Vous êtes sur la page 1sur 24

Luna revista del Encuentro Nacional de Estudiantes de Comunicación

Somos estudiantes de la Carrera de Ciencias de la Comunicación de la Facultad


de Ciencias Sociales de la UBA. Nos conocimos en el 7mo. ENEC (Encuentro
Nacional de Estudiantes de Comunicación) que se hizo en la Universidad de Río
Cuarto, provincia de Córdoba, durante el mes de agosto del año 2009.
Estamos en distintas etapas de la carrera y formamos un grupo de trabajo en el
que todos aprendimos de la experiencia y el intercambio con el otro. Este
proceso de producción involucró fases de escritura, investigación, edición,
realización de entrevistas y diseño. Para nosotros se trató de una oportunidad
para empezar a practicar la carrera, adquirir experiencia profesional y ejercer
como comunicadores. Esta revista nace como producto del ENEC donde nos
encontramos y nos animamos a que la experiencia no quedara sólo en nuestras
notas y cuadernos sino que se pudiera convertir en una producción propia.

A los compañeros de la agrupación El MATE, al Colectivo


Organizador del ENEC, a ATE, a Mariano Juárez y,
especialmente, a Guadalupe Gómez.

Agustina Noceti
Aldana Saavedra
Constanza Lupi
Eliana Silva
Julieta Saavedra Ríos
Leandro Pafundi
Rosario Orguilia
Sabrina Castillo

revista.enec@gmail.com
editorial
Esta revista es un intento. Partimos de una premisa imprescindible para nosotros: la
riqueza nace de los encuentros. La vida se gesta desde un encuentro a la vez azaroso e
intencionado. En ocasiones nos topamos con aquello que nos estimula y que renueva de
sentido lo que estaba lleno del polvo de lo mismo. A veces los encuentros son buscados,
creados a partir de la conjura de la invitación, ese gesto que define una verdadera relación de
igualdad. Los encuentros nos sacuden y vuelven imposible el intento de retorno al lugar de
origen. Es lo que tienen de peligrosos y espectaculares: de ellos uno no puede ya escaparse.
Quizás puedan ser evitados, pero difícilmente se los olvide.

Nuestros Encuentros Nacionales de Estudiantes de Comunicación son sólo una


invitación. No una realidad que nos preexiste sino algo que con obstinación año tras año nos
proponemos construir. Sin embargo no son sólo una promesa, son también una historia.
Historia de la que nos hacemos cargo y que, como cuando una responsabilidad se asume
verdaderamente, implica sus sin sabores y goces, sus tensiones y alegrías. No somos
ingenuos: los encuentros son políticos. Porque son una forma de disputar lo común con
ciertas lógicas, de señalar aquella infamia que se presenta como evidente y natural. Señalarla
para entenderla. Entenderla para cambiarla. La más importante de ellas: el neoliberalismo,
que no necesita de encuentros, como los que llevamos adelante los estudiantes. Aquí nadie
gana nada, no hay un centavo que se acumule. La riqueza, en este caso, no se traduce en
pesos.

Esta revista desea mantener esta concepción del mundo y de la política. Es un


encuentro, entre tantos posibles, de hacer coincidir, en este primer número, aquello que
pareciera distante: el fútbol, la política, la comunicación, las leyes, la investigación, etc. Del
encuentro de quienes nos animamos a habitar los ENEC, de los que uno no puede prever lo
que sucede, como aquellas flores que nacen entre el cemento, nace esta revista. De nuestros
intereses, de algunas búsquedas, a partir de desconciertos y certezas. Nadie nos pidió hacer
esta revista como nadie nos pidió hacer nuestros encuentros. Fue esa implacable voluntad de
saber que un nosotros encontrados siempre prevalece a un desencontrado solitario.

Ramos Generales

3
De dónde venimos y hacia dónde vamosEl Encuentro Nacional de Estudiantes de
Comunicación del año 2009 se llevó adelante en la ciudad de Río Cuarto en la provincia de
Córdoba. Fue durante los días 27, 28 y 29 de Agosto dónde cientos y cientos de estudiantes de
comunicación de todo el país discutimos sobre la identidad, los medios y el poder. Estos tres
ejes articulaban los talleres, las charlas, las mateadas y debates que se dieron. La consigna
fue: “Hagan correr la voz”. Y así fue. Un sin número de docentes, periodistas, intelectuales,
artistas, referentes sociales, sindicales, graduados y estudiantes fueron partícipes del
encuentro. A todos ellos nos debemos, a todos agradecemos que nos acompañen año tras
año tras nuestros empecinados sueños, nuestras impagables realidades. Como toda aquella
que se construye de a muchos y con alegría. Y es que no es la primera vez que esto sucede. Ya
van siete. La ciudad de Córdoba, Mendoza y Buenos Aires han sido testigos de los ENECs.
Desde el año 2004 hasta nuestro presente. La Plata, por otro lado, se está preparando para ser
la próxima sede que nos invite a participar, una vez más, de aquello que llamamos Encuentro
Nacional de Estudiantes de Comunicación. Esperamos vernos allí.

Colectivo Organizador del ENEC.

4
ccaminos abiertos

La nueva Ley de Servicios Audiovisuales ha hecho reflotar cuestiones relegadas


en el ámbito de la comunicación. Una de ellas es la de las radios universitarias, que
amparadas por esta norma cobran un protagonismo desconocido para estos medios.
El artículo 136 estipula que “podrán ser titulares de autorizaciones para la
instalación y explotación de servicios de radiodifusión”.

La ley va más lejos aún, y en los tres artículos siguientes se encarga de asentar las
bases para discutir el financiamiento de estos medios, que podrán recibir
asignaciones presupuestarias además de lo obtenido por los contenidos propios; se
regula asimismo la creación de redes permanentes de programación entre ellas y la
cuota de producción propia que deberán presentar (un 60 por ciento).

