el orden
previamente mencionado.

En todo caso, no han faltado los que han relacionado las Siete Leyes
Universales con los siete colores del arco celestial y desde entonces dicho
criterio se ha mantenido.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 17
Dejando el asunto ahí, sin mayores comentarios y tomándolo tal como ha
llegado a nosotros, dos aspectos centrales deben ser tenidos en consideración
aquí.

Primero: Aunque hay siete colores predominantes, no están separados, sino que
uno sigue al otro hasta formarse cientos de colores, tanto desde el punto de
vista del espectro físico como desde el punto de vista de la percepción cerebral
(dos cosas diferentes, lo que es y lo que el cerebro percibe)

La luz comienza a descomponerse con el rojo y va cambiando de colores hasta


el violeta.

Esto podría ser indicativo de que las Siete Leyes Universales, aunque separadas
para estudiarlas, constituyen una unidad entre sí que se suceden unas a otras y
que forman cientos de leyes adicionales, si tenemos las herramientas de
interpretación válidas y sabemos usarlas.

Segundo: Físicamente hablando, detrás del arco celestial principal que el ojo ve,
subsiste otro arco celestial, menos perceptible al ojo físico y que solamente
puede ser detectado si las condiciones del tiempo son apropiadas.

Esto es indicativo de que detrás de las Siete Leyes Universales, que actúan
como lo evidentemente revelado, subsisten otras leyes, esto es, las orales que
son mencionadas aquí y allá en la Toráh y los Profetas y el Brit HaDasha que
necesitan ser tomadas en consideración a la hora de explicarlas como una
unidad legal para la humanidad.

Esto es evidente hasta en el nombre de los colores. Por ejemplo, sabemos que
es rojo y que es violeta, por la tradición. No hay como probar que rojo es rojo y
que el violeta es violeta, excepto que ha sido recibido oralmente generación tras
generación.

Por otro lado, el arco celestial ha sido uno de los fenómenos naturales más
abusados, torcidos y corrompidos de la historia de la humanidad.

Desde identificaciones idolátricas hasta el uso sofisticado dado por el


movimiento de la nueva era y últimamente, el movimiento homosexual que usa
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 18
la “señal” como distintivo (logo) del movimiento a partir de 1978 en S.
Francisco, California 12.

Tal vez esto es un indicativo (en verdad lo es) de la manera cómo el enemigo
toma lo sagrado y lo corrompe volviéndolo profano, dándole incluso, usos viles,
anticipando así lo que ha ocurrido muchas veces tanto con las Escrituras como
con la tradición.

En todo caso, como dijera Rav Shaul, la infidelidad del hombre no anula la
Palabra de Elohim y el principio bíblico es bien claro: el arco celestial es una
señal de pacto entre Elohim y la tierra, es decir, esta edad presente y la
humanidad, incluyendo todo lo que respira, para siempre.

“Y dijo Elohim: Esta es la señal del pacto que yo establezco entre Mí


y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por siglos
perpetuos: Mi arco e puesto en las nubes, el cual será por señal del
pacto entre Mí y la tierra. Y sucederá que cuando haga venir nubes
sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. Y me
acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser
viviente de toda carne; y no habrá más mabul (cataclismo provocado
por el agua) de aguas para destruir toda carne. Estará el arco en las
nubes y lo veré y me acordaré del pacto perpetuo entre Elohim y
todo ser viviente, con toda carne que hay sobre la tierra. Dijo, pues,
Elohim a Noach: Esta es la señal del pacto que he establecido entre
Mí y toda carne que está sobre la tierra”.

El contexto revela que la “señal del pacto” en las nubes, es el resultado de la


promesa de “no volver a destruir la tierra con agua” y consecuentemente, es una
señal de gracia, de misericordia divina.

Por tanto, las Siete Leyes Universales es una revelación de la “gracia de


Elohim” dada a todos los hombres, es decir, la buena voluntad del Cielo de
hacer bien al hombre y de procurar su reconciliación con Eloha.

12
Una versión surgió luego con una bandera con los colores del arco celestial a la cual se le añadió una
franja negra para recordar los homosexuales que han muerto por SIDA.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 19
Esto significa que cada vez que vemos el arco celestial en las nubes, debemos
recordar: “Merecemos la exterminación total, pero Elohim (Di-os) ha tenido
misericordia de la humanidad y nos dejó un remanente, Noach (Noé) y sus
hijos”.

Capítulo 4

Presencia, Retiro y Restauración de la Presencia Divina

Adam causó el retiro de la Presencia Divina del Gad Edem (Jardín del Edén) al
Primer Cielo. Este primer cielo está representado por el color violeta la parte
más cercana del arco iris a la tierra.

HaShem creó el universo y al hombre porque él es bueno y quiso dar a conocer


la riqueza de Su gloria a una criatura que hecha a Su imagen y semejanza,
pudiera no solamente reconocerlo inteligentemente, sino ser hecho partícipe de
una relación fraternal con el Creador e instrumento de Su revelación en la
creación.

Es cierto que “los cielos cuentan la gloria de Eloha y el firmamento anuncia la


obra de Sus manos”, pero solamente el hombre tiene la habilidad de reflejar esa
gloria de forma inteligente, libre y conscientemente, o sea, con el atributo de la
personalidad.

El hombre pues, es la corona de la creación.

¿Qué significa que el hombre es la corona de la creación?

Significa que todo fue hecho para él, como está escrito: “Le has hecho poco
menor que los elohim (ángeles) y lo coronaste de favores y misericordia. Todo lo
pusiste debajo de sus pies”.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 20


Si miramos el relato de la creación, percibimos inmediatamente que el hombre
fue la última creación de Elohim en los seis días formales de creación.

Esto no es casualidad, sino indica diseño y propósito. Es decir, luego que todo
estaba listo, entonces la obra magna de la creación, “su corona”, fue creada.

Esto significa que aunque toda la creación contaban de la gloria de Elohim, en el


hombre esa gloria se manifestaba, o sea, la Presencia Divina se hacía presente
en la creación, específicamente en la tierra, lugar escogido para el Eterno para
dicho propósito.

En otras palabras, Adám vino a ser la vasija de barro donde se manifestaba y


reflejaba la Presencia Divina en la creación.

Es desde esta perspectiva que la tierra, aun siendo pequeña e insignificante en


relación con otros cuerpos celestes, constituye el centro del universo en cuanto
a revelación, reflejo y manifestación de la Presencia Divina.

Adám no solamente era la corona de la creación, era también la vasija de la


revelación y reflexión de la plenitud de la gloria del Eterno.

Esa gloria que descendió desde el séptimo y superior cielo hasta la tierra, ahora
se hacía presente por medio de una criatura extraordinaria, el primer hombre.

Cuando Adám transgredió, la Presencia Divina tuvo que ser retirada porque la
vasija que la contenía fue rota por la rebelión, la desobediencia y el mal uso de
la libertad.

Por tanto, tuvo lugar la primera separación entre Elohim y el hombre.

Su presencia fue quitada de la tierra y retirada hasta el primer cielo. Esto


significa que ya Adám no reflejaba y proyectaba como antes la gloria de Elohim.

Quedó separado de esa gloria, destituido de esa gloria, porque la Presencia


Divina se retiró por la ruptura de la vasija que la contenía y reflejaba.

Caín – Índigo - Segundo Cielo

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 21


Con el pecado de Caín, el primer asesino de la historia de la humanidad, la
Presencia Divina se alejó aun más, hasta el segundo cielo.

Esto significa que los descendientes de Caín reflejaban mucho menos ahora la
Presencia Divina que su padre Adám y que la Presencia Divina, Su aliento
sagrado, (Rúaj HaKodesh) se retiró más aun, hasta el segundo cielo,
representado por el color índigo.

Janoj 13 (Enoc) ben Caín – Azul – Tercer Cielo

Janoc fue el primogénito de Caín, quien, según la tradición de nuestro pueblo,


heredó todo lo malo de su padre. Y por su causa, la Presencia Divina se retiró
aun más, al tercer cielo, representado por el color azul del arco celestial.

Generación del Mabul (Cataclismo-Diluvio universal) – Verde – Cuarto Cielo

Con la maldad y corrupción de la generación del mabul, la Presencia Divina se


retiró aun más de la tierra, es decir, no tenía vasija apropiada en la cual posarse
para causar su reflejo su manifestación.

En esta ocasión, el retiro alcanzó el cuarto cielo, simbolizado por el verde del
arco celestial.

A fin de que esa Presencia Divina fuera traída de vuelta a la tierra, se necesitaba
una vasija apropiada. Noach (Noé) tuvo la oportunidad de hacerlo, porque fue un
“varón justo en su generación y caminó Noaj con Elohim”, como está escrito.
Todo indica que lo intentó, pero falló. ¿Dónde se revela su intento?

En Breshit 9:20,21 está escrito:

13
No confundirlo con el otro Janoc (Enoc) que “caminó con Elohim” (Gén. 5:22) y a fin de prevenir
que regresara a malos caminos, el Eterno prefirió tomarle su alma, como está escrito: (Ve-enanú) “y no
fue más” (traducido en otras versiones como “desapareció” ) es decir, murió porque el Eterno lo quitó
de la tierra. La idea de “fue quitado”, significa que murió (Ezequiel 24:16) Por analogía de
expresiones, 2 Tes. 2:7, donde la frase “sea quitado” significa que morirá, dejará de existir. La idea de
que el Espíritu es lo que será quitado, es el resultado de ignorar el trasfondo hebraico de las Escrituras.
El término hebreo LAKAJ que aparece en Ezequiel es el mismo que usa Pablo en 2 Tesalonicenses.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 22
“Después comenzó Noach a labrar la tierra y plantó una viña y bebió
del vino y se embriagó, y estaba descubierto en medio de su tienda”.

Aunque algunos han criticado esta acción de Noach, la realidad es que él intentó
rectificar el pecado de Adám porque según las memorias de nuestro pueblo, el
árbol del conocimiento del bien y del mal no fue el manzano, sino la vid.

Según esta tradición, el tronco de la vid representa la Toráh Escrita y las ramas
de la vid representan la toráh oral. Cuando la mujer fue tentada, ella tenía la
toráh escrita y la toráh oral, pero al fundamentarse en la oral, el resultado fue
que violó la escrita.

La Toráh escrita decía: “Del árbol del conocimiento del bien y del mal, no
comerás, porque el día que de él comieres, ciertamente morirás”.

La toráh oral decía: “No comerlo significa también no tocarlo, para que no
muráis”, asunto que fue explicado del mandamiento de “no comerás de él,
porque puede causar la muerte”, es decir, llevarte a la muerte y que la mujer usó
como base para su razonamiento con la serpiente (Bereshit. 3:3)

En otras palabras, violó la oral y esta la llevó a violar la escrita, pues dice: “Y
tomó de su fruto y comió de él”; primero, tocó (tomó) que violó la explicación oral
del mandamiento dado por su marido, y luego, transgredió lo que fue escrito, es
decir, que la primera violación la llevó a la segunda: “comió”.

En todo caso, cuando Noach plantó la viña, por la tradición que él tenía, se
propuso hacer un buen uso de ella, no como Eva y luego Adám, al principio.

Sin embargo, Noach falló en su intento, porque bebió más de la cuenta, se


emborrachó, se quitó la ropa y se acostó desnudo lo que causó que su hijo Kam
lo viese y que le costó una terrible maldición.

De esto aprendemos que entre el principio general de “inmoralidad sexual”, está


la prohibición de ver la desnudez del padre y por extensión de la madre y todo lo
demás que luego será legislado partiendo de este principio seminal.

Para entonces, el mundo tendría que esperar por “otro” que se identificara con la
vid con la intención de rectificar el pecado de Adám Harishón y que tuviera éxito
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 23
en su intento, es decir, que no violara jamás la Toráh Escrita ni la Toráh oral
válida y derivada correctamente de la Escrita. Nosotros sabemos de la identidad
de ese otro porque dijo:

“Yo soy el vino, vosotros los ramas de la vid. Separados de mí, nada
podéis hacer”.

Consecuentemente, la rectificación fue hecha con la copa de la redención que


tomó del fruto de la vid que representaba la sangre que contenía el alma caída
por la trasgresión voluntaria de Adám y de toda la humanidad para poder
elevarla a la gloria.

De esto hay mucho que explicar y se hará en otra ocasión.

Solamente baste saber que las ramas, esto es, la toráh oral, no puede estar
separada de Mashiaj, porque de lo contrario, “nada podréis hacer”.
Consecuentemente, cualquier toráh oral que contradiga las enseñanzas de
Mashiaj no es ni será halajáh (decreto legal normativo y obligante) en Israel.

¿En qué consistió entonces el pecado de Adám? Se emborrachó y se desnudó


inapropiadamente delante de su esposa y el resultado fue la corrupción y la
caída de Adám y con él, toda la humanidad que potencialmente residía en él
para entonces. De ahí que está escrito: “Por cuanto todos pecaron y están
separados (privados, destituidos) de la gloria de Elohim”.

Ahora bien: ¿Cómo pudo desnudarse si ambos estaban desnudos? El hebreo


usa dos palabras para nuestro concepto de “desnudo”. En este caso,
“desnudarse” significa que perdió la cobertura especial que tenía su cuerpo,
rodeado de la gloria de la Presencia Divina que lo envolvía cuando se
emborrachó.

Por eso debemos huir de la borrachera, porque no heredarán el reino de los


cielos los borrachos.

Y por eso se nos dio por escrito esta toráh oral: “No os embriaguéis con vino, en
lo cual hay disolución, antes bien sed llenos de la Rúaj HaKodesh”.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 24


De esto deducimos que el retiro de la Rúaj HaKodesh fue el resultado de la
borrachera de Adám y esto es lo que explica por qué murieron luego Nadav y
Aviú y por qué está prohibido terminantemente para los cohanim,
emborracharse, o entrar intoxicados a ministrar en el santuario terrenal.

De hecho, una antigua tradición de nuestro pueblo dice que tal acción de Adám
ocurrió a la hora de minjá, la oración de la tarde, o sea, entre las 12:30 – 5 p.m.,
el primer Shabat de la historia. De haber soportado la tentación unas horas
más, habría podido separar entre el Shabat y el resto de los días de la semana y
beber entonces del fruto de la vid sin profanar el Shabat.

Consecuentemente el pecado de Adám consistió no solamente en


emborracharse y descubrir su desnudez, sino violar públicamente el Shabat,
nada menos que el primer Shabat de la creación. Ahora bien, si esto es así,
entonces el Shabat fue una ordenanza válida para todos los hombres, porque
Adám fue castigado y en él toda la humanidad, a perder la gloria de Su
Presencia, precisamente por violarlo.

¿Por qué no aparece entonces el Shabat entre las Siete Leyes Universales?
Esto será analizado más adelante en el estudio. Regresando a Noach.

Si Noach tuvo acceso al misterio del primer Adám, es decir, si conoció en verdad
la causa que lo llevó a perder la Presencia Divina y que esta fuese retirada de la
tierra al primer cielo, entonces tal vez la intención de Noach fue traer de vuelta
esa Presencia Divina de nuevo.

En otras palabras, decidió plantar un viñedo y usar el vino con un propósito


sagrado: santificar el Shabat. Pero no lo logró. Se emborrachó y se desnudó y
luego vino lo de su hijo menor, Kam e hizo lo que hizo.

Shem y Jafet, como dice la Escritura, respetuosamente cubrieron la desnudez


de su padre, pero ya el daño iniciado por Noach y consumado por su hijo menor,
se había consumado.

Cuando Noach supo lo que había hecho su hijo, lo maldijo (Bereshit 9:23-27)
pero aun así logró que la Presencia Divina que tenía el potencial de descender,
se mantuviera en el cuarto cielo.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 25


Bien, como el arco celestial es señal de pacto perpetuo, las Siete Leyes
Universales se mantuvieron en efecto y según la tradición de nuestro pueblo,
Shem, el primogénito de Noach estableció una academia para preservar las
Siete Leyes, sus explicaciones y derivaciones y enseñarlas a su descendencia,
hasta que vino la próxima generación.

Capitulo 5

Las Tres Generaciones Finales

La Generación de la Torre de Babel – Amarillo – Quinto Cielo

Todo pareciera indicar que la generación de la Torre de Babel fue la más


desarrollada de la época. Contaba con grandes médicos. Sin duda,
matemáticos y arquitectos debieron estar presentes para poder desarrollar el
proyecto que era un desafío a la naturaleza y al Creador.

