Vous êtes sur la page 1sur 5

SOBRE LAS 'CHUZADAS' Y LOS 'FALSOS POSITIVOS':

Una perspectiva psico-social y lingüística para aclarar el


sofisma.
Autor: Andrei Alexander Díaz Solano.

I. Sobre los Sofismas de distracción: generalidad sobre las causas de su


aplicación. Realidad política y social colombiana.

Como bien sabrán en la política colombiana es usado comúnmente sofismas de


distracción que tienen un fin claro: DISTRAER; dar una imagen que minimice
notoriamente la realidad de un país, lo que es sin lugar a dudas un 'Maquillaje'
realizado con pleno conocimiento del impacto y fin, lo que se llamaría desde
cualquiera punto de vista un acto de 'mala fe con dolo’.

La pregunta correcta es ¿Por qué lo usan? ¿Por qué crean sofismas de


distracción que distraen al pueblo? Las razones son variadas, pero me centraré en
las 2 consideraciones que considero más importantes.
Una primera razón es la argumentación sobre la consideración paternal de los
Estados sobre el pueblo: <<el pueblo depende del Estado tal cual un niño a sus
padres>>. En ése sentido los políticos, como los gobiernos históricamente, tanto
en Colombia como en América Latina, han tratado a los pueblos como un cúmulo
de seres inferiores que requieren de una "ayuda" para entender, y poder vivir,
desarrollarse y crecer, es por ese motivo que las masas acuden a ellos no por el
derecho a la democracia, sino porque en la psicología social de nuestros pueblos
se ven como MESÍAS, como ese JESÚS idealizado que puede cambiar con
fórmulas mágicas el pesar el país y las problemáticas existentes, lo que en
definitiva es una dependencia psico-social. En ése sentido los derechos
fundamentales por esa razón son considerados como favores políticos, más no
como derechos inherentes a la persona humana jurídicamente entendida
<<persona natural>>. Un ejemplo claro son las políticas tomadas en Colombia con
respecto a ‘familias en acción’ que bajo el entendido social son una prebendas y
favores políticos que el Estado, en cabeza del Gobierno le han dado al pueblo:
<<un favor para solventar la pobreza y la incapacidad del Estado de dar mejores
condiciones. Te pagan por vivir excluido.>>.
El pueblo, los asociados del Estado se auto excluyen en el sentido que la
academia ha definido como “Exclusión de Capital social”, pero ¿qué es
exclusión de capital social? La exclusión de capital social se refiere al no uso
por parte de la población civil de los mecanismos constitucionales y que están
previstos en la ley para hacer control sobre los procesos sociales, políticos,
administrativos y culturales llevados en la sociedad o en una población, los cuales
pueden excluir a la población mediante la incapacidad de esta de prever y ejercer
control, o por una auto exclusión determinada en la no participación, resignación y
desinterés en los procesos llevados. En ese sentido es claro el uso: si el pueblo
depende, ¿para qué mostrarle la realidad si no les interesa o no pueden
comprenderla? Es por ello que se maquilla la realidad, y se maquina para poder
seguir sustentado su poder legitimado en base a ese pueblo engañado y
dependiente, que además se auto excluye.
Una razón de la dependencia es la carestía de políticas en materia social, es decir,
toda la infraestructura pública social: educación, salud, empleo, etc., lo cual hace a
quienes son excluidos dependientes del sistema. A la falta de educación se le
sobrepone una ignorancia y poco entendimiento generalizado, como así con
sucede con las demás consideraciones en política social, es por ello que se habla
desde la sociología penal de una inculpabilidad e inimputabilidad por condiciones
sociales.

