Vous êtes sur la page 1sur 4

La Biónica – Marco Mogollón Flores

La Biónica

La biónica es la aplicación de soluciones biológicas a la técnica de los sistemas de


arquitectura, ingeniería y tecnología moderna.

Etimológicamente, la palabra viene del griego "bios"; que significa vida y el sufijo
"ico" que significa "relativo a".

Asi mismo, existe la ingeniería biónica que abarca varias disciplinas con el objetivo
de concatenar (hacer trabajar juntos) sistemas biológicos, por ejemplo para crear
prótesis activadas por los nervios, robots controlados por una señal biológica o
también crear modelos artificiales de cosas que solo existen en la naturaleza, por
ejemplo la visión artificial y la inteligencia artificial también llamada cibernética.

Se podría decir, la biónica es aquella rama de la cibernética que trata de simular el


comportamiento de los seres vivos haciéndolos mejores en casi todas las ramas por
medio de instrumentos mecánicos.

Los seres vivos son máquinas complejas, dotadas de una gran variedad de
instrumentos de medición, de análisis, de recepción de estimulos y de reacción y
respuesta, esto es gracias a los cinco sentidos que hemos desarrollado.Crear
máquinas que se comporten como cerebros humanos, capacitadas para observar
un comportamiento inteligente y aprender de él, es parte del campo de la
investigación de la robótica y la inteligencia artificial (IA). Dentro de ese
comportamiento inteligente se encuentran tanto las actividades relacionadas con el
raciocinio, es decir, estrategia y planeamiento, como con la percepción y
reconocimiento de imágenes, colores, sonidos, etc.

Historia

La biónica ha existido sin nombrarla así, desde el principio de la historia del ser
humano, con la creación de Herramientas o de artefactos que ayudan al ser humano
a desempeñarse mejor en su ambiente. Tenemos que uno de los grandes creadores
de todos los tiempos Leonardo Da Vinci, se inspiró en diversos mecanismos
naturales para llevar acabo sus símiles artificiales, como los rudimentos de un
primer aeroplano, que tiene mucha similitud con las alas de un murciélago, y del
La Biónica – Marco Mogollón Flores

cual existe un boceto, además de algunos escritos donde detalla sus observaciones
de aves y algunos otros animales voladores.

Existen muchísimos inventos modernos que están inspirados en modelos biológicos,


tenemos el caso del Radar que se inspira en la ecolocalización que tienen los
murciélagos para no chocar en la oscuridad, o el velcro (las cintas que usamos para
sujetar las ropas o zapatos) el cual está basado en aquellas plantas que se adhieren
a las ropas por medio de ganchillos, o el traje de cuerpo completo de los nadadores
de competencia, el cual disminuye la fricción con el agua aumentando la velocidad y
que es muy parecido a la piel que cubre a los delfines. También tenemos una gran
cantidad de ejemplos desarrollados por distintas Universidades que están inspirados
en serpientes, arañas, cucarachas, peces e incluso en humanos.

Campos de aplicación de la Biónica

Las aplicaciones son inmensas y no solo limitadas a ampliar nuestras capacidades


sensoriales. A continuación se listan algunos campos de aplicación de la Biónica:

Medicina

Biónica aplicada a prótesis humanas.

En este campo, la biónica significa la sustitución de órganos o miembros por


versiones mecánicas. Los implantes biónicos se diferencian de las meras prótesis
porque imitan la función original fielmente e incluso la superan.

Mientras la tecnología que


desarrolla implantes biónicos está
aún en desarrollo, ya podemos
disponer de algunos aparatos
biónicos: uno de los más famosos
es el implante coclear, para la
gente sorda. Actualmente podemos destacar la creación de cuerpos artificiales. Hay
que mencionar que se espera un gran progreso relacionado con el avance de las
nanotecnologías: entre ellas, la retina de silicona, creada por Kwabena Boahen de
Ghana, capaz de procesar imágenes de la misma manera que una retina natural.
La Biónica – Marco Mogollón Flores

Audiovisual

Gracias a la biónica, se ha podido llevar a cabo sistemas de adquisición,


reproducción y compresión dentro del campo audiovisual, teniendo en cuenta las
limitaciones de los sistemas auditivo y visual humanos.

Un claro ejemplo dentro del mundo de la


adquisición son los micrófonos, los
amplificadores, los altavoces que han sido
diseñados de acuerdo con los rangos
audibles por los humanos, es decir, de 20 Hz
en 20KHz.

Como sistema de compresión de audio encontramos el MP3, que permite almacenar


sonido a una calidad similar a la de un CD y con un índice de compresión muy
elevado, del orden de 1:11. El sistema de codificación que utiliza el MP3 es un
algoritmo de compresión con pérdida, es decir, el sonido original y lo que obtenemos
no son idénticos. Eso se debe a que el MP3 aprovecha las deficiencias del oído
humana y elimina toda aquella información que no es capaz de percibir.

Otro sistema de compresión, en este caso de imagen, es el JPEG en lo que la


compresión se lleva a cabo, en gran parte, en el cromatismo ya que el sistema
visual humano es mucho más sensible a la luminosidad que a los colores.

En el caso de los elementos de reproducción


podemos mencionar el caso de las pantallas
planas que se producen actualmente. Casi como
todas las televisiones de tubo de color del pasado,
poseen una proporción 1:1:1 de los tres elementos
de color de rojo, verde y azul. Sin embargo, como
los subpíxeles azules no ayudan casi nada en el
ojo a la hora de resolver imágenes, la mayoría de estos píxeles se desprecian. Hay
que decir que este sistema ha sido mejorado con los años haciendo las pantallas
más eficientes.
La Biónica – Marco Mogollón Flores

Diseño de productos

Durante el último decenio, el oficio de diseñador ha aumentado considerablemente.


Si nos fijamos en el caso de Leonardo Da Vinci, parece evidente que la biónica
tendría que aportar al diseñador de hoy día este método de creatividad, de
verificación de la validez de nuevas construcciones, una diversificación de las
formas destinadas a unas funciones precisas. La relación forma-función es, sin lugar
a dudas, el aspecto de la biónica que toca más particularmente el diseñador; y nos
queremos referir al hecho que otros aspectos como los principios psicoquímicos del
funcionamiento de algunos órganos sensoriales no los toca tan de cerca. Al
contrario, una multitud de trabajos de biología tratan del doble aspecto de la relación
forma-función: es el dominio de la morfología funcional. A causa de sus soluciones,
a menudo inesperadas, la naturaleza esconde riquezas que los diseñadores
estarían bien tentados de asimilar a sus diseños.

Desarrollo por países

La Biónica ha tenido un gran desarrollo en países como Alemania que cuenta con
cursos titulados de ese mismo modo en distintas escuelas, Japón que tiene un gran
desarrollo en Bio robots y Estados Unidos e Inglaterra.

En Latinoamérica y España se cuenta también con desarrollos de este tipo.


Tenemos que en México se fundó la carrera de Ingeniería Biónica en la UPIITA
(Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas) del
IPN (Instituto Politécnico Nacional) en 1996 la cual ha rendido frutos en la creación
de artefactos biónicos. Posteriormente, dado el éxito obtenido en el IPN, la UPAEP
(Universidad Autónoma del Estado de Puebla) también implantó esta licenciatura
unos años después.