Desde la presentación del proyecto en el Congreso, las universidades han


participado activamente del debate organizando foros y discusiones. En ese mismo
sentido, para el Encuentro Nacional de Estudiantes de Comunicación (ENEC) del
2009 la nueva norma fue un eje central. Sin embargo, la cuestión de replantear el uso
y la reglamentación de los medios de comunicación en el país venía siendo
contemplada desde hace mucho antes.

Omar Turconi es docente de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social


de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Ahora cumple funciones como
Presidente de Asociación de Radios Universitarias de Argentina (ARUNA) y dirige
Radio Universitaria de La Plata, LR11. “Lo más importante que permite esta nueva
ley, no sólo para nuestra radio sino para el resto de las emisoras universitarias, es la
posibilidad de potenciar y fortalecer los medios universitarios”, asegura.

LR11 es una de las radios más favorecidas ya que lleva casi un siglo de vida y
cuenta con dos frecuencias, una AM y otra FM. “En nuestro caso, la ley nos va a
posibilitar, al poder tener publicidad, algún ingreso extra, más allá del que nos da la
universidad, y con ese recurso poder tener equipos quizás más nuevos, contratar
más periodistas”, analiza Turconi.

5
Sin embargo, también señala que hay aspectos que no están contemplados en la
normativa y deberían ser tomados en cuenta, como el caso de la pauta oficial. Según
su opinión, una parte de ella debe ser destinada a los medios universitarios, y eso
debe estar contemplado cuando se legisle. A pesar de todo, hace hincapié en que esta
no es una “ley K”, y que la comparte, aunque hay muchos otros puntos del gobierno
con los que está en desacuerdo.

ARUNA, creada en 1998 durante las IV Jornadas Nacionales de Radios


Universitarias, es una entidad que nuclea a todas las emisoras pertenecientes al
sistema universitario público nacional. Además de fortalecer los vínculos entre las
radios y favorecer una relación más fluida con el Estado, está profundizando la
posibilidad de realizar cursos y talleres de capacitación.

La asociación ha defendido a la nueva Ley de Servicios de Comunicación


Audiovisual desde la presentación del proyecto. Más aún, ya en
2004 habían subscripto a los 21 puntos de la Iniciativa
por una Radiodifusión más Democrática. El
tratamiento de la norma implica, para ella,
“una auténtica victoria del campo popular”,
que reconoce como actores y testigos de la lucha
a las organizaciones s o c i a l e s
comprometidas con el desarrollo de una
legislación auténticamente plural.

Turconi, en su segunda gestión de ARUNA, es


muy crítico del papel que han tenido en el debate los medios privados:
“Hubo una absoluta falsedad y mentira en la información. Se acordaron del proyecto
cuando ya estaba en Diputados, diciendo que nunca se debatió. La ningunearon.
Recién se fijaron en ella cuando se dieron cuenta que ya estaba muy pronta a
sancionarse”.

El compromiso de promover y participar del debate fue asumido por los


miembros de las universidades nacionales desde los foros de discusión gestados y/o
cobijados en las casas de estudios. ARUNA dice en su página web: “Hemos recorrido
el país para defender nuestros principios. Nadie podrá decirnos ni a nosotros ni a
ninguna de las entidades que firmaron los 21 puntos que no hemos dado la
discusión”.

El argumento con el que pelearon desde esa entidad es simple: el decreto-ley


sancionado durante la dictadura, y algunas de las modificaciones posteriores,
favorecieron la concentración de medios en pocas manos y hoy resultan obsoletas
con respecto a los desarrollos tecnológicos de los últimos 30 años.

6
Las pruebas: el 80 por ciento de la información que se distribuye a través de los
medios de comunicación en toda la Argentina tiene como fuente no más de cuatro
grandes grupos multimediales, en la mayoría de las ciudades medianas del interior
del país los monopolios comunicacionales han impedido desde siempre el libre
acceso a señales radiales y televisivas de las organizaciones sin fines de lucro y la
norma vigente es anterior al fax, las radios FM, Internet y la telefonía celular.

Por otro lado, la apertura de las XIII Jornadas Nacionales de Radios


Universitarias, que se desarrollaron el 27 y 28 de agosto en la Universidad Nacional
de San Luis bajo el eje “Medios, Derechos Humanos e Identidad”, coincidió con la
presentación formal en el Congreso del proyecto de ley por parte de la Presidenta de
la Nación.

En el acto de inicio, Turconi expresó que había llegado el momento para


reflexionar y debatir cuál es el objetivo que tienen los medios de comunicación en la
Argentina, así como las debilidades y fortalezas de los que son universitarios.

Con la recientemente aprobada Ley de Servicios Audiovisuales, las bases para


llevar a cabo esta tarea están firmemente asentadas para permitir el crecimiento de
una comunicación verdaderamente democrática en nuestro país, y que otorgue a las
radios universitarias un papel fundamental en su desarrollo.

El trabajo que queda por hacer es tan relevante como el debate que se dio en el
Congreso. “Lo más importante es cómo se va a reglamentar y aplicar. En la letra,
puramente en la letra, es muy buena, absolutamente superadora. Es una ley de la
democracia, que se ha pensado mucho, que trabajamos mucho. Si se aplica como está
en el papel, creo que es muy buena”, resume Turconi.

7
Uun siglo de sombra
Desde la fundación de la radio LR11 de la Universidad de La Plata
(UNLP) en 1924 han transcurrido 85 años que no fueron en vano para las
radiodifusoras ligadas a las universidades. LR11 tuvo el mérito de ser la
primera en el mundo en su tipo y, además, la más antigua de la ciudad.
Según palabras de Benito Nazar Anchorena, el rector que la inauguró, su
propósito era vincular "aún más la universidad al medio social en el que
vive y devolver así con ventaja a la sociedad el esfuerzo que ésta realiza
para sostenerla".

