Vous êtes sur la page 1sur 105
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD DEL ZULIA FACULTAD DE HUMANIDADES Y EDUCACIÓN DIVISIÓN DE ESTUDIOS PARA GRADUADOS MAESTRIA EN EDUCACIÓN, MENCIÓN: PLANIFICACIÓN DE LA EDUCACIÓN PLAN ESTRATÉGICO PARA DISMINUIR LA DESERCIÓN ESTUDIALTIL EN EL INSTITUTO UNIVERSITARIO DE TECNOLOGÍA DE MARACAIBO Trabajo de Grado presentado como requisito para optar al Grado de Magíster Scientiarum en Educación, Mención Planificación Educativa Autora: Licda. Guisseppina Giorno C.I. 9. 743.007 Tutora: Dra. Flor Cristalino C.I. 5.163.603 La Villa, Febrero 2011 PLAN ESTRATÉGICO PARA DISMINUIR LA DESERCIÓN ESTUDIALTIL EN EL INSTITUTO UNIVERSITARIO DE TECNOLOGÍA DE MARACAIBO DEDICATORIA A Dios por haberme dado la vida y la sabiduría para lograr esta meta. A mis padres, por su total comprensión, su apoyo y su ayuda incondicional. A mi esposo, que siempre me ha servido de apoyo y fortaleza tendiéndome su mano. A mis tres hijos por tenerme paciencia en los momentos difíciles y porque siempre han sido para mí el impulso a seguir adelante en la realización de mis metas. A mí hermana María por brindarme su apoyo en todo momento y darme ánimo para culminar esta meta, ella ha sido ejemplo de constancia y dedicación. A mi tutora la Prof. Flor Cristalino, por brindarme su colaboración y ayuda en todo momento. A la Prof. Sheila Ortega por ser una persona humanista, colaboradora y en todo momento da lo que en ella hay como docente y ser humano. A la Prof. Virginia Pírela, porque es ejemplo de esfuerzo, dedicación y constancia. Lcda. Giorno Guiseppina AGRADECIMIENTO A Dios y a Jesús porque me han encaminado hacia la profesión más hermosa como lo es la educación y la medicina. A toda mi familia que siempre me ha brindado su apoyo incondicional. A la Universidad del Zulia, por brindarme la oportunidad de seguir preparándome profesionalmente. A las profesoras Flor Cristalino y Sheila Ortega por brindarme toda su colaboración y dejar huellas como excelentes personas. A la Prof. Virginia Pírela, porque es una mujer que nunca desmaya y siempre da todo lo que está a su alcance para ayudar a los estudiantes. A todos mil gracias. Lcda. Giorno Guiseppina ÍNDICE GENERAL VEREDICTO………………………………………………………………………………. Pág. iv DEDICATORIA…………………………………………………………………….….….. v AGRADECIMIENTO…………………………………………………………….……..... vi INDICE GENERAL.………………………………………………………….…........…. vii INDICE DE TABLAS…………………………………………………………….………. viii RESUMEN………………………………………………………………………..……..... ix ABSTRACT……………………………………………………………………….….…… x INTRODUCCIÓN………………………………………………………………….…...… 1 CAPÍTULO I: El problema de la Pertinencia Social Planteamiento del problema……………………………………………………….……. 6 Objetivos de la Investigación………………………………………………………........ 17 Objetivos Generales……………………………………………………………………… 17 Objetivos Específicos……………………………………………………….……........... 17 Justificación de la Investigación………………………………………………………… 18 Delimitación d la Investigación………………………………………………………..... 19 CAPÍTULO II: MARCO TEÓRICO Antecedentes………………………………………………………………….…….……. 21 Bases Teóricas de la investigación…………………………………………….………. 25 Deserción Estudiantil……………………………………………………….……………. 26 Definición teórica y práctica……………………………………………………..………. 26 La deserción desde la perspectiva institucional……………………………....….…… 28 La deserción a través de la trayectoria académica………………………...…….…… 29 Factores que influyen en la deserción estudiantil…………………………………..… 30 Modelos de deserción estudiantil…..………………………………………….……… 32 Modelos psicológicos…………………………………………………………………..… 32 Modelos sociológicos………………………………………………………….……….… 33 Modelos económicos………………………………………………………………….…. 33 Modelo organizacional………………………............................................................ 34 Modelo de Interacción………………………………………………………..………….. 34 La deserción y los Institutos Universitarios de Tecnología……………………….….. 35 Departamento de obras civiles………………………………………………….….….... 37 Consecuencias de la Deserción Estudiantil……………………………….………...… 43 Plan estratégico……………………………………………………………………...…… 45 Definición de plan estratégico…………………………………………………………… 45 Clasificación de los planes………………………………………………….….……..…. 46 Elementos de un plan estratégico…………………………………………………..….. 49 Bases legales……………………………………………………………........................ 50 Operacionalización de las variables……………………………………………………. 53 CAPÍTULOI II: MARCO METODOLOGICO Tipo de investigación………………………………………………………………...…. 55 Diseño de Investigación……………………………………………………………..….. 56 Población……………………………………………………………………….…….…… 57 Muestra……………………………………………………………………..…………...… 57 Definición conceptual de las variables…………………………………………...….…. 58 Técnica y recolección de la información……………………………………….…….… 59 Validez y confiabilidad………………………………………………………………..….. 60 CAPÍTULO IV: ANÁLISIS Y DICUSIÓN DE RESULTADO Objetivo 1- Diagnóstico……………………………………………………………..……. 63 Objetivo 2- Identificar los factores de la deserción…………………………….……… 64 Objetivo 3-Identificar el tipo de deserción manifiesta en obras civiles……...……… 67 Objetivo 3- Consecuencias de la deserción estudiantil….…………………………… 69 CAPÍTULO V: PROPUESTA Presentación………………..…..……………………………………………….….……. 72 Justificación……………….………………………………………………………..…..... 73 Fundamentación……….……………………………………………………………….... 74 Objetivo general………………………………………………………………..….…..… 74 Objetivos específicos………………………………………………………………….… 74 Estructura del plan………………………………………………………………......…… 75 Metas………………………………………………………………………….….............. 75 Beneficiarios del Plan…………………………………………………………..….….…. 75 Viabilidad del plan……………………………………………………………….…….…. 75 Desarrollo del plan………………………………………………………..……..…….…. 76 Plan Estratégico………………………………………………..………………….….….. 77 CONCLUSIONES……………………….……………………………………………...... 79 RECOMENDACIONES………………………………………………………………..… 82 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS……………………………………………...….… 84 ANEXOS………………………………………………………………………………..…. 92 INDICE DE TABLAS Tablas Pág. Tabla 1 Plan de estudios…………………………………………..…… 38 Tabla 2 Relación de docentes contratados y ordinarios…………….. 39 Tabla 3 Matricula………………………………….………………….…. 39 Tabla 4 Distribución de estudiantes por sección……………………… 40 Tabla 5 Relación de materias cursadas y reprobadas………………. 43 Tabla 6 Operacionalización de variables………………….………...… 53 Tabla 7 Ficha de retiro considerada por semestre y secciones…… 57 Tabla 8 Baremo………………………………………………………….. 60 Giorno Guillen, Guiseppina. PLAN ESTRATÉGICO PARA DISMINUIR LA DESERCIÓN ESTUDIALTIL EN EL INSTITUTO UNIVERSITARIO DE TECNOLOGÍA DE MARACAIBO.Trabajo presentado como requisito para optar al Grado de Magíster Scientiarum en Educación, Mención Planificación Educativa. Universidad del Zulia. Facultad de Humanidades y Educación. División de Estudios para Graduados. Maracaibo, Venezuela, 2011.93 p. RESUMEN La presente investigación tuvo como propósito analizar la deserción estudiantil de la carrera T. S. U en obras civiles en el Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo a fin de elaborar un plan estratégico para disminuir la deserción. La investigación se fundamento en las bases teóricas de los autores: Gaviria (2006), Wylie (2005) y Tinto (1989) entre otros. El tipo de investigación fue descriptiva, de observación y análisis, la población seleccionada fueron los estudiantes desertores de la carrera de obras civiles, estando la misma conformada por 38 casos, pertenecientes a tres (3) secciones existentes en la actualidad. La técnica fue la ficha de retiro que el estudiante llena al retirar los papeles. Se obtuvo como resultado: que la deserción presente n el Instituto es principalmente producto de problemas económicos, además de embarazo, poca vocación en menor grado, por lo cual, deben realizarse ciertos correctivos a fin de mejorar las relaciones débiles observadas en los aspectos: económicos, vocación y autoestima, ya que una está relacionada con la otra, además el estudiante desertor queda muchas veces marcado y no prosigue sus estudios. Palabras claves: Deserción estudiantil, plan estratégico, instituto universitario, obras civiles. Correo electrónico: guiseppinagiorno@hotmail.com Giorno Guillen, Guiseppina. STRATEGIC PLAN TO REDUCE THE ESTUDIALTIL DROP-OUT IN THE UNIVERSITY INSTITUTE OF TECHNOLOGY DE MARACAIBO.Trabajo presentado como requisito para optar al Grado de Magíster Scientiarum en Educación, Mención Planificación Educativa. Universidad del Zulia. Facultad de Humanidades y Educación. División de Estudios para Graduados. Maracaibo, Venezuela, 2011.93 p. ABSTRACT This research was intended to analyze student drop-out of the race T. S. U in civil works at the Institute of technology of Maracaibo in order to develop a strategic plan to reduce the dropout. Research is based on the theoretical basis of authors: Gaviria (2006), Wylie (2005), and Tinto (1989) among others. The type of research was descriptive, observation and analysis, selected population were student’s deserters from the career of civil works, still the same comprised 38 cases, belonging to three (3) existing sections currently. The technique was the file of withdrawal that the student fills to remove roles. Was obtained as a result: that the defection this n the Institute is mainly product of economic problems, as well as pregnancy, little vocation in minor degree, therefore, certain corrective actions should be carried out in order to improve the weak relationships observed in the aspects: economic vocation and self-esteem, because that one has to do with the other, also the defector student is often marked and not continuing their studies. Keywords: social relevance, food engineering, university institute. Correo electrónico: guiseppinagiorno@hotmail.com INTRODUCCIÓN La deserción estudiantil es uno de los problemas que aborda la mayoría de las instituciones de educación superior de toda Latinoamérica. A través de distintas investigaciones, se da cuenta de un número importante de estudiantes que no logran culminar sus estudios universitarios, con el consecuente costo social asociado a este fenómeno. Por lo anterior, algunos países han comenzado a diseñar profundos procesos de mejoramiento para aumentar la retención en los primeros años de estudios universitarios (UNESCO 2004). La Deserción Escolar, que se puede definir como “el hecho de que un estudiante o un grupo de algunos abandonan parcialmente o totalmente la educación, es un proceso complejo, que no sólo está referido a las escuelas sino también a las instituciones de educación universitaria y que tampoco tiene que ver, de manera uní causal, con la pobreza. Los estudios disponibles sobre la deserción señalan que ocurre en relación con diversos ámbitos: se deserta, progresivamente, desde la escuela, desde la familia, desde el barrio, desde el grupo de iguales y finalmente, desde las leyes vigentes en un país. Por lo general, el primer hito desde el cual se deserta es la escuela; a partir de allí, se posibilitan otras deserciones. De allí la importancia de abordar la deserción estudiantil y las condiciones que la hacen posible. Para analizar esta problemática es necesario mencionar sus causas como la falta de acceso a los medios de transporte por bajos ingresos económicos familiares, embarazos a temprana edad, la falta de contención, la falta de interés, problemas familiares desmotivación y fracasos escolares, la desigualdades, la desmotivación y la flojera en los hombres. Estas vendrían a ser las causas principales de la deserción si bien se plantean otras causas en menor grado. La investigación de esta problemática se realizó por el interés de analizar la deserción estudiantil en la carrera T. S. U. de obras civiles del IUTM a fin de elabora como propuesta un plan estratégico que permita disminuir la deserción en dicha carrera. Analizando la realidad del IUTM mediante la ficha socioeconómica de los estudiantes desertores. Quien hace abandono del sistema escolar se ve enfrentado a poner en juego estilos de sobrevivencia o bien habilidades laborales iniciales para asegurar su propia manutención. Los jóvenes que abandonan la carrera, en su mayoría, adquieren responsabilidades laborales y familiares (por ejemplo, las jóvenes embarazadas), desarrollan autonomía y deciden respecto de su quehacer diario: optan por un espacio vital más apropiado para el momento que están viviendo. En este contexto, es necesario destacar que no se constituye una relación mecánica entre deserción e ingreso al mundo laboral; su causalidad es más compleja. Cabe agregar, además, que la inserción laboral es frágil, precaria y esporádica, situación que puede traducirse en un buen aprendizaje de la tarea o en un fracaso frente a la misma trayendo consigo una corta vida laboral y/o una larga cesantía y frustración. Los institutos de educación universitaria deben brindar igualdad de oportunidades, de modo que a partir de una educación todos tengan las mismas oportunidades, sin embargo formas severas de desigualdad en el rendimiento escolar se mantiene, porque las instituciones educativas están llamadas a reproducir y sostener la forma vigente de estructura social y ella no contribuirá nunca a acortar las diferencias entre ricos y pobres. Los ejes centrales del sistema educativo establecen el desarrollo de una educación pública como el espacio fundamental de construcción de la cultura, de transmisión de los valores, de aprendizaje de las normas, de aprendizaje de los lenguajes. Lo importante es analizar las causas del fracaso en cuestión y buscar las mejores soluciones posibles. En ocasiones el fracaso académico no se debe al estudiante, sino a las instituciones, a la poca calidad de la educación, la formación del profesorado, el número de estudiantes por aula, la dedicación. También es importante tener en cuenta que la capacidad y rendimiento del estudiante no vienen determinados por su nivel intelectual sino también por otras circunstancias como el medio cultural, la salud, la personalidad. No todo el que repite, abandona o no obtiene la titulación prevista es ya un fracasado, por el contrario puede ser la forma de evitarlo, afianzando sus conocimientos o tomando un nuevo camino más acorde con sus posibilidades reales. Es pues que no existe un límite que marque con claridad los fracasos y los éxitos. En virtud de lo anteriormente mencionado, la presente investigación está constituida por cinco (05) capítulos, esquematizados de la siguiente manera: CAPÍTULO I, titulado: El Problema de la Deserción Estudiantil, donde se plantea el problema en estudio, los objetivos de la investigación así como la justificación y delimitación de la presente investigación. CAPÍTULO II, lleva por nombre: Marco Teórico. Este capítulo, trata lo referente a los antecedentes de la investigación, las bases teóricas que amparan el mismo y la operacionalización de la variable de investigación a fin de fortalecer su validez científica se apoya en estudios que puedan aportar informaciones claras y precisas sobre la variable de estudio; a tal efecto, ha sido necesaria la revisión bibliográfica de trabajos previos relacionados directamente con las variables: deserción estudiantil y plan estratégico. CAPÍTULO III, denominado: Marco Metodológico. En este capítulo se destacan todos los aspectos relativos a la metodología utilizada en el presente estudio, es decir, todo lo concerniente con el diseño y tipo de investigación, población, muestra, construcción y validación de los instrumentos finalizando con las técnicas de análisis de datos y el cuadro de operacionalización de variable. CAPÍTULO IV, titulado: Análisis y Discusión de Datos. Este capítulo se corresponde con el análisis de los resultados obtenidos de las fichas de retiro de los estudiantes desertores en el departamento de obras civiles, facilitados por control de estudio. Estos resultados son expuestos siguiendo los objetivos específicos propuestos para la investigación. CAPÍTULO V, denominado: La Propuesta: Proponer un plan estratégico para disminuir la deserción estudiantil en el IUTM. En este se presenta la propuesta que surge como resultado de la investigación. Este comprende: la misión visión, los objetivos, las estrategias, el producto y los responsables. Y finalmente las conclusiones y recomendaciones. CAPÍTULO I PLANTEAMIENTO DEL PROBEMA CAPÍTULO I EL PROBLEMA DE LA DESERCIÓN ESTUDIANTIL Desde siempre, la educación superior ha sido para muchos un reto, puesto que no todos logran alcanzar esta meta en sus vidas académicas; sin embargo son muchos los esfuerzos que la mayoría de las personas realizan para llegar forjarse una profesión que asegure un futuro con estabilidad económica. Por otro lado, la Educación Universitaria está estructurada para servir a los intereses de las élites sociales y educativas dominantes generadas por las políticas gubernamentales de los países. Sin embargo, a pesar de las políticas implementadas, muchas personas se encuentran con situaciones que a veces no logran superar llegando en muchos casos, a la deserción estudiantil. A este respecto, la deserción estudiantil en todos los niveles es un problema mundial. Es así como, en muchas naciones se refleja actualmente este tipo de situación, siendo diversas las causas y los factores que hacen que la población inicial de estudiantes inscritos no culminen sus estudios. Específicamente en la Educación Universitaria, según la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la ciencia y la Cultura (UNESCO, 2004) a través de la Asociación Internacional de Universidades (IAN), esta situación se presenta en 180 países, siendo el caso especifico de Austria con un 45 %. En Chile, por ejemplo, de acuerdo a estimaciones basadas en estadísticas nacionales, la tasa de deserción global de pregrado, evaluada para el año 2004, es cercana al 53,7%, siendo mayor en las universidades privadas nuevas que en las públicas. Por su parte, las áreas del conocimiento más críticas son Humanidades y Derecho con cifras del orden de 80%, y las más eficientes son las áreas de Educación y Salud con un 37% y un 27%, respectivamente. Por género, las mujeres poseen una tasa de deserción promedio más baja que los varones de 43% y 50%, respectivamente (González 2005). En el mismo orden de ideas, se tiene a la educación técnica profesional y tecnológica, que según los rectores de diversas universidades, no puede seguir mirándose como si fuera de segunda, pues una formación realmente integral debe comenzar por ese nivel. En torno a esto, el Rector de la Universidad de Antioquia, Uribe (2007) explica que la demanda laboral de los egresados de esos dos tipos de educación es cada vez mayor, razón por la cual, se requiere invertir la pirámide de carreras y dejar de concentrar en la base los programas profesionales universitarios. Como consecuencia de lo antes expuesto, se puede afirmar que hoy en día se plantea la necesidad de expandir la educación no solo a universidades reconocidas, sino, también a aquellas Instituciones que de igual manera, ofrecen estudios técnicos superiores. Así pues, se esta planteando esta realidad en diferentes países del mundo que desean mejorar la retención del estudiantado en las diferentes carreras que ofrecen, permitiendo ofrecer a estos demandantes una educación apropiada y óptima al desarrollo económico, social de ese país; de allí el retomar o valorar las carreras a nivel de los tecnológicos a fin de disminuir el número de estudiantes que solo ven a la universidad como única opción y que por carencia de cupos quedan fuera. Corominas (2001) señala que la deserción se produce en los primeros años de estudio debido a elecciones inadecuadas de carreras, al bajo rendimiento que trae el estudiante y al hecho de no haber aprobado el mínimo de crédito exigido, así como también a la existencia de asignaturas poco atractivas y de poco interés para el estudiante, provocando esto falta de esfuerzo, dedicación, constancia y compromiso con los estudios. De acuerdo a lo planteado anteriormente se puede decir que el estudiante esta muy poco motivado debido a la falta de información en torno a la carrera que selecciona, por lo cual una vez inmerso en ella se da cuenta que la carrera no cubre con sus expectativas tomando la decisión de abandonar los estudios. Por lo tanto, la deserción estudiantil debe entenderse no como un acontecimiento individual aislado sino como parte de un proceso de estratificación social más amplio, que opera para preservar los patrones existentes de desigualdad social y educativa. La deserción estudiantil debe verse desde la perspectiva de cómo su ocurrencia, no accidental sino pautada, entre diferentes personas e instituciones contribuye a reforzar la desigualdad social en general. Afirma Hernández Armenteros (2004) que según datos estadísticos aportados por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), en España el mayor índice de deserción se registró en las carreras humanística, siguiéndole las de enseñanzas técnicas y ciencias experimentales; coincidiendo estos con los informes del consejo de Universidades donde las carreras humanistas presentan un 43% de deserción, las de ingeniería un 40% y ciencias de la salud presenta el porcentaje mas bajo. Según Reissert R. y Schnitzer K.