A la naturaleza porque aprendiendo de la historia del diluvio, no estaban


dispuestos a ser anegados en agua de nuevo. Al Creador, porque dijeron: “Si
fuéramos esparcidos”, lo cual indica su conciencia de que un Creador intervino
la primera vez y podría hacerlo la segunda pero no estaban dispuestos a aceptar
su juicio.

Este fue precisamente el pecado de aquella generación, no solamente


proclamaron igualdad con Elohim, sino también capaces de oponerse a Sus
planes e imponer su sistema al mundo. ¿Cuál era la oposición? “Fructificad y
llenad la tierra” fue la orden del Eterno.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 26
Por tanto ello no estaban dispuestos a cumplir ese mandamiento, sino que
decidieron vivir exclusivamente para sí y no llenar la tierra. En otras palabras,
sus médicos y químicos, lograron descubrir sistemas para la esterilización
masiva de sus mujeres o de sus hombres, de tal manera que tuviesen absoluto
control de la natalidad infantil para mantenerse viviendo dentro de la ciudad que
habían construido y donde estaba siendo erguida la torre.

La Toráh cuenta que “El Eterno descendió para ver la ciudad y la torre que
edificaban los hijos de los hombres” (Bereshit. 11:5). ¿No es el Eterno
omnisciente? ¿No sabía exactamente lo que pensaban y lo que hacían y lo que
se les ocurriría después?

Pero aquí tenemos dos lecciones importantes:

Primero: Recordemos que el Eterno se hace presente siempre por medio de una
vasija, un instrumento apropiado. En este caso, fueron los malajim (mensajeros
celestiales, ángeles) comisionados para realizar esta función.

Uno de ellos, el principal, llevaba el Nombre Sagrado en sí mismo como jefe


supremo de la misión, de ahí que se le conoce como Y-H-V-H y también el uso
del plural en Vr. 7 “Descendamos y confundamos allí sus lenguas”.

En total bajaron 70 malajim más el principal, para un gran total de 71


anticipando así la Corte de Justicia en Israel, formada por 71 jueces y que vino a
ser conocida más tarde como el Gran Sanedrín.

En Babel, descendió “un ángel por cada idioma” que sería dada a la humanidad,
independientemente del hebreo que era la lengua común de entonces.

Así pues, en la confusión de las lenguas, surgirán 70 idiomas de los cuales se


formaría luego 70 naciones más el pueblo de Israel que saldría después.

Segundo: Enseñarnos un principio de justicia. Es decir, aunque el Eterno sabía


perfectamente lo que hacían y lo que harían, él no juzga a la persona por la
potencialidad de su trasgresión, sino una vez que ha sido cometida.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 27


Así pues, el Eterno siempre avisará del peligro de la trasgresión, pero esperará
hasta que haya la evidencia entendible por el reo para luego entrar en acción
con Su justicia.

A Caín le dijo: “El pecado está a la puerta” y a esta generación, por la


enseñanza de la Academia establecida por Shem, se les enseñaron las Siete
Leyes Universales y su explicación oral.

Por lo tanto, el cargo de “peligrosidad” por el cual algunos sistemas de justicia


son capaces de juzgar y condenar a una persona porque “tiene el potencial de
cometer un crimen”, no es válido para los jueces ni para la justicia.

Debido a esta acción, aquella generación estaba perpetuando uno de los


pecados de Adám: la ingratitud con el Creador

Porque el Creador, bendito sea, le hizo una compañera idónea al primer hombre,
pero después Adam le echó en cara que fue por ese regalo que él transgredió:
“La mujer que me diste”.

Y ahora, “los hijos de los hombres”, actuaban impulsados por el mismo espíritu
de rebeldía e ingratitud contra Aquél que los había rescatado del diluvio,
salvando a sus padres, Noach, Shem, Kam y Jafet por quienes ahora tenían la
vida y la posibilidad de rectificar el mundo.

Además, era una generación incrédula. Porque el Eterno había dicho a Noach
que no destruiría más la tierra con agua.

Sin embargo, las memorias de nuestro pueblo afirman que sus matemáticos
calcularon que como el mabul ocurrió en el año 1656 de la creación, cada vez
que llegara esa misma cantidad de años, un mabul ocurriría.

Como estaban aproximándose a esa fecha, quisieron asegurarse que ni siquiera


la acción de Elohim les alcanzaría.

De hecho, nos informa la Torah que fue en esta generación que surgió Ninrod.
( Bereshit 10:8-10) el cual fue el diseñador y constructor de la ciudad de Babel.

Se nos dice que fue “vigoroso cazador delante de Y-H-V-H”.


BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 28
¿Qué significa que era “cazador”? Que capturaba las mentes de los hombres
con un poder de convencimiento extraordinario.

Las memorias de nuestro pueblo nos dicen que se auto proclamó “dios” él
mismo y exigía de sus conciudadanos que le adoraran como una divinidad al
punto que quienes rechazaran sus demandas los perseguía hasta quitarlos de la
tierra de los vivientes.

El hecho que lo hacía “delante de Y-H-V-H”, significa que sus acciones eran un
renegado y consciente desafío del Eterno, es decir, provocaba al Eterno
abiertamente.

Él fue quien arrastró aquella generación a la idolatría y darle culto al hombre y


no al Eterno, el único Elohim verdadero y a quien pertenece, como dijera luego
nuestro Mesías Yeshúa: el poder y la gloria por los siglos de los siglos. Amén”.

Al informarnos que Y-H-V-H descendió en Sus emisarios para “ver la ciudad y


la torre que edificaban los hijos de los hombres” nos indica que la presencia
divina estaba bien retirada de ellos y fue preciso que “descendiera”, pero no en
persona, sino por Sus intermediarios.

De hecho, ellos lo hicieron desde el cuarto cielo, representado en el cuarto


color del arco celestial, el verde, a donde se encontraba. Pero este “descenso”,
no fue para bien, sino para juicio, inmediatamente la Presencia Divina se retiró al
quinto cielo, representado por el color amarillo del arco celestial.

Sodoma y Amorrá - Retiro de la Presencia Divina al Sexto Cielo –


Anaranjado en el arco celestial.

El pecado de la generación de Sodoma y Amorrá (Gomorra) fue desastroso. El


robo, la violencia, el homosexualismo, el rechazo de las Siete Leyes
Universales, causó su destrucción y la Presencia Divina se alejó aun mas, hasta
el sexto cielo, representado en el color anaranjado del arco iris.

En otro lugar estudiaremos los graves pecados de estas cinco ciudades, baste
decir por ahora, que hasta hacerle bien a una persona era castigada con la
muerte.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 29
Por ejemplo, recibir a alguien “en casa” representaba, según el código legal de
estas ciudades, una violación de la ley, un crimen y esto es lo que explica lo que
sucedió con Lot al recibir los mensajeros celestiales en su casa y darles
protección.

Mitzraim – La Presencia Divina se retira al Séptimo Cielo, representado por


el Rojo.

Para completar la completa corrupción espiritual del hombre, la Biblia nos habla
de Egipto, donde la idolatría alcanzó su clímax con las prácticas de la hechicería
y la brujería.

Esto causó que la oscuridad espiritual más grande en toda la historia de la


humanidad desde el día en que el hombre fue creado hasta entonces, cayera
sobre la tierra.

La Presencia Divina se retiró del sexto cielo, hasta el séptimo cielo,


representado por el color rojo del arco celestial.

Capítulo 6

Atrayendo la Presencia Divina

En medio de tanta oscuridad espiritual, el Eterno andaba buscando una vasija en


la cual pudiera derramar Su Presencia de forma tal que la Presencia Divina fuera
accesible de nuevo a los hombres y hacer su morada no solamente en medio de
ellos, a pesar de sus impurezas, sino en ellos, por haber sido purificados
individualmente.

Esta obra ha sido encomendada a todos los hombres y los que se esfuerzan en
hacerlo y lo alcanzan, con la ayuda del Cielo, son los tzadikim de cada
generación que con su andar con Elohim atraen la Presencia Divina.

El sueño del Eterno es que pudiera encontrar un cuerpo, una vasija que pudiera
decir: “He aquí vengo para hacer Tu voluntad”.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 30


Porque en esa vasija, él haría depositar la plenitud de Su divinidad, de Su
Presencia.

Estudiando las Escrituras, podemos detectar aquellos hombres que fueron


instrumentos del Eterno para atraer la Rúaj HaKodesh a la tierra.

Malki- Tzédek(Rey de Justicia)

Malki-Tzedek tuvo una academia donde enseñaba las Siete Leyes Universales,
pero nadie le hizo caso.

A pesar de que fue “rey de Salem”, él solamente mantuvo el secreto del


monoteísmo, pero como lo guardó para sí y no lo enseñó a su generación, la
presencia divina ni se retiró más ni se acercó. Se mantuvo como estaba.

Tuvo la oportunidad de hacerlo, pero al regresar a Avraham de la guerra y


traerle el diezmo de todo, Malki-Tzédek bendijo a Avraham primero que a
HaShem y esto anuló su potencialidad.

El mundo tendría que esperar entonces a otro “sacerdote” que ejerciendo bajo
la orden de Malki-Tzédek, pusiera al Eterno primero que los demás, primero
incluso que su propia vida, para atraer el Aliento Sagrado de vuelta a la tierra.

Avraham Avinu (Nuestro padre Avraham)

Entonces surgió Avram. Él fue un nuevo tipo de hombre. En verdad la historia de


la humanidad y especialmente de Israel, comienza con el.

Avraham se enfrentó a una generación que ya había perdido completamente el


conocimiento del monoteísmo.

Nimrod trató de matarlo por sus creencias y oposición a sus enseñanzas y


Avram tuvo que irse al exilio, escondido en una cueva por 13 años, según la
tradición de nuestro pueblo.

Él fue, por así decir, el primer converso de aquella generación, con la excepción
de Malki-Tzedek, que ya hemos explicado.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 31


Avram se enfrentó al monoteísmo aun con peligro de su vida. Y por haber
restringido sus deseos para hacer la voluntad de Eloha, la Presencia Divina
descendió del séptimo cielo al sexto cielo, del rojo al anaranjado.

Yitzhak – Del sexto cielo al quinto cielo

Debido a la disposición de Yizchak de voluntariamente ser ofrecido como


ofrenda a Eloha, el Aliento Sagrado fue atraído a la tierra.

Esta no fue una ofrenda cualquiera, fue un “olah” , es decir, un sacrificio del más
alto nivel de santidad al extremo que dicha ofrenda no puede ser retirada del
área del Mishkan/Tabernáculo o del Bet Hamikdash/Templo.

Debido a esto, toda la tierra de Israel fue santificada y no se le permitió a


Yitzchak (Isaac) salir de ella, ni siquiera para buscar esposa.

Por tal razón, la Presencia divina, atraída por la disposición a hacer la voluntad
del Eterno, no importa el costo, fue acercada a la tierra. Del sexto cielo al quinto
cielo.

Esto significa que la luz divina comenzó de nuevo a hacer su penetración en la


oscuridad de la historia humana.

Yaakov – Del quinto cielo al cuarto cielo.

El solo hecho de batallar con un mensajero celestial y no desistir hasta recibir la


bendición, indica su disposición absoluta de servir como vasija de barro donde
pudiera revelarse la gloria divina.

Debido a Yaakov, surgieron doce hombres con los cuales se formó una nueva
nación: Yisrael.

“Tu nombre no será más Yaakov, sino Yisrael”.

Así pues, con Yaakov, surge, propiamente dicho, la nación de Yisrael. Porque de
Avraham surgieron ramas que no formaron parte del pueblo de Israel. Y lo
mismo sucede con Yitzchak. Pero todo lo que salió de Ya’akov formó parte del

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 32


pueblo escogido. Nada se perdió. Nada se desvió. Ningún otro pueblo salió de
sus lomos.

Los patriarcas todos conocieron las Siete Leyes y vivieron por ellas.

Tanto las dadas específicamente, que ahora podemos identificar como “escritas”
como las orales.

Bereshit 26:5 nos informa de esto:

“Por cuando oyó Avraham mi voz, y guardó mi precepto, mis


mandamientos, mis estatutos y mis leyes”.

El hecho de que esto tuvo lugar 400 años (+-) ANTES de la promulgación de la
Ley divina en Sinaí, indica que las Siete Leyes Universales están distribuidas en
un Precepto, Mandamientos, Estatutos y Leyes.

Por lo que, como hemos dicho previamente, hablamos de Siete en sentido


genérico, pero contienen otras especificaciones que ayudan al proceso de
implementación de las Siete Leyes y esto será tratado posteriormente.

“Oyó mi voz” significa en las diez veces que el Eterno lo probó, Avraham estuvo
dispuesto a negarse a sí mismo y hacer la voluntad del Eterno. Primero saliendo
de Ur y finalmente, ofreciendo su misma alma en Yitzchak porque todos los que
somos padres sabemos que en el sacrificio de Yitzchak el alma de su padre
estaba siendo derramada con él, aun cuando él mismo no fuese la ofrenda.

En todo caso, Avraham estaba en Yitzchak haciendo la ofrenda para atraer la


Presencia Divina de vuelta a la tierra y santificar Eretz Yisrael como herencia
permanente para su descendencia.

“Guardó mi decreto” significa la Shemá. Es decir, el más grande e importante


mandamiento de todos, la antítesis de la idolatría. Por lo tanto, la ley universal
que dice: “No tendrás dioses ajenos delante de Mí” o sea, “No idolatría”, significa
por el otro lado, que lo único que se permite es el monoteísmo como expresado
luego en la Shemá.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 33


Por tanto, es el monoteísmo lo que mantiene al hombre alejado del resto de las
transgresiones, especialmente las negativas, como las que tienen que ver con
las violaciones de las prohibiciones del Shabat.

“Mis mandamientos”, son una referencia a las Siete Leyes, pero especialmente
las explicaciones de cómo son aplicadas y establecidas, y están relacionadas
sobre todo, contra el robo y el asesinato y los alimentos permitidos y no
permitidos, es decir, los animales limpios y los no limpios.

“Mis preceptos”, son aquellos mandamientos y sus explicaciones y derivaciones


que no tienen una base humanamente racional para su enunciado y obediencia,
excepto que el Eterno mismo la revele. Son misterios escondidos en el precepto
que se nos ordena guardar.

“Mis ordenanzas”, (Heb. Torot) que muchos ven como una referencia a la Toráh
Escrita y a la Toráh Oral pero que aquí, dado que fue establecido ANTES de la
entrega de la Toráh en Sinaí, significa las Siete Leyes Universales más sus
explicaciones y derivaciones legales.

Dos cuerpos legislativos

¿Cómo explicar que Avraham tuvo conocimiento de todo esto si todavía Sinaí no
había sido alcanzado?

En otras palabras: ¿Cómo reconciliar las Siete Leyes con los 613
mandamientos?

Porque definitivamente, tenemos dos códigos legales aquí. 7 vs. 613.

Las memorias de nuestro pueblo afirman que esto fue el motivo principal de
disgusto entre Yosef y sus hermanos.

Especialmente en lo relacionado con las leyes rituales dietéticas.

Las Siete Leyes prohíben por ejemplo a un observante de estas leyes comer
ninguna parte tomada de un animal mientras tanto éste vive, es decir, mientras
el alma del animal todavía está en él.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 34


Por lo tanto, nada mortecino es permitido a los observantes de las Siete Leyes,
aunque no está exigido que el animal sea sacrificado ritualmente con la
minuciosidad que se exige dentro del contexto de la Ley Judía.

Pero técnicamente, la Ley Mosaica permite al judío comer cualquier parte de un


animal que haya sido sacrificado apropiadamente, aun cuando el cuerpo del
animal tenga movimiento nervioso.

Sin embargo, las Siete Leyes aunque no requieren que el animal sea sacrificado
ritualmente, no permite que se coma ninguna de sus partes mientras el animal
tenga movimiento convulsivo en sus miembros, así sea nervioso.

Yosef – La Presencia Divina del cuarto cielo al tercer cielo

De entre los doce hijos de Yaakov, Yosef causó el acercamiento de la Presencia


Divina del cuarto cielo al tercer cielo.

Esto significa que es en el tercer cielo donde están escondidos los misterios de
las Siete Leyes y que son enseñadas a los tzadikim.

Según Rashi (Vea comentario de) los hijos de Yaakov estaban divididos en esto.

Los de Leah se afianzaban en el hecho de que siguiendo la ley mayor (la que
sería luego identificada con 613 preceptos) estaban exentos de los
requerimientos de la ley menor (Siete Leyes)

Para demostrar su posición, ellos sacrificaron un animal siguiendo las leyes de


shejitá 14 y comieron parte del animal cuyos miembros todavía se contraían y se
movían.