Turconi analiza las razones de su creación: “Nacieron con un objetivo


claro, que es ser un vehículo o canal entre lo que se genera en las
universidades, en las aulas, hacia la comunidad”.

Si bien el crecimiento de estas radios desde la primera emisión de LR11 es


sorprendente, no ha sido acompañado por una investigación sobre estos
medios nacidos casi en la misma época en que comenzaba a desarrollarse
la radiodifusión en el país.

En la Argentina funcionan una treintena de emisoras agrupadas


(ARUNA). Sin embargo, "casi todas las universidades que carecen de ellas
tienen entre sus proyectos la creación de una, particularmente las que
cuentan con carreras vinculadas a la comunicación", indican Juan Carlos
Dido y Sergio Barberis en Radios universitarias. Principios, funciones y
objetivos, uno de los pocos trabajos dedicados a reconstruir la historia de
estas emisoras.

“Radios públicas de gestión autónoma”, como acertadamente las definió


el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), presentan un fenómeno
particular dentro de la radiodifusión, por la extensa red que han formado
en un breve período y por las novedosas experiencias que realizan con
relación a los contenidos, formatos y objetivos del medio..

8
Ctodo al revés

En el marco de las discusiones posteriores a la aprobación de la Ley de Servicios


de Comunicación Audiovisuales hay casos puntuales que merecen especial
atención. El de Radio Revés, la emisora de la Escuela de Ciencias de la Información
(ECI) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), es particular dentro del
ambiente universitario, porque no es el medio oficial de la institución, sino que
surgió como alternativo.

Sus miembros se resisten a trazar una definición estrecha: al estar integrada en su


mayoría por estudiantes de la UNC y ubicada físicamente dentro de su edificio, la
radio es universitaria, pero también comunitaria, ya que trabaja en correlación y en la
construcción de una comunidad limitada.

“Radio Revés FM 88.7 surgió en 2001 como


una alternativa al Multimedio
Servicios de Radio y Televisión,
que es el organismo oficial de la
UNC, y que trabaja con un
vínculo mínimo con la
Universidad y los estudiantes y egresados de la ECI”, asegura Juan José
Vivar, miembro de Radio Revés y estudiante de quinto año de Comunicación Social.

“En general y salvo honrosas excepciones los medios universitarios hoy no


trabajan como tales. La mayoría lo hacen con la impronta comercial que domina en
general el espectro radiofónico. Esta emisora nace, de alguna manera, resistiendo a
esos propios medios universitarios que se negaban a cambiar”, explica Vivar.

El rol que se proponen cumplir es el de brindar información contextualizada,


que no reproduzca los discursos dominantes sino que trabaje con una lógica
comunicacional que rompa con la unidireccionalidad de los medios masivos y del
sistema emisor-receptores.

9
La radio apoya la nueva Ley ampliamente, y lo ha sostenido desde la UNC y
junto al Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO). Para ella, abre todo un
espectro de oportunidades. Por ejemplo, proyecta pedir una licencia, lo que le
permitirá salir de la ilegalidad.

Si bien la anterior ley establecía la existencia de medios universitarios, Radio


Revés también estaba por fuera de esa norma porque la UNC ya tenía sus medios. Y
tampoco podía definirse como radio comunitaria porque no estaba contemplada
como tal.

“A partir de esta nueva ley podremos obtener una licencia. No será dentro del
marco legal de radio universitaria, pero sí como una emisora comunitaria o
educativa. De todas maneras, esto todavía es un debate hacia el interior de la radio”,
analiza Vivar.

A pesar del futuro prometedor, los integrantes de Radio Revés tienen algunas
críticas. Una de ellas relacionada con la sustentación económica de los nuevos
medios que pueden nacer a partir de que la nueva ley entre en vigencia. Vivar
justifica el desacuerdo en este punto: “Sabemos que los medios del sector comercial
se van a sostener con la pauta publicitaria y los medios estatales con fondos de los
propios estados municipales, provinciales o nacional, pero no se sabe muy bien
cómo se sostendrán económicamente los medios de las organizaciones sociales,
sindicales y del tercer sector. Seguramente, hará falta una política complementaria
que incentive y ayude al funcionamiento de los medios comunitarios, alternativos y
universitarios que existen y de los que nazcan a partir del nuevo contexto”.

Más allá de cualquier crítica, Radio Revés está ahora al frente de un camino más
despejado para construir una comunicación que trabaje en la defensa y promoción
de los derechos, es decir, desde “una radio universitaria y ciudadana”.

10
Csalir
de las redacciones
Muchos estudiantes de la carrera de Comunicación Social han pensado o piensan
en el periodismo como manera de ejercer su profesión. Este artículo pretende dar una
idea acerca de una de sus áreas principales: la investigación.

Los medios tienen un rol fundamental en la construcción de la realidad social. No


se puede informar sobre aquello que no se conoce, tampoco es posible conocer sin
investigar. Esta tarea es esencial a todo tipo de periodismo. Sin embargo, el de
investigación tiene características particulares que lo distinguen como tal. Es
considerado el resultado de una formación crítica, de una continua sospecha que
lleva a una constante búsqueda de la verdad.

Intrigados por saber más acerca de este género recurrimos a un especialista,


Hugo Macchiavelli, licenciado en Ciencias de la Comunicación Social, quien hace
varios años decidió optar por este camino y ha trabajado como periodista en
programas de investigación como Punto.doc, La Liga y actualmente en GPS. “La
investigación es la esencia del periodismo, sin embargo, hay un aspecto sobresaliente
cuando hablamos particularmente de periodismo de investigación que tiene que ver
con la denuncia, con ir más allá. Es como si el periodismo en general se dedicara a
contar historias y el de investigación, a relatar el por qué de esas historias”, sostuvo.