(1986), la razón que hizo manifiesta la deserción en Alemania fue el hecho de Incluir a todas las clases sociales al ámbito universitario masificándose así las carreras y no quedando otra opción que ubicar a los estudiantes en carreras con disponibilidad, siendo estas muchas veces no agradables ni deseadas por los estudiantes. En Estados Unidos de Norteamérica un tercio de los estudiantes en los primeros años de estudio abandonan o desertan (Feldman R. 2005). Para Latiesa M. (1992), no es extraño ni casual que el porcentaje de abandono en los países con sistema de selección y exigencias sea inferior que en aquellos donde no hay ningún tipo de parámetro. Es decir a mayor exigencia tanto al momento de ingresar como a lo largo de la carrera menor es el porcentaje de permanencia en las Instituciones y carreras. Siguiendo este mismo orden de ideas, según la UNESCO (2004) en el año 2000, la tasa global de deserción de los adolescentes entre 15 y 19 años de edad era inferior al 20% en las zonas urbanas de Bolivia, Chile, República Dominicana y Perú En Argentina, Brasil, Colombia y Panamá comprendía entre un 20% y un 25%. En otro grupo de países como Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México, Nicaragua, Paraguay, Uruguay y Venezuela, la deserción escolar afectaba a un porcentaje situado entre el 25% y el 35% de los adolescentes, mientras que en Honduras y Guatemala dicha tasa alcanzaba al 40% y al 47%, respectivamente. En México, los estudios realizados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE, 2005), concluyeron que la causa de la deserción en la mayoría de los casos es de tipo motivacional y económica, ya que los estudiantes al ver la necesidad se lanzan al mercado laboral., además indicó que esta problemática está asociado también al bajo presupuesto asignada para la educación universitaria, sumado al bajo ingreso percibido por sus habitantes. Otras investigaciones muestran que la deserción se vincula con la escasa capacidad de retención de los sistemas educativos, debido a la carencia de estrategias motivacionales y académicas así lo afirman Vera y Ribón (2000). Goicovic (2002), afirma que en Chile la deserción se presenta en las mujeres, siendo el motivo el embarazo y la falta de apoyo familiar para continuar estudiando. Según Horrocks (1990), Costa Rica adolece por este gran problema de la deserción estudiantil, En esta nación se detectó que la deserción es un fenómeno multi-causal; no obstante, se identificó que entre las causas que más inciden en el abandono de la institución es la socioeconómica. Con todo, y a pesar de los avances logrados a finales de la década pasada, el rezago de las zonas rurales en comparación con las urbanas seguía siendo muy elevado. En 10 de 124 países examinados la tasa global de deserción rural rebasaba en no menos de 20 puntos porcentuales la tasa urbana, y en 5 la superaba en 30 o más puntos. Sólo en Brasil y en la República Dominicana, y en menor medida en Chile y Panamá, esas diferencias eran menores aunque igualmente preocupantes. Echeverry, (1999), afirma que las razones amorosas a temprana edad y embarazos prematuros en adolescentes que se convierten de la noche a la mañana en mujeres contribuyen a la deserción en los jóvenes universitarios. Además de la falta de interés, problemas familiares, desmotivación y fracasos escolares. En lo que respecta a Chile, según afirma González (2005), y de acuerdo a los datos aportados por el Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESAI/UNESCO, 2003), que el 22,6 % de la población mayor de 25 años tiene estudios terciarios lo que significa que hay una salida temprana del estudiante del sistema educativo si se lo compara con países industrializados de alta escolaridad como EEUU y Japón. De acuerdo a estimaciones estadísticas de este Instituto IESAI (2003), se obtuvo que: a) La tasa de deserción global seria de un 53,7 %, siendo mayor el índice en las universidades privadas nuevas que en las públicas. b) Las mujeres aparecen con el 43% en deserción y los varones con el 50% c) Las áreas más críticas son las de humanidades y derecho con cifras aproximadas del 80%, siendo las más eficientes las áreas de educación con el 37% y salud con el 27%. d) Los datos de deserción real para tres carreras basados en el seguimiento hecho a cuatro universidades de Chile arrojaron los siguientes resultados: La tasa de deserción es aproximadamente del 53% para derecho, del 26% para ingeniería y del 8% para medicina. En otros países como Argentina, la deserción se aprecia en las carreras de Ciencias Agropecuarias y forestal, según un análisis hecho durante tres años consecutivos desde 1999 hasta 2001, de la Evolución de una promoción de la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales (2003), realizado por la Universidad Nacional de la Plata (UNLP), se pudo comprobar que la matricula inicial para 1999 fue de trescientos sesenta y tres (363) estudiantes y que para el año 2002 descendió a trescientos treinta y ocho (338) estudiantes. Esta situación los llevó a analizar las diferentes situaciones en la que se encontraban los estudiantes a fin de determinar los motivos de esta baja de matricula o deserción. Después de los tres años de estudio, la Universidad Nacional de la Plata obtuvo los siguientes resultados: a) Alta deserción en estudiantes provenientes del interior de la provincia de Buenos Aires, es decir, los estudiantes presentaron dificultad para desplazarse desde sus lugares de habitación hasta el centro de estudio o facultad. b) Se observó mayor deserción en estudiantes provenientes de Instituciones públicas de educación básica o terciaria. c) El perfil normal del egresado de la educación básica o terciaria tiene mayor deserción que el perfil técnico medio agrario, es decir, el conocimiento previo contribuye a disminuir la deserción durante el desarrollo de la carrera. d) Los estudiantes con antecedentes económicos estables y padres profesionales desertan menos que los otros provenientes de zonas rurales. e) Hay una mayor deserción en aquellos estudiantes que permanecen por mucho más tiempo que el que requiere la carrera. f) Se observó mayor deserción iniciando la carrera que a mediados, esto sobre todo en los curso básicos de materias esenciales como la química, matemática. Es importante recalcar como a pesar de los innumerables esfuerzos realizados por los gobiernos en el ámbito de la educación, la deserción no respeta, ni edad, ni sexo, ni país, ni institución y aun mas ni siquiera las diferentes carreras universitarias y debido a esta preocupación es que son muchas las investigaciones que se han hecho a fin de poder ofrecer soluciones factibles y útiles que contribuyan a disminuir y evitar este gran problema mundial. Según Sposetti y Echeverría (2005), la deserción en Argentina se sitúa en un 84% aproximadamente desde los años 70-80. En países como el Salvador se registra un 50% en carreras como Química y Matemática, según Galeano L. (2001) en Paraguay se registra el 9% y que en América Latina el 38% se debe a factores económicos mientras que un 31% a dificultades en el rendimiento académico estudiantil. Asimismo, Arias (1996) afirma que la población estudiantil de Costa Rica va disminuyendo conforme se avanza hacia grados de escolaridad superior, de tal manera que quienes se gradúan representan un 8,35 %, lo cuál es un porcentaje muy bajo. Ante esta situación, es indispensable un análisis que contribuya a la comprensión y aplicación de estrategias en la labor educativa, que den respuesta al problema de deserción, tan significativo en el plano económico, como en el social y psicológico de la sociedad costarricense. Sin lugar a dudas que estos resultados nos conducen a tratar a la deserción no como un caso aislado o individual o especifico de un país sino como una situación global que día a día se esta haciendo presente en cada una de las instituciones de educación superior, coartando el desarrollo de ese país y añadiendo cada vez más a los estudiantes a la lista de fracasados; las consecuencias de esto se refleja en el atraso social económico y personal de la población en proceso de formación profesional. En este sentido, la problemática de la deserción estudiantil plantea al sistema educativo la necesidad de buscar alternativas que permitan disminuirla y dar respuesta a las necesidades económicas, sociales, afectivas y psicológicas de los estudiantes y una alternativa factible es la creación de los Institutos Tecnológicos a nivel público, los cuales se presentan como opción a la población que no pueden ingresar a las universidades ni públicas ni privadas ya sea por carencia de cupos o por falta de recursos. Es importante destacar que este problema ha sido analizado como un fenómeno educativo fuertemente vinculado a condiciones económicas y sociales. Tinto (1986), en un estudio publicado por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (A.N.U.I.E.S.) acerca de la eficiencia terminal, retardo y deserción escolar, afirma que el éxito o el fracaso de los estudiantes en la educación superior son moldeados por las mismas fuerzas que moldean el éxito en general. Destacando además que las calificaciones que el estudiante logre, en parte determinan su permanencia en la universidad. En un estudio realizado en Latinoamérica por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL, 2003); se encontró que en siete países, de ocho analizados, se observó que la principal razón de abandono escolar en adolescentes, se relaciona con factores económicos. Entre las mujeres, los factores económicos son igualmente importantes, pero las tareas del hogar, el embarazo y la maternidad se mencionan con mucha frecuencia. De todo lo dicho anteriormente se puede apreciar como la deserción es una problemática que esta consumiendo el tiempo de los jóvenes, afectando de una manera muy significativa a la población joven que ingresa al nivel universitario con deseos y expectativas de superación; de allí la necesidad imperante de llevar a cabo estrategias que de una u otra forma solventen esta problemática. Es así como, la deserción estudiantil esta invadiendo el ámbito universitario y se hace necesario comenzar a reestructurar la planificación institucional del sistema educativo universitario, a fin de corregir todas aquellas causas de tipo académicas que están generando en los estudiantes esta problemática. Palomar y Márquez (1999) señalan que la deserción estudiantil puede estar relacionada con la falta de metas y de proyecto de vida del adolescente, así como con problemas en las relaciones familiares. Por lo cual no debe culparse al joven estudiante solamente sino que es necesario un análisis sustancial que determinen todas las posibles situaciones que influyen en el joven estudiante e impiden que este se trace metas, objetivos o proyectos a futuro. Para Echeverri (2002), Directora de Desarrollo Humano de la Universidad de EAFIT en Medellín, el principal objetivo es construir un abanico de opciones para que los estudiantes puedan acceder a la financiación de sus matrículas de acuerdo con sus necesidades y propiciar su estabilidad dentro de la Universidad con el compromiso de mantener un excelente nivel académico y con la responsabilidad de ser un representante orgulloso de su Institución. En lo que respecta a Venezuela la deserción estudiantil no es nueva, es un proceso que se ha venido desarrollando en las diferentes escuelas, universidades y tecnológicos donde los jóvenes estudiantes impulsados por diferentes factores deciden abandonar el año, semestre, trimestre o la carrera que están realizando, sin impórtales el tiempo ya invertido y sin mirar las consecuencias posteriores a esa acción. En torno a esta problemática, en Venezuela, Magenzo y Toledo (1990), afirman que la deserción estudiantil es considerada como un fenómeno psicosocial, y como tal es complejo, en él se conjugan aspectos estructurales, sociales, comunitarios, familiares e individuales, y más que todo tiene relación con la estructura social y política y la ideología que pretenda imponer el Estado. En ese sentido la deserción estudiantil no puede ser vista aisladamente. Hay que considerarla desde el sistema educativo hasta la autoestima del venezolano para comprender este fenómeno. Estos sostienen además que a pesar de las constantes reformas realizadas en el sistema educativo venezolano, que han implicado cambios en los planes y programas, la realización de cursos de perfeccionamiento para los profesores, la adecuación de los establecimientos educacionales y el desarrollo de materiales didácticos no han podido poner freno a la deserción estudiantil. A este respecto, la utilización del enfoque gerencial en el campo educativo, puede contribuir a la disminución de la deserción estudiantil de cualquier tipo, sobre todo, en el caso específico de la Educación Universitaria. En este orden de ideas, el plan estratégico, funciona como un elemento o instrumento, imprescindible para óptimo desempeño y desarrollo de cualquier empresa u organización, toda vez que, determina, especifica y explica, tanto en términos generales como restringidos, lo que la institución representa y la finalidad perseguida por la misma; así como, los objetivos establecidos para alcanzarla, las estrategias a seguir y políticas a implementar alcanzando así un parámetro hacia el cual enfocar los esfuerzos, en este caso, de la disminución de la deserción estudiantil. En lo referente a la Educación Universitaria, la utilización de un plan estratégico, significa en términos generales, la conformación de bases sólidas de funcionamiento para las instituciones, a fin de minimizar la deserción estudiantil; es decir, la aplicación metódica de un programa a través del cual, se buscará lograr las metas previamente establecidas diseñadas por la gerencia, desde una perspectiva de eficiencia en la productividad y rentabilidad de las mismas, logrando el propósito preestablecido. El abandono o deserción escolar en Venezuela en los momentos muestra cifras bajas, pero ello se debe a que son cifras anuales. Las series cronológicas por cohortes muestran diferencias más significativas. Según el Presupuesto y Estadísticas Educacionales (MECD, 2003), en el nivel de educación básica para ese año registro el 0,39 % de deserción mientras que el nivel medio general el 16,34 %, cifras no muy elevadas pero que deben ser consideradas a fin de evitar su incremento. En el estado Zulia, la deserción también se ha hecho sentir tanto en los grandes municipios como en los rurales, donde los factores económicos inciden de manera vertiginosa sobre los jóvenes que muchas veces abandonan sus nichos para poder continuar sus estudios universitarios, estudiando en muchos casos carreras que no son productivas en sus lugares de origen y que tampoco resultan atractivas para ellos, puesto que en la mayoría de los casos son ubicados en carreras que no tienen demandas o que simplemente no tienen campo laboral. Según data del Ministerio del Poder Popular de Planificación y Finanzas (2005), en el estado Zulia se produjo un total de 213.621 de deserción a nivel de Educación Básica y a nivel de Educación diversificada un total de 2.138 deserciones. Es así como, la deserción en el Zulia ha invadido todos los campos y niveles educativos desde las escuelas básicas hasta las universidades y tecnológicos y un ejemplo de ello es el Instituto de Tecnología de Maracaibo (I.U.T.M.). Esta problemática se ha venido presentando desde años anteriores en carreras como Ciencias Agropecuarias, administración, obras civiles, entre otras donde los estudiantes asisten los primeros días pero posteriormente se retiran de la Institución, solo queda el registro de la hoja de retiro llenada por ellos y la cual contiene una sola pregunta: ¿Por qué te retiras? (control de estudios I.U.T.M., 2010). Asimismo, se presenta un alto grado de aplazados en las diferentes carreras, razón por la cual se desea indagar a fin de determinar las razones que están llevando a los estudiantes a no proseguir sus estudios universitarios y obtener un perfil profesional idóneo para insertarse en el campo laboral, tan necesario e indispensable para el desarrollo de Venezuela. Considerando la situación observada, en el Instituto de Tecnología de Maracaibo se hace necesario el estudio y análisis de la situación de deserción estudiantil a fin de establecer soluciones que beneficien no solo al estudiante, sino también a la Institución que invierte en docentes, maquinarias, insumos entre otros para preparar al egresado para el campo productivo y al país por cuanto deja de percibir y de producir en este renglón tan importante como lo es la preparación de su capital humano. A tal efecto, en la actualidad hay muchas oportunidades de estudios en Educación universitaria, sin embargo, toda esa situación no debe ser ajena al Sistema Educativo, ya que la deserción estudiantil no escapa al debate de muchas Universidades e Institutos las cuales deben ser objeto de análisis e investigación para evitar que se quede en la superficie del sistema. Es por esto que, a la luz de las apreciaciones anteriores, se presenta este proyecto de investigación, el cual pretende analizar la deserción en el área de obras civiles a fin de proponer un Plan Estratégico para disminuir la deserción estudiantil en el Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo (I.U.T.M.), en atención a lo cual, surgen las siguientes interrogantes: • ¿Por qué se genera la deserción estudiantil en la carrera T. S. U. de obras civiles en el I.U.T.M.? • ¿Cuáles son los lineamientos para la propuesta del plan estratégico para disminuir la deserción estudiantil en la carrera T.S.U. de obras civiles del I.U.T.M.? • ¿Cuál es la situación actual de la deserción estudiantil en la carrera T. S. U. de obras civiles en el I.U.T.M.? • ¿Cuáles son los factores que influyen en la deserción estudiantil en la carrera de T.S.U. de obras civiles en el I.U.T.M.? • ¿Qué modelo de deserción se está desarrollando en la carrera T.S.U. de obras civiles en el I.U.T.M.? • ¿Cuáles son las consecuencias que conlleva la deserción estudiantil en el I.U.T.M.? A partir de estas interrogantes se establecieron los objetivos que expresan las intenciones de esta investigación. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN 2.1. Objetivos Generales 2.1.1. Analizar la deserción estudiantil de la carrera T. S. U de obras civiles en el I.U.T.M. 2.2.2. Proponer un Plan Estratégico para disminuir la deserción estudiantil en la carrera T. S. U. de Obras Civiles en el I.U.T.M. 2.2. Objetivos Específicos 2.2.1. Diagnosticar la situación actual de la deserción estudiantil en la carrera T.S.U. de Obras Civiles en el I.U.T.M. 2.2.2. Identificar los factores que influyen en la deserción estudiantil en la carrera T. S. U. de Obras Civiles en el I.U.T.M. 2.2.3. Identificar el modelo de deserción desarrollado en la carrera T.S.U. de obras civiles en el I.U.T.M. 2.2.4. Precisar las consecuencias que conlleva la deserción estudiantil en el I.U.T.M. 2.2.5. Establecer los lineamientos para la elaboración del plan estratégico. JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN Ciertamente, la deserción estudiantil es un problema que no tiene linderos ni clase social, se manifiesta en todos los niveles y son muchas las razones que la generan de allí que se hace necesario poder determinar todo aquello que la esta produciendo y cuyo fin es impedir que el joven en edad adulta logre su meta como profesional sea en el campo que sea. Esta es la razón por la cual se debe atacar porque a la larga causa pobreza y atraso no solo al estudiante sino también a la nación y mas si se esta generando a nivel de la Educación Universitaria, como es el caso del Instituto Tecnológico de Maracaibo (IUTM). Por esta causa específica se motiva el desarrollo de esta investigación ya que es preocupante la situación de deserción presente en el área de obras civiles. Además es menester que como miembros proactivos de la sociedad hacer valer el derecho de los estudiantes permitiendo la aplicación de la Educación como derecho constitucional en Venezuela. Esta investigación desde el ámbito teórico, se considera importante porque ofrece el conocimiento sobre los factores que determinan la deserción estudiantil y sus consecuencias; de igual forma, suministra información concerniente y precisa para analizar a deserción en el departamento de obras civiles. Asimismo, la propuesta de un plan estratégico para disminuir la deserción estudiantil en el Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo, contribuirá en la práctica a generar soluciones y alternativas que sean adoptadas por otras instituciones similares que confrontan en la actualidad este problema, por demás generalizado. De forma análoga, la presente investigación desde el punto de vista social, permitirá poner en evidencia los factores y consecuencias que derivan de la deserción estudiantil para el entorno social del estudiante desertor; así como, sus repercusiones en el campo socioproductivo. Metodológicamente, la investigación sigue sistemáticamente los pasos del método científico, pudiendo servir como guía y antecedente a trabajos similares que versen sobre el mismo tema. DELIMITACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN La presente investigación se llevó a cabo en el Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo, ubicado en la avenida principal de la Floresta en el Municipio Maracaibo, en el período comprendido entre Enero de 2009 y Julio 2010, considerando el I y II período del 2009 además del I período del 2010. Teniendo como propósito el analizar la deserción en el área de obras civiles del IUTM a fin de proponer un plan estratégico para disminuir la deserción estudiantil en dicha institución. CAPÍTULO II MARCO TEÓRICO C A P ÍT U L O II MARCO TEÓRICO El presente capítulo, trata lo referente a los antecedentes de la investigación, las bases teóricas que amparan el mismo y la operacionalización de las variables de investigación; a tal efecto, ha sido necesaria la revisión bibliográfica de trabajos previos relacionados con el tema objeto de estudio, entre los cuales cabe mencionar los relacionados directamente con la variable deserción estudiantil y plan estratégico. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN En primer lugar, se cita el trabajo de Celaya y Cols. (2008) titulado ¿Deserción o autoexclusión? Un análisis de las causas de abandono escolar en estudiantes de educación media superior en Sonora, México. La misma señala que la deserción escolar no es una decisión individual, está condicionada por factores contextuales que se identifican en este trabajo y se analizan en estudiantes de educación media superior, en Sonora, México. Se aplicó una encuesta a 147 jóvenes sobre situación familiar, historia escolar, motivos de deserción y planes futuros, entre otros. Se realizó un estudio de tipo descriptivo, con una muestra aleatoria y representativa de los y las adolescentes que abandonaron sus estudios en el nivel medio superior en el estado de Sonora, durante el ciclo escolar 2003-2004, en tres municipios. Se aplicó una encuesta a un total de 147 estudiantes que abandonaron sus estudios en cualquier semestre de nivel medio superior en escuelas oficiales del estado de Sonora, México, durante el ciclo escolar 2003-2004. El rango de edad de inclusión fue de 15 a 22 años de edad. Se consideró que durante el ciclo 2003-2004, la SEC reportó para nivel medio superior 16.5% de deserción, por lo que se calculó llevar a cabo una muestra de 350 estudiantes para el estado. Los resultados muestran que el 86% de las personas participantes abandonó la escuela entre el primer y tercer semestre, con un promedio de calificación, en el último semestre cursado, de 7.49. Las principales razones para dejar de estudiar fueron los factores económicos, haber reprobado materias y la falta de interés. El 93% de los participantes, no estaba satisfecho con el nivel de estudios alcanzado, sin embargo, no tenía planeado retomar estas actividades. Los resultados muestran la necesidad de un modelo de intervención basado en políticas educativas con mayores incentivos para una adherencia al sistema escolar, flexibilización del tránsito entre subsistemas y reestructuración de las redes de comunicación entre los actores principales. En general, las razones de abandono escolar en este estudio, fueron las económicas, que incluyeron tanto la falta de recursos del hogar para enfrentar los gastos que demanda la asistencia a la escuela, como el abandono que se produce para trabajar o para buscar empleo. Igualmente se encuentran los problemas familiares, aquellos asociados a la falta de interés, incluida la valoración virtual, no real, que hacen de la educación los padres y las madres; y los problemas de desempeño escolar: bajo rendimiento, problemas de conducta y otros asociados a la edad. Seguidamente, Rodríguez (2007) realizó una investigación titulada Reprobación y Deserción Estudiantil en el (I T P) Parral: un Estudio de Caso. La misma se efectuó con el fin de comprobar que la reprobación de estudiantes de la carrera de Ingeniería Electromecánica en el Instituto Tecnológico de Parral (ITP) es un factor asociado a la deserción estudiantil, se investigó a los estudiantes que conforman el total de la inscripción en el período agosto-diciembre de 1992. En el estudio se consideran variables como: sexo, edad, escuela y/o bachillerato de procedencia, promedio general, puntaje en el examen de admisión al ITP, afinidad entre el bachillerato cursado y la carrera, si tomó cursos de repetición, si ha presentado exámenes especiales, si abandonó la carrera y si en el primer semestre de ésta se logró la aprobación del 50% de los créditos cursados. Toda esta información fue procesada a través del programa SPSS (Statistics Program for Social Sciences) y, entre los datos más relevantes, se encontró que existe una significativa relación entre la reprobación y la deserción escolar en el caso investigado. Esta investigación tuvo como eje fundamental establecer si existe o no relación entre la reprobación y la deserción escolar en los estudiantes de la carrera de Ingeniería Electro-mecánica del ITP. Entendiendo por deserción escolar el proceso que culmina con el abandono de la institución por parte del estudiante y por reprobación la simple no acreditación de las materias. La importancia de este trabajo reside en que plantea un cuestionamiento de fondo al señalar, como lo han hecho algunas investigaciones, que la deserción escolar en la educación superior ha tenido un tratamiento "paradójico", porque mientras que en el discurso se le ha colocado como uno de los grandes y graves problemas escolares, en los hechos "son relativamente poco los esfuerzos por analizar las dimensiones del mismo, para valorar sus implicaciones socioeducativas, por avanzar en la búsqueda sistemática de su multicausalidad y en la elaboración de programas y propuestas concretas de prevención de la deserción y disminución de sus ritmos" (De Allende y Gómez Villanueva, 1987). Se estudiaron 100 estudiantes que conforman el total del ingreso a la carrera de Ingeniería Electromecánica del ITP correspondientes al período agosto-diciembre 1992. Los sujetos de estudio son, en su gran mayoría hombres, egresados de diferentes escuelas de nivel medio superior de la ciudad de Parral y otras regiones del estado de Chihuahua México, con bachillerato físico-matemático, en su mayoría. Se revisaron los archivos del departamento de servicios escolares y los correspondientes al desarrollo académico, para obtener aquellos datos que fueran susceptibles de ser analizados como variables relacionadas con el fenómeno de la deserción. Entre ellas destacan: que el estudiante haya obtenido el 50% de los créditos cursados durante su primer semestre, puesto que de ello depende su permanencia en la institución; que haya tomado repite-cursos, es decir, cursado una asignatura por segunda ocasión; que haya presentado exámenes especiales, o sea, tomado un examen para acreditar la materia una vez que se cursó y reprobó en dos ocasiones. Además se eligieron variables como: el promedio general obtenido en bachillerato, el puntaje alcanzado en el examen de admisión, la escuela de la que procede, el bachillerato cursado y si éste es afín a la carrera. Finalmente, en la indagación se intentó demostrar que existe una relación importante entre la reprobación y la deserción escolar con el propósito de motivar futuras investigaciones centradas en estas variables. Y llamar la atención de autoridades e instituciones sobre la necesidad de revisar críticamente la función del examen en particular y del sistema de evaluación del aprovechamiento escolar en general. Siguiendo el mismo orden de idea. Reyes (2007), realizó el trabajo titulado “La deserción escolar en la institución educativa Estados Unidos del distrito de Coma (Perú), cuyo objetivo fue describir el fenómeno de la deserción escolar en la institución educativa Estados Unidos del distrito de Coma. El tipo de estudio fue descriptivo y de cohorte transversal, constituyendo como muestra a 25 adolescentes de nivel secundario que abandonaron estudios en el año 2005 y no matricularon en el año 2006 para continuar estudios. Se consideró como grupo de comparación a dos estudiantes que continúan sus estudios regularmente por cada estudiante considerado desertor escolar. El tamaño de la muestra fue determinada no probabilísticamente (por conveniencia), asimismo entre Octubre y Diciembre 2006 se aplicó como instrumento un cuestionario de 18 preguntas para describir la deserción escolar y sus factores. Se concluyó que la tasa de deserción escolar de 5.1 %. Siendo menor la establecida por el Ministerio de Educación del Perú (6.8%) entre los factores de riesgo se encontraron condición económica del padre (0.031), estabilidad laboral (0.000) y trabajo laboral del estudio (0.000), y desintegración familiar (0.002). Así mismo Gutiérrez (2004), trabajó con “Causa y efectos de la deserción escolar en el grupo familiar”, tuvo como objetivo principal determinar las causas y efectos de la deserción escolar en el grupo familiar. La teoría de sustento fue la de Erikson. El tipo de investigación descriptivo con un diseño no experimental. La población estuvo comprendida por sesenta y ocho (68) docentes, la estadística utilizada fue la descriptiva, la validez del instrumento estuvo a cargo de 5 expertos en el área de educación y metodología con respecto a la confiabilidad dio un coeficiente Alfa de Cronbach de 0,97. El instrumento estuvo conformado por 25 ítems de alternativas cerradas. Las conclusiones de este estudio fueron: las causas que generaron la deserción fueron: problemas económicos, conyugales, de salud, familiares, motivacionales y a su vez los efectos encontrados demostraron que son altamente negativos en la formación del niño. Los planteamientos formulados de estos estudios son de un interés para la presente investigación en vista se ha tenido como estudio a la variable deserción estudiantil, considerada esta como fundamental herramienta, la cual permite dar soluciones a los conflictos que surgen en las instituciones educativas públicas; del mismo modo, permite el soporte teórico a la investigación. BASES TEÓRICAS DE LA INVESTIGACIÓN Existen diferentes conceptos y planteamientos teóricos que se consideran básicos para la comprensión y análisis de los propósitos del presente estudio. En este segundo segmento se presenta la Fundamentación Teórica de esta investigación, la cual estudia las variables: Deserción Estudiantil y Plan estratégico para disminuir la deserción estudiantil. Por lo que se expone el punto de vista de diversos autores acerca de los temas. DESERCIÓN ESTUDIANTIL Definición teórica y práctica. Kiyosasaki y Lechter (2001) señalan que para alcanzar el bienestar económico el estudio no es determinante. Puede que sea cierto, pero la educación formal permite a las personas tener una visión mucho más amplia de las realidades. Por su parte, Luna, Romina y otros (2002) señalaron que el éxito en la vida depende en gran parte del éxito escolar, las carreras universitarias son condición para ocupar los puestos más remunerados económicamente y de mayor prestigio social. Tinto (1982) define deserción como una situación a la que se enfrenta un estudiante cuando aspira y no logra concluir su proyecto educativo. Luego, es posible considerar como desertor a aquel individuo que siendo estudiante de una institución de educación superior no presenta actividad académica durante tres semestres académicos consecutivos. En algunas investigaciones, a este comportamiento se le denomina 'primera deserción' (first drop-out), ya que no se puede determinar si pasado este periodo de tiempo el individuo retomará o no sus estudios o si decidirá iniciar otro programa académico (Tinto 1989; Cabrera et al. 1992 y 1993; Adelman 1999). Según González (2005), se pueden diferenciar dos tipos de abandonos en los estudiantes universitarios, con respecto al tiempo: inicial, temprana y tardía y con respecto al espacio: institucional, interna y del sistema educativo. Según Rodríguez (2003), La deserción escolar es un problema educativo que afecta al desarrollo de la sociedad y se da principalmente por falta de recursos económicos y por una desintegración familiar. Así mismo, Romero (2004), La deserción escolar es considerada como un problema social con incidencia en lo económico y en el bienestar de las personas en ese sentido han sido muchas las investigaciones y escritos que se han hecho referente al tema. Igualmente, Romero (2004), expone que los estudiantes desertores son los que abandonan sus estudios por falta de recursos económicos, que los obliga a incorporarse al trabajo para dar apoyo a su familia; donde muchas veces sus familiares poseen una escasa experiencia escolar. Por esta razón, los estudiantes prefieren ceder a la situación que viven e incorporarse al trabajo y dejan sin concluir sus estudios. En relación a lo antes descrito la palabra deserción se deriva del vocablo desertar que a su vez etimológicamente, viene del Latín desertare, que significa abandonar. Desde el punto de vista general, señala Reyes (2007), la deserción se relaciona con la fuga de los estudiantes de las instituciones después de haber asistido algún tiempo, el estudiante abandona sus estudios huyendo de las clases. Como se puede apreciar la deserción implica abandono en forma definitiva del centro educativo después de haber matriculado y por lo tanto no puede concluir el periodo o semestre. Según la Secretaría de Educación Pública (SEP) (2004), la deserción es el abandono de las actividades escolares antes de terminar algún grado o nivel educativo. Asimismo, se afirma que la mayor parte de la deserción se produce una vez completada la secundaria y frecuentemente, durante el transcurso del primer año de la enseñanza media superior. Para Gaviria y otros (2006), la deserción estudiantil es el abandono del sistema educativo por parte de los estudiantes, provocado por una combinación de factores que se generan tanto en el instituto como en contextos de tipo social, familiar e individual. La deserción estudiantil en Venezuela, según (Oviedo y Díaz, 1982) no es nueva, para los inicios de la década de los ochenta fue definida como el número de estudiantes que inscritos en un grado cualquiera de un año escolar determinado, no continúan estudios el año siguiente, sea por abandonar la escuela antes de haber finalizado el curso, o por abandonarla después de finalizado, habiendo sido los estudiantes aprobados o no aprobado. En el caso de Wylie (2005), la deserción es un proceso cíclico de decisiones de corto plazo, donde el estudiante permanentemente está realizando ajustes académicos y sociales, a partir de los resultados de las evaluaciones académicas. De manera continua los conceptos asociados a la integración académica y social están afectados negativamente, el estudiante reevalúa su permanencia en función del incremento de separación de las pautas de comportamiento, por ejemplo, la asistencia esporádica. Este proceso es teorizado como una espiral natural y continua hasta la separación del compromiso con sus estudios. La Deserción desde la Perspectiva Institucional. Actualmente, a pesar de que la definición de deserción estudiantil está en discusión, existe consenso en definirla como un abandono voluntario que puede ser explicado por diferentes categorías de variables: socioeconómicas, individuales, institucionales y académicas. Sin embargo, la forma de Operacionalizar las mismas depende del punto de vista desde el cual se haga el análisis; esto es, individual, institucional y estatal o nacional. Según Tinto (1989), el estudio de la deserción en la educación universitaria es extremadamente complejo, puesto que implica variedad de perspectivas así como diferentes tipos de abandono. Adicionalmente, establece que ninguna definición puede captar en su totalidad la complejidad de este fenómeno, quedando en manos de los investigadores la elección de la definición que mejor se ajuste a sus objetivos y al problema a investigar. Desde el punto de vista institucional, todos los estudiantes que abandonan sus estudios de educación universitaria pueden ser clasificados como desertores. Es así como varios autores asocian la deserción con los fenómenos de 'mortalidad' académica y retiro forzoso. En este sentido, cada estudiante que abandona la institución crea un lugar vacante que pudo ser ocupado por otro estudiante que permaneciera en sus estudios, por lo cual la pérdida de estudiantes causa serios problemas financieros a las instituciones al producir inestabilidad en la fuente de sus ingresos (Tinto 1989). Sin embargo, no es claro que todos los tipos de abandono requieran la misma atención o exijan similares formas de intervención por parte de la institución, siendo ésta la gran dificultad que enfrenten las instituciones educativas. El conocimiento de estas diferencias constituye la base para elaborar políticas universitarias eficaces con el fin de aumentar la retención estudiantil. La deserción a través de la trayectoria académica. Según Tinto (1989), existen varios periodos críticos en la trayectoria estudiantil en que las interacciones entre la institución y los estudiantes pueden influir directamente en la deserción: • Durante el proceso de admisión, cuando el estudiante realiza el primer contacto con la universidad. Durante la etapa de indagación de los requisitos para