Vous êtes sur la page 1sur 8

ELEMENTOS PARA COMPRENDER

EL PROCESO INDEPENDENTISTA VENEZOLANO
EN EL MARCO DE LAS CRISIS CÍCLICAS Y PERÍODICAS
DEL CAPITALISMO

La Europa haría un bien a la España en disuadirla de su
obstinada temeridad; porque al menos le ahorraría los gastos
que expende, y la sangre que derrama; a fin que, fijando su
atención en sus propios recintos, fundase su prosperidad y
poder sobre bases más sólidas que las de inciertas conquistas,
un comercio precario y exacciones violentas en pueblos
remotos, enemigos y poderosos. La Europa misma por miras
de sana política, debería haber preparado y ejecutado el
proyecto de la independencia americana; no sólo porque el
equilibrio del mundo así lo exige; sino porque éste es el
medio legítimo y seguro de adquirirse establecimientos
ultramarinos de comercio.
Simón Bolívar Carta de Jamaica
Kingston, 6 de septiembre de 1815

Introducción
El presente trabajo tiene como objeto plantear una cuestión sobre la comprensión
del proceso de independencia venezolano en el desarrollo de dos hechos históricos: 1)
las dinámicas internas –no exclusivas del capital mundial, pero no desligada del
desarrollo del mercado- en la que se halla la formación social venezolana al cabo de la
consolidación de su carácter de colonia española y, 2) las primeras crisis históricas del
capital mundial y el efecto de las mismas en la economía como marco de las luchas por
conformar la República venezolana.
Para tal fin es necesario abordar una caracterización de la sociedad colonial en lo
social y económico (Figueroa, 1978), para acercarnos luego al factor decisivo que, para
el mercado mundial, significó la consolidación de las colonias, y por último, entender el
fenómeno de las crisis cíclicas del capital, como un factor de continuidad-ruptura del
sistema, para poder cerrar el círculo de explicación en torno a una propuesta de “re-
conceptualización” del proceso de independencia y de consolidación de las primeras
repúblicas, poniendo en el escenario una “contra-propuesta” a la comprensión moral de
la independencia y de la urgencia republicana, la cual oculta los procesos y causas
reales del mismo. La idea se proyecta sobre la temática de las causas de las crisis, sólo
que, el tiempo histórico planteado no es el presente actual, más bien, un “presente-
pasado” que, por la dinámica misma de la historia, compromete los actuales desarrollos.
El objeto del trabajo presentado es sugerir el desarrollo de investigaciones que
pongan en dinámica explicativa, descriptiva y, de alguna manera, prospectiva,
perspectivas que incorporen nuevos elementos que echen luz a la comprensión profunda
del proceso de independencia venezolana desde una comprensión materialista de la
historia, donde sean incorporadas las crisis del capital mundial. Pensamos que es
necesario rescatar los enfoques –derivados de la teoría marxista- que echan luz sobre los
contenidos de lucha de clase de los procesos fundamentales de nuestra historia, no sólo
con la intención de mostrar sus aristas y líneas motoras, sino además, por la vía de la
historia como es conceptualizada aquí, como una guía a los debates actuales y las
acciones para el logro de la sociedad socialista y comunista. Esa es una urgencia.

