Vous êtes sur la page 1sur 11

PROYECTO DE ACUERDO NO.

395 DE 2005

"Por el cual se establece el DÍA DEL BEBE NO NACIDO EN LA


CIUDAD DE BOGOTA D.C"

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

"Día Del Bebe No Nacido"

Este Proyecto de Acuerdo aunque toca un tema sensible, como lo es el aborto,


no pretende sesgarse en la discusión sobre la despenalización de esta práctica o
los derechos que deberían cobijar a las madres que toman el aborto como un
derecho individual. Este proyecto busca profundizar en los efectos
sociales, económicos y sicológicos que se generan en las madres y en
las familias que pasan por este proceso y las consecuencias sociales
del mismo.

La definición en el diccionario de aborto es "Terminación inducida del


embarazo y expulsión de un embrión o feto que es incapaz de sobrevivir"1.
Una palabra emocional importante frecuentemente usada en el debate del
aborto es "bebé".

Bebé tiene tres definiciones importantes:

• "Pequeño en comparación con otros de la misma clase humana. Es "un


miembro del género Homo y especialmente de la especie H sapiens", lo
cual se aplica a embriones, fetos, niño, adolescentes, adultos y cualquier
otro con similar código genético. Los fetos y embriones son pequeños en
comparación con otros humanos, así que los fetos por esta definición son
bebés.
• "un niño muy pequeño." "Un infante no nacido, un feto". Así que un bebé
es "un infante muy pequeño, un feto".
• "El más joven miembro de una familia o grupo o un animal muy joven".

"Feto", es una palabra latina que significa "el joven", llena estas dos definiciones
en forma casi exacta. Así que para las tres definiciones relevantes de "bebé", un
feto es un bebé.

Científicamente el aborto esta dividido según su tiempo de gestación: en el


primer trimestre, segundo trimestre y tercer trimestre. Y se divide a los
nonatos en embriones y fetos.

Abortos de primer trimestre pueden ser desde el primer día hasta el tercer mes.

Los abortos tempranos incluyen métodos como el como Depo-povera (que es la


inyección para el control natal, la cual elimina al embrión antes de que logre
implantarse en el útero), el RU-486 llamada píldora del día siguiente, el
methotrexate, el Norplant, el DIU o dispositivo intrauterino, las
prostaglandinas, la mini píldora y la mayoría de píldoras anticonceptivas.
Otros métodos a partir de la sexta semana incluyen succión o legrado, curetaje,
inyecciones intracardiacas, envenenamiento salino, dilatación y extracción; los
cuales desmiembran al niño de diferentes formas y luego extraen cada parte con
aspiradoras potentes o manualmente o en el caso del envenenamiento salino,
queman al niño hasta que muera y se produce un arrojo.

Los abortos de segundo y tercer trimestre se dan al existir viabilidad del feto y lo
que hacen es que el bebé nazca, o nazca parcialmente, siendo visible fuera de la
madre hasta el estómago del bebé y luego son matados mediante una
perforación en la base del cráneo y la succión del cerebro, o se los hace nacer
mediante una cesárea para luego dejarlos que mueran en un bote de basura, lo
que puede tomar horas o días.

El aborto, legal o ilegal también daña física y psicológicamente a la mujer y


hasta puede acarrearle la muerte. La propaganda pro abortista continuamente
proclama que el aborto legal es médicamente seguro, y de que es necesario
legalizarlo o despenalizarlo debido a la gran cantidad de muertes maternas
causadas por el aborto ilegal. Esta estrategia para legalizar el aborto se llama
Maternidad sin riesgos.

Lo cierto es que la práctica del aborto genera complicaciones físicas en la mujer


como también infecciones, las hemorragias, las complicaciones debido a la
anestesia, las embolias pulmonares o del líquido amniótico, así como las
perforaciones, laceraciones o desgarros del útero. Estadísticamente hablando, se
estima que el riesgo inmediato de dichas complicaciones es de un 10%, pero el
de las complicaciones a largo plazo es entre el 20 y el 50%.

