Vous êtes sur la page 1sur 28

RECURSO DE APELACIÓN

CONSEJO NACIONAL DE EDUCACIÓN

Yo, Alberto Vásquez Tapia, Rector de la Universidad Católica de Temuco, cuya


personería para representar a la Universidad consta en el Decreto de Gran Cancillería
05/08 reducido a escritura pública con fecha 16 de mayo de 2008, en la Notaría de
Temuco de don Juan Antonio Loyola Opazo, respetuosamente digo:

Que por el presente acto, en representación de la Universidad Católica de Temuco,


interpongo recurso de apelación en contra de los Acuerdos de Acreditación Institucional
N° 73 y N° 94 de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), de fecha 9 de diciembre de
2009 y 24 de febrero de 2010, respectivamente, en conformidad a lo previsto en el
artículo 54 letra h de la ley 20.370, en el artículo 23 de la ley 20.129, y a lo señalado en la
Circular 113/2008 del Consejo Superior de Educación.

Asimismo, declaro que no existen recursos administrativos o jurisdiccionales, cuya


resolución se encuentre pendiente al momento de impetrar esta apelación ante el
honorable Consejo Nacional de Educación.

SOLICITUD CONCRETA

En virtud de los argumentos y antecedentes que se encuentran en las páginas siguientes


del presente Recurso de Apelación, solicitamos al Consejo Nacional de Educación:

A. Aceptar la apelación interpuesta a los Acuerdos de Acreditación Institucional N°73


y 94 de la CNA, en razón del mérito de los fundamentos descritos, todos los cuales
constan en el proceso de acreditación, redactando un nuevo Acuerdo de
Acreditación en términos concordantes con los antecedentes tenidos a la vista y
que han formado parte oficialmente del proceso.

B. Otorgar una acreditación institucional por un periodo superior a los 4 años.

C. Acreditar el área optativa de Investigación, en consideración al cumplimiento de


los criterios establecidos en los términos de referencia de la CNA que definen dicha
área.

1
INTRODUCCIÓN
Transcurridos los 4 años de acreditación obtenidos en el proceso anterior (2005), en el
mes de septiembre de 2009, la Universidad Católica de Temuco presentó a la Comisión
Nacional de Acreditación (CNA) la documentación pertinente para su proceso de
acreditación institucional. En su Informe de Autoevaluación (2009), la Universidad
demostró mejores resultados, indicadores y concreciones que le permiten exhibir, hoy día,
una situación institucional más sólida y un significativo avance en las áreas sometidas a
acreditación, en relación al año 2005. Lo anterior fue verificado por la Comisión de Pares
Evaluadores, quienes en su Informe corroboraron el mejor nivel de la institución y
formularon conclusiones claramente positivas, en cada uno de los parámetros que regulan
el sistema de acreditación.

Contrario sensu de las evidencias debidamente recabadas -y de los procedimientos y


criterios usados para la acreditación en el país-, en el mes de diciembre de 2009, la CNA
decidió disminuir a 3 años el período de acreditación, basándose, según consta en su
Acuerdo N° 73, en una supuesta fragilidad financiera, deducida de una desfavorable
relación deuda/patrimonio y el déficit operacional del año 2008. Este único argumento
financiero fue usado en 9 de los 14 puntos del acuerdo 73, distorsionando con ello la
situación real de la universidad, en clara contradicción con lo sostenido por la institución y
por los Pares Evaluadores1. Cabe señalar que el propio Presidente de la CNA informó al
Rector que suscribe2 que esa fue la razón basal del Acuerdo 73, por lo tanto de aclararse
esa información financiera, en un fundado recurso de reposición, se debería modificar la
resolución de la CNA.

En el mes de enero de 2010, la universidad presentó a la CNA un recurso de reposición en


que demuestra la real situación financiera de la institución; aclara la relación
deuda/patrimonio y muestra que el déficit contable del año 2008 era coyuntural, al punto
que el Balance al 31 de diciembre de 20093 alcanza un superávit de M$ 1.034.3464. En el
mismo documento de reposición, la universidad reitera su solicitud de obtener una
acreditación superior a cuatro años, basada en los mejores resultados, indicadores y
concreciones obtenidos en todas las áreas sometidas a acreditación y en las apreciaciones
y conclusiones consignadas en el Informe entregado por los Pares Evaluadores.

1
Cabe hacer notar que el presidente del Comité de Pares es el Sr. Patricio Ortúzar, Vicerrector de Gestión
Económica y Apoyo Administrativo de la Universidad de Talca.
2
En reunión realizada en dependencias de la CNA el día martes 5 de enero de 2009
3
Ver anexo 1. “Balance Auditado al 31 de diciembre de 2009”
4
En el Balance al 31 de diciembre, antes de auditar, solicitado por la CNA en enero 2010 el superávit
informado llegaba a M$ 854.105 (ver anexo 11: Información complementaria entregada a CNA en Febrero
2010)

2
En el mes de marzo 2010, la CNA insólitamente rechaza el recurso de reposición, no
obstante ella misma consignar en sus propias conclusiones (Punto 10 del Acuerdo N° 94)
que “los antecedentes adicionales presentados por la institución, dan cuenta de una
restructuración de la deuda, basada en una retasación de los bienes raíces de propiedad
de la universidad y la modificación de las deudas bancarias”. Asimismo, la CNA concluye
que “el resultado operacional muestra equilibrio y un superávit” y que “la Institución ha
tomado una serie de decisiones estratégicas para revertir el alto endeudamiento y el
déficit operacional.”

Aún más, la CNA niega la reposición esgrimiendo argumentos arbitrarios e incorrectos,


que no están consignados en los criterios de acreditación, ni se conforman con las
prácticas y usos de las universidades del país. Entre éstos: (a) que los ingresos
provenientes de fondos concursables “no son estructurales”, (b) que “las remesas del
Estado son flujos de caja y no ingresos operacionales, por lo que no pueden ser destinados
a operación.”5, c) “si bien se aprecia una mejora en la estructura del balance, este no ha
sido auditado” 6 y finalmente, en una afirmación ininteligible sin argumentos de respaldo
“no resulta posible asegurar que los mayores gastos que la Institución proyecta realizar,
logren generar más ingresos.”

Todo ello –además- incurriendo en graves errores de procedimiento, los que constituyen
una violación de las normas que deben informar todo proceso de acreditación. Entre éstos
cabe señalar:

a) No obstante que el proceso de acreditación es un continuo, siendo –dentro de


dicho proceso- el informe de los pares evaluadores antecedente obligado del
Dictamen, en la especie, no hay relación alguna entre las conclusiones contenidas
en el “Informe Final Comité de Pares Externos Institución: Universidad Católica de
Temuco” y ambos acuerdos: tan es así que estos documentos parecieran referirse
a dos instituciones diferentes.

b) Los principales fundamentos de ambos acuerdos están referidos a la situación


económica financiera de la Universidad. Tal situación descrita en los acuerdos de la
CNA no guarda relación alguna con la realidad económica de la institución, ni con
la evaluación realizada por los pares evaluadores y por la banca nacional al aprobar
los proyectos de inversión de la universidad.

