Vous êtes sur la page 1sur 1

10 AREQUiPA,

lunes 05 de abril de 2010

CULTURAL
LibROs
En el 2007 publica su primer libro de relatos “Urgente: Necesito un retazo de felicidad
(Bizarro Ediciones, Lima)”, con el que ganó el Primer Premio Nacional Universitario, que
junto a La prosperidad reclusa, hablan de este notable escritor.

LA NARRATIVA AREQUIPEÑA

La prosperidad reclusa de
Orlando Mazeyra Guillén
cer su espíritu lírico. presenta sus relatos nos ponen al
La narrativa arequipeña no tuvo frente de una realidad marcada por
MARCos M. ViLCA JiMénez
una tradición literaria como la poe- los problemas actuales que conoce-
F ragmento
En la década de 1990, Arequipa sía, sin embargo, la pluma de los na- mos, pero preferimos no ver o vemos
fue considerada la República de los rradores no se deja esperar, en estas y preferimos desconocer. Aunque al-
La Talega
Poetas por la calidad de escritores últimas décadas surgieron libros no- gunos relatos juegan con el buen jui- (Relato)
que encumbraron este género litera- tables que merecen destacar. Entre cio del incauto lector resulta necesa-
rio: Melgar, B. Bonifaz, “Atahualpa” ellos, los libros de Orlando Mazeyra rio abrir nuestra mente para socavar Ese anciano de mirada perdida
Rodríguez, P. Gibson, Guillén, quien en su corto periplo li- el fondo del asunto propuesto. siempre camina arrastrando una pe-
A. Hidalgo, etc. quie- terario ha sabido cultivar, a través de sada talega color cereza. Los cuen-
nes con sus obras las letras, un prestigio literario a ni- CÁLAMO CURRENTE tistas del vecindario dicen que den-
fortalecieron la cul- vel nacional en poco tiempo. De cronista deportivo con vita- tro lleva tres enormes espejos. Dos
tura de un pueblo lidad increíble, Mazeyra se encontró de ellos ya están rotos: el primero lo
que ha sabido cre- Ab iNiTiO con “La casa verde” de Vargas rompió cuando descubrió su pri-
Mazeyra Guillén, dedicado a la Llosa, “El extranjero” de Camus y mera arruga; y el segundo fue a pa-
narrativa a tiempo completo, con- “El túnel” de Sábato que cambia- rar al suelo cuando contempló su
cibe historias que retratan el espí- ron su vida, su trajín universitario lo primera cana. El tercer espejo sigue
ritu juvenil de la delicada y envolvió a la literatura como “una forma, procuraba ser un escritor que, intacto. Algunos arguyen que su
compleja época que nos forma virtual de alterar el mundo real si bien no publicó ninguna obra de
avanzada ceguera le impide dar
toca vivir, los problemas tanto como el autor y tú (tus tabúes, ficción, escribió artículos e investiga-
cuenta del último espejo. Yo creo
de anorexia, escarceos tus pudores, tus insatisfacciones) lo ciones en diversos medios periodísti-
que se romperá cuando esté cara a
femeninos, infidelida- permitan”. cos de la ciudad.
cara con la Muerte.
des, descubrimiento Por otro lado, la imagen del
sexual, rasgos obsesi- abuelo, un destacado maestro y do- MAZEYRA, EL EsCRiTOR
vos, depresiones so- cente universitario que, sobre todo, en Orlando Mazeyra Guillén (Are- men Literario Axolotl de Buenos Ai-
ciales, angustias exis- sus años juveniles quiso plasmar, en quipa 1980) estudió en el Colegio De res, Argentina. Ha publicado en di-
tenciales, la sus muchos cuadernos de apuntes, La Salle y en la Universidad Católica versos diarios impresos y revistas li-
escritura, donde el historias en base a sus múltiples lec- Santa María, en el 2007 publica su terarias virtuales a nivel nacional e
alcohol y las drogas turas (historia, poesía, filosofía, me- primer libro de relatos “Urgente: Ne- internacional. Varios de sus relatos
son estímulos pasa- dicina, zoología, religión, etcétera). cesito un retazo de felicidad (Bizarro han sido seleccionados por el Pro-
jeros de temer. El abuelo fue un lector omnívoro e Ediciones, Lima)”. Con “Todo co- yecto Sherezade (Canadá). Otras de
Orlando Ma- interesado por muchas ramas. Aún menzó en la Universidad” ganó el sus producciones aparecen el Pro-
zeyra nos presenta Orlando conserva el borrador de un Primer Premio Nacional Universita- yecto Quipu que promueve el crítico
un desafío en la inacabado libro de relatos con un tí- rio Nicanor de la Fuente (2003), or- Gustavo Faverón y en la bitácora
nueva narrativa his- tulo precioso: “Al caer de las tardes” ganizado por la Universidad Pedro Gambito de Peón del escritor Ri-
panoamericana, su se presume que, al caer de las tardes, Ruiz Gallo de Lambayeque. Sus cardo Sumalavia. Su segundo libro,
marcado y crudo na- el abuelo garrapateaba con anota- cuentos han sido premiados en Mo- “La prosperidad reclusa”, apareció a
turalismo con que ciones ese cuadernos y, de esta relia, México; en el Primer Certa- finales del año 2009.

Frida Kahlo: Desde la angustia


Su vida como la de muchos ar- conocida como Frida Kahlo (1907 y continuó con diversas enfermeda-
tistas está llena de misterios, an- - 1954). Su infancia se caracteriza des, lesiones, accidentes y operacio-
gustias, privaciones y goces; aún se por un profundo sentido de la in- nes. Esta primera enfermedad le
rememora su perfil y amplia frente dependencia y la rebeldía contra los dejó una secuela permanente: la
que destaca su pobladas cejas con hábitos sociales y morales ordina- pierna derecha mucho más delgada
moño inconfundible, pero segura- rios, movida por la pasión y la sen- que la izquierda. Su penosa vida de
mente lo que más se recuerda son sualidad. Orgullosa de su patria y accidentes la torturó con 32 opera-
las siniestras imágenes que mues- de su tradición cultural, se enfrentó ciones quirúrgicas.
tran sus pinturas y autorretratos a la reinante penetración de las cos- Estudió en la Escuela Nacional
pincelados con crudas marcas y ci- tumbres estadounidenses, todo ello Preparatoria (México), prestigiosa cuela conoce a Diego Rivera su
catrices que marcaron su vida desde mezclado con un peculiar sentido institución educativa, donde sus tra- futuro esposo. Su relación consistió Al morir fue velada en el Pa-
su infancia y adolescencia. del humor. vesuras la convirtieron en la cabe- en amor, aventuras con otras per- lacio de Bellas Artes (México), su
Destacada artista mexicana Su vida quedó marcada por el cilla de un grupo de chicos rebeldes sonas, vínculo creativo, odio y un féretro fue cubierto con la ban-
bautizada como Magdalena Car- sufrimiento físico que comenzó con teniendo generalmente como vícti- divorcio en 1939 que solamente dera del Partido Comunista Me-
men Frida Kahlo y Calderón, mejor la poliomielitis que contrajo en 1913 mas a sus profesores. En esta es- duró un año. xicano.