Vous êtes sur la page 1sur 3

PSICOPATOLOGÍA DEL NIÑO Y ADOLESCENTE

REPORTE DE LECTURA: VENTANAS A NUESTROS NIÑOS
Para que un niño logre expresar sus emociones sentimientos mediante
el uso del dibujo y la pintura son innumerables; técnicas como cuadros
de ira, dibujos de “mi semana, mi día, mi vida”, el “squiggle”, “colores,
curvas y formas”, “dibujo en grupo”, “dibujo libre”, pintura,
dáctilopintura, pintar con pies, entre otras, crean una sensación de
calma y alegría, desahogo, un conocimiento de que están participando
activamente en dinámicas especiales para ellos. El objetivo principal de
esto es ayudar al niño a darse cuenta de sí mismo y de su existencia en
su mundo.
Los dibujos tienen diferentes propósitos. El proceso terapéutico va a
evolucionar mientras el terapeuta logre guiar la sesión con el niño.
Desde pedir que realiza en dibujo, que describa el cuadro como su fuera
él, que escoja cosas específicas en el cuadro para que el niño se
identifique con ellas, hacerle preguntas de ser necesario, hacer que el
niño entable un dialogo, estimular al niño para que ponga atención a los
colores, como terapeutas se debe estar atento al tono de voz, postura
del cuerpo, expresión facial y corporal, respiración y silencio del niño,
trabajar la identificación, estar atento a las partes faltantes o espacios
vacíos en los cuadros y prestarles atención.
Los niños hacen lo que pueden para abrirse, para sobrevivir. De alguna
manera se autoprotegen, algunos se retraen para evitar ser dañados. A
medida que despiertan sus sentidos, que comienzan a conocer
nuevamente su cuerpo, puede reconocer, aceptar y expresar sus
sentimientos perdidos.
Las personas que están muy distanciadas de sus sentimientos y que
continuamente bloquean su expresión por lo general están
desconectadas de sus sentidos. Una manera de hacerlos sentir bien y
relajados es trabajar con arcilla. Su flexibilidad y maleabilidad se
acomoda a diversas necesidades. Es un material que no tiene normas
claras y específicas para su uso. Es muy difícil cometer un error con la
arcilla. Funciona para niños agresivos, enojados, inseguros o temerosos.
La dramatización creativa, llama a los niños a vivenciar el mundo a su
alrededor y también su propio yo. Para interpretar el mundo que los

y más. Lo que sucede en la primera sesión entre terapeuta. generalmente es cuando la situación se ha vuelto muy difícil o intolerable. expresión facial. abuso o alguna experiencia realmente atemorizante como un accidente. Desde la primera sesión se tiene al niño en consideración. A veces los padres traen al niño a terapia porque algo fuera de lo común ha sucedido y quieren asegurarse de que el niño termine con cualquier sentimiento abrumador derivado del incidente. ira. ellos lo harán. movimiento corporal. Es importante preparar a un niño para el término. tacto. la silla vacía con la lucha de “perro arriba” y “perro abajo”. los padres y el niño es crucial. gusto. inseguridad. Durante el proceso terapéutico lo que principalmente se busca es ayudar al niño. fantasía. Experimentando con todo nuestro cuerpo encontramos técnicas que se adecua a la situación y estado de aniño del niño: pantomima de situaciones. con temores. desde el relato de la problemática. con toda suavidad y cuidado. La niñez es una etapa muy difícil. acciones sentimientos y expresiones. cuando los padres suelen pedir ayuda. Un niño hará todo lo que pueda y lo que piense que es correcto para sobrevivir en este mundo y para completar la tarea de crecer: la agresión. tanto para los padres o para el niño. uno debe comprender que los niños son defensivos por buenas razones. a abrir las puertas a la autopercepción y auto posesión. improvisaciones con palabras. Tales sucesos pueden ser la muerte o enfermedad de un ser querido. Después de un trabajo con un niño el progreso se va notando en un periodo de 3 a 6 meses como para justificar un término. experiencias traumáticas. Esto es para que el niño este consciente del porqué está reunido. oído. Si bien puede presentarse resistencia al inicio. escucha y evalúa de manera rápida a los adultos. . Mediante uso de técnicas se les ayuda a superar sus bloqueos tales como el modelado. ver niños hiperactivos. imaginación. sueños. intelecto. utilizando como recursos todo los que tenemos nosotros mismos: vista. caracterizaciones. en cada sesión el niño y el terapeuta están juntos. Dentro del capítulo referente a el proceso terapéutico se abarca desde el primer contacto. sacar a la luz y delimitar el problema hace que el trabajo para el terapeuta sea más claro. polaridades.rodea y transmitir ideas. El chico observa. si el terapeuta hace lo que le pide a los niños. Se necesita manejar los sentimientos comprometidos al despedirse de quienquiera con quien se haya relacionado y haya agradado o sea de importancia. retraídos.

teniendo un auto concepto e imagen errónea. niños que están dentro y fuera de la realidad.aferrados. Para ayudar a un niño a sentirse mejor respecto a sí mismo. cargando con culpas. es necesario traerlo de vuelta a su propio yo. . con complacencias excesivas. su cuerpo. entes solitarios. Y el libro plantea que como primer paso en este proceso es necesario que el niño acepte sus sentimientos actuales para que a medida que acepte tales sentimientos va a poder reencontrarse con sus sentidos. aprender de sí mismo y su unicidad desde su interior y comenzar a sentir una sensación de bien estar.