5
Los fondos aludidos por la CNA corresponden a AFD, AFI, Créditos y Becas para estudiantes de pregrado.
6
Debe tenerse en cuenta que el balance 2009 fue solicitado por la CNA en el mes de enero 2010, fecha en
que no son exigibles legalmente balances auditados.

3
c) Las conjeturas que ambos acuerdos hacen respecto de esta situación económico
financiera, en los términos que erradamente la entienden, obedecen a factores
que no se encuentran entre los enunciados bajo el epígrafe “II. TENIENDO
PRESENTE”, mismas que no fueron informadas a la universidad para hacer las
aclaraciones correspondientes.

d) El Acuerdo N° 73 no toma en cuenta antecedentes obligatorios al emitir su


pronunciamiento, tales como el “Informe de Acreditación Institucional” y el
“Informe Final de Pares Evaluadores UC Temuco”. Por tanto no cumple lo señalado
en la guía de autoevaluación de la CNA que señala que “el pronunciamiento de
acreditación será adoptado por la CNA-Chile sobre la base de los criterios de
evaluación previamente definidos, del informe de evaluación interna, el informe de
pares evaluadores y las observaciones de la institución a este último, cuando
existan”, al tiempo que contraviene el artículo 16 de la ley 20.129 que indica que el
pronunciamiento de la CNA “consiste en el juicio emitido por la Comisión en base a
la ponderación de los antecedentes recabados” en las etapas anteriores.

e) A mayor abundamiento, se entrega a la universidad el Acuerdo de Acreditación N°


94 cuando han transcurrido 52 días hábiles desde la presentación del Recurso de
Reposición, disponiendo la CNA de un plazo máximo de 30 días hábiles.

Los infundados y confusos Acuerdos de Acreditación tomados por la CNA, motivan a esta
universidad a interponer el presente Recurso de Apelación ante el Honorable Consejo
Nacional de Educación, para que enmiende estos errores y en consecuencia redacte un
nuevo acuerdo de acreditación. Para fundamentar esta Apelación, los argumentos se
organizan en tres secciones: a) la primera parte dedicada a clarificar la situación financiera
de la universidad; b) en la segunda, la universidad entrega evidencias que demuestran el
cabal cumplimento del Plan de Desarrollo Institucional y; c) en la tercera se muestran los
errores de procedimiento de la CNA.

4
PARTE I: CLARIFICACIÓN DE LA SITUACIÓN FINANCIERA DE LA UNIVERSIDAD

1. La CNA afirma que la situación económica financiera de la universidad constituye un


factor de alta vulnerabilidad, argumento que no guarda relación con la realidad
económica de la institución.

En efecto en el Acuerdo de Acreditación N° 737, la CNA afirma que: “Los antecedentes


económico financieros proporcionados por la Institución, debidamente auditados,
muestran un alto nivel de endeudamiento y un déficit en el ejercicio presupuestario 2008.
Ciertamente, la Institución cuenta con una deuda, de corto y largo plazo, superior a los
$13.000.000.000 (trece mil millones de pesos), la que representa 2,06 veces el patrimonio
de la Institución. Asimismo, el déficit contable del ejercicio 2008, supera los $704.000.000
(setecientos cuatro millones de pesos).” Como consecuencia de lo anterior el Acuerdo N°
73 concluye que “la situación económico financiera de la Universidad Católica de Temuco,
constituye un factor de alta vulnerabilidad para la sustentabilidad institucional y la
implementación de su proyecto de desarrollo”.

Esta supuesta fragilidad financiera, basada en la relación deuda/patrimonio contable del


año 2008, se utiliza reiteradamente –en nueve de los catorce puntos- distorsionando con
ello la situación real de la universidad en todas las áreas sometidas a acreditación, y
contradice los logros y fortalezas escritos en el Informe de los Pares Evaluadores.

Por el contrario, la real situación financiera de la universidad en el año 2009 (fecha en que
se presenta a la acreditación), dista notablemente de los juicios de la CNA, tal como se
desprende de la información disponible por parte de la CNA y que había sido analizada y
verificada por los Pares Evaluadores. A saber:

a) La relación Deuda/Activo es de 0,56

Si bien es cierto, la relación deuda/patrimonio contable (leverage) del año 2008 alcanzó
una razón de 2,06, este indicador es poco realista en atención a que considera valores
históricos, castigados por la depreciación, que no reflejan el valor real o comercial de los
bienes de la universidad. La metodología utilizada por la banca para medir viabilidad
financiera usa el valor comercial de los activos. Aplicando este criterio de la industria, la
relación Deuda/Activo al 31 de diciembre de 2009 es de 0,56.

7
Ver Anexo 2. Acuerdo de Acreditación Institucional N° 73 de la CNA

5
8
En la siguiente tabla se presentan los valores patrimoniales actualizados

(Si se considera el valor comercial de los activos fijos, la razón Deuda/Activos Fijos alcanza
un valor de: $ 11.934.443/$20.992.815 = 0,56 )

b) El EBITDA de la universidad alcanza los MM$1.827 para el año 2009

Esta cifra permite afrontar de manera positiva los requerimientos producidos por la
estructura de financiamiento que mantiene la universidad. Este indicador financiero, que
representa el margen o resultado bruto del giro del negocio antes de descontar intereses,
amortizaciones y depreciaciones, permite tener una idea clara de la capacidad de la
universidad para generar flujo y poder afrontar sus obligaciones.

8
Ver anexo 3 certificados bancarios de tasación

6
EBITDA (MM$)
2.000 1.827
1.800
1.600
1.400
1.200 1.041 1.046
1.000
800
600
400 561
200 338
0
2005 2006 2007 2008 2009

c) La Universidad logró el superávit proyectado para el año 2009, cifra que llegó
este año a M$ 1.034.346 – En consecuencia y tal como estaba previsto, el déficit
contable del 2008 a que hace referencia la CNA (Acuerdo 73) se revirtió el año
2009, cuestión ratificada en el Balance Auditado al 31 de diciembre del año 2009.9
Esto comprueba la tesis argumentada por la universidad reiteradamente ante la
CNA, en el sentido que el déficit 2008 era coyuntural y que las decisiones tomadas
en los años inmediatamente anteriores lograrían los resultados planificados

9
Ver Anexo 1: Balance al 31 de diciembre de 2009

7
8
d) La universidad había demostrado capacidad para generar excedentes
operacionales en el periodo sometido a acreditación. Entre los años 2005 y 2009,
la universidad aumentó sus ingresos operacionales en 60 %. (de MM$ 9,7 a MM$
15,5 a moneda de igual valor) e incrementó sus excedentes operacionales en un
262% (de MM$ 230 a MM$ 604).10
11
ESTADOS DE ACTIVIDADES 2005-2009
(M$)

2005 2009
Ingresos Operacionales 9.780.756 15.564.975
Gastos Operacionales 9.550.484 14.961.033
Excedente Operacional 230.272 603.942

e) La proyección financiera 2010 – 201512 muestra que los saldos disponibles serán
progresivamente más positivos en cada uno de los próximos años.- Esta
proyección se construyó en base a supuestos conservadores, está formulada sobre
la base de indicadores reconocidos en la industria de la educación superior, y se
encuentra respaldada en el resultado ya alcanzado en el año 2009.

