Vous êtes sur la page 1sur 234

Los cuentos incluidos en este volumen han sido extraídos del Matnawi, obra esencial de Rumi, fundador de la orden de los derveches giróvagos, poeta, místico y sabio del siglo XIII. Considerado como un comentario del Corán, el Matnawinosóloseestudióenelmarcodelascofradías,sinotambiénenlas mezquitas. Aparecieron comentarios y traducciones del persa y la obra se convirtió en una de las fuentes reconocidas de la enseñanza tradicional. Versículos del Corán, Hadizs, leyendas bíblicas, cuentos hindúes o budistas, anécdotasdelavidadiaria:todoelloprovocalainspiracióndeRumieilustrala enseñanzasufí,quesemuestraasícomotradiciónviva,sencillayaccesiblepara todos,esdecir,comosabiduríauniversal.

MaulanaJalālal-DīnRūmī 150Cuentossufíes ePubr1.0 Titivillus 04.09.15

MaulanaJalālal-DīnRūmī

150Cuentossufíes

ePubr1.0

Titivillus04.09.15

MaulanaJalālal-DīnRūmī,1993

Traducción:AntonioLópezRuiz Selección:AhmedKudsi-Erguner&PierreManiez Editordigital:Titivillus

ePubbaser1.2

Traducción:AntonioLópezRuiz Selección:AhmedKudsi-Erguner&PierreManiez Editordigital:Titivillus ePubbaser1.2

LAHERMOSASIRVIENTA

Éraseunavezunsultán,dueñodelafeydelmundo.Habiendosalidodecaza,sealejó

desupalacioy,ensucamino,secruzóconunajovenesclava.Enuninstanteélmismose

convirtióenesclavo.Compróaaquellasirvientaylacondujoasupalacioparadecorarsu

dormitorioconaquellabelleza.Pero,enseguida,lasirvientacayóenferma.

¡Siemprepasalomismo!Seencuentralacántara,peronohayagua.Ycuandose

encuentraagua,¡lacántaraestárota!Cuandoseencuentraunasno,esimposibleencontrar

unasilla.Cuandoporfinseencuentralasilla,elasnohasidodevoradoporellobo.

Elsultánreunióatodossusmédicosylesdijo:

«Estoytriste,sóloellapodráponerremedioamipena.Aqueldevosotrosquelogre

curaralalmademialma,podráparticipardemistesoros».

Losmédicoslerespondieron:

«Teprometemoshacerlonecesario.Cadaunodenosotrosescomoelmesíasdeeste

mundo.Conocemoselbálsamoqueconvienealasheridasdelcorazón».

Aldeciresto,losmédicoshabíanmenospreciadolavoluntaddivina.Puesolvidardecir

«¡InshAllah!»hacealhombreimpotente.Losmédicosensayaronnumerosasterapias,

peroningunafueeficaz.Lahermosasirvientasedesmejorabacadadíaunpocomásylas

lágrimasdelsultánsetransformabanenarroyo.

Todoslosremediosensayadosdabanelresultadoinversodelefectoprevisto.Elsultán,

alcomprobarlaimpotenciadesusmédicos,setrasladóalamezquita.Seprosternóanteel

Mihrabeinundóelsueloconsuslágrimas.DiograciasaDiosyledijo:

«Túhasatendidosiempreamisnecesidadesyyohecometidoelerrordedirigirmea

alguiendistintoati.¡Perdóname!».

Estasinceraplegariahizodesbordarseelocéanodelosfavoresdivinos,yelsultán,

conlosojosllenosdelágrimas,cayóenunprofundosueño.Ensusueño,vioaunanciano

queledecía:«¡Oh,sultán!¡Tusruegoshansidoescuchados!Mañanarecibiráslavisitade

unextranjero.Esunhombrejustoydignodeconfianza.Estambiénunbuenmédico.Hay

sabiduríaensusremediosysusabiduríaprocededelpoderdeDios».

Aldespertar,elsultánsesintiócolmadodealegríayseinstalóensuventanapara esperar el momento en el que se realizaría su sueño. Pronto vio llegar a un hombre deslumbrantecomoelsolenlasombra.

Era,desdeluego,elrostroconelquehabíasoñado.Acogióalextranjerocomoaun

visirydosocéanosdeamorsereunieron.Elanfitriónysuhuéspedsehicieronamigosyel

sultándijo:

«Mi verdadera amada eras tú y no esta sirvienta. En este bajo mundo, hay que acometerunaempresaparaqueserealiceotra.¡Soytuservidor!».

Seabrazaronyelsultánañadió:

«¡Labellezadeturostroesunarespuestaacualquierpregunta!».

Mientras le contaba su historia, acompañó al sabio anciano junto a la sirvienta enferma.Elancianoobservósutez,letomóelpulsoydescubriótodoslossíntomasdela enfermedad.Después,dijo:

«Losmédicosquetehancuidadonohanhechosinoagravartuestado,puesnohan

estudiadotucorazón».

Notardóendescubrirlacausadelaenfermedad,peronodijounapalabradeella.Los

malesdelcorazónsontanevidentescomolosdelavesícula.Cuandolaleñaarde,se

percibe.Ynuestromédicocomprendiórápidamentequenoeraelcuerpodelasirvientael

afectado,sinosucorazón.

Pero,cualquieraqueseaelmedioporelcualseintentadescribirelestadodeun enamorado,seencuentraunotandesprovistodepalabrascomosifueramudo.¡Sí!Nuestra lenguaesmuyhábilenhacercomentarios,peroelamorsincomentariosesaúnmás hermoso. En su ambición por describir el amor la razón se encuentra como un asno tendidocuánlargoessobreellodo.Pueseltestigodelsoleselmismosol.

Elsabioancianopidióalsultánquehicierasaliratodoslosocupantesdelpalacio,

extrañosoamigos.

«Quiero,dijo,quenadiepuedaescucharalaspuertas,puestengounaspreguntasque

haceralaenferma».

Lasirvientayelancianosequedaron,pues,solosenelpalaciodelsultán.Elanciano

empezóentoncesainterrogarlaconmuchadulzura:

«¿Dedóndevienes?Túnodebesignorarquecadaregióntienemétodoscurativos

propios.¿Tequedanparientesentupaís?¿Vecinos?¿Gentealaqueamas?».

Y,mientraslehacíapreguntassobresupasado,seguíatomándoleelpulso.

Sialguiensehaclavadounaespinaenelpieloapoyaensurodillaeintentasacársela

portodoslosmedios.Siunaespinaenelpiecausatantosufrimiento,¡quédecirdeuna

espinaenelcorazón!Sillegaaclavarseunaespinabajolacoladeunasno,ésteseponea

rebuznarcreyendoquesusvocesvanaquitarlelaespina,cuandoloquehacefaltaesun

hombreinteligentequeloalivie.

Asínuestrocompetentemédicoprestabagranatenciónalpulsodelaenfermaencada unadelaspreguntasquelehacía.Lepreguntócuáleseranlasciudadesenlasquehabía estadoaldejarsupaís,cuáleseranlaspersonasconquienesvivíaycomía.Elpulso permaneció invariable hasta el momento en que mencionó la ciudad de Samarkanda. Comprobóunarepentinaaceleración.Lasmejillasdelaenferma,quehastaentonceseran muypálidas,empezaronaruborizarse.Lasirvientalerevelóentoncesquelacausadesus tormentoseraunjoyerodeSamarkandaquevivíaensubarriocuandoellahabíaestadoen aquellaciudad.

Elmédicoledijoentonces:

«Noteinquietesmás,hecomprendidolarazóndetuenfermedadytengoloque

necesitasparacurarte.¡Quetucorazónenfermorecobrelaalegría!Peronorevelesanadie

tusecreto,nisiquieraalsultán».

Despuésfueareunirseconelsultán,leexpusolasituaciónyledijo:

«Esprecisoquehagamosveniraesapersona,quelainvitespersonalmente.Nohay

dudadequeestaráencantadocontalinvitación,sobretodosileenvíascomoregalounos

vestidosadornadosconoroyplata».

Elsultánseapresuróaenviaraalgunosdesusservidorescomomensajerosanteel

joyerodeSamarkanda.Cuandollegaronasudestino,fueronaveraljoyeroyledijeron:

«¡Oh,hombredetalento!¡Tunombreescélebreentodaspartes!Ynuestrosultán

deseaconfiarteelpuestodejoyerodesupalacio.Teenvíaunosvestidos,oroyplata.Si

vienes,serássuprotegido».

Alavistadelospresentesqueselehacían,eljoyero,sinsombradeduda,tomóel

caminodelpalacioconelcorazónhenchidodegozo.Dejósupaís,abandonandoasus

hijos,yasufamilia,soñandoconriquezas.Peroelángeldelamuerteledecíaaloído:

«¡Vaya!¿Creesacasopoderllevartealmásalláaquelloconloquesueñas?».

Asullegada,eljoyerofuepresentadoalsultán.Éstelohonrómuchoyleconfióla

custodiadetodossustesoros.Elancianomédicopidióentoncesalsultánqueunieraal

joyeroconlahermosasirvientaparaqueelfuegodesunostalgiaseapagaseporelaguade

launión.

Duranteseismeses,eljoyeroylahermosasirvientavivieronenelplaceryenelgozo.

Laenfermasanabaysevolvíacadavezmáshermosa.

Undía,elmédicopreparóunacocciónparaqueeljoyeroenfermase.Y,bajoelefecto de su enfermedad, este último perdió toda su belleza. Sus mejillas palidecieron y el corazóndelahermosasirvientaseenfrióensurelaciónconél.Suamorporéldisminuyó asíhastadesaparecercompletamente.

Cuando el amor depende de los colores o de los perfumes, no es amor es una vergüenza.Susmáshermosasplumas,paraelpavoreal,sonenemigas.Elzorroqueva desprevenidopierdelavidaacausadesucola.Elelefantepierdelasuyaporunpocode marfil.

Eljoyerodecía:«Uncazadorhahechocorrermisangre,comosiyofueseunagacelay él quisiera apoderarse de mi almizcle. Que el que ha hecho eso no crea que no me vengaré».

Rindióelalmaylasirvientaquedólibredelostormentosdelamor.Peroelamoralo

efímeronoesamor.

ELPREDICADOR

Habíaunpredicadorque,cadavezqueseponíaarezarnodejabadeelogiaralos bandidosydesearlestodalafelicidadposible.Elevabalasmanosalcielodiciendo:«¡Oh, Señor: ofrece tu misericordia a los calumniadores, a los rebeldes, a los corazones endurecidos,alosqueseburlandelagentedebienyalosidólatras!».

Asíterminabasuarenga,sindesearelmenorbienaloshombresjustosypuros.Un

día,susoyentesledijeron:

«¡Noescostumbrerezarasí!Todosestosbuenosdeseosdirigidosalosmalvadosno

seránescuchados».

Peroélreplicó:

«Yodebomuchoaesagentedelaquehabláisyporesarazónruegoporellos.Mehan

torturadotantoymehancausadotantodañoquemehanguiadohaciaelbien.Cadavez

quemehesentidoatraídoporlascosasdeestemundo,mehanmaltratado.Ytodosesos

malostratossonlacausaporlaquemehevueltohacialafe».

ABANDONARLACOLERA

Undía,alguienpreguntóaJesús:

«¡Oh,profeta!¿Cuáleslacosamásterribleenestemundo?».

Jesúsrespondió:

«¡LacóleradeDios,puesinclusoelinfiernotemeestacólera!».

Elquehabíahecholapreguntadijoentonces:«¿Existealgúnmedioparaevitarla

cóleradeDios?».

Jesús respondió: «¡Sí! ¡Hay que abandonar la propia cólera! Pues los hombres malvadossoncomopozosdecólera.Asíescomoseconviertenendragonessalvajes».

Es imposible que este mundo ignore los atributos contrarios. Lo importante es protegerse de las desviaciones. En este mundo, la orina existe. Yla orina no podrá convertirseenaguapurasincambiardeatributos.

LAINCITADORA

Undía,unsufívolvióasucasadeimproviso.Ahorabien,sumujerrecibíaaun

extranjero,procurandoincitarlo.

Elsufíllamóalapuerta.Noerasucostumbreabandonarlatiendayregresartan

prontoalacasa,pero,dominadoporunpresentimiento,habíadecididoregresaresedía

porsorpresa.Lamujerporsuparte,estabamuyseguradequesumaridonovolveríatan

pronto.Diosponeunvelosobretuspecadosparaqueundíateavergüencesdeellos.Pero

¿quiénpuededecirhastacuándoduraesteprivilegio?Enlamoradadelsufínohabía

escondrijoalgunoniotrasalidaquelapuertaprincipal.Nisiquierahabíaunamantabajo

lacualhabríapodidoocultarseelextranjero.Comoúltimorecurso,lamujervistióal

extranjeroconunveloparadisfrazarlodemujer.Despuésabriólapuerta.

Elextranjeroconsudisfrazparecíauncamelloenunaescalera.Elsufípreguntóasu

mujer:

«¿Quiénesestapersonaconlacaravelada?».

Lamujerrespondió:

«Esunamujerconocidaenlaciudadporsupiedadysuriqueza».

«¿Hayalgúnfavorquepodamoshacerle?»—preguntóelsufí.

Lamujerdijo:

«Quiereemparentarconnosotros.Tieneuncarácternobleypuro.Veníaaveranuestra

hija,que,desgraciadamente,estáenlaescuela.Peroestaseñoramelohadicho:“¡Seao

nohermosa,quierotenerlacomonuera!”puestieneunhijoincomparableporsubelleza,

suinteligenciaysucarácter».

Elsufídijoentonces:

«Somosgentepobreyestamujeresrica.Semejantematrimonioseríacomounapuerta

hechamitaddemaderaymitaddemarfil.Ahorabien,unvestidohechoamediasdeseda

ydepañoavergüenzaaquienlolleva».

«Esjustamenteloqueacabodeexplicarle—dijolamujer—peromeharespondido

quenoleinteresanlosbienesnilanobleza.Noambicionaacumularbienesenestebajo

mundo.¡Todoloquedeseaestratarcongentehonrada!».

Elsufíinvocóotrosargumentos,perosumujerafirmóhaberlosexpuestoyaasu

visitante.Acreerla,aquellaseñoranotomabaencuentasupobreza,aunqueéstafuese

extremada.Finalmente,dijoasumarido:

«Loquebuscaennosotroseslahonradez».

Elsufíañadió:

«¿Novenuestracasa,tanpequeñaquenopodríaesconderseenellaniunaaguja?En

cuantoanuestradignidadynuestrahonradez,esimposibleocultarlaspuestodoelmundo

estáalcorriente.¡Tiene,pues,quesuponerquenuestrahijanotienedote!».

Tecuentoestahistoriaparaquedejesdeargumentar.Puesnosotrosconocemostus vergonzosasactividades.Tucreenciaytufeseparecen,hastaconfundiracualquiera,alos discursosdeestamujer.Eresunmentirosoyuntraidorcomolamujerdeestesufí.Te avergüenzas incluso ante gente que no tiene rostro limpio. ¿Por qué no habrías de avergonzarte,porunavez,anteDios?

LACALDERADEESTEMUNDO

Losdeseosdeestemundosoncomounacalderaylostemoresdeaquíabajosoncomo

unbaño.Loshombrespiadososvivenporencimadelacalderaenlaindigenciayenla

alegría.Losricossonlosqueaportanexcrementosparaalimentarelfuegodelacaldera,

demodoqueelbañoestébiencaliente.Diosleshadadolaavidez.

Peroabandonatúlacalderayentraenelbaño.Sereconocealosdelbañoporsucara,

queespura.Peroelpolvo,elhumoylasuciedadsonlossignosdelosqueprefierenla

caldera.

Siallínovessuficientementebiencomoparareconocerlosporsurostro,reconócelos

porelolor.Losquetrabajanenlacalderasedicen:«Hoy,hetraídoveintesacosdeboñiga

devacaparaalimentarlacaldera».

Estosexcrementosalimentanunfuegodestinadoalhombrepuroyeloroescomoesos

excrementos.

Elquepasasuvidaenlacalderanoconoceelolordelalmizcle.Ysi,porazar,lo

percibe,seponeenfermo.

LOSEXCREMENTOS

Undía,unhombrecayódesvanecidoenmediodelmercadodeperfumes.Yanotenía

fuerzaenlaspiernas.Ledabavueltaslacabeza,porlomolestoquesesentíaacausadel

inciensoquemadoporloscomerciantes.

Lagentesereunióasualrededorparaayudarle.Algunoslefrotabanelpechoyotros

losbrazos.Otrosinclusolevertíanaguaderosasenelrostro,ignorandoqueaquella

mismaaguaeralaquelohabíapuestoeneseestado.

Otrosintentabanquitarlesusvestidurasparapermitirlerespirar.Otrosletomabanel

pulso.Loshabíaquediagnosticabanunabusodebebida,otrosunabusodehachís.Nadie,

endefinitiva,encontróelremedio.

Puesbien,elhermanodeestehombreeracurtidor.Tanprontocomosupoloqué

sucedíaasuhermano,corrióalmercado,recogiendoensucaminotodoslosexcrementos

deperroquepudoencontrar.Llegadoallugardeldrama,apartóalamultituddiciendo:

«¡Yoconozcolacausadesumal!».

Lacausadetodaslasenfermedadeseslarupturadeloshábitos.Yelremedioconsiste

enrecobraresascostumbres.Poresoexisteelversículoquedice:«¡Lasuciedadhasido

creadaparalossucios!».

Así pues, el curtidor, ocultando bien su medicamento, llegó hasta su hermano e, inclinándosehaciaélcomoparadecirleunsecretoaloído,lepusolamanoenlanariz.Al respirarelolordeestamano,elhombrerecobróenseguidaelconocimientoylasgentes alrededor,sospechandoalgúntrucodemagia,sedijeron:

«Estehombretieneunalientopoderoso,pueshalogradodespertaraunmuerto».

Ya ves. Toda persona que no se convenza por el almizcle de estos consejos se convenceráciertamenteporlosmalosolores.Ungusanonacidoenlosexcrementosno cambiarádenaturalezaalcaerenelámbar.

LATIERRAYELAZÚCAR

Eraseunhombrequehabíaadquiridolacostumbredecomertierra.Undíaentróen

unatiendaparacomprarazúcar.

Eltendero,quenoeraunhombrehonrado,usabaterronesdetierraparapesar.Dijoa

nuestrohombre:

«Esteeselazúcarmejordelaciudad,peroutilizotierraparapesarlo».

Elotrorespondió:

«Loquenecesitoesazúcar.¡Pocomeimportaquelospesosdetubalanzaseande

tierraodehierro!».

Ypensóparasí:

«Siendouncomedordetierra,nopodíaunocaermejor».

Sepusoeltenderoaprepararelazúcaryelhombreaprovechóparacomerselatierra.

Eltenderonotósumaniobra,peroseguardómuchodedecirnada,puespensaba:

«Esteidiotaseperjudicaasímismo.Temesersorprendido,peroyosólotengoun

deseo:quecomaelmáximodetierraposible.¡Yacomprenderácuandovealopocode

azúcarquequedaráenlabalanza!».

Experimentasungranplacercometiendoadulterioconlavista,peronotedascuenta

deque,alhacerlo,devorastupropiacarne.

ELORODELALEÑA

Undervichevioundíaensueñosunareunióndemaestros,discípulostodosdelprofeta

Elías.Lespreguntó:

«¿Dóndepuedoadquirirbienessinquemecuestennada?».

Losmaestroslocondujeronentoncesalamontañaysacudieronlasramasdelos

árbolesparahacercaerlafruta.Después,dijeron:

«Dioshaqueridoquenuestrasabiduríatransformeestosfrutos,queeranamargos,en aptos para el consumo. Cómelos. Se trata desde luego de una adquisición sin contrapartida». Al comer aquella fruta, el derviche sacó de ella tal sustancia que, al despertar,quedópasmadodeadmiración.

«¡Oh,Señor!dijo,ofréceme,tambiénamí,unfavorsecreto».

Y,enelmismoinstante,lefueretiradalapalabraysucorazónquedópurificado.

«Aunquenohubieseotrofavorenelparaíso,pensó,éstemebastaynoquieroninguno

más».

Ahorabien,lequedabandosmonedasdeoroquehabíacosidoasusvestiduras.Se

dijo:

«Yanolasnecesitopuestoque,enadelante,tengounalimentoespecial».

Ydioestasdosmonedasaunpobreleñadorpensandoqueestalimosnalepermitiría

subsistirdurantealgúntiempo.Peroelleñadoriluminadoporlaluzdivina,habíaleídoen

suspensamientosyledijo:

«¿CómopuedesesperarencontrartusubsistenciasinoesDiosquientelaprocura?».

Eldervichenocomprendióexactamenteloquequeríadecirelleñador,perosucorazón

quedóentristecidoporestosreproches.Elleñadorseleacercóydepositóenelsueloel

hazdeleñaquellevabaalhombro.Despuésdijo:

«¡Oh,Señor!Ennombredetusservidorescuyosdeseosescuchas¡transformaestaleña

enoro!».

Y,alinstante,eldervicheviotodoslostroncosbrillarcomoelsol.Cayóalsuelosin

conocimiento.

Cuandovolvióensí,elleñadordijo:

«¡Oh,Señor!Ennombredelosqueempañantufama,ennombredelosquesufren,

¡transformaesteoroenleña!».

Yelorovolvióalestadodeleña.Elleñadorvolvióaecharseelhazalhombroytomó

elcaminodelaciudad.Eldervichequisocorrertrasélparaobtenerlaexplicacióndeeste

misterio,perosuestadodeadmiración,asícomosutemorantelaestaturadelleñadorlo

disuadierondeello.

¡Noformespartedeesostontosquedanmediavueltaunavezquehanadquirido

intimidadconelsultán!

ELLORO

Untenderoposeíaunlorocuyavozeraagradableysulenguajedivertido.Nosólo

guardabalatienda,sinoquetambiéndistraíaalaclientelaconsuparloteo.Pueshablaba

comounserhumanoysabíacantar…comounloro.