15)1 Necesitamos antes que nada. sino fenómenos de naturaleza económica que pueden denotar cambios cualitativos en el sistema global de relaciones de producción: 1) La conquista del territorio venezolano. Podemos abordar la primera coordenada desde las nociones “movimiento histórico” y “movimiento presente”. 2) el espacio de tensión posibilidad-totalidad. al respecto. es propio de la concepción marxista entender toda relación como determinada por la historia.cronología. es necesario eliminar ficciones sobre la comprensión de la historia como simple –o compleja. las formas de propiedad. de la determinación de lo concreto como un desarrollo genético. Ambas nociones parten de la comprensión. separadas analíticamente de la realidad a partir de la abstracción. por la naturaleza de la propuesta. 1975. poner en escena unos elementos en torno a la comprensión de la historia y su desenvolvimiento. un 1 Traducción libre del inglés . la distribución de los bienes económicos y las clases y grupos humanos conectados con estos factores sociales de la producción en cada uno de los períodos históricamente significativos. es decir. pág. su concreción como método. las tierras de realengo. 1978. como mediación dialéctica para comprender la realidad. Vamos a tratar de abordar el problema de la historia desde cuatro coordenadas: 1) lo referente a su “movimiento”. el complejo sincrónico-diacrónico. Un análisis ‘inductivo’ sólo puede ser comprendido en este contexto como una ‘inducción histórica’. En tal sentido.Sobre una comprensión de la historia: Coordenadas del método dialectico La dialéctica de Marx (…) Representa la unidad de esos dos métodos [deductivo e inductivo]. citamos extensamente: Los objetivos (…) imponen la necesidad de estudiar el desarrollo de las fuerzas productivas y los medios de producción. 4) El incremento de la propiedad territorial agraria a expensas de las regiones conquistadas en el siglo XVIII. (Mandel. es decir. la esclavitud y comercio de indios y la trata de negros como aspecto de la acumulación originaria del capital. un recurso para la comprensión. pág. 3) el problema específico de la causalidad y 4) la síntesis de las coordenadas anteriores. tomando en consideración para la delimitación de estos periodos. Las coordenadas planteadas pretenden ser un “modo” de aproximación a la dinámica histórica. 2) El predominio de la mano de obra [fuerza de trabajo] esclava como fuerza productiva fundamental y la formación de la propiedad territorial agraria. 3) La disminución cuantitativa de la mano de obra esclava y su transformación cualitativa en mano de obra enfeudada. así entonces su dialéctica debe comprenderse como la unidad de la teoría y los hechos empíricos-históricos. 5) Las conexiones de producción agropecuaria venezolana con el mercado único mundial regido por el capitalismo. 6) El proceso de formación de grupos y clases sociales en conexión con el desarrollo del sistema global de relaciones de producción. ejidales y comunales indígenas. no lo elementos de orden cronológico. un “devenir” nada metafísico.” (Figueroa. uno. y el desarrollo en los centros urbanos de una masa de capital usurario monopolizado por algunas instituciones y grupos sociales. 20).

y ropa de adecuada calidad y en suficiente cantidad. en una unidad dialéctica entre lo sincrónico y lo diacrónico. Significa. para un desarrollo determinado de las fuerzas productivas. sucesión.como la unidad de las distintas coordenadas. tránsito. la de la historia pasada. 1973.“recorrido” a través de la historia. es necesario retomar lo que dice Ludovico Silva respecto al concepto de sistema en Marx: “En Marx. Queda desechada cualquier explicación mediante la sucesión cronológica. que. en general. teoría general de la historia” (Silva. pág. La “liberación” es un acto histórico y no mental. 177). asumida ésta como el alcance de las conexiones y vínculos. cambio. y al respecto. citamos una carta donde hace referencia a los errores de comprensión de Proudhon: No ha visto que las categorías económicas no son más que abstracciones de estas relaciones reales y que únicamente son verdades mientras esas relaciones subsisten. (…) (Marx & Engels. que ven en esas categorías económicas leyes eternas y no leyes históricas. (Marx C. la noción de coyuntura como el “movimiento de lo presente”. Totalidad y posibilidad configuran la lectura histórica. En relación a la mencionada concepción marxista de “sistema” es posible entender el concepto de “ley” que Marx emplea en su propuesta científica. Comprender el movimiento de la historia –la historia misma. vivienda. que no se puede abolir el régimen de la servidumbre sin una agricultura mejorada. ambas cruzándose como movimientos antagónicos que se inter- determinan. En dicho escenario se plantea la concepción materialista de la historia. pág. En lo coyuntural existe el “compromiso” y la negación de las formas pasadas que anteceden todo desarrollo actual. el cual se hace presente como historiografía. no se puede liberar a los hombres mientras no estén en condiciones de asegurarse plenamente comida. entender el esfuerzo por poner. entendida como fundamento histórico es una conclusión de la totalidad. Una representación que ayuda a “capturar” el concepto es la visión gráfica de dos líneas. la del movimiento de la coyuntura. y en las dinámicas pasadas hay la posibilidad de anticipar “presentes” a la par de transformarlos radicalmente. posibilidad. Por consiguiente. lejos de pretensiones deterministas. 16). Dos. 2007. La posibilidad. del movimiento de la realidad y sus causas. y otra vertical. . la comprensión de las consecuencias. ni más ni menos. no hay un solo hecho de la historia humana que no haya tenido que acumular condiciones. potencia. pág. Ningún proceso se concreta sin las condiciones necesarias. La última coordenada es un ejercicio de síntesis. de vuelta a lo general. La causalidad debe entenderse como una relación a lo interno de un sistema de explicaciones. el movimiento de la historia en el “hoy”. una horizontal. En relación a las nociones de “posibilidad” y “totalidad” leemos de Marx: (…) acerca de que la liberación real no es posible si no es en el mundo real y con medios reales. bebida. incurre en el error de los economistas burgueses. que no se puede abolir la esclavitud sin la máquina de vapor y la mule jenny. 23). 1975. los elementos obtenidos por el análisis y la abstracción en una síntesis viva. que lo son únicamente para cierto desarrollo histórico. . el vocablo sistema significa algo muy específico y concreto. Las nociones anteriores permiten construir un “concepto” de causalidad. génesis. mecanicista o en clave universal.