ingresar a una determinada institución, los estudiantes forman las primeras impresiones sobre las características sociales e intelectuales de la misma. Estas impresiones se originan en gran medida en los mensajes que se distribuyen a los potenciales postulantes en el proceso de admisión, a través de los distintos medios de comunicación, tales como: folletos, televisión, radioemisoras, internet, entre otros. Esto contribuye a crear expectativas sobre la naturaleza de la vida institucional previo a su ingreso, y esas expectativas influyen en la calidad de las primeras interacciones que se establecen con la institución. • Transición entre la enseñanza media y la institución universitaria, inmediatamente después del ingreso a la institución (Montes 2002). En el primer semestre, en particular en las primeras seis semanas, se pueden presentar grandes dificultades. Esto se presenta en las grandes universidades, porque los estudiantes son obligados a transitar desde el ambiente conocido y relativamente seguro del colegio, al mundo en apariencia impersonal de la universidad, en el cual deben valerse por sí mismos, tanto en el aula como en los distintos espacios institucionales. La rapidez y el grado de la transición plantean serios problemas en el proceso de ajuste a muchos estudiantes que no son capaces de cumplir en forma independiente. La sensación de estar 'perdido' o de no ser capaz de establecer contacto con otros miembros de la institución expresa, en parte, la situación anímica en que se encuentran muchos estudiantes. Durante el periodo de transición el abandono es más frecuente en la última fase del primer año de estudios y antes del comienzo del segundo (Tinto 1989). Mientras algunos de estos abandonos se originan debido a la incapacidad de satisfacer exigencias académicas, la mayor parte son deserciones voluntarias. En tal situación, es más frecuente que los estudiantes se inscriban en otras instituciones a que abandonen en forma permanente el sistema de educación universitaria. Son numerosos los motivos para ese comportamiento. Algunos estudiantes deciden que las exigencias de la vida académica no son congruentes con sus intereses y preferencias; otros tienen dificultades para lograr relaciones en los ambientes académico y social de la universidad, y aun hay estudiantes que prefieren no establecer esas relaciones, porque encuentran que las características de la comunidad institucional son inapropiadas para sus escalas de valores y afinidades sociales; en tanto que cierto número de sujetos son incapaces de tomar decisiones sobre la forma en que deben dirigir sus energías y recursos, otros llegan a la conclusión de que completar estudios universitarios no constituye una meta deseable (Tinto 1989). Factores que influyen en la deserción estudiantil. Algunos estudios realizados por Espíndola y León (2002) y Orozco (2004) asocian el problema de la deserción con diferentes factores que a la larga el uno es consecuencia del otro, de allí la necesidad de diagnosticar cuales son estos factores que están incidiendo de manera negativa en los estudiantes a fin de poder elaborar un plan acorde a la situación presentada en cada caso. De acuerdo a estos autores los factores se pueden clasificar en: 1. Problemas Económicos, que incluyen tanto la falta de recursos en el hogar para enfrentar los gastos que demanda la asistencia a la escuela, como la necesidad de trabajar o buscar empleo. El aspecto económico juega un papel preponderante en la situación de las necesidades básicas del ser humano, eventos como los siguientes influyen e interactúan en la deserción: condición económica de los padres determinada por el ingreso económico familiar. 2. Trabajo del estudiante: Las horas de trabajo, los lleva a la escasa atención a las clases debido al cansancio, llevándolos a escusas calificadas que terminan en repitencia y escaso aprovechamiento académico hecho que genera a su vez frustración e indisposición para que los estudiantes no asistan a clases y decidan dedicarse a trabajar. Moreno (2003). 3. Problemas relacionados con la oferta o ausencia de establecimientos destinados a impartir educación de este nivel, lo que se relaciona con la disponibilidad de planteles, accesibilidad y escasez de maestros. 4. Problemas familiares, mayormente mencionados por niñas y adolescentes, relacionados con la realización de quehaceres del hogar, el embarazo y la maternidad. 5. Problemas Sicológicos. Entre los que se pueden encontrar: • Falta de interés de los y las jóvenes, en lo que incluye también el desinterés de los padres para que continúen con sus estudios. • Problemas de desempeño escolar, como el bajo rendimiento, la mala conducta y problemas asociados a la edad. • Por otra pate Magnezo y Toledo (1990), realizaron un trabajo denominado “Estudio psicosocial de la Deserción Escolar en los sectores populares”, de acuerdo a este estudio una de las causas personales de la deserción escolar es la baja auto estima o la pobre percepción que tienen los estudiantes de sí mismo. La autoestima, en opinión de Celaya y Cols (2008), es otro de identificados los factores en las investigaciones sobre deserción, es el relativo a la autoestima y la autoconfianza: quienes tienen buen rendimiento académico, tenían una opinión positiva de sí mismos y de su capacidad como estudiantes. Por el contrario, el estudiante que fracasa construye un esquema negativo de sus capacidades y posibilidades escolares. Las actitudes y creencias que tienen los estudiantes acerca de sí mismos en la escuela, son determinantes y poderosas para su éxito escolar. De acuerdo a lo anterior, se puede decir que la autoestima es la tiene visión que una persona de sí mismo, esta oración resume quizás un concepto amplio y tratado por muchos autores y tratadistas de la materia. Lo que sí es cierto que si una persona no tiene claro hacia donde quiere ir será muy difícil que vea, que a través de la educación formal pueda alcanzar mejores condiciones de vida. Muchas son las causas determinantes de la deserción estudiantil y lo importante es abordarlo con mucha seriedad lo antes posible, para evitar un futuro muy negro para la sociedad venezolana. En ese sentido, se puede agregar que tanto la autoestima como la personalidad se van conformando desde muy temprana edad desde el hogar y el ambiente en donde se desarrolle la persona. Modelos de deserción estudiantil. La deserción se puede explicar como el resultado de distintos vectores que afectan al estudiante. Por ello, es necesario estudiar y analizar directamente al desertor, ya que la deserción es un fenómeno inherente a la vida estudiantil que seguramente se mantendrá, por estar relacionado a procesos dinámicos de selección, rendimiento académico y de la eficiencia del sistema educativo en general. Dentro de estos modelos se tienen: 1. Modelos psicológicos. Estos señalan que los rasgos de la personalidad son los que diferencian a los estudiantes que terminan sus estudios regulares de aquellos que no lo logran. En este sentido Ethington (1990) examinó la validez del Modelo de Elección Académica (MEA) de Eccles et al. (1984), el cual se basa en diversos marcos teórico-empíricos (toma de decisiones, motivación al logro y teorías de la atribución). Ethington (1990) introduce una teoría más general sobre las conductas de logro, y con ello concluye que el rendimiento académico previo afecta el desempeño futuro al actuar sobre el auto concepto del estudiante, su percepción de las dificultades de estudio, sus metas, valores y expectativas de éxito. Bean y Eaton (2001), propusieron otro modelo, cuyas bases fundamentales fueron los procesos psicológicos relacionados con la integración académica y social. Estos autores presentaron cuatro teorías psicológicas, como líneas de base de este modelo: a. Teoría de actitud y comportamiento, que proviene de la estructura de su modelo. b. Teoría del comportamiento de copia, la habilidad para entrar y adaptarse a un nuevo ambiente. c. Teoría de auto eficacia, una percepción individual capaz de tratar con tareas y situaciones específicas. d. Teoría de atribución, donde un individuo tiene un fuerte sentido de control interno. Estos autores enfatizaron la importancia que posee la institución al disponer de servicio de enseñanza, comunidades de aprendizaje al primer año, seminarios de orientación profesional y programas de mentoring para apoyar el éxito de los estudiantes. 2. Modelos sociológicos. Los modelos sociológicos enfatizan respecto a la influencia en la deserción de factores externos al individuo, adicionales a los psicológicos. Spady (1970) se basó en el modelo suicida de Durkheim (1951) indicando que la deserción es el resultado de la falta de integración de los estudiantes en el entorno de la educación universitaria; indica que el medio familiar es una de las fuentes que expone a los estudiantes a influencias, expectativas y demandas, las que a su vez afectan su nivel de integración social en la universidad; la congruencia normativa actúa directamente sobre el rendimiento académico, el desarrollo intelectual, el apoyo de padres y la integración social. Según el autor si las influencias señaladas no se producen en la dirección positiva, implica rendimiento académico insatisfactorio, bajo nivel de integración social y de satisfacción y compromiso institucional y una alta probabilidad de que el estudiante decida abandonar sus estudios. 3. Modelos económicos. Según las investigaciones desarrolladas por Cabrera et al. (1992 y 1993), Bernal et al. (2000) y St. John et al. (2000) se pueden distinguir dos modelos: a. Costo/Beneficio: Consiste en que cuando los beneficios sociales y económicos asociados a los estudiantes son percibidos como mayores que los derivados por actividades alternas, como por ejemplo un trabajo, el estudiante opta por permanecer en la universidad. b. Focalización de Subsidio: Consiste en la entrega de subsidios que constituyen una forma de influir sobre la deserción. Estos subsidios están dirigidos a los grupos que presentan limitaciones reales para costear sus estudios. Este modelo busca privilegiar el impacto efectivo de los beneficios estudiantiles por sobre la deserción, dejando de lado las percepciones acerca de la adecuación de dichos beneficios o el grado de ajuste de éstos a los costos de los estudios (Himmel, 2002). Las ayudas proporcionadas a los estudiantes en forma de becas constituyen un factor de peso en las posibilidades de permanencia, observándose que las tasas de deserción varían dependiendo de la cantidad y duración de la ayuda financiera con la que cuenta el estudiantado (Ishitani y DesJardins, 2002) e inclusive ante apuros económicos se provoca un impacto importante en el abandono temprano (Ozga y Sukhmandan, 1998). 4. Modelo organizacional. Este modelo sostiene que la deserción depende de las cualidades de la organización en la integración social, y más particularmente en el abandono de los estudiantes que ingresan a ella (Berger y Milem 2000; Berger 2002; Kuh 2002). En este enfoque es altamente relevante la calidad de la docencia y de la experiencia de aprender en forma activa por parte de los estudiantes en las aulas, las cuales afectan positivamente la integración social del estudiante (Braxton et al. 1997). 5. Modelo de interacción. Tinto (1975), explica el proceso de permanencia en la educación universitaria como una función del grado de ajuste entre el estudiante y la institución, adquirido a partir de las experiencias académicas y sociales (integración). Este autor expande el modelo de Spady (1970), incorporando la teoría de intercambio de Nye (1976). La base de la teoría de intercambio se encuentra en el principio de que los seres humanos evitan las conductas que implican un costo de algún tipo para ellos y buscan recompensas en las relaciones, interacciones y estados emocionales. Tinto (1975) afirma que los estudiantes actúan de acuerdo con la teoría de intercambio en la construcción de su integración social y académica, es decir, si el estudiante percibe que los beneficios de permanecer en la universidad son mayores que los costos personales, entonces el estudiante permanecerá en la institución. En el sentido contrario, si percibe que otras actividades son percibidas como fuentes de recompensas más altas, el estudiante tenderá a desertar. De acuerdo a Tinto (1987), una buena integración contribuye a la permanencia en la que esta integración depende de: las experiencias durante la permanencia en la universidad, de igual manera considera que las experiencias previas al acceso universitario y las características individuales que son susceptibles a las políticas y prácticas universitarias. La deserción y los Institutos Universitarios de Tecnología. Los Institutos Universitarios de Tecnología, son instituciones que enfatizan la formación profesional práctica, conducente a títulos de Técnicos Superiores en carreras cortas (dos y medio a tres años de duración), vinculadas al sector industrial. La creación de nuevas carreras y especialidades, así como la modificación o supresión de las existentes en los institutos y colegios universitarios, sean estos públicos o privados, sólo puede hacerse mediante autorización expresa del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria una vez estudiado el proyecto correspondiente. De igual forma la creación de núcleos o extensiones de una misma institución en otras ciudades requiere la aprobación por parte del mismo. En el caso de los institutos dependientes del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, es este Despacho el que dicta las normas relativas al ingreso, ascenso, remuneración, perfeccionamiento, licencias y jubilación del personal docente y de investigación. Asimismo, es de su competencia la aprobación de los contratos, nombramientos, ascensos, retiros y demás movimientos relativos al personal. En relación con la distribución de estudiantes según el tipo de institución, se encontró que el mayor volumen de estudiantes (un 52%) está en las universidades oficiales, 12% en universidades privadas y el resto (36%) en colegios e institutos universitarios oficiales y privados. Por otra parte, los datos de la preinscripción nacional revelan que el empeño femenino en participar en la educación universitaria ha ido creciendo paulatinamente, hasta superar hoy al sexo opuesto con un 57% del total de aspirantes, aunque, desde luego hay carreras (ingeniería, por ejemplo) en las cuales todavía predominan el sexo masculino. En cuanto a la evolución de la matricula o población estudiantil en educación universitaria se puede decir que estas se han incrementado considerablemente, gracias a sus ofertas. Estos institutos otorgan el título de Técnico Superior por carreras en ramas como mecánico, agropecuario, construcción civil, administración, química, electrotecnia, tecnología de alimentos, informática y mantenimiento. Con estas características funcionan en la actualidad catorce institutos del sector oficial, tres de los cuales dependen del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria; y diecisiete institutos del sector privado. Existen otros tres institutos del sector oficial que ofrecen además de los estudios de técnico superior, carreras de cuatro a cinco años de duración y que otorgan títulos de licenciado similares a los de las Universidades: la Escuela Nacional de Administración y Hacienda Pública, adscrita al Ministerio de Finanzas; la Escuela Superior de la Marina Mercante (convertido en Universidad el año 2001), adscrito al Ministerio de Transporte y Comunicaciones, y el Instituto Universitario de Policía Científica del Ministerio de Justicia, los cuales confieren licenciaturas en Ciencias Fiscales, en Ciencias Navales y en Ciencias Policiales, respectivamente. El primer instituto universitario de tecnología fue creado en el año 1997. En el caso particular del Instituto de Tecnología de Maracaibo (I.U.T.M.), este fue fundado por el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria y por decisión de la Republica, según el decreto 1642 publicado en gaceta oficia N° 30346, como Colegio Universitario de Maracaibo (C.U.M.), en el año 1974. El 18 de agosto de 1975, el C. U. M. inicio sus actividades académicas con 800 estudiantes y 175 docentes, repartidos en 16 secciones del 1er semestre. Posteriormente, en el año 1986 el C.U.M. es cambiado a Instituto de Tecnología de Maracaibo (I.U.T.M.), con la finalidad de capacitar a los estudiantes como Técnico Superior Universitario. Entre las especialidades que se crearon con la institución está la Especialidad de Obras Civiles. Departamento de Obras Civiles de I.T.M. Una vez establecido el departamento, en el año de 1976 se crea el laboratorio de topografía, para realizar levantamientos y replanteos topográficos, adiestrando a los estudiantes en el uso de equipos digitalizados. En la actualidad este laboratorio cuenta con un número de equipos de alta tecnología, lo cual permite, inclusive, prestar servicio a instituciones externas bajo convenios particulares que permiten de esta manera aprovechar al máximo el recurso que se tiene, sin dejar a un lado la calidad del profesional del I.U.T.M. En el año 1980, se funda el Laboratorio de Materiales de Construcción, con el objetivo de realizar ensayos a los diferentes materiales que se utilizan en construcciones civiles, como una manera de controlar la calidad de las obras, brindando al mismo tiempo a los estudiantes la vivencia de los diferentes ensayos que requieren los materiales de construcción. En este mismo año, se funda de igual manera el Laboratorio de Resistencia de Materiales, con el objetivo de levar a la práctica os diferentes ensayos en cuanto a la resistencia que requieren los materiales utilizados en la construcción. En el año 1986, se inaugura el Laboratorio de Mecánica de los Suelos, con la finalidad de capacitar a los cursantes de a carrera en el área de estudio de los suelos que servirán de plataforma para los proyectos de vialidad o edificaciones. En este mismo año también fue fundado el Laboratorio de Vías de Comunicación, con el objeto de adiestrar a los estudiantes en Construcción Civil a los requerimientos con los que debe regirse en el área de inspección en cuanto a los materiales utilizados en vialidad y pavimentos. En la actualidad todos los laboratorios funcionan en perfecto estado. Este departamento se encuentra conformado por tres (3) coordinaciones: • Coordinación del Departamento: Dirigido por la Ing. Sialba Barrios. • Coordinación del Área Académica: conformada por cinco (5) secciones: 1. De apoyo docente (Unidad de evaluación académica). 2. Currículo 3. De apoyo estudiantil 4. De investigación tecnológica. 5. La sección del proyecto socio tecnológico agregada recientemente. • Coordinación del Área Operacional: conformada por cuatro (4) secciones: 1. De planta física y laboratorio. 2. Control de requerimiento. 3. De extensión (unidad de trabajo social). 4. De pasantías. Todas las coordinaciones trabajan en conjunto con todo el personal docente, lo que implica que en cada una se organizan equipos o comisiones de trabajo integradas por cinco o seis docentes pertenecientes al departamento. 