Además de las complicaciones físicas, las mujeres sufren emocional y


espiritualmente de lo que ya se ha identificado como el Síndrome post-aborto.
Estos efectos del aborto incluyen sentimientos de culpa, angustia, ansiedad,
depresión, baja autoestima, insomnio, diversos tipos de neurosis y de
enfermedades psicopáticas, tendencia al suicidio, pesadillas en las que aparecen
los restos del bebé abortado, recuerdos dolorosos en la fecha en que hubiera
nacido, etc.

La Real Academia de Obstetricia de Inglaterra ha informado que las


probabilidades de problemas psiquiátricos graves y permanentes después de un
aborto pueden alcanzar hasta el 59% de las madres. La Organización Mundial
de la Salud por su parte informa que las mujeres que se practican abortos por
razones psiquiátricas son precisamente las que corren mayor riesgo de
problemas mentales una vez realizado el aborto. Otros estudios muestran que
las mujeres que se han practicado un aborto por razones de violación, incesto,
salud, etc., tienen aún más probabilidades de sufrir problemas emocionales y
psiquiátricos severos que las que se lo han practicado por razones
socioeconómicas.

Es por esto que el presente Proyecto de Acuerdo tiene como objetivo principal,
el institucionalizar el "Día del Bebe No Nacido", no importando como
fundamento si se este a favor o en contra de la despenalización del aborto, es
indiscutible que a las mujeres, a los padres y a las familias que viven este
proceso, conllevan a corto, mediano y largo plazo consecuencias negativas,
frente a las cuales la administración de la Capital debe prever y adelantar
políticas que intervengan positivamente.

A continuación presento los principales efectos que se generan en los


involucrados directos e indirectos que participan en un Aborto:

1. EN LA MADRE:

Un estudio financiado por el gobierno de Finlandia confirmó que las mujeres


que se someten a un aborto corren cuatro veces más el riesgo de morir que las
que continúan su embarazo y dan a luz.

El estudio analizó más de nueve mil casos1 y concluyó que las mujeres que
abortan tienen cuatro veces más probabilidades de morir al año siguiente, que
las que tuvieron a sus hijos. Además las madres que dieron a luz son en un 50%
menos propensa a morir que las que no tuvieron hijos.

El médico David C. Reardon, encargado de la investigación, explicó que "se trata


de un estudio impecable, basado en informaciones verídicas" que "confirma que
el hecho de que el aborto sea más peligroso que el parto, no es algo que pueda
dudarse". (revisar).

Los investigadores de la unidad de análisis estadístico del National Research


and Development Center for Welfare and Health examinaron los certificados de
defunción de todas la mujeres en edad reproductiva (entre 15 y 49 años de edad)
que murieron entre 1987 y 1994, es decir unas 9,129. Luego, examinaron la base
de datos nacional para identificar cualquier evento relacionado con el embarazo
ocurrido en el año previo a la muerte.

Los investigadores encontraron que en comparación con las mujeres que


llevaron su embarazo hasta el final, las que abortaron en el año previo a su
muerte fueron:

• 1. -60 por ciento más propensas a morir por causas naturales;


• 2. -siete veces más tendientes al suicidio;
• 3. -cuatro veces más propensas a morir en accidentes; y
• 4. -14 veces más propensas a ser víctimas de un homicidio.

Los investigadores creen que el alto índice de muertes relacionadas a accidentes


y homicidios está relacionado a las tasas más altas de conductas suicidas o de
alto riesgo.

El pasado 4 de diciembre (2001), un grupo de científicos británicos declaró que


las mujeres que se han hecho practicar un aborto son el doble de propensas de
contraer el cáncer de mama. El estudio se llevó a cabo en Gran Bretaña,
Finlandia, Suecia y la República Checa, y demostró un vínculo directo entre el
aumento de casos de cáncer de mama y el aumento del aborto desde que éste ha
sido legalizado.
La investigación fue realizada por la Populations and Pensions Research
Institution (Institución para la Investigación de las Poblaciones y las
Pensiones), un grupo de especialistas en estadística.

