Vous êtes sur la page 1sur 20

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, de J. S. Bach)

Herr Christ, der einge Gottessohn (Coral de la Canta BWV 132, de J. S. Bach)

Score

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)

Flute

Oboe

Bassoon

Clarinet

in

E α

Clarinet

in

B α

Bass Clarinet

Alto Sax

Tenor Sax

Baritone Sax

Trumpet in B α

Horn in F

Trombone

Euphonium

Tuba

Mallets

J.S. Bach/arr. C. Diéguez

œ œ œ œ Τ œ œ œ œ Τ œ œ œ − œ
œ œ
œ
œ
Τ
œ œ
œ
œ
Τ
œ œ
œ
œ œ
˙
˙
œ œ
œ
œ
œ
α
%
α α α
β
Τ
Τ
α
β
œ œ
œ
œ
%
α α α
œ œ
œ
œ
œ œ
œ
˙
˙ −
œ œ
œ
œ œ
œ
œ
Τ
œ
œ
œ œ
œ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ œ
œ
œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
>
œ
œ œ œ
œ
œ
œ
œ
β
œ œ
œ
α
œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙ −
œ œ
α α α
œ œ œ
˙ −
œ
œ
œ
Τ
œ
œ œ œ
œ
œ
Τ
œ
œ
˙
˙
œ
œ œ œ
œ
œ
œ
α
β
%
Τ
Τ
α
α
β
œ
œ œ œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ µ œ
œ œ α œ œ œ
œ
œ
œ
œ
˙
œ
œ œ œ œ
œ
œ
œ
%
œ
œ
œ
˙
œ
∀ œ
œ
œ
œ
˙ −
œ
œ
Τ
Τ
α
α
β
œ
œ
œ
œ
%
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
œ
œ œ œ
˙ −
Τ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
œ ∀ œ
œ œ µ œ œ
œ
œ
œ œ
œ
œ
œ
˙
œ
œ
œ
œ
œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙ −
œ
œ
œ
α
β
œ
∀ œ
%
Τ
œ
œ
Τ
α
œ
œ œ
œ
œ œ œ
œ
œ
œ œ
˙
œ
œ œ
œ œ œ
α
β
œ œ œ
%
Τ
œ
œ
œ
œ
œ
Τ œ œ
œ
α
β
œ œ
œ œ
%
œ
œ
œ
œ œ
œ œ œ
˙ −
Τ
Τ
α
œ
œ
œ
œ
α
β
œ
œ œ œ œ
œ
œ
œ
œ
œ µ œ
œ œ α œ œ œ
œ
œ
˙
œ
œ œ œ œ
œ
œ
œ
%
œ
œ
˙
œ
œ
œ
∀ œ
œ
˙ −
œ
œ
Τ
Τ
α
œ
α α
β
œ
œ
œ
œ œ œ
œ
œ
œ
%
œ
œ œ
˙
œ
œ
œ
œ œ œ
œ œ œ
Τ
œ
œ
œ œ
œ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
œ
œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
>
œ
œ œ œ
œ
œ
β
œ
œ
œ
œ
œ
œ
α
œ
œ
œ
œ
œ
˙ −
œ
α α α
œ
œ œ œ
˙ −
Τ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
œ
œ œ
˙
œ
œ
œ œ
œ
œ
œ
œ
˙
œ
œ
>
œ
œ
œ
œ
β
œ œ
α
œ
œ
œ œ
œ œ
α α α
œ
œ œ œ
Τ
Τ
>
β
α
α α α
œ œ
˙ −
œ œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
œ
œ œ
œ œ
œ
œ œ œ œ
˙
Τ
Τ
α
β
œ
œ œ
%
α α α
œ œ
œ
œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
˙ −
œ œ
œ œ
œ