1. Pensum de estudio de la carrera técnica Obras Civiles. La carrera de Obras Civiles está estructurada en seis (6) semestres, distribuidos en dos (2) semestre por año y con un sistema de prelación por semestre (Tabla 1), es decir, tiene una duración de tres (3) años, otorgando el titulo en: T.S.U. en Obras Civiles, especialidad estructura. Tabla 1. Pensum de Estudio de la Carrera T.S.U. en Obras Civiles Semestre I Semestre II Semestre III Semestre IV Semestre V Semestre VI Estrategia para el desarrollo Estadística Maquinaria y Método de Construcción Concreto I Concreto II Instalaciones Electromecánica Ingles Matemática II Matemática III Dibujo Técnico Lenguaje y comunicación Matemática I Materiales de la Construcción Metodología de la Investigación Resistencia de Materiales Topografía I Fluidos Dibujo Especializado Instalaciones Sanitarias Construcción de Estructuras I Acueducto y cloacas H. S. I. Construcción de Estructuras II Física Mecánica aplicada Problemática del Subdesarrollo Legislación Civil Relaciones Industriales Vías I Pasantías Topografía II Servicio Comunitario Salas Técnicas Suelo Vías II Prelaciones Fuente: Departamento de Obras Civiles (2009). Para fines de la investigación se consideró a partir del II semestre, el cual correspondió al I período del 2009. Posteriormente se realizó seguimiento de esa cohorte en el III semestre en el II período del 2009 para finalizar en el IV semestre en el I período del 2010. Para la obtención de la debida información se consideraron ciertos aspectos entre los cuales se destacan: La relación entre docentes contratados y ordinarios (Tabla 2), la matricula correspondientes a eso tres períodos escolares (I y II2009 y I -2010, Tabla 3), la distribución de los estudiantes por secciones (Tabla 4) así como la relación entre materias cursadas y reprobadas (Tabla 5). Tabla 2. Relación de Docentes Contratados y Ordinarios Períodos Descripción 2009 2010 Docentes Contratados I 50 II 50 % 74,7 I 67 % 79,7 Docentes Ordinarios 6 6 9 6 7,14 Auxiliar Docente Contratados 7 7 10,5 7 8,3 Auxiliar Docente Ordinarios 4 4 6 4 4,9 TOTAL 67 67 100 84 100 Fuente: Departamento de Obras Civiles (2010). Como se puede apreciar en la tabla 2 en el departamento hay un mayor porcentaje de docentes contratados lo que implica que es necesario sincerar los cargos a estos docentes de manera de facilitar su estabilidad laboral y económica en garantía de una labor en excelencia, con responsabilidad y esmero hacia la institución y hacia los estudiantes. Tabla 3. Matricula Matricula 2009 I II 2010 I Cursantes 260 130 Pasantes 88 90 TOTALES 348 220 N° de Secciones Períodos 2009 2010 II II 3 3 3 Turnos 2009 I 2010 I II Matutino Vespertino Ambos turnos Fuente: Departamento de Obras Civiles (2010). En relación a la matricula, se puede apreciar que en el I y II del 2009, la matricula correspondiente al II y III semestre fue de doscientos sesenta (260) estudiantes, los cuales estuvieron distribuidos en las tres secciones que se aperturaron en el I semestre del II período del 2008 y distribuidas en los tres turnos respectivamente: matutino, vespertino y ambos, con una capacidad de ochenta y ocho (88) pasantes, todos distribuidos en empresas públicas de construcción correspondientes al estado para un total de trescientos cuarenta y ocho (348) estudiantes matriculados en ambos período del 2009. Con respecto al I período del 2010, que correspondió al IV semestre, la matricula disminuyó a ciento treinta (130) estudiantes, con noventa (90) pasantes para un total de doscientos veinte (220), lo que implica que la deficiencia que equivale a ciento veintiocho (128) estudiantes, y que fueron inscritos en el I y II semestre del 2009 no se volvieron a inscribir, de dónde surgió la interrogante ¿Qué paso con ellos? Es a partir de esta interrogante que se comienza a indagar a través de las asistencias de los docentes y con la colaboración de Apoyo Docente, toda la información de los ciento veintiocho (128), estudiantes que no se registraron inscritos para ese nuevo semestre. Otro aspecto considerado para la recaudación de información fue la distribución de los estudiantes por secciones, tal como se muestra en la tabla 4. Tabla 4. Distribución de Estudiantes por Secciones Período I - 2009 1-03-09 al 2-07-09 TOTAL II - 2009 19-09-09 al 1-03-10 TOTAL I - 2010 1-03-10 al 2-07-10 TOTAL TOTALES Semestre Secciones Inscriptos Asistentes Inasistentes Repitientes II 321 322 323 45 40 45 35 33 35 10 7 10 9 7 8 130 103 27 24 III 331 332 333 45 45 40 42 37 30 3 8 10 5 3 7 130 109 21 15 IV 341 342 343 45 40 45 35 34 35 10 6 10 5 3 5 130 390 104 316 26 74 13 52 Fuente: Departamento de Obras Civiles (2010). En relación a la distribución de los estudiantes por secciones, se analizó un análisis de cada una de las secciones a fin de determinar las ausencias estudiantiles y determinar si eran momentáneas o totales. En función de esto se comenzó por la sección 321 correspondiente al turno matutino del II semestre y perteneciente al I período del 2009, y que de acuerdo a la tabla 4 al momento de la inscripción se le adjudico cuarenta y cinco (45) estudiantes de los cuales sólo treinta y cinco (35) lograron culminar el semestre. Al observar esta situación se procedió a indagar sobre el restante de los estudiantes y se pudo comprobar que los diez (10) estudiantes faltantes estaban inasistentes desde los primeros días de clases, es decir, luego de dos semanas de iniciado el semestre, no regresaron mas y ya finalizando el semestre estos retiraron sus documentos llenando la respectiva ficha de retiro que les facilita control de estudio. En relación a la sección 322, se puede apreciar que de los cuarenta y cinco (45) inscritos solo siete (7) no lograron culminar el semestre. De igual manera se procedió a verificar el ¿Por qué? De sus ausencias y la respuesta fue igual a la anterior, retiro total de la institución. En cuanto a la sección 323, correspondiente al II semestre del I período del 2009, de igual manera se verificó que de los cuarenta y cinco (45) inscritos sólo diez(10) no lograron culminar sus estudios, la situación fue similar a la anterior; estos diez (10 ) casos fueron retiros definitivos de la institución, es decir, en el I período del 2009 y durante el II semestre se produjo un total de veintisiete (27) inasistentes que de acuerdo a la información verificada por control de asistencia de los docentes y fichas de retiro de apoyo docente fueron casos de deserción estudiantil, es decir, abandono definitivo de la carrera, puesto que durante el II período de inscripción del 2009, no se registró ningún tipo de inscripción por pate de estos estudiantes. En relación a la situación del II período del 2009 y correspondiente al II semestre se pudo constatar que de igual forma se abrieron tres secciones distribuidas de la siguiente manera: La 331 con un total de inscrito de cuarenta y cinco estudiantes (45), de los cuales sólo tres (3) no lograron culminar sus estudios, la 332 con un total de cuarenta y cinco (45) estudiantes de los cuales sólo ocho (8) no lograron culminar sus estudios semestrales y la 333 con cuarenta (4) estudiantes de los cuales sólo diez (10) no lograron culminar sus estudios. De igual manera se procedió a verificar la información de estos veintiún (21) estudiantes inasistentes durante este semestre y se pudo verificar a través de la lista de asistencia de los docentes que a la semana de iniciadas las clases estos estudiantes no regresaron y se verificó a través del departamento de control de estudios que estos habían retirado sus documentos a mediados del semestre, una vez más se verificó que se anexaban veintiún (21) estudiantes mas a la deserción estudiantil en este III semestre del II período del 2009. Con respecto al IV semestre correspondiente al I período del 2010, se pudo verificar que de igual manera se conservaron las tres secciones y los tres turnos con la siguiente distribución: la 341 con un total de cuarenta y cinco (45) estudiantes de los cuales sólo diez (10) no lograron terminar sus estudios, la 342 con un total de cuarenta (40) estudiantes donde sólo seis (6) no lograron culminar sus estudios y la 343 con cuarenta y cinco (45) estudiantes donde sólo diez (10) estudiantes no lograron culminar el semestre. De igual manera se procedió a corroborar la información a través de las listas de asistencia y se obtuvo que los veintiséis (269 estudiantes que aparecen como inasistentes abandonaron casi terminando el semestre, información verificada a través de las fichas de retiro facilitada por apoyo docente. En el II período de inscripción del 2010 no se realizó la inscripción de ninguno de estos casos detectados como deserción estudiantil en el departamento de obras civiles. Se puede afirmar luego de comprobadas todas estas inasistencias a través de las fichas de retiro de apoyo docente, que el total de setenta y cuatro (74) estudiantes que aparecieron como inasistentes resultaron ser casos de deserción estudiantil en el departamento de obras civiles en el período I y II del 2009 y en I período del 2010 correspondientes al II, II y IV semestre de la carrera. En relación al aspecto relación de materias cursadas y reprobadas, se pudo verificar que la matricula de cada una de las secciones aperturadas fueron complementadas con estudiantes repitientes, siendo estos de materias con mayores prelaciones como lo muestra la tabla 5, lo que significa que esto se convierte en retraso para el estudiante que una, dos y hasta tres veces le tova ver una misma materia. Tabla 5. Relación de materias cursadas y reprobadas PERÍODOS I - II /2009 / I-2010 MATERIAS MATEMÁTICA I SEMESTRE I REPROBADOS 9 SECCIÓN 311 FISICA MATEMÁTICA II RESISTENCIA DE MATERIALES I II III 15 5 10 312-313 321 332-333 IV IV IV 5 3 5 52 CONCRETO SUELO FLUIDOS TOTAL REPROBADOS 341 342 343 Fuente: Departamento de Obras Civiles (2010). Consecuencias de la deserción estudiantil. La deserción escolar tiene efectos tanto a nivel social como a nivel individual. A nivel social los efectos son interesantes para sacar conclusiones de por qué los países en Latinoamérica están en la situación que están. Una deserción estudiantil importante, afecta la fuerza de trabajo; es decir, las personas con deserción estudiantil, tienen menor fuerza de trabajo, son menos competentes y más difíciles de calificar. En el plano personal la primera implicancia o consecuencia viene a ser la frustración del individuo en sus aspiraciones de formación profesional junto con el costo económico a cargo suyo y de su familia durante el tiempo de estudio y socialmente la persona empieza a relacionarse con otro círculo social distinto y diferente, y si ese círculo social no es sano o el ambiente de trabajo carece de responsabilidad y valores, el joven se expone a muchísimos peligros, producto de una sociedad corrupta y viciada. Es decir, empieza a crecer en un ambiente donde habrá muchas tentaciones y posibilidades de enredarse en drogas, delincuencia y también en una vida vagabunda, errante y sin propósito. Una deserción escolar importante, afecta la fuerza de trabajo; es decir, las personas con deserción escolar, tienen menor fuerza de trabajo, son menos competentes y más difíciles de calificar. También es cierto que las personas que dejan de estudiar y no se preparan, tienen una baja productividad en el trabajo, y esto produce a nivel general en la nación, una disminución en el crecimiento del área económica. También cuando el asunto de la deserción estudiantil se da a grandes escalas, esto es una base o fundamento para que se reproduzca generación, a generación las grandes desigualdades sociales y económicas. Un individuo que tiene preparación escolar, que termina sus estudios de primaria o secundaria, y posteriormente el nivel universitario, tendrá más posibilidades de acomodarse en un mejor trabajo y garantizar así un mejor ingreso económico, lo cual le va a repercutir en su nivel social, en relación con otra persona que no lo está haciendo. Por lo tanto cuando hay sectores importantes que están dejando de estudiar en una sociedad, se provoca que generación tras generación se sigan presentando esas grandes desigualdades sociales y económicas. Es decir, si hubiera menor deserción, si hubiera más personas que estudiaran, cada vez iría en aumento el porcentaje de gente preparada y consecuentemente la cultura general de la población. En función de lo anterior se puede resumir diciendo que entre las consecuencias se tienen: • La pobreza. Quienes se encuentran en pobreza extrema sus ingresos per cápita es inferior al de la canasta alimentaria. En ese sentido los integrantes de esos hogares tienen que decidir "comer" o estudiar, indudablemente se decidirán por el primero. Y, por consecuencia habrá un alto índice de deserción en el sistema educativo. • Comercio informal. Una de las formas más comunes que los desertores encuentran para lograr obtener el recurso económico es el empleo informal, que muchas veces no les permite obtener lo suficiente para sobrevivir. Un factor determinante que las personas no puedan insertarse en el mercado laboral (sin considerar condiciones económicas actuales) es la falta de preparación formal y esto se debe en parte a la deserción estudiantil existente en los últimos años. • Ausencia de mano de obra calificada. Esta genera baja productivad de las empresas u organismo debido a la carencia de personas que puedan generar un producto o bien social. PLAN ESTRATÉGICO 1. Definición. Gvirtz y Palamidesi (2007) indican que un plan es una representación gráfica de la posibilidad de anticipación, es decir, un intento o proyecto de realizar una cosa. En este sentido, a través del plan, se prevén como se desarrollarán las situaciones que favorecen un proceso determinado y supone la posibilidad de realizar modificaciones, rectificaciones o cambios sobre la marcha, cuando se pase del plano de la representación al plano de la acción propiamente dicha. Un plan es el resultado del proceso de planeación y corresponde a los esquemas de trabajo en forma organizada. A juicio de Munch y García (2003) el plan corresponde a los diseños o esquemas detallados de lo que habrá de hacerse en el futuro y las especificaciones necesarias para realizarlo. Toda empresa diseña planes estratégicos para el logro de sus objetivos y metas planteadas. Para Larrondo (2005), estos planes pueden ser a corto, mediano y largo plazo, según la amplitud y magnitud de la empresa. Es decir, su tamaño, ya que esto implica que cantidad de planes y actividades debe ejecutar cada unidad operativa, ya sea de niveles superiores o niveles inferiores. De acuerdo a lo anterior, Munich y García (2003) distinguen los siguientes tipos de planes: • Corto Plazo: cuando se determina para realizarse menor o igual a un año. Pueden ser: Inmediatos: son los que se establecen hasta seis meses y Mediatos: aquellos que se fijan entre los 6 a 12 meses. • Mediano Plazo: son los que se establece en períodos de uno a tres años. • Largo Plazo: son aquellos que se proyectan contemplando un tiempo mayor de tres años. En función de los planes que se conciban se tiene: La Planificación Estratégica, táctica o funcional y la operativa. 2. Clasificación de los planes. 1. Planes Estratégicos. Según Barone (2007), estos son llevados a cabo por los miembros de mayor jerarquía de la empresa. Establece los lineamientos generales que sirven de base a los demás planes (tácticos y operativos). Está diseñada por los miembros de mayor jerarquía y definen el alcance las metas generales de la organización. Su función consiste en regir la obtención, uso y disposición de los medios necesarios para alcanzar los objetivos generales de la organización. Se hace a largo plazo y comprende a toda la empresa. 1.1. Planes Tácticos y Funcionales. Munch y García (2003), establecen que estos son los que determinan los planes específicos referidos a cada uno de los departamentos de la empresa subordinando a los planes estratégicos. Esta establecida y coordinada por los directivos de nivel medio. Se establece mediante los planes a corto y mediano plazo, con el fin de poner en práctica los recursos de la empresa. Los planes tácticos por su establecimiento y ejecución abarcan un área de actividad específica. 1.2. Planes Operativos. Barone (2007) los concibe como aquellos que se rigen de acuerdo a la planeación táctica. Su función consiste en la formulación y asignación de actividades que deben ejecutar los últimos niveles jerárquicos de la empresa; es decir, las actividades que desarrolla el elemento humano. Los planes operativos son a corto plazo. Por lo general, determinan las actividades que debe desarrollar el elemento humano, y se refiere a cada una de las unidades en que se divide un área de actividad. Contienen los detalles para poner en práctica o implementar, los planes estratégicos. En opinión de Nouel, (2002) la Planificación Estratégica constituye un sistema gerencial que desplaza el énfasis en el “qué lograr” (objetivos) al “qué hacer” (estrategias). Es así como, la Planificación Estratégica busca concentrarse en sólo, aquellos objetivos factibles de lograr y en qué negocio o área competir, en correspondencia con las oportunidades y amenazas que ofrece el entorno. En este orden de ideas, la planeación trata con el porvenir de las decisiones actuales. Esto significa que la planeación estratégica observa la cadena de consecuencias de causas y efectos durante un tiempo, relacionada con una decisión real o intencionada que tomará el director. Según Marím (2008) la esencia de la planeación estratégica consiste en la identificación sistemática de las oportunidades y peligros que surgen en el futuro, los cuales combinados con otros datos importantes proporcionan la base para tomar mejores decisiones en el presente para explotar las oportunidades y evitar los peligros. Planear significa diseñar un futuro deseado e identificar las formas para lograrlo. Es así como, en esta investigación se concibe la planeación estratégica como un proceso que se inicia con el establecimiento de metas, define estrategias y políticas para lograr estas metas, y desarrolla planes detallados para asegurar la implantación de las estrategias y así obtener los fines buscados en las instituciones de Educación Universitaria a fin de disminuir la deserción estudiantil. Así como, también es un proceso para decidir de antemano qué tipo de esfuerzos de planeación debe hacerse, cuándo y cómo debe realizarse, quién lo llevará a cabo, y qué se hará con los resultados; siendo un proceso sistemático, en el sentido de que es organizada y conducida con base en una realidad entendida. En cuanto a conceptos y con base en las premisas antes mencionadas, Nouel, (2002) indica que el siguiente paso en el proceso de planeación estratégica es formular estrategias maestras y de programas. Las estrategias maestras se definen como misiones, propósitos, objetivos y políticas básicas; mientras que las estrategias de programa se relacionan con la adquisición, uso y disposición de los recursos para proyectos específicos. A diferencia de la programación a mediano plazo, Marím (2008) señala que no existe un enfoque modelo para planear en esta área. Lo que se hace depende de los deseos de los directores en un momento dado, los cuales, a su vez, son estimulados por las condiciones a las que se enfrentan en un momento preciso. La programación a mediano plazo, en opinión de Novel (2002) es el proceso mediante el cual se prepara y se interrelacionan planes específicos funcionales para mostrar los detalles de cómo se debe llevar a cabo le estrategia para lograr objetivos, misiones y propósitos de la compañía a largo plazo. Es decir, que conforma los planes a realizarse para consolidar las metas finales. El siguiente paso es desarrollar los planes a corto plazo con base en los planes a mediano plazo. En algunas organizaciones los números obtenidos durante el primer año de los planes a mediano plazo son los mismos que aquellos logrados con los planes operativos anuales a corto plazo, aunque en otras empresas no existe la misma similitud. Los planes operativos serán mucho más detallados que los planes de programación a mediano plazo. Una vez que los planes operativos son elaborados deben ser implantados. El proceso de implantación cubre toda la gama de actividades directivas, incluyendo la motivación, compensación, evaluación directiva y procesos de control. Los planes deben ser revisados y evaluados. No existe mejor manera para producir planes por parte de los subordinados que cuando los altos directivos muestran un interés profundo en éstos y en los resultados que pueden producir. Es así como se deben tomar los registros de deserción estudiantil y evaluarlos en el corto, mediano y largo plazo para establecer estrategias y políticas eficaces. Larrondo (2005), explica que la planeación estratégica exige cuatro fases bien definidas: formulación de objetivos organizacionales; análisis de las fortalezas y limitaciones de la empresa; análisis del entorno; formulación de alternativas estratégicas. Por su parte, Sallenave (2001), afirma que la Planificación Estratégica es el proceso por el cual los dirigentes ordenan sus objetivos y sus acciones en el tiempo. No es un dominio de la alta gerencia, sino un proceso de comunicación y de determinación de decisiones en el cual intervienen todos los niveles estratégicos de la empresa. En este sentido, el plan estratégico es una herramienta por excelencia de la Gerencia Estratégica, que consiste en la búsqueda de una o más ventajas competitivas de la organización y la formulación y puesta en marcha de estrategias permitiendo a las instituciones de Educación Superior crear o preservar ventajas, todo esto en función de la visión, misión y de sus objetivos, del medio ambiente y sus presiones y de los recursos disponibles para minimizar el índice de deserción estudiantil. 