Patrick Carroll, investigador y autor, dijo que se estima que el número total de
casos de cáncer de mama será, en el 2023, superior al doble de lo que fue en
1997. Es decir, según este experto, los casos aumentarán de 35,110 en 1997 a
unos 77,000 para el 2023. El investigador añadió que este aumento ocurrirá, en
su mayor parte, debido a los abortos practicados en mujeres que todavía no han
tenido o no habrán tenido un bebé. Y concluyó diciendo: "La incidencia de
cáncer de mama ha aumentado...paralelamente al aumento de las tasas de
aborto. No hay duda de que se trata de una relación de causa y efecto".

Este estudio viene a añadírsele a una veintena de otras investigaciones


científicas que han llegado a la misma conclusión: existe un vínculo entre el
aborto y el cáncer de mama.

¿Qué es el Síndrome post-aborto?

1. Una condición por medio de la cual el aborto destruye el vínculo natural entre
los padres y su hijo, y que deja a la madre y al padre con la sensación de que les
falta algo.

2. Un conflicto que se crea en la mujer entre su papel de madre y el papel que


desempeña en la destrucción de la vida de su niño no nacido.

3. Una negación de la pena y el luto que una mujer tiene que reconocer y
expresar por su hijo abortado.

4. Una condición que debilita tanto física como emocionalmente, y que puede
disminuir el funcionamiento y el bienestar de la mujer como individuo, en la
sociedad y dentro de su familia.

5. Un conflicto que otros miembros de la familia también experimentan en sus


respectivos roles después del aborto.

¿Quién sufre del Síndrome postaborto?

• Cualquiera puede sufrirlo.


• Los hombres y mujeres que han perdido un niño debido a un aborto.
• Los niños y abuelos que han perdido a un hermano o a un nieto a través
del aborto.

"Es muy común que las mujeres tengan una reacción tardía a un aborto. Pueden
transcurrir de algunas semanas a muchos años antes de que aparezcan
síntomas." - Dra. Wanda Franz, Ph. D., Presidenta de la Asociación para la
Investigación Interdisciplinaria sobre los Valores y el Cambio en la Sociedad.

¿Cuáles son algunos de los síntomas?


• Negación, ira, culpa.
• Incapacidad de tener relaciones en la sociedad.
• Desespero o depresión.
• Abuso de niños.
• Incapacidad de perdonarse a uno mismo o a otros.
• Pesadillas que se repiten.
• Relaciones rotas.
• Negación de la pena y la aflicción por el niño abortado.
• Pena y aflicción por la pérdida del niño que sienten los padres, los
abuelos, los niños, otros miembros de la familia u otras personas.
• Desórdenes en el comer.
• Preocupación por la muerte o en el aniversario del aborto.
• Pensamientos o tendencias suicidas.

"Cuando sostengo al bebé de un amigo, lo sufro todo otra vez. Siento gran
tristeza porque el mundo nunca conocerá a los dos hijos que aborté." - Linda
Marie.

"Físicamente no tuve problemas con mi aborto, pero emocionalmente viví un


infierno que continúa conmigo diariamente." - Terri Fangman.

"Me dijeron que esa era la mejor decisión. Pero no me hablaron sobre el vacío
emocional y físico que iba a sentir y que me destruiría para siempre. ¿Qué
puedo hacer con el dolor que siento?" - Nereida Ortiz.2

Publicación médica admite que el aborto inducido causa depresión

La más reciente edición de la prestigiosa revista de medicina, British Medical


Journal, emitida alrededor de la fecha del aniversario del fallo que legalizó el
aborto en Estados Unidos (el 22 de enero), informó que las mujeres que abortan
a su primer hijo están en mayor riesgo de sufrir de depresión por mucho
tiempo; cuando se les compara con las que dan a luz.

Alrededor de ocho años después de haber abortado, según los estudios


realizados, las mujeres casadas tuvieron un riesgo de un 138% mayor de sufrir
de depresión, que las que tuvieron a sus hijos, y que al principio no los querían
tener.