Undía,eltenderolodejóenlatiendaysefueasucasa.Depronto,elgatodeltendero

divisóunratónyselanzóbruscamenteaperseguirlo.Elloroseasustótantoqueperdióla

razón.Sepusoavolarportodosladosyacabóporderribarunabotelladeaceitederosas.

Asuvuelta,eltendero,advirtiendoeldesordenquereinabaensutiendayviendola

botellarota,fuepresadegrancólera.Comprendiendoquesuloroeralacausadetodo

aquello,leasestóunosbuenosgolpesenlacabeza,haciéndoleperdernumerosasplumas.

Aconsecuenciadeesteincidente,ellorodejóbruscamentedehablar.

El tendero quedó entonces muy apenado. Se arrancó el pelo y la barba. Ofreció limosnasalospobresparaquesulororecobraselapalabra.Suslágrimasnodejaronde correrdurantetresdíasytresnoches.Selamentabadiciendo:

«Unanubehavenidoaoscurecerelsoldemisubsistencia».

Al tercer día, entró en la tienda un hombre calvo cuyo cráneo relucía como una escudilla.Elloro,alverlo,exclamó:

«¡Oh, pobre desdichado! ¡Pobre cabeza herida! ¿De dónde te viene esa calvicie? ¡Parecestriste,comosihubierasderribadounabotelladeaceitederosas!».

Ytodalaclientelaestallóencarcajadas.

Doscañassealimentandelamismaagua,perounadeellasescañadeazúcarylaotra

estávacía.

Dosinsectossealimentandelamismaflor,perounodeellosproducemielyelotro

veneno.

LosquenoreconocenaloshombresdeDiosdicen:«Sonhombrescomonosotros:

comenyduermenigualquenosotros».

Peroelaguadulceyelaguaamarga,aunquetenganlamismaapariencia,sonmuy

diferentesparaquienlashaprobado.

ELPOZODELLEÓN

Losanimalesvivíantodosconeltemordelleón.Lasgrandesselvasylasvastas

praderaslesparecíandemasiadopequeñas.Sepusierondeacuerdoyfueronavisitaral

león.Ledijeron:

«Deja de perseguirnos. Cada día, uno de nosotros se sacrificará para servirte de alimento.Así,lahierbaquecomemosyelaguaquebebemosnotendrányaesteamargor quelesencontramos».

Elleónrespondió:

«Si eso no es una astucia vuestra y cumplís esta promesa, entonces estoy perfectamentedeacuerdo.Conozcodemasiadolastriquiñuelasdeloshombresyelprofeta dijo:“Elfielnorepitedosveceselmismoerror”».

«¡Oh,sabio!—dijeronlosanimales—,esinútilquererprotegersecontraeldestino.No

saquestusgarrascontraél.¡TenpacienciaysométetealasdecisionesdeDiosparaqueÉl

teproteja!».

«Loquedecísesjusto—dijoelleón—,peromásvaleactuarquetenerpaciencia,pues

elprofetadijo:“¡Espreferiblequeunoatesucamello!”».

Losanimales:

«Lascriaturastrabajanparaelcarnicero.Nohaynadamejorquelasumisión.Mirael

niñodepecho;paraél,suspiesysusmanosnoexistenpuessonloshombrosdesupadre

losquelosostienen.Perocuandocrece,eselvigordesuspieselqueloobligaatomarse

eltrabajodecaminar».

—Esverdad,reconocióelleón,pero¿porquécojearcuandotenemospies?Sieldueño

delacasatiendeelhachaasuservidor,éstecomprendeloquedebehacer.Delmismo

modo,Diosnoshaprovistodemanosydepies.Someterseantesdellegarasulado,me

pareceunamalacosa.Puesdormirnoaprovechasinoalasombradeunárbolfrutal.Asíel

vientohacecaerlafrutanecesaria.Dormirenmediodeuncaminoporelquepasan

bandidosespeligroso.Lapaciencianotienevalorsinounavezquesehasembradola

semilla.

Losanimalesrespondieron:

«Desdetodalaeternidad,milesdehombresfracasanensusempresas,pues,siuna cosanosedecideenlaeternidad,nopuederealizarse.Ningunaprecauciónresultaútilsi Dios no ha dado su consentimiento. Trabajar y adquirir bienes no debe ser una preocupaciónparalascriaturas».

Así,cadaunadelaspartesdesarrollósusideaspormediodemuchosargumentospero,

finalmente,elzorro,lagacela,elconejoyelchacallograronconvenceralleón.

Asípues,unanimalsepresentabaalleóncadadíayéstenoteníaquepreocuparseya

porlacaza.Losanimalesrespetabansucompromisosinquefuesenecesarioobligarlos.

Cuandollegóelturnoalconejo,éstesepusoalamentarse.Losdemásanimalesle

dijeron:

«Todoslosdemáshancumplidosupalabra.Atitetoca.Velomásaprisaposiblejunto

alleónynointentestrucosconél».

Elconejolesdijo:

«¡Oh,amigosmíos!Dadmeunpocodetiempoparaquemisartimañasosliberende

eseyugo.Esosaldréisganando,vosotrosyvuestroshijos».

—Dinoscuálestuidea,dijeronlosanimales.

—Esunatriquiñuela,dijoelconejo:cuandosehablaanteunespejo,elvahoempañala

imagen.

Asíqueelconejonoseapresuróairalencuentrodelleón.Duranteesetiempo,elleón

rugía,llenodeimpacienciaydecólera.Sedecía:

«¡Mehanengañadoconsuspromesas!Porhaberlosescuchado,meveoencaminode

laruina.Hemeaquíheridoporunaespadademadera.Pero,apartirdehoy,yanolos

escucharé».

Alcaerlanoche,elconejofueacasadelleón.Cuandoloviollegar,elleón,dominado

porlacólera,eracomounaboladefuego.Sinmostrartemor,elconejoseacercóaél,con

gestoamargadoycontrariado.Puesunasmanerastímidashacensospecharculpabilidad.

Elleónledijo:

«Yo he abatido a bueyes y a elefantes. ¿Cómo es que un conejo se atreve a provocarme?».

Elconejoledijo:

«Permítemequeteexplique:hetenidomuchasdificultadesparallegarhastaaquí. Habíasalidoinclusoconunamigo.Pero,enelcamino,hemossidoperseguidosporotro león.Nosotrosledijimos:“Somosservidoresdeunsultán”.Peroélrugió:“¿Quiénesese sultán? ¿Es que hay otro sultán que no sea yo?”. Le suplicamos mucho tiempo y, finalmente,sequedóconmiamigo,queeramáshermosoymásgordoqueyo.Demodo queotroleónsehaatravesadoennuestrosacuerdos.Sideseasquemantengamosnuestras promesas,tienesquedespejarelcaminoydestruiraesteenemigo,puesnotetieneningún temor».

—¿Dóndeestá?dijoelleón.¡Vamos,muéstrameelcamino!

Elconejocondujoalleónhaciaunpozoquehabíaencontradoantes.Cuandollegaron

albordedelpozo,elconejosequedóatrás.Elleónledijo:

«¿Porquétedetienes?¡Pasadelante!».

«Tengomiedo,dijoelconejo.¡Miraquépálidasehapuestomicara!».

—¿Dequétienesmiedo?—preguntóelleón.

Elconejorespondió:

«¡Enesepozoviveelotroleón!».

—Adelántate,dijoelleón.¡Echaunaojeadasóloparaverificarsiestáahí!

—Nuncameatreveré,dijoelconejo,sinoestoyprotegidoportusbrazos.

Elleónsujetóalconejocontraélymiróalpozo.Viosureflejoyeldelconejo.

Tomandoestereflejoporotroleónyotroconejo,dejóalconejoaunladoysetiróalpozo.

Estaeslasuertedelosqueescuchanlaspalabrasdesusenemigos.Elleóntomósu

reflejoporunenemigoydesenvainócontrasímismolaespadadelamuerte.

SALOMÓNYAZRAEL

UnhombrevinomuytempranoapresentarseenelpalaciodelprofetaSalomón,conel

rostropálidoyloslabiosdescoloridos.

Salomónlepreguntó:

«¿Porquéestáseneseestado?».

Yelhombrerespondió:

«Azrael,elángeldelamuerte,mehadirigidounamiradaimpresionante,llenade

cólera.Mandaalviento,porfavortelosuplico,quemellevealaIndiaparaponerasalvo

micuerpoymialma».

Salomónmandó,pues,alvientoquehicieraloquepedíaelhombre.Y,aldíasiguiente

elprofetapreguntóaAzrael:

«¿Porquéhasechadounamiradataninquietanteaestehombre,queesunfiel?Lehas

causadotantomiedoquehaabandonadosupatria».

Azraelrespondió:

«Hainterpretadomalesamirada.Nolomiréconcólera,sinoconasombro.Dios,en

efecto,mehabíaordenadoquefueseatomarsuvidaenlaIndiaymedije:“¿Cómopodría,

amenosquetuviesealas,trasladarsealaIndia?”».

¿Dequiénhuyestú?¿Detimismo?Esoesalgoimposible.Másvaleponerunosu

confianzaenlaverdad.

ELMOSQUITO

Túteparecesaunmosquitoquesecreealguienimportante.Alverunabriznadepaja

flotandoenunacharcadeorinadeasno,levantalacabezaysedice:

«Haceyamuchotiempoquesueñoconelocéanoyconunbarco.¡Aquíestán!».

Estacharcadeaguasucialepareceprofundaysinlímites,puessuuniversotienela estatura de sus ojos. Tales ojos sólo ven océanos semejantes. De repente, el viento desplazalevementelabriznadepajaynuestromosquitoexclama:

«¡Quégrancapitánsoy!».

Sielmosquitoconociesesuslímites,seríasemejantealhalcón.Perolosmosquitosno

tienenlamiradadelhalcón.

LASAVES

ElprofetaSalomónteníacomoservidorasatodaslasaves.Comoentendíasulenguaje,

sehabíanhechobuenosamigos.ExistenasíIndiosyTurcosquesehacenbuenosamigos,

aunquehablenlenguasdiferentes.TambiénexistenTurcosquehablanlamismalenguay

lleganaserextrañosentresí.Laqueimportaeslalenguadelcorazónymásvaleponerse

deacuerdoporesalenguaqueporlapalabra.

Así,pues,todaslasavessepusieronundíaaenumerarsusvirtudesysucienciaanteel

profeta.Noactuabanasíporpresunción,sinosóloparapresentarseaélpuesunservidor

hacevalerantesuamolascualidadesquepuedeponerasuservicio.Cuandounesclavo

estádescontentodesucomprador,fingeestarenfermo.

Alllegarelturnoalaabubillasepresentóellaenestostérminos:

«Yo, mirando desde lo alto del cielo, puedo adivinar la situación de los arroyos subterráneos.Puedoprecisarelcolordeestaaguaylaimportanciadesucaudal.Tal facultad puede ser preciosa para tu ejército. ¡Oh, sultán, concédeme tus favores!». Salomóndijoentonces:

«¡Oh,amiga!Esciertoqueelaguaesimportanteparamissoldados.¡Quedarás,pues,

encargadadeproveerdeaguaamiejército!».

Elcuervo,queestabacelosodelaabubilla,tomóentonceslapalabra:

«¡Esvergonzososostenersemejanteextravaganciaanteelsultán!Silaabubillatuviese

realmenteeldonquepretendetener,veríaentonceslastrampasqueloshombresletienden

enelsuelo.

Peronosucedeesoymásdeunaabubillahaidoapararalasjaulasqueloshombres

fabricanparaellas».

Salomónsevolvióhacialaabubilla:

«Esverdad,¡oh,abubilla!Estaspalabraspuedenaplicársete.¿Porquéteatrevesa

mentirenmipresencia?».

Laabubillarespondió:

«¡Oh,sultán!¡Nomeavergüences!Noescucheslaspalabrasdemisenemigos.Sihe mentido,córtameentonceslacabezacontuespada.Elcuervoeselqueniegaeldestino. Cuandolascircunstanciasnoenturbianelojodemiinteligencia,veomuybienlastrampas que se me tienden. Pero, a veces, algún incidente viene a adormecer la ciencia y la inteligencia.Oscureceinclusoelsolylaluna».

LAJAULA

Uncomercianteposeíaunlorollenodecualidades.UndíadecidióviajaralaIndiay

preguntóatodosquéregaloqueríanquelestrajesedelviaje.Cuandohizoestapreguntaal

loro,ésterespondió:

«EnlaIndiahaymuchosloros.Veaverlospormí.Descríbelesmisituación,estajaula.

Diles:“Miloropiensaenvosotros,llenodenostalgia.Ossaluda.¿Esjustoqueélesté

prisioneromientrasquevosotrosvoláisenestejardínderosas?Ospidequepenséisenél

cuandorevoloteáis,alegres,entrelasflores”».

AlllegaralaIndia,elcomerciantefueaunlugarenelquehabíaloros.Pero,cuando

lestransmitíalossaludosdesupropioloro,unodelospájaroscayóatierra,sinvida.El

comerciantequedómuyasombradoysedijo:

«Estoesmuyextraño.Hecausadolamuertedeunloro.Nohabríadebidotransmitir

estemensaje».

Después,cuandohuboterminadosuscompras,volvióasucasa,conelcorazónlleno

dealegría.Distribuyólosregalosprometidosasusservidoresyasusmujeres.Ellorole

pidió:

«Cuéntameloquehasvistoparaqueyotambiénmealegre».

Aestaspalabras,elcomerciantesepusoalamentarseyaexpresarsupena.

«Dimeloquehapasado,insistióelave.¿Cuáleslacausadetupesar?».

Elcomercianterespondió:

«Cuandotransmitítuspalabrasatusamigos,unodeelloscayóalsuelo,sinvida.Por

esoestoytriste».

Enaquelinstante,ellorodelcomerciantecayóinanimado,tambiénél,ensujaula.El

comerciante,llenodetristeza,exclamó:

«¡Oh,loromíodesuavelenguaje!¡Oh,amigomío!¿Quéhasucedido?Erasunavetal

queniSalomónhabíaconocidonuncaunasemejante.¡Heperdidomitesoro!».

Trasunlargollanto,elcomercianteabriólajaulaylanzóalloroporlaventana.

Inmediatamente,éstesalióvolandoyfueaposarseenlaramadeunárbol.Elcomerciante,

aúnmásasombrado,ledijo:

«¡Explícameloquepasa!».

Ellororespondió:

«EseloroquevisteenlaIndiamehaexplicadoelmediodesalirdelaprisión.Consu

ejemplomehadadounconsejo.Haqueridodecirme:“Estásprisioneroporquehablas.

Hazte,pues,elmuerto”.¡Adiós,ohamomío!Ahoramevoy.Tambiéntú,undía,llegarás

atupatria».

Elcomercianteledijo:

«¡Diostesalve!Tambiéntúmehasguiado.Estaaventuramebastapuesmiespírituy

mialmahansacadopartidodeestosacontecimientos».

ELVIEJOMUSICO

EntiemposdelcalifaOmar,habíaunviejomúsicoqueamenizabalasreunionesde

hombresdebuengusto.Consuhermosavoz,inclusoalruiseñorembriagaba.

Peropasabaeltiempoyelhalcóndesualmasetransformabaenmosquito.Suespalda

securvabacomolapareddeunacántara.Suvoz,queenotrostiemposacariciabalas

almas,empezabaaarañarlasyaaburriratodoelmundo.¿Hayenestatierraalgunamujer

hermosaquenohayasufridoaldeteriorarsesubelleza?¿Hayalgúntechoquenohaya

terminadoporvenirseabajo?Asícayónuestrohombreenlapenuriayhastaelpanllegóa

faltarle.Undía,dijo:

«¡Oh,Señor!Mehasconcedidounalargavidaymehascolmadodetusfavores.

Durantesetentaaños,nohedejadoderebelarmecontrati,perotúsiempremehasofrecido

conquésubsistir.Hoy,yanoganonadaysoyhuéspedtuyo.Portanto,cantaréylloraré

porti».

Tomóelcaminodelcementerio.Allítocóellaúdycantó,vertiendoamargaslágrimas.

Luego,elsueñoseapoderódeély,tomandosuinstrumentocomoalmohada,sedurmió.

Sucuerpoquedóliberadodelasvicisitudesdeestemundo.Eratanfelizensusueñoque

sedecía:

«¡Ah!¡Sipudieraquedarmeaquíeternamente!».

Puesbien,enaquelmismoinstante,elsueñoseapoderótambiéndeOmar,elcalifadel

Islam,quesedijo:

«Noesdesdeluegohoradedormir,peroacasohayaunarazónparaesto».

Entonces,unavozdeloDesconocidosedirigióaélyledijo:

«¡Oh,Omar!¡Veasocorreraunodemisservidores!Esepobreestáenestemomento

enelcementerio.Veadarlesetecientosdinares.Ydilequerecobreelreposodelcorazón.

Ruégalequeacepteestasumayquevuelvaavertecuandosehayaagotado».

Aldespertar,Omarpusolasumaindicadaenunabolsaysetrasladóalcementerio.Al

noencontrarallísinoaunancianodormido,sedijo:

«Diosmehahabladodeunhombrepuro,deunelegido.Nopuedeseresteviejo

músico».

Ycomounleóncazando,diovariasveceslavueltaalcementerio.Viendoqueno

habíanadie,aparteelanciano,sedijo:

«Haycorazonesiluminadosenlosmásolvidadosrincones».

Seacercóalmúsicoytosióparadespertarlo.

Elmúsico,alveranteélalcalifadelIslam,quedóatemorizadoysepusoatemblar

peroOmarledijo:

«¡Oh,anciano!Notengasmiedo.TetraigounabuenanoticiadepartedeDios.Élteha

consideradodignodesusfavores.Aquíhayalgúndinero.Gástaloyvuelveaverme».

Aestaspalabras,elancianosepusoallorary,tirandosuinstrumentoalsuelo,lo

rompiódiciendo:

«¡TúeraselveloentreDiosyyo!».

Omarledijo:

«Sontuslágrimaslasquetehandespertado.Esbuenorecordarelpasado.Peroparati,

enadelante,elpasadoyelfuturosonvelos.Tútehasarrepentidodetupasadoydebes

ahoraarrepentirtedetuarrepentimiento».

LAQUEJA

Undía,lamujerdeunpobrebeduinodijoagriamenteasumarido:

«padecemossincesarpobrezaynecesidad.Lapenaesnuestrolegado,mientrasqueel

placereseldelosdemás.Notenemosagua,sinosólolágrimas.Laluzdelsolesnuestro

únicovestidoyelcielonossirvedeedredón.Avecesllegoatomarlalunallenaporun

trozodepan.Inclusolospobresseavergüenzanantenuestrapobreza.Cuandotenemos

invitados,sientodeseosderobarlessusvestidosmientrasduermen».

Sumaridolerespondió:

«¿Hastacuándovasaseguirquejándote?Yahapasadomásdelamitaddetuvida.La

gentesensatanosepreocupadelanecesidadnidelariqueza,puesambaspasancomoel

río.Enesteuniverso,haymuchascriaturasquevivensinpreocuparseporsusubsistencia.

Elmosquito,comoelelefante,formanpartedelafamiliadeDios.Todoesonoesmásque

preocupacióninútil.Eresmimujeryunaparejadebeestarconjuntada.Puestoqueyo

estoysatisfecho,¿porquéestástútanquejosa?».

Lamujersepusoagritar:

«¡Oh,tú,quepretendesserhonrado!Tusidiotecesyanomeimpresionan.Noeresmás

quepretensión.¿Vasaseguirmuchotiempoprofiriendotalesinsensateces?Mírate:la

pretensiónesalgofeo,peroenunpobreesaúnpeor.Tucasapareceunateladearaña.

Mientrassigascazandomosquitosenlateladetupobreza,nuncaserásadmitidocercadel

sultánydelosbeyes».

Elhombrereplicó:

«Losbienessoncomounsombreroenlacabeza.Sóloloscalvoslonecesitan.¡Pero

losquetienenunhermosopelorizadopuedenmuybienprescindirdeél!».

Viendoquesumaridoseencolerizaba,lamujersepusoallorar,pueslaslágrimasson

lasmejoresredesfemeninas.Empezóahablarleconmodestia:

«Yonosoytumujer;nosoymásquelatierrabajotuspies.Todoloquetengo,es

decir,mialmaymicuerpo,todotepertenece.Siheperdidolapacienciasobrenuestra

pobreza,simelamento,nocreasqueespormí.¡Esporti!».

«Aunque,aparentemente,loshombresvencenalasmujeres,enrealidad,sonellos,sin

dudaalguna,losvencidos.Escomoconelaguayelfuego,pueselfuegoacabasiempre

porevaporarelagua».

Aloírestaspalabras,elmaridoseexcusóantesumujerydijo:

«Renuncioacontradecirte.Dimequéquieres».

Lamujerledijo:

«Acabadeamanecerunnuevosol.EselcalifadelaciudaddeBagdad.Graciasaél,

estaciudadsehaconvertidoenunlugarprimaveral.Sillegarashastaél,esposibleque,

tambiéntú,teconvirtierasensultán».

Elbeduinoexclamó:

«pero¿conquépretextopodríayopresentarmeanteelcalifa?¡Nopuedehacerseuna

obradeartesinherramientas!».

Sumujerledijo:

«Sabe que las herramientas son signo de presunción. En esto, sólo necesitas tu modestia».

Elbeduinodijo:

«Necesitoalgoparaatestiguarmipobreza,pueslaspalabrasnobastan».

Lamujer:

«Aquítienesunacántarallenaconaguadelpozo.Estodonuestrotesoro.Tómalayve

aofrecerlaalsultán,ydilequenoposeesotracosa.Dileademásquepuederecibirmuchos

regalos,peroqueestaagua,porsupureza,lereconfortaráelalma».

Elbeduinoquedóseducidoporestaidea:

«¡Unregaloasí,ningúnotropuedeofrecerlo!».