3. Elementos del Plan Estratégico En opinión de Serna (2004), los elementos del plan estratégico representan, el conjunto de principios, creencias y valores que guían e inspiran la vida de una organización o área. Definen lo que es importante para una organización. Son el soporte de la cultura organizacional, su axiología corporativa y constituyen la definición de la filosofía empresarial. Entre estos se tienen los siguientes elementos: • Visión. Es la declaración amplia y suficiente a dónde quiere que la institución o área esté dentro de 3 ó 5 años. No debe expresarse en números, debe ser comprometedora y motivante de tal manera que estimule y promueva la pertenencia de todos los miembros de la organización. • Misión. Es la formulación explícita de los propósitos de la organización o de un área funcional, así como la identificación de sus tareas y los actores participantes en el logro de los objetivos de la organización. Expresa la razón de ser de su empresa o área, es la definición “Del Negocio” en todas sus dimensiones. Involucra al cliente como parte fundamental del deber ser del negocio. • Objetivos organizacionales. Resultados a largo plazo que una organización espera lograr para hacer real la misión y la visión de la empresa o área del negocio. • Acciones. Las actividades concretas que se realizan para el logro de los objetivos estratégicos propuestos En este mismo sentido el Plan Estratégico es un documento en el que los máximos responsables de una empresa o institución establecen la estrategia a seguir en un periodo plurianual a través de unas líneas de actuación que sirvan de base para la gestión eficaz y eficiente de la organización. En el Plan Estratégico cada línea de actuación debe estar asignada a un responsable de alcanzar los objetivos establecidos con una serie de acciones específicas, así como el tiempo adecuado para llevarla a cabo. BASES LEGALES Dentro de los instrumentos legales que sustentan el ofrecer una educación con calidad se encuentran: 1. La Constitución Bolivariana de Venezuela establece en su Art. 102: “La educación es un derecho humano y un deber social fundamental, es democrática, gratuita y obligatoria. El Estado la asumirá como función indeclinable y de máximo interés en todos sus niveles y modalidades, y como instrumento del conocimiento científico, humanístico y tecnológico al servicio de la sociedad. La educación es un servicio público y está fundamentada en el respeto a todas las corrientes del pensamiento, con la finalidad de desarrollar el potencial creativo de cada ser humano y el pleno ejercicio de su personalidad en una sociedad democrática basada en la valoración ética del trabajo y en la participación activa, consciente y solidaria en los procesos de transformación social, consustanciados con los valores de la identidad nacional y con una visión latinoamericana y universal. El Estado, con la participación de las familias y la sociedad, promoverá el proceso de educación ciudadana, de acuerdo con los principios contenidos en esta Constitución y en la ley”. (Pág. 1). Así mismo su Artículo 103 expresa que: “Toda persona tiene derecho a una educación integral de calidad permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones. La educación es obligatoria en todos los niveles. La impartida en las instituciones del estado es gratuita hasta el pre-grado universitario. La ley garantizará igual atención a las personas con necesidades especiales y a quienes se encuentren privados de libertad o carezcan de condiciones básicas para su incorporación y permanencia en el sistema educativo”. (Pág. 1) En su Artículo 104 expone que: “La educación estará a cargo de personas de reconocida moralidad y de comprobada idoneidad académica. El Estado estimulará su actualización permanente y les garantizará la estabilidad laboral en el ejercicio de la carrera docente, bien sea pública o privada, atendiendo a esta constitución y a la ley”. (Pág. 3). A través de los artículos citados, se evidencia la necesidad de un comportamiento ético, tanto dentro como fuera del sistema educativo; así mismo, se destaca el derecho inalienable de todo ser humano a la educación y del papel que debe jugar el Estado para que este se haga cumplir de manera que todo venezolano tenga la oportunidad de ser formado integralmente. Al respecto, la Ley Orgánica de Educación (1980) en sus artículos establece: “En su Artículo 6, manifiesta que: “Todos tienen derecho a la educación conforme con sus aptitudes y aspiraciones, adecuadas a su vocación y dentro de las exigencias del interés nacional o local, sin ningún tipo de discriminación por razón de la raza, del sexo, del credo, la posición económica y social o de cualquier otra naturaleza.” (Pág. 5). En este sentido, la educación debe estar a la par de las aptitudes, aspiraciones y vocación de los estudiantes, a fin de canalizarlos, orientándolos a través de los docentes sin distingos de raza, credo, nivel social y/o económico. Artículo 7. “El proceso educativo estará estrechamente vinculado al trabajo, con el fin de armonizar la educación con las actividades productivas propias del desarrollo nacional y regional y deberá crear hábitos de responsabilidad del individuo con la producción y distribución equitativa de los resultados.” En el presente artículo se señala la verdadera aplicabilidad de la educación como ente que proporciona la formación integral para generar actividades productivas en función de la canalización ofrecida con ética y mística de servicio para mejorar la calidad de vida de las personas. Artículo 21. “La educación básica tiene como finalidad contribuir a la formación integral del educando, mediante el desarrollo de sus destrezas y de su capacidad científica, técnica, humanística y artística; e iniciarlos en los aprendizajes de disciplinas y técnicas que les permita desarrollar la capacidad de ser de cada individuo de acuerdo con sus actitudes.” Se da pues, mediante el desarrollo de las destrezas y la capacidad científica, humanística y técnica, se debe posibilitar y motivar a los estudiantes, en la adquisición del aprendizaje de técnicas que permitan el ejercicio de cada persona de acuerdo con sus posibilidades. 2.5. Tabla 6. OPERACIONALIZACIÓN DE LAS VARIABLES Objetivos generales: 1.-Analizar la deserción estudiantil de la carrera T.S.U. en Obras Civiles en el I.U.T.M. 2.-Proponer un plan estratégico para disminuir la deserción estudiantil en la carrera técnico de Obras Civiles en el I.U.T.M. VARIABLES DIMENSIONES INDICADORES INSTRUMENTO Diagnosticar la situación actual de la carrera T. S. U. de Obras Civiles en el I.U.T.M. • Relación de Docentes. • Matricula. • Distribución de estudiantes por secciones • Relación de materias cursadas y reprobadas • Plan de estudio de la carrera obras civiles. Identificar los factores que influyen en la deserción estudiantil en la carrera T. S. U. de Obras Civiles en el I.U.T.M. • Problemas Económicos Factores de la • Trabajo del deserción estudiante estudiantil. • Problemas relacionados con la oferta o ausencia de instituciones • Problemas familia Situación actual de la deserción estudiantil en la carrera Técnica Obras Civiles. Deserción Estudiantil Ficha de Retiro del Estudiante y Asistencia de los docentes • Problemas Psicológicos (autoestima, autoconfianza) Identificar el modelo de deserción desarrollado en la carrera T.S.U. de obras civiles en e I.U.T.M. • Psicológico • Sociológico • Económico Tipos • Organizacional • De interacción Plan Estratégico Precisar las consecuencias que genera la deserción estudiantil en el I.U.T.M. Individuales Pobreza Comercio Informal Sociales Ausencia de mano de Obra Calificada Establecer los lineamientos para la elaboración del plan Fuente: Giorno (2010). Plan C A P Í T U L O III MARCO METODOLÓGICO C A P Í T U L O III MARCO METODOLÓGICO En este capítulo se destacan todos los aspectos relativos a la metodología utilizada en el presente estudio, es decir, todo lo concerniente con el diseño y tipo de investigación, población, muestra, construcción y validación de los instrumentos finalizando con las técnicas de análisis de datos. TIPO DE INVESTIGACIÓN La presente investigación tiene como objetivos analizar la deserción estudiantil y proponer un plan estratégico para disminuir la deserción estudiantil en el instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo, la misma se encuentra enmarcada en el paradigma positivista, según lo expone Flores (1999) cuando argumenta que “es la experiencia observable, donde los conocimientos a medida que crecen se organizan, clasifican y se fundamentan para deducir las proposiciones teóricas y luego los enunciados observables” (p.3). Es así como, el estudio se hace con el propósito de observar y analizar los hechos sin cambiarlos, concibiéndose como descriptiva, proyecto factible y de campo. Según Hernández, Fernández y Baptista (2003), la investigación descriptiva, define las características, propiedades y perfiles de las personas, comunidades y empresas que son sometidas a un estudio. Los estudios descriptivos miden, evalúan y recolectan datos sobre diversos aspectos, dimensiones y componentes de lo estudiado. En este estudio, por lo tanto, el tipo de investigación asumido fue el descriptivo, debido al diagnostico que se realizó de la situación de deserción de la carrera obras civiles en el I.U.T.M., de igual manera se obtuvo información de varios aspectos relacionados con los estudiantes desertores y con la estructura del departamento de obras civiles, considerando para ello: el pensum de estudio de la carrera, la relación entre docentes contratados y ordinarios, matricula del I y II período del 2009 así como también el I período del 2010, la distribución de los estudiantes por secciones y la relación entre materias cursadas y reprobadas. Todos estos elementos permitieron describir y precisar el modelo de deserción manifestado en el departamento y los factores que están generando la deserción estudiantil. Asimismo el presente estudio se consideró como proyecto factible, ya que, está orientado a proponer el enfoque de la gerencia estratégica en el instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo. A este efecto, se pretende ofrecer alternativas de solución en cuanto a la disminución de la deserción estudiantil. De acuerdo a lo cual, Hurtado de Barrera (2001), plantea que “pretende solucionar el problema o necesidad a partir de un diagnostico preciso de las necesidades del momento. (p.311). DISEÑO DE LA INVESTIGACION En referencia al diseño de la investigación, este estudio se ubicó en un diseño no experimental-longitudinal, porque en ningún momento se manipuló la variable Deserción estudiantil de la carrera T. S. U. en Obras Civiles en el I.U.T.M., sino que se obtuvieron los datos tal cual como fueron registrados en la ficha de retiro; para ello se consideró el II y III semestre del período I y II del 2009 así como el IV semestre correspondiente al I período del 2010. De igual manera estos datos permitieron determinar el tipo de modelo de deserción manifestado en dicha carrera. En ningún momento se manipuló la variable, solo se identificaron, se analizaron y se mostraron los resultados y se dieron las recomendaciones. Y es de tipo longitudinal, por cuanto se trató de ver la evolución de la cohorte ingresada en el I período del 2008 al I.U.T.M. en el departamento de obras civiles, observando los cambios del fenómeno de la deserción a través del tiempo académico de estudio desde el I, II periodo del 2009 hasta el I período del 2010. POBLACION Con respecto a la población, está es el conjunto de todos los casos que concuerdan con una serie de especificaciones, según lo definen Hernández, Fernández y Batista (2006). Es así como, para esta investigación se refiere al universo del I.U.T.M. específicamente al Departamento de Obras Civiles. En atención a lo cual, Tamayo y Tamayo (2004), entienden la población como “la totalidad del fenómeno a estudiar, donde las unidades poseen una característica en común, la cual se estudia o da origen a los datos de la investigación. La población considerada en este caso fueron algunos de los casos de deserción, para los cuales se consideraron las fichas de retiro, que aportan los datos socioeconómicos de los estudiantes desertores, la cual esta estructura con una única pregunta: ¿Por qué te estás retirando? MUESTRA A fin de lograr obtener información solamente se trabajó en función de los estudiantes inasistentes por sección desde el I y II período del 2009, correspondiente al II y III semestre y los estudiantes inasistentes del I período del 2010, correspondiente al IV semestre, haciendo la aclaratoria que sólo se pudieron procesar de los setenta y cuatro (74) casos, treinta y ocho (38) fichas, puesto que el departamento de apoyo docente solo facilitó este número de fichas en los períodos indicados, tal como se indica en la tabla 7. Tabla N° 7. Fichas Consideradas por Semestre y Secciones Semestre Sección N° de fichas por estudiantes Período II II II III III III IV IV IV TOTAL 341 342 343 341 342 343 341 342 343 5 4 5 2 4 5 5 3 5 38 I- 2009 I-2009 I-2009 II-2009 II-2009 II-2009 I-2010 I-2010 I-2010 Fuente: Departamento de Control de Estudio (2010). DEFINICIÓN CONCEPTUAL DE LA VARIABLE Operacionalizar las variables es un requisito, que facilita el proceso de medición de las variables, por tanto señala pautas destinadas a ubicar al investigador en los aspectos específicos que desea conocer del contracto. Al respecto Ortiz y García (2006), refiere Operacionalizar las variables consiste en establecer sus referentes empíricos, lo que, implica desglosar las variables por medio de deducción lógica e indicadores, los cuales pueden medirse mediante índices e investigarse en ítems o preguntas. Para la recolección de datos (p. 90). En cuanto a esta etapa del proceso metodológico se señala que la misma se cumplió atendiendo lo siguiente: Variable: Deserción estudiantil. Definición conceptual. La deserción estudiantil en Venezuela, según (Oviedo y Díaz, 1982) no es nueva, para los inicios de la década de los ochenta fue definida como "el número de estudiantes que inscritos en un grado cualquiera de un año escolar determinado, no continúa estudios el año siguiente, sea por abandonar la escuela antes de haber finalizado el curso, o por abandonarla después de finalizado, habiendo sido los estudiantes aprobado o no aprobado”. Operativamente la variable deserción estudiantil fue medida a través de los datos obtenidos mediante las fichas de retiro que cada uno de los desertores llenaron al momento de retirarse de la institución. Variable: Plan Estratégico. Definición Conceptual. Según Barone (2007), estos son llevados a cabo por los miembros de mayor jerarquía de la empresa. Establece los lineamientos generales que sirven de base a los demás planes (tácticos y operativos). Está diseñada por los miembros de mayor jerarquía y definen el alcance las metas generales de la organización. Su función consiste en regir la obtención, uso y disposición de los medios necesarios para alcanzar los objetivos generales de la organización. Se hace a largo plazo y comprende a toda la empresa. TÉCNICAS Y RECOLECCIÓN DE LA INFORMACIÓN Las técnicas de investigación son definida por Hernández y Otros (2007), como “el conjunto de procedimientos que se utilizan para obtener datos significativos que permiten el logro de los objetivos propuestos”. (p. 233). En el presente estudio se empleó como técnica: el Análisis Documental, empleando para ello la ficha de retiro llenada por los estudiantes desertores al momento de retirar sus documentos en control de estudio. Según Méndez (2001), estas consisten en recolectar la información a través de diferentes instrumentos: encuestas, entrevistas, cuestionarios. Para el caso que nos compete en función de organizar la información y tomando como fundamento el soporte teórico expuesto anteriormente en esta investigación se elaboró una tabla denominada Baremo, la cual permitió categorizar, organizar el comportamiento de los indicadores y dimensiones de la variable de estudio: deserción. Dicho baremo permitió estructurar la información que facilitó determinar los factores que produjeron la deserción así como el poder establece el modelo de deserción que se comenzó a gestar en el departamento de obras civiles. La ficha elaborada y aplicada por control de estudio a los estudiantes desertores está estructurada con una única pregunta: ¿PORQUÉ TE ESTAS RETIRANDO? Para fines de establecer los resultados de esta única pregunta se elaboró un Baremo a fin de poder tratar la información aportada por los estudiantes al momento de responder la pregunta anterior. El Baremo se estructuró en función de los datos aportados por cada uno de los estudiantes, puesto que fueron datos coincidentes. Tabla 8. Baremo ¿PORQUÉ TE ESTAS RETIRANDO? Factores I. Factores socioeconómicos 1. Por problemas económicos. 2. Por embarazo. Si No 3. Problemas de salud familiar. 4. Problemas de salud personal. II. Factores académicos 1. Desconocimiento acerca del programa. 2. Dudas con respecto a la calidad científica de los profesores. 3. Por problemas organizativos en la puesta en marcha de las clases. 4. Ubicación del instituto lejos de su hogar. III. Factores personales 1. Poca vocación por el estudio de obras civiles 2. Por no comprender las explicaciones de los docentes. 3. Incapacidad para el empleo de los diferentes medios de enseñanza. (Computadoras, libros, maquetas, CD) Fuente: Giorno (2010). VALIDEZ Y CONFIABILIDAD 1. Validez. La validez de los instrumentos de medición está dada según Sierra Bravo (2004, p. 321), como la comprobación que hace el investigador acerca de si las preguntas o ítems diseñados son comprensibles y si las respuestas a éstos son significativas en el orden a lo que se pretende. En esta investigación, se trabajó con una población que es desertora, para ello se consideró recolectar la información a través de las fichas de retiro que el estudiante llena al momento en que retira sus documentos, en tal sentido y como sugerencia de los expertos, se decidió trabajar en función de dichas fichas, que no requieren ser avalada, puesto que es un instrumento propio de la institución. 