Según el Dr. David C. Reardon Ph.D., director del Instituto Elliot en Springfield,
Illinois (el cual ofrece tratamiento para el síndrome de postaborto); estos
resultados son similares a los de investigaciones realizadas anteriormente, las
cuales mostraron un aumento de entre cuatro y seis veces más de riesgo de
suicidio o abuso de drogas, entre las mujeres que han abortado. 3

2. EFECTOS EN EL HOMBRE:

En lo que respecta a que se trata de un problema solo de la mujer y que el padre


no tiene nada que decir, eso es absurdo, pues todos los fetos tienen un padre y
tienen derechos y obligaciones respecto a sus hijos. En un aborto existen tres
partes involucradas: (1) el feto, pues se está tomando una decisión por él, sin
preguntarle ni darle oportunidad de defensa. Está decisión es absolutamente
irreversible para el feto. (2) la madre, esta decisión no afectará de forma
definitiva su vida, pues solo llevaría al feto durante nueve meses. (3) el padre,
quien tiene derechos genéticos sobre su feto (y digo su feto, sin querer decir que
se trate de una posesión, pues no lo es.

El DNA o código genético es único para cada ser humano y no cambia en ningún
momento de la concepción hasta la muerte. Es únicamente un problema de falta
de imaginación o de falta de empatía el que no se vea como un ser humano al
óvulo fecundado, y al feto hasta su nacimiento. Debemos reconocer que el ser
humano no es un ente estático. Está en su naturaleza un constante cambio y
crecimiento, desde su concepción, luego en la infancia, los cambios dramáticos
de la adolescencia y luego la vejez.

El ser humano tiene únicamente un código genético humano. Este código


genético no pertenece ni a la mujer, ni a los doctores. Quién podría decirse
dueño del código genético humano? O de la vida? Por este motivo es que el
gobierno tiene una obligación y un interés en evitar los abortos, debido a que se
trata del cuidado de una vida, por tanto es un interés público y social.

Consecuencias del aborto para el hombre

Se ha defendido el aborto como un sencillo procedimiento quirúrgico que


produce poco o ningún impacto psicológico tanto en la mujer como en el
hombre. En realidad, la mayoría de los hombres, lo mismo que las mujeres,
niegan cualquier consecuencia emocional negativa del aborto. Sin embargo,
cuando los hombres deciden reconocer sus sentimientos, describen con
frecuencia la experiencia del aborto como desconcertante y dolorosa. Un estudio
arrojó que tres de cada cuatro varones dijeron que pasaron por un momento
difícil con la experiencia del aborto y una minoría relató sueños continuos de día
y de noche sobre el niño que nunca nació, así como culpabilidad, remordimiento
y tristeza considerables.

Lo mismo para los hombres que para las mujeres, la sensación de vacío puede
durar toda una vida, puesto que los padres son padres para siempre, incluso del
niño muerto. El problema emocional es casi imposible de resolver porque no es
perceptible, sólo se trata de un recuerdo. Como al niño no nacido le fue negada
la humanidad, le es negada también una sepultura o una señal.

En la decisión del aborto, con demasiada frecuencia el cometido del varón es


marginal y pasivo. Puede que sea pasado por alto por su mujer, ignorado en la
clínica abortista y desamparado en el acto y las secuelas del propio aborto. Este
conflicto de funciones bien puede ser responsable parcialmente del aumento en
la disfunción sexual masculina. La experiencia clínica demuestra que los
hombres se vuelven hostiles cuando han sido excluídos de la toma de decisiones
y cuando descubren que han sido engañados y manipulados.

Convertirse en padre es, por supuesto, mucho más complejo que el contacto
sexual y la concepción. Es un proceso que incluye el desarrollo de ciertas
cualidades, objetivos, actitudes, etc. Para los hombres lo mismo que para las
mujeres, el aborto detiene bruscamente este proceso y crea un vacío en el que
abundan la confusión, la ambivalencia, la culpabilidad y la hostilidad.

En ninguna parte se siente más dolorosamente la experiencia del aborto que en


el campo de la expectativa del padre, responsable y protector de sus seres
queridos. Los resultados de una encuesta nacional indican que tres de cada
cuatro personas que respondieron creen aún que el hombre ideal es aquel que
lucha para proteger a su familia. Sin embargo, ¿cómo podrá un hombre proteger
a su hijo cuando la ley no le permite involucrarse en una decisión de vida o
muerte?