Sumujerquenoconocíalaciudad,ignorabaqueelTíberpasabaanteelpalaciodel

sultán.Elbeduinodijoasumujer:

«¡Tapaestacántaraparaqueelsultánrompasuayunoconestaagua!».

Yacompañadoporlasplegariasdesumujer,elhombrellegósanoysalvoalaciudad

delcalifa.Vioamuchosindigentesquerecibíanlosfavoresdelsultán.Sepresentóenel

palacio.Losservidoresdelsultánlepreguntaronsihabíatenidounbuenviajeyelbeduino

explicóqueeramuypobreyquehabíahechoaquelviajeconlaesperanzadeobtenerlos

favoresdelsultán.Loadmitieron,pues,enlacortedelcalifayllevólacántaraanteeste

último.

Cuandolohuboescuchado,elcalifaordenóquellenasendeorosucántara.Hizoque

leentregaranpreciososvestidos.Despuéspidióaunservidorsuyoquelocondujeseala

orilladelTíberyloembarcaseenunnavío.

«Estehombre,dijo,haviajadoporlarutadeldesierto.Porelrío,elcaminodevuelta

serámáscorto».

Pues, aun cuando poseía un océano, el sultán aceptó unas gotas de agua para transformarlasenoro.

Elqueadvierteunarroyuelodelocéanodelaverdad,debeprimerorompersucántara.

ELBORRACHO

Untranseúnteencontróenplenanocheaunborrachodormidojuntoaunapared.Lo

sacudióyledijo:

«¡Oh,borracho!¿Quéhasbebidoparaverteenesteestado?».

Elotrorespondió:

«¡Hebebidoloquehabíaenestacántara!».

—¿Yquéhabíaenesacántara?

—¡Loquehebebido!

—Peroesoesjustamenteloquetepregunto:¿Quéhasbebido?

—¡Loquehabíaenestacántara!

—¡Escucha!dijoeltranseúnte,¡levántateyvenconmigo!¡Tellevoalacárcelporque

estásborracho!

—¡Déjameyatranquilo!

—¡Vamos,levántateysíguemealacárcel!

Entonceselborrachoexclamó:

«¡Pero,bueno,situvierafuerzaparaandar,volveríaamicasa!».

LADUDA

Muaviya,tíodetodoslosfieles,estabadurmiendoensupalacio.Supalacioestaba

cercadoylaspuertasteníancerrojos.Eraimposiblequeunextrañopudiesepenetrarenél.

Sinembargo,alguientocóaMuaviyaparadespertarlo.Cuandoabriólosojos,novioa

nadieysedijo:

«Esimposibleentrarenmipalacio.¿Quiénhapodidohaceresto?».

Despuésdemuchasbúsquedas,encontróaalguienqueseocultabatrasunacolgadura.

Ledijo:

«¿Quiéneresycómotellaman?».

—¡ElpueblomellamaSatanás!

—¿Yporquémehasdespertado?

—Porqueeslahoradelaoraciónytienesqueiralamezquita.

Noolvidesqueelprofetadijoquenodebíatolerarseningúnretrasoenlaoración.

Muaviyaledijo:

«¡Esextrañoquetúinvoquesestarazón,puesnadabuenohavenidonuncadeti!¡Es

comosiunladrónvinierapretendiendoquerermontarlaguardia!».

—Enotrostiempos,replicóSatanás,yoeraunángelymialmasealimentabaconmis

plegarias.Eraentoncescompañerodeotrosángelesyesohaquedadoenminaturaleza.

¡Meesimposibleolvidarelpasado!

—Escierto,peroesonoimpidequehayascerradoelcaminoamuchossabios.¡No puedes ser fuego sin quemar! Dios te ha hecho abrasador y quien se acerca a ti, necesariamentesequema.Tupretendidasabiduríaseparecealcantodelasavesimitado porloscazadores.

—Apartaladudadetucorazón,dijoSatanás,yosoyunapiedradetoqueparala verdadylafalsedad.Nopuedoafearlohermoso.Miexistencianoessinounespejopara lohermosoy paralofeo.Soy comoun jardineroquecortaramasmuertas.Elárbol protesta:«¡Soyinocente!¿Porquémedestruyes?».Yyorespondo:«Noporqueestés torcido,sinoporqueestássecoysinsavia.Tunaturaleza,laesenciadetusemillaesmala. Nuncahassidocruzadoconunabuenaesencia.Sinembargotunaturalezahabríasalido ganandositehubieseninjertadounesquejedebuenaesencia».

—¡Cállate!exclamóMuaviya,¡esinútilqueintentesconvencerme!

SevolvióhaciaDiosyledijo:

«¡Señor mío! ¡Sus palabras son como niebla! ¡Ayúdame! Él es muy fuerte argumentandoytemosuastucia».

Satanásdijo:

«Elqueespresadeunamaladudasevuelvesordoantemillaresdetestigos.Note

lamentesanteDiospormicausa.Lloramásbienantetupropiamaldad.¡Memaldicessin

razónperoharíasmejormirándoteatimismo!».

Muaviyarespondió:

«¡Eslamentiralaquehacenacerladudaenelcorazón!».

—¿Ytienestúuncriterioparadistinguirloverdaderodelofalso?

—Laverdadprocuralapazdelcorazón,perolamentiranoloconmueve.Escomoun

aceitequesehamezcladoconelagua:yanopuedearder.Dime:tú,elenemigodetodos

losquevelan,¿porquémehasdespertado?¡Respóndemeysabrésidicesverdad!

Satanásintentóeludirlarespuesta,peroMuaviyaloinstóaqueseexplicarayacabó

porconfesar:

«Voyadecirtelaverdad.Tehedespertadoparaquenoteretrasesenlamezquita.Pues si te hubieras retrasado, tu arrepentimiento habría anegado el universo. Las lágrimas habríanbrotadodetusojosyelarrepentimientodealguienparaquienlaoraciónesun placer es aún más fuerte que la oración. ¡Te he despertado, pues, para que tu arrepentimientonotepermitaacercartemásaúnaDios!».

Muaviyaexclamó:

«¡Ahoradiceslaverdad!Noeressinounaarañaenbuscademoscas.¡Ymehas

tomadoporunamosca!».

HUELLAS

Unhombrecorríatrasunladrón.Justoenelmomentoenqueibaaapoderarsedeél,

oyógritaraalguien:

«¡Socorro!¡Amí!¡Pronto!».

Pensando que había un segundo ladrón en los alrededores, dio media vuelta para socorreraquienhabíagritado.

«¿Quépasa?preguntó.

—¡Miraesashuellas!¡Corredeprisaenesadirección!

—¡Pedazodeimbécil!¿Quémedices?Yohabíaencontradoyaalladróncasilotenía.

¡Silohedejadoescapar,hasidosóloportullamada!

—¡Yoteseñalosushuellasyesashuellasbastanparaestablecerlaverdad!

—Oeresidiotaoerescómplicedeeseladrón.¡Porquelohassalvadoenelmomento

enqueibayoacogerlo!¡Ytodoparamostrarmesushuellas!».

LAMEZQUITA

Unoshipócritassereunieronydecidieronconstruirunahermosamezquitaparahonrar

lafe.Construyeron,pues,una,justamentealladodelaqueelprofetahabíaedificadoél

mismo.Sufineraenrealidad,dividiralacomunidad.Cuandohubieronterminadoel

tejado,lacúpulayeltecho,llegaronanteelprofetay,arrodillándoseanteél,lepidieron

quehonrasesunuevamezquitaconsupresencia.

«Estamezquita,dijeron,hasidoedificadaparaconvertirseenunlugardepaz,enun

lugardeabundanciaparalosnecesitados.Venahonrarestelugarcontupresenciapara

quetodossealegren».

¡Quémaravillasitalespalabrashubieransalidorealmentedesucorazón!

El profeta, que era comprensivo con todos, los escuchaba sonriente y nuestros hipócritaspensaban,portanto,queibaaaceptar,peroéldistinguíasuspretextostan claramentecomounpeloenuntazóndeleche.Iba,sinembargo,adecidirseairallí, cuandoDiosloinspiródiciendo:

«¡Tehandichotodolocontrariodeloquepiensan!».

Enefecto,suintenciónerahacerveniraestamezquitaaunpredicadordeSham.El

profetalesrespondió:

«Habríaaceptadocongustovuestrapetición,peroeslahoradelcombateytengoque

salirdeviaje.Cuandoestemosdevuelta,iremosahacerosunavisita».

Asuvuelta,loshipócritaslerecordaronsupromesayDiosdijoasuprofeta:

«Desenmascarasuhipocresía,¡aunqueseaacostadeunaguerra!».

Elprofetadijoentoncesaloshipócritas:

«Noinsistáismássinoqueréisqueyodesvelevuestrossecretosantetodoelmundo».

Pretendíamostrarasíquenoloengañaban,peroloshipócritasprotestaron:

«¡Diosnosproteja!¡Juramosquenuestrasintencionessonpuras!».

Juraroncongraninsistencia,perolosjustosnonecesitanjurar.

Elprofetapreguntó:

«¿AquiéndebocreeravosotrosoaDios?

—¡Juramos sobre el libro de Dios de que hemos edificado esta mezquita en su honor!».

Apesardeesasmanifestaciones,elprofetasenegófinalmenteaceder.

Ahorabien,unodeloscompañerosdelprofetasepusoapensar:

«¿Quésignificaesto?Elprofetasiemprehaevitadoavergonzaracualquiera.¿Qué

quiere decir esta nueva manera de actuar? ¿No son los profetas los que cubren la vergüenzadelospecadores?».

Almismotiempoquepensabaesto,searrepentíadeestepensamientoy,conlacabeza

llenadecontradicciones,acabópordormirse…

Tuvoentoncesunsueñoenelqueviolamezquitadeloshipócritasllenadeboñigade

vaca.Delosmurosdelamezquitarezumabaunacrehumonegroquequemabasunariz.

Sedespertóentoncesysepusoallorar:

«¡Oh,Señormío!¡Perdónamemirebeldíaparacontumensajero!».

ELCAMELLOPERDIDO

Enelmomentoenquelacaravanahallegadoparahacerunalto,setehaperdidotu

camello.Lobuscasportodaspartes.Finalmente,lacaravanasaledenuevosintiycaela

noche.Todatucargahaquedadoenelsueloytúpreguntasatodos:

«¿Habéisvistomicamello?».

Inclusoañades:

«¡Daréunarecompensaaquienmedénoticiasdemicamello!».

Ytodoelmundoseburladeti.Unodice:

«¡Acabodeveruncamellodepelorojizoymuygordo.Sefueenesadirección!».

Otro:

«¿Noteníatucamellounaorejarota?».

Otro:

«¿Nohabíaunamantabordadaenlasilla?».

Otromás:

«¡Hevistoirseporallíuncamelloconelojoreventado!».

Así, todo el mundo te da una descripción de tu camello con la esperanza de aprovecharse de tu largueza. En el camino del conocimiento, son numerosos los que evocanlosatributosdeloDesconocido.Perotú,sinosabesdóndeestátucamello,síque reconoceslafalsedaddetodosestosindicios.Encuentrasinclusoagentequetedice:

«¡Tambiényoheperdidomicamello!¡Busquemosjuntos!».

Ycuandoporfinvienealguienquetedescriberealmentetucamello,tualegríano

conocelímitesyhacesdeesehombretuguíapararecobrartucamello.

PLEGARIAS

CuatroindiosentraronenlamezquitaparaprosternarseanteDios,conelcorazónen

paz.Pero,depronto,elalmuédanoentrótambiénenlamezquitayunodelosindiosdejó

escaparestaspalabras:

«¿Seharecitadolallamadaalaoración?¡Sinoesasí,noshemosadelantado!

—¡Cállate!,ledijoelotro;¡contuspalabras,hasinvalidadotuoración!

—¡Cállatetútambién,porqueacabasdehacerlomismo!».

Yelcuartoañadió:

«¡GraciasaDios,yonohehablado,ymioraciónsiguesiendoválida!».

Esunaverdaderabendiciónelnoocuparseunosinodesupropiavergüenza.

MIEDO

Despuésdehabervertidomuchasangre,unosguerrerosturcomanossaquearonun

pueblo.Capturaronadoscampesinosydecidieronmataraunodeellos.Mientraslo

ataban,elcampesinopreguntó:

«¿Porquématarmeasí,sinrazón?».

Losguerrerosrespondieron:

«¡Paraatemorizaratuamigoyforzarloaquenosreveledóndehaocultadosuoro!».

Elcampesinoexclamó:

«¡Peroélesmáspobrequeyo!¡Mejormatadloaély,entoncesyo,presadelterror,os

dirédóndeheescondidomioro!».¡EsunfavordeDiosquevivamoshoyynoenaquella

época!

SETENTAAÑOS

Un anciano fue a casa del médico. Cuando le hubo explicado que sus facultades intelectualesdeclinaban,elmédicorespondió:

«¡Esosedebeatuavanzadaedad!

—¡Tambiénmivistasedebilita!

—¡Claro,porqueeresviejo!

—¡Meduelemucholaespalda!

—¡Noesmásqueunefectodelavejez!

—Nodigieronadadeloquecomo.

—¡Situestómagoesdébil,esporculpadetumuchaedad!

—Ycuandorespirosientocomounaopresiónenelpecho.

—¡Esnormal!¡Eresviejo!¡Ylavejeztraemuchosmales!».

Elanciano,entonces,seenfadó:

«¡Granidiota!¿Quésignificatodaesapalabrería?Nosabesnadadelacienciadela

medicina.¡Eresmásignorantequeunasno!¡Dioshacreadounremedioparatodoslos

males,perotúloignoras!¿Asíescomohasaprendidotuoficio?».

Elmédicorespondió:

«¡Tienesmásdesetentaaños!¡Deahíesdedondeprocedentambiéntucóleraytus

amargaspalabras!».

FÉRETRO

Unniñoselamentabaanteelféretrodesupadre:

«¡Ohpadremío!¡Enadelantetusitioestarábajolatierra!¡Queridopadre!¡Estásen

unamoradatanestrecha,tandesprovistadetodo!¡Nimanta,nicojín,nijergón!¡Sinuna

velaenlanochenipanduranteeldía!¡Sinpuerta,sintecho,sinvecinoscompasivos!¡Ni

siquieraelolordeunacomida!¡Sólounamoradatanestrechaquecualquieraperderíaen

ellaelcolordesutez!».

Entrelosasistentes,habíaunniño,llamadoDyuha.Sevolvióhaciasupadreyledijo:

«¡Oh,padre!¡Tengolaimpresióndequeloquedescribeesteniñoesnuestracasa!».

ELARCO

Unguerrero,armadodelacabezaalospies,dirigíasucaballohaciaelbosque.Al

verlollegar,tanaltivo,uncazadorseasustó.Tomóunaflechaytensósuarco.

Alverloasí,dispuestoadisparar,elcaballerolegritó:

«¡Detente!Notefíesdelasapariencias.Laverdadesquesoymuydébil.Cuandollega

lahoradelcombate,estoymásasustadoqueunavieja».

Elcazadorledijoentonces:

«¡Vete!Afortunadamente,mehasadvertidoatiempo.¡Sino,habríadisparadocontra

ti!».

Lasarmasson,paramuchos,lacausadelamuerte.Puestoquetúeresmiedoso,

abandonatusflechasytuespada.

LACARGA

Unbeduinoviajaba,montadoenuncamellocargadodetrigo.Enelcaminoencontróa

unhombrequelehizomilpreguntassobresupaísysusbienes.Despuéslepreguntóen

quéconsistíalacargadesucamello.

Elbeduinomostrólosdossacosquecolgabanaunayotrapartedelasilladesu

montura:

«Estesacoestállenodetrigoyesteotrodearena».

Elhombrepreguntó:

«¿Hayalgunarazónparacargarasítucamelloconarena?».

Elbeduino:

«No.Esúnicamenteparaequilibrarlacarga».

Elhombredijoentonces:

«Hubiesesidopreferiblerepartireltrigoentrelosdossacos.Deesemodo,lacargade

tucamellohabríasidomenospesada.

¡Tienes razón! exclamó el beduino, eres un hombre con una gran agudeza de pensamiento.¿Cómoesquevasasíapie?Montaenmicamelloydime:siendotan inteligente¿noeresunsultánounvisir?

—Nosoynivisirnisultán,dijoelhombre.¿Nohasvistomivestimenta?».

Elbeduinoinsistió:

«¿Quéclasedecomerciopracticas?¿Dóndeestátualmacén?¿Ytucasa?

—Notengonialmacénnicasa,replicóelhombre.

—¿Cuántasvacasycamellosposees?

—¡Niunosolo!

—Entonces¿cuántodinerotienes?Porquegozasdeunainteligenciatalquepodría,

comolaalquimia,transformarelcobreenoro.

—Por mi honor, ni siquiera tengo un trozo de pan que comer. Voy con los pies descalzos,vestidodeharapos,enbuscadeunpocodecomida.Todoloquesé,todami sabiduríaymiconocimiento,¡todoesonometraemásquedoloresdecabeza!».

Elbeduinoledijoentonces:

«¡Márchate!¡Aléjatedemíparaquelamaldiciónquetepersiguenorecaigasobremí!

Déjameirmeporeseladoytomatúlaotradirección.Másvaleequilibrareltrigocon

arenaquesertansabioytandesventurado.Miidiotezessagradaparamí.¡Enmicorazón

yenmialmaestálaalegríadelacerteza!».

LACORTEZADELASCOSAS

IbrahimEdhemreparabaundesgarrónensuabrigo,sentadoalaorilladelmar.Pasó

porallíelemirdelpaís,queeraunfervienteadmiradordeestesheij.Elemirsepusoa

pensar:

«Heaquíunpríncipequehaabandonadosureino.Heaquíunricoquehaabandonado

susbienes.Ahorasufreporsuindigencia.¡Eraunsultányahoraremiendasuabrigo,

comounpordiosero!».

IbrahimEdhemhabíacaptadoestospensamientosy,depronto,dejócaersuagujaal

mar.Despuéssepusoagritar:

«¡Oh,vosotros,peces!¿Sabéisdóndeseencuentramiaguja?».

Alinstanteaparecieronmillaresdepecesycadaunodeellosteníaunaagujadeoroen

subocayledecía:

«¡Tomatuaguja,ohsheij!».

Elsheijsevolvióentonceshaciaelemiryledijo:

«¿Quéreinoeselmejor?Estonoessinounsignoexterior.Perderíaslarazónsi

conocieseslaesenciadeestereino.Delaviñasólounracimodeuvallegaalaciudad,

porquelaviñanopuedetransportarseaella.¡Sobretodosiestaviñaeseljardíndel

Amado!Esteuniversonoesmásqueunacorteza».

LAMIELDELVINO

Alguienacusabaaunsheijdiciendo:

«Noesmásqueunhipócrita.Bebevinoaescondidas.¿Cómocreerqueunhombre

semejantepuedaayudarasusdiscípulos?».

Unfielledijo:

«Ten cuidado con tus palabras. Dios no permite tener tales pensamientos sobre hombres santos. Aunque lo que dices fuera verdad, ese sheij no es un estanque tan pequeñoquepuedaenturbiarlounpocodebarro.Esmásbienunocéano.

—Sí,replicóelotro,peroyolohevistoenunestadopococonveniente.Norezay

tieneuncomportamientoindignodeunsheij.¡Sinomecrees,venconmigoestanochey

verás!¡Suocupaciónesserhipócritadedíaypecardenoche!».

Llegadalanoche,seencontraronbajolaventanadelsheijylovieron,conunabotella

enlamano.

Elhombregritóentonces:

«¡Oh,sheij,laverdadsalealuz!¡Ytúnosdecíasqueeldiablometíasuspezuñasenla

copadevino!».

Elsheijrespondió:

«Micopaestátanllenaquenadapuedepenetrarenella».

El hombre comprobó entonces que la botella estaba llena de miel y quedó avergonzado.Elsheijledijo:

«Antesdeapesadumbrarte,veabuscarvino.Estoyenfermoylonecesito.Enuncaso

semejante,lascosasnormalmenteprohibidassehacenlícitas».

Elhombrefuealatabernapero,encadatonel,noencontrósinomiel.Nirastrode

vino.Preguntóaltabernerodóndeestabaelvino.

Cuandohubieroncomprobadoestaextrañametamorfosis,todoslosbebedoresdela

tabernasepusieronalloraryvinieronanteelsheij.

«¡Oh,maestro!¡Sólohasvenidounavezanuestratabernaytodonuestrovinoseha

transformadoenmiel!».

Estemundoestállenodealimentoilícito,peroelfielnodebetocarlo.

ELRATÓN

Unratónseapoderóundíadelabridadeuncamelloyleordenóquesepusieraen

marcha.Elcamelloeradenaturalezadócilysepusoenmarcha.Elratón,entonces,se

llenódeorgullo.

Llegarondeprontoanteunarroyoyelratónsedetuvo.

«¡Oh,amigomío!¿Porquétedetienes?¡Camina,túqueeresmiguía!».

Elratóndijo:

«Estearroyomepareceprofundoytemoahogarme».

Elcamello:

«¡Voyaprobar!».

Yavanzóporelagua.

«Elaguanoesprofunda.Apenasmellegaalascorvas».

Elratónledijo:

«Loqueatitepareceunahormigaesundragónparamí.Sielaguatellegaalas

corvas,debecubrirmicabezaenvarioscientosdemetros».

Entonceselcamelloledijo:

«Enesecaso,dejadeserorgullosoydecreerteunguía.¡Ejercitatuorgulloconlos

demásratones,peronoconmigo!

—¡Mearrepiento!dijoelratón,¡ennombredeDios,ayúdametúaatravesareste

arroyo!».

ELÁRBOLDELASABIDURÍA

CirculabaelrumordequeexistíaenlaIndiaunárbolcuyofrutoliberabadelavejezy

delamuerte.Unsultándecidióentoncesenviaraunodesushombresenbuscadeesta

maravilla.

Partió,pues,elhombrey,duranteunosañosvisitómuchasciudades,muchasmontañas

ymuchasplanicies.Cuandopreguntabaalostranseúntesdóndeseencontrabaesteárbol

delavida,lagentesonreíapensandoqueestabaloco.Losqueteníancorazónpuro,le

decían:

«¡Esosoncuentos!¡Abandonaesabúsqueda!».