Proyección 2010-2015
M$ cifras reales a Diciembre 2009
2010 2011 2012 2013 2014 2015
TOTAL INGRESOS 17.437.764 18.386.109 19.255.056 20.048.465 20.728.377 21.310.124
TOTAL EGRESOS 16.896.559 17.528.758 18.149.276 18.625.439 19.188.439 19.660.363
SALDO DISPONIBLE 541.205 857.351 1.105.780 1.423.025 1.539.938 1.649.761

f) Los Pares Evaluadores habían destacado con claridad la buena gestión financiera
de la Universidad. El equipo de evaluadores tras analizar la información pertinente
y discutir la situación financiera con las autoridades, concluyeron que las políticas,
las decisiones y la gestión financiera han sido eficaces y que las mismas aseguran el
cumplimiento del proyecto institucional. Según se lee su Informe13:

10
Estos mismos antecedentes han sido estudiados, validados y juzgados positivamente por la Banca
Nacional que participa como acreedora, por las autoridades de la universidad y por mismo Comité de Pares
Evaluadores.
11
Ver anexo 4 Estados de Actividades 2005-2009
12
Ver Anexo 5 Proyección Financiera 2010-2015.
13
Ver Anexo 6 Informe Final de Pares Evaluadores: UC Temuco

9
 “Se verificó la existencia y aplicación de políticas y mecanismos tanto para
identificar, desarrollar, evaluar, actualizar y velar por el uso eficaz de los
recursos físicos y materiales como para la obtención, manejo y control de los
recursos financieros necesarios, de modo de asegurar la viabilidad del
desarrollo actual y futuro de la institución en los términos planteados por su
propio plan de desarrollo.” P.15

 “Las políticas de Gestión Financiera están orientadas a asegurar la viabilidad de


cada programa, proyecto y el de la Universidad como un todo.” P.15

 “La Institución cuenta con políticas financieras, de endeudamiento y de


inversiones. Se verificó que existe un adecuado control sobre el patrimonio y los
flujos financieros.” P.11

 “Asimismo han tenido la capacidad para gestionar su deuda de tal manera de


hacer factible su servicio y disponer de recursos para financiar su plan de
inversiones.” P.12

 “El adecuado manejo presupuestario que permite controlar los equilibrios


financieros y asignar los recursos de acuerdos a los planes operativos de las
unidades y a los proyectos estratégicos.” P.33

2. La CNA en su Acuerdo que rechaza la Reposición, reconociendo que se ha revertido


el endeudamiento y el déficit, esgrime argumentos distintos a los utilizados en el
Acuerdo de Acreditación N° 73

En el Acuerdo N° 9414, la CNA en sus propias conclusiones termina por reconocer que “los
antecedentes adicionales presentados por la institución, dan cuenta de una
restructuración de la deuda, basada en una retasación de los bienes raíces de propiedad
de la universidad y la modificación de las deudas bancarias”. Asimismo, la CNA concluye
que “el resultado operacional muestra equilibrio y un superávit” y, que por lo tanto, “la
Institución ha tomado una serie de decisiones estratégicas para revertir el alto
endeudamiento y el déficit operacional.”

Sin embargo, para rechazar la reposición utiliza, ahora, argumentos distintos e incurre en
nuevos errores:

a) Afirma que las remesas del Estado, esto es, Aporte Fiscal Directo, Aporte Fiscal
Indirecto, Becas y Créditos Estudiantiles, “son flujos de caja y no ingresos

14
Ver Anexo 7 Acuerdo de Acreditación Institucional N° 94 de la CNA

10
operacionales, por lo que no pueden ser destinado a operación”. Cuestión que
contraviene la práctica contable de las universidades del Consejo de Rectores.15 y
demuestra un desconocimiento del manejo financiero de las instituciones de
educación superior.

b) Afirma que “el resultado operacional muestra equilibrio y un superávit, que se


explica en base a los ingresos no operacionales. Sin embargo, parte de estos
ingresos no son estructurales, como es el caso de los fondos concursables”. En esta
universidad, como en muchas otras, esos ingresos son estructurales puesto que se
han estado recibiendo en los últimos diez años y cada año han aumentado.
También cabe resaltar que el financiamiento vía fondos concursables corresponde
a una política de Estado para Educación Superior.

c) Tampoco resulta posible entender la confusa conclusión, expresada sin explicación


o fundamento en el número 10 del Acuerdo 94, tales como “no resulta posible
asegurar que los mayores gastos que la institución proyecta realizar, logren
generar más ingresos”, por lo tanto, “la viabilidad del proyecto de desarrollo a
largo plazo se mantiene sin variación respecto de los antecedentes analizados en el
proceso de acreditación”.

3. Al contrario de lo señalado en los Acuerdos N° 73 y N° 94, los antecedentes tenidos a


la vista en el actual proceso permiten afirmar que la universidad ha sido capaz de
tomar decisiones efectivas y cuenta con una situación financiera sólida y
sustentable, la cual es en todos sus indicadores notablemente mejor que la
presentada el año 2005, cuando obtuvo cuatro años de acreditación.

El actual estado de solidez financiera de la universidad y sus positivas proyecciones son


resultado de decisiones estratégicas tomadas el año 2007, cuyas consecuencias para el
año 2008 estaban previstas, con plena conciencia de que se revertían a partir del año
2009 y mejoraban en cada uno de los próximos años, conforme consta en el Informe de
Autoevaluación Institucional y que fue materia de análisis con el Comité de Pares
Evaluadores en su Visita de Verificación, así como en el último balance auditado (2009).

Estas decisiones consistieron en (a) solicitar crédito para la construcción de nuevos


edificios y compra de terrenos a 20 años e incluir en éste su deuda de corto plazo; (b)
mantener el servicio total de su deuda bajo el 10% de sus ingresos; (c) incrementar los

15
Ver Anexo 8, que contiene copias de balances auditados de cuatro Universidades del Consejo de Rectores,
que demuestran que las remesas del Estado son ingresos operacionales y se utilizan en la operación. Todas
estas universidades están acreditadas por la propia CNA y en cuyos acuerdos no hace mención alguna al
tema en cuestión.

11
flujos mediante aumento en el número de alumnos y adjudicación de proyectos y
asistencias técnicas, (d) abrir nuevas carreras para completar la cobertura de las actuales
facultades, que resultaran positivamente evaluadas social, institucional y técnicamente;
(e) afrontar con infraestructura y recursos académicos de calidad, el incremento en el
número de alumnos (pasando de 4.900 el 2006 a 6300 el año académico 2009), (f)
manteniendo la calidad de los estudiantes (puntajes de admisión), mejorando los
indicadores de eficiencia docente (retención, aprobación y titulación) y la satisfacción de
los estudiantes (resultados de encuestas)16.

