Vous êtes sur la page 1sur 5

HISTORIA DE LAS CONSTITUCIONES POLITICAS DE COLOMBIA EN EL AMBITO PENAL CARCELARIO

Hacia 1810, la situación político social era bastante compleja, consecuencia de la violencia política generada por la devastadora lucha partidista, reflejada a lo largo de los años siguientes en los distintos modelos políticos que rigieron en nuestro territorio, tales como los adoptados en 1831 con la republica de la Nueva Granada, en 1858 con la Confederación Granadina, en 1861 con los Estados Unidos de Colombia y en 1886 con la hasta hoy Republica de Colombia.

Una vez proclamada la independencia de los españoles, la normatividad penal seguía siendo la hispánica, en donde lo imperante era la severidad de las penas, lo cual dio pie para que en 1819 el Congreso de Angostura facultara al Presidente de la Republica previo concepto del poder judicial para sustituir y hasta condonar las penas aflictivas como la capital entre otras tantas.

Durante el gobierno de Olaya herrera fue creada la comisión Nacional de asuntos penales y penitenciarios integrada por Rafael Escallon, Parmenio Cárdenas, Carlos Lozano, entre otros, quienes elaboraron un nuevo proyecto inspirado por el Código Italiano de Rocco y en el proyecto de ferri de 1921, sus redactores explican que siguiendo los principios de la doctrina de la defensa social, adoptan la actividad sicofisica como base de la imputabilidad por lo cual los locos, anormales, intoxicados, menores, etc. En su condición de peligrosos quedan sometidos a la ley penal; por lo cual el juez al aplicar una sanción es preciso estudiar la personalidad del delincuente, los motivos determinantes de su actuar y las circunstancia de mayor o menor peligrosidad que le caracterizan; las sanciones por consiguiente han de ser penas y medidas de seguridad.

Durante el año de 1826, se proclamó una ley que establecía la validez de las sentencia pronunciadas por los tribunales de las provincias independientes que hacían parte de la gran Colombia, exceptuando las decisiones penales dictadas por los jueces o tribunales Españoles contra todo aquel que había sido considerado criminal en razón de su opinión o servicios prestado a la causa independista durante la época de la revolución Política. (Henao, 202)

En el año 1826 se presento el proyecto del Codigo Penal en Colombia, sin embargo, no pudo entrar en vigor por objeciones de algunos ejecutivos. La historia del Código Penal colombiano se inicia con el gobierno del general Francisco de Paula Santander, quien fijó como meta de su mandato la expedición de un Código Penal para la República de Colombia; gracias al espíritu perfeccionista del entonces presidente, así como a su conocimiento en materia de derecho criminal, el Código no vio la luz sino hasta el siguiente periodo presidencial.

Sin embargo,

en

1837

en

la Nueva Granada se adopto

la primera

codificacion penal inspirado en el Codigo Penal Frances de 1810, igualmente en el Codigo Penal Español de 1822. En la presidencia de Rafael Nuñez nacio la ley 19 de 1890 conocida como el Codigo Penal.

El Código Penal español para entonces vigente en la madre patria, y el proyecto elaborado por el jurista Márquez, adicionado con las observaciones presentadas por el general Santander y el jurista Lino de Pombo, una vez expedido este código, paulatinamente se fueron presentando algunas reformas de carácter sustancial, sobresaliendo la realizada en 1849 sobre la abolición de la pena de muerte en los delitos políticos y la venganza pública en los comunes. (Henao, 202)

Constitución Política de 1851

Se otorga la pena de muerte para todo aquel que cometa delitos políticos. La Constitución de 1858 modificó el nombre de la República, que en adelante se conocería como la Confederación Granadina, y representa el paso definitivo hacia el modelo federal que ya se venía gestando en nuestro sistema político, reiterado en la Constitución de 1863 o Constitución de Rio negro, en la que nuestro país asume la denominación de Estados Unidos de Colombia, con un sistema federal.