Yosef pensó que ellos habían cometido un error de interpretación del


mandamiento y lo consideró una mala conducta de sus hermanos y entonces
pasó el asunto a su padre, que era el juez de aquellos días en la Casa de
Yisrael.

14
Esto es, la manera cómo debe ser sacrificado un animal, sin dolor, sin contaminación, etc.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 35
Desde entonces la enemistad creció entre ellos, divididos por el asunto de qué
aplica y cómo aplica la ley en cada caso.

Yosef apegado a las Siete Leyes y Yehudáh a los 613 mandamientos.

La envidia creció con ellos cuando Yosef tuvo un primer sueño donde espigas de
trigo se inclinaban ante él. Es decir, que la ley sería como él había dicho.

La envidia creció más, cuando tuvo otro sueño, esta vez más grande aun, esta
vez, el sol y la luna y once estrellas se inclinaban hacia él.

Es decir, que la ley en Yisrael sería según Yosef.

La animosidad fue tan grande que aun cuando Reuvén intentó evitarlo, Yehudáh
lo echó de entre sus hermanos, vendiéndolo a Egipto, a fin de abrir el camino
para el establecimiento de su código y no el de Yosef.

Tristemente, esa animosidad perdura todavía hoy día entre la Casa de Yosef y la
Casa de Yehudáh, como veremos oportunamente.

En el exilio, el Eterno estuvo con Yosef y luego de varias pruebas, fue elevado a
gobernador de todo Egipto, teniendo solamente al faraón por cabeza.

Y debido a la rectitud de su vida, cuando se dio a conocer a sus hermanos y los


perdonó, esto causó que la Presencia Divina fuera atraída del cuarto cielo
(Verde) al tercer cielo (azul)

Leví – Del tercer cielo (azul) al segundo cielo (Índigo)

Por encargo de Yosef, Leví estableció una Academia de Estudio entre los hijos
de Yisrael en Egipto donde estudiaban las Siete Leyes, el decreto, sus
ordenanzas, preceptos y mandamientos.

Y debido al esfuerzo que desempeñaron los hijos de Leví, especialmente Kehot,


que luego fueron encargados del oficio divino de la conducción del Arca
Sagrada, la Presencia Divina fue atraída del tercer cielo (azul) al segundo cielo
(Índigo)

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 36


De esto aprendemos que cada vez que establecemos una Yeshivá y una Casa
de Estudio, atraemos la Presencia Divina porque el estudio de la Toráh y sus
leyes, derivaciones y alusiones, nos llevarán siempre a Mashiach que es la luz
que alumbra a todo hombre que viene a este mundo.

Por tanto, el estudio de la Toráh nos permite encontrar el camino que lleva a
Mashiaj para bien, para vida y para la paz.

Como fue dicho por uno de nuestros jueces: “La meta final (propósito) de la
Toráh es llevarnos a Mashiaj”

El mandamiento es luz, por tanto, cuando vivimos los mandamientos y los


enseñamos a los hombres, dice nuestro Rábi HaKadosh, “grande será llamado
en el Reino de los Cielos”.

Pero el que no los practica ni los hace, es decir, ni vive por ellos ni promueve el
establecimiento de Yeshivot (academias de estudios de la Toráh) para su
difusión, “muy pequeño será llamado en el Maljut HaShem”.

Por tanto, una de las provisiones legales de las Siete Leyes implícitas en ellas,
aunque no claramente especificadas, es la creación de Casas de Estudio donde
se enseñe el Decreto Principal, los mandamientos, preceptos y ordenanzas
divinas.

Ya con la Presencia Divina atraída hasta el Segundo Cielo, comenzaron a ocurrir


milagros extraordinarios que nos llevarán a ver la Presencia Divina regresando
de nuevo al primer cielo.

Amram15-– La Presencia Divina es atraída del segundo cielo (Índigo) al


primer cielo (Violeta)

Esto fue el resultado de la situación que causó el nacimiento de Moshé, el primer


redentor.

15
Se trata del esposo de Yojeved, la que fue madre de Moshé (Moisés).
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 37
Las Escrituras nos cuentan que cuando el faraón fue informado del peligro que
constituían los hijos de Israel, decretó que solamente viviesen las niñas y que los
varones hebreos fueran quitados de la tierra (asesinados).

Los hechiceros egipcios recomendaron al faraón que para librarse de la lepra


que cubría su cuerpo y evitar que los israelitas lo destronaran en el futuro,
debería sacrificar 150 bebés judíos diariamente, una cantidad por la mañana y
otra por la tarde. Después de tomarles la sangre, arrojaban los cuerpecitos sin
vida a las aguas del río Nilo.

Para evitar tener hijos que fuesen muertos luego por el ejército del faraón,
Amram, el juez más importante entre los hijos de Israel en aquellos días, se
divorció de su esposa, Yojeved.

Amram sabía que si él daba el paso, los demás hijos de Israel le seguirían y
muchos miles de niños serían salvados por no nacer en el momento y lugar
equivocados.

Pero he aquí que su hija Miriam, aclaró que solamente el decreto imperial
afectaba a los varones, no a las hembras, mientras que la decisión de Amram,
evitaría el nacimiento no solamente de los varones, sino también de las niñas,
que serían las madres de Israel.

Además de eso, Miriam que tenía el don profético por el acercamiento de la


Presencia Divina en aquellos días, tuvo un sueño en el cual vio que un varón
nacido en aquellas circunstancias, sería levantado por el Eterno como redentor
de Israel.

Al oír esto, Amram fue obediente a la visión celestial y se volvió a casar con
Yojeved por lo que el resto de los divorciados del pueblo de Israel hizo lo mismo.

El Eterno premió la obediencia de Amram porque he aquí su esposa concibió


milagrosamente y dio a luz un varón, Moshé, el que estaría asignado
divinamente para ser el primer redentor de Israel.

Con este acto y al nacer Moisés, la Presencia Divina descendió del segundo
cielo (Índigo) al primer cielo (Violeta)

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 38


¿Y qué podemos decir de Moshé Rabeinu?

La propia Torah lo declara “el hombre más manso de la tierra” como no hubo
nadie ni antes ni después en su generación (Bamidbár.12:3)

Fue tan manso y humilde que se elevó sobre Avraham. Porque Avraham dijo
que era polvo y ceniza, pero Moshé que no era nada, es decir, ni siquiera polvo
o ceniza.

Moshé se crió en el palacio del faraón, quien había heredado la escuela de


Nimrod y por tanto era un descendiente suyo.

Recordemos que Nimrod era un “poderoso cazador delante de Elohim” y ya


hemos explicado lo que eso significa.

Por tanto, esto nos dice que el faraón tenía una habilidad muy grande para
conquistar las mentes de las personas, engañarlas y hacerles creer que en
efecto, era una divinidad.

Para este tiempo, la idolatría alcanzaba su clímax en Egipto y los hijos de Israel
fueron atraídos por ella al punto que la Presencia Divina se retiró y el nivel de
contaminación fue tan grande que excepto que el Eterno tuviera un plan para
sacar a Moisés de Egipto, él también se habría contaminado y la redención se
habría abortado.

Mas por la promesa hecha a nuestros padres y por el corazón de Moisés, el


Eterno quiso cumplir en él la promesa dada y venido el cumplimiento del tiempo,
envía a Moisés de vuelta a tierra de Mitzraim para causar el Primer Éxodo, la
Primera Redención.

La Toráh nos informa que al tercer mes de la salida de los hijos de Israel de
Egipto, es decir, cincuenta días después del Éxodo, Moshé ascendió al monte
Sinaí en presencia de todos los hijos de Israel, incluyendo los conversos que
salieron con nuestro pueblo de Egipto.

Un total de 600 mil almas de los varones de Israel, sin contar sus mujeres y sus
niños y niñas.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 39


Como quiera que las mujeres y los niños siempre constituyen mayoría numérica,
esto nos dice del número que formó parte de la Congregación de Israel reunida
al pie de Har Sinaí.

Debido a la preparación espiritual que habían hecho los hijos de Israel bajo la
dirección de Moshé y su disposición de ser usados como vasijas de barro donde
reposase la Presencia Divina, ésta fue atraída hasta la cumbre misma del monte
Sinaí.

Lo que allí ocurrió y lo que allí fue revelado fue tan inmensamente grande que
solamente podrá ser superado por la revelación de la gloria del Mashiach, el
segundo redentor.

En todo caso, las palabras del Eterno fueron oídas y repartidas en 70 lenguas
diferentes y ahora todo Israel fue transformado en un recipiente único en su
clase: Una en reino de sacerdotes y pueblo apartado de todo lo sucio y
contaminante para servir exclusivamente a los propósitos divinos.

Sinaí marcó el nacimiento oficial de Yisrael como la Congregación del Eterno, Su


familia, Su reino de sacerdotes y pueblo apartado.

Un cohen (sacerdote) tiene la responsabilidad, por un lado, de dar a conocer al


pueblo los decretos divinos y por el otro, acercar el pueblo al Eterno a fin de que
la Presencia Divina encuentre la vasija apropiada donde manifestarse en la
creación y elevar Su santidad para que llegue el día que el Eterno mismo pueda
morar personalmente entre los hombres.

Por tanto, un cohen es un intermediario, un mediador, un intercesor, un


pacificador, alguien con la misión de hacer la paz y unir lo que está arriba con lo
que está abajo.

El hecho de que Israel como nación haya sido establecida como “reino de
cohanim”, significa que su misión no solamente sería hacia adentro, sino hacia
fuera, es decir, ser luz a las naciones, sal de la tierra.

Por tanto, Israel tendrá la responsabilidad de enseñar los caminos del Eterno a
las naciones, enseñar Su justicia, Su Reino, Sus promesas dentro de lo que
conocemos como las Siete Leyes Universales.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 40
Así que en Sinaí, los descendientes de Avraham, Yitzchak y Yaakov, esto es, la
Congregación de Elohim, en el Día de la Asamblea, recibieron la Toráh que
eventualmente contiene 613 mandamientos y las Siete Leyes como herencia
para las naciones. Esto tuvo lugar en el primer Shavuot/Pentecostes.

Así que a partir de Sinaí, las discusiones entre la Casa de Yosef y la Casa de
Yehudáh deberían concluir reconociendo que las 7 por un lado y los 613 por el
otro, no están en oposición necesariamente, sino que forman un todo común que
se complementa para atraer la Presencia Divina a la tierra y permitir al Eterno
que establezca Su trono aquí y Su gloria aquí y Su Templo aquí, entre los
hombres.

En el caso de los descendientes de Yosef, que serían asimilados entre las


naciones y dispersos entre todos los pueblos de la tierra, la forma de su regreso
sería por medio del estudio y obediencia a las Siete Leyes y luego a las 613.

En el caso de los gentiles, las Siete Leyes serían sus más importantes
compromisos.

En el caso de los Beney Yisrael, los 613 mandamientos constituirían su oficio


divino.

Tristemente, los descendientes de Ismael no se hicieron presentes en Sinaí y


perdieron así la oportunidad de mantenerse en el pacto con sus promesas y con
su herencia, causando una terrible maldición para las naciones que se quedaron
sin la luz de las 7 leyes para su bien.

Rav Shaul hablará de esto en su carta a los Gálatas.

Así pues, en Sinaí, las Siete leyes fueron confirmadas para las naciones y los
613 mandamientos entregados para los hijos de Israel.

Debido al alto grado de santidad que había, el Eterno pudo permitir que una
copia del Tabernáculo Celestial fuese hecha por manos humanas a fin de hacer
reposar su Presencia Divina en medio de los hijos de Israel, como anticipo y
esperanza del día cuando el Tabernáculo Celestial que sirvió de modelo al
terrenal, sería traído del Cielo e implantado en la tierra para siempre.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 41
Con la construcción del Mishkan HaKodesh la Presencia Divina residía en medio
de los hijos de Israel y esa presencia, por primera vez en la historia, después de
la caída de Adam, causó que incluso las cosas materiales fueran elevadas a un
nivel de santidad única en su clase.

En otras palabras, cuando la Presencia Divina desciende, aun lo que es material


y temporal, físico y transitorio, puede recibir un grado de kedushá que afecta
positivamente su estructura molecular hasta elevarla a un grado de reflexión de
la gloria divina.

Así por ejemplo, las piezas del Tabernáculo fueron consideradas sagradas.

Las cortinas, las basas, el Aarón Kodesh, el Sefer Toráh, los utensilios con que
sirven los cohanim, todo fue elevado a un nivel de kedushah impresionante.

Hasta el rostro de Moisés irradiaba luz, anticipando con esto lo que sería cuando
la Rúaj HaKodesh pudiera hacer su morada en el cuerpo mismo de los hijos de
Israel.

De hecho, los profetas vislumbraron un día cuando la Presencia Divina sería


derramada sobre toda carne y el nivel de kedusháh sería evidenciado en los
cuerpos de los hijos e hijas de Israel, así como entre los justos de las naciones
quienes tendrían ahora la oportunidad de ser vasijas de barro donde repose Su
gloria.

Esto tiene la intención de elevar lo material a un nivel de santidad tan grande,


que permita finalmente que la Presencia Divina en sí, pueda finalmente
asentarse entre los hombres de forma permanente y eterna.

Así pues, en Sinaí, los hijos de Israel y los conversos sinceros, fueron unidos en
un pueblo y recibieron un nivel de Kedushá único como no había ocurrido antes
en la historia.

A partir de Sinaí, los hijos de Israel se transforman en la esposa elegida y los


Benei Noaj, los justos de las naciones, las vírgenes puras invitadas a las bodas,
para formar parte del Reino prometido al Mashiach desde antes de la fundación
del mundo.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 42
Según la doctrina de Mashiaj, solamente aquellas vírgenes que hayan
mantenido su kedushah (santidad) y tengan “aceite” consigo, podrán entrar a las
bodas.

Como sabemos, Rav Shaul de Tarso, fue escogido luego por Su Majestad para
enseñar las Siete Leyes a los gentiles a fin de traerlos a Mashiach y que fueran
purificados como una “virgen pura” para Mashiach, para que puedan
acompañarle hacia la sala de las bodas del Mashiach.

Sinaí tuvo lugar en el año 2448 desde la creación del hombre que se
corresponde aproximadamente con el año 1492 antes del nacimiento de
Yeshua.

El pecado del becerro de oro causó un desastre en este proyecto. La Presencia


Divina se retiró, el Tabernáculo fue quitado de en medio de Israel y colocado
fuera del Campamento y eventualmente solamente sobre los profetas y algunos
tzadikim la Presencia Divina hacía su morada.

El pecado del becerro de oro vino a ser para Israel lo que el pecado de Adam
para la humanidad.

Todo Israel cayó en el becerro de oro como toda la humanidad cayó en Adám.

Las tablas fueron rotas, el pacto fue roto y a no ser por la mediación de Moshé,
el Eterno no estaba ya contemplando perdonar a nuestro pueblo, sino eliminarlo
y sacar un nuevo pueblo a partir de Moshé.

Pero bendito sea el Eterno que la mediación de Moshé Rabeinu prevaleció y por
sus méritos, el Eterno perdonó al pueblo y reafirmó el pacto en Moab y prometió
que vendría un día cuando lo renovaría de tal manera que ya no pecaríamos
más.

Este será el trabajo del Mashiach, por cuyos méritos la Presencia Divina podrá
ser derramada de nuevo en Israel y en sus hijos y finalmente en todo el mundo.

Así pues, será el Mashiaj quien atraerá finalmente la Presencia Divina, plantará
el Tabernáculo Celestial y preparará el camino aquí en la tierra para
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 43
introducirnos al Soberano, Rey de reyes y Adón de señores, al único que tiene
inmortalidad que vive en luz inaccesible, a quien ningún hombre ha visto ni
puede ver, pero que le veremos entonces porque él mismo habitará en medio de
nosotros por los méritos de Mashiach.

En todo caso, una de las misiones más sagradas encomendadas a Israel sería
la proclamación, enseñanza y establecimiento de Academias de Estudio de las
Siete Leyes por toda la tierra.

Israel no cumplió su misión de establecer las Academias Sagradas entre las


naciones para instruirles sobre las Siete Leyes Universales.

Fueron pasivos y mayormente inactivos en esto.

Pasivos porque esperaban que las naciones vinieran a ellos a aprender.

Inactivos, porque nos preocupamos tanto de las cosas internas entre nosotros
mismos, que nos olvidamos de las naciones e incluso, nos resistimos a ir a ellas,
como es evidente en el profeta Yonah (Jonás) que solamente luego de su
terrible experiencia en el vientre del gran pez, decide ir a Nínive.