Realmente, con el aborto se ha comprobado la doble escala de valores para los


hombres y las mujeres. Mientras está garantizado el (falso) "derecho" a abdicar
de la futura maternidad, no lo está el derecho del padre a proteger su futura
paternidad. Cuando las mujeres escogen el aborto, aún por encima de los deseos
del varón, se habla de la proclamación de los "derechos" de las mujeres, de la
libertad, de la opresión masculina, etc. Pero cuando los hombres fomentan el
aborto para sus parejas, está tipificado (y con toda razón) como coacción, falta
de afecto, insensibilidad y egoísmo.

Por otra parte, el renunciar a la responsabilidad encaja bien en el pensamiento


abortista. Para los hombres que no se interesan en las mujeres que dejan
embarazadas, el aborto es un elegante sistema de abdicación de su
responsabilidad.

Sin embargo, una vez que ha tenido lugar el aborto, los varones pueden requerir
tanta ayuda emocional como las mujeres. Para cualquiera de los dos sexos, la
pérdida de un hijo no es una pérdida como otra cualquiera. La culpa y la pena
pueden ser persistentes, y no pueden quitarse a base de fuerza de voluntad. 4

Los efectos psicológicos producidos por el aborto están muy relacionados con
los roles tradicionales del hombre, de los cuales hablé anteriormente, a veces
hasta los determinan. Se supone que el hombre debe no sólo proteger a sus
seres queridos, sino que les debe proveer apoyo emocional. Muchas veces los
hombres sacrifican sus propias opiniones y emociones para apoyar a la mujer
que aman en el momento en que ella lo necesita. Comúnmente la decisión de
abortar es un secreto que no se habla con otros, ni siquiera la pareja habla de él.
Esta incapacidad del hombre de poder expresar sus verdaderos sentimientos a
la madre de su hijo, a su familia o a sus amigos, puede traer profundos
problemas psicológicos.

Muchos hombres han manifestado sentimientos de depresión, frustración, vacío


y culpabilidad. Toda esta tensión daña la relación. Otros interpretan la decisión
de la mujer de abortar como un rechazo de ellos mismos, y de la innegable
manifestación física de sus relaciones, que es su hijo por nacer. Estos
sentimientos de rechazo resultan en un mayor número de problemas sexuales,
que van desde la impotencia hasta la promiscuidad. Muchas veces la culpa o la
ansiedad y el remordimiento son tan dolorosos, que la única solución parece ser
terminar con la relación. Al igual que el bebé por nacer, el hombre es también
víctima silente del aborto. Una vez realizado el aborto, la intervención
terapeútica es vital. Es recomendable sacar a la superficie las emociones
negativas y las ansiedades, hablando sobre ellas. El reconocimiento de la culpa y
de la ira es un paso necesario en el doloroso proceso que finalmente resultará en
el auto perdón. 5

3. CONSECUENCIAS DEL ABORTO EN EL MATRIMONIO Y LA


FAMILIA.

Efectos del aborto en la relación entre el hombre y la mujer

Es lógico que los efectos negativos del aborto en la mujer afecten también la
relación con su esposo o "amigo". Precisamente entre los efectos negativos
emocionales del aborto en la mujer están la aversión hacia su esposo o "amigo",
una disarmonía general en sus relaciones interpersonales. De hecho, ciertos
estudios muestran que hasta un 70% de las parejas se separan en el término de
un año después de haber ocurrido el aborto.

Las leyes en los Estados Unidos, le permiten a la mujer recurrir al aborto sin el
consentimiento de su esposo. Es insólito que el propio padre no pueda ni
siquiera tener la posibilidad, por medio de la persuasión, de impedir la matanza
del hijo que su esposa lleva dentro. Esto obviamente tiene que afectar la relación
marido-mujer, pues se trata de una de las áreas principales del matrimonio:
traer hijos al seno de una familia.

