Vous êtes sur la page 1sur 5

Tema 3.

Aparato Cardiocirculatorio
1. FUNCIÓN.

La función principal del sistema cardio-circulatorio es abastecer de oxígeno y de otros


nutrientes a las células del organismo. También sirve para retirar muchas sustancias de
desecho que se generan como consecuencia del metabolismo celular.

Por él circula la sangre, la cual es la encargada de transportar los elementos necesarios


para el funcionamiento celular como el oxígeno, compuestos energéticos, hormonas,... al
igual que los desechos producidos por éste, como puede ser el C02, el lactato...

El aparato cardio-circulatorio también se va a encargar de igualar la temperatura


corporal, equilibrando el calor producido en un lugar concreto, con el resto del organismo.

2. COMPOSICIÓN.

El aparato cardio-circulatorio está compuesto por:

1. Un sistema de bombeo, el corazón.


2. Un circuito cerrado de transporte de la sangre (arterias, venas y capilares).

1. El corazón.

Es un órgano muscular hueco situado entre los pulmones y en el medio de la cavidad


torácica, un poquito hacia la izquierda.

El corazón presenta cuatro cavidades:


2 aurículas, que son las cavidades superiores del corazón.
2 ventrículos, que son las cavidades inferiores del corazón..

No hay comunicación entre aurículas, al igual que no hay comunicación entre ventrículos.
Lo que sí que hay son comunicaciones entre aurículas y ventrículos del mismo lado. Por
esta razón podemos hablar de un corazón derecho y un corazón izquierdo. En este paso de
las aurículas a los ventrículos hay unas válvulas que solo dejan pasar la sangre en una
dirección, dando así el sentido de la circulación sanguínea. Lo mismo ocurre a la salida de
los ventrículos.

Válvulas aurículo-ventriculares.
Válvula tricúspide: separa la aurícula y el ventrículo derechos.
Válvula mitral: separa la aurícula y el ventrículo izquierdos.

Válvulas semilunares.
Válvula aórtica: separa la arteria aorta del ventrículo izquierdo.
Válvula pulmonar: separa la arteria pulmonar del ventrículo derecho.
El corazón presenta una estructura formada por:

• Una capa interna que tapiza la cavidad cardiaca, en contacto con la sangre, llamada
Endocardio.
• Una capa media, muscular, llamada miocardio. La fibra muscular es estriada y de
contracción involuntaria.
• Una capa externa, fibrosa, que rodea al corazón llamada pericardio.

El corazón recibe además la sangre necesaria para su propio funcionamiento como todo
órgano, por unas arterias llamadas Coronarias.

2. Arterias, venas y capilares.

Las arterias.

Llevan la sangre rica en O2. Tienen una pared espesa, compuesta de diferentes capas,
entre las que cabe destacar una capa muscular de tejido liso, una capa conjuntiva y un
endotelio que rodea internamente al vaso.

Una propiedad muy importante de las arterias es su capacidad de estirarse. Esta


propiedad hace que siempre se mantenga en su interior una cierta presión sanguínea. Está
presión va a hacer que la sangre siempre esté en movimiento, incluso cuando el corazón
está en diástole.

Los capilares.

Las múltiples ramificaciones de las arterias van a dar lugar a que la sangre circule a
diferentes velocidades en nuestro organismo, siendo a nivel capilar donde más lenta sea su
velocidad. El mayor diámetro de la red capilar, así como el enlentecimiento de la velocidad
de la sangre van a facilitar enormemente el intercambio de sustancias.

En los capilares existe una estructura denominada esfínter precapilar, que va a controlar
el diámetro del capilar. Dejará pasar más o menos sangre según las necesidades.

Las venas.

Llevan la sangre poco oxigenada al corazón. Tienen también tejido muscular liso y poseen,
sobre todo en las extremidades inferiores, unas válvulas en su interior. Este sistema
valvular, que solo permite que la sangre se mueva en una dirección, va a facilitar el
retorno de la sangre al corazón. Las contracciones musculares van a provocar un
aplastamiento en las venas, por lo que la sangre tendrá que moverse hacia arriba, hacia el
corazón, debido al sistema valvular.
3.3. FUNCIONAMIENTO CARDIOCIRCULATORIO.