Otros para burlarse de él, lo enviaban hacia selvas lejanas. El pobre hombre no alcanzaba nunca su meta, pues lo que perseguía era imposible. Perdió entonces la esperanzaytomóelcaminodevuelta,conlágrimasenlosojos.

Duranteelcamino,encontróaunsheijyledijo:

«¡Oh,sheij!¡Tenpiedaddemí,puesestoydesesperado!

—¿Porquéestástantriste?

—Misultánmehaencargadoquebusqueunárbolcuyofrutoeselcapitaldelavida.

Todoslodesean.Hebuscadodurantemuchotiempo,peroenvano.Ytodoelmundoseha

burladodemí».

Elsheijseechóareír:

«¡Ohcorazóningenuoypuro!Eseárboleslasabiduría.Sóloelsabiolacomprende.

Selallamaavecesárbol,avecessol,uocéano,onube.Susefectossoninfinitos,peroél

esúnico.Unhombreespadretuyo,peroél,porsuparte,estambiénhijodeotrapersona».

CUATROMONEDASDEORO

Unhombrehabíadadoacuatropersonasunamonedadeoroacadauna.

Elprimerodijo:

«¡VamosenseguidaacomprarENGUR!».

Elotro,queeraárabe,dijo:

«¡No,ENGURno.YoquieroINEB!».

Eltercero,queeragriego,exclamó:

«¡YohabríapreferidoISTAFIL!».

Elcuarto,unturco:

«Yoquierouzum(uva).»

Estallóasíunaquerellainsensataentreloscuatroamigos.Discutíanporignorarla

significacióndeloquedeseabacadauno.Sihubieseestadoallíunsabio,habríadicho:

«Con vuestro dinero, podéis satisfacer todos vuestro deseo. Para vosotros, cada palabraesunafuentededesacuerdo.Pero,paramí,cadapalabraesunaguíahaciala unión.Vosotrosqueréistodosuvasinsaberlo».

CARNEPROHIBIDA

HabíaenlaIndiaunhombremuysabio.Undía,viollegaraungrupodeviajeros.Al

verqueestabanhambrientos,lesdijo:

«Nohaydudadequetenéislaintencióndecazarparaalimentaros.Pero¡cuidado,

noblegente!¡Nocacéislacríadelelefante!Esciertamentefácildecogerysucarnees

abundante.Peronoolvidéisasumadrequelovigila,puessusgritosylamentosseoirán

desdelejos.¡Conservadesteconsejocomounajoyasiqueréisevitarcatástrofes!».

Y,conestaspalabras,semarchó.Losviajeros,cansadosporsulargocamino,no tardaronenencontrarunelefantitomuygordoy,olvidandolosconsejosqueseleshabían dado,selanzaronsobreélcomolobos.Sólounodeellosdecidióobedecerelconsejodel sabio y no tocar la carne del elefantito. Los demás, hartos de carne, no tardaron en dormirse.

Depronto,unelefanteencolerizadoseprecipitósobreellos.Sedirigióprimerohacia elúnicoquenodormía.Olfateósubocaperonoencontróningúnoloracusador.Porel contrario,habiendocomprobadoquetodoslosquedormíanteníanelolordesupequeño en el aliento, los aplastó bajo sus patas. ¡Oh, tú que te alimentas con el fruto de la prevaricación! ¡Estás comiéndote el elefantito! No olvides que su madre vendrá a vengarlo.Pueslaambición,elrencoryeldeseodespidenunolortanfuertecomoeldela cebolla.Teseráimposibleocultarquehasabusadodelbiendelprójimo.

LABOCADEMOISÉS

DiosordenóundíaaMoisés:

«¡Oh,Moisés!¡Quenohayapecadoentubocacuandotedirijasamípararezar!

—¡Pero,Señor!¡Noposeotalboca!».

Diosrespondió:

«Entonces,rezaporbocadealgúnotro.¡Porqueesimposiblequecometasunpecado

conunabocadistintadelatuya!».

¡Tútambién,anda!¡Eintentaque,díaynoche,hayabocasquerecenentulugar!

ELÍAS

EraseunhombrequecomíatodaslasnochesgolosinasinvocandoelnombredeDios.

Undía,Satanásledijo:

«¡Hombresindignidad,cállate!¿HastacuándorepetiráselnombredeDios?¡Yaves

quenoteresponde!».

Alhombreselepartióelcorazónanteestaspalabrasysedurmióeneseestadode

espíritu.TuvoentoncesunsueñoyvioaElíasqueledecía:

«¿PorquéhasdejadoderepetirelnombredeDios?».

Elhombrerespondió:

«¡Porquenohetenidoningunarespuestayhetemidoquemehayaechadodesu

puerta!».

Elíasdijoentonces:

Diosnoshadicho:«Porqueheaceptadotuplegariaesporloquesigomanteniéndote

enestapreocupación».

TutemorytuamorsonpretextosparaconservartuintimidadconDios.Elsolohecho

dequesiguesrezandoteanunciaquesonaceptadastusoraciones.

ELCIUDADANOYELCAMPESINO

Unciudadanoeraamigodeuncampesinoy,todoslosaños,durantedosotresmeses,

leofrecíahospitalidad.Elcampesinogozabadesucasa,desualmacénydesumesa.Sus

menoresdeseoseransatisfechos,antesinclusodeserexpresados.Undía,elcampesino,

dijoalciudadano:

«¡Oh,maestro!¡Nuncamehasvisitado!Venamicasacontumujerytushijospues

prontollegarálaprimaveray,enesaestación,losrosalesylosárbolesfrutalesestán

cubiertosdeflores.Quédateenmicasadurantetresocuatromesesparaquetengamos

tambiénocasióndeservirte».

El ciudadano declinó la invitación, pero el campesino renovó este ofrecimiento duranteochoañossinqueelciudadanosedesplazara.Encadaunadesusvisitas,el campesinoreiterabasuinvitacióny,todaslasveces,elciudadanoencontrabaunaexcusa para zafarse. Como la cigüeña, el campesino venía a hacer su nido en la casa del ciudadanoyéstegastabatodossusbienesparanofaltaralosdeberesdelahospitalidad. Enelcursodeunadeestasvisitas,elcampesinosuplicódenuevoalciudadano:

«¡Haceyadiezañosquemeprometesvenir!¡EnnombredeDios,hazunesfuerzoesta

vez!».

Loshijosdelciudadanodijeronasupadre:

«¡Oh,padre!Lasnubes,lalunaylassombrasviajan.¿Porquéteniegas?Nohay

tensionesentreélytú.¡Ofrécelelaocasióndesaldarladeudaquehacontraídocontigo!».

Erasumadrelaqueloshabíaincitadoatomarasílapalabrayelciudadanolesdijo:

«¡Oh,hijosmíos!¡Tenéisrazón,perolossabiosdicenquehayquedesconfiardela

calumniadeaquéllosalosquesehaayudado!».

Apesar de esto, las repetidas invitaciones del campesino acabaron por vencer la reticenciadelciudadanoy,undía,despuésdehaberhecholospreparativosycargadoel asnoyelbueyconlonecesarioparaelviaje,tomóelcaminoconsumujerysushijos.

Éstossedecían:

«Vamosacomerfrutayajugarenlosprados.Tenemosallíunamigoquenosespera.

Alavuelta,traeremostrigoycebollasparaelinvierno».

Peroelciudadanolesdijo:

«¡Noseáisaúntanimaginativos!».

Atravesaronlasmesetasllenosdealegría.Elsolquemabasufrente.Porlanoche,se

guiabangraciasalasestrellas.Alcabodeunmes,llegaronalpueblodelcampesinoenun

estadodegranagotamiento.Seinformaronparaencontrarlacasadesuamigopero,una

vezquehubieronllegadoaella,éstesenegóaabrirleslapuerta.Durantecincodías,

permanecieronasíantesucasa,sofocadosporelcalorduranteeldíaytransidosdefrío

porlanoche.Pero¡ay!,elhambrellevaalleónaactuarcomobuitreyacomercarroña.Y

cadavezqueélveíaalcampesinosalirdesucasa,elciudadanoledecía:

«¿Nomerecuerdas?».

Elcampesinorespondía:

«¡Seasbuenoomalo,ignoroquiéneres!

—¡Oh,hermanomío!decíaentonceselciudadano,¿hasolvidado?¡Túvienesami

casaycomesamimesadesdehaceaños!».

Elcampesinorespondía:

«¿Quésignificanesaspalabrasinsensatas?¡Noteconozcoynisiquierasécómote

llamas!».

Alcabodeunosdías,empezaronlaslluviasyestaesperasehizoinsoportable.El

ciudadanollamóalapuertacontodassusfuerzaspreguntandoporelamodelacasa.

«¿Quéquieres?»ledijoesteúltimo.

Elciudadanorespondió:

«Renuncioatodasmispretensionesyabandonomisilusionessobrenuestraamistad.

Sólotepidounacosa.Estálloviendo.Asíque,porestanochealmenos,ofrécenosun

pequeñorincóndetucasa».

Elcampesinoledijo:

«Haydesdeluegounsitioenquepuedoalojaros,peroeselrefugioenelquesuele

instalarseelguardiánquenosprotegedeloslobos.¡Siquiereshacereseoficioporesta

noche,puedesinstalarteahí!

—¡Desdeluego!dijoelciudadano.Dameunarcoyflechasytegarantizoqueno

dormiré.Mebastaconquemishijosesténprotegidosdelbarroydelalluvia».

Lafamiliaseamontonó,pues,enelrefugio.Elciudadano,consuarcoysusflechasa

mano,sedecía:

«¡Oh, Dios mío! ¡Merecemos este castigo! Pues nos hemos hecho amigos de un hombreindigno.¡Másvaleestaraserviciodeunhombresensatoqueaceptarlosfavores deunhombrecruelcomoéste!».

Los mosquitos y las pulgas laceraban su piel, pero el ciudadano no les prestaba atención,concentradosóloensutareadeguardián:tantotemíaincurrirenlosreproches delcampesino.

Amedianoche,cuandoestabaagotado,elciudadanodivisóunasombraquesemovía.

Sedijo:

«¡Ahíestáellobo!».

Y disparó una flecha. El animal, alcanzado, cayó a tierra ventoseando.

Inmediatamente,elcampesinosaliódesucasagritando:

«¡Quéhorror!¡Acabasdemataralacríademiburra!

—¡No!dijoelciudadano.¡Eraunlobonegroysuformaeradesdeluegoladeunlobo!

—¡No!dijoelcampesino,¡lohereconocidoporsumaneradeventosear!

—Es imposible, dijo el ciudadano, está demasiado oscuro para ver algo. Ve a cerciorarte.

—Esinútil,dijoelcampesino.Paramíestáclarocomolaluzdeldía.Demasiadobien

hereconocidosumaneradeventosear.¡Loreconoceríaasíentreotrosveinte!».

Anteaquellaspalabras,elciudadanoseencolerizóylosujetóporelcuello:

«¡Oh,imbécil!¿Quésignificaesto?¡Enestaobscuridad,consiguesreconoceralhijo

detuasnagraciasalruidodesuspedos,peronomehasreconocidoamí,quesoyamigo

tuyodesdehacemásdediezaños!».

LACHARCA

Undía,unhalcóndijoaunpato:

«Venavivirenelprado.Aquíconoceráslafelicidad.Dejatucharcayvenconmigo».

Elpatorespondió:

«¡Vete!¡Paralosdenuestraespecie,elaguaeselcastillodelaalegría!».

Paraelpatodenuestroego,Satanásescomoelhalcón.¡Piénsatelodosvecesantesde

dejartucharca!

ELSECRETODELPERRO

UndíaMedyunpaseabaconsuperro.Lotomabaenbrazosyloacariciabacomoun

enamoradoacariciaasuamada.Unhombrequepasabaporallíledijo:

«¡Oh,Medyun!¡Loquehacesespuralocura!¿Nosabesquelabocadeunperroes

sucia?».

Ysepusoaenumerartodoslosdefectosdelosperros.Medyunledijo:

«¡Noeresmásqueunidólatradelasformas!¡Siviesesconmisojos,sabríasqueeste

perroeselsecretodeDiosylamoradadeLeila!».

POBRECHACAL

Undíaunchacalcayóenuncacharrodepintura.Cuandoseviocontodoelpelaje

cubiertodepinturadetodosloscolores,sedijo:

«¡Soyunpavoreal,unelegidoentrelosanimales!».

Yadoptandounosairesllenosdepretensiones,fueareunirseconlosdemáschacales.

Éstosledijeron:

«¡Oh,pobrechacal!¿Dedóndetevienenesaspretensionesyestasmaneras?¿Estás

locooestáshaciéndoteelpayaso?».

Losquemientenysesubenalacátedraparahacerseadmirarporelpueblovenundía

quesuorgulloesobjetodevergüenza.Noesperanmásqueloshalagosdelpuebloperosu

interiorestanengañosocomosuapariencia.

ELIDIOTA

Unidiotaencontróundíaunacoladecarnero.Todaslasmañanaslautilizabapara

engrasarseelbigote.Despuésibaacasadesusamigosylesdecíaquevolvíadeuna

recepciónenlaquehabíanfestejadoyhabíancomidoplatosmuysuculentos.Suvientre

vacíomaldecíasubigote,relucientedegrasa.

¡Oh, pobre! ¡Si no fueses tan embustero, quizá te invitaría a comer un hombre generoso!

Undía,mientraselestómagodenuestroidiotasequejabaanteDios,ungatolerobóla

coladecarnero.Elhijodelidiotaintentócapturaralanimal,peroenvano.Portemoraque

supadreleregañara,sepusoallorar.Después,fuecorriendoallugarenelquesupadrese

reuníaconsusamigos.Llegóenelmismoinstanteenquesupadrecontabaalosdemássu

imaginariacomidadelavíspera.Ledijo:

«¡papá!Elgatosehallevadolacoladecarneroconlaqueteengrasaselbigotetodas

lasmañanas.Heintentadoperseguirlo,¡peronohelogradoatraparlo!».

Anteestaspalabras,todossusamigosseecharonareíryloinvitaronaunacomida,

muyrealestavez.Yasí,nuestrohombre,abandonandosuspretensiones,conocióelplacer

desersincero.

LASERPIENTE-DRAGÓN

Undía,uncazadordeserpientessaliódecazaalasmontañas.Pretendíacapturarla

mayordelasserpientes.Puesbien,unaviolentatempestaddenievesedesencadenóenlas

alturas.

Depronto,nuestrocazadorsequedóalacechoanteunaenormeserpiente.Buscaba

unaserpienteperoacababadeencontrarundragón.Presadegranterroralprincipio,sedio

cuentaenseguidadequeelmonstruoestabaentumecidoporelfrío.Decidió,pues,llevarlo

alpuebloparaquelapoblaciónpudieseadmirarlo.

Yadevueltaenelpueblo,proclamó:

«¡Acabodecapturarundragón!¡Mehadadomuchotrabajo,pero,sinembargo,he

conseguidomatarlo!».

Elcazadorcreíarealmentemuertalaserpiente,cuandosóloestabaadormecidaporel frío. La multitud acudió para admirar el dragón mientras que el cazador contaba las peripecias imaginarias de esta captura. La gente, llena de curiosidad, no dejaba de agruparseyesperabaqueelcazadoralzaselamantabajolacualhabíadisimuladoel animal.Elcazador,porsuparte,esperabasacarunbuenprovechodeaquelpúblico,pero eltiempoquepasabayelcaloracabaronporsacaralaserpientedesusopor…

Cuandolamultitudvioqueaquellaserpiente,supuestamentemuerta,aúnsemovía,

huyógritandodehorror.Lagenteseatropellabaparaescaparmásaprisa.Encuantoala

serpiente,setragódeunsolobocadoalcazadortriturándoleloshuesos.

Lasprivacionestransformanaunaserpienteenungusano.Laabundanciatransforma

almosquitoenhalcón.¡Anda!Mejordejaaldragónsepultadoenlanieve.Noloexpongas

alsol.Desconfíadelsoldeldeseoporquepuedetransformaralbúhoenhalcón.

ELELEFANTE

En un establo oscuro había sido encerrado un elefante originario de la India. La población,curiosaporconocersemejanteanimal,seprecipitóenelestablo.Comonose veíaapenasacausadelafaltadeluz,lagentesepusoatocaralanimal.Unodeellostocó latrompaydijo:

«¡Esteanimalsepareceaunenormetubo!».

Otrotocólasorejas:

«¡Diríasemásbienungranabanico!».

Otro,quetocabalaspatas,dijo:

«¡No!¡Loquesellamaunelefanteesdesdeluegounaespeciedecolumna!».

Yasí,cadaunodeellossepusoadescribirloasumanera.

Eslástimaquenohubierantenidounavelaparaponersedeacuerdo.

LAAMADADELENAMORADO

Un enamorado recitaba poemas de amor a su amada. Unos poemas llenos de lamentacionesnostálgicas.Suamadaledijo:

«Siesaspalabrasmeestándestinadas,pierdeseltiempopuestoqueestamosreunidos.

¡Noesdignodeunamanteelrecitarpoemasenelmomentodelaunión!».

Elenamoradorespondió:

«Sindudaestásaquí.Pero,cuandoestabasausente,sentíaunplacerdistinto.Bebíadel

arroyodenuestroamor.Micorazónymisojossecomplacían.¡Ahora,estoyfrenteala

fuente,peroestáagotada!

—Realmente,dijolaamada,nosoyyoelobjetodetuamor.Túestásenamoradode

otracosayyonosoysinolamoradadetuamado.Elverdaderoamadoesúnicoynose

esperaotracosacuandoseestáensucompañía».

ELTESORO

EnlaépocadelprofetaDavid,unhombredirigíaaDiosestaespeciedeplegaria:

«¡Oh,Señor!Procúrametesorossinquetengayoquecansarme.¿NoeresTúquienme

hacreado,tanperezosoytandébil?Esnormalquenosecarguedelmismomodounasno

débilyuncaballollenodevigor.¡Yosoyperezoso,esverdad,peronoporesodejode

dormirbajotusombra!».

Asírezabadesdelamañanahastalanocheysusvecinosseburlabandeél.Algunosde

elloslereprendíanyotrosloridiculizabandiciendo:

«Eltesoroquellamascontusdeseosnoestálejos.Veabuscarlo.¡Estáalláabajo!».

Lacelebridaddenuestrohombrecrecíadedíaendíaporelpaís.Ahorabien,undíaen

elquerezabaensucasa,unavacadesmandadadestrozósupuertaconloscuernosy

penetrósinceremoniasensumorada.Elhombreseapoderódeella,leatólaspatasy,sin

dudarunsegundo,ladegolló.Despuésfuecorriendoalacarniceríaparaqueelcarnicero

descuartizasesuvíctima.

Ensucaminosecruzóconelpropietariodelavaca.Ésteleapostrofó:

«¿Cómo te has atrevido a degollar mi vaca? ¡Me has causado un considerable perjuicio!».

Elotrorespondió:

«¡HeimploradoaDiosparaqueproveaamisubsistencia!Herezadodíaynochey,

finalmente,miplegariahasidooídaymisubsistenciasehapresentadoamí.¡Estaesmi

respuesta!».

Elpropietarioloagarródelcuelloyleasestódosbofetadas.Despuésloarrastróacasa

delprofetaDaviddiciendo:

«¡Pedazodeidiota!¡Voyaenseñarteelsentidodetusplegarias!».

Elotroinsistíadiciendo:

«Sinembargoesverdad.¡HerezadomuchoyDiosmehaescuchado!».

Elpropietariodelavacaamotinóalapoblaciónconsusgritos:

«¡Venidtodosaadmiraralquepretendeapropiarsedemisbienesporlaoración!¡Si

lascosaspasaranasí,todoslosmendigosseríanricos!».

Lagentequesereuníaalrededordeellosempezóadarlelarazón.

«¡Esciertoloquedices!Losbienessecompranoseregalan.Tambiénseobtienenpor

herencia.Peroningúnlibromencionaesteprocedimientodeadquisición».

Hubomuchoscomentariosenlaciudadacercadeestesuceso.

Encuantoalpobre,semanteníaconlacaracontraelsuelo,yrezabaaDiosenestos

términos:

«¡Oh,Diosmío!Nomedejesasí,enmediodelamultitud,cubiertodevergüenza.¡Tú

sabesquenohedejadodedirigirtemisoraciones!».

LlegaronfinalmenteacasadelprofetaDavidyeldemandantetomólapalabra:

«¡Oh,profeta!¡Hazmejusticia!Mivacahaentradoenlacasadeesteimbécilyéllaha

degollado.Pregúntaleporquésehapermitidoobrarasí».

Elprofetasevolvióentonceshaciaelacusadoparapedirlesusexplicaciones.Éste

respondió:

«¡Oh,David!Desdehacesieteaños,rezoaDiosdíaynoche.Lepidoqueproveaami

subsistenciasinqueyotengaquepreocuparmedeella.Estehechoesconocidoportodos,

inclusoporlosniñosdeestaciudad.Todoelmundohaoídomisplegariasytodossehan

burladodemísobreestetema.Ahorabien,estamañana,cuandorezaba,conlosojos

llenosdelágrimas,vaestavacaypenetraenmicasa.Nohasidociertamenteelhambrelo

quemehaimpulsado,sinomásbienlaalegríadevermisplegariasescuchadas.Yasí,he

degolladoestavacadandograciasaDios».

ElprofetaDaviddijoentonces:

«¡Lo que me dices es una insensatez! Porque semejantes asertos necesitan ser apoyadosconpruebasaceptablesantelaley.Meesimposibledartelarazónyestablecer así un precedente. ¿Cómo puedes pretender apropiarte de algo sin haberlo heredado? Nadiepuedecosecharsiantesnohasembrado.¡Anda!Reembolsaaestehombre.Sino tieneseldineronecesario,¡pideprestado!».