Quienes adoptan esta profesión tienen en parte un espíritu detectivesco, ya que,


investigar es mantener una constante actitud de sospecha frente a lo que los demás
dan por sentado, lo cual lleva a cuestionar e indagar, buscar aquello nuevo. Develar lo
que está oculto puede ser una definición aproximada de esta labor. Los grupos de
mayor poder definen la realidad que nos rodea de manera que se amolde a sus
necesidades, generalmente detrás de todo lo que ellos no muestran hay algo oculto.
Macchiavelli se identificó con una idea del filósofo José Pablo Feinmann: “un
intelectual debe ser ante todo una molestia”, porque coincide con lo que él hace
cuando investiga sobretodo a todos los que tienen que ver con el poder y la función
pública; pero también a aquellos que se sabe que están cometiendo actos de injusticia,
corrupción, etc.

11
Para él, lo apasionante del periodismo de investigación está dado por ir más allá,
desnudar y contar aquellas cosas que en general nadie relata. Lo que lo llevó a elegir
esta actividad fue el ideal de sentir que uno puede hacer un poco de justicia en un
mundo tan injusto, junto con la admiración de aquellos que tenían el valor de hacerlo.
Vienen entonces a su memoria palabras de John Stuart Mill quien afirma que revelar
al mundo algo que le interesa profundamente y que hasta entonces ignoraba,
demostrarle que ha sido engañado en algún punto vital para sus intereses temporales
o espirituales, es el mayor servicio que un ser humano puede prestar a sus semejantes.

Los tres elementos básicos que se distinguen en una investigación periodística


están relacionados con el tema, el cual debería ser original, de creación propia del
periodista, (en contraposición a los informes de trabajos hechos anteriormente); y que
realice un aporte de razonable importancia para el público y tratase asuntos que por
alguna razón hay quienes se empeñen en esconderlos.

Por dónde empezar

El comienzo del proceso es una inquietud que surge del mundo mismo, la
imaginación se alimenta de la realidad y van apareciendo temas para desarrollar. Un
ejemplo de esto es la experiencia de Mauro Sarantini, quien formó parte del equipo
que realizó el informe radiofónico “Made in Bajo Flores”, ganador del Premio Nuevo
Periodismo en el 2007. Este trabajo investigó los talleres textiles
clandestinos existentes en el barrio de Bajo Flores, en la
Ciudad de Buenos Aires, los cuales producen para
reconocidas marcas de indumentaria y
practican una importante explotación
laboral. Sarantini comentó que el informe
nació porque un compañero suyo
que trabajaba en Edesur se enteró que del
2001 al 2004 el consumo de energía había
crecido tres veces en los barrios más carenciados
de la Ciudad, y que esta proporción no se daba
en los de mayor poder adquisitivo. A partir de este
curioso dato comenzaron a indagar el por qué de este elevado
aumento. Para ello, debieron ir en busca de fuentes que les
permitieran recolectar los datos necesarios para confirmar aquello
que pretendían demostrar.

12
La investigación es un proceso que necesita de un gran esfuerzo, dedicación y
compromiso. Y es justamente el camino que se va recorriendo hasta alcanzar el
objetivo es “lo más atrapante del periodismo”, según los entrevistados. Sobre esto,
Macchiavelli agregó que, “Nunca fue fácil trabajar de periodista, sobretodo al
principio, como el actor cuando tiene que hacer su primer papel o su debut, pero el
propio aprendizaje y la misma inquietud de saber junto con el sentir la obligación de
contárselo a la sociedad es lo que ayuda a facilitar la tarea y a ir metiéndote cada vez
más”. Además, señaló: “Cuando uno tiene ganas de hacer algo lo i m p o r t a n t e e s
avanzar, no claudicar; lo peor que nos puede pasar es tener
un deseo, un objetivo y no animarnos o frustrarnos. Un
papel muy importante en este camino lo tienen las
fuentes que son como carteles que van guiando en el
recorrido. A ellas hay que buscarlas, pero en la medida en
que se hace un buen trabajo empiezan a confiar y en vez de
ir a otro periodista terminan viniendo a uno”.

En este tipo de investigación, el periodista debe asumir


riesgos profesionales, jurídicos y hasta físicos. Sarantini
ejemplificó esta situación y así comentó que para su
trabajo querían conocer a una comunidad
boliviana del Bajo Flores que a través de una
revista barrial estaba tratando de denunciar el
abuso laboral que sufrían. Se pusieron en
contacto con uno de ellos y pactaron volver a
hablar para concretar una nota pero cuando lo
volvieron a buscar no lo pudieron encontrar. Finalmente, después de tres meses
reapareció y les contó que se había ido de su casa porque se la habían baleado.

Un importante obstáculo que se les presenta a muchos al momento de investigar


o publicar su trabajo es la falta de inversión por parte de los dueños de los medios de
comunicación. Por ejemplo, varias radios comerciales a las que se les presentó el
informe Made in Bajo Flores para que lo difundieran, no lo aceptaron. Es que al estar
comprometidas enormes empresas, prevaleció una pauta publicitaria en lugar de la
investigación. Esto defraudó y desanimó a los periodistas que creían que valía la pena
que el trabajo se conociera y entonces buscaron la manera de poder difundirlo a través
de algunas radios comunitarias y revistas.