© 2015. www.educandoenbanda.com

2

Herr Christ, der einge Gottessohn

œ œ œ ˙ Τ œ Τ œ Τ œ œ ˙ − œ œ
œ
œ
œ
˙ Τ
œ
Τ
œ
Τ
œ
œ
˙
œ
œ
œ œ
œ
œ
6
˙
œ
α
α α α
Fl.
%
Τ
Τ
Τ
œ
œ
œ
œ
˙ œ
α
α α α
œ
œ
œ œ
œ
%
˙ −
œ
œ
œ
Ob.
˙
œ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ
Τ
˙
Τ œ œ
œ œ
œ
œ
œ
>
œ œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
˙ −
œ
œ œ
Bsn.
α
α α α
œ
œ
œ œ
˙ −
œ œ œ œ
Ι œ
˙
Τ
œ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ
Τ
œ
˙
œ
œ
œ œ
œ
œ
˙
œ
α
E
α Cl.
%
Τ
Τ
Τ
α
œ
œ
˙
œ
œ
œ
α
µ œ
œ œ α œ œ
œ
œ
œ
˙
œ
œ
œ
œ œ µ œ
œ
œ
œ
α
œ
œ
œ
%
˙
œ
œ
œ
B
α Cl.
œ
∀ œ
˙ −
œ
œ
Τ
Τ
Τ
α
α
ι
B.
Cl.
%
œ
œ
œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
œ œ œ
œ
œ
œ œ
˙ −
œ
Τ
Τ
Τ
˙
œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
œ ∀ œ
œ œ µ œ œ
œ
œ
œ
˙
œ
œ
œ
∀ œ
œ
œ œ
œ
µ œ
œ
œ
œ
œ
œ
α
∀ œ
œ
˙ −
œ
A.
Sx.
%
Τ
œ
œ
œ
α
œ
œ
Τ
œ œ
œ
œ
œ œ
˙
˙
Τ œ œ
œ
α
œ œ œ
T.
Sx.
%
Τ
Τ
Τ œ œ
œ œ
α
œ
œ
œ
%
œ
œ
œ
œ œ
œ
˙ −
œ œ œ œ
œ
B.
Sx.
œ œ
Ι
œ
Τ
Τ
Τ
6
α
œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
α
µ œ
œ œ α œ œ
œ
œ
œ
˙
œ
œ
œ œ µ œ
œ
œ
œ
α
œ
œ
œ
œ
B α Tpt.
%
˙
œ
œ
œ
∀ œ
˙ −
œ
œ
Τ
Τ
α
œ
œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
Τ œ œ
Hn.
%
α α
œ
œ œ
˙
œ
œ œ œ
Τ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
Τ œ œ
œ œ
œ
œ
œ
>
œ œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
Tbn.
α
α α α
œ
œ œ œ œ
˙ −
œ
œ œ
˙ −
œ œ œ
Ι
Τ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
˙
˙
œ
Τ œ œ
œ œ
œ
œ
˙
>
œ
œ
œ
œ
œ
œ
α
œ
œ œ
œ
œ œ
Euph.
α α α
œ
œ
œ œ
œ œ œ œ
Ι œ
Τ
Τ
Τ
>
Tuba
α
α α α
˙ −
œ
ι
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ œ
œ œ œ œ
œ
œ
œ œ
˙
œ
Τ
6
Τ
Τ
˙
œ
α
œ
œ
α α α
œ œ
œ
œ
œ
œ œ
œ
œ
Mal.
%
˙
˙ −
œ
œ

