Vous êtes sur la page 1sur 162

Manual de Educación Sathya Sai en Valores Humanos

PREESCOLAR

Manual de Educación Sathya Sai en Valores Humanos PREESCOLAR

Derechos Reservados © 2012 por el Instituto Sri Sathya Sai de México, A.C.

Puebla 326, Col. Roma México, D.F., 06700

Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra por cual- quier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, la fotcopia o la grabación, sin previa autorización por escrito del Instituto Sri Sathya Sai de México, A.C.

Primera Edición

Publicado y distribuido por Instituto Sri Sathya Sai de México, A.C. Correo electrónico: contacto@valores-mexico.org

ISBN en trámite

Editado en México

A Bhagavan Sri Sathya Sai Baba

“De hecho, ustedes no son meramente maestros en sus propias escuelas, sino maestros de la
“De hecho, ustedes no son meramente maestros en sus propias escuelas, sino maestros de la
“De hecho, ustedes no son meramente maestros en sus propias escuelas, sino maestros de la

“De hecho, ustedes no son meramente maestros en sus propias escuelas, sino maestros de la raza humana. Díganles a los niños cómo deben olvidar el daño que otros les hicieron y el bien que ellos hacen a otros. Háganlos emprender una tarea positiva y las actitudes negativas decaerán. Los buenos hábitos expulsarán a los malos. A los padres de los niños deben mantenerlos familiarizados con el tipo de enseñanza que les damos a los niños y pedirles su consejo”.

Bhagavan Sri Sathya Sai Baba

familiarizados con el tipo de enseñanza que les damos a los niños y pedirles su consejo”.

TABLA DE CONTENIDO

INTRODUCCIÓN

I

PREFACIO

XXI

VERDAD

1

Interés por el conocimiento

3

RECTITUD

2 Buen uso de nuestros potenciales

11

 

3 Orden

19

4 Laboriosidad

27

5 Perseverancia

35

PAZ

 

6 Justicia

43

AMOR

7

Autoestima

51

8

Amistad

59

9

Felicidad

65

10

Tolerancia

71

11

Amistad

77

12

Amabilidad

83

13

Compartir

91

NO VIOLENCIA

14 Buenos modales

99

15 Comprensión

105

 

16 Unidad

111

17 Servicio desinteresado

117

 

18 Ecofilia

123

BIBLIOGRAFÍA

129

“Numerar los valores humanos sólo como cinco –Verdad, Rectitud, Paz, Amor y No violencia– no
“Numerar los valores humanos sólo como cinco –Verdad, Rectitud, Paz, Amor y No violencia– no
“Numerar los valores humanos sólo como cinco –Verdad, Rectitud, Paz, Amor y No violencia– no

“Numerar los valores humanos sólo como cinco –Verdad, Rectitud, Paz, Amor y No violencia– no es correcto. Todos ellos son facetas de los fundamentos de lo que nos hace humanos. Crecen juntos, son inseparables e interdependientes”.

“La Verdad es lo que debe ser dicho La rectitud es lo que debe ser practicado La paz es lo que debe ser experimentado El amor es nuestra verdadera naturaleza La No violencia es permanecer alejado de la violencia”.

Bhagavan Sri Sathya Sai Baba

es nuestra verdadera naturaleza La No violencia es permanecer alejado de la violencia”. Bhagavan Sri Sathya

INTRODUCCIÓN

La educación que requiere la humanidad

Educar ha sido una preocupación de todas las sociedades en todos los tiempos El an- ciano, que narraba historias alrededor de una fogata, y los juegos infantiles con he- rramientas semejantes a las utilizadas por los adultos, desempeñaron la misma fun- ción que ahora ocupa la institución escolar La sociedad, para conservarse a sí misma, requiere que las nuevas generaciones asi- milen, practiquen y desarrollen dos cosas:

la información técnica, que les permite so- brevivir, y los principios básicos, que hacen funcionar al individuo y permiten la con- vivencia social Cuando un miembro joven de la comunidad asimila los conocimientos que hasta el momento se han desarrollado, tiene la posibilidad de generar nuevos co- nocimientos y promover una mejoría sus- tancial en la sociedad Asimismo, cuando se sabe miembro de una comunidad y copar- tícipe de su destino, no tiene más remedio que comprender que su propio bienestar es el bienestar social y actúa en consecuen- cia Esto es lo que debe hacer la educación:

informar y formar para la conservación y transformación de la propia humanidad La necesidad de contar con una educa- ción integral que permita al ser humano rea- lizarse en plenitud es una preocupación que puede observarse en todas las sociedades Las comunidades primitivas, para propiciar- la, han contado con dos elementos clave: el mito y el ritual Los indios del Amazonas in- tegran a los niños a la sociedad a través de

rituales de iniciación que les permiten com- prender su dimensión espiritual y su respon- sabilidad con el cosmos y con el grupo so- cial en el que han nacido Los niños asumen sus deberes sociales a través de la compren- sión de que ellos son parte de un universo en el que sus actos pueden tener repercusiones, ya que todo está interrelacionado Las sociedades preindustriales se ca- racterizaban por no establecer distincio- nes entre la vida cotidiana y la vida espiri- tual Se consideraba que la presencia de lo sagrado se encontraba en todo y se identi- ficaba el sacrilegio con la falta moral; todo ello asociado con un rompimiento del equi- librio cósmico Así ocurre en culturas como la egipcia, la sumeria, la babilonia, la cel- ta, la maya, la inca o la azteca En tales so- ciedades el sistema educativo no desvincu- laba, por tanto, los asuntos “materiales” de los asuntos “espirituales” tal y como ocurre en la sociedad contemporánea Ambos ele- mentos se transmitían juntos En la cultura de la India, a partir de la tradición védica se estableció un sistema educativo en el cual los jóvenes se forma- ban integralmente bajo la supervisión de un maestro El maestro, bajo esta perspectiva, era considerado un gurú Gurú debería tra- ducirse literalmente como “quien disuelve la oscuridad” La relación entre maestro y dis- cípulo se consideraba entonces un vínculo sagrado Se entablaba una relación personal de afecto, comprensión y mutua responsa- bilidad El sistema de educación védico sig- nificaba no sólo la enseñanza de las habili- dades prácticas para la subsistencia, sino,

fundamentalmente, la formación espiritual del estudiante En este sistema era primor- dial que el maestro hubiese ya alcanzado la plenitud espiritual para que su papel pudiese cumplirse cabalmente La educación, enton- ces, debería enseñar sobre el trabajo desinte- resado, el servicio y el control de los sentidos para lograr una vida feliz Un ejemplo de este sistema educativo se puede seguir en el Ramayana En esta epo- peya se narra cómo son educados cuatro jó- venes príncipes (Rama, Lakshmana, Bharata y Satrugna) por Vasishta Los niños abando- nan el palacio paterno, se trasladan a la casa de retiro del maestro y viven allí en forma austera, aprendiendo a montar elefantes y caballos, a manejar el arco y la flecha, acti- vidades propias de su condición de futuros gobernantes y defensores del reino; a la vez, memorizan las escrituras sagradas, discuten sobre el significado espiritual de la vida y, fi- nalmente, comprenden su papel en el drama de la vida (Sathya Sai, 1994:I,53-65) En la tradición occidental, comenzan- do por Grecia, también existe una preocu- pación por impartir una educación inte- gral Sócrates, el más afamado educador de la Antigüedad Clásica, consideraba in- útil la pura transmisión de saberes y téc- nicas, típica de la cultura presocrática e in- sistía en el “cuidado del alma”: exhortación constante hacia el discípulo para que traba- je en su propia formación personal, la cual sólo puede iniciar con el conocimiento de sí mismo Para Sócrates, por tanto, la educa- ción partía de descubrir y aceptar la digni- dad personal reconociéndose, por ello, do- tado de una naturaleza común a la de todos los hombres y destinado a llevar una vida digna orientada hacia la búsqueda de va- lores morales universales y el compromiso con ellos (Véase Laspalas, 2000:68-73) Aristóteles, por su parte, concibió la educación como un medio para alcanzar

la felicidad; ello significaba que el hombre aprendiera a “vivir bien”, lo que en otras pa- labras era aprender “a actuar conforme a la naturaleza humana, conforme al modo de ser propio del hombre” (Naval, 2000:84) Casi dos mil años después, en la Didáctica Magna, escrita en 1635, Comenio afirma:

“quede, pues sentado que a todos los que nacieron hombres les es precisa la enseñan- za, porque es necesario que sean hombres, no bestias feroces, no brutos, no troncos inertes” (Comenio, 1986[1635]:60) No es extraño a la historia de la filosofía educativa establecer que el punto de partida de la educación es la formación del ser hu- mano Una formación que incluye no sólo el conocimiento científico sino también el conocimiento filosófico o metafísico Baste con recordar a Descartes, pilar del raciona- lismo que caracteriza a la sociedad actual, pero quien no reducía la educación al cono- cimiento científico Para él, la educación era enseñar al hombre a filosofar: “el estudio más necesario para regular nuestras cos- tumbres y comportarnos en esta vida” Tal estudio comenzaba con la metafísica (el co- nocimiento de lo espiritual), seguido por la física (el conocimiento de lo material), para de allí avanzar hacia el conocimiento moral que, según él, “es el último grado de la sabi- duría” (Turró, 2000:163) Infortunadamente, la sociedad occi- dental, desde el Renacimiento, ha ido acre- centando la distancia entre el conocimiento científico y el conocimiento metafísico, dis- tancia que refleja a la vez la separación en- tre vida cotidiana y vida espiritual El desa- rrollo tecnológico se ha disparado sin que a la par camine el desarrollo humano El resultado del divorcio entre lo secular y lo espiritual en el ámbito de la educación ha sido desastroso Parafraseando a Sathya Sai:

ciencia sin sabiduría, educación sin morali- dad, vida sin espiritualidad se traducen en

caos social, egoísmo y aislamiento indivi- dual, violencia e infelicidad El siglo xx, con sus desgarradoras gue- rras mundiales y las subsecuentes que han asolado todos los continentes, es un ejem- plo claro de los resultados nefastos que ha tenido una educación materialista Claro está que cuando el hombre llega a los límites de un problema no tiene más remedio que darse cuenta de sus errores y, en este caso, la sociedad ha ido tomando mayor concien- cia de que no podemos seguir caminando guiados por una educación que no incluya la formación axiológica del hombre

Sathya Sai Baba y su proyecto educativo

Cuando Sathya Sai Baba era un muchacho de doce años y comenzaba a estudiar la se- cundaria, Sri Tammi Raju, el profesor de las actividades teatrales del Colegio de Ura- vakonda, le solicitó que escribiera y mon- tara una obra en télegu La representación se llevó a cabo en la escuela y el mismo Sa- thya actúo el papel protagónico La obra se llamaba ¿Siguen los actos a las palabras? El niño de la obra veía a su madre predicar la generosidad con sus amigas, pero más tarde golpeaba a un pordiosero que le pedía algo de comer; escuchaba a su padre destacar la importancia de que los jóvenes se educaran para luego negarse a apoyar a un muchacho pobre que no podía pagar sus estudios; fi- nalmente, presenciaba cómo el maestro pe- día a sus alumnos engañar al supervisor es- colar mientras les daba una lección sobre la importancia de decir la verdad El niño, claro está, terminaba negándose a estudiar, pues de nada servía aprender aquello que nunca se pondría en práctica: “si todo lo que enseñan padre, madre y maestro sólo ha de ser escrito y hablado; si todo lo que se aprende ha de ser descartado en cuan-

to llega el momento de actuar, no entiendo por qué habría de aprender algo…” (Kastu- ri, 1989:46-47) El drama es una auténtica reflexión en torno a la necesidad de conver- tir nuestros ideales en acciones Los padres y el maestro eran invitados por el protago- nista a enseñar la verdad a través de decir la verdad y practicar la verdad Bhagavan Sri Sathya Sai Baba, cuyo ob- jetivo fundamental ha sido lograr que los hombres podamos reemprender un cami- no hacia la plenitud individual y social, ha centrado sus enseñanzas justamente en la necesidad de una formación integral en la que aprendamos a ser humanos a través de la práctica de los valores En 1940 cuando el mundo se convulsionaba en la Segunda Guerra Mundial, la voz de un niño de ca- torce años, el adolescente Sathya Sai Baba, vibraba diciendo:

“Con verdad, rectitud, paz y amor sigue adelante en el viaje de tu vida, oh hombre La acción integrada es tu deber Recordar al Señor es el gran secreto La práctica espiri- tual es el signo de los que aman a Dios Si- gue adelante en el viaje de tu vida, oh hom- bre, con verdad, rectitud, paz y amor” (Sathya Sai Baba, 1990a:23)

Sathya Sai Baba estaba poniendo el dedo en la llaga La solución a los conflic- tos mundiales, sociales y personales, no se encuentra en una revolución política o eco- nómica, sino en una revolución moral y es- piritual En la transformación del enfoque con el que los hombres afrontamos la vida La misión de Bhagavan Sri Sathya Sai Baba ha sido desde entonces cumplida a través de muchas medidas en beneficio de la humanidad: está restableciendo la salud del mundo, otorgando riqueza espiritual y abundancia a los necesitados Pero, sobre todo, ha buscado restablecer el sentido pro-

fundo de la Educación: una auténtica edu- cación que permita a los niños, padres y maestros florecer como seres humanos: una educación que engrandezca al hombre, que forme el carácter, que se sustente en la ex- periencia, que prepare a los individuos para que sirvan a la sociedad

“El haber inaugurado una Universidad no puede ser una fuente de completa satisfac- ción para Mí Tiene que ser nutrida y hacer que dé frutos Es como aceptar de regalo a un elefante; trae consigo la responsabilidad de alimentarlo y utilizar sus potencialidades beneficiosamente Si ocurriera algún error

tes y los profesores son activos valiosos para

y

disciplinas espirituales Tiene como meta

 

“La sabiduría del Espíritu Universal es la única sabiduría que puede salvar, que pue- de sostener cuando el hombre está sacudido

por el mar de la vida La vida no es sólo para

al conducir un elefante, éste podría correr desbocado y destrozar vidas Los estudian-

hacer de la Universidad una ideal Junto con las asignaturas relacionadas con el conoci-

el

mero vivir, sino para aprender en la arena

miento del mundo, esta Universidad impar-

del mundo el arte de lograr la liberación La India se ha especializado en esta sabiduría,

tirá instrucción en códigos morales y éticos

y

el

cultivo de la mente de los estudiantes so-

así se volvió la maestra de la humanidad” (Sathya Sai, 1990b:27-28)

Así hablaba Sathya Sai en una parte del discurso que pronunció el 5 de septiembre de 1968 durante la inauguración del Co- legio Sathya Sai para mujeres en Ananta-

rra”, presentaba una flor frente a un tanque

bre esas líneas Virtudes, pureza de mente, adherencia a la verdad, dedicación al Supre- mo, disciplina y devoción al deber —estas cualidades serán fomentadas y promovidas en esta Universidad”

(Sathya Sai, 2008:32)

pur Esa fue la primera escuela fundada por Sathya Sai Baba Por esos años, la juven- tud proclamaba “haz el amor y no la gue-

Sathya Sai Baba afirma que la esperan- za que ha puesto en estas escuelas es que sus egresados sean “ejemplos brillantes de

y

exigía una educación que proporciona-

la conciencia espiritual”, con lo cual se tiene

ra libertad Sathya Sai Baba respondía fun-

dando una escuela cimentada en la tradi-

ción espiritual porque la verdadera libertad

asegurado que sean hombres de bien, para

sí mismos y para la sociedad en la que vi-

ven Porque la educación no es un asunto

y

el auténtico amor son los del Espíritu A

de conocimiento libresco, la adquisición de

partir de entonces Sathya Sai emprendería con mayor ímpetu su tarea educativa Al colegio de Anantapur le seguirían el Cole- gio para varones en Brindavan en 1969; la escuela primaria y la secundaria en Putta- parthi en 1970; el Colegio de Ciencias, Ar- tes y Comercio también en Puttaparthi que

abrió en 1978, antecedente del Instituto de

información es sólo un aspecto secundario, lo verdaderamente importante es que los estudiantes desarrollen confianza en sí mis- mos, conozcan su propia riqueza interior y se conviertan en seres amorosos Las escuelas de educación básica inspi- radas en la Educación Sathya Sai se comen-

Estudios Superiores Sri Sathya Sai que co- menzó sus cursos en 1981 y que actualmen-

zaron a abrir en la India desde la década de los 80 Actualmente suman 92 escuelas pri- marias Sathya Sai en toda India Claro que

te

recibe el nombre de Universidad Sathya

el programa educativo de Sathya Sai se es-

Sai En el discurso pronunciado en noviem-

bre de aquel año, Sathya Sai afirmaba:

parció también por el mundo En 1984 se

celebró una Conferencia Mundial con la

que se inició la formación de entrenadores de diferentes partes del mundo La Educa- ción Sathya Sai llegaba entonces a México y a otros países Actualmente existen Insti- tutos de Educación Sathya Sai para formar maestros en la propuesta educativa de Sai Baba en todos los continentes Asimismo existen 40 Escuelas Sathya Sai de educación primaria: en Argentina, Australia, Brasil (4), Canadá, Chile, Ecuador (2), Fiji, Filipi- nas, Indonesia (2), Kenia (2), Malasia, Mau- ricio, México (2), Nepal (2), Nigeria, Nue- va Zelanda, Paraguay, Perú, Inglaterra (2), Singapur, Sri Lanka, Sudáfrica (4), Tailan- dia, Taiwán, Venezuela, Zambia (3) Todas estas escuelas, desde las funda- das a finales de los 60 hasta las que se han abierto al comenzar el siglo xxi, están ins- piradas por un solo propósito: lograr que los hombres podamos emprender un cami- no hacia la plenitud individual y social