13
Macchiavelli lamenta que los que manejan los medios estén poco dispuestos a
apostar por este tipo de periodismo, principalmente porque muchas veces no les
resulta redituable por que implica un alto costo económico. Una investigación puede
durar semanas o meses y no están dispuestos a esperar estos tiempos ni a afrontar
otros costos que pueden surgir, como pueden ser los juicios y demás consecuencias.
Sarantini, por su parte, asegura que en la radio no hay prácticamente periodismo de
investigación y Macchiavelli lo reafirma al asegurar que los medios audiovisuales
cada vez se esfuerzan menos por generar este tipo de producciones. Así se está
extinguiendo poco a poco este fascinante mundo y así es como también les toca a los
futuros comunicadores que optan por la investigación periodística sacarla a flote y
esforzarse por darle el gran resplandor que se merece.

Otra cualidad de estos investigadores es que no son el informante clásico, sino


más bien un creador que elabora y busca su propia información. Se caracteriza por la
desconfianza, el amor por lo justo, la libertad, la perseverancia y la tenacidad.
También, la necesidad de hacer un uso adecuado de las amplias posibilidades que
han surgido con la introducción de las tecnologías en el campo periodístico. Lo que
significa que hay ciertos límites en sus prácticas marcados por la ética, que si bien no
están claramente definidos son medianamente reconocibles y es un deber moral
respetarlos. Gran cantidad de nuevos métodos han surgido con los avances de la
ciencia y la tecnología y con ello el debate acerca del uso de estos dispositivos se ha
ampliado profundamente. La cámara oculta protagoniza en los últimos tiempos de
esta controversia, ocasionando importantes opiniones respecto de su uso-abuso.

14
Ccámara oculta
Humberto Cisneros (ex jefe de seguridad de la Unión de Gestión Operativa
Ferroviaria de Emergencia) y Néstor Segovia (delegado de la Línea C del subte)
denunciaron que Metrovías utilizaba cámara ocultas para vigilar a los delegados
más combativos del subte. Meses atrás una cámara demostraba cómo la jueza Rosa
Parilli maltrataba y discriminaba a dos empleados de vialidad.

La cámara oculta hoy en día es un instrumento muy utilizado para justificar la


hipótesis de las investigaciones periodísticas. A la televisión argentina llegó en los
'60 con Sábados Circulares, un programa humorístico conducido por Pipo Mancera
emitido por primera vez en Canal 9. Al periodismo de investigación, en los '90 con
Edición Plus (Telefé). Se valieron de ella gran cantidad de programas con diferentes
objetivos: desde el entretenimiento a partir del humor (Videomatch), para cumplir
sueños (Sorpresa y media), hasta para sacar a luz temas de interés público
(Telenoche), y no tan público (Intrusos en el espectáculo).

Como toda nueva tecnología, dio y da que hablar, siendo el centro de gran
cantidad de debates éticos. La pregunta central es ¿está bien usarlas? El periodismo
de investigación tiene como objetivo sacar a luz hechos que quieran ser ocultados y
que a su vez son pertinentes para la sociedad. Pero, entonces, ¿se
justifica su uso?

Ante esta pregunta Mauro Sarantini respondió que en el caso


de la investigación periodística su uso no es necesario, se la
puede considerar una herramienta para un proceso legal.
Sostuvo: “No soy partidario de utilizarla para cualquier cosa
porque es un engaño (…) la considero demasiado peligrosa.
Cuando en un medio se pone un nombre y se ensucia a una
persona no es tan fácil revertir la situación y, cuando se
investiga, uno cree que fulano es o hizo tal cosa, pero
durante el proceso puede demostrarse que no era así. Por
su peligro, debe utilizarse con demasiado cuidado. En

15
Argentina la cámara oculta es lo primero que hay, lo más fácil y rápido”. Para él, la
herramienta de investigación es en realidad, el propio periodista y la manera en que
va llevando la investigación adelante. Es por esto que en Made in Bajo Flores todas
las entrevistas fueron con grabador abierto, excepto por la conversación telefónica
con el vocero de la tienda CyA, pero sabía que estaba siendo grabado.

Hugo Macchiavelli, por otro lado, está totalmente de acuerdo con su uso. En la
televisión la cámara oculta tiene un valor muy importante y le parece bien utilizarla
porque puede aportar elementos irrefutables y llevar la discusión a otro nivel. Como
diría Ronaldo Graña: “Cuando uno ve la imagen de un funcionario recibiendo una
coima, ya se deja de discutir el valor de la cámara oculta, la discusión es otra”. “Su
valor como prueba es muy importante en casos de corrupción y otras
investigaciones. Y hace que la justicia, aunque algunos jueces todavía se resistan a
usarla, cambie”, sostuvo.

Hoy Macchiavelli está declarando en un caso donde un funcionario fue corrido


de su lugar de atención al público por pedir coimas, y la jueza tomó como prueba a la
cámara. Aunque también reconoce que es válido siempre y cuando sean bien
utilizadas. La cámara no es buena o mala en sí misma. Al igual que Sarantini,
Macchiavelli también da cuenta de lo exacerbado de su uso mostrando la vida íntima
de las personas, exagerando aquello relacionado con la acción privada de la gente, y
no con los delitos, que sí debería demostrar. En casos de coimas, o mafias, es muy
difícil poder evidenciarlas con conversaciones que puedan ser registradas sin haber
sido debidamente grabadas. Para él, “lo que se debe dejar claro es que la acción
privada de las personas, su círculo íntimo, es inviolable, salvo que se trate de un
funcionario público y cuando haya indicio de que en esa acción privada existe un
delito”.

16
Cfútbol nac & pop

Fútbol para todos. Suena lindo, ¿no? Esas tres palabras nos hacen sentir que
recuperamos algo que habíamos perdido, o que quizás nos robaron. Es como si todo
volviera a su lugar. El opio se reencuentra con los pueblos. Sin embargo, la cuestión
es un poco más compleja. Y es que la ruptura del contrato entre la Asociación de
Fútbol Argentino (AFA) y Televisión Satelital Codificada (TSC) integrado por el
Grupo Clarín y Torneos y Competencias generó grandes controversias.