Herr Christ, der einge Gottessohn

3

œ œ œ œ œ Τ œ − 11 œ Τ œ œ ˙ ˙
œ œ
œ
œ
œ
Τ
œ
11
œ
Τ
œ œ
˙
˙
œ
α α α
Œ
Fl.
% α
Τ
Τ
œ œ
œ
œ
œ œ
œ
œ
Œ
% α
α α α
œ
Ob.
˙
˙
œ
Τ
Τ
œ
œ
œ
œ
µ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
Œ
> α
˙
œ
œ
Bsn.
α α α
œ µ œ
œ
µ œ
œ
˙
œ œ
œ
Τ
œ
œ
Τ
œ
œ
œ
œ
˙
˙
œ
Œ
E
α Cl.
% α
Τ
Τ
α
œ
œ œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
% α
α
œ
µ œ
œ œ α œ
œ
œ
œ
˙
Œ
B
α Cl.
œ
œ
˙
œ
∀ œ
œ
œ
˙
Τ
Τ
α
Œ
B.
Cl.
% α
œ
œ
µ œ
œ
∀ œ
˙
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
Τ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
α
œ
œ
˙
∀ œ
œ µ œ
œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
∀ œ
œ
˙
Œ
A.
Sx.
% α
œ œ
Τ
œ
Τ
α
œ
µ œ
œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
œ
Œ
% α
œ
T.
Sx.
Τ
Τ
˙
œ
œ
œ
œ
B.
Sx.
% α
œ ∀ œ
œ
∀ œ
œ œ
œ
œ
Œ
˙
Τ
Τ
11
α
œ œ œ
œ
œ
œ
œ
µ œ
œ œ α œ
œ
œ
œ
˙
Œ
B α Tpt.
% α
α
œ
œ
œ
˙
œ
œ
œ
∀ œ
œ
œ
˙
Τ
Τ
α α
œ
œ
œ
% α
œ
µ œ
œ
œ
œ
œ
œ
Œ
Hn.
˙
œ
œ
œ
œ
Τ
Τ
œ
œ
œ
µ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
œ
œ
œ
œ
œ
˙
œ
œ
œ
Œ
Tbn.
> α
α α α
œ
µ œ
œ
µ œ
œ
˙
Τ
Τ
œ
œ
œ
œ
µ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
œ
œ
˙
œ
œ
> α
œ
µ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
Œ
Euph.
α α α
œ µ œ
˙
Τ
Τ
Œ
Tuba
> α
α α α
˙
˙
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ µ œ
œ
µ œ
œ œ
˙
Τ
11
Τ
α
œ œ
œ
œ
œ œ
œ
α α α
œ
œ
%
˙
˙
Œ
Mal.
œ
Flute Herr Christ, der einge Gottessohn (Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el
Flute
Herr Christ, der einge Gottessohn
(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)
J.S. Bach/arr. C. Diéguez
œ
Τ
œ
œ œ œ
œ
œ
Τ œ
œ
œ
œ
˙
˙
œ
œ
β
%
α α α α
œ
œ
Τ œ
œ
œ
Τ
œ
œ
œ œ œ
œ
œ
˙
œ
5
˙
œ œ œ
œ
%
α α α α
˙
Τ œ
œ
œ
œ
œ
Τ
œ
Τ œ
œ
œ
œ
10
œ
˙
˙
œ
%
α α α α
Œ

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Oboe Herr Christ, der einge Gottessohn (Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el
Oboe
Herr Christ, der einge Gottessohn
(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)
J.S. Bach/arr. C. Diéguez
Τ
Τ
œ
œ
α α α α
β
œ
%
œ
œ œ œ
œ
œ
œ
œ
˙
˙
œ
œ
Τ
5
Τ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
%
α α α α
œ œ œ
œ
œ
œ
œ
˙
˙ −
œ œ
œ
Τ
10
Τ
˙
Τ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
α α α α
œ
œ
œ
œ
˙
Œ
%
˙
œ

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Bassoon Herr Christ, der einge Gottessohn (Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el
Bassoon
Herr Christ, der einge Gottessohn
(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)
J.S. Bach/arr. C. Diéguez
Τ
œ
œ
œ œ œ
œ
Τ
œ
œ
œ
œ œ
œ
œ
>
œ
œ œ œ œ
β
œ
œ œ
œ
œ œ
œ œ
œ œ
˙
α α α α
œ
œ œ œ œ
˙
Τ
œ
œ œ œ
œœœ œ
œ
œ
Τ
5
œ œ
œ
>
œ
œ
œ œ œ
œ
œ œ
œ
œ œœ œ
œ
œ
α α α α
œ
œ œ œ œ œ œ
œ œ
˙ −
˙ −
œ œ œ œ
Τ
˙ Τ œ œ
œ œ
œ µ œ
Τ œ
œ
œ œ
œ œ
10
˙
œ œ œ œ
>
œ
˙
œ œ
œ œ œ œ œ œ
Œ
α α α α
œ œ œ
œ µ œ œ µ œ
˙
Ι