Educare: Filosofía Sathya Sai de la Educación

Aquello que ilumina

Sathya Sai Baba establece una clara dife- renciación entre la instrucción y la edu- cación En uno de sus primeros textos de- dicado al tema educativo —Vidya Vahini, impreso en 1984— señala que la educación “…debe mostrar su verdadero carácter ma- nifestándose como fuente de moral y esta- bleciendo los axiomas de la virtud” (Sath- ya Sai, 1987:33) Utiliza, por ello, el término sánscrito vidya (aquello que ilumina) para significar educación Kasturi, en la intro- ducción al citado libro, señala: “Baba llama nuestra atención respecto del aprendizaje inferior, comparativamente menos benefi- cioso, que se ocupa de teorías, inferencias, conceptos y conjeturas El estudio superior acelera y expande el impulso universal por

saber y llegar a la verdad, la bondad y la be- lleza” (Ibid:7) En sus discursos más recientes, Sathya Sai prefiere, para aclarar el significado pro- fundo de la educación, la palabra educare:

“El término educación deriva de la palabra latina ‘educare’, que significa ‘extraer’ La idea es extraer lo que está latente La adquisición de conocimiento es un aspecto mundano Pero lo que ha de ser discernido es el senti- miento divino presente en el corazón huma- no” (Sathya Sai, 2008:56) Para Sathya Sai es indudable que existe un conocimiento esen- cial que debe ser desarrollado por el hom- bre: el conocimiento de sí mismo Cuando él habla del reconocimiento de lo divino o del espíritu no alude a una entidad superior y alienante sino a toda la potencialidad que se encuentra en el interior de cada ser humano La tarea de la educación consiste justamente en “extraer”, en hacer patente lo latente

“La palabra ‘Educare’ significa extraer aque- llo que está adentro Los valores humanos, a saber, Verdad, Rectitud, Paz, Amor y No violencia están ocultos en cada ser huma- no Uno no puede adquirirlos del exterior; tienen que ser extraídos de nuestro interior Pero como el hombre ha olvidado sus va- lores humanos innatos, es incapaz de ma- nifestarlos ‘Educare’ significa extraer los valores humanos ‘Extraerlos’ consiste en transformarlos en acción” (Sathya Sai, 2008:77)

De esta manera, la Educación Sathya Sai sostiene que existe un enorme potencial en el interior del ser humano Este potencial es justamente lo que le hace un Ser huma- no Nos referimos a los valores no como un conjunto de principios que guían la acción, sino como la manifestación más pura de la naturaleza humana: Verdad, Rectitud, Paz, Amor y No Violencia

Cinco funciones, un ser humano

Es difícil definir al Ser Humano Lo que podemos observar de nosotros mismos es que tenemos diversas funciones Actuamos, nos movemos en el mundo realizando ac- ciones: caminamos, comemos, dormimos Estamos en el mundo a través de un cuer- po compuesto de huesos, músculos, flui- dos… por medio de los cuales llevamos a cabo muchas cosas En este sentido no so- mos muy distintos de otros seres corpóreos como las plantas o los animales Desde esta perspectiva, nuestra diferencia con otros seres vivos se encuentra en la complejidad de lo que nuestro cerebro puede realizar Pensamos, tenemos un cerebro que nos permite memorizar, reflexionar, compren- der, analizar, sintetizar Somos, según al- guna definición, “seres racionales” Es por ello que Descartes afirmó: “Pienso, luego existo”: la capacidad del hombre para pen- sar le permite demostrar su propia existen- cia Claro que ello nos lleva luego a reducir- nos simplemente a la categoría de animales pensantes También sentimos, desarrollamos emo- ciones de atracción y rechazo, de placer y dolor, de alegría y tristeza Las emociones se vinculan a nuestros pensamientos y en realidad son también una función cerebral, aunque la tradición las ubique en el corazón o el vientre Hasta aquí se quedan, generalmente, las definiciones modernas del hombre Un cuerpo que posee emociones y pensamien- tos Sin embargo, el hombre también tiene la posibilidad de “ver hacia dentro” Es un ser extraordinariamente extraño que se pre- gunta sobre sí mismo y que puede explorar su interior Esa función del ser humano es la de intuir ¿Qué es lo que intuye? Qué él ES Con eso nos referimos a que más allá de lo que hacemos, pensamos, sentimos o in-

tuimos, SOMOS y esa existencia de nuestro SER es nuestra dimensión espiritual La Educación Sathya Sai, por tan- to, sostiene la existencia de cinco aspectos del ser humano: físico, intelectual, emocio- nal, intuitivo y espiritual Éstos funcionan en forma interdependiente, se manifiestan como un todo en cada ser humano y en re- lación constante con los otros seres huma- nos Ahora bien, dichas funciones humanas son resultado del accionar de una energía sutil que las anima, la misma fuerza de la existencia cósmica, el SER

Cinco valores, un solo Ser

Dicho Ser del humano es, en otras palabras, el Valor del ser humano Así, la Verdad, la Rectitud, la Paz, la No Violencia y el Amor no son otra cosa que formas diferentes de llamar a la naturaleza esencial del hombre Los cinco valores de verdad, rectitud, paz, amor y no violencia son los pilares del programa de Educación en Valores Huma- nos Sathya Sai (Educare) Es difícil poder definirlos como entidades separadas por- que interactúan entre sí; es debido a un pro- pósito clarificador que son tratados y desa- rrollados de manera separada Estos cinco valores son tan antiguos como la civilización, pero han sido presen- tados al mundo con una belleza, profundi- dad y sabiduría sin paralelo por Sathya Sai Baba A lo largo de sus discursos, a menu- do menciona que los principios morales de todas las grandes civilizaciones están in- cluidos en estos valores La práctica de los valores humanos con un corazón amoro- so llevará a la Verdad y conducirá la volun- tad al camino de la Rectitud Correctamen- te aplicada y en armonía con el ser humano, la práctica de los valores ayuda a resolver los conflictos que provocan las emociones humanas y sus interacciones, trayendo con-

sigo Paz hacia el interior y el exterior Con una actitud de No violencia, el corazón se expande para desarrollar el respeto a toda la creación El Amor es la fuente y la sustan- cia de todos los valores Deben aclararse, para continuar, el sig- nificado de cada uno de estos términos En primer lugar precisemos que “amor”, en la fi- losofía Sathya Sai de la Educación, no es en- tendido como una emoción ni como una reacción química de atracción física; el tér- mino amor se utiliza para referir a una “ener- gía universal, la piedra angular y el susten- to de la creación entera” Que el amor es una energía ha sido ampliamente demostrado por el Dr Jumsai en la Universidad Chulan- gkorn de Bangkok, Tailandia, en 1969, a tra- vés de un interesantísimo experimento con la supervisión de un profesor de botánica de la Facultad de Ciencias Los estudiantes sem- braron flores en dos parcelas, cada sembra- dío era idéntico al otro: el tamaño de las se- millas, la calidad del suelo, la cantidad de agua, la temperatura y la exposición solar La única diferencia consistió en que a una de las parcelas llegaban 20 alumnos a atender a las plantas con afecto, mientras que a las otras sólo se les dispensaba el cuidado técnico im- pidiendo que se estableciera una relación de empatía con las personas Cuatro semanas más tarde, en la parcela que recibía “amor” todas las plantas estaban floreciendo, en la otra parcela ni una sola planta tenía flores Aún más, las plantas de la “parcela del amor” habían crecido 49 2% más que las otras (Jum- sai, 1997:98-100) El amor es pues una fuerza, una energía que se irradia y produce el desa- rrollo pleno incluso de las plantas Cuando hablamos de la verdad, general- mente la identificamos como la concordan- cia entre nuestro pensamiento y la realidad sensorial Los hombres de ciencia, buscando establecer una verdad científica, irrefutable, han aprovechado al máximo la razón huma-

na para analizar la información que trans- miten los sentidos Sin embargo, el interés de este tipo de verdades se centra, como se ha dicho ya, en la realidad sensorial Sath- ya Sai destaca la importancia de buscar, más allá de la verdad fenoménica, la verdad on- tológica Aquello que no se modifica por el paso del tiempo o el movimiento del espa- cio, lo que permanece igual siempre y nunca deja de existir El valor de la Verdad refiere por tanto a lo único auténtico y permanente que puede existir en el ser humano, en tan- to que la realidad que le rodea se modifica constantemente y finalmente deja de existir La Verdad, como valor humano, no es más que la capacidad que tiene la inteligencia humana de reconocer la temporalidad de la vida y la permanencia de la energía que la anima Sathya Sai afirma, por tanto, que “El amor en el pensamiento es Verdad” Es natural actuar correctamente Lo an- tinatural es actuar mal La mujer que toma a su bebé recién nacido y lo tira a la basu- ra va en contra de la naturaleza Lo natu- ral es que tome al bebé entre sus brazos y lo estreche para recibir y transmitir la energía del amor que fluye en ambos Si no lo hace es porque no actúa conforme a su verdade- ra naturaleza humana La Rectitud implica una vida responsable en la cual la Verdad establece límites conscientes a nuestras pa- siones, emociones e impulsos La Rectitud es también la armonía de nuestros pensa- mientos con nuestros actos Es la congruen- cia entre lo que decimos y lo que hacemos La Verdad básica que reconoce lo pasaje- ro y lo permanente, que reconoce al Amor como lo esencial, al traducirse en hechos se convierte en Rectitud En palabras de Sath- ya Sai: “el Amor en la acción es Rectitud” Quizá lo más cercano a la descripción de la paz es la buena música: una nota tras otra, silencio y sonido, armonía La paz no es un estado inerme, no es exclusivamente

silencio, es el equilibrio Pero el equilibrio no es estático, es dinámico, como la músi- ca o la danza En el universo entero que nos rodea todo es dual, hay noche y día, oscu- ridad y luz, muerte y vida, dolor y placer Un sabio consejo ante la contrastante dua- lidad de la vida es recordarnos constante- mente “ya pasará” Aferrarnos a un extremo de las cosas es el método más seguro de vi- vir en desequilibrio Cuando recibimos una moneda la aceptamos como es, con sus dos caras Así también la vida debiéramos acep- tarla como es, con sus dos caras de placer

y dolor, de éxitos y fracasos Eso sólo pue-

de hacerse cuando estamos conscientes de la Verdad y al responder nuestra vida mis- ma a la Rectitud Todos decimos “yo quie- ro paz”, pero parece que la buscamos en el lugar equivocado La buscamos en el des- esperado esfuerzo por mantener en nuestra mano una sola cara de la moneda mientras intentamos alejar la otra Buscamos la paz en el mundo que nos rodea, por tanto en lo que es pasajero e impermanente No la bus- camos en nosotros mismos La paz la en- contraremos cuando nos redescubramos Para llegar a nosotros mismos sólo existen

dos obstáculos, lo que creo ser y lo que de- seo tener Por eso Sathya Sai dice que para alcanzar la paz sólo basta eliminar el “yo”

y el “quiero” El quiero son los deseos que

nos empujan a vivir el tener y no el ser El “yo” es lo que creemos ser, no lo que somos Abandonando la identificación con nuestro ego y estableciendo un límite para nuestros deseos no habrá razón para sufrir o gozar por lo que ocurre a nuestro alrededor, sim- plemente serán sucesos, experiencias vivi- das por nuestro Ser Los sentimientos esta- rán quietos para permitir que vibren bajo la energía del Amor Es por ello que Sathya Sai afirma: “El Amor en el sentimiento es Paz” La No Violencia es mucho más que una forma de evitar dañar a los otros En rea-

lidad consiste en descubrir que no existen los otros, que todos los elementos que con- forman la existencia se encuentran indi- solublemente unidos Existe, primero, una unidad en el propio ser humano: cuerpo, mente (razón, emoción, intuición), espíri- tu Existe también una unidad entre el ser humano y la naturaleza, un asunto que no podemos dejar de reconocer ahora con los avances de la ecología Asimismo existe una unidad entre el ser humano y la sociedad, ya que ésta última lo constituye Partiendo de esta conciencia de unidad, ¿podríamos

dañar a otro? Ejercer violencia sobre “otro” es violentarse a sí mismo De esta manera, como afirma Sathya Sai: “el Amor en el en- tendimiento es No Violencia” Sintetizando, el Ser del Humano es el Valor del Amor Su función intuitiva, la que

le permite ver hacia dentro, es la concien-

cia que le hace entender la unidad de toda

la realidad y por tanto se expresa como No

Violencia Su función emocional, la que le permite establecer una empatía con el uni- verso, al cumplir plenamente su cometi- do, manifiesta Paz Su función intelectual, al cumplir su misión de discernir entre lo permanente y lo pasajero, brilla como Ver- dad Su función física, al establecer la rela- ción con el resto del mundo físico en armo- nía con la Verdad de que él es Amor, florece en Conducta Recta

Una pedagogía integral

El proceso educativo, considerando todo

lo anterior, consiste en lograr que los edu- candos descubran su propia naturaleza

y la hagan manifiesta Se trata de erradi-

car la ignorancia básica: el desconocimien- to de nosotros mismos En el momento en que sabemos quiénes somos: Amor, Ver- dad, Rectitud, Paz, Amor y No Violencia, nos realizamos plenamente como seres hu-

manos Así, la Educación Sathya Sai propo- ne un elevado objetivo, pero también ofre- ce una serie de herramientas para que todos los actores del proceso educativo puedan alcanzarlo La Educación Sathya Sai supone, por tanto, una pedagogía integral Es integral en muchos sentidos:

1 Se dirige al estudiante como un todo No sólo se dedica al desarrollo de la in- teligencia y las habilidades físicas, tam- bién se ocupa de la educación emocio- nal y sobre todo del desarrollo de la capacidad del estudiante de intuir, de ver hacia dentro de sí mismo para lo- grar el florecimiento pleno de su ser Dicho de otra manera, abarca los nive- les físico, intelectual, emocional, intui- tivo y espiritual del ser humano

2 Integra en una sola la educación del hogar y la educación de la escuela Sa- thya Sai Baba insiste en que los prime- ros maestros son los padres; la respon- sabilidad paterna es crucial y por ello, si los padres no están cumpliendo su deber adecuadamente, la escuela tiene la obligación de apoyar a los propios padres a descubrir su vocación como maestros y su ineludible compromiso de ser ejemplos de sus propios hijos Cuando padres y maestros están uni- dos en pos del mismo objetivo educa- tivo, son inevitables los beneficios para los niños y jóvenes estudiantes

3 Es integral porque no sólo es un pro- ceso educativo volcado hacia el estu- diante, sino también hacia el maestro Los adultos y los niños, en realidad se acompañan mutuamente en el proce- so de autoconocimiento y por tanto de florecimiento en los valores humanos

4 También es integral porque considera la unidad entre individuo y sociedad

Es por ello que insiste en el ambien- te escolar de amor, la experiencia de una comunidad escolar en la que pa- dres, maestros, administrativos, inten- dentes y niños conviven con base en el valor del amor experimentando liber- tad, disciplina, respeto, deber, equi- dad, justicia, armonía, compasión… Debe destacarse que una escuela que se percibe como unidad comprende su papel al interior de la sociedad como herramienta de servicio social y, por ello, la comunidad escolar finalmente se vuelca hacia la comunidad que le ro- dea para realizar actividades de servi- cio de acuerdo a las necesidades espe- cíficas que tiene

5 Es integral porque une ciencia y espiri- tualidad Concibe que cada una de las asignaturas es una oportunidad para descubrir la extraordinaria riqueza es- piritual y moral del hombre Los maes- tros deben comprender las diversas asignaturas y sus implicaciones axioló- gicas, ya sea matemáticas, música, len- gua, geografía, historia, física, biolo- gía o deportes Todo conocimiento del mundo físico debe venir acompañado de una oportunidad para reflexionar sobre la naturaleza básica del ser hu- mano

Desde un punto de vista operativo, la Educación Sathya Sai, al interior de la es- cuela, abarca todos los aspectos de la vida escolar y de la personalidad del ser humano a través de la conjugación de tres modalida- des de aplicación Lo ideal en una escuela es que los tres enfoques sean utilizados en for- ma coordinada, pero cada uno de ellos pue- de usarse por separado

a) Modalidad curricular: Incluye los va- lores humanos en las materias cu-

rriculares El profesor aprovecha los contenidos de las disciplinas científi- cas, artísticas o deportivas propias del plan de estudios como una oportuni- dad para impartir enseñanza práctica sobre algún aspecto de los valores hu- manos

b) Modalidad cocurricular: Exige el apren- dizaje práctico de los valores humanos en actividades adicionales o fuera de la currícula: la entrada y la salida de las clases, la ceremonia cívica, los recesos, las visitas o actividades grupales fuera del edificio escolar, las celebraciones, etcétera

c) Modalidad directa: A través de clases especialmente diseñadas, con un tiem- po dedicado a ellas, se enseña un valor o una virtud humana específica Re- curre al uso de cinco técnicas: narra- ción de historias, canto, frase, armoni- zación o silencio y actividad grupal

Finalmente, la Educación Sathya Sai in-

siste en que el proceso educativo ha de estar basado en una comunicación de corazón

a corazón El profesor logra que sus estu-

diantes descubran quiénes son, únicamen-

te si él está avanzando en ese mismo proce-

so de auto-indagación Maestro y discípulo

son seres humanos, ambos involucrados en

la tarea de parir a su propio SER y, por tan-

to, compañeros y amigos La Educación Sathya Sai en Valores Hu- manos definitivamente está lejos de ser una clase de moral en la que los niños son alec- cionados acerca de lo que “deben” hacer Se trata de un proceso integral que auxilia al niño a crecer en el conocimiento y la sabi- duría: el conocimiento de las ciencias físi- cas y el desarrollo de las destrezas sociales; la sabiduría de reconocerse como un Hu- mano y, en este sentido, como un ser pleno que florece en valores

El modelo de aplicación directa de la Educación Sathya Sai

Dentro de todas las estrategias educativas explicadas en el apartado anterior, el modelo de aplicación directa exige el manejo de una serie de técnicas concretas que en conjunto contribuyen a la formación integral del niño Esta modalidad de aplicación se recomien- da establecerla en la escuela como una acti- vidad semanal, de al menos una hora y me- dia, en la que los estudiantes participan en

una serie de experiencias colectivas en torno

a alguna virtud que supone la manifestación

visible de alguno de los Valores Humanos De esta manera, el profesor puede pre- parar clases sobre la necesidad de discernir, el cumplimiento del deber, la riqueza de la amistad, la importancia de la equidad o de la ecuanimidad, virtudes que expresan cada una algún aspecto de los cinco valores, ya que el discernimiento es una condición de la in- teligencia para alcanzar la Verdad; actuar de acuerdo con lo debido es justamente Recti-

tud; apreciar la amistad manifiesta al Amor; la equidad es un aspecto de la No Violencia

y la ecuanimidad es una cualidad derivada

de la Paz Podemos continuar con muchos otros ejemplos, para cuestiones prácticas he- mos insertado un cuadro, perfectible, de di- versas actitudes o hábitos individuales y so- ciales que pueden contribuir al desarrollo de los Valores Humanos (Véase tabla 1) Cada una de estas clases del modelo di- recto debe constituirse a través de cinco téc- nicas, unidas todas ellas por el mismo tema:

la armonización, el canto, la historia, la fra- se y la actividad grupal

Armonización o silencio

Puesto que el desarrollo de los valores hu- manos consiste en un “extraer de dentro”, es de primordial importancia dar oportuni-

Tabla 1. Valores y Virtudes.