Esa solidez y viabilidad financiera demostrada en los estados patrimoniales y resultados


financieros, fue refrendada por la banca nacional en el proceso de licitación para la
obtención de recursos destinados a financiar las decisiones estratégicas señaladas en el
párrafo anterior. En esta licitación participaron el Banco de Chile, BCI, Corpbanca, BBVA,
Compañía Nacional de Seguros y Compañía de Seguros Chilena Consolidada, entidades
que examinaron y evaluaron positivamente la situación financiera de la universidad a
través de sus Vicepresidencias, Gerencias Comerciales y Gerencias de Riesgo. El Banco de
Crédito e Inversiones obtuvo la licitación en el mes de noviembre del año 2007,
entregándole a la universidad un financiamiento global para su plan de desarrollo
mediante un crédito a 20 años con tasa fija de 4,8%. La negociación anterior y las
decisiones de inversión implementadas con estos nuevos recursos permitieron aumentar
en un 32.7% el patrimonio entre el año 2007 (UF 963.442) y el 2009 (UF 1.272.583), con
un servicio de la deuda total inferior al 6% de los ingresos operacionales.

Por último, cabe reiterar que los estados contables y financieros de la institución son
materia de análisis permanente por parte de sus autoridades superiores, en las instancias
formalmente establecidas. Precisamente, la definición de la estrategia de financiamiento
del proyecto de desarrollo y el seguimiento de sus impactos contables y financieros fueron
debidamente diagnosticados y regulados por las autoridades de la institución, conforme lo
prueban las actas de las sesiones de los años 2007, 2008 y 2009 del Consejo Superior de la
Universidad, disponibles al momento de la visita de verificación.17

16
Datos que se encuentran en el Informe de Acreditación Institucional. (Ver Anexo 9)
17
Ver Anexo 10: Actas de sesiones N°s 302, 305, 313, 320.

12
PARTE II: CUMPLIMIENTO DEL PROYECTO INSTITUCIONAL18 Y AVANCES EN LAS ÁREAS
SOMETIDAS A ACREDITACIÓN

En conformidad con su Plan de Desarrollo Institucional 2005-2010, la universidad se ha


concentrado en aplicar el Modelo de Gestión, implementar su Modelo Educativo; instalar
capacidades institucionales para desarrollar la Investigación; y mejorar las modalidades
que refuerzan su carácter Regional y Público. En el período indicado, destacan: a) las
acreditaciones en todas las carreras presentadas; b) incremento sostenido en el número
de postulaciones y matrículas, sin disminuir los puntajes de ingresos; c) mejoramiento en
los indicadores de calidad docente; d) renovación curricular y mejoramiento en los
procesos y prácticas docentes; e) aumento en la cantidad de investigación científica y
técnica, reflejado en la mayor adjudicación de concursos de investigación, transferencia
tecnológica y un aumento de las publicaciones; f) generación de mayores vínculos de
servicio, cooperación e interlocución con los entornos relevantes; g) mejoramiento de la
presencia pública verificada en listas19 y en una mayor presencia en organizaciones de
gobierno, académicas, empresariales y artísticas20; h) incremento significativo en los
ingresos y en sus resultados financieros; i) importantes inversiones en infraestructura; j)
profesionalización de las unidades y sistemas de autoevaluación y aseguramiento de la
calidad.
A continuación, se entrega una síntesis de los argumentos y antecedentes que constaron
en el Informe de Autoevaluación Institucional y en el Informe de los Pares Evaluadores,
para demostrar el cabal cumplimiento del Plan de Desarrollo Institucional 2005-2010,
respaldado en resultados, indicadores y concreciones que le permiten a la universidad
exhibir, hoy día, una situación institucional más sólida y un significativo avance en la
calidad de las áreas sometidas a este proceso de acreditación.

18
La ley 20.129, en su artículo 15, señala que los procesos de acreditación tienen como objetivo “evaluar el
cumplimiento de su proyecto institucional y verificar la existencia de mecanismos eficaces de
autorregulación y de aseguramiento de la calidad al interior de las instituciones de educación superior, y
propender al fortalecimiento de su capacidad de autorregulación y al mejoramiento continuo de su calidad.”
19
Fuente: Revista Qué Pasa. 2008: lugar 13; 2007: lugar 15; 2006: lugar 14
20
CorpAraucanía; Araucanía Aprende; Univerciudad; Consejo Regional de Desarrollo Social; Fundación
Frontera; Consejo Regional de Desarrollo Productivo; Comité Directivo del CRUCH; Agrupación de
Universidades Regionales; Capítulo Chileno de Universidades Católicas; Consejo de las Artes y la Cultura, etc.

13
1. Área de la Gestión Institucional

La universidad ha demostrado solidez en la implementación de su proyecto institucional,


superando las metas que se había fijado en su PDI 2005-20010, aumentando su tamaño y
su calidad, mejorando en los indicadores pertinentes, mediante la aplicación de políticas,
procedimientos y decisiones que le han posibilitado enfrentar un escenario de
crecimiento, mejorando los estándares de calidad formativa, las capacidades y los
recursos institucionales. Lo anterior ha sido confirmado por la CNA en su Acuerdo 94 “Se
reconocen avances en el área académica, dentro de los que destacan el crecimiento en la
matrícula sin una consecuente disminución en los puntajes de ingreso, mejoras en la
calificación del personal y rangos normales en indicadores académicos como tasas de
deserción y permanencia en general.”.

Por otra parte, los Pares Evaluadores constatan un desarrollo institucional coherente con
sus propósitos, basado en el liderazgo del equipo directivo y la adecuada articulación de
los distintos niveles institucionales en el desarrollo de sus funciones. De este modo, los
evaluadores plantean que la universidad “posee propósitos, objetivos y principios bien
establecidos en los cuales se fundamenta el desarrollo institucional y se evidencia que
estos se han transmitido y son compartidos por los diferentes niveles de la
organización.”(p.8). Asimismo destacan “El liderazgo del Consejo Superior y del equipo
directivo para conducir el desarrollo de la Universidad.” (P.16)

Los cambios en la estructura organizacional y el fortalecimiento del área de gobierno de la


universidad, fueron aspectos bien valorados, tanto por la universidad en su informe, como
por los pares evaluadores, dado que permitieron una mayor integración de las áreas
académicas y administrativas, así como la incorporación de una mirada estratégica y visión
de conjunto para la toma de decisiones. En este sentido, los pares señalan que la
universidad cuenta con “Una adecuada estructura de gobierno con clara distinción de sus
funciones y responsabilidades, como una eficaz estructura de gestión administrativa y
académica. (p.16). Además, refieren como fortaleza “Un modelo de gestión en el que se
observa un alineamiento entre el plan estratégico con los planes operativos de la unidades
académicas y administrativas y con los compromisos de desempeño de los académicos.”
(p.33)

Durante el proceso de acreditación actual quedó en evidencia, según lo refieren los


propios pares en su informe, que la universidad cuenta con “La capacidad institucional
para conducir procesos de cambios” (p.16) y de realizar ajustes constantes sobre la base
de “Los mecanismos de evaluación permanente aplicados en los diferentes niveles de la
institución.”(p.16)

14
A continuación se muestran algunos datos comparativos que ilustran el crecimiento y
desarrollo experimentado en estos años:

Infraestructura, implementación y equipamiento, 2004-2009


Años
Indicadores 2004 2009
Superficie en Mts.2 Construidos 40.709 54.728
Total de Mts.2 de salas de clase 3.786 7.090
N° total salas de clases 56 106
Valor Total Inmuebles (UF) 472.438 808.912
N° Laboratorios y Talleres 89 118
Superficie en M2 construidos Laboratorios y Talleres 5.632 7.815
Valor Equipamiento Laboratorios y Talleres (UF) 22.005 86.970
N° Computadores con Internet Estudiantes 392 472