2. Confiabilidad. La confiabilidad según Hernández, Fernández y Batista (2006, p. 348), “es el grado en el que la aplicación repetida de un instrumento de medición al mismo fenómeno genera resultados similares y varía de acuerdo al número de ítems que incluya el instrumento de medición”. A tal efecto es el grado de congruencia con que se realiza la medición de una variable. Como las fichas son instrumentos que el propio instituto elabora, se consideran confiables, puesto que su contenido es producto del propio desertor, en ningún momento se modifican o alteran las respuestas o datos solicitados a través de ellas. Es más la información de las fichas comprueban las inasistencias de las listas de los docentes. C A P Í T U L O IV ANALÍSIS Y DISCUSIÓN DE DATOS CAPÍTULO IV ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE RESULTADOS El presente capítulo se corresponde con el análisis de los resultados obtenidos a través de las fichas de retiro de los estudiantes desertores. Estos resultados son expuestos siguiendo los objetivos específicos propuestos para la investigación. 1.1. Diagnosticar la situación actual de la deserción estudiantil en la carrera T.S.U. de Obras Civiles en el IUTM. A fin de poder dar respuesta a este objetivo y de acuerdo a la información suministrada por el departamento de control de estudio, los estudiantes desertores son los Inasistentes, puesto que esto fue verificado al comparar el control de asistencia de los docentes con las fichas de retiro llenada por ellos estudiantes desertores en el departamento de control de estudio, tal como lo muestra la tabla 4. Tabla 4. Distribución de Estudiantes por Secciones Período I - 2009 1-03-09 al 2-07-09 TOTAL II - 2009 19-09-09 al 1-03-10 TOTAL I - 2010 1-03-10 al 2-07-10 TOTAL TOTALES Semestre Secciones Inscriptos Asistentes Inasistentes Repitientes II 321 322 323 45 40 45 35 33 35 10 7 10 9 7 8 130 103 27 24 III 331 332 333 45 45 40 42 37 30 3 8 10 5 3 7 130 109 21 15 IV 341 342 343 45 40 45 35 34 35 10 6 10 5 3 5 130 390 104 316 26 74 13 52 Fuente: Departamento de Obras Civiles (2010). Según la información aportada por la tabla 4, el número de inasistentes de manera global en los tres períodos considerados (I y II -2009 y I .2010) es de 74 inasistentes, al compararlos con las fichas de retiro de los estudiantes desertores coincidieron, por lo cual, en comparación a la matricula global que son 390 estudiantes inscritos no es muy influyente, sin embargo es pertinente tomar medidas a fin de evitar que en futuras situaciones puedan incrementarse, por lo tanto, deben considerarse dentro de la propuesta del plan estratégico, el prestar atención desde el principio cuando el estudiante comienza a falta y poder de esta manera evitar su ausencia definitiva de la institución. En función a estos resultados y considerando lo establecido por Tinto (1982), deserción es la situación a la que se enfrenta un estudiante cuando aspira y no logra concluir su proyecto educativo. Luego es posible considerar como desertor a aquel individuo que siendo estudiante de una institución de educación universitaria no presenta actividad académica durante tres semestres consecutivos. Según otros autores como Cabrera y col (1992 y 1993, Adelman 1999, Tinto 1989), a esta deserción se le denomina “primera deserción” (first drop-out), ya que no se puede determinar si pasado este tiempo decide iniciar otro programa académico. De acuerdo a los datos de inscripción del II período del 2010, se pudo verificar que ninguno de estos casos volvió a ser inscritos. 1.2. Identificar los factores que influyen en la deserción estudiantil en la carrera T. S. U. de Obras Civiles en el I.U.T.M. Para poder dar respuesta a este objetivo, se consideró la información de la tabla 7, la cual refleja el promedio de fichas de retiro por cada sección, puesto que el departamento de Control de Estudio únicamente facilitó esta parte de información, quedando la distribución según lo indicado en la tabla (pág. 66). Tabla N° 7. Fichas Consideradas por Semestre y Secciones Semestre Sección N° de fichas por estudiantes II II 341 342 5 4 Período I- 2009 I-2009 II 343 III 341 III 342 III 343 IV 341 IV 342 IV 343 TOTAL Fuente: Departamento de Control de Estudio (2010). 5 2 4 5 5 3 5 38 I-2009 II-2009 II-2009 II-2009 I-2010 I-2010 I-2010 En función d esta información a fin de poder organizar mejor los datos aportados por la única pregunta que se hace en la ficha de retiro ¿Por qué te estás retirando?, se aplicó el Baremo siguiente, tal como lo muestra la tabla 8. Tabla 8. Baremo ¿PORQUÉ TE ESTAS RETIRANDO? Factores Si I. Factores socioeconómicos 1. Por problemas económicos. 2. Por embarazo. 3. Problemas de salud familiar. 4. Problemas de salud personal. II. Factores académicos 1. Desconocimiento acerca del programa. 2. Dudas con respecto a la calidad científica de los profesores. 3. Por problemas organizativos en la puesta en marcha de las clases. 4. Ubicación del instituto lejos de su hogar. III. Factores personales 1. Poca vocación por el estudio de obras civiles 2. Por no comprender las explicaciones de los docentes. 3. Incapacidad para el empleo de los diferentes medios de enseñanza. (Computadoras, libros, maquetas, CD) Fuente: Giorno (2010). Luego de aplicado este baremo se obtuvieron los resultados reflejados en la tabla 9, como se muestra a continuación: Tabla N° 9. Resultados de la Información No Semestre Sección N° Fichas Período de estudiantes Sexo F M II 341 5 I- 2009 3 2 II 342 4 I-2009 2 2 II 343 5 I-2009 2 3 III III III 341 342 343 2 4 5 II-2009 II-2009 II-2009 0 2 4 2 2 1 IV IV IV 341 342 343 5 3 5 I-2010 I-2010 I-2010 3 2 3 2 1 2 38 TOTALES 21 17 F Respuestas Factor M Factor 2 1 1 1 2 III.1 I.2 I.2 I.1 I.1 0 2 3 1 3 2 3 I.1 I.1 III.1 I.1 I.1 I.1 21 16 2 3 I.1 I.2 III.1 2 I.1 1 1 2 1 2 2 1 I.1 I.3 I.1 III.1 I.1 III.1 I.1 2 1 1 1 17 I.1 I.1 I.1 III.1 12 1 4 I.1 I.3 III.1 Fuente: Giorno (2010). De acuerdo a la información, la mayoría de los desertores se ausentaron de sus estudios universitarios debido a problemas económicos: 16 pertenecen al sexo femenino y 12 al sexo masculino. Siendo una minoría por tener poca vocación a la carrera, por embarazo y por problemas de salud familiar (padres demasiados mayores). En este sentido, Espíndola y León (2002) y Orozco (2004) asocian el problema de la deserción con problemas económicos, que incluyen tanto la falta de recursos en el hogar para enfrentar los gastos que demanda la asistencia a los institutos, como la necesidad de trabajar o buscar empleo. El aspecto económico juega un papel preponderante en la situación de las necesidades básicas del ser humano, eventos como los siguientes influyen e interactúan en la deserción: condición económica de los padres determinada por el ingreso económico familiar. Igualmente, Romero (2004), expone que los estudiantes desertores son los que abandonan sus estudios por falta de recursos económicos, que los obliga a incorporarse al trabajo para dar apoyo a su familia; donde muchas veces sus familiares poseen una escasa experiencia escolar. Por esta razón, los estudiantes prefieren ceder a la situación que viven e incorporarse al trabajo y dejan sin concluir sus estudios. Según las investigaciones desarrolladas por Cabrera et al. (1992 y 1993), Bernal et al. (2000) y St. John et al. (2000) se pueden distinguir dos modelos asociados a los problemas económicos, siendo estos: 1. Costo/Beneficio: consiste en que cuando los beneficios sociales y económicos asociados a los estudiantes son percibidos como mayores que los derivados por actividades alternas, como por ejemplo un trabajo, el estudiante opta por permanecer en la universidad. 2. Focalización de Subsidio: consiste en la entrega de subsidios que constituyen una forma de influir sobre la deserción. Estos subsidios están dirigidos a los grupos que presentan limitaciones reales para costear sus estudios. Este modelo busca privilegiar el impacto efectivo de los beneficios estudiantiles por sobre la deserción, dejando de lado las percepciones acerca de la adecuación de dichos beneficios o el grado de ajuste de éstos a los costos de los estudios (Himmel, 2002). Las ayudas proporcionadas a los estudiantes en forma de becas constituyen un factor de peso en las posibilidades de permanencia, observándose que las tasas de deserción varían dependiendo de la cantidad y duración de la ayuda financiera con la que cuenta el estudiantado (Ishitani y DesJardins, 2002) e inclusive ante apuros económicos se provoca un impacto importante en el abandono temprano (Ozga y Sukhmandan, 1998). 1.3. Identificar el modelo de deserción manifestado en la carrera T.S.U. de obras civiles en el I.U.T.M. Para poder desarrollar este objetivo, se consideró los resultados de la tabla 9, según la cual la mayor puntuación se inclina hacia el Factor I.1. El cual se refiere al factor socioeconómico, específicamente problemas económicos. Tabla N° 9. Resultados de la Información Semestre Sección N° Fichas Período de estudiantes II 341 5 I- 2009 Sexo F M 3 2 F 2 1 Respuestas Factor M Factor III.1 I.2 2 I.1 II 342 4 I-2009 2 2 II 343 5 I-2009 2 3 III III III 341 342 343 2 4 5 II-2009 II-2009 II-2009 0 2 4 2 2 1 IV IV IV 341 342 343 5 3 5 I-2010 I-2010 I-2010 3 2 3 2 1 2 38 21 17 TOTALES 1 1 2 I.2 I.1 I.1 0 2 3 1 3 2 3 I.1 I.1 III.1 I.1 I.1 I.1 21 16 2 3 I.1 I.2 III.1 1 1 2 1 2 2 1 I.1 I.3 I.1 III.1 I.1 III.1 I.1 2 1 1 1 17 I.1 I.1 I.1 III.1 12 1 4 I.1 I.3 III.1 Fuente: Giorno (2010). Según los resultados el factor que mayor incidencia tuvo sobre los estudiantes desertores fue el Factor Económico, 16 pertenecen al sexo femenino y 12 al sexo masculino, por lo cual, se puede afirmar que el modelo que se está gestando en el departamento de obras civiles es el Modelo Económico. Según las investigaciones desarrolladas por Cabrera y col (1992 y 1993), Bernal y col (2000) y St. John y col (2000) se pueden distinguir dos modelos: a. Costo/Beneficio: Consiste en que cuando los beneficios sociales y económicos asociados a los estudiantes son percibidos como mayores que los derivados por actividades alternas, como por ejemplo un trabajo, el estudiante opta por permanecer en la universidad. b. Focalización de Subsidio: Consiste en la entrega de subsidios que constituyen una forma de influir sobre la deserción. Estos subsidios están dirigidos a los grupos que presentan limitaciones reales para costear sus estudios. Este modelo busca privilegiar el impacto efectivo de los beneficios estudiantiles por sobre la deserción, dejando de lado las percepciones acerca de la adecuación de dichos beneficios o el grado de ajuste de éstos a los costos de los estudios (Himmel, 2002). Las ayudas proporcionadas a los estudiantes en forma de becas constituyen un factor de peso en las posibilidades de permanencia, observándose que las tasas de deserción varían dependiendo de la cantidad y duración de la ayuda financiera con la que cuenta el estudiantado (Ishitani y DesJardins, 2002) e inclusive ante apuros económicos se provoca un impacto importante en el abandono temprano (Ozga y Sukhmandan, 1998). 1.4. Precisar las consecuencias que conlleva la deserción estudiantil en el IUTM. En relación a este objetivo, es evidente que la deserción no beneficia en nada a la institución donde se esté generando, sea que tenga influencias o no las instituciones necesitan cada día más prestar atención a cada uno de sus estudiantes. En el plano personal la primera implicancia o consecuencia viene a ser la frustración del individuo en sus aspiraciones de formación profesional junto con el costo económico a cargo suyo y de su familia durante el tiempo de estudio, luego también debe resignarse a recibir salarios más bajos que los asignados a los niveles profesionales cuando consiguen un puesto de trabajo, pero sin duda que se hace más difícil conseguir empleo cuando no se cuenta con el título, por lo cual deben asumir la realización de tareas de apoyo técnico o como auxiliares con la imposibilidad de promocionarse a niveles superiores y el consiguiente déficit de aporte como profesional calificado al proceso de desarrollo de su región y país. También existen implicancias en el plano social. Según el resultado de las fichas, como causa de la deserción está la urgencia de contar con recursos económicos para hacer frente a sus necesidades, situación que es resuelta con la primera oportunidad de empleo encontrada. Esto significa la inserción temprana de los jóvenes al mercado laboral, inserción que se produce en condiciones desventajosas para ellos al no contar con título profesional ni tener concluida su formación lo que se refleja en el aumento del subempleo, consiguientemente reciben una remuneración mucho más baja que la otorgada a los niveles profesionales. Ello tiene otra implicancia sobre la reproducción del círculo de la pobreza porque aumenta la cantidad de hombres y mujeres que se hallan sin empleo o subempleados, imposibilitados de alcanzar una inserción social en condiciones de dignidad. La inserción en estas condiciones desventajosas no hace otra cosa que engrosar las corrientes de exclusión y segregación social. Por último también tiene otra implicancia debido a que la distribución de servicios fundamentales de una sociedad como son la educación y la salud se torna selectiva por falta de equidad y universalidad. Finalmente en el plano institucional hay que considerar las implicancias del costo económico que significa para las universidades haber asumido gastos que no se traducirán en el resultado esperado cual es la titulación de sus estudiantes, es decir, la deserción tiene implicancia también en el plano institucional a través del costo económico que significa para las universidades la erogación de recursos económicos durante el tiempo de permanencia de los desertores. CAPÍTULO V PLAN ESTRATEGICO PROPUESTA CAPÍTULO V PLAN ESTRATEGÍCO DESERCIÓN ESTUDIANTIL PRESENTACIÓN La planificación es una actividad inherente al ser humano sea cual fuere su condición; es importante, oportuno y necesario pensar muy bien lo que se va a crear. Para dirigir o gestionar una actividad en primer lugar se deben establecer los objetivos que se pretenden alcanzar y el curso a seguir para obtenerlos. La sociedad ha tenido un cambio vertiginoso en los últimos años, antes no era tan importante planificar porque el entorno poseía cierta estabilidad; ahora es imperativo por las constantes transformaciones que se están viviendo. En un plan estratégico se combinan varias fuerzas que interactúan para llevarlo a cabo; las fuerza moldeadoras como las decisiones políticas y económicas de los gobiernos de turno, fluctuaciones de la materia prima, los costos laborales, los costos sociales, en fin son muchas las razones y en el caso particular del I.U.T.M. el objetivo es disminuir la deserción estudiantil. En este sentido, Vargas (2006), establece que la planificación estratégica tiene una serie de características, a saber: la planificación es un proceso, propone decisiones, toma decisiones y formula políticas en conjunto, es una actividad practica, se relaciona con la acción futura, sus objetivos expresan lo que pretende el plan y por último garantiza la relación entre medios y objetivos. JUSTIFICACIÓN DEL PLAN En la actualidad, los problemas de la educación son íntimamente relacionados con fenómenos más generales y repetitivos como lo es la deserción estudiantil. Por ende, se hace necesaria la conciliación de planes y estrategias que solventen dichas dificultades que aunque en mucho de los casos parecen inofensivas están haciendo huellas en las instituciones educativas de todos los niveles. El sistema educativo actual posee una extraordinaria complejidad, producto de los nuevos avances, como son el continuo incremento de la demanda social de educación, los que plantean grandes cuestiones en relación, por ejemplo con las posibilidades de empleo del mercado de trabajo. Igual complejidad se presenta ante el reto de una educación permanente, la ampliación de la educación formal y la incursión en los campos de la educación no formal e informal. Ante estas grandes transformaciones que afectan al mundo, es necesario identificar alternativas que brinden respuestas a las nuevas exigencias del desarrollo. Es necesario redimensionar los alcances de la política educativa por parte del estado, proyectarla en objetivos a largo plazo y fomentar el desarrollo integral en un plano de igualdad de oportunidades, todo con el propósito de cerrar las brechas existentes en la calidad de la educación que reciben los estudiante de las escuelas urbanas frente a las rurales y entre la educación pública y privada. El reto que tiene la educación de hacer que el estudiante permanezca hasta obtener su certificado o título requiere de un plan estratégico que combata las diferentes situaciones individuales por las que atraviesa un estudiante desertor, de allí la importancia de implementar en el I.U.T.M. un plan estratégico que logre hacer del estudiante un ser esforzado, dedicado y responsable con sus estudios hasta el final, a pesar de cualquier tipo de dificultad que le rodee. FUNDAMENTACIÓN 1. Legal. Según la CRBV, en su art. 103: “Toda persona tiene derecho a una educación integral de calidad permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones...” Pág. 3. En función a este artículo y muchos otros relacionados con la educación, es que se busca a través de la elaboración de este plan estratégico, ofrecer al estudiante una educación de excelencia, motivándolo y valorando sus habilidades y destrezas. Otra herramienta que sustenta esta propuesta desde el punto de vista legal es la Ley Orgánica de Educación, según la cual: “Todos tienen derecho a la educación conforme con sus aptitudes y aspiraciones, adecuadas a su vocación y dentro de las exigencias del interés nacional o local, sin ningún tipo de discriminación por razón de la raza, del sexo, del credo, la posición económica y social o de cualquier otra naturaleza”. Pág. 4. 2. Teórica. A fin de establecer los lineamientos necesarios para la elaboración del plan estratégico, se consideraran los principios de la planificación, en cuanto al uso de estrategias pertinentes a la situación planteada en el I.U.T.M. OBJETIVOS DEL PLAN 3.1. Objetivo General Proponer un Plan Estratégico para disminuir la deserción estudiantil en la carrera T. S. U. en Obras Civiles en el IUTM. 3.2. Objetivos Específicos. 1. Establecer la misión y la visión del plan estratégico. 2. Formular los lineamientos o directrices del plan: estrategias, objetivos y acciones. ESTRUCTURA DEL PLAN Para la elaboración del plan se establecieron tres fases, a saber: Fase 1: Concientización del personal. Jornadas hacia los docentes a fin de mejorar sus prácticas y recalcar su papel de agente intermediario entre la calle la institución y el estudiante. De igual manera se pretende crear conciencia en los estudiantes del valor de la educación como principal capital capaz de mejorar las oportunidades de acceso a los mejores empleos, es decir, motivarlos. Fase 2: Reflexión estratégica: Establecer la misión y la visión por la cual se regirá el plan a fin de lograr la unificación de criterios y el trabajo en equipo. Fase 3: Formulación estratégica: Establecer los objetivos, las estrategias y las acciones pertinentes que de manera efectiva logre la implantación, desarrollo y culminación en éxito del plan. METAS 1. Disminuir la deserción en el área de Obras civiles. 2. Participación y colaboración de todo el personal docente así como de los estudiantes en riesgo. BENEFICIARIOS DEL PLAN 1. Estudiantes con alto riego de deserción 2. Otras áreas o departamento del I.U.T.M. VIABILIDAD DEL PLAN 1. Económica. Se plantea en función de la colaboración conjunta de personal docente, gerencial y estudiantil, por lo cual, se cuenta con el apoyo y aporte de todos y a nivel institucional, se busca la mayor solidaridad posible. 2. Social. Se busca la permanencia, integración y participación de todos los estudiantes en riesgo de deserción así como la participación e integración de los docentes. DESARROLLO DEL PLAN 8.1. Objetivos Específicos. 1. Misión. Servir al departamento de obras civiles como apoyo a la situación de deserción presentada, realizando actividades y programas que logren integrar al estudiante con condiciones socioeconómicas precarias y que hacen inestable su permanencia en los estudios universitarios. 