Verdad

Rectitud

Paz

Amor

No Violencia

 

Habilidades

Habilidades

     

personales

sociales

Autoconocimiento

Atención al deber

Actuar con

Aceptación

Aceptación

Amor incondicional

propiedad

Autoconfianza

Autoconfianza

Buenas

Alegría

Afecto

Amor universal

compañías

desinteresado

Autoindagación

Autocontrol

Caridad

Armonía

Alegría

Aprecio por todas las culturas y religiones

Búsqueda de la verdad

Buenos hábitos

Confiabilidad

Auto aceptación

Altruismo

Benevolencia

Convicción

Compostura

Cooperación

Autocontrol

Amistad

Ciudadanía

Confianza

Concentración

Cortesía

Entereza

Belleza

Comprensión

Curiosidad

Determinación

Formalidad

Equilibrio

Benevolencia

Conciencia global

Discernimiento

Discriminación

Gratitud

Calma

Compartir

Consideración

Escuchar la

Eficiencia

Honor

Compromiso

Compasión

Cooperación

conciencia

Exactitud

Escuchar la conciencia

Iniciativa

Contento

Comprensión

Igualdad

Fe

Hábitos alimenticios

Inventiva

Desapego

Compromiso

Interrelación de todas las cosas

correctos

Fidelidad

Higiene personal

Liderazgo

Disciplina

Confiabilidad

Justicia social

Honestidad

Límite a los deseos

Modestia

Ecuanimidad

Confianza

Límite a los deseos

Integridad

Limpieza

Obediencia

Entrega

Consideración

No dañar

Intuición

Moderación al comer

Resolver

Entusiasmo

Cooperación

Paciencia

problemas

Justicia

Nutrición correcta

Respeto

Fe

Dedicación

Patriotismo

Razonamiento

Orden

Responsabilidad

Felicidad

Devoción

Respeto/reverencia por la naturaleza y la tierra

Respeto

Perseverancia

Servicio social

Humildad

Dulzura

Sabiduría

Sabiduría

Poder de voluntad

Trabajo en

Inteligencia

Entrega

Sacrificio

equipo

Sentido común

Poner objetivos

 

Moderación

Fe

Servicio desinteresado

Síntesis

Regulación

 

Optimismo

Fidelidad

Tolerancia

Valentía

Uso adecuado del tiempo

 

Paciencia

Generosidad

Unidad

 

Habilidades éticas

     

Veracidad

Actuar correcto

Gratitud

Pureza

Perseverancia

Unidad en la diversidad

Verdad

Rectitud

Paz

Amor

No Violencia

Unidad de todas las cosas

Aprecio

Hablar correcto

Honor

Humildad

Unidad en la diversidad

Bondad

Moralidad

Respeto por

Interés por el otro

 

uno mismo

 

Confiabilidad

Pensar correcto

Satisfacción

Lealtad

 
 

Consideración

Perseverancia

Sencillez

Paciencia

 
 

Dedicación

Prevenir

Serenidad

Patriotismo

 
 

Entereza

Tolerancia

Servicio

Perdón

 
 

Fidedigno

Unidad de pensamiento, palabra y acción

Simplicidad

Respeto

 
 

Fortaleza

 

Solución a

Respeto por

 

conflictos

uno mismo

     

Tranquilidad

Reverencia

 
       

Sabiduría

 
       

Servicio

 
       

Simpatía

 
       

Tolerancia

 

dad a que los niños puedan justamente ob- servar su interioridad La técnica de la ar- monización ofrece la posibilidad de que los niños equilibren su cuerpo, calmen su flu- jo emocional e intelectual y puedan estar conscientes de sí mismos: “El silencio per- mite al hombre comunicarse con su ser in- terior de tal manera que le ayuda a conocer- se mejor” (Fragoso, 2005:95) La clave de esta técnica se encuentra en dos cosas: la concentración y la respira- ción A través de lograr que la respiración se convierta en un proceso rítmico y pro- fundo, los niños logran un equilibrio físi- co, emocional e intelectual; por medio de la concentración, los niños detienen el mo- vimiento constante de la mente y tienen la posibilidad de estar en el presente La técnica tiene algunos resultados la- terales que benefician al estudio de las cien- cias y las artes Hay una mejora sustancial

de la memoria, así como de la habilidad para concentrarse y comprender; al pro- mover el desarrollo de la intuición también despierta la creatividad 1 La aplicación de esta técnica ofrece gran variedad:

1 Actividades de concentración o de au- tobservación, incluso a través del mo- vimiento (pintar o caminar en silencio, por ejemplo)

2 Cerrar los ojos para escuchar música

3 Observación de algún objeto o imagen

4 Concentración en la luz de una vela o lámpara de aceite

1 Acerca de los beneficios obtenidos a través de la meditación, las diversas técnicas que se emplean para ella de acuerdo a di- versas tradiciones culturales o religiosas existe una amplia bi- bliografía Recomendamos: Jareonsettasin, 1998, que explica, a partir de los escritos de Sathya Sai, el sistema de meditación propuesto por él; Goleman, 1986, quien hace una introduc- ción muy clara de los diversos sistemas de meditación

Es importante considerar, durante la ejecución del silencio, que debe adoptarse una postura física relajada pero con la co- lumna vertebral recta; asimismo, como se señaló inicialmente, debe buscarse una res- piración profunda y rítmica El tiempo y los procedimientos emplea- dos evidentemente deben estar acordes con la edad y etapa de desarrollo del niño De cualquier forma, cuando comienza a utili- zarse la armonización, resulta desconcer- tante para los maestros que, contra la idea preconcebida de que los niños no pueden estar en calma, paulatinamente los niños descubren la belleza de la quietud

Frase o pensamiento positivo

Las afirmaciones se graban fácilmente en la mente de los pequeños Por ello hemos de aportarles ideas que posean una gran car- ga de positividad El objetivo de esta prácti- ca está lejos de imponer un valor específico que sólo sea memorizado Lo que se busca es que una sencilla oración se convierta en guía para la toma de las propias decisiones basándose en una clara conciencia Sathya Sai considera que nos confor- mamos a partir de nuestros pensamien- tos “Como piensas, así eres” De hecho, no es posible dudar de la capacidad que tienen nuestros pensamientos para modelar nues- tras acciones El cerebro almacena una gran canti- dad de información y ésta se dispara en las circunstancias precisas a través de los me- canismos de la memoria para orientar al individuo en la toma de decisiones o em- pujarlo, sin más, a actuar Infortunada- mente, gran parte del acervo de datos del cerebro no está mediado por la reflexión y la toma de conciencia Las frases deben ofrecerse al estudiante como una oportu- nidad de analizar la realidad, de reflexio-

nar sobre lo correcto y de tomar concien- cia de la verdad Beatriz Flaig explica a partir de su ex- periencia en el aula: “el uso de citas probó ser otro exitoso enfoque en la formación del carácter Cada semana yo escribía otra cita en el pizarrón Los niños la copiaban en su libro de notas, pensaban acerca de ella y en- tonces la discutían Otra vez no habían res- puestas buenas ni malas, solamente una ex- presión libre de sus pensamientos Siempre pareció que alcanzábamos nuestro propósi- to” (Flaig, s/f:13) Para esta técnica se puede recurrir a un sin número de citas de pensadores recono- cidos, de dichos y refranes producto de la sabiduría popular o a versos producto de la intuición poética Como en la aplicación de cualquier téc- nica, es importante considerar la edad del estudiante, es decir, su nivel de desarrollo cognitivo y moral Esto se aplica a la exten- sión y complejidad de la frase seleccionada para la lección Al presentar la frase a los niños debe darse seguimiento a la comprensión literal del texto para luego pasar a su significado y aplicación en la vida Se pueden plantear preguntas como: ¿qué quieren decirme con esto? ¿Qué me dice a mí? ¿Conozco otra frase diferente pero con un significado si- milar? ¿Estoy de acuerdo con lo que la cita refiere? ¿Por qué? ¿Conozco ejemplos en los que esta frase se aplique? ¿Me ha ocu- rrido algo como lo que la frase señala? Es importante considerar posteriormente re- petir la frase en alguna forma divertida Una recomendación útil es reproducir la frase en un cartel y colocarlo en algún lu- gar visible del salón, de manera que pue- da ser recordada ocasionalmente durante otras clases Los niños, según su edad, están desa- rrollando sus habilidades para pensar por

sí mismos Cuando el profesor les fuerza, abierta o sutilmente, a entender la frase de una manera determinada, el niño apren- de a reproducir el pensamiento del adul- to para agradarle, pero no progresa en su capacidad de discernimiento Así como es más importante que el niño aprenda que la multiplicación es una suma abreviada y no que memorice las tablas de multiplicar, de

la misma manera es más importante que el

niño aprenda a discernir sobre lo correcto y lo incorrecto más que memorizar una serie

de fórmulas dictadas sobre lo que es bue- no En otras palabras, el profesor debe evi- tar darle una cátedra sobre lo que es bueno

y es malo, sino estar atento a guiar las ha-

bilidades intelectuales del niño para que el descubra por sí mismo la verdad

Historia

En los viejos cuentos de caballeros, donce-

llas y dragones, los protagonistas siempre saben qué es lo que deben hacer A pesar de los peligros, del cansancio y del hambre, el caballero no duda en luchar por la doncella

y salvarla del peligro Sobre ello Bettelheim

(1988) ha dicho que esos relatos en realidad

expresan el proceso de maduración del in- dividuo Así que no podemos tener dudas acerca de que ciertas historias, en determi- nadas circunstancias, pueden servir para construir paulatinamente la identidad in- dividual asociada a ciertos principios clave

como son la justicia, la prudencia, la deter- minación o el servicio desinteresado De la misma manera, como se ha seña- lado en páginas anteriores, los ancianos de

la comunidades premodernas solían contar

una serie de historias legendarias o míticas en las que personajes humanos o sobrehu- manos establecían los patrones de conducta que los miembros de la sociedad deberían seguir (Eliade, 1983:13) Grandes líderes es-

pirituales, como Jesús, Mahoma o Siddhar- tha, utilizaron historias como herramientas para ilustrar sus enseñanzas y mensajes La técnica de la historia recupera la importancia de la narración como recur- so para presentar a los niños y a los jóvenes modelos de conducta y elevados ideales Asimismo, la narración promueve la ima- ginación y la creatividad, genera un interés genuino y estimula, inspira, ilustra e impar- te conocimiento de una manera única La literatura y la tradición oral, en for- ma de cuentos, mitos y leyendas, así como la disciplina histórica, a través de la recu- peración de hechos de trascendencia social, permiten al profesor contar con un gran cúmulo de materiales para la aplicación de esta técnica Es evidente que el tipo de his- toria seleccionada deberá ir en relación di- recta con la edad de los niños Mientras que la fabulación es adecuada para los menores, el uso de anécdotas e historias reales es mu- cho mejor para los mayores La aplicación de esta técnica supone que el profesor debe tener en cuenta la buena en- tonación y gesticulación así como el uso de materiales adecuados (láminas, títeres, dis- fraces, etcétera) En ocasiones puede recu- rrirse a leer el cuento, lo que puede aprove- charse también para el fomento de la lectura, pero siempre es recomendable que los niños se incorporen a la historia en forma mucho más activa De cualquier manera, el aprove- chamiento de los gestos, los movimientos y el contacto visual del narrador con los es- cuchas es de primordial importancia; el na- rrador no sólo debe “contar”, debe lograr transmitir las circunstancias y transmitir las emociones propias de los personajes Ahora bien, existen tres fases en la apli- cación de esta técnica:

1 Preparación: El profesor debe seleccio- nar la historia de acuerdo con las ne-

cesidades de su grupo y la edad de los estudiantes Es importante que el pro- fesor tenga empatía con la historia, se familiarice con ella y prepare los mate- riales que puedan apoyarle en la narra- ción, tales como ilustraciones, títeres, audio, etcétera

2 Relato: Aquí es donde importa el uso de la voz y el lenguaje corporal Debe también incentivarse el interés por la historia, ya sea a través de algunas pre- guntas o a partir de alguna experiencia que los niños compartan La narración debe tener una introducción, un desa- rrollo, un clímax y un desenlace

3 Seguimiento: En esta etapa debe guiar- se y apoyar al niño a asimilar el men- saje sin forzarlos a una moraleja prees- tablecida Se trata de una guía sutil que puede apoyarse con diferentes activi- dades como: actuar el cuento, relatar- lo nuevamente en grupos; o con pre- guntas como: ¿qué nombre le pondrías al cuento? ¿Qué sentiste cuando escu- chaste que ? ¿Te hizo recordar algo? ¿A ti te ha pasado algo semejante? ¿Qué hubieras hecho en lugar de ?

Desde un punto de vista práctico, la his- toria puede servir como hilo conductor de una sesión del modelo de aplicación direc- to Ella se selecciona a partir de la virtud que se ha considerado adecuada para responder a las necesidades formativas del grupo Si bien es cierto que una historia puede con- tener varios valores en sí misma, habrá que enfatizar el de la clase de ese día y reforzar- lo a través de la narración y de las preguntas de seguimiento De cualquier forma la fra- se, el canto, la armonización y la actividad grupal deberán tener una coherencia inter- na tanto con los elementos anecdóticos de la historia como con los principios morales que la animan

Una historia bien narrada permite com- prender al estudiante que existen situacio- nes problemáticas en donde el individuo debe tomar decisiones que nunca son fáciles pero que suponen afrontar consecuencias La historia permite asimismo la identifica- ción con el protagonista y, con ello, el esta- blecimiento de modelos De cualquier ma- nera, la historia es una técnica que facilita al estudiante comprender la importancia de convertir los ideales en acciones

Canto grupal

Diversos estudios han puesto en claro que la música afecta positivamente al cuerpo promoviendo el desarrollo emocional, inte- lectual e intuitivo (Campbell, 1998) En este sentido, es necesario aprovechar toda la ri- queza que la música puede ofrecer para el desarrollo de los valores La música puede incorporarse como un objeto de concentra- ción en la técnica de armonización; esto se hace seleccionando música que pueda faci- litar la relajación o el equilibrio emocional Pero hay otra forma de integrar la mú- sica a la clase: el canto grupal Cantar, en sí mismo, tiene varias ventajas: fortalece el manejo de la respiración, pone en juego la relación entre los dos hemisferios cerebra- les, genera estados de ánimo y desarrolla la memoria Si a eso se añade la posibilidad de integrar a un grupo de personas a esta ac- tividad se logra generar unidad, armonía y confianza Los cantos suponen música y letra Si la música es rítmica y armónica es posi- ble producir estados de ánimo favorables al desarrollo de los valores en los niños Si la letra, por su parte, conlleva un mensa- je de virtud y confianza, sin duda el niño podrá hacer suyos principios básicos para su florecimiento en valores humanos Du- rante la aplicación de esta técnica deberá

tomarse en cuenta que la vida puede ser contento y alegría a través del esfuerzo co- laborativo Los maestros pueden aprovechar can- ciones tradicionales y del dominio público, canciones popularizadas por los intérpretes comerciales o, incluso, cantos creados por los mismos maestros o los estudiantes Lo importante es cuidar el mensaje que se re- pite cantando Debe tenerse en claro que el estribillo seguramente se reproducirá en la memoria una y otra vez Así que deberá ser positivo, alegre y tendiente a traducirse en acciones beneficiosas socialmente Al aplicar la técnica, si se tiene la opor- tunidad de contar con instrumentos musi- cales y que algunos niños puedan interpre- tarlos es mucho mejor; pero, si no fuera el caso, no debe dudarse en aprovechar la mú- sica grabada Debe ponerse la letra a la vista de todos los estudiantes e ir aprendiendo el canto por frases Ya que todos conozcan la melodía, el ritmo y la letra, se puede pasar a jugar con el canto de muy diversas formas:

con movimientos corporales (que pueden ser sencillos, como los gestos de las manos, o más complejos, como las danzas), subien- do y bajando el volumen, modificando la velocidad, etcétera El canto puede conver- tirse en un momento de mucha diversión para los estudiantes y maestros El canto permanecerá en la memoria del estudiante permitiendo que el aprendizaje del valor no se limite al tiempo de clase Durante el canto muchas voces se trans- forman en una sola voz; el niño experimen- ta la alegría de compartir algo hermoso y se sensibiliza a la armonía que produce la integración de todos El canto, entonces, es un recurso que llena de energía a todos los participantes permitiéndoles salir de su in- dividualidad para darse a los demás en un acto de amoroso regocijo