Asimismo, el mejor nivel actual queda reflejado en las opiniones y niveles de satisfacción
del personal y de los propios estudiantes, conforme fue verificado por los Pares
Evaluadores y medido en las encuestas comparativas aplicadas el año 2006 y el año 2009:

Académicos y Administrativos: Organización, Planificación y Toma de decisiones

2006 2009
La organización de la Universidad Académicos 41% 78%
Administrativos 42% 77%
Las decisiones de las autoridades y el logro de Académicos 58% 69%
resultados
Administrativos 53% 79%

% de Acuerdo
Estamento Dimensión
2006 2009
Académicos Planificación en base a información 28 69
Orientación a logros 58 65
Gestión Institucional 36 79
Evaluación de desempeño 45 84
Administrativos Planificación en base a información 32 81
Orientación a logros 52 72
Evaluación de desempeño 33 48

15
Académicos y Administrativos: Infraestructura
% de Acuerdo
Estamento Dimensión
2006 2009
Académicos Adecuada cantidad de salas 19 69
Laboratorios correctamente implementados 22 62
La biblioteca, recursos bibliográficos 33 89
Disponibilidad de recursos tecnológicos 47 69
Administrativos Infraestructura y espacios físicos adecuados 46 55

Estudiantes Nivel de Satisfacción


% de acuerdo
Estamento Afirmaciones
2006 2009
Prestigio académico 60 79
El rol social en la región de la Araucanía 50 79
Las actividades extensión y cultura 49 84
El compromiso con los valores cristianos 62 71
La vinculación con medios y organizaciones
46 76
públicas y privadas
La imagen y calidad de sus académicos 45 76
La calidad de la formación de profesionales 51 82
% de acuerdo
Afirmaciones 2006 2009
Estudiantes El manejo de las tecnologías, Plataforma
45 89
Educa, E-learning, B-learning para docencia
El acceso a equipos computacionales 49 81
La disponibilidad material bibliográfico
44 79
electrónico
Los espacios físicos para la docencia (talleres,
37 66
laboratorios, clínicas, y otros)
Salas para las diversas actividades lectivas 44 61
Laboratorios 30 70
Áreas destinadas a las prácticas deportivas 68 87
Lugares actividades artístico-culturales 57 78

Por otro lado, la universidad cuenta con capacidad de autorregulación y orientación hacia
el mejoramiento continuo de la calidad y ha demostrado capacidad para producir
transformaciones positivas, mejorar constantemente y lograr el cumplimiento de sus
propósitos. Todos los antecedentes indicados, que la CNA tuvo a su disposición al
momento de emitir un juicio de acreditación, validan los avances experimentados por la
universidad en sus diferentes áreas de funcionamiento. Entre ellas cabe señalar las
destacadas por los Pares Externos en cuanto a: (a) los procesos de transformación en la
gestión y la docencia de pregrado, que demuestran la capacidad de realizar ajustes para
mejorar la calidad (p.32); (b) el modelo educativo, que responde con claridad a la misión y

16
propósitos institucionales, y al tipo de estudiantes que acoge (p.32); (c) la capacidad de
realizar ajustes y cambios para mejorar la calidad (p.33); (d) una adecuada estructura de
gobierno, administrativa y académica (p.16); (e) aplicación de mecanismos de
aseguramiento de la calidad en los diferentes niveles y funciones institucionales. (p.33)

El equipo de Pares Evaluadores reconoce en su informe que los objetivos institucionales


son claros y “tienen la capacidad de orientar sus decisiones estratégicas.”(p.14). Asimismo,
indican que la universidad ha implementado mecanismos e instancias de evaluación del
cumplimiento de estos objetivos (p.14), y que sus actividades académicas de pregrado,
posgrado e investigación “están sujetos a políticas y mecanismos de evaluación y
aprobación por las diferentes instancias de decisión colegiada, Facultades, Consejo
Académico y Junta Directiva.” (p.14), de igual modo, cuenta con políticas e instrumentos
que orientan el desarrollo y evaluación de sus académicos “Existen mecanismos de
evaluación y calificación del desempeño académico”(p.14) y la gestión de financiera
“Existen políticas orientadoras para la gestión de los recursos Financieros” (p.14)

Estos diferentes extractos del Informe de Pares Evaluadores permiten dar cuenta que la
universidad desarrolla su gestión institucional y académica en una lógica de
autorregulación y mejoramiento permanente, que le han permitido innovar e
implementar importantes y exitosos cambios institucionales. En este sentido los Pares
Evaluadores concluyen que: “Los procesos de transformación en la gestión y en la
docencia de pregrado de la universidad, demuestran que tiene capacidad para efectuar los
ajustes y cambios necesarios para mejorar su calidad y avanzar consistentemente hacia el
logro de sus propósitos. Aún cuando se observa una alta velocidad en los cambios
organizacionales, la Institución ha tenido la capacidad de ajustar dichos cambios.”(p.11)

Los propios Pares Evaluadores concluyen que: “los elementos antes señalados permiten
indicar que la Institución posee una gestión orientada a la calidad y además se observa
que la comunidad universitaria adhiere a los objetivos y mecanismos de evaluación, lo que
permite establecer que existe una capacidad de autorregulación y que la Institución ajusta
permanentemente.”p.15

Se desprende de los juicios emitidos, tanto en el informe institucional como en el de los


pares Evaluadores, y parcialmente en el acuerdo de la CNA, que la Universidad Católica de
Temuco ha demostrado capacidad para llevar a cabo los objetivos que se ha propuesto,
con base en: un perfeccionamiento progresivo de sus funciones institucionales; capacidad
de innovación en sus actividades académicas; un seguimiento permanente de sus
resultados, los que hoy son claramente mejores respecto de la acreditación anterior; y en

17
un marco de responsabilidad y apego a sus valores, que permiten estimar su mejor
desempeño para los próximos años.

2. Área Docencia de Pregrado

Los mecanismos de evaluación con que cuenta la universidad y el propio proceso de


acreditación institucional permitieron constatar el mejoramiento de los resultados
institucionales, en términos de indicadores de retención y titulación, logrando crecer en su
oferta y número de alumnos manteniendo su eficacia formativa:

Comparación Oferta Académica y matrícula pregrado, 2004-2008


Años
Indicadores 2004 2009
Vacantes Pregrado 910 1.630
Postulaciones Efectivas 2.014 5.300
Matriculados Primer Año Pregrado 885 1.692
Total Matriculados Pregrado 4.475 5.899

Titulación y Retención
Cohorte
Titulación Oportuna 1999 2003
22% 30%
Periodo
Número total de titulados 2000 - 2004 2005 - 2009
1.962 2.483
Periodo
Retención Total 2005 2008
73% 83%

21
Retención por quintiles

Periodo
Indicadores
2006 2008
Retención Total 79% 83%
 Retención Quintil Uno 80% 86%
 Retención Quintil Dos 79% 84%
 Retención Quintil Tres 79% 82%
 Retención Quintil Cuatro 80% 85%
 Retención Quintil Cinco 79% 77%