La segunda razón va principalmente ligada al continuismo y al deseo por parte de


las esferas políticas de mantener un poder y por ello se miente de una manera vil.
A manera de Maquiavelo se sobre entiende por las clases políticas que la mejor
forma es crear condiciones sociales que permitan el continuismo y seguir
fundamentándolas, y es en torno a ellas que se toman las políticas. Es claro en
éste sentido que en Colombia durante el siglo pasado y lo que va de éste, la clase
política ha tenido en mente 2 vertientes principales para tomar políticas que no
han logrado la meta, sino que permiten un continuismo puesto que por
históricamente el Estado ha sido incapaz por omisión o acción de llegar a todas
las masas; la vertientes principalmente hacen referencia a: 1) Lucha contra la
guerra, el conflicto armado y el narcotráfico y 2) la búsqueda de condiciones
sociales y políticas que incluyan a toda la población. En ése sentido recuerdo que
en la historia política colombiana se han intentado políticas en materia de reformas
agrarias durante el siglo pasado, las cuales fueron infructuosas por motivos que
van desde el poco interés, corrupción y el poco agrado y peligro que representaba
para los grandes tenedores de tierras, las cuales eran y son improductivas.
En éste sentido también es claro que el continuismo y la búsqueda de seguir
legitimando un pensamiento como el de la lucha armada y su combate, permita
que se maquille la realidad.
A manera de consideración general, a las clases políticas predominantes nos les
conviene realmente considerar y proponer políticas que paulatinamente mejoren
las condiciones sociales y se deje por fin de hablar en más de 200 años de historia
republicana en Colombia, de políticas que buscan combatir esas 2 vertientes
anteriormente definidas, las cuales a la luz de la realidad han sido paños de agua
tibia que con el paso de los meses ahondan más la problemática. En
consideración presento el animismo que giró en torno a la creación de la
Constitución de 1991. Se consideró socialmente que la nueva Constitución
sentaría los cimientos de una cambio real y procedente, en donde se respetarían
derechos, en donde todos tendrían participación, en donde se idealizaba el Estado
Colombiano como un Estado Social de Derechos, pero pese a ése ánimo, aún
Colombia es un Estado que se desarrolla a pesar de sí misma, como lo considera
David Bushnell en su libro <<Colombia: una nación a pesar de sí misma>>; libro
que es obligatorio para quienes desean entender la problemática colombiana.

En conclusión es claro que el uso de los sofismas de distracción que maquillan la


realidad tiene un fin claro: Permitir un continuismo político en tanto a políticas que
realmente no funcionan, y seguir permitiendo que el pueblo esté dependiente de
un Estado y clases políticas proféticas.

II. Sobre las ‘Chuzadas’ y los ‘Falsos Positivos’: una perspectiva psico-social
y lingüística que explica el uso de los esos sofismas.

Como lo definí antes, los Sofismas de Distracción tienen la función de distraer,


ocultar y maquillar la realidad. En ese sentido en Colombia en los últimos se han
aplicado estas consideraciones en materia de VIOLACIONES A DERECHOS
HUMANOS Y FUNDAMENTALES como la VIDA, la LIBERTAD DE EXPRESION,
LIBERTAD DE CONSCIENCIA, PRIVACIDAD, Y LIBRE DESARROLLO DE LA
PERSONALIDAD, sólo por mencionar algunos.

Los Derechos anteriormente mencionados son de Carácter FUNDAMENTAL


CONSTITUCIONAL bajo el entendido de la Constitución Política de 1991. Están
contenidos asimismo en los pactos y tratados internacionales que son parte del
Bloque de Constitucionalidad en Sentido Estricto (derechos que no pueden ser
suspendidos o limitados ni en casos de Estado de emergencia.), pero que en la
práctica política colombiana son violados para el mejor postor.

Es claro que durante los últimos meses se ha presentado una conmoción en


consideraciones de hechos que violan esos derechos, pero que han sido
mimetizados en razón de maquillarlos para no presentarlos de manera directa,
reacia, y consonante con lo que se ha hecho. En éste sentido se han divulgado
con nombres poco disientes y hasta confusos para el pueblo, para aquellos
excluidos y dependientes en un país en donde los que acceden a la educación
superior no alcanza a ser ni el 30% de los graduados de educación media; como
así la educación media no llega ni al 80% del potencial para educar en Colombia;
en donde el grado de deserción aumenta cada año con motivo de la pobreza y
condiciones de poco empleo o subempleo.

Los usos y términos asociados con éstos hechos han sido definidos y tratados por
los comunicadores sociales y periodistas, quienes sin reconocerlo y con fines de
tratar de ocultar hechos de esa calaña, los han llamado como los reconocemos
hoy en día: ‘Chuzadas’ para el caso de las intervenciones y violaciones a los
derechos de LIBERTAD DE EXPRESIÓN, PRIVACIDAD, LIBERTAD
CONSCIENCIA Y LIBRE DE LA PERSONALIDAD. Asimismo con respecto a lo
llamado ‘Falsos Positivos’ que son directamente hechos que violan la
LIBERTAD, Y LA VIDA.

Bajo un análisis psico-social y lingüístico éstos términos cumplen la función de


MAQUILLAR, de NO MOSTRAR LA REALIDAD de manera DIRECTA.
Diré que los mal llamados ‘Falsos Positivos’ son hechos de CRÍMENES DE LESA
HUMANIDAD POR PARTE DEL ESTADO, y los mal llamadas ‘Chuzadas’ son
VIOLACIONES POR PARTE DEL ESTADO A LA PRIVACIDAD Y LOS
DERECHOS DE LIBERTAD, COMO ASÍ DE EXCESOS DE PODER Y ACCIÓN.

Haciendo el análisis anteriormente dicho, pasaré a definir cada aseveración y su


actuación en la sociedad colombiana.