Actividades grupales

Nada más ajeno al desarrollo de los valo- res que el individualismo competitivo con- temporáneo El ser humano vive en grupo, nace, crece y se desarrolla dentro de un am- biente social, por lo que trabajar juntos y en unidad debiera ser algo natural Así que una educación en valores supone promover que el individuo tome conciencia de su di- mensión social Utilizar las actividades grupales en la clase creará el ambiente para que el niño aprenda a relacionarse positivamente con el resto del grupo, a trabajar en forma conjun- ta con un sólo objetivo común Se trata de poner en práctica lo comprendido, de pro- porcionar una experiencia dinámica de los valores Por tal motivo es importante privi- legiar el trabajo grupal sobre el individual La actividad grupal debe ser agradable y divertida permitiendo el desarrollo de la creatividad del niño y fortaleciendo su au- toconfianza Las dramatizaciones, la elabo- ración conjunta de maquetas o murales, los trabajos artísticos (dibujo, pintura, mode- lado en plastilina o barro, etcétera), diver- sos juegos estructurados, son algunas de las variedades que el maestro podría emplear para la aplicación de esta técnica La implementación de esta técnica im- plica el establecimiento de reglas, el desa- rrollo del autocontrol, el intercambio con otras personas, la exigencia de transitar del yo al nosotros, en fin, las actividades gru- pales plantean la posibilidad de poner en práctica, real y simbólicamente, los valores humanos

La integralidad del modelo directo

El niño aprende con toda su persona La aplicación del modelo directo supone faci- litar que el niño emplee sus niveles físico,

intelectual, emocional, intuitivo y espiri- tual La unidad percibida a través del can- to, la reflexión y concientización a la que invita la frase, la interiorización de la posi- bilidad de actuar correctamente a través de modelos de conducta, la solidaridad social que despiertan las actividades grupales y el equilibrio físico y emocional que produce el silencio interior, todo ello se conjuga para ir desarrollando en el niño su verdadero ser

Educación de corazón a corazón

La educación Sathya Sai en Valores Huma- nos no es una prédica moral ni mucho me- nos un imperativo religioso que obligue al individuo a actuar de determinada mane- ra Se trata de un proceso de autodescu- brimiento, de un esfuerzo consciente de maestros y estudiantes por florecer como auténticos seres humanos En este sentido es importante recordar que el proceso educativo surge del corazón y se dirige al corazón Frente a los niños, el corazón del maestro es transparente, como lo es la coherencia entre su pensamiento, sus palabras y sus acciones En este orden de ideas, dentro de este sistema educativo el maestro es vivo ejemplo de lo que procura que sus alumnos descubran dentro de sí El camino del maestro es, irremediablemente, practicar lo que pretende que los niños de- sarrollen en su corazón Si a los niños se les dificulta el entendi- miento de la frase, la moraleja de la histo- ria, el sentido del canto, el ejercicio del si- lencio o armonizarse con sus compañeros en la actividad grupal, debe evitarse for- zar al niño Si estas dificultades se presen- tan constantemente, a pesar de haber con- firmado que la lección es adecuada para la edad, se sugiere al maestro hacer una seria autoreflexión sobre si está o no practicando lo que enseña

El maestro, sin embargo, no debe te- mer a la incapacidad de transformarse en lo que enseña; por el contrario, debe tener confianza de que su verdadero Ser es Amor, Verdad, Rectitud, Paz y No Violencia Si el maestro confía en sí mismo, el estudian- te confiará en él y aprenderá a confiar tam- bién en sí mismo Eso es educar de corazón a corazón Fi- nalmente, maestros y estudiantes, florecen juntos como ejemplos de virtud

Cómo usar este manual

El programa evhss tiene, como apoyo, ma- nuales que le facilitan al maestro preparar sus clases; sin embargo, hay que recordar que éstas deben responder a las necesida- des del grupo y no al programa propuesto dentro del manual Los manuales están construidos alrede- dor de un valor principal y una virtud aso- ciada Cada lección incluye: objetivo, armo- nización, frase, historia, canto, actividad grupal y seguimiento para la vida Debemos recordar la importancia que tiene el estu- diar con detenimiento cada lección; más que estudiarla hay que enamorarse de ella, compenetrarse con ella

Aplicación de las enseñanzas del manual en el maestro

Dentro del proceso de preparar la lección, los docentes deberán hacer una reflexión personal sobre si están practicando la virtud en cuestión y en caso de que la conclusión sea que aún no la aplican, entonces se su- giere posponer esa clase y compartir con sus grupos una clase cuya virtud sí estén experi- mentando Si los profesores han empezado a practicar los valores propuestos en el ma- nual podrán acompañar a los niños a des- cubrir esas características en ellos mismos

Es fundamental recordar que no estamos impartiendo sólo una clase a los niños, sino que estamos transmitiendo con nuestra vida los valores que practicamos, y que la clase y las técnicas que utilizamos son meras herra- mientas de trabajo externo Lo que realmen- te estamos mostrando a nuestros alumnos es nuestro interior; desde ahí, ellos van a descu- brir los mismos valores en su propio interior Estamos trabajando con la parte más íntima de nosotros y de nuestros alumnos Es muy importante considerar que los niños o adolescentes deben madurar y en- tender los principios morales por sí mis- mos para que los hagan suyos En otras palabras, el niño, lejos de “aprender” los va- lores humanos, en realidad los está “apre- hendiendo” Por ello es indispensable que el maestro(a) evite explicar o dar sus con- clusiones del silencio, la frase, la historia, el canto o la actividad grupal; eso deben ha- cerlo los propios estudiantes Es necesario explicar el vocabulario nuevo, repetir ins- trucciones, pero nunca darles ya digerida la enseñanza que encierra cada técnica; eso es algo que los estudiantes deben descubrir por sí mismos

Mes: febrero Valor universal: Rectitud Virtud: puntualidad, aseo, coopera- ción, orden (para las cuatro sema- nas del mes) Al realizar la planeación, hay que considerar la edad de los alumnos, sus

características y las circunstancias es- pecíficas del grupo Aunque se aconseja iniciar un ciclo escolar con algún valor asocia- do a la Verdad, ello no es imprescin- dible Quizá la aplicación de otro valor sea más importante dependiendo de las necesidades de los niños El maes- tro adapta de esta manera la elección

de los valores a:

a las necesidades del grupo,

b las fechas nacionales del calendario,

c algún acontecimiento importante de la comunidad, del país o del mundo

2 Prever el material y el equipo necesa-

rios para la clase (cartulinas, marcado- res, grabadora, etcétera)

3 Programar el tiempo estimado para cada técnica Las actividades presen- tadas en el manual están graduadas de acuerdo a la edad del niño Por tanto,

Recomendaciones útiles

es

de gran importancia tomar en cuen-

ta

el tiempo que se le va a dedicar a la

Para lograr óptimos resultados con el uso de los manuales y crear una atmósfera pro- picia, basta con respetar las cinco reglas que se presentan a continuación:

1 Planear con anticipación las activida- des de la semana o, mejor todavía, del mes, y elegir el valor específico con el cual se va a trabajar Hay que con- templar el trabajo con los cinco valo- res universales durante el ciclo escolar, sin olvidar que dichas clases deben res- ponder a las necesidades de los alum- nos Ejemplo:

clase Como sugerencia se recomienda 1½ hora Se propone que al iniciar la clase se destine un tiempo para hacer

un rápido repaso de la clase anterior y

se revise el seguimiento del valor

4 La constante observación del grupo en dos vertientes:

a el docente sabrá cómo introducir y fomentar la reflexión, participando junto con los alumnos en el esfuerzo de interiorizar la vivencia del valor;

b aprovechando la actividad de segui- miento y experiencias del niño fue- ra de la escuela, en busca de ase-

gurar que el valor se lleve a la vida diaria al realizarla en colaboración con la familia El maestro logra for-

talecer así la comunicación niño- padres-maestro 5 El círculo mágico: es una técnica basa-

da en la comunicación que crea el am-

biente adecuado para ser escuchado y

escuchar a los demás, en el reconoci- miento de que todos somos valiosos Genera experiencias positivas al sen- tirse atendido y escuchado por el gru- po; es una oportunidad para compar-

tir experiencias sin generar presión

Esta técnica desarrolla áreas bá- sicas de la personalidad: conciencia, autoconfianza e interacción social Ayuda a los participantes a compren- der los sentimientos propios y los de

los demás, así como a responsabilizar- nos de nuestras acciones Se basa en las cinco Aes: atención, aceptación, apre- ciación, afecto y amor. Secuencia:

a Organización Definición del lugar para sentarse en círculo y de lo que van a hacer los participantes

b Reglas Cuando alguien tiene el uso de la palabra, podemos intervenir sólo hasta que haya terminado de hablar Debemos escuchar y respe- tar Levanto mi mano para pedir la palabra Puedo intervenir o dar mi punto de vista sólo cuando así se nos indique

c Tema Se explica el tema Se puede introducir el tema usando las menos palabras posibles Se dedica un mo- mento para recordar alguna expe- riencia relacionada con él Si nadie quiere hablar del tema, el maestro(a) puede compartir alguna experien- cia; si nadie le da seguimiento, se da por terminado el tema

d Participación Se invita a todos a

participar, se escucha con atención

y el maestro(a) da algún tipo de

“acuse de recibo”

e Revisión Esta etapa ayuda a desa- rrollar la capacidad de escuchar Después de que todos los miembros

han tenido la oportunidad de par-

ticipar, se puede pedir que recuer- den las experiencias narradas por los compañeros y las repitan Sólo se hace en las primeras sesiones y en grupos muy inquietos

f Resumen cognoscitivo Ayuda a re- flexionar Plantear preguntas como:

“¿Qué les llamó la atención de lo que hablamos el día de hoy? ¿Cómo

se sintieron al hablar de este tema?

¿Qué aprendieron?” El maestro(a) debe tener cuidado de evitar caer en la moralización

g Cierre Es la parte más sencilla Es importante definir los límites del mismo Podemos decir: “Si ya no hay más comentarios vamos a ce- rrar el círculo, muchas gracias”

Flexibilidad

El manual es un apoyo importante Sin em- bargo, hay que recordar que el maestro debe hacer uso de sus habilidades y creatividad para enriquecer lo propuesto en cada cla- se Únicamente se recuerda la importancia de aplicar las cinco técnicas en cada clase Es importante elegir el valor de cada clase según las necesidades del grupo Si no es posible abarcar las cinco téc-

nicas en una sola clase, es posible dividir- la en dos sesiones con las siguientes reco- mendaciones:

• Se sugiere aplicar la técnica del silen- cio en ambas sesiones

• Recordar lo que se realizó en la sesión

anterior

• Continuar la lección a partir del punto

al que se había llegado

• Concluir y dejar actividad de segui- miento en casa

Sugerencias generales

• Incluir en las reuniones de maestros la elección de los valores; planear e inter-

cambiar experiencias y autoevaluacio- nes, así como a los grupos y a la escuela

• Crear un espacio o “rincón” de valores, dotado de libros, casetes, utilería, ma- terial para actividades grupales, revis- tas, etcétera

• Estar en constante comunicación con los padres para unir esfuerzos adicio- nales y coordinar las actividades cocu- rriculares

• Involucrar a todo el personal docente

y no docente en las tres modalidades

Ejemplo: conserje, secretarias y perso- nal de intendencia

• Asignar un pizarrón de valores, a ma- nera de periódico mural donde —cada grupo participe en forma rotativa—, con el pensamiento del día, buenas no- ticias, anécdotas, dibujos, en fin, todo aquello que puedan compartir para fortalecer la formación en valores

• Unificar a la escuela en el valor univer-

sal para que haya resonancia; cada sa- lón puede elegir, a partir de éste, el va- lor asociado que se requiera Esto sin olvidar que las clases van dirigidas a las necesidades particulares de cada grupo Se sugiere encontrar el punto medio entre ambas sugerencias

• Invitar a los padres a participar ayu- dando en diferentes actividades, como el periódico mural o un “pizarrón de padres”

• Involucrar a los padres en la creación y realización de proyectos que estimulen la práctica de los valores humanos

• Invitar a los padres a presenciar una clase de valores (la frecuencia queda a elección de los maestros)

• Organizar un festival anual de valo- res en alguna de las convivencias de la escuela Ejemplo: día campestre in- cluyendo actividades de valores, obras teatrales de niños, coro de la escuela, actividades de equipo que promuevan el compartir sin competir Si se vuel- ve complicado realizar estas activida- des se pueden aprovechar los festiva- les que ya están calendarizados: a) por la entrada de la primavera, b) día de las madres, c) navideños, etcétera

• Usar canciones de valores o música clásica durante los recreos

PREFACIO

Con el propósito de apoyar al docente en la aplicación del Programa Sathya Sai de Valo- res Humanos, se ofrece el siguiente resumen sobre las principales características de las di- ferentes edades de los niños para quienes se diseñó este manual de apoyo al maestro(a) Las particularidades aquí señaladas sir- ven para refrescar la memoria del profesor(a) y tenerlas en cuenta en el trabajo con los ni- ños, toda vez que al aplicar el programa esta- mos trabajando con fibras íntimas tanto del docente como de sus alumnos Este manual contiene 18 lecciones com- pletas en lugar de las 30 que tienen los ma- nuales de primaria y secundaria Existen va- rias razones para ello: a) es muy probable que el maestro(a), en repetidas ocasiones, tenga que dividir su clase en dos sesiones dado que los pequeños necesitan más tiem- po para entender las palabras nuevas, y para comprender internamente la intimidad que significan estas clases, b) se recomienda que el valor a tratar lo refuerce a lo largo de las dos semanas que dura la clase utilizando el canto y la frase en repetidas ocasiones y, c) combinándolos con sus lecciones cotidia- nas de madurez psicomotriz, letro-escritura, pensamiento lógico-matemático, desarrollo de habilidades diversas, etcétera, se refuer- za el entendimiento interno de cada virtud En caso de que las 18 lecciones resulten insuficientes el profesor(a) puede recurrir a cuentos y cantos del dominio público Aquí es importante utilizar la creatividad y tener claro el manejo del programa Algunas re- comendaciones para preparar una clase de valores humanos son:

• Tener claro el objetivo de la clase y ele- gir un valor acorde con la edad y nece- sidades del grupo,

• preparar su lección teniendo como hilo conductor el valor elegido,

• utilizar silencios sencillos y guiados,

• vocabulario fácilmente entendible por los niños(as),

• en la introducción se explica la forma de preparar cada parte de la lección,

• dar énfasis, en cada parte de la lección, al valor que haya escogido el maestro(a),

• en caso de que los cuentos elegidos tengan pasajes agresivos arreglarlos de tal forma que su contenido esté lleno de amor y respeto,

• si es necesario el manejo de un anti-va- lor, es importante minimizarlo de tal forma que el valor o la virtud de la lec- ción sea la que predomine en la escena,

• evitar juzgar, ello se puede dar con ma- yor facilidad en los cuentos, cantos y frases, por esa razón es importante re- visarlos muy bien,

• cuidar mucho la actitud de los protago- nistas

A continuación se expone un pequeño

esbozo de las características del desarrollo del niño de 3 a 6 años principalmente en el área del desarrollo personal

El objetivo principal de los niños de 3

a 6 años es esforzarse por lograr su autono- mía Inician actividades coordinadas, efi- cientes y dirigidas hacia un objetivo Desarrollan su iniciativa cuando inten- tan nuevas cosas y temen al fracaso; en esta

etapa la diferenciación del yo se hace com- pletamente clara Imita los modelos de papá y mamá; aprenden su rol Tiene la capacidad para confiar en adultos importantes; aparecen los amigos imaginarios Empiezan a controlar ciertas emocio- nes y a interesarse en las reglas Tiene capa- cidad de compartir y esperar su turno, mi- den a la autoridad y los límites Comienza el juego creativo y coopera- tivo, imitan el comportamiento de los adul- tos al jugar al doctor, a la comidita, a los policías Están en pleno aprendizaje de di- versas formas de conductas, a este compor- tamiento suele denominarse “juego simbó- lico” y con base en éste, el niño estructura su esfera cognitiva Hacia los tres años los niños comienzan a desarrollar la capacidad de seleccionar sus propios amigos Comienzan a elegir con qué niños les gusta jugar y con cuales no A esta edad los niños comienzan a sufrir por causa de sus sentimientos Pueden sen- tirse rechazados o solitarios Se sienten las- timados si no les prestan juguetes o el niño con quien desean jugar prefiere a otro ami- go Esto da la oportunidad de ayudar a los ni- ños, de orientarlos y guiarlos para que iden- tifiquen sus sentimientos y los de los demás Empieza a comprender que a través del lenguaje puede expresar sus deseos Es la etapa del pensamiento y la del lenguaje que gradúa su capacidad de pen- sar simbólicamente; la cual sienta las bases para desarrollar el pensamiento lógico ma- temático Algunos datos significativos de los ni- ños de 3 a 6 años son:

• El pequeño absorbe impresiones sin es- forzarse, sin tener voluntad o intención de ello; es como una esponja que se em-

papa de todo, es antes que la memoria

• Está feliz con cualquier cosa que esté colocada ante él

• Empieza a tomar conciencia de lo que absorbe dentro de una perspectiva más amplia

• Desea conocer el nombre de las cosas (pregunta ¿qué es esto?)