21
Sólo a contar del año 2006 el Ministerio de Educación consolidó la información desagregada por quintiles.

18
Según lo establece el propio informe de evaluación de la universidad y lo ratifica el Comité
de Pares, la institución ha demostrado capacidad para innovar constantemente en el
desarrollo de su actividad docente y una preocupación permanente por adaptar sus
capacidades formativas a las características de los estudiantes que ingresan. En este
sentido, lo evaluadores plantean: “Un aspecto sobresaliente en el desarrollo académico
institucional lo constituye la implantación de un modelo educativo que responde con
claridad a la misión y objetivos de la universidad y a las condiciones particulares de los
estudiantes y a las demandas del entorno en el cual se espera se desenvuelvan
preferentemente estos.” P.23

Asimismo, consignan “En este sentido, la definición de las competencias y los diversos
componentes del modelo se adaptan y parten de las condiciones particulares en las cuales
la universidad lleva a cabo sus prácticas formativas, alejándose de los frecuentes casos de
aplicación mecánica de modelos educativos sin considerar la naturaleza particular de la
institución, sus procesos educativos y el entorno en el cual se desenvuelve.”p.23

Por su parte, el Acuerdo de Acreditación Institucional N°73 reconoce la “existencia de


propósitos y políticas claras que orientan la docencia de pregrado. El modelo educativo
responde con claridad a la misión y objetivos de la Institución y cuenta con una importante
adhesión por parte de la comunidad universitaria.”

Todo lo anterior demuestra que la universidad opera con propósitos claros y pertinentes,
que orientan el desarrollo de su actividad docente, acompañando estas definiciones con
mecanismos institucionales de soporte a la gestión académica que son explícitamente
destacados por los Pares Evaluadores en su Informe: “Los mecanismos de apoyo al
estudiante.”(p.23); “La disponibilidad de plataformas tecnológicas para el apoyo a la
docencia, a la gestión de la docencia y orientada como un servicio al estudiante.” (P.23);
“El mejoramiento cualitativo de la composición de los recursos académicos, a través de un
plan de perfeccionamiento académico y el que actualmente está en desarrollo.” (p.23)

Los evaluadores constatan, a su vez, que la universidad ha procurado desarrollar


procedimientos técnicos y académicos para la apertura responsable de nueva oferta de
pregrado, buscando con ello potenciar su impacto académico, sin descuidar la calidad de
la formación. En sus propias palabras: “La Universidad cuenta con políticas, instrumentos y
mecanismos de aseguramiento de la calidad para el análisis, evaluación y decisión de
nuevos programas de pregrado o para su reformulación.” (p.17); “Cuenta con reglamentos
y procedimientos, los que regulan estos procesos Estas propuestas deben ser evaluadas
desde el punto de vista académico, del mercado, económica y financieramente.”(p.17)

19
Del mismo modo, lo evaluadores coinciden con la universidad en que el funcionamiento
de sus carreras está debidamente respaldado en términos de recursos financieros.
“Anualmente se le asignan recursos financieros a las diferentes carreras a través del
presupuesto de operaciones de cada facultad. Además, las diferentes carreras pueden
obtener recursos adicionales para perfeccionamiento e inversión a través del presupuesto
de planes operativos.”(p.19)

Por otra parte, las percepciones de los estudiantes (encuestas aplicadas en 2006 y 2009),
constatan la buena valoración respecto de la calidad de la universidad. En particular,
destaca el mejoramiento de las percepciones respecto de la calidad de sus académicos y la
calidad de la formación.

Satisfacción de los estudiantes de la Universidad 2006-2009


% de acuerdo
Afirmaciones 2006 2009
Prestigio académico 60 79
La imagen y calidad de sus académicos 45 76
La calidad de la formación de profesionales 51 82
Los espacios físicos para la docencia (talleres,
laboratorios, clínicas, y otros) 37 66

Gran parte de las fortalezas explicitadas por el equipo de Pares Evaluadores en el área de
docencia, además de coincidir con los planteamientos de la propia institución en su
Informe de Evaluación Interna, cubren la mayor parte de los criterios de evaluación
establecidos en los términos de referencia para el Área de Docencia de Pregrado, lo que
constituye un indicio más de que la universidad ha alcanzado ya un nivel de madurez
relevante en el desarrollo de una de sus funciones sustantivas, como es la formación de
profesionales.

3. Área de Investigación

El Acuerdo de Acreditacion Institucional N° 73, reconoce que la universidad ha diseñado


“políticas y mecanismos para el desarrollo de la investigación, las que han comenzado a
aplicarse en los diferentes niveles institucionales.”, lo que es coincidente con el análisis
presentado por los propios pares evaluadores en su informe.

Estos propósitos y objetivos se han traducido apropiadamente en mecanismos e


instrumentos para la obtención de resultados de calidad en esta actividad académica. Al

20
respecto, los evaluadores indican como fortaleza la existencia de: “propósitos, objetivos y
políticas orientadas al desarrollo y calidad de la investigación.”(p.28); “instrumentos de
incentivos a la actividad de investigación.”(p.28); “una estructura de apoyo a los
investigadores para la presentación y gestión de proyectos.”(p.28). Estos aspectos son
reconocidos en el referido acuerdo de la CNA al consignar “Se destaca el diseño de una
política de incentivos y de una estructura de apoyo a los investigadores” y “se evidencian
avances en la definición de áreas prioritarias a partir del establecimiento de propósitos y
objetivos.”

Lo anterior refleja lo propio de la actividad de investigación en la UC Temuco. Esto es, una


preocupación principal por dar soluciones a los problemas sustantivos que afectan a la
región en que está inserta, lo que exige una priorización de estas actividades y un foco en
la generación de conocimiento aplicado, pertinente y socialmente relevante.

La autoevaluación de la universidad dejó en evidencia el mejoramiento de las capacidades


institucionales para desarrollar una investigación sostenida, principalmente por medio del
incremento del cuerpo académico calificado para el desarrollo de estas actividades. Los
evaluadores, de manera coincidente refieren como fortalezas en su informe “La calidad
creciente del cuerpo académico, reforzada por la contratación de doctores y formación de
los académicos actuales.”(p.28), así como el “Incremento de doctores y magíster
dedicados a investigación.” (p.28)

Lo anterior se ha traducido en un incremento gradual y sostenido en los indicadores de


productividad en investigación reconocidos por la comunidad científica nacional, lo que ha
permitido incrementar la adjudicación de proyectos y publicaciones ISI en el mismo
periodo, mejorando la posición de la universidad en el ranking de productividad de
instituciones del CRUCH en el indicador tasa de adjudicación de proyectos FONDECYT y
FONDEF por jornadas completas equivalentes con posgrado, situando a la Universidad por
sobre instituciones acreditadas por la misma CNA en el área de investigación.