a nuestro parecer. . justamente el fundamento de la perspectiva liberal-burguesa de la historia. 1974. la traducción del portugués es nuestra responsabilidad: El análisis teórico e histórico del MPC comprueba que la crisis no es un accidente casual. Sobre dichas crisis cabe asumir lo que expresan José Paulo Netto y Marcelo Braz. como fenómeno constitutivo del MPC y vinculado al desarrollo y alcance mundial del mismo. más bien es el factor coyuntural que la precipita. el desarrollo de sus fuerzas productivas y fundamentalmente. La crisis puede ser “detonada” por un evento político o económico. no se desarrollan al margen de las dinámicas de movimiento del capital y sus crisis cíclicas. más allá de un “brinco” de indicadores económicos. una anomalía o una excepcionalidad que puede ser suprimida del capitalismo. Las crisis son un fenómeno que. políticos. la idea heroica. no es aleatoria. Tampoco es una enfermedad. Pero sucede algo más. . engrosando el ejército de reserva y depreciando los valores del capital. 171). la crisis es constitutiva del capitalismo: no existió. entre otras obras. en los claros espacios de explicación históricas y científicas. de su estructura económica y social y desarrollo histórico.Elementos para aproximar un concepto de crisis: Una propuesta para re- conceptualizar el proceso de independencia desde una perspectiva materialista histórica Las crisis como concepto. (Netto & Braz. no es algo independiente del movimiento del capital. representan un momento en el marco de una continuidad que compromete a la totalidad de una formación social. 159). 2007). su mención simple es confundida con un mecanicismo económico. sus procesos de producción de la vida material. la recuperación y el auge. 157). la crisis se convierte en depresión. las crisis aparecen en sesgadas explicaciones como desvinculadas de la estructura material y concreta de la sociedad. dados en la formación mundial capitalista. sino que además. sus relaciones sociales determinadas por la producción. (Netto & Braz. sin embargo. entre otros. El esfuerzo por encerrarlas en barreras interpretativas limitadas a específicos niveles de realidad. Expresión concentrada de las contradicciones inherentes al MPC. más que un evento de ruptura. 2007. El detalle de su consideración dentro de un continuo histórico lo expresa Paul Sweezy: Un ritmo acelerado de acumulación da lugar a una reacción bajo la forma de crisis. esta “detonación” no es la causa de la misma. un escándalo financiero. entre dos crisis se desarrolla un ciclo económico en el cual pueden identificarse cuatro fases: la crisis. sufren de una mala comprensión. la caída de un gobierno. pág. no existe y no existirá capitalismo sin crisis. puesto en el escenario por Marx en la ideología alemana (Marx C. pág. pág. entre otros. Como afirma Netto. la depresión. no sólo las aíslan como hechos en-si-mismados. la depresión. 2007. Los procesos sociales. (Sweezy. Las crisis no pueden ser comprendidas sino desde dos perspectivas que se cruzan: 1) como una determinante del modo de producción capitalista [MPC] y 2) como fenómeno proyectado sobre el proceso de universalización de la historia. fuera de las cronologías e historiografías más comunes. dando esto espacio a la consolidación de explicaciones oportunistas donde el motor de la historia es la moral individual. restablece la lucratividad de la producción y por este medio pone la base para que se reanude la acumulación. En las crisis y su comprensión está implícita la necesidad de entender a la sociedad.