Como consecuencia de la adopción de tal sistema político, cada Estado miembro de la federación tuvo competencia para expedir sus propias leyes penales, y así fue sucediendo paulatinamente, siendo el ejemplo más conocido el Código Penal del Estado Soberano de Cundinamarca, del año 1858 (expedido mediante la Ley del 16 de octubre de 1858 y en el que se reproducía el Código Colombiano del año 1837) que a su vez, mediante la Ley 112 del 26 de junio de 1873 se convirtió en el Código Penal para los Estados Unidos de Colombia y, posteriormente, mediante la Ley 57 de 1887 se adoptó como Código Penal de la República de Colombia. (Ochoa, 2004)

Constitución Política de 1886

Mediante los Regeneradores en el artículo 29 de la Constitución Política de 1886 fue creada la pena de muerte para todo aquel que infringera la ley. Demetrio Porras, un gran promotor de la unificación del derecho penal, relacionaba la exclusión de la pena capital con la ascendente progresión de los ataques contra la vida. Tal pena de muerte fue impuesta en primera instancia para todos los delitos en contra de los delitos comunes, inicio la reorganizacion de las instituciones policiales.

Mediante la Constitución Polica de 1886 se prohibio la pena de muerte para delitos politicos pero permitio tal castigo para delitos tales como la traición a la

patria en guerra extranjera, el parricidio, homicidios, quien ocasionare incendios, el asalto en cuadrilla de malhechores, la piratería y "ciertos delitos militares definidos por las leyes del Ejército", crimenes graves o atroces y delitos premeditados en circunstancias ya sea de traicion o alevosia, cuando se coloque a la victima en estado de indefension, aplicación de veneno en bebidas, tortura.

A lo largo de la vigencia de la Consituticon Política de 1886 al observar el mal funcionamiento y el fracaso del Codigo Penal, se trataron de hacer varios cambios a este de forma frustrada, puesto que su propuesta no llegaba si quiera al primer debate de las camaras legislativas. Esta Constitución Política contaba con 36 reformas desde su año de creacion hasta 1936, sin embargo, no hubo cambios sustanciales en materia penal excepto la abolicion definitiva de la pena de muerte.

No fue sino hasta la creacion de la Comision Nacional de Asuntos Penales y Penitenciarios con la ley 20 de 1933 que se empezo a trabajar sobre el proyecto del decreto organico del regimen carcelario y penitenciario adopatado por el Gobierno Nacional mediante el Decreto Ley 1405 del 07 de Julio de 1934.

El Codigo Penal se dividia en delitos y contravenciones consagrando en el (Articulo 2) las penas principales, (Articulo 41) hace referencia a la prision, multas y sanciones, (Articulo 42) expulsion del territorio nacional, perdida de pension, suspension del ejercicio de algun arte, entre otros, (Articulo 29) reclusion en manicomnio criminal, (Articulo 43) aislamiento de dia y noche para el delicuente, (Aticulo 77) lugares aptos para el aislamiento de delincuentes.

La libertad condicional era concedida a todas aquellas personas que se les imputara menos de 2 o 3 años de prision, siempre y cuando no hayan tenido antecedentes penales señalados en el Articulo 80 del Codigo Penal que regia bajo la Constitución Política de 1886.

La pena de muerte se daba a ejecutar con el método del "garrote", en donde se fijaba un torniquete al cuello del reo, (La muerte se producía por estrangulamiento). Con la pena de muerte se buscaba que la persona sufriera de "vergüenza pública" mediante un ritual en el que iniciaban sacando al reo de la cárcel con las manos atadas, posterior a este acto un pregonero empezaba a decir al publico el nombre, la patria, la vecindad, el delito y la pena que iba a sufrir el reo para asi iniciar posteriormente con su ejecucion.

La pena de muerte se daba a ejecutar con el método del "garrote", en donde se

Figura 1. NUES, Maria. El garrote vil, un elemento muy Español. Recuperado de

http://historiageneral.com/2011/04/27/el-garrote-vil-un-invento-muy-espanol/

Constitución Política de 1936

En

el

año 1937

fue sancionado

el Codigo Penal establecido con la

anterior Constitución Política Colombiana