A pesar de que el Grupo tenía un contrato con vigencia hasta el 2014, la AFA
decidió romperlo a través de una fuerte jugada política. No es azaroso el momento
social en el que se llevó a cabo esta transacción entre la Asociación y el gobierno
nacional, y esa causalidad tiene nombre: Ley de Servicios de Comunicación
Audiovisual. La llamada “madre de las batallas” también incluyó al deporte por
excelencia del ser argentino: el fútbol.

Su discusión se dio ante un panorama un tanto inusual, no por eso menos


interesante, donde de la noche a la mañana la sociedad comenzó a preguntarse
acerca del papel que cumplen los medios de comunicación en nuestro país.

Ya aprobada la ley, los aportes que hace a la televisación y transmisión de los


espectáculos deportivos y del fútbol en particular, están especificados en algunos
artículos (ver recuadro), en los que se determinan las posibilidades y condiciones en
las que deben producirse. A su vez, aclara que no puede ser perjudicado el derecho
de los ciudadanos a seguir dichos acontecimientos en directo y de manera gratuita,
en todo el territorio nacional.

Si se quiere ser crítico, argumentos hay. Se puede decir que el gobierno vendió su

17
alma al diablo, y esta no es una analogía con relación a Julio Grondona (presidente
de AFA), sino una mera coincidencia. También argumentar que el dinero utilizado
para salvar a tantos clubes de la debacle financiera hubiera estado mejor invertido en
los servicios públicos que tanto necesitan del financiamiento del Estado. Pero la
cuestión es un poco más compleja.

Al respecto, durante el 7º Encuentro Nacional de Estudiantes de Comunicación,


el periodista Pablo Llonto, explicó: “El gobierno no puede quedarse solo con este
acuerdo y quedar abrochado a una de las mayores mafias como es la de Julio
Grondona. Él y sus empleados se han dedicado durante años a hacer negocios con el
fútbol, y ahora aparecen públicamente a hablar en contra de los monopolios, cuando
fueron ellos los que llenaron de corrupción el negocio de este deporte”. Además,
agregó que si bien apoya esta iniciativa, considera que “tiene varios puntos flojos”.
Sin embargo, se opuso a la línea de pensamiento que tiene Lilita Carrió y la oposición
del “no”. “En este aspecto hay que tener claro quién es el enemigo, es decir, las
empresas monopólicas, que son las que nos taparon la boca, las responsables de la
vergüenza del periodismo que ejerció durante la Argentina en la época de la
dictadura, porque si alguno de esos medios hubiera denunciado lo que sucedía en el
Proceso miles de compañeros se hubieran salvado”.

En relación al programa “Fútbol para todos” (en el cual se transmiten todos los
partidos de fútbol de primera división a través de la televisión pública), el periodista
cuestionó su real alcance, y se preguntó si verdaderamente hay fútbol para todos
y en todas las provincias, dado que
Canal 7 no se encuentra en la
grilla del 100 por ciento de la
sociedad: “Esa consiga
suena bien. Puede ser
llevada adelante de la mejor
manera posible y eso significa mucha
discusión.”

Uno de los puntos más criticados de esta medida


fue la inversión de 600 millones de pesos para la
ruptura del contrato entre TSC y AFA. Sin embargo,
Llonto desenredó esos mitos: “La plata que ponga
el Estado para el fútbol la puede recuperar sacándole
ganancias a los grupos que se han llenado de dinero con
este deporte. Por ejemplo, a través del impuesto a las

18
retenciones a las transferencia de jugadores y a los derechos de televisión del fútbol
que se siguen vendiendo a nivel internacional. Hoy el dueño de esos derechos en
Argentina es TyC”. Sin embargo, si bien este es un gran paso para la
desmonopolización, TSC todavía conserva derechos de televisión de muchos
ámbitos del fútbol (ascenso, mundial, copas y amistosos).

Te vas porque yo quiero que te vayas

En el mes de noviembre pasado, salió a la luz el informe “Memoria y Balance” de


la temporada 2008-2009 de la AFA, aprobado en octubre. En él, la administración por
primera vez da las razones de la ruptura del contrato con TyC. La asociación que
preside Julio Grondona denuncia que la compañía no entregó facturas, que resultó
imposible revisar los derechos otorgados a otros medios fuera
de la TV tradicional y que no declaró ingresos obtenidos en el
exterior a través de la señal TyC Max.

Bajo el título “Campeonatos Oficiales Primera


División. Partidos Televisados”, se desarrollan
seis puntos sobre los motivos que
impulsaron a la ruptura de relaciones (por
lo menos, en lo que confiere al fútbol de
primera división) con TyC:

- “TSC SA no cumplió con su


obligación de potenciar los ingresos,
incurriendo en claras políticas de
comercialización contrarias a tal objetivo, beneficiando a operadores
de cable vinculados con TSC SA, en perjuicio de la AFA y en violación de los
principios contenidos en la Ley 25.156 de Defensa de la Competencia.”

- “En la declaración de ingresos de TSC SA por la distribución de la señal en la


Argentina, no se estaría facturando el fútbol codificado a una importante cantidad de
operadores de cable independientes.”

- “TSC SA incumplió la entrega de facturas con fines informativos requeridas


por la AFA.”

- “Incumplimiento de TSC SA de realizar gestiones ante entidades bancarias.”

- “Imposibilidad de la AFA de revisar los derechos otorgados por TSC SA a otros


medios fuera de la TV tradicional.”

19
- “La señal de TyC Max posee presencia en otros países y sus ingresos no son
declarados por TSC SA a la AFA o, en caso de que los mismos se estuviesen
difundiendo sin los derechos correspondientes, no se advirtió ninguna actividad por
parte de TSC SA para hacerlos cesar.”