• Desarrolla su independencia para to- mar decisiones y tiene sus razones

• Está impulsado para ser físicamente ac- tivo

• Utiliza sus manos como instrumento de aprendizaje; las manos se convierten en una herramienta del cerebro

• Tiene la más grande sensibilidad de to- das las etapas de la vida para el desarro- llo del lenguaje, movimiento, órdenes, refinamiento de los sentidos, relaciones sociales y manejo de objetos pequeños

De acuerdo a Piaget la función simbóli- ca tiene un gran desarrollo entre los 3 y los 7 años Por una parte, se realiza en forma de actividades lúdicas (juegos simbólicos) en las que el niño toma conciencia del mundo, aun- que deformada Reproduce en el juego situa- ciones que le han impresionado (interesan- tes e incomprendidas precisamente por su carácter complejo), ya que no pueden pen- sar en ellas porque es incapaz de separar ac- ción propia y pensamiento Por lo demás, al reproducir situaciones vividas las asimila a sus esquemas de acción y deseos (afectivi- dad), transformando todo lo que en la reali- dad pudo ser penoso y haciéndolo soportable e incluso agradable Para el niño el juego sim- bólico es un medio de adaptación tanto inte- lectual como afectivo Los símbolos lúdicos de juego son muy personales y subjetivos El lenguaje es lo que en gran parte per- mitirá al niño adquirir una progresiva in- teriorización mediante el empleo de signos verbales, sociales y transmisibles oralmente

Pero el progreso hacia la objetividad sigue una evolución lenta y laboriosa Ini- cialmente el pensamiento del niño es ple- namente subjetivo Piaget habla de un ego- centrismo intelectual durante el período preoperatorio El niño todavía es incapaz de prescindir de su propio punto de vista Sigue aferrado a sus sucesivas percepciones, que todavía no sabe relacionar entre sí El pensamiento sigue una sola direc- ción: el niño presta atención a lo que ve y oye a medida que se efectúa la acción, o se suce- den las percepciones, sin poder dar marcha atrás Es el pensamiento irreversible, y en ese sentido Piaget habla de preoperatividad Frente a experiencias concretas, el niño no puede prescindir de la intuición directa, dado que sigue siendo incapaz de asociar los diversos aspectos de la realidad percibida o de integrar en un único acto de pensamiento las sucesivas etapas del fenómeno observa- do Es incapaz de comprender que sigue ha- biendo la misma cantidad de líquido cuan- do se traspasa a un recipiente más estrecho, aunque no lo parezca; por la irreversibilidad de su pensamiento, sólo se fija en un aspecto (elevación de nivel) sin llegar a comprender que la diferencia de altura queda compensa- da con otra diferencia de superficie Tampo- co puede comparar la extensión de una par- te con el todo, dado que cuando piensa en la parte no puede aún referirse al todo La subjetividad de su punto de vista y su incapacidad de situarse en la perspecti- va de los demás repercute en el comporta- miento infantil Mediante los múltiples contactos so- ciales e intercambios de palabras con su en- torno se construyen en el niño durante esta época unos sentimientos frente a los demás, especialmente frente a quienes responden a sus intereses y le valoran Según H Wallon en manual de psiquia- tría infantil, el quinto estadio es lo que de-

nomina “estadio del personalismo”, el niño llega a prescindir de situaciones en que se haya implicado y empieza a reconocer su propia personalidad como independiente de las situaciones Llega a la “conciencia del yo” que nace cuando se es capaz de tener formada una imagen de sí mismo, una re- presentación que, una vez formada, se afir- mará de una manera indudable El hecho de que el niño tiene ya una auténtica con- ciencia de sí mismo lo da a entender, es la llamada “reacción de prestancia” Afirmarse en la oposición (haciendo tonterías para llamar la atención) es la reac- ción más elemental posible de este nivel Es de capital importancia comprender que para el niño significa que ha dejado de con- fundirse con los demás y desea que los de- más lo comprendan de este modo Este im- portante período para el normal desarrollo de la personalidad suele comenzar por una fase de oposición y concluye con una fase de gratitud Cuando ya ha adquirido plena- mente la capacidad motora y gesticuladora, el niño, que en un principio buscó su pro- pia afirmación en la oposición puede ahora hacerse admitir, querer y ofrecerse a la vis- ta de los otros Esta toma de conciencia de sí mismo es aún frágil Se ha podido producir gra- cias a una serie de acciones en que alterna- tivamente el niño se muestra activo o pasi- vo, cambia de papel, etcétera Pero todavía se solidariza con la idea que tiene de sí mis- mo y con la “constelación familiar” en que está integrado

El niño de preescolar y los Valores Humanos

Parte fundamental del programa de Educa- ción Sathya Sai en Valores Humanos es que éstos, para que en la vida cotidiana formen parte de la personalidad del niño, deben ser

experimentados por los niños Así, las vir- tudes podrán afianzarse dentro de ellos y entonces serán manifestadas en su conduc- ta Es por esta razón que dentro de la cla- se la actividad grupal cobra especial impor-

Tabla 2. Segunda Infancia

tancia en su sentido grupal, significando “no individual” Para tener una visión completa a través de una vista rápida se presenta el siguiente cuadro (Veáse Tabla 2)

Segunda Infancia (preescolar)

Edad de la Voluntad o Edad del Cervatillo: 3-6 años

 

Repercusiones de

Físico

Cognoscitivo

Afectivo

Social

la voluntad

• Aumento de talla y peso.

• Período preoperacional.

• Negativismo – dicen a

• Juegos son sociales:

• Reglas del juego son sociales: res- peto a la regla.

• Concentración en cosas

todo “no”.

paralelos, asociativos

• Gran desarrollo psicomotriz.

concretas.

• Dependencia – quie-

y cooperativos.

• No distingue sueño con

re reconocer su autono- mía, no está en contra.

• Identidad sexual:

• Uso concreto del lenguaje.

• Cuerpos flexibles.

realismo.

niño o niña.

• Desproporciones corporales produ- cen torpeza y fal- ta de atractivo (al niño le preocupa).

• Egocentrismo – ve el mundo a través de su yo.

• Iniciativa – los papás reafirman o niegan (culpa).

• Relación cada vez con más gente y compañeros.

• Sentimiento de autonomía.

• Fomentar los há-

• Animismo – los objetos tienen vida.

• Identificación sexual – papá, maestro (varón o mujer).

• Egocentrismo y subjeti- vismo.

• Busca aceptación so- cial.

bitos (no TV).

• Padres tener pa-

• Dientes: emocio- nal, corporal, ma- durez, afectan el habla y su aspecto.

• Centración – ve una sola relación causa-efecto y no variadas posibilida- des.

• Juego en colabora-

ción y generalmen- te con el mismo sexo

ciencia, nunca maltratarlos.

• Aclarar intencio- nes y objetivos.

• Etapa emocional de te-

(estereotipos).

• Da saltos amplios, alterna los pies, se amarra los zapa- tos, se lava y seca.

• Irreversibilidad – no ve hacia el pasado, no hay pensamiento global.

mores: ira, ansiedad, preocupación o ver- güenza.

• Vinculación con los padres sigue pre- sente.

• Período sensitivo para educar en las virtudes: or-

• Absolutismo – términos

• Estima a sí mismo, se siente bonito y se quie- re.

• Relaciones egocén- tricas.

den, sinceridad, laboriosidad, responsabilidad, fe, voluntad y propósito.

• Distingue el de- recho y el revés, hace mandados solo.

extremos, no hay justo medio.

• Clasificación rudimen- taria, colecciona sin or-

• Angustia de rechazo o desaprobación.

 

• Distingue mañana, tarde y noche.

denar.

• Necesidad ambiente de

 

• Sincretismo.

seguridad y alegría.

• Dibuja humanos con todas sus par- tes.

• Autoafirmación: curiosi- dad

• Descubre su propia persona, a los demás y

• Lenguaje – representa-

al mundo que le rodea.

• Viste y desviste.

ción simbólica (imagi- nación).

• Contemplativo, gran capacidad de admira-

• Aprendizaje de habi- lidades audaces, dis- puesto a aprender.

ción.

• Gran imaginación que no se distingue con lo

• Posee concepto total de género.

real.

• Activo y animista.

• Vive un presente conti- nuo.

Desarrollo de las virtudes durante

o

sensaciones que se generan duran-

la segunda infancia

te

la actividad, los niños desarrollan fá-

Debido a que uno de los objetivos más im- portantes en la etapa de los 3 a 5 años es que el niño logre la autonomía, forme un con- cepto de sí mismo y aprenda a comprender sus emociones, a continuación se muestran algunas sugerencias a los maestros, no sin antes mencionar que para formar una base sólida en el carácter de los alumnos es ne- cesario desarrollar una comunicación pro- funda con ellos Cuando los niños se sien- ten comprendidos (no juzgados) pueden escuchar la voz de su conciencia con más facilidad y sin barrera alguna

1 La importancia del rol que desempeña el maestro Ya que es en esta edad donde los ni- ños son expertos imitadores de los pa- dres y de aquellas personas que repre- senten autoridad para ellos, es muy importante que los maestros se desen- vuelvan de manera ejemplar ya que el menor toma cada una de las conductas observadas como un modelo

2 Partir siempre del conocimiento innato que el niño tiene sobre los valores y las virtudes Es decir, evitar explicar al niño el significado de justicia (o de la virtud de la lección); más bien el niño enten- derá su significado vivencial (no teóri- co, no conceptual) a partir de la apli- cación de las cinco técnicas Cada una tocará fibras internas que en su con- junto conducirán al niño a la com- prensión íntima de la virtud En otras palabras se trata de aprehender la vir- tud más que aprenderla

3 Preguntar a los niños cómo se sienten en cada una de las actividades realizadas Cuando se pregunta de manera re- gular acerca de aquellos sentimientos

cilmente la capacidad de identificar sus sentimientos

4 Estimular e invitar a los niños para que propongan actividades

5 Reconocimiento de logros y reforza- mientos positivos El niño se forja y crece a partir del concepto que tiene de sí mismo La ac- titud del maestro y el reconocimiento de sus logros estimularán y ayudarán en el proceso del desarrollo de una au- toestima adecuada

6 Utilizar el juego simbólico Esta herramienta es muy útil como medio para que el niño viva situacio- nes sociales asertivas; de esta manera el aprendizaje se vuelve significativo

7 Propiciar el desarrollo de la tolerancia a la frustración Ya que durante esta etapa el niño es- tablece su primer contacto con la socie- dad, desprendiéndose paulatinamente de su egocentrismo, es recomendable ser un guía paciente ante sus reaccio- nes cuando en determinadas situacio- nes el menor no obtenga lo que desea

8 Elaboración de un artículo haciendo uso de la creatividad del niño Específicamente, en esta etapa es de suma importancia elaborar algún artí- culo (dibujo, manualidad, juego, etcé- tera) que simbolice la virtud trabajada Esto le servirá como guía para contex- tualizar el valor que se está trabajan- do ya que en esta edad el niño requiere material concreto para su aprendizaje Es importante estimular y reforzar la creatividad del estudiante a fin de que desarrolle su capacidad para manifes- tarse desde su interior

9 Sensibilización y reflexión con padres Sensibilizar a los padres de familia

sobre la importancia de las virtudes a desarrollar, involucrándolos median- te actividades de seguimiento con refe- rente a lo trabajado en clase e invitán- dolos a la reflexión

10 Actividades sencillas y concretas Estimular y desarrollar actividades significativas, sencillas y concretas du-

rante esta etapa del desarrollo Por ejemplo, es más significativo para ellos compartir sus galletas con sus compa- ñeros que el hecho de asistir a una casa hogar y regalar juguetes y ropa que fue- ron proporcionados por los padres de familia

“Hoy hay una gran necesidad de afirmar y proclamar por cualquier medio posible el valor
“Hoy hay una gran necesidad de afirmar y proclamar por cualquier medio posible el valor
“Hoy hay una gran necesidad de afirmar y proclamar por cualquier medio posible el valor

“Hoy hay una gran necesidad de afirmar y proclamar por cualquier medio posible el valor de la verdad y la moralidad, de su santidad y de la singular importancia que tienen en la vida. Esto debe ser proclamado tanto con palabras como con actos. Ustedes deben mostrar el valor y la validez de la verdad y la moralidad adhiriéndose a ellas bajo cualquier circunstancia”.

Bhagavan Sri Sathya Sai Baba

Verdad
Verdad

Verdad: interés por el conocimiento

1

OBJETIVO

Despertar en los niños el interés por la búsqueda del conocimiento

SILENCIO

Pedir a los niños

a Sentarse en una posición cómoda

b Cerrar los ojos

c Respirar rítmica y profundamente, relajándose

Armonización guiada “Lentamente nos ponemos de pie, aflojamos los músculos de la cara y relajamos todo el cuerpo; distribuimos todo el peso, apretando el abdomen, estirando bien la espalda (como si crecieras un poco); jalamos un poco el mentón hacia el pecho; relajamos los hombros y sacamos el pecho En esa posición descansamos por un momento con los ojos cerrados, es- cuchando la música, respirando pausada y profundamente Imagina un lugar que te gus- taría conocer y cómo se sentiría estar ahí: ¿qué es lo que ves? ¿Quién está allí? ¿Qué colo- res hay? Respira profundamente tres veces, regresa al salón de clases y abre los ojos, realiza unos estiramientos”

FRASE

“Si conozco las cosas me divierto más”

HISTORIA

A Discusión previa

1 ¿Has oído hablar de los duendes?

2 ¿Dónde crees que viven los duendes?

3 ¿Te gustaría conocer la historia de un duende?

Serendipity
Serendipity

Antigua tradición irlandesa (adaptación)

Hace mucho tiempo, vivía bajo la tierra de un hermoso bosque un grupo de duendes Entre ellos vivía Serendipity, quien era el duende más sabio de todo el mundo Toda la gente del pueblo lo admiraba y siempre buscaba su consejo, sabiendo que era sabio y prudente Sin embargo, Serendipity tenía una duda que desde hacía mucho tiempo le daba vueltas en la cabeza: ¿qué era el arco iris? Y sobre todo, ¿dónde terminaba? Y es que había una leyenda según la cual al final de cada arco iris se encuentra una enor- me olla con monedas de oro Así que un buen día, Serendipity decidió que no era posible continuar con esa duda, ¡tenía que averiguar todo sobre el arco iris! Empacó algunas de sus cosas e ins- trumentos científicos y se dispuso a recorrer el mundo en busca de respuestas Todos los duendes del pueblo se burlaron de él, les parecía absurdo que un duen- de tan sabio y prudente hiciera semejante locura Hubo algunos que trataron de disuadirlo, preocupados de que le pudiera pasar algo malo Con todo y eso el duende sabio inició su camino, ya que estaba convenci- do de que conocer sobre las cosas que nos rodean es muy importante para la vida del hombre Además, le gustaba mucho descubrir toda clase de secretos El duendecillo caminó algunas horas busca que busca, hasta que por fin vio un enorme arco iris Se veía tan lejos que Serendipity se preocupó un poco: pero final- mente, venciendo muchos obstáculos, como cruzar el gran río o pasar entre las espi- nas de algunas plantas, descubrió que el arco iris no empezaba ni acababa en ningún lado, sino que formaba un círculo completo en el cielo También se dio cuenta de que al no tener final tampoco existía esa enorme olla llena de monedas de oro Por un momento se desalentó, pero luego se dio cuenta del gran tesoro que ha- bía encontrado: el del saber

B Discusión

1

¿Quién era Serendipity?

2

¿Qué era lo que quería descubrir?

3

¿Qué piensas de los duendes que se burlaron?

4

¿Descubrió todo acerca del arco iris?

5

¿Cuál fue el gran tesoro que descubrió?

6

¿Cómo se sintió con ello?

7

¿Alguna vez has descubierto algo?

8

Y si no, ¿te gustaría hacer un descubrimiento?

9

¿Cómo lo harías?

10

¿Cómo te sientes cuando descubres algo tú solo(a)?

11

¿De qué sirve conocer las cosas?

12

¿Crees que es importante saber por qué suceden las cosas?

Nota para el maestro

La palabra serendipia o en inglés serendipity expresa descubrimientos o hallazgos inesperados o afor- tunados El término que fue acuñado por Horace Walpole a partir de una historia de duendes The Three Princes of Serendip (que era el nombre anterior de Sri Lanka) La historia cuenta que los tres príncipes eran viajeros y hacían descubrimientos en forma accidental de cosas por casualidad o sin intención de buscar Una serendipia es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado Se puede denominar así también a la casualidad, coincidencia o accidente En la historia de la ciencia son frecuentes las serendipias Por ejemplo, Albert Einstein reconoce esta cualidad en algunos de sus hallazgos También existen casos de serendipias en obras literarias, cuando un autor escribe sobre algo que ha imaginado y que no se conoce en su época, y se demues- tra posteriormente que eso existe tal como lo definió el escritor, con los mismos detalles No se debe confundir con la anticipación o la ciencia-ficción, donde se adelantan inventos mucho más genéricos que casi todo el mundo cree que probablemente existirán algún día

CANTO

Para más información:

http://blogs clarin com/ carloschurba/category/ einstein/

El secreto El secreto está aquí adentro y es llamado corazón, y se da de
El secreto
El secreto está aquí adentro
y
es llamado corazón,
y
se da de marometas
cuando escucha esta canción:
Resbálate en el arcoíris y baila con una flor,
pregúntale a las estrellas, ¿quién tan lindas las pintó?
Resbálate en el arcoíris, contento de estar aquí,
y llénate de alegría por lo bueno de vivir

ACTIVIDAD GRUPAL

1

Hacer dibujos por equipos de tres o cuatro niños ilustrando lo que les gustó más del

cuento o, si lo prefieren, ilustrar de que manera diferente les hubiera gustado que ter-

 

minara

2

Al

terminar, pedir que comenten sus dibujos frente al grupo

3

Llevar al salón distintos juegos de mesa (ajedrez, damas chinas, etcétera), sin dar expli- caciones; permitir que los niños exploren

a ¿Cómo creen ellos que se juegan?

b ¿Es importante saber las reglas? ¿Para qué?