a juicio de Simón Bolívar. cuyas pugnas sociales se proyectaron en las guerras civiles siguientes. rompiendo con la nefasta comprensión moral como “motor” histórico. repercutió sensiblemente en la vida económica de la naciente república. al cabo de las guerras de independencia y por las formas específicas de producción material que arrojaron los procesos de invasión y conquista. es el escenario propicio para entender nuestro proceso de consolidación republicano. Este hecho. 1979. de modo libre y sin las trabas vigentes en el período colonial. pág. (…) (…) El predominio de Inglaterra como mercado de los productos agropecuarios venezolanos y como abastecedor de mercancías para satisfacer las necesidades del mercado interno. (Figueroa. el limitado mercado interno y el carácter de monocultivo de la producción. como posibilidad teórica. plantearse una reformulación de la explicación del proceso de independencia y consolidación de la república que ponga en evidencia el proceso de la mundialización de la historia sobre el desarrollo global del modo de producción capitalista. Estas últimas se afianzaron como resultado inmediato de la ruptura del orden colonial. en razón del nulo desarrollo industrial del país. págs. Citamos dos fragmentos de manera extensa como un énfasis: Uno de los cambios económicos más significativos impulsados por la guerra nacional de independencia fue abrir el territorio venezolano al tráfico comercial internacional. y el gobierno. es decir. . (Figueroa. el concepto de totalidad continua económica que en todo momento histórico tiene presencia y empuje.000 pesos impuesto a los comerciantes en 1821 no pudo cubrirse. en la evolución de la mano de obra [fuerza de trabajo] y en las conexiones de la economía venezolana con el mercado capitalista mundial. 192). 225-227). En la medida de tal afianzamiento es que cabe. fue decisivo en este período y como tal se prolongó a todo lo largo del siglo XIX. (Figueroa. Tampoco fue un efecto directo de las “ideas” liberales que llegaron a nuestras tierras montadas sobre el contrabando a espaldas del “poder de Guipúzcoa”. La independencia no fue un hecho aislado. 1979. (…). entender las dos perspectivas colonialistas que hacen cruce en la historia de nuestro país. Al respecto. problema que se reflejaba de modo permanente en los informes oficiales y en los periódicos que circulaban en 1821-1830. no fue una dinámica ex nihil que de la nada hizo devenir el cambio. la situación de la producción agropecuaria. es interesante. Al respecto leemos de Brito Figueroa: La revolución nacional de independencia y las guerras civiles siguientes introdujeron elementos de cambio en la estructura económica. La situación. en la producción agropecuaria –tanto en su desarrollo intrínseco como en su dependencia del capital mercantil y usurario-. se veía obligado “a saquear y desolar al país para mantener nuestros miserables soldados”. pág. 233). La penuria de la población era de tal gravedad que un impuesto forzoso de 25. son fundamentales para entender el efecto de las crisis: Después de la guerra de independencia. 1979. en lo fundamental no sufrió alteración alguna. La comprensión de las crisis a lo interno de un ciclo económico. los más significativos ocurrieron en la propiedad territorial agraria. potencia y acto.