Elacusadoserebeló:

«¡Asíquetambiéntúteponesahablarcomoesteverdugo!».

Seprosternóydijo:

«¡Oh,Diosmío!Túqueconocestodoslossecretos.InspiraelcorazóndeDavid.¡Pues

losfavoresquemehasconcedidonoexistenensucorazón!».

Estas palabras y estas lágrimas conmovieron el corazón de David. Se dirigió al demandante:

«Dameundíadeplazoparaqueyopuedaretirarmeameditar.ParaqueElqueconoce

todoslossecretosmeinspireenmisplegarias».

AsíDavidseretiróaunlugarapartadoysusoracionesfueronaceptadas.Diosle

revelólaverdadyleseñalóalverdaderoculpable.

Aldíasiguiente,eldemandanteyelacusadosepresentarondenuevoanteelprofeta

David.Comoeldemandantenohacíasinoquejarsemás,Davidledijo:

«¡Cállate!Permanecemudoyconsideraqueestehombreteníaderechoaapoderarse

detuvaca.Dioshaprotegidotusecreto.Acambio,aceptatúsacrificartuvaca».

Eldemandanteseofuscó:

«¿Quéclasedejusticiaesésta?¿Empiezasaaplicarunanuevaley?¿Noerescélebre

porlaexcelenciadetujusticia?».

LamoradadeDavidquedótransformadaasíenunlugarderevuelta.Elprofetadijoal

demandante:

«¡Oh,hombretestarudo!¡Cállateydatodoloqueposeesaestehombre!Yotelodigo, no seas ingrato o caerás en una situación aún peor. Ytus fechorías saldrán a la luz pública».

Eldemandanteseencolerizóydesgarrósusvestiduras:

«¿Noeresmásbientúelquemetortura?».

Davidintentó,envano,razonarconél.Despuésledijo:

«Tushijosytumujerseconvertiránenesclavosdeestehombre».

Aquellonohizosinoaumentarelfurordelpropietario.Noera,porotraparte,elúnico

enestarindignadopueslaconcurrencia,ignorantedelossecretosdeldesconocido,tomaba

partidoporeldemandante.

Elpuebloremataalajusticiadoyadoraasuverdugo.

LagentedijoaDavid:

«Tú,queereselelegidodelMisericordioso,¿cómopuedesobrarasí?¿Porquéese

juiciosobreuninocente?».

Davidrespondió:

«¡Oh,amigosmíos!Hallegadoelmomentodedesvelarunossecretosocultoshasta

hoy.Pero,paraeso,esprecisoquemeacompañéisalexteriordelaciudad.Allí,enel

prado,encontraremosungranárbolcuyasraícesconservanolordesangre.Pueseste

hombrequesequejaesunasesino.Matóasuamocuandosóloeraunesclavoyseapropió

detodossusbienes.Yelhombrealqueacusanoesotroqueelhijodesuamo.Esteúltimo

noeramásqueunniñoenlaépocadeloshechosquecuentoylasabiduríadeDioshabía

ocultadoestesecretohastahoy.Peroestehombreesingrato.NohadadograciasaDios.

Nohaprotegidoaloshijosdelmuerto.¡Yheaquíqueestemaldito,porunavaca,hierede

nuevoalhijodesuamo!Hadesgarradoconsuspropiasmanoselveloqueocultabasus

pecados.Lasfechoríasestánescondidasenelsecretodelalma,peroeselmalhechor

mismoquienlasrevelaalpueblo».

David, acompañado del gentío, salió de la ciudad. Llegados al lugar que había indicado,dijoaldemandante:

«Enadelante,tumujerqueeralacriadadetuamo,todostushijosnacidosdeellayde

ti,sonlaherenciadeestehombre.Todocuantohasganadoleperteneceporquetúeressu

esclavo.Túhasqueridoquelaleyseaplicarapuesbien,¡heaquílaley!Túmatasteasu

padredeunacuchilladaysisecavaaquíseencontraráuncuchillocontunombregrabado

enél».

Lagentesepusoaexcavaryseencontró,efectivamente,elcuchillo,asícomoun

esqueleto.Lamultituddijoentoncesalpobre:

«¡Oh,tú,quereclamabasjusticiacontusdeseos,yahallegadotuhora!».

Elquedemandaporunavacaestuego.Pretendeserelamo.Elquehadegolladola vaca es tu razón. Si deseas también tú ganar sin esfuerzo tu subsistencia, necesitas degollarestavaca.

ELMAESTRODEESCUELA

Lacienciaposeedosalas,perolaintuiciónsólotieneuna.Cadavezqueelavedela

dudaintentasalirvolandodesdeelnidodelaesperanza,caeatierraporquenotienemás

queunala:ladelaintuición.

Habíaunavezunmaestrodeescuelaqueeramuyexigenteconsusalumnos.Éstosse

pusieronprontoabuscarunasoluciónparalibrarsedeél.Sedecían:

«¿Cómoesquenuncaseponeenfermo?Esonosdaríaocasióndetenerunpocode

descanso.Nosliberaríamosasídeestaprisiónqueeslaescuelaparanosotros».

Unodelosalumnospropusosuidea:

«Esnecesarioqueunodenosotrosdigaalmaestro:“¡Oh,maestro!¡Creoquesucara

estámuypálida!¡Sindudatienefiebre!”.Seguroqueestaspalabrastendránsuefecto

sobreél,aunque,demomento,noquedaráconvencido.Pero,cuandoentreenlaclase,

diréistodosjuntos:“¡Oh,maestro!¿Quépasa?¿Quélesucede?”.Cuandountercero,

luegouncuarto,despuésunquintolehayanrepetidolomismoconcaraentristecida,no

haydudadequequedaráconvencido».

Alamañanasiguiente,todoslosalumnossepusieronaesperarasumaestroparaque

cayeseenlatrampa.Elquehabíapropuestolaideafueelprimeroensaludarloyen

anunciarlelamalanoticia.Elmaestroledijo:

«¡Nodigasinsensateces!Noestoyenfermo.¡Vuelveatusitio!».

Peroelpolvodeladudasehabíainfiltradoensucorazón.Cuandotodoslosniños,

unostrasotros,sepusieronarepetirlelomismo,empezóacreerqueestabarealmente

enfermo.

Cuandounhombrecaminasobreunmuroelevado,pierdeelequilibrioapenasladuda

seapoderadeél.

Elmaestrodecidióentoncesmeterseenlacama.Sintióungranrencorhaciasumujer,

porquesedecía:

«¿Cómoesquenisiquierahanotadoelcolordemicara?Parecequeyanoseinteresa

pormí.Acasoesperacasarseconotro…».

Llenodecólera,abriólapuertadesucasa.Sumujer,sorprendida,ledijo:

«¿Quépasa?¿Porquévuelvestanpronto?».

Elmaestrodeescuelareplicó:

«¿Tehasvueltociega?¿Noveslapalidezdemicara?¡Todoelmundoseinquieta,

peroati,esotedejaindiferente!Compartesmitecho,peroapenastepreocupaspormí».

Lamujerledijo:

«¡Ohdueñomío!Sonimaginaciones.¡Túnoestásenfermo!

—¡Oh,mujervulgar!seenfurecióelmaestro,siestásciega,seguroquenoesculpa

mía.Estoydesdeluegoenfermoyeldolormetortura.

—Siquieres,ledijosumujer,tetraeréunespejo.Verásasíquécaratienesysi

merezcosertratadaasí.

—¡Vetealdiablocontuespejo!Vemejoraprepararmicama,puescreoqueme

sentirémejorsimeacuesto».

Lamujerfueentoncesaprepararsucama,perosedijo:

«Aparenta estar enfermo para alejarme de la casa. Todo eso no es más que un pretexto».

Unavezencama,elmaestrosepusoalamentarse.Entonceselalumnoquehabía

tenidoestaastutaideadijoalosdemás:

«Sucasanoestálejos.Recitemosnuestrasleccionesconlavozlomásaltaposibley

eseruidonoharásinoaumentarsustormentos».

Alcabodeunrato,elmaestroyanopudocontenerseyfueadecirasusalumnos:

«Medaisdolordecabeza.Osautorizoavolveravuestrascasas».

Así,losniñosledesearonunrápidorestablecimientoytomaronelcaminoderegresoa

suscasas,comopájarosenbuscadesemillas.Cuandolasmadresvieronquelosniños

jugabanenlacallealahoradelaescuela,lesreprendieronseveramente.Perolosniños

respondieron:

«No es culpa nuestra. Es la voluntad de Dios que nuestro maestro haya caído enfermo».

Lasmadresdijeronentonces:

«Veremosmañanasidecíslaverdad.Pero¡pobresdevosotrossiesunamentira!».

Aldíasiguiente,lasmadresdelosescolaresfueronavisitaralmaestroycomprobaron

queestabagravementeenfermo.Ledijeron:

«¡Nosabíamosqueestuvieseustedenfermo!».

Elmaestroreplicó:

«Yotampocolosabía.¡Fueronvuestroshijoslosquemeinformarondeello!».

LABALANZAYLAESCOBA

Undía,unhombrefuealajoyeríaydijoaljoyero:

«Quisierapesaresteoro.Préstametubalanza».

Eljoyerorespondió:

«¡Losientodeveras,peronotengopala!

—¡No,no!dijoelhombre,¡yotepidotubalanza!».

Eljoyero:

«¡Nohayescobaenestealmacén!

—¿Estássordo?dijoelhombre.¡Tepidounabalanza!».

Eljoyerorespondió:

«Heoídomuybien.Noestoysordo.Nocreoquemispalabrasesténdesprovistasde

sentido.Veobienquecarecesdeexperienciayque,alpesartuoro,vasadejarcaer

algunaspartículasalsuelo.Entoncesmedirás:“¿Puedesprestarmeunaescobaparaque

puedarecuperarmioro?”¡ycuandolohayasbarrido,mepreguntarássitengounapala!

Yoveoelfindesdeelprincipio.¡Recurreaalgúnotro!».

ELDERVICHEDELAMONTAÑA

Undervichevivíaenlamontañaconsusoledadportodacompañía.Ellugardesu

retiroestaballenodeárbolesfrutalesperoeldervichehabíaprometido:

«¡Oh,Señor!¡Notocarélosfrutosdeestosárbolesantesdequeelvientoloshaga

caer!».

Pero,comohabíaolvidadodecir:«¡InshAllah!»fueduroparaélrespetarsupromesa.

Elfuegodelhambredevorabasuvientreperoelvientonohacíacaerfrutaalguna.Las

ramassecurvabanbajosupesoperoeldervicheteníapaciencia,preocupadopormantener

supalabra.

Enunmomentodado,elvientoempujóhaciaélunaramacargadadelosfrutosmás

maduros.Asífuecomoeldestinolehizorompersujuramento.FueelinstanteenqueDios

lediountiróndeorejas.

Había,nolejosdeallí,ungrupodeladronesqueestabanrepartiéndosesubotín.Pero

unossoldados,avisadosporunosespías,leshabíantendidounaemboscadayfuerontodos

capturados,¡ynuestrodervicheconellos!Cortaronlamanoderechayelpieizquierdode

cadaunodeellos.Cuandollegóelturnoalderviche,empezaronporcortarlelamano.

Pero,enelmomentoenqueibanacortarleelpie,unjineteexclamó:

«¿Quéestáishaciendo?¡Ésteesunsheij!¡UníntimodeDios!¿Quiénlehacortadola

mano?».

Elverdugo,entristecido,sepusoadesgarrarselasvestidurasmientrasqueelbeyvenía

apresentarsusexcusas.

«Diosestestigodequeyoignorabaesto.¡Perdóname!».

Eldervicherespondió:

«Conozco la verdadera razón de esto. Con esta mano es con la que he roto mi juramento.¡QuemicuerpoymialmaseansacrificadosalavoluntaddeDios!¡Túno tienesculpaalgunaenesto!».

Asífuecomoeldervicheperdiósumano,empujadoporeldeseodesuestómago.

¡Cuántospájaroshandejadosuvidaenunatrampaacausadeunassemillas!Estederviche

fueapodado«eldervichedelamanocortada».

Muchosañosmástardeunhombrevinoahacerleunavisitainesperadaysediocuenta

conestupordequeestabatejiendouncestodemimbreconsusdosmanos.Elderviche

dijoasuvisitante:

«¿Porquéhasvenidosinavisarme?¿Cómohascometidoesteerror?».

Suvisitanterespondió:

«Miamorportimehahechoolvidarelrespetoquesetedebía».

Eldervicheledijosonriendo:

«¡Guardahastamimuerteelsecretodeloquehasvisto!».

Perootraspersonaslovieronporunaventanatejiendosuscestosysusecretoquedó

asídescubierto.Alveresto,eldervicheexclamó:

«¡Oh,Diosmío!¡Túereslasabiduría!Yointentoocultarlosbeneficiosdequemehas

colmado.¡Perotúlosdescubresalaluzdeldía!».

Porlavozdelainspiración,Dioslerespondió:

«Habíahombresquetetomabanporunmentirosoycreíanquehabíassidocastigado

porestarazón.Peroyonohequeridoquetalesblasfemiasserepitiesenyporesosehan

hechomanifiestoslosfavoresqueteheconcedido».

LAMULAYELCAMELLO

Unamuladijoundíaauncamello:

«¡Oh,amigomío!Túandassintropezarnunca.Tantoalasubidacomoalabajadae

inclusoenlollano,nuncateveodarunmalpaso.Entonces,¿cómoesqueyotropiezo

cadadospasosycaigoatierra?¿Nopuedesenseñarmeacaminarcomotú?».

Elcamellorespondió:

«Mi vista es mejor que la tuya y, además, mira mi estatura; incluso en un lugar escarpado,puedodistinguirenmicaminoelobstáculomáslejano.Reconozcoasícada lugarendondepongomispezuñasyporesonotropiezo.Perotú,porelcontrario,miras sólomuycercadelantedeti».

¿Puedecompararseaunciegoconelquetienebuenavista?

SHEIJ

Habíaunavezunsheijqueeraelhombremásilustradodelatierra.Elpueblolo

considerabacomounprofeta.Unamañana,sumujerledijo:

«¡Tucorazónestandurocomolaroca!¿Formaparteesodelasreglasdelasabiduría?

Todosnuestroshijoshanmuertoyyo,afuerzadellorar,meheencorvadocomounarco.

Ati,nadietehavistollorarnunca.¿Nohaylugarentucorazónparalapiedad?Nosotros

estamosligadosatiyteservimosdíaynoche,pero¿quépodemosesperardealguienque

noconocelapiedad?¿Aquéllamansheij?Aunancianodepeloybarbablancos.Sabe

queelverdaderosheijnotienenisiquieraasomodeexistencia.Elquenotienepretensión

algunadeexistencia,seasupelonegrooblanco,¡éseesunsheij!¡NoolvidesqueJesús

hablóensucuna!».

Elsheijrespondió:

«Teengañassicreesquenoexistepiedadniternuraenmicorazón.Sientopiedadpor

losinfielesqueseexponenalinfiernoconsushorriblesblasfemias.Cuandounperrome

muerde,pidoaDiosqueleconcedauncaráctermásapacible,puessimordieseaalgún

otro,correríaelriesgodeserlapidado».

Lamujerreplicó:

«Sirealmentesientesesaternuraporeluniversoentero,¿porquénohayrastrode

lágrimasentusojoscuandoeldestinonoshaquitadoanuestroshijos?».

Elsheijrespondió:

«Muertosovivos,nuncadesaparecerándemicorazón.¿Porquéhabríadellorarsilos

veosincesar,ahí,antenosotros?Noselloraaalguiensinocuandounoestáseparadode

él».Otrodía,unhombrellamadoBehlulpreguntóaesemismosheij:

«Dimecómoestás.¿Enquéestadoteencuentras?».

Élrespondió:

«TodoslosviajerossoportanSuvoluntadylosríosfluyenenelsentidoqueÉlles

ordena.LavidaylamuertevanadondeÉlquiere.Algunosrecibenmensajesdepésamey

otrosfelicitaciones.¡NadiepuedesonreírsiÉlnohadadolaorden!».

Behluldijoentonces:

«Esverdadloquedicesytienescienmilvecesrazón.Peroexplícameesoalgomás claramenteparaquetantoelignorantecomoelsabiopuedanaprovechartusabiduría. ¡Prepáranos un festín de platos variados para que todos puedan comer lo que les conviene!».

Elsheij:

«TodossabenquenadaninadiepuedehacercosaalgunasinlavoluntaddeDios.Ni

siquieralahojadelárbol.YSusórdenessonmuynumerosasynadiepuedecontarlaspues ¿quiénpodríacontarlashojasdeunárbol?Loinfinitonopuedeserdelimitadoporlas palabras. Los decretos de Dios encuentran aceptación entre Sus criaturas. Cuando la criaturasesometealavoluntaddeDios,lavidaylamuertelepareceniguales.Suvidano estávolcadahaciaellucro,sinohaciaDios.Sumuertenoescausadaporlasenfermedades olaspruebas,sinoporDios.Sufenosedirigealashuríesyalparaíso,sinoaDios. Renunciaalablasfemia,noportemoralinfierno,sinoportemordeDios.Esoestáensu naturaleza.Noesalgoquehayaadquiridoporsuesfuerzooporlaprácticadelascetismo. RíesólocuandocompruebaqueDioslahaaceptado.Paraella,eldestinoesunagolosina. SiunservidordeDiosesdetalnaturaleza,¿porquéhabríadedecir:“¡Oh,Diosmío! ¡Cambiamidestino!?”».

PorquesabíaquelamuertedesushijoshabíasidoqueridaporDiosesporloqueesta

muerteleeratandulcecomoloskadaifs(pasteleríaoriental).

CIEGO

Un día, un hombre fue a visitar a un sheij que era pobre y ciego. Quedó muy asombradoalencontrarensucasaunejemplardelCorán.Sepreguntó:

«Estehombreesciegoynopuedeleer.¿QuépuedehacerconelCorán?Silehago

estapreguntaseráunafaltaderespeto».

Ahorabien,sucedióqueelsheijleofrecióhospitalidadparaunosdías.Unanoche,

nuestrohombrefuedespertadoporunavozquerecitabaelCorán.Allevantarse,descubrió

alciego,conlosojosenellibro,recitandoelCorán.Ledijo:

«¿Cómoconsiguesleer?Veotumiradaquesedesplazaencadalíneaquepasa.¿Las

vesrealmente?».

Elciegorespondió:

«¡Oh,tú,queignorastododelcuerpo!¿PorquéteextrañaqueDiospuedapermitiruna

cosaasí?YohepedidoayudaaDiosparapoderleerelCorán,puestengomalamemoria.

Poresoesporloque,cadavezqueabroelCorán,¡veoenél!».

BUSCADORDEVERDAD

Dakukieraunhombredeamoryprodigioso,muyatentoaprotegersedeloilícito.

Nuncapermanecíamásdedosdíasenunmismolugar,puessedecía:

«Simequedomástiempoenunacasa,corroelpeligrodevermicorazónatraídopor

algooporalguien».

Caminabadedíayrezabadenoche.Sunaturalezaeraladeunángel.Comoélera

puro,estabaencontinuabúsquedadehombrespurosydirigíaaDiosestaplegaria:

«¡Oh,Señor!¡Permítemeencontraratusfielesservidores!».

YDioslerespondía:

«¡Oh,hombrepuro!¡Quésedyquéamorhayenti!Perosieseamormehasido

consagrado,¿porquéestássiemprebuscandohombres?».

Dakuki:

«¡Oh,Diosmío!¡Estoyenmitaddelocéanoybuscounacántaradeagua!Losdeseos quetengoacercadetuamorsonparamímotivodeorgullo,igualquemisdeseosporel prójimomesonmotivodevergüenza.Desdehaceaños,viajosincesar,tantoaOriente como a Occidente. Voy con los pies desnudos por caminos llenos de guijarros y de espinas.Peronocreasqueunenamoradosedesplazasobresuspiestorturados.No,escon sucorazóncomoviaja.Miatracciónporelhombrenohacesinoaumentar.¡Quisieraverla oladelocéanoenunagotadeagua!».

Undía,Dakukiseencontródirigiendolaoraciónenunaplayaentreungrupodefieles.

Todoelmundosepusoenfilaparalaoracióncuando,depronto,lamiradadeDakukise

dirigióhaciaelmaryoyógritos.Vio,enaltamar,unbarco,sacudidoporlasolas.Los

pasajeros,enlaoscuridad,gritabanportemorahundirse,pueslatempestadsoplabacomo

Azrael.InclusolosinfielesylosrebeldeshabíanrecobradosufeenDiosytodosse

prosternaban,desesperados.

Alveresto,laslágrimasllenaronlosojosdeDakuki.

«¡Oh,Señor!ledijo,¡perdónalosysocórrelos!».

Estaplegariafueescuchadayelbarcosesalvó,perolospasajeroscreyeronqueestose

debíaasuspropiosesfuerzos.Creíanquesusoracioneshabíansidoaceptadas.Comoel

zorroqueescapadelasgarrasdelleóngraciasasuspatas,peroquesigueestandotan

orgullosodesucola.

Enpocaspalabras,elbarcoatracóenelmomentomismoenqueDakukiylosfieles

terminabansuoración.Losfielesdijeron:

«¿Quiénhapodidohaceresteprodigio?¿Habrásidoelimán,que,compadecido,ha

dirigidoestaoraciónaDios?¡sehabráatrevidoainterferirseenlavoluntaddivina!».

Y cuando Dakuki se volvió, vio que todo el mundo se había marchado. Habían desaparecidotodos,comopecesdeslizándoseenelagua.Dakukisepusodenuevoallorar.

¡Ah!¡Ahoraescuandocaesenlatrampa!¡Hombreinmaduro!Creías,comotodoel mundo,queelloseranhombres.TúloshasmiradoconlosojosdeSatanás,quedice:«Yo fuicreadoapartirdelfuegoyAdánapartirdelbarro».¡Oh,Dakuki,abrelosojos!Sigue buscando día y noche. Abandona las obras de este mundo. ¡Busca a los hombres invocandoSunombre!