SEGUIMIENTO

1 Cada niño escogerá un tema o suceso (un animal, una flor, una fruta, etcétera) que de- see investigar y lo llevará a cabo con la ayuda de su familia En una clase de seguimien- to los niños expondrán sus investigaciones

2 Se puede utilizar esta clase para determinar los intereses y preferencias de los alumnos y a partir de ello seleccionar el tema del proyecto a seguir

3 Tener en cuenta que éste es un valor fundamental para promover la capacidad de asom- bro y el interés por la investigación Por ello es importante tener a la mano, tanto en la escuela como en la casa, libros y objetos diversos que estimulen la curiosidad natural de los niños

“La rectitud se caracteriza por su santidad, paz, verdad y fortaleza atributos son la justicia,
“La rectitud se caracteriza por su santidad, paz, verdad y fortaleza atributos son la justicia,
“La rectitud se caracteriza por su santidad, paz, verdad y fortaleza atributos son la justicia,

“La rectitud se caracteriza por su santidad, paz, verdad y fortaleza

atributos son la justicia, el sentido común, el sentido del honor, amor, dignidad, bondad, meditación, simpatía, no violencia; tal es la rectitud que persiste a través del tiempo. Esta es la conducta que lo guía a uno al amor universal y a la unidad. La verdad es inseparable de la rectitud. Dondequiera que haya adherencia a la moralidad, uno podrá ver la verdad, que no es otra cosa sino la rectitud en acción”

Sus

Bhagavan Sri Sathya Sai Baba

Rectitud
Rectitud

Rectitud: buen uso de nuestros potenciales

OBJETIVO

2

Favorecer la iniciativa reconociendo los gustos, habilidades y preferencias personales

SILENCIO

Pedir a los niños

a Sentarse en una posición cómoda

b Cerrar los ojos

c Respirar rítmica y profundamente, relajándose

Armonización guiada “Siento una gran tranquilidad Pienso en todas las cosas bellas que he aprendido: decir gra- cias, decir por favor, colgar mi suéter, ayudar a mis compañeros (la maestra mencionará aprendizajes importantes) Me siento feliz y permanezco otro minuto en silencio disfru- tando esta felicidad Hago tres respiraciones profundas y me estiro suavemente”

FRASE

“Yo soy importante y puedo lograr lo que me proponga”

HISTORIA

A Discusión previa

1 ¿Sabes qué es un erizo?

2 ¿Cómo son los bebés gatitos?

Púas el erizo
Púas el erizo

por Marisa Moreno 1

Púas era un erizo pequeñito de color marrón, un poco lento Tenía un hocico negro y unas patitas gordas Siempre se metía en líos por culpa de sus púas pinchudas Un día estaba tejiendo Doña Gatita un suéter muy lindo para su bebé gatito y Púas se acercó a curiosear La gata había comprado en la tienda del pueblo una gran canasta de madejas de colores y quería hacerle el suéter cuanto antes para que el bebé gatito no pasara frío Doña Gatita le decía a su pequeñín: “¡Que guapo vas a estar! ¡Eres el gatito más lindo de toda la vecindad!” Púas se había escondido detrás del sillón Los colores de las madejas llamaron su atención y al inclinar la cabecita para verlas mejor, se cayó dentro de la canasta El erizo se había metido entre las madejas y no podía salir Al engancharse el hilo en sus púas lo había enredado todo “¡Ay, ay, mira lo que has hecho!” -dijo la gatita “¡Aho- ra que voy a hacer!” Púas se sintió muy avergonzado y pidió perdón a la gatita, pero el hilo estaba destrozado y ya no servía para hacer el suéter Al llegar a su casa, Púas le contó a su mamá lo que había ocurrido Le pidió que ella hiciera un suéter para gatito Su mamá le dijo: “¡No te preocupes Púas, yo lo haré! ¡No tienes que ser tan travieso! ¡Has de tener más cuidado!” Púas no sabía remediarlo, era tan inquieto que volvió a meter la pata, bueno, me- jor dicho, las púas Vio la madriguera de un conejo y quiso entrar en ella para curio- sear La Señora Coneja acababa de tener crías Estaban todas allí, muy juntitas Toda- vía eran demasiado pequeñas para salir Púas consiguió meterse en la madriguera y llegar hasta las crías Todo estaba muy oscuro y no podía ver nada El erizo iba de un lado para otro, sin darse cuenta que según se movía iba pinchando a las crías “¡Fue- ra de aquí!” -le dijo Doña Coneja, muy enfadada Púas estaba triste No quería hacer daño, pero siempre le salía todo al revés Pensando y pensando, encontró la forma de hacer algo bueno y práctico con sus púas “¡Ya sé! ¡Limpiaré las alfombrillas de las casitas de los animales!” -Dijo Púas, convencido de que había encontrado la solución “¡Esta vez tengo que hacerlo bien y estar preparado para trabajar! ¡No volveré a equivocarme!” Comenzó a trabajar como un verdadero experto Se ponía su mascarilla para el polvo y limpiaba y limpiaba Los animales estaban muy contentos de que hiciera algo que le gustara e hiciera sen- tir bien a los demás Se convirtió en un gran limpiador de alfombras y todos estaban muy orgullosos de él Púas había encontrado una razón para ser feliz

1 www cuentilandia es

B Discusión

1

¿Quién era Púas?

2

¿Qué sucedió cuando visitó a Doña Gatita?

3

¿Qué hizo la mamá de Púas para ayudarlo?

4

¿Qué era lo que él más deseaba?

5

¿Cómo lo logró?

6

¿Cómo le hubieras ayudado a Púas?

7

¿Valió la pena su esfuerzo, su entusiasmo y su responsabilidad?

8

¿Hay algo que has aprendido a hacer?

9

¿Te has esforzado para lograrlo?

10

¿Qué cosas crees que son importantes para que te esfuerces?

CANTO

Guarari asha Canto popular Guarari asha, guarari asha, dubididu, dubididu (Bis estrofa) Es muy fácil,
Guarari asha
Canto popular
Guarari asha, guarari asha,
dubididu, dubididu (Bis estrofa)
Es muy fácil, puedes hacerlo,
sólo tienes que aprenderlo,
me gusta mucho, pero ninguno
como el dubidi, dubidi, cuac, cuac, (3 Bis canto)
como el dubidi, dubidi, cuac, cuac

Nota para el maestro

Cada parte de un verso tiene movimientos diferentes En esta edad se sugiere que el canto sea lento hasta que los niños coordinen bien los movimientos, entonces incrementar poco a poco la rapidez A continuación se describen los movimientos en cada parte de los versos, mismos que se sugiere al maestro practicar antes de dar la clase

Tabla 1. Coreografía del Canto

Canto

Movimientos

Guarari

Dos palmadas en las piernas

Asha

Dos palmadas normales

guarari

Poner la mano derecha por encima de la izquierda, moviéndolas una en sentido contrario a la otra, de forma horizontal

una en sentido contrario a la otra, de forma horizontal Clase 2. Rectitud: buen uso de

Canto

Movimientos

Dubididu Llevarse la mano derecha a la nariz e inmediatamente a la oreja iz- quierda y dejar ahí la mano; inmediatamente la mano izquierda toca la nariz y rápidamente se lleva a la oreja derecha

Dubididu

Poner las manos al frente como si fueran boca, y como si estuvieran diciendo “dubididu” y hacer el movimiento con los dedos tres veces

Se repite nuevamente la estrofa y los movimientos correspondientes

nuevamente la estrofa y los movimientos correspondientes fácil Dos palmadas normales hacerlo Poner la mano

fácil

Dos palmadas normales

hacerlo

Poner la mano izquierda por encima de la derecha, moviéndolas una en sentido contrario a la otra, de forma horizontal

tienes

Llevarse la mano izquierda a la nariz y rápidamente se lleva a la oreja derecha

me gusta

Dos palmadas en las piernas

pero nin-

Poner la mano derecha por encima de la izquierda, moviéndolas una en sentido contrario a la otra, de forma horizontal

duvidi

Llevarse la mano derecha a la nariz e inmediatamente a la oreja iz- quierda y dejar ahí la mano

cuac cuac

Poner las manos al frente como si fueran boca, y como si estuvieran diciendo “cuac cuac” y hacer el movimiento con los dedos dos veces

ACTIVIDAD GRUPAL

Proveer a los niños de imágenes (o fotos de ellos), realizando diversas actividades donde se resalte lo que cada niño puede hacer por sí mismo Como actividad sugerida se recomien- da que los niños que desean compartir con los demás algún aprendizaje que los haya he- cho sentir bien consigo mismos lo hagan Los niños elaborarán un collage y comentarán sobre el mismo

SEGUIMIENTO

1 Realizar una exhibición con los trabajos elaborados por los niños

2 Los niños llevarán a su casa la hoja de tarea para ser llenada por sus padres y posterior- mente comentada en la familia

3 En una sesión de seguimiento, los niños se sentarán en círculo y platicarán lo que se co- mentó en casa

4 Una estrategia de motivación para las clases es que los niños sean quienes manipulen los títeres y presenten algunos diálogos pequeños con ayuda de la maestra

5 Fomentar la iniciativa entre los alumnos sin forzarlos a que hagan lo que deseamos Es muy importante respetar las decisiones de los niños para compartir sus experiencias

6 Hacerles ver que a veces es difícil saber qué queremos, pero lo podemos descubrir poco a poco

Actividad para los padres

Nombre del niño:

1 ¿Tiene responsabilidades el niño(a) en casa?

2 De acuerdo a su edad, ¿qué es lo que pueden pedirle que haga?

3 ¿Por qué?

4 ¿Piensan ustedes que pueden ayudarlo(a) a que lo logre? ¿Cómo?

5 ¿De qué manera pueden ustedes apoyarlo(a)?

Comenten este cuestionario con su hijo(a)

“Si los niños viven con seguridad, aprenden a tener fe en sí mismos y en los demás”

Dorothy Law Nolte

1 8 Manual de Educación Sathya Sai en Valores Humanos | Preescolar
1 8 Manual de Educación Sathya Sai en Valores Humanos | Preescolar

Rectitud: orden

3

OBJETIVO

Brindar elementos a los alumnos para que valoren la importancia de mantener en orden sus objetos personales

SILENCIO

Pedir a los niños

a Sentarse en una posición cómoda

b Cerrar los ojos

c Respirar rítmica y profundamente, relajándose

Armonización guiada “Sentados, con los pies colocados sobre el suelo, la espalda recta y los ojos cerrados, girar la cabeza muy suavemente hacia un lado y después al lado contrario Tomamos aire suavemen- te y exhalamos Imaginamos que un rayito de luz ilumina nuestro corazón El corazón se lle- na de luz y llevamos esa luz a nuestros ojos para ver cosas bonitas; a nuestros oídos, para es- cuchar las cosas bellas; a nuestra nariz, para respirar aire limpio y llenar de energía nuestro cuerpo; a nuestra boca, para que de ella salgan palabras de amor hacia todos los que nos ro- dean y tome alimentos sanos que nutran mi organismo; llevamos esta luz a cada una de las partes de nuestro cuerpo: a nuestros brazos, a toda nuestra pancita, a las piernas y los pies (el maestro(a) aguarda 7 segundos) Lentamente regresamos este rayito de luz por nuestras piernas y columna y la colocamos en nuestro corazón Ahí disfrutamos de su intensidad (dejamos a los niños en silencio durante 15 segundos) Lentamente nos movemos, move- mos nuestros brazos y piernas muy, muy despacito Ahora abrimos nuestros ojitos y parpa- deamos un poco muy lentamente Nos estiramos y sonreímos”

FRASE

“Cada cosa en su lugar”

HISTORIA

A Discusión previa

1 ¿Sabes cómo es una granja?

2 ¿Qué hay en una granja?

3 ¿Te gustaría saber la historia de la granja de Don Pancho?

Los pollitos
Los pollitos

En la granja de Don Pancho viven muchos animales: cerdos, perros, vacas, gallinas, conejos, etcétera Pero hoy Don Pancho está muy contento porque desde ayer tiene nuevos animalitos, ya que Doña Gallina tuvo pollitos, seis en total Estos pollitos re- sultaron ser unos pequeños aventureros y de pronto decidieron ir a conocer todos los alrededores de la granja Caminaban impresionados viendo como Don Pancho mantiene cada cosa en su lugar, observaron que hay un espacio especial para los cerdos, a quienes les encanta el lodo pues los refresca A las gallinas les tiene un tejaban donde pueden pasar a gusto toda la noche dor- midas en sus nidos y protegidas de otros animales Realmente les alegra vivir en una granja tan limpia y organizada, con un amo que se preocupa por cada uno de sus ani- males y los cuida con mucho cariño Mientras caminaban, el mayor de los pollitos preguntó a sus hermanos qué pen- saban ser de grandes El pollito que se encontraba junto a él dijo: “Yo voy a ser el me- jor despertador del mundo Me levantaré muy temprano para cantar con todas mis fuerzas despertando a todos en esta granja” Otro pollo, que iba atrás de ellos comentó: “Pues yo pretendo ser un gran gallo” “Me parece muy interesante lo que quieren ser” –comentó otro de ellos “Por mi parte, me siento muy a gusto conociendo la granja, tal vez me dedique a viajar” El mas tímido de todos les dijo: “Yo siento que para mí lo más grande de todo es vivir aquí a gusto con Don Pancho y tener muchos pollitos que se parezcan a mí” Así, cada uno de los pollitos fue diciendo lo que esperaba ser Luego se dieron cuenta de que ya oscurecía y se asustaron pensando que se extraviarían al no poder encontrar el camino En eso llegó Doña Gallina, quien muy orgullosa guió a sus re- toños hasta el tejabán Al llegar uno de los pollitos exclamó: “Pues yo no estoy muy seguro de lo que seré cuando crezca, pero por lo pronto estoy muy contento de ser hijito de Doña Gallina y de vivir en esta granja ” Finalmente el mayor de los pollitos volvió a tomar la palabra:

“Yo tampoco estoy muy seguro del futuro, pero por ahora debo aprender de Don Pan- cho el orden que tiene en toda la granja; así, cualquier cosa que haga saldrá muy bien”

B Discusión

1 ¿Qué veían los pollitos mientras caminaban?

2 ¿Vivían juntos los cerdos y las gallinas? ¿Por qué?

3 ¿Esperó cada pollito su turno para hablar? ¿Por qué crees que así lo hicieron?

4 ¿Cómo te imaginas la granja de Don Pancho?

5 ¿Crees que el orden es importante? ¿Por qué?

6 El cuento, ¿te hizo recordar algo?

7 ¿Sabes cuál es el lugar para cada una de tus cosas?

8 ¿Sueles poner todo lo que usas en su lugar nuevamente?

9 ¿Por qué es conveniente tener lugares especiales para cada cosa?

CANTO

Siempre que haya Siempre que haya todo un desorden aunque sea mucho lo que hay
Siempre que haya
Siempre que haya todo un desorden
aunque sea mucho lo que hay que arreglar
lo más difícil es empezar
Respira hondo, chubiduapa
,
y
observa todo, chubiduapa
sonríe un poco, chubiduapa
¡¡¡Y a trabajar!!!
Y
cuando todo esté reluciente,
piensa contento ¡qué bien me quedó! (Bis canto)
Piensa contento ¡qué bien me quedó!

ACTIVIDAD GRUPAL

1 Los niños pueden representar la obra

2 Colorear o armar una granja Resaltar la importancia del orden

SEGUIMIENTO

1 Limpiar y ordenar el salón de clases antes de pasar a otra actividad

2 En el hogar se pueden repartir las actividades entre los miembros de la familia, hacien- do el compromiso de que cada quien haga lo que le tocó

3 Pedir a los papás y mamás que se establezcan y respeten horarios dentro de la rutina fa- miliar para comer, dormir, ver televisión, estudiar, etcétera

4 Realizar juegos con los niños marcando la importancia del orden y las reglas para que todos disfruten de la actividad, por ejemplo: el rey pide, la mano negra, etc

5 Éste valor es indispensable para la adquisición de buenos hábitos de estudio, por lo cual es muy importante reforzarlo continuamente en diferentes actividades

6

Recalcar que al ser ordenados nos beneficiamos en otros aspectos, por ejemplo: encon- tramos más fácilmente lo que buscamos, ahorramos tiempo, da una mejor apariencia a nuestro alrededor y podemos evitar accidentes

7 Que resuelvan en casa la hoja anexa y la coloreen

Recorta y pega según corresponda Hoja de trabajo (pon las cosas en su lugar)

corresponda Hoja de trabajo (pon las cosas en su lugar) 2 4 Manual de Educación Sathya
Clase 3. Rectitud: orden 2 5
Clase 3. Rectitud: orden 2 5
Clase 3. Rectitud: orden 2 5
Clase 3. Rectitud: orden 2 5

Rectitud: laboriosidad

4

OBJETIVO

Favorecer una actitud positiva hacia el trabajo como medio para formar el carácter de los niños

SILENCIO

Pedir a los niños

a Sentarse en una posición cómoda

b Cerrar los ojos

c Respirar rítmica y profundamente, relajándose

Sugerencia de silencio Esta actividad debe hacerse en completo silencio y en forma individual Los niños, sen- tados en sus lugares, colorearán (con colores de cera o madera) un dibujo con imágenes grandes El maestro escogerá los dibujos de acuerdo a las aptitudes de los niños (dibujo anexo a la lección) Hay que dar, dependiendo de la concentración del grupo, de 10 a 15 minutos para que coloreen

FRASE

“Nunca dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”

Dicho popular

HISTORIA

A Discusión previa

Mostrar a los alumnos una imagen en donde hay niños trabajando en la escuela

1 ¿Qué es un refugio?

2 ¿Qué es cooperar?