Tristemente, sin embargo, en muchos casos, por no decir la mayoría, es el


marido o "amigo" quien empuja a la mujer hacia el aborto, negándole todo tipo
de apoyo o aún amenazándola con el abandono si no se lo practica. Todo esto va
no sólo en detrimento de la mujer, sino de la misma institución del matrimonio
y la familia. El aborto facilita el machismo y la explotación de la mujer por parte
del hombre, pues le hace más fácil ser irresponsable y la convierte a ésta en un
objeto sexual. 6

Efectos del aborto en los demás hijos

El aborto también repercute en los otros hijos que ya se tienen o que nacen
después, ya que otro de los efectos emocionales negativos del mismo en la mujer
es precisamente la frustración de su instinto maternal. Y así se dan casos de
superprotección por parte de la madre que ha abortado hacia los hijos que
posteriormente llega a tener, a quienes ella causa daños emocionales.

Otro triste aunque interesante dato es que el maltrato infantil ha aumentado en


los Estados Unidos en un 500% después de la legalización del aborto.

Los hermanos del bebé abortado también sufren

A los hijos que ya han nacido también les afecta la muerte de un bebé. A
menudo, los padres piensan que los niños no se dan cuenta del embarazo de su
madre, pero inclusive los más pequeños saben si ella se practicó un aborto.
Cuando Juan, el hermano de Matt murió, Matt experimentó síntomas que son
típicos de un niño que sobrevive un aborto, como por ejemplo, enojo contra los
médicos, los hospitales y contra Dios. También experimentó culpabilidad y,
como resultado, autocastigo, pertubaciones en el funcionamiento cognoscitivo y
en el rendimiento escolar, depresión y tristeza.

Las niñas también pueden experimentar temores acerca del embarazo y de su


femineidad por su identificación con la madre.

Los síntomas de dolor en los padres, tales como el shock y la depresión, pueden
ser aterradores para un niño pequeño. Un estudio demostró que aún los bebés
de dos a cuatro meses de edad se muestran seriamente perturbados, cuando sus
madres se sientan frente a ellos sin hablar y sin una expresión en el rostro
durante dos o tres minutos. Los niños pueden sentirse abandonados por sus
padres afligidos y éstos pueden erigir una barrera emocional entre ellos y sus
hijos, debido a la culpabilidad y a la pérdida de confianza en su capacidad de ser
padres. Los niños acongojados pueden también sentirse confundidos porque
están sufriendo de una manera distinta a la de sus padres.

Eventualmente, los niños muestran su reacción ante la muerte a través de tres


preguntas principales: "¿La causé yo?" (Los niños creen que los deseos tienen
poder y si un niño ha deseado algun vez que una persona no esté cerca y luego
esa persona muere el niño puede sentirse responsable.) "¿Les ocurrirá a quienes
yo quiero?" "¿Me pasará a mi pronto?" En cada edad, los niños necesitan tener
la seguridad de que no hicieron nada para que esta persona muriera y que son
amados, aún cuando sus afligidos padres no puedan estar emocionalmente
presentes con ellos.

Los niños afligidos pueden dar indicios de que necesidan ayuda y amor
mediante una repetida conducta agresiva u hostil, un bajo y prolongado
rendimiento escolar o conductas regresivas e inseguras que persisten con el
tiempo.

Cuando los padres superan el sufrimiento a causa de un niño nacido muerto o


abortado, quedan libres para ofrecer ayuda y amor a sus otros hijos vivos.
Cuando ellos dan y reciben perdón con su niño por el bebé abortado, no sienten
más ni culpa ni rabia, ni transfieren ésta a los otros miembros de la familia. Orar
por un bebé que ha fallecido puede curar a los hijos que todavía viven y a
familias enteras. 7

4. IMPLICACIONES SOCIALES:

Implicaciones sociales que se han dado por la legalización del aborto entre
otras, incluyen el aumento del índice de maltrato infantil e infanticidio, debido
se cree, a que la pérdida del respeto a la vida no ha hecho de cada niño un "niño
deseado", sino que al contrario ha logrado que la sociedad pierda valores y
deshumanice a los indefensos (como también sucede en la eutanasia).

Esto se ha probado con estadísticas alarmantes que se cuentan en los hospitales


que reportan los casos de abuso infantil que terminan en una sala de urgencias.