Pero incluso, después del arrepentimiento de los gentiles en Nínive los cuales
comenzaron a observar las Siete Leyes, Yonah testifica que era eso
precisamente, lo que él no quería que ocurriese, porque lo haría quedar mal, o
sea que había prometido la destrucción de la ciudad y he aquí que sucedió lo
contrario (Yonah 4:1-11)

A fin de preparar el camino para que Israel cumpliera su misión, el Eterno usó el
exilio como medio de establecer las Academias de Estudio de las Siete Leyes
entre las naciones.

Esto llevó al primer exilio de Israel, la Casa de Yosef, el Reino del norte.

Pero a juzgar por la opinión del Cielo, esto tampoco fue alcanzado, todo lo
contrario, el Nombre fue mancillado entre las naciones por causa nuestra, como
está documentado en el profeta Ezequiel 36: 19-23.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 44


Pero el Eterno había prometido que vendría un día cuando levantaría a David un
renuevo justo el cual causaría que Israel cumpliera su misión. Esto será el tema
de nuestro próximo capítulo.

Capítulo 7

La promesa

La promesa del renuevo justo es una de las más hermosas de toda la Escritura.
Por medio de él, El Eterno se propuso desarrollar todo un programa de
redención ya escondido desde los días de la eternidad. En sentido general, la
promesa incluye los siguientes elementos:

Primero: Traer de vuelta a la Casa de Yisrael, a Yosef, de su exilio y asimilación


mundial.

Segundo: Establecer las Académicas de Estudio de las Siete Leyes Universales


entre las naciones.

Tercero: Traer de vuelta a Yehudáh de su exilio.

Cuarto: Unir a Yosef y Yehudáh.

Quinto: Restaurar el trono a David.

Sexto: Limpiar de idolatría toda la tierra y eliminar el reino del mal.

Séptimo: Sacar de la tierra toda cosa sucia y perversa y causar que el Reino sea
impuesto y obedecido por todos.

Octavo: Reconstruir el Templo, limpiarlo, purificarlo y alistarlo para su uso


apropiado.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 45
Noveno: Devolverle el Reino a su verdadero dueño, el que se lo dio para
administrarlo, esto es al Padre.

Décimo: Introducir al Padre a los redimidos para que el Padre sea todo en todos.

Esto cerrará el ciclo de la redención.

Así pues, el Mashiach por medio de sus discípulos y representantes, deberá por
un lado tratar específicamente con la casa de Yosef, y por el otro con las
naciones, estableciendo las Siete Leyes como medio para traer las naciones a él
y recibir de sus méritos, el perdón y la justicia perdurables.

El trabajo que encontraron los discípulos de Yeshua fue sumamente difícil.

Por un lado fueron altamente criticados y odiados sin causa por sus propios
hermanos.

Por el otro, Rav Shaul y su academia fueron prácticamente excomulgados de la


ciudadanía de Israel por los líderes de su generación que no entendían ni aun
entienden ni su misión ni su enseñanza.

Le acusaron de traidor de la fe de Israel, del Judaísmo, de enseñar a los


judíos a no circuncidar sus hijos ni guardar los 613 preceptos, etc., etc., y de
crear una religión diferente y sustitutiva del Judaísmo, en este caso, el
Cristianismo.

Pero nada más lejos de la verdad. La misión de Rav Shaul fue establecer
las Siete Leyes Universales a la luz de la revelación de Yeshúa como
Mashiaj con todas las implicaciones legales, espirituales y redentoras que
contiene.

El trabajo de Rav Shaul no fue nada fácil.

No fue solamente acusado por nuestros propios líderes, sino por los líderes de
entre los gentiles que acostumbrados a las tinieblas le trajeron a los tribunales
con este cargo: “Este hombre, siendo judío, nos enseña costumbres que no son
lícitas a nosotros que somos romanos”.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 46
Y también decían: “Este hombre es una plaga y cabecilla del partido netzarim”.

Mientras que por el lado judío, las acusaciones tampoco faltaban hasta el punto
de decidir quitarlo del medio.

La misión de Rav Shaul, como vemos, no fue fácil. De afuera, conflictos, de


dentro temores.

Peligros en el mar, peligros en tierra, peligro de los gentiles, peligros de mis


propios hermanos.

Pero no fue rebelde a la visión celestial, ni de ninguna cosa hizo caso ni tuvo su
vida preciosa para sí mismo, sino que prosiguió adelante hasta poder decir: “He
peleado la buena batalla, he acabado la carrera”.

Y es cierto, no fue nada fácil para él. Tampoco para nosotros. Tampoco para
Israel.

Rav Shaul así como nosotros, encontramos un mundo afuera plagado de


costumbres y valores culturales amalgamados entre sí

Apenas fue posible mantener nuestras propias costumbres y algunos hasta


tuvieron que pagar con sus vidas por ello y otros, el camino de la asimilación,
hasta que han surgido en nuestros días, los Benei Anusim, los hijos de los
forsados.

La protección contra la asimilación ha sido la gran responsabilidad de Yehudáh.

Porque fue dicho: “Guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas,


después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus
dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses,
yo también les serviré. No harás así con Y-H-V-H tu Elohim; porque toda
cosa abominable que Y-H-V-H aborrece, hicieron ellos a sus dioses, pues
aun a sus hijos y a sus hijas quemaban en el fuego a sus dioses. Cuidarás
de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello ni de ello quitarás”.
(Devarim 12:30-32)

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 47


Así que por un lado, la Casa de Yehudáh ha buscado por todos los medios de
proteger la tradición, proteger la Toráh y proteger a Israel de la asimilación y
esto le ha tomado prácticamente todo el tiempo para pensar en los Benei Noach
y la implementación de Academias para la enseñanza, distribución y expansión
de las Siete Leyes.

Pero ahora, llegado el tiempo de la redención final, HaShem está levantando un


pueblo, que se caracteriza por dos marcas íntimas: por un lado guardan los
mandamientos de Elohim y por el otro, tienen el testimonio de Yeshúa como
Mashiaj.

Es responsabilidad de este remanente llevar adelante la misión que le fue


confiada al Mashiaj en el sentido de buscar las ovejas perdidas de la Casa de
Israel asimiladas entre las naciones y traerlas de vuelta a casa.

Y por el otro, establecer las Academias de estudio y expansión de las Siete


Leyes Universales para atraer a todos los hombres a ellas y eventualmente a
Mashiaj, para justicia de todo aquel que tiene fe obediente en HaShem.

Para esto, tanto los asimilados israelitas, si de la Casa de Yosef o de Yehudáh,


deberán comenzar con el estudio y aplicación de las Siete Leyes y sus
ramificaciones y elucidaciones legales hasta que eventualmente estén en
condiciones de hacer su retorno completo.

Mientras tanto, los Benei Noach deberán aprender estas Siete Leyes, con su
decreto, preceptos, ordenanzas y mandamientos y ponerlos por obra, para bien
para vida y para paz, bajo la dirección del espíritu de Mashiaj quien fue el
escogido por Eloha para esta misión y el único que ha recibido “toda autoridad
en el cielo y en la tierra”.

Estamos ahora pues, en medio de una situación transitoria entre el fin de la


generación del exilio y el comienzo de la generación de la redención final.

Esta transición es crítica y entre sus características más notables se encuentran


las siguientes:

Primero: La época de mayor deterioro moral y espiritual jamás visto en la


historia de la humanidad a un nivel tan crítico, que podría ser comparado a los
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 48
tiempos de Noach, Sodoma y Gomorra y la Torre de Babel, en conjunto. Que
Hashem nos guarde, fieles he irreversibles.

Segundo: La falsificación del programa de Eloha, especialmente con estas Siete


Leyes para la creación de un movimiento ecuménico nohedita que pretende la
unidad de todos los credos y religiones, sin la experiencia de la
Teshuvah/regeneración por los sufrimiento sacrificios del Mashiaj Sufriente.
Tercero: La llegada del tiempo profético para la aparición de un falso mesías
que traicionará no solamente a Israel e impondrá un gobierno y religión
universal.

Cuarto: La cosecha más grande de todos los tiempos, cuando los hombres
finalmente, de todas las lenguas y nacionalidades aprenderán el hebreo y se
unirán al pueblo de Israel y le dirán: “Iremos contigo porque hemos oído que el
Eterno está contigo” (Zekaryah 8:23)

Quinto: La revelación del verdadero Mashiach ben David viniendo en las nubes
del cielo con poder y gloria.

Esta situación, en la que justamente ahora nos encontramos, demanda de


nosotros responsabilidad en la redención como nunca antes para propiciar
el regreso de Mashiach ben David.

¿Cómo podemos hacerlo?

Primero: Aprendiendo nosotros bien las Siete Leyes Universales, su precepto,


mandamientos estatutos y ordenanzas.

Segundo: Estableciendo Academias en todas las naciones para el estudio y


distribución del conocimiento de las Siete Leyes Universales.

Tercero: Dando a conocer los dichos y enseñanzas de Rabi Yeshúa a todos los
hombres, en su contexto apropiado, al judío primeramente, y también al no
judío.

Para ello, es de absoluta necesidad que cada uno comprenda esta gran obra y
tome la parte que le corresponde en la misión y se entregue a ella con todas las

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 49


fuerzas de su alma, por amor y temor al Cielo siguiendo obediente y
pulcramente todo el orden establecido desde la Toráh hasta el Brit HaDasha.

Por tanto, un conocimiento básico de las Siete Leyes Universales será el punto
de partida y eso es precisamente el tema de los próximos capítulos.

Pero antes, preciso será que conozcamos los fundamentos básicos para la
interpretación apropiada de las Siete Leyes Universales, tema de nuestro
próximo capítulo.

Capítulo 8

Primera Regla de Interpretación

En este capítulo vamos a estudiar los fundamentos básicos que deben ser
tenidos en cuenta para estudiar, explicar, elucidar y deducir principios halájicos
válidos a partir de las Siete Leyes Universales.

No es mi intención aquí explicar en detalle, es decir, hasta su última instancia,


todo lo que es necesario saber acerca de las implicaciones de las seis
prohibiciones (Esto no harás) y la única permisión contenida en sentido general
en las Siete Leyes Universales (Esto harás)

Aquí procuraremos no incluir principios, reglas y decisiones que contradicen las


enseñanzas de nuestro Rábi HaKadosh y sus Emisarios ajaronim (originarios)

Como afirmamos al principio del libro, solamente son válidas como fueron
bosquejadas en el Brit HaDasha, con la autoridad de Mashiach y por los jueces
de Israel que no contradigan la de los Emisarios de Su Majestad y solamente los

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 50


representantes legales de Su Majestad tienen autoridad para proclamarlas e
implementarlas.

Pero tenemos TRECE REGLAS para la interpretación y enumeración apropiada


de las Siete Leyes Universales, sus ordenanzas y preceptos internos.

Primera Regla:

No deben ser incluidas en las Siete Leyes Universales, nada que sea rabínico,
(por ejemplo cualquier tradición sin fundamento en la Toráh escrita) sino
solamente lo que está determinado en la Toráh Escrita dada por medio de
Moshé.

Los demás preceptos rabínicos, son válidos y normativos, cuando proceden de


Mashiach y Sus Shaliachim o discípulos directos de los emisarios originales,
pero no deben ser contados como parte de las Siete Leyes, sino como sus
derivados.

Los demás preceptos rabínicos pueden ser estudiados, con un maestro presente
y supervisando su estudio, pero no incluidos en las Siete Leyes ni en sus
derivados oficiales, excepto que no contraidigan las enseñanzas de Yeshúa.

Dicho en otras palabras:

La declaración oficial de las Siete Leyes reza así: “Siete Leyes Universales
fueron dadas a los hijos de Noaj, confirmadas en Sinaí y explicadas por Mashiaj
a sus emisarios y a los discípulos íntimos de los Emisarios por ellos mismos”.

¿Cómo entonces incluir en Siete los mandamientos que han derivado en


muchas veces siete?

Por ejemplo, el precepto de revisar compensación económica justa por


dedicarse a servir al estudio y proclamación de las Academias de las Siete
Leyes.

Por ejemplo: el precepto de no permitir a la mujer enseñar a los hombres en


público.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 51


Por ejemplo: el precepto de la hospitalidad.

Por ejemplo: el precepto de la casada de sujetarse a su marido.

Por ejemplo: el precepto que prohíbe al esposo ser áspero con la esposa.

Todos estos preceptos no deben ser contados como enunciados de las Siete
Leyes, sino como ordenanzas rabínicas válidas porque fueron trasmitidas por
Mashiaj a sus Emisarios y éstos las explicaron y las escribieron para nuestro
entendimiento.

A nadie se le ocurriría pensar que Moisés dijera: cuando vengan días en que
hayan torcido las enseñanzas acerca del Mashiaj, negando que es hombre de
carne, debéis establecer el precepto de “no recibirlos en casa ni decirles
bienvenidos” ( 2 Yohanán 10)

¿De dónde deriva la autoridad de esta ordenanza rabínica?

De las palabras que fueron oídas: “Este es mi Mashiaj, a él oíd”.

¿Y de dónde sabemos que podemos oírlo y obedecerlo? Porque está escrito:

”Profeta como yo os levantará Y-H-V-H vuestro Eloha, a él oiréis. Y el que


no obedeciere las palabras que él dirá en Mi Nombre, les pediré cuentas”.

Así pues, todo lo que ha sido ordenado por nuestros jueces, incluyendo Yeshúa
y Sus Emisarios, son “leyes rabínicas”, pero la diferencia está en las que fueron
dictadas por Yeshúa y sus emisarios o los emisarios de sus emisarios o los
jueces de Israel que no contradicen las previas.

Por tanto, como nuestro Rábi habló diciendo que cuando el Mashiaj ben David
venga y se siente en su trono de gloria serán reunidas todos los gentiles delante
de él y apartará los unos de los otros, como el pastor aparta las ovejas de los
cabritos... y dirá... tuve hambre y me diste de comer. Tuve sed y me diste de
beber. Estuve desnudo y me cubristeis. En la cárcel y me visitasteis”.

De donde se deduce que “alimentar al hambriento, dar de beber al sediento,


cubrir al desnudo y visitar al enfermo y al preso por causa de la justicia, son
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 52
mandamientos rabínicos dados por medio de Mashiaj pero no incluidos como
enunciado en las Siete Leyes Universales.

¿Por qué? Por la primera regla:

No deben ser incluidas en las Siete Leyes Universales, nada que sea rabínico,
sino solamente lo que está determinado en la Toráh de Moshé.

¿Por qué esta regla? Porque solamente adquieren su categorización como Siete
Leyes Universales, por la revelación de la Toráh y su explicación y derivación,
por Mashiaj y Sus emisarios y jueces.

El mismo principio aplica a los 613 mandamientos dados a nuestro pueblo judío.
Ya sea una ley rabínica o de los escribas, solamente lo que proviene
directamente de la Toráh califica para ser contado.

Por ejemplo: la ordenanza de leer el rollo de Ester o encender las luces de


Januká, no pueden ser contados como parte de los 613 mandamientos.

De la misma manera, solamente las Siete Leyes Universales, como fueron


especificadas al principio, pueden recibir esta categoría, porque de lo contrario,
se estaría “añadiendo” permanentemente a la Toráh y tal acción está prohibida
por la Toráh misma.

Ni Yeshúa ni sus Emisarios son ministros de pecado.

Por otro lado, si se contaran todas las ordenanzas rabínicas, el número de leyes
sería tan grande que las haría irrelevantes y destruiría lo que precisamente se
intenta edificar.

Así pues, no se cuenta dentro de las Siete Leyes lo que es ordenanza rabínica
dada por Yeshúa y Sus emisarios, como aparecen en el Brit HaDasha, sino
como explicación normativa y obligante de esas Siete Leyes.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 53


Capítulo 9

Segunda Regla de Interpretación

Nada que haya sido deducido por el uso de las 13 reglas de interpretación de la
Torah y que es reconocido como toráh oral rabonita que no haya sido escrito
antes de la Mishnah, debe ser incluido en las Siete Leyes Universales.

Por tanto, el uso del ribuí (inclusión) está descartado. Esto es, cuando una ley
es sacada y refinada partiendo de una palabra, sílaba, o letra adicional en el
texto bíblico que pudo ser omitida pero que su inclusión indica la existencia de
un concepto adicional o cierta ley olvidada.

Los demás preceptos rabínicos pueden ser estudiados, con un maestro presente
y supervisando su estudio, pero no incluidos en las Siete Leyes.