Vamos a trabajar
Vamos a trabajar

Varios animales iban juntos buscando un lugar agradable donde pasar el duro frío del invierno Cuando arreció el frío, la vaca dijo al resto de los animales: “Es necesario hacer un buen refugio para cubrirnos Tenemos que empezar ahora ya que el invier- no llegará muy pronto ¡Vamos todos a trabajar!” “¿Trabajar?” -preguntaron los demás animales “Yo por el momento no necesito refugio, quizás mañana lo haga Tengo una capa de lana muy protectora y me siento calientita” –comentó la oveja mientras comía hierba El marranito dijo a su vez: “Yo haré un buen agujero en la tierra y ahí no pa- saré frío, probablemente más tarde te ayude” Y así, uno a uno los animalitos fueron encontrando maneras de evadir el duro trabajo en un día tan frío La vaca escuchó a cada uno de ellos sin decir nada Se retiró y trabajó mucho es- forzándose hasta terminar el refugio para poder así abrigarse del mal tiempo Aca- rreó hierbas y varas a una pequeña cueva y se metió en ella dispuesta a descansar y a calentarse Al pasar los días, el frío fue aumentado y los animales pidieron a la vaca permiso para entrar a cubrirse Al escucharlos dijo: “Pensé que ustedes no necesitaban de un lugar para cubrirse del frío, por ello no quisieron trabajar Hice la cabaña con mucho gusto y si todos estamos dentro tendremos más calorcito No tendrán que pasar el in- vierno afuera, pues hay suficiente espacio aquí” Los animalitos se dieron cuenta de la nobleza de su amiga vaca El crudo invierno ya no sería tan terrible, todos estarían juntos procurándose calor unos a otros Apren- dieron la lección: nunca dejar el trabajo para después

B Discusión

1 ¿Qué era lo que quería la vaca?

2 ¿Qué hizo por sí sola?

3 ¿Por qué el resto de los animales no ayudaron?

4 ¿Necesitaron del trabajo de la vaca?

5 ¿Qué aprendieron los animalitos?

6 ¿Cómo crees que se sintió la vaca?

7 ¿Alguna vez has actuado como la vaca?, o ¿has visto que alguien actúe así?

8 ¿Cómo te sientes cuando terminas tus trabajos?

9 Y cuándo cooperas en tu casa, ¿cómo te sientes? ¿Cómo se sienten tus papás?

CANTO

El tiempo pasa El tiempo pasa, el tiempo vuela, en la casa o en la
El tiempo pasa
El tiempo pasa, el tiempo vuela,
en la casa o en la escuela (Bis estrofa)
Vamos a trabajar,
y al final cada quien sabrá
si algo de provecho realizó (Bis estrofa)

ACTIVIDAD GRUPAL

1 Los niños pueden representar el cuento

SEGUIMIENTO

1 Los niños recortarán y ordenarán la secuencia de una historia acerca de una actividad productiva (llevar revistas o monografías)

2 Proporcionar a los padres una hoja de sugerencias para dar seguimiento al valor de la laboriosidad

3 Es importante destacar que el esfuerzo y perseverancia en el trabajo es gratificante en sí mismo

4 Es un buen momento para hablar de los distintos oficios y destacar que todas las acti- vidades son importantes y necesarias

Hoja de trabajo para la casa

Para ayudar al niño -y a nosotros mismos- recomendamos elaborar una tabla de activida- des diarias y ponerla en un lugar visible dentro de la casa Esto ayudará a nuestros hijos a desarrollar en sí mismos el sentido de la responsabilidad La tabla se llevará a cabo semanal o mensualmente, con las tareas que su hijo(a) pue- da realizar en casa El niño(a) podrá hacer un dibujito en su tabla: carita feliz cuando cum- pla, carita triste cuando no lo haga Nota: Recordar que estas actividades son sólo sugerencias que pueden ayudar a las fa- milias en la organización de sus tareas cotidianas

Actividad para los padres

Mis responsabilidades

L

M

M

J

V

S

D

1 Levantarme temprano

             

2 Arreglar mi cama

             

Asearme oportunamente para ir la escuela

3

             

Cambiarme de ropa al volver de la escuela

4

             

5 Ayudar a poner la mesa

             

6 Atender a mi mascota

             

7 Guardar mis juguetes

             

8 Hacer la tarea

             

9 Sacar la basura

             

Mis responsabilidades

L

M

M

J

V

S

D

1 Levantarme temprano

             

2 Arreglar mi cama

             

Asearme oportunamente para ir la escuela

3

             

Cambiarme de ropa al volver de la escuela

4

             

5 Ayudar a poner la mesa

             

6 Atender a mi mascota

             

7 Guardar mis juguetes

             

8 Hacer la tarea

             

9 Sacar la basura

             

Se puede otorgar algún aliciente Salir con ellos para andar en bicicleta al realizar determinado número de actividades (esto será un acuerdo con el niño(a) ) Lo más importante es siempre reconocer y alentar la ac- titud de trabajo y ayuda de los niños

“Si sus niños viven con reconocimiento, aprenden que es bueno tener una meta”

Dorothy Law Nolte

3 2 Manual de Educación Sathya Sai en Valores Humanos | Preescolar
3 2 Manual de Educación Sathya Sai en Valores Humanos | Preescolar
Clase 4. Rectitud: laboriosidad 3 3
Clase 4. Rectitud: laboriosidad 3 3
Clase 4. Rectitud: laboriosidad 3 3
Clase 4. Rectitud: laboriosidad 3 3
Clase 4. Rectitud: laboriosidad 3 3

Rectitud: perseverancia

5

OBJETIVO

Reconocer el entusiasmo que se produce al haber concluido una actividad

SILENCIO

Pedir a los niños

a Sentarse en una posición cómoda

b Cerrar los ojos

c Respirar rítmica y profundamente, relajándose

Sugerencia de silencio

Formar un círculo con todos los niños de pie y con los ojos cerrados; se les indica que ima- ginen que en el suelo frente a ellos se encuentra un círculo con el color que más les gus-

ta

Cuando todos han imaginado su círculo, se les pide que recuerden un momento en que

se

sintieron muy satisfechos por una situación en la que estaban haciendo algo que se ha-

bían propuesto Una vez que todos los niños se encuentren inmersos en este ejercicio, se les indica que

den un paso al frente, entren al círculo que anteriormente habían imaginado y permitan

que el color los cubra por completo mientras el circulo va subiendo desde los pies hasta

la cabeza, sintiendo en su cuerpo el color, la temperatura y la brillantez que los cubre por

completo Respirar pausada y tranquilamente Cuando estén listos, dando a cada niño su

tiempo hacerlos regresar a su lugar original

FRASE

“Todo lo que se empieza se termina”

HISTORIA

A Discusión previa

1 ¿Qué es una liebre?

2 ¿Qué es una tortuga?

3 ¿Quieren escuchar una historia sobre una liebre y una tortuga?

La liebre y la tortuga
La liebre y la tortuga

Fábula de Esopo, adaptación

Había una vez una liebre muy joven que vivía en el campo Era muy bonita y ágil pero despreciaba a todos aquellos a quienes la naturaleza no había dotado de tantas cosas buenas como a ella Se divertía burlándose de los demás y sus palabras eran a veces muy hirientes Con frecuencia atacaba a su vecina la tortuguita “Tu no tienes nada de elegante –le decía–, mira tus patas tan cortas, tu cabecita tan pequeña y esa lenti- tud con la que caminas” Un día, la tortuga se cansó y le reprochó sus continuas burlas “Tu crees que co- rres muy deprisa con tus patas; pero las mías, aunque sean cortas, me llevan también muy rápido Haremos una apuesta: te venceré en unas carreras ” La liebre se echó a reír “De acuerdo” –respondió, confiada en su velocidad El zorro fue nombrado ár- bitro y la carrera empezó La tortuguita no perdió el tiempo y se dedicó a caminar lo más rápidamente que le permitían sus patas; la liebre, despreciando a su adversaria, se durmió sobre la hierba “Tendré todo el tiempo del mundo para llegar primero”-se dijo Mas cuando se despertó la tortuguita había pasado la línea de meta

B Discusión

1 ¿Cómo trataba la liebre a la tortuga? ¿Por qué?

2 ¿Quién se esforzó realmente en la carrera?

3 ¿Quién tuvo éxito? ¿Por qué?

4 ¿Por qué la liebre perdió la carrera?

5 ¿Qué aprendiste de este cuento?

6 ¿Qué otro nombre le puedes poner a esta historia?

7 ¿Qué pasa si no terminas lo que tienes que hacer?

8 ¿Por qué es importante terminar lo que empezamos?

9 ¿Cómo te sientes cuando logras terminar algo que te había costado mucho trabajo ha- cer, como recoger los juguetes o ayudar a mamá a doblar los calcetines?

CANTO

No todo en la vida No todo en la vida es fácil, pero si luchas
No todo en la vida
No todo en la vida es fácil, pero si luchas lo lograrás
Si algún tropiezo hay en tu camino, vuélvelo a intentar
No digas no puedo, si no te levantas te quedas atrás
No todo en la vida es fácil, pero si luchas lo lograrás
No digas no puedo, si no te levantas te quedas atrás

ACTIVIDAD GRUPAL

Se entrega una hoja en blanco y se colocan colores sobre la mesa Los niños pueden dibu- jar a la liebre y la tortuga en su carrera, o inventar sus propios personajes, en cuyo caso el maestro(a) les dirá que el tema es lo que aprendieron del cuento, sin explicarles la ense- ñanza del mismo Es importante recordar que son los niños quienes deben descubrir des- de su interior la moraleja

SEGUIMIENTO

1 Se puede aprovechar este tema para hablar con los padres de familia acerca de todos los cambios que los niños experimentaron durante el ciclo escolar: cambios físicos, emo- cionales, de adquisición de habilidades, creación de nuevas relaciones, etcétera

2 Con relación a los niños de tercero de preescolar, hacer hincapié en el cambio tan gran- de que van a experimentar y para el cual se han preparado por tanto tiempo

Clase 5. Rectitud: perseverancia 3 9
Clase 5. Rectitud: perseverancia 3 9
Clase 5. Rectitud: perseverancia 3 9
Clase 5. Rectitud: perseverancia 3 9
Clase 5. Rectitud: perseverancia 3 9
Clase 5. Rectitud: perseverancia 3 9
“La paz es una de las posesiones más inapreciables. Es la señal de un carácter
“La paz es una de las posesiones más inapreciables. Es la señal de un carácter
“La paz es una de las posesiones más inapreciables. Es la señal de un carácter

“La paz es una de las posesiones más inapreciables. Es la señal de un carácter virtuoso, de nuestra disposición al servicio, la prontitud a la renuncia, un espíritu calmo de resignación, conciencia de la temporalidad de los bienes materiales y de un lago imperturbable y sin agitaciones en nuestro corazón”.

Bhagavan Sri Sathya Sai Baba

Paz
Paz

Paz: justicia

6

OBJETIVO

Que el niño entienda el sentido de justicia hacia el otro desde su interior

SILENCIO

Pedir a los niños

a Sentarse en una posición cómoda

b Cerrar los ojos

c Respirar rítmica y profundamente, relajándose

Armonización guiada “Así, con los ojos cerrados, me concentro en mi respiración Imagino el pequeño tubo por donde pasa el aire hacia los pulmones Veo entrar el aire y salir Ahora lo siento; siento la tibieza del aire cuando entra y cuando sale Este aire me da lo que necesito, me da lo sufi- ciente para vivir y mis pequeños pulmones toman únicamente lo que necesitan; sólo lo su- ficiente para mi pequeño cuerpo Así es lo natural… únicamente toma lo necesario… sólo

lo necesario Poco a poquito abro mis ojitos… lentamente… muy, muy despacito”

FRASE

“Si hago lo justo estaré a gusto”

HISTORIA

A Discusión previa

1 ¿Alguna vez has hecho trato con algún amigo?

2 ¿Quieres saber sobre la historia de dos amigos?

Ramu y Samu
Ramu y Samu

Cuento popular indio. Adaptación

Había una vez dos buenos amigos llamados Ramu y Samu, quienes decidieron com- partir todo lo que poseían en partes iguales Sin embargo, Samu, que era el más aler-

ta de los dos, hizo hincapié en que esta sociedad igualitaria le proveyera de todos los beneficios, mientras que el que hacía todo el trabajo era Ramu Sus pertenencias consistían en un cobertor, una vaca y un árbol El cobertor lo po- día usar cada uno exactamente doce horas Ramu lo podía usar de día, desde la salida del sol al ocaso, mientras que Samu lo usaba por la noche, desde el ocaso al amanecer Aunque esto es compartir, Ramu siempre perdía, pues durante el día hace calor y no hay necesidad del cobertor Pero en las noches, cuando hace frío, Samu se envol- vía cómodamente mientras que Ramu a duras penas podía dormir temblando de frío En cuanto a la vaca, a Ramu le tocaba la parte delantera del animal, es decir, tenía derecho a usar solamente esa parte, mientras que Samu tenía derecho a la parte tra- sera, lo cual implicaba que podía ordeñarla Mientras que Ramu debía sólo cuidarla, alimentarla y darle agua, Samu podía beber toda la leche Lo mismo sucedía con el árbol, a Ramu le correspondían el tronco y las raíces, Samu tenía las ramas y las hojas Esto significaba que mientras Ramu cuidaba el ár- bol, regándolo diario, Samu no hacía sino comerse los frutos del árbol Ramu sufría mucho por este acuerdo Comenzó a adelgazar demasiado y ape- nas podía conciliar el sueño Por otra parte, Samu se volvía más fuerte y saludable Lo más sorprendente era que Ramu ni se daba cuenta de que era tratado injustamen- te ¡Era tan bobo! Un día, mientras que Ramu caminaba por el bosque, se encontró a un sabio que le preguntó: “¿Por qué está tan delgado y acabado?”

Y Ramu describió el acuerdo que tenía con su amigo El sabio le dijo: “Eres muy

tonto, ¿no te das cuenta de que te han estado engañando?”

Así, poco a poco, al ir contando la historia se dio cuenta de lo tonto que había sido Entonces preguntó: “¿Qué debo hacer en este caso?”

El sabio comenzó a explicar lo que tenía que hacer de ahora en adelante Y así, al

día siguiente comenzó a seguir el plan ideado por el sabio Primero sumergió el cobertor en agua fría, ante lo que Samu se molestó muchísi- mo porque no pudo dormir Ramu le respondió: “Al humedecer el cobertor no he he-

cho nada malo, tú me dijiste que yo podía usar el cobertor durante el día pero no hay reglas para que no pueda hacer con él lo que yo quera mientras es mío” El pobre de Samu ya no supo que contestar ante la valentía de su oponente Así que a partir de esa noche no pudo dormir porque el cobertor estaba demasiado húmedo

A la mañana siguiente Samu fue a ordeñar la vaca, pero estaba muy enojada por-

que Ramu la había molestado Así que la vaca pateó el balde donde debía caer la le- che recién ordeñada Cuando Samu reclamó, Ramu dijo: “No te olvides que la mitad, la parte delantera, es mía y yo puedo hacer con ella lo que me venga en gana ” Samu

ya no supo qué contestar y mejor decidió subirse al árbol para comerse todos los fru- tos como era su costumbre Ramu se acercó al árbol con un hacha y comenzó a cortar el tronco “Ramu, ¿qué haces? ¿No te das cuenta de que si el árbol se cae ya no habrá más fruta?” “El tronco es mío y puedo hacer lo que quiera Si deseo cortarlo tú no puedes de- tenerme” En este punto Samu se dio cuenta de que Ramu no era el tonto que él había creí- do y, al bajar del árbol, dijo: “Será mejor que cambiemos nuestro acuerdo, esta vez se- rás tú el que decida lo que hay que hacer” “Es muy simple El cobertor que usaremos lo alternaremos cada noche A la vaca la cuidaremos los dos y la ordeñaremos ambos En cuanto al árbol, haremos exacta- mente lo mismo, nos turnaremos para regarlo y dividiremos la fruta por igual” Samu se sintió mejor con este acuerdo que lo convirtió en una persona menos in- justa y ambos fueron muy buenos amigos

B Discusión

1

¿Quiénes eran Ramu y Samu?

2

¿Por qué Ramu adelgazó y apenas podía conciliar el sueño?

3

¿Cómo habrías hecho tú la repartición?

4

¿Qué nuevo acuerdo propuso Ramu?

5

¿Qué sentiste al ver cómo le iba a Ramu?

6

¿Qué habrías hecho en su lugar?

7

¿Alguna vez has sentido que alguien ha sido injusto contigo?

8

Y tú, ¿con quién has sido injusto?

9

Si alguien recibe algo que te corresponde, ¿cómo te sientes?

10

¿Qué sientes cuando son injustos contigo?

11

Describe una situación en la que hayas sido injusto

12

¿Has remediado alguna injusticia? Si es así, describe la situación

13

¿Compartes con tus hermanos las labores de la casa? ¿Por qué? ¿Crees que es justo?