El aborto legal, también ha establecido una industria del aborto, la cual de


forma más que probada, ha logrado que el abuso infantil en la forma de incesto
y violación, queden impunes. El caso es que las clínicas de aborto no preguntan
a niñas menores de edad ni lo más mínimo en lo referente a como se
embarazaron. En muchos casos, estos embarazos son por violaciones, de forma
que los culpables del incesto que traen a las víctimas a hacerse un aborto, evitan
el ser descubiertos.

Incluso el número de suicidios de mujeres ha incrementado notablemente (en


Estados Unidos hay alrededor de 13 suicidios por cada 100.000 mujeres solo
debidos al aborto).

Todo esto sin contar con los graves problemas médicos que han surgido a de la
proliferación del aborto cuando se hizo legal en Estados Unidos. Ha habido
incrementos asombrosos de los embarazos ectópicos, infertilidad, y cáncer
relacionados a esta situación. De igual manera, la muerte por abortos ilegales en
1972 fue de 39 mujeres en todo EEUU, mientras que en la actualidad las
muertes por abortos legales son mayores en número según cálculos alrededor de
1600 mujeres al año, sin contar las muertes por complicaciones como el cáncer
o suicidios.8

Por todas las consideraciones antes expuestas, propongo el siguiente Proyecto


de Acuerdo:

PROYECTO DE ACUERDO No. 180 de 2005

"Por el cual se establece el DÍA DEL BEBE NO NACIDO EN LA


CIUDAD DE BOGOTA D.C"

En uso de las atribuciones constitucionales y legales, y en especial los conferidos


por el Decreto - Ley 1421 de 1993, Artículo 12, numeral 1 se:

ACUERDA

ARTICULO 1°. Establézcase la primera semana del mes de Octubre de cada


año, como homenaje a la memoria del "Bebe No Nacido" en la Ciudad de Bogotá
D.C., fecha en la cual se dispondrán actos culturales para reflexionar y
sensibilizar a la población capitalina en memoria de los bebes no nacidos en la
ciudad capital.

ARTICULO 2º. La Alcaldía de Bogotá y las entidades del Distrito dispondrán


en esta fecha todo lo necesario para realizar actos culturales para reflexionar y
sensibilizar a la población capitalina en memoria de los bebes no nacidos en la
ciudad de Bogotá.

ARTICULO 3º. En el parque Tercer Milenio se dispondrá de un lugar para


ubicar una estatua con el nombre "el Jardín del Bebe No Nacido En Bogota".
Esta estatua será donada por una fundación.

PUBLÍQUESE Y CUMPLASE

Dado en Bogotá, D.C., a los................días del mes de de 2005.

NOTAS DE PIE DE PÁGINA:


1
WASHINGTON DC, 20 Jun. 00 (ACI).- estudio financiado por el gobierno de Finlandia

2
Nota: Esta información fue tomada del folleto "¿Cuál es la causa de mi dolor?", con la
autorización de la organización que lo publicó Wisconsin Right to Life Education Fund. Puede
obtenerlo (en inglés) escribiendo a: 10625 West North Avenue, Milwaukee, WI 53226, U.S.A.;
tel.: (414) 778-5780.

3
Fuente: "Medical Journal Finds Clinical Depression Linked to Abortion", The Pro-Life Infonet,
18 de enero del 2002 y British Medical Journal, 324: 151-152.

4
FUENTE: Vincent Rue, Ph.D., Forgotten Fathers (Lewiston, Nueva York/Toronto, Canadá: Life
Cycle Books, 1986. (Se han hecho correcciones de estilo.)

5
FUENTE: Dr. Alberto Iglesias, "Efectos del aborto en el hombre". Conferencia dictada durante
el IX Congreso Mundial Anual sobre el Amor, la Vida y la Familia de Human Life International,
celebrado en Miami, Florida, EE.UU., abril de 1990.

6
FUENTE: Véase: Biblioteca\Consecuencias sociales, políticas y legales del aborto.

7
FUENTE: "Los hermanos del bebé abortado también sufren," Escoge la Vida (enero/febrero,
1991), suplemento "Caminos de Esperanza".

8
FUENTE: Ibíd.

http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=18354