ELHIJODEMARÍA

Undía,Jesús,hijodeMaría,sedirigíacorriendohacialamontaña.Alguiensepusoa

seguirlogritando:

«¡Nadietepersigue!¿Porquécorresasí?».

Jesús,sólopreocupadoporsuhuida,norespondiósiquieraalapregunta.Peroelotro

reiterósullamada:

«¡En nombre de Dios! ¡Detente! Quisiera solamente saber lo que haces, pues, aparentemente,nohaymotivodetemor».

Jesúsrespondió:

«¡Huyodeuntonto!Notepongasenmicamino.¡Noretrasesmihuida!».

Elotroexclamó:

«¿Cómo?¡Túqueposeeselhálitosanto!¡Tú,quehascuradoaciegosyasordos,Tú,

quepuedesresucitarauncadáversoplandosobreél!¡Tú,quehacesunpájarodeun

puñadodebarro!¿Porquéesetemor?».

Jesúsrespondió:

«EsDiosquienhacreadomialmaymicarne.CuandoinvocoSunombre,elciegoyel sordoquedancurados.CuandoinvocoSunombre,lamontañasedispersacomounalmiar. SimurmuroSunombrealoídodeuncadáver,resucita.Unagotaseconvierteenun océano por Su nombre. Le he invocado mil veces ante un tonto, pero no ha habido resultadoalguno».

Elhombreinsistió:

«¿CómoesqueelnombredeDios,queinfluyeenelsordo,elciegoylamontaña,no

tieneefectosobreuntonto?Silatonteríaesunaenfermedadcomolasdemás,¿cómoes

quenoseleencuentraremedio?».

Jesúsrespondió:

«LatonteríaesunamaldicióndeDiosmientrasquelacegueranoloes.Puesse adquiere. Los males que se adquieren merecen piedad, pero la tontería es nuestra enemiga».

¡ComoJesús,huyedelostontos!Laconversacióndelostontoshacedisminuirtufe,

igualqueelairehaceevaporarseelagua.Sitesientassobrerocashúmedas,sevaelcalor

detucuerpoycaesenfermo.Eltontoenfríatunaturaleza.NocreasqueJesúshuíapor

temor.EstabaprotegidoporDios.No,sólolohizoparaenseñanzatuya.

ELPUEBLODESABA

Hablando de tontería, me viene a la memoria la historia del pueblo de Saba. Su tonteríaera,enefecto,contagiosacomolapeste.

Sabaeraunagranciudad,tangrandecomolasciudadesdequesehablaenloscuentos

paraniños.Decimoscuentosparaniños,peroestoscuentossonestuchesdeperlasque

contienenmuchasenseñanzas.Tomadenseriolaspalabrasinsensatasdeloscuentos.

LaciudaddeSabaera,pues,incomparableporsutamaño.Perosushabitanteseran

incapacesdeapreciarlo.Ladistanciaarecorrerparairdeunextremodelaciudadalotro

erainconmensurable.Sóloenestaciudadseencontrabalapoblacióndeunadecenade

ciudades.Estapoblaciónsecomponíaentodoyportododetrespersonasdecarasucia.

Aunquefueseinnumerable,seresumíaenestostresbanalespersonajes.Enefecto,las

almasquenovenalAmadonovalensisiquieramediapersona,aunquefuesenincluso

millares.

Unodeelloseraunciegocuyavistaerapenetrante.Esdecir,quepodíaveruna

hormiga,peroqueeraincapazdedivisaraSalomón.

Elsegundoeraunsordocuyooídoeramuyfino.Escomodeciruntesorosinoro.

Encuantoalúltimo,eraunhombredesnudocuyatúnicaeramuylarga.

Elciegodijodepronto:

«Veounejércitoqueseacerca.Puedodistinguirinclusodequépueblosetrata».

Elsordodijoasuvez:

«¡Tienesrazón!Oigoelrumordesusconversaciones».

Elhombredesnudodijoentonces:

«¡Temoquedesgarrenlaorlademitúnica!».

Elciegoañadió:

«¡Yallegan!Tenemosquehuirsiqueremosevitarsercapturados».

Elsordo:

«Suestruendoseacerca.¡Huyamoslomásaprisaposible!».

Elhombredesnudo:

«¡Socorro!¡Vanadestrozarmitúnica!».

Así es como dejaron la ciudad para refugiarse en un pueblo abandonado. Allí encontraronunavemuygrande,peroquenoteníacarne.Eraunacarroñaquehabíasido devoradaporlosbuitresysushuesosestabanesparcidos.Nuestrostreshombresdevoraron estaavecomounleóndevorasupresa.Ycadaunodeelloscreyóhaberencontrado satisfacción.Perosepusieronaengordarhastatalpuntoquesehicieronenormescomo

elefantesyelmundofuedemasiadopequeñoparaellos.Yasífuecomopasaronporla

rendijadelapuerta.

Elsordoeseldeseo.Oyevenirlamuertedelosdemás,peronolasuya.Elciegoesla ambición.Velosdefectosdelpueblohastaenelmenordetalle,peroesciegoparalos suyos.Elhombredesnudotemequelecortenlaorladesutúnica,pero¿cómoseríaeso posible?Elpueblodeestatierraestáarruinado,perotemealosladrones.Todoshemos llegadodesnudosaestemundoyasíescomolodejaremos.Perotodostememosalos ladrones.Enelmomentodelamuerte,losricoscomprendenquenoposeenuncéntimo. Loshombresdetalentosientenquehanerradoelcamino.Soncomoesosniñosquetoman unos trozos de cerámica por bienes preciosos. Si se les quitan, lloran. Y si se les devuelven,sealegran.Elniño,hastaqueesadulto,nodistingueelbiendelmal.Sus lágrimasysurisanotienenvaloralguno.Losaristócratastiemblanporsusbienescomosi loshubieranadquiridoensueños.Siselesdespertase,seburlaríandesutemoralos ladrones.Lossabiosdeestemundosonsemejantes.Temenalosladronesysequejan diciendo:

«¡Losladronesderrochannuestrotiempo!».

Peroelquecultivaloverdaderamenteútilnosepreocupadeltiempo,pueseltiempo

noexisteparaél.

ELARROYODELALUNA

Unrebañodeelefantessehabíainstaladoalaorilladeunarroyoylosdemásanimales selamentabandequeestapresencialosprivabadellibreaccesoalcursodeagua.Todosse pusieron a buscar una estratagema para hacer que se largaran, pues estaba claro que ningunafuerzabastabaparaobligarlosairse.

Elprimerdíadelaluna,unviejoconejosubióaunmontículoygritóaloselefantes:

«¡Oh,sultándeloselefantes!¡Soyunmensajero,elmensajerodelaluna!Siquieres

tenerlapruebademispalabras,escuchaesto:dentrodequincedías,lalunasemostraráen

elagua.Yheaquíelmensajequelalunaosenvía:“Estearroyonosperteneceyestá

prohibidoatodosacercarseaélbajopenadevolverseciegos”.Creedme,siosquedáis

cercadeestearroyo,seréiscegadospormediodeunosdestellos.¡Ysiosatrevéisacalmar

enélvuestrased,lalunaseestremeceráenelaguaparamostrarsucólera!».

Aloctavodíadelaluna,elsultándeloselefantesfueabeberalarroyo,perocuando

mojósutrompaenél,violalunaestremecerseensusuperficie.Entoncesempezóacreer

loquelehabíadichoelviejoconejo,perolosdemáselefanteslotranquilizarondiciéndole:

«¡Nosomostantontoscomoparahuirporquelalunasehayamovido!».

ELTAMBORDELLADRÓN

Unladrónestabaabriendoenplenanocheunagujeroenunapared.Elamodelacasa,

queestabaenfermo,nodormíayoyóelruido.Subióalaterrazaydijoalladrón:

«¿Peroquéhacesahí?¿Quiéneres?».

Elladrónrespondió:

«¡Soyuntamborileroytocomiinstrumento!».

Elhombrereplicó:

«Peroentonces,¿cómoesquenooigoelsonidodeltambor?

—¡Yalooirásmañanaporlamañana!»respondióelladrón.

SEMILLAS

Cuandoelpájaroseposaenunmuroyvelassemillasquesirvendeceboalatrampa,

sudeseoloimpulsahaciaesassemillas.Lasmira,luegomiralasvastasplanicies.Elave

queseresisteaesatentaciónvuelahacialasplanicies,llenadegozo.

PERRERA

Cuandollegaelinvierno,elperrosientefrío.Sediceentonces:

«Necesito absolutamente una perrera. ¡Cuando vuelva el verano, me haré una de piedra,parapasarenellaelinvierno!».

Pero,cuandollegaelverano,nuestroperrorecobravigoryseponedenuevogrueso.

Orgullosodesunuevafuerza,dice:

«¡Ningunaviviendaessuficientementegrandeparamí!».

Y,ahíto,vaatumbarseperezosamentealasombra.Pormuchoquesucorazónlediga:

«¡Anda!¡Construyetuperrera!»,élsediceasímismo:«¿Quéperreraseríadignade

acogerme?».

Cada vez que caes enfermo, tus deseos y tus ambiciones pierden su fuerza y construyesunacasadearrepentimiento.

LAMESAVACÍA

Undía,unsufíviounamesavacíay,enunéxtasis,sepusoadanzaryadesgarrarsus

vestidosgritando:

«¡Aquíestá!¡Elalimentodetodoslosalimentos!¡Heloaquí!¡Elremediodecualquier

hambre!».

Llegaronentoncesotrossufíesyseunieronaél,llenosdeentusiasmoydeemoción.

Pasóuntontoquelesdijo:

«¿Peroquéidiotezesésta?¡Hayciertamenteunamesa,peronisiquierahaypan

encima!».

Elsufílerespondió:

«¡Ohaparicióninsensata!¡Vete!¡Sinoconocesnadadelamor,noimportunesalos

queaman!¡Pueselalimentodelenamoradoeselamordelpansinpan!Elfielnotiene

existencia.Consiguegananciassintenercapital.Noesposiblequecomaunniñoque

mama».

BAÑO

Undía,unemirsintióeldeseodeiralbaño.Llamóasuesclavo,quesellamaba

Sungur,yledijo:

«¡Preparamisábana,mibarreñoymijabón!¡Vamosalbaño!».

Sungurejecutósusórdenesyambostomaronelcaminodelbaño.Ahorabien,eneste

camino,habíaunapequeñamezquita.Cuandopasabaanteella,Sunguroyólallamadaala

oración.Dijoasuamo:

«¡Oh,amo!¿Podríaisesperarunosinstantesanteesosalmacenesmientrashagomi

oración?».

Elemiraceptóysepusoaesperar…

Esperómuchotiempo. Viosaliralosfielesy alimán,pero Sungurseguíaen el interior.Perdiendolapaciencia,elemirsepusoagritar:

«¡Oh,Sungur!¿Porquénosales?».

Desdeelinteriordelamezquita,Sungurlerespondió:

«Estoyretenidoaquí.Nopierdaslapaciencia.Yavoy.¡Sobretodonocreasqueolvido

quemeesperas!».

Elemirreiterósietevecessullamaday,cadavez,Sungurrespondía:

«¡Notengopermisoparairjuntoati!».

Alfin,elemirledijo:

«Peronohaynadieenlamezquita.Tengocuriosidadporsaberloqueteimpidesalir».

Sungurrespondió:

«Elqueteencadenaenelexteriormehaencadenadoenelinterior.Elquenote

permiteentrarmeimpidesalir».

Elocéanonodejaescaparalospecesy,delmismomodo,latierranodejaasufauna

precipitarsealmar.

PRODIGIO

Undía,elhijodeMalikestuvoinvitadoencasadeEnes.Despuésdelacomida,Enes,

alverquesuservilletaestabamuymanchada,ordenóasuservidorquelaechasealfuego.

Ésteobedeciósinvacilar.Losinvitadosestabanestupefactos,perosuasombrosubióde

gradocuandovieronquelaservilletasalíadelfuegocompletamentelimpia.Dijeron:

«¿Cómoesesoposible?¿Cómohapodidolimpiarseestaservilletasinconsumirse?».

Enesrespondió:

«¡ElprofetaMustafásesecólabocaylasmanosconestaservilleta!».

Losinvitadosdijeronentoncesalservidor:

«Tú,quesabíaseso,¿cómohaspodidoecharlaalfuego?».

Elservidorrespondió:

«LoshombresdeDiosmerecennuestraconfianza.¡Inclusosimehubieseordenado

echarmeyomismoalfuego,lohabríahecho!».

¡Oh,hermanomío!¡Silafidelidaddeunhombreesmenorqueladeunamujer,

entoncessucorazónnomereceserllamadocorazón,sinotripas!

LALUZINTERIOR

Unesclavosepresentóantesuamo.Ésteledijo:

«¿Quiéneres?¿VienesdeTurquíaodelYemen?Dimelaverdad:¿Quélehasucedido

amiesclavo?¿Nolohabrásmatado?

—Silohubieramatado,respondióelesclavo,¿estaríayoaquíenestemomento?».

Elamoinsistió:

«¿Dóndeestámiesclavo?».

Elesclavorespondió:

«Pero¡siestoyaquí!¡Mevestransfiguradoporelfavordivino!».

Elamoreplicó:

«¿Quémecuentas?¿Dóndeestámiesclavo?¡Notedejarédescansarhastaqueme

hayasdicholaverdad!».

Elesclavodijoentonces:

«Silodeseas,tecontarétodamihistoriadesdeeldíaenquemecompraste.Teprobaré así que sigo siendo el mismo, aunque mi apariencia haya cambiado. ¡Mi exterior ha cambiadodecolor,peromiinteriornadatienequeverconloscolores!».

¡Losquereconocenelalmasonindiferentesanteloscoloresyantelosnúmeros,pues

susdosojoshansidoiluminadosporunasolaluz!

ELLENGUAJEDELOSANIMALES

UndíaunhombresepresentóanteMoisésyledijo:

«¡Oh, Moisés! enséñame el lenguaje de los animales. Pues mi fe, con este conocimiento,nopuedesinoaumentar.Enefecto,hayciertamenteleccionesqueaprender enlasconversacionesdelosanimales.Loshombres,porsuparte,nohablanmásquede aguaydepan».

Moiséslerespondió:

«¡Vete!Noteocupesdeeso.Haymuchopeligroenesaempresa.Sideseasadquirirla

sabiduría,pídelaaDios,¡peronoapalabras,alibrosoalabios!».

Eldeseodeljovennohizosinoaumentarconestanegativa,puesunaaspiraciónque

encuentraunobstáculoseconvierteendeseo.Eljoven,pues,insistió:

«Noteopongasamiaspiración,esoseríaindignodeti.Túereselprofetaysabesque

unanegativaportupartemehundiríaenlamayordelastristezas».

MoiséssedirigióentoncesaDios:

«¡Oh,Diosmío!¡EsteingenuohacaídoenmanosdeSatanás!¡Sileenseñoloque

desea,correasuperdiciónysimeniego,quedarállenoderencor!».

DiosrespondióentoncesaMoisés:

«¡Oh,Moisés!¡Hazloquetepide,puesyonopodríadejarunaplegariasinrespuesta!

—¡Oh,Señor!¡Searrepentiráamargamente,quenotodospuedensoportartalsaber!

—¡Aceptasupetición!dijoDios,o,almenos,respondeparcialmenteaella».

Moiséssedirigióentoncesaljoven:

«Tearriesgasaperdertuhonorcontaldeseo.Haríasmejorrenunciando,puesSatanás

eselque,consuastucia,teinspiraesatentación.¡LlénatemásbiendeltemordeDios!».

Eljovenlesuplicó:

«¡Enséñamealmenosellenguajedemiperroydemigallo!».

Moiséslerespondió:

«Esoesposible.Podrásentenderellenguajedeesasdosespecies».

Volvió,entonces,eljovenasucasayesperóelamanecerenelumbraldesucasapara

verificarsunuevosaber.Muytemprano,sucriadasepusoalimpiarlamesaehizocaeral

sueloalgunostrozosdepan.Elgallo,quepasabaporallí,seloscomió.Enaquelinstante,

acudióelperroyledijo:

«Loquehacesesinjusto.Tútealimentasdesemillas,peroparamí,esoesimposible.

¡Habríastenidoquedejarmeesostrozosdepan!

—¡Notepreocupes!respondióelgallo,puesDioshaprevistootrosfavoresparati.

Mañana,elcaballodenuestroamovaamorirytúytuscompadrespodréissaciaros.¡Será

unalborozosinlímitesparavosotros!».

Aloírestaspalabras,eljovenquedómuysorprendidoyllevósucaballoalmercado

paravenderlo.

Aldíasiguienteelgalloseapoderódenuevodelosrestosdelacomidadesuamo

antesqueelperro.Éstesepusoarenegar:

«¡Oh,traidor!¡Oh,mentiroso!¿Dóndeestáesecaballocuyamuertemeanunciabas?».

Elgalloreplicósinalterarse:

«Peroelcaballohamuertorealmente.Nuestroamo,alvenderlo,haevitadodesde

luegoperderlo,peroeraretrocederparasaltarmejor,puesmañana,essumulalaquevaa

morirytendréismásquesuficienteparasaciaros».

Eljoven,presadeldemoniodelaavaricia,fueavendersumulaalmercado,creyendo

evitarasíestapérdida.Peroaltercerdía,elperrodijoalgallo:

«¡Oh,tramposo!¡Eres,contodaseguridad,elsultándelosembusteros!».

Elgallorespondió:

«Elamohavendidosumula,peronoteinquietespues,mañana,essuesclavoelque

vaamorir.Y,comodecostumbre,distribuirápanalospobresyalosperros».

Habiendooídoestaspalabras,eljovenfueavenderasuesclavodiciendo:

«¡Heevitadotrescatástrofes!».

Pero,aldíasiguiente,elperrosepusodenuevoarecriminaralgallotratándolode

mentiroso.Ésterespondióentonces:

«¡No,no!teequivocas.Niyoniningúngallomentimosnunca.Somoscomolos

almuédanos.Siempredecimoslaverdad.Nuestrotrabajoconsisteenacecharelsoly,

aunqueestemosencerrados,sentimossullegadaennuestrocorazón.¡Sinosequivocamos,

noscortanlacabeza!».

«Yaves,prosiguióelgallo,lapersonaquehacompradoalesclavodenuestroamoha

hechounmalnegocio,puesesteesclavohamuertoya.Peromañana,tocaelturnode

moriranuestroamoysusherederossealegrarántantoquesacrificaránlavaca.Telodigo:

mañanaseráundíadeabundanciaparatodos.Túquedarássatisfechomásalládetus

deseos.Nuestroamo,dominadoporlaavaricia,sehanegadoaperdercualquiercosa.Sus

bieneshancrecido,peroélvaaperderlavidaconello».

Cuandohubooídoesto,eljoven,temblandodemiedo,seprecipitóacasadeMoisésy

ledijo:

«¡Moisés,ayúdame!».

Moisésrespondió:

«¡Tienes que sacrificarte tú mismo si quieres salvarte, pues has trasladado tus contrariedadessobreloshombrosdelosfielesparallenarmejortubolsa!».

Aestaspalabras,elhombresepusoallorar:

«¡Notemuestrestansevero!Nometiresdelasorejas.Esverdadquehecometidoun

actoindigno.¡Respondeamiindignidadconunnuevofavor!

—Laflechahadejadoelarco,dijoMoisésynopodríadarmediavuelta.Perorogaréa

Diosparaqueteconcedalafe,pues,paraquientienelafe,lavidaeseterna».

Enaquelmismoinstante,eljovensufrióunaindisposicióncardíacaycuatropersonas

lollevaronasucasa.Cuandollegóelalba,Moiséssepusoarezar:

«¡Oh,Señor!Nolequiteslavidaantesdequehayaadquiridolafe.Sehaconducido

mal.Hacometidomuchoserrores,peroperdónalo.¿Nohabíayodichoqueestesaberno

leconvenía?Ningúnavepuedesumergirseenelmarsinoesunavemarina.Élseha

sumergidosinseravemarina.¡Ayúdale,queseahoga!».

Diosrespondió:

«Yaloheperdonadoyleofrezcolafe.Sitúquieres,puedotambiéndarlelavida,pues

porti,yoresucitaríaalosmuertos.

—¡Oh,Señor!dijoMoisés,aquíestáelmundodelosmuertos.Elmásalláeselmundo

delavidaeterna.¡Es,pues,inútilqueloresucitestemporalmente!».

VEINTEHIJOS

Habíaunamujerque,cadaaño,dabaaluzunhijo.Perosiempremoríaelniñoalcabo

deseismeses,cuandonoalcabodetres.Comosuúltimoreciénnacidoacababatambién

demorir,dirigióaDiosestaplegaria:

«¡Oh,Diosmío!¡Esteniñoesunfardoparamídurantenuevemesesylopierdoal

cabodetresmeses.Así,losfavoresquemeofrecessetransformanentormentos!».

LapobremujeribatambiénaexpresarsupenaanteloshombresdeDios:

«Misveintehijoshanmuertotodos,unotrasotro,yelfuegodelaseparaciónha

quemadosiempremicorazón».

Puesbien,unanoche,tuvounsueño:vioelparaíso,jardíneternoyperfecto.Digoun

jardínafaltadeotrapalabra.Desdeluego,elparaísoesindescriptible,peroeljardínes

unaimagensuya.

Enresumen,estamujersoñabaconelparaíso.Yallíviounpalacioalaentradadel

cualestabagrabadosunombre.Sellenóelladegozoyoyóunavozqueledecía:

«EstepalacioseofreceaquienescapazdesacrificarsualmaaDios.Paramerecertal

favor,hayqueservirdurantemuchotiempo.Túempiezasasermayor,peronuncatehas

refugiadoenDiosyporesoesporloquehassufridotodasestaspruebas».

Lamujerdijoentonces:

«¡Oh,señor!¡Deseomuchosañosmáscomolosquehevivido!¡Queyomeahogueen

lasangre!».