desde Europa y los mares que la bordean. El capital penetró también países con escaso desarrollo industrial. el marxismo. entre otros desarrollos geniales. mientras Napoleón Bonaparte seguía prestando toda su atención a una política y una estrategia continentales. Es necesario profundizar en tales fenómenos. 7). el capitalismo se afirmó como modo de producción dominante. que entra en nueva época con nuevos bríos: uno. De esta forma. las exportaciones británicas con destino a Estados Unidos de América progresaron rápidamente. destruyendo las formas pre-capitalistas. pues el carácter de los imperios desarrollados después de 1850 aproximadamente difería de forma sustancial de los creados en la primera expansión de Europa. principalmente. la traducción del portugués es nuestra responsabilidad: A finales del siglo XIX. . el eje de su prosperidad comercial (…). en primer lugar) salir de la “gran depresión”. intencionalidades. Desde 1790. Los viejos imperios habían estado principalmente en las Américas: los nuevos estaban en África.para transformarlos en colonias. 172) Desde otra óptica. 2009. y dos. se encontró separada de las metrópolis ibéricas. 84-85). En los primeros años del XIX acentuó vigorosamente su penetración comercial en la América hispano-burguesa. Son interesantes los planteamientos que señalan la actuación de las nacientes potencias europeas durante el siglo XVIII y la primera mitad del siglo XIX: Desde los últimos años del siglo XVIII. (Bergeron. leemos de Fieldhouse: Pero el problema es en realidad más complejo. El proceso mencionado no puede ser abordado desde las propuestas postmodernas que “ocultan” el desarrollo de la historia bajo la visión idealista que reduce el movimiento a “proyectos”. Inglaterra se benefició del hundimiento colonial de Francia. 1990. para dar explicación al desarrollo de estos acontecimientos. gracias a la brillante expansión económica del joven Estado. Hay dos procesos colonizadores que no pueden ser explicados fuera de la comprensión de las crisis y del continuo de la historia universal. 1994. pág. la intervención europea en un proceso de emancipación contra-europeo. Asia y el Pacífico. (…). & Koselleck. (Coggiola. de alguna manera. planes personales y relatos. tanto aquellos que conservarían su soberanía nacional (…). págs. como también territorios –en Asia y en África. a partir de 1808. Furet. en diversos países europeos. sobre todo desde que ésta. El violento movimiento de recolonización del planeta permitió al capitalismo (europeo. no entran en contradicción con las nuevas naciones libres. el leninismo. Gran Bretaña edificaba sobre las ruinas de los antiguos sistemas coloniales (…) el nuevo imperio del libre comercio y desplazaba hacia el Atlántico. Leemos de Osvaldo Coggiola. en el marco del desarrollo del sistema capitalista. (Fieldhouse. Es necesario poner en marcha las poderosas herramientas de la concepción materialista de la historia. pág. de forma desigual. el resurgimiento de acciones colonizadoras que.