La mayor parte de las Siete Leyes y sus derivados se aprenden mediante el uso
exegético de las 13 reglas generales de interpretación de la Toráh.

Las leyes que resultan de estos derivados, pueden ser objeto de discusión y
análisis, crítica y contextualización, pero no así las Siete Leyes ni las
interpretaciones y ordenanzas de las mismas recibidas directamente de Yeshúa
y de sus Emisarios o de algún discípulo inmediato e íntimo de los Emisarios,
como Meir de Kefa, por ejemplo.

De estas interpretaciones y ordenanzas, NO HAY NI PUEDE HABER


DISCUSIÓN, son normativas y obligantes aun cuando no sean categorizadas
como parte de las Siete Leyes Universales.

Por tanto, de la misma manera que no podemos decir que las leyes encontradas
por el uso de las 13 reglas dentro del cuerpo halájico del Judaísmo proceden
directamente de Moshé en Sinaí, tampoco podemos decir que las leyes
encontradas de la aplicación de las 13 reglas a las ordenanzas rabínicas venidas
directamente de Su Majestad y de sus emisarios, procedan de Mashiaj, pero

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 54


algunas podrían ser de dudosa procedencia en cuanto a la fuente de Mashiaj y
otras procedentes de Mashiaj.

Por tanto, cada una de ellas puede ser categorizada aparte, estudiada,
desafiada, analizada, corregida y elaborada apropiadamente según sea el caso,
hecho por una persona capaz y competente, es decir, con autoridad para
hacerlo.

Esta segunda regla se explica entonces de la siguiente manera:

De las ordenanzas rabínicas que NO TIENEN DISCUSIÓN en relación con las


Siete Leyes, son toráh para los creyentes y normativo para sus vidas y merece
ser contado entre los preceptos, bajo alguna de las Siete Reglas Universales.

Por ejemplo: el precepto de la hospitalidad NO TIENE DISCUSIÓN porque


deriva de un texto bíblico específico. Por tanto, es válido que sea contado como
parte de alguna de las cabezas de las Siete Leyes.

Por ejemplo: el precepto de “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” dado a los


Benei Avraham (Ro. 13:9) NO TIENE DISCUSIÓN porque descansa en un
mandamiento bíblico encontrado en la Toráh de Moshé.

Por ejemplo: así como no se cuenta como parte de los 613 mandamientos la
ordenanza rabínica de “honrar al hermano mayor” porque tal regla es derivada
del principio de exégesis de “inclusión” basada en “Honrarás a (et) tu padre y a
(et) tu madre”, de donde la aplicación del principio de inclusión, dedujo que en la
partícula “et” del padre está incluido el honor al hermano mayor y en la partícula
“et” de tu madre, está incluido el honor a la esposa de tu padre, así también
cuando se establece la inclusión “Pagad a todos lo que debéis. Al que tributo,
tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra”
(Ro. 13:7), no se cuenta entra las Siete Leyes, aunque es derivación rabínica
normativa, porque estos principios normativos cuelgan de la Cuarta Ley
Universal que no permite robar.

De donde se deduce que no pagar lo que se debe, cae en la categoría de robo,


ya sea tributo, impuesto, respeto u honra.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 55


En otras palabras, no darle honra al padre o a la madre, al hermano mayor o al
juez de la comunidad, es robo de su honor. Este es el sentido de la segunda
regla.

Capítulo 10

Tercera Regla

No deben ser incluidas las leyes derivadas de las Siete Leyes que no sean
vigentes o relevantes para las generaciones posteriores, sino que fueron dadas
temporalmente para una comunidad o generación específica.

En otras palabras, cuando decimos SIETE LEYES UNIVERSALES significa que


son vigentes para todas las generaciones posteriores en todos los tiempos.

Por tanto, los mandamientos y ordenanzas que no son vigentes para todas las
generaciones posteriores, no se cuentan.

El mismo principio aplica a los 613 mandamientos.

Por ejemplo: Dice la Toráh: “Habló el Eterno a Moshé y le dijo: Sube a mí al


monte y espera allá...”. (Shemot 21:12)

No podemos tomar esto y decir que sea un mandamiento: “Subir al monte Sinaí”.

¿Por qué? Porque no fue dicho para las generaciones posteriores, sino para
una persona en particular en una circunstancia particular.

De la misma manera, un precepto que no es vigente para una generación


posterior, no califica para ser incluido ni dentro de las Siete Leyes Universales ni
dentro de sus ordenanzas internas.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 56
Por ejemplo: la ordenanza rabínica de “buscar la libertad de la esclavitud” como
aparece en 1 Corintios 7:21 no es para las generaciones posteriores que ya no
tenemos sistemas de esclavitud.

La ley debe ser estudiada y conocida para que en caso de que la situación se
repita, sepamos cómo actuar, pero no debe ser contada como ordenanza
rabínica válida porque no aplica a las próximas generaciones que ya no tienen
un sistema de esclavitud impuesto.

Es cierto, el mandamiento puede ser espiritualizado, pero en su sentido pashat,


no se refiere a ninguna otra libertad excepto la de la esclavitud social.

Por ejemplo: Prohibición a la mujer de raparse el cabello como aparece en 1


Corintios 11:6.

En aquellos días, solamente las prostitutas sagradas (de los templos paganos)
se les exigían que se raparan el cabello. Hoy día esa práctica está muy lejos de
ser la norma, por lo tanto, el mandamiento no aplica para las generaciones
posteriores por no ser relevante.

La mujer por tanto, puede cortarse el cabello, mientras no luzca como un


hombre, porque violaría otro principio.

Por ejemplo: El mandamiento que dice: “Entra al faraón y dile: esto dice
HaShem: Israel es mi hijo, mi primogénito. Deja ir a mi hijo para que me sirva”,
(Shemot 4:22-23) no es para las generaciones posteriores, por lo tanto no se
cuenta entre los mandamientos.

Sin embargo, el mandamiento de “borrarás la memoria de Amalec en todas tus


generaciones por estatuto perpetuo” (Shemot 17:16) es válido y relevante para
todas las generaciones, por tanto es contado entre los 613 mandamientos.

De la misma manera, la tercera ley nos ayuda a determinar qué es lo válido y


relevante hoy porque es una ordenanza rabínica que tiene validez para todas las
generaciones.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 57


Capítulo 11

Cuarta Regla:

La cuarta regla reza de la siguiente manera:

“No deben incluirse leyes tan generales que abarquen todos los
mandamientos contenidos en las Siete Leyes y sus derivados”.

En las instrucciones rabínicas por orden de Mashiaj, hay ciertas declaraciones


que abarcan tanto los preceptos negativos (6) como el positivo (1) de las Siete
Leyes Universales.

Por ejemplo, en 1 Corintios 11:2 Rav Shaul emisario oficial a los Benei Noach
afirma:
2
Os alabo porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las tradiciones16 tal
como os las entregué”

Aquí, las “tradiciones” incluyen todas las Siete Leyes Universales y sus
explicaciones orales.

Pero esto no se refiere a ningún mandamiento en concreto, sino que los incluyen
a todos, por tanto, no se cuentan.

16
Las tradiciones son las instrucciones orales que exponen el estilo de vida de los judíos piadosos y de
los justos piadosos de las naciones, como es el caso de la comunidad en Corinto a la cual se le escribe la
carta. La manera cómo Rav Shaul aplicaba esas tradiciones del “Camino” a los creyentes no judíos, es
un principio válido para todas las comunidades Benei Noach que han hecho su conversión al Eterno por
los méritos de nuestro justo Mashiaj. Cada secta judía del primer siglo, tenía sus propias tradiciones, sus
propias costumbres de hacer las cosas y mostrar su estilo de vida. También había tradiciones
provenientes del estilo de vida de los paganos. Rav Shaul establece aquí las disposiciones orales que
Yeshua mismo le había entregado y aquellas otras que le fueron confiadas para que las aplicara a las
comunidades formadas por creyentes de origen no judío, dada su autoridad como apóstol a los gentiles.
Estas tradiciones o toral oral que encontramos ahora escritas en su mayoría en la sección del Código
dirigida a los creyentes de ascendencia no hebrea, son válidas para cada generación y los tribunales de
cada comunidad deberá conocer cómo aplicarlas a las nuevas situaciones que se vayan dando de tal
manera que sean relevantes y al mismo tiempo no pierdan su esencialidad original.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 58
Es decir, no podemos decir: “Retener todas las tradiciones” porque cada regla
debe existir por sí misma, no generalizada que incluye a todas.

Por ejemplo, cuando 1 Kefa 1: 14,15 afirma:

“Sino, conformándoos al ejemplo del que os llamó y que es Kadosh, sed


también vosotros kadoshim en toda vuestra manera de vivir
16 porque escrito está en la Toráh: “Sed kadoshim como Yo soy Kadosh”.

Aquí, “sed kadoshim”, apartados, santificados, retirados de todo lo sucio y


contaminante, son ordenanzas que abarcan la totalidad de la Toráh, como si el
Eterno, B”H, dijese: “Se kadosh en todo lo que yo te dicho que hagas”, por tanto,
“Sed Kadosh” significa, “apartarse de todas las abominaciones que nos
han advertido.

Consecuentemente, no podemos tomar eso como un mandamiento porque


abarca a muchos y en estos casos, no se cuenta como precepto individual, por
cuando no ordena hacer una cosa específica, sea positivo o negativo, ni advierte
contra alguna violación o acto que lleve a una violación en particular.

Capítulo 12

Quinta Regla:

La explicación de un precepto no debe constituirse como una ley separada del


mandamiento que explica ni contarse como un mandamiento extra.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 59


Muchas veces se explican ciertos preceptos que aparecen en formas muy
parecidas a preceptos, ya sea en forma positiva o negativa.

En ese caso, no se cuenta.

Por ejemplo: Vayikrá 19:19

“No contaminarás a tu hija haciéndola fornicar, para que no se prostituya


la tierra y se llene de maldad”.

La frase, “que no se prostituya la tierra” no se puede contar como un


mandamiento porque es la explicación de lo que sucedería si se viola el
mandamiento de hacer fornicar tu hija, es decir, tu esposa, sacarle provecho
como prostituta.

Lo que el texto dice es la razón por la cual te doy el mandamiento de no


contaminar a tu hija es que si esto sucediera, la tierra se contaminaría y caiga en
prostitución.

En el caso de las Siete Leyes Universales.

Por ejemplo, Rav Shaul habla de cierto tiempo cuando pasada ya la edad, se
debe casar una mujer.

En este caso, significa que la explicación que él hace de un mandamiento, no


debe contarse como mandamiento, porque es explicación, no ordenanza.

Aquí se está explicando una costumbre antigua de que la esposa, ya casada,


quede virgen, sin relaciones sexuales con su esposo, para ambos servir así al
Eterno. Dado que Pablo está explicando aquí una situación, su juicio no es
contado como válido, porque es una explicación, no un mandamiento u
ordenanza rabínica.

Miremos el texto y su contexto (1Cor. 7:35-40):


35
Esto lo digo para vuestro beneficio; no para haceros la vida imposible,
sino para lo que es más provechoso, y para que con el mínimo de
distracciones, sirváis a Y-H-V-H.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 60
36
Pero si alguno piensa que es impropio para su señorita17 que pase ya
de edad, y es necesario que así sea, haga lo que quiera, no peca; cásense.
37
Pero el que está firme en su corazón, sin tener necesidad, sino que es
dueño de su propia voluntad, y ha resuelto en su corazón guardarla virgen
hace bien. 38De manera que el que se casa con su novia hace bien, y el que
decide no casarse, hace mejor18.
39
La mujer casada está ligada con yugo 19 mientras su marido vive; pero
si su marido muriere, libre es para casarse con quien quiera, con tal que
sea en el Adón; 40 pero en mi opinión, más feliz es si permanece así y
pienso que también yo tengo el Espíritu de Di-os”.

Por tanto, no podemos tomar “que pase ya de edad” como un mandamiento,


porque la explicación del mandamiento es que la razón del mismo está sujeta a
“que es impropio”

En otras palabras, no podemos deducir un mandamiento de aquí y decir: “Es


impropio que una señorita pasada cierta edad se quede sin casar”.

Porque esta es la razón por la cual se permite el mandamiento: “el que se


casa hace bien y el que no se casa hace mejor”.

Por supuesto, “hace mejor” dentro del contexto de la pregunta que le hicieron
(1 Cor.7:1) esto es, si es apropiado para un hombre que está dispuesto a salir y
dedicarse como predicador ambulante, al estilo de Rav Shaul.

No contamos esto como mandamiento. Por la regla 3 y la 5.

17
Entiéndase, la señorita que tiene como prometida, su virgen prometida, es decir, su novia virgen.
Pareciera que le han preguntado a Rav Shaul si dos que están para casarse pueden hacerlo bajo la
promesa de no tener relaciones sexuales sino de servirse y ayudarse mutuamente como hermanos. Un
caso extraño para nosotros, pero no si conociéramos todas las circunstancias del caso.
18
Si las causas de la decisión son relevantes a los efectos de una situación de mayor peso.
19
Esto es lo que se conoce en el Judaísmo como “la ley del marido” y que Rav Shaul usa en Romanos
7
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 61
Capítulo 13

Sexta Regla de Interpretación

Si una Ley o su derivado contienen tanto un precepto positivo como negativo,


cada uno deberá ser contado por separado dentro de la categoría que
corresponde.

Aclaremos aquí algunas cosas.

1. Hay mandamientos que son negativos y positivos al mismo tiempo.

Así pues, la observancia de algo puede ser positiva, y su trasgresión, la de una


ordenanza negativa.

Por ejemplo, el Shabat.

Por un lado, el Shabat es un mandamiento positivo: “Guardarás el Shabat”.

Por otro lado, es negativo: “No harás trabajo en Shabat”.

2. También puede ser un mandamiento Positivo seguido por uno Negativo.

Ejemplo: Devarim 22: 19 “La tendrá por mujer”, es Mandamiento Positivo.


Pero sigue uno negativo: “No podrá despedirla en todos sus días”.

3. También puede ser un mandamiento Negativo seguido por uno Positivo.

Ejemplo: Vayikrá 22:30 “En el mismo día se comerá. No dejarás de él para


otro día”.

El primero es positivo: “Se comerá el mismo día”. El segundo es negativo:


“No dejarás de él para otro día”.

En el Brit HaDasha tenemos lo siguiente

Romanos 12:1,2

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 62


“Presentad vuestros cuerpos en sacrificio vivo”

Seguido de uno negativo: “No os conforméis a este siglo”.

En estos casos, aplica la Sexta Regla: Si una Ley o su derivado contiene tanto
un precepto positivo como negativo, cada uno deberá ser contado por separado
dentro de la categoría que corresponde.

Capítulo 14

Séptima Regla

No ha de contarse como una Ley los detalles internos de la misma.

Cada una de las Siete Leyes Universales es una ley ya revelada y entregada.
Por tanto, de cada una de ellas se desprenden muchos otros preceptos,
negativos o positivos, así como advertencias para proteger al creyente de violar
cualquiera de las Siete Leyes Universales.

Por ejemplo: La ley del cuñado (Jalitzá e Ibún)

Según esta ley, cuando una mujer queda viuda y el marido no le dejó hijos,
según la Toráh (Devarim 25:5,6) el cuñado o familiar más cercano, debe
casarse con la viuda y darle hijos que serán vistos, legalmente, como hijos del
difunto y por su nombre serán conocidos en Israel.

Por esta razón, el hombre se llama “labán” y a la mujer se le llama “lebamá”.

El acto se conoce como “ley del zapato” (jalitzá), porque era un zapato especial
que al quitarse indicaba muerte y duelo, tal como una persona se quita los
zapatos y se sienta en el suelo en los días de shiváh/luto.

Entonces jalitzá es la alternativa a Ibum.

Si el hermano del fallecido (cuñado de la viuda) NO SE QUERÍA CASAR con la


mujer, se realizaba jalitzá, en el cual se quitaba el calzado (jaliztá) y se escupía
en el suelo, ante el rostro del cuñado ( Devarim 25:9)
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 63
Esto se hacía ante un tribunal. Con tal acción, la mujer quedaba libre de la ley
del cuñado y el cuñado libre de la ley de la cuñada lo cual era evidenciado al
escupir delante de él.

¿Por qué?

Porque escupir delante de una persona a quien usted le merece respeto, es


altamente degradante.

Pero escupir delante de una persona a quien usted no debe respeto, es visto
como si fuera un extraño.

Por tanto, al escupir, la mujer viuda estaba diciendo: “Eres un extraño para mí y
soy libre de casarme con otro varón cualquiera”.