Despuéspaseóporestejardíny,depronto,encontróallíasuspropioshijos.Entonces

gritó:

«¡Oh,Señor!Mishijosestabanocultosamisojos,peronoalostuyos.¡Elqueno

puedeverloDesconocidonomereceserllamadoHombre!».

Túnodeseasquesangretunariz.Sinembargo,sangraylasangrequecorremejoratu

salud.Elfrutotieneunapieldura,perosucarneessabrosa.Sabequeelcuerpoestupiel.

Tualma,queestáencerradavalemuchomás.Elinteriordelhombreeslomáshermoso

quehay.Asíque¡buscaesabelleza!

ELESPÍRITU

Undíaestandosola,Maríatuvounaapariciónextraordinaria,deunaradiantebelleza,

comoelsolocomolalunaquesurgedelatierra.Maríasepusoatemblarporqueestaba

desnuda,bañándose,comounarosasurgiendodelsueloounsueñobrotandodelcorazón.

Perdióelconocimientodiciéndose:

«¡MerefugioenDios!».

Enefecto,estapiadosamujerteníalacostumbredeconfiarenDiosencualquier momento,puessabíaquetodoenestebajomundoesinconstante.Yhastasumuerte, deseó que la protección de Dios se alzase, como una fortaleza en el camino de sus enemigos.

ElEspíritusanto(Gabriel)ledijo:

«¡Notemasnada!YosoyelángelyelconfidentedeDios.Noapartestusojosdelque Dios ha elevado. ¿Por qué huir de sus íntimos? Tú intentas escapar de mi presencia refugiándoteenlanada,peroyosoyelsultándelanada.¡Deellaprocedoyvengoati comounaimagen!».

¡Oh,María!Cuandounaimagenseinstalaentucorazón,tedice,dondequieraque

estés:

«¡Nuncatedejaré!».

PeroGabrielnoesunaimagencomounafalsaaurora.Noesunaimagenquese

desvanece,sinconsistencia.

Gabrielprosiguió:

«Yo soy el verdadero amanecer de la luz divina. La luz que yo traigo ya no se oscurece.TúquieresprotegertedemírefugiándoteenDios,peroDiosestambiénmi refugio.¡Túbuscasunrefugio,peroyosoyeserefugio!».

LACIUDAD

UnservidordelsultándeBujarahabíasidodesterradoporsuamoaconsecuenciade

unadenunciacalumniosa.Durantediezaños,elpobrehombrehabíavagadodepaísen

país,abrasadoporelfuegodelanostalgia.Undía,habiendoperdidolapaciencia,decidió

volveraBujara.Sepusoencaminodiciendo:

«¡LaciudaddeBujaraeslafuentedelaciencia!».

Después:

«Necesitoirallípues,paramí,eselúnicomediodereunirmeconmiamada.Quiero

volveraverlaydecirle:“¡Yaestoyaquí!Hazmeeternoperonotengaspiedadalgunapor

mí,puesprefieromoriratuladoaviviralladodelosdemás.Loheintentadocienveces,

perosinti,nadatieneyasabor”.¡Oh,músicos!¡Cantadydespertadmicorazón!¡Oh,

camellomío!¡Miviajehaterminado!¡Oh,tierra,bebemislágrimas!¡Oh,amigosmíos!

¡Mevoy!VoyareunirmeconAquélaquienseobedece.MicorazónañoraBujara.¡He

aquíloqueeselamordelapatriaparaunenamorado!».

Susamigosledijeron:

«¡Oh, insensato! Reflexiona un poco sobre las consecuencias de todo esto. Sé razonable.Notedestruyascomolamariposaqueseacercaalfuego.Sirealmentevasa Bujara,entonceseresunlocoymerecesserencarcelado.Elsultánteesperaallí,llenode cólera,conlaespadaafilada.Diostediolaocasióndeescapardelasituaciónaquellaytú buscaselcaminodelacárcel.Aunqueelsultánhubieraenviadodecenasdesoldadospara quetecondujesenaBujara,deberíashaberintentadoesquivarlos.Peronadasemejantete amenaza.¿Cómoesquetesientesligadodeestemodo?».

Estababajoeldominiodeunamorsecreto,perolosqueloaconsejabanasínolo

sabían.Yelenamoradolesrespondió:

«¡Callad!Denadamesirvenvuestrosconsejos,puesellazoquemeataesdemasiado

sólido.Todasvuestraspalabrasnohacensinoreforzarlo.Ningúnsabiopuedecomprender

esteamor.Cuandolapenadeamorseinstalaenunlugar,ningúnimánnospuedeya

enseñarcosaalguna.Nointentéisasustarmeconvuestrospresagiosdemuerte,puesel

enamoradobordeamilesdemuertesencadamomento.Loséporexperiencia:mividaestá

enmimuerte.¡Oh,buenosamigos!¡Matadme!¡Matadme!¡Matadme!».

ÉlnocreíasinembargoiraBujaraparaseguirlaenseñanzadeunmaestro.Puesla verdadera enseñanza para un enamorado es la belleza del Amado. Las lecciones, los cuadernosyloslibrossonSurostro.Esuntorbellinoyunestremecimiento.

Asípues,elenamoradotomóelcaminodeBujaraylaarenadeldesiertosetransformó

ensedabajosuspies.Elgranríosemudóenarroyoyeldesiertoenjardínderosas.

HabríapodidoserigualmenteatraídoporlaciudaddeSamarkanda,peroloqueloatraía

eraBujara.Ycuandovioalolejosdibujarseloscontornosdelasmurallas,perdióel

conocimiento.Leaplicaronaguaderosasalacaraparareanimarloy,llenodealegría,

entróenBujara.Todoslosqueencontróledijeron:

«¡Notemuestresasí!¡Elsultántebusca!¡Quierevengarsedeti,despuésdediezaños! ¡En el nombre de Dios, no te arriesgues! Tú eras el amado del sultán, su visir, su consejero.Fuistereconocidoculpableydesterrado.Puestoquehasescapadodeesto,¿por quévuelves?».

Elenamoradorespondió:

«Estoysediento.¡Séqueelaguapuedematarmepero,aunquemismanosymispiesse

inflamen,nadasaciarálaseddemifogosocorazón!Yaquienmepidaexplicaciones,

responderé:“¡Loquelamentoesnopoderbeberelocéano!”.Sielsultánquierederramar

misangre,gozarécomolatierragozaconlalluvia».

Yelenamoradofueaprosternarseanteelsultán,conlosojosllenosdelágrimas.El

populachosereunió,curiosoporsabersielsultánibaaahorcarlooquemarlo.

El sultán mostró entonces a aquellos tontos lo que el tiempo revelará a los desdichados.Comolasmariposas,sehanprecipitadohaciaelfuegotomándoloporluz. Peroelfuegodelamornoescomolallamadeunavela:esunaluzentrelasluces.

LAMEZQUITAOCULTA

EnlaciudaddeReyhabíaunapequeñamezquita.Nadiepodíapermanecerenella durante la noche y los que lo intentaban dejaban hijos huérfanos tras ellos. Muchos solitariostomaronasíelcaminodelcementerioalamanecerdeunanochepasadaenesta mezquita.Esquelosgeniossehabíanapoderadodellugaryexterminabanatodossus huéspedes. Tanto que se había puesto en la puerta un letrero que decía: «¡Nadie permanezcaaquídurantelanoche!».Algunoshabríanqueridoinclusoquesepusieran cadenasalapuertaparaevitarqueuninocenteperecieseporinadvertencia.

Unanochellegóunextranjero.Habíaoídorumoresreferentesaestamezquitayquería

verificarlos.Eravalerosoyestabacansadodevivir.Sedecía:

«Diosmismonosdijoquelosfielesdeseabanlamuerte.¡Yyosoyunfiel!».

Lagenteledijo:

«¿Quieresdormiraquí?¡Eslamuertesegura!Todapersonaquehaintentadopasarla

nocheaquíhamuerto.Ynoesunacoincidencia,lohemosconfirmadocienveces.El

profetadijoquelafetraeconsejo.Sabebienquenotenemosningúndeseodeocultartela

verdad.¡Vamos,sérazonable!».

Peroelenamoradorespondió:

«¡Oh,amigosquemeaconsejáis!Nolamentonadadeloquehagopues,detodos

modos,yaestoyhartodelavida.Estoycansadoydebilitado.Perolasaludapenasme

atrae.Ciertamente,soyunocioso,peronodeesosociososquebuscanlamuerte.Nosoy

delosqueseagrupanomendiganenlosbazares.¡No!¡No!Soyunperezosoqueofrece

cuantoposee.Paramí,moriryabandonarestosparajesserátanagradablecomoesdulce,

paraunpájaro,salirdesujaula.Cuandosellevasujaulaaljardín,elpájarovelasrosasy

losárboles.Vetambiénotrospájarosquevuelanalrededordesujaula.Estárodeadode

verdor,peroestáprisionero.Porestarazónesporlaquehaperdidoelapetitoyseha

vueltoperezoso.¡Elqueabrierasujaulaseríasusalvador!Perosilajaulaestáenel

interior,enunahabitaciónllenadegatos,seguroqueelpájaronodesearásalir.Preferiría

inclusoestarprisioneroenmillaresdejaulas».

Lagentereplicó:

«¡Ohtú,quepasasporaquí,ven!Nopierdaslavida.Loquedicesesfácildepalabra,

peroseharámásdurocuandosetratedepasaralosactos.Muchostemerarioshanperdido

todosuorgulloenelinstantefatídico.Acabarásporlamentartodoesto.Loshombres

adoptanairesdehéroes,peroenelmomentodelcombate,seconviertenenmujeresde

casa.Elprofetadijo:“¡Oh,héroe!Nohaylugarparaelheroísmoantesdelcombate”.No

aparentesserunhéroe.¡Acuántoshemosvistoquehablabancomotú!¡Renunciaatuidea

ynoatraigassobretiunadesgraciadelaqueseríamosresponsables!».

Elenamoradodijo:

«Estanochedormiréenestamezquita,aunquevuestrosconsejosseríantanútilescomo

losdelángelGabriel.Abrahamnoesperabaningunaayudadelfuego».

Permaneció,pues,enlamezquitaperonopudodormirpueselsueñodelosqueaman

escomoeldelospájarosyeldelospeces.Amedianochesedejóoírunavozespantosa

quedecía:

«¡Yaestoyaquí!¡Yallego!».

Estoserepitiócincovecesylafuerzadeestavozhabríahechotemblaracualquiera.

Peroelenamoradoapenassealteró.Sedecía:

«Eselruidodelostamboresqueredoblanparaanunciarlafiesta.Pero,puestoqueesa

lostamboresalosquegolpean,quetenganmiedoellos».

Selevantócomounguerreroyexclamó:

«¡Estoydispuesto!¡Puedesvenir!».

Enesemismoinstante,cesólamagiadeestavozyelorosepusoacaerportodas

partes.Hastatalpuntoqueelenamoradotuvoquetransportarenormescargasdeoropara

conseguir,alamanecer,alcanzarlapuertadelamezquita.Enterróunapartedeélypusoel

restoensacos.

Jugándoselavida,estehombreobtuvountesoro.Sitúeresciegoymiedoso,abandona

esaaltivaapariencia.

TAMBORES

Unniñoestabaencargadodetocareltamborparaespantaraloscuervosqueveníana

picotearlassemillas.Lassemillasestabanprotegidasdelasavesporelsonidodesu

tambor.Puesbien,undía,elsultánMahmudllegócontodosuejércitoymillaresde

soldadosinvadieronelpueblo.Elmismosultánmarchabaalacabeza,encaramadoenun

camelloquellevabadosgrandestambores.Cuandovioqueestecamellopenetrabaensu

campo,elniñotocósutamborparaexpulsarlo.Unhombresensatoledijo:

«¡Qué ridículo es tu tambor comparado con los enormes tambores que lleva el camello!¡Pierdeseltiempohaciendoruidoporqueesecamelloyaestáacostumbradoa otrossonidos!».

LACIUDADDELAMOR

Unaamadapreguntóasuamante:

«¡Oh,amadomío!Túhasvisitadomuchasciudadescuandoestabassolo.¡Dimelaque

prefieresentretodas!».

Yelenamoradorespondió:

«Laciudadenlaquevivemiamada.¡Aunqueseapequeña,nosparecelamásvasta!».

GARBANZOS

¡Mira!¡Yobservacómosubenalasuperficielosgarbanzosquehiervenenlaolla

cuandosonvencidos!Selesveagitarsesincesarenlaollaysedicen:

«¿Porquénoshancomprado?¿Paratorturarnoshaciéndonoshervirasí?».

Yelcocinero,removiendolaollaconsucucharón,lesresponde:

«¡Miobjetoescoceros!Estáiscrudosytenéisqueestarcocidosporelfuegodela

separaciónparaquetoméissabor.Sóloasípodréismezclarosconelalma.Estacocciónno

tienelafinalidaddetorturaros.Mientrasestabaisenelhuerto,absorbisteisaguayos

volvisteisverdes.¡Estabebidaquehabéisrecibidoyvuestrafloración,todoesoestaba

destinadoalfuego!».

Losgarbanzosreplican:

«Siesasí,¡oh,maestro!¡ayúdanosparaqueestemosbienhervidos!Enestehervoren

elqueestamos,túeresnuestroarquitecto.Golpeanuestrascabezascontucucharónsieso

esbueno.Golpeanuestrascabezasparaquenoseamosrebeldescomounelefanteque

sueñaconlaIndia».

Elcocinero:

«Tambiényoeracomovosotros:untrozodetierra.Pero,combatiendoestefuego,he

adquiridovalor.Tambiényohehervidoenlaolladeestemundoyenlaollademicuerpo.

Porestasdoscoccionesmeheacercadoalasignificaciónverdadera.Asíescomohe

adquiridounespíritu.¡Yomeheconvertidoenunespíritu,peroatihayquecocerteuna

vezmássisequierequeescapesatuestadoanimal!».

¡MejorpideaDiosquetehagacomprenderelsentidodesussutilezas!

LAYEGUAYSUPOTRO

Unayeguaysupotrobebíanjuntosenelabrevadero.Depronto,elpalafrenerosepuso

asilbarparaimpedírselo.Elpotro,asustadoporaquelruido,dejóinstantáneamentede

beber.Perosumadreledijo:

«¡Oh,potromío!¿Porquédejasdebeber?».

Elpotrorespondió:

«Mehaasustadoelruidodeesagentequesilba.Micorazóntiemblademiedoantela

ideadequeseponganagritartodosjuntos».

Layegualedijo:

«Elmundoestáhechoasí.Todoshacenalgo.¡Ohhijomío!¡Haztúloquetienesque

hacer!¡Trenzatubarbaantesdequetelacorten!Eltiempoeslimitadoyelaguacorre.

¡Alimentatualmaantesdeserseparadodeella!».

LaspalabrasdeloshombresdeDiossonunafuentedevida.¡Oh,sedientoignorante!

¡Ven!Aunquenoveaselarroyo,hazalmenoscomolosciegosqueechansucántaraalrío.

ELVIENTO

Undía,llegóunmosquitoanteelprofetaSalomónparaquejarse:

«¡Oh,SalomónelJusto!Loshombresylosgeniosobedecentusórdenes.Elaveyel pezconfíanentujusticia.Nohaynadiehastahoyquenopuedaatestiguarlo.Ayúdanos, pues eres el que vuela en socorro de los débiles. Nosotros, los mosquitos, somos el símbolomismodeladebilidad».ElprofetaSalomónledijo:

«¡Oh,túquedeseasjusticia!Dimedequiéntienesqueja.¿Quiéntetortura?Esextraño que tal verdugo haya podido escapar a mi justicia. Pues, a mi nacimiento, murió la injusticiaigualquelaoscuridaddesaparecealnacereldía».

Elmosquito:

«¡Mequejodelviento!Susmanosdeverdugosonlasquesacudenmicuerpoentodos

lossentidos».

Salomónledijo:

«Diosmehadadolaordensiguiente:Noescuchesaundemandantesisuenemigono

estápresente.Aunqueesedemandanteexpongatodossusagravios,enausenciadesu

adversariosusquejasnosonaceptables.Tráemeatuadversariosiquierespedirjusticia».

Elmosquito:

«Dicesverdad.Elvientoesmiadversarioytúereselúnicoquepuedeinfundirle

respeto».

Salomóndijoentonces:

«¡Oh,viento!¡Venaquí!Porqueelmosquitosequejadetiydelastorturasaquelo

sometes».

Alinstante, el viento obedeció la orden deSalomón y vino a presentarse anteel profeta.Elmosquitohuyóalmomento.YSalomónlollamó:

«¿Porquéhuyesasí?Vensiquieresqueresolvamostuproblema».

Elmosquitorespondió:

«¡Oh,sultánmío,ayúdame!Elrepresentalamuerteparamí.Cuandoviene,nopuedo

quedarme.¡Nomequedamásqueunasolución:lahuida!».

CuandolaluzdeDiossemanifiesta,noquedaotracosamásqueesaluz.Miralas

sombrasquebuscanlaluz.Cuandoéstallega,ellasdesaparecen.

LLAMAR

Unhombresehabíaenamoradolocamentedeunamujer,perosuunióneraimposible.

Selamentabanocheydía,sincomernidormir.Elamorlohabíatransformadoenun

vagabundo.Ysustormentoseraninterminables.

¿Porquésepresentaelamoralprincipiocomounverdaderoasesino?Esparaquese

puedadistinguiralosquenosonrealmenteenamorados.

Cadavezquenuestrohombreintentabaenviarunmensajeasuamada,elportadordel mensaje,dominadoporloscelos,omitíaentregarloasudestinataria.Habíaintentado también atar una carta al cuello de una paloma, pero el calor de sus palabras había quemadolasalasdelave.

Estasituacióndurósieteaños.Soñabasincesarconelinstantedesuunión.Elprofeta

dijo:«¡Sillamas,seteabrirá!».Ynuestroenamoradollamabaalapuertacontodosu

corazón.

Unanoche,cuandohabíaentradoeneljardínyseocultabaparanoserdescubiertopor

elguarda,encontróasuamada.SepusoentoncesarogaraDiosquecolmasedefavoresa

eseguardaquelehabíaayudadoaencontrarasuamada.

Cuandolaspiernassehanroto,Diosnosofrecealas.Puede,incluso,abrirunapuerta

enelfondodeunpozo.SimirasconDiosunacosadesagradable,esacosaseconvertiráen

unfavorparati.

SACRIFICIO

(Comentariodelversículo:«Sacrificacuatroaves…»).

¡Oh,tú!EreselAbrahamdenuestrotiempo.Tambiéntútienesquedegollarcuatro

avesque,comosalteadores,obstaculizantucamino.Ellassaltanlosojosdeloshombres

sensatos.Hayenelcuerpohumanocuatroatributoscorrespondientesaestasaves.Sise

sacrifican,seliberaelcaminodelalma.

¡OhAbraham!Degüéllalas,siquieresqueseliberentuspies.¡Sideseasresucitaral

puebloyhacerloeterno,tendrásquedegollarlasvivas!Estasavessonelpavoreal,elpato,

elcuervoyelgallo.Simbolizancuatrotiposdecaracteres.

Elgallorepresentaeldeseocarnal,elpavoreallavanidad,elcuervoeldeseode

longevidadyelpatolaavidez.

VIENTRE

«¡Elinfielcomeconsussietevientres,peroelcreyentesecontentaconunosolo!».

(Hadiz-palabrasdelprofeta).

Ungrupodeinfielesllegóundíaalamezquita.Dijeronalprofeta:

«¡Oh,tú,queeresgenerosocontodos!Venimosapedirtehospitalidad.Nuestroviaje

hasidolargo.¡Ofrécenoslaluzdetusabiduría!».

Elprofetasedirigióentoncesalaconcurrencia:

«¡Oh, amigos míos! ¡Repartid a estos invitados entre todos vosotros, pues mis atributosdebentambiénserlosvuestros!».

Cadaunodelosmiembrosquerodeabanalprofetaseencargó,pues,deuninvitado. Sóloquedóuno,unhombredegrancorpulencia.Nadielohabíainvitadoypermanecíaen lamezquitacomoquedaelposoenunvasodevino.Fue,pues,elprofetaquienseocupó de él y lo llevó a su morada. Pues bien, el profeta poseía siete cabras que le proporcionabanleche.Teníanlacostumbredeacercarsealacasaalahoradelascomidas paraserordeñadas.Elinfiel,sinvergüenza,absorbiólalechedelassietecabras,asícomo todo lo que pudo encontrar como pan y otros alimentos. La familia del profeta se entristeciómuchoalverasídevoradalapartedetodos.Estehombreextraño,convientre detimbal,habíadevoradolacomidadedieciochopersonas.Cuandollególahorade acostarse, el hombre se retiró a su habitación. Una sirvienta, encolerizada con él, lo encerróenella.

Amedianoche,elinfielsintióunviolentodolordevientre.Seprecipitóhaciala

puerta,pero¡ay!laencontrócerrada,conuncerrojoporfuera.Intentócomounloco

abrirla,peroenvano.Lapresiónquehabitabaensuvientrelehacíaelespaciodela

habitacióncadavezmásestrecho.Comoúltimorecurso,volvióaacostarse.Ensussueños,

sevioasímismoenmediodelasruinas.Enefecto,sucorazóncaíatambiénenruinas.

Estasensaciónfuetanfuertequerompiósusablucionesyensuciósucama.

Aldespertar,casisevolviólocodepesaralvereldesastre.«Latierraentera,sedecía,

nobastaríaparacubrirtalvergüenza.Estesueñohasidopeorqueunanocheenvela.¡Lo

quecomoporunlado,loechoporotroparaensuciar!¿Enquésituaciónmehepuesto?».

Comounhombreenelumbraldelatumba,esperó,lamentándose,elamaneceryla aperturadelapuerta.Eracomounaflechaenunarcotenso,listoparahuircorriendode modoquenadieviesesuestado.Porlamañana,elprofetavinoaabrirlelapuertay después se ocultó tras una cortina por delicadeza. Aunque estaba al corriente del contratiempodesuhuésped,noqueríamostrarlo,pueseranlasabiduríaylavoluntadde Dioslasquehabíanpuestoalhombreenaquellasituación.Estabaensudestinoconocer semejantecontratiempo.Laanimosidadpuedeengendrarlaamistadylosedificiosacaban porcaerenruinas.