Comparación el período 2000 – 2004 y el Periodo 2005 – 2009 (*)


Periodo
Indicadores 2000 - 2004 2005 – 2009
Proyectos con fondos externos 42 120
Publicaciones ISI 35 105
Publicaciones Scielo 14 29

(*) Incorpora el total de proyectos y publicaciones

21
A partir de la información contenida en los Anuarios Estadísticos CRUCH 2008 y en las
Bases de datos de CONICYT22, en el indicador “número de proyectos FONDEF + FONDECYT,
dividido por el número de jornadas completas equivalentes de doctores y magísteres,
considerando año 2008”, sitúa a la UC Temuco en la posición 13 en el ranking de 25
universidades del CRUCH. Esto se traduce en un avance de 5 posiciones en tan solo cinco
años (2004 a 2008).

En el indicador “tasa de incremento promedio, entre los años 2004 y 2008, del número de
publicaciones ISI dividido por el número de jornadas completas equivalentes de doctores y
magísteres”, la UC Temuco se ubica en la posición 13 de 25 universidades del CRUCH. Al
considerar la adjudicación de proyectos FONDEF, la universidad se ubica en el lugar 9 de
entre las universidades del CRUCH.

N° (Fondef + Fondecyt)/JCE (Dr + Mg)


AÑO 2008

U.de Chile
U. de Los Lagos
U. Téc. Federico Sta.Maria
U. de Santiago
U. de Concepción
P.U.Católica de Chile
U. Austral
P. U. Católica de Valparaíso
U. de la Frontera
U. de Valparaíso
U. de Bio Bio
U. Católica del Norte
U. Católica de Temuco 13° posición
U. de Tarapacá
U. de Magallanes
U. Arturo Prat
U. de Talca
U. de Antofagasta
U. C.de la Sant.Concepción
U. de la Serena
U. Metropolitana
U.Tecnológica Metropolitana
U. Católica de Maule
U. de Playa Ancha
U. de Atacama

0 0,02 0,04 0,06 0,08 0,1 0,12

Fuente: anuarios estadísticos CRUCH 2008- Base de datos Conicyt.

22
Ver Anexo 12: Indicadores de Investigación: Fuente Anuários Estadístico CRUCH.

22
N° Fondef
total periodo 2004 - 2008

U. de Concepción
P.U.Católica de Chile
U.de Chile
U. de Los Lagos
U. Arturo Prat
U. Austral
P. U. Católica de Valparaíso
U. de la Frontera
U. Católica de Temuco
U. de Antofagasta
9° lugar
U. Católica del Norte
U. Téc. Federico Sta.Maria
U. de Santiago
U. de Bio Bio
U. de Valparaíso
U. de la Serena
U. de Tarapacá
U. de Magallanes
U. de Talca
U.Tecnológica Metropolitana
U. C.de la Sant.Concepción
U. de Playa Ancha
U. Católica de Maule
U. de Atacama
U. Metropolitana

0 5 10 15 20 25 30 35

Fuente: anuarios estadísticos CRUCH 2008- Base de datos Conicyt

Los Pares Evaluadores reconocen estos resultados, destacando por una parte que en la
universidad “Se evalúan los resultados de los proyectos de investigación utilizando los
parámetros habituales: publicación en revistas periódicas (tradicionales o virtuales, de
corriente principal, con comité editorial), libros (monografías, ensayos u otros), patentes.”
(p.28) y por otra, la “Adjudicación de proyectos de alta competitividad con recursos
externos, concursables regionales, nacionales.” (p.28) y el “Incremento sostenido
incipiente de productividad medido en publicaciones ISI.”(p.28). La propia CNA en su
acuerdo 73 da cuenta de los resultados que la universidad ha obtenido en estas
actividades “Si bien la Institución muestra indicadores crecientes en la productividad de sus
académicos y en la obtención de proyectos concursables, el desarrollo de la investigación
es aún incipiente”. Esta última afirmación de la CNA, al caracterizar de “incipiente” la
productividad en investigación de la universidad está basada en estándares comparados,
que no han sido declarados ex ante como criterios de evaluación del área y que por lo
tanto no pudieron ser considerados como tales por parte de la institución.

En definitiva, como se puede apreciar, las fortalezas explicitadas por los Pares Evaluadores
en su informe final y aquellas que reconoce el acuerdo 73, dan cuenta del cumplimiento

23
de una parte sustantiva de los criterios de evaluación definidos para esta área optativa de
acreditación.

4. Área de Vínculo con el Medio

Tal y como es referido en el informe de autoevaluación institucional, la universidad cuenta


con una trayectoria importante en el desarrollo de actividades de vinculación con el
medio, que se remontan a su fundación, tanto en los ámbitos académico, social, cultural y
artístico.23 Estas actividades le han permitido posicionarse como un actor regional
relevante, al punto en que el propio Rector de la universidad preside y forma parte de
diversas organizaciones y corporaciones que lideran y promueven el desarrollo de la
novena Región.

De este modo, el Comité de Pares Evaluadores pudo constatar que “La Universidad ha
definido una política de vinculación con el medio en la que sobresalen tres elementos
orientadores en su funcionamiento, por una parte la Interculturalidad, aspecto de mucha
relevancia al considerar el entorno en el cual se desenvuelve la institución; la
Transversalidad de las acciones originadas en las diferentes áreas de acción institucional;
y, la bidireccionalidad, con la cual se aparta de las formas asistenciales de vinculación con
la región y le brindan un destacado lugar a la generación de conocimientos desde el área
de vinculación”(p.30)

Los propósitos de esta área son reconocidos por la CNA en su acuerdo 73, en que señala
“La Institución cuenta con propósitos y políticas orientadas al fomento de la vinculación
con el medio en las diversas áreas de su quehacer”. Asimismo, estos propósitos han
permitido diseñar e implementar una serie de programas y actividades “pertinentes a las
necesidades de la realidad regional, lo que es altamente reconocido y valorado por los
agentes externos.”

El Informe de Acreditación Institucional, demuestra la existencia de procedimientos y


normativas que regulan las actividades de vinculación, inclusive estas actividades son
reconocidas y formalizadas en documentos de gestión institucional tan relevantes como la
Categorización y Calificación, que aseguran su productividad como función académica
sustantiva. Sobre este punto, los Evaluadores indican que “Existe preocupación por la
calidad de las actividades de vinculación y para perfeccionar los mecanismos para el
aseguramiento de ello.”(p.31). Del mismo modo, la CNA plantea en su acuerdo que
“Existen mecanismos de seguimiento y evaluación de la calidad de dichas actividades.” y
23
Ver Informe de Acreditación Institucional p.199 (Anexo 9)

24
que la universidad “Para gestionar las actividades, presenta una estructura formal que
posee objetivos claramente definidos.”

Finalmente, estos antecedentes permitieron a la Universidad Católica de Temuco


acreditar el Área optativa de Vinculación con el Medio ante la CNA, pues a través de ellos
demostró que estas actividades: (a) se desarrollan de manera significativa en la
institución; (b) se encuentran debidamente formalizadas y respaldadas por mecanismos
institucionales de aseguramiento de su calidad; y, (c) son reconocidas y evaluadas
positivamente por agentes del medio externo.

25
PARTE III: ERRORES DE PROCEDIMIENTO COMETIDOS POR LA CNA

1. Los Acuerdos N° 73 y N° 94 desconocen y contradicen lo expuesto en el Informe de


Evaluación Interna y en el Informe de Pares Evaluadores, vulnerando con ello la
normativa y los procedimientos que regulan la acreditación institucional.