Bien, algunas mujeres viudas sin hijos, pueden reclamar jaliztá y otra levirato.
Es decir, casarse con el cuñado o no casarse con el cuñado. Algunas harán
solamente jaliztá y otras Ibún, otras ambas.

Los hombres pueden aceptar Ibún pero no Jalitzá, otros negarse a ambos.

Por lo tanto, los detalles de una ley, todo lo que tenía que hacer la mujer, en este
caso, no se cuenta como preceptos, porque son detalles, no preceptos.

Si este fuera el caso, las leyes de Iebamot (cuñado) tiene no menos de 200
detalles que serían elevados a categoría de mandamientos.

Lo mismo aplica a las Siete Leyes Universales.

Por ejemplo: 1 Corintios 5: 1-5

Dice lo siguiente:

5:1 De cierto se oye que hay entre vosotros inmoralidad sexual, y tan sucia
cual ni aun se practica entre los gentiles, al extremo que alguno se

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 64


acuesta 20 con la mujer de su padre. 2Y vosotros estáis envanecidos. ¿No
debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en
medio de vosotros el que hizo tal cosa?
3
Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya
como presente he emitido mi fallo contra el que así obró: 4 “En el nombre
de nuestro Adón Yeshua el Mashiaj, reunidos vosotros y mi espíritu, con la
autoridad de nuestro Adón Yeshua, 5el tal sea entregado a hasatán para
destrucción de la carne, con la mira de que el espíritu sea salvo en el día
del Y-H-V-H”.

El mandamiento dice: “El que se acuesta con la mujer de su padre, sea cortado
de la comunidad (entregado a satanás).

Sin embargo, entre la enunciación de la violación y el mandamiento del tipo de


juicio a seguir, hay detalles del procedimiento: Lamentarse, reunirse, hacer el
juicio y decretar el veredicto”.

Todos estos detalles que llevan al cumplimiento de este mandamiento, son más
de 50. Pero no pueden ser contados como mandamientos, porque son
simplemente, “detalles”.

Este es el significado de la Regla Séptima: no usar los detalles de un precepto y


elevarlo a categoría de precepto u ordenanza porque los detalles internos de un
precepto no califican para ser elevados a categoría de precepto.

20
Es decir, tiene relaciones sexuales íntimas. Este es un caso de segundas nupcias, cuando la primera
esposa ha muerto o ha habido un divorcio legal. Para entonces los jueces de Israel, especialmente la
Academia de Shamai, reinterpretando la Toráh, habían prohibido la bigamia.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 65
Capítulo 15

Octava Regla y Cuatro Palabras

La octava regla reza de la siguiente manera:

“Entre los preceptos negativos no debe incluirse ninguna declaración de


naturaleza negativa que excluya un caso particular del alcance de un precepto”.

En otras palabras, las declaraciones negativas no deben nunca estorbar el


cumplimiento de casos particulares dentro de un precepto.

Dicho de otra manera: mandato y advertencia, son una misma cosa, solo que la
advertencia alude a su aspecto negativo en tanto que su ordenanza a su
aspecto positivo.

Esto es lo que se conoce en la ley como “Decreto”.

Es decir, tanto los preceptos positivos como los negativos, ambos, entrañan
órdenes absolutas, es decir, principios específicos que se nos ordenó hacer y
cosas de las cuales se nos advirtió no hacerlas.
Lo que se ordena HACER es visto siempre como “Precepto Positivo”. (Mitzvah
Asé)

Lo que se nos advirtió NO HACER, es visto siempre como “Precepto Negativo”.


(Mitzvah Lo Tasé)

Esto se conoce como “guezerá” o decreto rabínico que en la ley judía son
muchas veces identificados como “Leyes del Rey”.

Ahora bien, las advertencias tiene carácter de ORDEN y no es sino la misma


ordenanza en cuestión en forma verbal imperativa.

Nunca una ORDEN se dará en pretérito y lo mismo sucede con la advertencia.

Porque no podemos actuar en el pasado, solo en el presente y en el futuro.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 66


Usted no puede decir: “Después que hayas visitado a Paris, visita la torre Eifel”.

Esto no hace sentido lógico.

Pero usted puede decir: “Cuando visites Paris, visita la torre Eifel”. Esto tiene
sentido.

Por ejemplo: Shemot 21:7

“Y cuando alguno vendiere su hija por sierva, no saldrá ella como suelen
salir los siervos”.

La frase, “no saldrá ella como suelen salir los siervos” no puede tomarse como
mandamiento, porque es una advertencia, una advertencia negativa, no un
Precepto negativo.

Por lo tanto, uno debe ser sumamente cuidadoso de elucidar si es una


advertencia o un mandamiento negativo.

Cuatro Palabras

Hay cuatro palabras para la “Advertencia” y todo lo que sea advertido por
cualquiera o cada una de esas palabras, es un MANDAMIENTO NEGATIVO.

Esas cuatro palabras son:

“Guárdate de”.

“No sea que”

“No hagas”

“No haya”.

Es decir, donde quiera que uno encuentra “Guárdate de”, “No sea que”, “No
hagas/no quiero” y “No haya”, lo que sigue será un mandamiento casi siempre
negativo pero que podría ser positivo, pero que no debemos confundir con una
advertencia negativa o positiva. A continuación citamos algunos ejemplos:
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 67
Filipenses 3:2; I Timoteo 3:9; I Timoteo 5:21; Yaakov 2:10;
1 Corintios 12:1; Hebreos 3:12.

Capitulo 16

Novena Regla de Interpretación

No deben contarse la cantidad de veces que un mandamiento negativo o


positivo se repite en las Escrituras incluyendo el Brit HaDasha, cuando está
solamente aplicando una acción derivada o advertida del precepto.

Todas las Seis Leyes Universales como sus derivados, tanto en forma de
positivos como negativos como advertencias, se relacionan siempre con cuatro
cosas:

• OPINIONES

• ACTOS

• RASGOS DEL CARÁCTER

• EL HABLA- COMUNICACIÓN ORAL

Por tanto, la Toráh nos ordena creer y aceptar determinadas opiniones, por
ejemplo, el Monoteísmo, el Amor a Elohim y al prójimo, el Temor de HaShem,
etc.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 68


También se nos ordena no creer ni aceptar determinadas opiniones o
perspectivas de la vida, como el politeísmo, o no creer en los dioses ajenos,
concepto tan popular entre los paganos, o en las reencarnaciones, porque “esta
establecido a los hombres que mueran una vez y luego el juicio”, etc.

Se nos advierten por tanto, cosas positivas y cosas negativas.


Así también la Toráh nos ordena conducirnos con determinados rasgos del
carácter como la cortesía en el lenguaje, misericordia, compasión, etc.

O también nos ordena orar solamente al Padre, confesar nuestros pecados,


confesarnos ofensas unos a otros y perdonarnos unos a otros y cosas
semejantes a estas.

Cuando se comprendan esos detalles, uno puede entonces estar en condiciones


de contar las cosas que se han ordenado o prohibido, sean

OPINIONES – ACTOS- RASGOS O LENGUAJE que se repiten a fin de


ubicarlo dentro de un Precepto Positivo o Negativo, sin repetirlos.

Esto es importante porque algo positivo puede venir, repetición tras repetición, o
negación tras negación para darle énfasis.

Solamente cuando una de ellas presenta otro tema, deberás contarlo como
precepto u ordenanza.

Así pues, en las repeticiones que encontramos debemos diferenciar cuando


estamos en presencia de énfasis del lenguaje y cuándo en presencia de un
nuevo precepto, ya sea Positivo o Negativo.

Esta es la regla: Solamente cuando existe la posibilidad de interpretar lo que se


repite con un asunto nuevo, se puede sustentar como un Precepto Negativo.

Así pues, las negaciones, no son necesariamente nuevos Preceptos Negativos,


sino solamente repeticiones para enfatizar un mismo precepto.

En este caso, no nos está permitido contarlo como precepto separado.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 69


Por ejemplo:

El precepto de descansar en Shabat. Es repetido DOCE veces en la Toráh.


¡Uno por cada tribu!

Debido a esto, no podemos tomar las repeticiones y decir que el Descanso en


Shabat son Doce Preceptos.

Por ejemplo: No comer sangre.

Se repite SIETE VECES en la Toráh.

Por lo tanto, no podemos decir que el precepto de NO COMER SANGRE consta


de Siete mandamientos.

Debido a esto, Descansar en Shabat es un solo precepto y No comer sangre es


un solo precepto.

Por ejemplo: No tendrás dioses ajenos delante de mí.


Es un solo precepto. Pero la Toráh menciona 26 casos de idolatría.

No podemos tomar cada uno de esos casos y decir que la prohibición en contra
de la idolatría consta de 26 preceptos.

Es uno solo: “No tendrás dioses ajenos delante de Mí”.

El resto, son sub-divisiones internas para advertir de los diferentes casos en que
la violación puede darse.

Así pues, el concepto de IDOLATRÍA es UNO, pero los detalles y aplicaciones


son 26.

Por ejemplo:

Maltratar o afligir al converso está prohibido por la Toráh en 36 ocasiones


diferentes.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 70


Por lo tanto, no podemos tomar esas 36 menciones y hacerlas 36 preceptos,
sino uno solo: “No afligirás al converso al ger, al extranjero que ha hecho su
conversión al Eloha de Israel”.

Estos preceptos que se repiten, se conocen técnicamente como “Preceptos


Globales” porque incluye una o muchas advertencias diferentes.

En el Brit HaDasha leemos:

Gálatas 5:19,23

Y evidentes son las obras que resultan cuando obedecemos la mala


inclinación, las cuales son: infidelidad matrimonial, impureza, lascivia,
idolatría, hechicería, enemistades, contienda, celos, enojos,
rivalidades, disensiones, apostasías 21, envidias, borracheras, orgías y
cosas semejantes a éstas; sobre las cuales de antemano os digo,
como lo he dicho en otras ocasiones, que los que practican 22 tales
cosas, no heredarán el reino de Di-os 23.
Mas las obras que resultan cuando obedecemos al espíritu de
Mashiaj, son evidentes: amor, gozo, shalom, longanimidad,
benignidad, bondad, fidelidad,
mansedumbre, dominio propio; contra tales cosas, no hay nada
prohibido en la ley divina para vosotros.

Aquí tenemos dos preceptos globales:

Uno negativo: Prohibición de obedecer a la mala inclinación.

Otro positivo: Obedecer al espíritu de Mashiaj.

Pero del Negativo, se desprenden al menos, 17 cosas perversas.

Del Positivo se desprenden, al menos, 9 cosas sagradas.


21
Es decir, creación de sectas, denominaciones o movimientos religiosos que se apartan de la fe de
Israel y de Mashiaj.
22
No necesariamente que nunca se caiga en estos pecados, pero definitivamente que no se vive en ellos, no se
tienen estos valores y prácticas como un estilo de vida.
23
Es decir, no tendrán una parte en el mundo por venir.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 71
Por tanto, no podemos tomar los detalles internos del mandamiento, que se
repiten, y elevarlo a categoría de Precepto Negativo o Precepto Positivo, sino
que son solamente dos:

No obedecer el Yétzer Hará y Obedecer al espíritu de Mashiaj.

De esto se desprende que quien obedece al Yétzer Hará, viola 17 cosas


negativas.

Y el que obedece al espíritu de Mashiaj, observa 9 cosas maravillosas.

Esto es importante para trazar bien las Escrituras: No deben contarse la


cantidad de veces que un mandamiento negativo o positivo se repite en las
Escrituras o el Brit HaDasha, cuando está solamente aplicando una acción
derivada o advertida del precepto.

Capítulo 17

Décima Regla:

No cuentan como preceptos los actos considerados preliminares y explicativos


de la obediencia del precepto en cuestión.

Hay ocasiones cuando la Toráh expresa ciertas órdenes, pero no deben ser
confundidas con Preceptos y elevarlos a esa categoría, sino que son
indicaciones de ciertos actos que deben ser hechos preliminarmente, antes de la
observancia del mandamiento en cuestión.

Por ejemplo:

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 72


“Tomarás flor de harina amasada con aceite...”

Aquí, “tomar” no puede ser visto como un mandamiento, sino con un acto
especial que hay que hacer para cumplir el mandamiento.

Por ejemplo: “Y pondrás sobre la mesa el pan de la presencia, delante de


mi, continuamente”.

Aquí el mandamiento es poner el pan de la presencia continuamente, pero no


“ponerlo en la mesa”, porque “ponerlo en la mesa” no es un mandamiento, sino
la acción preliminar para cumplir el mandamiento.

Así pues, el asunto del precepto es que siempre haya pan delante del Eterno.

Tomar el aceite para arreglar la menorah no es el mandamiento, es la acción


necesaria para cumplir el mandamiento, el mandamiento es “que arda
continuamente la menorah”.

En el Brit HaDasha:

1 Corintios 11: 24 “Tomad, comed, esto es mi cuerpo...

De donde se deduce que la orden “tomad” no es un mandamiento, sino una


acción preliminar para cumplir el mandamiento, esto es, el afikomén24.

Tomar la copa y tomar el pan, no son mandamientos, son acciones previas para
cumplir el mandamiento.

24
Término importado del griego koiné para indicar el “postre” y por extensión el último trozo de pan
sagrado durante la cena pascual. Después de comer este “pan” no se pueden ingerir otros alimentos.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 73
Capítulo 18

Décima Primera Regla:

Si un precepto contiene varios elementos en sí, estos elementos no deben ser


contados como leyes separadas.

Hay mandamientos que se forman de varias partes.

Por ejemplo, el mandamiento de Lulav tiene cuatro especias que deben estar
presentes.

Por lo tanto, “fruto de árbol hermoso” no es un precepto separado porque sea


individual y aparezca como parte del precepto general.

Tampoco: “ramas de árboles frondosos” ni “sauces de los arroyos” ni “ramas de


palmeras”.

Todos ellos son parte de un mismo mandamiento formado por varios elementos
entre sí.

Por ejemplo: Efesios 4: 3-6 donde el precepto es: Solícitos en guardar la


unidad.

Pero está compuesto de varios elementos: “Un Adón, una fe, una purificación,
un Elohim y Padre de todos...

Así que no podemos decir: Una fe es un precepto. Porque es uno de los


elementos del precepto que los incluye a todos: Guardar la unidad del Espíritu.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 74


Capitulo 19

Décima Segunda Regla:

Una acción que se cumple por etapas, de no haber sido el resultado directo de
una ordenanza escrita, no debe contarse con ley oficial, sino explicación de ella.

En ocasiones se nos ordena ejecutar cierta acción e inmediatamente se nos


explicará la calidad de aquella acción, clarificándola.

Por ejemplo:

Está escrito: “Y haréis para Mí un santuario”.

Este es un precepto positivo: Construir un Santuario.

Pero este precepto viene dado dentro de la generalidad de los preceptos por los
cuales los hijos de Israel deberán tener un lugar sagrado donde orar y a ese
lugar deberán subir y hacer sus ofrendas y santificar las convocaciones.

Inmediatamente la Toráh comienza a especificar los detalles de cómo ha de


hacerse el santuario.

Esos detalles, no son el mandamiento, sino clarificaciones de la manera cómo


se hará el mandamiento.

Este es el caso opuesto al anterior, que primero se ordena una acción


preliminar, que no es el precepto, para que sepamos cómo cumplir el precepto.

En este caso, se nos ordena primero el precepto y luego se nos clarifican sus
partes y formas de hacerse.

Por ejemplo: el precepto de ofrecer holocausto.

Después se especifica: que sea sacrificado, que sea despellejado, cortado en


trozos, su sangre salpicada de cierta manera, luego el cebo ofrecido sobre el
altar, luego la carne será quemada, etc.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 75


Todas estas explicaciones posteriores tienen la intención de explicar un
mandamiento que se tiene que cumplir por etapas, pero las etapas mismas no
son categorizadas como mandamientos.

En el Brit HaDsha:

1 Corintios 11: 33,34

“Así que hermanos míos, cuando os reunís a comer, esperaos unos a


otros. Si alguno tuviere hambre, coma en su casa para que no os reunáis
para juicio”.

Aquí se da un precepto: Reuníos para comer.

Pero luego se dan detalles de cómo hacerse: esperarse unos a otros; si alguien
tiene mucha hambre que coma primero en su casa... etc.

No podemos tomar el “esperaros unos a otros” que es un detalle de algo que


tiene que hacerse en etapas, y elevarlo a categoría de mandamiento positivo, en
este caso.