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Clarinet in E α

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)

J.S. Bach/arr. C. Diéguez

œ Τ œ œ œ œ œ œ Τ œ œ œ œ ˙ −
œ
Τ
œ
œ œ œ
œ
œ
Τ œ
œ
œ
œ
˙
˙
œ
œ
α
β
%
œ
Τ
5
œ
Τ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ œ
œ
˙
˙
œ œ
œ
α
%
˙
Τ œ
œ
Τ
10
œ
œ
œ
œ
Τ œ
œ
œ
œ
œ
˙
˙
œ
α
Œ
%

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Clarinet in B α

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)

J.S. Bach/arr. C. Diéguez

Τ

Τ œ œ œ œ œ œ œ α α β œ œ œ œ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
α α
β
œ
œ
œ
œ α œ œ
œ
œ
˙
œ
%
œ œ œ
œ
œ
˙
œ ∀ œ œ µ œ
œ
œ
œ
˙ −
œ
Τ
Τ
5 œ œ œ œ œ œ œ œ α α œ œ œ œ
5
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
α α
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
%
œ œ œ
œ
œ
œ
˙
œ µ œ
œ
˙
œ α œ œ
œ
œ œ
œ ∀ œ œ µ œ
œ
˙ −
œ
Τ
Τ
Τ
10
˙
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
α α
œ œ
œ α œ œ
œ
œ
α œ
œ
œ
˙
Œ
%
œ
α œ
œ
œ œ
˙
œ ∀ œ œ µ œ
œ
œ
˙ −

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Bass Clarinet

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)

J.S. Bach/arr. C. Diéguez

Τ Τ α α β œ œ œ % œ œ œ œ œ œ
Τ
Τ
α α
β
œ
œ
œ
%
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
œ œ œ
˙ −
Τ
5
Τ
α α
œ
%
œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ œ œ œ œ
˙
œ œ œ œ
10
Τ
Τ
Τ
α α
ι
Œ
%
œ
œ
œ
˙
œ
œ
œ
œ µ œ œ ∀ œ
œ
œ œ œ œ œ
˙

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Alto Sax

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)

J.S. Bach/arr. C. Diéguez

Τ Τ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ µ œ
Τ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ µ œ œ
œ
œ
œ
˙
œ
œ œ œ
œ
˙
œ
œ
α
β
œ
œ ∀ œ œ ∀ œ
˙ −
œ
%
Τ
Τ
œ
5
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
œ µ œ œ œ
œ
˙
œ œ
œ ∀ œ
œ œ
œ œ
œ œ œ
œ œ
œ ∀ œ œ ∀ œ
œ
α
˙ −
œ
%
Τ
Τ
˙
œ
Τ
œ
œ œ œ
µ œ
œ
œ
œ
10
œ
œ
œ
œ
œ
œ
α œ
œ
œ œ
˙
œ µ œ œ œ
œ ∀ œ œ ∀ œ
œ
œ
˙
α
˙ −
Œ
%

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Tenor Sax

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)

J.S. Bach/arr. C. Diéguez

œ Τ œ œ Τ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ
œ
Τ
œ
œ
Τ
œ
œ
œ œ œ
œ
œ
œ
œ œ
˙
œ
β
œ œ œ
% α α
5
Τ œ
œ
œ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ œ œ œ œ
œ
œ œ œ
˙
œ
α α
œ œ œ
%
10
˙ Τ œ œ
œ
œ
Τ
œ µ œ
œ
œ
œ
œ
Τ
œ œ
˙
α α
œ œ œ
œ
Œ
%

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Baritone Sax

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)

J.S. Bach/arr. C. Diéguez

Τ œ œ œ œ Τ œ œ α β œ œ % œ œ
Τ
œ
œ
œ
œ
Τ œ œ
α
β
œ
œ
%
œ
œ
œ
œ œ
œ œ œ
˙
5
Τ
œ
Τ œ œ
œ œ
œ
α
œ
œ
œ
%
œ
œ
œ œ œ œ œ œ
˙
œ œ œ œ
10
Τ
Τ
α
%
œ
œ œ
˙
Τ œ
œ
Œ
Ι
œ
œ ∀ œ œ ∀ œ
œ
œ œ
œ œ œ
˙