Estamos en un período de cambio, como sociedad, como país y como miembros


de la comunidad latinoamericana. Un período en el que estamos conquistando y
recuperando espacios de lucha. La democratización del deporte preferido por la
mayoría de los argentinos es, sin dudas, un espacio recuperado para el pueblo. Sólo
el tiempo mostrará los frutos de esta nueva relación entre el Estado y el fútbol.
Comunidad latinoamericana. Un período en el que estamos conquistando y
recuperando espacios de lucha. La democratización del deporte preferido por la
mayoría de los argentinos es, sin dudas, un espacio recuperado para el pueblo. Solo
el tiempo mostrara los frutos de esta nueva relación entre el Estado y el fútbol.

Los artículos 68, 69, 70 y 71 de la Ley 26.522 de


Servicios de Comunicación Audiovisual, datan sobre el
“acceso a los contenidos informativos de interés relevante,
de acontecimientos futbolísticos y de otro género”,
dándole especial importancia al fútbol. El primero
argumenta el objetivo del mismo Capítulo VII de la ley:
“La presente ley tiene por objeto crear las medidas
necesarias para garantizar el derecho al acceso universal -
a través de los servicios de comunicación audiovisual- a
los contenidos informativos de interés relevante y de
acontecimientos deportivos de encuentros futbolísticos u
otro género o especialidad”. Así mismo, los artículos
consiguientes desarrollan el modo de “inclusión en el
listado de acontecimientos de interés general”, y
determinan que “las emisiones o retransmisiones por
televisión de programas deportivos especializados,
siempre que fueran autorizados por las entidades
deportivas, darán lugar a una contraprestación económica
a favor de ellas” y aclaran que “la cesión de los derechos
para la retransmisión o emisión, tanto si se realiza en
exclusiva como si no tiene tal carácter, no puede limitar o
restringir el derecho a la información”.

20
Diálogo con José Luís Meiszner, secretario general de la AFA.

Cel fin de los


monopolios
Luego de haber concordado el encuentro en la sede ambos. Esto fue legítimo, por la venta de acciones.
del Quilmes Atlético Club con José Luís Meiszner, A partir de ese momento se intensificó el fraude,
secretario general de AFA, la entrevista se realiza en porque el Grupo Clarín salió a comprar los cables de
la sala de reuniones donde se puede respirar el las grandes ciudades, que después se convirtió en
aroma de las viejas glorias de “el Cervecero”. El Multicanal, y luego también a Cablevisión.
salón está adornado por dos banderas, la de
Argentina y la del club, cuyos colores blanco, celeste
y azul combinan de forma unánime. En el centro, ¿Cómo fue la gestión de Clarín desde la compra
una larga mesa de madera oscura achica el enorme del 50 por ciento de TyC?
salón, y en las paredes cuelgan las imágenes de
cada presidente que pasó por el club, entre ellos JLM: Clarín era socio de Ávila y de la AFA para
José Luis Meiszner. La conversación fluye como si venderle a los cables el producto al mejor precio,
fuera una charla de café entre viejos amigos. Casi pero si compraban muy caro, en la otra punta del
anticipándose a cada una de las preguntas explica negocio, se les resentía el mayor negocio que era el
con detalle y paciencia cada tema. Es una de los cables. El negocio de los cables de Clarín era
conversación que vale la pena compartir. comprar barato el fútbol. Aquello que nació para que
se venda caro terminó siendo para nosotros, un
¿Qué significado tiene para la AFA rescindir el interés controvertido. Ellos nos ofrecían muy poca
contrato con TSC? plata en la renovación del contrato, porque cuanto
más barato compraban todos los cables, más plata
JLM: Rescindir un contrato antes del tiempo previsto ganaban. Ellos no vendían sólo el fútbol. A nosotros
de finalización no es la mejor decisión. Hay un nos pagaban únicamente por este deporte, pero
sentido de frustración, por no haber podido llegar al tenían una señal de TV y el que quería ver fútbol
tiempo pactado para el cumplimiento de los derechos estaba obligado a comprar también la transmisión de
y obligaciones de las partes. automovilismo, rugby, patín, hockey, etc. y hasta un
Pero el contrato que se rescindió comenzó a montón de productos de menor jerarquía
gestarse en el '91 cuando había terminado el mundial periodística. Pero la AFA no participaba de todas
y el fútbol como fenómeno cultural universal hizo que esas cosas. Entonces ellos facturaban, por ejemplo,
la televisión depositara en él un montón de dinero. 10 pesos por la señal y a la AFA le daban 1. La
Hubo una propuesta de Carlos Ávila (dueño de TyC) diferencia se la quedaban ellos porque eran otros
hacia la AFA, que no conocía nada de los negocios productos de la señal.
de la TV, de hacer un contrato asociativo para Lo que era el mejor interés, terminó siendo un pésimo
potenciar el negocio del fútbol, elaborar un producto negocio para el fútbol.
más caro y vendérselo a los dueños de los canales
de TV. Así se gestó el primer acuerdo entre TyC y ¿Por qué se soportó por casi 10 años esta
AFA. Fue algo maravilloso entre el '91 y el '94, con relación?
una administración muy simple: todos los cables de
las grandes ciudades del país le compraban a TyC, JLM: Primero, porque en ese entonces faltaban 10
venían y se liquidaba mensualmente y el fútbol tuvo años para que terminara el contrato. Y segundo,
el sustento económico más importante. porque nunca hubo una oferta concreta de alguien
Pero en el '94 ocurrió algo que empezó a modificar el que dijera: “Yo pongo tanta plata para que el fútbol
affectio societatis, es decir, el querer ser socio entre rescinda el contrato”. Había gente que merodeaba
las partes sin que, en un principio, se entere la AFA. alrededor para reemplazar a Clarín, pero este grupo
Torneos y Competencias, que era una sociedad era de enorme significación mediática y política, y los
anónima, recibió una oferta de mucho dinero para que venían interesados en este negocio, salían por
comprar el 50 por ciento de esa sociedad, y entró el temor de competir con él.
Grupo Clarín. Nosotros seguíamos vinculados con Nosotros contratamos a una consultora internacional
TyC, pero que ya no era sólo de Ávila si no que era de para saber el valor del precio en función de la