Este es el significado de esta regla.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 76


Capítulo 20

Décimo Tercera Regla:

El número de preceptos derivados directamente de las Siete Leyes no crece


proporcionalmente al número de días en los que rige un precepto específico.

Hay preceptos que son obligatorios solamente en el transcurso de un tiempo


determinado.

Algunos se prolongan por varios días. Por ejemplo, morar en la Sucá durante
Sucot.

Otros como los sacrificios de Musaf de Luna Nueva, se ofrecen siempre que
comienza un nuevo mes.

Pero aunque esto ocurre, no podemos tomar las instrucciones de dormir en la


Sucá los ocho días de Sucot como ocho mandamientos extras.

¿Por qué? Porque los preceptos derivados no crecen proporcionalmente al


número de días o transcurso de tiempo determinado que requiere para su
ejecución.

Tampoco se puede hacer un mandamiento de Musaf del Rósh Jódesh y decir,


que cada Musaf de Rosh Jódesh es un mandamiento, porque esto es un
mandamiento que se tiene que cumplir en un período de tiempo determinado.

Por tanto, las veces que se cumpla en cada período, no tiene la intención de
aumentar los mandamientos, porque estos no crecen o se enumeran por esta
razón.

Así pues, morar en la sucá es un mandamiento solo, aun cuando se realiza en


ocho momentos diferentes.

En el Brit HaDasha:

1 Corintios 11:23-26

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 77


23
Porque yo recibí por revelación de Y-H-V-H lo que también os he
enseñado: Que el Adón Yeshua, la noche que fue entregado, tomó pan; 24y
habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo:
por vosotros es; haced esto en memoria de mí. 25Asimismo tomó también
la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el pacto
renovado en mi sangre; haced esto cada vez que la bebáis, en memoria de
mí. 26Así, pues, cada vez que comáis este pan, y bebáis esta copa, los
sufrimientos y muerte del Adón es lo que debéis anunciar hasta que él
venga.

Aquí el mandamiento es uno solo: Pésach, pero se realiza una o dos veces cada
año, por tanto, “todas las veces” no es un mandamiento, sino el tiempo en que el
mandamiento se cumple.

Otro ejemplo:

1 Corintios 16: 1-4

16:1 En cuanto a la ofrenda para los escogidos, haced vosotros también de la


manera que ordené a las comunidades de Galacia. 2Cada primer día de la
semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, de sus propios ahorros y
según haya prosperado, guardándolo, para que cuando vaya no tengan
entonces que estar pidiendo colectas. 3Y cuando haya llegado, a quienes
hubiereis designado por carta, a éstos enviaré para que lleven vuestro donativo
a Yerushaláyim. 4Y si decido que vayan, irán conmigo.

Aquí el mandamiento no es “cada primer día de la semana”, sino que cada vez
que vayan a recogerse ofrendas, no se haga en Shabat, sino el primer día de la
semana, para no violar el Shabat.
No significa que cada primer día de la semana hay que recoger este tipo de
ofrendas para los pobres, necesariamente.

Así, cada precepto en forma individual, constituye un precepto separado pero no


porque se repita en cierto tiempo prescrito, significa que en cada uno de esos
tiempos surge un mandamiento separado y único.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 78


Conclusión:

Revisemos las TRECE REGLAS sinópticamente:

Primera Regla:
No deben ser incluidas en las Siete Leyes Universales, nada que sea rabínico,
sino solamente lo que está determinado en la Toráh de Moshé.

Segunda Regla:
Nada que haya sido deducido por el uso de las 13 reglas de interpretación de la
Toráh y que es reconocido como torah oral rabonita que no haya sido escrito
antes de la Mishnah, debe ser incluido en las Siete Leyes Universales.

Tercera Regla:
No deben ser incluidas las leyes derivadas de las Siete Leyes que no sean
vigentes o relevantes para las generaciones posteriores, sino que fueron dadas
temporalmente para una comunidad o generación específica.

Cuarta Regla:
No deben incluirse leyes tan generales que abarquen todos los mandamientos
contenidos en las Siete Leyes y sus derivados.

Quinta Regla:
La explicación de un precepto no debe constituirse como una ley separada del
mandamiento que explica ni contarse como un mandamiento extra.

Sexta Regla:
Si una Ley o su derivado contienen tanto un precepto positivo como negativo,
cada uno deberá ser contado por separado dentro de la categoría que
corresponde.

Séptima Regla:
No ha de contarse como una Ley los detalles internos de la misma.

Octava Regla:
Entre los preceptos negativos no debe incluirse ninguna declaración de
naturaleza negativa que excluya un caso particular del alcance de un precepto.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 79
Novena Regla:
No deben contarse la cantidad de veces que un mandamiento negativo o
positivo se repite en las Escrituras o el Brit HaDasha, cuando está solamente
aplicando una acción derivada o advertida del precepto.

Décima Regla:
No cuentan como preceptos los actos considerados preliminares y explicativos
de la obediencia del precepto en cuestión.

Décima Primera Regla:


Si un precepto contiene varios elementos en sí, estos elementos no deben ser
contados como leyes separadas.

Décima Segunda Regla:


Una acción que se cumple por etapas, de no haber sido el resultado directo de
una ordenanza escrita, no debe contarse con ley oficial, sino explicación de ella.

Décimo Tercera Regla:


El número de preceptos derivados directamente de las Siete Leyes no crece
proporcionalmente al número de días en los que rige un precepto específico.

Ahora estamos listos para estudiar detenidamente cada una de las Siete Leyes
Universales, con sus preceptos, alusiones, especificaciones, alcances y
promesas.

De todo lo que hemos estudiado hasta aquí, sabemos que estos Siete Principios
Universales deben constituir el fundamento de la Toráh para los creyentes de
origen no judío y en y por medio de ellas, su fe, temor y servicio a Eloah debe
ser realizado, sobre la base de los méritos que ha obtenido para ellos, así como
para todo Israel, los sufrimientos y muerte de Yeshúa Rabenu, el cual, por el
milagro de la resurrección demuestra que tal servicio y méritos fueron
aceptables por el Eterno para la remisión del pecado voluntario, tanto de las
naciones como de nuestro pueblo hebreo.

Al estudiar estas Siete Leyes, debemos tener en cuenta los siguientes principios
que podemos resumir de la siguiente manera:

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 80


Siete leyes universales fueron dadas a Adám HaRishón (el primer hombre) y
luego confirmadas en forma de Pacto en los días de Noach. Desde entonces se
conocen como las Siete Leyes de Noach (Bereshit 9: 8-17; Hechos 15)

La razón por las cuales fueron dadas a Noach se debió al hecho que la
humanidad pre-diluviana, se corrompió y se apartó de estos principios
entregándose a la violencia y la maldad. Di-os destruyó aquella generación y
empezó de nuevo con Noach a quien le confió estas leyes y la obligación de
enseñarlas a todos sus descendientes (Bereshit. 6:1-7:24)

Siendo Noach el representante de toda la humanidad, estas siete leyes o


principios son vistos como normativos y obligantes para toda la raza humana
como lo que Di-os exige de ellos como norma de justicia que les permita la paz y
la prosperidad en esta edad presente, y una porción en el mundo por venir.

Las Siete Leyes Universales o Siete Leyes de Noach son las siguientes:

1. No Idolatría.
2. No blasfemar.
3. No asesinar.
4. No robar.
5. No inmoralidad sexual
6. No comer alimentos prohibidos.
7. Establecer cortes de justicia.

Debido a que los hombres descendientes de Noach olvidaron estas leyes y se


apartaron de las mismas (Bereshit 11:1-9), venido el cumplimiento del tiempo,
Di-os la entregó a Israel en Har Sinaí, dentro del cuerpo general de leyes y
preceptos conocidas como las 613 leyes de los hijos de Israel (Shemot 19: 1-20:
Devarim 34:12).

Dentro de los 613 mandamientos, están incluidos las Siete Leyes de Noach que
ahora fueron dadas a Israel como receptora de la revelación y con la
responsabilidad de enseñarla a todas las naciones de la tierra para que “teman
a Di-os y guarden Sus mandamientos”, es decir, las Siete Leyes Universales.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 81


Es incumbente sobre todo judío la responsabilidad insoslayable e ineludible de
dar a conocer estos principios, sus derivaciones y ramificaciones a todos los
hombres, sin distinción de raza, religión, sexo o posición social o política.

A partir de Sinaí, Israel ha quedado como garante de estas Siete Leyes y se


espera no solamente que las cumpla ella misma, sino que muestre a las
naciones el significado de las mismas y la manera correcta de aplicarlas en las
situaciones cambiantes de cada generación.

Debido al hecho que Israel ni guardó ni enseñó a guardar estas leyes pequeñas
en relación con las grandes (los 613 mandamientos), entre las misiones
encomendadas al Mashiaj estaría causar que Israel no solamente las aprenda
de nuevo y las guarde, juntamente con el resto, sino que las enseñe a las
naciones.

Mientras Israel no cumpla esta misión y mientras las naciones no sean instruidas
apropiadamente en estos Siete Principios, el Mashiaj no habrá concluido Su
misión en la tierra.

Es normativo entonces para todos los discípulos del Rabí HaKadosh, ser fieles a
su legado y dar a conocer a todos, sin distinción y usando todos los recursos
legítimos, estas Siete Leyes Universales para el bien, la paz, la justicia y la
redención final de todos los hombres de la tierra.

Una Misión: dos destinatarios

Para lograr esto, Yeshua estableció en una misma misión, dos destinatarios
diferentes. Por un lado, el judío, especialmente el judío asimilado y viviendo
fuera del contexto de los 613 mandamientos (Toráh-Instrucción Mayor) y por el
otro, el no judío, viviendo fuera del contexto de las Siete Leyes Universales (la
Toráh- Instrucción Menor).

La Academia de Yaakov ben Yosef, hermano del Maestro, y la de Shaul de


Tarso, el apóstol Pablo, se encargarían de realizar esta misión única, hacia
estos dos grandes grupos: el pueblo judío y el pueblo gentil, respectivamente.

Esto significa que está prohibido obligar a un judío a vivir como gentil de la
misma manera que está prohibido al gentil, vivir como judío. Ambos forman parte
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 82
de un todo en el cual diferentes roles, responsabilidades y atributos espirituales
han sido dados y repartidos según la sabiduría del Eterno.

No nos está permitido cambiar esto ni tampoco intentar mejorarlo, porque no


podemos superar a Di-os. Así lo hemos recibido y así debemos pasarlo a la
generación de relevo y así deberá mantenerse hasta que venga Mashiaj y
complete todas las cosas.

Cuando dicha misión vaya siendo alcanzada, judíos y no judíos son hechos
parte de un mismo cuerpo, ocupando diferentes posiciones estratégicas, pero
unidos a través de un mismo cordón umbilical, es decir, una misma raíz y
colaborando por el bien común del cuerpo.

Esto significa que donde quiera que Israel falle en cumplir su misión, afecta a los
gentiles. Y donde quiera que los gentiles fallen, afecta al judío. El judío no estará
completo y seguro hasta que todos los gentiles abracen y vivan según la Siete
Leyes y los gentiles no estarán tranquilos ni seguros, hasta que los judíos
abracen y vivan según las 613 Mitzvot. Ambos grupos, en este sentido,
dependen el uno del otro porque ocupan un mismo cuerpo, un mismo mundo,
una misma promesa de redención final y una misma raíz espiritual que los
alimenta a todos.

Y por cuanto vivimos todos en una misma tierra y tendremos la oportunidad,


todos, de compartir el mismo mundo por venir, entonces es obligante sobre cada
parte, el bien común de la otra en justicia y santidad, sin celos, ni contiendas, ni
envidias, pero en amor, respecto y consideración mutua, es decir, como
hermanos amados, no enemigos.

Esto significa que donde quiera que un no judío vea a un judío, debe ver en él su
hermano y amigo, ayudarle a cumplir su misión y servirle de ejemplo. Y donde
quiera que un judío vea a un no judío, debe ver en él a su hermano y amigo,
ayudarle a cumplir su misión y servirle de ejemplo.

Para esto, debemos seguir la regla de nuestro Santo Maestro, Yeshúa: “Haz
con los demás como quieras que los demás hagan contigo” y la del maestro
Hillel: “No hagas a los demás lo que no quieres que los demás hagan
contigo”. Y como está escrito en la Toráh: “Amarás a tu prójimo como a ti
mismo”.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 83
Si ambos pueblos hacemos esto, el resultado será la paz y la justicia, la
prosperidad y el bien común de todos. Si lo ignoramos o nos movemos en
contra, ya sea de forma pasiva o activa, tendremos un mundo repleto de odios
sin causa, violencia, enemistad e inseguridad con la potencialidad de nuestra
propia autodestrucción, tanto de judíos como de gentiles.

Por tanto, para la gloria de Di-os y el bien común de todos, se hace


imprescindible que los judíos, por ser los depositarios de la revelación y los
guardianes de la legislación divina, por decreto del Cielo, demos dar a conocer a
todos los hombres estas Siete Leyes Universales mostrándonos en todo como
ejemplos vivientes de buena conducta, piedad y pureza que se transformen en
imán celestial que atraiga a muchos bajo las alas del Di-os de Yisrael.

En este sentido, los siguientes principios deben estar presentes:

Primero: Las Siete Leyes son normativas para todos los creyentes de origen
gentil sin distinción de sexo, el cual será tomado en cuenta solamente cuando la
violación de un precepto es hecho sobre la base del género en cuestión25.

Segundo: Ignorancia de las Siete Leyes Universales no es pretexto para


violarlas, pero el desconocimiento de causa donde se prueba la falta de
intención del trasgresor, es un hecho que debe ser tenido en cuenta por la corte
de justicia que juzga el caso. Por ejemplo, un hombre que tiene relación sexual
con una menor de edad, persuadido por la vista de su adultez, cuando en
realidad todavía la muchacha no era mayor de edad legalmente, cae en una
categoría diferente cuando tal conocimiento era evidente.

Tercero: Un hombre no es culpable hasta que sus acciones demuestran, mas


allá de la duda razonable que ha transgredido. Por tanto, los pensamientos y los
sentimientos internos de una persona, deben ser respetados en todo momento,
excepto que los haga públicos, como si alguien revela a otro su intención de

25
Por ejemplo: la homosexualidad puede darse solamente entre los varones, no entre las
hembras, como el lesbianismo, solamente entre las hembras, no entre los varones. Y así
sucesivamente.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 84


asesinar a una persona en cuanto tenga la ocasión, o su deseo de inducir a
otros a cometer un acto de idolatría.

Cuarto: Toda persona incapacitada mentalmente o menores de edad que


cometen alguna trasgresión involuntariamente, no deben ser penadas por las
cortes de justicia, probado que dicha persona es incapaz de usar su libre
albedrío. Pero si la persona o niño en cuestión es capaz de discernir entre su
mano derecha y su mano izquierda, es reo de juicio como adulto.

Quinto: Toda persona que viola un precepto legal bajo coerción, intimidación o
por la fuerza, no es responsable de sus acciones y la corte de justicia no debe
condenar al que trasgrede bajo tales condiciones, excepto en caso de asesinato
y algunos casos relacionados con la idolatría y la inmoralidad sexual.

Sexto: La vida propia toma precedencia a la del prójimo, por tanto, si por salvar
su vida, una persona transgrede, no debe ser penado por la corte, probado que
su vida habría perecido en caso contrario. Pero el que expone su propia vida y
aun la pierde por salvar la de su prójimo, es considerado un héroe, pero tales
actos de heroísmo no deben ser objetos de explotación religiosa, política o
social, excepto que la persona misma lo realice en pleno uso de sus facultades
mentales y su libre albedrío.

Séptimo: La manera de alcanzar el perdón de los pecados cometidos será


siempre por medio del arrepentimiento sincero, como se explica en esta obra.

Octavo: Las autoridades que dirigen las cortes de justicia y que se sientan en la
silla de Noach, deberán ser primero instruidas y educadas en las mismas, antes
de proceder a su nombramiento.

Noveno: Ninguna autoridad es suficientemente amplia para abolir


permanentemente, ninguna de las Siete Leyes Universales, sus derivaciones y
formulaciones relacionadas, pero pueden hacerlo temporalmente, si así lo
exigieran los jueces, para preservar el bien mayor, la fe del pueblo y la integridad
nacional, restaurándolas inmediatamente que haya pasado la crisis.

Décimo: Los jueces escogidos para ocupar la Silla de Noach, estarán sujetos a
ellas mismas, sin excepción, de lo contrario, no califican para el cargo, por tanto

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 85


es obligante para el pueblo escoger jueces temerosos de Di-os y de conducta
irreprochable, según las normas de la propia Escritura.