2. Visión. Que logre consolidar en un alto grado a los estudiantes con tendencia a la deserción estudiantil, fomentando la vocación y estimulando su participación activa en el proceso educativo. 3. Objetivos. A fin de integrar y contribuir a disminuir la deserción se plantea: • Identificar a los estudiantes en alto riesgo de deserción • Crear programas que generen finanzas a los estudiantes. • Organizar programas de ayuda psicológica para los estudiantes en riesgo. PLAN ESTRATEGICO Fuente: Giorno (2010). OBJETIVOS ESTRATEGIAS ACCIÓN PRODUCTO RESPONSABLES 1. Identificar a los estudiantes en alto riesgo de deserción Encuestas, revisión de ficha socioeconómica del estudiante y rendimiento académico. Crear comisiones de trabajo entre los docentes a fin de recaudar la información y realizar seguimiento a los estudiantes Fortalecer las debilidades tendientes a producir la deserción en el estudiante Docentes del departamento de obras civiles 2.Crear programas que aporten recursos económicos a los estudiantes Fortalecer la relación con empresas, consejos comunales a través del servicio comunitario para lograr buscar recursos económico para los estudiantes Desarrollar pequeños proyectos en el área de estudio con empresas del entorno Realizar actividades especiales con la comunidad para recaudar fondos. Estudiantes económicamente proactivos con responsabilidad hacia sus estudios Coordinador y docentes del área Directiva del I.U.T.M. Representante Consejo Comunal 3. Organizar programas de ayuda psicológica para los estudiantes en riesgo. Fortalecer la autoestima y desarrollar al 100 % las potencialidades del estudiante. Estudiantes estables psicológica y socialmente con capacidad de respuesta positiva ante cualquier dificultad de abandono de la carrera. Orientador Psicólogo Coordinador del Departamento Para los nuevos ingresos a fin de establecer si tienen habilidades para la carrera Charlas Convivencias Actividades extra curriculares Talleres de liderazgo Test Vocacional Estudiantes con verdadera vocación a la carrera. CONCLUSIONES CONCLUSIONES 1. Situación actual de la deserción estudiantil en la carrera Técnica Obras Civiles. • En el I y II período de 2009, se inscribieron 260 estudiantes de los cuales 48 no volvieron a clases, es decir, estuvieron inasistentes. • En el I del 2010 se inscribieron 130 estudiantes, quedando 26 estudiantes inasistentes, para un total de 74 estudiantes inasistentes que luego de verificar con las fichas de retiro resultaron ser desertores en los tres períodos. 2. Identificar los factores que influyen en la deserción estudiantil en la carrera T. S. U. de Obras Civiles en el I.U.T.M. • Para el I y II periodo del 2009 y I periodo del 2010, la deserción tuvo una causa puntual y determínate, siendo esta la económica. El mayor número de desertores de acuerdo a la información recaudada de las fichas fue: Razones económicas, siendo en menor grado el tener poca vocación a la carrera, el embarazo y la salud familiar, es decir, padres muy ancianos con problemas de salud. Por otro lado se hace necesario el poder establecer medidas preventivas en estos otros renglones a fin de evitar su incremento en un futuro. • Ciertamente la deserción es un problema que comienza en un estudiante pero que a la larga se ramifica, afectando al núcleo familiar del estudiante, a sus compañeros de clase, a la institución y por supuesto al docente, quien ante tal situación debe dar un poco mas de si para compenetrarse con el estudiante hasta ganarse la confianza y poder de esta manera solventar a tiempo esta terrible y mal decisión, considerada por el estudiante ante una situación apremiante, sea en su hogar o en su entorno amistoso. • Asimismo, la institución tiene la necesidad de que sus factores sean tales que favorezcan la permanencia del estudiante y, con el fin de mejorarla, debe estar alerta respecto a los factores académicos y sociales del estudiante. Lo anterior, permite que en la gestión universitaria se consideren la dinámica de estos factores en el tiempo de permanencia y se comprendan las condiciones necesarias para que un estudiante no deserte de ella. 3. Identificar el modelo de deserción manifestado en la carrera T.S.U. de obras civiles en el I.U.T.M. • De acuerdo a los resultados se concluye que el modelo de deserción que se está manifestando es el económico, lo cual repercute de manera significativa en la situación de permanencia de los estudiantes quienes ante la situación precaria económica de su familia y de ellos mismos acuden al instituto a fin de obtener una beca y no son atendidos debido a la poca cobertura de las mismas, es decir, el instituto no dispone de las suficientes ayudas económicas (becas) para la cantidad de estudiantes en condiciones económicas precarias, dando como resultado que el estudiante abandone sus estudios para trabajar en vista de no conseguir la tan anhelada ayuda. 4. Precisar las consecuencias que conlleva la deserción estudiantil en el IUTM. • Hogares con hijos sin preparación académica universitaria • Mano de obra poca calificada, debido a la carencia de conocimientos académicos. • Incidencia de este mal a otras dependencia de la institución sino es atacada a tiempo. • Pérdidas económicas a la institución y al estado, debido a que un estudiante equivale a un cierto porcentaje económico dentro del presupuesto universitario. • Personas emocional y psicológicamente inestables y con poca capacidad de respuesta ante una situación adversa. RECOMENDACIONES RECOMENDACIONES 1. Establecer un vínculo desde el primer momento en que ingresa el estudiante al instituto, para hacerlos sentir parte importante de un sistema vivo de retroalimentación permanente, donde pueden ingresar sus expectativas profesionales con los lineamientos curriculares y administrativos del instituto. 2. Concientizarlos de su papel fundamental como gestores del cambio y autores de a historia y el cuerpo que significa el instituto, en el caso de grupos ahondar en el conocimiento de sus problemática y establecer conjuntamente estrategias orientadas al ogro de una mejor calidad de vida. 3. Establecer puente entre los estudiantes, sus docentes otras instituciones y a directiva del instituto. 4. Reconocer su importancia como seres humanos con potencialidades y características por mejorar, hay condiciones relacionadas con la deserción que exigen ser observadas: as inasistencias, el bajo rendimiento académico y a desmotivación. En la medida en que el estudiante sea considerado un ser social ellos a futuro también consideraran a os nuevos ingresos como tal sirviendo de apoyo y colaboración a los mismos, generándose así el tejido social y la valoración social de la carrera y del instituto. BIBLIOGRAFÍA BIBLIOGRAFÍA Adelman, C. (1999). Respuestas en la caja de herramientas: intensidad académico, patrones de asistencia y logro de licenciatura. Washington, DC: Departamento de Educación de Estados Unidos. 141 p p. De Allende, C. y Gómez, J. (1987). Eficiencia Terminal, rezago y deserción. México, 299 p. Arias, Ronald. (1996). Deserción y Repitencia. EN: Departamento De Estadística. Deserción Intra-anual en el Sistema Educativo Costarricense (1996). Publicación 15697, marzo 1997. San José de Costa Rica Bavaresco Aura (2001). Las Técnicas de la Investigación. Manual para la Elaboración de Tesis, Monografías e Informes. Editorial Ediluz, Venezuela. 6ta Edición Barone José (2007). El plan estratégico, como herramienta. Madrid. España. Bean, J. y Eaton S. (2001). La psicología subyacente a las prácticas de retención de éxito. Diario de retención de estudiante universitario, teoría & prácticas de investigación Vol. 3, N ° 1: 73-89. Berger, J. y Milem J. (2000). Comportamiento organizacional en Educación Superior y los resultados de los estudiantes. En: J. Smart (Ed.), Educación superior: Manual de la teoría y la investigación. Vol. 15: 268-338 Berger, J. (2002). Comprender la naturaleza organizativa de persistencia de estudiante: recomendaciones de base empírica para la práctica. Diario de retención de estudiantes de colegio: investigación, teoría y práctica. Vol. 3, N ° 1: 3-21. Cabrera Bernal, P Terenzini (2000). La relación entre la raza y nivel socioeconómico (SES): implicaciones para las políticas institucionales de investigación y Admisiones. Eliminar vestigios: Investigación estrategias para promover la inclusión. Una publicación de la Asociación estadounidense de colegios comunitarios. N ° 3: 6-19 Braxton, J., Sullivan A. y Johnson R. (1997). Evaluar la teoría del Tinto de salida de estudiante de colegio. En: J.C. inteligente (Ed.), Educación Superior: Manual de la teoría y la investigación. Nueva York. ESTADOS UNIDOS. págs. 107-164. Durkheim, E. (1951). Un estudio en Sociología (g Simpson, Ed. J.A. Spaulding $ G Simpson, Trans.). Nueva York: Prensa libre. Cabrera, A.; Nora A. y M. Castañeda (1992). El papel de las finanzas en el proceso de persistencia: UN modelo estructural. Investigación en Educación Superior. Vol. 33, N ° 5: 303-336. Cabrera, a., Nora A. y M. Castañeda (1993). Colegio de persistencia: Ecuaciones estructurales modelización de prueba de un modelo integrado de retención estudiantil. Diario de Educación Superior. Vol. 64, N ° 2: 123-320. Celaya y Cols. (2008) ¿Deserción o autoexclusión? Un análisis de las causas de abandono escolar en estudiantes de educación media superior en Sonora, México. Vol.10, n°1. Corominas E. (2001). “La Transición a los estudios universitarios. Abandono o cambio en el primer año de Universidad”. “Revista de Investigación Educativa”. Volumen 2 Pág. 19, 127-151. Comisión Económica para América Latina y el Caribe. (2003). Elevadas tasas de Deserción Escolar en América Latina. EN: CEPAL, Panorama Social de América Latina 2001-2002. EN: http://www.eclac.cl Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela (1.999). Caracas Editorial Jurídica Venezolana. Año 2000, páginas 191 y 192.”. Eccles, j. P, T. Adler y j. Meece (1984). Las diferencias en el logro. Una prueba de las teorías altérnate. Journal of Personality and Social Psychology. Vol. 46, N ° 1: 26-43. Echeverry Ángela. (2002). “Programa de Becas de la Universidad de E A F I T”. Medellín. Echeverry, G (1999). La Tragedia Educativa. Fondo de cultura económica. Ethington, C. (1990). Un modelo psicológico de persistencia del estudiante. Investigación en Educación Superior. N° 31, Vol. 31: 279-293. Espíndola, E. y León, A. (2002). La deserción escolar en América: Un tema prioritario para la agenda regional. Revista Iberoamericana de educación Feldman R.(2005). Improving the Fust Year of Collage. Research and practice. Mahwah. EN. LAWRENCE Erilbaum Associates. Flores (1999) Enfoques de la Investigación Científica. Editorial Pegasso. Buenos Aires. Galeano L. (2001). “Caracterización de la Universidad Nacional de Asunción”. Informe. Formato en CD. Asunción, Paraguay, Consejo Nacional de Educación y Cultura CONEC. Gaviria y Col (2006). Deserción Escolar en las Instituciones Educativas. Estado Único del Distrito de Comas. (Perú) Tesis de Grado. Goicovic, I. (2002), Educación, deserción escolar e integración laboral juvenil. Última Década. 16, 11-53. González Luís E. y Uribe D. (2007) “Estimaciones sobre la Repitencia y la Deserción en la Educación Superior Chilena y Consideraciones sobre sus Implicaciones”. EN: “Revista Calidad de la Educaron Superior”. Consejo Superior de Educación. Santiago. González, L. (2005). Estudio sobre la repitencia y deserción en la educación superior chilena. Observatorio de Educación Superior en Latín América y el Caribe. IESALC-UNESCO Gvirtz, S; Palamidessi, M. (2007). El ABC de la tarea docente: Plan estratégico y enseñanza. Buenos Aires Aique, 2007. Gutiérrez (2004), “Causa y efectos de la deserción escolar en el grupo familiar. Tesis de Grado. Facultad de Educación de la Universidad Autónoma de Yucatán. Mérida de Yucatán. Hernández A. (2004). La Universidad Española en Cifras. Madrid. CRUE 22 de mayo de 2006. En: http:/WWW.ujaen./ser/gerencia/imagen/webestudio.crue04/pag nueva1.htm. Hernández, Fernández y Baptista (2006). Metodología de la Investigación. Editorial McGRAW-HILL. Segunda Edición. México. Hernández y otros (2007). Métodos Y Técnicas DE Investigación Social I. Programa Modificado 2007. TRILLAS MÉXICO 1998 3ª. Himmel, E. (2002). Modelos de Análisis de la Deserción estudiantil en la educación superior. Revista Calidad de la Educación. Consejo Superior de Educación. Ministerio de Educación, Chile. N° 17: 91-108. Hurtado de Barrera (2001). El Proyecto de Investigación: Metodología de la Investigación Holística. Cota: Q180.55 H87 2003. Horrocks, John (1990). Psicología de la Adolescencia. . Editorial Trillas. México Latiesa M. (1992). La Deserción Universitaria Sociológicas. Madrid. España. Instituto de Tecnología de Maracaibo. (2010). Apoyo Docente. Departamento de Obras Civiles. Ishitani, T. and S. DesJardins (2002). A longitudinal investigation od dropout from college in the United States. Journal of College Student Retention, Vol. 4, N° 2: 173-201 KiyosaKi, R. y Lechter L. (2001). Padre rico padre pobre. Argentina: Time & Money Network Editions. Kuh, G. (2002). Organizational culture and student persistence: prospects and puzzles. Journal of College Student Retention. Vol. 3, N° 1: 23-39. Ley Organiza de la Educación Bolivariana de Venezuela. (2009) LATIESA M. (1992). La Deserción Universitaria. Centro de Investigaciones Sociológicas. España. Larrondo (2005). "Planificación Estratégica" en Contribuciones a la Economía, enero 2005. Ley Orgánica de Educación (1980). Venezuela. Luna R. (2002). La deserción escolar (Documento en línea). Disponible: www.monografia.com/trabajos/dece/.shtm#diver. [Consulta: 2002, Julio 01]. Magdson Salomón y Toledo Isabel.(1990).” Estudio Psicosocial de la Deserción Escolar en los Sectores Populares “. “Revista Paraguaya de Sociología. Nº 78. Martínez U. (2002). Proceso Metodológico de la Investigación. Bogotá. Colombia. Marím (2008). Planificación y Gestión de Proyectos. Méndez (2001). Análisis Documental de la situación actual del proceso de planeación. Montes, H. (2002). La transición de la educación media a la educación superior, Retención y movilidad estudiantil en la educación superior: calidad en la educación, pp. 269-276. Publicación del Consejo Superior de Educación. Santiago Moreno G. (2003). Factores de la Deserción Escolar. Universidad de Ibagué. España Munch y García (2003). Planeación estratégica. Trillas Editorial. Nouel (2002). La Planificación Estratégica. El Salvador. 2002. Novel (2008). La relación entre Planificación Estratégica y Planificación informática. Nye, J. (1976). Independence and Interdependence. Foreign Policy. Spring, N° 22: 130-161. Organización para la cooperación y el Desarrollo Económico. (2005).”Estudio de la Deserción Estudiantil”. Oviedo, M. Díaz, C (1982) La deserción escolar en Venezuela. Tesis. Turmero: El Macaro Redondo, J. M. (1997): La dinámica escolar: de la diferencia a la desigualdad. Orozco, C. (2004). Deserción escolar, un problema que se acentúa. Vanguardia Ozga, J. and L. Sukhmandan (1998). Undergraduate non-completion: developing an explanatory model. Higher Education Quarterly. Vol. 52, N° 3: 316-333 Palomar, J. y Márquez, A. (1999).” Relación entre la escolaridad y la percepción del funcionamiento familiar”. “Revista Mexicana de Investigación Educativa”. Volumen nº 4. p (8), 299-343. Presupuesto y Estadística Educacionales en Venezuela. (MECD, 2003). Presupuesto y Estadística Educacionales en Venezuela (MECD, 2005). Ministerio del Poder Popular de Planificación y Finanzas. Estado Zulia. Reissert R. y Schnilzer K.(1986). Abandono y Exilo en los Estudios en la Republica Federal de Alemania. En: Latiesa M. Demanda de educación superior y Rendimiento Académico en la Universidad. Madrid. CIDE. Reyes (2007) Deserción escolar en la Institución educativa. Perú Rodríguez (2003). Deserción escolar. Salestona Valencia. Rodríguez (2007) Reprobación y Deserción Estudiantil en el (I T P) Parral. Tesis Romero, C. (2004). Asesoramiento escolar y cambio educativo en la sociedad del conocimiento. Un estudio de caso en Escuelas Medias de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Trabajo de investigación inédito. Universidad Complutense de Madrid. Sallenave, J. (2001). La gerencia Integral. Bogotá. Ed. Norma 2001. Serna (2004), Metodología para la Formulación del Plan Estratégico. España Secretaria de Educación Pública. (2003). Comisión Económica Para América Latina. Santiago de Chile. Panorama Social de América Latina. EN: http.WWW.rieoei.org/rie30a02.htm. CEPAL St. John, e., A. Cabrera, Nora A. y e. Asker (2000). Influencias económicas de persistencia. En: J. M. Braxton. Rediseñar el rompecabezas de salida de estudiante: nueva teoría y la investigación sobre la retención de estudiantes de colegio. Nashville: Vanderbilt University Press. págs. 29-47. Spady, w. (1970). Desertores de la educación superior: un estudio interdisciplinario y síntesis. Intercambio. Vol. 19, N ° 1: 109-121. Sposetti, A.; Echeverría, H. (2005). "El factor educacional como causa potencial de la deserción en el primer año de la Universidad", Documento de trabajo, Argentina, Universidad Nacional de Río Cuarto– SECyT Sierra, B. (2004). Técnicas de Investigación Social. Editorial Panarinfo. Madrid. Tamayo y Tamayo (2004). El Proceso de Investigación. México: Editorial Limusa. Tinto Vicent. (1986). "Manual de la teoría y la investigación". “Una Reconsideración de las Teorías de Deserción Estudiantil”. New York. Usa. p 359-384. Tinto Vicent. (1986). Definir la Deserción. Una cuestión de perspectiva. Revista de Educación Superior. Volumen X-VIII. Distrito Federal. México. Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior. ANIUES. Tinto, V. (1975). Abandono de la enseñanza superior: Una síntesis teórica de investigaciones recientes. Diario de Educación Superior. N ° 45: 89-125. Tinto, V. (1982). Límites de la teoría y la práctica de deserción estudiantil. Diario de educación superior. Vol. 3, N ° 6: 687-700. Tinto, V. (1987). El abandono de los estudios superiores: una nueva perspectiva de las causas del abandono y su tratamiento. Universidad Nacional Autónoma de México, Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior. 55 pp. Tinto, V (1989). Definir la deserción: una cuestión de perspectiva. Revista de Educación Superior N° 71, ANUIES, México. UNESCO (2004). Base de datos de Educación Superior en el mundo. Universidad Nacional de la Plata (2003). Análisis de la Evolución de una Promoción de la Facultad de Agropecuaria y Forestal. Mar de Plata. Universidad del Zulia (2004). Reglamento para la Presentación de Trabajos en la Universidad del Zulia. Gaceta Universitaria. Edición Extraordinaria. Volumen XXXVII. Maracaibo. Vera J. y Ribón M. (2000) Éxito, Fracaso y Abandono Escolar en la Educación Secundaria. Análisis de la primera cohorte que culmina el ESO en el Municipio de Puerto Real. Sonora, México. EN: http//WWW.ase.es/comunicaciones/ Vera Borja.doc. Wylie, J. (2005). Non-Traditional Student Attrition in Higher Education: A theoretical model of separation, disengagement then dropout. SELF Research Centre, University of Western Sydney, Australia. WYL05439. 12 pp. ANEXOS FICHA DE RETIRO DEL ESTUDIANTE ¿PORQUÉ TE ESTAS RETIRANDO? Factores I. Factores socioeconómicos 1. Por problemas económicos. 2. Por embarazo. 3. Problemas de salud familiar. 4. Problemas de salud personal. II. Factores académicos 1. Desconocimiento acerca del programa. 2. Dudas con respecto a la calidad científica de los profesores. 3. Por problemas organizativos en la puesta en marcha de las clases. 4. Ubicación del instituto lejos de su hogar. III. Factores personales 1. Poca vocación por el estudio de obras civiles 2. Por no comprender las explicaciones de los docentes. 3. Incapacidad para el empleo de los diferentes medios de enseñanza. (Computadoras, libros, maquetas, CD) Si No