Unimportunotrajoellechosucioalprofetayledijo:

«¡Miraloquehahechotuinvitado!».

Elprofetarespondiósonriendo:

«¡Tráemeunacántaradeaguaparaqueyolimpieestoenseguida!

—¡Oh,dondeDios!exclamaronentoncessusallegados,¡queseamossacrificadospor

ti…!Anosotrosesalosquecorrespondeocuparnosdeesto.¡Notepreocupes!Este

trabajoestáhechoparalamanoynoparaelcorazón.Ponemosnuestrafelicidadensertus

servidores.Sihacestúmismoelservicio,¿cuálseránuestrautilidad?

—Comprendo,dijoelprofeta,¡perohayentodoestounasabiduríaoculta!».

Cadaunoesperó,pues,larevelacióndeestesecreto.Elprofetalimpióellechodesu

huéspedconungrancuidado.

Puesbien,elinfielposeíaunaestatuillaheredadadesusantepasados.Ensucamino,

advirtióderepentequelahabíaperdido.Llenodeangustia,sedijo:«Seguramentelahe

olvidadoenmihabitación».

Lerepugnabavolverallugardesuvergüenza,perolaavidezfuemásfuerteyvolvió sobresuspasos.Llegadoalamoradadelprofeta,vioqueésteestabalavandoconsus propias manos el lecho sucio. Inmediatamente, olvidó su estatuilla y se lamentó amargamente.Segolpeóelrostroconlasdosmanosylacabezacontralapared,hastael puntodequesucarasecubriódesangre.Elprofetaquisocalmarlo,pero,alertadaporsus gritos,acudiólamultitud.Elhombreseprosternóanteelprofetadiciendo:

«¡Oh,quintaesenciadeluniverso!¡TúobedeceslasórdenesdeDios!¡Yo,quenosoy

másqueunaínfimaparcela,expresomivergüenzaanteti!».

Alavistadeestaefusión,elprofetalotomóensusbrazosylocalmó.Abriólosojos

desualma.

Sinolloviera,noresplandeceríalahierba.Sielniñonollorase,noledaríanleche.Se

necesitaelojoquellora.Nocomasexcesivamentepueselpan,porsuesencia,nohace

sinoaumentarlased.

Emocionadoporlaternuradelprofeta,elhombresedespertócomosisaliesedeun

largosueño.Elprofetalerocióelrostroconaguaydijo:

«Venamíparaencontrarlaverdad,porquetienesmuchotrechoquerecorrereneste

camino».

ELALIVIO

Undía,habiendoentradoenéxtasis,unsufídesgarrósutúnica.Llamóaestevestido

FERRACE(alivio).Estadenominaciónhizofortunaytodosquisieronllevartalvestido,

perosóloelprecursorconocióelalivio.Lamultitud,porsuparte,sólotuvoelposodel

vino.Unacosapuedeserpuraensuinterior,peroelnombredelacosaescomoelposo

delvinoparalosseguidores.Sirealmentedeseasconocerlaverdad,desgarratambiéntu

túnicayconoceráselalivio.

Sufíeselquebuscalapureza.¡Nocreáisqueescuestióndeatavíooasuntodesastre!

ELPAVOREAL

Hallegadoelmomentodedescribiralpavorealquesepavonea.Suúnicocuidadoes

eldecaptarlaatencióndelprójimosinconocersiquieralarazóndeestamaneradeobrar.

Escomounatrampaqueignoratododelacaza,puesnoesmásqueuninstrumentoyno

conocelafinalidad.¡Quécosatancuriosaesunatrampa!Funciona,peronosacadeello

provechoalguno.

¡Oh,hermanomío!Hasreunidoalrededordetiatodostusamigos.Haspasadobuenos

ratosconellos;¡despuésloshasmatado!Desdequeestásenelmundo,nohacesmásque

eso.Intentasatraparalagenteconlatrampadelaamistad.Peronadaobtendrásdelosque

terodean.Granpartedetuvidahapasadoya.¡Lanocheestácayendoytúpiensasaúnen

ponertustrampas!Capturasunanimal,liberasotro.Eseeseljuegodeunniñoignorante.

Cuandolleguelanoche,todastustrampasestaránvacías.Todoestonoesmásqueun

grillete,unatrabaqueestorbatumarcha.¡Caesentupropiatrampayteprivasdetus

posibilidades!¿Sehasabidonuncadeuncazadorvíctimadesuspropiastrampas?

Laúnicacazainteresanteeselamor.Pero¿cuáleslatrampaquesirveparasucaptura?

Másvalecaerenlastrampasdelamor.Dejatustrampasyvehacialassuyas.

Enesemismoinstante,elamormedeslizaaloídoestaverdad:«¡Másvaleserlacaza

queelcazador!».

INDESCRIPTIBLE

UndervichepreguntóundíaaotrodervichesihabíavistoaDios.Ésterespondió:

«¿Cómo describirte lo indescriptible? Déjame contarte una historieta a modo de respuesta.Alaizquierdaseencuentraunincendioyaladerechaunríodevino.Entrela multituddeloshombres,loshayquetiendenhaciaelincendioyotrosqueseembriagan enelrío.Peroelbienyelmalestáninvertidos.Losquetiendenlamanohaciaelincendio vanapararalrío,mientrasquelosqueseembriaganenelríosonarrojadosalfuego.Un hombredecadamilconoceestesecretoyporesoeligenelfuegotanpocosdeellos.¡Los quesearrojanalfuegosinecharsiquieraunamiradaalríodevinosonfavorecidosporla fortuna!Lamultitud,ebriadelplacerpresente,pagalascostasdeestejuego.Yelfuego lesdice:“¡Oh,ignorantes!¡Noosengañéissobremí!¡Enverdad,soyunafuente,una fuente escondida! ¡Oh, Abraham! ¡No hay aquí ni humo ni llamas si no son las de Nemrod!SiposeeslasabiduríadeAbraham,elfuegoserácomoelaguaparati.Sécomo lamariposaatraídaporelfuego”.Sualmadice:“¡Aunqueposeyeseunmillardealas,las quemaríatodas!”».

¡Elignorantesientepiedaddemípormiestupidezyyotengolástimadeélporque

estoyenelsecreto!

ALIMENTO

Un árabe estaba un día al borde de un camino ante su perro que agonizaba. Se lamentaba:

«¿Hemerecidoyosemejantedesgracia?».

Unmendigoquepasabaporallíledijo:

«¿Porquételamentas?

—Poseíaunperrodebuencarácterymíralomuriéndoseenmediodelcamino.Me

guardabaporlanoche,cazabaparamí.¡Meprotegíadelosladronesymeabastecíade

caza!

—¿Ycuálessuenfermedad?

—¡Semueredehambre!

—TenpacienciapuesDiosesgenerosoconlosqueesperan.Pero,dime,¿quéesese

sacoquellevasahí?

—Esmialimento.Eselquemeprocuramifuerzaymivigor.

—¿Porquénolohasdadoatuperro?

—¡Mipiedadnollegahastaeso!¡Siquierocomer,tengoquepagar,perolaslágrimas

nocuestannada!

—¡Oh,idiota!¿Tieneunarebanadadepanmásvalorquelaslágrimas?Laslágrimas

sonsangre.Eselpesarelquelastransformaenagua.¡Másvalemorirquedesperdiciar

sangre!».

Cuandoeljustollora,elcielolloraconél.

ORGULLO

Unpavorealestabaarrancándoselasplumas.Acertóapasarporallíunsabio,quele

dijo:

«¡Oh,pavoreal!¿Porquépretendesafearte?Esunalástimaarrancartanhermosas plumas. ¿Cómo tienes valor para estropear ese maravilloso atavío? Tus plumas son universalmenteapreciadas.Losnoblessehacenabanicosconellas.Lossabiossehacen marcapáginasparaelCorán.¡Quéingratitudlatuya!¿HaspensadoalgunavezenElque hacreadoesasplumasoesquelohacesadrede?Nuncapodrásreponerlasensusitio.No telacereselcuerpoporpesar,puesesonoesmásqueblasfemia».

Aloírestosconsejos,elpavorealsepusoallorarysuslágrimasemocionaronatoda

laconcurrencia.Elsabiocontinuó:

«Hecometidounerror.Nohehechomásqueaumentartupena».

Elpavorealsiguióregandoelsueloconsuslágrimasysullantoeracomocentenares

derespuestas.Dejandoalfindellorar,dijoalsabio:

«Túvesloscoloresypercibeslosolores.Porestarazónesporloquenocomprendes la multitud de tormentos que me cuestan estas plumas. ¡Oh, cuántos cazadores han lanzadoflechascontramíparapoderapoderarsedeellas!Yanotengofuerzapararesistir estacazaperpetua.Sólomequedaelrecursodesepararmedemisatractivosyrefugiarme eneldesiertooenlamontaña.¡Cuandopiensoquehubountiempoenelqueestasplumas eranmiorgullo!».

Cadainstantedeorgulloesunamaldiciónparalosvanidosos.

DOSÁNGELES

Dosángelespuros,llamadosHarûtyMarût,habíansidocondenadosapermanecer

prisionerosenelfondodeunpozo,enplenocentrodeluniverso.Eranconocidosporsu

cienciadelamagiayestareputaciónatraíaamuchagente.Ellosnegabanquequisieran

enseñarlamagia.Alosqueinsistían,lesdecían:«Nosotrossóloenseñamoslamagiapara

probaraloshombres».

Losdeseossoncomoperrosdormidos.Elbienoelmalqueresideenellospermanece

oculto.Aunqueenaparienciaesténtaninmóvilescomotroncosdeleña,lastrompetasdel

deseoresuenantanprontocomosedespiertasuinterés.Cientosdeperrossedespiertan

así.Resurgenmuchosdeseosenterrados.Cadapelodeesosperrosseconvierteenun

diente.Sucedecomolabrasaquesefrotaconleñaseca.Nosiempreselesve,porqueno

tienenpiezasquecazar.

Elenfermohaperdidosuapetito.Sólotieneundeseo:recobrarlasalud.¡Perosile

muestranunarebanadadepanounfrutoseco,seolvidainmediatamentedequenecesita

seguirunrégimen!Sitienepaciencia,lavistadeestealimentoleesútil,pueslohace

fuerte.¡Perosinotienepaciencia,entonces,másvalequenolovea!

LAGACELA

Uncazadorcapturóundíaunagacelaylaencerróenelcercadoenelqueguardabasus

asnosysusvacas.Lapobregacela,perdida,corríadeaquíparaallá.Llegadalanoche,el

cazadortrajohenoparalosasnos.Éstosteníanunhambretangrandequeestevilalimento

leseradulcecomoelazúcar.Lagacela,aturdidaporelpolvo,vagabaentodossentidos.

Estarunidounoasucontrarioesunatorturapeorquelamuerte.

Tambiéntúsufresestatorturasindartecuentasiquiera.Elpájarodetualmaestá

encerradoenlamismajaulaquesucontrario.Elespírituescomounhalcón,perotu

naturalezaesladelcuervo.

Durantemuchotiempo,estagacelaconperfumedealmizclelanguidecióenelcercado de los asnos. Se encontraba allí como un pez varado en la orilla. El almizcle y los excrementosseencontrabanreunidosenunmismolugar.Losasnosempezaronentoncesa burlarsedeella.Unodecía:

«¡Oh,oh!¡Tieneelcarácterdeunsultán!».

Otro:

«¡Seguroqueposeeperlas!».

Cuandoquedaronsaciados,lainvitaron,sinembargo,asatisfacersuhambre,perola

gacelalesdijo:

«¡Estoymuycansadayapenastengoapetito!

—¿Ah,sí?dijeronlosasnos.Entendemosperfectamente.Tienestuscaprichos.¡Temes

rebajarte!

—Esvuestroalimento,dijolagacela.Osconviene,peroyosoyamigadelahierba fresca.Acostumbroasaciarmisedenelaguapuradelosríos.Sindudaloquemesucede estaba escrito en mi destino. ¡Ay, mi naturaleza no ha cambiado y heme aquí en la situacióndeunpobreencuyamiradanisiquierahayavidez!¡Misvestidospuedenestar ajados,peroyoestoyaúnfresca!¡Cuandopiensoqueenotrotiempocomíaamivoluntad lilas,tulipanesylirios…!

—¡Lanostalgiateextravía!replicaronlosasnos.

—¡Mialmizcleesmitestigo!respondiólagacela.Inclusoelámbaryelinciensolo

respetan.Sólolosquepercibenlosoloreslosdiferencian.¡Mialmizclenoestáciertamente

destinadoalosamantesdelfango!¡Oh,quéinútilesofreceralmizclealqueapreciaelolor

delestiércol!».

Enestebajomundo,lasalvaciónestáenlanostalgiaylasoledad.

ELFILODELAESPADA

Cuando Mohammed Alp Ulug Harezmshah hubo tomado por asalto la ciudad de Sebsvar,losciudadanosimploraronsupiedad:

«¡Oh,sha! Somos tus servidores. Perdónanos la vida y pagaremos el tributo que exijas.¡Perdónanoslavidaaunquenoseamásqueporunosdías!».

Elsultánlesrespondió:

«HayentrevosotrosunhombrellamadoAbuBekr.Mientrasnomelohayáistraído,

vuestravidasólopenderádeunhilo.Sifracasáis,¡ospasaréatodosacuchillo!».

Unhombretrajoentoncesunabolsadeoroydijo:

«¡Nonospidastalcosapues,ennuestraciudad,noexistenadieconesenombre!¡Es

comosibuscasespolvoenelfondodeunrío!».

Sindirigirlamenormiradaalabolsadeoro,elsultándijo:

«¡Oh,adoradoresdelfuego!NoesperéissalvaciónsinometraéisaeseAbuBekr.¡No

creáisquemecontentaré,comounniño,conbolsasdeoroydeplata!».

LoshabitantesdeSebsvarsepusieron,pues,aregistrarhastalosmenoresrinconesde

laciudad,conlaesperanzadeencontraraaquelhombre.Despuésdetresdíasytres

nochesdebúsquedas,acabaronporencontraraunhombrellamadoAbuBekr.Eraendeble

yflacoyvivía,enfermoyafligido,enmediodelosescombros.

«¡Venaprisa—ledijeronlosciudadanos—,elsultántereclama!Sólotúpuedessalvar

nuestraciudaddeldegüello».

—Situvierafuerzaparacaminar,replicóelhombre,habríaabandonadoestelugar desde hace muchísimo tiempo. ¡No me habría quedado entre mis enemigos y habría ganadolomásaprisaposibleelpaísdelamigo!

Entonces,colocaronaAbuBekrenunféretroylollevaronalsultán.

Este universo es como la ciudad de Sebsvar. Muchos hombres de Dios están extraviadosenélyDios,comoelsultándeHarezmshah,pidealpueblouncorazónpuro. Elprofetadijo:«Diosnomiravuestraapariencia.Nobusquéismásquelapurezadel corazón».SóloloshombresdecorazónmerecenSusmiradas.Tútehascreídounhombre decorazónytehasvueltoorgulloso.Asíescomotehassalidodelcaminodeloshombres decorazón.

Túdicesalsultán:«¡Heaquíuncorazónpuro!¡Eslomejorquepuedeencontrarseen

laciudaddeSebsvar!».

Teresponderán:«¡Estonoesuncementerio!¿Porquémetraesuncadáver?¿Noexiste

uncorazónpurojuntoalcualserefugienlosciudadanos?».

Noolvidesqueloscorazonespurosestándisimuladosenesteuniverso,pueslaluzes

locontrariodelaoscuridad.

TRAMPAS

Elgallorepresentaeldeseoyelídolodelacarne.Sehaembriagadoconunvino

envenenado.

SiAdánnohubieratenidoelcuidadodeasegurarsudescendencia,habríapermanecido

castoporvergüenzadeldeseo.

SatanáspidióaDios:«¡Necesitounatrampapoderosaparaperseguiralpueblo!».

Dioslemostróeloro,laplatayloscaballosydijo:«¡Puedesatraeralpueblocontodo

eso!

—¡Esbastantetentador!reconocióSatanás,peroyobuscoalgomuchomáspoderoso».

Mostrándoletodassusminas,Diosdijo:«¡Oh,maldito!¡Aquítienesotrastrampas!».

—¡Oh,protector!¡Esoesinsuficiente!,respondióSatanás.

EntoncesDioslemostrómontonesdevituallas,golosinasyvestidurasdeseda.

«¡Oh,Señormío,imploróSatanás,tenpiedaddemí!Esosolonomebastarápara

encadenaraloshombresydistinguiralosqueamandeloshipócritas.¡Necesitouncebo

mássutil!».

Diospropusoademáslabebidaylamúsica.Satanássemostróadmirado,peroquedó

insatisfecho.Pero,cuandoDioslemostrólatrampadelabellezafemenina,sepusoa

danzardealegríayexultó:

«¡Esexactamenteloquenecesitaba!».

Cuando hubo visto aquellos ojos lánguidos capaces de hacer perder la razón a cualquiera, aquellas mejillas que inflamarían el corazón de los enamorados, aquellos lunares,aquelloslabiosdeágata,aquelreflejodeluzdevanidadtrasunvelotanfino, aquellasmaneras,aquelloscaprichos,aquellosjuegos,entoncesSatanásquedóporfin satisfecho.

LACUERDAALCUELLO

Unhombrepretendióundíaserunprofetasuperioratodoslosdemás.Lepusieronuna

cuerdaalcuelloylollevaronanteelsultán.Curiosoporconocerelorigendeaquella

aberración,lamultitudsereuniócomounhormiguero.

«Silapobrezaesunsignodeprofecía,decíalagente,entoncestodossomosprofetas.

Todossomossemejantesytodoshemosvenidoigualmentedelotromundo.¿Quéhayde

extraordinarioeneso?

—Hayunacosaquevosotrosignoráis,respondióelhombre.Vosotroshabéisvenidoa latierrapordecisióndeldestino,perohabéisviajadoenlaignorancia,comounniñoque duerme,inconscientedelasetapas.Habéisatravesadomuchascomarcasenlaembriaguez oenelsueño.Nadahabéissabidodelcaminodeloaltoydelcaminodelobajo.Nosotros hemos recorrido el universo con nuestros cinco sentidos y en las seis direcciones, despiertosyalegres.Hemosvistoelorigenylafinalidad,porquenuestrosguíasconocían bienelcamino».

Elpueblopidióalsultánquetorturaseaaquelhombreparadarejemplo,peroelsultán

notóqueelhombreeratandelgadoqueunsimplepapirotazolohabríamatado.Sucuerpo

eracasitransparente.

Elsultánsedijoentoncesquemásvalíaprobarconladulzurapuesunlenguajetierno

hacesaliralaserpientedesuguarida.

Hicieronsaliralpuebloyelsultán,llenodepacienciaydedulzura,lepreguntóde

dóndeveníayseinformósobresuscondicionesdevida.

«¡Oh,sultán!respondióelhombre,micasaeselpaísdelasalvaciónymidirecciónes

elpaísdelareprobación.Notengonimoradaniamigos.¿Cómopodríaunpezviviren

tierra?».

Paraprovocarlo,elsultánlepreguntó:

«¿Cuálestuplatopreferido?».Después:«¿Quéhasbebidoparaestarasíebrioporla

mañana?

—¡Situvierapan,replicóelhombre,nopretenderíaserunprofeta!».

Profetizarantetalsultánescomoesperarqueunamontañamuestrecorazón.Loúnico

quepuedehacerunamontañaesdevolverlaspalabrasqueseledirigen.Alhacereso,se

burla.Denadasirvehablardevidaauncadáver.Perohabladeoroodemujeresytodoste

seguiránsinpreocuparsesiquieradesupropiaexistencia.Diles:«Unahermosamujerestá

enamoradadeti.¡Ve!teespera».Correránenseguidaenladirecciónquelesindiques.

Pero, si hablas el lenguaje de la verdad y dices: «¡En este efímero universo preparémonosparaeluniversodelaverdad!¿Quéimportaloefímeropuestoquees posiblelaeternidad?».Sabeentoncesquequerránmatarte¡ynocreasquehacenesopara

protegersureligión!

Elsultánpreguntó:

«¿Quéeslarevelación?¿Québeneficiosacadesusactividadesunprofeta?

—Todoloquediceunprofetaterminaporsuceder,respondióelhombre.¿Puede existirunreinoquenodeseeunirseaél?¡Larevelacióndeunprofeta,sinhablarsiquiera demí,escomolainspiraciónenelcorazóndeunaabeja!LarevelaciónqueDioshizoala abeja ha llenado su morada de miel. ¡Por su revelación, Dios ha llenado de miel el universo!Y,comoelhombreposeelaluzdelcorazón,surevelaciónnopodríavaler menosqueladeunaabeja».

ELORIGENDELORIGEN

Unenamoradoestabarelatandoasuamadatodoloquehabíahechoporella:

«Hehechomuchascosasporti.Porculpatuyahesidoblancodemuchasflechas.Mis

bieneshanvoladoymidignidadalmismotiempo.¡Ah,cuántohesufridoportuamor!Ya

nohaynochenidíaquemetraigaunasonrisa».

Asíenumerabalalistadelosamargosbrebajesquehabíatenidoqueabsorber.No hacía esto con el fin de culpabilizar a su amada, sino, más bien, para probarle su sinceridad.Pueslaseddelosenamoradosnocolmaningúninstinto.Describíasuspenas sincansarse.¿Cómopodríaunpezcansarsedelagua?

Cuandohabíaterminadodehablardesusdesengaños,añadía:

«¡Yaúnnotehedichonada!».

Eracomolacandelaqueignorasullamaysefundeenlágrimas.

Suamadalerespondió:

«Esverdad,hashechotodoesopormí.Peroahorapréstameatenciónyescuchaesto:

¡túnohasidohastaelorigendelorigendelamorytodoloquehashechoesaúnpoca