El corazón para realizar su función de 'captar' sangre y a continuación expulsarla, actúa


con 2 mecanismos que de manera coordinada suceden primero en las aurículas y
posteriormente en los ventrículos.

Captar sangre: Diástole.


Expulsar sangre: Sístole.

Existen por tanto una diástole y una sístole auricular, y una diástole y una sístole
ventricular.

A nivel funcional, vamos a entender como si en el corazón sólo se dieran una diástole y
una sístole.

La diástole (relajación) es el momento de rellenado de las cavidades cardíacas. La presión


negativa actúa formando una especie de vacío que absorbe y favorece el retorno venoso
hacia el corazón. De esta manera el propio corazón está ayudando a que le llegue sangre
a las aurículas. La sangre arterial no puede retroceder hasta los ventrículos, ya que en la
salida de los ventrículos existen las válvulas que evitan ese reflujo.

La sístole (contracción) envía la sangre al sistema arterial, generando una tensión en las
arterias que hace que se distiendan. Esa distensión se llama onda de pulso, y es capaz de
transmitirse en toda la red arterial.

En el corazón se dan tres propiedades que marcan el correcto funcionamiento de este


órgano:

1. Automatismo: propiedad de autogenerar impulsos eléctricos.(nodo senoauricular).


2. Conductividad: propiedad de transmitir esos impulsos eléctricos por todo el tejido
cardíaco.(fascículo de Hiss y Red de Purkinje).
3. Contractilidad: propiedad del tejido cardíaco de contraerse cuando le sobreviene un
impulso eléctrico.

Para poder realizar las diferentes funciones que se le exigen a la sangre, como son entre
otras el transporte de oxígeno, la eliminación del C02 producido como consecuencia del
metabolismo aeróbico, el aporte de otros nutrientes a las células... existen dos
"circulaciones"( pulmonar y sistémica), cuya función es transportar la sangre pero con
distintas finalidades.
Así llamamos:

Circulación menor o pulmonar: del ventrículo derecho la sangre pobre en O2 va a través


de la arteria pulmonar a oxigenarse a los pulmones, y de estos vuelve a través de las
venas pulmonares hasta la aurícula izquierda del corazón.

Circulación mayor o sistémica: del ventrículo izquierdo la sangre enriquecida en 02 sale a


través de la arteria aorta y va a todo el organismo, para volver a través de las venas
hasta la aurícula derecha del corazón.

Con estas dos circulaciones, la sangre recorre un circuito doble, uno destinado
principalmente a oxigenarse en los pulmones, circulación menor, y a continuación dirigir
ese oxígeno a la totalidad de las células constituyendo la llamada circulación mayor.
3.4. GASTO CARDÍACO.

El gasto cardíaco supone el volumen de sangre que bombea el corazón en un minuto. El


gasto cardíaco va a depender de la frecuencia cardíaca y del volumen sistólico.

GASTO CARDIACO = VOL. SISTÓLICO x FRECUENCIA CARDÍACA

La variación de cualquiera de los dos factores que intervienen, va a dar lugar a una
modificación del Gasto Cardíaco.

FRECUENCIA CARDÍACA

La Frecuencia Cardíaca es el número de contracciones que el corazón tiene en un minuto.


Esta frecuencia es variable de unas personas a otras. En situación de reposo la frecuencia
oscila entre las 50 y las 70 pulsaciones por minuto. También va a variar en función de la
posición, la temperatura, la altitud, etc. El ejercicio va a variar sustancialmente la
frecuencia cardíaca.

En principio la frecuencia cardíaca está determinada por el número de impulsos eléctricos


generados en el nodo sinusal, que a su vez está influido por factores nerviosos (el sistema
nervioso simpático lo acelera y el sistema nervioso parasimpático lo frena).

VOLUMEN SISTÓLICO

Denominamos Volumen Sistólico a la cantidad de sangre que expulsa el corazón en una


contracción o sístole; este volumen es variable de unas personas a otras, tanto en reposo
como en ejercicio. Podemos encontrar personas sedentarias que en reposo tienen un
Volumen Sistólico de 50-70 ml, mientras que en deportistas entrenados puede llegar a ser
de 100-120 ml en reposo.

El gasto cardíaco de una persona adulta en reposo es de unos 5 a 6 litros/minuto.