La ley 20.129, en el artículo 16, indica que el proceso de acreditación consta de tres etapas
bien definidas: autoevaluación institucional, evaluación externa y pronunciamiento de la
CNA. Por su parte, la Guía de Acreditación de la CNA (Pág.10) señala “el pronunciamiento
de acreditación será adoptado por la CNA-Chile sobre la base de los criterios de evaluación
previamente definidos, del informe de evaluación interna, el informe de pares evaluadores
y las observaciones de la institución a este último, cuando existan”. Ese pronunciamiento
“consiste en el juicio emitido por la Comisión en base a la ponderación de los antecedentes
recabados” en las etapas anteriores (Artículo 16). Sin embargo, el Acuerdo N° 73 de la
CNA no se basa en la información antes recabada, al punto que llega a conclusiones que
resultan distintas y contrarias a las conclusiones de los Pares Evaluadores, y ciertamente,
contradictorias con las informaciones presentadas por la universidad.

Tal como se demuestra en la Parte II de este documento, la CNA tuvo a la vista evidencias
contundentes –detalladas en el Informe de Evaluación Interna y ratificadas por los Pares
Evaluadores– acerca de logros y concreciones que le permiten a la Universidad exhibir,
hoy día, una situación institucional más sólida y un mejoramiento significativo en la
calidad de la gestión institucional, de la docencia, de la investigación y el vínculo con el
medio, en relación a las condiciones que presentaba el año 2005, cuando la CNAP le
otorgó 4 años de acreditación. Estos antecedentes no pueden llevar a otra conclusión que
la Universidad ha avanzado consistentemente hacia el cumplimiento de sus objetivos y
metas, al tiempo que cuenta con mecanismos de autorregulación y aseguramiento de la
calidad.

Sin embargo, el texto del Acuerdo N° 73, extrañamente y de manera reiterada y confusa,
realiza afirmaciones que abiertamente contradicen las apreciaciones y las conclusiones
emitidas por los Pares Evaluadores, omitiendo las fortalezas y los logros de la institución,
en las áreas sometidas a evaluación. Esto es particularmente notorio en cuanto a la
situación financiera, tal como se demostró en la Parte I de este documento.

No obstante haberle representado a la CNA los errores de forma y de fondo en que


incurrió al adoptar el Acuerdo N° 73, y darle al mismo tiempo la oportunidad de
enmendarlos mediante la presentación de un recurso de reposición, dicho órgano no
corrige, sino que reitera y agrava su accionar dictando el Acuerdo N° 94 que insólitamente
rechaza el recurso de reposición, no obstante consignar en sus propias conclusiones que

26
que los fundamentos del Acuerdo N° 73 carecen de sustento debido a las aclaraciones y
antecedentes presentados por la institución. En efecto, en el N° 10 del Acuerdo 94 se
indica que “los antecedentes adicionales presentados por la onstitución, dan cuenta de
una restructuración de la deuda, basada en una retasación de los bienes raíces de
propiedad de la universidad y la modificación de las deudas bancarias”. Asimismo, la CNA
concluye que “el resultado operacional muestra equilibrio y un superávit” y que “la
Institución ha tomado una serie de decisiones estratégicas para revertir el alto
endeudamiento y el déficit operacional.” y termina reconociendo los avances alcanzados
en el área de docencia. Tal como fue señalado en la Parte I de este documento, el Acuerdo
N° 94 la CNA recurre ahora a criterios y razonamientos distintos a los del Acuerdo N° 73
para no acoger el recurso de reposición, aumentando así las irregularidades
reglamentarias en que se ha incurrido en este proceso.

Adicionalmente, la CNA entrega el acuerdo N° 94 sobre la Reposición a 52 días hábiles de


su presentación, a pesar que reglamentariamente disponía de un plazo máximo de 30 días
hábiles, de acuerdo a lo señalado expresamente en el Acuerdo 441 bis de la CNAP, que
establece normas para la presentación de recursos de reposición.24

2. Los Acuerdos N° 73 y N° 94 de la Comisión Nacional de Acreditación, vulneran las


normas del debido proceso.

Además de no constar entre los criterios y procedimientos señalados en la normativa que


regula la Acreditación Institucional, los criterios y los juicios que fundan la decisión de
acreditación contenida en los Acuerdos N° 73 y N° 94, no fueron informados previamente
a la universidad en ninguna fase del proceso.

El Acuerdo N° 73 se fundamenta en dos indicadores contables específicos extraídos del


balance que corresponde al año 2008, en concreto la relación deuda/patrimonio y el
déficit operacional de ese año. Ambos indicadores habían sido previstos y aclarados tal
como consta y se desprende de las conclusiones de los pares evaluadores. Sin embargo, la
universidad nunca fue informada acerca del uso de esa información desactualizada y, por
lo tanto, no tuvo la oportunidad de conocer previamente el juicio negativo informado en
la sesión en la que se resolvió su acreditación.

En la ponderación de la acreditación del área de investigación, el Acuerdo N° 73 sobrepasa


los criterios explícitamente señalados en la ley y el reglamento, al establecer
comparaciones con otras universidades y aplicar un mínimo exigible, que no ha sido
24
Normativa que se encuentra plenamente vigente, de acuerdo a lo señalado en el Artículo 3° Transitorio de la Ley
20.129, que da continuidad a las decisiones adoptadas por la CNAP, mientras la CNA no emita una reglamentación
sustitutiva.

27
previamente informado a las instituciones de la Educación Superior y que no consta en
ningún documento de la CNA como criterio para aspirar a la acreditación respectiva.

Por otro lado, en el Acuerdo N° 94 la CNA, para fundamentar su negativa a la reposición,


aplica criterios desconocidos por las universidades del país, tales como su afirmación que
“las remesas del Estado son flujos de caja y no ingresos operacionales”, en clara referencia
a los dineros que el Estado transfiere mediante créditos y becas a los estudiantes para que
éstos cancelen sus colegiaturas. Lo mismo se aplica a la afirmación “sin embargo, si bien
se aprecia una mejora en la estructura del balance, éste no ha sido auditado”, cuestión
que es de suyo obvio puesto que la misma CNA solicita el Balance 2009 en el mes de
enero, fecha en que ciertamente los balances auditados no pueden ser exigibles
legalmente.

En consecuencia, con su proceder la CNA le negó a la universidad la posibilidad de


presentar las aclaraciones y descargos correspondientes antes de tomar la decisión de
acreditación, e insistió en el mismo error cuando en el Acuerdo 94, entregado el 24 de
marzo del 2010, aceptando las aclaraciones y correcciones de información, decide no
acoger el recurso de reposición presentado por la universidad.

3. La decisión de acreditación que consta en el Acuerdo N° 73, ratificada por el Acuerdo


N° 94, lesiona gravemente los intereses de la Universidad Católica de Temuco.

A la vista de estos antecedentes, la decisión por parte de la CNA de restar un año de


acreditación a la Universidad Católica de Temuco representa un castigo sin fundamento,
que lesiona gravemente la imagen interna y externa de la institución, al poner en duda la
solidez del proyecto institucional. Pese a quedar sin fundamento, tal como lo reconoce el
propio Acuerdo N° 94, esto no es corregido por la CNA en su página institucional.

28