22
cantidad de cables, de abonados y lo que Cuando se dice “fútbol gratis” es para el que lo ve, no
recibíamos. El resultado: recibíamos mucho menos para el que lo emite. Quien lo emite lo puede comprar
de lo que el producto valía realmente. Entonces, se para vender publicidad y ganar plata también. En
tomó una decisión unánime, que no fue heroica si no consecuencia., si podemos hacer que al fútbol lo vea
inevitable. En la última oportunidad que hubo de mucha más gente que antes, pagando menos y en
renovar se dijo: “Basta”. Cuatro años antes de que algunos casos sin costo, y, además, que el fútbol
finalice el contrato, se rescindió y se aceptaron las reciba más dinero, me parece que le hemos quitado
consecuencias. el negocio a un grupo monopólico que en definitiva
no tenía en consideración otra cosa que el lucro. Si
¿Y es allí donde aparece la oferta del gobierno? bien tenemos en vista el lucro, si se genera a partir de
que el fútbol sea un espectáculo televisivo popular,
JLM: En realidad antes hubo ofertas, pero el fútbol mucho mejor.
no podía esperar mucho tiempo en reemplazar el
recurso de los 220 millones de pesos porque vivimos ¿Pueden llegar a realizarse otros acuerdos, por
de eso y el campeonato no se había iniciado por las ejemplo, con la televisación de las copas, el
deudas que había. Producida la rescisión, fuimos a ascenso?
informarle a la Presidenta de la República la
situación, porque el fútbol es una expresión que JLM: El asenso tiene otro tipo de contrato con otra
ocupa y preocupa al 90 por ciento de los argentinos y sociedad. La televisación de los partidos de la
estaba parado en ese momento. selección la tiene el canal oficial y los de cable.
Allí apareció el interés del Estado y termina Y los partidos amistosos los tiene TyC y
consumándose en un contrato asociativo ese contrato se respetó porque el que
por 10 años, y que tiene un mínimo tenía el fútbol de primera no era TyC,
asegurado para el fútbol, desde el era una sociedad compuesta mitad
inicio, de 600 millones de pesos. Es por TyC y mitad por Clarín, que se
el 250 por ciento de incremento llamaba Televisión Satelital
respecto de lo que venía Codificada (TSC). Nosotros no
recibiendo. Se aprobó hemos arremetido groseramente
unánimemente el contrato, y hoy el con todo el que tenía derecho de
Estado es el propietario de los televisión sino con aquella
derechos de televisación, pero la sociedad que tenía un derecho
administración es conjunta. de televisión que lesionaba los
intereses del fútbol.
¿Cómo administra el contrato el Si yo tengo un contrato televisivo con
Estado? TSC y nunca conozco la verdad, no sé
cómo se vende, me venden barato contra
JLM: Hoy por hoy el Gobierno no lo está mi voluntad y el que lo hace es el mismo que
comercializando, pero yo creo que en los próximos el que me compra, hay un vicio de consentimiento
días si lo hará, se lo venderá a otros canales de aire. que lo que obliga es a rescindirlo y a asumir las
Puede hacer lo que quiera con esto, como lo hacía consecuencias.
Clarín. No tengo dudas que con una gestión decente
y de excelencia no va a tener que poner un sólo peso Si bien todavía no se han conocido denuncias
de sus arcas. Actualmente, el quebranto que tiene en por la ruptura del contrato, ¿podrían existirlas
el primer año lo reemplaza con las publicidades, que por parte de TyC? ¿Qué respuesta daría la AFA?
antes las gastaba en otros canales para otras cosas.
El presupuesto del Estado es el mismo y lo único que JLM: Todavía no hay denuncias porque no le
cambia es que las pautas publicitarias en vez de ir a conviene a TyC, ya que en ese caso nosotros
otras cosas vienen al fútbol. Soberanamente, decidió apelaríamos a una reconvención, porque le hizo
gastar una pauta publicitaria del presupuesto perder a la AFA mucho dinero, además de todos los
nacional, en el fútbol. manejos que comentaba anteriormente. Y de eso
existe documentación que lo pruebe.
¿En qué cree que lo beneficia esta movida al
Estado, tanto económica como políticamente?

JLM: Desconocer que el fútbol es una expresión de la


cultura nacional y popular y que interesa a todos, es
ignorar la realidad. En consecuencia, si el Estado
puede asegurar en el futuro un fútbol para distintos
actores de la sociedad, cumple una función social,
como cuando un tipo que no tiene plata puede ver a
River y Boca sin pagar. El Estado pretende que el que
carece de recursos, pueda ver gratis el fútbol, y esto
no excluye la comercialización.

21
Editorial 3
(Sobre quienes somos, de dónde venimos y a dónde vamos)

Caminos abiertos 5
(Nueva ley de medios y las radios comunitarias)

Un siglo de sombra 8

Todo al revés 9
(La experiencia de Radio Revés)

Salir de las redacciones 11


(¿Se puede ser periodísta hoy en día?)

Cámara oculta 15
(Un debate en el ojo de todos)

Fútbol Nac & Pop 17


(Fútbol, medios y otras yerbas)

El fin de los monopolios 21


Editorial

Caminos abiertos

Un siglo de sombra

Todo al revés

Salir de las redacciones

Cámara oculta

Fútbol Nac & Pop

El fin de los monopolios

(Entrevista a J. L. Meiszner, secretario general de la AFA )

23
Abril de 2010