1) Falsos Positivos realmente son hechos que como dije, Crímenes de lesa
humanidad por parte del Estado. En éste sentido no se presenta este hecho
como es, sino actuaciones por parte del Estado poco entendibles. Si se presentara
como son: Crimen, en la sicología social se entiende por crimen como actos
negativos que violentan al vida, y que tienen un fin claro: destruirla. Bajo el
entendido lingüístico y gramatical, ‘Crimen’ ha sido definido por la Real Academia
de la Lengua Española como “delito grave, acción indebida o reprensible, o acción
voluntaria de matar o herir gravemente a alguien.” lo que tiene consonancia en la
consideración psicosocial.
Nuevamente con respecto al crimen sigo el lineamiento de entenderlo como acto
negativo y funesto, pero si se le agrega que proviene del Estado o del alguno de
sus órganos se complica el cuadro de explicación psicosocial. Socialmente el
Estado es entendido bajo dos vertientes: la Sociológica y la Contractualista, que
grosso modo es la consideración del Estado del pueblo y para el pueblo bajo el
entiendo que es la unión máxime de los asociados con un fin común. En ese
sentido considerar Crímenes por parte del Estado sería un acto más funesto aún
que los crímenes de personas hacía personas, es por ello que se mimetizó con el
término ‘Falso Positivo’.
¿Qué es falso y qué es positivo? Falso, según la Real Academia de la Lengua
Española es un adjetivo que principalmente menciona actos “Engañoso, fingido,
simulado, falto de ley, de realidad o de veracidad. O inciertos y contrarios a la
verdad”. Sus sinónimos son: Aparente, ilusorio, inexistente, entre otros.
Positivo es según la misma entidad un adjetivo que menciona actos “Cierto,
efectivo, verdadero y que no ofrece duda.”
En ese sentido ¿cómo puede ser un acto FALSO Y POSITIVO a la vez?
Claramente es una falacia lingüística puesto que se contraponen dos adjetivos que
son antónimos. Con ese respecto es claro la motivación y el fin: Maquillar. Se
presentar al hecho como una falacia. Bajo la psicología social esto actos no se
pueden comprender sin una explicación previa, pero si se llamaran como son
Crímenes de Lesa Humanidad por parte del Estado cualquiera pudiese
entender.
La conclusión de la magnitud es: maquillar una verdad, mostrarla como no es,
para que se entienda como no fue, ni es, ni será.

2) Las mal llamadas ‘Chuzadas’ por su parte son, como dije antes, violaciones por
parte del estado a la privacidad y los derechos de libertad, como así de
excesos de poder y acción.
¿Qué es chuzar? Lingüísticamente chuzar es en la definición del Real Academia
de la Lengua Española unos actos de “Punzar, pinchar, herir.” En ése sentido es
más ilusoria y menos clara la consideración sobre los actos realizados. En
consideración de la definición gramatical sólo puedes herir a las personas, punzar
o pinchar a las cosas, pero ¿cómo se punzan, pinchan o hieren derechos
humanos que son existentes no materialmente como ente? Los Derechos
humanos sólo se pueden QUEBRANTAR, o NO QUEBRANTAR, herir sería una
disposición media entre Matar y no atacar, pero en consideración de derechos
sería totalmente ilusorio y carente de realidad decir que “Chucé o Herí un
derecho”.
Si se mencionara como realmente es, dejando a un lado las consideraciones y
términos que buscan quitarle meritos, bajo la psicología social ese acto sería
inmediatamente entendido como violación de esos derechos inherentes, pero que
pese a esto son mencionados con un sentido que desnaturaliza los hechos y que
preponderantemente limitan el entendimiento por parte del pueblo y los asociados.

III. CONCLUSIONES.

Como lo demostré antes los sofismas de distracción tienen la función de distraer,


ocultar y maquillar la realidad. En ese sentido en Colombia en los últimos se han
aplicado estas consideraciones en materia de VIOLACIONES A DERECHOS
HUMANOS Y FUNDAMENTALES como la VIDA, la LIBERTAD DE EXPRESION,
LIBERTAD DE CONSCIENCIA, PRIVACIDAD, Y LIBRE DESARROLLO DE LA
PERSONALIDAD, sólo por mencionar algunos.

Se ha desnaturalizado por parte del periodismo los hechos, y se han presentado


de manera directa como falacias e ilusiones que en la práctica no dicen lo que
realmente sucedió, lo que es en últimas actos que ocultan la verdad y sumen en
un velo a la población quienes repiten éstos hechos desnaturalizados por sus
términos carentes de realidad y que son poco entendidos. La postura sería otra si
se presentara como son: actos funestos como me referí antes.