Décimo primero: Toda comunidad formada por Benei Noach que acepte los
reclamos mesiánicos de Yeshúa, estarán sujetas a la autoridad de su corte de
justicia, formaba por la autoridad concedida a los Doce, incluyendo Shaul de
Tarso como representante oficial de Su Majestad para los Benei Noach.

Décimo segundo: Toda comunidad formada por Benei Noach que no acepte los
reclamos mesiánicos de Yeshúa, es decir, son seculares, están sujetas a la
autoridad de los rabinos y jueces de Israel que no aceptan la mesianidad de
Yeshúa cuando estas tres condiciones estén presentes: Israel tenga un gobierno
basado en la Toráh y obediente a la Toráh. Israel tenga control de su tierra.
Israel tenga una Corte de Justicia según la Toráh. Mientras estas condiciones no
existan, tales autoridades son consultivas, no obligantes, siendo responsabilidad
de cada corte de justicia entre las naciones, hacer lo mejor posible por preservar
la paz y la justicia social de sus naciones bajo la inspiración y moralidad de las
Siete Leyes Universales.

Décimo tercero: Las penalidades impuestas por la violación de las Siete Leyes
Universales, es una manera de ayudar al reo a arrepentirse y expiar sus
pecados, siempre y cuando la intención de ambos sea pura y aceptable a los
ojos del Eterno.

Décimo cuarto: Los Benei Noach creyentes en Yeshúa como Mashiaj están
sujetos primariamente, a sus propias cortes de justicia, pero si viven en una
comunidad secular, deberán guardar también y preservar las leyes de su ciudad
y país natal o donde se encuentren por el principio de Santificación del Nombre
de Di-os y el honor de su justo Mesías.

Décimo quinto: Está prohibido a un Benei Noach que tenga conflictos con otro
Benei Noach, presentar su caso ante una corte secular, sin antes haber seguido
los pasos de la paz y la reconciliación establecidos por el propio Yeshúa y sus
emisarios, dentro de las provisiones creadas en la comunidad para dicho fin.

Décimo sexto: Es responsabilidad para cada comunidad de Benei Noach que


aceptan la mesianidad de Yeshúa establecer sus cortes locales, regionales y
nacionales de justicia, eligiendo sus propios jueces.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 86
Décimo séptimo: Deben ser elegidos como jueces de la comunidad mesiánica
solamente los que califiquen para dicho fin según las normas establecidas en las
Escrituras para los mismos.

Décimo octavo: Las decisiones de las cortes de justicia locales establecidas


dentro de una comunidad Benei Noach que reconoce la mesianidad de Yeshúa,
deben ser aceptadas por todos los miembros, usando de los derechos de
apelación que la misma corte establezca, si ello procede. Estas decisiones no
obstante, son de carácter moral y espiritual, no civil ni criminal, pues para ello
solamente el tribunal de Mashiaj, cuando sea establecido en Yerushaláyim,
tendrá autoridad.

Los Tres Pilares

Tanto la Toráh Mayor(613) como la Menor(7), se fundamentan en tres principios


que actúan como los tres pilares sobre los cuales se sostiene el resto del
edificio. Son los siguientes:
Teshuvah – Emunah -- Chen/Jen

Arrepentimiento – Fe Obediente – Bondad Divina

Aquí daremos un esbozo general de cada uno para que tengamos una idea
concreta de su naturaleza.

Teshuvah/Arrepentimiento:
En su sentido primario, es un recurso divino dado al hombre sobre la base de la
bondad de Di-os, por el cual se le concede a toda persona la oportunidad de
corregir el rumbo equivocado de su vida y empezar de nuevo en amistad con
Di-os.

Visto así, el arrepentimiento es una puerta de escape a nuestras transgresiones


y violaciones de las leyes divinas. Si no echamos mano a este recurso, no
tenemos acceso a la bendición del Eterno en esta edad presente y mucho
menos en el mundo por venir.

En otras palabras, la obediencia, tanto a la Toráh Mayor como a la Toráh Menor


es efectiva y aceptable a los ojos de Di-os, exclusivamente sobre la base de
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 87
nuestro arrepentimiento, es decir, de nuestro reconocimiento de que hemos
hecho mal, nos hemos desviado del propósito por el cual fuimos creados y
necesitamos volvernos a Di-os de nuestros caminos errados.

Así está escrito: “Deje el impío sus caminos y el hombre inicuo sus
pensamientos y vuélvase al Eterno quien tendrá de él misericordia; y al Di-
os nuestro, el cual es amplio en perdonar” (Yeshayahu. 5:7)

Solamente cuando el arrepentimiento de corazón está presente dentro del alma


humana, la Toráh Mayor o la Menor, es decir, Su Palabra, hará su efecto
limpiador, santificador y regenerador en nuestras vidas.

Así pues, antes de intentar guardar cualquier mandamiento, preciso es


asegurarnos que nos hemos arrepentido de nuestras transgresiones y
maldades, ya sea mentales (pensamientos malos), sentimentales (deseos
perversos) como volitivas (acciones concretas) ya sean estas, pasivas o activas,
por acción o por omisión, por debilidad o por maldad, en ignorancia o en plena
conciencia de causa.

Yeshúa Rabenu dijo: “Si no os arrepentís, todos (judíos y no judíos)


pereceréis igualmente”, de donde se deduce que “sin arrepentimiento, no hay
remisión de pecados”.

Siendo el arrepentimiento un pilar fundamental, su explicación detallada, como


se dijo, será expuesta en una sección aparte donde se enseñará en profundidad
dicho concepto. Por ahora es suficiente conocer su naturaleza y sus
implicaciones elementales que son las siguientes:

1) Reconocimiento de haber transgredido las leyes de Di-os. Esto se hace


mediante una confesión apropiada.
2) Dolor en el corazón por el daño causado a otros, a la creación, a Di-os
mismo con mis errores y prevaricaciones, y a mi persona.
3) Anhelo sincero de no desear más cometer dicha infracción, lo que incluye
súplica por la ayuda divina para no tener más ese mal deseo y promesa de
no volver a reincidir.
4) Reparar el daño causado en tanto sea posible y de toda forma
legítimamente posible.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 88


5) Presentar una ofrenda por la culpa cometida según disposición divina, lo
cual incluye un proceso de disciplina y educación para dicho fin.
6) Cambio de conducta según las normas estipuladas para mostrar que en
verdad estoy arrepentido, es decir, frutos de arrepentimiento delante de
Di-os y de los hombres.
7) Absolución y perdón por una autoridad espiritual competente para estos
casos, que refleje apropiadamente, lo que ha sido dictaminado por el
tribunal celestial.
8) Agradecimiento a Di-os por el perdón y la absolución recibida aceptando el
veredicto divino sobre dicho perdón y absolución, es decir, sin más cargo
de conciencia ni remordimientos innecesarios ahora.

Cada uno de estos ocho principios que forman parte del “arrepentimiento” debe
ser explicado y dados a conocer a todos los hombres de cada generación. Ello
constituye el pilar fundamental de la salvación en el mundo por venir y la paz, el
perdón, la prosperidad y emancipación espiritual, en esta edad presente.

Emunah/Fe Obediente:

El segundo pilar es el de la Fe Obediente. En otras palabras, debemos creerle a


Di-os que cumplirá Sus promesas. En otras palabras, tener plena confianza que
si nos arrepentimos, sinceramente, él que es bueno y bondadoso, nos limpiará
de todo pecado, porque ha dicho que si el impío se vuelve al Eterno, él le
recibirá por misericordia pues Di-os es generoso en perdonar, es decir, perdona
nuestros errores, transgresiones y maldades si ve que en verdad nos hemos
arrepentido de forma completa y total.

Esta fe obediente antecede a cualquier acto de obediencia a cualquier


mandamiento. Es decir, antes de obedecer algún mandamiento, debemos tener
plena confianza en el Eterno, no solamente que nos perdonará, nos limpiará y
nos concederá vivir, sino que además anulará cualquier mal decreto que haya
sido firmado contra nosotros y nos borrará la deuda pendiente, echando a lo
profundo de la mar nuestros pecados, como ha dicho.

Por encima de esto, debemos tener confianza obediente que él cumplirá todo lo
que nos ha prometido, sin dejar caer a tierra ninguna de Sus promesas,
plenamente convencidos que el Eterno es confiable, no me abandonará ni me

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 89


desechará, sino que tomándome en Sus brazos, me guiará aun más allá de la
muerte.

En otras palabras, que todas las promesas que nos ha hecho y que están
contenidas pasiva o dinámicamente en Su Toráh, son y serán como él ha dicho
y por tanto constituyen la garantía segura de que en nada seré avergonzado, ni
en esta edad presente, ni en el mundo por venir.

Por lo tanto, podemos decir, confiadamente: “Aunque un ejército acampe


contra mí, no temerá mi corazón”. “El Eterno es mi pastor, nada me
faltará”. “El Eterno está conmigo como poderoso gigante, no temeré lo que
pueda hacerme el hombre”. “No moriré, sino que viviré y daré a conocer a
los pueblos Sus obras”. “Seré como un árbol plantado junto a corrientes
de aguas, que da su fruto a su tiempo y su hoja no cae y todo lo que hago
prosperará”. “Estaré arriba y no abajo, seré cabeza y no cola; prestaré y no
tendré que pedir prestado”. “Vendrá el enemigo contra mí como un río,
pero el Eterno levantará bandera contra él”. “Este es mi Di-os y le alabaré,
mi Redentor y le bendeciré para siempre”. “Aunque mi padre y mi madre
me dejaran, con todo, el Eterno me recogerá”. “No estoy solo, el Eterno
está conmigo; el Eterno cumplirá Su propósito en mí, estaremos alegres”.
“El Eterno es mi amparo y fortaleza mi pronto auxilio en las tribulaciones,
por tanto, no temeré aunque tiemble la tierra, aunque sean lanzados los
montes al corazón del mar, no temblará mi corazón”. “El Eterno es mi
socorro y en la sombra de Sus alas moraré confiado”. “La diestra del
Eterno es poderosa, la diestra del Eterno me sostiene”. “Los que me
aborrecen y los que se levanten contra mí, serán destruidos, serán comida
para las aves de los cielos y las fieras de la tierra”. “El Eterno me esconde
del secreto de los malignos, de la conspiración de los malvados”. “Caerán
a mi lado mil y diez mil a mi diestra, pero a mí no llegará. “El Eterno quitará
la enfermedad de mi, me levantará y me hará saltar de gozo y danzar de
alegría y por tanto, bendeciré Su nombre en todo tiempo y Su alabanza
estará de continuo en mi boca”. “Yo seré saciado del bien de Su casa, de
Templo Sagrado pues tu has redimido mi alma y le has guardado depósito
seguro para el día de la resurrección. El Eterno cumplirá Su propósito en
mi en medio de los que me aborrecen”. “El bien y la misericordia me
seguirán todos los días de mi vida y en la vida de mis descendientes por lo
que veré a mis hijos y a los hijos de mis hijos guardados y sostenidos por
la Diestra del Altísimo”.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 90
Chen/Jen/Gracia, Bondad divina.

Este es el tercer pilar. Quiere decir que de todo esto que he recibido, el don del
arrepentimiento y sus derivaciones, perdón, limpieza, justificación, confianza y
seguridad divinas, son expresiones de Su bondad y por tanto, no confiaré en mis
propias fuerzas ni me presentaré delante de él confiando en mis propias
virtudes, sino en Sus muchas misericordias, como está escrito: “No elevamos
nuestros ruegos delante de ti confiando en nuestras justicias, sino en tus
muchas misericordias” (Daniel 9:18).

En otras palabras, que no somos tan insolentes y rebeldes como para decir: “es
por mi propio esfuerzo que lo he logrado, ni por mi propio brazo que lo he
alcanzado”, sino que reconozco que Di-os es quien nos da el poder de hacer la
riqueza, que es Él quien concede el regalo del arrepentimiento, perdón y
restauración.

Debemos confiar plenamente que del Eterno viene toda dádiva y todo don
perfecto y no puedo recibir nada aquí abajo, sino fuere decretado allá arriba, en
el Cielo.

Por tanto, no pongo mi confianza en ningún hombre, ni en ningún mensajero


celestial, independientes del Eterno. Ni siquiera en mí mismo, pues mi brazo es
de carne, pero Su gracia y misericordia que son más altas que los cielos,
inagotables como las aguas, infinitas como la eternidad, seguras como Su
misma divinidad, mueven mi corazón a confiar en él absolutamente.

Por ende, solamente en HaShem pongo mi confianza y en aquellos que lo


representan, es decir, sus profetas de verdad y en Su justo Mashiach quienes
me muestran Sus caminos y me instruyen en Sus sendas.

Al reconocer pues sus bondades y misericordias, acepto que mi participación en


este proceso no constituye mérito personal que pueda usar como justicia delante
de él, sino que toda obediencia a Sus mandamientos, lo haré sobre la base de
mi temor y amor a él, buscando siempre Su gloria y que Su Nombre sea visto en
mi para salvación de muchos.

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 91


Esta es la doctrina de nuestrro Santo Maestro, Yeshúa quien dijo: “Así alumbre
vuestra luz delante de los hombres para que vean vuestra conducta
irreprochable y tengan entonces ocasión de glorificar a vuestro Padre que
está en los cielos” (Matiyahu. 5:16)

En otras palabras, Su gracia y misericordia son los únicos méritos seguros que
han de permanecer para siempre, concediéndome la oportunidad de enmendar
mis caminos, no tomarme en cuenta mis transgresiones y concederme una
nueva oportunidad.

Por esta seguridad, puedo obedecer confiadamente Sus mandamientos, porque


ellos me han sido dados para mi bien, para que me mantenga en el camino de
Su justicia y esparza el olor de Su conocimiento a todos los hombres
cumpliendo así la misión que me ha sido encomendada.

Por tanto, el arrepentimiento, la fe y la misericordia divina, preceden al estudio y


obediencia práctica de cualquier mandamiento y sobre estos tres pilares debe
fundamentarse la proclamación de las Siete Leyes Universales a todos los
hombres.

Si estos tres pilares no están presentes, ni el estudio y obediencia nominal de


los mismos darán resultados prácticos, es decir, no cumplirán el propósito para
el cual fueron dados y consecuentemente, no serán aceptables delante del
Eterno, porque está escrito: “Dejad de hacer lo malo, aprended a hacer el
bien” y “ venid luego dice el Eterno…” (Yeshayahu. 1:17,18)

De donde se deduce que venir delante del Eterno con puro conocimiento de Sus
mandamientos y ovediencia26 solo cultural y nominal, sin arrepentimiento, fe y
confiando no en nuestra justicia sino en Su misericordia, en vez de abrir el Cielo,
lo cerrará para nosotros, porque el Eterno no los acepta pues fue dicho:

“¿Quién demanda esto de vuestras manos cuando venís a presentaros


delante de mí para hollar mis atrios? No me traigáis más vana ofrenda, el
incienso me es abominación… cuando extendáis vuestras manos yo
esconderé de vosotros mi rostro y cuando multipliquéis la oración, yo no
oiré, llenas están de sangre vuestras manos. Lavaos y limpiaos, quitad la

26
Al escribir “ovediencia” y no “obediencia” se indica que no es auténtica obediencia.
BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 92
iniquidad de vuestras obras delante de mí, dejad de hacer lo malo,
aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced
justicia al huérfano, amparad a la viuda. Venid luego dice el Eterno, y
estemos a cuenta…” (Yeshayahu. 1: 12-18)

Ahora bien, como el arrepentimiento no puede serlo en su totalidad a menos que


entendamos qué hemos hecho mal y de qué camino nos hemos desviado, el
estudio de estos preceptos universales precede a su vez al arrepentimiento,
porque a menos que entendamos dónde transgredimos, no sentiremos
necesidad de arrepentirnos y consecuentemente no echaremos mano de este
recurso del cielo. Por tanto, en este sentido, el estudio y enseñanza de la Toráh
sobrepasa al resto.

Consecuentemente, es derecho de todo hombre que viene a este mundo, ser


educado e instruido en las Siete Leyes Universales y luego en cambio, le es
impuesto el deber sagrado de darla a conocer a los demás para propiciar el
arrepentimiento, la fe y la operación de la gracia divina para su bien y salvación.

SHEMA YISRAEL ADONAY ELOHEINU ADONAY EJAD!!!!!!!

ESCUCHA ISRAEL EL SE-Ñ-OR NUESTRO DI-OS UNO ES!!!!

BENEI NOACH!!!! TESHUVAH EL OLAM Page 93