Vous êtes sur la page 1sur 3
El Asesino del Zodíaco El Asesino del Zodiaco acechó el norte de California entre diciembre del

El Asesino del Zodíaco

El Asesino del Zodíaco El Asesino del Zodiaco acechó el norte de California entre diciembre del

El Asesino del Zodiaco acechó el norte de California entre diciembre del año 1968 y octubre del año 1969. A pesar de que en una carta presuntamente suya confesó asesinar a 37 víctimas, las únicas víctimas confirmadas fueron cuatro hombres y tres mujeres, víctimas de las cuales solo dos sobrevivieron para dar evidencias sobre la identidad aún irresuelta de este asesino que, al igual que Jack El Destripador, pasó a la historia por sus crímenes, haber contactado con la prensa y la policía enviando cartas y por nunca haber sido aprendido.

Las estimaciones de los expertos nos dicen que el Asesino del Zodíaco tendría entre 20 y 30 años al momento de sus crímenes; que era blanco, corpulento, de pelo castaño, que poseía conocimientos acerca de lenguajes cifrados (encriptación) y que poseía una inteligencia brillante.

El Zodiaco, asesinó a cinco víctimas confirmadas en Benicia, Vallejo, Lake Berryessa y San Francisco entre diciembre del año 1968 y octubre del año 1969. Las víctimas fueron cuatro hombres y tres mujeres de edades entre los 16 y los 29 años.

Caracterizó al Zodiaco, la comunicación que estableció con importantes periódicos, a través de cartas que enviaba con detalles de sus crímenes y mensajes cifrados que mediante códigos a manera de acertijos “indicarían” de ser resueltos, su identidad. Comenzó así un juego siniestro que demostraba su personalidad egocéntrica, en el que el asesino ejercía presión para que esas cartas fueran publicadas bajo la amenaza de cometer más asesinatos.

Su identidad sigue siendo una incógnita. El Departamento de Policía de San Francisco declaró la investigación

Su identidad sigue siendo una incógnita. El Departamento de Policía de San Francisco declaró la investigación "inactiva" en abril de 2004 y reabrió el caso en marzo de 2007. A finales del 2003, el caso tuvo un impactante descubrimiento, ya que las huellas de una de las famosas cartas del zodiaco no coincidían con las huellas de Arthur Leigh Allen, el principal sospechoso del caso, a pesar de que todas las pistas indicaban que era él. La policía cerró el caso a mediados del 2004 y lo reabrió por tercera vez en el 2007.

Su identidad sigue siendo una incógnita. El Departamento de Policía de San Francisco declaró la investigación

A lo largo de la ola de asesinatos las autoridades entrevistaron a alrededor de 2,500 posibles asesinos, sin éxito de hallar al verdadero culpable. A pesar de los escritos, las huellas digitales tomadas en las escenas del crimen, los retratos hablados y las armas encontradas, "El Asesino del Zodiaco" calló para siempre, sin ser arrestado y el caso pasó a la historia como un fantasma.

Hasta hoy no se sabe incluso si este hombre misterioso está muerto, o si quizás se encuentre en la cárcel por otro delito. Lo que sí se sabe es que su caso, sirvió de inspiración a otros asesinos, como el llamado "BTK", quien un mes antes de este mismo año envió una carta a los medios después de cometer un asesinato.