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Trumpet in B α

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)

J.S. Bach/arr. C. Diéguez

Τ

Τ œ œ œ œ œ œ œ α α β œ œ œ œ
Τ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
α α
β
œ
œ
œ
œ α œ œ
œ
œ
˙
œ
%
œ œ œ
œ
œ
˙
œ ∀ œ œ µ œ
œ
œ
œ
˙ −
œ
Τ
Τ
5 œ œ œ œ α α œ œ œ œ œ α œ œ
5
œ
œ
œ œ
α α
œ
œ
œ
œ
œ α œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
˙
œ
˙
œ œ
œ µ œ
œ œ
%
œ œ œ
œ
œ ∀ œ œ µ œ
œ
˙ −
œ
Τ
Τ
Τ
10
˙
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
α α
œ œ
œ α œ œ
œ
œ
α œ
œ
œ
˙
Œ
%
œ
α œ
œ
œ œ
˙
œ ∀ œ œ µ œ
œ
œ
˙ −

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Horn in F

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)

J.S. Bach/arr. C. Diéguez

Τ

Τ α α α β œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ
Τ
α α α
β
œ
œ
œ œ œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
%
œ œ
˙
œ
œ œ œ
Τ
5
Τ œ
α α α
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
%
œ œ œ
œ œ
˙
œ
œ œ œ
Τ
10
Τ
α α α
˙
Τ œ œ
œ
œ
œ µ œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
Œ
%
˙
œ œ œ
œ

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Trombone

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)

J.S. Bach/arr. C. Diéguez Τ œ œ œ œ œ Τ œ œ œ œ
J.S. Bach/arr. C. Diéguez
Τ
œ
œ œ œ
œ
Τ
œ
œ
œ œ
œ
œ
œ
œ
>
œ œ
œ
œ œ œ œ
œ
β
œ
œ œ
œ œ
α α α α
œ
œ œ
˙
œ œ œ œ
˙
Τ œ œ œ œ œœœ œ œ Τ 5 œ œ œ œ >
Τ
œ
œ œ œ
œœœ œ
œ
Τ
5
œ
œ œ
œ
>
œ œ œ
œ
œ œ
œ
œ œœ œ
œ
œ
œ
œ
α α α α
œ
œ œ œ œ œ œ
œ œ
˙ −
˙ −
œ œ œ œ
Τ
˙ Τ œ œ
œ œ
œ µ œ
Τ œ
œ
œ œ
œ œ
10
˙
œ œ œ œ
>
œ
˙
œ œ
œ œ œ œ œ œ
Œ
α α α α
œ œ œ
œ µ œ œ µ œ
˙
Ι

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Euphonium

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)

J.S. Bach/arr. C. Diéguez

Τ œ œ œ Τ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ
Τ
œ œ œ
Τ œ
œ
œ œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
œ
œ œ
˙
œ
˙
>
œ
œ œ
œ œ
β
œ
œ œ
œ
œ
α α α α
œ
œ œ œ œ œ
Τ Τ œ œ œœœ œ œ œ œ œ 5 œ œ œ œ
Τ
Τ œ
œ
œœœ œ
œ
œ œ œ
5
œ
œ
œ œ
œ œ
œ œ
˙
œ
˙
>
œ
œ œœ
− − œ œ œ
œ
œ œ
œ
œ œ œ œ œ œ
α α α α
œ
œ œ œ œ
Τ
˙ Τ œ œ
œ œ
œ
œ µ œ
Τ œ
œ œ
œ œ
˙
10
œ œ œ œ
>
œ −
˙
œ œ
α α α α
œ œ œ
œ µ œ œ µ œ
œ
œ œ œ œ œ
Œ
˙ −
Ι

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Euphonium

Herr Christ, der einge Gottessohn

(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)

