Vous êtes sur la page 1sur 6

Séptimas sobre la sensible

Armonía II. 2º trimestre

Curso 2009-2010
CIEM Federico Moreno Torroba
Profesor: Santiago Rodiño
Séptimas sobre la sensible

ACORDES DE SÉPTIMA SOBRE LA SENSIBLE

Estado fundamental
Este acorde se forma sobre la sensible del modo mayor y menor, componiéndose de:

En el modo mayor: tercera menor, quinta disminuida, séptima menor. Su cifrado en estado
fundamental es un 7 y un 5 tachado. Se le conoce como acorde de 7ª semidisminuida (porque
la quinta es disminuida pero la séptima no) o como 7ª de sensible.

En el modo menor: Tercera menor, quinta disminuida y séptima disminuida. Su cifrado es un 7


tachado. Se le conoce como acorde de 7ª disminuida.

MUY IMPORTANTE: El acorde de séptima semidisminuida se utiliza sólo en el modo mayor


(aunque la séptima sobre el II grado del modo menor es similar en su estructura interválica,
carece de sensible).

Sin embargo, el acorde de séptima disminuida, en principio propio del modo menor, es
extrapolable al modo mayor. Pertenece a la familia de acordes prestados, del mismo modo
que las subdominantes menores que se utilizan en el modo mayor.

Preparación y resolución de las disonancias


En ambos casos, con séptima menor o séptima disminuida, se hace de la misma forma. De
igual modo que en el caso de las séptimas de dominante, se juntan en este acorde dos
disonancias a la vez: La quinta disminuida y la séptima (menor o disminuida). Como sabemos,
dos disonancias simultáneas no suman, sino que restan efecto "disonante". Por esa razón, no
es necesario preparar las disonancias.

RESOLUCIÓN: La resolución es la habitual. Ambas disonancias resuelven descendiendo por


grado. La fundamental, que es la sensible, resuelve como siempre subiendo a la tónica.

Séptimas sobre la sensible Página 2


Séptimas sobre la sensible

Primera inversión
Se forma colocando en el bajo la tercera del acorde fundamental (II grado de la escala),
quedando compuesta por tercera menor, quinta justa o disminuida, y sexta mayor.

El cifrado de la séptima semidisminuida es 5


+6

El cifrado de la séptima disminuida es +6


5 (tachado)

La razón de que en uno la quinta sea justa y en el otro disminuida es evidente. Pero ¿Por qué
en un caso escribimos antes la sexta y en el otro antes la quinta? Es una cuestión de sonoridad.
En las inversiones del acorde semidisminuida habrá que seguir siempre el orden del cifrado,
para asegurarnos de que la séptima siempre aparezca por encima de la sensible. De ese
modo nos aseguramos una disposición del acorde más consonante. En el caso de la séptima
disminuida no es necesario seguir ningún orden preestablecido.

En cuanto a su resolución, la nota del bajo asciende al III grado cifrado con acorde sexta
(primera inversión de tónica); la tercera y quinta, disonancias, descienden de grado; y la sexta,
sensible, asciende a la tónica.

En este caso de la séptima semidisminuida cabe la posibilidad de enlazarlo con el III grado,
manteniendo la sensible en vez de subirla a la tónica. El resto del acorde quedaría igual. En
cualquier caso, la nota del bajo tienen que resolver subiendo, o cometeremos faltas.

Séptimas sobre la sensible Página 3


Séptimas sobre la sensible

No podríamos enlazar con el tercer grado el acorde disminuido porque si mantenemos la


sensible llegaríamos al tercer grado aumentado sin preparar (puesto que en el acorde anterior,
la sensible es disonancia)

Segunda inversión
Se forma colocando en el bajo la quinta del acorde fundamental (IV grado de la escala),
quedando compuesto por tercera mayor (modo mayor) o tercera menor (modo menor), cuarta
aumentada y sexta mayor.

El cifrado de la séptima semidisminuida es: 3


+4

El cifrado de la séptima disminuida es: +4


3

Su resolución es la siguiente: la nota del bajo, disonancia, desciende de grado; la cuarta,


sensible, asciende a la tónica; y la sexta sube o baja de grado, o sube una cuarta justa.

Séptimas sobre la sensible Página 4


Séptimas sobre la sensible

Tercera inversión

Se forma colocando en el bajo la séptima del acorde fundamental (VI grado de la escala),
quedando compuesto por segunda mayor, cuarta justa y sexta menor en la séptima
semidisminuida, y en la séptima disminuida por segunda y cuarta aumentadas, y sexta mayor.
Su cifrado en ambos modos es +2.

PREPARACIÓN DE LA SÉPTIMA SEMIDISMINUIDA:


Como en este caso no podemos colocar la séptima por encima de la sensible (puesto que la
séptima está en el bajo) tendremos que suavizar la disonancia preparando la séptima (en el
bajo) por nota común desde el acorde anterior.

Esta inversión tiene dos resoluciones:

1. La nota del bajo, disonancia, desciende al V grado cifrado con cuarta y sexta (cadencial); la
segunda, sensible, asciende a la tónica; la cuarta asciende de grado; y la sexta,
disonancia, desciende de grado. En el acorde de cuarta y sexta resulta duplicada la sexta.

2. La nota del bajo, disonancia, desciende al V grado; el resto de las voces se mantienen
quietas, resultando sobre el quinto grado el acorde en estado fundamental de séptima de
dominante completo.

Séptimas sobre la sensible Página 5


Séptimas sobre la sensible

Función de dominante.
Puesto que se trata de acordes sobre el VII grado, su función es de dominante, exactamente
igual que los acordes de quinta disminuida sobre el VII grado.

Por lo tanto, siempre resolverán en acordes con función de tónica. Normalmente el I grado y
en algunas ocasiones el III. Pero nunca el VI.

Por otro lado, y como acordes de dominante que son, también actúan como dominantes
secundarias. Así que, si actúan como dominante de la dominante, tenemos la posibilidad
(como hemos visto en algunos ejemplos) de que, en vez de resolver directamente sobre la
dominante (que sería su tónica secundaria) resuelvan sobre la sexta y cuarta cadencial.

Séptimas sobre la sensible Página 6