CANTO

Si hago lo justo Si hago lo justo, estaré a gusto Si hago lo justo,
Si hago lo justo
Si hago lo justo, estaré a gusto
Si hago lo justo, estaré en paz
Justo es dar a cada quien, justo es dar a cada cual,
lo que se ganó, lo que ayer sembró, lo que siempre fue justo para él (Bis 2 líneas)
Si hago lo justo estaré a gusto
Si hago lo justo estaré en paz
Justo es dar a cada quien, justo es dar a cada cual,
lo que se ganó, lo que ayer sembró, lo que siempre fue justo para él

ACTIVIDAD GRUPAL

1

Pedir a los niños que realicen un dibujo por equipos de tres o cuatro integrantes, ilus- trando lo que más les gustó del cuento y lo comenten con sus compañeros

2

Juego

a Dividir a los niños en dos grupos y nombrar como líder a un niño de cada grupo

b Explicar a los niños que se imaginen que todos iban en un barco que ahora ha nau- fragado; nadando pudieron alcanzar una isla, mientras la marea se ha llevado algu- nos alimentos y herramientas Pero ahora la situación se ha vuelto más difícil toda- vía: uno de los sobrevivientes quiere ser el líder del grupo; pero otro también, así que sus seguidores se dividen

c Uno de los líderes es terriblemente injusto, hace trabajar a sus seguidores pero sólo para él a fin de que le construyan una hermosa casa, le consigan alimento y lo pro- tejan de los animales

d El otro líder es muy justo: trabaja en conjunto con los demás para lograr su bienes- tar; juntos construyen las chozas para todos y siembran el alimento que será para uso común y además todos se protegen de las fieras mutuamente

e Al terminar, reunir nuevamente a los dos grupos y preguntar a los niños cómo se sintieron con el líder justo y el líder injusto

SEGUIMIENTO

1 Pedir a los niños que platiquen la historia a sus papás

2 Pedir a los papás que manden sus comentarios sobre lo que les impresiona a sus hijos del cuento

4 8 Manual de Educación Sathya Sai en Valores Humanos | Preescolar
“El amor es la base para todos los valores. Acción con amor es conducta recta.
“El amor es la base para todos los valores. Acción con amor es conducta recta.
“El amor es la base para todos los valores. Acción con amor es conducta recta.

“El amor es la base para todos los valores. Acción con amor es conducta recta. Hablar con amor, se vuelve verdad. Pensar con amor resulta en paz. Comprender con amor nos guía hacia la no violencia. Para todos éstos, el amor es esencial”

Bhagavan Sri Sathya Sai Baba

Amor
Amor

Amor: autoestima

7

OBJETIVO

Brindar elementos a los alumnos para que se reconozcan y se valoren a sí mismos

SILENCIO

Pedir a los niños

a Sentarse en una posición cómoda

b Cerrar los ojos

c Respirar rítmica y profundamente, relajándose

Armonización guiada “Vamos hacer una respiración profunda, tomamos aire y lo sacamos lentamente, muy, muy lentamente Nuevamente tomamos aire, despacito y lo sacamos muy, muy lentamente Ahora nos imaginamos que somos una pequeña hormiguita caminando por el pasto verde Sentimos la humedad de la tierra y el calor del sol Disfrutamos de esta sensación (dejamos pasar unos segundos y continuamos) Esta hormiguita tiene muchas cosas que le agradan a ella misma ¿Qué cosas buenas tiene esta hormiguita? (dejar pasar tres o cuatro segundos entre cada pregunta), ¿cómo es? ¿Por qué te agrada? Te sientes muy feliz, muy, muy feliz, porque estas cosas buenas son tuyas, totalmente tuyas Vamos a disfrutar de esta felicidad (Dejamos pasar diez o doce segundos) Respiramos profundamente y regresamos al salón de clases Ahora movemos nuestras manos, las abrimos y cerramos lentamente Movemos nuestros pies muy despacito Empezamos abrir los ojos muy lentamente” Preguntarles, una vez que todos los niños abrieron los ojos, cómo se sintieron y qué cualidades tenían sus hormiguitas

FRASE

“Soy querido”

HISTORIA

A Discusión previa

1 ¿Sabes qué es una hormiga?

2 ¿Conoces a los siguientes animales: vaca, ave, rinoceronte, lechuza?

3 ¿Quieren aprender un poema sobre una hormiguita?

¿Por qué, oh, por qué no puedo ser?
¿Por qué, oh, por qué no puedo ser?

Mari-Lou Hernández. Adaptación de prosa

Había una hormiguita que un día le dijo a su madre, “¿por qué, oh, por qué no puedes ver que una vaca quiero ser?”

Al siguiente día ella dijo, “¿por qué, oh, por qué no puedo volar hacia ese nido que está allá? Ahí daría lo mejor de mí”

La hormiga madre, suspirando, puso sus brazos alrededor de los hombros caídos de la hormiguita “Aquí es donde debes estar Aquí es donde serás libre”

“¿Aquí es donde debo estar? ¿Aquí es donde seré libre? …Pero quiero ser libre para ser yo misma,” contestó la hormiguita

“Eres libre para hacerte libre a ti misma, mi pequeña, tan libre como puedas ser ¿Qué? Oh! ¿Qué puedo hacer, mi pequeña, para que tú lo puedas ver?”

Mientras hablaban, las otras hormigas trabajaban juntas construyendo túneles y cuartos para todas

“Quiero ser un rinoceronte, …¡A la carga, hacia la selva! …¡Atacando a través de las plantas trepadoras!” Puntualizó la hormiguita con la mayor firmeza

Su madre gentilmente le contestó:

“tú puedes ser un rinoceronte dentro de ti,

si tú crees que ahí está

Acepta lo que eres, mi pequeña…

Y entonces serás libre,

tan libre como puedas y podrás ser todo lo que ves”

Pero, de todas formas, la hormiga continuó:

“quisiera ser esa lechuza que esta allá Es fuerte Hace hoyos rápidamente ¿Por qué, oh, por qué no puedo ser?”

Mientras hablaban las otras hormigas trabajaban juntas, recolectando y llevando comida para todas

“Mi pequeña, eres una hormiga Sé la mejor hormiga que una hormiga puede ser Entonces serás libre, tan libre como se pueda ser, para ser…

Una vaca, un ave, un rinoceronte, una lechuza, y cualquier cosa que puedas ver”

La hormiguita se quedó quieta

A

dar un jalón,

para poder oír el silencio dentro de ella

a

aceptar un empujón,

y

pensó

a

detenerse un poco,

acerca de lo que su madre le había dicho

y

a volver a empezar

Y el tiempo pasó,

de un momento hacia otro… Los años enseñan mucho más de lo que difícilmente puedes aprender en un día

Y mientras pensaba, se unió con las otras

para trabajar juntas; juntas, fuertes y libres, ¡hasta que construyeron una comunidad entera!

La hormiga aprendió

a caer y levantarse,

y a retroceder un poco para avanzar mucho…

Entonces un día llegó a un lago tan claro y calmo como un espejo Al asomarse por la orilla, ¿qué es lo que vio? Vio una criatura tan hermosa y tan fuerte como cual- quiera

“Madre, ven rápido -le llamó-, ven a ver… ¡Esto es lo que quiero ser!”

“Mi pequeña -su mamá suspiró profundamente-,

lo que ves es una hormiga…”

“Eso es lo que tú quieres ser! Ahora eres libre… para ser lo que quieras ser” “¿Me veo a mi? ¡Me veo a mi!

¡Me gusto!

¡Ahora soy libre!”

B Discusión

1 ¿Qué quería la hormiguita?

2 ¿Para qué?

3 ¿Qué la hacía bella y especial?

4 ¿Cómo se sintió después de haberse visto en el lago?

5 A ti, ¿qué te hace especial? ¿por qué?

6 ¿Qué cosas sabes hacer muy bien?

7 ¿Cómo te sientes cuando realizas una actividad correctamente?

8 ¿Qué cosas crees que te hacen importante para tu familia?

CANTO

Yo sé que puedo Yo sé que puedo hacerlo muy bien, yo sé que puedo
Yo sé que puedo
Yo sé que puedo hacerlo muy bien,
yo sé que puedo y puedes tu también,
yo sé que puedo hacerlo todo bien,
yo sé que puedo lo haremos juntos bien
Y yo puedo ser todo lo que quiera ser,
siempre voy hacer todo lo que haga bien,
y tú puedes ser todo lo que quieras ser,
sólo hazlo bien y verás ¡qué fácil es! (Bis 4 líneas)
Yo sé que puedo y lo voy a hacer

ACTIVIDAD GRUPAL

1 En equipos de tres o cuatro integrantes, los niños elaborarán un dibujo en el que pon- drán de relieve una o más de sus cualidades

2 Otra opción es llevar dibujos de hormigas y hormigueros para colorear en equipos de tres o cuatro integrantes Se pide a los niños que resalten sus propias cualidades identifi- cándose con alguna hormiga Se puede aprovechar esta actividad para destacar sus pro- pias cualidades que sirven a la comunidad donde viven Se comenta y compara la labor tan importante que los niños y sus padres realizan y también la que hacen las hormigas

SEGUIMIENTO

1 Los niños se llevarán a sus casas una reproducción de la hoja de trabajo anexa, en don- de los padres harán una descripción de las cualidades de sus hijos

2 Posteriormente se puede realizar una exposición con las tareas adornadas por los alumnos

3 Enviar a los padres una hoja de reflexión en pareja Aunque la hoja de reflexión en pa- reja es para los padres, también puede servir para proporcionar datos de autoevalua- ción para las maestras

4 Retomar el contenido de esta lección en diferentes momentos del trabajo con los niños, asimismo compartirlo con los padres de familia

5 6 Manual de Educación Sathya Sai en Valores Humanos | Preescolar

Actividad

Pide a un adulto de tu casa que mencione y escriba cinco cosas por las cuales tú eres importante.

1

2

3

4

5

Pide a un adulto de tu casa que mencione y escriba cinco cosas por las cuales tú eres importante.

1

2

3

4

5

“Puedo hacer cosas, soy importante”

Hoja de reflexión para padres

A continuación presentamos una serie de afirmaciones En el espacio de al lado anoten si creen que su hijo

consideraría una respuesta verdadera o una respuesta falsa a cada una de ellas Recuerden contestar según lo que ustedes creen que sería la respuesta de su hijo(a)

Creo que puedo hacer muchas cosas

Mis papás me quieren

Tengo amigos y me gustan mis compañeros de clase

Yo les gusto a los demás

Sé hacer muchas cosas y puedo aprender más

Me gusta conocer nuevas cosas y personas

Papá y mamá me escuchan

Mis padres y maestros me apoyan para que

aprenda y corrija mis errores

Me permiten equivocarme y corregir

Soy inteligente y fuerte

Puedo ayudar a mis padres y amigos

Le gusto a mi familia

Creo que cada vez hago mejor las cosas

Soy un buen niño(a)

Platiquen como pareja los enunciados en donde consideran que las respuestas son desfavorables, busquen

la manera de apoyar más a su pequeño(a) en esos aspectos y felicítense y sigan dando el apoyo necesario a

su hijo(a) y a ustedes mismos

“Tú decides cómo vas a vivir”

Joan Baez

Amor: amistad

8

OBJETIVO

Que el niño tenga la posibilidad de reflexionar en torno a todo lo que puede dar a otros simplemente siendo amable

SILENCIO

Pedir a los niños

a Sentarse en una posición cómoda

b Cerrar los ojos

c Respirar rítmica y profundamente, relajándose

Sugerencia de silencio Pedimos a los niños que recuerden alguna ocasión en que se sintieron bien cuando sus pa- pás o amigos hicieron todo lo posible por hacerlos sentir felices También pedir que recuer- den cuando ellos han tratado de hacer sentir bien a los que les rodean

FRASE

“Un amigo será siempre un hermano”

Benjamín Franklin

HISTORIA

A Discusión previa

1 ¿Cómo son las viejecitas?

2 ¿Conoces alguna?

3 ¿Qué es una araña?

4 ¿Te gustaría saber la historia de una viejecita y una araña?

La araña y la viejecita
La araña y la viejecita

Marisa Moreno 1

En una casita, en lo alto de una montaña, vivía hace tiempo una viejecita muy buena y cariñosa Tenía el pelo blanco y la piel de su cara era tan clara como los rayos del sol Estaba muy sola y un poco triste por- que nadie iba a visitarla Lo único que poseía era un viejo baúl y la com- pañía de una arañita muy trabajadora, que siempre la acompañaba cuando tejía y hacía labores La peque- ña araña sabía muy bien cuando la viejecita era feliz y cuando no Desde muy pequeña la observaba y había aprendido tanto de ella que pensó que sería buena idea intentar que bajara al pueblo para hablar con los demás Así aprenderían todo lo que ella podía ense- ñarles: a ser valientes cuando están solos, a ser fuer- tes para vencer los problemas de cada día y, algo muy, muy importante, a crear ilusiones, sueños, fantasías Las horas pasaban junto a la chimenea y las dos se entretenían bordando y haciendo labores de pun- to La viejecita apenas podía sostener las madejas y los hilos en sus brazos “¡Qué cansada me siento! ¡Me pesan mucho estas agujas!” -decía la ancianita La arañita la mimaba y le sonreía Un día, la ara- ña pensó que ya había llegado el momento de poner en práctica su idea “¿Sabes lo que haremos? ¡Iremos al mercado a vender nuestras labores! ¡Así ganare- mos dinero y podremos ver a otras personas y ha- blar con ellas!” La anciana no estaba muy convencida “¡Hace mucho tiempo que no hablo con nadie!” -dijo la an- ciana “¿Crees que puede importarle a alguien lo que yo le diga?” “¡Claro que sí! ¡Verás como nos divertimos!” Se pusieron en marcha, bajaron despacito, como quien no quiere perder ni un minuto de la vida Iban

1 www cuentilandia es

admirando el paisaje, los árboles, las flores y los pe- queños animalitos que veían por el camino Llega- ron al mercado y extendieron sus bordados sobre una gran mesa Todo el mundo se paraba a mirarlos ¡Eran tan bonitos! La gente les compró todo lo que llevaban ¡Además hicieron buenos amigos! Enseguida los demás se dieron cuenta de la gran persona que era la viejecita y le pedían consejo so- bre sus problemillas Al principio le daba un poco de vergüenza que todo el mundo le preguntara cosas Pero poco a poco descubrió el gran valor que tienen las palabras y cómo muchas veces una palabra ayu- da a superar las tristezas Palabras llenas de cariño como: “¡Animo, adelante, puedes conseguirlo! ¡Con- fía en ti, cree en ti!” Ella también aprendió ese día que las cosas que sentimos en el corazón debemos sacarlas fuera Qui- zá los otros puedan aprovecharlas para su vida La arañita le decía a la anciana: “¡Deja volar tus sentimientos, se alegre, espontánea, ofrece siempre lo mejor de ti!” La viejecita y la araña partieron hacia su casita de la montaña Siguieron haciendo bordados y más bor- dados Trabajaban mucho y cuando llegaba la noche la araña se iba a su rinconcito a dormir La anciana se despedía de ella y le decía: “¡Gracias por ser mi ami- ga!” ¡Un amigo es más valioso que joyas y riquezas, llora y ríe contigo y también sueña! Mientras tenía estos pensamientos, la viejecita se iba quedando dormida, sus ojos cansados se cerra- ron y la paz brilló en su cara La luna las acompaña- ba e iluminaba la pequeña casita y nunca, nunca es- taban solas Más allá, muy lejos, sus seres queridos velaban sus sueños

B Discusión

1

¿Cómo se sentía la viejecita?

2

¿Qué pensó hacer su amiga la arañita para ayudarla?

3

¿Qué sucedió en la plaza?

4

¿Cómo crees que se sintió la viejecita al ver que mucha gente le hablaba?

5

¿Y

la araña?

6

¿Quién te hubiera gustado ser?

7

¿Por qué?

8

¿Alguna vez has tenido algo que te gusta mucho y lo has tenido que compartir?

9

¿Cómo te has sentido?

10

¿Tienes amigos(as)?

11

¿Te gusta jugar con ellos? ¿A qué juegan? Y cuando estás con ellos ¿cómo te sientes?

CANTO

Con nuestras manos Con nuestras manos haremos una muralla de amor, no importándonos el credo
Con nuestras manos
Con nuestras manos haremos una muralla de amor,
no importándonos el credo ni tampoco el color
Andaremos valles y bosques con nuestra canción de amor,
le diremos a los hombres: el amor es la solución,
el amor es la solución, el amor es la solución (Bis canto)

ACTIVIDAD GRUPAL

1

Se puede escoger entre las dos siguientes sugerencias o realizar ambas, según conside-

re el maestro

a Sentar a los niños en círculo y pedirles que con cara sonriente y mirada amorosa di- gan algo agradable o cariñoso al compañero de junto

b En equipos, colorear y armar un rompecabezas de paisajes de la naturaleza Previo

a la actividad, seleccionar carteles o posters para colorear y recortarlos en forma de rompecabezas

· Dividir a los niños en equipos, tantos como piezas del rompecabezas haya

· Dar a los niños una parte del cartel (rompecabezas) para que lo coloreen

· Una vez coloreado, pedir a los niños que armen su rompecabezas

· Platicar en torno a lo importante que es trabajar en equipo y ayudarnos unos a otros

SEGUIMIENTO

1 Ejercicio en casa Reflexionar y platicar en torno a lo importante que es la familia, ya que es con ella con quienes aprendemos el valor de la amistad

2 Solicitar a los niños que traigan a la escuela una foto de su familia para hacer un colla- ge dentro del salón de clases en una próxima clase

3 Se puede sugerir a los padres de familia que compartan con sus niños sus historias fa- miliares buscando el momento oportuno, como la plática de sobremesa Por ejemplo:

qué le gustaba hacer al abuelito, qué le gustaba hacer a la abuelita, cómo se conocieron mamá y papá

4 El niño podrá compartir en su salón de clases sus historias familiares

6 4 Manual de Educación Sathya Sai en Valores Humanos | Preescolar
6 4 Manual de Educación Sathya Sai en Valores Humanos | Preescolar

Amor: felicidad

9

OBJETIVO

Estimular a los niños a que se sientan felices a pesar de situaciones adversas

SILENCIO

Pedir a los niños

a Sentarse en una posición cómoda

b Cerrar los ojos

c Respirar rítmica y profundamente, relajándose

Sugerencia de silencio Esta actividad debe hacerse en completo silencio y en forma individual Los niños, sen- tados en sus lugares, colorearán (con colores de cera o madera) un dibujo con imágenes grandes El maestro escogerá los dibujos de acuerdo a las aptitudes de los niños (se ane- xan los dibujos) Hay que dar, dependiendo de la concentración del grupo, de 10 a 15 mi- nutos para que coloreen

FRASE

“Tu alegría se nota en tu sonrisa”