J.S. Bach/arr. C. Diéguez Τ Τ œ œ œ œ œ œ œ œ œ
J.S. Bach/arr. C. Diéguez
Τ
Τ
œ
œ
œ œ œ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ
˙
œ
β
œ
œ
œ œ
œ
˙
œ
% α α
œ
œ
œ
œ œ
œ
œ
œ
œ œ œ œ œ
Τ 5 Τ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ
Τ
5
Τ œ
œ
œ
œ œ œ œ
œ œ
œ œ œ
œ
œ
œ œ
œ œ
˙ −
œ
α α
œ
%
œ
œ œ
˙ −
œ œ
œ œ œ
œ
œ
œ œ œ œ œ œ
œ œ œ œ œ
Τ
Τ
10
˙ Τ œ œ
œ
œ
œ
œ µ œ
œ
œ
œ
œ œ
˙
α α
œ œ œ œ
Œ
%
œ
˙
œ
œ
œ œ œ œ œ
œ œ œ
œ µ œ œ ∀ œ
œ
˙
Ι

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Tuba Herr Christ, der einge Gottessohn (Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el
Tuba
Herr Christ, der einge Gottessohn
(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)
J.S. Bach/arr. C. Diéguez
Τ
Τ
>
β
α α α α
œ
œ
˙ −
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ œ œ
œ œ œ
˙
5
Τ
Τ
>
α α α α
˙
œ œ
œ
œ
œ œ
œ
œ
œ
œ œ
œ œ œ œ œ œ
˙
œ œ œ œ
10
Τ
Τ
Τ
>
Œ
α α α α
ι
˙ −
œ
œ
œ
˙
œ
œ
œ œ œ œ œ œ
œ
œ µ œ œ µ œ
˙

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com

Mallets Herr Christ, der einge Gottessohn (Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el
Mallets
Herr Christ, der einge Gottessohn
(Coral de la Canta BWV 132, compuesta para el IV Domingo de Adviento de 1715)
J.S. Bach/arr. C. Diéguez
Τ
Τ
œ
œ
α α α α
β
œ
%
œ
œ œ œ
œ
œ
œ
œ
˙
˙
œ
œ
Τ
5
Τ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
%
α α α α
œ œ œ
œ
œ
œ
œ
˙
˙ −
œ œ
œ
Τ
10
Τ
˙
Τ œ
œ
œ
œ
œ
œ
œ
α α α α
œ
œ
œ
œ
˙
Œ
%
˙
œ

El coral luterano nace de la necesidad de crear un repertorio para los oficios adecuado para los ritos de la iglesia reformada. Lutero quiso que los cánticos se entonasen por los fieles en lengua vernácula. Para ello era necesario disponer de un repertorio diferente

del gregoriano y de la práctica polifónica del final de la Edad Media. Para este fin compuso corales,

melodías sencillas que servían como himnos para la congregación. A parte de melodías originales, recurrió a fragmentos de canto llano, adaptados, y a canciones conocidas de carácter profano.

En la adaptación o composición de otras melodías participaron algunos compositores como Johann Walther o Valentin Bapst. A lo largo del siglo XVII se fueron desarrollando los corales para ser cantados a varias voces, o añadiéndoles un acompañamiento instrumental. Los corales monódicos se editaron en colecciones a las que los autores de música litúrgica recurrían para buscar las melodías adecuadas para los poemas sacros que se pretendía musicar. De este modo, Johann Sebastian Bach, el autor paradigmático de corales, tomó estas melodías para sus cantatas, pasiones, etc. Bach no compuso apenas melodías de coral, pero armonizando

las del repertorio ya establecido creó unos modelos que hoy se siguen considerando ejemplares

y

muy útiles para el estudio de la armonía y del contrapunto. Las mismas melodías de coral

se

emplean también en otras secciones de las cantatas así como en el preludio coral.

Este último es una pieza instrumental, generalmente para órgano, que sirve para recordar

a los asistentes al oficio la línea melódica que se va a cantar a continuación.

El coral se usa también en forma instrumental, en forma notable en los llamados preludios corales,

o corales para órgano. Aquí podemos encontrarnos con tratamientos muy diversos, entre los que

destaca la presentación del coral en notas largas mientras se acompaña contrapuntísticamente.

© 2015. www.educandoenbanda.com