más bien. Poner los esfuerzos explicativos dentro del alcance de nuestra realidad como república naciente junto con los efectos de las crisis de 1825. 1990. como desarrollo más avanzado de la formación social capitalista. El capitalismo se ha transformado en imperialismo. no deja de ser significativo el señalamiento de un fenómeno cierto. 2) Después de la crisis de 1873. como solución de continuidad a los procesos que Fieldhouse separará después: Así. no son los mismos del segundo. pero incorporadas bajo el dominio capital. establecer las acciones y desarrollos de los eventos durante la gesta independentista proyectada sobre la combinación de los procesos mencionados. en la mecánica que incorpora al monopolio y al capital financiero.y la consolidación del imperialismo. Leemos del mismo autor unas líneas más adelante: Les había llevado a los europeos unos trescientos años ocupar la costa Atlántica de América y parte del litoral del Pacífico. pág. desde unas bases explicativas deficientes. Por ejemplo. todas estas. 8). Es evidente la concepción de Fieldhouse. tanto su planteamiento superficial como valorativo de las naciones independientes. aún representan un fenómeno pasajero. su ligereza en la explicación raya en el absurdo. son factores que desaparecen en las historiografías y explicaciones que pretenden dar cuenta de nuestro proceso de liberación e independencia. (Fieldhouse. el resumen de la historia de los monopolios es el siguiente: 1) Décadas del 60 y 70 [siglo XIX]. punto culminante de desarrollo de la libre competencia. debe entenderse como el marco a ser definido y sobre el que deben ubicarse nuestros esfuerzos. la comprensión de la historia desde la perspectiva dialéctica. muchos años antes. a la luz de lo desarrollado. pág. el desarrollo de crisis de mayor y mayor alcance –movimientos en consonante coherencia con el desarrollo del mercado mundial. la consolidación de las colonias. largo período de desarrollo de los Carteles. “los europeos” del primer avance invasor. el conflicto entre potencias. la de 1857. durante los sesenta y pico de años posteriores a 1850 los europeos impusieron un control efectivo no sólo sobre las costas. Queda pendiente. la crisis de 1836. los cuales sólo constituyen todavía una excepción. permiten entender que la historia no es un escenario estático de sucesos. 3) Auge de fines del siglo XIX y crisis de 1900 a 1903. como referencia. los Carteles se convierten en una de las bases de toda la vida económica. 17) La visión de totalidad. no son aún sólidos. sino también sobre todo el interior de los restantes continentes. crisis que determinaron la acción mundial y el arribo de nuestra naciente nación al siglo XX y al cadalso del capitalismo en sus fases de desarrollo. que afectó a Gran Bretaña. Una posibilidad sólo la dio Lenin. (Lenine. la concreción de las naciones-estado. Los monopolios no constituyen más que gérmenes apenas perceptibles. desde las herramientas marxistas. de acuerdo a 1) su liberación de los Estados feudales- absolutistas y 2) el avance colonizador de los territorios “vacíos”. sin embargo. las cuales apuntaron a la gran depresión de 1873-1896. La unidad de procesos: el marco del desarrollo capitalista. excluyendo sólo aquellos estados indígenas que mantuvieron una independencia oficial. y a finales del siglo XVIII el interior del continente americano estaba aún en gran parte libre de europeos. Sin embargo. 2000. . se muestra así su corto alcance al dejar de lado considerar el desarrollo de las fuerzas productivas del capital europeo. al comprender la segunda expansión como “ajena” a las nuevas repúblicas emancipadas del poder real. pues. en dos movimientos.

E. F. La Época de las Revoluciones Europeas 1780- 1848. Bergeron. Fieldhouse. Luis Enrique Millán Profesor UBV proyectsucre@yahoo. Moscú: Editorial Progreso. F. Marx. (1975). Teoría del Desarrollo Capitalista. & Engels. (1974). I). Silva. Economía Política. B. D. Cartas de C. Furet. O. Uma Introducao Crítica. México: F. (1973). R. La Estructura Económica de Venezuela Colonial. (2007). La Expansión de Europa 1830-1914. México: Nuestro Tiempo. Figueroa. L. Caracas: El Perro y la Rana. São Paulo: Alameda. L. Mandel. S. (2007). C. (2009). B. Figueroa.. C. (1979).. Madrid: Siglo XXI. Sweezy. As Grandes Depressões. P. C. M. Lenine. (1994). (1978). P. C.Bibliografía Amin. Categoría y Leyes Fundamentales del Capitalismo. Lic. Netto. Economía e Imperio... Anti-manual para uso de Marxistas. (2007). Caracas: Monte Ávila Editores. O Imperialismo. & Braz. V.es . (1973). Londres: NLB. & Koselleck. Sao Paulo: Editora Cortez. Saõ Paulo: Centauro. Caracas: El Perro y la Rana. I. Late Capitalism. Marx. Marx. Obras Escogidas (Vol. Fase Superior do Capitalismo. Marx. I). (2000). Marxólogos y Marxianos. Caracas: Ediciones de la Biblioteca UCV. La Ideología Alemana. (1975). Historia Económica y Social de Venezuela (Vol. Coggiola. Madrid: Siglo XXI. Caracas: Ediciones de la Biblioteca UCV. E. (1990). J. F. F.